Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Terrorismo

Enviado por tierna_22



Partes: 1, 2

Indice
1. Introducción

3. Historia del terrorismo
4. Motivos del terrorismo
5. Tipos de terrorismo
6. Leyes anti terroristas
7. Grupos terroristas
8. ETA...Principal grupo terrorista
9. Asesinatos de ETA
10. Grupos antitterroristas
11. Significado De Las Manos Blancas
12. Conclusión

1. Introducción

Yo escogí el terrorismo pues no conocía nada de este tema, se me hacia una practica ilógica pues creía que la hacían sin ninguna razón; me imaginaba que las bombas secuestros y asesinatos, los planeaban nadamás porque si.

Ahora que ya estoy un poco mas informada me doy cuenta que todo lo que planean, si tiene una causa, aunque yo creo que sería mas fácil sin tratan de arreglar las cosas de otra forma y no con violencia.

Pienso que el terrorismo es una practica inhumana, la cual no podemos hacer nada para evitarla ni acabar con ella, pues, a pesar de todo lo que el gobierno hace, aun sigue ahí y quien sabe hasta cuando perdurará.

2. Terrorismo

Definiciones

Es el uso real o amenaza de recurrir a la violencia con fines políticos que se dirige no sólo contra víctimas individuales sino contra grupos más amplios y cuyo alcance trasciende con frecuencia los límites nacionales. El término implica una acción llevada a cabo por grupos no gubernamentales o por unidades secretas o irregulares, que operan fuera de los parámetros habituales de las guerras y a veces tienen como objetivo fomentar la revolución. El terror de Estado, ejercido por un Estado contra sus propios súbditos o comunidades conquistadas, se considera a veces como una modalidad de terrorismo. Más que la realización de fines militares, el objetivo de los terroristas es la propagación del pánico en la comunidad sobre la que se dirige la violencia. En consecuencia, la comunidad se ve coaccionada a actuar de acuerdo con los deseos de los terroristas. El terrorismo extremo busca a menudo la desestabilización de un Estado causando el mayor caos posible, para posibilitar así una transformación radical del orden existente.

El terrorismo es el uso o amenazó uso de fuerza diseñado para provocar el cambio político.

Brian Jenkins

La definición del terrorismo es " el uso calculado de la violencia o de la amenaza de la violencia de inculcar miedo; se prepuso forzar o intimidar a gobiernos o a sociedades en la búsqueda de las metas que son generalmente políticas, religiosas, o ideológicas." Esta definición fue hecha a mano cuidadosamente para distinguir entre el terrorismo y otras clases de violencia. El acto del terrorismo es independiente definido de la causa que lo motiva. La gente emplea violencia del terrorista en el nombre de muchas causas. La tendencia a etiquetar como terrorismo cualquier acto violento de el cual no aprobemos es errónea. El terrorismo es una clase específica de violencia.

El terrorismo es el uso ilegítimo de fuerza para lograr un objetivo político cuando las personas inocentes son los afectados.

Walter Laqueur

El terrorismo es el asesinato sistemático, la mutilación criminal, y amenaza del inocente para crear miedo e intimidación para ganar un acto político o táctico y para ser ventajoso , normalmente para influir a un público.

James M. Poland

El terrorismo es el uso ilegal o amenaza de violencia contra personas o propiedad. Normalmente se piensa que intimida o coerce a un gobierno, individuo o grupo, o para modificar su conducta o política.

Definición de FBI

Terrorismo

El terrorismo es uno de los problemas claves con los que históricamente los países de América Latina se han tenido que enfrentar. Las causas sociales y económicas de este fenómenos son ampliamente conocidas. Los gobiernos de América Latina a menudo han respondido al terrorismo con medidas altamente represivas, que no sólo incluyen a los presuntos terroristas, si no que violan los derechos fundamentales de la población en general. La otra respuesta típica, el terrorismo de estado, es la causa mayor de violaciones a los derechos humanos en el continente.

Este fenómeno es una de las formas de violencia más difíciles de contener debido a que su campo de acción se extiende más allá de las regiones de conflicto. Es un fenómeno que se caracteriza por: su violencia indiscriminada, involucrando a víctimas que no tienen nada que ver con el conflicto causante del acto terrorista.; su impredisibilidad, actúa por sorpresa creando incertidumbre, infundiendo terror y paralizando la acción; su inmoralidad, produce sufrimiento innecesario, golpeando las áreas más vulnerables; ser indirecto, el blanco instrumento es usado para atraer la atención y para ejercer coerción sobre la audiencia o un blanco primario, a través del efecto multiplicador de los medios de comunicación masivos. A los actos terroristas debe responderse por medio de normas jurídicas que contemplen su prevención y sanción.

La Organización de las Naciones Unidas ha tomado un rol activo en la lucha y prevención del terrorismo. Con este fin, se han puesto en marcha diferentes proyectos, convenciones y comités, y se han aprobado también varias resoluciones.

Los terroristas atacan a civiles inocentes, a menudo al azar, y sin advertencia. Creemos que podemos defendernos contra otras formas de violencia, pero nos sentimos indefensos contra los terroristas.

Los terroristas saben esto y procuran usar la intimidación para imponer sus programas políticos y de otra índole. La matanza es sólo un medio con ese fin. Al crear temor y pánico, los terroristas tratan de extraer condiciones o de debilitar y desacreditar gobiernos al mostrar que no son capaces de proteger a sus ciudadanos.

El terrorismo también se usa como un método barato de guerra estratégica, algunas veces por estados proscriptos que usan a terceros, y algunas veces por grupos motivados por ideología, religión o ética para derrocar gobiernos y cambiar el curso de la historia.

Los terroristas también usan violencia de una manera menos concentrada para expresar protesta e ira, para adelantar programas religiosos mesiánicos o fanáticos, e incluso por razones patológicas más sombrías.

Puede probarse que el terrorismo ha fracasado históricamente como arma estratégica. Pero eso no es causa para sentirse cómodos. No hay duda de que ha causado grandes daños a los intereses de Estados Unidos y los de nuestros amigos en todo el mundo. Por ejemplo, el terrorismo ha prolongado durante décadas el conflicto israelí- palestino y el conflicto de Irlanda del Norte. El verdadero progreso para el logro de la paz en estas luchas ha ocurrido solamente cuando se ha renunciado al terrorismo y se ha marginalizado a quienes lo practican.

El terrorismo también tiene un alto costo económico. Solamente el gobierno de Estados Unidos gasta alrededor de 5.000 millones de dólares al año para proteger contra el terrorismo, dentro del país y en el extranjero, y sin duda estos costos aumentarán. El terrorismo también puede paralizar economías enteras. Por ejemplo, en Egipto, al dirigir sus ataques a unos pocos turistas, los terroristas casi cerraron durante muchos meses la industria del turismo, que es vitalmente importante.

La tecnología también se ha agregado a la amenaza terrorista. En 1605 el terrorista Guy Fawkes plantó 29 barriles de explosivos en un complot para hacer volar al Rey Jacobo y al Parlamento Británico. En la actualidad, un pequeño artefacto explosivo en un bolso puede lograr el mismo efecto. Y las instrucciones para hacer bombas pueden encontrarse fácilmente en la Internet.

Los terroristas usan computadoras, teléfonos celulares y programas de cifrar para evadir la detección, y tienen medios modernos para falsificar pasaportes y documentos. Todos esos instrumentos fueron usados por Ramzi Ahmed Yousef y su banda, declarados culpables de un complot para destruir hasta 12 aviones estadounidenses de pasajeros sobre el Pacífico.

Aún más peligroso es el espectro de que los terroristas se vuelquen hacia los materiales de destrucción en gran escala --químicos, biológicos o nucleares-- para multiplicar las víctimas mucho más allá de los niveles tradicionales. El ataque con gas sarin en el subterráneo de Tokio en 1995 por la secta japonesa apocalíptica Aum Shinrikyo mostró que la amenaza del terrorismo químico es ahora una realidad.

Y la disposición de algunos terroristas fanáticos o enloquecidos a suicidarse al cometer los ataques, torna a los terroristas que usan armas de destrucción en gran escala en una amenaza aún más siniestra.

Finalmente, el terrorismo en la actualidad es mucho más devastador que en el pasado debido a los medios de comunicación. Ningún suceso recibe mejor atención, o durante más tiempo, que un ataque terrorista. Los medios de prensa de hoy día, especialmente la televisión, multiplican el efecto del temor del terrorismo al presentar vívidamente su horror. Y esto aumenta grandemente la sensación colectiva de vulnerabilidad. Los terroristas saben esto, desde luego. Y procuran explotar la cobertura de prensa para ponernos a la defensiva psicológica a nosotros y a nuestros gobiernos.

Carlos a. romero da su opinión sobre el terrorismo en el periodico el nacional el 09/06/1996. la cual me tome la libertad de presentar a continuación:

El terrorismo se ha convertido en uno de los principales temas de las relaciones internacionales contemporáneas. En el marco de una agenda de problemas confusa y compleja, el ejercicio de la violencia legítima, vale decir, el monopolio de las armas por parte del Estado se ve amenazada por grupos de irregulares que en nombre de la libertad y otras causas, utilizan la fuerza para alcanzar sus propósitos.

En la opinión pública mundial se sostiene un doble discurso moral sobre este aspecto tan desagradable. De hecho hay una especie de terrorismo de primera y terrorismo de segunda. Cuando se trata aparentemente de la lucha por la independencia de una nación que busca separarse del gobierno central, entonces hay que apoyar las acciones violentas. Cuando por el contrario, el Estado se defiende, hay que proteger a los terroristas de la represión.

Sobran los ejemplos para respaldar esta afirmación. En España, una minoría vasca mantiene en zozobra a todo el país matando policías, empresarios y gente común sin piedad, pero los medios sólo dan cuenta de las supuestas irregularidades de las autoridades en el combate. En el Reino Unido, las masacres del Ejército Republicano Irlandés son tomadas con cariño por cierta prensa, resaltando solamente las medidas militares de Londres. En el Medio Oriente, se comentan las acciones del ejército israelí como medidas que atentan contra el sagrado derecho a la independencia del pueblo palestino, pero nada se dice sobre el fanatismo islámico. En el pasado se aplaudió a la gesta de Vietnam, pero no se habló de las barbaridades que se cometieron en nombre del socialismo. En forma más remota, con el culto al camarada Stalin se hizo mutis a las purgas de los años treinta. Y todo esto en nombre de la libertad.

Con un romanticismo apropiado, en nuestro país se ejerce continuamente el ejercicio de la doble moral. Quién se atreva a denunciar la persecución intelectual en Cuba, la ejecución sin compasión de un supuesto terrorista o las masacres guerrilleras de nuestros soldados en la frontera, le caen Las Siete Plagas de Egipto. Si se trata del Medio Oriente, la arremetida es con el ejército israelí, y nada se dice sobre los caballeros islámicos que están inundando el mundo de muerte y desolación. Por si fuera poco, se encubre a terroristas vascos en nombre de los derechos humanos y el asilo político.

Como es común en esta administración diplomática, la tesis que predomina es la de lavarse las manos frente a estos acontecimientos y recordar machaconamente que este es un país libre. Pero, precisamente esto lleva a que se tome partida, sin querer queriendo, por uno de los dos bandos.

No es que se esté proponiendo que se defienda a capa y espada la legítima defensa del Estado. De hecho, nadie puede negar la represión oficial de algunos gobiernos en que en nombre de la soberanía y la legalidad han traspasando sus funciones de orden público. De lo que se trata es de tomar distancia ante ambos extremos. Ni se pueden apoyar las acciones terroristas ni tampoco permitir el desborde de la seguridad pública.

El terrorismo forma parte ya de la agenda internacional y pertenece a un lado oscuro de la sociedad transnacional. Los gobiernos que defienden el Estado de derecho no deben pisar en falso ni dormirse frente a ese flagelo que empaña el optimismo de la globalidad. Pero para lograr este objetivo, deben antes que todo tener claro que es una responsabilidad internacional, la de garantizar que no se quebrante más el monopolio de la violencia legítima, una de los derechos fundamentales que tiene el Estado Moderno.

3. Historia del terrorismo
El terrorismo ha aparecido una y otra vez a lo largo de la historia. Las sociedades secretas detectadas en algunas culturas tribales mantenían su influencia valiéndose del terror.

Ya en el siglo XII, un grupo ismailí de los musulmanes shiíes, los ‘Asesinos’, llevó a cabo campañas terroristas contra musulmanes suníes. En Irlanda, grupos protestantes y católicos se aterrorizaron mutuamente tras la Reforma. En su forma moderna, sin embargo, el terrorismo sistemático recibió un gran impulso a finales de los siglos XVIII y XIX con la propagación de ideologías y nacionalismos seculares tras la Revolución Francesa. Adeptos y detractores de los valores revolucionarios utilizaron el terrorismo tras las Guerras Napoleónicas. El nacionalismo imperialista que en Japón condujo a la restauración Meiji en 1868 estuvo acompañado de frecuentes ataques terroristas al shogunado Tokugawa. En el sur de los Estados Unidos de América, se creó el Ku Klux Klan tras la derrota de la Confederación Sudista en la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) para aterrorizar a los antiguos esclavos y a los representantes de las administraciones de la reconstrucción impuesta por el Gobierno Federal. En toda Europa, a finales del siglo XIX, los partidarios del anarquismo realizaron ataques terroristas contra altos mandatarios o incluso ciudadanos corrientes. Una víctima notable fue la emperatriz Isabel, esposa de Francisco José I, asesinada por un anarquista italiano en 1898. El movimiento revolucionario ruso existente antes de la I Guerra Mundial tuvo un fuerte componente terrorista.

En el siglo XX, grupos como la Organización Revolucionaria Interna de Macedonia, la Ustashi croata, y el Ejército Republicano Irlandés (IRA) realizaron a menudo sus actividades terroristas más allá de las fronteras de sus respectivos países. Recibían a veces el apoyo de gobiernos ya establecidos, como fue el caso de Bulgaria o de Italia bajo el líder fascista Benito Mussolini. Este tipo de terrorismo nacionalista apoyado por el Estado provocó el asesinato de Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo en 1914, lo que dio origen a la I Guerra Mundial.

Tanto el comunismo como el fascismo utilizaron el terrorismo como instrumento de su política, contando con defensores entusiastas como Liev Trotski y Georges Sorel (quien representó intermitentemente ambos extremos del espectro político). La inestabilidad política existente durante las décadas de 1920 y 1930 dio pie a frecuentes actividades terroristas. El terrorismo tendió a integrarse dentro del conflicto más amplio de la II Guerra Mundial.

Terrorismo De La Postguerra

La manifestación más importante del terrorismo tras la II Guerra Mundial fue la ola de violencia internacional que tuvo lugar a mediados de la década de 1960. Varios elementos confluyeron para facilitar y hacer más evidente el terrorismo internacional: avances tecnológicos, la creación de armas más pequeñas pero con mayor poder de destrucción; los medios para una mayor rapidez de movimientos y de comunicación que disponían los terroristas; las amplias conexiones mundiales de las víctimas elegidas y la publicidad que generaba cualquier ataque terrorista.

Los orígenes de la ola terrorista que se inició en la década de los sesenta pueden remontarse al conflicto que en el Oriente Próximo enfrenta a las naciones árabes contra Israel. A finales de la década de los cuarenta, algunos radicales judíos, como la banda Stern y el Irgun Zvai Leumi, utilizaron el terrorismo contra las comunidades árabes y otros grupos en su lucha por la independencia de Israel. Durante y después de la década de los sesenta, sus adversarios árabes decidieron utilizar el terrorismo de forma mucho más sistemática. La expulsión de guerrillas palestinas de Jordania en septiembre de 1970 fue conmemorada con la creación de un brazo terrorista extremista llamado Septiembre Negro. La OLP (Organización para la Liberación de Palestina) ha llevado a cabo operaciones terroristas y de comando tanto en Israel como en diversos países del mundo. El terrorismo internacional con base palestina disminuyó durante la década de los ochenta, en un esfuerzo de la OLP por ganarse el apoyo mundial hacia su causa, pero surgieron nuevas formas relacionadas con la revolución acaecida en Irán y el auge del fundamentalismo islámico. En 1988, una bomba destruyó el vuelo 103 de las líneas aéreas Pan American que volaba sobre Lockerbie, en Escocia, matando a las 259 personas que se encontraban en el avión, además de otras 11 en tierra. En 1991 la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) acusó del crimen a agentes libios. Uno de los episodios terroristas más espectaculares de la historia de los Estados Unidos fue la explosión ocurrida en el World Trade Center de Nueva York en 1993. En la explosión 6 personas perdieron la vida, y se ocasionaron pérdidas económicas inmobiliarias por un valor aproximado de 600 millones de dólares. Este atentado estaba relacionado también con el terrorismo fundamentalista. Asimismo, en 1994 un atentado contra la Asociación Mutual Israelí (AMIA) de la Argentina se cobró cententares de víctimas, entre muertos y heridos. Ya en la década de los noventa, el terrorismo fundamentalista dirigido contra el gobierno socialista de Argelia había desembocado de hecho en una guerra civil, en la que tanto el Gobierno como los islámicos radicales extendían el terror a través de una brutal violencia.

El avance del terrorismo más allá del Oriente Medio en la década de los sesenta fue evidente en las tres naciones industrializadas en las que la transición del autoritarismo a la democracia, tras la II Guerra Mundial, había sido más rápida y traumática: Alemania Occidental (hoy integrada dentro de la República Federal de Alemania), Japón e Italia. En otros Estados occidentales surgieron asimismo grupos radicales de izquierda, financiados a menudo por gobiernos comunistas durante la guerra fría. Inspirados en vagas teorías revolucionarias y apoyados por simpatizantes izquierdistas de distintos sectores sociales, los terroristas intentaban provocar el derrumbamiento del Estado mediante una reacción violenta y autodestructiva.

En Alemania Occidental, la llamada Facción del Ejército Rojo, más conocida como la banda Baader-Meinhoff, efectuó numerosos atracos a bancos y asaltó instalaciones militares estadounidenses. Sus acciones más espectaculares tuvieron lugar en 1977 con el secuestro y asesinato de un importante industrial, Hans-Martin Schleyer y el posterior secuestro, realizado por simpatizantes árabes, de un avión de Lufthansa con destino a Mogadiscio, en Somalia. Al igual que lo hiciera el grupo terrorista japonés Ejército Rojo, los miembros de la banda alemana colaboraron a menudo con los terroristas palestinos, siendo de especial relevancia el asesinato de atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. A finales de la década de los setenta, la mayor parte de los activistas de la Facción del Ejército Rojo se encontraba en prisión o había muerto.

La campaña terrorista llevada a cabo por el IRA tras la II Guerra Mundial surgió a partir del movimiento irlandés a favor de los derechos civiles de los años sesenta, que reclamaba mejores condiciones para los católicos de Irlanda del Norte. El terrorismo cada vez más intenso utilizado tanto por católicos como por protestantes desembocó en la segregación de ambas comunidades en zonas vigiladas por soldados y en la militarización de Irlanda. Motivados por una ideología revolucionaria de izquierda y apoyados por Libia y otros gobiernos simpatizantes de izquierda, el IRA Provisional realizó una serie de explosiones, asesinatos y otros atentados terroristas dentro y fuera de Irlanda destinados tanto contra objetivos militares como civiles. La campaña continuó hasta que el IRA declaró un alto el fuego el 31 de agosto de 1994.

La fuerza de los terroristas italianos, de quienes los más importantes eran las Brigadas Rojas, puede tener su origen en la tradición anarquista del país y en su inestabilidad política. Sus actividades culminaron en 1978 con el secuestro y asesinato del antiguo primer ministro Aldo Moro. El terrorismo de izquierda disminuyó años después, gracias a las medidas policiales, aunque no desapareció en absoluto. No obstante, el terrorismo de izquierda pareció aumentar en Italia, tal y como quedó patente en 1980 con la explosión ocurrida en la estación de ferrocarril de Bolonia. La histórica Galería de los Uffizi de Florencia fue uno de los objetivos de una serie de atentados terroristas que tuvieron lugar en 1993, al parecer ejecutados por la mafia. Muchos de estos atentados están hoy considerados como ejercicios de "propaganda negra" concebidos tanto por la derecha como por otros grupos para propiciar un clima de inestabilidad favorable a un gobierno autoritario.

Los movimientos terroristas de Latinoamérica tuvieron sus orígenes en antiguas tradiciones de conflictos políticos localizados. La principal innovación la constituyó la creación de los llamados movimientos de guerrilla urbana, ya que las actividades terroristas se desplazaron desde el campo hasta las ciudades. Sendero Luminoso, grupo terrorista maoísta del Perú, se convirtió en uno de los ejemplos más sangrientos y famosos por el uso de tácticas muy cruentas destinadas a desestabilizar el Estado y a provocar por parte de éste medidas de represión. En la década de los noventa, dentro de una tendencia existente en Italia, con rasgos específicos por la cual el crimen organizado emula a los terroristas para promover sus intereses, algunos miembros del cártel de la cocaína en Colombia utilizaron tácticas terroristas para dificultar la aplicación de las leyes orientadas a luchar contra el tráfico de drogas. Tanto en naciones del Tercer Mundo como en otros lugares, se da el fenómeno de que antiguos grupos terroristas se legitiman una vez que triunfa su lucha y obtienen el control del Gobierno o espacios concretos donde ejercer el poder. Israel y Argelia son sólo dos ejemplos de Estados cuyos funcionarios y dirigentes fueron en su día clasificados como terroristas. Los regímenes nacidos en este tipo de circunstancias pueden mantener sus vínculos con el terrorismo una vez en el poder. Se sabe que tanto Libia como Irán, ambos con Gobiernos revolucionarios, han promovido actos de terror, con carácter institucional. Durante la guerra de Vietnam, Vietnam del Norte respaldó una campaña comunista de terrorismo y subversión en Vietnam del Sur. Algunos comentaristas han considerado como terroristas acciones realizadas por agentes israelíes del Mossad dirigidos contra la OLP y otros objetivos fuera de Israel. Corea del Norte ha llevado a cabo varios atentados terroristas contra Corea del Sur, como la explosión ocurrida en Rangún en 1983, en la que murieron 4 miembros del Gobierno y 13 surcoreanos más, y el atentado a un avión de pasajeros de las Líneas Aéreas Coreanas en 1987 ocasionado por agentes norcoreanos. Existen algunos casos, no obstante, registrados en el seno de democracias consolidadas, que evidencian la aplicación, a través de métodos terroristas, del trasnochado y cruel concepto de "razón de Estado" sobre la ciudadanía o sobre intereses generales. Uno de los ejemplos más representativos sería el atentado sufrido por el barco estrella de la organización ecologista Greenpeace, el Rainbow Warrior, en el puerto de Auckland en 1985, por obra de los servicios secretos franceses.

Uno de los más trágicos ejemplos del terrorismo actual en Europa lo constituye el protagonizado en España por la banda armada ETA, la cual, con sus constantes atentados, secuestros, asesinatos y coacciones, ha teñido de sangre el pacífico proceso español de consolidación de los valores democráticos.

El Terrorismo En El Futuro

Al escudriñar la escena contemporánea se encuentra una multiplicidad de grupos terroristas y potencialmente terroristas y sectas que lo deja a uno perplejo.

Los profesionales del terrorismo, tal como nos eran conocidos hasta ahora, eran nacionalistas y anarquistas, extremistas de izquierda y derecha. Pero la nueva era ha traído nueva inspiración, agregada a la vieja, a quienes practican la violencia.

En el pasado, el terrorismo era casi siempre el dominio de grupos de militantes que tenían el respaldo de fuerzas políticas, como los movimientos sociales revolucionarios de 1900 en Irlanda y Rusia. En el futuro los terroristas serán individuos o gente de la misma mentalidad que trabaja en grupos pequeños, en forma parecida al "Uní bombardero", enemigo de la tecnología que aparentemente, trabajaba solo al enviar paquetes-bomba por espacio de dos décadas; o a los perpetradores de la explosión de 1995 del edificio federal en la ciudad de Oklahoma. Un individuo puede tener la habilidad técnica para robar, comprar o fabricar las armas que necesite para un fin terrorista; quizás necesite, o no necesite, la ayuda de otra u otras dos personas para transportar esas armas hasta el objetivo escogido. Es probable que las ideologías que abracen tales individuos y mini grupos sean aún más aberrantes que las de los grupos más grandes. Y los terroristas que trabajan solos o en grupos muy reducidos serán más difíciles de descubrir, a menos que cometan un grave error o se les descubra por accidente.

Por tanto, a un extremo de la balanza aparece el terrorista solo y al otro florece calladamente el terrorismo apoyado por el Estado, en esta época en que las guerras de agresión han llegado a ser demasiado costosas y demasiado arriesgadas. Cuando este siglo llega a su final, el terrorismo se ha convertido en un sustituto de las grandes guerras del siglo XIX y principios del siglo XX.

La proliferación de las armas de destrucción en masa no significa que sea probable que la mayoría de los grupos terroristas las utilicen en el futuro previsible, pero algunos ciertamente lo harán, a pesar de todas las razones que están en su contra. Los gobiernos, aunque sean inhumanos, ambiciosos y en extremo ideológicos, estarán renuentes a entregar armas no convencionales a los grupos terroristas sobre los que no pueden tener completo control; es posible que los gobiernos se sientan tentados a emplear ellos mismos tales armas en un ataque inicial, pero es más probable que las utilicen para el chantaje que para una contienda armada. Los individuos y los grupos pequeños, sin embargo, no estarán sujetos a las consideraciones que detienen aún a los gobiernos más temerarios.

La sociedad también es ahora vulnerable a una nueva clase de terrorismo, en el cual el poder destructor, tanto del terrorista individual como del terrorismo como táctica, es infinitamente más grande. Los terroristas de antes podían asesinar a reyes y altos dignatarios, pero otros, ansiosos de heredar su posición rápidamente los reemplazaban. Las sociedades avanzadas de hoy dependen cada día más del almacenamiento, recuperación, análisis y transmisión electrónicos de la información. La defensa, la policía, la banca, el comercio, el transporte, la labor científica y un gran porcentaje del gobierno y del sector privado llevan a cabo trabajos y transacciones en línea. Este método expone enormes esferas vitales de la vida nacional a la malicia o sabotaje de cualquiera que obtenga acceso no autorizado a un sistema de computadoras y el sabotaje concertado podría dejar a un país incapaz de funcionar. De aquí la creciente especulación sobre el infoterrorismo y la guerra cibernética.

Un funcionario de inteligencia estadounidense, cuyo nombre no se ha mencionado, se ha jactado de que con mil millones de dólares y 20 excelentes programadores que logren acceso a los sistemas de computadoras podía cerrar a Estados Unidos. Lo que éste podría lograr lo podría lograr también un terrorista. Hay muy poco sigilo en la sociedad conectada y las medidas protectoras han demostrado tener un valor limitado; adolescentes con grandes habilidades en electrónica han penetrado sistemas de computadores altamente secretos en todos los campos. Las posibilidades de crear caos son casi ilimitadas aún ahora y es casi seguro que la vulnerabilidad aumentará. Los objetivos de los terroristas cambiarán: ¿Para qué asesinar a un político o matar gente indiscriminadamente cuando un daño a un centro de conexiones electrónicas produce resultados más espectaculares y duraderos? El centro en Culpeper, Virginia, sede de la red electrónica de la Reserva Federal, que maneja todos los fondos y transacciones federales, sería un sitio obvio para un golpe. Si el nuevo terrorismo dirige sus energías hacia una guerra en el campo de la informática, su poder destructivo será exponencialmente mayor que cualquiera que haya podido ejercer en el pasado, más grande incluso de lo que podría ser con armas biológicas o químicas.

La vulnerabilidad de los estados y las sociedades será de menos interés para los terroristas que para los delincuentes comunes y las organizaciones delictivas, los empleados descontentos de las grandes compañías y, por supuesto, los espías y los gobiernos hostiles. Los ladrones electrónicos, bien sea que se dediquen al fraude con tarjetas de crédito o al espionaje industrial, son parte del sistema, lo utilizan, no lo destruyen, su destrucción les costaría su modus vivendi.

Los grupos terroristas políticamente motivados, sobre todo los separatistas empeñados en establecer sus propios estados, tienen metas limitadas. El Partido Laboral Kurdo, el IRA, el ETA y los Tigres Tamiles quieren debilitar a sus enemigos y forzarlos a hacer concesiones de gran alcance, pero, en realidad, no pueden esperar destruirlos. Sin embargo, es también posible que grupos terroristas al borde de una derrota o actuando inspirados por visiones apocalípticas no vacilen en emplear todos los medios destructivos a su disposición.

Todo esto lleva mucho más allá del terrorismo que nos es conocido. Quizá se necesitan nuevas definiciones y nuevos términos para las nuevas realidades, y los servicios de inteligencia y quienes formulan las políticas deben aprender a discernir las diferencias significativas que pueden existir entre las motivaciones de los terroristas, los enfoques y las metas. La Biblia dice que cuando Sansón, personaje del Antiguo Testamento, derribó el templo, sepultándose a si mismo y a los filisteos en la ruinas, "las muertes que causó con la suya fueron más que todas las que causó en su vida". Los Sansones de la sociedad han sido relativamente pocos en todas las épocas. No obstante, con las nuevas tecnologías y la naturaleza cambiada del mundo en que operan, un puñado de Sansones enfurecidos y discípulos del apocalipsis serían suficientes para causar devastación. Es posible que de 100 intentos de superviolencia terrorista 99 fracasen, pero uno solo que tenga éxito podría dejar muchas más víctimas, producir más daño material y desatar un pánico más grande que cualquier otra cosa que el mundo ha experimentado hasta ahora.

El Terrorismo En El Presente

La cantidad real de incidentes terroristas internacionales ha declinado en años recientes, de una cifra alta de 665 en 1987 a un promedio entre 300 y 400 en años recientes.

Hay varias razones para esta tendencia positiva:

--La Unión Soviética y casi todos los numerosos grupos terroristas revolucionarios que apoyaba han pasado a la historia.

-- Después de 50 años de guerra y terrorismo, los árabes y los palestinos están luchando por la paz. La OLP ha renunciado al terrorismo y la mayoría de los estados árabes también lo han condenado inequívocamente.

-- Sólo unos pocos estados proscriptos siguen patrocinando o apoyando el terrorismo.

-- En la actualidad hay un creciente consenso internacional de que matar a personas inocentes por razones políticas es absolutamente inaceptable, cualesquiera que sean los motivos o las causas.

-- Y hay una disposición correspondiente en la mayoría de los estados a reprimir a los terroristas por todos los medios disponibles, especialmente usando la ley para combatir al terrorismo.

Pero también hay una columna de hechos negativos:

-- No obstante el compromiso de los palestinos y de los árabes en general a la paz en el Mediano Oriente, grupos como Hamas y la Jihad islámica palestina efectuaron en 1995 una cruel campaña de retaguardia de ataques con bombas en Israel en un esfuerzo por interrumpir el proceso de paz.

-- Y un terrorista israelí asesinó al primer ministro Rabin con el mismo propósito.

-- Irán, no obstante las gestiones de Estados Unidos para contenerlo por medio de sanciones, sigue usando el terrorismo como arma de política exterior para dar muerte a disidentes y trastornar el proceso de paz.

-- Libia, aunque las sanciones de las Naciones Unidas han reducido su terrorismo en el extranjero, todavía desafía la orden de las Naciones Unidas de entregar a dos sospechosos en el ataque con bomba al Vuelo 103 de Pan Am sobre Lockerbie para que sean juzgados por un tribunal británico o estadounidense.

-- La explotación de la religión por los terroristas también podría estar aumentando. En las décadas previas la mayoría de los grupos terroristas eran seculares, pero más y más terroristas sostienen hoy día que actúan en el nombre de la religión, especialmente el islamismo. Algunos son parte de grupos organizados como Hamas, el Hizballah libanés y el Gamaat egipcio. Otros son elementos islámicos con fines específicos, como la banda de Ramzi Ahmed Yousef, muchos de los cuales han sido entrenados en Afganistán.

-- La explotación de la religión con fines políticos, y la violencia, son un fenómeno antiguo. Es importante recordar que todas las religiones han producido grupos marginales desviados y peligrosos, y que el islamismo, al igual que la cristiandad y el judaísmo, predica la paz y no la violencia. Los terroristas que dicen hablar por el islamismo están abusando de su religión y son condenados cada vez más en todo el mundo islámico.

-- El terrorismo interno --terrorismo que no involucra a ciudadanos o territorios de más de un estado-- ha aumentado y declinado con el transcurso del tiempo. En la actualidad parece estar aumentando, por ejemplo en el sur de Asia.

-- Los cultos mesiánicos, como el Aum Shinrikyo japonés, que usan el terrorismo para dar cumplimiento a sus visiones de Armagedón, también pueden ser una amenaza creciente. Todos ellos son más peligrosos cuando tienen acceso a dinero y tecnología.

4. Motivos del terrorismo

Muchos diversos motivos inspiran a los terroristas. Los estudiantes del terrorismo los clasifican en tres categorías: racional, psicológico, y cultural. Un terrorista puede ser formado por combinaciones de éstos.

Motivación Racional

El terrorista racional piensa con sus metas y opciones, haciendo un análisis de costes y beneficios. Él intenta determinarse si hay maneras menos costosas y más eficaces de alcanzar su objetivo que terrorismo. Para evaluar el riesgo, él pesa las capacidades defensivas de la blanco contra sus propias capacidades para atacar. Él mide las capacidades de su grupo para sostener el esfuerzo. La pregunta esencial es si el terrorismo trabajará para el propósito deseado, dado condiciones sociales en ese entonces. El análisis racional del terrorista es similar a el de un comandante militar o de un empresario de negocio que considera líneas de conducta disponibles.

La historia reciente ofrece ejemplos de varios grupos que tenían perspectivas al parecer buenas del éxito que pagó el precio de la reacción al terrorismo. En los años 70s, el Tupamaros en Uruguay y el ERP (ejército revolucionario de la gente) y Montoneros en la Argentina provocaron una reacción popular hostil al terrorismo. Empujaron a las sociedades más allá de su umbral de la tolerancia y fueron destruidos consecuentemente. Igual es verdad de varios grupos que funcionan en Turquía en último los años 70 y, posiblemente, varias familias de Mafiosi en Italia en los años 90.

Motivación Psicológica

La motivación psicológica para el terrorismo deriva del descontento personal del terrorista con su vida y las realizaciones. Él encuentra su razón en la acción dedicada del terrorista. Aunque no se encuentra ninguna sicopatía clara entre terroristas, hay un elemento casi universal en ellos que puedan ser descritos como " los terroristas verdaderos ." Incluso no consideren que pueden ser incorrectos y que otros visión puede tener cierto mérito. Los terroristas tienden para proyectar sus propias motivaciones antisociales sobre otras, el crear polarizado " nosotros contra ellos " perspectiva. Atribuyen solamente motivos malvados a cualquier persona exterior su propio grupo. Esto permite a los terroristas deshumanizar a sus víctimas y quitar cualquier sentido de la ambigüedad de sus mentes. La claridad que resulta del propósito suprime a las que anhelen violencia para relevar su cólera constante.

La otra característica común del terrorista psicológicamente motivado es la necesidad pronunciada de pertenecer a un grupo. Con algunos terroristas, la aceptación del grupo es un motivador más fuerte que los objetivos políticos indicados de la organización. Tales individuos definen su estatus social por la aceptación del grupo.

Los grupos del terrorista con motivaciones internas fuertes encuentran necesario para alinear la existencia del grupo continuamente. Como mínimo, debe cometer actos violentos para mantener autoestima del grupo y legitimidad. Así, los terroristas realizan a veces los ataques que son objetivo no productivos o aún ineficaces a su meta anunciada.

Otro resultado de la motivación psicológica es la intensidad de la dinámica del grupo entre terroristas. Tienden para exigir unanimidad y para ser intolerante de la disensión. Con el enemigo claramente identificado e inequívoco mal, la presión de extender la frecuencia y la intensidad de operaciones está siempre presente. La necesidad de pertenecer al grupo desalienta dimisiones, y el miedo del compromiso rechaza su aceptación. Se rechaza el compromiso, y los grupos del terrorista se inclinan hacia posiciones del maximalista. Esto puede explicar porqué los grupos del terrorista son propensos a fracturar y porqué las astillas son con frecuencia más violentas que su grupo del padre.

Motivación Cultural

Las culturas forman valores y motivan a gente a las acciones que se parecen desrazonables a los observadores no nativos. Los americanos son renuentes apreciar el efecto intenso de la cultura en comportamiento. Validamos el mito que el comportamiento racional dirige todas las acciones humanas. Aunque el comportamiento irracional ocurre en nuestra propia tradición, intentamos explicarla por otros medios. Rechazamos como increíble las cosas tales como el comportamiento de uno mismo-destructivo del grupo cuando los observamos en otros. Opinión con incredulidad las cosas tales como la disolución de un estado viable para el motivo de la pureza étnica cuando los militares que resultan son económicamente anémicos.

El tratamiento de la vida en vida general e individual en detalle es una característica cultural que tiene un enorme impacto en terrorismo. En las sociedades en quienes la gente se identifica en términos de la calidad de miembro de grupo (familia, clan, tribu), puede haber una buena voluntad al sacrificarse raramente a otra parte. (nota, sin embargo, que los soldados americanos están sorprendidos menos en el sacrificio heroico para su unidad militar; la diferencia entre culturas está en el grupo con cuál uno identifica.) Ocasionalmente, los terroristas se parecen para ser impacientes dar sus vidas su organización y causa.

Las vidas de " otras, " siendo enteramente mal en el sistema del valor de los terroristas, se pueden destruir con poco o nada.

Otros factores incluyen la manera de la cual se acanala la agresión y los conceptos de la organización social. Por ejemplo, el nivel ambiente por de la violencia es formado la estructura política y sus provisiones para la transferencia de la potencia. Algunos sistemas políticos no tienen ningún medio no violento eficaz para que la sucesión accione

Un motivo cultural importante del terrorismo es la opinión "forasteros " y anticipación de una amenaza a la supervivencia étnica del grupo. El miedo de la exterminación cultural conduce a la violencia que, alguien que no lo experimenta, se parece irracional. Todos los seres humanos son sensibles a las amenazas a los valores por los cuales se identifican. Éstos incluyen lenguaje, la religión, la calidad de miembro de grupo, y el territorio del patria o nativo. La posibilidad de perder cualesquiera de éstos puede accionar la defensiva.

La religión puede ser la más volátil de identificadores culturales porque abarca los valores llevados a cabo profundamente. Una amenaza para su religión pone no solamente el presente en el riesgo pero también su último cultural y el futuro. Muchas religiones, incluyendo cristianismo e Islam, son así que confidente correctas que han utilizado la fuerza para obtener a convertidos. El terrorismo en el nombre de la religión puede ser especialmente violento. Como todos los terroristas, los que son visión religioso motivada sus actos con certeza moral y uniforme adivinan sanciones. Esto ayuda a explicar el alto nivel la consolidación y buena voluntad de arriesgar muerte entre grupos extremistas de religiosos.

5. Tipos de terrorismo

Podemos encontrar tres tipos importantes de terrorismo:

*Narco-terrorismo.

Se llama de esta manera a la utilización del trafico de drogas para promover los objetivos de ciertos gobiernos y organizaciones terroristas. El narco-terrorismo atenta contra los derechos humanos esenciales como el derecho a la vida y a la integridad física; a la tranquilidad y a la honra; a la participación política y a la libertad de expresión y comunicación, para mencionar solamente los más vulnerados.

Los jóvenes constituyen hoy el segmento más afectado de la población por la droga, el delito y la violencia. Las organizaciones de narcotraficantes los utilizan.

En septiembre de 1989, ante la Asamblea General de la ONU, el representante colombiano propuso un "Plan de Acción Global contra el narcotráfico

y el narco-terrorismo".

*Terrorismo nuclear.

Este tipo de terrorismo será uno de los más preocupantes en los próximos años.

La ex-Union Soviética es la principal fuente de esta preocupación. Allí se pueden encontrar residuos de armas nucleares.

Evitar el tráfico ilegal de material radiactivo es muy importante porque a las sustancias con que se trafica se les puede dar uso militar o terrorista y porque también puede producir un desastre sanitario.

Otros blancos probables de futuros atentados terroristas son las centrales nucleares.

A lo largo de los últimos años, en el mundo se ha incrementado el numero de atentados terroristas. Tanto es así, que en agosto de 1994, poco después del ataque contra la AMIA en Buenos Aires, el Instituto de Control Nuclear de los Estados Unidos giró una directiva a todas sus centrales en la que advertía que debían considerar con seriedad la amenaza terrorista y recomendaba la construcción de defensas de hormigón y diques contra posibles ataques con coches-bomba.

*Terrorismo de Estado.

Es el uso sistemático, por parte del gobierno de un Estado, de amenazas y represalias, considerado a menudo ilegal dentro incluso de su propia legislación, con el fin de imponer obediencia y una colaboración activa a la población. Por su naturaleza es difícil de identificar, y los conceptos varían en función del carácter de las épocas históricas, zonas geográficas y características culturales. Los regímenes despóticos del pasado utilizaban con frecuencia prácticas de este tipo, que las democracias modernas condenarían sin necesidad de realizar una crítica contemporánea rigurosa. Las formas más desarrolladas de terrorismo de Estado, para las que el término fue inventado, han sido los sistemas empleados en el siglo XX bajo el fascismo y el comunismo. Asimismo, la práctica de terror desde el poder se extendió en el siglo XX bajo regímenes militares o militarizados en el seno de democracias formales.

Estos regímenes totalitarios se caracterizaban por un monopolio de los medios de comunicación, la imposición de una ideología monolítica, la exigencia no sólo de obediencia sino de participación activa en las medidas policiales del Estado, y un aparato de policía secreta y de campos de concentración para disciplinar e incluso exterminar a los adversarios y disidentes. Los líderes potenciales de la oposición eran aislados, encarcelados, exiliados o asesinados.

A menudo, los tentáculos del aparato del Estado se extendían hasta el extranjero y atacaban a enemigos que pertenecían a la población en el exilio, como fue el caso del asesinato de Liev Trotski en México a manos de agentes estalinistas. Los componentes de muchas organizaciones nacionales de seguridad e información han utilizado métodos ilegales para hacer frente a los adversarios, tanto dentro como fuera del país. Lo que diferencia estos episodios de un sistema donde se aplica el terrorismo de Estado es la importancia de la operación y el total respaldo de la clase dirigente. En efecto, el aparato de terror, el Estado y el partido en el gobierno suelen estar relacionados de un modo indisociable. El sistema acaba destrozando a menudo a los elementos de su propia cúpula, como sucedió con el líder nazi Ernst Röhm, jefe de la Sección de Asalto (SA), y el jefe de la policía secreta soviética Lavrenti Beria, ambos ejecutados por las mismas organizaciones que ellos crearon o dirigieron.

En otro plano, algunos regímenes han recurrido a medios extralegales para eliminar a elementos específicos de la población, en especial en lo que a proscritos y presuntos delincuentes se refiere.

Las manifestaciones autoritarias extremas del terrorismo de Estado han servido de inspiración para una vasta literatura, conocida como ‘novela antiutópica’, donde destacan las obras El cero y el infinito de Arthur Koestler y 1984 de George Orwell, en las que la globalidad del terror convierte a los hombres en meros instrumentos mecánicos de quienes ejercen el poder.

Características del terrorismo internacional

Características claves del Terrorismo Internacional:

Su violencia indiscriminada: extiende sus efectos a la totalidad de la población.

Su imprevisibilidad: actúa con sorpresa infundiendo terror.

Su inmoralidad produce sufrimiento innecesario: golpean las áreas más vulnerables.

Es indirecto: desvía la mirada de la población a un punto, que no es el blanco que se proponen.

Es sabido que el Terrorismo Internacional es una de las formas de violencia más difíciles de contener.

Se nombrarán algunos hechos del Terrorismo, para mostrar que este ha adoptado varias formas a través del tiempo, pero, que aún así, se pueden determinar los elementos que lo engloban.

El escape de la religión y en alguna medida del nacionalismo y sus conceptos básicos, producto de la Globalización que desconoce fronteras.

La cultura de la violencia y la confrontación.

La naturaleza de la guerra, donde la distinción entre civiles y combatientes ha dejado de existir a partir de conflictos como el de Ruanda, Bosnia o Chechenia.

El auge de la toma de rehenes y escudos humanos. Por ejemplo: Los serbios de Bosnia tomaron de rehenes a cascos azules de Naciones Unidas, para evitar el bombardeo de la O.T.A.N.

Surgimiento de las nuevas diásporas que se mantienen a medio camino entre la separación y la integración.

El Terrorismo por cuenta propia que tiene como blanco a la población civil.

Participación creciente de militares, ex – militares, y miembros de los servicios de inteligencia.

El recambio generacional y el aumento del Terrorismo freelance; en el pasado, los terroristas defendían una idea, aunque esta fuera en contra de los Derechos del Hombre, actualmente lo principal es la violencia, sin perseguir una justificación ideológica.

Se aprovechará también para mencionar algunos sucesos realizados por el Terrorismo, para que se tome conciencia de las tragedias que ocasiona.

El 17 de marzo de 1992, un coche bomba estalla en la embajada de Israel en Buenos Aires, quedando un saldo de 29 muertos y 250 heridos.

En febrero de 1994 explota una bomba, quedando un saldo de 66 muertos en el Mercado Central de Sarajevo.

El 4 de febrero de 1994, tres granadas cayeron en Dobrinja sobre personas que hacían cola para la primera distribución de víveres.

El 18 de julio de 1994, en Buenos Aires, estalla un coche bomba en la sede de la A.M.I.A., muriendo en el incidente 86 personas.

En la ciudad japonesa de Tokio, el 20 de marzo de 1995 se encuentra gas sarín en el subte, quedando un saldo aproximado de 11 muertos y 5000 heridos.

E.T.A. atenta contra el presidente José María Aznar, en Madrid el 19 de abril, este atentado deja un saldo de 15 heridos.

En Estados Unidos, el 27 de julio de 1996 estalla una bomba en el parque olímpico, quedando un saldo de 2 muertos y 111 heridos.

Cabe mencionar todos los actos terroristas que se suceden en los lugares focos del terrorismo como el Medio Oriente.

Terrorismo, economía y drogas

El terrorismo es una fuerte entrada de divisas a una nación, teniendo esto en cuenta, sabemos que hay grupos que dependen del terrorismo para poder subsistir, es aquí donde los organismos internacionales (como Naciones Unidas), deben desarrollar proyectos económicos que brinden beneficios y seguridad económica a corto y largo plazo a la población, por esto hay que adoptar medidas para prevenir y contrarrestar la financiación de terroristas, desarrollando un mayor control en relación con el destino, de las entradas y salidas de divisas de una nación. Por las razones mencionadas anteriormente es común el contrabando ilegal, tanto de armas como de drogas y estupefacientes, utilizando un método de financiación de organizaciones criminales para llevar a cabo sus actos terroristas; invitando a la comunidad internacional a implementar nuevas medidas, teniendo en cuenta el accionar del Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de las Drogas (PNUFID).

6. Leyes anti terroristas

Nueva Ley Contra El Terrorismo

La nueva ley de Estados Unidos contra el terrorismo intensifica las restricciones a la exportación de material defensivo, las visas para extranjeros vinculados con el terrorismo, el derecho de aterrizaje en Estados Unidos para líneas aéreas y la recaudación de fondos y otro material en apoyo de grupos terroristas.

A continuación, un resumen de la Ley Antiterrorista, firmada por el presidente Clinton el 24 de abril de 1996. l resumen ha sido preparado por la Oficina del Coordinador de Lucha Antiterrorista del Departamento de Estado.

con arreglo a esa ley:

-- se prohíbe dar ayuda exterior de Estados Unidos a gobiernos que faciliten asistencia o material militar letal a gobiernos que figuren en la lista de terroristas;
-- se prohíbe la venta o la licencia de exportación de artículos de defensa o servicios de defensa a los países que el presidente determine que no cooperan plenamente con la labor antiterrorista del gobierno de Estados Unidos;
-- se autoriza la exclusión de los extranjeros que sean miembros o representantes de grupos terroristas extranjeros designados como tales por el secretario de Estado, y
-- se encomienda a la Administración Federal de Aviación que exija a las empresas de transporte aéreo que presten servicio a Estados Unidos que apliquen medidas de seguridad idénticas a las aplicadas por las empresas de transporte de Estados Unidos.

El proyecto de ley, conocido oficialmente por el título de "Ley Antiterrorista y de Pena de Muerte Efectiva de 1996", contiene, asimismo, una serie de disposiciones relativas a los códigos penales de Estados Unidos.

La ley contiene importantes disposiciones solicitadas por el Departamento de Estado, tales como que se declare delito la recaudación de fondos u otras formas de apoyo material a organizaciones terroristas extranjeras y actos de terrorismo fuera de Estados Unidos, la legislación habilitadora de la convención sobre explosivos plásticos y la ampliación de la jurisdicción penal extraterritorial de Estados Unidos en casos de terrorismo.

Disposiciones dirigidas a las organizaciones o individuos terroristas

Recaudación de fondos --

Mediante la Sección 302 se autoriza al secretario de Estado a designar, previa consulta con el secretario de Justicia y el secretario de Hacienda, organizaciones terroristas extranjeras. Las designaciones se utilizarán para convertir en delito la prestación de fondos y otro apoyo material a las organizaciones terroristas extranjeras designadas, hecha por individuos que se encuentren en Estados Unidos o estén sujetos a su jurisdicción, y con fines de exclusión de visa. El secretario de Estado, previa consulta con el secretario de Justicia, podrá designar una organización como organización terrorista extranjera si determina que:

--la organización es una organización terrorista extranjera,

--la organización se dedica a actividades terroristas (según se definen en la sección 212 a)3)B) de la Ley de Inmigración y Nacionalización, y

--la actividad terrorista de la organización amenaza la seguridad de ciudadanos de Estados Unidos o la seguridad nacional de Estados Unidos.

Con arreglo a la definición ofrecida en la sección 302, por "Seguridad nacional" se entenderá "la defensa nacional, las relaciones exteriores o los intereses económicos de Estados Unidos".

Con arreglo a lo dispuesto en la sección 303, la prestación de apoyo material a una organización terrorista extranjera designada constituye un delito, y se prevén penas de multas y hasta 10 años de prisión para "todo aquél que, mientras esté en Estados Unidos o sujeto a su jurisdicción preste a sabiendas apoyo o recursos materiales a una organización terrorista extranjera, incluso en grado de tentativa, o conspire para dicho fin".

"Apoyo o recursos materiales" se define en términos generales por referencia a las definiciones usadas en la sección 323 de la ley (Véase la lista más adelante).

Mediante la sección 303 se autoriza, asimismo, al secretario del Hacienda a exigir a las instituciones financieras que mantengan en su posesión todos los fondos que la institución controle en nombre de una organización terrorista o agente de la organización. El término "agente" no está definido en la ley o en el historial legislativo de la ley. Ambas secciones 302 y 303 prevén procedimientos para proteger la información clasificada durante cualquier procedimiento judicial.

La sección 301 de la ley contiene una declaración, de hecho, una expresión de opiniones congresionales, en el sentido de que: "las organizaciones extranjeras que se dedican a actividades terroristas están de tal modo contaminadas por su conducta criminal que cualquier contribución a ellas facilita dicha conducta".

Apoyo material a actos concretos de terrorismo --

La sección 323 hace que sea ilegal prestar apoyo en Estados Unidos a actos específicos de terrorismo, los lleve a cabo o no una organización terrorista designada.

Por apoyo material se entenderá "dinero en efectivo u otros valores financieros, servicios financieros, alojamiento, capacitación, casas francas, documentación o identificación falsas, equipo de comunicaciones, instalaciones, armas, sustancias letales, explosivos, personal, medios de transporte y otros bienes tangibles, excepto medicinas u objetos religiosos". Los delitos implícitos en la sección 323 están previstos en las leyes de Estados Unidos que se ocupan de la ejecución de las principales convenciones internacionales sobre terrorismo, así como otras leyes penales de Estados Unidos.

Exclusión de terroristas extranjeros --

La sección 411 modifica la Ley de Inmigración y Nacionalización (LIN) para disponer la exclusión --denegación de visa-- de los extranjeros que sean miembros, así como representantes, de organizaciones terroristas designadas como tales por el secretario en virtud de la LIN (véase el párrafo correspondiente a la sección 302). La nueva legislación también modifica la definición de representantes de organizaciones terroristas para incluir no sólo a los funcionarios, autoridades o portavoces, sino también a: "toda persona que dirija, asesore o induzca a una organización o a sus miembros a dedicarse a actividades terroristas". Esta disposición está dirigida a las personas que inducen a la comisión de actividades terroristas sin ser funcionarios de un grupo terrorista o participar personalmente en actos de violencia.

Expulsión de terroristas extranjeros --

La sección 401 establece los procedimientos para la constitución de un tribunal especial que entienda en casos de deportación de terroristas extranjeros, al mismo tiempo que se protege la información clasificada. El gobierno está obligado a facilitar al acusado un resumen no clasificado de la información clasificada. El resumen deberá ser suficiente para que el extranjero prepare su defensa. Si el juez llega a la conclusión de que el resumen no es adecuado y el ministerio público no presenta una versión revisada satisfactoria dentro de un plazo de 15 días, el caso se dará por cerrado. Ahora bien, como parte de la armonización entre las versiones del Senado y de la Cámara de Representantes, el texto legal final redujo el onus probandi del Estado a la "preponderancia de pruebas" en vez de "la prueba clara y convincente".

Disposiciones Dirigidas Contra Estados Designados
Patrocinadores Del Terrorismo

Prohibiciones relativas a las transacciones financieras con estados terroristas

En la sección 321 se prevé la imposición de multas y hasta 10 años de prisión a quienes realicen transacciones financieras con gobiernos de los países incluidos en la lista de terroristas. Las regulaciones publicadas por el Departamento de Hacienda, previa consulta con el Departamento de Estado, prohíben a individuos u organizaciones radicados en Estados Unidos recibir contribuciones de países comprendidos en la lista de terroristas. Las transacciones comerciales ordinarias se permiten, a menos que ya estén prohibidas por otras leyes que afectan a Libia, Irán, Cuba y Corea del Norte.

Prohibición de prestar asistencia a los países que ayudan a los estados terroristas --

La sección 325 exige al presidente retirar la asistencia prevista en la Ley de Ayuda Exterior a todo gobierno que preste asistencia al gobierno de un país que el secretario de Estado haya designado patrocinador del terrorismo. Con arreglo a lo dispuesto en la sección, se permite al presidente dispensar de la prohibición si determina que la prestación de asistencia es "importante para el interés nacional" de Estados Unidos y presenta información justificativa al Congreso, según lo dispone la ley.

En la sección 329 de esta ley se define la asistencia como "asistencia a un estado o para beneficio de un estado por medio de una subvención, venta en condiciones concesionarias, garantía, seguro, o por cualquier otro medio en términos más favorables que los que se pueden obtener generalmente en el mercado correspondiente, bien sea en forma de préstamo, arrendamiento, crédito, alivio de la deuda, o que incluya subvenciones a las exportaciones de dicho país y trato arancelario favorable a los artículos cultivados, producidos o manufacturados en aquel país". En la sección se excluye concretamente la prestación de socorro en casos de catástrofes del tipo de ayuda a un estado terrorista que pueda provocar dicha interrupción por parte de Estados Unidos.

Prohibición de prestar asistencia a los países que facilitan material militar letal a los estados terroristas --

La sección 326 exige al presidente retirar la asistencia exterior a todo gobierno que facilite material militar letal a un gobierno incluido en la lista de terroristas. Se prevé también una dispensa por motivos de interés nacional similar a la enunciada en la sección 325. Esta disposición es similar a la que se ha venido incorporando durante los últimos años en las leyes de asignaciones presupuestarias para operaciones en el exterior.

Oposición a la prestación de asistencia por instituciones financieras internacionales a los estados terroristas --

La sección 327 exige al director ejecutivo de Estados Unidos en cada una de las instituciones financieras internacionales que haga uso del derecho de "voz y voto" de Estados Unidos para oponerse a la concesión de cualquier tipo de préstamo a países incluidos en la lista de terroristas. Entre dichas instituciones figuran el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, la Asociación Internacional de Fomento, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Fomento, el Banco Africano de Desarrollo, el Fondo Africano de Desarrollo" y cualquier otra institución similar establecida después de la fecha de promulgación de esta sección". Esta disposición es similar a la que se ha venido incorporando durante los últimos años en las leyes de asignaciones presupuestarias para operaciones en el exterior.

Acciones civiles contra los estados comprendidos en la lista de terroristas --

La sección 221 modifica la Ley de Inmunidades Soberanas Extranjeras para permitir a los ciudadanos estadounidenses entablar acciones civiles contra los países que hayan sido designados terroristas por el secretario de Estado con arreglo a la Ley de Ayuda Exterior, si la acción civil surge a consecuencia de sabotaje aéreo, tortura, asesinato extrajudicial o toma de rehenes. Esta modificación es una fórmula de conciliación entre la medida de la Cámara de Representantes, que también habría permitido a los nacionales estadounidenses entablar acciones civiles contra estados que no figuraran en la lista de terroristas. La ley permite al secretario de Justicia tomar medidas para impedir la revelación pública en acciones civiles de información de que disponga el gobierno de Estados Unidos cuando dicha revelación pudiera entorpecer una investigación o procesamiento penal o una operación de seguridad nacional.

Decisiones

Los miembros de la comisión conjunta de la Cámara y del Senado aprobaron la sección de decisiones congresionales contenida en el proyecto de ley aprobado por el Senado en junio de 1995. Aunque las decisiones no son vinculantes, se citan porque la expresión de opiniones congresionales respecto a Libia y las firmes acciones contra instalaciones terroristas pueden ser de interés para algunos gobiernos extranjeros. En estas decisiones se declara que:

-- dado que las Naciones Unidas han sido un foro inadecuado para la discusión de respuestas cooperativas, multilaterales a la amenaza del terrorismo internacional, el presidente debe tomar medidas inmediatas para formular respuestas multilaterales eficaces al terrorismo internacional como complemento de las actividades nacionales contra el terrorismo;

-- el presidente debe recurrir a todos los medios necesarios, incluidas las actividades encubiertas y la fuerza militar, para obstaculizar, desmantelar y destruir la infraestructura internacional utilizada por los terroristas internacionales, incluidos los refugios y las instalaciones de entrenamiento de terroristas en el extranjero;

-- el Congreso deplora las decisiones tendientes a mitigar, evadir o poner fin a las sanciones internacionales a los estados patrocinadores del terrorismo, incluida la decisión del Comité de Sanciones de las Naciones Unidas de permitir a las líneas aéreas volar a Libia y desde allí pese al incumplimiento por dicho país de las resoluciones de las Naciones Unidas;

-- el presidente debe continuar realizando esfuerzos para intensificar el aislamiento internacional de los estados patrocinadores del terrorismo internacional, incluidos los destinados a endurecer las sanciones internacionales, y debe oponerse a cualquier iniciativa futura para mitigar las sanciones a Libia y otros estados patrocinadores del terrorismo.

Disposiciones Que Afectan A Paises No Incluidos
En La Lista De Terroristas

Enmienda al control de exportación de armas --

La sección 330 prohíbe la venta o licencia de exportación de artículos o servicios de defensa a los países que el presidente determine que "no cooperan plenamente con la labor antiterrorista de Estados Unidos". Con arreglo a la sección 330, dichas determinaciones, que se harán para el 15 de mayo de cada año, se aplicarían a un país por un período de un año a partir del 1 de octubre siguiente. El presidente está autorizado a conceder dispensas por motivo de interés nacional con respecto a transacciones concretas.

Seguridad del transporte aéreo extranjero --

Por la sección 322 se exige a la Administración Federal de Aviación (FAA) imponer a los transportistas aéreos extranjeros que presten servicios en aeropuertos de Estados Unidos medidas de seguridad idénticas a las que se exigen a los transportistas estadounidenses que prestan servicios en el mismo aeropuerto. La FAA estudia los medios de llevar a la práctica esta disposición.

Capacitación en antiterrorismo --

La sección 328 refuerza el programa de asistencia a la capacitación en antiterrorismo (ATA) del Departamento de Estado mediante la eliminación de las restricciones legales vigentes según las cuales sólo se pueden enseñar en el extranjero determinados cursos. La disposición también eleva el límite máximo de 30 días al período de tiempo que el personal del ATA puede trabajar en el extranjero con arreglo a dicho programa, con lo que se permite a estos instructores estar adscritos a academias de capacitación extranjeras.

explosivos plasticos y otras armas

explosivos plásticos --

La sección 601 constituye la legislación habilitadora de la Convención sobre Rotulado de Explosivos Plásticos con Fines de Detección de 1991. La convención se negoció a raíz de la destrucción mediante bombas de los vuelos Pan American 103, en 1988, y UTA 722, en 1989. A cada estado fabricante se le exige incorporar agentes químicos específicos en los explosivos plásticos para facilitar que un equipo de detección de explosivos o de perros adiestrados los detecten. La promulgación permite a Estados Unidos depositar su instrumento de ratificación.

Estudio sobre explosivos no nucleares --

La sección 732 requiere del secretario de Hacienda, quien supervisa la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, que conduzca un estudio en conjunción con otras agencias acerca de la posibilidad de colocar rótulos en los explosivos no nucleares con propósitos de detección e investigación posterior a la explosión, y la posibilidad de convertir en inertes los fertilizantes.

Nucleares --

La sección 502 refuerza los prohibiciones existentes de poseer materiales nucleares mediante la ampliación de la definición para incluir subproductos nucleares. Esto se define como "cualquier material que contenga cualquier isótopo radiactivo creado mediante un proceso de irradiación en la operación de un reactor o acelerador nuclear".

Agentes biológicos --

La sección 511 amplía las prohibiciones vigentes en cuanto a la posesión de determinados agentes biológicos con la inclusión, en la definición de sustancias infecciosas, de productos biológicos que puedan obtenerse por medio de biotecnología, o de cualquier componente natural u obtenido por bioingeniería de dicho microorganismo, virus, sustancia infecciosa o producto biológico".

El secretario de Salud y Servicios Sociales está obligado a establecer y mantener una lista de agentes biológicos que puedan presentar una amenaza grave a la salud y seguridad públicas.

Agentes químicos --

La sección 521 declara ilegal el uso o el intento de usar armas químicas contra ciudadanos o bienes de Estados Unidos, tanto en el extranjero como en Estados Unidos. Las armas químicas se definen como "toda arma diseñada para causar o con la que se pretende causar gran mortandad o lesiones corporales graves mediante la liberación, diseminación o impacto de productos químicos venenosos o precursores de productos químicos tóxicos o venenosos".

Otros cambios de la ley penal que tienen
repercusiones internacionales

Actos que transcienden las fronteras nacionales --

La sección 704 declara delitos los actos de terrorismo que transcienden las fronteras nacionales. Los delitos incluyen los actos que ocurren en Estados Unidos, cuando al menos algún aspecto de los cuales haya tenido lugar fuera de Estados Unidos, tales como las actividades de un grupo terrorista extranjero que conspira en el extranjero para cometer asesinatos en suelo estadounidense. Entre ellos figuran la muerte, el secuestro, las lesiones corporales graves, o el asalto con arma peligrosa, el ataque contra bienes en Estados Unidos o contra empleados o bienes de Estados Unidos. En la sección 702 se estipula que el secretario de Justicia tiene la responsabilidad primordial de investigar "delitos federales de terrorismo", definidos como: 1) delitos "calculados para influir o afectar la conducta del estado mediante intimidación o coerción, o como represalia por la conducta del estado" y 2) delitos que ya están contemplados en la legislación de Estados Unidos, tales como la destrucción de aeronaves y el ataque contra autoridades extranjeras, autoridades huéspedes y personas protegidas internacionalmente.

Conspiración para causar daños a personas o bienes en el extranjero

La sección 704 declara delito la conspiración para matar, asesinar o causar graves daños corporales a personas fuera de Estados Unidos, siempre que, al menos, uno de los conspiradores implicados en una operación terrorista en el extranjero cometa en Estados Unidos un acto en apoyo de la conspiración. La ley incluye ataques a bienes en el extranjero, ya sean propiedad de un estado con el que Estados Unidos mantenga relaciones de paz o cualquier edificio usado con fines religiosos, educativos o culturales, ferrocarriles, canales, puentes, aeropuertos y otras estructuras y medios de transporte de carácter público.

Ampliación de la jurisdicción penal en el extranjero --

La sección 721 modifica la ley de piratería aérea para prever la jurisdicción extraterritorial cuando un ciudadano de Estados Unidos esté o hubiera estado a bordo de una aeronave afectada; cuando el que comete el acto es ciudadano de Estados Unidos; o se halla al delincuente en Estados Unidos después de cometer el delito. La ley también prevé la jurisdicción extraterritorial adicional de Estados Unidos sobre la destrucción de aeronaves y los actos de violencia en aeropuertos internacionales. Prevé, asimismo, la jurisdicción federal penal sobre el asesinato, el secuestro o las amenazas de que son víctimas personas que gozan de inmunidad diplomática cuando la víctima es empleado del gobierno estadounidenses; cuando el delincuente es ciudadano estadounidense; o cuando al delincuente se le halla más tarde en Estados Unidos.

27 De Noviembre Del 2000

El Gobierno ha ofrecido al PSOE un acuerdo "de fondo y a fondo" en materia antiterrorista. La oferta contempla siete puntos claves, entre ellos la celebración de elecciones en el País Vasco. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que estudiará la propuesta del PP, aunque criticó la forma de hacerla pública. Mientras, desde Luxemburgo, el presidente del Gobierno, José María Aznar, le advertía que es hora ya de que los socialistas tomen decisiones "porque el tiempo se va a acabar".

La propuesta del Gobierno se hacía pública hoy al término de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. El secretario general del Partido Popular, Javier Arenas, explicaba en rueda de prensa la oferta del Ejecutivo y aseguraba que el acuerdo establecerá los "principios y convicciones" que los dos principales partidos estén dispuestos a "defender ahora y después de las elecciones, un acuerdo atemporal".

Siete cuestiones clave

El acuerdo se lograría sólo a partir de la respuesta afirmativa del PSOE a siete "interrogantes clave":

Elecciones en Euskadi

En primer lugar, el PSOE debería explicitar si está de acuerdo en "construir una alternativa de libertad para ofrecérsela a los vascos", en que hay que "dar la palabra" a los vascos para poner fin a un gobierno construido gracias a los "cómplices de ETA", y en la necesidad de convocar elecciones.

Nacionalismo y pactos

Además, el PSOE debe precisar si considera que "los nacionalismos vascos deben responder con todas las consecuencias de sus acuerdos con el secesionismo violento y la deslealtad" al consenso constitucional y estatutario.

Instituciones y partidos democráticos

Los socialistas deberán aclarar también si están de acuerdo con la necesidad de un "gran impulso cívico" para poner a las instituciones y los partidos democráticos "al servicio de la salvaguarda de las libertades y derechos" de los ciudadanos.

Acabar con la "legitimación política" de la violencia

El PSOE también deberá aclarar si coinciden en que la lucha antiterrorista es "indisociable" de la vida política vasca, en que es "imprescindible acabar con toda legitimación política directa o indirecta de la violencia".

"Consenso de fondo y a fondo"

Los socialistas deben aclarar si están de acuerdo en la necesidad de alcanzar un "consenso de fondo y a fondo" que se incorpore de "manera coherente" a las actuaciones de ambos partidos en todas las instituciones.

Negociación
Los socialistas deberán hacer llegar su respuesta por los "canales habituales" de reuniones y contactos diarios.

El acuerdo no estará vinculado a las elecciones Arenas subrayó que el acuerdo resultante no estaría "vinculado estrictamente a las elecciones" sino que será una forma de "dejar claro que hay principios democráticos y salvaguardar los derechos y libertades de todos y los valores de la Constitución y el Estatuto".

Críticas al PSOE

El secretario general del PP pidió al líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que "ejerza su liderazgo y tome decisiones", para acabar con las contradicciones de su partido. Arenas aseguró que contempla con preocupación la situación del PSOE tras la celebración de congresos regionales que, en su opinión, no han servido para resolver los problemas de liderazgo y cohesión interna del primer partido de la oposición.

También señaló que en las últimas 72 horas, dirigentes socialistas han propuesto desde elecciones anticipadas hasta un gobierno de concentración, pasando por el diálogo con el PNV como fórmulas para solucionar la crisis del País Vasco.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda