Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Estructura de las Revoluciones Científicas - Thomas Khun (página 2)

Enviado por Nabih Samsón



Partes: 1, 2


En el epílogo escrito por Khun 7 años después de la publicación de su libro, reconoce 2 sentidos distintos de paradigma: por un lado significa un conjunto de creencias, valores, técnicas metodológicas, vocabulario, etc. que comparten los miembros de una comunidad dada, es decir, una cosmovisión compartida por profesionales de un mismo rubro; y por otra parte son las concretas soluciones de problemas que se emplean como modelos o ejemplos para otros problemas de la ciencia normal, o sea, son las realizaciones científicas que durante un período determinado brinda modelos para posibles soluciones a una variedad de enigmas en general. 

Comunidad Científica

Consiste en el grupo de profesionales que practican una actividad científica. Ellos son quienes producen y validan el conocimiento científico. Todos tuvieron la misma educación (basada en el paradigma que gobernaba en ese tiempo) y son quienes preparan a los estudiantes para entrar a formar parte de la comunidad científica.

Preciencia y Ciencia Normal

Khun concibe que hubo un momento en la historia de la ciencia en donde coexistían diferentes paradigmas dentro de una misma disciplina, a esta etapa la llama preciencia. Recién la ciencia entrará en una etapa de madurez cuando los miembros de la comunidad científica acuerden adherir a un único paradigma.[5]

La ciencia normal  se da cuando la comunidad científica está trabajando bajo un único y aceptado paradigma. ésta articula y desarrolla el paradigma en su intento por explicar el comportamiento de algunos aspectos del mundo real, cuando sus resultados experimentales comienzan a ser incompatible con la realidad o cuando no presentan explicaciones firmes a ciertas anomalías, se desarrolla un estado de crisis.

Los periodos de investigación científica normal se caracterizan por sus tendencias conservadoras. Aquí los investigadores científicos son premiados no por su originalidad, sino por su lealtad y confirmación de la teoría o paradigma predominante; por su tenacidad,[6] característica que define puntualmente los periodos de ciencia normal.

El fin de la ciencia normal es el éxito del paradigma dominante en la investigación científica. De acuerdo con Khun, los logros de un paradigma en los periodos de ciencia normal son acumulados e integrados en libros que utilizan para entrenar a nuevas generaciones de estudiantes sobre los posibles problemas y soluciones que encontrarán en sus investigaciones científicas. En la ciencia normal hay acumulación del conocimiento científico pero no progreso, que sólo se da por cambios de paradigmas dominantes, o sea, por revoluciones científicas.

Crisis del paradigma y Revolución Científica

Un paradigma no puede resolver todos los problemas o enigmas que persisten a lo largo de los años, a lo que comienza a ser cuestionado por ciertos científicos cuando se sienten atrapados entre una anomalía y una teoría que no permite resolverla.[7] Cabe señalarse que no es que un problema en la investigación precipitadamente nos llevará a una revolución científica. Hay ciertos problemas que no resuelve la ciencia pero no la afecta al punto tal de que los enigmas se conviertan en una anomalía, porque el científico intentará resolver las incógnitas dentro del mismo paradigma o con movimientos ad hoc. Aún si persistieran los problemas para el desarrollo normal de la investigación, se necesitaría de alguien con un genio bastante ilustrado como para hacerle frente a toda la estructura o cosmovisión actual, si logra construir una nueva estructura que permita encontrar resultados de dichas anomalías el paradigma conocido entrará en crisis (concepto al cual Khun le dará un sentido positivo).

La crisis es el momento previo en el cual surge un cambio en el paradigma dominante, supone la proliferación de nuevos paradigmas que ponen en jaque la credibilidad del existente al mismo tiempo que compiten por la aceptación de la comunidad de científicos, en una primera instancia esos paradigmas aparecen como tentativos y provisionales hasta que uno de ellos se impone contra los otros.[8] La comunidad de científicos abandona el paradigma preexistente por uno nuevo que pueda llenar los vacíos que el primero dejaba, es decir, que pueda responder a los interrogantes que el paradigma de hasta entonces no conseguía responder. Cuando surge el cambio de paradigmas, habiendo la comunidad científica prestado su consenso, se resuelve la crisis y ello constituye lo que Khun llama Revolución Científica.

Ahora, este es un proceso bastante lento y que crea una tensión entre quienes no quieren dejar el paradigma actual y lo defienden y entre quienes quieren cambiar el paradigma dominante por distintas alternativas construidas, lo que también genera una tensión entre ellos, pues compiten para la aceptación de sus construcciones paradigmáticas. Si después de haberse aceptado un único paradigma, todavía persisten sectores que siguen usando el paradigma anterior (lo que se conoce como "escuelas antiguas"), se los excluirá de la profesión y sus trabajos no tendrán cabida como científicos.

La transición de un paradigma a otro está lejos de ser un proceso de acumulación, es un proceso de progreso[9] en la ciencia. Cuando la transición está completa organiza una nueva forma de observar, de conocer, de investigar, le habrá cambiado la estructura o cosmovisión a la comunidad científica.

Sintetizando, se podría entonces entender a la revolución científica como el lapso en donde hay un cambio de paradigma en la comunidad científica, cuando uno de ellos demuestra su fuerza y se impone. Este es un cambio que no implica la total destrucción del paradigma anterior, sino su carácter de pseudociencia. Todas las revoluciones implican el abandono de generalizaciones cuya fuerza previamente había sido la fuerza de las tautologías. La nueva ciencia normal se regirá por un nuevo paradigma que le dará más madurez, que hará más rígido su campo de estudio, sea la ciencia cual fuere: la física, biología, etc.

Inconmensurabilidad

Ahora nos detendremos en un fenómeno que quizás pasa desapercibido cuando leemos La Estructurade las Revoluciones Científicas, ya que se encuentra muy metida entre los conceptos de crisis y revolución científica, es la inconmensurabilidad paradigmática.

Dado que diferentes paradigmas se enfocan y parten de diferentes problemas y presunciones no existe una medida común de su éxito que permita evaluarlos o compararlos unos con otros, es decir, son incomparables (no se pueden estimar diferencias entre los paradigmas) e incompatibles (no pueden unirse ni puede uno ser correlativo al anterior).[10] Debido a esto, la transición de un paradigma a otro ocurre de una manera radical y repentina, hasta podríamos decir irracional. El único argumento que se podrá alzar contra un choque de paradigmas (entre uno que quiere mantenerse y otro que quiere imponerse desplazando al primero) es el de argumentos persuasivos que intenten demostrarle a la comunidad científica que tal o cual paradigma es el más apto, y así lograr que lo acepten.

A diferencia del concepto de inconmensurabilidad de Paul K. Feyerabend (1924-1994), que concentraba su foco en la cuestión semántica, el concepto de Khun tendrá un foco más amplio y admitirá que podría subsistir cierta base semántica común entre teorías rivales.[11] La comparación de teorías inconmensurables derivará de la noción de racionalidad en Khun, que sólo supone la posibilidad de comprensión, pero no la posibilidad de traducción.

Criterios de Demarcación, Verdad y Validación

Criterio de Demarcación: no hay sólo un único criterio de demarcación, puesto que cada paradigma tiene su propio criterio. El criterio de qué es ciencia y qué no lo es se delimita por un tiempo determinado y con la aceptación del paradigma gracias al consenso de la comunidad científica.

Criterio de Verdad: no existe verdad absoluta, sino que (al igual que el criterio de demarcación) depende del paradigma vigente. Quien determina cual es ese paradigma vigente (la comunidad científica) es quien le da la legitimación de verdad científica.

La verdad y falsedad se determinan por medio de la confrontación empírica del enunciado con los hechos, puede verse como una prueba o búsqueda de confrontación o falsedad.

Criterio de Validación: lo da el consenso de la comunidad de científicos cuando acepta el paradigma. Muchas veces hay anomalías que generan una crisis y allí aparecen nuevos paradigmas para intentar resolver lo que el anterior no podía, cuando uno de ellos remplaza al paradigma anterior con la aceptación de la comunidad científica, lo que sucede es que se valida las respuestas que éste daba sobre la anomalía en cuestión.

Matriz Disciplinaria

Este concepto aparece en el epílogo del libro y establece un intento de Khun por esclarecer el concepto de paradigma. él mismo lo indica así: "sugiero matriz disciplinaria, disciplinaria porque alude a la posesión común por parte de los que practican una disciplina concreta, y matriz porque se compone de elementos ordenados de varios tipos."[12] A cada uno de ellos los analizará detalladamente y los agrupará en 4 grupos:

  1. Generalizaciones Simbólicas: son los elementos "formales" del paradigma, son expresiones que nombran, definen y explican los objetos de estudio. Parecen ser como "leyes de la naturaleza" pero que pueden ser corregidas.
  2. Paradigma Metafísico: es el que establece un modelo y método común para toda la comunidad científica, como también un lenguaje y objetivos compartidos. Es decir, son compromisos compartidos con creencias en modelos particulares permisibles con los que se pueden llegar a determinar lo que será aceptado como explicación y como solución de problemas.
  3. Valores: son las creencias comunes que hacen que los científicos no se vean en la necesidad de discutir los fundamentos de sus teorías en forma constante. Por ejemplo: si todos los miembros de una comunidad respondiesen a cada anomalía como causa de crisis o abrazaran cada nueva teoría propuesta por cualquier colega, la ciencia dejaría de existir. Los valores dan sentido a la comunidad de científicos y deben permitir la solución y formulación de enigmas.[13] A pesar de que los valores sean compartidos por los hombres de ciencia, muchas veces se ven afectados por rasgos de la personalidad individual que diferencia a cada uno de los diferentes miembros.
  4. Paradigmas ejemplares: son los modelos de soluciones concretas de problemas que los estudiantes encuentran desde el comienzo de su educación científica. Estos paradigmas ejemplares dan a la comunidad una finísima estructura de la ciencia.

 

 

 

 

 

Autor:

Nabih Yussef Samsón

[1] Esta era la visión de la ciencia compartida por el llamado "Circulo de Viena" y la perspectiva que imperaba en la academia hasta la llegada del enfoque historicista de Khun. Los formalistas presentaban a la teoría y la comparación objetiva entre ellas como lo importante de la ciencia. Los historicistas adoptarán este sentido pero le concederán más importancia al sujeto que lleva a cabo la investigación (al científico), así como a la sociedad en la cual éste está inmerso y la época en la que se desenvuelve.

[2] Véase "La Estructura de las Revoluciones Científicas" de Thomas S. Khun, Cap. III, Pág. 104, de la editorial Fondo de Cultura Económica.

[3] Diciendo esto, Khun rompe con el criterio de demarcación de Karl Popper basado en la falsación. Popper decía que para separar lo que es ciencia de lo que no es, había que someter los resultados de la teoría a evaluar a la realidad, viendo en donde sus postulados no se cumplían. Si ello pasaba, se descartaba totalmente las premisas de sus hipótesis. Un ejemplo ello fue la metafísica.

[4] Cita tomada y compilada de "La Estructura de las Revoluciones Científicas" de Thomas S. Khun, Cap. IV, Pág. 108, de la editorial Fondo de Cultura Económica.

[5] En base a esta estructura se pone de manifiesto que Khun concibe a la ciencia social como una preciencia (o en estado de preciencia), debido a que todavía las escuelas que hay en ella no se han puesto de acuerdo en la aceptación plena de un único paradigma. La posibilidad de la implementación del paradigma en las ciencias sociales dependerá sólo de la relativización del concepto.

Es muy paradójico en Khun que el momento de la preciencia sea el más rico (porque es cuando se progresa) y que las ciencias sociales, que se encuentran en una constante dentro de ella, no puedan ser ciencia porque necesiten un paradigma que se termine por imponer en su comunidad científica.

[6] Esa tenacidad también se manifiesta en los profesionales de la comunidad científica por cuanto se resisten a cualquier intento externo y contrario al paradigma existente (ya aceptado en consenso por la comunidad científica).

[7] Para el autor, casi siempre quienes empiezan a cuestionar los paradigmas preexistentes son los nuevos investigadores porque no se encuentran tan atados a él como sus profesores y se les hace más fácil desarraigarse de su influencia.

[8] La condición para que un paradigma consiga ser aceptado por la comunidad de científicos es nada más que esa, el consenso. A los paradigmas les basta con parecer mejores que sus contrincantes pero no necesitan explicar ni ser, muchas veces, completamente racionales.

[9] Progreso aparece aquí como ruptura de continuidad. Khun se muestra escéptico con los conceptos de "desarrollo" y "progreso", por lo que prefiere hablar de acumulación y cambio paradigmático, entendiendo que la ciencia evoluciona bajo un proceso cíclico continuo.

[10] Quizás lo único que incorpora el paradigma nuevo del viejo es vocabulario técnico, pero aún así no es correcto hablar de un paradigma correlativo de otro, ambos provienen de "diferentes mundos".

[11] Al admitir ello, también acepta que haya un cuerpo de información compartida entre paradigmas rivales. Por consiguiente se puede afirmar que los cambios de paradigmas traen consigo pérdidas de contenido empírico, estas pérdidas impiden dar una respuesta (desde la nueva teoría) a problemas que antes la tenían.

[12] Cita tomada de "La Estructura de las Revoluciones Científicas" de Thomas S. Khun, Epílogo, Pág. 313, de la editorial Fondo de Cultura Económica.

[13] Para evitar caer en la confusión entre los conceptos enigma y anomalía sirve de mucho la ilustración que Alan F. Chalmers hace en su libro "¿Qué es esa cosa llamada Ciencia?". Allí en el capítulo VIII explica que un enigma es un problema normal que puede ser resuelto o no por la ciencia normal y que una anomalía constituye un problema extraordinario que pone en jaque los fundamentos filosóficos-metodológicos del paradigma vigente y se resiste a cualquier intento por parte de la comunidad científica de resolverlo, generando una "inseguridad profesional marcada" que ocasiona ese periodo de crisis que luego es tan bien detallado por Khun.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Epistemologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.