Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Manual de Plantación de Células (página 3)




Partes: 1, 2, 3


¿Está bien entonar coros en las primeras reuniones de plantación? Sí, pero con una letra fácil no solo para que la entiendan sino para que puedan cantarla los invitados. Una buena alternativa es conseguir con antelación música cristiana y en el momento del encuentro, poner a bajo volumen aquellos temas con el fin de que todos puedan seguir la pista. Esta iniciativa nos ha rendido buenos resultados porque con rapidez los visitantes se integran al ritmo y ayudan a interpretar los coros. También suministrarles por escrito la letra de los coros.

Cuando nos refiramos a la enseñanza no digamos nada como "sermón" sino que más bien los presentemos como la "charla" o la "conferencia".

Recuerde que muchos de los asistentes probablemente provienen de un trasfondo católico en el que han recibido influencia que los predispone a todo cuanto pueda parecer un "ritual evangélico". Por supuesto, no vamos a perder nuestra identidad como cristianos, pero tampoco podemos asumir una actitud que sea interpretada como una manifestación de fanatismo excluyente.

Ese ambiente familiar debe prevalecer durante toda la reunión. No olvide la historia del centurión romano, Cornelio. Impactado por Dios, abrió su casa para que el apóstol Pedro compartiera el mensaje. El relato lo hallamos en el capítulo 10 del libro de los Hechos. Cuando Pedro "...llegó a Cesarea, Cornelio estaba esperándolo con los parientes y amigos íntimos que había reunido" (Hechos 10:24. Nueva versión Internacional).

Aquí es probable que usted se pregunte: ¿Está bien ofrecer algún refrigerio a los asistentes. Por supuesto, siempre y cuando estos alimentos que bien pueden ser un refresco o un café, no se constituyan en una carga y obligación que minen el terreno para futuras reuniones.

Cuando se están realizando las primeras reuniones ¿Está permitido recoger ofrendas? En la práctica hemos comprobado que mientras se produce el afianzamiento de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico, lo más aconsejable es no pedir ofrendas sino hasta tanto haya un buen número de personas que habiendo sido formadas en la palabra, comprendan que las ofrendas son una forma de contribuir de lo mucho que nos ha dado Dios, a la obra de extensión del reino de Dios.

¿Y en cuanto a loa diezmos? Lo más aconsejable es que no se tomen diezmos sino que los mismos se lleven directamente al templo y que progresivamente se vaya instruyendo a los creyentes en torno a qué son y qué significan.

No olvide que hay quienes, recién oyen hablar de dinero, salen huyendo y ya fuera dicen que uno de los propósitos de la iglesia cristiana no es proclamar el evangelio transformador de Jesucristo, sino enriquecerse.

3.-Un espacio para la evangelización

La esencia de las Células o Grupos de Estudio Bíblico es la proclamación del evangelio transformador de Jesucristo. Ese constituyó el eje central del mensaje que compartió el apóstol Pedro en la casa de Cornelio, como acabamos de leer en el capítulo 10 del libro de los Hechos.

Estando en la cárcel Pablo y Silas, ocurrió algo milagroso y el carcelero les invitó a su hogar y ellos "Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa". Como consecuencia de esto "A esas horas de la noche, el carcelero se los llevó y les lavó las heridas; enseguida fueron bautizados él y toda su familia"(Hechos 16:32-34. Nueva versión Internacional.

Los mensajes deben ser cortos, claros y con sencillez de palabras en su exposición. Todos los puntos deben rodearse de una calidez, la misma que caracteriza las charlas antes que convertirse simple y llanamente en una predicación fogosa como solemos predicar en los templos.

En síntesis: ¿Qué son las Células o Grupos de Estudio Bíblico? Son lugares en los se proclama el mensaje del evangelio y esa vocación evangelística, en un ambiente de amabilidad y fraternidad, con charlas que toquen temas que atañen a todos, son los elementos que deben asistir las reuniones siempre.

Cuestionario par Lección Cinco

1.- Hay ventajas que no podemos desconocer tras la plantación de las Células o Grupos de Estudio Bíblico y es que los nuevos creyentes pueden crecer en

a.- Se les prepara para que asistan a la congregación.

b.- Oración, recibir los principios del evangelio y que se les acoge en un nuevo hogar.

c.- Aprenden qué es y qué significado tienen los diezmos y las ofrendas.

d.- Todas las anteriores.

e.- Ninguna de las anteriores.

2.- Cuando abrimos el hogar para la plantación de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico y a través de las primeras reuniones hacemos énfasis en orar por las necesidades de los demás

a.- Impactamos y abrimos puertas para que entren nuevos creyentes.

b.- No pasa nada

c.- Las Células o Grupos de Estudio Bíblico no son lugar para estar orando

d.- Todas las anteriores.

3.- ¿Para qué se utiliza entre los creyentes una tarjetita con el nombre de cada uno?

a.- Para facilitar la identificación de los concurrentes

b.- Para lograr mayor acercamiento y que a cada uno se le pueda llamar por su nombre

c.- Para facilitar la memorización de los concurrentes

d.- Ninguna de las anteriores

4.- ¿Por qué no llamamos "hermano" a alguien que asiste por primera vez o entre los demás creyentes?

a.- Para que los nuevos convertidos o simpatizantes no se sientan excluidos.

b.- No se les llama "hermano" porque todavía no están bautizados.

c.- Porque una Célula o Grupo de Estudio Bíblico es un puente para que lleguen a la congregación y no necesariamente un templo.

d.- Las respuestas a y c son verdaderas

5.- ¿De qué manera se deben impartir las enseñanzas?

a.- Como una charla, de manera informal

b.- Como un sermón para que se vayan acostumbrando y no les parezca extraño cuando vayan al templo.

c.- Con profusión de términos teológicos para que profundicen en la Palabra de Dios.

6.- ¿Qué ocurre si en la Célula o Grupo de Estudio Bíblico no hay equipo de Alabanza?

a.- Si no hay grupo de alabanza lo mejor es no comenzar la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

b.- No se necesita grupo de alabanza y con unos coros grabados se puede comenzar.

c.- Ni coros ni alabanza, no se necesitan.

d.- Ninguna de las anteriores

7.- respecto a los diezmos y ofrendas ¿Qué se recomienda en una Célula o Grupo de Estudio Bíblico?

a.- No se deben tomar diezmos y si se llegara a hacer, es cuando todos los concurrentes hayan madurado en la fe y doctrinas cristianas.

b.- Ni pensar en eso, sería algo descabellado.

c.- Después de cada reunión se debe tomar diezmos y ofrendas porque es bíblico.

d.- Todas las anteriores

Lección Seis

Funcionamiento de la Célula

Con demasiada frecuencia se polemiza respecto a la cantidad de componentes de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

Hay quienes argumentan que después de doce integrantes es necesario abrir otra célula; otros señalan que se debe hacer cuando son quince los concurrentes y, un reducido número de denominaciones abren el espacio hasta para veinte asistentes.

Pese a todos los planteamientos que se hacen en torno al tema, cabe anotar que la membresía puede llegar hasta el volumen que el líder, de manera responsable, pueda manejar.

El sistema de trabajo que asumo comprende entre 15 y 20 personas por Célula pero es probable que haya quienes estimen que después de diez o doce es necesario pensar en la apertura de otro grupo. Tal posición es respetable a todas luces.

Crecimiento de la Célula

El crecimiento de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico inicialmente se fundamenta en la oración. En las Escrituras leemos: "Porque los ojos del Señor están sobre los justos y sus oídos atentos a sus oraciones"(1 Pedro 3:12). Sobre esta base, orar constituye el primer y principal paso.

El segundo elemento importante que sugiero consiste en la elaboración de una lista de amigos, vecinos o familiares que no conocen a Cristo y a quienes vamos a presentarles el evangelio en la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

Generalmente oramos cada día por ellos durante una o dos semanas e inmediatamente les invitamos a participar de las reuniones. Para el tiempo en el que lo hacemos, Dios abre las puertas con una facilidad extraordinaria.

Hay quienes se inclinan por la realización de eventos especiales como "El día del amigo" con el propósito de atraer simpatizantes, o tal vez un cine-foro en el que, tras apreciar una película se abre el espacio para presentar inquietudes o aportaciones.

Estas y otras propuestas de trabajo encaminadas al crecimiento de la Célula son válidas. En todos los casos y en procura de la dirección divina recomiendo que se haga oración con antelación.

¿Cuánto tiempo transcurre antes de que una Célula crezca?

Es algo relativo. Algunos crecen con asombrosa rapidez mientras que hay casos en los que transcurre un año o tal vez más antes de que experimenten crecimiento.

Es necesario perseverar en oración, no desanimarse y tener conciencia clara de que estamos haciendo las cosas para la honra y gloria de Dios y no para construir nuestro propio reino.

Muchos líderes renuncian justo cuando estaban a las puertas de ver el arribo de personas nuevas, que era sin duda su mayor anhelo.

¿En qué consisten los grupos afines?

Es frecuente que al iniciar una Célula o Grupo de Estudio Bíblico, el mayor número de asistentes esté compuesto por mujeres o que aparezcan mayormente mujeres y no hombres. En tales casos quienes constituyen la minoría suelen sentirse incómodos.

Para superar este inconveniente es aconsejable que se programen reuniones para grupos bien sea femeninos o masculinos y no mixtos. También se incluyen aquí los grupos que se establecen dirigidos específicamente a jóvenes.

La experiencia es satisfactoria porque permite profundizar las relaciones, compartir momentos agradables y de edificación espiritual, referir las maneras como Dios ha provisto soluciones a los problemas, servir como comunidad terapéutica y ayudar en períodos de crisis.

Es necesario persistir

Persista, no desista. No olvide que en tanto los templos actuales son edificios grandes donde se edifican rediles con relaciones muy impersonales en los cuales es complejo realizar un seguimiento pastoral a la membresía, la iglesia neotestamentaria se caracterizaba por reunirse en las casas y en grupos pequeños.

Las mega-iglesias conciben la oración como una opción personal, mientras que en las Células o Grupos de Estudio Bíblico se enfatiza en la vida devocional diaria, se ministra de manera personalizada, el discipulado es más eficaz y se desarrolla entre los concurrentes el carácter de servicio cristiano.

Un esquema sencillo para reunión de Célula

Cuando me preguntan cuánto tiempo es aconsejable que dure una reunión de Célula o Grupo de Estudio Bíblico, inmediatamente respondo que entre una hora y hora y media, dependiendo de las circunstancias, del número de concurrentes y por supuesto, del tema que se vaya a exponer.

La distribución tentativa de cada espacio de la reunión puede distribuirse de la siguiente manera:

1.- Oración de Bienvenida. 5 minutos

2.- Alabanza y Adoración (generalmente se interpretan tres o cuatro coros. También se aconseja la distribución previa de copias de los mismos) 15 minutos

3.- Oración por las necesidades de los asistentes. 5 minutos

4.- Anuncios y actividades pendientes 5 minutos

5.- Preguntas sobre cómo se aplicaron durante la semana los aspectos de la enseñanza que se recibió en la Célula. 5 minutos

6.- Exposición de la Palabra de Dios 30 minutos

7.- Preguntas respecto a qué les quedó claro de la enseñanza o qué puntos fueron confusos para explicarlos con más detalle. 5 minutos

8.- Ofrendas y oración final 5 minutos

Aquí cabe anotar dos elementos de suma importancia. El primero, que no debemos sujetarnos a una camisa de fuerza en cuanto al tiempo porque en algunos casos la reunión puede tomarse una hora, tal vez hora y quince minutos o posiblemente hora y media.

El segundo es que la esencia de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico se dirige a que las enseñanzas que se reciban se tornen prácticas, es decir, que los concurrentes las apliquen a su cotidianidad. Para lograrlo se abren dos espacios durante cada reunión: el primero antes del mensaje para conocer en qué puntos prácticos compartidos en la semana anterior avanzaron quienes asisten a la Célula, y al final del mensaje para despejar interrogantes o inquietudes .

Algunas recomendaciones

1.- Procure que las sillas se organicen en círculo de tal manera que se establezca un ambiente familiar durante la reunión.

2.- Es aconsejable que los creyentes se mezclen, en el grupo, con quienes por primera o tal vez segunda ocasión asisten a la reunión. Además de crear condiciones de informalidad, lleva a que los simpatizantes no se sientan excluidos.

3.- Asegúrese de que todas las personas tengan a mano una Biblia y el folleto en el que se incluyan los coros e himnos a interpretar.

4.- El líder debe manifestarse amigable, interesado en cada uno de los asistentes, no fruncir el ceño o hacer gestos cuando intervenga una persona nueva.

5.- Si el líder formula preguntas, es imprescindible que escuche con atención las respuestas y no interrumpa a su interlocutor.

6.- Las reuniones deben comenzar y terminar a tiempo con el ánimo de generar responsabilidad entre los concurrentes.

7.- Es importante crear en todos el hábito del saludo y la despedida amable.

8.- En lo posible se recomendará a los asistentes que no se retiren de la reunión hasta tanto termine.

9.- Es aconsejable que llamemos a todas las personas por su nombre.

El liderazgo en el trabajo celular no radica en imponer sino en saber dirigir y hacia este propósito se orienta la organización que se pretende dar a cada reunión. Improvisar no conduce a nada. Organizar, por el contrario, arroja buenos resultados.

Cuestionario para Lección Seis

1.- Cuando hablamos de Célula lo más indicado que tengamos como máximo:

a.- Doce personas como los discípulos de Jesucristo.

b.- Pueden ir desde seis hasta veinte personas.

c.- Con diez personas es suficiente.

d.- Hasta el número que pueda manejar el líder.

2.- El crecimiento de la Célula se fundamenta en:

a.- El carisma del líder de Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

b.- En la oración y buscar siempre dar lo mejor como líder.

c.- En invitar siempre nuevas personas previa oración a Dios para que tengan una mente abierta al mensaje del evangelio.

d.- Las respuestas b y c son correctas

3.- ¿Cuánto tiempo transcurre antes que crezca una Célula o Grupo de Estudio Bíblico?

a.- Se trata de un período relativo: algunos pueden tomar dos meses, tal vez seis o un año.

b.- Si no ha crecido en seis meses, debe cerrarse la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

c.- Es necesario perseverar en oración, no desanimarse y tener conciencia de que la obra es de Dios.

d.- Las respuestas a y c son correctas

e.- Ninguna de las anteriores

4.- Cuando hablamos del esquema de una reunión nos referimos a un tiempo aproximado de:

a.- Sesenta minutos

b.- Entre sesenta y noventa minutos

c.- Todo el tiempo que sea necesario

d.- Entre más breve la reunión, mejor

5.- En la reunión de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico se puede abrir espacio para:

a.- Compartir testimonios

b.- Preguntar cómo le fue en la semana anterior con la aplicación práctica del mensaje cristiano

c.- La exposición de la Palabra de Dios y los anuncios

d.- Lo más aconsejable es que se predique la Palabra de Dios únicamente

e.- Las tres primeras son verdaderas

6.- Entre las recomendaciones para el funcionamiento de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico se cuentan:

a.- Organizar sillas en círculo, una alabanza bien avivada ojalá con batería y armónica y mucha Palabra de Dios.

b.- Simplemente organizar las sillas en círculo para que no parezca una iglesia

c.- Organizar las sillas en círculo, mezclar a los creyentes entre nuevos y ya conocedores de la Palabra, que todos tengan a mano la Biblia, crear hábitos de saludo.

d.- Todas las anteriores

Lección Siete

¿Cómo se elabora y presenta una Lección?

Una de las grandes ventajas que tenemos hoy día es la abundancia y variedad de material disponible en el mercado para impartir enseñanzas bíblicas. Sin embargo no hay nada más satisfactorio que elaborar y compartir nuestras propias lecciones. Es tanto como preparar un alimento agradable, al que ponemos mucho amor y dedicación, antes de ofrecerlo a nuestros invitados que, en este caso, son los asistentes a la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

Hacerlo es sencillo si dependemos de Dios. Basta que hayamos asumido tres principios esenciales:

El primero, oración. Clamar porque Dios nos muestre qué quiere que compartamos con su pueblo.

El segundo, estudio sistemático de las Escrituras. En la medida que leamos la Biblia con frecuencia, es más fácil recibir de parte de Dios indicaciones claras sobre qué pasaje quiere que le compartamos a la concurrencia.

Y el tercero, disciplina para elaborar con tiempo y dedicación, la enseñanza.

Defina un pasaje

El primer paso es seleccionar el pasaje. Tenga en cuenta que sea corto, sin que exceda los diez versículos. Que sea fácil de entender. Que no sea profundo en cuanto a contenido teológico. Jamás olvide que los visitantes y asistentes a la Célula o Grupo de Estudio Bíblico son en su gran mayoría personas que recién están aprendiendo respecto a los rudimentos de la vida cristiana.

Léalo una y otra vez. Cuantas más veces, mejor. Es importante que tenga claro el contenido. Que usted se familiarice con lo que dice allí. Casi pueda memorizarlo de manera que al exponerlo tenga facilidad en el manejo de los versículos.

Aplíquelo a su vida

Ahora que se familiarizó con el pasaje bíblico y que ha orado a Dios en procura de orientación, tome papel y lápiz. Formúlese estas sencillas preguntas: ¿Qué dice este pasaje a mi vida?¿Cómo puedo aplicar esta enseñanza?¿Cuáles son los principios bíblicos que puedo aprender y además, compartir con los asistentes a la Célula o Grupo de Estudio Bíblico?

Normalmente le invitaría para que hiciera un estudio de exégesis y hermenéutica profunda. Pero estas indicaciones en caso de que fuera a compartir el mensaje con la membresía de su congregación. Sin embargo aquí estamos tratando con personas que recién llegan a los pies de Jesucristo. Se requieren por tanto principios de vida cristiana práctica. No tanta teología sino pautas de cómo vivir a Cristo en el día a día.

Si tiene a disposición varias versiones de la Biblia, excelente. Pueden ser la Reina Valera 1995, la Nueva Versión Internacional, la Versión Popular "Dios habla hoy", la Biblia de Las Américas y la versión "Nuevo Testamento la Palabra de Dios para todos", que me ha parecido extraordinaria, y que se puede adquirir a un precio muy módico en la sede de La Liga Bíblica de su ciudad.

El siguiente paso es comparar el texto que compartirá en una y otra versión. Seguramente obtendrá claridad plena de todo cuando quería decir el autor. Tome notas, en particular de aquellos aspectos que le han quedado claros.

Ordene sus ideas

La mejor forma de asegurar que nuestros oyentes en la Célula o Grupo de Estudio Bíblico quedarán con un mensaje claro y bien definido en sus mentes para su posterior aplicación en la vida práctica, es que usted presente la enseñanza de una manera ordenada. Una anarquía de ideas no traerá sino confusión. Esa es la razón por la que le invitamos a tomarse el trabajo de ordenar los principios que compartirá con la audiencia.

En lo posible, guíese por el texto. El propio pasaje le irá mostrando, versículo por versículo, qué enseña cada uno y cuál es el principio práctico que podemos compartir. No pretenda ser un gran expositor de la Palabra porque ese afán no llevará más que a confundirle. Con que se proponga ser fiel al exponer la Biblia, basta. Porque compartirá enseñanzas prácticas.

En un papel, con letra clara y ojalá definiendo entre tres y cinco puntos, sintetice todo cuanto va a enseñar. De esa manera como un piloto operando una aeronave o como un marino conduciendo una embarcación, sabrá dónde comienza el mensaje y adónde llevará a la concurrencia hacia la finalización de la lección.

Determine un tiempo específico

Jamás olvide que una Célula o Grupo de Estudio Bíblico no son el templo sino el instrumento y puente para llevar a los nuevos creyentes hasta la congregación. De ahí que le sugiera que sus mensajes sean cortos. Para tal fin es necesario que, al trazar el mensaje, tenga un tiempo determinado que puede oscilar entre treinta y cuarenta minutos.

Una enseñanza demasiado larga puede aburrir. Recuerde que usted y yo no estamos compitiendo con nuestra iglesia en la extensión de las predicaciones sino constituyéndonos en instrumentos útiles para la proclamación del evangelio transformador de Jesucristo. En esencia, los mensajes deben ser cortos.

Utilice ilustraciones

A través de lo que usted lee a diario o quizá ve en televisión, puede obtener muchas ilustraciones para acompañar las enseñanzas que comparte en la Célula o Grupo de Estudio Bíblico. Tales ilustraciones tornan amena la predicación y además, le permiten al oyente asimilar la enseñanza con la vida práctica.

Los ejemplos que utilice deben ser cortos pero específicos. Es probable que algunos sean el fruto de su imaginación. Pero en uno y otro caso, busque que sean creíbles. No invente historias como las de Julio Verne o propias de la inventiva y realismo mágico del Nóbel colombiano, Gabriel García Márquez.

Tampoco sobreabunde en ilustraciones. Tres o cinco en cada enseñanza estarían bien.

Ahora sólo resta que usted se disponga a compartir el evangelio. Si utiliza las lecciones que publicamos en la Página de Internet del Ministerio de Evangelismo y Misiones "Heraldos de la Palabra" www.heraldosdelapalabra.com le aconsejamos que las imprima y lea con tiempo, y en lo posible, utilice ilustraciones propias del país o la comunidad en la que reside.

Cuestionario para Lección Siete

1.- Para elaborar una Lección para Célula o Grupo de Estudio Bíblico debemos tener en cuenta:

a.- Depender de Dios en oración, leer el material disponible y preparar sus propios asuntos y disciplina para la lectura sistemática de las Escrituras.

b.- Seleccionar un pasaje sobre el cual trabajar, ojalá que sea corto.

c.- Leer el pasaje cuantas veces sea necesario y buscar la aplicación práctica en la vida antes de predicarlo.

d.- Ordenar las ideas en un bosquejo.

e.- Todas las anteriores

f.- Sólo las respuestas a y b son correctas.

2.- ¿Por qué es importante la utilización de un tiempo específico?

a.- Porque de lo contrario la exposición se convierte en una charla monótona

b.- Porque Dios es un Dios de orden y no acoge los desórdenes

c.- Porque entre treinta y cuarenta y cinco minutos es un tiempo más que suficiente para compartir el mensaje de Dios.

d.- Porque sencillamente un mensaje largo puede aburrir y no volverán a la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

3.- ¿Para qué son útiles las ilustraciones en las enseñanzas que compartimos en las Células o Grupos de Estudio Bíblico?

a.- No sirven para nada porque la gente necesita es Palabra de Dios y no historietas

b.- Sirven para despertar alegría y hasta risa y no torna monótonas las reuniones

c.- Permiten que los concurrentes asimilen, retengan, recuerden e incluso sientan que es fácil aplicar la Palabra de Dios a la vida práctica.

d.- Las respuestas a y c son las correctas

4.- Las ilustraciones para acompañar las Lecciones para Células se pueden tomar de:

a.- Un libro de ilustraciones que los hay y muy buenos en el mercado

b.- De las noticias, las revistas que leemos e incluso, de las anécdotas que aprendemos cada día.

c.- Con las ilustraciones de la Biblia basta

d.- Ninguna de las anteriores

Lección Ocho

... A trabajar!

Usted dio sus primeros pasos hacia la plantación y estructuración de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico. Las estrategias son importantes pero lo esencial es que en su vida y desenvolvimiento ministerial haya un estrecho contacto con Dios mediante la oración, y además, acompañe la vocación con el estudio sistemático de las Escrituras y el testimonio cristiano. Tres elementos que entrelazados traerán éxito a su labor como heraldo del evangelio transformador de Jesucristo.

Propósitos de una Célula

Hay algunos aspectos que vale la pena recordar. El primero, que el objetivo de toda Célula o Grupo de Estudio Bíblico es:

a.- Ganar almas para el reino de Dios.

b.- Edificar a los nuevos creyentes.

c.- Enviar a quienes ya recibieron formación.

Lograr este propósito es posible cuando en su desempeño se evidencien el compromiso, la responsabilidad, la sujeción a sus líderes y la disposición de trabajar en la proclamación del evangelio desde los grupos.

¿Cómo hacerlo? Mediante una visión clara de en qué consisten y para qué se plantan las Células. En tanto hayan interrogantes en torno a este sistema de trabajo, se enfrentarán falencias y el servicio no será lo eficaz que se pretende.

Unas recomendaciones finales

Es importante que conforme vaya creciendo en Cristo el nuevo creyente, le delegue responsabilidades tales como recibir a los invitados, colaborar en mantener bien presentado el lugar de reunión e incluso, visitar a personas que necesitan oración por su estado de animo o quizá sanidad.

Estas primeras "oportunidades de trabajo" estimularán a los nuevos creyentes.

El líder deberá constituirse en el modelo y ejemplo para quienes conocen al Señor Jesús y comienzan a crecer en la vida cristiana.

En lo posible es aconsejable enseñar a los convertidos sobre la importancia de mantener una buena relación con Dios a través de la oración, enseñarles cómo se realiza un devocional y, además, la memorización de algunos versículos.

Contacto con la concurrencia

Con el propósito de mantener una relación constante con los creyentes es recomendable que al menos una vez por mes tome un tiempo, bien sea de domingo o quizá viernes o sábado en la noche para tener un diálogo sobre cómo ven en el grupo, escuchar sugerencias, apreciar una buena película cristiana y también, orar. Este tipo de encuentros deben tener un carácter informal.

Aspectos financieros

Respecto a una pregunta común sobre si se deben o no recoger ofrendas, hay varias perspectivas. La que manejamos se orienta a que sí se pueden tomar ofrendas, explicando a los visitantes que no están obligados a hacer ningún aporte. Conforme pasa el tiempo, ellos se sumarán a esta tarea de contribuir a la obra de Jesucristo.

¿Y los diezmos? Para tal fin se puede ubicar un "alfolí" o cofre cerrado con llave que solo podrán abrir dos o tres personas seleccionadas por el liderazgo para que, en representación de la comunidad de creyentes, tengan el manejo de las finanzas y reporten a la congregación cuánto se recogió cada semana.

El centro del mensaje es Jesucristo

Cuando se comparte el mensaje en la Célula o Grupo de Estudio Bíblico se tiene como base el mensaje transformador del evangelio. Esa es la esencia porque constituye la base fundamental para la vida y crecimiento del nuevo creyente.

El líder debe comprender que el grupo es sólo un punto de contacto para llevar a los convertidos a la congregación en un tiempo futuro; que se forman cristianos para que ellos a su vez ayuden a formar a otras personas; que el evangelio debe ser presentado de una manera sencilla y clara, exenta de todo vocabulario teológico y que no se trata de replicar cultos en las casa.

¿Cuándo una persona puede ser asignada al liderazgo? Cuando haya recibido formación, testimonie vida cristiana y además, haya asistido como mínimo seis meses a una Célula o Grupo de Estudio Bíblico con el propósito de que entienda y asimile cómo es su manejo.

Ahora que hemos compartido estas pautas, solo resta ponernos a trabajar...

Mi oración es que Dios acompañe cuando cumplimos la Gran Comisión que nos hizo el Señor Jesucristo: "...Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo"(Mateo 28:18-29).

Ps. Fernando Alexis Jiménez

Correo electrónico:

Cuestionario para la Lección Ocho

¡Felicitaciones! Está a las puertas de terminar el curso. Ha sido un período altamente enriquecedor para todos. Ahora le invitamos a responder algunas preguntas sencillas.

1.- Es importante recordar que tres características de un líder de Célula o Grupo de Estudio Bíblico son:

a.- Estudiar en un seminario bíblico y prepararse para la obra.

b.- Oración, estudio sistemático de las Escrituras y testimonio de vida cristiana.

c.- Mostrar capacidades de liderazgo

d.- Todas las anteriores

2.- El propósito de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico es:

a.- Asegurar el crecimiento y fortalecimiento de la Congregación.

b.- Lo elemental: proclamar el evangelio transformador de Jesucristo.

c.- Ganar almas para el reino de Dios, edificar a los nuevos creyentes, enviar a quienes ya recibieron formación.

d.- Formar discípulos

3.- Con respecto a los nuevos creyentes se aconseja:

a.- Que estén sentados en la silla hasta que sean lo suficientemente maduros.

b.- Invitarlos para que a partir de la segunda reunión, nos acompañen a la congregación.

c.- Irlos involucrando con pequeñas responsabilidades como arreglar las sillas, presidir alguna oración o quizá, leer algún versículo bíblico.

4.- El centro del mensaje que se imparte desde la Célula o Grupo de Estudio Bíblico es:

a.- Que todos conozcan la visión de la Congregación

b.- Compartirles el evangelio transformador de Jesucristo

c.- Compartirles los principios de liderazgo cristiano eficaz

d.- La importancia del Espíritu Santo y sus dones

e.- Ninguno de los anteriores

5.- ¿Cuándo asignar una persona al liderazgo de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico?

a.- Cuando curse este manual de Plantación de Células

b.- Líderes son sólo aquellos que han hecho estudios teológicos en el seminario.

c.- Cuando reciban formación espiritual, testimonio de vida cristiana y hayan asistido mínimo seis meses a una Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

d.- Cuando reciban formación espiritual, testimonio de vida cristiana y hayan asistido mínimo dos meses a una Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

 

 

 

Autor:

Ps. Fernando Alexis Jiménez

Ministerio de Evangelismo y Misiones

"Heraldos de la Palabra"

Partes: , 2, 3 >
Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.