Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La descolonización de Asia y África




Partes: 1, 2
Monografía destacada
  1. Consideraciones iniciales hacia una reinterpretación del fenómeno
  2. El Impulso inicial
  3. La Conferencia de Bandung
  4. La Descolonización llega al África
  5. El trauma de la desestruturación del imperio francés en África
  6. Los imperios residuales
  7. El neocolonialismo
  8. Bibliografía

1. Consideraciones iniciales hacia una reinterpretación del fenómeno

Con frecuencia se ha señalado que el hecho histórico más importante después de la derrota de las potencias del eje Berlín-Roma-Tokyo fue la guerra fría que enfrentó a los Estados Unidos y a la Unión Soviética, las dos potencias que salieron fortalecidas de la contienda bélica. Sin embargo, una visión histórica más trascendente, y menos eurocentrista, debería llevar a la conclusión de que el hecho de mayor relevancia fue la descolonización del Asia y del África. La guerra fría fue la confrontación de las nuevas potencias en busca de un nuevo equilibrio de poder que se extendió durante unas décadas.

En cambio, la descolonización tiene una relevancia mucho mayor en la historia universal porque significa el fin de un proceso histórico muchísimo más amplio, como lo fue el dominio de Europa sobre el resto del mundo, que se inició hace varios siglos atrás. Este proceso significa también el emprendimiento de la gran mayoría de los pueblos del mundo hacia una vida nueva de independencia y búsqueda de su progreso.

También se ha afirmado que este proceso descolonizador fue una consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Si bien es cierto que el proceso descolonizador alcanzó su momento cumbre en las décadas posteriores a partir de 1945, la afirmación no deja de tener algún contenido de distorsión por que se da a entender que los dos fenómenos - es decir la guerra y la descolonización- son dos fenómenos distintos. Esta concepción implica olvidar que la Segunda Guerra Mundial tuvo varios contenidos.

Por un lado fue la continuación de la primera guerra en la medida en que todavía era una guerra entre potencias coloniales por el reparto de territorios. Por otro lado, adquiere un nuevo contenido con la confrontación entre la Unión Soviética y la Alemania Nazi, allí se trata de un guerra entre el capitalismo y el socialismo. Finalmente, la segunda guerra mundial también fue una guerra anti-colonialista[1]. Esta afirmación se sustenta en el hecho de que varios de los escenarios de la guerra en el África, y principalmente en el Asia son guerras que enfrentan a Movimientos de Liberación Nacional contra el Japón como potencia colonial (China, Vietnam, Corea). Por eso, y en clara discrepancia con lo que afirma la historia tradicional, la segunda guerra mundial en el Asia no comienza en 1941 cuando el Japón bombardea Pearl Harbor, sino en 1937 cuando el Japón avanza desde Manchuria hacia el interior de China.

Por eso es que hay algo de distorsión en el intento de separar a la Segunda Guerra Mundial del proceso descolonizador del Asia y del África. La íntima articulación entre la guerra y la descolonización será ilustrada detenidamente, más adelante, cuando se trate la relación entre la derrota del Japón y el nuevo impulso liberador en varias colonias.

Por otro lado, se ha sostenido, con frecuencia, que el factor determinante para el proceso descolonizador fue el debilitamiento de las tradicionales potencias europeas resultante de la guerra. Esto es, en parte, cierto. Claro que tuvo relevancia este factor. Pero una mirada más detallada al proceso descolonizador puede llevarnos a la conclusión de que no fue el factor más determinante.

Si reflexionamos sobre como se produce la independencia del Asia, que se inicia antes que la del África, veremos que el impulso determinante viene de los dos colosos del Asia; la China, en 1949 y la India en 1947 y en ninguno de estos dos casos, tuvo especial relevancia el debilitamiento de las tradicionales potencias europeas. Veamos:

2. El Impulso inicial

Si bien es cierto que la China no fue colonizada completamente por ninguna potencia europea, si fue semi-colonizada (para usar los términos del líder Chino Mao Tse Tung). Esto quiere decir que las potencias colonizadores se repartieron el territorio chino en varios enclaves coloniales. En 1911-12 se produjo la Revolución que implicó la proclamación de una república por parte del Kuomingtan, el Partido Nacionalista Chino. La situación de este gobierno sería, sin embargo, muy precaria como para considerarlo un gobierno de un estado independiente. El Kuomingtan tendrá que realizar una guerra contra los denominados "Señores de la guerra" para someterlos a su autoridad. Estando estos caudillos bajo la influencia de las distintas potencias europeas y desarrollando su autoridad con el apoyo de ellas, se puede considerar la situación como un proceso hacia la soberanía, pero todavía no concluido. Luego se desatará la guerra entre el Kuomingtan y el Partido Comunista de China, por una proyección distinta de país, y posteriormente se producirá la intervención japonesa. La guerra anti-japonesa es claramente una lucha anticolonial. Expulsado el Japón en 1945, se reiniciará la guerra entre el Partido Comunista Chino y el Kuomingtan de la que saldrá airoso el Partido Comunista de China, expulsando al Kuomingtan a la isla de Taiwán. Entones, en 1949, se proclama la República Popular de China. Es recién en este momento que se puede hablar de China como un Estado verdaderamente soberano.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda