Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Azua, provincia de la República Dominicana, en el sur del país

Enviado por Gina C. Mesa




1. Introducción
2. Azua de Compostela

4. Acciones de la batalla de Azua
5. Interés Turístico
6. Conclusión

1. Introducción
Azua es una provincia de la República Dominicana, en el sur del país. Limita al norte con las de San Juan y de La Vega, al sur con el mar Caribe, al este con las de La Vega y Peravia, y al oeste con las de San Juan y Bahoruco.

Está formada por una llanura litoral que acaba en bahía en forma de herradura —bahía de Ocoa— cercada por relieves montañosos pertenecientes a la cordillera Central, donde se alzan picos como el monte Tina y monte Busú, que alcanzan los 2.186 y 1.340 m, respectivamente. Su economía se basa en las plantaciones de café, caña y tabaco, así como otros cultivos de cereales, hortícola, arroceros y maiceros.

La ciudad principal es Azua de Compostela, capital provincial, con un puerto sobre el Caribe. Superficie, 2.430 km2; población (1990), 195.420 habitantes.
Su historia esta llena de acontecimientos que cambiaron por completo el destino de nuestro país, porque fue escenario de batallas decisivas entre dominicanos y haitianos.

2. Azua de Compostela
Es una ciudad de la República Dominicana, al sur del país, capital de la provincia de Azua. Es un pequeño centro urbano y comercial de una provincia —forestal en el norte y agrícola en el sur gracias al regadío—, que se ubica en la llanura meridional caribeña. Ciudad calurosa y seca, (26 °C y 630 mm). La ciudad colonial queda en un antiguo emplazamiento, conocido como Pueblo Viejo. Es centro de comunicaciones, dispone de aeropuerto internacional y de un puerto situado a unos 5 km en la bahía de Ocoa. Población (1990), 65.352 habitantesLa villa de Azua está ubicada a 97 kms. al suroeste de la capital dominicana. Limita al norte con el Cerro de Resolí, al sur con la Cañada de la Vaca, al este con la Parcela 664-B y al oeste con el río Las Yayitas.

Producción
El 27.3% de la superficie total del municipio de Azua está explotada agropecuariamente. Conforme a la tenencia de la tierra, la mayoría de los campesinos trabaja en régimen de minifundio, por lo que la tecnología usada en las labores agrícolas es muy primitiva y no va más allá del arado manual, los bueyes, el hacha y el machete. Este grupo de población vive en una economía de subsistencia.

En cambio la mayor parte de la superficie del municipio se concentra en propiedades de tamaño medio, en las que se utiliza tecnología combinada, con predominio de la mecanización. Las grandes propiedades, con mas de 800 tareas, están en manos de unos pocos grandes productos.

El municipio de Azua ha sido uno de los mas beneficiados, con la instalación de empresas agro-industriales amparadas por la Ley 409, lo cual ha estimulado el desarrollo del sector financiero publico y privado. Azua tiene una población económicamente activa o sea en edad de trabajar ascendente a 23,242 personas de las cuales se encuentran laborando 16,167 personas, es decir, el 69 % de la población económicamente activa. De los que trabajan, 3,232 son servidores públicos, o sea el 20% de dicha cantidad.

Escudo heráldico de Azua
Otorgado por Real Cédula del día 7 de diciembre de 1508, acogiendo la petición de los procuradores enviados al efecto, Diego de Nicuesa y el bachiller Antonio Serrano apoyada por Ovando

El texto de la disposición dice así: "Villa de Compostela, un escudo azul, y en el una estrella blanca y en los baxo unas ondas azules, y blancas."

El citado documento esta registrado con los siguientes datos: "Signatura. Indiferente General. Legajo 1961-Libro1-, folios 97 y 98".

Nótese que la real Cédula habla de ondas azules y blancas, pero no dice cuantas.
Así, pues, lo esencial es conservar los colores y los símbolos, ya que el número de ondas no es fundamental.

Historia de azua
Para la época del descubrimiento de la isla de Santo Domingo, Azua era un nitaíno perteneciente al cacicazgo de la Maguana.
Fue fundada la villa de Azua en el año 1504 por el adelantado Diego de Velásquez, durante el gobierno de don Nicolás de Ovando.

Según el Lic. Emilio Rodríguez Demirizi, la que recibiera el titulo y blasón, fue en los inicios de su fundación la hacienda del Mariscal Pedro Gallego, llamada "Compostela". Es la cabecera más antigua de las provincias sureñas que compartían la geografía de esta parte la Isla Hispaniola.

La primitiva ciudad, que estaba ubicada donde hoy llamamos Pueblo Viejo, fue destruida por un terremoto en el año 1751 y fundada nuevamente a orillas del Rió Vía en terrenos que fueran donados por la familia de Don Gregorio Díaz y de la viuda Luisa Guerrero.

La creación del municipio del que Azua es ciudad cabecera, se remota a 1882. La provincia fue constituida en el año 1844 y desde entonces formo parte de las cinco provincias en que se dividió el territorio nacional, siendo su jurisdicción territorial integrado por las comunes de San Juan de la Maguana, Las Matas de Farfán, Neyba, Las Caobas, Hincha, Bánica, San Miguel de la Atalaya y San Rafael.

Según puede apreciarse a Azua le correspondieron hasta el convenio fronterizo del año 1929, cuatro comunes que luego pasaron a ser dependencia haitiana, estas son: Las Caobas, Hincha, San Miguel de la Atalaya y San Rafael.
De acuerdo a las escrituras aquí en Azua residió durante varios años el celebre conquistador de México Hernán Cortés, quien durante su permanencia en esta villa desempeñó el cargo de Escribano Público.
Según lo hace constar Don Emiliano Tejeda en su obra "Palabras Indígenas de Santo Domingo", Azua, es Vocablo Autóctono de la isla. Los taínos solían llamar a este territorio del Sur de nuestra isla con ese nombre.
Azua tuvo la presencia de las tropas norteamericanas que ocuparon el país. De este hecho quedan el puente sobre el Rió Vía; los contenes y sistemas de cloacas de la calle Colón hoy Duarte y el Cementerio Municipal.

De ese mismo tiempo en Azua comenzó a funcionar el ingenio azucarero El Ocoa y Central Ansonia, ambos propiedad norteamericana. Luego en el año 1919 y al comienzo de los años 20 comenzó a operar el Central Azuano propiedad de la familia Viccini.
La presencia norteamericana continúa esta vez con la perforación de los pozos de petróleo, primero en la comunidad de Higüerito y luego en Maleno, donde la Compañía Seaboard inicia las perforaciones con resultados positivos pero saboteado.
Con la llegada de inmigrantes de Italia y Arabia, Azua inicia su época de oro en el área comercial, pues los señores Rocco Capano, Nicolás Maria Ciccone, Teofilo J. Risk y otros de no menos importancia, se establecen con grandes negocios cuya actividad trasciende las fronteras de Azua.

De esta Azua de Compostela pertenecen las calles Colon hoy Duarte; la Restauración hoy Colon; la Quisqueya hoy Hernán Cortes y la del comercio hoy Emilio Prud’Homme.
De finales de siglo pasado o comienzos del presente, Azua alumbraba sus calles por el sistema de combustión de carburo que le llamaron "Los Faroles de Graciliano", que cuando él prendía el ultimo tenia que comenzar nuevamente con el primero. Luego, en los años 30 hasta la llegada de la CDE., funcionó un alumbrado propiedad de los Hnos. Noboa subvencionado por el ayuntamiento, cuya duración de servicios era hasta amenazas de apagones minutos antes de la hora establecida.

3. Personajes de Azua
La historia de Azua esta matizada de muchos hechos importantes en los ordenes históricos, social, y cultural. Algunos galenos que vinieron a radicarse en esta ciudad, que por su dedicación al servicio y sus aportes a la cultura en general, se hacen merecedores de que siempre se les recuerde con respeto y cariño.

Doctores
Esta el Dr. Simón Striddels, cuyo nombre lleva el hospital de esta ciudad, consagrado medico de origen curazoleño que vino a vivir a esta ciudad en tiempo de Lilis y al que la generación de la época recuerda con el nombre de "Papa mon"
Los Dres. Armando Aybar y Buenaventura Báez Satín, cuya labor se honra con sendas calles a su nombre.
El Dr. Arístides Estrada Torres quien vino en compañía de amantísima esposa Doña Caridad, y quien ejerció ampliamente la medicina social. El Museo que funciona en la Biblioteca Municipal lleva su nombre.
Dr. Gregorio Solano un capitaleño del que Azua se adueño por adopción, del que según cuenta la gente del campo dice que cura solo con ver al enfermo.
Del Dr. Rafael Antonio Cabral Pérez, médico azuano muy querido, dicen que a las personas a quienes Féfen les ha cobrado una consulta, paradójicamente, se le puede llamar dichosas.

Poetas y arte
En lo poético Azua siempre se ha distinguido por ser una cuna de grandes aedos de nombradía, tales como Bartolomé Olegario Pérez autor de "Margaritas"; Héctor Viriato Noboa autor de "Crisálidas Poéticas" y fundador de la Sociedad Literaria y Cultural ATHENE en el año 1925; Héctor J. Díaz autor de "Lo que quiero", así como de otros inspirados líricos que enaltecen el parnaso de este pueblo. En el aspecto literario con figuras como Miguel Ángel Garrido, Renato D’ Soto, Heriberto García y otros más.

Bartolomé Olegario Pérez
Nostalgia
Llevo en mi corazón la triste huella
de la eterna nostalgia sideral
y en los dormidos rayos de una estrella
de noche subo a donde Dios esta.

Alguien me aguarda con amor profundo
en un país distante que soñé,
y en medio a las tristezas de este mundo
a veces me pregunto cuando iré...

Anémona sin fuerzas que consume
el viento de una tarde tropical,
eso es mi corazón: flor sin perfume
que poco a poco concluyendo va!

Sé que la dicha, mariposa errante,
me presto sus caricias una vez,
y que en mi alma triste, al breve instante,
helada y mustia se encontró después...

Yo persigo su huella con cariño
la busco por doquiera con afán
y a mi piadosa adoración de niño
se que pronto, muy pronto volverá.

Triste con mi pesar la aguardo un día,
y cuando vuelva a acariciar mi sien,
donde caiga mi alma muda y fría
la ansiada dicha se caerá también!...

Héctor José Díaz
Lo que quiero
Que nadie me conozca y nadie me quiera,

Caminar mundo adentro, solo, con mis dolores
nómada, sin amigos, sin amor, sin anhelo;
que mi hogar sea el camino, que mi techo sea el Cielo
y mi lecho las hojas de algún árbol sin flora.

Cuando ya tenga polvo de todos los caminos,
cuando ya este cansado de luchar con la suerte,
me lanzare en las noches sin lunas de la muerte
de donde no regresan jamás los peregrinos.

Y morir una tarde cuando el sol triste alumbre,
descendiendo un camino a ascendiendo una cumbre,
pero donde no haya quien me pueda enterrar...
que mis restos, ya polvo, los disipen los vientos,
para que cuando ella sienta remordimientos
no se encuentre mi tumba ni pueda rezar.

Un aspecto aparte para nombrar a Ramón Madora, exponente fiel de nuestra mangulina, quien por allá por Guayacanal, nunca pensó que su baile nos iba a representar en playas extranjeras.
La Azua de hoy cuenta con figuras en el Arte y la Cultura tan relevantes como las pasadas. Esta el General Ramiro Matos Gonzáles escultor-historiador; lo trompeta de Armando Beltre; la exquisita voz de Olga Lara; las narraciones de Tomás Alberto Oviedo quien ha inmortalizado las ocurrencias del maestro Camilo.

Batalla de Azua
Las operaciones del ejército dominicano estaban bajo el control superior del general Santana. Se hizo acompañar del general Antonio Diverge, quien estaba encargado de velar por los diferentes flancos durante la batalla. Diverge contó con refuerzos llegados desde Bani y de la misma Azua. El ejército dominicano combatió con dos cañones: uno manejado por Francisco Soñé y por el teniente José Del Carmen García.

Otros militares que combatieron fueron: los fusileros Valentín Alcántara, Vicente Noble. Al centro de la defensa dominicana una pieza de artillería y el grueso de las tropas de monteros y hateros, comandados por Juan Esteban Ceara, Lucas Díaz y Luis Álvarez.

4. Acciones de la batalla de Azua
Primer ataque
Las tropas entran por San Juan y fueron rechazadas por el cañón de francisco soñé, la fusilería de Lucas Díaz, Jean E. Ceara y José Del C. García. Desalojan el río Jura.
El mismo día 19 las tropas del jefe haitiano Tomás Héctor entran en Azua y el ataque es rechazado por los dominicanos.

Segundo ataque
Los haitianos atacan por el camino de Los Conucos, a los dominicanos. Allí fueron enfrentados por Matías de Vargas, José Leger y Feliciano Martínez.

Tercer ataque
El ejército haitiano en El Barro, se tropieza contra las tropas de Diverge. Los fusileros de Nicolás Mañón los rechazan en el Cerro de Resolí. El ataque provocó la huída de los invasores de nuevo hacia el río Jura. El día 19 las tropas dominicanas se retiran a Sabana Buey.

Las tropas de Souffront son detenidas en La Hicotea; reinician su marchan de nuevo al día 20 para unirse a las tropas de Herrad. Esta memorable batalla, se inició a las 7:30 de la mañana.
El éxito fundamental se basó en la estrategia de retrasar, hostigar y alejar al enemigo de los lugares donde pudieran encontrar provisiones para mantenerse en el campo de batalla. Además, el terreno inhóspito e inaccesible los hizo huir acorralándose hacia el río Jura, sufriendo una gran derrota. Después de esta batalla, Santana se retiró con el ejército a Sabana Buey, Bani, lugar donde se instaló su campamento principal.

5. Interés Turístico


Bahía de Ocoa es amplia y propicia para la pesca al curricán. Se inicia en Palmar de Ocoa, donde se produce uno de los más impresionantes atardeceres del país.

Playa Caracoles también queda en la Bahía de Ocoa. Es la histórica playa por donde en 1973 desembarcó la guerrilla de Francisco Alberto Caamaño. El Puerto Tortuguero y la Playa de Monte Río junto a Punta Vigía, terminan la herradura que forma la bahía antes de salir a cayo Puerto Viejo y Agua Dulce.

Barrera es un yacimiento situado cerca del poblado del mismo nombre, en una meseta a 900 metros sobre el nivel del mar, en el paraje de La Tinaja, entre Azua y Barahona.

La Sierra Martín García es la frontera natural entre Azua y Barahona, que empieza en la punta que lleva el mismo nombre.

Monumentos y edificaciones
Azua además de contar con hermosas playas, posee también edificaciones muy antiguas tanto de orden histórico como social y religioso; algunas han sucumbido a causa del tiempo o han sido victimas de los desastrosos terremotos a los cuales se ha sometido la ciudad.

Biblioteca municipal

La Biblioteca Municipal lleva como nombre ATHENE fue fundada el 15 de agosto de 1925 por Héctor Viriato Noboa, un azuano que fue poeta y periodista, que fundo también la Sociedad Cultural ATHENE y fue su presidente. Esta fundación todavía persiste.

Una calle de la ciudad lleva el nombre del fundador en recuerdo de su vida y su obra.

Club 19 de Marzo

El Club 19 de marzo fue fundado en 19 de octubre de 1919 por distinguidas personalidades de la ciudad de Azua. Su nombre se debe a la gloriosa batalla del 19 de marzo.

En este se realizan dos elegantes bailes con motivo a dos fechas memorables el 19 de marzo (batalla) y el 8 de septiembre (patrona).

Ruina de las Mercedes

Construida el 31 de octubre de 1752 en los terrenos donados por Gregorio Feliz y su esposa María Ovando. Fue usado como cementerio hasta que se construyo el que esta en la calle Nicolás Mañón.

Monumento a los héroes del 19 de marzo

Este monumento fue realizado por el escultor Antonio Prats Ventos y esta situado en el parque 19 de marzo, en su estructura están inscritos los nombres de los que participaron en la batalla 19 de marzo:

Pedro Santana
Antonio Diverge
Francisco Soñé
Vicente Noble
Nicolás Mañón
Matías de Vargas
José del Carmen García
Manuel Mora
Feliciano Martínez
Juan Esteban Ceara

Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios
En 1511, el primer obispo de Santo Domingo, Fraile García de Padilla, inicia la primera iglesia en Azua (Pueblo Viejo). Fue inaugurada en 1514. No se sabe cuanto duro, ni a que se debió su desaparición.

La segunda iglesia no se sabe cuando fue construida; pero se sabe que fue saqueada por corsarios, y lo que estos no destruyeron lo hizo un terremoto.

En 1666 se construyo la tercera iglesia que se quiso hacer de piedra. Pero la pobreza de la región, a causa de asaltos y robos, solo dio para hacerla de madera. Once años mas tarde, en 167, ardió con el pueblo entero.

Tres años mas tarde ya estaba levantada otra de madera; pero el terremoto de 1751la destruyo siendo esta la ultima iglesia de la antigua Azua. Pueblo Viejo es hoy su recuerdo.

Con el nuevo emplazamiento de la ciudad, se levanto otra de maderas preciosas, para que resistiera al paso del tiempo. Pero, otra fatalidad, los haitianos la quemaron junto con todo el pueblo en 1844.

De la actual iglesia (arriba) si se tiene registro fidedigno en la inscripción sobre mármol junto al altar del santísimo. Dice textualmente:

"Se empezó esta iglesia en 1882 y se concluyo en 1889 siendo cura y vicario foráneo el Señor Canónigo y Honorable Presbítero DON PEDRO RAMÓN SUAZO. La bendijo el Illmo y Rdmo Arzobispo Metropolitano DON FERNANDO A. DE MERIÑO".

Palacio Municipal

6. Conclusión
Nuestro país a lo largo de su historia ha sufrido una serie de invasiones, guerras, batallas, etc. La provincia de Azua ha servido de escenario para varios de estos enfrentamiento, en los cuales casualmente hemos salido victoriosos.
Además de las terribles batallas, Azua ha sufrido en varias ocasiones los estragos de la naturaleza, ya que se ha sido azotada innumerables veces por terremotos que han arruinado y quebrado su entorno físico.
La provincia de Azua se caracteriza por un clima muy fuerte y escasas lluvias, que no nos favorecen en cuanto a la economía y a la productividad de la provincia. Aunque a pesar de esto existen varios sembradíos de diferentes producto que ayudan a sostener el nivel económico de la ciudad.
Azua cuenta además con hermosos atractivos turísticos, y preciosas construcciones antiguas. Y no solo es su espacio físico, sino que en cuanto a su gente ha sido de cuna de honorables personajes de nuestro país. Ha acogido también a personas extranjeras que han quedado prendadas de esta hermosa ciudad y han hecho suyo este pueblo.

 

 

Autor:


Gina Carlota Mesa Mendez


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda