Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Integración Económica (página 2)

Enviado por ASTRID LEON



Partes: 1, 2, 3


No menos importante es destacar la salida de Venezuela de la CAN el 22 de abril de 2006, esto en virtud de haberse considerado que no se estaba trabajando en pro de los principios que rigen a esta organización y mas importante aun que no se estaba respetando lo que debería ser la esencia de todo acuerdo integracionista económica o de otra especie que es el que las naciones se procuren un provecho sincero y reciproco para sus nacionales.

En este mismo orden de ideas, importante es destacar que, el presente trabajo abarcará las pautas pre-establecidas en nuestro programa de la cátedra de economía e incluso sin adentrarnos a detalles que en este terreno no nos ocupa haremos mención a otros tantos puntos que nos ayudaran al mejor entendimiento y desarrollo del informe en cuestión.

Capítulo I

Generalidades y nociones básicas en cuanto a la integración

1.- Antecedentes de la Integración a nivel mundial

El derecho de la integración es relativamente nuevo.  Desde las épocas romanas y las épocas anteriores, los Estados y las naciones han intentado unificarse con sus vecinos; o sea por la fuerza, o por medio de tratados y convenios.  Los romanos se unieron con los pueblos latinos para conquistar a los vecinos de Italia, antes de la desintegración del imperio romano.  Por otro lado en los años de 1800s y 1900s algunos países europeos que también intentaron dominar el continente europeo, sus aspiraciones no se basaban en la integración, sino en el establecimiento de un gobierno estatal sobre otras naciones. 

Antes de la segunda guerra mundial se estableció la Liga de Naciones, esta organización no tuvo mucho éxito en sus esfuerzos de unificación.  En 1945 fue establecida las Naciones Unidas, sobre la aprobación de la Carta en San Francisco, enfocándose en el reconocimiento de los derechos humanos y también el principio de autodeterminación de las naciones.

Además de los propósitos de mantenimiento de la paz y seguridad internacional, y la libre determinación de los pueblos, vemos que tiene también como propósito la realización de la cooperación internacional para solucionar problemas internacionales de carácter económico, social cultural o humanitario.

El Tratado de Roma, firmado en 1957, puso en marcha en 1958 la Comunidad Económica Europea, entre los mismos seis socios (RFA, Francia, Italia y los tres Estados de Benelux) que integraban desde varios años antes de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y de la Energía Atómica. Poco después los países nórdicos centroeuropeos (Austria y Suiza) y el Reino Unido formaban la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). La CE se amplió con Irlanda, Reino Unido y Dinamarca en 1973, en 1981 se incorporó Grecia y en 1986 España y Portugal. En 1987 entra en vigor el Acta Única Europea que prevé para 1993 el Mercado Único Europeo. Entre 1992 y 1993 se desarrolla, no sin problemas, el proceso de ratificación del Tratado de Maastricht para crear una <<Unión Europea>>. En 1992 se negocia el Espacio Económico Europeo que incluye a los países de la CE y la EFTA, y asimismo se establecen acuerdos comerciales de la CE con países del este europeo (los llamados "Acuerdos Europa").

En América se firma en 1960 el Tratado de Montevideo que instaura el Área Latinoamericana de Libre Comercio, ALALC (y asimismo se pone en marcha el Mercado Común Centro-Americano) con muy limitado éxito. En 1969 varios países de la ALALC establecen el Pacto Andino, con resultados modestos. En 1980 se pone en marcha el proyecto menos ambicioso y más realista de Asociación Latino-Americana de Integración, esencialmente a base de negociaciones bilaterales.

La crisis de los ochenta genera respuestas de apertura al comercio internacional. En 1985 los aranceles latinoamericanos eran muy elevados (en promedio un 56 por 100, los más altos de las principales regiones de la economía mundial) mientras que hacia 1992 se habían reducido al 16 por 100. Esta fase de "orientación al exterior" se plasma asimismo en acuerdos regionales: en 1990 el renovado Pacto Andino, entre Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela, expuesto a problemas derivados de las divergencias en la orientación comercial global, que revierten en la determinación del arancel exterior común; y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que engloba desde 1991 a Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, con disputas entre la orientación más liberal de Argentina y la más proteccionista de Brasil; y asimismo en 1991 se remoza el Mercado Común Centro-Americano.

En 1989 entró en vigor en Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y Estados Unidos. Por su parte en 1991 los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México decidieron negociar el Acuerdo de Libre Comercio Norte-Americano (NAFTA en siglas inglesas) que suponía para México culminar su proceso de liberalización comercial iniciado en 1985. La entrada en vigor del NAFTA se produce en 1994.

Australia y Nueva Zelanda tienen desde 1983 el pacto de Relaciones Económicas más Estrechas (CER, Closer Economic Relations), renegociando en 1988 para acelerar la eliminación de aranceles y otras trabas.

Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia establecen el 1967 un acuerdo de cooperación económica, ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, a la que se incorporó luego Brunei), con acuerdos arancelarios preferenciales, que no resultaron demasiado efectivos. En 1992 acordaron avanzar hacia un acuerdo de Libre Comercio (AFTA).

2.- Diferentes acepciones sobre la Integración

De acuerdo a definiciones de la Real Academia Española "integración" es "la acción y efecto de integrar", e "integrar" es "formar las partes un todo".

Esta acepción corriente del vocablo adquiere sentido específico cuando se refiere a los esquemas de integración.

Así, las definiciones de Integración económica, aluden al proceso mediante el cual dos o más países proceden a la abolición de las barreras discriminatorias existentes entre ellos, para establecer un espacio económico común que resulta de la suma de los espacios económicos de cada uno de los participantes del proceso, con el objeto de facilitar el flujo de bienes, servicios y factores productivos y la armonización de políticas económicas.

Las definiciones de Integración política aluden al proceso mediante el cual dos o más países transfieren a instituciones comunes supranacionales, competencias y poderes que les eran propios, para regular distintas áreas de relaciones entre los estados miembros, y establecer normas obligatorias para éstos y sus respectivas poblaciones.

Pero esto no es todo, ya que las expectativas reales de los latinoamericanos con relación a la integración, se mueven en un espectro muy amplio: desde los que tienen un alto nivel de expectativas, hasta los que tienen pocas esperanzas en la integración.

La Integración puede convocar a hacer realidad el sueño de la patria latinoamericana, por ejemplo de un nuevo Estado que comprenda desde México hasta Argentina y Chile.

Un Estado confederal o realmente federal, que unifique básicamente las Relaciones Exteriores, la Defensa y la Moneda.

Un Estado que privilegie la democracia y el pluralismo, la cobertura de todas las necesidades básicas de sus habitantes, el progreso tecnológico, y una inserción y relacionamiento con el resto del mundo a través de un alto grado de autonomía.

Para la Integración podría tener una referencia más modesta y convocar sólo a una preferencia arancelaria regional o a constituir una zona de libre comercio, o a una unión aduanera. El llamado podría inclusive dirigirse a constituir un mercado común o una unión económica.

La integración, formando parte del derecho internacional público, es la "fusión de ciertas competencias estatales en un órgano superestatal o supranacional."

  La integración no debe restringir la soberanía de las partes que acuerdan establecer un órgano supranacional. 

"La integración dirigida no requiere que ninguno de ambos gobiernos deje de perseguir políticas industriales y sociales que considere sean de interés, nacional, en tanto no frustren las tendencias integradoras."

La integración resulta en entes o gremios internacionales los cuales se dedican a establecer normas dirigidas a Estados con un propósito específico. 

3.- La Integración Económica.

Generalmente, cuando se habla de la integración, se refiere a la integración económica, ya que este propósito es el que más influye en la integración de naciones independientes.   La integración económica está compuesta del comercio, del flujo de capital, del flujo de personas o labor y también la abolición de barreras al comercio libre.  La integración económica puede tener uno de dos propósitos: el establecimiento de un mercado común o un área de comercio libre.  Esta toma ventaja de la proximidad geográfica y la naturaleza complementaria del desarrollo económico y tecnológico entre países vecinos. Puede estar filosóficamente opuesta a la estimulación de ciertas industrias, limitación de algunas importaciones, y a la imposición de salarios mínimos,  entre otras.

La integración económica puede definirse como:

La organización de un grupo de países con el fin de mejorar el intercambio comercial en el marco de sus territorios. Los objetivos principales son la eliminación de los obstáculos al comercio y a la libre circulación de bienes, mercancías y personas; la reducción de los costos de transporte, así como la implementación de políticas comunes en distintos sectores de la economía. La integración en bloques supone privilegiar el comercio por proximidad o contigüidad física, por lo que se establecen también tarifas o aranceles externos a los países no miembros. Al establecerse políticas comunes para distintos sectores de la actividad económica, incluso para el área educativa, se busca no sólo incrementar el comercio entre los países miembros, sino también alivianar los riesgos que generan situaciones de incertidumbre en la economía global.

Según la investigación realizada, en la página web (Consulta: 2008, Marzo 21) http://es.wikipedia.org/wiki/Integraci%C3%B3n_econ%C3%B3mica; se define la integración económica de la siguiente manera:

"Integración económica es el término usado para describir los distintos aspectos mediante los cuales las economías son integradas. Cuando la integración económica aumenta, las barreras al comercio entre mercados disminuyen. La economía más integrada o consolidada actualmente, entre naciones independientes, es la Unión Europea y su zona 'Euro'".

La Integración Económica es el proceso mediante el cual los países van eliminando esas características diferenciales. Técnicamente podrían irse eliminando entre todos los países, para ir hacia una "economía mundial integrada", pero por razones políticas y económicas los procesos de integración tienen lugar de forma parcial, es decir, implicando a un número de países normalmente reducido. Se dice entonces que asistimos a un proceso de regionalización, especialmente cuando los avances en la integración afectan a países de un mismo ámbito geográfico. La CE y el NAFTA son los casos más obvios.

4.- Características de los procesos de integración:

Jorge Mariño (1999: 113) ha establecido ciertas características esenciales a todo proceso de integración regional, las cuales mencionaremos a continuación con la finalidad de establecer una generalización. Estas características son:

  • Los sujetos son los Estados soberanos.
  • À Los Estados emprenden el proceso integrador en forma voluntaria y deliberada
  • À Como todo proceso -aún más, con la complejidad del caso al que se hace referencia- se debe avanzar por etapas, es decir, el proceso debe ser gradual.
  • À Las etapas deben ser cada vez más profundas y dispersas; de allí la necesidad de la progresividad y la convergencia del proceso.
  • À Por último, el proceso de integración se inicia con acercamientos económicos, pero lentamente y dependiendo de cada proceso -conforme a lo estipulado por los Estados miembros-, la agenda va abarcando e incluyendo nuevos temas de las áreas sociales, culturales, jurídicas, y hasta políticas de los países miembros.

5.- Derecho a la Integración Económica.

Si bien se ha definido la integración y la integración económica, el derecho de la integración o integración económica seria el conjunto de normas que regulan la conducta de los Estados en cuanto a la integración o integración económica.  Es decir, son las normas nacionales e internacionales que rigen la actuación del Estado en relación con todas áreas de la integración.  Por ejemplo el comercio, los aranceles, o el flujo de personas. 

En cuanto al ordenamiento jurídico venezolano se refiere, nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela regula el tema de la Integración Económica en el Título IV, Capítulo I, Sección Quinta "De las Relaciones Internacionales", en su art. 153, que prevé lo siguiente:

"Artículo 153. La República promoverá y favorecerá la integración latinoamericana y caribeña, en aras de avanzar hacia la creación de una comunidad de naciones, defendiendo los intereses económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales de la región. La República podrá suscribir tratados internacionales que conjuguen y coordinen esfuerzos para promover el desarrollo común de nuestras naciones, y que garanticen el bienestar de los pueblos y la seguridad colectiva de sus habitantes. Para estos fines, la República podrá atribuir a organizaciones supranacionales, mediante tratados, el ejercicio de las competencias necesarias para llevar a cabo estos procesos de integración. Dentro de las políticas de integración y unión con Latinoamérica y el Caribe, la República privilegiará relaciones con Iberoamérica, procurando sea una política común de toda nuestra América Latina. Las normas que se adopten en el marco de los acuerdos de integración serán consideradas parte integrante del ordenamiento legal vigente y de aplicación directa y preferente a la legislación interna."

6.- Fuentes del Derecho de Integración.

El derecho de Integración tiene como fuente primordial los tratados y convenios internacionales entre Estados, los cuales establecen las relaciones de integración.  Además, cuando el convenio resulta, como en Europa, en entes u órganos superestatales, estos mismos pueden legislar para las naciones afectadas. 

a. La Comunidad Europea

En la Comunidad Europea, la fuente primera de legislación comunitaria es el Tratado de Roma. En el proceso legislativo de la Comunidad Europea, la Comisión prepara la legislación, el Consejo lo revisa y lo aprueba, y donde sea requerido lo pasan al Parlamento para su aprobación.

  Toda legislación secundaria, preparado y adoptado por el Consejo, obliga a su cumplimiento a los Estados miembros.  Esto no requiere adopción de una legislatura nacional concordante para que la legislación se haga efectiva.  En cambio, los directivos si requieren que los Estados miembros adoptan las reformas necesarias para que sus leyes estén de acuerdo con las leyes de la Comunidad.

  Los miembros tienen un plazo previsto para efectuar los cambios necesarios, y la falta de cumplimiento, pueda resultar en un caso de incumplimiento ante el Tribunal de Justicia.  Todas las decisiones del Tribunal de Justicia son de cumplimiento obligado. 

Concluimos de lo anterior que en Europa existen fuentes directas del derecho de la integración tanto de legislación nacional como superestatal, y de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia.

b. La Integración en América Latina

La base de la integración, y del derecho de la integración, en América Latina es el Tratado de Montevideo de 1980.  Este tratado supera los efectos del tratado anterior, de 1960.  Pero este convenio establece que las relaciones de integración en América Latina serán por convenios y tratados bilaterales y multilaterales.  Basándose en estos tratados, los países de América Latina han establecido relaciones, como por ejemplo MERCOSUR y el Protocolo de Guatemala, sobre la integración de América Central.  Estos convenios requieren legislación nacional para surgir efecto. 

En conclusión de esta parte, debemos destacar que las fuentes del derecho de integración son los convenios y tratados internacionales, la legislación superestatal y nacional, la jurisprudencia de órganos jurídicos superestatales y nacionales, y los acuerdo bilaterales y multilaterales.  Como el derecho de integración es una rama nueva del derecho, todavía no se ha establecido la fuente de costumbre como una fuente real del derecho de integración.  Sin embargo, la globalización tiene como resultado una teoría de la integración económica que pueda influir el desarrollo de este nuevo ramo de derecho. 

Capítulo II

Teoría de la Integración Económica

1.- Teorías: Libre Comercio contra el Proteccionismo.

En teoría el comercio internacional, debe basarse en las ventajas comparativas y en el libre comercio. El libre comercio es el flujo de bienes sin restricciones o impuestos especiales entre países. En la práctica a pesar de los consejos de los economistas, cada nación protege en algún grado a sus productores de la competencia extranjera. Detrás de esas barreras se encuentra gente cuyos trabajos e ingresos están amenazados, por lo que exigen proteccionismo del gobierno. El proteccionismo es el uso de embargos, aranceles, cuotas y otras restricciones por parte del gobierno para proteger a los productores nacionales de la competencia extranjera.

a) Embargos: Son el obstáculo más fuerte al comercio. Un embargo es una ley que prohíbe el comercio con otro país. Por ejemplo, Estados Unidos y otras naciones impusieron un embargo de armas a Irak como respuesta a la invasión iraquí a Kuwait en 1990. Estados Unidos también mantiene embargos contra Cuba y Libia.

b) Aranceles: Son las medidas más conocidas y visibles para desalentar el comercio. Un arancel es un impuesto sobre una importación. Un arancel puede basarse en el peso, el volumen o el número de unidades de un bien, o puede ser ad valorem (calculado como porcentaje del precio). Los aranceles se imponen para reducir las importaciones al elevar los precios de importación.

Durante la depresión mundial de la década de los treinta, cuando una nación elevaba sus aranceles para proteger a sus industrias, las otras naciones respondían con medidas similares. En 1947, la mayoría de las naciones del mundo industrializado se pusieron de acuerdo para terminar con las guerras de aranceles al firmar el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (General Agreement on Tariffs and Trade, GATT). Desde entonces, las naciones que firmaron el GATT se reúnen periódicamente para negociar aranceles más bajos. Los acuerdos del GATT han reducido significativamente los aranceles entre los países miembros. En la Ronda de Uruguay, en 1994, las naciones que forman parte del GATT firmaron un acuerdo que disminuía los aranceles y otras barreras comerciales. El punto de mayor controversia de ese acuerdo fue la creación, en 1995, de la Organización Mundial de Comercio (OMC) (o World Trade Organization, WTO) con sede en Ginebra, Suiza, para reemplazar el GATT y mejorar las decisiones sobre comercio mundial. La OMC tiene más de 130 miembros y otros 30 negocian su integración. Los críticos temen que ahora sea más probable que la OMC falle a favor de otros países en las disputas comerciales contra Estados Unidos. Algunos grupos argumentan que la OMC no rinde cuentas y rechazan el libre comercio y la globalización. En 1999, miles de manifestantes se concentraron en el centro de Seattle e interrumpieron una conferencia de la OMC. La policía usó gas lacrimógeno, y balas de goma para dispersar a los manifestantes.

c) Cuota: Otra forma de limitar la competencia extranjera es imponer una cuota. Una cuota es un límite sobre la cantidad de un bien que puede importarse en un período dado. Por ejemplo: Estados Unidos puede permitir que se importen 10 millones de toneladas de azúcar en un año. Una vez que se alcanzara esa cantidad, no puede importarse más azúcar en ese año. Cerca de 12 por ciento de las importaciones de Estados Unidos están sujetas a cuotas. Los ejemplos incluyen el azúcar, los productos lácteos, los textiles, el acero y hasta el helado. Las cuotas pueden limitar las importaciones de todos los proveedores extranjeros o de países específicos. Al igual que las demás barreras del comercio, las cuotas alientan a las demás naciones a responder con más medidas para restringir el comercio. Algunas naciones utilizan medidas más sutiles para desalentar el comercio además de los embargos, los aranceles y las cuotas. Por ejemplo, algunos países imponen un gran número de trámites burocráticos para importar un producto.

2.- Argumentos para la protección.

El libre comercio ofrece a los consumidores precios más bajos y mayor cantidad de bienes para escoger. En consecuencia, la eliminación de las barreras a las importaciones le ahorraría a cada familia unos cientos de dólares al año. Sin embargo el problema es que las importaciones les pueden costar el empleo a algunos trabajadores. Por tanto, no es sorprendente que existan barreras comerciales a pesar de los mayores beneficios para los consumidores. La principal razón es que los consumidores y los dueños de empresas que compiten con importaciones tienen más que perder que los consumidores, por lo que acuden al gobierno y a los legisladores en busca de protección. Los siguientes son algunos de los argumentos más comunes a favor del proteccionismo. Estos argumentos tienen un fuerte atractivo político o emotivo, pero un débil apoyo por parte de los economistas.

a) Industrias Infantiles: El argumento de las industrias infantiles, como indica su nombre, se basa en que una industria nueva o relativamente nueva necesita protección porque no está lista para hacer frente a competidores extranjeros ya establecidos. Una industria infante está en una etapa de formación y debe enfrentar altos costos para iniciar sus actividades, entrenar a su fuerza de trabajo, desarrollar nuevas tecnologías, crear canales de comercialización y alcanzar economías de escala. Con protección y tiempo para crecer, una industria infante puede reducir costos y "alcanzar" a las empresas extranjeras ya establecidas.

b) La Seguridad Nacional: Otro argumento común es que las industrias relacionadas con la defensa deben ser protegidas con embargos, aranceles y cuotas para garantizar la seguridad nacional. Al proteger las industrias clave para la defensa, una nación no será dependiente de países extranjeros para obtener los bienes esenciales para protegerse en tiempos de guerra. El argumento de la defensa nacional se ha utilizado para proteger numerosas industrias, incluidas las petroquímicas, la de municiones, la siderúrgica y la hulera.

Este argumento cobró importancia durante la guerra de 1812. Gran Bretaña el principal socio comercial de Estados Unidos, se convirtió en un enemigo y bloqueó la costa. En la actualidad, ese argumento tiene menos sentido para Estado Unidos. El gobierno de ese país almacena misiles, equipo electrónico moderno, petróleo y la mayoría de los bienes necesarios para tiempos de guerra. Esas provisiones preparan al Pentágono para combatir en una guerra convencional, como la del Golfo Pérsico en 1991. En cualquier guerra nuclear, habría poco tiempo para preocuparse por provisiones estratégicas.

c) El argumento del empleo: El argumento del empleo sostiene que restringir las importaciones y proteger a las industrias nacionales aumenta el empleo en un país. De acuerdo con este argumento proteccionista, por cada bien importado que se compra se deja de comprar uno nacional. Así, una menor producción nacional conduce a un desempleo más alto.

Es cierto que el proteccionismo puede aumentar la producción y conservar empleos en algunas industrias nacionales. Sin embargo, este argumento no toma en cuenta que los consumidores pagan precios más altos debido a que el proteccionismo reduce la competencia entre los bienes nacionales y los importados. Además, hay que considerar otros factores que causan la reducción del empleo. Una menor competencia extranjera permite que las siderúrgicas de Estados Unidos cobren precios más altos por el acero. Como resultado, los precios aumentan y las ventas de autos y otros productos disminuyen, lo que hace que la producción y el empleo disminuyan en esas industrias. En consecuencia, imponer cuotas de importación de acero puede conservar trabajos en la industria siderúrgica, pero a costa de más trabajos perdidos en las industrias consumidoras de acero. En resumen, el proteccionismo puede causar una reducción neta del empleo total de un país.

d) Argumento de la mano de obra extranjera barata: Otro argumento popular es la mano de obra barata. Dice más o menos así: "¿Como podemos enfrentarnos con esa competencia tan injusta? La mano de obra cuesta 10$ por hora en Estados Unidos y las empresas de muchos países en desarrollo sólo pagan 1$ por hora. Sin la protección, los salarios de Estados Unidos se reducirían y nuestro estándar de vida sería menor".

Una falla importante en este argumento es que ignora la razón de las diferencias de salario entre los países. Un trabajador de Estados Unidos tiene más educación, capacidad, capital y acceso a una tecnología más avanzada. Por tanto, si los trabajadores de Estados Unidos fabrican más productos por hora que los trabajadores de otro país, ganarán salarios más altos sin una desventaja competitiva. Suponga que los trabajadores textiles de Estados Unidos ganan 10$ por hora. Si un trabajador de Estados Unidos emplea una hora para producir un tapete, el costo de la mano de obra por tapete es de 10$. Ahora suponga que un trabajador de India gana 1$ por hora, pero requiere 20 horas para producir un tapete. En este caso, el costo de la mano de obrador tapete es de 20$. Aunque el salario es 10 veces más alto en Estados Unidos, la productividad de ese país es 20 veces mayor, debido a que un trabajador de Estados Unidos produce 20 tapetes en 20 horas, mientras que el trabajador de India sólo produce un tapete en el mismo lapso.

En ocasiones, las compañías de Estados Unidos trasladan sus operaciones a países donde la mano de obra es más barata. Esos desplazamientos no siempre son exitosos porque lo ahorros en pagos más bajos a trabajadores extranjeros se compensan con una menor productividad. Otras desventajas de las operaciones extranjeras son costos de transportación más elevados e inestabilidad política.

3.- Mecanismos que propician la Integración Económica entre los países.

Los mecanismos de integración económica se "asan en diferentes convenios acordados entre los países para permitir un mayor grado de cooperación económica por la reducción le las barreras arancelarias y no arancelarias. Pueden distinguirse

El grado de integración económica puede categorizarse en seis estadios:

1. Zona preferencial de comercio.

2. Zona de libre comercio (Ejemplo: Pacto Andino).

3. Unión aduanera (Ejemplo: Acuerdo de Cartagena).

4. Mercado común (Ejemplo: Comunidad Andina).

5. Unión económica y monetaria: que supone un mercado común, una moneda única y una uniformidad determinada en lo que concierne a políticas económicas.

6. Integración económica completa.

a) Zona preferencial de comercio o Áreas de Aranceles preferenciales.

Tiene por objeto realizar ciertas discriminaciones en el comercio a favor de los miembros del esquema.

Sin embargo se le ha imputado colisionar con el principio de nación más favorecida, según las normas del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio. (GATT).

El instrumento más utilizado es la preferencia arancelaria regional que es una rebaja que se otorgan los países miembros del esquema en relación a los aranceles que cobran por las importaciones que vienen de países de fuera del mismo.

La zona preferencial de comercio es- en teoría de la integración- la forma de más bajo nivel de compromisos, a punto tal que algunos autores niegan que este esquema constituya una etapa del proceso de integración.

b) Zona de libre comercio.

Es la eliminación de los aranceles y de las demás restricciones comerciales entre los países miembros del esquema, con respecto a lo esencial de sus intercambios comerciales.

Vale decir que en la zona de libre comercio, ya no se trata de una rebaja de aranceles como en el caso de la preferencia arancelaria, sino de la eliminación de aquellas y de otras restricciones de tipo cuantitativo.

Sin embargo, cada uno de los países miembros conserva su autonomía comercial, arancelaria y financiera con respecto a los países fuera de la zona de libre comercio.

Para llegar a una Zona de Libre Comercio se fijan plazos, condiciones y mecanismos de desgravación arancelarios. La mira está puesta en las "medidas de fronteras" entre las partes, con el propósito de incrementar los flujos de los intercambios recíprocos. Como en el acuerdo de libre comercio surge el problema del control de las importaciones de extra zona, los Estados partes deben implementar instrumentos que tiendan a establecer el origen de los productos, y de esa forma diferenciar entre los bienes que se generan en la zona y los que provienen de otras latitudes, ya que los productos que se deben beneficiar con el acuerdo son los originarios de los Estados partes, evitando la triangulación que significaría el ingreso de productos del exterior a la Zona a través del país que cobra los aranceles más bajos; esto se obtiene por medio de lo que se denomina "cláusulas de origen", las cuales deben ser muy precisas y severas.

c) Unión Aduanera

Es la eliminación de los aranceles y de las demás restricciones comerciales entre los países miembros del esquema, con respecto a sus intercambios comárcales y la adopción de un arancel externo común.

Es decir, que la unión aduanera concuerda con la zona de libre comercio en cuanto elimina los aranceles y otras restricciones entre sí, pero tiene un nivel de compromiso mayor, ya que establece un arancel común en relación a los terceros países fuera de la unión aduanera.

ARNAUD (1996: 25) señala que la unión aduanera perfecta debe reunir las siguientes condiciones:

1) la completa eliminación de tarifas entre sus Estados miembros.

2) el establecimiento de una tarifa uniforme sobre las importaciones del exterior de la Unión y

3) la distribución de los ingresos aduaneros entre sus miembros conforme a una fórmula acordada.

De acuerdo a lo anteriormente dicho, los Estados que integran una unión aduanera, además de reducir las tarifas aduaneras entre sí hasta llegar a cero, adoptan un arancel externo común, en forma gradual con plazos y listas temporarias de excepciones que normalmente son diferentes según el desarrollo económico de los Estados partes, en relación a los productos que importan de países de fuera de la zona.

Los derechos de importación obtenidos por el arancel externo común, a su vez, deben ser distribuidos entre los Estados miembros, para lo cual deben definir el mecanismo para ello. Por otra parte, al existir un arancel externo común, se eliminan las normas de origen, por lo que una mercadería de procedencia extranjera, ingresada legalmente por cualquier repartición aduanera, previo pago del impuesto común que se haya fijado, tiene libre circulación por el espacio geográfico de los países socios de la unión aduanera. Otro dato importante de mencionar es respecto de la forma de negociación con el exterior, la cuál debe hacerse necesariamente en bloque.

d) Mercado Común.

Coincide con la definición de unión aduanera, y agrega la libre circulación de servicios y factores de la producción.

Vale decir que el mercado común es un grado mayor de compromiso de los países miembros de éste, ya que implica la libre circulación no sólo de bienes, sino también de servicios, capitales, de trabajadores y de instalación empresaria en el territorio de cualquiera de los países miembros del esquema. Además, éste debe adoptar un sistema institucional común.

En el mercado común, no hay aduanas internas ni barreras tarifarias entre los Estados partes; se lleva a cabo una política comercial común, se permite el libre desplazamiento de los factores de la producción (capital, trabajo, bienes y servicios), es decir, las cuatro libertades fundamentales de la comunidad, y se adopta un arancel aduanero exterior unificado.

Por lo tanto, la legislación de los países miembros debe unificarse o armonizarse con el objeto de asegurar las condiciones de libre concurrencia en el ámbito del mercado interior común. Las normas no sólo deben perseguir la supresión de las barreras que impiden el libre ejercicio de las cuatro libertades que fueran mencionadas (barreras aduaneras, físicas, técnicas, comerciales, restricciones monetarias, etc.), sino también de aquéllas que son consecuencias de prácticas restrictivas de reparto o explotación de los mercados imputables a las empresas (reglas de competencia).

La armonización de las legislaciones sobre las áreas pertinentes, la coordinación de las políticas macroeconómicas y el establecimiento de reglas comunes aplicables de manera uniforme no solamente a los Estados participantes, sino también a las personas físicas y jurídicas que en ellos habitan, generan normas que son fuente de derechos y obligaciones para unos y otros.

e) Mercado Único.

Se eliminan las fronteras físicas (aduanales) Se eliminan las fronteras técnicas (normas de calidad común) Se armonizan políticas fiscales (Impuestos algunos)

f) Unión Económica (o Comunidad Económica)

Coincide con la definición de mercado común y agrega la armonización de las políticas económicas entre los países miembros.

Este es el mayor grado de compromiso e intensidad de interrelaciones de países que conforman un esquema de integración económica antes de la integración total. Implica un alto grado de armonización de las políticas industriales, agrícolas, monetarias, financieras, tributarias, laborales, etc., de los países miembros, a fin de eliminar las diferencias de políticas nacionales y tratando de reducir las asimetrías existentes.

Como son objeto de la integración todas las actividades económicas en el ámbito espacial de la unión económica -entre ellas la política financiera-, la concertación de una política monetaria común lleva a la creación de un banco central común y finalmente a la adopción de una moneda común, con lo que se perfecciona una unión monetaria.

g) Unión Monetaria.

Fijar los tipos de cambio de las monedas nacionales. Pasar fondos de los bancos centrales nacionales al banco central europeo y funciones.

h) Integración Total.

Es la unificación de políticas y el establecimiento de instituciones comunes. En este caso, los países miembros, fusionan sus economías y adoptan planes comunes.

Las decisiones de las instituciones y órganos comunitarios con poder normativo y jurisdiccional, son obligatorias para los países miembros y sus poblaciones. La integración política culmina el proceso, realizando la unidad de dirección y de decisión.

Este es el mayor grado de profundidad al que puede aspirar un proceso de integración y se produce cuando la integración avanza mas allá de los mercados, porque en el transcurso de este proceso, los Estados involucrados tienden no solo a armonizar, sino a unificar las políticas en el campo monetario, fiscal, social, etc., y más allá incluso, en cuestiones relativas a las políticas exteriores y de defensa.

En esta instancia de integración, se requiere del establecimiento de una autoridad supranacional cuyas decisiones obliguen a los Estados miembros. Algunos autores afirman que este grado de unificación sugiere la desaparición de las unidades nacionales, por la absorción de las partes en un todo, como es definida la palabra "integración" de acuerdo al diccionario de la RAE.

Como se advierte, cada uno de los seis grados avanza sucesivamente en la eliminación de discriminaciones entre los países concurrentes al mercado (de bienes primero, y luego de servicios y factores productivos) y a continuación, en la armonización y unificación de políticas.

El gráfico siguiente, adaptado de Joseph S. Nye recoge estas secuencias.

Eliminación de Aranceles y Restricciones

Arancel Externo común

Libre circulación de Servicios y Factores

Armonización de Políticas Económicas

Unificación de Políticas. Instituciones comunes

Zona de Libre Comercio

Unión Aduanera

Mercado Común

Unión Económica

Integración Total

En la práctica estos grados no sólo no se dan en forma pura, sino que las experiencias de integración en el mundo tienen componentes de un esquema u otro.

Capítulo III

Experiencias Integracionistas

1.- Los Grandes Bloques.

Últimamente se han profundizado las políticas de integración económica a través de la formación de bloques regionales. Cada bloque se compone de un conjunto de países que firman acuerdos para llevar adelante políticas conjuntas. Estas políticas son predominantemente económicas pero también pueden afectar otras esferas, como las sociales.

La integración en bloques no es nueva. Sin embargo, la competitividad actual, originada en los últimos cambios productivos y tecnológicos, lleva a privilegiar los intercambios entre países integrantes de un bloque.

Generalmente, los bloques no funcionan como entidades homogéneas: por el contrario, hay diferencias internas, pronunciadas en ciertos casos, que llevan al dominio de un subgrupo de países o de uno de ellos por encima del resto.

Conviene detenerse brevemente en la descripción de los megamercados que hoy operan.

À En primer lugar, el bloque neoeconómico más exitoso, el Mercado Común Europeo, que desde el 1º de Enero de 1993 constituye una unión económica de doce países entre los cuales se encuentran los más importantes de Europa. Esto implica no sólo la libre circulación de bienes y servicios, personas y capitales, sino también el establecimiento de estrategias comunes en relación al resto del mundo. Pero como si esto no fuera suficiente, se constituyó el Espacio Económico Europeo, que es la suma de "los doce" de la Comunidad Europea con los siete países restantes de la EFTA (European Free Trade Association), estableciendo así una gigantesca zona de libre comercio, ya que en los demás aspectos que conforman un mercado común, la EFTA mantiene su autonomía en relación a terceros países.

À El segundo gran bloque, de carácter informal, es el que componen los países del pacífico y Sudeste asiático con epicentro en Japón y ramificaciones en tres áreas caracterizadas por su mayor relación comercial, de movimiento de capitales e inversiones, constituida por Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Hong Kong; la segunda, con mayor grado de autonomía, se compone de Malasia, Filipinas y Singapur; y la tercera, compuesta por Indonesia, Nueva Zelanda y Australia, las cuales ejercen un grado de dispersión comercial mayor que las anteriores en relación a Japón.

Desde ya que el movimiento de este heterogéneo e informal tiene también su mirada puesta en China, en relación a la cual los japoneses han avanzado en la realización de importantes emprendimientos.

À El Tercer gran bloque es el que conforman los Estados Unidos y Canadá, que han construido una zona de libre comercio, a la cual se le une México.

La iniciativa para las Américas tendría, entre otras finalidades, la de ampliar el espacio de América del Norte, confiriéndole un carácter panamericano.

2.- Acuerdos de Integración Económica en América Latina.

a.- ALADI.

La Asociación Latinoamericana de integración sustituyó a la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, ALALC, en 1980 mediante el Tratado de Montevideo, tiene su sede en Montevideo y la conforman los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. El consejo de ministros es el órgano supremo de la asociación, la secretaría general es el órgano ejecutivo. La ALADI se ha quedado en la etapa de acuerdos de preferencias arancelarias que se otorgan los países miembros mediante acuerdos bilaterales o de alcance parcial y una preferencia arancelaria regional, PAR, que cobija a los doce países miembros (Cuba ingresó a la Aladi en 1999).

Su objetivo es promover un mercado común regional a través de tratados bilaterales y multilaterales.

ALALC - Asociación Latinoamericana de Libre Comercio

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, México, Paraguay, Perú y Uruguay suscribieron en febrero de 1960 el Tratado de Montevideo, que constituyó la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio. Esa Asociación intentó no sólo una expansión y diversificación del comercio regional, sino también un progresivo entrelazamiento de las economías nacionales, especialmente de los sectores industriales. Preveía también una larga fase de adaptación de 12 años para completar la zona libre de comercio. Ya al final de 1964 se estaciona el proyecto de integración por los siguientes motivos:

Las autoridades de los Estados, que estaban encargados de los asuntos del ALALC, no disponían de competencias decisorias en carácter nacional; Falta de coordinación de los planos, no sólo en ámbitos regionales, sino también nacionales, resultado de disputas entre su miembros, así como ausencia de una coordinación económica en ámbitos de las divisas monetarias.

Deficiencias profesionales de los encargados administrativos de la ALALC, especialmente por una extrema carencia de una mentalidad de integración.

Los gobiernos pretendían ampliar el comercio regional, sin abrir la mano de su política proteccionista.

Problemas geográficos y deficiencias de las infraestructuras, como medio de transporte, dificultó también la integración.

La principal diferencia entre las organizaciones ALALC /ALADI consiste en que la última incentivaba un bilateralismo flexible entre sus miembros. Esto significa que acuerdos hechos por dos o más países de esa organización no se extendían automáticamente a los demás.

Como resultado de esa cláusula surgieron muchos "Acuerdos de Alcances Parciales" (APP) como por ejemplo:

À El mejor aprovechamiento de los sectores productivos,

À Fortalecer las capacidades de concurrencias en relación al mercado externo,

À La reducción de impuestos aduaneros

À Implementar las economías con el apoyo del estado.

À La dinamización y extensión de los acuerdos bilaterales, en especial entre Brasil y Argentina puede ser visto como importante elemento para las  integraciones posteriores.

b.- Comunidad Andina CAN.

Creada en 1969 mediante el Acuerdo de Cartagena o Pacto Andino, del cual fueron signatarios iniciales Bolivia, Colombia, Chile , Ecuador y Perú. Venezuela hizo su ingreso en 1975 y Chile se retiró en 1977.

Países miembros

 Bolivia (1969)

 Colombia (1969)

 Ecuador (1969)

 Perú (1969)

NOTA: La República Bolivariana de Venezuela comunicó su retiro de la CAN el 22 de abril de 2006.

Países observadores

 México

 Panamá

Países asociados

 Argentina

 Brasil

 Paraguay

 Uruguay

 Chile (2007)

La Comunidad Andina es el acuerdo americano de integración económica institucionalmente más desarrollado, cuenta con un régimen común para el tratamiento a la inversión extranjera, un régimen común para la propiedad intelectual. Los cinco países adoptaron un Arancel Externo Común AEC, a partir de febrero de 1995. El AEC tiene cuatro niveles arancelarios, del 5%, 10%, 15% y 20% ad valorem, según el grado de elaboración de los productos. El AEC incluye tres anexos de tratamientos excepcionales.

Integrada originalmente por Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú; Venezuela adhirió en 1973 y Chile se retiró en 1976. Dentro del Grupo Andino se fijan como objetivos: promover el desarrollo equilibrado y armónico de los países miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social, acelerar su crecimiento y la generación de la ocupación y facilitar su participación en el proceso de integración regional. Los mecanismos establecidos fueron: el programa de liberación automática de los intercambios subregionales; el arancel externo común que se adoptaría en forma progresiva; la programación industrial conjunta que se ejecutaría mediante programas sectorial de desarrollo industrial, y la armonización de políticas económicas, incluida la adopción de regímenes comunes en distintos campos.

Debe destacarse que el 5 de septiembre de 1995 (Protocolo de Trujillo), se efectuó un cambio importante en la estructura institucional del Acuerdo de Cartagena: se crea la denominación Comunidad Andina y se instituye el Sistema Andino de Integración conformado por varios organismos e instituciones. Los países asumieron el compromiso de establecer, a más tardar en el 2005, un Mercado Común, fase superior de la integración que -como se ha dicho- se caracteriza por la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. En esta discusión, desde el 1 de febrero de 1993 entra en funcionamiento una Zona de Libre Comercio entre Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, a lo cual se adhirió Perú el 1º de agosto de 1997; zona que comprende todo el universo arancelario. Además, la adopción y aplicación a partir de febrero 1995, de un Arancel Externo Común para las importaciones provenientes de terceros países ha permitido la configuración de la Unión Aduanera Andina, que representa la etapa superior de la integración.

Vale agregar que la evolución del comercio intercomunitario durante la pasada década fue de gran importancia, pues se cuadriplicó entre 1990 y 1998, destacándose que el 90% del comercio intrandino está compuesto por productos manufacturados. La difícil coyuntura económica experimentada entre 1999 y 2000, ha determinado que esa tendencia se debilitara, solo que el 2001 muestra nuevos signos de recuperación.

c.- CARICOM.

Surge con la fundación de la Federación de las Indias Occidentales Británicas en 1958, que llega a su fin en 1962, pero es tenido como el inicio de los que es hoy "La Comunidad". Ella se rige por el "Tratado Constitutivo de Chaguaramas" y su anexo sobre Mercado Común suscrito el 4 de julio de 1973. Actualmente está integrada por 14 miembros: Antigua y Bermuda, Barbados, Bahamas, Belice, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, Monserrat; St. Kitts-Nevis-Anguilla, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas y Trinidad y Tobago.

Las islas del Caribe Oriental, que son las menos desarrolladas -aun como signatarias del CARICOM- establecieron en 1981 la Organización de Estados del Caribe Oriental, cuyo objetivo es el de "promover la cooperación, solidaridad y unidad entre sus miembros". Los países de la OECO, tienen una moneda común, administrada por una entidad supranacional.

En junio de 1997, los países del CARICOM suscribieron los protocolos I y II, modificatorios del Tratado de Chaguaramas. Estos protocolos y por lo menos nueve adicionales que se encuentran bajo consideración están orientados a establecer el mercado único de CARICOM.

Podría añadirse que para 1995 estos países han liberalizado su comercio recíproco en un grado importante y diez de los catorce habían eliminado su régimen de licencias nuevas y cuotas de importación. Por último, las exportaciones dentro de la comunidad llegaron a $815 millones en 1995 (contra $555 millones en 1990), la participación de las importaciones intrasubregionales en el total exportado, fue de 13,1% en 1995 (11,7% en 1990).

 d.- G-3.

El Tratado del Grupo de los Tres entró en vigor el 1º de Enero de 1995, fue suscrito por Colombia, México y Venezuela. Constituye una zona de libre comercio que establece una apertura de mercados a través de la eliminación gradual de aranceles, adicionalmente fija reglas en materia de comercio e inversión.

Este Tratado (G-3), integrado por México, Colombia y Venezuela busca el fortalecimiento de las relaciones entre los tres países. No se restringe al ámbito de las relaciones comerciales, sino que también abarca otras áreas fundamentales de la economía: servicios, inversiones, infraestructura física, desarrollo energético, ciencia y tecnología, medio ambiente, propiedad intelectual, educación, cultura y aspectos sociales.

El acuerdo del Grupo de los Tres, contempla un programa de desgravación equitativo y automático que debería conducir a una Zona de Libre Comercio para el año 2005. La reducción de aranceles es del 10%, (entre Colombia y Venezuela ya existe una situación de libre comercio por su participación en la Comunidad Andina; también comparten un arancel externo común, mecanismo no previsto en el acuerdo tripartito). Para los años 2005, Venezuela y Colombia permitirán el acceso libre de aranceles a 75 y 73 por ciento, respectivamente, de los productos mexicanos a esos mercados. En el año 2010 se añadirán 22 y 26 por ciento. De esta manera solo 3 y 1 por ciento de las exportaciones a esos mercados quedarán excluidos de trato preferencial. (Ha de aclararse, que México otorgó a productos colombianos y venezolanos una preferencia arancelaria promedio del 35%; en tanto los productos mexicanos recibieron de Venezuela y Colombia preferencia promedio de 21%, reconociéndose así las diferencias de los tres países).

e.- Mercado Común Centroamericano, MCCA.

Comprende cinco países: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Este grupo se constituyó por medio del Tratado General de Integración Económica de 1960 (Tratado de Managua). Su órgano ejecutivo es la Secretaría de Integración Económica, Sieca.

Este tratado establece cuatro aspectos fundamentales para la unión regional:

À Una Zona de Libre Comercio para los productos originarios de Centro América;

À Un arancel uniforme aplicable a las importaciones de terceros países;

À Un régimen en forma de incentivos fiscales al desarrollo industrial y;

À Un instrumento de financiamiento y promoción del crecimiento económico integrado.

Como se dijo, el Tratado General de Integración Centroamericana (Tratado de Managua), suscrito por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, surge en 1960 y, desde abril de 1993, se llega a un Acuerdo de Libre Comercio que tiene por objeto el intercambio de la mayoría de los productos, la liberalización de capitales y la libre movilidad de personas. Su objetivo último es el de crear un Mercado Común Centroamericano; éste, aún constituye una Unión Aduanera Imperfecta, pues aún quedan tres productos con restricciones arancelarias: café sin tostar; azúcar de caña refinada y sin refinar y colorantes aromatizados.

f.- MERCOSUR.

En 1991, los presidentes 4 de la Argentina, el Brasil, el Paraguay y Uruguay firmaron el Tratado de Asunción, que dio origen al Mercado Común del Sur (MERCOSUR). Este acuerdo fue el resultado de una serie de negociaciones iniciadas en 1985 entre los gobiernos del Brasil y la Argentina, que buscaban acelerar el proceso de integración bilateral. La Unión Aduanera entró en vigencia el 1 de enero de 1995; su formación se inspira en el modelo de la Unión Europea.

El objetivo principal del Tratado es la integración de los Estados miembros a través de:

La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos, estableciendo para ello la eliminación de tarifas aduaneras y restricciones no arancelaria s a la circulación de mercaderías.

El establecimiento de un arancel externo común con relación a terceros Estados (países no miembros). La decisión de acordar una política comercial común.

ဢ La coordinación de políticas macroeconómicas con relación a diversos sectores económicos: agrícola, comercio exterior, industria; política fiscal y cambiaria, de servicios, aduanera, de transportes y comunicaciones y demás.

ဢ La adecuación de las legislaciones correspondientes a cada sector. En un comienzo, las rebajas arancelarias fueron progresivas y limitadas a algunos productos.

g.- NAFTA (Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte)

Este tratado dio origen al bloque conformado por los Estados Unidos, el Canadá y México, y entró en funciones en 1994. En este caso, México နpaís en desarrolloန se une a dos Estados desarrollados, y este rasgo lo coloca en una situación especial respecto del resto de los países de América latina. Por ejemplo, el Canadá y los Estados Unidos tienen un 74% de la población económicamente activa (PEA) ocupada en el sector de servicios y un 23% en la industria; México, en cambio, cuenta con un 54% de su PEA en servicios y un 24% en actividades primarias.

La proximidad geográfica ya había llevado a políticas de integración comercial que, finalmente, se oficializaron con el Tratado. Éste establece únicamente la libre circulación de bienes y no la de las personas, como en los casos anteriores. Esta característica acentúa los reparos de los Estados Unidos a la integración de la población y la cultura latina. La intolerancia que existe en muchos de sus estados hacia las minorías étnicas potencia la medida del TLC sobre las restricciones a los trabajadores. Así, por ejemplo, quienes trabajan en las maquiladoras son mexicanos que perciben salarios relativamente bajos de los cuales se benefician los Estados Unidos.

Sus objetivos son: eliminar barreras de comercio entre Canadá, México y Estados Unidos, estimulando el desarrollo económico y dando a cada país signatario igual acceso a sus respectivos mercados. Promover las condiciones para una competencia justa. Incrementar las oportunidades de inversión. Proporcionar la protección adecuada a los derechos de propiedad intelectual. Establecer procedimientos eficaces para la aplicación del tratado de libre comercio y para la solución de controversias. Fomentar la cooperación trilateral, regional y multilateral entre otras.

El TLCAN (NAFTA en sus siglas inglesas), es considerado una "Zona de Libre Comercio" debido a que las reglas que dispone, define cómo y cuándo se eliminarán las barreras arancelarias para conseguir el libre paso de los productos y servicios entre las tres naciones participantes. Esto es, cómo y cuándo se eliminarán los permisos, las cuotas y las licencias y, particularmente, las tarifas y los aranceles, siendo éste uno de los principales objetivos del Tratado. Además el TLC propugna la existencia de "condiciones de justa competencia" entre las naciones participantes y ofrece no sólo proteger sino también velar por el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual.

Con el TLCAN el comercio en América del Norte ha crecido alrededor del 75%, constituyéndose en el área de comercio más grande del mundo. En 1998 el comercio de bienes entre México, Canadá y los Estados Unidos, alcanzó 507 mil millones de dólares (MMD), un incremento de 218 MMD en sólo cinco años. El comercio bilateral entre México y Estados Unidos casi se ha duplicado desde el Tratado, creciendo a una tasa promedio anual del 17% y pasando de 20 MMD en 1983 a casi 200 MMD en 1998, en beneficio de un análisis más exhaustivo, podría considerarse que, en principio, este Tratado ha favorecido bastante la economía mexicana. Desde 1994, la inversión en los tres países socios ha mostrado una tendencia dinámica y creciente. Entre 1994 y 1997, el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) a México alcanzó 47 MMD, de los cuales el 60% fue de origen estadounidense y canadiense. El contar con reglas claras del juego, ha permitido que las empresas localizadas en la región de América del Norte, hayan optado por alianzas de producción en varios sectores como el electrónico, el automotriz y el textil, contribuyendo así a incrementar las exportaciones de productos hechos en esta región y ofreciendo las oportunidades a los pequeños y medianos empresarios proveedores en la dinámica exportadora. Sin embargo, hay empresas mexicanas que no sobrevivieron a la competencia extranjera al no disponer de tecnología de punta, versatilidad o capacidad rápida de ajuste a las nuevas condiciones que impone una economía tan abierta como la mexicana.

El proyecto "Área de Libre Comercio de las Américas"

En 1994 el gobierno estadounidense lanzó el proyecto de una zona de libre comercio de las Américas, con el objetivo de suprimirlas aduanas y los aranceles en todo el continente hacia el 2005.

Las posturas acerca de este tipo de integración están muy divididas. La visión crítica sostiene que se trata de una estrategia de los Estados Unidos para tener bajo su control un mercado continental; además, se señala que la integración está impulsada por los grupos económicos y las empresas transnacionales antes que por los intereses nacionales de los treinta y cuatro países participantes.

La visión a favor está representada por los grandes grupos empresarios y los gobernantes de los países participantes, que ven una opción viable para ampliar el comercio continental sin ningún tipo de traba. Los mandatarios de América latina, el Canadá y los Estados Unidos ven el ALCA como una vía adecuada para garantizar el funcionamiento de la democracia de la mano de la integración económica. Cuba está excluida del proyecto.

El proyecto del ALCA apunta a generalizar las normas del Tratado de Libre Comercio (TLC) en todo el continente. El proyecto contempla la integración en un conjunto de temas: educación, democracia, pobreza, derechos de las personas e integración económica. Pero, de hecho, se centra en esta última área, para favorecer las privatizaciones y desregulaciones que beneficien a las multinacionales. Los Estados Unidos se reservarían el derecho de bloquear la entrada de productos agrícolas provenientes del sur por medio de leyes "antidumping".

La aplicación de políticas neoliberales con el supuesto fin de sacar a América latina del subdesarrollo ya lleva dos décadas, pero más del 36% de los hogares latinoamericanos viven en la pobreza a comienzos del año 2000. El peso de las economías en el PBI total del ALCA es marcadamente desigual: los Estados Unidos, el Brasil, el Canadá y México acaparan respectivamente el 75,5%; 6,7%; 5,3% y 3,9%; los treinta y un países restantes, el 8,4%. Economías como las de Nicaragua o Haití, el 0,002% y el 0,003% del PBI del continente.

h.- SELA (Sistema Económico Latinoamericano).

No es propiamente un tratado o acuerdo de integración, es más bien un foro de discusión económica y social de problemas latinoamericanos, fue creado en 1975 mediante el convenio de Panamá. Tiene una función de apoyo a los procesos de integración económica de América Latina, promueve la formulación y ejecución de programas y proyectos económicos y sociales para los estados miembros. Del SELA hacen parte todos los países latinoamericanos.

El SELA tiene sede en Caracas y sus órganos de dirección son: El Consejo Latinoamericano como instancia superior en la que están presentes todos los estados miembros; los comités de acción que se constituyen para la realización de estudios y programas específicos y para la adopción de posiciones negociadoras conjuntas; y la secretaría permanente, que es el órgano técnico administrativo.

i.- Grupo del Río

El Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política, denominado Grupo de Río, fue constituido por los Presidentes de los países miembros del Grupo de los Ocho en Río de Janeiro en diciembre de 1986, vale decir Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú, Uruguay, Venezuela y Panamá, siendo suspendido este último en 1988, cuando el General Noriega desconoció el resultado de las elecciones donde triunfó la oposición.

Después del ingreso de Bolivia y Ecuador, sólo se admitió a Chile y Paraguay cuando ambos países solicitaron después de cesar las respectivas dictaduras.

El Mecanismo de Consulta y Concertación Política emergió con gran vigor y tiene por delante un amplio campo para desarrollar el contenido político y solidario que requiere la integración, necesario inclusive para avanzar en la integración económica.

El Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política, mayormente conocido como el Grupo de Rio, es un organismo internacional que efectúa reuniones anuales entre los jefes de Estado y de Gobierno de países firmantes de América Latina y el Caribe.

j.- ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América)

Se constituyó en La Habana (Cuba) el 14 de diciembre de 2004 por el acuerdo de Venezuela y Cuba, con la implicación personal de los presidentes de ambos países, Hugo Chávez y Fidel Castro. El 29 de abril de 2006 se sumó al acuerdo Bolivia. Daniel Ortega firmó en enero de 2007 un acuerdo por el cual Nicaragua entrará en un futuro a formar parte de la unión. El 20 de febrero de 2007 los estados caribeños de Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas, pertenecientes al CARICOM (Comunidad Caribeña), suscriben el Memorando de Entendimiento[].

La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América o ALBA es una propuesta de integración enfocada para los países de América Latina y el Caribe que pone énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Se concreta en un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre países de América Latina y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por Estados Unidos y unos 27 países aliados.

Los países miembros de este mecanismo de integración son: Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Dominica.

Se fundamenta en la creación de mecanismos que aprovechen las ventajas cooperativas entre las diferentes naciones asociadas para compensar las asimetrías entre esos países. Esto se realiza mediante la cooperación de fondos compensatorios, destinados a la corrección de discapacidades intrínsecas de los países miembros, y la aplicación del Tratado Comercial de los Pueblos.

El ALBA otorga prioridad a la relación entre los propios países en pie de igualdad y en el bien común, basándose en el diálogo subregional y abriendo campos de alianzas estratégicas fomentando el consenso y el acuerdo entre las naciones latinoamericanas.

3.- La Unión Europea.

El camino hasta llegar a la actual Unión Europea (UE) fue largo. Los antecedentes se remontan a la segunda posguerra, cuando surgieron formas de integración que abarcaban un reducido número de países y sólo ciertos sectores económicos.

En 1957 se creó la Comunidad Económica Europea. Se conformó como una Unión Aduanera que se basaba en la libre circulación de mercancías, personas, capitales y servicios, y que también coordinaba políticas de transporte, comerciales y agrícolas. En 1987, se firma el Acta Única Europea, que agrega políticas medioambientales, de investigación y desarrollo científico-tecnológico.

En 1992, con la firma del Tratado de Maastricht, se proyecta la unión económica y monetaria; se amplía todavía más la integración a través de la libre circulación sin fronteras, la unión monetaria, las políticas de ayuda a las regiones menos desarrolladas de la Unión y las políticas comunes en materia de defensa y relaciones exteriores con otros países. Más adelante se establecen medidas sobre el empleo y los derechos de los ciudadanos miembros. Los integrantes de la Unión pueden tener residencia y trabajo en cualquiera de los países miembros, para lo cual se establecen la ciudadanía europea y el pasaporte único.

En 1999 queda establecida la unión económica y monetaria, se concreta la creación del Banco Central Europeo y la moneda única (el euro). Algunos países, como Gran Bretaña, Dinamarca y Suecia, no están de acuerdo con esta unificación monetaria; otros, como Grecia, no cumplen con los requisitos mínimos que establece el Tratado de Maastricht.

La UE no puede asegurar un desarrollo parejo y equilibrado de los Estados miembros. De hecho, cada uno presenta un desarrollo socioeconómico específico. Las ayudas obtenidas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) desde 1975 no han logrado revertir las diferencias. Tal es el caso de Portugal, Grecia y နen menor medidaန España, que tienen un perfil productivo y tecnológico más rezagado.

Nacimiento de la moneda común

En mayo, once países de Europa proclamaron el nacimiento del euro, la moneda única del Viejo Continente destinada a competir con el dólar y que ha prometido cambiar el mapa económico mundial.

El surgimiento de la nueva divisa continental, acarrea la aparición del mayor mercado importador y exportador del mundo, con cerca de 300 millones de habitantes de buen poder adquisitivo.

Se prevé que esta nueva moneda se convertirá rápidamente en una divisa de reserva para el resto del mundo.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.