Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Pertinencia integral universitaria: contribución al caso de Venezuela (página 2)

Enviado por Albano A. Zambrano Q.



Partes: 1, 2


Ahora bien, la pertinencia integral puede constituirse en una quimera para muchos países latinoamericanos, y Venezuela no es la excepción. Es necesario asumir a la Universidad a partir de las dimensiones internas-externas que la conforman, que la identifican como organización social profundamente integrada a la sociedad, sin los aislamientos propios de las instituciones tradicionales. Pero también más allá de la pertinencia universitaria entendida solamente bajo postulados economicistas.

En correspondencia con lo antes expuesto se aborda el presente trabajo, cuyo eje central lo constituye una de las dimensiones de la pertinencia integral universitaria como lo es el currículo, considerado por Addine (2000), como la columna vertebral de las Instituciones de Educación Superior (IES), mediante el cual la universidad interactúa con la sociedad en su conjunto, que la identifica y orienta en el tiempo y el espacio, consideración en la que subyace inevitablemente la idea de que en correspondencia al enfoque pedagógico-curricular que se adopte, dicha interacción tendrá matices que contribuirán en mayor o menor medida a la pertinencia integral de la Universidad.

DESARROLLO

1.- Aproximación Teórico-Problémica

La pertinencia en tanto elemento característico de la educación universitaria contemporánea, contempla no sólo los vínculos de la universidad con el sector productivo, comúnmente conocido como VUSP, cuya esencia la constituye la capacidad de respuesta de las IES a las empresas, en su posibilidad de generar conocimiento y tecnologías utilizables en los sistemas productivos, transformándose así en una empresa del conocimiento al servicio de las demandas de las empresas de producción de bienes y otros servicios. Tampoco puede concebirse la pertinencia restringida a un enfoque eminentemente sociológico, según el cual la Universidad asume una función asistencialista procurando responder a la totalidad de los problemas que aquejan a las comunidades, independientemente de su misión como generadora de conocimiento y formadora del talento humano que requieren éstas, obedeciendo en este caso solamente a los lineamientos del Estado, como ejecutora de políticas públicas de atención comunitaria.

Hoy por hoy se hace presente un concepto más amplio de la pertinencia universitaria: la pertinencia integral, cuya esencia responde a la filosofía integral e integradora de la sociedad del conocimiento. Se  asumen así bajo la pertinencia integral tanto los propósitos de la VUSP, como del abordaje político y la atención a los problemas de la sociedad, pero en correspondencia con la capacidad de respuesta que desde el currículo y el proyecto educativo institucional (PEI) pueda suministrar la Universidad, incorporando además todas sus funciones habituales, bajo una óptica de interrelación estratégica ganar-ganar, sin perder su naturaleza originaria, sino más bien reforzándola con nuevos y cada vez más dinámicos roles.

Esta es una concepción de pertinencia mediante la cual, profundizando en sus funciones, la Universidad se integra al acontecer de su entorno, se contextualiza en sus ámbitos económico, político, social y cultural. Dicha concepción permite participar en, con y para el contexto y el momento histórico, manteniendo el rol de generadora de conocimiento y formadora del talento humano, lo que evidentemente implica una transformación absoluta de la universidad, hecho posible sólo en la medida en que el currículo como su propia columna vertebral, su elemento caracterizador y orientador fundamental, sea asumido bajo un enfoque integral e integrador, indefectiblemente consustanciado con la intención y fin de la transformación universitaria.

Por otra parte, es propicio resaltar la misión orientadora del currículo en la actividad y gestión universitaria, pues según su naturaleza, las áreas del conocimiento abordadas y los enfoques pedagógicos en que se fundamente, se dará forma y sentido tanto a la investigación como al extensionismo universitario (Díaz-Barriga, 2005). En tal sentido se entiende la necesidad de asimilar un enfoque curricular que tribute a la pertinencia integral, como requisito sine qua non para que la Universidad responda a la sociedad en su conjunto (incluyendo obviamente al sector productivo), sin menoscabo de su función primordial como formadora del talento humano competente  para emprender el desarrollo integral del país.

Este requerimiento se hace aún más indiscutible en realidades como la venezolana, inmersa en un tránsito desde el modelo capitalista dependiente hacia uno socialista, soberano, endogenista e integracionista, en el que prevalezcan los intereses del sector productivo a la par de la satisfacción de las necesidades sociales, en procura de suministrar a las comunidades la mayor suma de felicidad posible planteada por Simón Bolívar en 1819, y que constituye el sello de actual la revolución bolivariana.

Semejante reto amerita un enfoque curricular para la formación profesional que incorpore tanto los aspectos cognitivos y técnicos, como los axiológicos de la profesión y del tejido sociopolítico y cultural, entendidos como los bloques que conforman el desarrollo humano, es decir, la adopción de una perspectiva curricular que promueva y despliegue en el estudiante el saber, el saber hacer, el ser y el convivir, planteados por UNESCO en 1998 como líneas rectoras del milenio.

Entre otras concepciones pedagógicas, dichos bloques o dimensiones se encuentran presentes en la Formación Profesional por Competencias (FPC), tendencia aún controversial básicamente por su origen ajeno al campo de la pedagogía, que cobra validez en la pertinencia integral, no sólo ante la indiscutible contribución a la VUSP, sino además por la integralidad implícita en el perfeccionamiento de valores humanos y sociales, incorporados en la conjunción de la triada indisoluble de las dimensiones conceptual-procedimental-actitudinal, inherentes a dicha formación.

No obstante lo anterior, la mayoría de las IES venezolanas siguen atadas a concepciones curriculares que desdicen de su pertinencia integral, bien por su enajenación del contexto general del país y su problemática económica, política, social y cultural, o por su vinculación con el mundo productivo empresarial exclusivamente, el cual se constituye en el fin último de la actividad académica en su multifactorial expresión de docencia, investigación, extensión y postgrado.  

Necesario es decir que la praxis educativa de la mayoría de nuestras IES se presenta altamente influenciada por tendencias pedagógicas conductistas y cognitivistas, las que según González Maura (2000)…"centran su atención en el conocimiento como contenido de la enseñanza y las posibilidades intelectuales del estudiante para su reproducción, al margen de sus necesidades e intereses y a las del entorno social…". Por lo que la mayoría de los docentes y estudiantes perciben la formación académica como algo individual, orientada al cumplimiento rígido de los programas y al manejo de información voluminosa pero sin aplicación a la realidad; el estudiante se asume como receptor-memorizador y el profesor como centro del proceso de enseñanza-aprendizaje; el método prevaleciente es la exposición verbal, con apoyo del pizarrón, libros de texto, eventual uso de audiovisuales como refuerzo a la exposición y poca recurrencia a Internet u otras herramientas virtuales suministradas por las TICs a la educación universitaria.

En correspondencia con lo planteado, el enfoque FPC se convierte en un significativo aporte para la pertinencia integral de las instituciones de educación superior venezolanas, a partir de cuya implementación se podría iniciar el perfeccionamiento de su praxis educativa mediante una profunda transformación con miras a establecer la necesaria VUSP, responder adecuadamente a las necesidades del resto de la sociedad y aportar a los programas y planes de desarrollo generados por el Gobierno Bolivariano. No se trata sólo de formar integralmente profesionales capaces, aptos, competentes para enfrentar los múltiples retos de su desempeño laboral en un mundo cada vez más cambiante. Se trata además de formar ciudadanos preparados para contribuir solidariamente con el desarrollo endógeno nacional e impulsar de manera conciente y comprometida el proceso de integración latinoamericano.

3.- La Pertinencia Integral de las Instituciones Universitarias venezolanas

Como ya se refirió, la pertinencia constituye una categoría de análisis para el desempeño de reciente uso y aplicación en el ámbito de la educación superior, que ha desatado un profundo debate dadas las controversias que sus concepciones y tendencias disímiles han generado en el mundo académico, en el sector gubernamental, las empresas y en la sociedad en su conjunto.

Dicho término proviene de los predios organizacionales y su utilización ha sido fomentada oficialmente por la UNESCO desde 1998, a raíz de la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: Visión y acción, celebrada en París. No obstante durante las reuniones regionales preparatorias a la Conferencia Mundial, realizadas entre 1996 y 1998: en La Habana (1996), Dakar y  Palermo (1997), Beirut y Toronto (1998), ya se hablaba de una mayor pertinencia de la Universidad en el siglo XXI, siendo asumido el término en cada región según sus propios intereses y/o contexto socioeconómico, político y cultural, cuestión que aún no ha sido superada.

Un reflejo de lo expuesto son las diferentes definiciones propuestas por instituciones y especialistas, de las cuales se refieren seguidamente algunas en correspondencia con las orientaciones del presente trabajo:

·   UNESCO (1998): "La pertinencia de la educación superior debe ser considerada esencialmente en función de su lugar y  su rol en la sociedad, es decir, su misión en materia de educación, de investigación y de servicios, tanto como sus lazos con el mundo del trabajo en el sentido más amplio, de sus relaciones con el Estado y las fuentes del financiamiento público y de sus interacciones con los otros grados y formas de enseñanza".

·   Michael Gibbons (1998): "…se define la pertinencia como la capacidad de absorber las demandas, en función de la relación Universidad -Empresa, y a esta última como interlocutora del tejido social".

·   Francisco Naishtat (2003): "…la noción de pertinencia podría ser considerada como un parámetro institucional de la universidad, articulable desde los conceptos de misión y de función social, pues el conocimiento puede ser impertinente y, sin embargo, pleno de sentido".

·   Malagón Plata, Luis Alberto (2003): "…la pertinencia es un proceso de doble vía, desde la sociedad y desde la universidad, de tal forma que en su determinación como en el proceso mismo de la acreditación, los agentes externos (sociedad, estado, sectores productivos, sistema educativo, etc.) y los agentes internos (comunidad universitaria) conjugan sus esfuerzos para consolidar una tarea central de la universidad: su responsabilidad social".

Las ópticas antes referenciadas, aunque en apariencia difieren al considerar disímiles componentes y ángulos de un mismo problema, tienen en criterio del autor, al menos cuatro puntos de conexión que conducen a una aproximación teórica a la concepción de pertinencia integral de las instituciones universitarias.

Al respecto destaca en primer lugar que la pertinencia es entendida como una relación congruente con la misión y funciones de la Universidad, en tanto generadora de conocimientos, formadora del talento humano y transferidora de conocimientos al entorno;  como segundo aspecto resalta una concepción de la Universidad como organización social, que hace vida y pertenece a la sociedad en su sentido más amplio, sin pertenecer a ningún sector de la misma en particular; un tercer aspecto está referido a la dupla internalidad-externalidad como elementos a ser considerados para la pertinencia universitaria, es decir, su capacidad para satisfacer oportuna y adecuadamente tanto las necesidades de la comunidad universitaria, como las del entorno laboral, económico, cultural y político; finalmente una cuarta consideración, desprendida de la anterior, resulta de pensar en la pertinencia como mecanismo de evaluación al cual tienen acceso tanto los profesores, estudiantes y personal de apoyo, así como los empresarios, habitantes de los barrios y gobernantes, a cuyos juicios debe someterse la Universidad y tener en cuenta sus veredictos en cuanto a la vinculación con igualdad de esfuerzos institucionales.

Como ya se refirió, desde su inserción en la jerga académica la pertinencia de la Universidad ha sido asumida por cada país o región según su respectivo modelo socioeconómico e intereses, lo que progresivamente ha ido evolucionando en el tiempo generándose en la actualidad algunas tendencias en torno al concepto, aunque siempre  reconociendo el rol de la educación superior para el desarrollo. Así pues en los países industrializados del norte (América y Europa), la Universidad es pertinente en la medida en que establece e intensifica la VUSP, de manera tal que la educación superior reciba gran parte de su financiamiento de las industrias, a cambio de la formación del recurso humano, desarrollo de investigaciones y otras demandas del sector productivo.

Por su parte en los países del sur (África, Latinoamérica y El Caribe), en proceso de desarrollo, se ha considerado la pertinencia social como la esencia de la Universidad, entendiéndose lo social en un sentido restringido a la atención de las mayorías en situación de pobreza y exclusión: habitantes de los barrios, campesinos, grupos marginados, entre otros.

Es propicio entonces asumir la pertinencia integral como un parámetro institucional que coadyuva a la gestión universitaria, en tanto permite medir y controlar el apego de la Universidad a la imagen y esperanzas que de ella tienen sus miembros, así como la congruencia de su desempeño tal como la perciben los actores del contexto en que ella se desenvuelve, que en el caso venezolano y latinoamericano, debe está referido a considerar la sociedad en un sentido amplio, en el que se incluyan tanto los desposeídos, las empresas y el sector gubernamental. Conduce de esta forma la pertinencia integral a eliminar el aislamiento social que durante siglos mantuvo la Universidad, pero sin propender el abandono de las funciones y misiones que conforman el encargo social recibido: formar al talento humano y generar el conocimiento requerido para el desarrollo de la sociedad.

En este mismo orden de ideas la pertinencia integral del IUB como parámetro de evaluación y acreditación de su desempeño, podrá aplicarse en la medida en que disponga de los elementos que le permitan tener las capacidades adecuadas, a saber: Capacidad del Talento Humano que incluye al profesorado, los trabajadores de apoyo, los estudiantes y directivos; Capacidad de Recursos Materiales, que involucra  la  infraestructura física, dotación de maquinarias y equipos, construcción y dotación de laboratorios; Capacidad de Recursos Financieros, que considera la suficiencia del presupuesto, las fuentes del financiamiento institucional y la distribución/uso del mismo;  Capacidad de Recursos Tecnológicos, conformada por la plataforma tecnológica institucional, en términos de servidores, hardware y software, cantidad de proyectos de investigación-innovación y número de convenios interinstitucionales, entre otros.

Finalmente, en criterio del autor, es necesario acotar que en Venezuela la pertinencia integral no es ni puede ser una rasante estandarizada, en la medida que no obedezca a lineamientos emitidos como políticas de Estado, mediante los cuales las IES tengan igual posibilidad de incrementar sus capacidades para afrontar adecuadamente los retos de la nueva sociedad en construcción. Para ello es necesario tanto el suministro de los componentes materiales, financieros y tecnológicos, como el mejoramiento de la gestión del talento humano, elemento indispensable para adoptar exitosamente el modelo pedagógico más apropiado y el estrechamiento de los vínculos universidad-entorno de la manera más favorable.

CONCLUSIONES

·   Los continuos procesos de cambio de la Sociedad del conocimiento, conlleva a cambios en los modelos curriculares y parámetros de evaluación de la gestión universitaria contemporánea. La creciente necesidad de vinculación con el entorno, la diversidad de exigencias del mismo y las obvias transformaciones de las estructuras y procesos internos, conducen cada vez más al establecimiento de criterios basados en la excelencia académica, la pertinencia integral y las políticas de acceso, permanencia y egreso de la Universidad.

·   La pertinencia integral asumida como parámetro de evaluación de la gestión universitaria, debe considerar tanto los aspectos internos como los externos de las IES, por lo que el currículo como la columna vertebral de la actividad académica que orienta no sólo la formación de los futuros profesionales, sino además las actividades de investigación y extensión, institucionalizando así las relaciones de la Universidad con la Sociedad, debe estar en correspondencia con las necesidades y requerimientos del contexto a fin de fomentar y fortalecer su capacidad de respuesta económica, política,  social y cultural, transformando así su praxis educativa.

·   El enfoque pedagógico FPC, pese a seguir siendo controversial, constituye en la actualidad una opción en muchos países para consustanciar su desempeño curricular-institucional a los nuevos parámetros de evaluación de la gestión universitaria, fundamentalmente en lo atinente a la pertinencia integral hoy demandada a las IES. La República Bolivariana de Venezuela  inmersa en un proceso de transformación sociopolítico, económico y cultural, ha centrado sus esperanzas de desarrollo en la educación universitaria, sustentada ésta en la formación integral de los profesionales-ciudadanos, que mediante sus conocimientos, habilidades y valores, permitan consolidar los cambios iniciados por la Revolución bolivariana,.

BIBLIOGRAFÍA

Libros y Folletos:

Argudín, Yolanda. (2005). Educación Basada en Competencias: Nociones y Antecedentes. México. Editorial: Trillas. 111 p.

Casarini, Martha. (2004). Teoría y Diseño Curricular. México. Edit. Trillas. 230 p.

Castellanos, María E. (2001). Políticas y Estrategias para el Desarrollo de la Educación Superior en Venezuela. Caracas, Venezuela. Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. 67 p.

Díaz B., Frida y Otros. (2005). Metodología de Diseño Curricular para Educación Superior. 11ª reimpresión. México. Editorial Trillas. 175 p.

Freire, Paulo. (2005). Política y Educación. 5ta Edición. Buenos Aires, Argentina. Editorial Siglo Veintiuno. 131 p.

Gallego B., Rómulo. (1999). Competencias Cognoscitivas. Santa Fe de Bogotá, Colombia. Cooperativa Editorial Magisterio. 99 p.

_______. (1996). Discurso constructivista sobre las tecnologías. Santa Fé de Bogotá, Colombia. Cooperativa Editorial Magisterio. 103 p.

Salas G., Begoña. (2002). Desarrollo de Capacidades y Valores de la Persona: Orientaciones para la elaboración del proyecto coeducativo. Bogotá, Colombia. Cooperativa Editorial Magisterio. 132 p.

Fuentes electrónicas en CD y otras:

Addine F., y Otros (2000). Diseño Curricular. Cuba. Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. 59 p.

Corral, Roberto. (2000). La Pedagogía Cognoscitiva. En: Tendencias Pedagógicas en la realidad educativa actual. Universidad de Matanzas "Camilo Cienfuegos". Matanzas, Cuba.

González M, Viviana. (2000). Pedagogía No Directiva: La Enseñanza Centrada en el Estudiante. En: Tendencias Pedagógicas en la realidad educativa actual. Universidad de Matanzas "Camilo Cienfuegos". Matanzas, Cuba.

Fuentes electrónicas en línea:

Cejas Y., Enrique y Pérez G., Jesús. (2005). Un concepto muy controvertido: Competencias laborales. [Online] (Consulta: 15 de marzo de 2008).       Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos14/competencias-laborales/competencias-laborales.shtml

González Maura, Viviana. (2005) ¿Qué significa ser un profesional competente?: Reflexiones desde una perspectiva psicológica. [Online] (Consulta: 12 de marzo de 2008). Disponible en: revista/edu_tra4.htm

Marchesi, Álvaro. (2001). Cambios sociales y cambios educativos en Latinoamérica. . [Online] (Consulta: 14 de marzo de 2008). Disponible en: http://www.schwartzman.org.br/simon/delphi/pdf/marchesi.pdf

Segredo P., Alina M. (2004) Diseño Curricular por Competencias. [Online]. (Consulta: 13 de marzo de 2008).  Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos16/diseno-curricular-competencias/diseno-curricular-competencias.shtml

UNESCO. (1998). Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: Visión y Acción, y Marco de acción prioritaria para el cambio y el desarrollo de la Educación Superior. [Online] (Consulta: 12 de marzo de 2008). Disponible en: http://www.education.unesco.org/educprog/wche/presentation.htm

Gallart M. A., Jacinto C. (1995). Competencias laborales: tema clave en la articulación educación-trabajo. [Online] (Consulta: 12 de marzo de 2008). Disponible en: http://www.campus-oei.org/oeivirt/fp/cuad2a04.htm

Naishtat, Francisco (2003). Universidad y conocimiento: por un ethos de la impertinencia epistémica. [Online] (Consulta: 18 de marzo de 2008). Disponible en:  www.rapes.unsl.edu.ar/Congresos_realizados/Congresos/III%20Encuentro/Completos/NAISHTAT.pdf 

Pava, Mauricio A. (2001). ¿Tiene cobertura, calidad y pertinencia la educación hoy? Utopías del ser humano moderno. [Online] (Consulta: 18 de marzo de 2008). Disponible en:  www.geocities.com/cogestores/material/calidadpava.pdf

Vessuri, Hebe y Cetto, Ana M. (1999). "Pertinencia" e "Impacto". [Online] (Consulta: 18 de marzo de 2008). Disponible en:  www.interciencia.org/v24_03/vessuri.pdf    

Malagón Plata, Luis Alberto (2003). La pertinencia en la educación superior. Elementos para su comprensión. Revista de la educación superior, volumen XXXII (3), Nº 127. Julio-Septiembre 2003. ". [Online] (Consulta: 18 de marzo de 2008). Disponible en:www.uv.mx/departamentalizacion/lecturas/papel/papel/Lectura%207.%20La%20pertinencia%20en%20la%20educacion...

Méndez Reny (2006). Modelo de perfeccionamiento dirigido al mejoramiento de la gestión docente en el aula, basado en el constructivismo. Universidad Santa María. Decanato de Postgrado y Extensión. Doctorado en Ciencias de la Educación. Caracas, Venezuela. [Online] (Consulta: 19 de marzo de 2008). Disponible en:  http://www.monografias.com/trabajos40/gestion-docente/gestion-docente.shtml

 

 

 

 

 

Autor:

Albano A. Zambrano Q.

Nacimiento: Venezuela, en Guanare, Estado Portuguesa (18-04-62).

Reseña: Economista Agrícola (UNELLEZ) Barinas, Venezuela, 1987; estudios de Maestría en Gerencia de Mercados (no culminados); tesista de la maestría en Ciencias de la Educación Superior por la Universidad de Matanzas "Camilo Cienfuegos", Cuba(2005-2008); Profesor del Instituto Universitario Tecnológico de Barlovento, (IUTB) en Higuerote, estado Miranda, desde 1995; Investigador en temas de: Mercadeo Agrícola, Desarrollo Endógeno, Currículo Universitario y Formación Universitaria por  Competencias en las carreras del área agroalimentaria.

Origen: Venezuela, Higuerote, estado Miranda, 14 de junio de 2008.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.