Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Globalización (página 2)

Enviado por Hugo Parquet



Partes: 1, 2


Posteriormente, movimientos independentistas causan el fin de ese primer período colonial de la Edad Moderna. La lección aprendida por Gran Bretaña tras la pérdida de sus colonias en Norteamérica fue que el comercio internacional puede aportar prosperidad, incluso en ausencia de dominio colonial. El mercantilismo fue remplazado por nuevas teorías: el laissez-faire económico y el liberalismo político y social de Adam Smith y sus sucesores. Esa nueva visión contribuyó durante los años cuarenta y cincuenta del siglo XIX a la extensión del modelo de la División internacional del trabajo, asignando a Europa la producción de bienes manufacturados y a los países no europeos la producción de materias primas, guiándose por la teoría de la ventaja comparativa desarrollada por David Ricardo, generando así una inmensa acumulación de capital que dio impulso al sistema capitalista industrial.

En el área del comercio internacional, el proteccionismo mercantilista es reemplazado por el libre comercio. Karl Marx y Friedrich Engels describen en 1848 este período, que algunos estudiosos han denominado como la "primera ola de mundialización".

Sin embargo, esta situación empezó a cambiar en la década del setenta del siglo XIX. Las dificultades comerciales de Gran Bretaña se agudizaron en la "Larga Depresión" de 1873-96, un periodo prolongado de deflación, lo que condujo al abandono del libre comercio entre las potencias europeas (en Alemania desde 1879 y en Francia desde 1881). Esto a su vez provocó un nuevo periodo colonial. Las potencias europeas colonizaron amplias regiones del Medio Oriente, África, Asia, etc. a veces desplazando imperios no europeos. Esto ocasionó nuevas tensiones entre las potencias coloniales lo que a su vez llevó a nuevas tentativas de arreglos entre ellas. En 1904. Inglaterra y Francia firman la entente y EE.UU. declara el Corolario Roosevelt a la Doctrina Monroe

La nueva ola proteccionista desembocó en dos sangrientas guerras mundiales, que causaron grandes sufrimientos a los pueblos y enormes daños a las economías, llevando a la retracción del volumen y la importancia de los flujos internacionales de comercio. Durante esas fechas se produce en 1917 la Revolución Rusa que establece el primer estado comunista: la Unión Soviética. Sin embargo las guerras no resuelven el otro problema central de la economía mundial de la época: las fluctuaciones cíclicas o Crisis cíclicas de la actividad económica, en períodos relativamente cortos de expansión seguidos por recesión. La más conocida de estas es la gran depresión de 1929.

Hacia el fin de este periodo, entre las dos guerras, se empieza a aceptar en las naciones capitalistas la noción de que el Estado tiene una doble función fundamental en el buen funcionamiento de la economía: uno en asegurar la prosperidad de la población y el otro en evitar los ciclos de crecimiento y recesión. Se crean así las bases para la aparición del Estado de bienestar.

En 1945, poco antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas, aún en proceso de constitución, realizan una Conferencia Financiera en Bretton Woods (EE.UU.), donde se decide crear el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Poco después, en 1947, se firma el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), antecesor de la OMC. En lo relacionado a políticas del desarrollo, se implementa el Plan Marshall.

Sin embargo, al terminar la guerra, el mundo se dividió en dos grandes bloques político-económicos: el bloque capitalista con el liderazgo indiscutido de Estados Unidos y el bloque comunista (COMECON) con el liderazgo también indiscutido de la Unión Soviética. El poder atómico con que contaron ambos bloques expuso a la Humanidad al peligro de una guerra nuclear y, por primera vez, a la posibilidad de autodestruirse como especie. Este peligro produjo la llamada guerra fría, y fomentó una conciencia de destino común como especie.

Por su parte, los pueblos de las colonias europeas iniciaron una serie de luchas de descolonización o de liberación nacional que culminaron en la creación de más de 100 nuevas naciones independientes. Muchos de estos países prefirieron no alinearse en ninguno de esos dos bloques. Emergió entonces un Tercer Mundo que se organizó como Movimiento de Países No Alineados que, aún manteniendo cierta relación con uno o con los dos bloques, se mantenían neutrales en la confrontación global. Este sector puso en práctica una serie de políticas a fin de obtener su desarrollo económico muchas de las cuales estaban basadas en el principio de Industrialización por sustitución de importaciones

En ese periodo los países capitalistas se reorganizaron, guiados por los acuerdos del GATT, en el OCDE. El producto interno de ese bloque se expandió y al mismo tiempo se vio la emergencia a la preeminencia de las "corporaciones" o Empresas Multinacionales, con gran poder económico y político y que desplazan a las empresas del capitalismo clásico que tanto Smith como Marx conocieron.

Históricamente, los bloques practicaban el proteccionismo en relación a los otros y a veces con sus propios aliados. Entre los bloques capitalistas y comunistas el motivo es obvio. Pero a su vez ambos buscaban manipular las lealtades de los miembros del grupo tercermundista a través de la concesión o negación de relaciones económicas. A su vez, los tercermundistas trataban de evitar esa relación que fue descrita como de dependencia o neocolonial tratando de llegar a la autosuficiencia económica.

Sin embargo, una nueva crisis que se inició a mediados de la década del sesenta, agudizada por la crisis del petróleo de 1973 provocó una reorganización radical de la economía, fundada en la intensa promoción de la innovación tecnológica (TIC), la reforma de las políticas de desarrollo y tentativas de desmantelar del Estado de Bienestar, que llego a ser visto como -en las palabras de Margaret Thatcher - un "estado niñera", sofocador de las libertades y restringidor de la capacidad de escoger de los individuos.

El 9 de noviembre de 1989, se produjo la caída del Muro de Berlín, abriendo camino a la implosión de la Unión Soviética en 1991 y la desaparición del bloque comunista.

A partir de ese momento comenzó una nueva etapa histórica: la globalización.

Avances Tecnológicos

A lo largo del desarrollo de la vida del hombre, los medios de comunicación han constituido un papel importante dentro de éste. Estos han contribuido, desde un principio, a acercar más a la gente, en el sentido que se ha ido facilitando, cada vez más, la comunicación y la información. Lo anterior se puede ver reflejado desde el invento de la radio, teléfono, televisión, fax, teléfonos celulares, satélites, Internet, entre otros. Estos medios de comunicación al situarlos en una línea de tiempo, muestran una gran evolución tecnológica que ha permitido superar fronteras.

Actualmente, existen muchas fuentes de información y medios de comunicación; entre ellos, terminales telefónicas, cuya red está creciendo a un ritmo del 10%, no en términos de teléfonos móviles, que crecen a un 30% o 40%, Internet está creciendo a un ritmo de 80% o 100% desde 1998 y sigue creciendo al mismo ritmo. Posiblemente más allá del 2010, más de la mitad de la población mundial estará presente en Internet, es decir, que dentro de seis años Internet tendrá una dimensión comparable a la de la infraestructura telefónica existente en el mundo.

Debido a su avasallador avance, se podría decir que Internet no constituiría un simple medio de comunicación más en el mundo, ya que diariamente éste abarca además a la televisión, la radio y la telefonía celular, lo que lo constituye un medio de comunicación versátil y múltiple. De hecho, hoy en día se pide que Internet transporte vídeo, telefonía y otras formas de información; el sonido, por ejemplo.

Han pasado los años, la Red tiene mucha más capacidad y se puede transmitir sonido de mayor calidad, y hoy día hay unas 8.000 cadenas de radio que transmiten por Internet. El sonido ya no viaja por el aire sino por la Red, todo girará en torno a los protocolos de Internet: la televisión, la radio, la telefonía, con esto no se quiere decir que estos medios desaparezcan, todo lo contrario, aumentarán y serán transportados por Internet.

De acuerdo a lo anterior, se podría decir que los medios de comunicación actuales, refiriéndonos exclusivamente a Internet, sí cumplen un proceso de interacción o transacción básico en la comunicación, desempeñando además los objetivos de ésta señalados por Berlo, es decir, Internet logra que el hombre se comunique influyendo intencionalmente en los otros a través de la emisión de diversos tipos de información. Y como esta intención es inconsciente, siempre existiría la comunicación, lo que hace alusión además al primer axioma de la Teoría de la Comunicación Humana de Watzlawick, el que plantea que existe una imposibilidad de no comunicarse, "dado que no existe nada que no sea conducta, cualquier interacción implica un compromiso con el otro y una definición de la relación; aún el silencio o la inmovilidad constituyen una forma de comunicación"

En otros sectores, la tecnología ha contribuido de forma excepcional y para fines indiscutiblemente necesarios. Nos referimos a la vanguardia tecnológica transportista.

Desde los comienzos de la historia, los transportes eran indispensables en la comunicación, ya sea para intercambiar mercancía, información o para el movimiento demográfico, y constituían la única manera de relación a distancia. Obviamente, los antiguos medios de transporte, por ser novedosos y aún no familiarizados, eran caros y además requerían de mucho mantenimiento y esfuerzo para su funcionamiento, sin mencionar su reducida capacidad de velocidad.

La actualidad nos recibe pues con transportes adaptados a nuevas teorías científicas y a materiales de vanguardia, que posibilitaron una superior versatilidad y capacidad en estos. Son más seguros por sus estructuras reforzadas; son más rápidos por su forma aerodinámica, sus motores eficientes y los materiales livianos; son gigantescos por la correcta distribución de componentes que permiten un perfecto equilibrio en su funcionamiento.

Con estas premisas se puede concluir que estos avances propiciaron fluctuaciones demográficas profundas (emigraciones e inmigraciones), intercambio de materias primas y otras mercancías a nivel masivo (que permiten y sustentan a las empresas multinacionales), y dio lugar también a las excesivas relaciones culturales, dando lugar a procesos tales como la aculturación o transculturación.

Desde una vista panorámica, entonces, se argumenta que estos avances en la comunicación, tanto en los medios masivos como en los transportes, compone uno de los pilares que apoya al proceso de globalización.

Empresas Multinacionales o Transnacionales

Las empresas multinacionales (o transnacionales) no solo están establecidas en su país de origen, si no que también se constituyen en otros países, para realizar sus actividades mercantiles, no abarcando solamente la de venta y compra, sino también la de producción en los países donde se han establecido.

Las multinacionales están en capacidad de expandir la producción y otras operaciones alrededor del mundo, así como de movilizar plantas industriales de un país a otro, su poder de negociación se ha fortalecido y su importancia en la economía mundial se ha incrementado con el proceso de reestructuración económica y globalización. Su filosofía tiene un concepto global, un punto de vista mundial en sus negocios sobre los mercados (clientes), servicios y productos, en el cual ven como su mercado objetivo al mundo entero. Estas empresas se caracterizan por el empleo de trabajadores tanto del país de origen como del país en el que se establecieron, y así como tienen grandes seguidores, también tienen una gran cantidad de críticos.

Clasificación

De acuerdo a su estructura, las empresas multinacionales pueden ser clasificadas en:

Corporaciones integradas horizontalmente:

Tienen bases de producción en diferentes países pero producen el mismo o muy similar producto. (Ejemplos: McDonald's, United Fruit Company y BHP Billiton).

Corporaciones integradas verticalmente:

Principalmente producen en ciertos países bienes intermedios, que sirven de abastecimiento para la producción final en otros países. (Ejemplos: Timex, General Motors y Adidas).

Corporaciones diversificadas:

Producen diferentes bienes o servicios en diferentes centros de producción a nivel internacional. Por ejemplo, Sony que produce no solo bienes electrónicos, sino además produce filmes, juegos, música, etc. Ejemplos: Alstom; Altria Group; Novartis (productora de medicinas y otros productos químicos, alimentos, pesticidas, semillas, etc.) y Samsung (no solo productos electrónicos pero también industria pesada, entretenimientos, servicios comerciales y financieros, venta al publico, etc.).

División Internacional del Trabajo

La división internacional del trabajo es la división del proceso de producción mundial entre países y regiones mediante la especialización en la realización de determinados bienes. El fenómeno es parte de un proceso más general de la economía moderna, la división del trabajo, y es una de las modalidades de la división espacial del trabajo.

Lo que diferencia principalmente la división internacional del trabajo moderna del las antiguas características productivas locales que impulsaron el comercio y las ferias en la antigüedad (la seda china, las alfombras persas, el marfil hindú, etc.) es la presencia del diseño consciente de la división espacial.

En la Antigüedad no había ningún centro económico que tomara decisiones técnicas sobre la conveniencia de especializar ciertas regiones en la producción de determinados bienes. Esta situación cambió notablemente a partir de la Conquista de América y la colonización de gran parte del mundo por las potencias europeas, que le asignaron a las colonias el papel de productor de materias primas, llamadas originalmente frutos del país.

A medida que Europa fue lentamente descolonizando el mundo entre el siglo XIX y mediados del siglo XX, las decisiones económicas sobre el mejor modo de dividir la producción mundial fue pasando a los grandes grupos empresarios y financieros. En la actualidad, son principalmente las empresas multinacionales, responsables del 75% de la producción mundial, las que toman las decisiones fundamentales sobre división internacional del trabajo.

Crítica

Los críticos de las compañías multinacionales, por su parte, argumentan que estas compañías se convierten, en algunos casos, en explotadoras de los países en los que se establecen pues éstas muchas veces se ubican en países en los cuales los salarios de los trabajadores son bajos, lo que hace que los costos de los productos sean menores.

Mientras que los defensores argumentan que las transnacionales son la auténtica esencia de la economía global y que son cruciales para el progreso de las poblaciones del mundo en desarrollo los críticos piensan que la realidad es muy diferente.

Las empresas transnacionales emplean sólo un 3% de la fuerza de trabajo mundial (y menos de la mitad de estos empleados está en el Sur). En aquellos sitios en los que son contratados, la contienda entre gobiernos para atraer las inversiones de las transnacionales ha provocado una caída espectacular de las condiciones laborales, dando paso a una precariedad que ha perjudicado los derechos de los trabajadores. Y mientras que las grandes corporaciones utilizan su inmenso poder de compra y de acción para tomar las riendas de los mercados locales, las compañías locales son literalmente barridas de la escena.

De la misma forma, explotan los recursos existentes en los países (recursos naturales, por ejemplo) sin que, posteriormente, las ganancias que obtienen de tales explotaciones sean reinvertidas en el país sino que son enviadas a la compañía principal ubicada en el país de origen, lo que produce una fuga de dinero hacia otros países que no contribuye a la economía nacional.

Algunos ejemplos de esta explotación es la destrucción de ecosistemas completos por parte de grandes corporaciones mineras y petroleras, las miles de personas muertas en desastres como el de Bhopal, en India.

Diversas organizaciones, sindicatos, partidos y ONG llevan a cabo diferentes campañas contra los abusos de esas corporaciones industriales. En Internet destaca como modo de acción el ciberactivismo. (Se refiere al conjunto de técnicas y tecnologías de la comunicación, basadas fundamentalmente en internet y telefonía móvil, asociadas a la acción colectiva o desobediencia civil, bien en el espacio virtual o en el plano real.)

Estos son algunos de los pros y los contras de las empresas multinacionales, las cuales, a pesar de las grandes críticas, son un fenómeno que se hace cada vez más fuerte a nivel mundial.

Ventajas de la Globalización

  • Los libertarianos y otros seguidores del laissez-faire capitalista dicen que altos niveles de libertades políticas y económicas, en la forma de democracia y capitalismo, han sido fines valiosos en si mismos en el mundo desarrollado y han producido también altos niveles de riqueza material. Ellos ven en la globalización un proceso benéfico de extensión de la libertad y el capitalismo.
  • Aquellos que apoyan el Libre comercio proclaman que el aumento tanto de la prosperidad económica como de oportunidades, especialmente en los países en desarrollo, incrementará las libertades civiles y llevará a una distribución de recursos más eficientes. Las teorías económicas de la ventaja comparativa sugieren que el mercado libre produce tal distribución efectiva de recursos, a mayor beneficio de todos los países que estén envueltos. En general, esto conduce a reducción de precios, más empleos, incremento en la producción y de niveles de vida especialmente para los que viven en países en desarrollo.
  • Hay también los llamados "globalistas" o "mundialistas", que proponen una "globalización democrática". Ellos creen que la primera etapa de la globalización, orientada al mercado o a asuntos económicos, debe ser seguida por una etapa de creación de instituciones políticas globales que representen las visiones o aspiraciones del "ciudadano mundial". Su diferencia con otros "globalistas" es que ellos no definen por adelantado una ideología para orientar esta voluntad, dejándola a la voluntad de esos ciudadanos a través de un proceso democrático.
  • Los que acuerdan con la globalización argumentan que el movimiento anti-globalización es proteccionista y usa evidencia puntual para apoyar sus visiones, mientras que las fuentes estadísticas proveen apoyo firme a la globalización.
  • A pesar que algunos lo disputan, la desigualdad del ingreso a nivel mundial parece estar decreciendo, como el economista Xavier Sala-i-Martin argumentó en el 2007. Dejando de lado quién tiene la razón, se puede señalar que más importante es la medida de pobreza absoluta: si todos vivieran en la miseria, la desigualdad de ingresos seria muy baja.
  • Desde 1981 al 2001, de acuerdo a figuras del Banco Mundial, el numero de personas que viven con un dólar o menos de ingreso al día ha declinado en términos absolutos de mil quinientos millones de personas a mil cien millones. Al mismo tiempo, la población del mundo aumentó. Así pues, en términos porcentuales el número de tales personas declinó en los países en desarrollo de 40% a 20% de la población, con las mayores disminuciones teniendo lugar en las economías que han reducido mas las barreras al comercio e inversión. Sin embargo, algunos críticos advierten que seria conveniente usar medidas mas detalladas de la pobreza.
  • El porcentaje de personas que viven con menos de dos dólares de ingreso al día ha caído mucho en áreas afectadas por la globalización, mientras que las tasas de pobreza ha permanecido estable en otras áreas. En Asia del Este, incluyendo China, ese porcentaje ha decaído en un 50.1%, comparado con un incremento del 2.2% en África subsahariana.[

Área

Ingresos

1981

1984

1987

1990

1993

1996

1999

2002

Cambio Porcentual 1981-2002

Asia del Este y Pacifico

Menos de $1 por día

57.7%

38.9%

28.0%

29.6%

24.9%

16.6%

15.7%

11.1%

-80.76%

Menos que $2 por día

84.8%

76.6%

67.7%

69.9%

64.8%

53.3%

50.3%

40.7%

-52.00%

América Latina

Menos que $1 por día

9.7%

11.8%

10.9%

11.3%

11.3%

10.7%

10.5%

8.9%

-8.25%

Menos que $2 por día

29.6%

30.4%

27.8%

28.4%

29.5%

24.1%

25.1%

23.4%

-29.94%

África subsahariana

Menos de $1 por día

41.6%

46.3%

46.8%

44.6%

44.0%

45.6%

45.7%

44.0%

+5.77%

Menos de $2 por día

73.3%

76.1%

76.1%

75.0%

74.6%

75.1%

76.1%

74.9%

+2.18%

Fuente: Banco Mundial, Estimaciones de Pobreza, 2002.[..]

  • La esperanza de vida casi se ha multiplicado en los países en desarrollo desde la Segunda Guerra Mundial y está empezando a cortar la distancia entre ella y la de los países desarrollados, donde el mejoramiento ha sido menor. Incluso en los países del África subsahariana , la región menos desarrollada, la esperanza de vida ha aumentado en menos de 30 años antes de esa guerra, a alrededor de 50 años antes de la pandemia de SIDA y otras empezaran a reducirla nuevamente al presente nivel de alrededor de 47 años. La mortalidad infantil ha decrecido en todas las regiones del mundo en desarrollo.[]
  • La presencia de la democracia ha incrementado dramáticamente: desde una posición en la cual habían muy pocas naciones con sufragio universal en 1900 a estar presente en un 62,5% de todos los países en el 2000.[
  • Los derechos de las mujeres ha avanzado. Incluso en áreas tales como Bangladesh ellas están logrando acceso a trabajos que proveen estabilidad e independencia económica.[
  • La proporción de la población mundial que vive en países en los cuales la provisión de alimentos per cápita es menor que 2.200 calorías o 9,200 kilojoules por persona por día disminuyó desde 56% en 1960 a menos de 10% en 1990.
  • Entre 1950 y 1990 la tasa de alfabetización mundial aumento del 52% al 81%. Las mujeres han representado mucho de ese crecimiento: la tasa de alfabetización femenina, como porcentaje de la masculina, aumento de 59% en 1970 a 80% en el 2000.
  • Hay tendencias similares en lo que respecta a acceso a electricidad, autos, radios, teléfonos, etc., al mismo tiempo que una proporción creciente de la población con acceso a agua potable.
  • El porcentaje de menores en la fuerza de trabajo ha caído desde un 24% en 1960 al 10% en el 2000.
  • Otros autores, tales como el senador canadiense Douglas Roche, simplemente ven la globalización como inevitable y argumentan a favor de crear instituciones tales como una Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas elegida a fin de supervisar y controlar la acción de cuerpos e instituciones internacionales no electos.
  • A pesar de que los críticos de la globalización se quejan de que esta implica un predominio de la cultura occidental, un informe del año 2005 de la UNESCO muestra que el cambio cultural se está haciendo en ambas direcciones. En el 2002, China fue el tercer país en exportaciones de bienes culturales, detrás de Gran Bretaña y EEUU. Entre 1994 y el 2002, la proporción de esas exportaciones, tanto de Norte América como de Europa decayeron , mientras las exportaciones de Asia crecieron hasta sobrepasar a la norteamericana.

Desventajas de la Globalización

Sectores:

En lo económico:

  • La apertura generalizada de los mercados de bienes y capitales que sugiere el fin de los bloques comerciales, tratados regionales e independencia económica de los países pero al mismo tiempo facilita la capacidad de resolver necesidades económicas que actores locales han sido incapaces de satisfacer.
  • La creciente Privatización de los sectores económicos, junto al auge de la empresa multinacional y el decaimiento de empresas y estados nacionales.
  • El aumento de la competencia (economía) que por un lado incrementa la cantidad y calidad de los productos y por el otro amenaza las condiciones de trabajo (incluyendo salarios) y la sobrexplotación del medio ambiente.
  • El acceso no regulado de los países a los mercados internacionales, lo que por un lado facilita la venta de sus productos y la adquisición de tecnologías y mercancías y promueve empleos y por el otro desprotege los de menor calibre económico y lleva al abandono de intentos organizados de promover el progreso y la justicia social.

En lo cultural:

  • El intercambio cultural que amenaza con una pérdida en la integridad de las culturas o identidades nacionales de los países participantes versus la oportunidad de diversificar y enriquecer las costumbres.
  • Conflicto entre las concepciones de la cultura como "civilización" o "Alta Cultura" versus la extensión de la "Cultura del Hombre Común" o cultura popular.
  • La posibilidad del reflorecimiento de culturas regionales o folklóricas y valores individuales versus la homogenización producto de la masificación e internacionalización de los medios.
  • El reforzamiento de una conciencia de la "comunidad humana" versus la adquisición no crítica de elementos culturales de sociedades dominantes.
  • Posible sobrevaloración de lo material por sobre lo social o moral versus la satisfacción de necesidades materiales mínimas de amplios sectores.

En lo político:

  • El posible decaimiento del nacionalismo y surgimiento del internacionalismo.
  • El poder político de empresas sobre los países.
  • La generalización de la democracia y el estado de derecho como formas de gobierno predominantes a nivel mundial versus el resurgimiento de áreas y periodos de profunda inestabilidad política debido, por un lado, a la pérdida de poder por parte de los gobiernos (produciendo los llamados estados fallados) y, por el otro, al rechazo a lo que se ve como concepciones occidentales de hacer política.
  • La disminución paulatina en los controles migratorios, que puede llevar a la pérdida de los sectores más calificados e innovadores y la 'invasión' de élites empresariales internacionales en países pobres.

Momentos importantes en el Proceso de la Globalización

Momento de su inicio

Pablo Vázquez señala que el actual proceso de globalización es parte de un proceso mayor iniciado en 1492 con la conquista y colonización de gran parte del mundo por parte de Europa. Marshall McLuhan sostenía ya en 1961 que los medios de comunicación electrónicos estaban creando una "aldea global". Rüdiger Safranski destaca que a partir de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima en 1945 nació una comunidad global unida en el terror a un holocausto mundial. También se ha asociado el inicio de la globalización a la invención del chip (12 de septiembre de 1958), la llegada del hombre a la Luna, que coincide con la primera transmisión mundial vía satélite (20 de julio de 1969), o la creación de Internet (1 de septiembre de 1969). Pero en general se ubica el comienzo de la globalización en la desaparición de la Unión Soviética y el bloque comunista que encabezaba. Si bien la autodisolución de la Unión Soviética se produjo el 25 de diciembre de 1991, se ha generalizado simbolizarla con la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989.

Foro Económico Mundial (Foro de Davos)

El Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos, es una fundación privada creada en 1971 con la misión de reunir anualmente en el monte Davos de Suiza a los principales líderes económicos europeos. A partir de 1991 se transforma en la reunión cumbre de los líderes políticos y empresarios más poderosos del mundo. Es uno de los principales centros estratégicos de la globalización. Tiene su sede en Ginebra y está supervisado por el gobierno suizo.

Fukuyama y el fin de la historia

En julio-septiembre de 1989 el economista político estadounidense Francis Fukuyama publica un artículo titulado "El fin de la Historia", donde sostiene que "lo que podríamos estar viendo no es sólo el fin de la Guerra Fría, o de un particular período de post-guerra, sino el fin de la historia como tal: esto es, el punto final de la evolución histórica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano".

El escritor, el artículo y sobre todo la frase de su título van a ser un constante punto de referencia a favor y en contra de la globalización. Sin embargo, desde un punto de vista histórico, y partiendo de la base que el motor de la historia son los conflictos, Fukuyama cae en un error otorgándole la categoría de "victoria total o planetaria" a un período que sólo significa la profundización, en mayor escala que antes, del sistema capitalista. Poco tiempo tardó la «historia» en demostrarle a Fukuyama su error: la rebelión del EZLN al sur de México (1994), las protestas multitudinarias en todo el mundo contra la globalización, el alzamiento del MST en Brasil, entre muchas otras, demostraron que, en ese sentido, la «historia» sigue gozando de "buena salud".

El Consenso de Washington

En noviembre de 1989 el economista estadounidense John Williamson incluyó en un documento de trabajo una lista de diez políticas que consideraba más o menos aceptadas por los grupos económicos con sede en Washington y lo tituló el Consenso de Washington. Con los años se convirtió en el programa de la globalización.

  1. Disciplina fiscal
  2. Reordenamiento de las prioridades del gasto público
  3. Reforma Impositiva
  4. Liberalización de las tasas de interés
  5. Una tasa de cambio competitiva
  6. Liberalización del comercio internacional
  7. Liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas
  8. Privatización

Creación de la OMC

La creación en 1995 de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es uno de los momentos decisivos de la globalización. Por estar integrada por la mayoría de los países de la población mundial: propiedad intelectual, regulación de empresas y capitales, subsidios, tratados de libre comercio y de integración económica, régimen de servicios comerciales (especialmente educación y salud), etc.

Crisis económicas: tequila, dragón, vodka, samba, tango

La velocidad y libertad alcanzada por los capitales para entrar y salir de países y empresas está asociada a una serie de crisis eco-financieras locales de impacto global. La primera de la serie se produjo en México en 1994/1995 y su impacto global se conoció como efecto Tequila. Con posterioridad se produjeron la crisis asiática en 1995/1997 (efecto Dragón), la crisis rusa en 1998 (efecto Vodka), la crisis brasileña en 1998/1999 (efecto Samba) y la crisis argentina en 2001/2002 (efecto Tango).

Las reiteradas crisis económicas ha generado una amplia discusión sobre el papel desempeñado por el Fondo Monetario Internacional.

Detención de Pinochet y creación de la Corte Penal Internacional

En octubre de 1998 el ex-dictador de Chile, Augusto Pinochet, fue detenido en Londres acusado en España por tortura y terrorismo. El 24 de marzo de 1999 el Tribunal de los Lores del Reino Unido resolvió que Pinochet podía ser extraditado, aunque finalmente la extradición no fue completada debido a la supuesta demencia del comandante. El hecho es destacado como un punto de inflexión en la globalización de los derechos humanos.

Simultáneamente en 1998 se firmó el Estatuto de Roma creando la Corte Penal Internacional, que entró en vigor el 1 de julio de 2002 luego de alcanzar la cantidad de ratificaciones necesarias. En 2003 la Corte penal Internacional quedó constituida. El principal problema para el funcionamiento de la misma es la posición de los Estados Unidos, opuesto a su jurisdicción.

Ingreso de China en la OMC

En 2001 (Ronda de Doha) y después de 15 años de duras negociaciones, China ingresó en la OMC. De este modo el país más poblado del mundo (22% de la Humanidad), quinta economía mundial y la de mayor crecimiento en los últimos 30 años, se incorporó plenamente al mercado mundial. Los enormes desplazamientos de capital y trabajo que está causando la economía china, así como las consecuencias para el sistema mundial que tendrá la vinculación de una gigantesca y pujante economía de " mercado socialista" con el sistema capitalista mundial, son discutidas apasionadamente por los estudiosos de todo el mundo. Existe sin embargo un amplio consenso de que China, y su creciente liderazgo económico en Asia, está impulsando un proceso histórico que será determinante en el curso del siglo XXI y la orientación de la globalización mundial.

El 11 de septiembre de 2001

Los atentados del 11 de septiembre de 2001, contra el Centro Mundial de Comercio (World Trade Center) de Nueva York y el Pentágono, transmitidos en vivo y en directo por las cadenas globales de televisión a toda la Humanidad, adquirieron una significación mundial.

A partir de ese momento, la lucha contra el terrorismo internacional y la defensa de la seguridad nacional de los Estados Unidos, adquirirá una jerarquía prioritaria en la agenda global, propondrá la necesidad de restringir los derechos humanos para garantizar la seguridad, y reinstalará el valor del Estado.

Sin embargo, es necesario remarcar el impacto en la comunidad internacional de este fenómeno, que repercutió a nivel global de manera casi inmediata, iniciando acciones como la Invasión de Afganistán o el cierre de Fronteras de Estados Unidos y La Unión Europea.

La quiebra de Enron y la burbuja de la «nueva» economía

El 2 de diciembre de 2001 la quiebra de la empresa Enron sacudió al mundo económico: pocos meses antes la revista Fortune había premiado a la empresa como la más creativa de los últimos cinco años, y había asegurado que tendría un crecimiento continuo durante toda la década.

Los actos criminales en perjuicio de accionistas, trabajadores y la comunidad puso en cuestión todo el sistema de desregulación que caracterizó a la globalización y dio un gran impulso a la idea de responsabilidad social empresaria (RSE).

Las revueltas en París y las migraciones

En los disturbios de Francia de 2005, en noviembre, miles de jóvenes franceses, hijos de inmigrantes provenientes del norte de África, protagonizaron durante dos semanas una revuelta que tuvo su sello en la quema de miles de automóviles en París. En la región de París, más de la mitad de la población menor de 15 años, es originaria de África, lo que ha dado un vuelco a la cultura de la zona en menos de una generación.

El acontecimiento sorprendió al mundo y puso sobre el tapete la cuestión de las migraciones internacionales y las desigualdades sociales y territoriales en la globalización.

Nuevos gobiernos en América Latina

Desde los últimos meses del siglo XX, una serie de gobiernos de nuevo tipo comienzan a triunfar en las elecciones de los países sudamericanos:

  • En 1998, Venezuela elige al izquierdista del Partido Movimiento V República Hugo Chávez.
  • En 2002, Brasil elige presidente al dirigente sindical Lula da Silva del izquierdista Partido de los Trabajadores.
  • En 2003, Argentina elige presidente el peronista de tendencia izquierdista Néstor Kirchner.
  • En 2004, Uruguay elige al socialista Tabaré Vázquez del Frente Amplio.
  • En 2005, Bolivia elige al sindicalista indígena Evo Morales.
  • En 2006, Ecuador elige al economista izquierdista Rafael Correa
  • En 2006, Nicaragua elige presidente a Daniel Ortega Saavedra de tendencia sandinista.
  • En 2006, Chile elige a la socialista Michelle Bachelet como presidente.
  • En 2007, Argentina elige a Cristina Kirchner como presidenta por el Partido Frente para la victoria.

Anexos

Aquí se presentan algunas imágenes de los grandes avances tecnológicos actuales que posibilitan la globalización.

Un par de noticias al respecto:

Editorial

UE: malestar en la globalización

Desde el fin de semana pasado, miles de transportistas de España, Francia y Portugal se han sumado a las protestas por los altos precios de los combustibles en los últimos meses. En el primero de esos países, el gremio de los transportes inició este lunes un paro indefinido y llevó a cabo bloqueos de carreteras, incluidas dos que comunican a esa nación con Francia. La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), que congrega a 700 mil camioneros autónomos, demanda al gobierno español un programa de ayuda que les permita paliar el incremento en el costo de la gasolina, la cual se ha elevado en más de 20 por ciento en lo que va del año.

Tales protestas se suman a las que comprendió el sector pesquero del viejo continente hace ya varias semanas. Los pescadores también se quejan del alza sostenida en el precio de los combustibles y de la falta de medidas regulatorias y subsidios de los gobiernos, ausencia derivada a su vez de las restricciones impuestas por la Unión Europea (UE) a sus integrantes.

El malestar generado por estas limitaciones puede resumirse en la frase escrita en las pancartas de los pescadores europeos durante una manifestación cercana a las oficinas centrales del conglomerado de naciones: "Bruselas, nos estás matando de hambre".

La inconformidad que hoy se vive en Europa pone en entredicho los supuestos efectos benéficos de la globalización económica y de la integración regional: por el contrario, los paros pesquero y transportista en el viejo continente dan cuenta de que incluso en esa región, compuesta por países ricos en los que prevalecen mecanismos de bienestar y altos niveles de vida, y en la que puede apreciarse una avanzada homologación económica, tales procesos generan malestares profundos porque golpean el tejido económico -y por ende el social-, dejan a poblaciones enteras a merced de los vaivenes del mercado y minimizan las perspectivas de intervención estatal, incluso en momentos en que ésta resulta por demás necesaria.

Por otra parte, las consecuencias negativas de la integración regional tienden a ser mucho más agudas en zonas del mundo donde las condiciones para ésta son aún más adversas que en Europa. Tal es el caso de México, sometido desde hace más de una década a un proceso integracionista profundamente desigual, a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Dicho convenio fue suscrito en circunstancias de generalizada asimetría en relación con los países vecinos, Estados Unidos y Canadá: desigualdad en dimensiones económicas, en grados de desarrollo industrial y tecnológico, en productividad, en salarios, en capacidad de consumo y en calidad de vida de las respectivas poblaciones; para colmo, los instrumentos del tratado comercial resultan inequitativos y desfavorables, en casi todos los terrenos, para nuestro país.

Las deficiencias estructurales de dicho proceso de integración se han manifestado en forma de una sostenida dependencia económica con respecto a la nación vecina (en la actualidad, México realiza cerca de 90 por ciento de su comercio exterior con Estados Unidos, y más de la mitad de la inversión extranjera directa está constituida por capital de ese país), un indignante desmantelamiento de la industria nacional para beneficiar a los capitales trasnacionales y una creciente vulnerabilidad en terrenos donde México solía ser autosuficiente, como la producción alimentaria. Por lo demás, y a diferencia de lo que ocurre con la UE, el TLCAN no permite el libre tránsito de la fuerza de trabajo, lo que constituye un contrasentido exasperante por cuanto cancela para las personas lo que clama como un derecho para las empresas: la búsqueda, fuera de los países de origen, de mejores oportunidades de desarrollo.

Si en México no ha habido hasta ahora muestras de descontento tan visibles y resonantes como las que hoy tienen lugar en Europa, no es porque el descontento no exista o sea menor, sino porque persiste un severo atraso en materia democrática y política y porque los sucesivos gobiernos han desarticulado en forma sistemática e implacable los cauces de la organización social, ya sea mediante la cooptación de voluntades o la descalificación, criminalización y hasta persecución política de las expresiones de malestar. Sin embargo, la contención de las inconformidades no puede funcionar en forma indefinida mientras se agravan los impactos negativos que ha tenido en la sociedad mexicana la liberación salvaje del mercado interno; a fin de cuentas, acabarán por generar encono e inestabilidad social si no se atienden las demandas de los sectores afectados por un proyecto de integración regional que es antinacional y entreguista, pensado para el beneficio de los capitales, no de las personas y, en suma, contrario a los intereses nacionales. Debe reconocerse la pertinencia -si no es que la urgencia- de un viraje en el modelo de economía seguido en las últimas dos décadas.

GLOBALIZACIÓN: VENTAJAS "La globalización es buena"

Sección: Global

The Guardian (Reino Unido) Artículo de Peter Mandelson, Comisario de Comercio de la UE.

"Sabemos ahora que Barack Obama o John McCain, será el primer Presidente de los Estados Unidos en la siguiente fase de la globalización. Uno de ellos será el primer Presidente americano cuya política económica internacional estará dominada desde el primer día por una transferencia fundamental del poder económico desde el Oeste al Este y al Sur. El mundo Atlántico ya no es el centro del mundo económico, ya que el mundo económico no tiene ya un centro.

Los mercados abiertos y la integración económica a la que conducen son todavía de lejos la mejor herramienta de la que disponemos para incrementar el bienestar económico global. Se trata de una contribución esencial a la estabilidad global.

Existe el mito político profundamente enraizado de que la globalización y los Estados activos en el bienestar son incompatibles. Miremos a las cifras de la OCDE en los últimos 20 años y está claro que donde se ha fomentado flexibilidad en los mercados laborales, mayores niveles de educación y de recapacitación, y ayudado a las mujeres y a la gente de edad a permanecer en el mercado laboral, los sólidos Estados del bienestar están mejor equipados para la globalización que los débiles".

 

 

 

 

Autor:

Giuliano Piergallini

Hugo Parquet

Juan Martín Verón

Jorge Speroni

Noelia Ibarrola

Tomás Balestra

Verónica Cuadrado

Trabajo Práctico

Institución: Instituto Hispanoamericano.

Curso: 6º Año de secundaria.

Materia: Sociología.

Profesor/a: Delfina Jara

Ciclo Lectivo: 2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.