Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Técnicas e instrumentos de evaluación educativa (página 2)




Partes: 1, 2


Proyectos

X

X

X

X

X

Entrevista Lista de Cotejo Rúbricas Rangos

Diario

X

X

X

X

X

Entrevista

Debate

X

X

X

X

X

Lista de Cotejo Rúbricas

Técnica de la Pregunta

X

X

X

X

X

Entrevista Lista de Cotejo

Ensayos

X

X

X

X

X

Entrevista Lista de Cotejo Rúbricas Rangos

Portafolios

X

X

X

X

X

Entrevista Lista de Cotejo Rúbricas Rangos

 

Estas tendencias traen consigo un cambio en la manera en que pensamos pueden ser medidos los conocimientos, las habilidades y las actitudes. Se trata de ser más flexible para aceptar otros métodos e instrumentos para llevar un récord de los aprendizajes de nuestros estudiantes. Enseguida se explican cada una de las alternativas mencionadas.

La evaluación del desempeño es un método que requiere que el estudiante elabore una respuesta o un producto que demuestre su conocimiento y habilidades (Congreso de E.U., Oficina de Tecnología de la Evaluación, 1992). Con las técnicas de ejecución se pretende primordialmente evaluar lo que los estudiantes pueden hacer en lugar de lo que saben o sienten.

En una tarea de ejecución se puede evaluar:

·         El procedimiento empleado: conjunto de pasos para llegar a un resultado.

·         El producto resultante: objeto concreto, una escultura, una carta escrita a máquina, el resultado de un experimento. El producto para su e valuación puede ser comparado con ciertas características esperadas (evaluación interna) o compararlo con otros productos (evaluación externa).

Una ventaja digna de mencionar es que este tipo de evaluación requiere de la integración de conocimientos sobre contenidos específicos, destrezas, habilidades mentales y ciertas actitudes para lograr la meta.

Para Stephen N. Elliot (1995), es más fácil evaluar habilidades del alumno midiendo el desempeño que aplicando un examen escrito, si se le pide que ejecute tareas que requieren ciertas habilidades específicas, que son justamente las que se necesitan evaluar. Por ejemplo, en ciencias se puede examinar la habilidad para diseñar un aparato que haga una función particular o dar un argumento apoyado en la evidencia experimental.

Algunas de las habilidades que según los científicos son necesarias para ser un buen científico y se deben desarrollar a través de las asignaturas en una escuela son:

·         Habilidad para explicar ideas y procedimientos, tanto en forma oral como escrita.

·         Formular y probar hipótesis, trabajar con colegas en forma productiva.

·         Hacer preguntas importantes.

·         Hacer comentarios útiles cuando se escucha.

·         Elegir problemas interesantes.

·         Diseñar buenos experimentos.

·         Tener una comprensión profunda de teorías.

Aparte de las ciencias, otras materias, como matemáticas, ingles e historia requieren habilidades similares. El sistema actual de evaluación solamente cubre una parte de esto. En ciencias, las pruebas de lápiz y papel enfatizan dos habilidades principales: memorización de hechos y conceptos y habilidad para resolver problemas cortos, bien definidos. Estas habilidades no representan muchas de las habilidades requeridas de un buen científico.

La evaluación del desempeño esta íntimamente relacionada con la educación basada en competencias, como estas no pueden ser observadas de manera directa, entonces se tiene información de ellas utilizando técnicas de evaluación y observación de desempeños. Según Gonczi y Athanasou en Argüelles (1996), los siguientes son principios que se deben tomar en cuenta para evaluar adecuadamente la competencia:

·         Los métodos de evaluación deben evaluar integralmente la competencia. Simultáneamente se puede evaluar conocimiento, habilidades, actitudes y valores. Es importante reconocer el riesgo de inferir en la observación de desempeño y tomar las medidas necesarias para hacer mas objetiva la evaluación.

·         Seleccionar las técnicas más pertinentes, como ejemplo de estas pueden ser las pruebas escritas, la observación o la resolución de problemas ó una combinación de técnicas, dependiendo de la habilidad o competencia que se desee evaluar y/o el área especifica de conocimiento.

Para llevar a cabo la Evaluación del Desempeño y de las Competencias, es importante, por parte del docente:

·         La selección de tareas de evaluación que estén claramente conectadas con lo enseñado.

·         Que se compartan los criterios de evaluación antes de trabajar en ellos.

·         Que se provea a los alumnos con los estándares claros y los modelos aceptables de desempeño.

·         Enterar a los estudiantes que sus ejecuciones serán comparadas con estándares y con otros alumnos.

·         Fomentar la auto-evaluación

Hablaremos aquí, además de los tests, de algunos instrumentos y técnicas evaluativas adecuadas a esta modalidad de educación: entrevista, simuladores escritos, pruebas estandarizadas, proyectos, monografías, ensayo reporte, lista de cotejo, entre otros.

TECNICAS DE SOLICITUD DE PRODUCTOS

PROYECTOS:

A través del proyecto se pretende realizar un producto durante un período largo de tiempo. A parte de demostrar sus conocimientos sobre asignaturas específicas, se puede evaluar la habilidad para asumir responsabilidades, tomar decisiones y satisfacer intereses individuales.

El profesor le puede proporcionar al alumno o alumnos (en equipo), algunas recomendaciones para asegura la realización adecuada del proyecto, como: definirle el propósito del proyecto y relacionárselo con los objetivos instruccionales, darles una descripción por escrito de los materiales que pueden utilizar, los recursos necesarios, las instrucciones y los criterios de evaluación. También podemos promover la creatividad, dejándoles un poco mas la tome de decisión a ellos y ofrecerles un poco menos de dirección.

En los proyectos de investigación, por lo general el docente ofrece el tópico por investigar. La habilidad principal que se pretende evaluar con esta técnica es la de obtener información y organizarla de cierto modo pare que tenga sentido de acuerdo al E objetivo planteado al inicio del proyecto.

Ejemplo:

Los alumnos pueden diseñar y construir un aparato mecánico de acuerdo a un diseño breve que describe las especificaciones técnicas. Debe demostrar que trabaja y explicar ante un panel de jueces cómo trabaja y por que tomó ciertas decisiones de diseño.

Instrucciones: Diseñar un aparato que levante y baje objetos pesados y los ponga en un lugar especifico. La prueba funcional requiere que demuestre que trabaja en un periodo de 4 minutos.

Se puede evaluar en dos niveles:

  1. La calidad de su presentación oral.
  2. La calidad del producto.
  3. La presentación oral puede ser evaluada en términos de profundidad de comprensión de los principios y mecanismos.
  4. Claridad de la presentación.
  5. El producto puede ser evaluado en términos de:
  6. Economía del diseño.
  7. Torma en que esta elaborado y ensamble de sus partes.
  8. Estética.
  9. Creatividad.
  10. Control o estabilidad del aparato.

La presentación del resultado del proyecto puede ser grabada en video y de acuerdo a criterios establecidos, fomentar la auto-evaluación y la co-evaluación.

De acuerdo a Baker (1993) hay cinco factores que validan la evaluación de una ejecución:

  1. Que tenga significado para los alumnos y profesores manteniendo el interés del alumno en la ejecución del proyecto.
  2. Que requiera de una demostración cognitiva compleja, aplicable a problemas importantes en el área.
  3. Que ejemplifique estándares actuales de contenido o calidad de material.
  4. Que minimice los efectos de habilidades irrelevantes para enfocarse en la evaluación del proyecto.
  5. Que posea estándares explícitos para juzgar o medir.

El maestro puede apoyar la evaluación de la ejecución de los alumnos s selecciona tareas que estén conectadas con lo enseñado y comparte con los alumnos los criterios y estándares de evaluación, promoviendo la autoevaluación, y comparando el proyecto del alumno con los estándares y con las ejecuciones de otros alumnos.

La utilización del método de proyectos permite a los alumnos ser gestores de la solución a un problema real dentro de un ambiente de trabajo donde el profesor funge solamente como facilitador de los medios de trabajo y guía conceptual. La experiencia lograda a través del proyecto permite dominar el conocimiento de la materia y la aplicación de los conceptos, experiencia que difícilmente puede ser lograda dentro del aula.

Medina y Verdejo, (1999, p.219) recomiendan para su elaboración:

  1. Determinar su propósito enfocándolo hacia el logro de los objetivos instruccionales más importantes del curso.
  2. Preparar una descripción escrita del que incluya el propósito, los materiales y recursos necesarios, las instrucciones y los criterios de evaluación.
  3. Establecer los criterios adecuados para evaluar el proyecto.
  4. Establecer claramente las condiciones para la realización.
  5. Comunicar los resultados de la evaluación para su análisis y discusión.

Ventajas:

  1. Se pueden combinar los conocimientos y destrezas adquiridos en varias asignaturas.
  2. Permiten la producción de una variedad de productos y soluciones.
  3. Estimula la motivación intrínseca.
  4. Ofrece la oportunidad a los estudiantes de utilizar sus habilidades y demostrar su creatividad.
  5. En caso de ser un proyecto grupal, es útil para estimular el aprendizaje cooperativo y trabajo en equipo.

Desventajas:

  1. Consume tiempo el realizarlo.
  2. No todos los alumnos son capaces de trabajar en forma independiente.
  3. Puede alentar la deshonestidad académica si no se monitorea la ejecución del alumno durante el proceso.
  4. Cuando es grupal, puede prestarse para que no haya igual carga de trabajo para todos.

MONOGRAFIAS

La monografía es uno de los informes de investigación más requeridos dentro de la educación superior. Muchas veces es un método que no ha sido revisado dentro de la escolaridad y los universitarios de primer año se ven frente a un reto aparentemente difícil. La monografía no es otra cosa que un proceso sistémico de organización de la información, si sigues los pasos que te proponemos a continuación, tu trabajo se convertirá en una forma sencilla e interesante de investigar.

Pasos

Elige un tema sobre el cual te gustaría adquirir más información, el tema debe ser algo o alguien que realmente te inspire.

  1. Debes enfatizar un sólo aspecto del tema que quieres desarrollar, para no tener algo muy grande donde omitas detalles importantes.
  2. Una vez que has recortado el tema para el análisis de un aspecto específico, empieza la recolección de tu material informativo (bibliografía, artículos, documentos previos a tu investigación, etc).
  3. Es importante que organices tus fuentes de información haciendo uso del método del fichaje; este método consiste en realizar pequeñas fichas donde especifiques el autor del documento, la fecha de edición, el tema central que lo relaciona con tu tema de investigación y por último la naturaleza del documento (artículo, documento, libro)
  4. Cuándo ya hayas terminado de revisar tus fuentes y hayas organizado la información obtenida en las mismas, empieza a elaborar el esbozo del informe.
  5. Lo primero que debe ir dentro del informe es la introducción, que es dónde haces un brochazo sobre toda la información que contiene tu documento, incluyendo autores revisados, documentos y fuentes.
  6. Divide tu trabajo en diferentes capítulos por orden ya sea cronológico o de importancia de los hechos.
  7. Cuándo hayas expuesto todos tus puntos mediante los capítulos, elabora una conclusión; la conclusión debe resumir los aspectos analizados y evita estableces juicios de valor.
  8. Una vez que tu trabajo consta de las partes establecidas realiza el documento para la presentación, una monografía completa tiene la siguiente estructura: Carátula; Introducción; Desarrollo (Capítulos), Conclusión, Notas y citas, Índice y Bibliografía revisada.

Consejos

Es aconsejable buscar como máximo siete fuentes para la elaboración de una monografía, pues al ser más, corres el riesgo de encontrarte con divergencias de opiniones y llegar a una conclusión será muy complicado.

Elabora un fichero donde puedas tener organizadas tus fuentes; un proceso ordenado te ayudará a tener un informe final exitoso.

Advertencias

Marca con comillas y especifica la fuente cuando vayas a tomar una cita textual; no tomes ideas ajenas como si fueran tuyas.

El análisis que requiere una monografía no es crítico, evita emitir juicios de valor.

La conclusión no debe estar basada en tu opinión o percepción de los hechos; es simplemente un resumen de los aspectos expuestos en el documento.

ENSAYO

Elaborar un ensayo responde a un formato como sigue:

Una cosa es la estructura del ensayo y otra el discurso empleado en su redacción

El ensayo es un género literario en el cual puedes encontrar diferentes tipos de texto o discursos como:

ü  El discurso descriptivo presenta objetos, personas, lugares y sentimientos  a través de detalles concretos. Si combinas el discurso con el género tendrás, el ensayo descriptivo.

ü  El discurso narrativo relaciona los sucesos  y los encadena de manera secuencial. Si combinamos con el género tendremos el ensayo narrativo.

ü  El discurso expositivo presenta y explica ideas y sucesos por medio de la comparación, el contraste, la analogía, la definición y ejemplificación. Si lo combinamos con el género, tendremos el ensayo expositivo.

ü  El discurso argumentativo es la expresión de un punto de vista o una interpretación personal sustentada. Al asociarlo con el género tenemos el ensayo argumentativo.

El ensayo argumentativo

En el ensayo argumentativo pretendemos convencer al lector acerca de nuestra opinión. Para conseguir ese fin, el ensayo argumentativo tiene una estructura particular:

  1. Afirmación central (opinión) acerca de un tema que deberá ser demostrada.
  2. Argumentos para demostrar esa afirmación.
  3. Conclusión o conclusiones acerca de la afirmación ya demostrada.

¿Cómo desarrollar un ensayo argumentativo?

Para lograr que nuestra opinión o tesis convenza al lector, se sigue un proceso de las 5 S:

ü  Se fija un tema

ü  Se recolecta información

ü  Se ordena la información

ü  Se hace un borrador

ü  Se revisa y corrige.

Obviamente, la claridad y precisión del lenguaje son ingredientes centrales para convencer al lector. En efecto, no hay argumento más poderoso que un texto bellamente redactado.

TECNICAS DE OBSERVACION

La observación ha sido para los seres humanos el modo natural de explorar el mundo y acercarse al conocimiento. Este proceso se reproduce en el desarrollo de cada individuo. No nacemos con la capacidad de observar, es una potencialidad que traemos y que se va construyendo en el crecimiento. Desde las primeras etapas de la vida vivenciamos la captación de formas, cuerpos, líneas, colores, imágenes, etc. que estimulan el campo visual y ejercitan la visión y la mirada como componentes básicos para el desarrollo de la observación.

¿Qué significa observar? Obviamente, implica ver y mirar como sustentos fisiológicos imprescindibles. Supone un ejercicio de voluntad y una intencionalidad dirigida al objeto de conocimiento. Es la captación inmediata del objeto, la situación y las relaciones que se establecen.

Cuando la observación se define como la recolección de información en forma sistemática, válida y confiable asumimos que la intencionalidad es científica. Hablamos, entonces, de método y técnica.

Desde la perspectiva científica se perfila como un método de indagación en distintos tipos de estudios (exploratorios, descriptivos, experimentales) y en diversos campos del conocimiento.

En el campo de las ciencias sociales connota características que se constituyen en referentes válidos para la observación pedagógica.

En este contexto es factible otorgar un encuadre teórico a la observación pedagógica como práctica evaluativa cotidiana desde la perspectiva de la observación científica.

Si tipificamos esta triangulación podemos definir a la observación pedagógica como la exploración de situaciones educativas mediante instrumentos válidos y confiables y caracterizarla como

La distinción entre participante y no participante es tomada del campo de la investigación etnográfica y refiere a la intervención del observador en la situación y en el grupo de observación. La particularidad es que en el caso de la actuación docente a veces es dificultoso delimitar su participación en la situación de evaluación.

Evidentemente se identifica como directa cuando la recolección la realiza el observador, presencia la situación en el momento que se produce y recoge la información. Es decir no media intermediario entre el observador y la situación.

Si hay una mediación en la observación indirecta, marcada por la intervención de los sujetos observados en la producción de la información, a partir de distintos instrumentos, como en el caso de las entrevistas.

La observación es abierta cuando la indagación es libre y no está condicionada a criterios específicos. Se explora todo lo que aparece atendiendo a un marco referencial previo que aporta los lineamientos básicos. Hablamos de observación cerrada cuando está sujeta a una guía previa delimitada por instrumentos.

Pensamos en la observación como una práctica cotidiana en el desarrollo didáctico específicamente en la práctica evaluativa, Es desde este ámbito, el de la evaluación, que intentamos clarificar perspectivas conceptuales y metodológicas partiendo de la observación científica como marco referencial que posibilite la validación de enfoques y procedimientos.

Seguramente en la práctica cotidiana se concretan observaciones que admiten distintas combinaciones entre las tipificaciones mencionadas en el abordaje de los contenidos de aprendizaje.

Para indagar sobre algunos aspectos del aprendizaje, como por ejemplo las habilidades adquiridas en determinados procedimientos o ciertos características actitudinales en relación con los otros y con la tarea, la observación es el único medio que tenemos para recolectar información válida para la toma de decisiones. Los mayores problemas que presenta este modo de medición, están referidos a la objetividad y a la significatividad de lo observado.

Tanto los aprendizajes comprendidos en los contenidos procedimentales como en los actitudinales, es casi imposibles medir las adquisiciones con el tipo de pruebas más difundidas, como son los exámenes escritos, en cualquiera de sus formas. En el siguiente cuadro, a modo de ejemplo, presentamos algunas competencias cuyas capacidades responden a esta necesidad de observación directa:

Este tipo de aprendizajes pueden evaluarse mediante los siguientes procedimientos:

1) observar el alumno en plena actuación y así describir o juzgar su comportamiento

2) observación de la calidad del producto que resulta de la actuación

3) pedir opinión a los pares

4) preguntar la opinión del interesado.

Tanto los métodos y técnicas de observación, como de valoración entre pares, como de autoinforme, son más subjetivos de lo recomendable y requieren mayor tiempo y esfuerzo para su construcción por parte del docente. Pero su principal ventaja es que proporcionan el medio más apto para evaluar conductas importantes que de otra manera quedarían perdidas en la posible memoria del docente a la hora de tomar decisiones calificadoras.

Entre las técnicas de observación que podemos considerar más útiles para el trabajo docente, hemos seleccionado el registro anecdótico, las escalas de calificación y las listas de cotejo. Los inventarios de intereses, las pruebas de personalidad, los cuestionarios autoadministrados, y otros más, completan el repertorio de instrumentos de observación que se han utilizado en diferentes prácticas evaluativas.

Los registros anecdóticos son descripciones de hechos que han ocurrido en el transcurso del proceso educativo que se lleva a cabo y que, en una primera mirada, creemos cargados de significado.

Un buen registro anecdótico, documenta claramente la situación observada de la siguiente manera:

1- descripción objetiva del incidente y del contexto en que ocurre

2- interpretación personal del docente sobre la significatividad del hecho

3- recomendaciones de actuación

¿Qué comportamientos observar y registrar?

Son nuestros objetivos de enseñanza los que guiarán la selección de qué situaciones observar y cuáles considerar significativas. También tenemos que estar alertas ante aquellos acontecimientos inusuales o inesperados que pueden no ser esperados pero que aparecen como patrón de comportamiento en los alumnos.

Para poder realizar un sistema realista de registros y no llenarnos de notas de muy engorrosa "traducción" hay que tener en cuenta los siguientes principios:

1) Realizar nuestras observaciones en aquellas áreas de conocimiento que no pueden valorarse por otros medios. No hay ventajas en el uso del registro anecdótico para obtener evidencias de aprendizajes en áreas en las que se puede contar con métodos más objetivos y fáciles de administrar.

2) Limitar nuestras observaciones a determinados momentos que consideramos de "observación privilegiada". Los registros de comportamiento se usan de manera óptima para evaluar de qué manera un alumno se comporta típicamente en un escenario natural. Lo que podemos esperar de los registros anecdóticos es una muestra razonablemente representativa del comportamiento de los alumnos

3) Restringir las observaciones de este tipo sólo a aquellos alumnos que consideramos necesitan un seguimiento especial. Resulta de mayor utilidad disponer de más observaciones extensivas de aquellos alumnos de los que necesitamos comprender cuáles son sus dificultades y que nos suministren indicios del camino a seguir.

Ventajas y limitaciones

Su mayor ventaja es proporcionar una descripción del comportamiento real en situaciones naturales. Además de compilar descripciones del comportamiento más característico de los alumnos, los registros anecdóticos hacen acopio de evidencia de aquellos comportamientos que son excepcionales, pero significativos.

El mantener estos registros en forma sistemática durante nuestro desempeño como docentes, nos familiariza más con la observación y acrecienta nuestra conciencia de dichos comportamientos únicos.

La limitación principal es el tiempo que requieren para su elaboración. Este inconveniente puede salvarse restringiendo las observaciones y los informes como lo sugerimos anteriormente. Se debe elaborar un plan realista de registros. Este plan puede realizarse conjuntamente con otros docentes, para poder cotejar, en un tiempo determinado, las observaciones de unos y otros, y mejorar de esa manera las posibles interpretaciones y tomar decisiones en común sobre la forma de intervención docente, si es que se considera necesario.

Otra dificultad radica en su dudosa objetividad. Lo ideal es lograr una serie de "instantáneas" verbales que representen con precisión la conducta observada. En la observación, en alguna medida entran en juego nuestros prejuicios, expectativas, ideas previas. La práctica en realizar estas observaciones, tiende a reducir al mínimo su presencia, ya que el docente va tomando conciencia de cómo juegan sus concepciones personales, pero son imposibles de evitar por completo. Este riesgo puede contrarrestarse con un plan de observaciones a realizarse conjuntamente por dos o más profesores que comparten los mismos grupos de alumnos.

También hay que tener en cuenta los escenarios en los que se desarrollan las actividades. Los laboratorios, talleres, espacios de "recreo" o de pausa en las actividades de enseñanza y de aprendizaje, suelen ser más ricos para observar algunos tipos específicos de comportamiento. En cambio si lo que queremos documentar tiene que ver con reacciones en situaciones de tensión, o de mayor exposición, o de participación social, los debates, discusiones o exposiciones orales en clase, presentan un mejor marco para su observación.

No podemos dejar de tener en cuenta que no es conveniente realizar ningún tipo de interpretación general y recomendaciones relativas a intervenciones docentes, hasta tanto se haya obtenido una muestra razonablemente adecuada (en cantidad y calidad) de comportamientos.

¿Cómo mejorar la eficacia de los registros anecdóticos?

1. Determine por adelantado qué es lo que hay que observar, pero permanezca en estado de alerta para descubrir cualquier comportamiento inesperado.

2. Observe y registre suficientemente la situación como para hacer que el comportamiento tenga significado.

3. Registre el incidente después de la observación tan pronto como sea posible

4. Limite cada anécdota a una breve descripción de un solo incidente concreto.

5. Mantenga separadas las descripciones de los hechos y la propia interpretación de ellos.

6. Registre incidentes de comportamiento, tanto positivos como negativos.

7. Reúna varias anécdotas de un alumno antes de realizar inferencias relativas al comportamiento típico.

8. Adquiera práctica en la escritura de registros anecdóticos

Escala de calificaciones

Este tipo de instrumento de recolección de información por medio de observaciones contrasta con las descripciones no estructuradas que se obtienen en los registros anecdóticos, ya que las escalas de calificación suministran un procedimiento sistemático para obtener e informar sobre las observaciones docentes.

Consiste en un conjunto de características o de cualidades, y algún tipo de escala para indicar el grado hasta el cual se ha logrado cada atributo. Este cuadro de doble entrada ya es de por sí portador de información significativa. Al igual que cualquier otro instrumento de evaluación debe ser construido teniendo como base el plan curricular, sus objetivos de enseñanza y el tipo de estrategias de aprendizaje que hemos de implementar.

Podemos puntualizar que una escala de calificación sirve para tres motivos específicos:

1- Dirige la observación hacia aspectos específicos y claramente definidos del comportamiento

2- Suministra un cuadro común de referencia para comparar a todos los alumnos de acuerdo a las características consignadas

3- Nos proporciona un método conveniente para registrar juicios de observadores.

Tipos y usos de las escalas de calificación

A continuación presentaremos los siguientes tipos de escalas de calificación por ser las de más sencilla aplicación en los procesos de enseñanza. Ellas son:

a) escala numérica de calificaciones

b) escala gráfica de calificaciones

c) escala gráfica descriptiva de calificaciones

d) métodos de rango

Escala numérica de calificaciones

Para realizar el registro se marca con una cruz o encierra en un círculo el número que indica, a juicio del observador, el grado en que la característica se halla presente. Puede acompañarse la ponderación de cada número con una descripción verbal o escrita. Por ejemplo:

Escala gráfica de calificaciones:

La diferencia consiste en que se establece (generalmente con una línea ) un continuo entre todas las características, de modo que el observador puede indicar puntos intermedios con su registro.

Cuando se utiliza el mismo conjunto de categorías para cada una de las características, se denomina escala de alternativas constantes. Lógicamente, la escala de alternativas cambiantes resulta de establecer diferentes categorías para cada una de las características o grupo de las mismas.

Comparte con el tipo anterior de escala la dificultad de establecer claramente el significado de una o dos palabras para cada una de las categorías. La operacionalización de un "rara vez" o un "ocasionalmente", puede tener muchas variaciones según sea la actividad observada y las expectativas (no explícitas) del observador.

Escala gráfica descriptiva de calificaciones:

En este tipo de instrumento se recurre a frases descriptivas para identificar cada uno de los puntos o categorías de la escala. Puede incorporarse la descripción de los extremos y el punto medio, o todas las categorías, si así se considerara necesario. Es el tipo más recomendable para usos educativos ya que es lo suficientemente maleable en su construcción para responder al plan de enseñanza de cada docente. Las descripciones de comportamientos más específicos contribuyen a una mayor objetividad y a una mayor precisión.

Métodos de rango

Este procedimiento no requiere una escala impresa. Se otorga un rango de orden a cada alumno, según estime quien esta calificando el grado en que posee las características o condiciones que se están juzgando. La tarea se simplifica si se comienza a asignar rangos desde los extremos hacia el punto medio, e incluso incrementa las posibilidades de mayor exactitud. Es recomendable con grupos poco numerosos, donde puede observarse con más detalle a cada uno de los sujetos.

Tienen una ventaja por sobre las escalas de calificación: obliga a quien califica a diferenciar entre los alumnos del grupo, a colocarlos en un orden relativo. Las limitaciones están referidas a que no proporciona descripciones de comportamiento de los alumnos y que el significado de cada rango depende del tamaño del grupo y del nivel medio de rendimiento del mismo.

En resumen...

Pueden utilizarse tanto para la evaluación de contenidos conceptuales, procedimentales o actitudinales, pero es en el campo de los procedimientos, donde es imprescindible observar y calificar estando en presencia de la actuación del sujeto. Las escalas de calificación dirigen nuestra atención a los mismos aspectos de actuación en todos los alumnos y proporcionan una escala común para registro.

También puede ser utilizada como dispositivo de enseñanza ya que las dimensiones y descripciones de los comportamientos que se usan en la escala, son fácilmente comunicables a los alumnos, y permiten compartir su análisis y, eventualmente, consensuar modificaciones. La condición de comunicabilidad de los modos de evaluación que seleccionemos para nuestra práctica educativa, como así también la construcción de los instrumentos, va a estar directamente relacionada con las características del grupo y las instancias posteriores de toma de decisión.

Principios para una calificación efectiva

1. Las características deben tener importancia educacional

2. Las características deben ser directamente observables

3. Las características y puntos de la escala deben definirse con claridad

4. Pueden suministrarse entre tres y siete posiciones de calificación y permitirse a quienes califiquen que indiquen puntos intermedios.

5. Indicar a quienes califican que omitan calificaciones cuando no se consideren aptos para juzgar.

6. Siempre que sea posible, mezclar las calificaciones otorgadas por varios observadores

Listas de corroboración o de cotejo

Una lista de corroboración o cotejo es semejante en apariencia y usos a la escala de calificaciones. La diferencia radica en el tipo de juicio que se solicita. Una escala de calificación proporciona la oportunidad de indicar el grado en el cual se ha logrado cada una de las características o su frecuencia de aparición; la lista de cotejo, en cambio, exige un simple juicio de "si" o "no". Es un método que registra la presencia o ausencia de una característica, o de una acción.

Son especialmente útiles para evaluar aquellas destrezas o modos procedimentales que pueden ser divididos claramente en una serie de actuaciones parciales, o pasos en su realización.

Modo de construcción

1. Identificar y describir claramente cada uno de los actos específicos que se desean en la actuación.

2. Añadir a la lista aquellos actos que representan errores comunes, siempre que estén limitados en número y puedan identificarse claramente.

3. Ordenar los actos que se desean y los errores probables en el orden aproximado en que se espera que ocurran.

4. Proporcionar un procedimiento sencillo de registro ya sea para numerar los actos en secuencia o para tachar cada acto según va ocurriendo.

Puede también utilizarse para evaluar productos terminados. Antes de decidir su uso hay que determinar si realmente puede evaluarse el producto en cuestión por la sola presencia o ausencia de elementos. El instrumento en este caso consiste en una lista de características que debe poseer el producto terminado; para su administración el docente sólo tiene que verificar si cada una de las características está presente o no.

En cuanto a la evaluación de contenidos actitudinales, también puede ser de utilidad este tipo de lista. En el cuadro de doble entrada se consigna a la izquierda y encolumnado, un listado de comportamientos significativos, y en el eje superior horizontal el nombre de los alumnos. La misma lista puede ser utilizada periódicamente para poder comparar los niveles de adquisición de determinados hábitos o comportamientos. Podemos agregarle la fecha en que fueron realizadas cada una de las observaciones, si consideramos que este dato puede ser de alguna utilidad al momento de evaluar los registros.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta es la posibilidad de participación de los alumnos en su construcción y uso. Esta tarea puede formar parte de una estrategia de enseñanza, como uno de los pasos previos a implementar procesos de evaluación entre pares y/o de autoevaluación. La identificación, formulación y negociación de cada uno de las características a ser observadas, o de los aspectos que deben estar presentes en un trabajo, es de por si una tarea formativa en cuanto a procedimientos para exponer las propias ideas, elaborar consensos y desarrollo de actitudes de respeto para con los otros.

Esta mirada sobre la observación que es una mirada evaluativa nos impone analizar la práctica no sólo desde la experiencia como docentes sino desde referentes teóricos que apuntalen nuestra actuación. Precisamente el aporte teórico profundizará la reflexión sobre la práctica para tomar decisiones sobre enfoques y procedimientos y sobre el lugar de la observación en este recorrido.

EXPOSICION ORAL

Los exámenes de carácter oral pueden revestir varias formas. En la exposición oral autónoma de un tema por un alumno e un tiempo aproximado previamente indicado se puede poner de manifiesto la capacidad de síntesis, la fluidez verbal y la capacidad de organización de la información. En un debate o discusión se puede valorar la capacidad de interpretación, la agilidad de respuestas y la estructura lógica de la información. En un interrogatorio por parte del profesor se puede llegar a detectar la autentica posesión de la información y hasta dónde llegar su profundización.

La exposición permite al alumno defender sus ideas a través de un foro, chat o similar, frente al profesor o a sus propios compañeros. El profesor debe establecer una serie de pautas antes de su realización.

La ventaja de esta prueba frente a otras es que permite evaluar la capacidad de riqueza lingüística que tiene el alumno y la implicación con el tema asignado. Si el alumno no ha preparado la exposición se podrá observar de inmediato.

Otra variante sería la entrega de trabajos que permitan al tutor conocer cómo se expresa el alumno, cómo razona los conceptos y teorías, el grado de conocimientos alcanzados, etc. Aunque este tipo de pruebas es más propicia al plagio, a la copia, etc.

DEMOSTRACION

En general la demostración es un proceso deductivo, que puede asociarse a otras técnicas de enseñanza.

Demostrar es presentar razones encadenadas lógicamente a hechos concretos que ratifiquen determinadas afirmaciones.

Demostración operacional

Dado que influye decisivamente sobre el desarrollo de destrezas motores, con lo que contribuye a la formación de hábitos correctos, se hace imperioso, por ello, que la demostración se efectúe con claridad y precisión, obedeciendo a una técnica didáctica y al proceso de ejecución indicado.

Objetivos de la demostración

La demostración está orientada a que el educando

a)             Adquiera las destrezas de manipulación básicas que la operación exige.

b)            Aprenda a manejar el equipo que será utilizado en la operación a ejecutar.

c)             Inicie el estudio de la operación de modo concreto, completándolo con el estudio teórico, o, en caso contrario

d)            Amplíe su estudio teórico, a criterio del instructor y conforme al método que utilice.

Tipos de demostración

a)             Demostración directa o personal.

b)            Sustitutiva.

c)             Indirecta.

La demostración directa o personal es la realizada por el propio instructor. Exige del instructor; planificación y técnica, así como la eventual ayuda de material audiovisual a efectos de facilitar la presentación de la operación. Debe realizarse, para que se a eficiente, en las condiciones ambientales más apropiadas y con todos los instrumentos concretos de la operación que se va a demostrar.

La demostración sustitutiva es la efectuada por monitores o asistentes bajo el control del instructor.

La demostración indirecta, es la realizada por medios audiovisuales u otros recursos semejantes. Se complementa con observaciones y explicaciones del instructor; este tipo de demostración despierta sumo interés e ilustra de manera realista los pasos de la operación en cámara lenta, por ejemplo permite un análisis más detallado y exacto de los movimientos (gestos profesionales) ejecutados por el instructor.

Los tipos más empleados en formación profesional son la demostración directa o personal y la indirecta.

Característica de la demostración

Dentro del ciclo de instrucción la demostración no constituye una fase aislada, sino tan solo un procedimiento que inicia o complementa la operación nueva: presupone un estudio teórico previo o posterior a su presentación. Además, la demostración no cierra el ciclo de actividades que conducen al aprendizaje de las operaciones, pues debe ser seguida de cerca, si es posible en la misma aula, de la aplicación directa que realizarán los propios instructorandos, bajo la supervisión del instructor.

Existe, pues, una continuidad natural y psicológica  entre el estudio de la tarea, la demostración efectuada por el instructor y la realización efectuada por los instructorandos. Esta secuencia natural no debe interrumpirse con intervalos extensos.

Si la ejecución de una demostración real es excesivamente prolongada, y esta por sus características emite ruidos en exceso y existe incomodidades para su captación, se deberá prever un tiempo limitado para que la atención en esas condiciones, no pierda efectividad.

Planeamiento de la demostración

El plan de demostración es una guía para el instructor, pues prevé los puntos esenciales a ser considerados en cada una de las etapas de la demostración.

Induce al instructor a reflexionar y a sistematizar lo que va a hacer y decir a los instructorandos; de tal manera, elimina la improvisación. Por eso el instructor debe preparar un plan para cada una de las demostraciones que proyecta hacer. No obstante, el plan de demostración debe ser muy flexible, para que pueda adaptarse a situaciones nuevas que se presentan en clase; puede en consecuencia contener alternativas didácticas para el uso del instructor.

Deberá contar con los siguientes elementos

a)     Objetivos generales y específicos de la demostración

b)    Material didáctico a ser utilizado por el instructor

c)     Equipo a ser empleado

d)    Medios de incentivos de la motivación

e)     Secuencia de la demostración, con indicación de los pasos de la operación y de los puntos clave que deben ser resaltados

f)     Medios de aplicación de la demostración por parte de los instructorandos

g)    Medios de evaluación

h)     Tiempo probable que insumirá la demostración.

Técnica de la demostración

Para que se obtengan buenos resultados, la demostración debe cumplir las siguientes etapas

a)     Preparación

b)    Presentación

c)     Adiestramiento

Preparación

En esta etapa corresponde al instructor:

a)     Estudiar todos los elementos necesarios para la demostración

b)    Reunir, examinar y disponer, en el orden de su utilización, las herramientas, instrumentos, materiales, en suma, todos los medios auxiliares y equipo que la demostración requiere (la demostración deberá ser realizada con el equipo que será usado por el instructorando)

c)     Disponer de modo conveniente a los alumnos para que puedan observar correctamente la demostración, pues el valor de ésta se mide por su efecto visual.

d)    Determinar con precisión los objetivos de la demostración, informando a los instructorandos para que es necesario aprender la operación

e)     Tratar de despertar a los instructorandos su interés por el conocimiento de la operación, incentivándolos con hechos y conocimientos ya adquiridos que puedan relacionarse con la operación a ser demostrada y haciéndoles notar las ventajas de su aprendizaje.

Presentación

De acuerdo con investigaciones psicológicas, toda vez que un ser humano entre en contacto con la realidad nueva (es decir, cuando aprende algo) se procesan en su mente tres fases:

a)     Síncresis o sincretismo

b)    Análisis

c)     Síntesis

La síncresis es un impacto perceptivo global que brinda comprensión más o menos confusa; es la percepción inicial de un todo.

El análisis es un proceso asimilativo que se esfuerza en incorporar la nueva realidad a la experiencia anterior. Es la descomposición del todo en partes para su estudio detallado, minucioso.

La síntesis es un proceso de acomodación en el que el individuo integra en su mente la realidad asimilada. Es la recomposición del todo, pero ya estudiado, ya analizado.

De ahí surge que todo procedimiento didáctico debe ir de lo sincrético, por el análisis a lo sintético.

Por eso el instructor, en esa etapa de la demostración, debe seguir la siguiente secuencia:

a)     Presentar la operación en forma global, con la misma rapidez y habilidad empleadas en la profesión, a fin de dar al instructorando una noción general de lo que desea conseguir y, también del tiempo del tiempo de ejecución (sincresis)

b)    Presentar la operación en ritmo moderado, fase por fase, destacando los puntos clave, explicando sucintamente cada fase al ejecutarla, diciendo el como y el porque de la misma, interrogar a los instructorandos durante esa presentación para enterarse de que de la misma ha sido bien entendida; si una de las partes de la demostración no fuese totalmente comprendida, la siguiente se perjudicará por completo (análisis)

c)     Repetir la operación en ritmo normal, ya que es importante que el instructorando perciba bien en encadenamiento de pasos, sienta su ritmo y tenga una idea completa de la misma (síntesis)

En esta etapa al instructor le corresponde:

a)     Mantener siempre ordenado el equipo durante la demostración

b)    Utilizar, en el momento oportuno y cuando sea posible, ayudas visuales;

c)     Limitarse, en sus explicaciones, a lo esencial

d)    Realizar presentaciones cortas, pues la capacidad de retener lo que ha sido visto y oído por el instructorando tiene límites definidos; sobrepasados los cuales, la eficiencia de la enseñanza decae rápidamente.

 

Adiestramiento

La etapa denominada adiestramiento proporciona la mejor oportunidad para "aprender haciendo" En esta etapa el instructorando procura aplicar lo que el instructor demostró en la etapa anterior. Aunque ninguna etapa de la de la demostración debe ser menospreciada, puede decirse que para el instructorando no existe ningún aprendizaje, si no se realiza la etapa de adiestramiento.

Hasta la etapa de presentación, el instructurando observa las habilidades que el instructor deseaba enseñarle y que puso en ejecución.

Durante el adiestramiento, el instructorando, imitando al instructor, trata de ejecutar la operación que debe aprender, y procura aplicar los conocimientos técnicos requeridos para su ejecución.

Solamente experimentando puede ir el instructorando adquirir hábitos motores y relacionar tales conocimientos con lo que esta haciendo.

Compete al instructor en esta etapa

a)     Lograr que cada instructorando reproduzca total o parcialmente la operación

b)    Acompañar al instructorando durante el adiestramiento, corrigiéndole en beneficio del grupo cuando cometa errores, a fin de que no se creen hábitos incorrectos.

Para completar las etapas de la enseñanza una vez terminado el adiestramiento, el alumno ejecuta las dos etapas siguientes:

a)     Hacer aplicar

b)    Evaluar

TECNICAS DE RESOLUCION DE PROBLEMAS

Uno de los procedimientos más comunes empleado por los docentes para evaluar el aprendizaje adquirido son las técnicas de resolución de problemas.

Al respecto, Dijkstra (1991, citado por Lisette Poggioli, en su ensayo "Estrategias de Resolución de Problemas" (disponible en la siguiente dirección electrónica: http://www.fpolar.org.ve/poggioli/poggio05.htm), dispone que "la resolución de problemas es un proceso cognoscitivo complejo que involucra conocimiento almacenado en la memoria a corto y a largo plazo".

Es por ello, que las técnicas de resolución de problemas pueden concebirse como aquellas en las cuales el alumno pone de manifiesto una serie de conocimientos adquiridos a través de actividades de tipo cognoscitiva, afectiva y motivacional o conductual. Cognoscitiva cuando, por ejemplo, se debe transformar mentalmente metros en centímetros; afectiva, si se pregunta al estudiante cuán seguro esta de que la solución al problema es correcta; y conductual cuando, para resolver el problema, se emplea papel y lápiz, siguiendo un algoritmo hasta alcanzar su solución.

Dentro estas técnicas se encuentran las pruebas, las cuales no son más que un conjunto de tareas que se utilizan para medir una muestra del conocimiento de una persona, en un determinado momento respecto a algo específico. También puede definirse como aquellas que se hace a un individuo (en este caso el estudiante) para demostrar su aprovechamiento en los estudios.

Otra definición, no menos acertada a las antes expuestas, es la siguiente: Procedimiento de evaluación para que los estudiantes realicen en tiempo determinado, de tareas definidas y controladas por el profesor.

Guías generales para el desarrollo de una prueba práctica.

1. Se debe mantener un lenguaje claro y censillo.

2. Asegúrese que exista por lo menos, una pregunta por objetivo.

3. Asegúrese que la gramática sea la correcta tanto en la pregunta como en las posibles repuestas.

4. Enuncie el problema con claridad y de forma completa.

5. Si la pregunta genera algún tipo de controversia, ésta debe desecharse.

6. No se deben enfocar aspectos con doble sentido.

7. Promocione instrucciones para cada tipo de pregunta.

Instrumentos de la Técnica de Resolución de Problemas:

Dentro de los instrumentos en los que el docente puede basarse para alcanzar su fin último, la evaluación, empleando para ello la técnica de resolución de problemas son los siguientes:

· Pruebas Objetivas

· Pruebas de ensayo o por temas

· Simuladores escritos

· Pruebas estandarizadas

Los instrumentos pueden clasificarse de acuerdo a la información solicitada:

De Producción: Son aquellos en los cuales el estudiante, partiendo de un planteamiento efectuado por el docente, da solución explícita al problema presentado y lo desarrolla, sin que exista una respuesta específica para dicho planteamiento ni límite en la extensión de su respuesta.

De Selección: Son aquellas en las cuales en alumno debe dar una respuesta única y breve a la situación planteada, pues la conducta del estudiante debe estar orientada hacia actividades de complementación, selección, jerarquización o identificación de las opciones que se le presentan.

Pruebas Escritas

Las pruebas escritas, como su nombre lo indica, son instrumentos de lápiz y papel, en los cuales las preguntas formuladas por el docente son respondidas por los alumnos de algunas de las siguientes maneras: (a) identificando y marcando la respuesta; (b) construyendo la respuesta, la cual se expresa a través de un breve ensayo o composición; y (c) utilizando una combinación de las dos modalidades anteriores. Estas formas de responder la prueba escrita, permite clasificarlas en: objetivas, de ensayo y mixtas.

El hecho de ser escritas no garantiza, por sí mismo, que este tipo de pruebas sean mejores o peores que otras, en términos de su calidad y eficiencia. No obstante, presentan una ventaja importante con respecto a las orales, ya que las respuestas escritas permiten ser analizadas y calificadas de mejor manera que las orales. En cierto sentido, representan un testimonio de lo que verdaderamente respondió el estudiante, con base en lo cual se puede justificar la calificación emitida, en caso de algún reclamo.

Pruebas Objetivas

Las pruebas objetivas son aquellas en las que el estudiante no necesita construir o redactar la respuesta, sino leer la pregunta, pensar la respuesta, identificarla y marcarla; o leer la pregunta, pensar la respuesta y completarla. Son pruebas de respuestas breves; su mayor ventaja está en que se elimina la subjetividad y la variabilidad al calificarlas, ya que de antemano se establecen criterios precisos e invariables para puntuarlas; comúnmente se utiliza una clave de calificación que designa las respuestas correctas. Por otra parte, los ítems de las pruebas objetivas son seleccionados cuidadosa y sistemáticamente para que constituyan una muestra representativa del contenido abarcado y de las competencias evaluadas. Tal resultado se logra mediante la planificación detallada y consciente de la prueba, mediante la utilización de una  tabla de especificaciones. En ésta se pueden relacionar directamente los contenidos y objetivos instruccionales y, en función de ello, decidir acerca de los ítems que deben ser incluidos en la prueba.

Tomando en cuenta que no es posible comprobar la totalidad del conocimiento deseable dentro de un área dada, debe prestarse mucha atención a la selección de los ítems, en el sentido de que éstos sean importantes (no triviales) y representativos de los hechos, conceptos, principios y aplicaciones particulares que se espera domine el estudiante.

Las pruebas objetivas están integradas por ítems que se caracterizan por su brevedad y por la rapidez con que pueden ser respondidos. Este atributo constituye otra ventaja, por cuanto ello permite un muestreo más amplio y sistemático del conocimiento del que sería posible por otros medios. Algunos autores consideran que aun cuando la capacidad de reconocer una alternativa de respuesta correcta no supone necesariamente la capacidad de recordarla espontáneamente, la correlación entre ambas es razonablemente buena (ver, por ejemplo, Plumlee, 1947; Tyler, 1934, citados por Ausubel y cols., 1983).

Una ventaja adicional de las pruebas objetivas consiste en que permite refinar los ítems después de utilizarlos inicialmente, para aumentar la claridad y la discriminabilidad de los mismos y, con ello, la confiabilidad y validez de la prueba.

Las pruebas objetivas han recibido serias críticas, algunas de ellas justificadas, pero muchas otras basadas en la falta de comprensión de su naturaleza, funciones y limitaciones inherentes. Algunas de estas críticas son las siguientes:

1. Se argumenta y, a veces con razón, que las pruebas objetivas miden el reconocimiento mecánico de ítems de conocimiento o de información referida a hechos, datos o fechas (primer nivel de la taxonomía de Bloom); que son relativamente triviales e inconexos, en lugar de la comprensión genuina de conceptos, principios y relaciones amplios, así como la capacidad de interpretar hechos y aplicar conocimientos.

2. Ciertamente, la pruebas objetivas tienen algunas limitaciones para medir conocimientos referidos a los procesos cognitivos de más alto nivel (v.g., evaluación). Sin embargo, cuando la persona que elabora la prueba sabe como hacerlo, en algunos casos se puede llegar a medir hasta capacidad de síntesis, además de las de análisis, aplicación y comprensión.

3. Algunas veces, debido a una mala elaboración de los ítems, particularmente en lo que respecta a las alternativas de respuestas, la opción correcta puede ser fácilmente identificada o deducida, sin que ello implique un verdadero conocimiento del asunto por parte del estudiante. Esta debilidad es subsanable si quienes desean usar este tipo de instrumento se preocupan en entrenarse para tal fin.

4. Existe una alta probabilidad de que algunos ítems sean respondidos correctamente por simple azar. Esto es cierto, aun cuando también es verdad que existen procedimientos especiales para la corrección de este tipo de ítems objetivos que toma en cuenta esta posibilidad.

5. Las pruebas objetivas tienden a favorecer la velocidad de algunos estudiantes frente a la capacidad de otros. lo ideal sería lo contrario, para lo se requeriría disponer de una gama amplia y cuidadosamente graduada con respecto a dificultad, con tiempo suficiente para que la mayoría de los estudiantes concluyera la prueba, y no incluyendo el doble de ítems que el estudiante promedio tiene tiempo de contestar. Aparte de las consideraciones anteriores, es importante estar consciente de que, ciertamente, las pruebas objetivas presentan limitaciones para medir ciertos tipos de aprendizajes. Por ejemplo, las pruebas de selección múltiple no pueden medir, por definición, la capacidad de los estudiantes para formular espontáneamente hipótesis pertinentes, para reconocer datos clínicos o de laboratorio que sean válidos, para reunir testimonios en favor de una afirmación, para planear un experimento original, para estructurar un argumento defendible o para realizar trabajos creativos; sin embargo existen otros tipos de instrumentos de medición para probar el logro de estos objetivos (Ausubel y cols., 1983).

Las pruebas objetivas pueden estar integradas por ítems de varios tipos; por ejemplo, verdadero-falso, pareo, completación, selección simple y múltiple

TECNICAS DE INTERROGATORIO

CUESTIONARIIO:

El cuestionario es un procedimiento considerado clásico en las ciencias sociales para la obtención y registro de datos. Su versatilidad permite utilizarlo como instrumento de investigación y como instrumento de evaluación de personas, procesos y programas de formación. Es una técnica de evaluación que puede abarcar aspectos cuantitativos y cualitativos. Su característica singular radica en que para registrar la información solicitada a los mismos sujetos, ésta tiene lugar de una forma menos profunda e impersonal, que el "cara a cara" de la entrevista. Al mismo tiempo, permite consultar a una población amplia de una manera rápida y económica.

Concepto y utilización del cuestionario.

El cuestionario consiste en un conjunto de preguntas, normalmente de varios tipos, preparado sistemática y cuidadosamente, sobre los hechos y aspectos que interesan en una investigación o evaluación, y que puede ser aplicado en formas variadas, entre las que destacan su administración a grupos o su envío por correo.

