Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Las clases sociales (página 2)




Partes: 1, 2


¿Cuáles son entonces las características que hacen que un determinado grupo humano sea burgués? Lo fundamental es que son los dueños de las fábricas, de las máquinas, de la tierra, el arado y los productos agrícolas, del dinero necesario (incluyendo la renta) para grandes inversiones y también de los bancos; en una palabra son los dueños de todos los medios para producción. Por ésta razón, a las fábricas, máquinas y campos se les llama medios de producción, así como al dinero y las instituciones que lo acapara se les llama medio de cambio.

Si nos fijamos nuevamente en la definición de Lenin, podemos decir que la clase burguesa es la dueña de los medios de producción y de cambio.

Ahora, ¿qué es lo que distingue a los obreros? Los obreros no tienen medios de producción ni medios de cambio; los obreros no son dueños de las máquinas, fábricas, campos o bancos. Lo único que tienen los obreros es energía para trabajar, es lo único que pueden ofrecer.

Como los burgueses son los que tienen en sus manos los medios para producir, a los obreros no les queda más remedio que vender a los patronos su energía, su fuerza de trabajo, a cambio de lo cual obtienen un salario. El burgués le paga al obrero estrictamente lo que éste necesita para mantenerse y reponer su agotamiento diario y alimentar a sus hijos, que cuando el obrero llegue a viejo, lo reemplazarán trabajando para el burgués. Todo el resto de lo que produce el obrero, el burgués se lo guarda; este es el mecanismo de la explotación capitalista, y lo que el burgués se guarda se llama plusvalía o ganancia.

Nuevamente siguiendo la definición de Lenin, podemos decir que la clase obrera proletaria es la dueña únicamente de su energía para trabajar: como no es dueña de los medios de producción y de cambio, está obligada trabajar a órdenes de los burgueses. Es explotada por los burgueses.

La separación de estos dos grupos humanos es absoluta, antagónica, y también tienen un carácter absoluto la desigualdad existente entre ellos. Ella domina todas las demás desigualdades y discriminaciones sociales, pues hay blancos que son obreros y negros que son burgueses, así como hay mujeres trabajadoras y mujeres capitalistas, sin que por ello minimicemos las terribles discriminaciones e injusticias sociales, raciales sexuales o religiosas que se presentan en la sociedad capitalista.

En la pirámide que dibujamos, mencionamos un sector social muy numeroso, intermedio, entre la burguesía y el proletariado: la pequeña burguesía o la "clase media" (donde nos ubicamos nosotros actualmente). Esta es una "clase" muy heterogénea, que en sus estratos superiores está cerca de lo burgueses y en los estratos más inferiores está muy cerca de la clase obrera o proletarios. Por ejemplo, un sector típico de la pequeña burguesía son algunos comerciantes, pero hay comerciantes que tienen un negocio que ellos mismos trabajan, y no emplean mano de obra asalariada. Otros la emplean en muy poca cantidad; a estos no podemos igualarlos con los burgueses.

Un sector social muy importante es el campesinado, o sea aquellos que trabaja la tierra; hay campesinos sin tierra que también venden su fuerza de trabajo; son los campesinos pobres o semi proletarios, que como es natural están muy cerca de la clase obrera.

Otros tienen tierra pero no emplean mano de obra como los campesinos medios; otros, denominados campesinos ricos, trabajan la tierra empleando mano de obra asalariada, explotando a los jornaleros; se asimilan más a los terratenientes que son parte integral de la clase burguesa y capitalista; sin embargo, al campesinado pobre y medio y sus distintos sectores no podemos igualarlos a los terratenientes y capitalistas.

En las grandes ciudades, en las ciudades intermedias y en general, en todo el sector urbano, que en Perú es casi 45% de la población total, se encuentra otro tipo de pequeña burguesía: los funcionarios, los profesionales, los pequeños productores y los mandos intermedios de las empresas. Como vemos, sus papeles sociales son bastante heterogéneos. Por lo regular, cuando se hace referencia a los maestros, empleados bancarios y de servicios, se denomina pequeño burgueses; pero éstos son trabajadores asalariados, también explotados.

Desde Marx y Engels, que fueron los primeros grandes maestros y teóricos del socialismo, hasta nuestros días, se ha demostrado que las clases fundamentales de la sociedad son burgués y proletarios. El Manifestó Comunista se inicia con el título de "burgueses y proletarios" que engloba a todo lo demás capítulos de tan inmortal documento. Todo el planeta (salvo en los Estados Obreros, como veremos posteriormente) está dividido en estas dos clases fundamentales, que son la base social del capitalismo. Por eso decimos que el capitalismo es un sistema internacional.

La propiedad privada

Hoy es natural que exista la propiedad privada de los medios de producción, que unos nazcan heredando enormes fábricas, y 10.000 hectáreas o un banco con 5 mil millones de activos, mientras que otros nacen teniendo sólo lo necesario para crecer y luego trabajar para los primeros. Pero si nos fijamos cuidadosamente, enseguida nos damos cuenta que las fábricas que heredan los hijos de los patronos fueron hechas por otros obreros, que fueron explotados anteriormente. Desde hace decenas de años, los patronos van heredando los medios de producción, con los que explotar a los obreros, ganan más dinero y lo invierten para comprar más fábricas y máquinas con las que explotan a más obreros. Es así como los burgueses buscan perpetuarse como clase. ¿Cómo comenzó esta cadena sin fín? Si alguien le pregunta a un hombre rico, él dirá con toda claridad, que su propiedad se originó de sus antepasados, que eran seres muy cuidadosos que trabajaron muy duro, que gastaron sólo lo estrictamente necesario y que poco a poco fueron acumulando sus ahorros. Sin embargo, la verdadera historia no es tan tierna ni hermosa, es otra totalmente distinta.

Está demostrado científicamente, por historiadores e investigadores serios y objetivos, que el capital se acumuló a través del comercio y mediante saqueo, piratería y explotación. (Entre tantos autores, recomiendo por su profundidad y sencillez, "Los bienes terrenales del hombre" del leo Huberman). Hay docenas de libros montañas de documentos que informan sobre los asesinatos, torturas y todo tipo de crueldades con las cuales un pequeño grupo humano terminó poseyendo los principales medios de producción y de cambio. También ese grupo humano terminó imponiendo mediante leyes y decretos, la consagración jurídica de sus medios y todo lo que se conoce como propiedad privada.

La constitución nacional de Perú, dice así en su artículo 70. "El derecho de propiedad es inviolable. El estado lo garantiza. Se ejerce en armonía con el bien común y dentro de los limites de la ley". La herencia y perpetuación de la propiedad privada esta también consagrada en el código civil; no es extraño que los capitalistas se refieran a la propia privada como un derecho sagrado el cual están dispuestos a defender con su propia vida, quitando la vida a los que nada poseen.

El problema fundamental de la explotación capitalista se puede enunciar así: los capitalistas y terratenientes están dispuestos a hacer todo tipo de concesiones parciales y coyunturales de acuerdo a las circunstancias; todas menos una: la propiedad privada. Se puede lograr momentáneamente que el capitalista conceda un aumento salarial, se puede lograr transitoriamente mejor vivienda, educación y salud pero el capitalista jamás entregara la propiedad privada de los medios de producción.

Es Lenin, nuevamente, quien ha establecido categóricamente este acto fundamental (una gran iniciativa, pág. 289 Tomo XXXI) así: "es evidente que para suprimir las clases no basta derrocar a los explotadores, los terratenientes y capitalistas, no basta con suprimir sus derechos de propiedad, sino que es imprescindible suprimir toda propiedad privada sobre los medios de producción".

Al eliminar la propiedad privada de los medios de producción así como su derecho a heredarlos se elimina la posibilidad que existan clases, de que existan explotadores y explotados. Los socialistas somos enemigos de la propiedad privada de los medios de producción. El socialismo es el régimen social en el que existe la propiedad colectividad de los medios de producción, o sea, el sistema en el que las fábricas, máquinas, materias primas, la tierra y los medios de cambio, los bancos y dinero, están en manos de los trabajadores.

Los medios de difusión capitalistas dicen que los socialistas somos enemigos de la propiedad privada de las casas, la ropa, el carro y demás objetos personales. Esto es una calumnia con la propaganda malintencionada; estamos en contra de la propiedad privada de los medios de producción.

La lucha de clases

La lucha de clases, como su nombre lo indica, es el enfrentamiento que se da en la sociedad debido a que la sociedad está dividida en clases. Esta lucha es inevitable, objetiva, debido a que hay una clase que es dueña de los medios de producción y explota a los demás. Una clase es explotada, la otra es explotadora. Son dos clases antagónicas, enfrentadas. Los obreros luchan contra explotación, contra los burgueses; los burgueses luchan por continuar la explotación, contra los obreros.

