Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Sexualidad en la Tercera Edad

Enviado por Digicentro Famal



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Sexualidad en la tercera edad
  3. Cambios y factores que se producen  en la sexualidad en la tercera edad
  4. Bibliografía 

INTRODUCCIÓN

  Al abordar la temática de la sexualidad en la tercera edad, nos enfrentamos  a un doble inconveniente; ahondar en las particularidades de la vejez, suele resultar una tarea agobiante no solo por la falta de información y datos investigados al respecto, también porque la problemática de esta etapa es generalmente  abordada desde su carácter negativo, sin valorizar, ni considerar las ganancias y riquezas que alcanza dicha etapa tan aparejada.

            Hasta hace pocos años se creía que la menopausia marcaba el final del goce sexual femenino, debido a que se justificaba la sexualidad como necesaria para acceder a la maternidad. Este es el clima en que fueron educadas las mujeres ancianas de hoy y aunque el cambio es lento y progresivo se debe aceptar que la sexualidad en la tercera edad solo se responde al puro deseo de sentir, placer, de gozar, de abrazarse a otro cuerpo y de amar.

Por tal motivo abarcamos los siguientes temas:

§   Sexualidad en la Tercera Edad.

§   Cambios y factores de la sexualidad en la tercera edad.

§   Mitos, prejuicios y ámbitos de actuación.

SEXUALIDAD EN LA TERCERA EDAD

 La sexualidad en esta etapa está sujeta a un gran número de agresiones procedentes del bando de la patología, la mediación y la manera especial de las presiones sociales, lo que está claro es que la vivencia de la sexualidad en la vejez es un reflejo de la formación, creencias, actitudes, valores y experiencias vitales acumuladas durante toda la vida.

            No solo puede hablarse de anatomía, psicología y actos físicos entre las personas, también se incluyen, cuestiones de identidad, género, personalidad, sentimientos, valores y relaciones. No se trata de imponerles un modelo de sexualidad a las personas mayores, sino de ofrecerle la posibilidad de que se toquen, acaricien, enamoren y vinculen y en todo ello tiene un lugar destacado y explicito la sexualidad,  pero no entendida como la actividad orientada exclusivamente al coito como conducta erótica si así lo desean.

            Por este motivo  se trata de un concepto de sexualidad mucho más amplio al que normalmente es considerado, se trata de disfrutar el placer del contacto corporal y la comunicación, así como la seguridad que produce el sentirse querido y deseado.  La sexualidad incluye todas las formas de expresión, desde la aproximación al tacto, la intimidad emocional, la compañía, masturbación y no solamente el coito, una sexualidad en la que el placer es encontrado en la intimidad compartida, en el encuentro y descubrir y ser descubierto es mimarse los cuerpos y en definitiva las múltiples manifestaciones del placer de lo erótico, es esencialmente una forma de comunicación entre las personas de intercambio afectivo de expresión de ternura y de necesidad del otro.

            Puede ser definida como una energía vital que esta presente en todo el proceso de la vida desde  el nacimiento hasta la muerte que en esta etapa de la vida debe continuar siendo una  fuente de placer y no una fuente de inquietud y frustración, puesto que la sexualidad es expresada de diferentes maneras según la edad.

            La vejez  es un proceso que en orden biológico se manifiesta por una disminución genérica del metabolismo; pero es importante tener en cuenta la sociedad en la cual se desarrolla ya que es un proceso biopsicosocial.

En cuba para la sociedad constituye un problema serio de salud al constituir esta un derecho de la población, se trabaja cada vez más en torno a la  creación de condiciones óptimas   para la atención geriátrica, por otra  parte los adelantos de la revolución científico técnica, hacen que la vejez hoy en día tenga características cualitativamente diferentes hasta hace un cuarto de siglo, por ellos un hombre o una mujer a los 60 ó 65 años en cuba por regla general, tiene un nivel aparencial de mucho menos edad, tal como sucede en países de alto desarrollo.

            Los estudios realizados en poblaciones mayores de 65 años de numerosos países que después de esa edad se mantiene la actividad sexual en un porciento considerable de casos. Helleger y Mortesen señalan en su trabajo que incluso a los 95 años alrededor de un 40% de las personas estaban interesados en el sexo y alrededor de un 25% mantenían actividad masturbándose.

            Brecher  encontró en un estudio realizado en 1984 en n grupo de mayores de 70 años, el 81% de los casados se mantenían sexualmente activos y la utilización de la masturbación como sustituto se calculo en 22% de los casos.

Se encontró también que los ancianos que actualmente no mantienen relaciones sexuales 6 (22%) conservaron esa práctica después de los 65 años en la siguiente forma dos hasta los 74 años y uno por grupo hasta las siguientes edades 68, 78, 81, y 82 años. En total de 27 entrevistados 12 (44.4%) tuvieron relaciones sexuales más allá de los 65 años y dos viudas 77. 49% refirieron tener deseo intenso una se masturba con frecuencia irregular y otra controla sus deseos pensando que no es natural sentir a esa edad.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda