Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Pueblos Maya, Inca y Azteca (página 2)

Enviado por Autor



Partes: 1, 2


Los siglos VII y VIII vieron consolidarse la cultura Maya en los nuevos territorios hasta que en la segunda mitad del mismo siglo VIII, se produjo un momento de gran apogeo cultural, reflejado en las ruinas de los templos de Tikal, Palenque y Copán, así como en multitud de estelas con relieves jeroglíficas y en una rica cerámica policromada y figurativa.

Se considera comúnmente que la causa del mismo residió en la insuficiencia de la agricultura para mantener a una población numerosa, los sistemas de cultivos fueron siempre bastantes primitivos y , cuando el suelo quedó completamente empobrecido, los Mayas se vieron forzados a emigrar y buscar nuevas regiones no explotadas. La paulatina instalación de los dominios septentrionales permitió revivir las tradiciones y de organizar al estado. Comenzaba así el nuevo imperio.

Nuevo Imperio. Entre el siglo X y el siglo XVI, la civilización Maya vivió un nuevo periodo histórico denominado posclásico o nuevo imperio, caracterizado por el esplendor del núcleo de Mayapán y, posteriormente, por una serie de conflictos bélicos que facilitaron el avance de los conquistadores españoles.

A comienzos del nuevo imperio los pobladores Mayas se fusionaron con un contingente invasor, perteneciente al grupo de los Toltecas, que impusieron sus cultos religiosos y un sistema militarista. Tres eran los núcleos principales en aquellos momentos: Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán que acabaron organizando una triple alianza conocida como liga de Mayapán.

Esta alianza desapareció a fines del siglo XII, cuando, tras un breve periodo bélico Mayapán se alzó con la hegemonía de la civilización Maya y organizó una especie de imperio, del que dependían una docena de ciudades.

La decadencia de los Mayas y sus múltiples luchas intestinas favorecieron la conquista de los españoles, que habían llegado en 1511 a las costas de Yucatán. Fracasadas las primeras incursiones hacia el interior del continente, a fines de la década de 1520 prácticamente todos los territorios de influencia Maya habían sido dominados.

La presencia española supuso el fin definitivo de la civilización Maya y la supresión de muchas de sus tradiciones, cultos y manifestaciones artísticas. Sin embargo, algunos de sus rasgos étnicos y lingüísticos pueden rastrearse entre sus descendientes, que aun pueblan las regiones de sus antepasados.

Economía.

El fundamento primordial de la economía maya era la agricultura. El sistema de cultivos a base de rosas causó con el tiempo, el hundimiento del viejo imperio.

Los Mayas despojaban el terreno de todo tipo de árboles y plantas, que luego quemaban tras lo cual sembraban las semillas en un agujero cavado en el suelo mediante unos palos puntiagudos. Agotaban la tierra , debían mantenerla en barbecho durante unos años y, ganar nuevas zonas de selva para el cultivo.

La agricultura estaba íntimamente relacionada con las matemáticas y la astronomía, y el conocimiento del ciclo estacional permitía lograr mejores cosechas. Los Mayas cultivaban sobre todo el maíz, pero también frijoles, calabazas, algodón y tabaco. Cuando las cosechas eran buenas, se dedicaban los excedentes al comercio. Junto a esta actividad agraria practicaban la caza y la pesca y domesticaban animales para proporcionarse otra clase de alimentos. No conocieron los mayas, sin embargo, la tracción animal, el arado o la rueda.

La industria más desarrollada fue la lítica (de la piedra), que suministró a los mayas armas, adornos e instrumentos de trabajo. Gran importancia tuvieron, asimismo, la cestería y la alfarería. En cuanto al comercio, que se basaba en el trueque, alcanzó un notable desarrollo entre las ciudades principales, y los mercaderes constituyeron una clase respetada.

Organización política y social.

Distintas fuentes escritas han revelado la existencia de una sociedad fuertemente jerarquizada. La máxima autoridad política era el halach uinic (hombre verdadero), cuya dignidad era hereditaria. Este se encargaba de nombrar un consejo asesor, y designaba también a todos los jefes de las aldeas, que cumplían funciones civiles, religiosas y militares.

