Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Epidemiología de los trastornos mentales (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39


MARCO TEÓRICO

ENFERMEDAD MENTAL

La enfermedad mental es una alteración de los procesos cognitivos y afectivos del desenvolvimiento considerado como normal con respecto al grupo social de referencia del cual proviene el individuo. Esta alteración se manifiesta en trastornos del razonamiento, del comportamiento, de la facultad de reconocer la realidad y de adaptarse a las condiciones de la vida.

Dependiendo del concepto de enfermedad que se utilice, algunos autores consideran más adecuado utilizar en el campo de la salud mental el término "trastorno mental" (que es el que utilizan los dos sistemas clasificatorios de la psicopatología más importantes en la actualidad: la CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud y el DSM-IV-TR de la Asociación Psiquiátrica Americana). Sobre todo en aquellos casos en los que la etiología biológica no está claramente demostrada, como sucede en la mayoría de los trastornos mentales.

El concepto enfermedad mental aglutina un buen número de patologías de muy diversa índole, por lo que es muy difícil de definir de una forma unitaria y hay que hablar de cada enfermedad o trastorno de forma particular e incluso individualizada ya que cada persona puede sufrirlas con síntomas algo diferentes.

La mente no es un  órgano anatómico como el corazón o el hígado;  por lo tanto, no puede haber, literalmente hablando, enfermedad mental. Cuando hablamos de enfermedad mental estamos hablando en sentido figurado, como cuando alguien declara que la economía del país está enferma. Los diagnósticos psiquiátricos son etiquetas estigmatizadoras aplicadas a personas cuyas conductas molestan o ofenden a la sociedad. Si no hay enfermedad mental, tampoco puede haber hospitalización o tratamiento para ella.  Desde luego, las personas pueden cambiar de comportamiento, y si el cambio va en la dirección aprobada por la sociedad es llamado cura o recuperación. (Szasz, T. 1961)

La enfermedad mental  ha sido interpretada de muy variadas formas desde comienzos de la historia, de acuerdo a la época y el concepto que se tenia de salud – enfermedad.  Así, en las antiguas civilizaciones se atribuía la enfermedad mental a acciones sobrenaturales (posesión demoniaca, maleficios, efectos de magia, etc.), y para controlarlas se utilizaban prácticas de las llamadas magia blanca y magia negra.

Etiología de la enfermedad mental

En cuanto a la etiología de la enfermedad mental, podemos decir que, debido a su naturaleza única y diferenciada de otras enfermedades, están determinados multifactorialmente, integrando elementos de origen biológico (genético, neurológico,...), ambiental (relacional, familiar, psicosocial,...) y psicológico (cognitivo, emocional,...), teniendo todos estos factores un peso no sólo en la presentación de la enfermedad, sino también en su fenomenología, en su desarrollo evolutivo, tratamiento, pronóstico y posibilidades de rehabilitación.

Aun cuando clásicamente se han dividido las enfermedades mentales en Trastornos Orgánicos y Trastornos Funcionales, haciendo referencia al grado de génesis fisiológica o psíquica que determine al padecimiento, la evidencia clínica demuestra que ambas esferas no son independientes entre sí y que en la patología, como en el resto del desempeño psíquico "normal", ambos factores interactúan y se correlacionan para generar el amplio espectro del comportamiento humano tal como lo conocemos.

Historia De La  Enfermedad  Mental En Colombia

En la época precolombina se encuentran indicios de prácticas supersticiosas y mágicas sobre enfermedades mentales.  Se consideraba que la locura es producida por un agente sobrenatural y mágico, y su tratamiento se centraba en prácticas de hechicería, donde el baile colectivo era un recurso terapéutico importante.  Los locos furiosos eran amarrados, sometiéndolos a la acción de copiosas sudaciones, de exorcismos y otras ceremonias complicadas.  Los brujos, adivinos y hechiceros conformaban un cuerpo perfectamente organizado, protegido por la ignorancia de la gente.

Las enfermedades según el modo de pensar mágico tenían dos explicaciones: o bien eran el resultado del robo del alma, o bien eran producidas por la introducción en el cuerpo del hombre de un cuerpo extraño.  De acuerdo a esto la curación se centraba en técnicas conducentes a la reintegración del alma al cuerpo o a extraer el elemento extraño del cuerpo del enfermo, adicionalmente se incluía el uso de algunas plantas medicinales.

Con la colonización española empiezan a llegar al Nuevo Mundo botánicos, médicos y boticarios, van creándose algunos hospitales y nace una medicina pobre y primitiva, en medio de las prácticas de hechicería, curanderismo y charlatanería.  No se halla constancia que durante la colonia se hubiera creado algún manicomio en el país.  Parece que los enfermos mentales eran recluidos en celdas especiales en los hospitales de las ciudades que los tenían, y sino en las cárceles.

La fundación el Hospital General de San Juan de Dios de Bogotá data de 1564, en cercanías de la catedral. En 1596 llegaron al país los Religiosos Hospitalarios de San Juan de Dios, quienes se hicieron cargo de éste y de varios hospitales en el país.  Esta comunidad, dedicada especialmente al cuidado de los enfermos mentales, dieron albergue en sus hospitales a éste tipo de enfermos.  Sin embargo no contaban con un establecimiento dedicado exclusivamente al cuidado de ellos, y sólo en 1759 crearon el primer servicio de enajenados, gracias a un aporte del Virrey Solis.

En aquella época la psiquiatría estaba en un lamentable atraso, y el manejo de la enfermedad mental estaba en manos de los religiosos.  Así como en Europa, los enfermos mentales fueron acusados de ser brujos o hechiceros, o de sufrir el efecto de un acto de brujería.  Ante el temor del arraigo de otras creencias o cultos se creó el Tribunal del Santo Oficio en Cartagena en febrero de 1610.  Este Tribunal estaba encargado de investigar, perseguir y juzgar a los convictos de judaísmo, otras herejías, a los adivinos, renegados, brujas, etc.

Es de destacar la labor desarrollada por San Pedro Claver, quien se preocupó por visitar permanentemente a los penitenciados en cárceles del Santo Oficio, prestándoles auxilio espiritual y material, lo mismo que ayuda moral y afecto, consolándolos para soportar la prisión, el tormento y hasta la misma muerte.

En la época de la independencia triunfan las ideas republicanas orientadas hacia el logro de una nación libre y soberana.  Empieza a crearse una cultura propia y a desarrollarse interés por los avances de la ciencia. Así en 1826 se creó la Escuela de Medicina que vino a culminar en la posterior creación de la Universidad Nacional.

En la primera mitad del siglo XIX los enfermos mentales andaban abandonados por el Estado y por la medicina. Sólo en la "Recopilación de Leyes de la Nueva Granada" se encuentra un artículo que hace referencia a los locos: "Deben los empleados de la policía impedir que anden por las plazas, calles y caminos públicos, locos o personas furiosas; haciendo que los que se presenten sean retenidos y asegurados en sus casas por sus deudos, o en los hospitales u otros establecimientos de caridad".  De acuerdo con esa disposición, se hacía en Bogotá una recolección periódica de los enfermos en un carruaje enrejado, que se conocía con el nombre de Jaula de San Juan de Dios, asumiendo una actitud negativa hacia el enfermo mental, tratándolo no como un ser humano sino como un animal.

En enero de 1835 don Rufino Cuervo, gobernador de Cundinamarca, dictó un decreto sobre Sanidad, donde disponía que en los hospitales se aislaran los locos y los enfermos contagiosos. Hecho que fue comentado como un atropello más contra el deplorable estado en que se encontraban los enfermos mentales.

 La enseñanza de la psiquiatría estuvo al comienzo ligada a la Medicina Legal, debido a que el médico era quien debería dictaminar acerca de las consecuencias forenses de la locura; la primera cátedra de Medicina Legal fue creada por el profesor José Felix Merizalde en 1833.

Poco a poco se reorganizó la enseñanza de la medicina por grupos de galenos, en la ciudad de Cartagena, Antioquía y en Bogotá. La enseñanza continuó así hasta la creación de la Universidad Nacional de Colombia en donde el pensum era de cuatro años y el último comprendía Medicina Legal donde se incluía el manejo del enfermo mental.

En los códigos de Policía de la Nueva Granada se apreciaron algunos cambios relacionados con el trato al enfermo mental, a partir de 1845, donde se estipulaba que los enfermos mentales debían estar a cargo de los familiares, y en ausencia de estos debían ser internados en hospitales y no en cárceles.

Sólo hasta 1870 se fundó un Asilo en Bogotá, destinado al cuidado de enfermos mentales e indigentes, de sexo masculino.  Este fue creado por la Junta de Beneficencia de Cundinamarca en terrenos aledaños a la catedral, y en 1874 abrieron la "Casa de las Locas" a donde fueron trasladadas las mujeres enajenadas que estaban recluidas en el hospital San Juan de Dios. Casi desde su fundación estuvo al cuidado de las Hermanas de la Presentación, quienes organizaron asilos con disciplina, buen trato y limpieza.  Posteriormente en 1883 fueron trasladados los indigentes y enajenados de ambos sexos a un edificio de San Diego, donde las condiciones de hacinamiento y maltrato se hicieron presentes nuevamente.

Siglo XX y Actualidad de la salud mental

A comienzos del siglo XX el doctor Antonio Gómez Calvo, precursor de la psiquiatría en nuestro país fue uno de los primeros que se preocupó científicamente por los pacientes mentales recluidos; también se destacó el doctor Maximiliano Rueda quien contribuyó a transformar radicalmente la atención de los enfermos mentales de acuerdo con los principios humanitarios e introduciendo métodos novedosos de tratamiento como la extracción masiva de líquido cefalorraquídeo en algunas demencias; la malarioterapia fue utilizada en la parálisis general; también patrocinó los métodos de convulsoterapia, electrochoque y lobotomía.

En 1920 los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios se hicieron cargo del Manicomio de Varones de Cundinamarca; por su parte las Hermanas de la Presentación fundaron el "Campito de San José" donde posteriormente surgió el Hospital de San José. Allí se empezaron a recibir pacientes del sexo femenino, siendo así la primera clínica psiquiátrica privada del país trasladándose al norte de la ciudad con exclusividad de atención a los enfermos mentales hasta que hace pocos años fue vendida a la Clínica del Bosque.

Sólo hasta 1937 los enfermos mentales de la Beneficencia tuvieron un lugar apropiado para su reclusión y cuidado. El Asilo de Sibaté se logró, en gran parte, a la insistencia del profesor Maximiliano Rueda ante la Beneficencia de Cundinamarca, de la necesidad de un moderno edificio destinado a los enajenados mentales.  El Hospital Neuropsiquiátrico de Sibaté fue construido dentro de lineamientos modernos, con pabellones y patios amplios, rodeado de jardines y espacios para la huerta, con espacios destinados a laborterapia como son los talleres de carpintería, costura, etc. sin embargo con el correr de los años la falta de un mantenimiento continuo y de un presupuesto adecuado se ha ido deteriorando.

Posteriormente en la tercera década del siglo XX, se hace sentir en el país la necesidad de crear nuevos establecimientos para la atención de los enfermos mentales. Muchos de estos fueron creados por comunidades de religiosos, así los Hermanos de San Juan de Dios fundaron el hospital San Rafael de Pasto, la Casa de Reposo de Chía, la Clínica del Perpetuo Socorro de Pasto, la Clínica San Juan de Dios en Manizales, la Clínica Nuestra Señora de la Paz en Bogotá, etc.

También se fueron creando Unidades de Salud Mental anexas a los hospitales generales, la primera de estas fue la Unidad de Salud Mental del hospital San Juan de Dios, se incorporaron servicios de psiquiatría en el Hospital San Vicente de Medellín, en el Hospital Santa Clara de Cartagena, en el Hospital Militar de Bogotá, etc.  Así mismo surgieron otras instituciones como la Clínica Monserrat, la Clínica Santo Tomás, la Inmaculada, Villa Servitá y el Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá entre otras.

El Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, es creado en febrero 26 de 1965, bajo la denominación de Hospital Psiquiátrico de Boyacá, con miras a resolver los problemas de los Enfermos Mentales del departamento. Implementó a su interior una política de atención asistencialista enfocada a prestar servicios de Salud mental, a la población de escasos recursos, asumiendo la carga social de individuos indigentes sin cuadros clínicos que ameritaran su internación en una Institución de Salud, sino con una problemática derivada solamente de su desarraigo social.

En 1975, entra a formar parte del Sistema Nacional de Salud como Hospital de II Nivel de Atención, adscrito al Servicio Seccional de Salud de Boyacá. A su interior surgen conceptos renovadores de la Atención en Salud Mental, de amplia controversia a nivel Nacional, siendo el primer centro en el país en abolir el electrochoque y la camisa de fuerza; implementó la política de puertas abiertas, cuyo principal propósito fue devolverle al paciente la libertad y darle la oportunidad de acceder al mundo exterior, aún con todos los riesgos que eso implicaba.

El Decreto No. 1529 del 27 de diciembre de 1995, emanado de la Gobernación del Departamento de Boyacá reestructura la entidad y la constituye como Empresa Social del Estado.

Mediante Ordenanza 013 del 14 de mayo de 1997, se transforma en Empresa Social del Estado CENTRO DE REHABILITACIÓN INTEGRAL DE BOYACA, como estrategia para ampliar su Portafolio de Servicios diversificándolo hacia la atención de la Discapacidad Sensorial y con propósitos de cobijar también la Discapacidad Física.

En la actualidad existen 33 instituciones psiquiátricas en el país, de las cuales 15 son públicas y 18 privadas, además de siete unidades psiquiátricas en hospitales generales, totalizando un poco más de 7.000 camas para enfermos mentales. Sin embargo, los pacientes psiquiátricos se ven con más frecuencia deambulando por las calles de las grandes ciudades, descuidados y sin ningún tipo de atención.

Salud pública

La Dirección de Salud Pública de la SDS, define la Salud Pública como "la forma en que el estado (población) y gobierno, interpretan y actúan sobre los individuos o la colectividad,  con el objetivo de promover su salud, prevenir las enfermedades y apoyar su  tratamiento y rehabilitación, haciendo uso de los conocimientos, saberes, actitudes, prácticas y tecnologías disponibles, con el compromiso de garantizar, más allá de la ausencia de enfermedad, mejores condiciones de salud físicas y psíquicas y a generar y fortalecer la responsabilidad de las personas y  las comunidades en el autocuidado de la salud, con la meta final de mejorar su calidad de vida". (Secretaría Distrital de Salud, 1999).

Las políticas públicas saludables asumen que una amplia variedad de actividades humanas tienen impacto sobre la salud mental. Las decisiones legislativas en materia de salud, educación, bienestar social, comunicaciones, vivienda, empleo y urbanismo deben incluir en sus consideraciones los efectos previsibles de estas medidas en la salud mental de los ciudadanos.

"Debe ponerse atención explícita  de parte de los investigadores, gobernantes, fundaciones privadas y agencias internacionales a las consecuencias sobre la salud mental de las políticas sociales y económicas. Las políticas que estimulan el trabajo remunerativo, disminuyen la pobreza, protegen el medio ambiente, mejoran la calidad del tiempo libre y brindan educación básica para todos, atención primaria en salud, vivienda decente y nutrición adecuada, son esenciales. No son simplemente una concesión hecha a una visión abstracta de justicia social; tienen efectos reales sobre la salud de los individuos y las comunidades".

Investigaciones sobre Salud mental en Colombia

El final de la Segunda Guerra Mundial marcó un interés por comprender los trastornos mentales a través de la aplicación de encuestas en diversos países. Este interés se ha ido estructurando y actualmente, en estudios realizados por la OMS se estima que 450 millones de personas en el mundo sufren, en un momento dado, de problemas mentales, neurológicos o de comportamiento. Estas dificultades son causantes de sufrimiento, exclusión social, incapacidad y una pobre calidad de vida que aumentan la tasa de mortalidad y tienen un impacto en los costos sociales y económicos. Así, el tema de la salud mental se ha comenzado a introducir en las agendas políticas de múltiples países y es percibido de igual importancia que la salud física para el bienestar de los individuos y de la sociedad.

Sin embargo en Colombia, sólo hasta la década de los años 90 se inició la aplicación de entrevistas estructuradas para diagnosticar trastornos mentales. Muestra de ello es el Estudio Nacional de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas, Colombia, 1993, y el II Estudio Nacional de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas, 1998, realizados por el Ministerio de Salud. Cabe anotar que sólo el primero de estos recibió el carácter de oficial por parte del Ministerio. Si bien constituyeron un esfuerzo por comprender el estado de la salud mental, estas iniciativas sólo contemplan algunos aspectos relacionados, quedando cortas de una descripción poblacional significativa. En esta medida, el Estudio Nacional de Salud Mental (ENSM), nombre de la Encuesta Mundial sobre Salud Mental (EMSM) en Colombia, es la primera que se realiza en el país con el instrumento CIDI-OMS/DSM-IV (versión 15) y cuya base de datos ha sido aprobada por la OMS y la Universidad de Harvard. La EMSM busca evaluar el estado de las enfermedades mentales en países con diferentes grados de desarrollo así como determinar las necesidades en materia de asistencia médica y orientar las políticas de salud.

Se considera relevante el estudio de la salud mental, ya que según una investigación realizada por la OMS y el Banco Mundial, denominado Carga Global de la Enfermedad, se concluyó ó que los trastornos mentales ocupan cinco de los diez primeros lugares entre todas las enfermedades que causan discapacidad, teniendo en cuenta dos factores, muerte prematura y días vividos con discapacidad. En el caso de Colombia, las razones antes mencionadas son pertinentes, pero se valida aún más cuando se reconoce como telón de fondo la situación de pobreza del país, la violación de los derechos humanos, los desastres naturales y los efectos que ha tenido el conflicto armado de más de 40 años en la salud mental de los colombianos. La EMSM se ha realizado en el Medio Oriente y África (Líbano, Nigeria), Europa (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España y Ucrania), Asia (Japón, China en las ciudades de Beijing y Shangai) y las Américas (Colombia, México y Estados Unidos). Si bien la investigación en Colombia se llevó a cabo en dos grupos poblacionales, adultos (18 - 65 años de edad) y adolescentes (13 - 17 años de edad), este investigación hace una primera exposición descriptiva de los resultados obtenidos para la población de adultos, enfatizando especialmente sobre los estimativos de prevalencia de vida, severidad, tratamiento y correlatos demográficos.

