Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Equilibrio ecológico (página 2)

Enviado por Andrea



Partes: 1, 2


La naturaleza es como una gran cadena formada por muchísimos eslabones en la que distintas especies se relacionan unas con otras.

Contribuir a mantener este equilibrio ecológico es una de las responsabilidades de la humanidad actual, si queremos que la vida siga siendo posible.

3.2 Efectos

Los efectos más graves han sido los ocasionados a los recursos naturales renovables: El Agua, El Suelo, La Flora, La Fauna y El Aire.

El gran desarrollo tecnológico e industrial ha sobrepasado la capacidad de la naturaleza para restablecer el equilibrio natural hhkgyfgfmbre se ha visto comprometido.

3.2.1 La contaminación: el agua y el aire en peligro

Hay otros casos en que la falta de responsabilidad de los seres humanos es todavía mayor: eso ocurre por ejemplo, cuando se utiliza un río para arrojar residuos industriales o sustancias químicas, contaminando sus aguas. Entonces, los peces que viven en ese río mueren. Y es mayor el trabajo que tienen que hacer las bacterias para poder descomponer la inmensa cantidad de peces muertos por intoxicación. Eso hace que la población de bacterias aumente y consuma el oxígeno del agua.

Por fin, estas bacterias también terminan por morir. Entonces les toca el turno a otras bacterias, que no necesitan oxígeno y se comen a las anteriores, pero que son, al mismo tiempo, causantes de muchas enfermedades.

También el aire se contamina con el humo que arrojan las chimeneas de las fábricas o los tubos de escape de los vehículos.

Sin embargo, afortunadamente, cada vez son más las personas que comprenden que el desequilibrio de un ecosistema puede tener consecuencias a veces irremediables y que contribuir al equilibrio es una manera de ayudar a que la vida sobre la Tierra siga siendo posible.

El mayor problema de las comunidades humanas es hoy en día la basura, consecuencia del excesivo consumo. Los servicios públicos se tornan insuficientes y la cantidad de basura como desecho de esa gran masa poblacional adquiere dimensiones críticas y ha perturbado los ecosistemas.

Los desperdicios de los alimentos y materias orgánicas contenidos en la basura, constituyen un problema de salud porque son criaderos de insectos, responsables de la transmisión de enfermedades como Gastroenteritis, Fiebre Tifoidea, Paludismo, Encefalitis, etc.; atrae las ratas que intervienen en la propagación de la Peste Bubónica, el tifus, Intoxicaciones Alimenticias y Otras.

3.2.2 ¿Cuánto cuestan los cambios?

Cuando una persona o grupo de personas cambian de vivienda tardan un tiempo en adaptarse al nuevo espacio: la distribución y la cantidad de habitaciones no suelen ser las mismas, la iluminación es otra y hasta el aire que se respira parece diferente. Y en la naturaleza ocurre lo mismo. Los animales y las plantas que habitan en un o que forman parte de otro ecosistema, están tan adaptados al medio en el que viven que sufrirían si los cambiamos bruscamente de lugar.

Además, en un ecosistema como uno bosque o una llanura, desde los seres más grandes hasta los más pequeños necesitan unos de otros para poder alimentarse y vivir.

Hay animales que comen plantas, como los conejos y ciertos insectos, y otros que comen a los animales que comen plantas, como los sapos, que ingieren insectos, o los pumas, que cazan conejos. Algunos se alimentan de los restos de todos ellos cuando mueren, como las hienas, que se comen a los animales muertos, y los buitres, que tienen los mismos hábitos y a los que siempre se los ve sobrevolando el lugar donde se encuentra un animal a punto de morir. Por último, existen bacterias y gusanos encargados de limpiar lo que dejaron los buitres y las hienas, se comen a éstos cuando mueren, y transforman la materia descompuesta en elementos como carbono y hierro.

3.2.3 No todo es comerse unos a otros

No siempre en la naturaleza los seres vivos se relacionan comiéndose unos a otros formando cadenas alimentarias. Los animales y los vegetales pueden relacionarse entre sí y con su medio de otras maneras. Por ejemplo dos especies distintas pueden ayudarse mutuamente: es el caso de los líquenes, formados por un alga y un hongo, que crecen sobre la corteza de los árboles o sobre las piedras de las montañas. En ellos el alga fabrica el alimento del hongo y el hongo provee de agua al alga, beneficiándose los dos al mismo tiempo.

Hay roedores como las ratas y los ratones y algunos insectos, como las cucarachas, que no se alimentan de otros animales sino de las sobras de lo que han consumido los seres humanos.

En otros casos, un organismo vive a costa del otro pero, además, lo perjudica. Esta relación de parasitismo se encuentra en las garrapatas y pulgas que se alimentan de la sangre de mamíferos y aves, debilitándolos.

Los animales y las plantas no habitan en el vacío: viven en la tierra o en el agua, a determinada temperatura, con poca o mucha lluvia, con poco o mucho viento. Estos factores son importantísimos. Tanto, que del suelo y del clima depende el tipo de vegetación de un lugar.

Por ejemplo, en las zonas donde las lluvias son muy abundantes las plantas crecen muchísimo, como en las selvas; en cambio, en las regiones desérticas se encuentran cactus, que se adaptan bien a las grandes sequías porque tienen tallos con repliegues carnosos capaces de almacenar agua.

3.2.4 Un equilibrio peligroso de romper

A veces, una especie animal o vegetal depende tanto del ambiente en el que vive que no podría existir fuera de ese lugar. Por ejemplo, los koalas australianos únicamente se alimentan de hojas de una especie de eucalipto rojo que se encuentra en algunas partes de ese continente. Como sólo comen esto que crece nada más que en Australia, los koalas solo pueden vivir allí. Así, la naturaleza es como una gran cadena formada por varios eslabones. Y si uno de esos eslabones se rompe, se altera el equilibrio de las especies que habitan en esa zona.

Lamentablemente, la acción del hombre, provoca que el equilibrio se rompa y trae consecuencias gravísimas. Eso ocurrió hace algunos años en Brasil, cuando se pensó que la inmensa Selva Amazónica podía utilizarse como zona de cultivo. Se talaron miles y miles de árboles, uno tras otro, hasta que pudieron realizarse las primeras pruebas. Sin embargo, el experimento no resultó, porque el suelo –bajo la primera capa de desechos orgánicos formada por las hojas en descomposición- no era fértil. Y además, de no poder cultivar, el hombre comprobó otra cosa: había destruido un sector importante de la gran reserva natural que hace las veces de “pulmón” del continente, ya que los árboles liberan oxígeno. Así ocurre que el hombre, a veces, por tratar de obtener un beneficio económico, destruye la naturaleza y termina destruyéndose a sí mismo.

4 HÁBITAT Y NICHO ECOLÓGICO

4.1 Hábitat

Se llama hábitat al lugar donde vive una especie (plantas o animales), por ejemplo una laguna, cuevas de montaña, intestino de cucaracha o zonas costeras.

4.2 Nichos ecológicos.

Se define como la región con todos esos rasgos que es ocupada por una especie determinada. Algunos rasgos ambientales del nicho ecológico de una especie se conocen colectivamente como su hábitat.

Dentro de cada hábitat, los organismos ocupan distintos nichos. Un nicho es el papel funcional que desempeña una especie en una comunidad, es decir, su ocupación o modo de ganarse la vida. Por ejemplo, el candelo oliváceo vive en un hábitat de bosque de hoja caduca. Su nicho, en parte, es alimentarse de insectos del follaje. Cuanto más estratificada esté una comunidad, en más nichos adicionales estará dividido su hábitat.

Son las condiciones ambientales, determinadas por todos los rasgos del ambiente, dentro de las cuales o en las cuales los miembros de una especie pueden sobrevivir o reproducirse. Los rasgos ambientales pueden incluir la temperatura, la vegetación, el aporte de comida y si el medio es terrestre o acuático. Cada rasgo del ambiente, como la temperatura, debe mantener unas determinadas condiciones para que los miembros de una especie puedan vivir. Por ejemplo, en el caso del aporte de comida de un ave que se alimente de semillas, las semillas deben tener un determinado tamaño para que el ave pueda comerlas.

De acuerdo con la teoría ecológica de la influencia, cada especie tiene su propio nicho, y la competencia entre las especies evita que una especie se expanda al nicho de especies vecinas. Por ejemplo, en los bosques de hoja ancha de Inglaterra viven tres especies emparentadas de aves: el herrerillo común (Parus caeruleus), el carbonero palustre (Parus palustris) y el carbonero común (Parus major). El herrerillo común es pequeño y se alimenta de orugas de menos de 2 mm en la parte alta de los robles; el carbonero común es más grande y se alimenta principalmente en el suelo de semillas y de insectos de más de 6 mm de longitud.

La cantidad de nichos de un ecosistema determina el número de especies que hay en él (es decir, su biodiversidad). La destrucción de los nichos debido, por ejemplo, a la destrucción del hábitat o a la extinción de las especies que sirven.

5 DIFERENCIAR ENTRE POBLACIÓN Y COMUNIDAD

5.1 Población

Una población es un grupo de organismos de la misma especie que comparten el mismo espacio y tiempo. Los grupos de poblaciones de un ecosistema interactúan de varias formas. Estas poblaciones interdependientes forman una comunidad, que abarca la porción biótica del ecosistema.

Una población se inicia con la presencia, en una zona determinada, de organismos que se aparean entre sí; por ejemplo los miembros de una especie de pez que viven en un lago.

Las poblaciones son analizadas mediante parámetros como la variabilidad, la densidad y la estabilidad, teniendo en cuenta los procesos ambientales y las circunstancias que influyen en dichos parámetros.

Aunque cada población es única, se pueden describir características generales. El aislamiento de una población puede provocar el desarrollo de un rasgo útil propio en la misma, este hecho conduce al concepto de selección natural. Si el aislamiento persiste a largo plazo, la selección natural y la deriva genética (introducción de mutaciones fortuitas) pueden llevar a la aparición de una nueva especie a partir de la original. Los miembros de esta nueva especie ya no pueden aparearse con los de la especie de la cual derivan.

5.2 Comunidad

Término biológico que hace referencia a los seres vivos presentes en un ecosistema. Podría definirse como el conjunto de poblaciones biológicas que comparten un área determinada y coinciden en el tiempo. Por ejemplo, los fósiles que aparecieran en un ecosistema no formarían parte de su comunidad sino que serían habitantes de una comunidad pasada, una paleo comunidad. Una comunidad puede ser definida a cualquier nivel taxonómico o funcional y escala geográfica. De igual modo podemos hablar de la comunidad de microorganismos del intestino de un herbívoro, de la de mamíferos marinos del océano Atlántico o de la de depredadores de las sabanas de África oriental. Véase Biocenosis; Biotopo.

A gran escala geográfica el principal factor que determina el tipo de comunidades es el clima (véase Bioma), mientras que a menor escala resulta más difícil encontrar cuál o cuáles son los factores que explicarían los agrupamientos de especies.

Uno de los primeros objetivos que persigue un ecólogo es conocer la composición de una comunidad y su estructura, entendiendo ésta como el conjunto de relaciones que existen entre las diferentes especies entre sí y con el medio en el que viven. Existen varias maneras de caracterizar una comunidad, la más adecuada sería aquella que considerase tanto la composición de especies como el número de individuos de cada una de ellas

Sin embargo, no todas las especies tienen la misma importancia dentro de una comunidad; se conocen como especies clave o dominantes aquellas que si desaparecieran provocarían un profundo cambio en la comunidad, pues sobre ellas se articula la comunidad entera.

6 LA ECOLOGÍA DENTRO DEL EQUILIBRIO ECOLÓGICO

La ecología es el estudio de la relación entre los seres vivos y su ambiente o de la distribución y abundancia de los seres vivos, y cómo esas propiedades son afectadas por la interacción entre los organismos y su ambiente. El ambiente incluye las propiedades físicas que pueden ser descritas como la suma de factores abióticos locales, como el clima y la geología, y los demás organismos que comparten ese hábitat (factores bióticos).

6.1 Definición y división de la ecología

Etimológicamente "ecología" viene de "oikos" que significa: casa, lugar para vivir.

Es estudio de la relación entre los organismos y su medio ambiente físico y biológico. El medio ambiente físico incluye la luz y el calor o radiación solar, la humedad, el viento, el oxígeno, el dióxido de carbono y los nutrientes del suelo, el agua y la atmósfera. El medio ambiente biológico está formado por los organismos vivos, principalmente plantas y animales.

Es decir, ecología significa el estudio de la economía de la naturaleza.

En parte, la ecología moderna empezó con Charles Darwin. Al desarrollar la teoría de la evolución, Darwin hizo hincapié en la adaptación de los organismos a su medio ambiente por medio de la selección natural. También hicieron grandes contribuciones geógrafos de plantas como Alexander von Humboldt, profundamente interesados en el cómo y el por qué de la distribución de los vegetales en el mundo.

6.2 La Ecología y el Derecho

El delito sabemos que es toda conducta del hombre que es sancionada por la ley. Por tanto cualquier conducta que perjudique el medio que lo rodea, tiene que ser sancionada pues en la actualidad y específicamente en nuestro derecho hay infinidad de conductas delictivas en materia ecológica que aún no son sancionadas por la ley.

Empezaremos definiendo el concepto de delito: "El delito es la acción u omisión penada por la Ley.

Podemos definirlo también desde un punto de vista jurídico-formal, puesto que nos habla de que si no hay una ley no puede existir delito, aun que la acción haya sido inmoral y gravemente perjudicial en el plano social.

Al hablar de acto u omisión nos referimos a que éstas son las dos únicas formas en que se puede manifestar la conducta humana para que pueda constituir delito. El acto viene a ser una actividad positiva, o sea, hacer algo que la ley prohíbe esto es un comportamiento que viola una norma, la omisión al contrario es una actividad negativa, esto es dejar de hacer lo que se debería de hacer, o sea, omitir obediencia a una norma que impone un deber hacer. Ambos aspectos implican una manifestación de voluntad que al realizarse provocarían un cambio o peligro de cambio en el mundo exterior, lo que para nosotros se traduciría en un delito.

Por tal razón podemos decir que el delito debe ser un acto antijurídico, es decir debe estar en oposición a una norma jurídica.

6.3 Los Niveles Tróficos y Cadenas Alimentarias

6.3.1 Niveles tróficos

Son categorías en las que se clasifican los seres vivos según su formad de obtener materia y energía.

a) El primer nivel trófico está ocupado por los productores, organismos capaces de transformar la materia inorgánica en orgánica gracias a la energía de la luz solar o de reacciones de oxidación. Son los vegetales y algunas bacterias, organismos autótrofos. El resto de niveles está integrado por seres heterótrofos.

b) En el segundo nivel se sitúan los consumidores primarios o herbívoros, que se alimentan de los vegetales.

El tercer nivel trófico lo integran los carnívoros o consumidores secundarios, los cuales se alimentan a su vez de los herbívoros.

c) En el tercer nivel están los carnívoros finales o superdepredadores, que se alimentan de otros carnívoros. Hay otros consumidores, los omnívoros, que ocupan el segundo y tercer nivel. En el caso de los consumidores carroñeros y detritívoros, el nivel en que se sitúan depende del origen de los restos o cadáveres que consumen.

6.3.2 Cadena Alimentaría.

Se entiende por cadena alimentaría o trófica cada una de las relaciones alimentarías que se establecen de forma lineal entre organismos que pertenecen a distintos niveles tróficos.

La cadena alimentaría se encuentra dividida en dos grandes categorías:

1.- la red de pastoreo, que se inicia con las plantas verdes, algas o plancton que realiza la fotosíntesis.

2.- la red de detritos que comienza con los detritos orgánicos. Estas redes están formadas por cadenas alimentarías independientes.

En la red de pastoreo, los materiales pasan desde las plantas a los consumidores primarios (herbívoros) y de éstos a los consumidores secundarios (carnívoros). En la red de detritos, los materiales pasan desde las plantas y sustancias animales a las bacterias y a los hongos (descompone dores), y de éstos a los que se alimentan de detritos (detritívoros) y de ellos a sus depredadores (carnívoros).

Los seres vivos que ocupan un determinado ecosistema deben de obtener el alimento dentro del mismo ecosistema. El aprovechamiento de todos los recursos que éste pude ofrecerles es posible por la gran diversidad de los organismos que lo habitan. En conjunto se establece una sucesión de relaciones a alimentarías que pueden considerarse como el metabolismo de cada sistema o comunidad biológica.

7. EQUILIBRIO DEL SER VIVIENTE CON EL MEDIO

El número de individuos de una comunidad depende de las condiciones ambientales, como temperatura, la cantidad de alimento, los enemigos naturales, etc. Para los seres vivos, varían entre un valor máximo y mínimo. Es lógico pensar que entre estos valores debe existir un valor óptimo.

Algunos organismos pueden tolerar grandes intervalos entre el máximo y el mínimo y se denominan euribiotas. Estos son los más extendidos sobre la Tierra. Otros, sólo pueden existir en intervalos pequeños y se les llama estenobiotas, los cuales solo pueden vivir en lugares muy concretos porque no son capaces de resistir fuertes cambios, ni de adaptarse a los mismos.

Pero así como el medio actúa sobre el individuo, este también actúa sobre el medio al consumir alimentos y oxígeno, como también en el dejando en él productos de excreción y desperdicios, los cuales poco a poco contaminan el ambiente, limitando así las posibilidades de vivir.

La acción continua entre el ser vivo y el medio para que los procesos vitales se cumplan, se denomina equilibrio.

7.1 EL PROBLEMA

¿Cuáles son las causas que originan el calentamiento global?

7.2 HIPÓTESIS

La contaminación ambiental (humo de los vehículos, el botar desperdicios, la basura, etc.)

La explotación forestal, las bombas nucleares, otros.

7.3 OBJETIVO

Que cada persona tome conciencia de los daños que causamos a nuestra naturaleza y conocer las causas que originan el calentamiento global, también tomar medidas de solución para que exista equilibrio ecológico.

IV.- METODOLOGÍA

4.1 Trabajo Realizado

En el presente trabajo se utilizaron métodos que sirven de mucha ayuda, tales como fuentes bibliográficas (libros de diversos autores), algún tipo de información de las páginas de Internet, se optó también por algunas revistas y folletos, ya que estos métodos sirvieron para investigar analizar y comprender todo lo referente al tema.

4.2 Encuesta

Para comprender más el tema, se tuvo que realizar encuestas que constaban de 5 preguntas y que sean referentes al “Equilibrio Ecológico”

4.3 Muestra

Como muestra se realizó la encuesta a 25 personas, de las cuales 14 fueron mujeres y 11 fueron varones, tomando en cuenta que algunas personas tenían ocupaciones, pues eran profesionales y otros de oficio, al igual que estudiantes

V.- ANÁLISIS Y CONTRASTACIÓN DE LOS RESULTADOS

51 Interpretación de los Resultados

El trabajo de investigación llamado Equilibrio Ecológico, un tema realmente interesante, que se centra básicamente en el manejo cuidado y conservación de todos los seres vivos, en la cual se utilizaron distintas técnicas para poder desarrollar el presente trabajo.

· Preguntas de la encuesta realizada

Realizado el día 12 de Junio del presente año

1.-¿Sabe algo sobre el Equilibrio Ecológico?

2.-Cree usted que existe un balance establecido del Equilibrio Ecológico?


3.-¿Es importante el Equilibrio Ecológico?


4.-¿Existe el calentamiento global?


5.- El calentamiento global perjudica a la humanidad?


5.2 RESUMEN DE LA ENCUESTA EN UN GRÁFICO

VI.- CONCLUSIÓN

El hombre es el eje fundamental del sistema viviente y un mal uso de sus recursos naturales lleva consigo la destrucción de los seres vivos, incluyendo la especie humana, ya que la ecología nos hace comprender el delicado equilibrio entre los fenómenos que afectan al mundo viviente.

El desequilibrio ecológico tiene una gran influencia en cuanto al cambio de clima, viéndose afectados todos los seres vivientes y su hábitat.

Los cambios producidos por la explotación de un ecosistema, pueden iniciar una serie de reacciones que van a afectar el equilibrio natural que se está llevando y de ésta manera hace que surjan un desequilibrio.

La diversidad biológica es la riqueza natural del mundo, y la supervivencia de nuestro planeta depende de la conservación, lo más intacta posible, de esa diversidad El uso indiscriminado de pesticidas y productos químicos fertilizantes del suelo pueden resultar dañinos para la salud y para el equilibrio ambiental.

Los hábitats son los lugares donde viven las especies, mientras que los nichos ecológicos son las regiones que son ocupadas por las especies determinadas.

VII.- SUGERENCIAS

1.- Para mantener un buen estado de equilibrio ecológico se sugiere que se tome alternativas más eficaces como es la educación porque en ella se pueden inculcar los conocimientos básicos y reflexionar sobre los daños que se ocasionan en la naturaleza.

2.- Se sugiere que no se usen productos químicos; como pesticidas que en ocasiones son utilizadas para el suelo y que se utilicen productos naturales, para evitar la contaminación y llevar un buen equilibrio.

3.- Que se establezca una proporción adecuada entre cosecha y renovación, de manera que haya un rendimiento continuo de plantas, animales y materiales útiles.

4.-Que se realicen charlas y que se pueda dar un balance natural establecido en un ecosistema por las relaciones interactuantes entre los miembros de la comunidad y su hábitat.

VIII BIBLIOGRAFÍA

ANÓNIMO. “Ecología”. Perú – Lima. Ediciones Cinco Ecsa. 2003.

BEGÓN, Harper y Towsend, "Ecologia, Individuos, Poblaciones Y Comunidades", Barcelona, Ediciones Omega, 1988.

BEGÓN Michael, "Ecología Animal", Barcelona, Editorial Trillas, 1989.

BENAVIDES ESTRADA, Margarita. “Trino””. Perú – Lima. Ediciones Marimar 2000.

BENNET – HUMPRIES, “Ecología de Campo”. Madrid. Editorial Blume. 1981

BERLAND, Tehodore, “Ecología y Ruído”. Buenos Aires. Ediciones Marymar. 1973.

CLARKE, George.”Elementos de Ecología”. Barcelona. Ediciones Omega. 1986

COSTA ALVA, Yanira. “Naturalito”. Perú – Lima. Ediciones Luren. 1999.

Enciclopedia Integrada. “Ciencia y Ecología Integrada”. Bogotá. Ediciones Voluntad.1991

Enciclopedia Lexus. “Biología y Ecología”.Buenos Aires. Ediciones Cultural Librera Americana S.A. 1984.

MAGUIÑA CUEVA, Teófila. “Vademécum Escolar”. Buenos Aires. Editorial AFA. 1998.

MARGALEF Ramón, "Ecología", Barcelona, Ediciones Omega, 1986.

NAVARRETE, Luis.”Nuevo Amanecer” Perú – Lima. Ediciones Navarrete.1994

OUNJIAN, Ovidio y AYALA, Jaime. “Ecología”. Bogotá. Ediciones Voluntad Ltda. 1977.

RODRIGUEZ CARRIÓN, Adela. “Nuevo Amanecer”. Perú – Lima. Ediciones Saywa. 2001.

SLONISISKY Teodoro, "Relaciones entre Humanos, Animales y Plantas", Buenos Aires, Editorial Plus Ultra, 1985.

SOTO MAYOR, Julio. “Atlas de Ecología”. Perú – Lima. Ediciones AFA.1998

X. ANEXO

XI GLOSARIO DE TÉRMINOS

· Actividad: Operaciones en tareas propuestas.

· Atmósfera: Capa gaseosa que rodea la tierra.

· Bacterias: Microorganismo unicelular, de forma alargada o esférica. Muchas de ellas son patógenas.

· Contaminar: Alterar alguna sustancia y sus efectos, la pureza o estado de una cosa.

· Detrito: Residuo de la disgregación de un cuerpo.

· Distribución: Repartir una cosa entre varios.

· Ecología: Rama de las ciencias que estudia las relaciones entre plantas y animales y su medio ambiente.

· Energía: Eficacia, virtud para obrar. Capacidad de un cuerpo para resistencias y producir trabajo.

· Equilibrio: Estado de un cuerpo cuando las fuerzas actúan sobre él se recompensan y se anulan.

· Hábitat: Medio Físico o geográfico en que vive naturalmente una especie natural o vegetal.

· Interacción: Acción que se ejerce recíprocamente entre dos o más objetos, agentes, fuerzas, funciones, etc.

· Organismo: Ser viviente. Conjunto de los órganos de un ser viviente

· Reforestación: Repoblar un terreno con plantas forestales.

 

 

 

 

Autor:

Andrea

libra_cancer13[arroba]hotmail.com


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.