Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Aportes de José Martí a la literatura, a la pedagogía, la cultura nacional y al periodismo (página 2)




Partes: 1, 2


"Alzamos la bandera y no la dejamos caer". "La enseñanza primaria tiene que ser científica". "El mundo nuevo requiere la escuela nueva". "Es necesario sustituir al espíritu literario de la educación"; el espíritu científico. Debe ajustarse un programa nuevo de la educación, que empieza en la escuela de primeras letras y acabe en una Universidad brillante, útil, en acuerdo con los tiempos, estado y aspiraciones de los países en que se enseña.

Esta educación (escribió Martí en febrero de 1884) directa y sana esta aplicación de la inteligencia que requiere a la naturaleza que responde este empleo despreocupado y sereno de la mente en la investigación de todo lo que salta a ella, la estimula y le da modos de vida; este pleno equilibrado ejercicio del hombre, de manera que sea como de si mismo puede ser; y como los demás ya fueron; esta educación natural, quisiéramos para todos los países nuevos de la América y detrás de cada escuela un taller agrícola, a la lluvia y al sol, donde cada estudiante sembrase un árbol. De textos secos y meramente lineales; no nacen, no, las frutas de la vida.

En lo que considerase una reafirmación de su gran objetivo pedagógico José Martí sugerirá: "que la pluma debía manejarse por la tarde en la escuelas, pero por las mañanas la azada".

También planteaba nuestro apóstol que la teoría no este desvinculada de la práctica y que el trabajo productivo sea parte indisoluble de la práctica lo enuncia cuando se refiere a la educación mecánica: "Y por esta clase de talleres, donde la tarea ruda; y la mayor dificultad vencida, deben pasar todos los que aspiren a una sólida educación mecánica".

Su defensa de la enseñanza científica y la combinación de la teoría con la práctica, generalmente va vinculada a la educación con la agricultura y el trabajo, como la requiere la enseñanza en los pueblos de América Latina y del Caribe. Con respecto a esto en 1878, Martí recalca "Siémbrese química y agricultura y se cosechará grandeza y riqueza".

Los estudiantes cubanos han hecho suyo el sagrado deber de producir proclamado por José Martí en su artículo "Inteligencia de creación y de aplicación" de julio de 1875:

"No se viene a la vida para disfrutar de productos ajenos: se trae la obligación de crear productos propios".

Al respecto expresa que las escuelas deben preparar al hombre para la vida, Martí, recalca que la educación no se aparta de la realidad si en ella está presente el trabajo humano, puesto que se vive, justo es, donde se enseñe, se enseñe a conocer la vida. En las escuelas se ha de aprender a cocer el pan de que se ha de vivir luego".

El remedio está en desenvolver a la vez la inteligencia del niño y las cualidades de amor y pasión con la enseñanza ordenada y práctica de los elementos activos de la existencia en que ha de combatir y la manera de utilizarlos y moverlos. El remedio está en cambiar radicalmente la instrucción primaria de verbales experimental, de retórica científica, de enseñar al niño, a la vez el abecedario de las palabras y el abecedario de la naturaleza.

La relación dialógica no anula, como se piensa a veces, la posibilidad del acto de enseñar. Por el contrario, se funda ese acto, que se contempla y se sella en el otro, el de aprender, y ambos solo se vuelven verdaderamente posibles cuando el pensamiento crítico, inquieto, del educador o de la educadora no frena la capacidad del educando de pensar críticamente también.

Claramente se ve la preocupación de Martí por la educación en Cuba y el resto del mundo, su actual y abrumadora vigencia, la veracidad de sus ideas revolucionarias del pensamiento, para con la manera de enseñar a los niños y jóvenes explica la manera de instruirlos y prepararlos para la vida; educarlos desde edades tempranas, para lograr un crecimiento de su pensamiento rápido y seguro de tropiezos. Así Martí quería la educación porque "un pueblo culto es un pueblo libre"…

Aportes de José Martí al periodismo

Con los tantos y tantos textos escritos por José Martí, con frecuencia para ganarse la vida, si, pero igualmente para informar y advertir a sus pueblos, a su pueblo latinoamericano y caribeño, cuando no, para transmitir las visiones de varia naturaleza que tuvo. Basta aquí recordar dos hechos: el primero se refiere a su gigantesca tarea periodística que llevó a Pedro Enriquez Ureña a decir: "Su obra es pues periodismo", pero añadiendo de inmediato "pero el periodismo elevado a un nivel artístico como jamás se ha visto en español, ni posiblemente en ningún otro idioma" que se practique en el mundo.

No cabe la menor duda de que, después de algunas de sus traducciones, sus trabajos periodísticos son lo que más cerca se hallan, en la obra escrita por Martí, de los lentes spinosianos: se hicieron para ganar el sustento económico. Sin embargo, además de la existencia en dichos trabajos de ese "nivel artístico" que según el dominicano, jamás habíase visto en español, Martí solía escribir sus trabajos periodísticos en forma de cartas. Utilizaba el periódico como cauce para advertir a sus lectores hispanoamericanos, en prosa de centelleante hermosura, sobre los nuevos peligros históricos.

Es pues evidente que, en considerable medida, el periodismo martiano; así llamado por los estudiosos debido a su estilo único e inigualable; que ocupa la mayor parte de su obra escrita, le sirvió para transmitir, aunque fuera indirectamente, buena parte del núcleo más radical de sus ideas, es evidente que con aquellos textos, a la vez que se ganaba la vida, realizaba tarea beligerante, lo que en su caso, no estaba reñido con la mayor exigencia de calidad literaria.

Y en la muy mencionada carta a Bartolomé Mitre y Bedia formula su poética para las Escenas:

Mi método para las cartas de New York que durante un año he venido escribiendo, hasta tres meses hace que cese en ellas, ha sido poner los ojos limpios de prejuicios en todos los campos y el oído a los diversos vientos, y luego de bien hinchados el juicio de pareceres distintos e impresiones, dejarlos hervir y dar de si la esencia-cuidando no adelantar juicio enemigo sin que haya sido antes pronunciado por boca de la tierra (porque no parezca mi boca temeraria) y de no adelantar suposición que los diarios, debates del congreso y conversaciones corrientes, no hayan de antemano adelantado: de mi, pongo más que mi amor al encarcelamiento del espíritu humano; sobre este eje; todo aquello que gira ¿ No le place esta manera de zurcir mis cartas?

Como vemos; todo este pronunciamiento es esencialmente ético, lo que fija Martí son razones de prudencia y de principios morales y lo subyace, para el que conoce su experiencia anterior con el periódico venezolano la Opinión Nacional, son también razones tácticas. Solo con dos verbos que resultan expresivas metáforas domesticas se refiere Martí a la construcción formal de sus crónicas: zurcir y hervir. Su estrategia fundamental será la de zurcir, unir unos retazos con otros; conseguir un nuevo tejido con diversos datos que recoge la realidad y la otra metáfora es que esos datos serán hervidos, es decir, procesados.

