Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La motivación como factor influyente en la permanencia de los estudiantes del programa nacional de formación de educadores (página 2)




Partes: 1, 2


En la actualidad el aprendizaje puede desarrollar la motivación en los estudiantes,  también puede producir otros motivos indefinidamente, tomando en cuenta que los motivos son únicos en cada persona.

Se plantea que cada estudiante motivado busca una meta, lo que explica que se ha dirigido hacia éste un comportamiento para su logro, se sensibiliza hacia algunos refuerzos para que desempeñen un papel, también, tiene que ver los estudiantes que son ambiciosos y los que quieren destacar, ambos quieren el éxito y evitar el fracaso, lo que generará en ellos situaciones ambiguas o neutrales para su logro.

Todo lo antes mencionado no puede escapar de cuanto esté motivado el docente que está a cargo de canalizar el éxito del estudiante, el educador también debe proponerse para sí mismo planes para mantener el interés de los estudiantes, tomando en cuenta la premisa de que conocer  las necesidades e intereses del estudiante, que le permita escoger sus metas, conocer sus limites y que las consiga de una manera adecuada. Esto está propuesto en los objetivos de la educación,  sólo que a veces se olvida el apoyo al fomentarla.

El docente debidamente motivado debe planear sus actividades dentro y fuera del ambiente de clase, porque el estudiante aprende mejor cuando sus necesidades son tomadas en cuenta. Cuando se les estimula formulan diferentes preguntas que le ayudan a mantener el interés en las actividades escolares, y en muchas ocasiones transcienden a su entorno, afirmando así que el docente debe conocer sus necesidades, y buscar soluciones en conjunto para lograr su éxito.

También tomará en cuenta los aspectos afectivos y sociales como factores influyentes en el aprendizaje, para garantizar que la motivación sea realmente la que necesite y pueda ser aplicada en su contexto.

La motivación ha sido un tema bastante controversial en el campo educativo, ya que la formación y desarrollo escolar del individuo es sistemática, Moen y Doyle en 1977 definieron la motivación académica como: ``aquellas fuerzas materiales psicológicas y sociales que impulsan a los estudiantes a esforzarse dentro de las actividades curriculares.`` En el libro Psicología de la motivación y la emoción del Dr. Francesc Palmero y otros en 2002, dice: …``la motivación tiene que ver con el vigor, la persistencia y las preferencias conductuales.`` 

De allí podemos destacar que un estudiante puede poseer una motivación extrínseca, ya que puede estar dominado por recompensas materiales o satisfacción personal. Descubrirá que la motivación puede facilitar su aprendizaje, ésta relación será recíproca ya que en su estado motivacional  podrá concentrarse en la clase y para el docente será más fácil enseñarlo eficazmente,  por esta satisfacción inicial de este aprendizaje desarrollará aún más la motivación para aprender más.

El docente debe comprender que para mejorar el  aprendizaje del estudiante, deberá concentrarse en los aspectos motivacionales que le está  proporcionando al mismo,  para que el proceso cognitivo impulse favorablemente  su esfuerzo como estudiante universitario. El estudiante tiene un deseo por poseer conocimientos para sí mismo, ya que será su recompensa hacia su crecimiento como persona.

Esto lo comprueba Tolman 1939 cuando señala: "La motivación puede facilitar el aprendizaje…". Esto ratifica que la mejor manera para la formación pedagógica de las estudiantes del Programa Nacional de Formación de Educadores puede facilitar su permanencia en el mismo.

Por otro lado Cantor 1953, propone: "…hacer algo sin interesarse en lo que se está realizando, produce relativamente poco aprendizaje…". Por tal razón el aprendizaje debe estar basado en lo que quiere aprender el estudiante. La responsabilidad del proceso enseñanza-aprendizaje debe tener como corresponsable activo al estudiante y en un segundo lugar al docente.

En el libro Las Motivaciones de Alex Mucchielli (1988),  define motivar : es intervenir en uno de los diferentes niveles para estimular uno de estos elementos y poner simultáneamente en marcha el fenómeno social total que es la conducta humana``.También explica dos concepciones de las motivaciones, una de ellas es la innatista, donde  propone que hay características innatas en el individuo, la dificultad recae cuando se quiere explicar el número de su existencia, la otra La concepción empirista de las motivaciones, ésta se contrapone a la innatista, sus características están basadas en las necesidades, al medio y a las experiencias vividas.

Por otro lado Maslow en su libro Motivación and personality 1970, propone la teoría de los niveles jerárquicos de las necesidades humanas, en esta organización el último nivel está ubicado la necesidad de triunfar, de saber, de expansión personal, de confianza en sí mismo; él confirma que pocas veces éste nivel se completa y que el hombre busca indefinidamente el logro, funcionando así como metas que debe alcanzar prontamente.

Hamachek 1970, expresa: …``los maestros que demuestran un constante interés personal en el progreso de sus alumnos, tienen probabilidades de motivarlos más eficazmente que los maestros que se inclinan a adoptar una actitud distante e impersonal.``  Lo que nos afirma enormemente que los docentes forman parte importante de la motivación en las instituciones universitarias, sin descartar otros factores del proceso enseñanza-aprendizaje como el ambiente, los métodos y técnicas. Juega un rol muy importante la evaluación, la cual no debe ser totalmente cuantificativa, ya que en muchas ocasiones la cualitativa impulsan a los estudiantes a obtener mejores calificaciones.

En el libro Motivando Para El Trabajo, de Cuadernos de Lagoven del siglo XXI 1985, presentan una serie de características para saber si estamos motivados, propone que los motivos no son cosas tangibles, se definen a través del comportamiento de las personas, que se sabe cuándo se está motivado hacia algo porque se piensa en ello frecuentemente, o siente algo positivo, o hace algo para lograr algo.

Define la motivación como los estados internos del individuo para lograr metas específicas, también caracteriza Las Motivaciones Sociales, donde la persona motivada hacia sí misma trabaja de manera permanente hasta conseguirlas.

Se puede diferir que la motivación está ligada profundamente al ser humano, ya que se puede experimentar en la mayoría de los sentimientos o necesidades, ya sean externas e internas, también nos puede conducir a alcanzar alguna meta trazada. De alguna manera nos sentimos movidos a alcanzar a satisfacer esa necesidad, ya sea de afecto, fisiológica o social. La motivación humana posee un criterio individual lo que conlleva al individuo hacia la autorrealización de metas.

Leontiev (1967), fundamentó los propósitos de la motivación humana; donde el centro de la misma son las acciones propias del individuo en la sociedad ya que hay una relación entre motivos y necesidades; donde el individuo nace con necesidades, las que actúan como fuerza interna para realizar dichas acciones. Las necesidades vienen siendo los deseos, cuando éstos son cumplidos o satisfechos el individuo se reajusta a su actividad desapareciendo el deseo de dicha actividad, dando respuesta a su objetivo; esta unión le da sentido y dirección a la acción humana.

También propone que los motivos se clasifican en naturales, materiales, espirituales y superiores; lo que genera acciones complejas y que siempre habrá uno que destaque más que otros, que genere la actuación del individuo. Esta teoría toma en cuenta en mayor grado las acciones externas que desarrolla el individuo.

Según A. Maslow (1963), "la motivación debe ser el estudio de los deseos y las necesidades humanas. La aparición y expresión de motivos superiores que se corresponden a necesidades de autorrealización, dependen de la satisfacción de necesidades inferiores, fisiológicas. Sólo después de satisfacer las últimas, dejan de dominar y le dan posibilidad de expresión a las primeras."

Se puede afirmar entonces, que la motivación es la capacidad de desarrollar una actividad que mueve a todo ser humano; que pueden ser internas o externas y que funge como una fuerza afectiva que lo induce a realizar algo; pero con  diferencias en cada individuo, o sea que actúa individualmente y  se trazando un plan para ello se puede vivir.

La motivación al logro plantea, que todos los seres humanos desarrollan una serie limitada de tendencias motivacionales básica que se activan normalmente cuando determinadas condiciones ambientales actúan sobre componentes de personalidad específicos. Los criterios motivacionales de base  (por ejemplo, la tendencia al logro) son pocos, tienen carácter estable y son comunes para cualquier individuo.

La variabilidad interpersonal e intergrupal deriva de las diferencias de grado que se producen en la intensidad y fuerza de los motivos, esta variabilidad procede de la diversidad de las condiciones ambientales o de las diferentes sensibilidades personales entre ellas.

Las principales preguntas por las que se interesan los psicólogos clásicos es motivación de logro hacen referencia a cuestiones especificas y circunstanciales, tales como quienes se afanan prioritariamente por conseguir éxitos y quienes por evitar fracasos, cuando se inicia la motivación de logro o durante cuánto tiempo se mantienen las conductas encaminadas a su consecución.

Por otro lado la motivación de poder y de afiliación, pueden incluirse teóricamente en el listado de metas personales y propuestas, la psicología académica tiende a presentar sus respectivas concepciones y análisis tanto motivaciones independientes entre sí y también con respecto a la motivación de logro; los motivos secundarios que aparecen más seguido son: logro, poder y afiliación. Se describen como motivaciones específicamente humanas por contraposición con motivos básicos, tales como el hambre, la sed, el sueño o el impulso sexual.

INFLUENCIA DE LA MOTIVACIÓN PROFESIONAL EN EL PROCESO DE FORMACIÓN PEDAGÓGICA.

La Formación Pedagógica sólo se impartía a los estudiantes encerrados en las instituciones, lo que generó gran controversia en su salida al campo laboral, desconociendo las verdaderas necesidades de los estudiantes y totalmente ajenos a la problemática social existente, el docente era visto como un dador de clases, que lo sabía todo y que todo lo que el planteara en el aula de clases era incuestionable. Lo que generó grandes distancias entre docentes y estudiantes.

El docente creía saberlo todo y los estudiantes nada, concebía al individuo como un saco vacío donde se depositaba el conocimiento. La participación del mismo era nula sólo sentado en un pupitre a escuchar, copiar y decodificar información. No existía una interacción docente- estudiante, los métodos usados eran repetitivos, las estrategias educacionales nulas, por tal razón su motivación se caracterizaba por ser baja.

Las investigaciones realizadas en Venezuela en cuanto a la Influencia Motivacional, no conceden mayor importancia a la motivación de los estudiantes, elemento muy importante en la conducta humana ya que éstas determinan la actuación del mismo en su rendimiento escolar. No se ha estudiado con profundidad las fuerzas que impulsan a los estudiantes a obtener un buen desempeño académico.

En los años 1970, las mejoras educativas producían una demanda más fuerte en el siguiente nivel, lo que generó poca satisfacción por poseer un campo limitado en el progreso en su carrera. El fenómeno educativo se presentaba como exclusivo y excluyente social, donde predominó la educación sistemática y alejó la integración del profesional al medio social. Desvirtuando así el sentido de la educación en mejorar la relación entre individuos con equilibrio y estímulo hacia su sentido social. La educación está constantemente en contacto con la sociedad, lo que pone en manifiesto las posibilidades de que los estudiantes, se desarrollen como  humano, sujeto  a su labor con la familia, formar actitudes y valores sociales, proporcionar habilidades para mejorar el rendimiento académico.

Se puede inferir que la motivación depende en gran parte de fuerzas exteriores, y características individuales de cada estudiante, por tal razón el docente debe conocer todo cuanto sea posible de los mismos. La motivación es un factor importante de estudio, no debe dejarse a un lado, ya que implica un empuje hacia la acción del estudiante, donde el docente debe tener una actitud de alerta para activarla hacia  los mismos.

Si la motivación va unida a la inteligencia podría explicar el éxito del estudiante, también se puede fomentar con la poca existencia de la misma, ya que si se está motivado da pie al concretar el aprendizaje, también se puede tomar como una conducta hacia un logro interno, donde tiene que ver las condiciones ambientales del proceso. Los incentivos pueden formar parte de la motivación ya que pueden proporcionar resultados positivos ya que el estudiante espera recibir algo a cambio de su laborioso trabajo.

Estos incentivos deben ser previamente valorados o elaborados, para que si, el estudiante recibe algo que no espera o no corresponde a sus necesidades,  reconozca el incentivo como tal. Pueden ser recompensas extrínsecas o intrínsecas, todo ello dependerá de sus necesidades. El estudiante desea valorar las actividades que realiza, para mejorar su esfuerzo y apreciar los resultados logrados y así normar sus fallas y mejorarlas, siempre esperará algún reconocimiento por parte del docente, éste debe colocar al educando en una situación de estímulo y motivación.

Con los cambios suscitados en Venezuela durante los últimos diez años, el Estado Venezolano ha conformado El Sistema Educativo Bolivariano, donde el estudiante es formado con sentido crítico, responsable, con objetivos firmes de trascender socialmente para incidir en la transformación de su entorno. Así nace el Programa Nacional de Formación de Educadores, el "cual constituye un modelo innovador, dinámico e interactivo, para la formación de un educador, que bajo un enfoque dialéctico, desarrolle sus potencialidades, de forma integral las necesidades de su ambiente escolar y de su comunidad a sus aprendizajes, en correspondencia con los ámbitos particulares de la diversidad geográfica de la nación", (Tomado del compendio del Programa Nacional de Formación de Educadores, 2006).

Este Programa va a formar al educador que necesita la República Bolivariana de Venezuela, con características específicas según las necesidades del mismo con una visión de la educación humanista bolivariana, con enfoque socio-histórico, donde el sujeto que aprende es un ser social, protagonista de la construcción de sus conocimientos, que proporcione soluciones a los problemas de su entorno.

La nueva formación del docente es capacitar al venezolano para que se desempeñe como ente social y a medida que aumente su potencial humano va a generar potencialidades en otros, que adquiera valores, actitudes, para que conozca su realidad y emitir juicios y propuestas de las mismas.

Lo primordial que debe hacer el docente es motivar al estudiante a que conozca el entorno donde se desenvuelve, para formarlo según sus necesidades y su realidad, para que tenga significado lo que le rodea para su formación como futuro docente. Se genera alguna complejidad en un momento de la formación, ya que al tratar de conocer a todos los estudiantes, por su naturaleza social se debe estar pendiente de sus sentimientos, saberes, conflictos y pensamientos.

La Formación Pedagógica es un proceso bastante complejo en su proceso de hacer docentes que continuamente genera y adquiere vivencias, que le puedan servir al desenvolvimiento social, conociendo y participando en la comunidad. Que cumpla su rol de promotor social de la manera más humana posible, para fortalecer la estima del estudiante y que responda con propiedad a las diferentes situaciones que se presenten en el ámbito escolar y social.

En este proceso de formación debe conocer y promover la cultura ya que la misma se ha desvirtuado durante muchos años, hasta el punto de desconocer el esfuerzo de nuestros antepasados para crear un país libre y soberano. Si procuramos conocer verdaderamente la historia, oculta muchas veces para quitar el sentido libertario de nuestras raíces  provocando un sentido de adormecimiento hacia las mismas, y como no se ama lo que se desconoce pues se debe inferir hacia el estudio profundo de los orígenes de nuestra historia para amarla y comprenderla.

José Martí dijo: `` Ser culto es el único camino hacia la prosperidad.`` Asumiendo esta premisa el docente en formación debe poseer una gran iniciativa hacia la búsqueda de argumentos para transmitir y valorar las acciones del hombre en el tiempo y así poder obtener y apropiarse de experiencias materiales y espirituales para poder reproducirlo a la sociedad.

En el fenómeno educativo, el estudiante debe poseer una visión filosófica del hombre, ya que puede aplicar estos principios a su sistema de saberes,  mejorando así su visión del hombre en el mundo, tomando en cuenta su época y su sistema social. Lo que generará que estudie sistemáticamente las Ciencias de la Educación, para obtener vínculos que lo ayuden a darle significado a la formación de un individuo con ideologías propias y concreción social.

Su motivación se verá influenciada hacia la sistematización de experiencias con el medio educativo, por tal razón el estudiante será integrado a los ambientes de aprendizaje desde el primer semestre como observador al iniciar su carrera, para que progresivamente vaya siendo coparticipe en las actividades escolares junto con el Profesor Tutor, logrando una interrelación constante entre teoría y práctica, lo que fomentará su experiencia como futuro docente integrador.

Arias (1988), infiere que si el estudiante adquiere firme y estables conocimientos, adquiera métodos y técnicas para su estudio, para consolidar su nivel cognitivo; toda la actividad anterior constituye el motivo para lograr sus objetivos. Aquí el motivo se tomaría como una característica interna del estudiante que luego usará en su desempeño laboral.

La motivación hacia el estudio se inicia en la escuela y si se mantiene a lo largo de su vida, se puede decir que el individuo, posee interés  cognitivo hacia su aprendizaje. Claro también lo motivan sus intereses personales, cuando descubre que si obtiene una profesión puede cumplir un deber social, generando autovaloración y por último el logro de una buena situación económica a futuro.

Cuando el individuo se prepara para el trabajo y la vida social, empiezan los motivos externos a impulsarlo hacia lo obtención de conocimientos, habilidades y capacidades, para desenvolverse en su medio social. Los motivos guiados hacia las acciones educativas deben estar orientados hacia el proceso enseñanza aprendizaje. Los mismos deben percibir la actuación del estudiante; poseer intercambio de información y por último que transforme su realidad para con los docentes, compañeros e institución.

Si la motivación está de alguna manera guiada hacia los estudiantes, se debe tomar en cuenta su circunstancia socio-histórica, hecho importante y relevante, ya que Venezuela ha propiciado cambios importantes en todos los niveles.

También propiciando grandes cambios a nivel educativo, tomando en cuenta Teorías de Aprendizaje que favorecen a todos los protagonistas del Sistema Educativo Bolivariano, las triunfadoras pueden formarse con presupuestos teóricos que ayuden al desarrollo de la sociedad. Si se propicia un ambiente estudiantil con predominio hacia la motivación, se pueden obtener profesionales que luego le retribuirán al país con un trabajo justo y noble.

Esto daría pie a profundizar en las motivaciones externas dirigidas hacia las triunfadoras, como eje central es su desempeño estudiantil.

Factores involucrados entre Motivación y Aprendizaje:

·              Factores relacionados con las Triunfadoras:

1.- Tipos de metas que se establecen.

2.- Perspectivas asumidas ante el estudio.

3.- Atribuciones de éxito y fracaso.

4.- Habilidades de estudio, planeación y auto monitoreo.

5.- Manejo de la ansiedad.

6.- Ser eficiente.

·              Factores relacionados con el Profesor:

       1.- Actuación pedagógica.

        2.- Manejo interpersonal.

        3.- Mensajes y realimentación con las Triunfadoras.

        4.- Expectativas y representaciones.

        5.- Organización de la clase.

        6.- Comportamiento que modela.

        7.- Formas en que recompensa y sanciona a las Triunfadoras.

·              Factores contextuales:

        1.- Valores y prácticas de la comunidad educativa.

         2.- Proyecto educativo y currículo.

         3.- Clima de aula.

         4.- Influencias familiares y culturales.

·              Factores instruccionales:

1.- La aplicación de principios motivacionales para diseñar la enseñanza y la evaluación. 

LA MOTIVACIÓN PROFESIONAL

Debe explicarse desde las teorías de la actuación profesional, ye que sus acciones implican una relación personal hacia su desempeño como profesor, la motivación es un proceso que desarrollará ciertas características en el educando, por tal razón un docente motivado logrará éxitos junto con sus estudiantes.

En estudios realizados en Cuba sobre motivación profesional, indican que los estudiantes que eligen su profesión, son más destacados hacia la calidad de su actuación profesional. El Dr. González Serra1995, propone que la motivación es parte de la personalidad que conlleva a una interrelación bien marcada. Dice: ``…la motivación forma parte de la personalidad, que se incluye dentro de ella…`` dando origen a que sea parte de estudio para fomentar la motivación hacia el trabajo. Se puede afirmar que cuando un docente esta motivado puede transformar su medio, lo que generará cambios positivos en su entorno. Cuando un estudiante elige su profesión lleva consigo su propuesta personal la que vinculará con su motivación la que dará como origen situaciones nuevas con su actividad profesional.

La motivación profesional dará origen al desarrollo de cualidades para la participación exitosa en su entorno, lo que va a dar origen a un sistema, donde el docente podrá planificar, usar adecuadamente medios y técnicas para propiciar el aprendizaje en sus estudiantes. La misma se puede orientar al modo de actuación del docente, ya que movilizará su actuación, atendiendo siempre a las necesidades proceso cognitivo.

Se deduce que el profesional motivado, dará originalidad a su trabajo pedagógico lo que conlleva a su actuación independiente frente al grupo de estudiantes, deberá vincularse con la estimulación afectiva. Lo que generará permanencia en el sistema. Dando responsabilidad al estudiante a que asuma su rol como ente primordial de su educación, y que el éxito o fracaso de la misma dependerá sólo de él.

Una motivación profesional que se incluiría, sería el cuidado al medio ambiente, ya que fomentando la posibilidad de formar a un docente integral, que tome en cuenta la conservación, ya que forma parte del mismo y que sus acciones se reflejan en él. Si hay un crecimiento educativo habrá en paralelo un crecimiento de la conciencia conservacionista.

También se podría caracterizar que con el crecimiento de conocimientos se puede ser cada día más libres,  evitando el aprendizaje memorístico que poseía la educación anterior, el docente debe trascender a su justicia social como promotor de la misma y organizar el pensamiento educativo hacia la formación de valores sociales, así su proyección será formar al futuro docente con visión latinoamericanista, identificado con su cultura y propiciar el desarrollo junto a otras personas.

El docente deberá a aprender de sus estudiantes y viceversa,  que pueda aplicar estrategias cognitivas, para dotar al estudiante de herramientas para desarrollar su potencial de aprendizaje, que les permita conocerse así mismos, para estar conscientes del proceso arduo que se esta llevando a cabo.

Desde el punto de vista psicológico, la motivación profesional tiene que ver con prepararse para una actividad psicológica, compuesta de distintos elementos en la medida que se toma en consideración los aspectos que mueven al individuo, hacia la motivación junto con su formación de conocimientos de su personalidad. Lo que induce que la motivación determina la posición de la actuación del individuo hacia los planes que piensa realizar.

Por lo que asume que su formación  psicológica establece las reglas de su personalidad, tomando en cuenta motivaciones más complejas, con proyecciones hacia futuro. Cada individuo posee su formación motivacional, que entra en su sistema de necesidades lo que genera su manera o forma de actuar a nivel personal, dominando la forma inconsciente que funcionan transformando su actuación. Como se puede visualizar, estos fundamentos toman en cuenta la personalidad del individuo como fuerzas hacia la motivación, lo que genera una función reguladora de la misma.

Para González Rey (1982), la motivación profesional posee tres niveles: superior, inferior y medio; donde en el superior y medio predominan las motivaciones internas y en el inferior se encuentran los externos. Este último no influye tanto como los otros dos en la orientación de la formación de la personalidad. En el nivel superior y medio existe una manera de motivación personal con inclinaciones hacia la intención de obtener más conocimientos.

En la Tesis: Motivación Humana. Una Alternativa para su Estudio en Jóvenes y Adolescentes del Lic. Luís. A. González. Collera, con opción a Titulo Master en Educación (1996), propone una integración de métodos  para orientar al individuo hacia la vida, teniendo en cuenta el supuesto de ver al hombre como ente biopsicosocial, donde su personalidad junto con los motivos y sus conocimientos se van desarrollando como un todo. Estos métodos deben tener presente lo teórico y práctico para lograr una verdadera información. Existe elementos que conforman la orientación en la vida del ser humano que son los deseos y los motivos, lo que genera regulación y autorregulación por parte del mismo controlando su actuación como individuo.

Por consiguiente propone una orientación a la estructura motivacional de cada persona, para lograr una mejor capacidad de actuar en cuanto a la autorregulación, ya que cualquiera de los niveles motivacionales  puede cambiar de posición generando alguna necesidad personal.

También toma en cuenta  lo que rodea al hombre (lo social), donde refleja su personalidad, manifestando motivaciones únicas en él, que guía hacía una información para la vida; lo que tenderá a actuar propiamente a la altura de regulación dado, lo que alcanzará mayor rango a medida que tenga una sucesión ordenada hacia proyectos superiores.

Por consiguiente, todas las necesidades del ser humano abarcan un plano superior, que origina complejidad en su satisfacción. El impulso cognoscitivo es suficientemente potencial como para ser de suma importancia e inherente al mismo; esta orientado hacia el sentido de que el aprendizaje exitoso constituye una gran recompensa a lo exterior.

La motivación hacia mejorar el yo refleja la necesidad de obtener cierto estatus a través de la propia competencia del estudiante, aumenta progresivamente su importancia a medida que logre mayor conocimientos; por tal razón las actitudes positivas hacia algún problema en especial, si es controvertido, mejoran el aprendizaje y la retención y lo motivacional.

En el aprendizaje existen varios tipos de motivación: cognoscitiva, homeostática, material, superación del yo, la aversiva y la afiliativa; las cuales varían según el desarrollo del estudiante y del tipo de aprendizaje. Esto de importancia  a la motivación en el aula de clase.

Haciendo una retrospectiva en la psicología; en el deseo de obtener conocimientos es más importante en el aprendizaje significativo que en el repetitivo o en el instrumental, por lo tanto la motivación toma importancia cuando existe el deseo de obtener  conocimientos (aprendizaje significativo), porque proporciona un tipo de de recompensa.

En los aprendizajes por descubrimiento y por recepción existe también un efecto solamente cognoscitivo resaltando sólo lo que debe ser aprendido, en los cuales la elección de las opciones correctas se ve recompensada pero no la de las incorrectas. Por eso la conexión de causa que hay entre motivación y aprendizaje es reciproca, ya que la motivación no es una condición indispensable para el aprendizaje, pero tampoco se puede posponer actividades de aprendizaje hasta que surjan las motivaciones adecuadas.

Sin motivación también habrá algún tipo de aprendizaje, de esta satisfacción inicial, se puede desarrollar la motivación hacia aprender más. Se puede deducir que para generar motivación, se debe estar centrado en los aspectos cognoscitivos antes que en los motivacionales del aprendizaje y poner en manos de la motivación resultante el rendimiento educativo favorable hacia el aprendizaje interior.

Es necesario tomar en cuenta que, si los temas a tratar en clase no son tomados por los estudiantes como necesarios o relevantes; reflejaran poco interés hacia el aprendizaje. Adquirida tal necesidad, el aprendizaje se vuelve más significativo y pasa a constituir una experiencia más satisfactoria; pero es difícil estimular la adquisición de tales necesidades hasta que el material de estudio sea significativamente en primera instancia.

Según Cantor (1953), propuso que el aprendizaje la responsabilidad de mayor importancia era de los estudiantes, deben realizar más preguntas e interesarse por formular problemas dirigidos hacia la obtención de conocimiento.

En el aprendizaje significativo, brinda una gratificación al deseo  de saber y entender, de dominar en conocimiento, de formular y resolver problemas; lo que potencialmente la motivación debe jugar un rol principal, dirigida hacia la expresión del educando, su dirección, desarrollo e internalización de valores, de las personas importantes dentro del ámbito familiar y cultural con las que se identifica.

A pesar de que el aprendizaje está en el centro del impulso cognoscitivo en el aula de clase; nuestra cultura competitiva, orientada al logro y orientaciones internas como: la superación del yo, adelantos en la carrera; se convierten en fuentes importantes de motivación hacia el aprendizaje.

Al pasar el tiempo se deteriora la viabilidad del impulso cognoscitivo como tipo de motivación interna, orientada a la tarea, por lo tanto la asociación creciente y exclusiva de los intereses y actividades intelectuales con los motivos de superación personal. Si el deseo de aprender y de entender se ejerce casi invariablemente en el contexto de competir por calificaciones, obtener grados, o prepararse para una ocupación, lo que poco garantiza que sobreviva el deseo de la meta por su propio derecho.

Aunque el impulso cognoscitivo puede desarrollarse como producto autónomo, del aprendizaje, con buenos resultados, aunque la actividad intelectual en cuestión esté motivada originalmente por consideraciones externas.

Por tal razón, para desarrollar el impulso cognoscitivo, de manera que permanezca variable durante los años escolares, es necesario apartarse de la doctrina educativa y adaptar el currículo a los intereses y problemas a la vida de los estudiantes. Aunque la sociedad nos lleve a no usar la motivación para el aprendizaje, se debe recalcar cada vez más el valor del conocimiento y la comprensión como metas por derecho propio.

En el aprendizaje significativo, la motivación y la actitud pueden impulsar todos o algunos aspectos del aprendizaje. Alteran o favorecen en el proceso de interacción cognoscitiva, produciendo una manifestación de significados al aumentar el valor del esfuerzo, de la atención y de la disposición inmediata; por lo tanto a parte de ejercer en el aprendizaje un efecto facilitador o promotor inespecífico, no determinan ninguno de sus atributos cualitativos, ni influyen en la fuerza de separarlas.

La motivación tiene un efecto que impulsa el aprendizaje, el hacer que los estudiantes con fuertes necesidades de logro son más persistentes, aprenden con más eficacia y al resolver problemas tienden a llegar a soluciones más a menudo, que los sujetos con escasas necesidades de logro. El mantenerse firme en la realización de la tarea se relaciona también con la fuerza del impulso cognitivo. A largo plazo, las motivaciones del logro estarán asociadas con un mayor rendimiento académico.

Cuando la motivación se mide con aptitud académica, puede arrojar buenas expectativas del rendimiento académico; con efecto facilitador en el aprendizaje el cual es medido por un aumento de la atención de los estudiantes hacia ciertos aspectos de la asignatura.

Uno de los componentes de la motivación universitaria, tiene como componente el impulso cognitivo, lo cual se fundamenta en la necesidad del logro académico, al grado que éste representa para el estudiante la obtención del conocimiento que se propone adquirir. Donde su necesidad es interna y que consiste en la necesidad de saber y la recompensa.

Otro componente de la motivación se encuentra en el mejoramiento del yo, dirigida al aprovechamiento escolar, obtención de prestigio y hacia las metas académicas y profesionales futuras que dependen de éste. Luego el componente afiliativo que se orienta a que el estudiante asegure la aprobación de una persona o grupo, con los cuales se identifica de manera independiente y por cuya aceptación adquiera estatus superior.

El estudiante que disfruta de estatus superior estará motivado para obtener y retener la aprobación de la persona o personas que se identifique. En la motivación del logro están representadas proporciones variables de los componentes cognoscitivos, de mejoramiento personal y afiliativos como edad, sexo, estructura de la personalidad.

La motivación basada en el yo, resulta eficaz en el aprovechamiento académico. La motivación de logro produce mayor persistencia y proporciones más elevadas de éxito en situaciones de resolución de problemas y con mayor rendimiento académico a corto y largo plazo.

Además de alentar a la motivación interna para aprender, es necesario promover las motivaciones de mejoramiento personal y de progreso de la carrera. El incremento de la motivación en el aula de clase pueden extraerse las siguientes consecuencias prácticas:

·              La motivación profesional, es tanto un efecto como una causa del aprendizaje. No se puede esperar que la motivación se desarrolle antes de involucrar a un estudiante en actividades de aprendizaje.

·              Se debe realizar el objetivo de una tarea dada de aprendizaje tan explícito como sea posible.

·              Recurrir a todos los intereses y motivaciones existentes, pero sin dejarse limitar por éstos.

·              Elevar al máximo el impulso cognitivo despertando la curiosidad intelectual, empleando materiales que atraigan la atención y arreglando las lecciones de manera que se asegure el éxito final del aprendizaje.

·              Asignar tareas que sean apropiadas al nivel de capacidad del estudiante. Nada apaga tanto la motivación como las costumbres del fracaso y la frustración.

·              Ayudar a los estudiantes a que se impongan metas realistas y a que evalúen sus progresos hacia éstos proporcionándoles tareas que sometan a prueba los límites de sus capacidades y proporcionarles generosamente realimentación informativa acerca del grado de acercamiento a la meta.

·              Tener en cuenta los cambios de los patrones de motivación debidos al desarrollo y diferencias individuales.

·              Hacer uso prudente de las motivaciones externas.

Bases genéticas de la motivación.

Estudios realizados con humanos para constatar hasta qué punto determinadas pautas de conducta están genéticamente determinadas han utilizado dos procedimientos básicos. El primero consistió en comparar la conducta de gemelos monocigóticos y con gemelos dicigóticos. Los gemelos monocigóticos o idénticos comparten todos sus genes. Los gemelos dicigóticos o no idénticos sólo comparten cerca del 50 por cien de los genes que son variables dentro de la población.

   Así mismo si existe una mayor similitud entre gemelos idénticos que entre gemelos no idénticos en alguna pauta de la conducta en cuestión, entonces se considera que hay alguna base genética en la conducta en cuestión. Por el contrario, cuando hay una baja semejanza, tanto entre los dos tipos de gemelos, se considera que son factores ambientales los que juegan un papel significativo en la conducta.

    El segundo procedimiento consistió en comparar el comportamiento de niños adoptados con el comportamiento, de sus padres biológicos como de sus padres adoptivos. El  supuesto en este caso es que el comportamiento del niño debe guardar una mayor semejanza con el comportamiento de la familia biológica, si el rasgo tiene bases genéticas. Mientras que, si el rasgo tiene bases ambientales, la semejanza debe ser mayor con la familia de adopción.

   La idea central de estos trabajos, es que durante es que, durante el curso de la evolución, los humanos con determinadas propensiones conductuales (por ejemplo, la de criar y alimentar a los hijos), gozaron de más probabilidades de sobrevivir y de dejar descendencia que quienes carecieron de ellas. Como consecuencia, los seres humanos conservan este tipo de tendencias conductuales.

   Es posible analizar este tema a través de la base genética y evolución humana, (Darwin); este enfoque evolucionista otorga un papel central a los sistemas motivacionales en sus análisis del comportamiento. Lo que contrasta con la habitual postergación de la motivación en las ciencias cognitivas, según Kenrick (2001), propone que determinadas motivaciones han evolucionado por un proceso de selección natural, ya que ayudaron a los seres humanos a adaptarse a su ambiente.

Este enfoque evolucionista defiende la existencia de un motivo último, un motivo que estaría en la base de todas las motivaciones especificas: la optimación de la aptitud inclusiva, la misma sugiere que, como consecuencia del proceso de selección natural, los individuos se esfuerzan por optimizar la representación de sus genes en generaciones futuras. Quizás el principal atractivo del enfoque evolucionista sea su capacidad para explicar tendencias de conducta que han llegado a formar parte de la naturaleza humana.

La motivación profesional es directamente observable y es un proceso que viene dado por determinadas conductas.

   Algunos Procedimientos para Estimular la  Motivación:

·              Provocar o estimular la curiosidad de las Triunfadoras, comenzando la clase con preguntas bien formuladas, presentar situaciones que impliquen paradojas o contradicciones.

·              Promover estructuras con diferentes tareas: Estructura con finalidad cooperadora,  las Triunfadoras pueden percibir que alcanzan sus objetivos, sólo sí las demás también lo alcanzan. Las tareas adecuadas para esta estructura pueden ser: retención y aplicación de hechos; conceptos y principios; destrezas verbales; destrezas de resolución de problemas; tareas creativas; asumir riesgos; desarrollo de la empatía. Estructura de finalidad competitiva: las tares indicadas pueden ser: Aumentar la velocidad en la conclusión de tareas. Estructura de finalidad individualista: Las Triunfadoras perciben su propio intento de alcanzar un objetivo no estará relacionado con alcanzarlo junto a otras compañeras; las tareas adecuadas son: dominio de la información sobre los hechos a estudiar; destrezas mecánicas sencillas.

·              Empleo de enseñanza individualizada: No se propone que la Triunfadora trabaje sola, sino que trabaje con un plan de aprendizaje específicamente concebido para atender a sus necesidades, interés y capacidades. Puede aplicarse a todas la Triunfadoras de manera d atenderlas individualmente. También puede aplicarse a pequeños grupos de aprendizaje.

Cambios Evolutivos en la Motivación en los estudiantes: a medida que aumenta la edad;

Cambia el comportamiento:

·              Aumentan las manifestaciones hacia la derrota.

·              Se incrementa la frecuencia de conductas tendientes a la evitación del fracaso.

Cambios cognitivos:

·              Cambia la concepción de la habilidad y el esfuerzo.

·              Cambia la percepción de la dificultad de la tarea.

·              Cambia la percepción del valor de éxitos y fracasos en función de la dificultad.

      Se modifican los valores y las metas que predominan:

·              Los estudiantes valoran la clase, como su entorno académico.

·              Cobra importancia la autovaloración y predomina la búsqueda de la autoestima.

Cambian las causas a las que se atribuyen los éxitos y fracasos:

·              Se diferencian claramente los sujetos que atribuyen los fracasos a características propias percibidas como no modificables ni controlables (por ejemplo, la falta de capacidad) de los que consideran que un fracaso nunca es insuperable.

Se modifica el grado en que las expectativas se apoyan en una base realista:

·              Se estima que esto ocurre a partir de los ocho años de edad, siendo antes excepcionalmente elevadas.

La motivación por aprender requiere de la toma de conciencia y manejo deliberado de las variables que definen el contexto de la actividad de las Triunfadoras; los cuales son: contenidos, evaluación, tareas, organización de la actividad, mensajes y realimentación, patrones de interacción y recursos y materiales.

Para motivar internamente a las Triunfadoras se requiere lograr:

·              Que den más valor al hecho de aprender que al tener éxito o fracaso.

·              Que consideren  a la inteligencia y a las habilidades de estudio como algo modificable, y no como inmutables.

·              Que centren su atención en la experiencia de aprender que en las recompensas externas.

·              Facilitar su autonomía y control por medio de mostrar la relevancia y significatividad de las tareas.

Los cambios motivacionales en las Triunfadoras suelen estar asociados a los mensajes que les transmite el Profesor Asesor por medio del lenguaje verbal y gestual, así como mediante sus actuaciones y sobre todo, por la información que les ofrece sobre su desempeño. Estos mensajes pueden centrarse en los resultados, así como en el proceso de aprendizaje.           

La relación entre la motivación  y los mensajes que les ofrecen los Profesores  manifiesta un carácter evolutivo, se puede comprobar que a medida que los estudiantes crecen se van dando cambios sistemáticos en la frecuencia con que reciben información de uno u otro tipo, y en el grado que la asimilan.

Existe una serie de principios motivacionales que se desprenden del enfoque constructivista, con base en los cuales se pretende intervenir (factores externos como recompensas y castigos, satisfacción de necesidades del estudiante, manejo de metas, fomento de la motivación interna).

Cuando se maneja constantemente la motivación en el aula, permite al estudiante mantener un estado propicio para el aprendizaje. Las estrategias utilizadas pueden optimizar la concentración, reducir la ansiedad ante situaciones de aprendizaje y evaluación, dirigir la atención y organizar las actividades y tiempo de estudio.

Algunos enfoque que explican la motivación escolar:

·              Enfoque Conductista: Se centra en eventos del entorno y consecuencias de la conducta; para fomentar la Motivación Extrínseca, mediante el reforzamiento, sistema de recompensas, incentivos y castigos.

·              Enfoque Humanista: Se centra en necesidades de realización personal, autodeterminación y autoestima; fomentar la Motivación Intrínseca, mediante programas de desarrollo humano, auto conocimiento, fomento de la autoestima.

·              Enfoque Cognoscitivita: Se centra en el papel activo del estudiante en el inicio y regulación de su comportamiento mediado por sus representaciones; para fomentar la Motivación Intrínseca, mediante el manejo de expectativas, metas y atribuciones, habilidades de autorregulación y diseño instruccional.

El docente debe conocer las metas que persiguen sus estudiantes cuando están en clase, tomando como meta lo que el individuo quiere alcanzar y se define entre las contradicciones entre la situación actual (donde estoy, lo que hago) y la ideal (donde quiero estar, lo que quiero lograr).

LA  AUTOESTIMA  PROFESIONAL

La autoestima es la valoración positiva o negativa que se hace de sí mismo. Se refiere a cómo las personas se ven así misma, lo que piensa de ella, como reacciona ante sí. Es una predisposición a experimentarse como competente para afrontar los desafíos de la vida y como merecedor de felicidad.

Su importancia radica, en que la valoración que uno haga de sí mismo dependerá lo que haga en la vida y su participación en ella. Además condiciona el proceso de desarrollo de las potencialidades humanas y también la inserción de la persona dentro de la sociedad. Dentro del ámbito profesional, la autoestima positiva facilita una mejor percepción de la realidad y comunicación interpersonal, ayuda a tolerar mejor el estrés, la incertidumbre y vivir los procesos de cambios.

Se puede decir que las personas no nacen con un concepto de lo que es ella, sino que se va formando y desarrollando progresivamente en la medida en que se relaciona con el ambiente, mediante la internalización de las experiencias físicas, psicológicas y sociales que la persona obtiene durante su desarrollo.

Por tal razón la autoestima es algo que se aprende, y como todo lo aprendido, es susceptible de cambio y mejora a lo largo de toda la vida. Este concepto se va formando a temprana edad y está marcado por dos aspectos:

·              Por el autoconocimiento que tenga la persona de sí, el conjunto de datos que tiene la persona con respecto a su ser y sobre lo que no se aplica un juicio de valor.

·              Por los ideales a los que espera llegar, es decir, como a la persona le gustaría o desearía ser. Esto se ve influenciado por la cultura en que se está inserto, en el ideal que cada uno tiene de sí mismo se encuentra el modelo que la persona tiene que enfrentar, enjuiciar y evaluar. El ideal de sí mismo le imprime dirección a la vida.

Si ambos aspectos se acercan, la autoestima será cada vez más positiva. Los pilares de la autoestima según Nathaniel Branden:

·              Auto eficacia; un sentido de eficacia personal. Confianza en el funcionamiento de la mente, en la capacidad de pensar, en los procesos por los cuales se juzga, elije, decide; confianza en su capacidad de comprender los hechos de la de la realidad que entran en la esfera de sus intereses y necesidades. Por lo tanto predisposición a experimentarse fundamentalmente competente para afrontar los desafíos de la vida; en consecuencia, confianza en la propia mente y en sus procesos.

·              Auto dignidad; un sentido de mérito personal. Seguridad del valor, una actitud afirmativa hacia el derecho de vivir y ser feliz, comodidad al expresar apropiadamente los pensamientos, deseos, necesidades, sentir que la alegría es un derecho natural. Por consiguiente, predisposición a experimentar cono ente digno de éxito y felicidad; en consecuencia, la percepción de ellos mismos como personas para quienes el logro, el éxito, el respeto, la amistad y el amor son apropiados.

En cuanto a la influencia de otros en cuanto a la formación de la autoestima se puede decir que se construye constantemente y a lo largo de toda la vida. Tanto en los actos como en las características personales son criticados permanentemente por los demás en forma tanto constructiva como descalificadota. Así los demás, se convierten en elementos fundamentales del proceso de construcción de la autoestima, haciendo las veces de evaluadores externos a la persona.

Los mismos favorecerán o pondrán dificultades para la evaluación que hace la persona de sí misma, puesto que indiscutiblemente van a repercutir dentro de cada uno, animando o desanimando, alentando a mantener o a transformar o incluso eliminar aquellos aspectos que han sido criticados, aportando información de si se es valioso, si la persona merece ser querido y quererse, si vale la pena hacer lo que se hace o si se es capaz de hacer bien las cosas.

Tomando en cuenta que si las calificaciones que se reciben son de índole negativa, si son destructivas, el amor propio se verá profundamente dañado. Lo más probable es que produzca una desorientación y una desorganización interna. La persona no sabrá que es lo correcto, como deberá actuar, sentirá que es un completo fracaso y que todo lo hace mal.

Este sería el motivo por el que es tan delicado recibir o dar críticas, ya que más que una ayuda puede llegar a construir un factor de ansiedad, de angustia y de depresión para la persona. Por eso es necesario que cada cual logre con el tiempo una seguridad básica mediante el desarrollo de un auto concepto adecuado y suficiente como para poder seleccionar dentro de todas las criticas, positivas o negativas, las que crea y considere como asertivas y útiles y poder llegar entonces a discriminar entre aquellos que le aportan verdaderamente en forma positiva y aquellos que no.

La autoestima como necesidad fundamental del ser humano es tener una actitud hacia sí mismo, ésta actitud implica la forma habitual de pensar, sentir y comportarse consigo mismo, es una disposición permanente según la cual se enfrenta las personas. Por tal razón la autoestima es un sentimiento que surge  de descubrirse, de auto disciplinarse y de aceptarse así mismo.

Indicando la extensión en la que cada cual cree ser capaz, significativo, exitoso y digno. Es una dimensión humana que influye en todo el comportamiento y define límites de los seres capaces de hacer cosas positivas, de ser felices y disfrutar de salud.

Las Triunfadoras deben esforzarse en reforzar su autoestima, ya que teniendo un equilibrio de la misma, es un recurso valioso con el que cuenta, con el que dispondrá para aprender y desarrollar con eficacia relaciones gratas. Para aprovechar las oportunidades que se presentan; para trabajar productivamente y para aprender a ser autosuficientes.

Si no se satisface la necesidad de autovaloración, tampoco se podrán satisfacer otras necesidades más expansivas, como la creatividad y los logros personales. Las Triunfadoras que se sienten bien consigo mismas, suelen sentirse bien en la vida, son capaces de afrontar y resolver con seguridad los retos y las responsabilidades dentro y fuera del entorno estudiantil.

Lo que influye, el grupo familiar, el entorno estudiantil, los amigos, los medios de comunicación contribuyen a moldear la autoestima.

Manifestaciones de una autoestima sólida:

·              Actuar independientemente, elige y decide como emplear su tiempo, su dinero, sus ocupaciones.

·              Asumir sus responsabilidades, debe actuar con seguridad d sí mismo.

·              Afrontar nuevos retos con entusiasmo y sentir orgullo de sus logros.

·              Demostrar amplitud de emociones y sentimientos, de forma espontánea saber reír, gritar llorar y expresar su afecto, sabiendo pasar por distintas emociones sin reprimirse ni ocultarse.

·              Ser tolerante ante la frustración, si las cosas salen mal, se debe encarar la situación de distintas maneras, esperando, riéndose de si mismo.

·              Sentirse capaz de influir en otras personas, tener la confianza en las impresiones y en el efecto que produce sobre los demás, familia, amigos y compañeros de clase.

La baja autoestima, la mayoría de las personas poseen en su interior una serie de sentimientos no resueltos, los cuales muchas veces no se está consciente de ellos. Cuando una Triunfadora no logra ser autentica se le originan éstos, los cuales le crean una serie de insatisfacciones, que pueden generar: timidez, vergüenza, o temores.

Una causa de baja autoestima en las Triunfadoras puede ser la comparación constante entre ellas, destacando las virtudes en las que son superiores; por ejemplo el rendimiento académico, lo que genera una creencia de que su disposición al estudio no es suficiente y se sienten incapaces de lograrlo. Las personas más cercanas los descalifican, lo que genera sentimientos de inferioridad.

Existen Profesores Asesores que generan baja autoestima en sus Triunfadoras, lo que dará como resultado un aprendizaje negativo o con resentimientos, lo que puede transmitirlo a los niños con los que se relaciona en la Vinculación  Profesional.

De aquí radica la idea de, que el Profesor Asesor deba transmitir situaciones que generen autoestima alta, esto se logra conociendo a las Triunfadoras, su ambiente y aceptarlas como son. También debe tomar en cuenta su capacidad cognitiva; para favorecer el desarrollo de su personalidad y de su manifestación, por lo tanto es necesario que el docente lo acepte como su responsabilidad.

Manifestaciones de una autoestima baja:

·              Autocrítica dura y excesiva que las mantiene en un estado de insatisfacción consigo mismas.

·              Mucha sensibilidad a la crítica, por la que se siente muy atacada, herida, culpa de sus fracasos a los demás, cultiva resentimientos hacia sus críticos.

·              Una exagerada indesición, no por falta de información, sino por el temor a equivocarse.

·              Deseo innecesario por complacer, ya que no se atreve a decir "no", por temor a desagradar o a perder la buena opinión del que se lo pide.

·              Tendencia hacia realizar las cosas bien, pero de manera esclavizadora (perfeccionismo), realizándolo perfectamente, lo que la conducirá a que decaiga física o moralmente, cuando las cosas no salen con la perfección exigida.

·              Hostilidad a flor de piel, irritabilidad, siempre a punto de colapsar por hechos de poca importancia. Características propias de aquel que todo le sienta mal, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface.

·              Marcada tendencia hacia lo defensivo, un negativismo generalizado (todo lo ve negro: su vida, su futuro, y sobre todo, su sí mismo).

Cómo prevenir la autoestima baja:

·              Reforzar lo positivo de las Triunfadoras. Darles la oportunidad de que  expresen sus cualidades.

·              Escucharlas de manera cálida y activa. Con aceptación incondicional.

·              Realizar informaciones positivas de lo que se percibe de ellas.

·              Evitar comparaciones con otras Triunfadoras.

·              Promover un espacio de autonomía y libertad.

·              Fomentar la responsabilidad.

·              Estimular la autoestima en las Triunfadoras, evitando el trato humillante y minimizar el estrés en el ambiente de clase.

Manuel Barroso 1987, define la autoestima como:`` … la energía de un organismo que proporciona actualidad, sentido y dirección a la experiencia total.`` Propone que la autoestima profesional viene dada en el ámbito de la familia, ya que es el primer centro donde el niño hace contacto y se desenvuelve durante los primeros años de vida, sin intervención de lo externo. Posee sus modelos naturales a copiar: mamá y papá.

Al mismo tiempo propone que el ser humano comunica sus experiencias con las palabras, cuando acepta su yo, evoluciona y su autoestima completa su crecimiento armónico y social. Cuando el individuo alcanza cierta edad se aclaran sus necesidades, y comienza a dar prioridad a sus metas personales, avanza en sus estudios, se da cuenta de la importancia del autoestima en su trabajo. Se puede incurrir en el hecho de que una persona cuando crece rodeada de modelos positivos podrá desempeñarse como buen profesional.

Se da a entender que nada escapa de la influencia de la autoestima no sólo en lo personal sino también en lo laboral. El docente con alta autoestima le transmitirá a sus discípulos la energía con debe manejarse el proceso cognitivo, ya que si no se está  debidamente motivado hacia la formación pedagógica no tendrá las cualidades necesarias para manejar debidamente el aula de clases.

El docente debe sentirse bien, para transmitirlo a sus estudiantes, ya que su desarrollo esta bajo la influencia de condiciones internas y externas, la motivación por su naturaleza no es observable pero puede inferir en la conducta del docente y éste a su vez transmitirla a su entorno. También influye el tiempo que dedica el docente a su preparación personal para orientar al grupo, el ejemplo mas frecuente de motivación académica es el de las calificaciones.

Se puede lograr a través de la Pedagogía, más que la formación de un hombre, durante éste proceso el docente debe reflexionar permanentemente sobre el comportamiento humano, ya que una de sus funciones es la comprensión del educando, debe transmitir empatía, seguridad, para lograr un desempeño profesional. La autoestima será el indicador de la relación positiva entre los actores del aprendizaje. Creando una actitud para aceptar recomendaciones, comunicar, comprender y brindar la posibilidad de la creación efectiva en el aprendizaje.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.

·   Alfaro, Manuela (2004). La Planificación del Aprendizaje y la Enseñanza. FEDEUPEL.

·   Anderson, Richard y Faust, Gerald (1979). Psicología Educativa. Editorial Trillas.

·   Ausubel, David y otros (1996). Psicología Educativa. Editorial Trillas.

·   Barriga, A, Frida, D y Gerardo Hernández Roja. (2006). Estrategias Docentes para un aprendizaje significativo. MC Graw Hill.

·   Barroso, Manuel (1997). Autoestima del Venezolano. Editorial Galac.

·   Bermúdez, M, Raquel. La Teoría Histórico Cultural.

·   Castellanos, S Doris  (2007). Teorías Actuales del Aprendizaje. UBV.

·   Constitución Bolivariana de Venezuela.

·   Compendio de Pedagogía (2002). Editorial Pueblo y educación.

·   Del Pino, C, Jorge, L. Investigación, Evaluación y Estimulación hacia el aprendizaje. Tesis.

·   Fundamentos Conceptuales de la Misión Sucre. (2003) Compilado. Caracas.

·   González, C, Luís, A (1996). Motivación Humana. Una alternativa para su estudio en jóvenes y adolescentes. Tesis.

·   Gumila, Olga y Soriano, Mary (1998). Aula Mágica. Editorial Galac.

·   I Jornadas de Análisis del Perfil Docente para la Educación Venezolana del Siglo XXI. Universidad Pedagógica Libertador (1989).

·   Mucchielli, Alex (1988). Las Motivaciones. Editorial Paidutribo.

·   Motivando para el trabajo (1985). Cuadernos Lagoven del siglo XXI.

·   Palmero, Fracesc y otros (2002). Psicología de la Motivación y la Emoción. Mc Graw Hill.

·   Posas, P, Wilfredo y Casañas, D, Mirta (2006). Docencia Universitaria.

Breve Biografía de Autor

La Profesora Carrasco Johanna Beatriz, nacida el 18 de agosto del año 1976, es egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador Instituto Pedagógico  "Luís Beltrán Prieto Figueroa" de Barquisimeto, Estado Lara en Educación Integral en el año 2.004, tiene cuatro años de experiencia como docente, ha realizado cursos y talleres referente a la educación y se desempeña desde hace tres (3) años y actualmente como profesora asesora en el Programa Nacional de Formación de Educadores III cohorte de la Misión Sucre del municipio Iribarren parroquia Catedral Santa Rosa del Estado Lara.

Participe como ponente en el I Simposio Regional sobre Educación Superior Municipalizada de Venezuela-UBV Misión Sucre del Estado Lara realizado el 15 de agosto de 2008.  En la actualidad estoy en espera de grado de Magíster en Ciencias de la Educación en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño, Cátedra UNESCO.

Autora:

Johanna Beatriz Carrasco


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.