Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Ateromatosis de la aorta abdominal en pacientes fumadores (página 2)




Partes: 1, 2


RESULTADOS

Dentro de los principales resultados obtenidos en nuestra investigación podemos citar:

TABLA No 1 Distribución de los pacientes por sexo

Sexo Fem

%

Sexo Mas

%

Total

10

19,2

42

80,7

52

Fuente: Hojas de Cargo, Departamento de Ultrasonido Diagnóstico, Policlínico de Calabazar

Comentario: Como se puede observar nuestra muestra estuvo compuesta por 52 pacientes y hubo un amplio predominio del sexo masculino sobre el femenino, con 42 pacientes masculinos para un 80.7%.

TABLA No 2 Distribución de los pacientes por color de la piel.

Piel Blanca

Piel Oscura

35

17

67,3%

32,6%

Fuente: Hojas de Cargo, Departamento de Ultrasonido Diagnóstico, Policlínico de Calabazar

Comentario: La distribución por color de la piel se comportó con prevalencia de la piel blanca con 35 pacientes para un 67.3%

.

TABLA No 3 Distribución por grupos de edades.

menos de 30 años

5

9,6%

31 a 50 años

7

13,4%

51 a 70 años

18

34,6%

71 a 90 años

20

38,4%

mas de 90 años

2

3,8%

Total

52

100

Fuente: Hojas de Cargo, Departamento de Ultrasonido Diagnóstico, Policlínico de Calabazar

Comentario: En nuestro estudio la presencia de ateromatosis de la aorta abdominal estuvo con mayor frecuencia en pacientes comprendidos entre los 51 a 90 años, con 38 pacientes para un 73%.

TABLA No 4 Fumadores y no fumadores por sexo

Sexo Fem Fumad.

9

17,3%

Sexo Fem No Fumad.

1

1,9%

Sexo Mas Fumad.

36

69,2%

Sexo Mas No Fumad.

6

11,5%

Total

52

100

Fuente: Hojas de Cargo, Departamento de Ultrasonido Diagnóstico, Policlínico de Calabazar

Comentario. Como se puede apreciar en la tabla No 4, excepto 7 pacientes, los restos de los pacientes con cambios aterogénicos en la aorta abdominal, tanto masculinos como femeninos, eran fumadores.

TABLA No 5 Complicaciones en la ateromatosis de la AA

Aneurismas

8

15,3%

Disminución de la luz

15

28,8%

Placas grandes de ateroma

20

38,4%

Ateromatosis

9

17,3%

Fuente: Hojas de Cargo, Departamento de Ultrasonido Diagnóstico, Policlínico de Calabazar

Comentario: La tabla No 5 nos muestra las principales complicaciones que son vistas durante el ultrasonido de la aorta abdominal, y tiene un lugar preponderante las grandes placas de ateroma las cuales se vieron en 20 pacientes para un 38.4%.

DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

Con mucha frecuencia la arterioesclerosis va ligada a la ateromatosis, degeneración de las paredes arteriales con producción de masas amarillas de induración y reblandecimiento. La palabra ateroma viene del griego "atera" que significa papilla. Se trata pues de una degeneración de la túnica interna de las arterias que se espesa a consecuencia de la acumulación de una papilla lípidica, cremosa y amarillenta. La acumulación se recubre de fibrosidades y se forman depósitos calcáreos en las lesiones antiguas. (2)

La aterosclerosis está caracterizada por la presencia de lesiones escleróticas en las capas íntima y media interna de las arterias, y tales lesiones están compuestas por depósitos de colesterol y otras sustancias lipídicas que pueden llevar evolutivamente a un estrechamiento severo de la luz de estos vasos sanguíneos, en el que el depósito de grasa representa la lesión inicial. (5)

Dentro de otros factores de riesgo, el hábito de fumar está considerado entre los más influyentes (6, 7) para la formación de placas de ateroma en las paredes de las arterias, lo cual corroboramos en nuestro estudio, ya que de 52 pacientes estudiados, 45 eran fumadores, además se plantea que los cambios en las arterias se observan con más frecuencia en pacientes masculinos de más de 50 años de edad y que sean a su vez fumadores, lo cual coincide con los resultados obtenidos. (6, 7, 8, 9, 10)

Es muy importante la evaluación de la ateromatosis de la aorta abdominal y de otras arterias periféricas pues con ellos se pueden contrarrestar en cierta medida las complicaciones como consecuencia de los depósitos de ateroma en las paredes y el consiguiente estrechamiento de la luz arterial, pero además hay estudios que plantean que la aterosclerosis de las arterias intracraneales determinante de trombosis se consideró durante años como la causa principal de los infartos cerebrales, pero se ha demostrado que es una causa no habitual, siendo la más frecuente la ateromatosis de las arterias extracraneales determinante de estenosis, ulceración o trombosis. La aorta, la arteria que se altera de forma más precoz e intensa por el proceso ateroscleroso, es causa frecuente del infarto cerebral de etiología no determinada, y se concluyó además que la aterosclerosis de las arterias de las extremidades es un indicador de aterosclerosis sistémica. (11), además se puede inferir que la presencia de placas de ateroma tenga una estrecha relación con la hipercolesterolemia, o niveles de colesterol plasmáticos elevados, y esto puede provocar patología cardiovascular importante lo cual es bien conocido y que a su vez según estudios consultados puede tener relación directa con infartos múltiples no lacunares en territorio vertebrovasilar, a punto de partida de la patología cardioembólica. (12).

La presencia de ateromatosis de la aorta abdominal puede además de los aneurismas, provocar alteraciones en la luz de la misma, como disminución importante de su calibre, lo cual incide en la irrigación sanguínea de los diferentes órganos de la cavidad abdominal que reciben su suplencia sanguínea a partir de tan importante arteria. (13), así como los cambios de presión dentro de la cavidad abdominal pueden incidir desfavorablemente en la dilatación de la aorta abdominal como consecuencia de sus paredes enfermas. (14)

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos y su comparación con lo encontrado en la literatura revisada, es sumamente importante que en la Atención Primaria de Salud se haga una búsqueda activa de las características de la aorta abdominal en todo aquel paciente que acuda a los servicios de Ultrasonido para la realización de un ultrasonido abdominal y que se incluya dentro de los grupos de riesgo donde las alteraciones de la misma se han encontrado con mayor frecuencia.

También es importante mantener la campaña que nuestro Sistema Nacional de Salud ha erigido contra el tabaquismo, conociendo que es uno de los factores de riesgo más importantes en la patología vascular y sobre todo en la presencia de cambios aterogénicos de la aorta abdominal, lo cual debe sensibilizar a nuestros pacientes y sobre todo al personal que labora en Salud Pública.

BIBLIOGRAFÍA

1—Deutchman Mark. Guidelines for performance of the abdominal and retroperitoneal ultrasound examination. Infromación en CD-R.

2—Sintes Prozs Jorge. Los peligros de la arterioesclerosis. Barcelona: Editorial Sintes, 1982: 2-20

3—Hagen-Ansert SL. Abdominal Ultrasound study guides & exam review. St. Louis, MO: Mosby-Year Book Inc; 1995.

4-- Baños R, Garre MC, Albaladejo A, Vargas A, Morán S, Martín A, Mercader J. . Aneurisma de aorta abdominal. Resúmenes de las Comunicaciones a las XI Jornadas Nacionales de Ecografía Digestiva. Madrid, 17 y 18 de noviembre de 2000.

5-- Nasiff Hadad A, Pérez Pérez LM . Primer consenso nacional de dislipoproteinemias: Guía para la prevención, detección, diagnóstico y tratamiento.

6-- Bosch J, Mauleón A, Coscojuela P, Porta I, Grivé E, Álvarez Sabín J. Hemorragia intraventricular por rotura de aneurisma disecante ateroscleroso de la arteria cerebral media. Rev Neurol 1999; 28 (10):973-5.

7-- Devesa A, Sáez- Pérez JM, Sáchez Roy R, Torres García J, Simo C. Isquemia medular como consecuencia de un aneurisma de aorta abdominal. Rev Neurol 1999; 28 (9):878-80.

8-- Domínguez Álvarez J, Novales Amado A, Brañas Valdés R, Pérez Corrales J. Mortalidad por enfermedades cerebrovasculares en mayores de 15 años. Rev Cubana Med Gen Integr 1999; 15 (3):253-8.

9— Olalla MT, Medrano MJ, Sierra MJ, Almazan J. Mortalidad por enfermedad cerebrovascular en España. Rev Neurol 1999; 29(9):872-8.

10— John Reidy, Se prefiere el stent para la reparación de la aorta torácica. 32º encuentro científico anual de la Sociedad de Radiología Intervencionista, realizado en Marzo de 2007 en Seattle (WA, EUA). MediNews en Español. Septiembre/2007, revisado, Imagenología, domingo, 20 de abril de 2008.   
11--Martí Vilalta JL, Martí Fabregas J. Aterosclerosis isquémica cerebral. Un proceso sistémico. Rev Neurol 1999; 28(10):1016-20.

12-- Verdelho A, Pereira JG, Ferro JM. Infartos múltiples en territorio vertebrobasilar y cardioembolismo. Rev Neurol 1999; 28 (11):1027-30.

13-- M. S. Kalkat, I. Rahman, K. Kotidis, B. Davies, and R. S. Bonser
Presentation and outcome of Marfan's syndrome patients with dissection and thoraco-abdominal aortic aneurysm. Eur. J. Cardiothorac. Surg., August 1, 2007; 32(2): 250 - 254.

14-- L. A. Pape, T. T. Tsai, E. M. Isselbacher, J. K. Oh, P. T. O'Gara, A. Evangelista, R. Fattori, G. Meinhardt, S. Trimarchi, E. Bossone, et al.
Aortic Diameter >=5.5 cm Is Not a Good Predictor of Type A Aortic Dissection: Observations From the International Registry of Acute Aortic Dissection (IRAD)
Circulation, September 4, 2007; 116(10): 1120 - 1127.

 

Autora:

Dra. Annia Esther Vives Iglesias

Especialista en Medicina General Integral, Diplomada en Ultrasonido Diagnostico, Profesora Asistente de la Facultad de Ciencias Medicas "Enrique Cabrera"

Departamento de Ultrasonido Policlínico Docente "Mártires de Calabazar"

POLICLINICO DOCENTE MARTIRES DE CALABAZAR


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.