Aportes de Martí a la cultura cubana y latinoamericana

Marinello plantea "En el camino hacia José Martí se alzará siempre un gran obstáculo: su unidad. Por eso el artista no es en el hombre distinto del político, el meditador, del apóstol "sino que es una masa compacta e inseparable de hombre. Esta unidad ha de tenerse siempre frente a los ojos, al estudiar cualquier aspecto martiano, lo que no cabe más que llamarla literatura y de la buena, al entrar en ella ninguna palabra de pase mejor que la observación de Marinello que acabamos de citar. El hombre a quien sus ideas llevan a la cárcel en su adolescencia y luego al destierro, el tenaz conspirador y luchador incansable por los derechos de los hombres de bien. El hombre que escribe los poemarios Ismaelillos, Versos Sencillos, Versos Libres, las criticas admirables sobre Wilde, Emerson, Whitman, Twain o los pintores impresionistas franceses, la revista para niños La Edad de Oro, numerosísimos artículos y cartas que cuentan entre lo más bello y entrañable que se haya hecho en nuestro idioma. A decir que Martí no fue "precursor "de una literatura que supuestamente después de el llevarían a su culminación otros escritores hispanoamericanos, creemos que hoy se le conoce a Martí su carácter de iniciador, de fundador, no solo en lo político sino también en lo literario. En 1888 afirmará Rubén Darío que Martí "es famoso, triunfa, porque escribe, a nuestro modo de juzgar más brillante que ninguno de España o América porque fotografía y esculpe en la lengua, pinta cuaja la idea, cristaliza el verbo en la letra y su pensamiento es un relámpago y su palabra un tímpano o una lámina de plata o un estampido. Martí y al modernismo, esa literatura que Martí no se limitó a preludiar, sino que lo inició. Realizó a sus 18 años una tarea literaria relevante, como es El Presidio Político en Cuba , también 14 años después escribe la carta a Manuel Mercado considerada su testamento literario, también tenemos textos como "Miguel Peña" y Cecilio Acosta, ejemplos de las impresionantes epopeyas que prodigara en los años venideros, también tenemos ensayos mas profundos y visionarios como por ejemplo Nuestra América, además tenemos "La Revolución en Egipto" tenemos su texto sobre Casal los millares de páginas en que Martí realizó lo que glosando a Martínez Estrada , podríamos llamar una radiografía de los Estados Unidos, también tenemos sus crónicas sobre Estados Unidos, las llamó "Escenas Norteamericanas". Martí también tuvo sus aportes en la novelística a traves de su novela "Amistad Funesta" o "Lucía Jeréz", tambien tenemos otros dos textos, ensayos a Guatemala o El Drama Indio.

Conclusiones

Martí a través de toda su fortuita obra, no sólo periodística, pedagógica, y de aporte a la cultura cubana y universal, fue regando talento, ejemplo y dedicación a su trabajo, como comentaba al principio Martí fue: "maestro de maestros".

No se podría dejar de mencionar aunque sea en las conclusiones del trabajo el Martí revolucionario y útil en el proceso de liberación nacional cubano. Martí a través de su obra revolucionaria fue dando a conocer su gran capacidad de orador: dio grandes aportes como son los discursos "Los Pinos Nuevos", "Con todos y para el bien de todos". Las cartas en las entrañas del monstruo, que avizoran las intenciones norteamericanas para con la Isla y advierte de lo que en un futuro pudiera pasar, que bien sabemos la vigencia de su pensamiento con respecto a este tema. Martí fue un excelente escritor como habíamos dicho en el inicio, que brindó grandes obras a la literatura universal al cual le rindieron homenaje numerosos escritores de diversas épocas reconociéndole su labor tanto como revolucionario, pensador y organizador. En su universo textual salta a la vista la extensa e intensa conexión entre las distintas partes de su obra, muy diversa tanto en sus estrategias de recepción como de producción, pero siempre ostentando una coherencia esencial que se manifiesta en todos sus niveles formales y de contenido. Esta característica se corresponde con su visión analógica tantas veces declarada en su escritura y sobre la cual se fundamenta armoniosamente la unidad esencial del mundo.

Bibliografía

1. Varona, E. J. De la colonia a la república. Cuba Contemporá nea. La Habana. 1919. p. 35. 2. Varona, E.J. Con el eslabón. Editorial El Arte. Manzanillo. 1927. p. 63. 3. Martí, J. "Con todos y para el bien de todos" edi. cit. p. 76. 4. Varela, F. Lecciones de Filosofía". Editorial de la Universidad de La Habana. La Habana.l961.Tomo III. p.231. 5. Idem.p.340. 6. Idem.p.279. 7. Idem.T.I.p.269. 8. Caballero, José de la Luz y. Selección de textos. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 1981. p136.

 

 

 

 

Autor:

Andy Willian Mesa Mederos

Breve biografía del autor.

Andy Willian Mesa Mederos, estudiante de 3er año de la Facultad de Ingeniaría Mecánica de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas. Ciudad de Santa Clara. Provincia de Villa Clara. Cuba. Estudiante vinculado a investigaciones con el Centro de Estudios de Termoenergética Azucarera (CETA) de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la UCLV.

País: Cuba.

Cuidad: Santa Clara.

Fecha de elaboración: 11 de febrero de 2008.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.