Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Epistemologia y los retos de la ciencia





1. Introducción
2. Desarrollo
3. Epistemologia dialecta
4. Bibliografia.

1. Introducción

El siglo XXI clama por una Epistemología profundamente antropológica, basada en enfoques sistémicos de comprometida integralidad. Ese es un dictado que proviene de las propias características que ha venido adquiriendo el desarrollo de las ciencias y del conocimiento. Se trata de saltos del saber en casi todos los campos del quehacer científico. Esos saltos además, registran severos impactos en todo el andamiaje social de sus entornos directos e indirectos, locales y globales.

Se trata entonces de que ahora como nunca antes, el avance del conocimiento registra connotaciones éticas, económicas, jurídicas, políticas y por supuesto, ideológicas. Y no es que estemos politizando o ideologizando campos del saber en nada vinculados a la política o la ideología. Es que el avance del conocimiento ahora registra matices de importancia trascendental para toda la concepción de la vida, del hombre, de lo humano, de la convivencia social.(Renau, 2000)

Unos ejemplos vividos durante los meses de despedida del siglo servirán para ilustrar lo que planteamos.

En junio del 2000 fue presentado al mundo por Blair y Clinton el primer acercamiento a un mapa del genóma humano. Ya se gestaban concepciones según las cuales la información que brindan los códigos genéticos pueden dar luz para caracterizar a las personas aspirantes a determinados empleos, y sacar conclusiones por parte de los empleadores acerca de su talento, capacidad, estados de ánimos, espíritu emprendedor, etc. A partir de esa información brindada por la configuración genética de la persona, se podría decidir si la persona en cuestión sería merecedora o no de esa fuente de empleo. De esa manera alguien podría saber desde su nacimiento para qué ha quedado predestinada en la vida. La determinación de las relaciones sociales en la conformación y transformación de la personalidad queda en el olvido. ¿No es acaso esta una conclusión totalmente ideologizadora? (Tedesco, 1998).

Las consecuencias éticas y hasta de connotación política de los tratamientos de fertilidad de las parejas que parecen conducir a partos múltiples como el que se estuvo sufriendo en Italia en los últimos días del siglo XX llegan a conmocionar a la opinión pública no sólo del país escenario de cada amarga experiencia como la señalada, sino a toda la parte enterada del planeta, y apuntamos enterada, pues no podemos olvidar, y esa es otra razón que clama por una nueva epistemología comprometida con el conocimiento socializado y socializador, que en el mundo sólo un bajísimo porciento de su población conoce las realidades científico tecnológicas y del ciberespacio de eso que irónicamente llaman aldea global.

En los primeros días de octubre recorrió el mundo la noticia de que una pareja en Colorado, Estados Unidos, había seguido el proceso de selección genética de un hijo para con sus células salvar a la hermana que padece de una enfermedad genética de la médula ósea. Así nació Adam Nash y con él una importante práctica médica para atención a pacientes en fase terminal, pero también con él surgió el dilema del destino a dar a los embriones que no pasaron el test genético. "¿Pretenderá alguien, se pregunta la versión digital del CNN, que esos embriones puedan ser congelados en tanques de nitrógeno líquido hasta que se donen a una pareja estéril? ¿Es sensato generar 15 embriones y un bebé para obtener unas cuantas células?". Y este autor se pregunta demás: ¿ cuantas parejas del tercer mundo podrían aspirar a un tratamiento similar ante similar padecimiento?, y mas aún, ¿ cuantas parejas del tercer mundo se enterarán de esta posibilidad que brinda la ciencia?.

¿Será el conocimiento de alto valor social tan democrático como lo concebía Alvin Toffler?. ¿Constituirá la habilidad cognitiva de la concepción de Hermstein y Murray la variable decisiva en la estructura social del siglo venidero?( Tedesco, 1998, p. 143).

