Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Química inorgánica. Etimología de los elementos de los grupos principales (página 2)




Partes: 1, 2


Francio: Fue descubierto por Marguerite Perey en 1939, la cual le otorgó el nombre en honor a su país natal, Francia.

GRUPO 2

Berilio: Su nombre viene del latín Beryllus, que a su vez viene del griego ("berullos"), haciendo referencia al mineral a partir del cual fue identificado, el berilo, idéntico en composición a la esmeralda, exceptuando el hecho de que ésta tiene un 2% de cromo, causante de su color verde.

Magnesio: Se identificó a partir de la esteatita, mineral encontrado por primera vez en la región estadounidense de Magnesia. A la esteatita se le llama vulgarmente, "piedra de magnesia". Viene del griego ("Magnesia").

Calcio: En la antigua Roma, se usaba cal y arena para oponerse al clima desfavorable que pudiera hacer en determinadas épocas. El nombre de calcio viene precisamente de la palabra latina para designar la cal, calxk o calcis.

Estroncio: Fue hallado y aislado por primera vez en una mina cercana al pueblo de Strontian (Escocia) en 1787. De ahí su nombre.

Bario: Los científicos C. W. Scheele y J. G. Gahn, entre los años 1774 y 1779, consiguieron identificar la composición del espato pesado, siendo éste BaSO4, llamándolo barita, del griego ("barus", pesado, haciendo referencia al espato pesado). En 1808, Davy aisló el bario, cuyo nombre eligió recordando el de la barita.

Radio: Fue aislado por primera vez por la polaca Marie Curie y su marido Pierre Curie a partir de grandes cantidades de cloruro de radio. Su nombre viene a partir del descubrimiento de la radioactividad que posee, palabra también asignada por la misma Curie para el comportamiento que presenta. Viene del latín radius (rayo).

GRUPO 3

Boro: La etimología del boro es curiosa, por no ser nada convencional el modo de nombrarlo., y sólo se puede comprender desde el nombre original en inglés, boron. Desde la antigüedad, existe un compuesto conocido como bórax (Na2[B4O5(OH)4]·8H2O), que ha sido empleado para la creación de unos vidrios duros y resistentes. A partir del bórax fue aislado el semimetal en cuestión, por los conocidos Gay Lussac y Davy. Este último propuso el nombre, teniendo en cuenta que proviene del borax, y que es similar en propiedades al carbono (carbon, en inglés). BOR(ax + carb)ON = BORON (boro, en inglés).

Aluminio: Su nombre deriva del alumen (salado amargo), KAl(SO4)2, que se empleaba como astringente en la antigua Grecia, y posteriormente en Roma. Davy, que esta vez no fue quien lo aisló, propuso el nombre aluminum (inglés), que luego fue modificado por él mismo, a aluminium, forma que se emplea hoy en todo el mundo de habla inglesa, excepto en la zona norteamericana, donde sigue apareciendo como aluminum.

Galio: Al igual que el francio, el galio fue nombrado en honor a Francia, antiguamente conocida como Gallia (latín). Existe una curiosidad con respecto al nombre de este elemento, pues el apellido de su descubridor, P. E. Lecoq y gallus en latín, significan lo mismo: gallo. Hay quien dice que tuvo una segunda intención al nombrarlo, pero no existe una seguridad a ciencia cierta.

Indio y Talio: De nuevo me veo forzado a agrupar estos dos elementos, pues fueron descubiertos a la vez con técnicas espectroscópicas, de donde vienen sus nombres. El indio, una vez aislado, presenta una línea de color índigo en el espectro de emisión (latín, indicum). El talio presentaba, en cambio, una linea de color verde intenso, que le dio su nombre a partir del griego ("zallos", tallo) pues el tallo de las plantas suele ser verde.

GRUPO 4

Carbono: Lavoisier propuso este nombre en 1789 a partir de la raíz latina Carbo (carbón), pues bien es conocido que el carbón está principalmente formado por carbono. Lo realmente interesante del carbono es la etimología de sus dos formas alotrópicas principales: el grafito y el diamante. El primero, fue denominado del griego ("graféin", escribir) por su ancestral utilidad como herramienta de escritura. En cambio, el diamante debe su nombre a su dureza y su brillo, a partir del griego: ("diáfanes", transparente) y ("adamas", dureza).

Silicio: Es el elemento más abundante de la corteza terrestre. Desde la prehistoria se ha empleado formando parte de las rocas, para hacer útiles que ayudasen al ser humano en distintas tareas como la caza, la ornamentación, tallar otras rocas, etc. Por eso, para nombrarlo, Thomas Thomson en 1831 eligió la raíz latina silicis (piedra) para hacer memoria al elemento que más ha acompañado al ser humano en su evolución. La terminación inglesa -on (silicon, en inglés) la puso para hacer analogía con el carbono y el boro (carbon y boron, en inglés).

Germanio: Aunque Lavoisier predijera su comportamiento años antes de su descubrimiento, el nombre se puso en honor del país natal de su descubridor, C. A. Winkler, Alemania (Germany, en inglés).

Estaño: Nos encontramos ante uno de los elementos más curiosos en lo referido a su etimología, pues dependiendo del lugar del mundo donde nos movamos, el estaño puede adquirir nombres tan diversos como "Tin" (inglés), o kασσίτερος ("kassiteros", en griego). En particular, la palabra estaño proviene del latín stannum, la cual se refería al elemento. Κασσίτερος, en cambio, viene de ("Cassiterides", literalmente, islas de estaño en griego). La palabra Tin se cree que tiene origen en las primeras lenguas indoeuropeas, pero su etimología es hoy en día un misterio.

Plomo: Esta palabra deriva de la latina plumbum, que se usaba para referirse a este metal pesado, cuyas propiedades como veneno se conocen desde el antiguo Egipto, donde además, se empleaba para la alfarería, la sujeción de los famosos Jardines Colgantes de Babilonia, o incluso se usaba en la fontanería. Pronto, otras civilizaciones como Grecia o Roma emplearían el plomo con todas estas aplicaciones entre otras más novedosas para su época.

GRUPO 5

Nitrógeno: Este nombre, propuesto por Jean-Antoine-Claude Chaptal en 1790, se le otorgó debido a que se dio cuenta de que formaba parte del nitron (voz inglesa), compuesto empleado a la hora de valorar cuantitativa y cualitativamente el ácido nítrico, con la fórmula C20H16N4. De nuevo, se escogen raíces griegas a la hora de formar el nombre: ("nitron") y  ("gennan", formador de).

Por otro lado, Lavoisier propuso otro nombre, en función de sus propiedades asfixiantes, también proveniente del griego. Quiso llamarlo Azote, del griego ("azóticos", inerte, sin vida), que hoy en día sigue teniendo aceptación en el francés, donde se siguen usando los prefijos azo-, diazo-, azuro; para nitro-, dinitro- y nitruro; y en el italiano, donde se le llama "azoto". Incluso en el español tenemos vestigios de esta forma de nombrarlo, como el compuesto azida (N3).

Fósforo: Su nombre le viene de la primera propiedad que se le observó al aislarse por primera vez por Hennig Brandt. El proceso consistía en dejar descomponerse durante varios días, una muestra de orina humana, para después calentarla y transformarse en una sustancia pastosa que destilaba a altas temperaturas. Los vapores se condensaban con agua fría, para mostrar al elemento como una sustancia cerosa que brillaba mucho: el fósforo. El nombre (del griego) se debe a ese brillo: ("fos", luz) y ("foros", portador de). De aquí derivan palabras como fosforescente o fosforito, para referirnos a cosas que brillan.

Arsénico: Este elemento, aislado por Alberto Magno (1193-1280 D.C.), debe su nombre a la sustancia a partir de la cual fue aislado, el oropimente (As2S3). En árabe, se le denominaba az-zarnikh (es algo relacionado con el color dorado del oropimente), de ahí su derivación en arsénico. Según otras fuentes, el nombre deriva del latín arsenicum, y del griego ("arsenicon", varonil, macho).

Antimonio: Nos encontramos con el elemento que, a mi modo de ver, ha sido el más difícil a la hora de dar una etimología concreta, por lo que veremos a continuación:

Todo comienza en el antiguo Egipto, cuando se puso de moda emplear su sulfuro en una mezcla negra llamada kohl (sobre el 4000 A.C.), que se empleaba como sombra de ojos, o incluso como tratamiento para ciertas patologías oftalmológicas. A la sustancia que componía el kohl se la denominó stmy (palabra del egipcio antiguo cuya pronunciación no he logrado encontrar), que, con el tiempo, pasó al griego con el nombre de ("stibi"), empleado por Dioscórides (siglo I d.C.) por primera vez. Este es el origen del símbolo Sb usado para representarlo.

La etimología de su nombre, antimonio, comienza con el árabe "ithmid" (pronunciación), el cual derivó en el arabismo "antimonio", en todas las lenguas derivadas del latín. Aún con esta información, todavía queda descubrir el por qué de la palabra "ithmid", lo cual no he logrado hallar.

Bismuto: Su origen reside en la palabra alemana "Wismut" (metal blanco), la cual fue latinizada por el científico alemán G. Bauer (1530) como bisemutum.

NOTA: No se conocen con precisión los datos de los aislamientos de Sb y Bi, aunque se creen aislados entre los siglos XIII y XV.

GRUPO 6

Oxígeno: Es el elemento más abundante en la superficie de la tierra (no confundir con la corteza), en su forma diatómica, formando parte de la litosfera, la hidrosfera, etc. Su aislamiento lo llevaron a cabo C. W. Scheele y J. Priestley por separado, en 1773 y 1774 respectivamente. Los problemas que tuvieron a la hora de identificarlo como elemento, fueron que aún se conservaba la teoría del flogisto para la combustión y la respiración, y que no se sabía con exactitud qué era lo que constituía un elemento, pues la teoría atómica de Dalton estaba aún por nacer. Fue Lavoisier quien derrumbó la teoría del flogisto, y descartó que el oxígeno fuera mero aire deprovisto de flogisto, reconociéndolo como un elemento, y asignándole el nombre "oxigéne" (1777), de las raíces griegas ("oxis", ácido) y ("geinomai", generador de) en la creencia errónea de que era el constituyente esencial de todos los ácidos.

Azufre: Este elemento junto con el carbono son los no metales más antiguamente conocidos por la humanidad. Se empleaba en el antiguo Egipto como fumigador de plagas, blanqueador de tejidos como anhídrido o en ceremonias religiosas en la costa mediterránea. A partir del siglo XIII fue empleado como parte de la pólvora, lo cual constituyó un avance militar importante (aunque fue descubierta en China unos 200 años antes de esa fecha). Se hacen referencias en el Génesis, hablando de la destrucción de Sodoma y Gomorra con una lluvia de fuego y azufre (en inglés se lo nombra como brimstone). Su nombre en inglés, sulfur (sulphur en inglés británico), proviene del latín sulfur (arder), y éste del sánscrito sulvere, palabra que indica que el cobre pierde su valor al unirse al azufre.

Los científicos que lo reconocieron como un elemento químico fueron J. L. Gay Lussac y L. J. Thenard en 1809.

Selenio y teluro: El primero en descubrirse fue el teluro por el químico austriaco M. H. Klaproth, que le asignó el nombre a partir del latín tellus (tierra). El selenio se descubrió a partir de muestras de azufre, y debido a su parecido con el teluro, J. J. Berzelius y J. G. Gahn (sus descubridores) le asignaron el nombre que hoy tiene, derivándolo del griego ("selene", luna). Ambos nombres se les otorgaron en honor al planeta Tierra y a la Luna.

Polonio: Este elemento descubierto por Marie Curie (1898) mientras investigaba la radioactividad del radio, debe su nombre al país de nacimiento de la misma Curie, Polonia.

GRUPO 7

Flúor: Desde el siglo XVII el espato flúor se venía usando como fluyente a la hora de retirar impurezas de las rocas a partir de las cuales se pretendía aislar alguna sustancia. Esto se debe a la alta reactividad del flúor. El nombre fue propuesto por A. M. Ampère en 1812. La palabra proviene del latín fluor, significando "fluyente".

Cloro: El cloro es el primer halógeno que fue aislado y, aunque su uso como integrante de la sal común ha sido empleado durante milenios en la dieta de muchas civilizaciones, no fue aislado hasta 1774 por C. W. Scheele, el cual obtuvo este elemento haciendo reaccionar HCl con MnO2:

4NaCl + 2H2SO4 + MnO2 à 2Na2SO4 + MnCl2 + 2H2O + Cl2

Como buen seguidor de la teoría del flogisto, Scheele creía que había preparado Aire ácido marino deflogistado. Tras unos años, tiempo en que la teoría atómica fue evolucionando, la teoría del flogisto cayó, y se reconoció al cloro como elemento diatómico (Dalton, Avogadro, Cannizaro en 1811) y se le puso el nombre propuesto por Davy, que proviene del griego ("cloros", amarillento o verde claro), haciendo referencia a su color como gas.

Bromo: Existe una anécdota muy interesante acerca del descubrimiento de este elemento, y es que resulta que un día, un salinero alemán entregó a Liebig un frasco con un líquido color pardo para que él lo examinara. Liebig lo identificó mal como cloruro de yodo, y no le dio mayor importancia. Varios años después, Balard lo identificó como un nuevo elemento, el bromo. Liebig conservó el frasco, y lo uso para explicar cómo los prejuicios no nos deben guiar a la hora de avanzar en la ciencia. El nombre de bromo, se le dio haciendo referencia a su mal olor, haciendo uso de la raíz griega  ("bromos", apestoso).

Yodo: B. Courtois aisló este elemento tratando las cenizas de algunas algas con H2SO4. Gay Lussac propuso su nombre haciendo referencia a su propiedad más característica: el color violeta intenso que presenta mientras que sublima. Del griego  ("iodos", de color violeta).

Astato: La primera vez que el astato fue aislado, lo fue hecho a partir de su síntesis, realizada por los científicos D. R. Corson, K. R. Mackenzie y E. Segré en 1940, los cuales bombardearon un núcleo de bismuto con partículas alfa en un acelerador de partículas, resultando lo siguiente:

20983Bi + 42He à 21185At + 210n

Debido a su gran inestabilidad, se le asigno ese nombre, que viene del griego ("astatos", inestable).

GRUPO 8

Helio: Curiosamente, nos encontramos ante el primer elemento que fue descubierto fuera de la Tierra antes que en ella misma. Esto ocurrió durante el eclipse solar del 18 de agosto de 1868, cuando se acopló un telescopio a un espectroscopio y una nueva línea amarilla fue observada en el espectro de la luz solar, la cual no pertenecía a ningún elemento conocido. Fueron J. N. Lockyer y E. Frankland los que anunciaron el nuevo elemento, al cual, pusieron el nombre de helio, en honor al Sol, a partir del griego ("elios", el Sol).

Argón: Fue nombrado así por su naturaleza aparentemente inerte, del griego ("argon", vago).

Neón, Kriptón y Xenón: fueron destilados por primera vez en 1898 por Ramsay y M. W. Travers, los cuales le otorgaron nombres con algo en común: que eran desconocidos hasta el momento (todos a partir del griego). Respectivamente: ("neon", nuevo); ("kripton", escondido); ("xenon", estraño).

Radón: Es un elemento muy radiactivo, y mundialmente se le conoció como radon a partir de su descubrimiento en 1902 por E. Rutherford y F. Soddy. Del latín radius (rayo), igual que el radio, pero con la terminación -on, característica de los gases nobles.

Bibliografía

Para la realización de este trabajo se ha consultado, principalmente el libro,

A. Earnshaw, Norman Greenwood: Chemistry of the elements. Segunda Edición. Elsevier, 1997.

Estas páginas web también han sido útiles a la hora de complementar información acerca de determinados elementos:

http://ciencianet.com/ga.html

http://ciencianet.com/s.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Cassiterides

http://etimologias.dechile.net/?antimonio

http://members.tripod.com/plinios/elemental,_mi_querido_watson.htm

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=arsenico

 

 

 

 

Autor:

Alejandro Lorente Pons


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Quimica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.