El ENSM se basó en una muestra probabilística multietápica y estratificada de la población de hogares de Colombia tomados de la Muestra Maestra del Ministerio de la Protección Social.

En cuanto a la prevalencia durante la vida, los estudios han arrojado que los trastornos de ansiedad tienen la prevalencia más alta en adultos colombianos, representando el 19.5 por ciento de los encuestados, seguido por los trastornos del estado de ánimo con un 13.3 por ciento. La prevalencia tanto de los trastornos del control de impulsos como aquellos relacionados con sustancias son casi iguales, en el primer caso representa el 9.3 por ciento mientras en el segundo es un poco más alto, 9.4 por ciento..La prevalencia en los últimos 12 meses CIDI-OMS/DSM-IV mantiene el patrón general para los dos primeros trastornos, aunque presenta una pequeña diferencia entre los dos últimos. Los trastornos de ansiedad siguen teniendo la prevalencia más alta durante los últimos 12 meses, representando al 9.9 por ciento de los encuestados, seguido por los trastornos del estado de ánimo con el 6.2 por ciento. En tercer lugar se ubican los trastornos del control de impulsos, con una prevalencia del 3.8 por ciento seguido por un 2.6 por ciento de trastornos relacionados con sustancias. Para cualquier otro trastorno no incluido en los cuatro grupos, la prevalencia es de 17.7 por ciento.

Determinantes de salud mental

Por definición la salud mental incluye aspectos biológicos y  sociales, las situaciones  vitales a las que se ve abocado el individuo en el diario vivir, se convierten en factores determinantes de su estado de salud mental; estas se constituyen en una prueba de su capacidad de respuesta  y adaptación.

Los acontecimientos vitales, es decir aquellos momentos  o situaciones externas, económicas, sociales, psicológicas o familiares, bruscos que producen desadaptación social o malestar psicológico; están relacionados con la enfermedad o el estado de salud mental. Dentro de estos acontecimientos vitales  se encuentran sucesos normativos, evolutivos o habituales que ocurren en la mayor parte de las personas de un determinado género, cultura, etc.; algunos de estos son: el nacimiento de un niño, el comienzo de la escuela, la adolescencia, abandono del hogar, el matrimonio.

Los sucesos no normativos o no habituales, se caracterizan por su imprevisibilidad y pueden hacerse presentes en cualquier momento de la vida. Suponen un grado mayor de inestabilidad y cambio, que los anteriores. Situaciones inesperadas o eventos que están fuera del control, tales como: desempleo, dificultades de acceso a los servicios de educación, reubicación laboral, accidentes, enfermedad crónica, abuso,  pobreza, el deterioro del entorno urbano, asentamientos humanos, migraciones y violencia en  sus diferentes  tipos.

Los acontecimientos vitales  generan un gran estrés sobre los individuos, familias y comunidades, un  detrimento de las relaciones interpersonales,  intolerancia e incremento del potencial de desarrollar problemas de salud mental. Estos factores de vulnerabilidad deben ser considerados para poder diseñar intervenciones de salud mental en los diferentes ciclos vitales, grupos poblacionales y para grupos particulares con necesidades específicas.

"La salud  en general y la salud mental en particular son componentes constitutivos de la calidad de vida de los individuos y grupos, objetivables  a través de la capacidad de unos y otros para ejercer su libertad, hacer respetar sus opciones y obtener satisfacción del vivir en sociedad".

Promoción de la salud mental

La investigación de una gran cantidad de fuentes bibliográficas muestra que la promoción de la salud mental es un concepto útil y que tiene un significativo potencial para contribuir a la salud mental de los individuos y las comunidades. Su propósito, explícito en el hombre, es fomentar una buena salud mental.

Los factores que facilitan estos propósitos involucran: Un entorno que fomente la justicia social, la existencia de apoyo social y la participación de las personas en las decisiones acerca de su propia salud y su propia vida.

Teniendo en cuenta estos elementos, se propone un cuadro mas completo de lo que es la promoción de la salud mental. Esto implica explorar las diferentes formas que facilitan el logro de una buena salud mental, que incluye, entre otras: Fortalecer las oportunidades  internas y externas, al mejorar el ambiente  de la persona (familia, comunidad,  ingreso económico, vivienda, etc.).

También es conveniente considerar los puntos críticos del ciclo vital, situaciones en las que ciertas intervenciones o habilidades  para enfrentar situaciones particulares tales como duelo, nacimiento de un niño, divorcio, enfermedad, vejez, etc. pueden ser de gran ayuda para mantener o fomentar una buena salud mental.

Para desarrollar un modelo integral de la promoción de la salud mental, se debe considerar también, dónde y cómo  poder intervenir para mejorar la salud mental,  y además qué resultados se están esperando y qué indicadores se deben aplicar para  medir los alcances.

Prevención de la enfermedad mental

Se define como el conjunto de acciones que pretenden identificar, controlar, reducir o eliminar determinantes biológicos, del ambiente, sociales y del comportamiento que conducen al establecimiento de una enfermedad mental, de manera que sus acciones se dirigen a la modificación de procesos ambientales, biológicos o sociales, tanto en el plano individual como en el colectivo, que se constituyen en potenciales causas de problemas mentales o trastornos mentales.

La prevención y la promoción persiguen como meta la salud, pero la prevención lo hace situando su punto de vista en la enfermedad. El objetivo de la prevención es la ausencia de la enfermedad mientras que el de la promoción es maximizar el estado de salud. A pesar de la diferencia en sus enfoques, ambas consiguen distintos niveles de salud y lo que las une es que los programas de prevención son puerta de entrada hacia la promoción.

Los esfuerzos de prevención en salud mental son dirigidos a la población en riesgo de desarrollar enfermedad y buscan eliminar aquellos factores que causan o contribuyen a la incidencia de trastorno mental.

 Los servicios de salud mental buscan limitar la extensión en que los problemas de salud mental y los trastornos de salud mental severos afectan las habilidades cognoscitivas, afectivas y comportamentales de las personas. Estas situaciones no son barreras infranqueables para que las personas lleven una vida plena de sentido y de valor. Un principio fundamental, es que las personas con trastornos mentales tienen potencial para su crecimiento personal y social y el derecho a oportunidades que apoyen este.

El sector de los servicios de salud mental necesita moverse cada vez mas en dirección de la promoción, mas allá de su responsabilidad de proveer servicios clínicos y curativos.

MARCO DE REFERENCIA LEGAL

Constitución Política de Colombia

Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general.

Plantea el principio de igualdad ante la Ley, imponiendo al Estado la promoción de las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y para que se adopten medidas en favor de grupos discriminados y marginados. Señala además, que el este protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición mental o física se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta.

Consagra que los derechos de los niños, priman sobre los derechos de los adultos. Señala  que la familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral.

Establece que el Estado adelantará una política de previsión, rehabilitación e integración social para los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a quienes se prestará la atención especializada que requieran.

Define además  la Seguridad Social, como un servicio público de carácter obligatorio que se prestará bajo la dirección, coordinación y control del Estado y estando sujeto este servicio a los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad, en los términos que establezca la ley. Garantiza, además, a todos los habitantes el derecho irrenunciable a la Seguridad Social.

Ley 10 de 1990

Da la competencia a los municipios para la dirección y administración de los hospitales de primer nivel. Define como urgencia la alteración de la integridad física y/o psíquica por cualquier causa, con diversos grados de severidad, que comprometen la vida o la funcionalidad de la persona y que requiera la protección inmediata de los servicios de salud, con los recursos existentes, con el fin de conservar la vida y prevenir consecuencias críticas.

Todos los establecimientos autorizados para la prestación de servicios de urgencias, tienen la obligación de atender los casos de urgencia, sin existir condición previa para la atención del paciente (Ministerio de Salud, 1990).

Ley 60 de 1993

Esta ley establece lo que corresponde en materia de salud a los municipios, conforme al artículo 49 de la Carta Política, en su carácter de ejecutores principales en materia social, realizando acciones de fomento de la salud y prevención de la enfermedad, asegurando y financiando la prestación de los servicios de tratamiento y rehabilitación en el primer nivel de atención.

De acuerdo con la ley, la prestación de este servicio público es con cargo al situado fiscal.

Por otro lado trata de cómo el Municipio debe financiar la dotación, construcción, remodelación y mantenimiento integral de las instituciones de prestación de servicios de salud y lo concerniente al situado fiscal, de cuyo total, el 60% se designa a educación, el 20% a salud y el 20% restante se distribuye entre los dos anteriores de acuerdo con las necesidades del municipio. Además, legisla que el 50% de lo destinado a salud debe aplicarse al primer nivel de atención y debe ser transferido a los municipios y distritos cuando se haya asumido dicha competencia. (Ministerio de Salud, 1994)

Además, esta ley, en su capitulo III,  determina entre otros, que se deben destinar recursos en salud para "Programas de Tercera edad y para las personas con deficiencias o alteraciones físicas o mentales, en cualquiera de sus modalidades de atención".

Ley 87 de  1993

En esta ley se establecen las normas para el ejercicio del control interno en las entidades y organismos del Estado. Además,  define  el  control interno como las normas, procedimientos y mecanismos para verificar y evaluar las actividades y todo lo relacionado con la administración de cualquier institución.

Ley 100 de 1993

Establece el Sistema General de Seguridad Social en Salud, desarrolla  los fundamentos que lo rigen, determina su dirección, organización y funcionamiento, sus normas administrativas y su control y las obligaciones que se generan de su aplicación. (Sánchez & Gómez, 2005)

Son fundamentos del servicio público: equidad, obligatoriedad, protección integral, libre escogencia, autonomía de las instituciones, descentralización administrativa, participación social, concertación, y calidad. 

Define esta ley dos tipos de afiliación al Sistema: el Contributivo y el Subsidiado. El participante vinculado es aquella persona que por motivos de su incapacidad de pago y mientras logra ser beneficiado por el régimen subsidiado, tendrá derecho  a los servicios de atención en salud que prestan las instituciones  públicas y aquellas privadas que tengan contrato con el Estado. El Decreto 1891 de agosto 3 de 1994 población vinculada define un plan de beneficios "especial", en el cual se excluyen de cuotas de recuperación de las actividades de promoción y prevención y los eventos priorizados como de interés en salud pública.

Esta ley establece los regímenes de  beneficio  así: plan obligatorio de salud, plan de atención básica y planes complementarios. 

Beneficios en salud mental dentro del POS

Dentro de este plan de beneficios se tiene derecho a: Tratamiento con psicoterapia individual, psicoanálisis o psicoterapia prolongada, entendida como aquella que sobrepasa los treinta (30) días de tratamiento una vez hecho el diagnóstico es  apoyo en la fase crítica de la enfermedad  y sólo durante la fase inicial.

Las condiciones para acceder a cualquiera de los niveles de atención del Plan Obligatorio de Salud, descritos en la ley, estipulan que es indispensable consultar primero al médico general y para poder consultar al especialista es requisito indispensable el procedimiento de remisión  por parte del médico general al psiquiatra. La única excepción a lo anterior es en caso de urgencias psiquiátricas.

La Ley establece claramente que serán de atención inmediata sin someterse a períodos de espera las actividades, intervenciones y procedimientos para el tratamiento inicial y la estabilización del paciente en caso de urgencias y esto cobija a  las urgencias psiquiátricas.

La ley establece además que: El paciente crónico que sufre un proceso patológico incurable, previo concepto médico y para mejorar su calidad de vida, podrá ser tratado en forma integral, fundamentalmente a nivel de su domicilio, con la participación activa del núcleo familiar.

La estancia en instituciones psiquiátricas y en unidades de salud mental, de cualquier tipo y nivel comprende, además, de los servicios básicos, los de terapia ocupacional, recreativa y de grupo y la atención médica especializada.

El paciente psiquiátrico se manejará de manera preferencial en el programa "hospital de día". Se incluirá la internación de pacientes psiquiátricos sólo durante la fase aguda de su enfermedad o en caso de que ésta ponga en peligro su vida o integridad o la de sus familiares y la comunidad. Cuando se requiera internación, la estancia en las instituciones psiquiátricas y en unidades de salud mental, de cualquier tipo y nivel, comprende además de los servicios básicos, los de terapia ocupacional, recreativa y de grupo y la atención médica especializada.

Cuando se requiera la movilización de pacientes en ambulancia, ésta será reconocida por el Plan Obligatorio de Salud sólo cuando se trate de casos de urgencia o como parte del tratamiento durante la internación.

Morbilidad por enfermedad mental

Se estima que  las enfermedades  mentales afectarán más del 20% de la población del país en algún momento de su vida y entre 10-15% de los niños y jóvenes en un período de un año. (Estudio Nacional de salud mental. MNS. 1993.).  De acuerdo con los datos aportados con el Estudio Nacional de salud mental del 2003, hasta el momento, se plantea que hasta un 40,1% de la población podría tener problemas mentales en algún momento de sus vidas, lo que significa que la probabilidad de adquirir una enfermedad mental se ah duplicado con respecto al Estudio realizado en el  93.

La investigación publicada en el año 2003 recubrió más de 5526 hogares de todo el país y fueron entrevistadas personas entre los 18 y los 65 años. Los resultados más importantes fueron los siguientes: Aproximadamente un 40% de los colombianos ha tenido algún trastorno emocional y del comportamiento alguna vez en su vida, el 19% ha tenido algún Trastorno de Ansiedad, el 15% ha tenido algún Trastorno Afectivo (diferentes tipos de depresión ó trastorno afectivo bipolar), el 10% ha sufrido en algún momento de la vida algún Trastorno por Uso de Sustancias.  Entre los hombres el trastorno más común es el Abuso del Alcohol, y entre las mujeres el más frecuente es la  Depresión Mayor.  Solo una de cada diez personas con algún trastorno emocional y del comportamiento recibió alguna ayuda profesional.  Solo dos de cada diez personas con tres ó más trastornos a la vez, recibieron atención profesional.  La discapacidad asociada a los trastornos emocionales y del comportamiento es superior a la observada para las enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, artritis, enfermedades del corazón, etc.).  Hasta el 5% de los colombianos ha tenido alguna vez un intento de suicidio y un 12% de personas lo han pensado alguna vez en su vida.

 

ANÁLISIS DE RESULTADOS

A continuación se presentarán los resultados de la investigación, teniendo en cuenta las variables predeterminadas, sexo, edad, diagnóstico y procedencia.

DESCRIPCIÓN POBLACIONAL

Año

Mujeres

%

Hombres

%

TOTAL

2003

481

49.74%

486

50.25%

967

2004

529

51.81%

492

48.19%

1021

2005

590

48.04%

638

51.95%

1228

2006

755

51.15%

721

48.84%

1476

La tabla anterior muestra la cantidad total de personas que fueron diagnosticadas con los diferentes trastornos mentales en cada uno de los años, desde el 2003 hasta el 2006 y la incidencia de genero en cada uno de estos años. 

De un total de 967 personas que fueron diagnosticadas en el año 2003 podemos encontrar que el 49.74% equivalente a 481 personas son mujeres y el 50.25% equivalente a 486 personas son hombres; de un total de 1021 personas que fueron diagnosticadas en el año 200 podemos encontrar que el 51.81% equivalente a 529 personas son mujeres y el 48.19% equivalente a 492 personas son hombres; de un total de 1228 personas que fueron diagnosticadas en el año 2005 podemos encontrar que el 48.04% equivalente a 590 personas son mujeres y el 51.95% equivalente a 638 personas son hombres y finalmente de 1476 personas que fueron diagnosticadas en el año 2006 podemos encontrar que el 51.15% equivalente a 755 personas son mujeres y el 48.84% equivalente a 721 personas son hombres.

De esta grafica podemos inferir que la relación entre el genero femenino y masculino es análoga, es decir que en lo que respecta a asistencia psicológica ambos sexos acuden para ser valorados y diagnosticados con los diferentes trastornos mentales por lo que no se puede hacer una discriminación entre frecuencia de genero.

PROCEDENCIA AÑO 2003

 La grafica muestra los municipios de los que provienen las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, encontrándose que en el año 2003 estos municipios son: Chiquinquirá, Puerto Boyacá, Jenesano, Tibana, Garagoa, Guateque, Combita, Samaca, Tunja, Miraflores, Paipa, Duitama, Moniquira, y Sogamoso, siendo Tunja la que mas se presenta con un total de 378 personas equivalente a un 40% de la población total (967) de ese año.

La grafica muestra las provincias a las que pertenecen los municipios de los que son provenientes las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, encontrándose que la provincia del Centro integrada por Tunja, Combita y Samaca entre otros es la provincia que mas concurrencia tiene con un 64% equivalente a 406 personas del total de la población (967) asistida en el año 2003.

PROCEDENCIA AÑO 2004 

La grafica muestra los municipios de los que provienen las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá en el año 2004 encontrándose que estos municipios son: Soata, Combita, Moniquira, Ventaquemada, Chiquinquirá, Duitama, Sogamoso y Tunja siendo está última la que mas se presenta con un total de 386 personas equivalente a un 38% de la población total (1021) de ese año. 

La grafica muestra las provincias a las que pertenecen los municipios de los que son provenientes las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, encontrándose que la provincia del Centro integrada por Tunja y Combita entre otros es la provincia que mas concurrencia tiene con un 65% equivalente a 402 personas del total de la población (1021) asistida en el año 2004.