Otros cargos importantes eran el nacom, suprema autoridad militar que se elegía cada tres años; los tupiles, o guardianes; y los holpopoob, o consejeros.

Todos estos dignatarios eran miembros de la nobleza, a la que también pertenecían los sacerdotes, los guerreros y los mercaderes. La clase sacerdotal poseía un gran poder, ya que solo ella conocía el desarrollo de las estaciones y los movimientos de los astros , de gran importancia en la vida economía maya. El sumo sacerdote poseía los secretos de la ciencia astronómica, redactaba los códices y organizaba los templos. Por debajo de el estaban los ahkin, encargados de elaborar los discursos religiosos, los chilan o adivinos y los ahmèn con funciones de hechiceros.

Los artesanos y campesinos constituían la clase inferior. En ellos recaía el trabajo y además debían de pagar tributos a los altos dignatarios civiles y religiosos. Por último estaban los esclavos, destinados en su mayoría a los sacrificios humanos.

Religión.

Dominando la mayoría de los aspectos de la vida de los mayas, se encontraba la religión, siempre presente y dejando sentir su influencia en los ritos agrícolas, en las ceremonias públicas, en el arte y la cultura. Su importancia fue muy grande, si se toma en cuenta que estuvo fuertemente ligada al control político, a la ideología que sustentó a la civilización maya y que, como las ciencias, estuvo también en manos de un grupo especializado, el de los sacerdotes. La religión maya tenía tres características fundamentales:

  • Religión politeísta: Se adoraba a varios dioses a la vez.
  • Religión de Aspectos Naturalistas: Los dioses eran los elementos, los fenómenos atmosféricos, los cuerpos celestes.
  • Religión Dualista: Partía del principio de que el bien y el mal son igualmente divinos. Los dioses del bien estaban en constante lucha con los dioses del mal, pero eran tan inseparables uno del otro como el día y la noche. Otros ejemplos son: el padre fecundante y la madre fecundada; la vida y la muerte (lo más parecido que podemos encontrar es tal vez el yin y el yang). Los destinos de la humanidad se veían afectados siempre por esta lucha. Los dioses benévolos producían cosas positivas, como el trueno, el rayo, la lluvia, el maíz y la abundancia. A los dioses malévolos en cambio, se les atribuía el hambre y la miseria causadas por los huracanes, las sequías y la guerra sembradora de muerte y destrucción. Un excelente ejemplo de esto es una representación en un códice en la que Chac, dios de la lluvia, planta un árbol, mientras que a su lado Ah Puch, dios de la muerte, lo arranca y lo rompe en dos.

Cultura.

Los sacerdotes constituían la clase más culta, ya que poseían el saber y organizaban el calendario, mediante la astronomía y las matemáticas.

Los mayas estudiaron minuciosamente el movimiento de los astros, lo que les permitió determinar, con una sorprendente precisión, el año solar en 365,242 días, así como el año lunar y la trayectoria de Venus. La astronomía les facilitó los trabajos agrarios, ya que el mejor conocimiento del desarrollo estacional contribuía a la optimización de las cosechas. Llevaban a cabo sus estudios astronómicos en observatorios edificados a tal efecto.

En su concepción cíclica del tiempo, los mayas idearon un complejo calendario, en el que se combinaban dos divisiones temporales complementarias: el tzolkin, o conjunto de 260 días; y el haab, que constaba de 365 días, divididos en 18 meses de veinte días cada uno, más cinco días libres. Ambos calendarios se superponían para dar lugar al calendario circular.

Para fechar los acontecimientos, poseían dos tipos de datación cronológica: una <<cuenta larga>>, que partía del comienzo de la era maya; y una <<cuenta corta>>, con la que se determinaban fechas por tiempos más breves, y que poseía una duración de 256 años.

En cuanto a las matemáticas, los mayas inventaron un sistema de numeración vigesimal, además de crear un número equivalente al cero y establecer el valor posicional de las cifras.

También la medicina, en la que se combinaban ciencia y magia, alcanzó un amplio desarrollo entre los mayas. Las causas de las enfermedades podían ser naturales o sobrenaturales, y, en consecuencia, el médico o hechicero, recetaba infusiones, ungüentos, sangrías o productos mágicos.

Los conocimientos científicos y los más señalados hechos históricos de la civilización maya fueron recogidos en varias estelas jeroglíficas, de los que sólo tres se conservan: el Dresdensis, el Tro-Cortesianus y el Perezianus. En el siglo XVI se escribieron en lengua maya pero con alfabeto latino otros textos de gran interés, que se convirtieron en una fuente privilegiada para el estudio de esta cultura antigua. Se encuentra entre los más importantes el Popol Vuh, relato mítico sobre el origen del mundo y la historia del pueblo maya; y los libros de Chilam Balam, recopilación de varios relatos sobre mitos, profecías, medicina e historia.

Desarrollo científico y artístico.

Sus mayores avances fueron su sistema matemático que incluía un dígito equivalente al cero estaba ligado a un sistema religioso y también a observaciones.

Entre los mayas, la cronología se determinaba mediante un complejo sistema calendárico. El año comenzaba cuando el Sol cruzaba el cenit el 16 de julio y tenía 365 días; 364 de ellos estaban agrupados en 28 semanas de 13 días cada una, y el año nuevo comenzaba el día 365. Además, 360 días del año se repartían en 18 meses de 20 días cada uno. Las semanas y los meses transcurrían de forma secuencial e independiente entre sí. Sin embargo, comenzaban siempre el mismo día, esto es, una vez cada 260 días, cifra múltiplo tanto de 13 (para la semana) como de 20 (para el mes). El calendario maya, aunque muy complejo, era el más exacto de los conocidos hasta la aparición del calendario gregoriano en el siglo XVI.

Otro avance fue la escritura estos pueblos desarrollaron un método de notación jeroglífica y registraron su mitología, historia y rituales en inscripciones grabadas y pintadas en estelas (bloques o pilares de piedra), en los dinteles y escalinatas y en otros restos monumentales. Los registros también se realizaban en códices de papel amate (corteza de árbol) y pergaminos de piel de animales.

Tanto en el aspecto científico como en el artístico, los mayas de las tierras bajas elevaron a altísimo nivel de perfección estos elementos, algunos de ellos adquiridos cuando no pasaban de un estado incipiente de desarrollo, la escritura por ejemplo.

Imperio Inca

Los incas fueron la civilización más importante que se desarrolló en Sudamérica antes de la llegada de los españoles. De ser un pequeño pueblo originario de la zona del Titicaca, pasaron en dos siglos a controlar un enorme imperio por medio de una hábil organización social. Los problemas internos y la conquista próxima fueron la causa de su decadencia.

Ubicación geográfica.

La región andina del Perú comprende tres regiones: la costa, la sierra, formada por cordilleras, valles y mesetas de los andes. Y la montaña que comprende las selvas tropicales del este del país.

En la costa y en los valles fértiles y húmedos de la sierra habitaron diferentes pueblos que finalmente fueros sometidos por los incas. Esas zonas son propicias para el cultivo del maíz, la papa, la coca, y la quinua, elementos que los diferencia de los aztecas.

Cuzco fue su capital.

Historia.

El imperio inca, también denominado Tahuantinsuyo (las cuatro direcciones), cuyos orígenes legendarios se remontan al siglo XII, inicio su época de esplendor en el XV y, en poco menos de 100 años, posteriores estados del Ecuador y el Perú y la mitad septentrional de chile.

Como los incas carecían de escritura, su historia se reconstruyo mediante las leyendas transmitidas por la tradición oral. Los hechos más remotos se refieren a Manco Cápac I

Personaje legendario de fines de siglo XII y principios del XIII.

Los siguientes emperadores incas, Sinchi Roca y Lloque Yupanqui, no destacaron especialmente. Sí lo hizo, el cuarto Mayta Cápac, quien en el XIV, inicio la expansión del pueblo inca para asegurarse el abastecimiento en los valles cercanos.

Los sucesivos emperadores, Cápac Yupanqui, Inca Roca, Yahuar Huacac y, sobre todo, Viracocha, consolidaron las conquistas al establecer guarniciones militares y funcionarios incas en los territorios ocupados.

El denominado imperio histórico comenzó con Pachacùtec Inca Yupanqui, que ocupó el trono hacia 1438. Fue un gran conquistador y organizador del imperio, y a el se atribuyen los planos de Cusco, la construcción del templo del Sol y la adopción del sistema de cultivo a base de terrazas. La expansión alcanzo por el sur el lago Titicaca y por el norte llego a la región de Huanuco. Intento la unificación de las tribus vecinas y sometió por las fuerzas a las que no accedían pacíficamente. Sus ejércitos estaban compuestos por guerreros reclutados entre los pueblos sometidos.

Con Tupac Inca Yupanqui, el imperio alcanzo su máximo esplendor. Su sucesor fue Huayna Cápac, cuyo gobierno se caracterizo por una serie de levantamientos, sofocados con dificultad. Con el se alcanzo la mayor extensión geográfica. A su muerte, el imperio quedo dividido entre dos de sus hijos: a Huascar le otorgo la región de Cusco y a Atahualpa, su hermanastro, la de Quito. Ambos acabaron enfrentándose en una guerra civil en el momento de la llegada de los españoles.

En 1531, Francisco Pizarro penetro en territorio inca. Gracias a una emboscada, logro capturar a Atahualpa. Este, desde su cautiverio, ordeno matar a Huascar para que no pudiera ocupar el trono, y ofreció una enorme cantidad de oro por su libertad. Pizarro, en lugar de liberarlo, lo condeno a muerte por el asesinato de su hermano. En 1533, Atahualpa era ajusticiado al garrote vil. Ese mismo año, los españoles ocuparon Cusco y reconocieron a Manco Cápac II como emperador. Se destruyeron palacios y ciudades y se esclavizo a la población. La cultura inca desapareció, aunque todavía hubo algunos núcleos de resistencia.

Economía.

La economía inca, era sobre todo agraria y se basaba en cultivos como la papa o patata y el maíz. Las técnicas eran bastantes rudimentarias. Y se utilizaba como instrumento principal el palo cavador.

Las tierras pertenecían al estado y se repartían cada año entre los diversos estamentos sociales.

No existía, la propiedad privada. A la aristocracia se le entregaban las mejores tierras.

El comercio no tuvo un gran desarrollo, pese a la construcción de una extensa red de caminos, debido a que se desconocía el uso de la rueda. Tampoco se conocía la moneda, por lo que se pagaba mediante trueque o trabajo.

Organización Política y Social.

El núcleo esencia de la estructura social y política era el ayllu o clan, agrupación tribal dirigida por el familiar mas anciano. Cada ayllu proporcionaba diez hombres para cultivar las tierras del emperador, trabajar en minas y obras públicas e intervenir en las guerras.

El imperio estaba dividido en cuatro regiones. Estas regiones constaban de varias provincias que se componían de varios distritos y se formaban por la reunión de varios ayllus.

La sociedad estaba fuertemente jerarquizada. La máxima autoridad era el inca, por lo que debía ser venerado por sus súbditos.

La aristocracia, compuesta por los familiares del emperador, ocupaba las altas jerarquías del imperio y poseía las mejores tierras. Los curacas, nobles de carácter local, ocupaban el siguiente estrato. Los Hatunruna (agricultores y artesanos) cultivaban sus propias tierras y trabajaban de forma gratuita las de la nobleza, en concepto de tributo. Mas abajo estaban los ciervos y los Mitimaes o prisioneros de guerra.

Religión.

El imperio inca era un estado teocrático. En un principio los incas fueron politeístas y convirtieron en dioses, a los principales elementos de la naturaleza: Inti (Sol), Hamaquilla (Luna), Apu Illapu (rayo) y Pacha mama (tierra). Con el tiempo, la religión evoluciono al monoteísmo.

La ceremonias se celebraban al aire libre y en los templos, donde se veneraba a los dioses y a los que solo podían entrar los sacerdotes y altos funcionarios. El santuario más importante era el de Coricancha, o Templo del Sol, que contenía numerosos objetos de culto. Existía una poderosa jerarquía sacerdotal, encabezada por el sumo sacerdote. Las ofrendas raramente exigían la realización de sacrificios humanos.

Cultura.

Los incas desconocían la escritura, pero mantuvieron una importante tradición oral. Utilizaron un curioso método de cuerdas de colores anudadas, llamadas Quipus, que les permitió llevar la contabilidad. Su idioma, el quechua, fue un instrumento destacado para la unidad nacional.

En la arquitectura, emplearon la piedra para levantar construcciones monumentales de gran sencillez y belleza. Como ingenieros, construyeron acueductos y canales para el riego, numerosas calzadas y terrazas escalonadas para el cultivo.

Los artesanos sobresalían en el trabajo del oro, la plata, confección de tejidos de vicuña y algodón y, sobretodo, en la elaboración de ornamentos con vistosas plumas de colores.

Toda esta brillante civilización desapareció tras la llegada de los españoles que implementaron su cultura sin respetar las tradiciones autóctonas.

Desarrollo científico y artístico.

En el ámbito artístico la civilización inca mostró un gran desarrollo. Crearon hermosos templos muy trabajados ya que la religión formaba un gran porcentaje en la vida del inca. También realizaron ostentosos palacios y grandes fortalezas estratégicamente emplazadas, como Machu Picchu. Las obras publicas cambien tuvieron su adelanto ya que, además del sistema de caminos empedrados, también construyeron grandes puentes colgantes, canales para regadío y de acueductos para permitir una optima explotación terrenal.

Imperio Azteca

Fue la última de las grandes civilizaciones que brilló en el valle de México antes de la llegada de los españoles. Sus grandes templos y mercados, así como los adornos de sus guerreros y joyas, dejaron maravillados a los conquistadores. Sus pesimistas creencias religiosas apuraron su decadencia después de años de esplendor.

Ubicación geográfica.

En la zona geográfica que corresponde a la mitad sur del México actual, se desarrolló una gran actividad cultural desde unos 2000 años a. C. En esta región habitaron diversos pueblos, algunos de los cuales nos han dejado muestra de su floreciente cultura, como es el caso de los restos arqueológicos de la ciudad de Teotihuacan, ya deshabitada cuando llegaron los españoles. En la meseta central mexicana desde finales del siglo VII hasta mediados del siglo XII, se desarrolló la cultura tolteca que llegó a fusionarse con la maya en su expansión hasta el Yucatán.

En este marco geográfico, más concretamente en las orillas e islas del lago Texcoco, se desarrolló la civilización azteca, una de las civilizaciones mejor conocida de la América precolombina y la unidad política más importante de toda Meso América cuando llegaron los españoles.

Historia.

En su época de máximo esplendor, a finales del siglo XV y comienzos del XVI, el imperio se extendía por una amplia regio de Meso América (zona cultural que comprendía parte de México y de Centroamérica) , incluyendo, además del valle de México, las costas de golfo de México y las del pacífico, el istmo de tehuantepec y parte de la actual Guatemala.

La historia Azteca ha podido conocerse gracias a los relatos, compilaciones históricas e informes realizados por los españoles en el siglo XVI.

La llegada al valle de México:

Los bélicos aztecas, también llamados mexicas o tenochcas, llegaron al valle de México a principios del siglo XII de la era cristiana, procedentes de Chicomoztoc, en la región de Aztlán, situada en algún punto desconocido del noroeste de México.

Las siete tribus aztecas, guiadas por varios sacerdotes y caudillos según los designios del dios Huitzilopochtli, se asentaron sucesivamente en el lago Pátzcuaro y en Coatepec antes de llegar al valle.