Son estos cuestionamientos epistemológicos cruciales que se presentan ante la humanidad que irrumpe en el nuevo siglo. Son, como se aprecia, no exclusivos del ámbito de la ciencia, sino integradores de todo el andamiaje social. Requieren, por tanto, tratamiento integrador desde posiciones epistemológicos revolucionarias y transformadoras. Hoy mas que nunca queda latente la exigencia de Marx: transformar el mundo. Esa misión a las puertas del siglo XXI ha de tener como herramental teórico en la "sociedad del conocimiento", a nuestro juicio, una Epistemología Dialéctica.

2. Desarrollo

El desarrollo de los estudios en el terreno de la Epistemología ha ido incursionando hacia la edificación de un grupo de escuelas y/o paradigmas que pudieran considerarse, en mayor o menor medida, en calidad de clásicos del pensamiento universal. Pudiéramos identificar entre los mas notables, los siguientes:

  • RACIONALISMO;
  • EMPIRISMO;
  • CONSTRUCTIVISMO;
  • VIRTUOSISMO;
  • EVOLUCIONISMO;
  • CONDUCTISMO;
  • HUMANISMO;
  • REALISMO;
  • POSITIVISMO y otros.

Esta selección que se presenta como las mas notables escuelas y paradigmas puede ser refutada. El hecho está en que para destacar las escuelas mas descollantes se impone el punto de vista que establece la rama específica de las ciencias de que se trate. Por ejemplo, en el terreno de la epistemología de las ciencias sociales en la contemporaneidad suelen establecerse dos grupos de paradigmas mas importantes reconocidos como EXPLICATIVOS E INTERPRETATIVOS .

En el primer grupo se identifican los paradigmas empírico – análitico, con E. Durkheim, K. Popper y M. Bunge; el neofuncionalista con T. Parsons, Ritzer Y J. Alexander y los neomarxistas con Roemer, Habermas, y otros.

En el segundo grupo se identifican el paradigma del interaccionismo simbólico con G. H. Mead y H. Blumer y el paradigma de la etnometodología con H. Garfinkel. (Briones, 1996).

Otra sería la relación de paradigmas de mayor fuerza si se tratara de las ciencias naturales. Somos del criterio de que un especialista debe estar informado al menos medianamente de por cuales derroteros transcurren las escuelas epistemológicas que abordan las ciencias de la rama del saber en que se ocupa.

Por otra parte, entre todas las escuelas referidas hay rupturas y continuación, unicidad y desgarramientos. Puntos de contacto y espacios de severos distanciamientos. Los núcleos duros que las unen tienen que ver, ante todo, con el tratamiento que dan a lo que pudiera entenderse como cuestionamientos epistemológicos tradicionales.

El universo de aspectos vinculados con estos cuestionamientos se asocia a profundas indagaciones científicas y abordan no sólo los atisbos mas novedosos del descubrimiento, sino incluso hasta componentes que pudiéramos considerar "trillados", como el propio objeto de la ciencia en cuestión. Mas aún en los momentos actuales en los que proliferan ciencias debutantes. Y eso no quiere decir sólo que en las ciencias la madurez también se alcance con los años, criterio que compartimos, sino también refiere al hecho real de que precisiones trascendentales para la ciencia, que parten desde la definición de su universo objeto del saber, llegan con el avance de los años y de la irrupción de lo que algunos han dado en llamar "zonas de sentido" (Gonzáles Rey, 1998) o siguiendo a Foucalt "Umbral de epistemologización".( Foucault, 1972).

Somos de la opinión, ante la pregunta de a cual asirse ante reflexiones epistémicas regionales , que la pregunta no tendría sentido como no sea en la búsqueda de los métodos y fundamentos mas apropiados para dar solución a problemas específicos de la ciencia. Es decir, abogamos por la interacción dialéctica enriquecida del pensar epistémico, a partir de lo mas valioso que ese pensar ha aportado al conocimiento humano, ya desde comprometidas raíces constructivistas, o desde el racionalismo o empirismo mas enardecido. Apuntamos, proponemos, a una Epistemología Dialéctica.

3. Epistemologia dialecta

Recientemente ante una discusión en plenario de un congreso acerca de las singularidades de la educación superior cubana, la discusión giró en torno a la pregunta de cuáles presupuestos epistémicos sostenían la escuela cubana de educación superior. La pregunta desdichadamente, por razones de tiempo cayo al vacío. Luego los debates de pasillo giraron en propuestas comprometidas con Piaget, o con Vigotsky, otros apasionadamente defendieron el aporte cubano de Varela y Luz Caballero, y en ese enjambre de verdades, el criterio del autor se ha inclinado hacia la dialéctica de las escuelas, los pensadores y la práctica. Por eso proponemos una Epistemología Dialéctica que opinamos es la que refleja con mayor exactitud el enriquecimiento constante que se viene produciendo y toma suficiente distancia de posicionamientos exclusivamente constructivistas, o racionalistas, o evolucionistas, etc.

La Epistemología Dialéctica parte de los propios cuestionamientos referidos, pero incursiona en ellos desde el principio de la materialidad y unicidad del universo así como desde los principios evolutivos que marca la dialéctica materialista.

Por otro lado, se trata de una Epistemología con un profundo compromiso antropológico, lo cual apunta a :

  1. La defensa de lo que denominamos HABITAT SOCIOLOGICO DEL HOMBRE (Aguilera, 2000)
  2. La defensa de la necesidad de llevar el conocimiento y el adelanto científico más importante a la repercusión directa en la vida cotidiana de todas las personas, y no sólo de los sectores sociales "MAS FAVORECIDOS". Es decir, entender que la llamada "sociedad del conocimiento", "nueva economía", etc. no podrán erigirse como fenómenos plenos del desarrollo tecnológico si no implican una práxis encaminada a la eliminación de los abismos sociales en que vivimos. No puede ser la pobreza mayoritaria del planeta la base del futuro desarrollo de la alta tecnología minoritaria y discriminante, porque en esa balanza fatalmente y dada su magnitud, terminará siendo la pobreza primero el freno y luego el sepulturero de esa alta tecnología. Será la Epistemología Dialéctica una disciplina de las ciencias del saber que funja como arma del pensamiento teórico para no permitir que ese status quo se eternice.
  3. La Epistemología Dialéctica asume la defensa del habitat ambiental del hombre;
  4. El profundo y creciente carácter social del conocimiento tiene que implicar un reordenamiento social, tiene que tener como asiento su socialización conducente a la mayor plenitud e integralidad de lo humano;
  5. Retoma, con Marx, y eleva a rango de determinante , la comprensión del conocimiento como actividad humana, en la que el sujeto cognoscente es el ser social ( Sánchez Puentes, 1984).
  6. Destaca la importancia del tratamiento de los problemas epistemológicos a partir del enfoque de sistema. Enfoca el conocimiento desde la óptica de la totalidad, enfoque con el que empalma la visión y el rol de la práxis en el proceso del conocimiento.

La Epistemología Dialéctica no es una contemplación explicativa del proceso del conocimiento y del desarrollo de las ciencias, o una reflexión epistemológica per se, pasa a asumir todos sus intercondicionamientos sociales, históricos, políticos. Resume en sí la unidad con lo que se ha dado en llamar "SOCIOLOGIA DEL CONOCIMIENTO EN SENTIDO AMPLIO" . Toma distancia así de la noción de Max Scheler y Karl Mannheim sobre la Sociología del conocimiento, en el punto que aborda de manera directa el tratamiento de conceptos y categorías epistémicas. La Sociología del conocimiento en sentido amplio reconoce como parte de su trabajo, además de los análisis y teorías, la discusión y articulación de estos con discursos epistemológicos. La pretensión de esta posición es que la manera mas adecuada de desarrollar los discursos epistemológicos y sus conceptos, es en relación con conceptos fundamentales de la sociedad. (Olivé, 1985)

La Epistemología adquiere en nuestros días un protagonismo sustancial en la misión de defender para el conocimiento de alto valor social el lugar que en el desarrollo humano le corresponde. Hablamos de las diferentes lecturas que se le da a lo que se ha dado en llamar "sociedad del conocimiento". Es conocido que a la irrupción amplificada y veloz del nuevo conocimiento algunos atribuyeron propiedades geopolíticas casi divinas. Le asociaron dones curativos de males sociales como las carencias democráticas de las sociedades contemporáneas y sus profundas desigualdades sociales. La vida ha venido demostrando cuan desacertadas fueron esas lecturas movidas más por la buena voluntad que por el rigor del pensar desde la ciencia.

El nuevo conocimiento no puede servir como no sea para el enriquecimiento conductual, axiológico del hombre. Justo el rol que vemos en el enfoque epistemológico de ese acelerado devenir de la ciencia está en cuidar la misión de ese nuevo conocimiento en función del engrandecimiento de la obra humana y no de su deterioro ulterior. No puede ser el nuevo conocimiento quien afiance la máxima vivida del hombre lobo del hombre.

Como se ha apuntado, una Epistemología en el siglo XXI no puede estar de espaldas al condicionamiento histórico social del conocimiento y sus consecuencias.

4. Bibliografia.

  1. Aguilera García, L.O. Tesis para una iniciación epistemológica. En: www.monografías.com 2000.
  2. Alvarez de Zayas, C. Pedagogía como ciencia. La Habana, 1998.
  3. Barreto, J.; E. Aquiles. Ideas para una epistemología de la comunicación. Caracas, 1990.
  1. Bedoya M., I.; Mario Gómez S. Epístemología y Pedagogía. Editorial ECOE, Bogotá 1989.
  2. Briones, G. Epistemología de las Ciencias Sociales. ICFES, Bogotá, 1996.
  3. Bunge, M. Sistemas sociales y filosofía. Edit. Sudamericana S.A. Buenos Aires, 1995.
  4. Bunge, M. Epistemología: ciencia de la ciencia. Edit. Ariel, Barcelona, 1980.
  5. Canguilheim, G. Sobre Gastón Bachelard. En: Revista Sociología, Nro. 2, 1980.
  6. Castells, M. La ciudad informacional. Tecnologías de la información, restructuración económica y proceso urbano regional. Madrid, Alianza, 1995.
  7. Chavez Rodríguez, J. Actualidad de las tendencias educativas. ICCP.La Habana, 1999.
  8. Druckers, P. El ascenso de la sociedad del conocimiento. En: Facetas,, Nro. 2, 1994. Wash.D.C.
  9. Flores, R. Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogotá, 1995.
  10. Foucault, M. La Arqueología del saber. Edit. Siglo XXI, México, 1972.
  11. García Ramos, J.M. Investigación y evaluación. Implicaciones y efectos. Algunas reflexiones metodológicas sobre investigación y evaluación educativa. Revista Complutense de Educación. 1999, vol. 10, Nro. 2.
  12. Gonzáles Rey, F. Epistemología cualitativa. La Habana, 1998.
  13. MacLuhan, H., P.B. Powers. La aldea global. Barcelona, 1990.
  14. Mercier, P.A., F. Passard, V. Escardigli. La sociedad digital. Barcelona. Ariel, 1985.
  15. Olive, Leon. Conocimiento, producción y explotación. En: Revista Investigación Humanística . 1. UAM-I, Mex. 1985, p. 26. Tomado de: Hoyes Medina, C.A. Epistemología y objeto pedagógico. Mex. 1997.
  16. Renau, M. Dolors. Una educación para hoy. Revista Cuadernos de Pedagogía. , Nro. 292, 2000.
  17. Saenz, I. Epistemología, subjetividad y salud. En: Educación, salud y trabajo. Revista Iberoamericana, abril, 1999.
  18. Sánchez Puentes, R. La investigación científica en Ciencias Sociales. Rev. Mexicana de Sociología. Nro. 1, 1984.
  19. Sánchez V., I. Contextos epistemológicos en el cambio del milenio. Implicaciones en epistemología pedagógica. En: Revista Complutense de Educación. Vol. 9, Nro. 1, 1998.
  20. Tedesco, J.C. Educación y sociedad del conocimiento y de la información. Revista Colombiana de Educación. Nro. 36-37, 1998.

Trabajo enviado y realizado por:
Dr. Luis O. Aguilera

Profesor Titular.
Epistemología Dialéctica.
Universidad de Holguin.
Oscar Lucero Moya.



Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Epistemologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda