Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Expresión corporal-danza con jóvenes en situación de vulnerabilidad social (página 2)

Enviado por Silvia Buschiazzo



Partes: 1, 2


Se trabaja además, valorando la búsqueda, la investigación, el proceso más que el producto al que se llega y que ese recorrido se realice desde el bienestar y no desde el dolor, esto permite el desarrollo de la auto-percepción, el auto-respeto y la posibilidad de respetar  a los otros y el entorno.  

Podemos decir, sintetizando, que sin el cuerpo el ser humano no existe como tal, como estructura integrada en movimiento; por ende la expresión corporal como disciplina cuestiona la dicotomización que nuestra sociedad tiende a fomentar entre lo psíquico y lo corporal; afirma el concepto de ser humano expresándose a sí mismo consigo mismo, a través de su propio cuerpo, es decir que el individuo es su propio instrumento, fuente e instrumentista  desde un primer momento. 

El dualismo, desde Descartes hasta la biomecánica - según Le Boulch- ha considerado al cuerpo como objeto-instrumento, al servicio de la mente. El objetivo es entrenar el cuerpo, domarlo a voluntad, como una maquinaria al servicio del espíritu. El ser humano se transforma en hombre-máquina, disociándose de sí mismo (el obrero robot/ el rendimiento deportivo, etc.).

Desde la psicokinética, en cambio, se plantea el rechazo a este dualismo disociante, y se postula la unidad del Ser. El movimiento humano será entonces la manifestación significante de la conducta, una acción organizada de un "cuerpo" situado en el mundo, como personalidad integral. La existencia corporal es una unidad que expresa la totalidad del ser en su relación con el medio que lo rodea (19).

La antropología social del cuerpo - según Le Breton- parte de un enfoque que no considera al cuerpo como un mero hecho natural-biológico sino que constituye una forma moldeada por la interacción social, el hombre no es el producto de su cuerpo sino que él mismo produce las cualidades de su cuerpo en su interacción con los otros y en su inmersión en el campo simbólico. La corporeidad se construye socialmente.

La visión biomédica occidental y moderna, parte de una visión mecanicista del cuerpo, que termina disociándolo de la persona, del cosmos, de los otros y por ende de sí mismo. El cuerpo  desde el discurso de la antropología social no aísla el cuerpo humano, como también lo hacen las "terapias corporales", que desde el discruso de la " liberación del cuerpo"  ponen al actor entre paréntesis y convierten a su cuerpo en casi una persona.

El cuerpo según la sociología y antropología del cuerpo, no se distingue de la persona. El cuerpo es el lugar y tiempo en el que el mundo se hace hombre inmerso en la singularidad de su historia personal, terreno social y cultural en el que abreva la simbólica de su relación con los demás y con el mundo.

La tarea de la antropología social debe ser la de comprender la corporeidad en tanto estructura simbólica y no debe dejar de lado representaciones, imaginarios, conductas, infinitamente variables según las sociedades.

El cuerpo constituye la interfaz entre lo social y lo individual, la naturaleza y la cultura, lo psicológico y lo simbólico. Por ello su estudio requiere de prudencia al momento de incorporar esta multi e inter-disciplinariedad.(20).

La concepción de ser humano que sustenta este trabajo desde la Expresión Corporal tiene por ende, una impronta humanista integradora, el ser humano es desde este enfoque múltiple, una totalidad integral mente-cuerpo-espiritu-emociones-entorno (12,16,19,20,21).

Eje pedagógico-metodológico:

La metodología de trabajo es vivencial, dado que el énfasis está puesto en la vivencia, en pasar por el propio cuerpo los saberes, habilidades, actitudes y valores a trabajar. Si bien tambien se pretende que cada participante pueda poner en palabras -o a través de algun otro lenguaje uitilizado como mediador- lo vivido. Uno de los recursos centrales es el uso de la voz, las consignas se dan de manera verbal, en forma clara, sencilla y motivando a la acción, partiendo de lo más simple para llegar a lo más complejo. El énfasis en la voz tiene que ver con que se evita que el alumno imite o copie al docente, se promueve que encuentre su propio estilo para moverse y bailar (17,33).

Además se utilizan, entre otros recursos,  diversos objetos para trabajar los contenidos: como estímulos e instrumentos de comunicación, como herramientas para el trabajo sensoperceptivo y de autoconocimiento corporal, como elementos simbólicos y creativos. Por ejm.: Videos, Textos, Fotos, Objetos diversos: pañuelos, polleras, pelotas, cañas, colchonetas, telas, lonas.

Se enfatiza -entre otras cosas- el respeto por sí mismo y por los otros, el cuerpo no es descartable, es único e irrepetible, es la expresión del ser como totalidad integral. Se estimula entonces a que cada persona participe y desarrolle a su propio ritmo su capacidad de auto-descubrimiento y descubrimiento de los otros, adecuando las consignas a cada persona o grupo; sin imponer modelos externos ni estereotipos y propiciando la no mecanización de los movimientos, propiciando una actitud de atenta ternura consigo mismo y los demás.

Por este motivo es que la metodología de trabajo en Expresión Corporal-Danza condice con la metodología de taller (15) fomentando la participación activa y el protagonismo del sujeto en el aprender, desde una matriz vincular cooperativa(3). También condice con las propuestas de trabajo-juego cooperativo y no competitivo, jugar con otros y no contra otros, superar desafíos propios y no superar a otros, gozar de la propia experiencia del juego; desarrollar la propia autoestima en el desafío;  participar juntos para conseguir fines o logros comunes, en vez de unos contra otros para fines mutuamente excluyentes (26)

A su vez, se encuadra dentro del modelo de la educación permanente, contextual y situacional. Esto significa tener en cuenta los aspectos socioeconómicos, familiares y las necesidades individuales y colectivas del grupo destinatario. Se  trabaja desde el modelo socio-afectivo, es decir, el trabajo conjunto de lo disciplinar y de los aspectos vinculares-afectivos de las personas y del grupo (1,2,29). Por otra parte es una tarea que puede desarrollarse a cualquier edad y en diferentes estratos sociales.