 

PROCEDENCIA AÑO 2005 

La grafica muestra los municipios de los que provienen las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá en el año 2005 encontrándose que estos municipios son: Moniquira, Ventaquemada, Chiquinquirá, Boyacá, Tibana, Jenesano, Siachoque, Samaca, Paipa, Garagoa, Villa de Leiva, Guateque, Duitama, Sogamoso y Tunja siendo está última la que mas se presenta con un total de 534 personas equivalente a un 43.5% de la población total (1228) de ese año. 

La grafica muestra las provincias a las que pertenecen los municipios de los que son provenientes las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, encontrándose que la provincia del Centro integrada por Siachoque, Samaca y Tunja entre otros es la provincia que mas concurrencia tiene con un 64% equivalente a 557 personas del total de la población (1228) asistida en el año 2005.

PROCEDENCIA AÑO 2006  

La grafica muestra los municipios de los que provienen las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá en el año 2006 encontrándose que estos municipios son: Ventaquemada, Siachoque, Combita, Soracá, Puerto Boyacá, Chiquinquirá, Turmequé, Jenesano, Moniquira, San Luis de Gaceno,  Samaca, Garagoa, Villa de Leiva, Guateque, Duitama, Sogamoso y Tunja siendo está última la que mas se presenta con un total de 705 personas equivalente a un 47.8% de la población total (1476) del año 2006. 

La grafica muestra las provincias a las que pertenecen los municipios de los que son provenientes las personas que acuden con mayor afluida al Centro de Rehabilitación Integral de Boyacá, encontrándose que la provincia del Centro integrada por Siachoque, Samaca, Combita, Soraca y Tunja entre otros es la provincia que mas concurrencia tiene con un 72% equivalente a 774 personas del total de la población (1476) asistida en el año 2006.

Primeras causas de enfermedad por consulta externa y urgencias

Las siguientes tablas muestran los cinco trastornos más diagnosticados

por Consulta Externa y Urgencias en el CRIB, clasificadas por sexo. Ver anexos

VER ANEXO 1: AÑO 2003

VER ANEXO 2: AÑO 2004

VER ANEXO 3: AÑO 2005

VER ANEXO 4: AÑO 2006

 

AÑO 2003

A continuación se encuentran especificados los cinco trastornos más diagnosticados en el año 2003 por  Consulta Externa y Urgencias en el Centro de Rehabilitación Integral De Boyacá (CRIB).  Para obtener estos datos se realizaron varios filtros del anexo 1 en donde se  personalizo el  rango de la enfermedad según el CIE-10,  el número de mujeres y de hombres y la edad. 

Las graficas posteriores de cada enfermedad son realizadas a partir de esta tabla.  Se realizó el mismo formato de esta tabla (azul y gris) para las cinco enfermedades que mas se presentaron en este año e igualmente las graficas siguientes a dicha tabla corresponden a la lectura de dicha tabla.

1. Trastorno afectivo bipolar (con especificaciones)

Rango de edades

Trastorno afectivo bipolar

MUJERES

 

 

 

EDADES

 

 

 

HOMBRES

 

 

 

EDADES

TOTAL DE PERSONAS

Episodio maniaco con síntomas psicóticos

 

25

 

19-69

 

17

 

16-77

 

42

En remisión parcial o total

 

64

 

17-77

 

37

 

19-75

 

101

Otras

42

16-77

28

16-82

70

Total

131

16-77

82

16-82

213

 

El Trastorno afectivo Bipolar se presentó en 213 personas, de las cuales 131 son mujeres entre las edades de los 16 años a los 77 años y 82 hombres entre las edades de los 16 años y los 82.

El Trastorno Afectivo Bipolar episodio Maniaco con síntomas psicóticos fue diagnosticado en 42 personas: 25 mujeres entre las edades de los 19 años y los 69, y 17 hombres entre los 19 y 75 años de edad.

El resto de las personas, 70, fueron diagnosticadas con el trastorno afectivo bipolar con otras especificaciones ( Tx Afectivo bipolar con episodio más reciente mixto, con episodio más reciente depresivo o  no especificado), 42 mujeres entre las edades de los 16 y los 77 años y 28 hombres entre las edades de los 16 y los 82 años.)

 

Trastorno Afectivo Bipolar por Género

De las 213 personas diagnosticadas 82 son hombres  y 131 son mujeres. Lo que significa que el Trastorno afectivo bipolar se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.

 

Subtipos del Trastorno Afectivo Bipolar

El trastorno afectivo bipolar de tipo episodio maniaco con síntomas psicóticos fue el que más se presentó, en 101 personas equivalentes al 42% de la población diagnosticada con un Tx Bipolar.

El 33% equivalente a 33 personas fueron diagnosticadas con un Trastorno Bipolar en remisión parcial o total.

Le sigue un 20%, equivalente a 42 personas, que fueron diagnosticadas con otros subtipos del Trastorno Afectivo Bipolar ( Tx Afectivo bipolar con episodio más reciente mixto, con episodio más reciente depresivo o  no especificado).

 

Subtipos del Trastorno Afectivo Bipolar y Género

En la población femenina, 68 personas fueron diagnosticadas con un TX afectivo Bipolar con un episodio maniaco con síntomas psicóticos, le siguen 50 mujeres con un Tx bipolar en remisión Parcial o total y por último están 49 mujeres  diagnosticadas con otros subtipos del Trastorno Afectivo Bipolar.

En la población de los hombres diagnosticados con un Trastorno Afectivo Bipolar, se observa que 47 hombres presentan el Trastorno Bipolar con un episodio maniaco con síntomas psicóticos, 20 presentan el trastorno en remisión parcial o total y por último 21 hombres fueron diagnosticados con otros subtipos del trastorno afectivo Bipolar.

Vale la pena resaltar que tanto en hombres como en mujeres el trastorno bipolar que más se presenta es el de episodio maniaco con síntomas psicóticos y en los dos géneros le sigue el trastorno bipolar en remisión parcial o total, reconociendo q1ue se presentan más en mujeres que en hombres.

