Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Conflicto Árabe-Israelí (página 2)

Enviado por José Aboal



Partes: 1, 2


La región de Palestina estaba habitada por población de origen árabe. La llegada de inmigrantes judíos a la región provocó tensiones y enfrentamientos entre palestinos árabes y autoridades británicas. La política de exterminio nazi aumentó el flujo de inmigrantes y, al finalizar la Segunda Guerra, árabes y judíos reivindicaron su derecho a tener un Estado propio.

En 1947, la Asamblea de las Naciones Unidas[2] decidió la división de Palestina en dos Estados, uno árabe y uno judío, cada uno de sus territorios fragmentados  en tres partes, y definió la creación del Estado de Israel.

En 1948 se proclamó la creación  del Estado de Israel, con capital en la ciudad del Tel Aviv, la Liga Árabe[3] le declaró la guerra. La Liga Árabe estaba integrada por Argelia, Egipto, Arabia Saudita, Iraq, Jordania, Yemen, Siria y Libia, que la habían fundado en 1945 con el objetivo de reforzar los lazos de solidaridad entre los Estados árabes, coordinar su política exterior y constituir una alianza de defensa colectiva.

V. Cronología del conflicto en Medio Oriente

Algunas fechas importantes para comprender el conflicto entre Israel y Palestina.

1914: Estalla la I Guerra Mundial y Gran Bretaña y Francia se reparten la región, quedando Palestina bajo dominación británica.

1922: La Sociedad de Naciones (hoy ONU) firma el acta de mandato que reconoce la administración de Gran Bretaña sobre Palestina.

1932: Creación del primer partido palestino, Istiqlal.

1945: Gran Bretaña pide a la ONU que se haga cargo de la situación en Palestina.

1947: Luego del holocausto nazi la ONU acuerda la partición de Palestina en un Estado árabe y otro hebreo.

1948: Se proclama el estado de Israel el 14 de mayo.

1948-1949: Primera guerra árabe israelí en la que intervienen Egipto, Irak, Líbano, Siria y Jordania. Con lo que se da inicio a la guerra santa o yihad (al-yihad al-asgar)

1956: Segunda guerra árabe israelí llamada guerra del Sinaí, promovida por Francia, Gran Bretaña e Israel ante la nacionalización del canal del Suez por el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser.

1964: Nace la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)

1967: Guerra de los seis días que enfrentó a Israel con Egipto, Jordania y Siria, por el bloqueo de Egipto al golfo de Aqaba, puerto de salida de los barcos israelíes hacia el Mar Rojo. Al finalizar Israel ocupa la península del Sinaí en Egipto, Gaza y Cisjordania -territorios que aún estaban en poder de los palestinos- y los Altos del Golan en Siria. En noviembre el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas mediante la resolución 242 ordena la retirada de las fuerzas armadas israelíes de los territorios ocupados, propuesta con la que Estados Unidos estaba de acuerdo -Plan Rogers-. 1971: Henry Kissinger asesor en temas de seguridad nacional de los Estados unidos rechaza el Plan Rogers por considerarla contraria a sus intereses nacionales.

1973: Guerra del Yom Kipur (del hebreo, yom ha-kippurim, día de la expiación) Egipto y Siria lanzan un ataque contra Israel con el fin de recuperar lo perdido en la guerra de los seis días.

1975: Guerra del Líbano. Israel interviene con el fin de expulsar a los palestinos de la OLP.

1978-1979: Se firman los acuerdos de Camp David entre Estados Unidos, Israel y Egipto que termina con 30 años de guerra entre Israel y Egipto. De esta forma se deja el camino libre a Israel para invadir el Líbano y derrotar a la OLP ya que ésta se había convertido en un problema al observar el alto al fuego propuesto por la ONU, lo cual ponía en aprietos a Israel que pretendía eludir una salida negociada al conflicto, algo que había hecho desde 1967 y que aún hoy continua haciendo con el visto bueno de su aliado Estados Unidos.

1981: Israel se retira de los altos de Sinaí cumpliendo los acuerdos de Camp David e inicia la invasión al Líbano con la operación "Paz para Galilea".

1986: Yasser Arafat reconoce el derecho a existir del estado de Israel exigiendo la retirada de este de los territorios ocupados.

1987: Se da inició a la Intifada (levantamiento en árabe) campaña de desobediencia y desórdenes que comenzó en diciembre de 1987 en las áreas de Cisjordania y la franja de Gaza ocupadas por Israel, mostrando su oposición al dominio israelí mediante huelgas, manifestaciones y apedreamientos a las tropas y la población civil israelí.

1988: El Consejo Nacional Palestino proclama el Estado Independiente de Palestina con Yasser Arafat como su presidente.

1990: Guerra del Golfo.

1991: Conferencia de paz en Madrid.

1993: Firma de los acuerdos de Oslo (Noruega) entre Arafat y Rabin con la posterior firma de la declaración de Principios en Washington sobre la base del reconocimiento del estado de Israel, la autonomía de Cisjordania y Gaza y el estatuto de Jerusalén.

1994: Se acuerda en El Cairo la autonomía de Gaza y Jericó y se crea la Autoridad Nacional Palestina (ANP). De igual forma se pone a fin a 46 años de guerra entre Israel y Jordania. Matanza de Hebrón.

1995: Cumbre de paz en El Cairo entre el rey de Jordania, el presidente egipcio, Arafat y Rabin en el que se extiende la autonomía de Palestina a Cisjordania. El 4 de noviembre es asesinado el Ministro israelí Isaac Rabin.

1996: Celebración de elecciones en la ANP e Israel siendo elegidos Arafat y Benjamín Netanyahu.

1997: Se acuerda la retirada del Israel de la ciudad de Hebrón. Se inicia la segunda Intifada con motivo de la construcción de un barrio judío en la zona árabe de la ciudad de Jerusalén. Una semana más tarde, los alzamientos se extienden a Belén, Hebrón y Ramala.

1998: Cumbre de paz en Wye Estados Unidos en la que participan Arafat, Netanyahu y Cilnton con el fin de terminar con la segunda intifada y la retirada de Israel de Cisjordania.

1999: Barak es elegido Primer Ministro de Israel. Se firma en Egipto la aplicación del plan Wye, retirada de Israel de Cisjordania en un 12% de su territorio con la condición de que la OLP proteja la seguridad de Israel. (Y quién protege la seguridad de los palestinos)

2000: Se acuerda una segunda y tercera retirada de Israel de Cisjordania en un 5% y 6,1% respectivamente.

- El 24 de mayo se ordena la retirada de Israel del sur del Líbano.

- El 28 de septiembre de 2000, Ariel Asaron, líder del Likud, visitó la Explanada de las Mezquitas (uno de los lugares sagrados del Islam y de gran importancia simbólica también para el judaísmo), en Jerusalén oriental. Este hecho, que los palestinos consideraron una provocación, fue el detonante para que se iniciara la tercera intifada, paralizando el proceso de paz.

Pese a la presión internacional ejercida para poner fin a esta situación, la gravedad que había alcanzado ésta convirtió en inútiles las distintas rondas de negociaciones mantenidas en la localidad egipcia de Sharm el Sheij (octubre de 2000), en Washington (diciembre de 2000) y en Taba, cerca de El Cairo (enero de 2001). La declaración emanada de la primera de las citadas reuniones fue considerada humillante por los grupos palestinos más radicales, entre los que se contaba un amplio sector de Al Fatah (su rama juvenil, Shabibeh; y sus milicias armadas, los Tanzim), Hamas y Yihad Islámica; pero también por los sectores israelíes más conservadores. De hecho, la convulsión generada por este nuevo estallido de violencia desencadenó, a su vez, una crisis política interna en Israel, saldada el 10 de diciembre de 2000 con la dimisión de Barak como primer ministro.

VI. La creación de Israel y la guerra Árabe -  Israelí de 1948 - 1949

Causas

El conflicto empezó cuando gran cantidad de judíos comenzaron a establecerse en Palestina, posesión británica, con la esperanza de crear un "hogar nacional" judío. Los árabes de Palestina se mostraron implacablemente hostiles a la idea de un estado judío separado, en el territorio que consideraban su patria.

La segunda Guerra Mundial intensificó el problema ya que centenares de miles de judíos fugitivos de la Europa de Hitler se encontraban en busca de un sitio donde establecerse. En 1945 los Estados Unidos instalaron a Inglaterra para que acogiera a 100 mil judíos en Palestina, mas los británicos se negaron renuentes a ofender a los árabes.

Los judíos, después de todo lo que había sufrido su raza a manos de los nazis, estaban resueltos a luchar por su "hogar nacional". Emprendieron una campaña terrorista contra árabes y británicos.

Los ingleses replicaron arrestando líderes judíos y rechazando de sus costas buques atestados de presuntos inmigrantes.

Inglaterra no estaba en condiciones de afrontar el problema, invitó a las Naciones Unidas a  hacerse cargo de él y en noviembre de 1947 éstas resolvieron por votación dividir a Palestina.

A principios de 1948 los ingleses abandonaron el mandato y retiraron a sus tropas, aún cuando ya había comenzado una lucha armada entre judíos y árabes, quienes resentían amargamente la pérdida de la mitad de Palestina. En mayo de 1948, Ben Gurion proclamó el nuevo estado independiente de Israel, mismo que inmediatamente fue atacado por Egipto, Siria, Jordania, Iraq y Líbano.

La Guerra y sus Resultados

En contra de todas las probabilidades, los israelíes lograron sobrevivir e incluso ocupar una mayor porción de Palestina. La ONU desempeñó un importante papel al lograr poner fin a la contienda. El triunfo de Israel se debió en parte a su propia desesperada resistencia y al hecho de que los árabes se hallaban divididos entre sí y mal equipados. La consecuencia más trágica de la guerra fue la situación de los árabes palestinos que se encontraban dentro del nuevo estado de Israel. Después de que terroristas judíos asesinaron a la población entera de una aldea Palestina, casi un millón de árabes huyeron a Egipto, Líbano, Jordania y Siria donde se instalaron en miserables campos de refugiados. Jerusalén quedó dividida entre Israel y Jordania, y a pesar de que los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia garantizaban las fronteras de Israel, los  estados árabes no consideraron el alto al fuego como permanente; ésta era sólo la primera etapa en la lucha para destruir a Israel y liberar a Palestina.

La Guerra de Suez, 1956

Las causas de la guerra fueron complejas: por una parte el conflicto árabe-israelí, y por otra fue el resultado de la batalla entre el nacionalismo árabe, los franceses y británicos que deseaban prolongar su influencia en el Medio Oriente, a la vez que un episodio de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la URSS.

La guerra empezó con una invasión de Egipto por los israelíes, quienes en el curso de una semana habían capturado toda la península de Sinaí. Al mismo tiempo los británicos y franceses bombardeaban campos aéreos egipcios y desembarcaban en Puerto Said en el extremo norte del canal de Suez. Los ataques suscitaron un clamor por parte del resto del mundo, y los norteamericanos, que temían enajenarse a los árabes y empujarlos a estrechar sus lazos con la URSS, rehusaron ayudar a Gran Bretaña pese a que anteriormente le habían dado a entender que la apoyarían. En la ONU los estadounidenses  y los rusos se unieron para demandar un cese de fuego; doblegándose ante la presión mundial en su contra, Gran Bretaña, Francia e Israel convinieron en retirarse, mientras tropas de la ONU acudían para vigilar la frontera de Egipto e Israel.

Los resultados de la guerra fueron importantes: constituyó una humillación total para Gran Bretaña y Francia, las que no lograron ninguno de sus objetivos y revelaron su debilidad.

Habían sido impotentes para derribar a Nasser[4], cuyo prestigio como líder árabe se acrecentó considerablemente.  Los egipcios bloquearon el canal, los árabes redujeron las exportaciones de petróleo a Europa Occidental.

El proceder de Gran Bretaña perjudicó al premier de Iraq, Nuri-es-Said[5], quien fue asesinado en 1958. Los argelinos se vieron alentados en su lucha por independizarse de Francia, lo que lograron en 1962. Desde el punto de vista de Israel, la guerra tuvo cierto grado de éxito: si bien se le había obligado a devolver todo el territorio capturado a Egipto, cuya reposición requirió varios años.

La Guerra de Los Seis Días, 1967

Iraq, luego de 1958 tuvo un agresivo gobierno nacionalista dispuesto a cooperar con Egipto. El presidente Aref anunció (1/6/1967): "nueva meta es clara: borrar a Israel del mapa".

Nasser gozaba de inmensa popularidad en Egipto debido a su liderazgo del mundo árabe y se realizaron esfuerzos por industrializar al país y se construyeron más fábricas, controladas por el gobierno.

Con el país en orden y la perspectiva de recibir importante ayuda de Iraq y Siria, Nasser parece haber decidido que había llegado el momento de atacar a Israel nuevamente. Empezó a despachar tropas a la frontera en Sinaí, solicitó a las Naciones Unidas que retiraran las fuerzas que vigilaban la angosta faja de tierra a lo largo de la costa que conecta a Gaza con el resto de Egipto, y clausuró el Golfo de Aqaba Siria, Jordania y Líbano también concentraron tropas a lo largo de sus fronteras con Israel.

Moshe Dayan, Ministro de Defensa Israelí, resolvió atacar primero en lugar de aguardar la propia destrucción. Se ha sugerido que Israel deseaba la guerra con objeto de unir el país, solucionar el problema del desempleo y atraer dólares norteamericanos. Los israelíes lanzaron una serie de desbastadores ataques aéreos que aniquilaron a la mayor parte de la fuerza aérea egipcia en tierra.

Las tropas de Israel, arrebatando a Egipto el corredor de Gaza y toda la Península del Sinaí, el resto de Jerusalén y la Rivera Occidental a Jordania y las alturas de Golán a Siria. Los árabes no tuvieron más alternativa que aceptar la orden de alto al fuego de las Naciones Unidas.

Israel desatendió la orden de la ONU de regresar el territorio capturado, se encontró con el problema de qué hacer con un millón más de árabes que ahora dependían del gobierno israelí.

Los estados árabes no estaban menos empeñados en la destrucción última de Israel.

La Guerra del Yom Kippur, 1973

Dos elementos se combinaron para producir un ataque conjunto de Egipto y Siria contra Israel en octubre de 1973.

La Organización para la liberación de Palestina (OLP) al mando de su líder Yasser Arafat[6] apremiaba a los estados árabes a emprender alguna acción mediante actos de terrorismo, la OLP[7]  trataba de atraer la atención mundial a lo que consideraba una grave injusticia contra los desposeídos árabes: secuestrando aviones, atacando a tiros a los pasajeros que aguardaban en las salas de espera de aeropuertos, asesinando a los miembros del equipo israelí en los Juegos Olímpicos de 1972 en Munich.

Egipto y Siria re-equiparon a sus ejércitos con ayuda rusa, atacaron a Israel a fin de recuperar el territorio perdido en 1967. Es probable que hayan sido azuzados por los rusos, quienes les informaron, incorrectamente, que los israelíes se disponían atacarlos.

Las fuerzas egipcias y sirias atacaron a  tempranas horas del día del Yom Kippur[8], un festival religioso judío, esperando hallar desprevenidos a los israelitas. Tras algunas victorias iniciales árabes, los israelíes lograron invertir los papeles y conservar todo el territorio capturado en 1967, cruzando el canal de Suez hasta Egipto.  Esta vez la batalla fue más pareja y ambas partes aceptaron gustosamente un cese de fuego organizado por los Estados Unidos y la URSS con la colaboración de la ONU. Al terminar la guerra surgió la posibilidad de algún arreglo permanente, cuando líderes egipcios e israelíes se reunieron en Ginebra, accediendo los últimos a abandonar el canal de Suez.

Egipto pudo así desalojar y abrir el canal en 1975.

Un suceso importante ocurrido durante la guerra fue los estados árabes productores de petróleo intentaron ejercer presión sobre los EEUU y los países de Europa Occidental favorables a Israel, reduciendo los suministros de petróleo, lo que ocasionó una seria escasez del crudo. Al mismo tiempo los productores veían tal acción como una manera de conservarlos. Con este objeto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)[9] empezó a elevar los precios  substancialmente contribuyendo a la inflación.

VII. Camp David y la paz Egipcia - Israelí 1978 - 1979

Egipto e Israel manifestaron buena disposición para las negociaciones.

Sadat[10]  afrontaba problemas económicos derivado en parte de sus cuantiosos gastos de defensa y en parte de la recesión mundial.

El presidente Norteamericano desempeñó un papel vital al concertar la apertura de negociaciones entre los dos dirigentes en Campo David (cerca de Washington) en setiembre de 1978. Con Carter como intermediario las pláticas culminarían en la firma en Washington (Marzo de 1979), de un tratado de paz, que ponía fin al estado de guerra que  había existido entre Egipto e Israel desde 1948. Israel prometía efectuar un retiro gradual del Sinaí en tanto que Egipto se obligaba a no atacar a Israel nuevamente y garantizaba abastecerlo de petróleo de los pozos recién abiertos en el sur de la península.

El tratado fue condenado por la OLP y la mayoría de los Estados árabes.

La opinión mundial empezó a volverse contra Israel y a reconocer la causa de la OLP. En Noviembre de 1980, Begin[11]   anunció que Israel jamás devolvería las alturas de Golán a Siria, ni siquiera a cambio de un tratado de paz, y no permitiría que la Rivera Occidental llegara a ser parte de un Estado Palestino.

Simultáneamente el resentimiento entre los árabes aumentaba  debido a la política de Israel  de establecer colonias judías en tierra perteneciente a los árabes. Numerosos observadores temían nuevos brotes de violencia a menos que el gobierno de Begin   adoptara una conducta más moderna.

La paz pareció amenazada durante un tiempo cuando el presidente Sadat fue asesinado por algunos soldados musulmanes (octubre de 1982). Esto mostró lo arriesgado que era que un dirigente árabe moderado intentase restaurar la paz en el Medio Oriente; si ello significaba reconocer la existencia legal de Israel, sería visto por los fundamentalistas como una traición a la causa musulmana. El sucesor de Sadat, Hosni Mubarak, valerosamente anunció que él mantendría el acuerdo del Campo David.

Durante las dos últimas décadas del siglo XX, en la Región del Medio Oriente persistieron los violentos conflictos entre los palestinos de origen árabe (religión islámica), y el Estado de Israel.

Pero en esos años el escenario del conflicto no se limitó al territorio israelí. El vecino país del Líbano y, en particular su capital, Beirut fueron un campo permanente de batalla en el que participaron guerrilleros islámicos, milicias cristianas y, en ocasiones, tropas del ejército de Israel.

La dinámica del conflicto se potenció con las acciones terroristas de grupos fundamentalistas islámicos como Hamas y Jihad Islámica, que en diversas oportunidades colocaron explosivos en ciudades israelíes y causaron cientos de víctimas entre la población civil.

Uno de los episodios más sangrientos fue la masacre de miles de Palestinos en los campamentos de refugiados de Sabra y Chatila (sur del Líbano) en 1982, llevada a cabo por las milicias cristianas con el apoyo del ejército israelí.

A pesar del clima de violencia generalizado, entre palestinos e israelíes se fueron afirmando dos sectores políticos que se mostraron favorables a iniciar un proceso de paz y de convivencia a la religión: la OLP liderada por Yasser Arafat y el Partido Laborista de Israel encabezado por Shimon Peres, Primer Ministro a partir de la elecciones de 1984.

En 1987, el conflicto de agudizó cuando estalló un movimiento popular de la población Palestina llamado Intifada  (en árabe, levantamiento)[12]

La respuesta del ejército que reprimió con violencia a los jóvenes desarmados provocó protestas de los gobiernos de varios países en la ONU y también dividió a los ciudadanos judíos de Israel. Los dirigentes del Likud, partido político que representa a los sectores más conservadores del sionismo, sostuvieron que el apoyo de la OLP a la Intifada demostraba que se trataba de un grupo terrorista con el que no se debía negociar.

En 1993 luego de negociaciones secretas, Arafat y el Primer Ministro Laborista de Israel,  Rabin[13], firmaron en Washington un acuerdo de paz. La base del acuerdo era que Israel aceptaba la creación de una zona de autonomía Palestina en la franja de Gaza y en Cisjordania.

El proceso de paz enfrentó dificultades debido a las acciones violentas del grupo fundamentalista. En 1994, un colono judío mató en Cisjordania a 29 palestinos y en noviembre de 1995 un militante sionista de extrema derecha a Rabin.

En 1996, los atentados terroristas indiscriminados del grupo fundamentalista islámico Hezbollah y los bombardeos de "represalias" del ejército israelí en el Líbano complicaron aún más la situación. Además el cambio de partido gobernantes en Israel significó otra traba para el proceso de paz: en las elecciones celebradas en mayo de 1996 se impuso Benjamín Netanyahu, candidato del Likud, quien basó su campaña en el rechazo a la creación de la autonomía nacional Palestina.

En noviembre de 1998, Arafat anunció que la zona  de autonomía que él preside próximamente será reconocida como un Estado independiente. La solución pacífica del conflicto depende de la posición política que adopte la mayoría de los ciudadanos judíos de Israel y de la capacidad de la OLP para neutralizar a los sectores más intransigentes del activismo fundamentalista islámico.

QUE QUIEREN LOS ISRAELÍES

En términos generales, los judíos-israelíes quieren que los árabes:

  • Reconozcan el estado de Israel.
  • Que el principio orientador de las negociaciones de paz sea la absoluta seguridad de Israel y de sus ciudadanos.
  • Reconozcan el estado de Israel.
  • Acepten los asentamientos judíos en los territorios ocupados.
  • Permitan que los israelíes mantengan cierto control sobre los territorios palestinos para asegurar sus fronteras.
  • No insistan más en el retorno de los refugiados palestinos.
  • Que Jerusalén sea la capital indivisa de Israel.
  • La derecha israelí se niega a retirar sus tropas de Hebrón, pese a que sus antecesores laboristas habían acordado con los palestinos una evacuación parcial de las fuerzas acantonadas en esa ciudad.
  • Intensificar el establecimiento de colonias judías en la región de Cisjordania.

QUE QUIEREN LOS PALESTINOS

En términos generales, los árabes palestinos quieren que:

  • Israel les permita tener un estado independiente y autónomo.
  • Que el principio orientador de las negociaciones sea el intercambio de tierras por paz y no el de seguridad.
  • Israel les permita tener un estado independiente y autónomo.
  • Salgan las fuerzas de Israel de los territorios ocupados en 1967.
  • Se desmantelen los asentamientos judíos (más de 200 mil habitantes) de sus territorios.
  • Que Jerusalén sea la capital de un futuro Estado Palestino, cuya base territorial sería la franja de Gaza y Cisjordania.
  • Piden el retiro total de las tropas israelíes de la ciudad Cisjordania de Hebrón y recuerdan que ya habían acordado con los gobiernos laboristas una evacuación parcial de esa localidad.
  • Rechazan la creación de nuevas colonias judías en los territorios ocupados.

VIII. Aspectos Cruciales del Conflicto

Aspecto territorial

Desde las primeras décadas del siglo XX, la presencia de judíos en Palestina ha provocado el rechazo de los árabes-musulmanes. En 1948 Palestina se dividió en dos estados: el judío (Israel) y el árabe (Palestina). Las guerras que siguieron a la declaración del estado de Israel (1949 y 1967) llevaron a la ocupación de territorios árabes por el ejército israelí. Actualmente, los territorios ocupados por las fuerzas armadas israelíes son: los Altos del Golán (frontera con Siria), Franja de Gaza (frontera con Egipto), Cisjordania (frontera con Jordania). ésta ocupación militar impide que los árabes palestinos puedan ejercer su soberanía política y económica.

Política internacional

La situación geográfica de Israel es estratégica para mantener un equilibrio de fuerzas en Medio Oriente. En el conflicto árabe-israelí se enfrentan también los intereses políticos y económicos de los países occidentales, Estados Unidos a la cabeza, con los intereses regionales de los países árabes. El control de las reservas petrolíferas de Medio Oriente es uno de los asuntos que se dirimen a través de este conflicto. Desde su origen como estado independiente, Israel ha contando con el apoyo de los Estados Unidos.

IX. Efectos Colaterales del Conflicto Arabe-Israelí

Los efectos en torno a este conflicto son muchos, y aquí abordare, algunos, es el caso de los grupos de extrema... grupos terroristas, que se atribuyen la razón de reivindicar causas, como la causa musulmana, la causa árabe, entre otras.

¿Guerra nuclear o atómica en el medio oriente?

Dado que Israel ha jurado que lo mas complicado que les puede pasar, es lo que le pasó a Sansón, es decir morir con todos sus enemigos; de esto uno puede inferir que están dadas las condiciones para pensar en la tenencia por parte de Israel de armas nucleares, atómica o algo por el estilo; de igual manera, los árabes, tampoco quieren sorpresa, y con sus petrodólares, es muy probable que estén tras la consecución del elemento que les permita amedrentar a sus vecinos Israelitas.

X. Grupos Armados Musulmanes

Hamas

Es un grupo islámico radical que promueve el terrorismo y que provee servicios sociales a la comunidad musulmana, como clínicas, escuelas y clubes juveniles. Hamas se originó en 1987 al inicio de la primera Intifada. Está compuesto de dos grupos, el ala política y el ala militar. Sus fuerzas militares se calculan entre 200 y 300 miembros. Su objetivo es destruir a Israel y crear un estado islámico en todo el territorio. Hamas introdujo los suicidios terroristas con bombas en 1992.

Brigadas de mártires de Al-Aqsa

Es un sub.-grupo radical del partido Fatah, de Yasser Arafat, se calcula que cuenta con unos 1000 miembros. Estas brigadas se han atribuido un 70% de los ataques contra Israel. Este grupo presiona a Israel para un cese al fuego y espera obtener grandes concesiones una vez que se lleven a acabo negociaciones para la paz.

Jihad islámica

Es un grupo menor relacionado con Hamas, políticamente muy radical. Se centra en atacar a Israel y recibe financiamiento de Irán. Tienen pocos miembros, no llegan a 100, y han organizado atentados suicidas. Su objetivo es eliminar a Israel e imponer un estado islámico en Palestina.

Hezbollah

Es una milicia fundamentalista shiita que surgió en el sur de Líbano en 1982 para combatir la ocupación israelí. Actualmente es un partido político en Líbano y brindan su apoyo a los palestinos. Tiene 800 soldados activos, con 2 mil reservas y un amplio armamento. Quieren crear un estado islámico en Líbano, destruir a Israel y declarar Jerusalén para el Islam. Secuestran soldados israelíes, infiltrándose por la frontera norte de Israel. También envían armas a los palestinos a través de Jordania.

XI. Terrorismo

Una de las vías por medio de las cuales los palestinos ejercen presión política sobre Israel es a través de atentados terroristas. En 1992 se inició la práctica de suicidas-bomba, que desde entonces mantiene en estado de alerta a la población civil israelí. Los israelíes superan enormemente a los palestinos en armamento y fuerzas armadas, por eso muchos palestinos consideran que el terrorismo es la única alternativa que tiene su pueblo para luchar por la autodeterminación. También hay palestinos moderados que piensan que el terrorismo no debe convertirse en un instrumento de presión porque una vez que obtengan su autonomía política los grupos radicales usarán el terrorismo como medio de negociación aún entre los propios palestinos.

El 28 de Septiembre del 2000 el primer ministro israelí Ariel Sharon entró al Monte del Templo (Haram esh-Sharif), recinto sagrado de los musulmanes, en la ciudad antigua de Jerusalén. Los palestinos tomaron esta acción como un acto de provocación y declararon la segunda Intifada, intensificando los ataques terroristas contra el estado de Israel. La mayor cantidad de actos terroristas registrados últimamente fueron una respuesta al cerco militar que organizó el ejército israelí en torno al cuartel de Arafat en la ciudad de Ramallah.

Es muy probable que la tenencia de algún artefacto de destrucción masiva no sea exclusivo de Israel en el medio oriente, pues nadie desconoce la conexión de algunos países musulmanes y la antigua Unión Soviética, y los negocios que por debajo de la mesa y a escondidas de la Comunidad Internacional pudieron manejarse, esto es un asunto bastante complejo de dimensiones trascendentales para el mundo, ¿Qué armas poseen los Árabes  y musulmanes dentro de su poderío representado en Países como Irán, Iraq, Siria, Líbano, Pakistán, Indonesia y Egipto? Esta es una pregunta que el curso de la historia nos responderá, pero mientras eso llegue es claro que el medio oriente seguirá polarizando al mundo.

XII. Conclusión

Oriente Medio ha sido desde hace años una hoguera interminable. En algunas ocasiones sus leñas dejaron de arder, pero diversas causas hicieron que el fuego resurja de sus cenizas.

El conflicto se originó en una cuestión netamente religiosa por causa de la intolerancia y la falta de comprensión, judíos y musulmanes tienen distintos orígenes pero se dirigen a un mismo Dios. Y no lo reconocen.

¿Que pasará en Medio Oriente en los siguientes años que le quedan a la historia? No lo se, pero su destino actual parece ser guerra permanente, creo que los Judíos, deberían analizar muy bien el pasado, y remitirse algo que con el territorio también le legaron los antepasados; a saber una herencia de sangre y muerte. (San Mateo Cap. 27:25). Cuando los dirigentes Judíos en el año 31 de la era cristiana, dijeron oficialmente al matar al Nazareno, "SU SANGRE SEA SOBRE NOSOTROS Y SOBRE NUESTROS HIJOS" ellos comprometieron la historia de las siguientes generaciones a cargar una estela de sangre y muerte. Siempre que vivan los judíos tendrán que vérsela con esa historia. Desde la destrucción de Jerusalén, en donde murieron  miles de judíos, pasando por las guerras posteriores, el holocausto Nazi, y llegando a estos días de conflicto con los árabes, hasta donde llegue la historia, esta siempre tendrá un tinte de sangre. Lo mas irónico es que según la versión cristiana del Mundo será el Mesías que ellos rechazaron, el que le podrán fin a esa historia de sangre y muerte.

Dios cumplió su promesa, Israel poseerá esta tierra hasta el fin de los días, no sucederá tal cosa, como que los árabes saquen a los Israelitas (judíos) y los despojen definitivamente del territorio. Pero no habrá paz, en el Medio Oriente, siempre Israel tendrá la presión de sus enemigos, Sara la presión de Agár, y siempre los árabes y musulmanes la presión de Israel, Agár la presión de Sara. Y la sangre siempre se derramará en el conflicto del Medio Oriente. La suerte está echada. Este fue el destino que eligieron (especialmente los israelíes), esa es la historia, que se escribe a diario, pero que ya tiene definidos los derroteros. El futuro allá no será muy diferente del pasado, solo cambiaran los personajes, los escenarios, y las armas pero la historia será la misma. Sara v/s Agár, Isaac contra Ismael.

Luego de la 2º Guerra Mundial la Organización de las Naciones Unidas decretó el surgimiento político del Estado de Israel sin percibir que debía involucrar a los palestinos.

La intransigencia origina, además del problema religioso, el problema político. La solución estará dada cuando los actores del conflicto comprendan que hay una única salida; el diálogo y la convivencia. Recién entonces la hoguera se extinguirá.

Se puede criticar a los Estados Unidos por ser el único intermediario sin dar lugar a la participación de la ONU. Desconociendo la posibilidad de que la intervención o ayuda de todos los países puede dar una salida  al conflicto de siempre.

Tantos años han pasado, tantas vidas se han perdido.

¡Es la guerra del dolor!

XII. Anexos

Anexo I

La historia del Conflicto Árabe -Israelí tiene sus comienzos  en el siguiente relato bíblico

 

Dios había prometido bendecir a Abraham y multiplicar su descendencia como las estrellas del firmamento (Génesis 15:5), también había prometido que en Abraham serían benditas todas las naciones de la tierra.

El problema era que Sara la Mujer de Abraham era estéril (Génesis 16:1) siendo que ella estéril, la pregunta desafiante desde el punto de vista humano era ¿cómo se cumpliría la promesa de que la descendencia de Abraham sería como las estrellas que surcan el universo?

Pues bien la estrecha percepción por parte de Sara, en cuanto al poder extraordinario de Dios, hizo que esta siguiera el curso de acción más obvio, y la salida que humanamente sabemos era más fácil, efecto fluido, es decir seguir el curso de recorrido  más fácil. Se infiere que la descendencia de Abraham solo  y solamente si sería posible en la medida en que Abraham tuviera otra progenitora diferente para su descendencia, (Génesis 16:1-2)  y quien más recomendada para esa importante misión que Agár, la esclava Egipcia (Árabe) (Gálatas: 4:25) (Génesis 16:1-3)

Aquí había un problema tremendamente complejo, pues quien fuese el hijo de Abraham seria el heredero de la promesa, y la promesa además de incluir aspectos como: Ser bendición para todas las naciones y de ser numerosos como las estrella del firmamento,  tenía un componente que habría de convertirse en el objeto de conflicto por los siglos venideros; a saber el Territorio. Era en este aspecto tan importante, el cual Dios había prometido a Abraham una de las cosas más significativas que esta potencialmente concebida una lucha milenaria, nunca previó Abraham que ese día cuando firmara el contrato con Dios, (Génesis 15:18) en el que decía: "... a tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande (Nilo), el río Eufrates...". Estaba firmando un contrato que causaría grandes debates en el  curso de la historia; pues el contrato no fue en ninguna manera malo,  Abraham que casi complicó e hizo confusa la forma de entender a quien se aplicaría la cláusula primera del contrato. Pues bien el contrato había sido concebido, pensado y  entendido partiendo de un hecho plenamente claro y era que la descendencia de Abraham era un hijo suyo (Génesis15), pues bien nació Ismael, hijo de Abraham, era potencialmente heredero, ¿había de heredar Ismael?, ¿No era él acaso descendencia de Abraham?, Pues  viendo el asunto desde esa óptica, los Árabes descendientes de Abraham (provenientes de la unión con  AGAR la egipcia que era Árabe) estaban llamados a reclamar la promesa: Bendición para multiplicarse, bendición para prosperar en abundancia, bendición para ocupar el territorio que aparece delimitado en la cláusula primera del contrato con Abraham; ¿después de todo que otros argumentos habría para decir que no?. Aparentemente ninguno. Eran hasta entonces los árabes descendientes de Abraham herederos indiscutibles de la promesa.

Los celos y las disputas no se hicieron esperar, el conflicto de medio oriente, antes de librarse donde históricamente se ha librado, se libró primero en la casa de Abraham, (Génesis 16:4-5)  pues la Egipcia Agár, sacaba el contrato y ponía de presente a Sara (la semita) que ella (Sara) no tendría parte en la herencia y al morir Abraham el pueblo que surgiera de la descendencia de su hijo (Ismael) se adueñaría de toda las bendiciones  y posesiones objeto de la promesa. Todo cambió cuando se le informó a  Abraham que el hijo que había tenido de Agár, no heredaría y que parecía que no había leído bien la letra chica del contrato en lo referente a una cláusula que textualmente se repite en Romanos 9:7: ni por ser descendientes de Abraham son todos hijos (de la promesa); sino: En Isaac te será llamada descendencia... Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos (...) (de que habla el contrato) sino los que son hijos según la promesa son contados como descendientes, porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. Esta parte del contrato no había sido muy analizada y al nacer Isaac, el cual se había anunciado por profecía y promesa, se creyó que compartiría la promesa con Ismael, y este pensamiento se alimentó en la mente de Agár, y mucho más cuando su hijo, ostentaba la ventaja de ser el mayor, condición, esta  que lo ponía muy cercano a la categoría del ser el primogénito.

Pero en el momento en que se había analizado ya la cláusula de exclusividad de la herencia solo para un hijo nacido de Sara y prometido por Dios, Sara empezó a hacer valer su condición de exclusividad y le dijo a Abraham que tenía que echar a la sierva, pues ella (Agár) y su hijo según, la promesa no podían heredar: Respondió Dios:  Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamaras su nombre Isaac y confirmaré mi pacto con él, como pacto perpetuo con sus descendientes después de él (Israelíes-Judíos)... En cuanto a Ismael, también te he oído; He aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera, doce príncipes engendrará, y haré de él una gran Nación (Los Árabes-Musulmanes)... más yo estableceré mi pacto con Isaac el que Sara te dará a luz el año que viene"(Génesis 17:19-21) Con estos argumento Sara plantea a Abraham la innegable realidad establecida en el contrato: Ismael, no podía heredar, y antes de que esto se complicará más debería irse Agár la sierva con su hijo. (Génesis 21:8-10)  Esto fue motivo de preocupación para Abraham, pero la propuesta de Sara fue confirmada por Dios: "Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia". (Génesis 21:12). Lo que está claro aquí es que la promesa tenía una plena aplicación a Isaac, Ismael era un personaje nacido de Abraham, pero dadas sus circunstancias no aplicaba para la promesa, en razón a las cláusulas del contrato. Pero si es válido resaltar un hecho y es que Dios también bendijo a Ismael y fue mucho mas allá augurando y garantizando que Ismael sería el padre de una gran nación, no deja dudas, inferir que se  refería a  las naciones Árabes que hoy día conocemos.

Al analizar las condiciones del contrato nos hallamos con que no aparece asignado a Ismael y a sus descendientes territorio, como el que se le asigno a Israel dentro de un concepto de contrato perpetuo. No hay ninguna delimitación, ni mucho menos mención de territorio alguno para los descendientes de Ismael. Pues estos se les mencionan que serían una gran nación, se les menciona la prosperidad pero no se dice que la promesa para ellos tiene el componente del territorio. Quizás por eso se entienda el hecho de que Ismael fue expulsado de la jurisdicción de Abraham, y territorialmente fue despojado. El destino de Ismael de allí en adelante sería un asunto directamente de Dios, él se encargaría de cumplir lo que había dicho respecto a Ismael. Pero en el territorio de Abraham y en la delimitación hecha para Isaac y sus descendientes era claro que no había lugar para Ismael.

Según la promesa de Dios a Abraham, paralela a la nación de Isaac habría de crearse otra gran nación, a saber la nación de los descendientes de Ismael. , En repetidas ocasiones Dios se tomó la tarea de dejar muy en claro esto. (Génesis. 17 y 21).

Hay en la Biblia, el libro que estamos utilizando como punto de partida para abordar el conflicto de medio oriente, un párrafo que presagia casi con exactitud el conflicto que habrían de vivir los dos pueblos: Los descendientes de Isaac y los descendientes de Ismael. Eso se encuentra en Génesis 16: 11 y 12. "Y le dijo el Ángel de Jehová: He aquí que tu has concebido y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción... y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará". Solo con analizar que juntos, hoy en día habitan los Israelíes y los Árabes podemos confirmar la relevancia que este párrafo tiene en el análisis histórico del conflicto de medio oriente. La frase "su mano será contra todos y la mano de todos será contra él" podemos verla reflejada en el conflicto lleno de represalias.

Por otro lado, en el análisis de la situación de Isaac v/s Ismael  surge asunto que bien vale la pena abordar. Dado que la bendición de Dios a Abraham para Ismael garantizaba que sus descendientes llegarían a ser una gran nación, "Y oyó Dios la voz del muchacho, y el ángel de Dios llamó a Agár desde el cielo y le dijo: ... No temas  porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está... porque yo haré de él una gran nación. El asunto que plantea ciertos interrogantes es que si los descendientes de Ismael llegasen a ser una gran nación de todas maneras necesitaban un territorio, ¿podría este territorio ser el mismo que se pensaba asignar a Isaac y a sus descendientes? O por los menos ¿existía la posibilidad de que este territorio llegara a convertirse en la manzana de la disputa en los años venideros? Si no,  ¿Dónde ubicar a toda una gran nación a menos que estuviera claramente indicado un territorio? Aparentemente aquí hay una dificultad, pues era muy probable que al dejar Abraham posesiones y prometer Dios a Ismael que llegaría ser una gran nación esto fuera entendido como que eso suponía de un espacio en donde habitar (territorio). Y si no era ese territorio entonces preguntan los descendientes de Ismael ¿En qué territorio levantaremos una gran nación? ¿Iremos a los otros pueblos? Pero los otros pueblos dirán que nuestra heredad es con los Semitas, pues descendemos del rico Abraham ("Y Abraham era riquísimo en ganado, en plata y oro" Génesis: 13:2) que debió haber dejado herencias, debió haberle asignado un territorio. Pero no, lo que pasa es que él tiene otro hijo (dirían Los Ismaelitas), y bien dirían los otros pueblos, pues si tiene otro hijo debió dividir la heredad, y con ello indicamos el territorio. ¿Podrían estas consideraciones de los descendientes de Ismael ser resueltas a su favor? Y ¿Podrían utilizar estos argumentos como justificaciones para reclamar territorio en las tierras delimitadas a Isaac?

Al analizar el asunto, agudamente aquí hay un problema, pues bien si la justicia divina está detrás de lo que sucede, era evidente que una división de la tierra para los dos hijos era lo que la lógica recomendaba. Ante esto y para dejar claros aspectos tales como: Las cláusulas (tácitas) del contrato entre Dios y Abraham, la operación de Dios al cumplir su promesa, la lógica humana vs. designios divinos.

Anexo II

Israel y Palestina en números

Población
Población en el Estado de Israel en el año 2000
Israelíes - 5.1 millones
Palestinos - 1 millón

Estimado para el año 2020
Israelíes - 6.7 millones
Palestinos - 2 millones


Taza de nacimiento
Bebés nacidos por cada 100 residentes
Israel - 2.6
Territorios palestinos - 6.1


Población Palestina

Cisjordania - 1.9 millones
Franja de Gaza - 1 millón
Este de Jerusalén - 85,800
Región de Jerusalén - 328,600

Total de población palestina en la actualidad - 3.3 millones
Estimado de la población palestina para el año 2025 - 7.5 millones

Economías
Ingreso per capita
Israel - 18,900 dólares por año
Cisjordania y Gaza - 1,600 dólares por año


Cifras de desempleo
Israel - 9%
Franja de Gaza - 48.5%
Cisjordania - 30.3%


Fuerzas armadas
Israel:
Activos - 163, 500
Reservas - 425,000

Autoridad Palestina:
Paramilitares - 35, 000

Fuente: revista Time, 25 de marzo del 2002

Anexo III

Mapa de la Zona

Autor:
José L. Aboal Madriaga


[1] El sionismo es un movimientopolítico internacional que propugnó desde sus inicios el restablecimiento de una patria para el pueblo judío en Eretz Israel, ("Tierra de Israel").[1] Dicho movimiento fue el promotor y responsable en gran medida de la fundación del moderno Estado de Israel.

[2] Organización de las Naciones Unidas: organización de Estados soberanos formada en 1945. Entre sus objetivos figuran: prevenir la guerra, mantener la paz, desarrollar las relaciones amistosas entre los países, promover el progreso social y mejores condiciones de vida, y lograr la cooperación internacional. Los Estados miembros están vinculados entre sí por su adhesión a la Carta de las Naciones Unidas

[3] La Liga de Estados Árabes o simplemente Liga Árabe (en árabe: جامعة الدول العربية Yāmi`at ad-Duwal al-`Arabiyya), es una organización que agrupa a los Estados árabes.

[4]  Gamal Abdel Nasser (en árabe, جمال عبد الناصر Ŷamāl ʿAbd an-Nāṣir) (15 de enero de 1918 - 28 de septiembre 1970), militar, estadista egipcio y principal líder político árabe de su época. Nació en 1918, según unas fuentes en un pueblo de la provincia de Asiut (Alto Egipto) y según otras en la ciudad norteña de Alejandría. Hijo primogénito de un funcionario de correos, él sí oriundo de una aldea de la región de Asiut, estudió en la Academia Militar entre 1938 y 1939. En 1948 participó en la guerra contra Israel con el grado de comandante. El año siguiente, en 1949, fundó junto a otros militares la organización de los Oficiales Libres, que en 1952 daría el golpe de Estado que destronó al rey Faruq I y proclamó la república dirigida por el Consejo de la Revolución.

[5] Nuri es-Said nació en Kirkup, Iraq, en 1888. He studied at the staff college in Constantinople and served with the Turkish Army during the First World War . Estudió en la Escuela Superior de Constantinopla y sirvió con el ejército turco durante la Primera Guerra Mundial. In 1916 he changed sides and served us Chief of Staff to Faisal ibn Ali and in this position worked closely with TE Lawrence . En 1916 cambió lados y nos sirvió Jefe de Estado Mayor a Faisal ibn Ali, y en esta posición trabajado en estrecha colaboración con TE Lawrence.

[6] Arafat, Yasser (n. 1929): político palestino, creador de la organización guerrillera Al-Fatah y de la O.L.P. Nativo de Jerusalén, estudió ingeniaría en la Universidad de El Cairo. Por sus gestiones con Israel obtuvo el Premio Nóbel de la Paz en 1994. En 1996 fue electo presidente del Consejo Autónomo Palestino.

[7] Organización para la Liberación de Palestina: organización política creada en 1964 que asumió la dirección  de diversos grupos palestinos de resistencia contra la política israelí. Dirigida desde 1968 por Yasser Arafat, la OLP fue admitida por la ONU en calidad de observador en 1974, aceptó la resolución 242 de la organización, que implica la aceptación de la existencia del Estado de Israel y renunció al terrorismo. Luego del tratado que en 1993 firmó con Israel, Arafat fue electo como titular de la Autoridad Nacional Palestina.

[8] El día en que se iniciaba la celebración de la fiesta religiosa judía de Yom Kippur, el "Día del Perdón".

[9] Organización de los Países Exportadores de Petróleo: organismo fundado en 1960 en Bagdad con el objetivo de velar por los intereses de los países productores de petróleo.

[10] Sadat, Mohamed Anwar (1918-1978): militar y político egipcio. Fue sucesor de Nasser en 1970. Su política lo acercó a los EEUU. En 1977 estableció negociaciones con Israel que concluyeron en 1979 con la firma de un tratado de paz en Camp David. Premio Nobel de la Paz en 1978, Murió en un atentado mientras presidía un desfile militar.

[11] Begin, Menahem (1913-1992): político israelí, elegido primer ministro en 1977, logró un tratado de paz con Egipto en 1979. Premio Nobel de la Paz 1978

[12] En 1987 los palestinos lanzaron un movimiento de desobediencia civil conocido como "intifada": guerra de piedras contra los soldados israelíes de los territorios ocupados.

[13] Rabin, Yitzhat (1922-1995): milita y político israelí. Fue embajador en Washington y en 1975 asumió como primer ministro hasta 1977. En 1992 fue reelecto en el cargo y en 1994 recibió el Premio Nobel de la Paz junto a Yasser Arafat y Shimon Peres por los acuerdos palestino-israelí. En 1995 fue asesinado por un fundamentalista israelí.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.