La principal diferencia con la entrevista reside en la poca relación directa de los sujetos con la persona que los aplica, puesto que la persona encargada de su aplicación se limita a presentarlo al grupo, a dar ciertas normas generales y a crear un nivel de disposición favorable a la contestación sincera; cuando se envía por correo, la relación se limita a una carta de presentación solicitando su completamiento, e indicando la posible utilidad de los datos recogidos.

El cuestionario es un instrumento muy útil para la recogida de datos, especialmente de aquellos difícilmente accesibles por la distancia o dispersión de los sujetos a los que interesa considerar, o por la dificultad para reunirlos. Permite, además, en paralelismo con la entrevista, identificar y sugerir hipótesis y validar otros métodos.

La finalidad del cuestionario es obtener, de manera sistemática y ordenada, información acerca de la población con la que se trabaja, sobre las variables objeto de la investigación o evaluación. Fox considera que al utilizar esta técnica, el evaluador y el investigador, tienen que considerar dos caminos metodológicos generales: estar plenamente convencido de que las preguntas se pueden formular con la claridad suficiente para que funcionen en la interacción personal que supone el cuestionario y dar todos los pasos posibles para maximizar la probabilidad de que el sujeto conteste y devuelva las preguntas. Los datos que se pueden obtener con un cuestionario pertenecen a tres categorías:

1ª Hechos (datos actuales) relativos: a) al domino personal de los individuos que forman el grupo social estudiado: por ejemplo, edad, nivel educativo. b) al dominio del ambiente que le rodea: por ejemplo, vivienda, relaciones familiares, de vecindad, de trabajo, etc.; c) al dominio de su comportamiento (reconocido o aparente).

2ª. Opiniones, a las cuales se suman los niveles de información, de expectación, etc., todo lo que uno podría llamar datos subjetivos.

3ª. Actitudes y motivaciones y sentimientos, todo lo que empuja a la acción, al comportamiento, y está a la base de las opiniones.

4ª. Cogniciones, es decir índices de nivel de conocimiento de los diversos temas estudiados en el cuestionario. Revela el grado de confianza a conceder a las opiniones sobre juicios subjetivos.

LA ENTREVISTA:

La entrevista permite el contacto personal con el otro. En este sentido, más que una técnica es un modo de proceder en la vida.

No obstante, desde la perspectiva de la evaluación, la entrevista es un elemento fundamental en el trabajo con adultos porque a través de la comunicación se expresan aspectos decisivos de la dinámica de lo humano que pueden estar relacionados con el mundo laboral, educativo, personal, etc.

Las aplicaciones de la entrevista son variadas; ayuda a la selección y admisión de personal, a la evaluación del desempeño profesional, y otras aplicaciones más académicas. La entrevista permite recoger información a través de preguntas sobre determinados aspectos (conocimientos, creencias, intereses, etc) que queremos conocer con fines evaluativos de acuerdo a diversos propósitos.

En el aspecto académico debe usarse con frecuencia en las evaluaciones progresivas a lo largo del proceso de aprendizaje, y también para explorar expectativas de conocimientos.

La entrevista estructurada es la más usada y responde a un plan previo y está compuesta de los siguientes elementos:

• Intencionalidad de la entrevista

• Preguntas pertinentes

• Formular una pregunta a la vez, y no varias

• Preguntas claras y breves

• Procurar un clima emocional positivo

• Capacidad de escucha empática

• Hacer los reflejos y atingencias a tiempo

• Cerrar la entrevista con gratitud.

MAESTRO - ALUMNO:

La entrevista del maestro con un alumno constituye un valioso recurso para obtener información sobre los rasgos de su personalidad. Generalmente, en una entrevista suele haber una serie de preguntas que se plantean al entrevistado con un determinado fin, que casi siempre es conocer sus puntos de vista sobre ciertos aspectos de un tema; para ello se preparan de antemano una serie de preguntas que, dentro de un carácter más o menos informal, se hacen en el desarrollo de la entrevista.

La entrevista maestro-alumno difiere un poco del tono general que se suele dar a las mismas; en este tipo de entrevistas interesa, más que la formalidad de las respuestas, lo que el alumno deje entrever a través de ellas, las reacciones emocionales que presente y el grado de confianza que manifieste al educador. Para que la entrevista sea realmente representativa, necesita realizarse en un clima que favorezca la comunicación, sin demasiada formalidad dando la impresión de que se trata de una conversación en la que el maestro no deberá forzar de ninguna manera el grado de intimidad de las respuestas.

A través de una entrevista se puede obtener información importante acerca de:

• La situación familiar del alumno,

• Sus sensaciones en el grupo,

• Las dificultades que el estudio le representa, etc.

CONCLUSION

La evaluación, apreciada como objeto del conocimiento, lo es también para el análisis dialéctico del proceso y del resultado que representa la actividad pedagógica  del docente. En tal sentido, los conceptos subordinados o colateralmente conectados con la evaluación, desde el punto de vista lógico, son peldaños del conocimiento del proceso evaluativo, de ahí la necesidad de comprender las interrelaciones de la evaluación, el control, la calificación, la acreditación, la comprobación y la medición.

El análisis histórico de la evaluación escolar y su expresión en las teorías psicopedagógicas reflejan un conjunto de ideas predominantes que se han manifestado como tendencias en diferentes momentos del curso histórico. Estas tendencias se expresan actualmente, en primer lugar, en considerar la evaluación como equivalente al examen, la medición o la comprobación por separado y, en segundo lugar, en la enajenación de los sujetos participantes directa o indirectamente en el proceso evaluativo, al hiperbolizar el papel de las notas o calificaciones como elemento que clasifica, etiqueta, sojuzga, sanciona o premia al estudiante y lo acredita, con lo que se justifica la repercusión individual y social que éste ha alcanzado.

Otra manifestación que muestra a la evaluación con tendencia reduccionista es la que la establece como una tendencia netamente técnica, ya que limita la evaluación al rendimiento académico, generalmente de los conocimientos y, en el mejor de los casos, de las habilidades. Es decir, esta tendencia profundiza más en el aspecto cognitivo del sistema de contenido de la enseñanza.

           
En este sentido, ha influido también el desarrollo de las teorías epistemológicas y tecnocráticas, estas últimas no tienen en cuenta al hombre como configuración compleja o como personalidad integral, favoreciendo el aspecto cognitivo y en detrimento de lo procedimental y afectivo, y convicciones inherentes al hombre. Es característico de esta tendencia la utilización acrítica e indiscriminada de términos eficientistas derivados del proceso de producción de bienes materiales, así como de otros derivados de las ciencias exactas como la estadística: validez, confiabilidad, medida, entre otras. Lo anterior se evidencia en la emisión de valores numéricos en relación con hechos y fenómenos sociales humanos.

Estas tendencias han lastrado de tal modo la evaluación, que para muchos, evaluación del aprendizaje es sinónimo de evaluación del rendimiento académico. En general la tendencia actual ve la evaluación como apéndice en el proceso, no como un componente estructural y dinámico, lo cual se rescata en la actual reforma curricular.


La actual tendencia reduccionista no aprecia en la evaluación el espacio de convergencia pedagógica, psicológica, social y económica que este componente representa para la relación alumno-maestro-trabajo-sociedad.

El enfoque actual de la reforma curricular considera que la evaluación es una, en la medida que refleja la unidad entre lo cognitivo, lo procedimental, actitudinal y metacognitivo en el procedo pedagógico; es decir, que a un proceso único corresponde una evaluación integradora también única. Es necesario evaluar conjuntamente los conocimientos, las habilidades, las capacidades, la aplicación de métodos, procedimientos, la asunción de valores y el nivel de desarrollo de la personalidad alcanzada por el joven bachiller. De acuerdo a B. Lonergan, la premisa que se asume en la reforma curricular del Bachillerato General Estatal es de "conciencia y no eficiencia".


Además de lo anterior, dentro de las líneas de acción que se tienen, está el enfoque centrado en el aprendizaje y el enfoque de la educación basado en normas técnicas de competencia laboral, para lo cual la evaluación asume un papel primordial.


Otra característica importante dentro de la actual reforma curricular es la contemplación de lo cualitativo y cuantitativo dentro de la evaluación, además de establecerse conforma los niveles de la actividad consciente intencional, los cuales son:


1) Atender: en este nivel se evalúa qué tanto fue capaz el alumno de estar atento a la realidad y con qué nivel de calidad, suficiencia y pertinencia obtuvo los datos necesarios para el trabajo posterior, considerando para ello la información que aporta el alumno, ya sea de la memoria, investigada, imaginada o creada, la cual puede ser evaluada de manera cualitativa y cuantitativa a través de la técnica de interrogatorio; esta técnica agrupa a todos aquellos procedimientos mediante los cuales se solicita información al alumno, de manera escrita u oral. Las preguntas requieren su opinión o interpretación de la realidad dado en sus conocimientos previos. Algunos instrumentos utilizados para llevar a cabo esta técnica son:

- La prueba  pedagógica (examen): este instrumento se integra con preguntas previamente estructuradas sobre la temática u objeto de estudio, el cual puede ser de dos tipos: 1) Con preguntas abiertas, donde el alumno responde libremente (el cual se recomienda) y 2) Con preguntas cerradas, en las que el alumno se limita a responder sobre lo que se le cuestiona.


- La entrevista: este instrumento permite determinar de manera directa (cara a cara) la calidad y cantidad de la información que el alumno posee. Existen dos variantes de este instrumento: 1)  La entrevista estructurada; en ella el docente se concreta en formular las preguntas con respecto a un orden; 2) La entrevista no estructurada: en esta variante el docente cuenta con la flexibilidad para modificar el orden y la estructura para poder formular las preguntas, pero no así la intención de éstas.


2) Entender: una vez que el alumno ha procesado los datos de manera dialéctica, llega al nivel de inteligencia donde se evalúa la cantidad y calidad de los conceptos que muestra y que ha comprendido en el proceso educativo, dados en la forma de expresión  o formulación que realiza con sus propias palabras. Las técnicas que se pueden utilizar para la evaluación de este nivel son muy diversas, dado que con algunas se puede determinar lo cuantitativo y con otras lo cualitativo, por lo que se recomienda la combinación de ambas, así como de sus instrumentos, entre los que tenemos los siguientes:

- Técnicas de solución de problemas: consiste en solicitar al alumno evidencias que demuestren que es capaz de dar solución de problemas de la vida real y no sólo los expuestos de manera teórica; los problemas pueden  ser de orden conceptual para evaluar el dominio del estudiante a nivel declarativo o bien puede implicar el reconocimiento de la secuencia de un procedimiento. En esta técnica se pueden usar los siguientes instrumentos: pruebas objetivas, estandarizadas, de ensayo o por temas, y la solución concreta de problemas reales y contextualizados.


Técnica de solicitud de productos (portafolios de evidencias): esta técnica se refiere a la solicitud de productos resultantes del proceso de aprendizaje dado en este nivel. Los instrumentos que se pueden utilizar  en esta técnica son diversos y variados, entre los que tenemos:


- Proyectos: consisten en la elaboración de una propuesta que integre un tentativa de solución a un problema o necesidad; estos pueden ser de investigación, desarrollo o evaluación.

Monografías: este instrumento propicia la investigación documental, así como la selección e integración de información en torno a un tema específico.


- Ensayos: este instrumento se caracteriza por ser un escrito donde el alumno expresa su punto de vista, propiciando la búsqueda e integración de información, así como el análisis y emisión de juicios acerca del término tratado.


- Reportes: es la presentación escrita de los resultados de alguna actividad, que puede ser una investigación documental o de campo, una práctica de laboratorio o cualquier otra actividad que se lleve a cabo como parte del proceso de aprendizaje. Los reportes en general se clasifican en dos: 1) Sumativos: tiene la finalidad de informar de manera formal y detallada sobre los resultados de algún proyecto o fase que lo integra; 2) Formativos: tiene la finalidad de retroalimentar periódicamente la planeación o aplicación de las actividades o procesos.

 
3) Juzgar: en el nivel de la reflexión se evalúa el desarrollo que ha mostrado el alumno en su capacidad de preguntar, buscar razones, fundamentar sus opiniones y respuestas, aportar evidencias para probar afirmaciones, buscar ejemplos o contraejemplos, etc. Las técnicas que permiten evaluar de manera cuantitativa y cualitativa este nivel son diversas, entre ellas tenemos la técnica de observación, la cual permite identificar de manera inmediata los recursos con que cuenta el alumno y la forma en que los utiliza, tales como la identificación, selección, ejecución o integración, así como la generación de la capacidad de criticidad y juicio. Los instrumentos que se utilizan son los siguientes:


- Participación: con el cuadro de participación se elabora un registro de la frecuencia y calidad de las participaciones con que los estudiantes reflexionan y juzgan la certeza de lo tratado en el nivel de inteligencia.


- Demostraciones: con este instrumento se solicita al alumno que de manera práctica o teórica muestre el porqué del funcionamiento o manejo de un instrumento, experimento, fenómeno o la ejecución de alguna otra actividad dada en el nivel de la inteligencia o la observación de la competencia en una situación práctica, la cual consiste en recopilar evidencias sobre el desempeño del alumno.


4) Valorar: en el nivel de la deliberación se evalúan las actitudes que se han derivado de lo que el alumno ha ido descubriendo en el curso; qué tanto ha cuestionado sus propios valores o los de la sociedad en la que vive; qué tan capaz es cuando toma sus propias decisiones. Para evaluar lo anterior se puede utilizar la técnica de la observación, integrando además de los instrumentos arriba descritos los siguientes:

- Listas de verificación (de cotejo): con este instrumento se registra la presencia o ausencia de conductas o manifestaciones que se espera que el alumno externe después de haber alcanzado los niveles anteriores, como la determinación del valor, importancia o trascendencia de los conocimientos alcanzados, así como la actitud ante el estudio, el respeto y apoyo al trabajo de los compañeros, la asunción de valores, responsabilidad y autoestima, entre otros.


- Las rúbricas: son guías o escalas de evaluación donde se establecen niveles progresivos de dominio o pericia relativos al desempeño que un alumno  muestra respecto a un proceso o producción determinada, así como a la valoración  de la utilidad del conocimiento alcanzado.


- Registros anecdóticos: son descripciones en forma de anécdota de los hechos o cambios de actitud alcanzados por el alumno en el proceso educativo consciente e intencional, los cuales aportan  información complementaria a los datos cuantitativos obtenidos con otros instrumentos.


Es de observarse que algunas técnicas e instrumentos se pueden aplicar a uno o varios niveles, pero lo recomendable es que en cada curso se realicen cuando menos tres tipos de instrumento de evaluación distintos, y que ninguno de éstos represente más del 40% de la calificación final para la cual la suma de ellos deben dar el 100% 4. La aplicación sería, objetiva y sistemática de las técnicas e instrumentos de evaluación generará un sistema propio y contextualizado para cada asignatura, con lo cual el docente perfeccionará su labor pedagógica.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Blanca Silvia López Frías y Elsa María Hinojosa Kleen "Evaluación del aprendizaje.Alternativas y nuevos desarrollos". México: Editorial Trillas 2000.
  2. Presentación sobre monografías hecha por Programa de Destrezas de Información Biblioteca Amaury Veray
  3. Camillioni y otros (1995) Evaluación, nuevos significados para una práctica compleja. Buenos Aires: Kapelusz
  4. Camilloni, A. y otros (1998) La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo Buenos Aires: Paidós
  5. Ferrandez/Sarramona/Tarín (1979) Tecnología Didáctica. Teoría y práctica de la programación escolar. Barcelona: ediciones CEAC
  6. Gimeno y Pérez Gómez (1992) Comprender y transformar la enseñanza. Madrid: Morata
  7. Gordillo Mariano (1995) Evaluar el aprendizaje, evaluar la enseñanza . Revista Signos. Teoría y práctica de la educación, 13 enero-junio. Consulta www.quadernsdigital.com
  8. Gronlund Norman (1978) Medición y evaluación en la enseñanza. Mexico: Editorial Pax
  9. Rodríguez José Antonio (1993) La evaluación en la educación primaria. En: Revista Signos. Teoría y práctica de la educación, 8/9 Enero-Junio.
  10. Román Perez, Díez López (2001) Diseños curriculares de aula. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas
  11. Santos Guerra Miguel (1996) Evaluación Educativa 1. Buenos Aires: Magisterio del Río de La Plata
  12. Tenutto Marta (2000) Algunas ideas sobre Evaluación Consulta www.nuestraldea.com
  13. Tenutto, M (2001) Herramientas de evaluación en el aula. Buenos Aires: Magisterio 2001
  14. Tonucci Francesco (1975) La escuela como investigación. Buenos Aires: Miño y Dávila editories.


Autora:

Matilde Carolina Medina Carrero

Venezuela


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.