Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La enfermedad de Lyme: La Nueva Gran Imitadora: Trastorno psiquiátrico, a menudo ignorado (página 2)

Enviado por Felix Larocca



Partes: 1, 2


Ciclo de infección de la B. burgdorferi

Ciclo de infección de la B. burgdorferi

La patogenia de este grupo de entidades clínicas, en la que el daño vascular y el neurotropismo son una constante, se encuentran en los organismos siguientes: Rickettsia, Borrelia y Coxiella. Por su parte, las lesiones granulomatosas y el tropismo por células endoteliales son comunes en la Bartonella y Francisella; lo que nos confronta frente a agentes con una agresividad virulenta que es importante reconocer, para precaver y tratar. Todos los años fallecen en el mundo pacientes afectados por la fiebre botonosa; y el no reconocimiento precoz de la infección por Borrelia burgdorferi (enfermedad de Lyme) da lugar a manifestaciones neurológicas difíciles de tratar y que pueden dejar secuelas permanentes.

Tipos de esta enfermedad

  • 1 Enfermedad de Lyme primaria
  • 2 Enfermedad de Lyme secundaria
  • 3 Enfermedad de Lyme terciaria
  • 4 Enfermedad de Lyme crónica

Enfermedad de Lyme primaria

Se caracteriza por presentar una lesión roja y papular, en el lugar donde se encuentra la picadura de la garrapata que la transmite. Además de este hallazgo, entre los síntomas que siguen se encuentra un cuadro parecido a la gripe (fiebre, dolores musculares y en las articulaciones), además de dolor de cabeza e inflamación de las coyunturas.

Lesión inicial

La entidad se diagnostica mediante un examen físico exhaustivo en el que se pueden descubrir anomalías cardíacas, en las articulaciones, o en el cerebro. Como proceso de laboratorio adicional se recomienda hacer un examen de ELISA.

El tratamiento en esta etapa consiste en la aplicación de antibióticos, que varían dependiendo del estado de la enfermedad, y de la edad del paciente. También se suele administrar ibuprofeno, para aliviar la inflamación y la rigidez articular.

Enfermedad de Lyme secundaria

En esta fase de la enfermedad, además de los síntomas iniciales, se presentan: palpitaciones cardíacas, visión borrosa, problemas neurológicos (deterioro de la funciones del habla y del lenguaje, alucinaciones, parálisis facial, movimientos descoordinados, ideas paranoicas y confusión).

En este caso el examen físico puede elucidar deficiencias cardíacas y neurológicas.

ELISA

Se utiliza el examen ELISA para determinar la presencia de anticuerpos contra la bacteria y se utiliza el examen Western blot, para confirmar la infección; además de otros exámenes necesarios para confirmar los síntomas.

El tratamiento es similar al anterior, sólo que se utilizan dosis mayores de antibióticos y generalmente ceftriaxona para tratar esta fase de la enfermedad.

Distribución geográfica de la borreliosis

Distribución geográfica de la borreliosis

Enfermedad de Lyme terciaria

La fase terciaria de la Enfermedad de Lyme puede ocurrir meses, o incluso años después de la etapa inicial.

A los síntomas anteriormente mencionados se pueden agregar trastornos neurológicos más graves (confusión, trastornos del sueño, pérdidas de memoria) y complicarse con el desarrollo de una forma de artritis permanente, debido a los trastornos musculoesqueléticos.

En estos casos el tratamiento consiste en inyectar grandes dosis de antibióticos (generalmente se usa penicilina o ceftriaxona para detener la infección). El pronóstico puede ser benigno, sin embargo, los síntomas de la artritis a veces, persisten sin abatir.

Enfermedad de Lyme crónica

La enfermedad crónica ocurre cuando la infección subsiste a pesar del tratamiento antibiótico (hay mucha evidencia científica sobre el tema, cultivos y pruebas de ADN positivas que demuestran la persistencia a pesar del tratamiento antibiótico).

Garapata de venado en las etapas de larva, ninfa y adulta.Hinchazon o erupcion roja inflamada characteristica de la enfermadad de lyme y conocida como eritema migratorio.

Un resumen de los cuadros clínicos sintomáticos sigue

La enfermedad de Lyme puede causar un sinnúmero de síntomas, algunos de los cuales son severos. Estos síntomas se dividen en dos categorías: Síntomas de la etapa temprana y síntomas de la etapa avanzada.

Síntomas de la etapa temprana: usualmente estos empiezan entre el tercer día y primer mes después de la picadura. Aparecen síntomas como los del virus de la gripe acompañados (generalmente) con la aparición en la piel de la erupción roja y circular característica de la picadura, llamada Erythema Migrans (EM).

Rodilla artrítica

Síntomas típicos de esta etapa son:

§ Erupción roja y circular a lo largo de la picadura.

§ Fiebre y escalofríos

§ Fatiga

§ Dolores musculares de articulaciones

§ Dolor de cabeza

§ Glándulas inflamadas

Síntomas de la etapa avanzada: en esta etapa de la enfermedad de Lyme los síntomas son más severos y potencialmente debilitantes, y pueden suceder en cuestión de semanas, meses, o inclusive años después de la picadura. Los síntomas son los siguientes:

Problemas en el sistema nervioso

· Dolor de cabeza

· Parálisis de los músculos faciales

· Problemas de concentración

· Pérdida de memoria

  • Artritis

§ Dolor e hinchazón usualmente en las articulaciones mayores

  • Anormalidades Cardíacas (menos comunes)

§ Irregularidad en los latidos del corazón

§ Palpitaciones

§ Bloqueo cardíaco

slide b

slide c

boy

Lesiones típicas

Profilaxis

Desde el año 1998 al 2002 había, en los Estados Unidos, una vacuna disponible con el nombre de LYMErix. Ésta fue removida del mercado cuando produjo trastornos secundarios serios.

Lo que nos deja con la solución de que las únicas medidas de prevención son aquellas que evitan el contacto con los animales que son huéspedes de las garrapatas.

Aplicaciones neuropsiquiátricas

La enfermedad de Lyme se ha comprobado como factor desencadenante de trastornos neuropsiquiatricos. Anticuerpos de la bacteria que causa la enfermedad se han descubierto en muchos pacientes psiquiátricos, sugiriendo que esta enfermedad puede desencadenar trastornos emocionales.

Lesiones epidérmicas

Para la mayoría de sus víctimas la enfermedad de Lyme no es un problema leve. Aunque los síntomas iniciales no se diferencian de un ataque gripal, a medida que la enfermedad progresa, otros síntomas serios pueden surgir: dolor muscular, artritis, inflamación del miocardio, dolores de cabeza intratables, rigidez del cuello o parálisis facial.

Un estudio reciente que apareciera en el número de febrero del 2008 del American Journal of Psychiatry bajo la firma de Tomás Hájek Et al conducido en Praga soporta esta sospecha.

Los investigadores checos razonaron que como la Borrelia burgdorferi pertenece a la misma familia de agentes que causan la sífilis, que era muy posible que esta bacteria pudiera producir daños similares a la lúes en el Sistema Nervioso Central de sus víctimas --- especialmente depresiones y fluctuaciones afectivas.

Analizando la prevalencia de los anticuerpos de B. burgdorferi en pacientes psiquiátricos se determinó que éstos eran muy elevados comparados con grupos de control.

Entre los 900 pacientes psiquiátricos que ellos analizaran utilizando pruebas diagnósticas de laboratorio entre los años 1995 y 1999. Una tercera parte padecía de trastornos de ansiedad, otra tercera parte de trastornos afectivos, un 25% de la esquizofrenia u otra forma de psicosis, y el resto sufría de trastornos de la personalidad, delirio, demencia y de otras condiciones. (Véase: "Higher Prevalence of Antibodies to BorreliaBurgdorferi in Psychiatric Patients Than in Healthy Subjects" en el número correspondiente del APA Journal).

Análisis detallados, descritos en el estudio checo, soportaron la existencia significante de anticuerpos de B. Burgdorferi en la población de pacientes psiquiátricos en contraste con los grupos de control.

Los autores concluyendo su estudio de la manera siguiente:

“Estos hallazgos soportan la hipótesis de que existe una asociación entre la infección con B. burgdorferi y la morbilidad psiquiátrica.

“En países donde esta infección es endémica, una proporción de los pacientes psiquiátricos pueden estar sufriendo de los efectos neuropatogénicos de esta infección”.

El caso de Astrid

Astrid no era un astro celestial de brillo singular bajo circunstancia alguna. Ella representa, en su historial, una de esas heroínas de novelas rusas antiguas donde el dolor y la miseria se mezclan para proporcionarnos una visión muy distante de la vida de los pobres.

Nació hija ilegítima en un hogar abandonado. Pero como Wallis Warfield (1896-1986) Duquesa de Windsor, Astrid viviría para levantarse muy por encima de sus miserias y vivir una vida disoluta con todos los privilegios que usualmente acompañan ese estilo de vivir.

Sin nadie saber la razón, Astrid se retiró a una finca que la familia había abandonado donde se dedicó al aislamiento total y a la cría de numerosos animales, cabras y perro entre ellos.

Su semblante cambió de ser una mujer de espontaneidad afectiva a uno de malhumor persistente y de sospechas infundadas.

Sufría de alergias, insomnio persistente y de períodos de confusión transitoria, donde todo, aún su propio nombre se le olvidaba.

Riesgo…

Acusaba a todos de intenciones nefastas, incluyendo a su joven pastor y a su esposa, a quienes lograría, finalmente alienar.

Por mucho tiempo, pensando que era víctima de una trama para envenenarla, decidió comer sólo aquellas cosas que recogía en sus hortalizas, rehusando carne y productos lácteos o de origen animal.

Nos visitó, de manera titubeante porque sufría de zumbidos de oídos, debilidad y astenia persistente, parestesias, obesidad, apnea del sueño, sospecha de anemia y locura megalobástica, diabetes 2 y síntomas depresivos. (Véanse mis ponencias, Medicina, Psiquiatría Ortomolecular y Vitamina B12 y La locura Megaloblástica).

Tratamiento

Para lograr la confianza de una persona tan reacia, el proceso se inició con la terapia analítica intensiva, acoplada con el adjunto de dosis orales e intramusculares masivas de vitaminas (como se estila en la medicina ortomolecular), especialmente de vitaminas C y B12.

Con la aplicación de dosis terapéuticas de vitaminas, la psicoterapia intensiva, con el uso de un antidepresivo tricíclico y de antibióticos el cuadro clínico remitió.

Hoy, Astrid, habiendo reducido unas cuarenta libras, luce y se siente mejor. (Véase mi artículo, La Opción de Hobson…).

Discusión y resumen

Las enfermedades bacterianas muy a menudo afectan el cuerpo y la mente, como asimismo lo hacen las zoonosis y las hipovitaminosis.

La sífilis y la enfermedad de Lyme son ejemplos clásicos de las patologías producidas por la transmisión de espiroquetas y de borrelias, la pelagra y la locura megaloblástica de la deficiencia de vitaminas, y la obesidad inexplicable de los transposones. (Véase mi artículo, La Ciencia Epigenética, el Embarazo “Normal” y la Obesidad: Una Parábola en Tres Actos en Ortomolecular News).

Bibliografía

§ Bacterial Diseases Caused by Spirochetes: Lyme Disease (Lyme Borreliosis). Section 13, Chapter 157 in The Merck Manual of Diagnosis and Therapy, edited by Mark H. Beers, MD, and Robert Berkow, MD. Whitehouse Station, NJ: Merck Research Laboratories, 2002.

§ Jerigan, David A. Surviving Lyme Disease Using Alternative Medicine. Somerleyton Press, 1999.

§ Territo, J., and D.V. Lang. Coping With Lyme Disease: A Practical Guide to Dealing With Diagnosis and Treatment. New York: Henry Holt, 1997.

§ Ying, Zhou Zhong and Jin Hui De. Acute Infection. In Clinical Manual of Chinese Herbal Medicine and Acupuncture. New York: Churchill Livingston, 1997.

§ Edlow, Jonathan A., MD. Tick-Borne Diseases, Lyme. eMedicine, 13 December 2002. .

§ Krupp, L. B., L. G. Hyman, R. Grimson, et al. Study and Treatment of Post Lyme Disease (STOP-LD): A Randomized Double Masked Clinical Trial. Neurology 60 (June 24, 2003): 1923–1930.

§ Nachman, S. A., and L. Pontrelli. Central Nervous System Lyme Disease. Seminars in Pediatric Infectious Diseases 14 (April 2003): 123–130.

§ Pavia, C. S. Current and Novel Therapies for Lyme Disease. Expert Opinion on Investigational Drugs 12 (June 2003): 1003–1016.

§ Susman, Ed. ANA: Neurological Impairment Seen in Patients Given LYMErix Lyme Disease Vaccine. Doctor's Guide, October 16, 2002. .

§ Wormser, G. P., R. Ramanathan, J. Nowakowski, et al. Duration of Antibiotic Therapy for Early Lyme Disease. A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Trial. Annals of Internal Medicine 138 (May 6, 2003): 697–704.

 

 

 

 

Autor:

Dr. Félix E. F. Larocca


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.