Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La Responsabilidad Penal Médica (página 3)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


Caso: un médico que da muerte a un paciente  al  suministrarle una sustancia venenosa.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  Se configura el  delito de homicidio calificado, que está penado con  presidio mayor en su grado medio (diez años y un día  a quince años)  a  perpetuo.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen, que es un cuasidelito de homicidio u homicidio culposo, que está penado con  reclusión o relegación[9] menores en sus grados mínimos a medios, esto es, sesenta y un días  a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

b) Dar muerte a una persona, sin que medie alevosía, premio o promesa remuneratoria, medio de veneno, ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido, o  premeditación conocida. Artículo 391 N° 2 del Código Penal.

Caso: un  paciente muere mientras el médico le  efectúa una cirugía cardiovascular.

Delito doloso,  si el médico actuó mediando  dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  Se configura el  delito de homicidio simple, que está penado con  presidio mayor sus grados mínimo a medio, es decir, de cinco años y un día a quince años.

Delito Culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen,  que es un cuasidelito de homicidio u homicidio culposo, que está penado con  reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, esto es, sesenta y un días a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas las  penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

c) Castrar a una persona. Artículo 395 del Código Penal.

Caso: un médico que realizada una cirugía en el escroto, corta los testículos del paciente.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  La castración es un delito que importa lesiones graves gravísimas. La pena asignada a este delito es  presidio mayor en sus grados mínimo a medio, es decir, cinco años y un día a quince años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen que constituye un cuasidelito de lesiones graves gravísimas, o delito culposo de lesiones graves gravísimas.  La pena asignada a este delito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, esto es, sesenta y un días a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas, las penas  accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

d) Causar lesiones graves, de cuyo resultado el paciente quede demente, inútil para el trabajo,  impotente, impedido de algún miembro importante, o notablemente deforme. Artículo 397 N° 1 del Código Penal.

Caso: un neurocirujano efectúa una operación al cerebro, causando  como resultado en el paciente un  cierto tipo de demencia.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  Se configura el delito de lesiones graves gravísimas, siendo la pena asignada a este delito de  presidio mayor en su grado mínimo, esto es, cinco años y un día a diez años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen que constituye un cuasidelito de lesiones graves gravísimas, o delito culposo de lesiones graves gravísima, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, esto es,  de sesenta y un días a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

e) Causar lesiones graves por suministrar  sustancias o bebidas nocivas,  de cuyo resultado el paciente   quede demente, inútil para el trabajo, impotente, impedido de algún miembro importante, o notablemente deforme. Artículo  398 del Código Penal, en relación con el Artículo 397 N° 1 del mismo Código.

Caso: un médico suministra una sustancia o bebida nociva al paciente, provocándole una imposible permanente.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  Se configura el delito de lesiones graves gravísimas, siendo la pena asignada a este delito de  presidio mayor en su grado mínimo, esto es, cinco años y un día a diez años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen que constituye un cuasidelito de lesiones graves gravísimas, o delito culposo de lesiones graves gravísima, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, esto es,  de sesenta y un días a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

f) Mutilación de un miembro importante del paciente que tenga como resultado la  imposibilidad de valerse por si mismo, o de ejecutar funciones naturales que antes ejecutaba.  Artículo 396 inciso primero  del Código Penal.

El artículo 396 inciso primero del  Código Penal, establece una sanción penal que va de presidio menor en su grado máximo (tres años y un día)  a presidio mayor en su grado mínimo (diez años); esto es,  establece una sanción, que según las circunstancias del caso, puede importar tanto una pena de simple delito, como una pena de crimen.

Veremos, en este punto, su  aplicación en el caso de  pena de crimen.

Caso: un neurocirujano efectúa una operación a la médula espinal, mutilando parte de ésta, quedando el paciente imposibilitado de volver a caminar.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de crimen.  Se configura el delito de lesiones graves gravísimas, siendo la pena asignada a este delito de  presidio mayor en su grado mínimo, esto es, cinco años y un día a diez años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un crimen que constituye un cuasidelito de lesiones graves gravísimas, o delito culposo de lesiones graves gravísima, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, esto es,  de sesenta y un días a  tres años.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

Delitos médicos culposos que importarían - de mediar dolo - un simple delito:

a) Mutilación de un miembro importante del paciente que tenga como resultado la  imposibilidad de valerse por si mismo, o de ejecutar funciones naturales que antes ejecutaba.  Artículo 396 inciso primero  del Código Penal.

Veremos, en este punto, su  aplicación en el caso de  la pena de simple delito, es decir, de presidio menor en su grado máximo, esto es, tres años y un día a cinco años (artículo 396 inciso primero CP).

Caso: un neurocirujano efectúa una operación a la médula espinal, mutilando parte de ésta, quedando el paciente con parálisis total de su pierna derecha, y parálisis parcial de su brazo derecho.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de delito o simple delito.  Se configura el delito de lesiones graves gravísimas, siendo la pena asignada a este delito de  presidio menor en  su grado máximo, esto es, tres años y un día a cinco años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un simple delito culposo, que constituye un cuasidelito de lesiones graves gravísimas, o delito culposo de lesiones graves gravísima, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimo - sesenta y un días a quinientos cuarenta días -  o  multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

b) Mutilación de miembros menos importantes como un dedo o una oreja. Artículo 396 inciso segundo del Código Penal.

Caso: un traumatólogo efectúa una operación en el músculo extensor propio del dedo índice, mutilando en dedo índice.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de delito o simple delito. Y en este caso se pueden configurar:

- el delito de lesiones graves o lesiones simplemente graves, si dichas lesiones produjeren al ofendido, enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días.

Por ejemplo, si la mutilación de un dedo o de una oreja  causa enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días.

- el delito de lesiones menos graves, si dichas  lesiones produjeren al ofendido,  enfermedad o incapacidad para el trabajo por un lapso inferior a  treinta  días.

La pena para este tipo de delitos dolosos es de presidio menor en su grados mínimo a medio, es decir, sesenta y un días  a  tres años.

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un simple delito culposo o cuasidelito, que puede configurar, ya sea un cuasidelito de lesiones graves o un cuasidelito de lesiones menos graves, según si las lesiones produjeren una enfermedad o incapacidad para el trabajo superior o inferior a treinta días.

La pena asignada  para este ilícito culposo, ya sea  como cuasidelito de lesiones graves o como cuasidelito de lesiones menos graves,  es de reclusión o relegación menores en sus grados mínimo - sesenta y un días a quinientos cuarenta días -  o  multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

c) Causar lesiones graves, que produjeren en el paciente enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días. Artículo 397 N° 2 del Código Penal.

Caso: un traumatólogo realiza a su paciente una sesión de ejercicios lumbares, causándole lesiones graves en su columna vertebral, que lo incapacitan para el trabajo por más de treinta días.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de delito o simple delito.  Se configura el delito de lesiones graves o simplemente graves, siendo la pena asignada a este delito de  presidio menor en su grado medio, es decir, de quinientos cuarenta y un días  a   tres años.  

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un simple delito culposo, que constituye un cuasidelito de lesiones graves o simplemente graves, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimo - sesenta y un días a quinientos cuarenta días -   o   multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.  

d) Causar lesiones graves por suministrar  sustancias o bebidas nocivas,  cuyos resultados     produjeren en el paciente enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días. Artículo  398 del Código Pena, en relación con el Artículo  397 N° 2 del mismo Código.

Caso: un médico suministra a su  paciente tratado por úlcera gástrica, una sustancia o bebida nociva, provocándole una enfermedad que lo inhabilidad para trabajar por más de treinta días.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de delito o simple delito.  Se configura el delito de lesiones graves o simplemente graves, siendo la pena asignada a este delito de  presidio menor en su grado medio, es decir, de quinientos cuarenta y un días  a   tres años.  

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un simple delito culposo, que constituye un cuasidelito de lesiones graves o simplemente graves, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimo - sesenta y un días a quinientos cuarenta días -   o   multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.  

e) Causar lesiones menos graves. Artículo 399 del Código Penal.

Lesiones menos graves (artículo 399 CP), son todas aquellas lesiones que no importan una mutilación, castración, lesión grave gravísima o lesión simplemente grave, es decir, se serán lesiones menos graves aquellas que produzcan una enfermedad o incapacidad para el trabajo por un lapso que va de dieciséis (16) a treinta (30) días, puesto que de uno a quince días, son consideradas a juicio de nuestra jurisprudencia, como lesiones leves.

No obstante, el calificativo de lesiones menos  graves (o lesiones leves en su caso), será determinado por el juez, atendiendo el informe  médico - legal - la calidad de las personas y las circunstancias del hecho.

Caso: un médico produce un corte en la mano del paciente que sólo lo inhabilita para trabajar por veinte días.

Delito doloso, si el médico actuó mediando dolo, estamos ante un delito que importa una pena de delito o simple delito.  Se configura el delito de lesiones menos graves, siendo la pena asignada a este delito de relegación o presidio menores en sus grados mínimo - sesenta y un días  a  quinientos cuarenta días -  o  con multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. 

Delito culposo, si el médico actuó mediando culpa - sin mediar dolo - estamos ante un simple delito culposo, que constituye un cuasidelito de lesiones menos graves, cuya pena asignada es este ilícito culposo es de  reclusión o relegación menores en sus grados mínimo - sesenta y un días a quinientos cuarenta días -   o   multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Este delito culposo, trae aparejadas las penas accesorias  de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.  

La Falta médica por descuido culpable

El artículo 494 N° 5 del Código Penal, establece las lesiones leves, entendiéndose por tales, todas aquellas lesiones que, en concepto del tribunal, no fueren lesiones menos graves, atendidas la calidad de las personas y circunstancias del hecho, y que según a determinado nuestra jurisprudencia  produzcan una enfermedad o incapacidad para el trabajo por un lapso que no exceda de quince días.

Las lesione leves, en virtud de lo dispuesto en el artículo 494 del Código Penal,  se sancionan como faltas, con  multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales.

Por consiguiente, el médico que ocasione a su paciente lesiones leves, se encuentra exento de responsabilidad penal, pues no se origina un hecho - que de mediar malicia - constituiría un crimen o simple delito, sólo una falta, puesto que, nuestro Código Penal, considera a las lesiones leves como  falta y no como un crimen o simple delito; por consiguiente, al  no mediar malicia o dolo, estaríamos ante una cuasifalta o falta culposa, en cuyo caso no existiría sanción penal por no castigarse la cuasifalta o falta culposa,  puesto que  nuestro ordenamiento penal sólo contempla la figura penal de la falta, las que  sólo se castigan cuando se encuentran consumadas, lo que no quita que existan grados imperfectos[10] - grado de tentativa o frustrado -, sino que sólo que no se sancionan[11].

Sin embargo, el Código Penal, en su  artículo 494 N° 10,  contempla la falta médica culposa sin causar daño a las personas, la cual es sancionada con una multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales.

El Artículo 494, número 10  del Código Penal, señala:

"El médico, cirujano, farmacéutico, dentista o matrona que incurriere en descuido culpable en el desempeño de su profesión, sin causar daño a las personas" será sancionado con una multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales".

Ejemplo aplicable al caso: Pudiera darse el caso de un diagnóstico erróneo y un tratamiento acertado; de un diagnóstico erróneo no seguido de tratamiento. En estos casos estaremos en presencia de la falta prevista en el artículo 494 N° 10, castigada con una pena pecuniaria de multa, desde el momento en que hubo negligencia profesional sin causar daño.

Distinto es el caso cuando estamos ante un diagnóstico acertado seguido de tratamiento equívoco. En tan situación estamos en presencia de una falta, de un delito culposo (cuasidelito) o de un crimen culposo (cuasicrimen), según los eventuales resultados producidos o causados.

4.6.-  Aplicación y cumplimiento de la pena en el delito médico culposo

Las penas establecidas para cada uno de los tipos de delitos culposos[12], el tribunal podrá recorrerlas en toda su extensión, hasta fijar la pena que en definitiva impondrá al autor del ilícito, atendidas las circunstancias en las cuales se produce el hecho culposo, y aquellas que agraven, atenúen e inclusive sean eximentes de responsabilidad penal.

Como ya se ha señalado, en los delitos médicos culposos, las penas aplicables puede ser de:

1° Reclusión o relegación menores en sus grados mínimos a medios, cuando el hecho importare - de mediar dolo - crimen.

2° Reclusión o relegación menores en sus grados mínimos o multa de once a veinte unidades tributarias mensuales, cuando el hecho importare - de mediar dolo - simple delito.

Aplicación de la pena

En cuanto a la aplicación de la pena en el delito médico culposo, se pueden determinar las siguientes particularidades:

a) El delito médico culposo, importa una penalidad denominada  pena compuesta alternativa, es decir, la ley establece para este tipo de ilícitos una penalidad alternativa, pudiendo el juez escoger libremente entre aplicar una u otra.

Por ejemplo, el juez podrá escoger entre aplicar las penas de reclusión o relegación menores (en sus distintos grados, según se indiquen)  o multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

b) El delito médico culposo, importa una pena privativa de libertad que es la  reclusión, es decir, es una pena privativa de libertad que tiene una duración superior a sesenta días y que no sujeta al condenado a obligación de trabajar[13].

c) El delito médico culposo, importa una pena restrictiva de libertad que es la  relegación, la cual  consiste en el traslado del condenado a un punto habitado del territorio, con prohibición de salir de él, pero permaneciendo en libertad.

d) El delito médico culposo,  tiene aparejada como pena accesoria[14] (a la privativa o restrictiva de libertad) que es  la suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

La pena de suspensión, sólo recae sobre el derecho a ejercer cargos u oficios públicos, y para ejercer profesiones titulares, y consiste en la imposibilidad de ejercerlos por un determinado lapso.

e) El delito médico culposo, importa una pena de multa,  en  la situación contemplada en el N° 2 del artículo 490 del Código Penal.

La multa consiste en una suma de dinero que el condenado debe desembolsar a título de pena.

f) El delito médico culposo, desde el punto de vista de su  gravedad se clasifica[15] en simple delito, es decir, importa una pena menor, de reclusión o relegación, que va de sesenta y un días a tres años, según corresponda.

g) El delito médico culposo, puede importar tanto una pena corporal, como una no corporal, según sean el caso.

Importa una pena corporal, cuando el hecho en que se incurre - de mediar malicia - constituiría un crimen, caso en el cual el ilícito  culposo es  penado con reclusión  o relegación menores en sus grados mínimos a medios.

Importa una pena que puede ser corporal o no corporal, cuando el hecho en que se incurre - de mediar malicia - constituiría un simple delito, caso en el cual el ilícito es penado con reclusión o relegación menores en sus grados mínimos o multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

Cumplimiento de la pena

El cumplimiento de la pena, es la forma más frecuente y normal de extinción de la responsabilidad penal.  Comprende tanto el cumplimiento efectivo de la pena, como el cumplimiento por sustitución. 

El cumplimiento efectivo de la pena, ocurre cuando el condenado cumple efectivamente la totalidad de la carga sancionatoria impuesta en la sentencia.

El cumplimiento por sustitución de la pena, ocurre cuando el condenado se acoge a  alguno de las formas alternativas de cumplimiento que la ley prevé respecto de las penas privativas de libertad.

Entre tales formas de cumplimiento alternativo[16] de la pena, cabe mencionar:

a) Remisión condicional de la pena: Es un beneficio que otorga el tribunal en la misma sentencia condenatoria, y que consiste en la suspensión del cumplimiento de la pena que le corresponde soportar al delincuente, la cual es reemplazada por un período de observación y asistencia del condenado por la autoridad administrativa (Gendarmería de Chile), cuya duración el propio tribunal determina y que no puede ser inferior a la duración de la condena.

Para la procedencia de este beneficio se requiere:

a) que la condena imponga una pena privativa o restrictiva de libertad que no exceda de tres años de duración;

b) que el delincuente no haya sido antes condenado por crimen o simple delito,

c) que existan antecedentes personales y conductuales que permitan presumir que aquél no volverá a delinquir, y

d) que esos mismos antecedentes lleven al tribunal al convencimiento de que no es necesaria la ejecución efectiva de la pena.

Al conceder este beneficio, el tribunal establecerá un plazo de observación que no será inferior al de duración de la pena, con un mínimo de un año y máximo de tres, e impondrá las siguientes condiciones que el reo deberá cumplir:

a) Residencia en un lugar determinado, que podrá ser propuesta por el reo. Esta podrá ser cambiada, en casos especiales, según calificación efectuada por la sección de tratamiento en el medio libre de Gendarmería de Chile;

b) Sujeción al control administrativo y asistencia a la sección correspondiente de Gendarmería de Chile, en la forma que precisará el reglamento. Esta recabará anualmente al efecto, un certificado de antecedentes prontuariales;

c) Ejercer, dentro del plazo y bajo las modalidades que determinará la sección de tratamiento en el medio libre de Gendarmería de Chile, una profesión, oficio, empleo, arte, industria o comercio, si el reo carece de medios conocidos y honestos de subsistencia y no posee calidad de estudiante, y

d) Satisfacción de la indemnización civil[17], costas[18] y multas impuestas por la sentencia[19]. No obstante el tribunal, en caso de impedimento justificado, podrá prescindir de esta exigencia, sin perjuicio de que persigan estas obligaciones en conformidad a las reglas  generales.

Si el beneficiado quebrantare, dentro del período de observación, alguna de las condiciones señaladas en el artículo precedente, la sección de tratamiento en el medio libre pedirá que se revoque la suspensión de la pena, lo que podrá decretar el tribunal, disponiendo el cumplimiento de la pena inicialmente impuesta o su conversión en reclusión nocturna, según fuere aconsejable.

b) Reclusión nocturna:  Consiste en el encierro del delincuente en establecimientos especiales entre las 22 horas de cada día y las 6 horas del día siguiente, computándose una noche por cada día que dure la sentencia que se le hubiere impuesto.

Este beneficio podrá disponerse:

a) Si la pena privativa o restrictiva de libertad que imponga la sentencia condenatoria no excede de tres años;

b) Si el reo no ha sido condenado anteriormente por crimen o simple delito o lo ha sido a una pena privativa o restrictiva de libertad que no exceda de dos años o a más de una, siempre que en total no excedan de dicho límite, y

c) Si los antecedentes personales del reo, su conducta anterior y posterior al hecho punible y a la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del delito permiten presumir que la medida de reclusión nocturna lo disuadirá de cometer nuevos delitos.

Para los efectos de la conversión de la pena inicialmente impuesta, se computará una noche por cada día de privación o restricción de libertad.

En caso de quebrantamiento grave o reiterado y sin causa justificada de la medida de reclusión nocturna, el tribunal, de oficio o a petición de Gendarmería de Chile, procederá a revocarla, disponiendo la ejecución de la pena privativa o restrictiva de libertad por el lapso no cumplido.

Los condenados a reclusión nocturna deberán satisfacer la indemnización civil, costas y multas impuestas por la sentencia.  No obstante el tribunal, en caso de impedimento justificado, podrá prescindir de esta exigencia, sin perjuicio de que persigan estas obligaciones en conformidad a las reglas generales.

c) Libertad vigilada: Consiste en someter al condenado a un régimen de libertad a prueba que tenderá a su tratamiento intensivo e individualizado, bajo la vigilancia y orientación permanente de un delegado.

La libertad vigilada podrá decretarse:

a) Si la pena privativa o restrictiva de libertad que imponga la sentencia condenatoria es superior a dos años y no excede de cinco;

b) Si el reo no ha sido condenado anteriormente por crimen o simple delito, y

c) Si los informes sobre antecedentes sociales y características de personalidad del reo, su conducta anterior y posterior al hecho punible y la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del delito permiten concluir que un tratamiento en libertad aparece eficaz y necesario, en el caso específico, para una efectiva readaptación y resocialización del beneficiado.  Estos informes serán evacuados por el organismo técnico que determine el reglamento.

Al conceder este beneficio, el tribunal establecerá un plazo de tratamiento y observación que no será inferior al de duración de la pena, con un mínimo de tres años y un máximo de seis.

El tribunal al conceder el beneficio impondrá las siguientes condiciones al reo:

a) Residencia en un lugar determinado la que podrá ser propuesta por el reo, pero que, en todo caso, deberá corresponder a una ciudad en que preste funciones un delegado de libertad vigilada. La residencia podrá ser cambiada en casos especiales calificados por el tribunal y previo informe del delegado respectivo;

b) Sujeción a la vigilancia y orientación permanentes de un delegado por el término del período fijado, debiendo el reo cumplir todas las normas de conducta e instrucciones que aquel imparta respecto a educación, trabajo, morada, cuidado del núcleo familiar, empleo del tiempo libre y cualquiera otra que sea pertinente para un eficaz tratamiento en libertad.

c) Ejercer, dentro del plazo y bajo las modalidades que determine el delegado de libertad vigilada, una profesión, oficio, empleo, arte, industria o comercio, si el reo carece de medios conocidos y honestos de subsistencia y no posee calidad de estudiante;

d) Satisfacción de la indemnización civil, costas y multas impuestas por la sentencia. No obstante el tribunal, en caso de impedimento justificado, podrá prescindir de esta exigencia, sin perjuicio de que persigan estas obligaciones en conformidad a las reglas generales.

e) Reparación, si procediere, en proporción racional, de los daños causados por el delito. En el evento de que el condenado no la haya efectuado con anterioridad a la dictación del fallo, el tribunal hará en él, para este solo efecto, una regulación prudencial sobre el particular.

En tal caso, concederá para el pago un término que no excederá del plazo de observación y determinará, si ello fuere aconsejable, su cancelación por cuotas, que fijará en número y monto al igual que las modalidades de reajustes e intereses. El ofendido conservará, con todo, su derecho al cobro de los daños en conformidad a las normas generales, imputándose a la indemnización que proceda lo que el reo haya pagado de acuerdo con la norma anterior.

Asimismo, durante el período de libertad vigilada, el juez podrá ordenar que el beneficiado sea sometido a los exámenes médicos, psicológicos o de otra naturaleza que aparezcan necesarios.

El quebrantamiento de algunas de las condiciones impuestas por el tribunal o la desobediencia grave o reiterada y sin causa justa a las normas de conducta impartidas por el delegado, facultarán al tribunal, sobre la base de la información que éste le proporcione, para revocar el beneficio, en resolución que exprese circunstanciadamente sus fundamentos. En tal caso, el tribunal dispondrá el cumplimiento de las penas inicialmente impuestas o su conversión, si procediere, en reclusión nocturna.

Beneficios alternativos en los casos de falta[20]

Se podrá suspender la imposición de condena por falta, cuando resulte mérito para condenar por la falta imputada, pero concurrieren antecedentes favorables que no hicieren aconsejable la imposición de la pena al imputado, el dicho caso, el juez podrá dictar la sentencia y disponer en ella la suspensión de la pena y sus efectos por un plazo de seis meses.

En tal caso, no procederá acumular esta suspensión con alguno de los beneficios contemplados en la ley N° 18.216, entiéndase por tales, la remisión condicional de la pena, la reclusión nocturna y la  libertad vigilada.

Transcurrido el plazo previsto de seis meses  sin que el imputado hubiere sido objeto de nuevo requerimiento o de una formalización de la investigación, el tribunal dejará sin efecto la sentencia y, en su reemplazo, decretará el sobreseimiento definitivo de la causa.

Esta suspensión no afecta la responsabilidad civil derivada del delito.

5.- El delito médico doloso

El delito médico doloso, es el acto médico, de acción u omisión,  ejecutado de manera voluntaria y conscientemente deseado,  que importa una transgresión al ordenamiento jurídico.

Siguiendo la idea establecida en el artículo 1° del Código Penal, el delito médico doloso, consistiría en toda  acción u omisión voluntaria, penada por la ley, que es  ejecutada por el médico cuando se encuentra  ejerciendo o desempeñando su labor profesional, sea ésta en el ámbito público o privado.

5.1.- Tipos de delitos médicos dolosos

a) Delito de falsedad instrumental. Artículo 202 del Código Penal.

Incurre en  delito de falsedad instrumental, el facultativo  que librare certificación falsa de enfermedad o lesión con el fin de eximir a una persona de algún servicio público.

Dicho delito será castigado con reclusión menor en sus grados mínimo a medio - sesenta y un días a tres años -  y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.

Más la aplicación de las penas accesorias de llevan consigo la de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

b) Violación de secreto profesional. Artículo 247 inciso segundo del Código Penal.

Incurre en delito de violación de secreto profesional, el médico revele los secretos que por razón de su profesión se le hubiere confiado. Es decir, habiendo tomado conocimiento por razón de su profesión médica los secretos de un particular, los descubriere con perjuicio de éste.

Dicho delito será castigado con  reclusión menor en sus grados mínimo a medio - sesenta y un días a tres años -  y  multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.

Más la aplicación de las penas accesorias de llevan consigo la de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

c) Abuso de la credulidad del público. Artículo 313 b del Código Penal.

Incurre en delito de abuso de la credulidad del público, el que estando legalmente habilitado para el ejercicio de una profesión  médica o auxiliar[21] de ella ofreciere, abusando de la credulidad del público, la prevención o curación de enfermedades o defectos por fórmulas ocultas o sistemas infalibles.

Dicho delito será castigado con presidio menor en sus grados mínimo a medio  - sesenta y un días a tres años -  y multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales.

Más la aplicación de las penas accesorias de llevan consigo la de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

d) Aborto.  Artículo 345 del Código Penal, en relación con el Artículo 342 del mismo código, y con el Artículo 119 del Código Sanitario[22].

Incurre en delito aborto, el facultativo que, abusando de su oficio[23], causare el aborto o cooperare a él.

Dicho delito será castigado con:

1° presidio mayor en su grado mínimo, si ejerciere violencia en la persona de la mujer embarazada. Esta pena base, debe ser aumentada en un grado, es decir, a presidio mayor en su grado medio, esto es, de diez años y un día  a  quince años.

Más la aplicación de las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y de la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

2°  presidio menor en su grado máximo, si, aunque no ejerza fuerza en la mujer embarazada, obrare sin consentimiento de la mujer. Esta pena base, debe ser aumentada en un grado, es decir, a presidio mayor en su grado mínimo, esto es, de cinco años y un día a diez años.

Más la aplicación de las penas accesorias de de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y de la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena.

3° Con la de presidio menor en su grado medio, si la mujer consintiere. Esta pena base, debe ser aumentada en un grado, es decir, a presidio menor en su grado máximo, esto es, de tres años y un día a cinco años.

Más la aplicación de las penas accesorias de llevan consigo la de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.


Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.