La lucha entre la clase obrera y la burguesía es una lucha absoluta, antagónica; no obstante, hemos visto que en la sociedad hay muchas otras desigualdades (aunque relativas), diferencias, discriminaciones e injusticias sociales. En torno a la lucha fundamental, se presenta el conjunto de la lucha de clases: dominados contra dominantes, oprimidos contra opresores, explotados contra explotadores. Los campesinos luchan contra los terratenientes, las mujeres luchan por sus derechos; los indígenas luchan porque se les reconozca como minoría nacional; los negros luchan contra la discriminación; todo el conjunto de estas luchas refleja, de una u otra forma, la intensa lucha de clases que desgarra el mundo actual.

Lenin, en su folleto "A los pobres del campo" (Ediciones Progreso pág. 63) dice así: "¿qué es la lucha de clases? Es la lucha de una parte del pueblo contra otra. La lucha de las masas de los parias, de los oprimidos y de los parias contra los privilegiados, los opresores y los parásitos; la lucha de los obreros asalariados, de los proletarios, contra los propietarios, contra la burguesía". Obsérvese que, de acuerdo a la definición de Lenin, la lucha contra los parásitos, en otra palabra, contra los burócratas (de los Estados obreros o de los sindicatos), también es parte de la lucha de clases.

La lucha de clases asume, de acuerdo las condiciones y circunstancias, formas múltiples, combinadas, complejas y variadas. Unas veces una huelga por aumento salarial, otras, la manifestación contra la amnistía o por la libertad de presos políticos y sindicales, otras, invasiones campesinas o recuperación de lotes urbanos, o un levantamiento general de los obreros; también, hay combinaciones concretas y múltiples de este tipo de luchas con las luchas democráticas, o antiimperialistas, o acciones guerrilleras. Todas ellas son formas de la lucha de clases, y reflejan en últimas el enfrentamiento fundamental de la clase obrera contra la burguesía.

Dentro de esta compleja lucha la pequeña burguesía (clase media) ocupa una posición vacilante. Algunos sectores se colocan del lado de la burguesía y otros se unen a los trabajadores. Cuando hay una crisis muy grande y la clase obrera se enfrenta con fuerza, unidad, disciplina y con gran coraje, grandes sectores de la pequeña burguesía, antes vacilantes, se ponen del lado del proletariado y son arrastrados por su lucha. Hay infinidad de ejemplos que nos confirman esta ley histórica, que en determinado momento se convierte en decisiva. "Para que la crisis social desemboque en una revolución proletaria, es necesario, entre otras condiciones, que haya un vuelco decisivo de las clases pequeño burgueses en dirección del proletariado" (León Trotsky, La lucha contra el fascismo en Alemania). La gran revolución socialista rusa de octubre de 1917 es uno de ellos; también la revolución china de 1926, la guerra civil española de 1936 y la revolución boliviana en 1952. Esta ley también tiene una formulación inversa: si el proletariado es derrotado en su lucha, dividido y desorganizado, la pequeña burguesía oscila a la derecha, de lado de la burguesía. De los cuatro ejemplos citados arriba, los tres últimos también sirven para corroborarlo.

En el Perú, en menor nivel que en los casos citados, pero no por ello de menor importancia, tenemos el ejemplo del parovico nacional del año pasado (2007), donde gremios sindicales, del magisterio, de salud entre otros, tomaron las calles para protestar por sus derechos ante el gobierno represor y fascista del APRA. Ante la convocatoria del movimiento obrero, sectores urbanos populares, se levantaron beligerantemente el primero de mayo del año pasado. Este no es sólo un ejemplo del grado que alcanza, en un momento dado, la lucha de clases conducida por el proletariado, sino el papel de caudillo que desempeña la clase obrera respecto a otros sectores explotados o pauperizados de la población.

Si un capitalista entra en quiebra y otros reúnen un capital para salvarlo, es posible que digamos que un compañero sintetiza así la situación dada: "respondieron a sus intereses de clases". Similarmente si hay una huelga en una fábrica de la Costa Peruana, no es extraño que un huelguista en el valle exprese que él defiende "los mismos intereses de clase" que sus compañeros de la Costa. Si un obrero ve que otro es perseguido por los patronos y lo defiende, los demás lo felicitaran diciéndole que asumió una "posición de clase". Cuando el empresario invita a su casa a un activista sindical, este no acude, prevenido, por su "instinto de clase". Frecuentemente utilizamos otros términos similares: "solidaridad de clase", "conciencia de clase" y también, "odio de clase". Todos esos términos tales como interés, posición, instinto, solidaridad, conciencia, odio, etc., que parecen Tomados de la psicología, o sea, de la conducta del individuo, tienen aquí algo en común; se aplican a un colectivo, a la conducta o comportamiento que asumen como miembro de colectivos humanos, de clases sociales.

Las ciencias modernas aceptan que en el individuo existe el instinto, la conciencia, el odio, etc. e incluso tal estudio hace parte de los programas universitarios. Sin embargo, La burguesía y sus voceros rehúsan extenderlo a las clases, negándose a utilizarlo en su vocabulario usual. Pero no dan una explicación del siguiente hecho: ¿por qué hay millones y millones de obreros que hacen decenas y decenas de años, utilizan este vocabulario y lo siguen utilizando en su lenguaje diario?

Pero no sólo los obreros de conciencia de clase, odio de clase, posición de clase e instinto de clase. Los más grandes teóricos del movimiento Socialista, Marx, Engels, Lenin, Rosa Luxemburgo, Trotsky, e investigadores del marxismo, lo han convertido en conceptos fundamentales de la doctrina revolucionaria del proletariado. Los socialistas estamos convencidos que son conceptos científicos, que la realidad ha confirmado hasta la saciedad. Quiero referirme a uno de ellos, la conciencia de clase.

¿Qué es la conciencia de clase? Como su nombre lo indica, es la actividad consciente del obrero contra capitalista, por suprimir la explotación capitalista y eliminar la sociedad de clases. Cuando se lucha espontáneamente, allí ya hay un embrión de conciencia; en un famoso libro, el ¿Qué hacer? Escrito por Lenin a comienzos de 1902, dice que "el elemento espontáneo no es sino la forma embrionaria de lo consciente". (Capítulo dedicado a la espontaneidad de las masas y a la conciencia socialista). ésta conciencia embrionaria se va elevando más y más hasta que logra niveles y grados superiores, tanto en el individuo como en sectores y franjas de la clase obrera, mediante la lucha, la experiencia, el estudio y la educación de organización colectiva.

Lo que afirmamos para clase obrera también podemos afirmarlo para la burguesía, o sea, para el bando contrario. Cuando un burgués se reúne con otros, para planificar la derrota de una huelga, actúa concientemente, tiene conciencia de clase, conciencia contra revolucionaria..

¿Quién es el depositario, el vehículo, o como también se dice, el sujeto de esta conciencia? Este descubrimiento científico, uno de los más grandes de la época, lo hizo Lenin. Refiriéndose a la conciencia la y la disciplina de clase, Lenin dice (una gran iniciativa, pág. 277, Tomo XXXI) "sólo determinada clase, precisamente los obreros urbanos y, en general, los obreros fabriles, industriales, está en condiciones de dirigir a todas las masas de trabajadores explotados en la lucha por derrocar el yugo del capital, de llevarla verdaderamente adelante, en la lucha por mantener y consolidar su triunfo, en la obra de crear el nuevo régimen social socialista y en toda la lucha por la total abolición de las clases". Y sigue: (esta nueva disciplina es) "la disciplina de los trabajadores con conciencia de clase y unidos, que no conocen ningún yugo y ninguna autoridad fuera de la autoridad de su propia unión de su propia vanguardia, con más conciencia de clase, audaz, cohesionada, revolucionaria y consecuente".

O sea que, según Lenin, hay dos sujetos: el trabajador industrial y el partido. En infinidad de textos, Lenin explicaba (y esto ha sido confirmado por la experiencia histórica) que el más alto grado de conciencia es la socialista, constituida por los obreros organizados en el partido revolucionario. Y esto lo digo a propósito de mi estudio materialista sobre las clases sociales, propiedad privada, la lucha de clases y el problema de la conciencia, pues su conclusión última, el papel del partido, es lo que hace de este estudio algo verdaderamente materialista militante, que nos permite comprender en íntimos rasgos cómo un ser humano gesta su conciencia en sus distintas expresiones incluida la Religiosa.

LAS CLASES SOCIALES - Estudio a partir de "La Sexta Tesis sobre Feuerbach", KARL MARX, y "¿Que Hacer?", LENIN.

 

 

 

 

 

Autor:

David Alan Castillo

Enero 2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.