Después de pasar por la antigua ciudad de Tula, por Zumpango, por Cuauhtitlan y por Ecatépec, en 1276 los aztecas , gobernados por Hutzilihuit el Viejo, se establecieron en Chapultepec, donde se hicieron famosos por su agresividad y por sus crueles sacrificios. En 1319 fueron derrotados por los culhuas y otros pueblos del lago Texcoso y quedaron confinados en Tizapán.

Durante los años siguientes, los aztecas y los tlatelolcas, grupo mexícatl establecido en otro islote próximo, rindieron tributo a los tepanecas de Azcapotzalco. En 1376, el príncipe culhua Aca,apichtli se proclamo tlatoani (rey) de los aztecas, con el consentimiento de Tezozómoc, el soberano tepaneca. Durante el reinado de chimalpopoca , nieto de tezozómoc, los aztecas ayudaron a los tepanecas a conquistar la cuidad de Texcoco y dejaron de pagar tributos a Azcapotzalco. Tras la muerte de su abuelo, Chimalpopoca fue apresado y muerto por el nuevo rey Tepaneca, Mazrla, quien destruyó tambien al tlatoani de Texcoco, Netcahualcóyotl, famoso por su actividad poética.

Entre 1440 y 1469 reino en Tenochtitlan Moctezuma I Ilhuicamina, quien consolido las conquistas anteriores y emprendió otras nuevas. En esta época se inicio el esplendor de Tecnochtitlan, tanto en el aspecto económico como en el artístico. Asimismo, comenzaron a organizarse las "guerras floridas", campañas militares anuales dirigidas contra las ciudades independientes de Tlaxcala y Huejotzingo con la finalidad de obtener prisioneros para los sacrificios religiosos.

Entre 1481 y 1486 reino Tizoc, que murió asesinado por una conjura palaciega. Su sucesor, Ahuízotl, amplio las fronteras del imperio azteca hasta su máxima extensión, implantando su poderío sobre Oaxaca, Tehuantepec y parte de Guatemala. Las clases artesanales y comerciales prosperaron durante su reinado, y Tenochtitlan conoció un periodo de gran desarrollo artístico y arquitectónico. En 1502, tras la muerte de Ahuizotl, fue elegido i su sobrino Moctezuma II Xocoyotzin, quien continuo la política imperialista de sus predecesores y fortaleció el poder monárquico. Durante su reinado creció el descontento entre los pueblos sometidos a la Triple Alianza y se produjo el primer contacto con los conquistadores españoles, en 1519. En aquel momento, el imperio azteca se extendía por una superficie de mas de 200.000 Km. y tenia una población de cinco a seis millones de personas.

La destrucción del imperio azteca:

Moctezuma acogió amistosamente a los extranjeros blancos, creyendo que Hernán Cortés era la encarnación del dios Quetzalcóatl, cuta llegada había sido vaticinada por las profecías.

Un ataque Azteca al enclave español de Veracruz, en la costa del golfo de México , sirvió de pretexto a Cortés para apresar a Moctezuma en su propia corte. El 30 de junio de 1520, los guerreros de Tecnochtitlan, dirigidos por Cuitláhuac, hermano de Moctezuma, obligaron a los españoles y a sus aliados a abandonar la cuidad, causándoles grandes perdidas en su retirada (la noche triste).

Una epidemia de viruela, enfermedad traída del Viejo Mundo por los españoles, diezmó durante los meses siguientes a la población de Tecnochtitlan. Mientras tanto, Cortés se dedico a reorganizar y reforzar su ejercito y a preparar el asedio a la capital azteca. En abril de 1632, los españoles iniciaron el sitio de Tecnochtitlan y comenzaron a bombardearla desde varios bergantines botados en la laguna. El 13 de agosto se produjo el asalto final, durante el cual los aztecas defendieron valerosamente hasta el último reducto de su ciudad.

Economía.

La civilización azteca se basó, desde el punto de vista económico, en la agricultura y el comercio. Las condiciones climáticas y topográficas del valle de México, núcleo del imperio, permitían el cultivo de productos de zona templada, mediante una adecuada organización de los trabajos agrícolas de forma que pudieran paliarse los efectos de las ocasionales sequías y heladas tempranas.

Uno delos sistemas de colonización agrícola mas interesante fue la construcción de huertos flotantes, de chinampas, hechas de cañas, ramas, barro y limo. La consolidación de las chinampas sobre el fondo de los lagos favoreció el desecamiento de éstos e incrementó en cerca de 12.000 ha el terreno cultivable. Además, los aztecas conocían las técnicas del barbecho y la irrigación mediante diques y acequias, y utilizaban abonos vegetales y animales para fertilizar sus tierras.

Aparte del maíz, que constituía el alimento básico de la población, en el valle de México se cultivaba una gran variedad de productos agrícolas, entre los que destacaban el tomate, los frijoles o judías, la calabaza, la chía u el chile o ají. La ganadería, en cambio, era pobre, como en el resto de la América precolombina; el pavo (guajolote) y diversas razas de perros, una de ellas criada para en consumo de su carne, eran los principales animales domesticados.

Otros recursos del valle de México eran las aves acuáticas y el pescado de sus lagunas, la sal del lago de Texcoco, la obsidiana, abundante en las montañas del nordeste y utilizada para la fabricación de armas, y otros útiles, y el basalto, con el que se construían muelas de mano (manos).

Los productos mas demandados por los aztecas, eran sobre todo de origen tropical: chile, cacao (con el que hacían el chocolate), vainilla, algodón, frutas, caucho, miel, plumas, pieles, metales y piedras de jade y turquesa. Los pochtecas, poderosa clase de mercaderes, organizaban las caravanas comerciales y controlaban los mercados de las ciudades, donde se empleaban granos de cacao como moneda.

La cuidad de Tecnochtitlan, que llego a tener una extensión de 13 Km., incluidos los barrios periféricos y las chinampas, era el centro político, administrativo, económico y artesanal del imperio.

La mayor parte de su población, que ascendía a cerca de 100.000 personas en 1519, estaba compuesta por administradores, guerreros, comerciantes y artesanos.

Organización política y social.

La base de la sociedad azteca era la familia, de carácter patriarcal y generalmente monogámica, que aunque se permitía la poligamia. El grupo familiar podía reducirse al pareja de cónyuges y la progenie.

Un grupo de varias familias componía el calpulli, unidad social compleja que se encargaba de funciones muy diversas, como la organización del trabajo agrícola, la recaudación de impuestos, el culto religioso, la educación y el reclutamiento de guerreros.

Cada familia perteneciente al calpulli recibía en usufructo una parte de las tierras comunales para cultivar.

A veces varios calpullis se hallaban unidos en barrios y, en las cuidadse, solían estar especializados en alguna actividad artesanal o profesional.

Por encima de los calpullis, se imponía la estructura estatal, centrada en torno al tlatoani (monarca).

El tlatoani, cuya figura inspiraba un enorme respeto, nombraba a los ocupantes de cargos estatales y militares, dirigía las campañas de guerra, supervisaba la fiscalidad y la actividad comercial, administraba justicia en ultima instancia y presidía los ritos religiosos.

El funcionamiento del estado se basaba en una amplia organización burocrática.

Uno de los rasgos mas característicos de la sociedad azteca era su división en castas. la nobleza estaba formada por los miembros de la familia real, los jefes que los calpullis, los jefes militares y los plebeyos que habían realizado un servicio meritorio al estado. Los macehualtin (plebeyos) constituían el grueso de la población. Los mayeques (siervos) solían trabajar las tierras estatales o de la nobleza. También había esclavos, los cuales se empleaban como fuerza de trabajo o para los sacrificios religiosos.

La confederación azteca estaba organizada en torno al pago de tributos y a la contribución militar por parte de los estados sometidos.

El imperio azteca intento conseguir una mayor integración política entre sus 38 provincias y sobre todo el valle de México.

Religión.

La extrema complejidad de la religión azteca solo puede comprenderse desde de la perspectiva de un pueblo guerrero que, en apenas 2 siglos, paso de ser dominado a ejercer total soberanía sobre los restantes pueblos mesoamericanos.

El régimen era teocrático. El rey ejercía el poder divino.

El clero pertenecía a la clases superiores, estudiaban en sus propias escuelas (calmécac) la escritura y la astrología practicaban la mortificación y los cantos rituales, llevaban una vida austera y permanecían célibes. Los dos sumos sacerdotes dependían del rey.

Los templos estaban bien dotados y estos mantenían asilos y hospitales. Los ritos religiosos celebrados al aire libre alrededor de los templos, reproducían fenómenos cósmicos y se regían por rituales centrados en los sacrificios. Estos podían ser de flores, animales pero con frecuencia eran de humanos. Las victimas eras ejecutadas por los sacerdotes, y el ritual indicaba la forma en que debía llevarse a cabo la ejecución.

Cultura.

La trasmisión de su cultura se realizo principalmente de forma oral. La educación se impartía en 2 instituciones, el telpochcalli, para los plebeyos, y el calmécac para los nobles.

El sistema de enseñanza era severo y disciplinado y se basaba en el estudio de historia y religión nacional, formación moral, aprendizaje de oficios y el adiestramiento militar.

Inventaron un sistema del computo del tiempo basado en la combinación de varios calendarios.

Los aztecas desarrollaron también las matemáticas, en las que reemplazaban un sistema vigesimal, y la astronomía.

Las edificaciones mas características de los aztecas son los templos, de estructura piramidal, como el de Cholula. La escultura era naturalista, como la "Cabeza del caballero águila" o simbólica, como la "Coatlicue" y la "Piedra del sol".

Los aztecas fueron hábiles artesanos. La orfebrería, los tejidos y los mosaicos de plumas, fueron algunas de la principales artes menores.

Los aztecas escribían sobre piel de venado y sobre papel hecho de fibra de maguey y corteza de ámate.

Desarrollo científico y artístico.

En cuanto al desarrollo científico, el pueblo azteca destacó en medicina y farmacopea; es de suponer que una cultura tan vinculada a las prácticas guerreras contase con eficaces curas para los traumatismos. También destacaron en la astronomía, la base de su calendario, herencia de la cultura maya. Emplearon el calendario de 365 días y el de 260, utilizando además, la «rueda calendárica» de 52 años. . Los aztecas tenían una concepción cíclica del tiempo, por lo cual consideraban que se podía predecir, de ahí la importancia de la observación astronómica y del calendario. La observación de los astros fue tan importante que esta prestigiosa tarea fue una obligación del Huey Tlatoani.

Anexos

Palenque

Pirámides Aztecas en Teotihuacan

Imperio de los Incas

Conclusión

Finalizada la investigación, concluimos en que se produjo una aculturación.

Ésta se llevó a cabo de manera aberrante, destituyendo los derechos humanos. En este proceso quedaron atrás muchas de las costumbres tan ricas que hicieron de estos pueblo los mas trascendentes de Sudamérica.

Si bien algunas tradiciones de sus culturas siguen vivas, no serán nunca lo que fueron, gracias a la ambición desmedida de poder y riquezas por parte de los españoles.

Tambien, definitivamente creemos que si una situación así se hubiera vivido en la actualidad, la historia no hubiera terminado así, ya que en estos tiempos somos algo más conscientes de lo que somos, y lo que tenemos.

Pueblo Precolombinos:

"Mayas, Incas y Aztecas"

Bibliografía

* Los Aztecas (Biblioteca Billiken para la familia).

Impreso en Sagarra Mármol, S.A. (Barcelona, España).

Editorial Atlántida.

* Los Mayas (Biblioteca Billiken para la familia).

Impreso en Sagarra Mármol, S.A. (Barcelona, España).

Editorial Atlántida.

* Enciclopedia Clarín.

Impresa en Argentina, 1999.

Plaza y James editores.

* http://www.wikipedia.org/

* http://www.google.com.ar/

 

 

 

 

Autor:


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.