Desde el paradigma de la complejidad, toma como metodología el aprender a trabajar con la incertidumbre dentro de cada sistema grupal dado, y para ello podemos elaborar estrategias de acción, dado que el futuro es impredecible, partiendo de valores o ideas motoras que nos guían.

La estrategia didáctica consistirá en plantear un escenario de acción, que puede ir modificándose en función de las informaciones y acontecimientos que sucedan en el momento de desplegar la estrategia. Hay toda una tarea previa a la acción docente que consiste en escuchar y  negociar para elaborar la propuesta, por ello es situacional. A su vez ello permite una evaluación que trata de analizar el proceso a lo largo de toda su puesta en marcha,  de allí su necesaria flexibilidad. Por ello decimos que este tipo de enfoque tiene como sustrato el pensamiento complejo, no dogmático, local, concreto y flexible (31).

La tarea en Expresión Corporal-Danza dentro de la comunidad, requiere de esta manera de atender a los procesos grupales y educativos, para ser efectiva y para promover el desarrollo integral de las personas que participan de la misma.

§         El trabajo con comunidades vulnerables:

Definimos por "población en riesgo social" o con alta vulnerabilidad psico-social a la población que padece fragilidad psíquica por haber sido desatendida en sus necesidades psico-sociales básicas: seguridad afectiva, económica, protección, educación, tiempo de dedicación, comida, agua potable, trabajo y salud. La situación de vulnerabilidad se dá por una falla en la contención ( familiar y comunitaria) y el no garantizarse el efectivo acceso a los derechos humanos fundamentales, quedando esa persona en situación de riesgo social.

Dadas estas características poblacionales, se realiza un abordaje desde la "Clínica de la Vulnerabilidad", esto es, el objetivo de la tarea es la restitución de derechos por parte de los participantes, para ello se consideran no solo los aspectos específicos de la disciplina a trabajar - en este caso la Expresión Corporal- sino tambien los aspectos psico-sociales, rescatando los recursos vinculares de los participantes y facilitándole nuevos, promoviendo el desarrollo de actitudes, valores y habilidades, reconstruyendo redes vinculares y grupales, promoviendo nuevas formas de vinculación - o resignificación de los vínculos-, y colaborando en definitiva en reconstruir su identidad y su historia, de manera de proteger al sujeto del riesgo social (10).

Para esto se requiere de la metodología de investigación-acción o modelo metodológico emergente, desde la cual el observador-investigador forma parte de lo observado   (participa no solo desde lo que piensa sino desde lo que siente, percibe y hace), considerando en primer lugar las necesidades del grupo beneficiario y promoviendo la concientización de su propia historia, a partir del vínculo y la relación dialógica. En este tipo de enfoque, los registros ( tanto descriptivos como subjetivos) diarios de la actividad son fundamentales para medir los avances y dificultades de la misma, y poder realizar los reajustes necesarios. A su vez, como forma de practicar la capacidad de autoconciencia y observación grupal, y para la sistematización de la  práctica dentro del taller (11).

El enfoque descripto forma parte de las diversas metodologías de operación con comunidades vulnerables que se basan en el respeto a la modalidad vincular  propia de los participantes y trabajan a partir de los emergentes, incorporando a los beneficiarios en el proceso participativo (6, 7,10,37).

3. Descripción de la experiencia realizada durante oct. 2003 a junio 2005:

a) Características de la población beneficiaria: Son jóvenes ( entre 12 y 18 años, varones y mujeres) que padecen diversos grados de carencia socio-económica y afectiva, que han sufrido diversas situaciones de violencia, abuso y/o abandono, por lo cual muestran gran desconfianza, resentimiento y diferente tipo de actitudes agresivas y defensivas.

Algunos de ellos provienen de diferentes hogares de menores, otros de clínicas psiquiátricas, en ambos casos se dan situaciones de abandono familiar, ya sea total o parcial. En muchos casos reciben tratamiento farmacológico para sus desórdenes de conducta y personalidad. Hay pocos casos con situación asistencial, es decir, que el estado se encarga de proveer ayuda económica y asistencial al joven y su familia.

b) Características de la institución: Es un centro de tratamiento ambulatorio, depende de la Subsecretaría de Minoridad, dentro de la Dirección de Asistencia a la infancia y la adolescencia, Min. Desarrollo Humano, Pcia. Bs. As.

En este centro se brindan diferentes talleres artísticos y productivo-recreativos ( expresión corporal, plástica bi y tridimensional, música, teatro, formación social, carpintería, ed. Física, psicopedagogía) a su vez hay atención psicológica-psiquiátrica para los jóvenes participantes, trabajando en vinculación con los talleristas y con los auxiliares del programa.

Los jóvenes permanecen a contra turno de la escuela -los que van a la escuela- o todo el día, con actividades de taller de mañana y de tarde ( 9 a 12 y 13 a 16), de 1hs 15 min. por taller, de lunes a viernes.

Hay una población de alrededor de 50 jóvenes participando de la experiencia. En el taller de expresión corporal-danza ha habido una oscilación de participantes entre 40 a 10 por semana, según la época del año.

c) Descripción de la modalidad de trabajo dentro de la institución: Los jóvenes ingresan al programa y tienen un mes para probar los distintos talleres en diferentes horarios, luego tendrán que elegir un horario y algunos talleres en los que quieran participar en forma regular. Generalmente es una población con gran discontinuidad, no solo por sus características personales sino por la misma institución que genera permanentes cambios en sus recorridos de tratamiento, así como también egresos o cambios de institución que son independientes de la actividad en el taller.

Los registros diarios de la tarea en el taller y los informes de avance de cada participante, se re-trabajan en reuniones de supervisión conjuntas con los psicólogos y otros talleristas. Tanto el ingreso como el egreso del programa, son decididos por los supervisores. El modo en que se van agrupando los participantes en los distintos talleres queda en manos de los supervisores, si bien el tallerista tiene cierta ingerencia en esto.

 Meta general del programa: Promover el desarrollo de personas integrales, capaces de transformar y transformarse activa y creativamente en su entorno. Lograr la restitución de sus derechos como seres humanos, apuntando a su emancipación y autonomía como personas.

d) El Taller de expresión corporal-danza:

Objetivos:

A-                  Adquirir habilidades corporales y de movilidad:

Desarrollar la autoconciencia corporal, el disfrute y valoración del propio cuerpo: autoimagen corporal, tono, flexibilidad, fuerza y coordinación, calidades de movimiento. Desarrollar nuevos hábitos y habilidades con el cuerpo.  Desarrollar la percepción y la sensibilidad. Sentidos propioceptivos y exteroceptivos. Desarrollar la capacidad de autorregulación corporal y regulación del stress.

B-                  Adquirir habilidades de expresión y comunicación:

Desarrollo de la percepción sensible del mundo y de sí mismo. La capacidad de comunicación intrapersonal e interpersonal. Autoconocimiento, auto-confianza y auto-valoración y posibilidad de conocer a los otros y valorarlos. Afianzar la autoestima y el humor. Desarrollar identidad y personalidad propias, reconocer las propias habilidades y limitaciones. Autoconciencia corporal y emocional. Actitudes facilitadoras y obstaculizadoras de la comunicación intra-personal. Vivencia de unidad de sí mismo y de los otros. Entrenamiento de diálogo con uno mismo, la meditación. Comunicación verbal y no verbal. Expresión gestual. Capacidad de expresar emociones. Dar y recibir afecto. Actitudes de participación interactuando con otros, respetando reglas comunes.  Construir códigos comunes y valores compartidos. La empatía con el otro. Ejercicios de escucha activa y empática. Metodologías de resolución no violenta de conflictos: la negociación colaborativa. El conflicto como posibilidad de cambio y aprendizaje. Convivencia y actitudes democráticas: respeto, afecto, tolerancia, solidaridad. Autocuidado y cuidado del otro, cooperación, cuidado del salón y los elementos de trabajo.

C-                  Desarrollar habilidades creativas:

Bailar, creando danzas propias y compartidas. Desarrollar la imaginación y capacidad de simbolización de ideas y emociones. Desarrollar la capacidad de atribuir mas de un significado a los acontecimientos.  Actitud investigadora. Actitud lúdica. Habilidades para: Imitación-copia, ensayo-memoria-repetir, crear algo nuevo/ improvisación y composición. Capacidad expresiva en el movimiento, con el estímulo de diversos lenguajes: musical, plástico, dramático, literario.

Criterios de selección de los contenidos trabajados:

       Los contenidos se seleccionan de acuerdo a la demanda de los participantes:

a)                                           la edad del participante, b) la cantidad de participantes, c) el momento del día ( mañana, después de comer) , d) el tiempo que lleva participando de la actividad o si es por primera vez; la regularidad con la que participa dentro del taller, e) el sexo: mujeres o varones, o mixto, f) el lugar físico donde puede realizarse, g) la problemática de cada participante.

La evaluación:

Es de tipo procesual, al inicio de cada encuentro se hace una evaluación diagnóstica individual y grupal, a fin de tomar emergentes del día, necesidades y expectativas de los asistentes. Durante todo el desarrollo del taller, se vá readaptando el cumplimiento de los objetivos a los fines del reajuste permanente del proceso; esto queda plasmado a través de observaciones y registros, y las producciones de los participantes  (orales, escritas, bailadas -  filmadas y fotografiadas-). Al finalizar cada encuentro se intenta realizar un momento de cierre, en el que los participantes puedan comentar sus vivencias o plasmarlas a través de algún otro lenguaje usado como mediador. Además se observan los efectos, que la participación en el taller de expresión corporal tiene en la vida cotidiana del beneficiario, a través de comentarios, observaciones espontáneas, observaciones de otros talleristas, preceptores y  supervisores en otros ámbitos.

Ejemplos de actividades realizadas en el taller- listado al azar :

Collage, poemas o cuentos que se corporizan/ Juegos de pregunta-respuesta/ ritmos con gestos/ observar la respiración/ títere y titiritero/  parados, descansar uno sobre otro/ uno guia a otro y luego cambian de rol/ armado de pequeñas coreografías/ Bailar danzas con músicas elegidas por las participantes (cumbia, murga, salsa, hip-hop, latinos, arabe, folklore)/ Visualizaciones creativas para luego bailar o durante las cuales se baila./ Danzas grupales, copiar, repetir, inventar algo propio, uno propone  y el resto lo imita/ deslizar, reptar, distintas maneras de rodar, giros, puentes, vueltas carnero, medialunas, trepar/ danza libre, utilizando lo trabajado previamente desde la autoconciencia corporal/ bailar haciendo gimnasia/ armar siluetas - comparar como creían ser y como ven el dibujo/ Esculturas vivientes- a partir de fotos, desde el movimiento, uno mueve a otro, uno es el escultor, luego cambian de rol/ del dibujo al movimiento y vice-versa/ espalda contra espalda, y con dedos sobre la espalda del otro/ agrandar y achicar espacios y apoyos/ llenar o atravesar espacios/ recorrer el contorno del espacio del salon/ reconocer texturas, formas, temperaturas.

e) Descripción de un caso paradigmático:

Elijo este caso pues lo considero representativo de lo que se puede lograr desde la expresión corporal-danza con personas que han sufrido graves violaciones a los DDHH y que - como en este caso- se sienten atraidas por participar en un taller de esta naturaleza. El informe rescata el proceso individual de la persona elegida, si bien su proceso se fue dando dentro de situaciones grupales e individuales.

Es una joven de 18 años, que ha padecido serias situaciones de abuso y abandono, por lo cual muestra actitudes rígidas y defensivas, a su vez corporalmente se la vé muy descuidada. En la primera etapa dentro del taller, mostraba un gran monto de ansiedad, mucha necesidad de hablar, predisposición a la tarea pero rigidez, estereotipos respecto del bailar, sin embargo a su vez mostró una relativa rápida apertura hacia propuestas novedosas para ella, y a medida que fue logrando confianza conmigo y consigo misma, fue compartiendo sus problemáticas más personales y los motivos de su estar allí, a su vez que lograba descubrir nuevas maneras de expresarse a través del movimiento y de encontrarse consigo misma.

Informe sobre Anahí G.  (16/12/04)

Ingresó al taller el 2/10/04, le ofrecí varias opciones y quiso bailar folklore, me contó que el padre es Santiagueño y que baila y organiza festivales de folklore. Ella vivía antes en Mar del Plata.

A través del folklore lograba trabajar con ella los contenidos de E.C.

Se reía, le gustaba, disfrutaba. Se suelta en el uso del espacio total del taller. Progresa en sostener la mirada y la comunicación con el otro, en no darle la espalda al otro, hace giros que le agregan expresividad a la danza que antes no hacía, copia algunos giros, capta mejor el ritmo y enriquece su lenguaje al bailar.

Puede bailar con otros y  ella motivó a que otra compañera baile. Suele hablar de las otras chicas, muestra preocupación por los demás.

En algunas oportunidades le pido que me cuente lo que sintió bailando: Alguna vez dijo recordar al padre y eso no le gusta tanto ( contó que el padre se emborrachaba); siente "diversión, alivio, alegría; me gusta bailar, me encanta".

El 4/10 participó de una actividad en la que trabajé calidades de movimiento ( lo ligado-femenino, lo cortado-masculino) y bailar esos dos tipos de movimientos; ella se mostró motivada, lo ligado le era más natural, lo cortado le costaba más.

Participó tambien de un trabajo de sensopercepción con pelotas en el piso, capta las consignas, si bien habla en el ínterin de los temas que le preocupan, tambien logra soltarse y simplemente disfrutar de la danza o del encuentro consigo misma.

Solía ser muy respetuosa y colaboradora, y muy cariñosa conmigo, siempre me ayudaba a llevar el equipo de música, entre otras actitudes.

El 28/10 participó de un trabajo de sensopercepción ( estiramientos, títere-titiritero, movimientos de columna), me asombró su capacidad de entrega, hizo todo el trabajo, le costó soltarse pero lo logró, se sacó las zapatillas por primera vez ( antes no lo hacía, le daba vergüenza). Al cierre, le pedí que dijera 3 palabras sobre lo sentido, dijo: " color celeste, me late la espalda, sentí alivio", le pregunté si el latir de la espalda era agradable o no y dijo que si.

A veces llegaba contándome zonas del cuerpo que le dolían  y trabajábamos sobre eso.

También me trajo, en cierta oportunidad, a escondidas una bombilla para que se la esconda porque la usan varias compañeras para fumar "porro" y ella se lo quiere sacar, mostrando con esto el grado de confianza que logró establecer conmigo.

El 11/11 me contó que la madre ejercía la prostitución y la obligaba a ella y le daba droga, ella no quería ( se largó a llorar contándome todo esto).

Ese mismo día, siendo que se cumplía casi un mes y medio de haber ingresado al taller, observo los logros: ella viene y se saca los zapatos, me pide y ayuda a colocar la alfombra negra ( armada por mi con bolsas de consorcio, solución que encontré ante la falta de piso adecuado para el trabajo) para bailar. A su vez me cuenta que se lavó los pies y que se le están curando los hongos que tenía.

El 12/11 hicimos una actividad de ritmos sobre la espalda de otro, quien tiene que responder con gestos de manos, pies y cara ( en ese orden), le encantó, se rió tanto que le salieron lágrimas; luego de este juego bailó con mucha más soltura. También hicimos un ejercicio de flexibilización de la columna que le permitió encontrar nuevos movimientos, ella misma notó la diferencia y me lo dijo; en otras oportunidades me pidió volver a hacer ese ejercicio.

El 16/11 hicimos un trabajo de reconocimiento y enderezamiento de la columna, y de movilidad, le gustó, trabajó con otra compañera, se reían, después de esto bailaron danzas árabes usando polleras.

El 23/11 hicimos un trabajo de vibratorias, ella manifestó tener nuevos dolores, le expliqué que cuando uno tiene el cuerpo mas presente toma conciencia de sus dolores, que estaban antes pero que no te dabas cuenta, ella escuchó atentamente.

En este trabajo de vibratoria, Anahí se acordó de un sueño: "que iba al baño y empezaba a brotar sangre debajo del inodoro y se inundaba de sangre; ella pedía ayuda gritando".

Este mismo día en otro horario hicimos un trabajo sobre impulsos, uno le mueve el brazo al otro desde el impulso, que puede ser fuerte o suave y el movido puede decidir si dejar el brazo en peso muerto, si cortar el movimiento o si continuarlo; le encantó, se reía mucho, " me encanta este juego" me dijo. Luego cerramos con un trabajo de columna y uno de respiración, quedándose muy tranquila.

En general se la vé muy motivada, no falta nunca al taller y a veces participa en más de un horario por día.

El 25/11 fue la primera vez que logré que no hablara durante un trabajo de sensopercepción, le dolía la espalda y eso la alivió.

También se compenetró en un trabajo con telas, primero explorando la tela ( textura, forma, color, temperatura, etc), luego generando movimientos suaves o fuertes con la tela y observando lo que le pasa al propio cuerpo con esos movimientos y hasta transformarse en la tela. La ví muy concentrada en el trabajo sobre lo suave, rodó por el piso, se acariciaba con la tela, luego se interrumpió y no pudo seguir trabajando en lo propuesto, me empezó a contar que se fugó el martes a la noche y volvió borracha; que ella quiere el traslado, que no puede dejar la droga, que no le gusta el hogar convivencial donde está, pero que quiere seguir viniendo a los talleres. Me suele contar cuestiones personales, luego de haberse entregado a algún trabajo de conciencia corporal. Además manifiestó quererme como a una madre porque habla conmigo todo y me cuenta sus intimidades, entre ellas: que  se sigue fugando y que se hizo amiga de un chico de la "Favela" ( barrio marginal de La Plata) que toma alcohol y fuma porro. 

El 9/12 participó en una actividad en la que trabajó los sentidos exteroceptivos a través de la percepción de un objeto ( rama con flor ), tienen que percibirlo primero con los 4 sentidos menos la vista, que queda para el final; ella ponía cara de emoción cuando se llevó la rama a la piel de la cara y del brazo, también cuando le sintió el perfume; en otros momentos se reía, sobretodo con el sonido; pensó que las flores eran amarillas y cuando abrió los ojos descubrió que eran blancas. Le pedí que escriba sobre lo sentido: " cosquillas en las manos, emoción, recuerdo de una amiga que le acariciaba la cara, perfume del ex-novio, sonido raro".

Después de este ejercicio me contó más detalles de su historia personal:

El padre la violó a los 11 años, ella quedó embarazada y su hija quedó en custodia del tío. Además la madre la prostituía y le enseñó a consumir drogas. A la madre no la pueden ubicar, ella no la vé hace 5 años. El juez fue recientemente a la casa del tío a contarle la verdad sobre el padre, a raíz de lo cual el tío le puso una denuncia y ahora el padre está preso. Me aclaró que ella en su momento no quiso denunciarlo. Le avisaron que pronto vá a ver a su hija -  que ahora tiene 7 años-, cuando la trasladen a Mar del Plata y se largó a llorar cuando me contó todo esto. Me contó que tiene fecha de comparendo el viernes 17/12, parece que vá a poder ver finalmente a su mamá también.  Cuando me cuenta estas cosas que la emocionan me abraza y llora. 

En el mes de diciembre fue trasladada a un centro de tratamiento para adicciones, en otra ciudad de la Pcia. De Bs.As.

4. Reflexión crítica acerca de la experiencia :

a)                                                                        Modalidad de transferencia de los saberes y  prácticas de la Expresión Corporal-Danza, en su aplicación al campo comunitario y especialmente con este tipo de población. Importancia de la propia corporalidad del facilitador-investigador en este proceso. Habilidades dentro del área psico-social a trabajar con los participantes y  que debe conocer-practicar el facilitador  para lograr los objetivos planteados:

En función tanto de las características metodológicas de la disciplina como de sus fundamentos, es de vital importancia el clima que se logra generar en el taller, para que la esencia del trabajo pueda realizarse. El clima depende por un lado de las actitudes que logra expresar el facilitador, pero tambien de ciertas condiciones mínimas espacio-temporales, que permitan la intimidad, respeto y cuidado necesarios.

En función de la población con la que se desarrolla esta experiencia, la estrategia didáctica requiere del arte de trabajar con la incertidumbre, la flexibilidad y creatividad, sostenidos por ideas-valores como eje y actitudes profundamente democráticas como modalidad de acción.

El rol del facilitador-investigador es el de fortalecer al sujeto que ha sido privado de sus derechos, generando espacios de pertenencia y participación, considerando a los jóvenes como co-protagonistas de un proyecto común. Para lograr esto, el facilitador debe poder crear un vínculo positivo con cada participante, para lo cual  debe poder revalorizar la relación con su propio cuerpo como uno de los elementos centrales en las estrategias pedagógicas que se proponga, así como tambien debe poder conectarse con la realidad de los participantes, de manera de poder ejercer la escucha empática y ponerse en el lugar del otro, sin por ello perder la distancia óptima para operar.

El facilitador-investigador deberá:

§                                                               Conectarse con la otra persona, desde una mirada de profunda aceptación del otro, con el objetivo de contenerlo y que el participante pueda dejar la mirada del afuera y pueda mirarse a sí mismo. Aquí se dá una resonancia emocional y una empatía con el otro, este es el primer paso, pero esto  incluye la capacidad saber salir de esta cercanía con el otro, o sea la distancia instrumental, para poder operar.

§                     Crear un clima de aprecio, desde la escucha activa y empática, la actitud amable y afectuosa. Promover la integración grupal y la comunicación positiva entre sus miembros. Evitar la descalificación y las comparaciones, cada ser humano es único y particular. El participante debe ser considerado una persona, un ser humano íntegro. Esto vale también cuando el trabajo es individual, dado que el propósito sigue siendo el de re-significar los vínculos grupales inscriptos en el sujeto.

§                     Ser firme - que no es lo mismo que ser autoritario- en el ejercicio de la autoridad. Saber poner límites a actitudes autoritarias, patoteras, violentas e intolerantes.

§                     Mostrar compromiso en la tarea. Ser consistente y honesto en lo que se le pide al grupo, consensuando reglas comunes de convivencia, de tal manera de lograr un vínculo de confianza que permita el desarrollo integral del participante.

§                     Promover climas de libertad, participación democrática y proponer estímulos constructivos y de carácter no competitivo para que el joven recupere y desarrolle:

oEl sentirse valorado, reconocido, respetado, confirmado, querido. Revalorizando su propia experiencia de vida.

oLa posibilidad de crear y construir con otros. La capacidad de comunicarse, participar, expresarse, ser escuchado.

oLa capacidad de poner en palabras lo que piensa y siente. Ayudándolo en la re-construcción de su propia historia y la creación de su propio proyecto de vida.

oLas aptitudes de: pensamiento, sensibilidad, habilidades, sueños, deseos. La capacidad de juego y diversión.

oLa pertenencia a un grupo siendo como es, sin tener que enmascararse.

Para todo esto, son fundamentales las capacidades de observación, auto-observación, obtención de información, detección de necesidades y demandas, y análisis de los datos, por parte del facilitador. Así como la capacidad de conexión con su propia corporalidad conciente y sus propios deseos ( 3, 4, 9, 23, 28, 29, 39).

Cabe agregar que todo cambio exterior en la línea de un mundo más solidario, más cooperativo, más respetuoso con la naturaleza y las personas, pasa necesariamente por un cambio interior que nos haga a nosotros mismos más respetuosos, más solidarios, más cooperativos y concientes.                                    Ser facilitador de procesos de conciencia individual y colectiva no es nada fácil. No basta con aprender "teoría" para luego aplicarla desde fuera y sin embarrarse. Sin duda se necesita una formación, pero lo más importante es el propio trabajo interior. Necesitamos conocernos más a nosotros mismos para conocer los procesos grupales e intervenir correctamente. Necesitamos aumentar nuestra capacidad de escucha, nuestra capacidad para sentir y captar atmósferas, necesitamos aprender a aceptar posiciones tan diversas que nos puedan parecer incluso contradictorias. Necesitamos saber convivir con nuestros miedos e inseguridades, reconocer nuestras debilidades, ser humildes, ser auténticos. Allí es donde el trabajo desde la propia corporalidad del docente-investigador cobra fundamental importancia en el trabajo de promoción de derechos de los sujetos vulnerados. No podemos brindar a otros lo que no ha pasado por el propio cuerpo-persona.

b) Análisis acerca del impacto que ha tenido esta experiencia: Logros, dificultades e interrogantes surgidos:  Representaciones/ prácticas previas del propio cuerpo -por parte de los participantes- al inicio del taller, vinculación con su situación de riesgo social. Cambios que produjo la participación en el taller de expresión corporal-danza. Posible superación de concepciones dualistas:

Logros:

Creo que son muchos, por un lado, hubo en general continuidad de participación por parte de los beneficiarios y una positiva evolución en sus desempeños. De los 40 participantes semanales que tuve durante los meses de octubre 2003 a noviembre del 2004 y los 10 participantes semanales entre diciembre 2004 y junio 2005; tengo informes que dan cuenta de la evolución positiva de 28 casos, cuya permanencia generalmente fué de 3 meses dentro del taller de manera relativamente continua, los restantes 22 casos, fueron participantes ocasionales o que vinieron por un período muy breve, por diferentes motivos que no detallo aquí.

En cuanto a las representaciones/prácticas previas del propio cuerpo que manifiestan los participantes al incorporarse por primera vez al taller, podemos mencionar el hecho de que suelen mostrar diferentes modalidades de: desconfianza, resentimiento, actitudes agresivas y defensivas,  rigidez y estereotipos respecto de lo que es bailar para ellos; corporalmente se presentan muy descuidados; e ingresan con altos montos de ansiedad y mucha necesidad de hablar.

En general, a medida que van logrando mayor confianza conmigo y consigo mismos, van descubriendo nuevas maneras de encontrarse en quietud y de expresarse a través del movimiento, a la vez que van re-construyendo y re-significando su propia historia de vida.

En cuanto al caso tomado aquí como paradigmático, se pudo ver cómo esta joven que habiendo padecido serias situaciones de abuso y abandono, por lo que muestra actitudes defensivas, logra ir ampliando su capacidad comunicativa (tanto verbal como no verbal), reconstruyendo su  propia historia de vida y re-significando sus vínculos internos, a su vez que vá logrando mayor expresividad y creatividad a través del movimiento. También se observa cómo fué disminuyendo sus altos montos de ansiedad, logrando permanecer también en silencio y/o en quietud, concentrada en sus sensaciones corporales. A su vez, durante su evolución dentro del taller, empieza a mostrar preocupación por los demás compañera/os, pudiendo salir de su problemática individual y compartiendo con otros. Encuentra en el taller un espacio de contención y escucha, que seguramente ha fortalecido su propia capacidad de autocontención. A su vez encuentra momentos de bienestar y de alegría, que en su vida cotidiana son escasos, a través del bailar y del conectarse con el propio cuerpo y con los otros, reemplazando de manera positiva, durante el espacio de taller, el uso de otro tipo de satisfactores destructivos ( como lo son la droga o el alcohol). Por otra parte, esta joven vá recuperando y redescubriendo su propio cuerpo, desde un lugar placentero, con lo cual se intenta reparar sus previas vivencias de abuso y abandono.

Podemos concluir a partir de lo anterior, que este enfoque de trabajo de y desde el cuerpo, colabora en la superación de dualismos disociantes dado que promueve la reconstrucción de la propia historia y proyecto de vida del sujeto que ha sido vulnerado en sus derechos.

Lamentablemente no he podido hacer un seguimiento de la evolución del caso analizado luego de que fuera trasladada, por razones externas a mi voluntad.

Creo que esta modalidad de abordaje, que -entre otras cosas- incorpora a los beneficiarios en el proceso participativo, transforma a la tarea en altamente constructiva y saludable, por lo cual se reduce la vulnerabilidad psico-social de los que participan, a su vez que disminuyen los niveles de violencia, sin generar dependencias vinculares o socio-económicas, como sucede en los programas de enfoque asistencialista y/o clientelista.

Las actividades de expresión corporal constituyen sin duda, una herramienta adecuada para el desarrollo integral de los jóvenes y del ser humano en general; pensando en su futura inserción autónoma, activa y creativa dentro de la vida en comunidad.

Dificultades:

Las dificultades en general han tenido que ver con cuestiones institucionales, y en algunos casos con el tipo de población. Problemas edilicios y estructurales: las condiciones poco aisladas del calor, del frio y de la lluvia del salón, en muchos casos impidieron la normal realización de la actividad del taller.

Otra dificultad fue el poco estímulo que desde la institución se les brinda a los varones para que participen del taller de E.C.,  convalidando modelos culturales que multiplican ciertos prejuicios sobre el valor de lo corporal y lo expresivo en el género masculino. Muchos varones vienen al taller en los recreos o cuando se " escapan" de otro taller, lo cual indica su interés en participar; aunque luego no son inscriptos oficialmente para que puedan venir.

Otra dificultad en la tarea es el trabajar con poblaciones con tanta movilidad, diversidad y cambio ( fugas, ausencias, traslados, cambios en la ruta de tratamiento, etc), por un lado implica algo que está previsto en la metodología de taller y en el trabajo con poblaciones vulnerables, esto es, el ir adaptando/adecuando diariamente los contenidos a las necesidades del grupo de beneficiarios, pero por otro lado el gran interrogante es ¿cómo profundizar en los procesos educativos, que generalmente quedan truncos por esta alta movilidad?. Hay una dificultad para hacer un recorrido y profundización de los procesos iniciados y por ende, dificultad para trabajar un sentido de pertenencia y de grupalidad.

La experiencia me indica que los grupos mixtos (varones-mujeres) funcionan bien, siempre y cuando sean de edades similares. Si bien también el trabajo de cada grupo por separado permite profundizar otros temas con cada uno de ellos. El trabajo individual es interesante y provechoso, siempre que no sea la modalidad habitual.

Conclusiones finales:

En primer lugar podemos observar que el trabajo corporal con personas en situación de vulnerabilidad social -que padecen  de  fragilidad psíquica por haber sido desatendidas sus necesidades psico-sociales básicas- requiere  partir  de la realidad de los participantes, de sus representaciones y prácticas previas, quienes generalmente muestran actitudes de desconfianza, resentimiento, agresividad,  rigidez, entre otras.

La experiencia del taller de Expresión Corporal-Danza demuestra que estas personas logran ir ampliando su capacidad comunicativa (tanto verbal como no verbal), reconstruyendo su  propia historia de vida y re-significando sus vínculos internos, a su vez que ván logrando mayor expresividad y creatividad a través del movimiento. El bailar y conectarse con el propio cuerpo y con los otros, les proporciona momentos de bienestar y alegría- escasos en su vida cotidiana- reemplazando de manera positiva el uso de satisfactores destructivos ( como lo son la droga o el alcohol).

Pensamos que este enfoque de trabajo de y desde el cuerpo, tiene consecuencias tanto subjetivas como epistemológicas, ya que parte de la revalorización de la propia corporalidad del investigador y de la realidad de los participantes, como uno de los elementos centrales en las estrategias pedagógicas que se propone, generando determinado tipo de vínculos facilitador-participante. Permite así la construcción de saberes y prácticas que colaboran en la superación de dualismos disociantes, dado que promueven la reconstrucción de la propia historia y proyecto de vida del sujeto que ha sido vulnerado en sus derechos, reparando sus previas vivencias de abuso y abandono, y reduciendo así su situación de vulnerabilidad psico-social.

Las actividades de expresión corporal constituyen una herramienta adecuada para el desarrollo integral de los jóvenes y del ser humano en general, pensando en su futura inserción autónoma, activa y creativa dentro de la vida en comunidad.

En síntesis, creo que este enfoque de trabajo conciente en Expresión Corporal, permite el desarrollo de habilidades indispensables para afrontar y superar  conflictos y adversidades, y adaptarse de manera creativa y saludable al entorno. Esta disciplina resulta útil en las personas que han sufrido y sufren diversas situaciones de abuso o privación de los derechos humanos más fundamentales.

Espero con este trabajo contribuir al debate y la fundamentación sobre la importancia que tiene la inclusión de éste tipo de áreas de conocimiento y de prácticas de trabajo corporal conciente, dentro del currículo de formación de docentes-investigadores de diferentes áreas del conocimiento humano, no solo desde el punto de vista académico sino en cuanto a sus aplicaciones en las prácticas concretas con personas, como en: Educación Física, Antropología, Psicología, Trabajo Social, Cs. de la educación, Cs. Jurídicas y diversas disciplinas artísticas, entre otras.

Espero también realizar un aporte al enfoque interdisciplinario dentro del campo de la investigación en educación corporal, contribuyendo a una mirada antropológica de y desde el cuerpo y colaborando en la conceptualización de los sustentos teóricos de este tipo de prácticas de trabajo corporal conciente.

Bibliografía consultada

1.   BARREIRO, T. 1987. Hacia un modelo de crecimiento humano, ed. Nuevo Estilo. Bs As.

2.   BARREIRO, Telma. , 1992. Trabajos en grupo, edit. Kapelusz. Bs As.

3.   BARREIRO, Telma. 2000. Conflictos en el Aula. Edic. Novedades Educativas, Bs As.

4.   BAUCHAU, Henry. 2006. El niño azul. Ed. Del Estante. Bs As.

5.   BERUTTI y ETCHEVERRY. 1993. Para la libertad del cuerpo y la palabra, ed. 3º tiempo. Bs. As.

6.   Brama Kumaris-UNICEF. 1998. Valores para vivir (guía práctica, actividades y manual para educadores). Barcelona.

7.   CEREMAP (Centro de promoción de resiliencia Mar del Plata, www.ceremap.org.ar). 2002. Promoción de resiliencia en adolescentes. Mar del Plata.

8.   DEL CUETO, Ana Maria. 2005, Diagramas de psicodrama y grupos. Ed. Madres de Plaza de Mayo. Bs. As.

9.   DIKER, Gabriela y  FRIGERIO,  Graciela. 2006. Educar: figuras y efectos del amor. Edit. Del Estante. Bs As.

10.               DOMÍNGUEZ LOSTALÓ, Juan Carlos. 2000. "Desarrollo humano y comunidades vulnerables", material de circulación interna del programa PIFATACS ( Programa de Investigación, Formación y Asistencia Técnica de Alternativas al Control Social Punitivo Institucionalizado), Fac. Humanidades y Cs. de la Educación, Sec. de Extensión, UNLP. La Plata.

11.               ELLIOTT, J. 1990. La investigación-acción en educación. Edic. Morata. Madrid.

12.               FOUCAULT, Michel. 1976. Vigilar  y castigar. Siglo XXI editores. Bs. As.

13.               FOUCAULT, Michel. 1982. Hermenéutica del sujeto. Ed. Altamira. Bs As.

14.               GIBERTI, Eva ( comp..), 1997, Políticas y niñez, Losada, Bs As.

15.               GONZALEZ CUBERES,  Maria Teresa y otros. 1990. Planeamiento, conducción y evaluación de un taller, Proedis, Kapelusz. Bs. As.

16.               GUTIERREZ, Alicia. 1985. Pierre bourdieu, Las prácticas sociales. Dirección general de publicaciones, Univ. Nacional de Córdoba.

17.               KALMAR, Deborah. 2005. Que es expresión corporal?. ed. Lumen.  Bs As.

18.               KLAINER, Rosa; LOPEZ, Daniel; PIERA, Virginia. 1988. Aprender con los chicos, propuesta para una tarea docente fundada en los DDHH.  Ediciones MEDH ( movimiento ecuménico por los derechos humanos) Bs. As.

19.               LE BOULCH, J. 1983. Hacia una ciencia del movimiento humano. Ed. Paidós. Bs As.

20.               LE BRETON, David. 1992. La sociología del cuerpo. Ed. Nueva Visión. Bs As.

21.               LE BRETON, David. 1995. Antropología del cuerpo y modernidad. Nueva Visión. Bs As.

22.               MINISTERIO DE DESARROLLO HUMANO, Pcia. Bs As. 2003. Ley de promoción y protección integral de los derechos de los niños ( Ley nº 13.298). Pcia. Bs. As.

23.               MOFFATT, Alfredo. 1991. Los chicos de la calle, Construcción de la historicidad. Revista Psicología Social Hoy, Mayo-Junio 1991. Bs As.

24.               MOFFATT, Alfredo. 1998. Violencia Juvenil. Revista El Planeta Urbano. Bs As.

25.               MUNIST Mabel y otros. 1998, Manual de identificación y promoción de la resiliencia en Niños y Adolescentes,  Org. Panamericana de la Salud (OPS).

26.               ORLICK, Terry. 1978. Libres para cooperar, Libres para crear. Paidotribo. Barcelona.

27.               PAREDES ORTIZ, Jesús. 1997. El deporte como juego: un análisis cultural. Tesis de doctorado. Universidad de Alicante, España.

28.               RESTREPO, Luis Carlos. 1999. El Derecho a la ternura. Ed. LOM. Santiago, Chile.

29.               ROGERS, Carl. 1986. Libertad y creatividad en la educación, Paidos. Barcelona, España.

30.               SCANIO, Elsa. 2004. Arterapia, por una clínica en zona de arte. Lumen. Bs As.

31.               SCHNITMAN, Dora (comp.). 1994. Nuevos Paradigmas, cultura y subjetividad, ("violencia familiar y violencia política", "Epistemología de la complejidad" y "nuevos modelos y metáforas comunicacionales", entre otros), edit. Paidós, Bs As.

32.               STOKOE, P. 1976. La expresión corporal y el niño. Ed. Ricordi Americana. Bs As.

33.               STOKOE, P. 1978. Expresión corporal, guía didáctica para el docente, Ricordi Americana. Bs As.

34.               STOKOE, P. 1978. La expresión corporal y el adolescente. Ed. Barry. Bs As.

35.               STOKOE, P. 1990. Expresión Corporal, arte, salud y educación. Humanitas. Bs As.

36.               STOKOE, P. y HARF, R. 1992. La expresión Corporal en el jardín de infantes, Paidos. Bs As.

37.               TILLMAN, Diane. 2003, Valores para Vivir para niños en situación de calle, UNICEF-Brahma Kumaris. Bs. As.

38.               TURNER, Bryan. 1984. El cuerpo y la sociedad. Ed. FCE. México DF.

39.               VISHNIVETZ, Berta. 1994. Eutonía- educación del cuerpo hacia el ser, Paidós. Bs. As.

 

Breve curriculum vitae de Silvia Buschiazzo: ( consultar CV completo en pag web: www.danza-expresion.com.ar)

Prof. De Filosofía (UNLP), Psic. Social, Prof. en Expresión Corporal-Danza (Estudio P. Stokoe), Esp. en Didáctica (UBA.), Cursando la maestría en DMT- Danza Movimiento Terapia (IUNA). Vivió en Venezuela y EEUU . Formación con diversos maestros en las áreas de: Danzas, trabajo corporal conciente,  senso-percepción, expresión corporal-danza, danzas folklóricas del mundo y argentinas, danza contemporánea y composición. Y en otros lenguajes artísticos.

Actualmente es docente concursada de la Cátedra "Fundamentos de la Expresión Corporal" (IUNA), desde 2003. Docente de expresión Corporal-Danza en la Escuela Taller Municipal de Arte, Munic.de La Plata, Pasaje Dardo Rocha. También es docente en la ONG Médicos en prevención (MEP), dictando talleres dirigidos a Acompañantes Terapéuticos y agentes de Salud en general. Miembro del equipo técnico de la Dir.de Capacitación, Min. Desarrollo Social, Pcia. Bs As, diseño y ejecución de capacitaciones para la promoción y protección de los derechos de la niñez y adolescencia.

Ha sido docente de Expresión Corporal-Danza a nivel Universitario, en educación no formal, en actividades dirigidas a niños, jóvenes, adultos mayores y adultos en general -desde 1998- en organismos oficiales y en la actividad privada.

Trabajó como Operador en Psicología Social  y tareas de capacitación docente en diversas instituciones oficiales y privadas. Ha desarrollado actividad comunitaria, social y de DDHH, con niños en situación de calle, talleres dirigidos a hijos de padres desaparecidos durante la dictadura militar.

Participó en diversos congresos, jornadas y ha publicado trabajos en relación a su tarea docente en Expresión Corporal-Danza (VII Congreso Argentino de Antropología Social -Salta, 2005-, Congreso de Educación Corporal, Fac. Ed. Física - UNLP, 2005-, Jornadas Pluralidades, Facultad de Derecho -UNLP, 2006-). Participó del Festival Internacional Danza Sur, en Puno, Perú. Dictando talleres dirigidos a bailarines, capacitadores en violencia familiar, campesinos y niños ciegos.

Presentaciones artísticas: Organiza las jornadas Cuerpos del Exilio I y II (IUNA 2007 y 2008), obra " Exilio y des-exilios". Ciclo identidad y Memoria organizado por Aurelia Chillemi, Hotel Bauen; Sermana sobre identidad cultural  Identificarte, organizada por la escuela de danzas tradicionales argentinas, LP; Encuentro artístico nacional en San Marcos Sierras, organizado por la Biblioteca popular de San Marcos. Presenta "Los Ojos", obra dirigida por I. Etcheverry. Muestra del seminario de composición con un objeto, dirigida por Alejandra Cosin. Video-danza, coordinado por bailarina Liliana Ogando.  Canta como solista de canto popular, diversas actuaciones ( 1983-86, 2002, 2005). Publicación de poesía en diversas revistas: "Vida Interior", "In Nomine"; y publicación de poesías del Taller de literatura dirigido por V. Zito Lema, para la visita a Argentina del poeta Rafael Alberti - silviabus[arroba]sinectis.com.ar/www.danza-expresion.com.ar/ cuerposdelexilio.blogspot.com

La Plata, Pcia. Bs As. , Argentina. Trabajo presentado en varios congresos años 2005 y 2006.

Autora:

Silvia Buschiazzo

Instituto Universitario Nacional de Arte

Ministerio de Desarrollo Humano

Provincia de Buenos Aires, Argentina

2005


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.