2. Esquizofrenia, trastornos esquizotipicos y trastornos delirantes

Rango de edades

Esquizofrenia, trastornos esquizotipicos y trastornos delirantes

MUJERES

 

 

 

EDADES

 

 

 

HOMBRES

 

 

 

EDADES

TOTAL DE PERSONAS

Esquizofrenia no especificada

 

16

 

14-75

 

23

 

38-68

 

39

Esquizofrenia paranoide

7

18-39

25

13-51

32

Trastorno psicótico breve

 

17

 

13-58

 

16

 

13-23

 

33

Otras

26

15-75

42

13-74

68

Total

66

15-75

106

13-74

172

 

La esquizofrenia, trastornos esquizotípicos y trastornos delirantes son los segundos trastornos más diagnosticados en el año 2003.

La esquizofrenia no especificada se diagnosticó en 16 mujeres de edades entre los 14 y 75 años, mientras que se diagnosticó en los hombres de edades entre los 38 y los 68 años.

La Esquizofrenia Paranoide se diagnosticó a 7 mujeres entre los 18 y 39 años y  se le diagnosticó a 25 hombres de 13 y 51 años de edad.

El Trastorno psicótico se presentó en 17 mujeres de 13 y 58 años de edad y se presentó en 16 hombres entre los 13 y 23 años de edad.

Según los datos obtenidos en las edades se puede decir que estos trastornos están comenzando desde la adolescencia y pueden prolongarse hasta la vejez temprana.

 

Trastorno esquizofrénico por género

La esquizofrenia, trastornos esquizotípicos y delirantes se presentaron más en hombres que en mujeres, diagnosticándose 106 hombres y 66 mujeres.

Subtipos de la enfermedad

El 39% equivalente a 23 personas fueron diagnosticados con una esquizofrenia de tipo no especificada, un 19% equivalente a 33 personas fueron diagnosticados con un trastorno psicótico de tipo breve, otro 19% equivalente a 32 personas fue diagnosticada con una esquizofrenia paranoide y un 39% equivalente a 68 personas fue diagnosticada con otros subtipos de estos trastornos.

De esta manera nos podemos dar cuenta que el tipo más presentado es la esquizofrenia no específica, le sigue el trastorno psicótico breve y por último le sigue la esquizofrenia paranoide, claro que sin mucha diferencia entre el numero de personas que fueron diagnosticadas con las tres.

Subtipos de la esquizofrenia por Género

En La población femenina se diagnosticaron 17 personas con un trastorno psicótico breve, 16 personas con una esquizofrenia no especificada, 7 personas con una esquizofrenia de tipo paranoide y 26 personas fueron diagnosticadas con otros subtipos desde estas enfermedades; Mientras que en la población masculina, 25 se diagnosticaron con una esquizofrenia de tipo paranoide, 23 se diagnosticaron con una esquizofrenia no especificada, 16 con un trastorno psicótico breve y 42 personas se encuentran repartidas en los demás subtipos de la enfermedad.

3. Depresión

Rango de edades

DEPRESIÓN

MUJERES

 

 

 

EDADES

 

 

 

HOMBRES

 

 

 

EDADES

TOTAL DE PERSONAS

Episodio depresivo moderado

 

38

 

16-86

 

18

 

15-68

 

56

Episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos

 

11

 

20-68

 

10

 

18-67

 

21

Otras

62

14-86

26

16-70

88

Total

111

14-86

54

16-70

165

 

La Depresión fue el tercer trastorno más diagnosticado en el año 2003, 111 mujeres entre las edades de los 14 a los 86 años y 54 hombres entre las edades de los 16 a los 70 años.

Dentro de las depresiones diagnosticadas se presentaron tres tipos  comunes:

La depresión con episodio depresivo moderado fue diagnosticada a 38 mujeres entre las edades de 16 y 86 años y a 18 hombres entre las edades de los 15 a los 68 años.

La depresión con episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos se diagnosticó a 62 mujeres entre los 20 y 68 años y a 10 hombres entre las edades de 18 y 67 años.

En otros tipos de depresión tales como trastorno depresivo mayor, episodio único, trastorno distímico y trastorno depresivo no especificado se encuentran repartidas 88 personas, 62 mujeres entre los 14 y 86 años y 26 hombres entre los 16 y 70 años de edad.

Trastorno depresivo por Género

El trastorno del estado de ánimo depresión se presentó en 111 mujeres y en 54 hombres; presentándose más en hombres en mujeres.

Tipos de Depresión más diagnosticados

El 34%  equivalente a 56 personas  fueron diagnosticados con una depresión de tipo episodio depresivo moderado, el 13% equivalente a 21 personas fueron diagnosticados con una depresión de tipo episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos y un 53% equivalente a 88 personas fueron diagnosticadas con otros tipos de depresión (Trastorno depresivo mayor con episodio único, trastorno distímico o trastorno depresivo no especificado).

Tipos de trastorno depresivo por Género

En las mujeres, 38 fueron diagnosticadas con una depresión de tipo episodio depresivo moderado, 11 fueron diagnosticadas con una depresión con episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos y 62  se encuentran repartidas entre otros tipos de depresión como trastorno depresivo mayor con episodio único, trastorno distímico o trastorno depresivo no especificado.

En los hombres, 18 fueron diagnosticados con una depresión de tipo episodio depresivo moderado, 10 fueron diagnosticados con un trastorno depresivo con episodio depresivo grave con síntomas psicóticos, y 26 personas se encuentran repartidos en los demás tipos de depresión (trastorno depresivo mayor con episodio único, trastorno distímico o trastorno depresivo no especificado).

4. Trastornos de la Infancia

Rango de edades

Trastornos de la infancia

MUJERES

 

 

 

EDADES

 

 

 

HOMBRES

 

 

 

EDADES

TOTAL DE PERSONAS

 

Retraso mental

 

22

 

5-63

 

29

 

2-53

 

51

Trastornos de aprendizaje

7

9-16

12

8-73

19

TDH

9

6-41

25

6-43

34



Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.