Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Importancia de la educación ambiental para logar la protección y el cuidado del medio ambiente (página 2)




Partes: 1, 2


En la época actual, la educación también representa una alternativa ante la realidad ambiental, porque se considera que si no se educa oportunamente a la población acerca del peligro que representa continuar deteriorando el ambiente, en poco tiempo estaremos enfrentando situaciones más dolorosas que pongan en riesgo la preservación de múltiples formas de vida, entre ellas, la humana. La educación se concibe así, como una opción que contribuye a la superación de las crisis; sin embargo, la educación ha olvidado poner el acento en la importancia de armonizar la relación de nuestras sociedades con la naturaleza.

Una nueva educación requiere del replanteamiento de los procesos educativos en su conjunto y desarrollarse en un marco de nuevos enfoques, métodos, conocimientos y nuevas relaciones entre los distintos agentes educativos.

Esta nueva educación debe sobre todo abarcar el medio social y natural como un todo interrelacionado entre sí y vincular los modelos de crecimiento, con un desarrollo integral sustentado en un ambiente sano, facilitar la comprensión de la esencia de los procesos, desenmascarar sus apariencias para con ello propiciar un acercamiento crítico integral a la realidad y convertirse en un proceso social que facilite una formación que proporcione armas intelectuales y emotivas para la acción consciente.

El objetivo de la educación ambiental es restablecer las condiciones de interacción hombre/hombre y hombre/naturaleza, que orienten el quehacer desde una perspectiva globalizadora, crítica e innovadora, que contribuya a la transformación de la sociedad. El objetivo fundamental de la EA consiste en lograr que los individuos y las colectividades comprendan la naturaleza compleja del medio ambiente natural y del creado por el hombre, resultante de la interacción de sus aspectos biológicos, físicos, sociales, económicos y culturales; y adquieran los conocimientos, los valores, los comportamientos, y las habilidades prácticas para participar responsable y eficazmente en la prevención y solución de los problemas ambientales y en la gestión relacionada con la calidad ambiental del medio.

Se le otorga a la educación una importancia capital en los procesos de cambio, e insta a recrear una nueva educación que desarrolle nuevas relaciones entre los estudiantes y maestros, entre las escuelas y las comunidades y entre el sistema educativo y el conjunto de la sociedad. Recomienda el desarrollo de nuevos conocimientos, teóricos y prácticos, valores y actitudes que constituirán la clave para conseguir el mejoramiento del ambiente.

El medio ambiente es el entorno en el cual una entidad opera donde se incluyen el aire, el agua, la tierra, los recursos naturales, la flora, la fauna, los seres humanos y sus interrelaciones, o sea, su impacto ambiental.

Refiriéndonos a lo planteado por  N.J. Smith-Sebasto (profesor de la Universidad de Illinois Estados Unidos)  en la Conferencia Nacional sobre Educación Ambiental realizada en 1968 en New Jersey sobre este tema:

"Para comprender qué es Educación Ambiental, será conveniente explicar lo que no es. La Educación Ambiental no es un campo de estudio, como la biología, química, ecología o física. Es un proceso. Para muchas personas, este es un concepto que se le hace difícil comprender.  Mucha gente habla o escribe sobre enseñar Educación Ambiental.  Esto no es posible. Uno puede enseñar conceptos de Educación Ambiental, pero no Educación Ambiental".

Haciendo un poco de historia para analizar el origen de la Educación Ambiental tendríamos que remontarnos a las sociedades antiguas en donde se preparaba a los hombres en estrecha y armónica vinculación con su medio ambiente. Por otro lado si partimos del momento en que empieza a ser utilizado el termino Educación Ambiental, situaríamos su origen a fines de la década de los años 60 y principios de los años 70, período en que se muestra más claramente una preocupación mundial por las graves condiciones ambientales en el mundo, por lo que se menciona que la educación ambiental es hija del deterioro ambiental.

Sin negar de ninguna manera el surgimiento de la educación ambiental desde la época antigua, en estas notas situaremos sus orígenes en los años 70, debido a que es en el período que con mayor fuerza empieza a ser nombrada en diversos foros a nivel mundial, aunque es cierto que antes ya se habían dado algunas experiencias de manera aislada y esporádica.

Partiendo de esto el propósito de la Educación Ambiental es dotar los individuos con el conocimiento necesario para comprender los problemas ambientales, las oportunidades para desarrollar las habilidades necesarias para investigar y evaluar la información disponible sobre los problemas, las oportunidades para desarrollar las capacidades necesarias para ser activo e involucrarse en la resolución de problemas presentes y la prevención de problemas futuros; y, lo que quizás sea más importante, las oportunidades para desarrollar las habilidades para enseñar a otros a que hagan lo mismo.

De ahí que muchos autores establezcan para la Educación Ambiental cuatro componentes o niveles fundamentales:

Como un primer nivel está los Fundamentos Ecológicos: este nivel incluye la instrucción sobre ecología básica, ciencia de los sistemas de la Tierra, geología, meteorología, geografía física, botánica, biología, química, física, etc. El propósito de este nivel de instrucción es dar informaciones sobre los sistemas terrestres de soporte vital. Estos sistemas de soporte vital son como las reglas de un juego. Los científicos han descubierto muchas reglas ecológicas de la vida pero, con frecuencia, se descubren nuevas reglas. Por desgracia, muchas personas no comprenden muchas de estas reglas ecológicas de la vida. Una razón importante por la cual se creó el campo conocido como educación ambiental es la percepción de que las sociedades humanas se estaban desarrollando de maneras que rompían las reglas. Se pensó que si a la gente se le pudiera enseñar las reglas, entonces ellas jugarían el juego por las reglas.

Como un segundo nivel se encuentra la Concienciación Conceptual de cómo las acciones individuales y de grupo pueden influenciar la relación entre calidad de vida humana y la condición del ambiente. Es decir, no es suficiente que uno comprenda los sistemas de soporte vital (reglas) del planeta; también uno debe comprender cómo las acciones humanas afectan las reglas y cómo el conocimiento de estas reglas pueden ayudar a guiar las conductas humanas.

Un tercer componente se refiere a la Investigacióny evaluación de problemas, esto implica aprender a investigar y evaluar problemas ambientales. Debido a que hay demasiados casos de personas que han interpretado de forma incorrecta o sin exactitud asuntos ambientales, muchas personas se encuentran confundidas acerca de cual es el comportamiento más responsable ambientalmente.

Y como un componente final tenemos La capacidad de acción: este componente enfatiza el dotar al individuo con las habilidades necesarias para participar productivamente en la solución de problemas ambientales presentes y la prevención de problemas ambientales futuros. También se encarga de ayudar a los alumnos a que comprendan que, frecuentemente, no existe una persona, agencia u organización responsable de los problemas ambientales.

La tendencia actual de la Educación Ambiental es tratar de ser una educación para el ambiente, es decir, integrar los conocimientos con las actitudes y, aún más, con las acciones. No se trata ya sólo de informar sobre el problema del agotamiento de recursos, ni de realizar una visita a una central eólica. Se trata de conseguir un modelo de gestión sostenible de la energía, que arranque del propio centro; se trata de que, gracias a la acción conjunta de profesores y alumnos, tras comprender y asumir el problema, el centro ahorre energía. Pensar globalmente y actuar local (y globalmente). Lo que se pretende es, por tanto, una educación mediante la acción.

En el Seminario Internacional de Educación Ambiental celebrado en Belgrado del 13 al 22 de octubre de 1975 se analiza a profundidad la estructura global que debe tener la educación ambiental y se detalla este aspecto claramente en una carta oficial llamada "La Carta de Belgrado", en este material se analiza lo que planteamos a continuación:

A. Situación de la Problemática Ambiental Nuestra generación ha sido testigo de un crecimiento y de un progreso tecnológico sin precedentes que, aún cuando ha aportado beneficios a muchas personas, ha tenido al mismo tiempo graves consecuencias sociales y ambientales. Aumenta la desigualdad entre ricos y pobres, entre las naciones y dentro de ellas; y existen evidencias que de un creciente deterioro del ambiente físico, bajo diferentes formas, a escala mundial. Esta situación, aunque causada principalmente por un número relativamente pequeño de países, afecta a toda la humanidad. 

La reciente Declaración de las Naciones Unidas para un Nuevo Orden Económico Internacional (Resolución de la 6ta. Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU, adoptada el 10 de mayo de 1974, Nueva York) pide un nuevo concepto de desarrollo, que tenga en cuenta la satisfacción de las necesidades y los deseos de todos los habitantes de la Tierra, el pluralismo de las sociedades y el equilibro y harmonía entre el hombre y el ambiente. Lo que se busca es la erradicación de las causas básicas de la pobreza, del hambre, del analfabetismo, de la contaminación, de la explotación y de la dominación. Tratar, como se hacía anteriormente, estos problemas cruciales de una manera fragmentaria no es de algún modo adecuado para la situación.

Es absolutamente vital que todos los ciudadanos del mundo insistan en medidas que apoyen un tipo de crecimiento económico que no tenga repercusiones perjudiciales para las personas, para su ambiente ni para sus condiciones de vida. Es necesario encontrar maneras de asegurar que ninguna nación crezca o se desarrolle a expensas de otra y que el consumo hecho por un individuo no ocurra en detrimento de los demás. Los recursos de la Tierra deben desarrollarse de forma que beneficien a toda la humanidad y que proporcionen mejoría de la calidad de vida de todos. 

Por lo tanto, necesitamos una nueva ética global, una ética de los individuos y de la sociedad que correspondan al lugar del hombre en la biosfera; una ética que reconozca y responda con sensibilidad a las relaciones complejas, y en continua evolución, entre el hombre y la naturaleza y con sus similares. Para asegurar el modelo de crecimiento propuesto por este nuevo ideal mundial, deben ocurrir cambios significativos en todo el mundo, cambios basados en una repartición equitativa de los recursos del mundo y en la satisfacción, de modo más justo, de las necesidades de todos los pueblos. Este nuevo tipo de desarrollo exigirá también la reducción máxima de los efectos nocivos sobre el ambiente, el uso de los desechos para fines productivos y el desarrollo de tecnologías que permitan alcanzar estos objetivos. Sobre todo, se exigirá la garantía de una paz duradera, a través de la coexistencia y de la cooperación entre las naciones que tengan sistemas sociales diferentes. Se podrán conseguir recursos substanciales dirigidos a la satisfacción de las necesidades humanas restringiendo los armamentos militares y reduciendo la carrera armamentista. La meta final debe ser el desarme.

Estos nuevos enfoques del desarrollo y de la mejoría del medio ambiente exigen una reclasificación de las prioridades nacionales y regionales. Deben cuestionarse las políticas que buscan intensificar al máximo la producción económica sin considerar las consecuencias para la sociedad y para la cantidad de los recursos disponibles para mejorar la calidad de la vida. Para que se pueda alcanzar el cambio de prioridades, millones de personas tendrán que adecuar las suyas y asumir una ética individualizada y personal, y manifestar, en su comportamiento global, una postura de compromiso con la mejoría de la calidad del medio ambiente y de la vida de todos los pueblos del mundo.

La reforma de los procesos y sistemas educativos es esencial para la elaboración de esta nueva ética del desarrollo y del orden económico mundial. Los gobiernos y formuladores de políticas pueden ordenar cambios y nuevos enfoques para el desarrollo, pueden comenzar a mejorar las condiciones de convivencia en el mundo, pero todo eso no dejan de ser soluciones a corto plazo, a menos que la juventud mundial reciba un nuevo tipo de educación. Esto requerirá instaurar unas relaciones nuevas y productivas entre estudiantes y profesores, entre escuelas y comunidades, y aún entre el sistema educativo y la sociedad en general

La Recomendación 96 de la Conferencia sobre el Medio Ambiente Humano de Estocolmo ha pedido un mayor desarrollo de la Educación Ambiental, considerada como uno de los elementos fundamentales para poder enfrentar seriamente la crisis ambiental del mundo. Esta nueva Educación Ambiental debe basarse y vincularse ampliamente a los principios básicos definidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre el "Nuevo Orden Económico Internacional"

Es en este contexto que deben colocarse los fundamentos para un programa mundial de Educación Ambiental que posibilitará el desarrollo de nuevos conocimientos y habilidades, de valores y actitudes, en fin, un esfuerzo dirigido a una mejor calidad del ambiente y, de hecho, hacia una mejor calidad de vida para las generaciones presentes y futuras. 

B. Metas Ambientales

Es Mejorar todas las relaciones ecológicas, incluyendo la relación de la humanidad con la naturaleza y de las personas entre sí.

Así, existen dos objetivos preliminares:

1.       Para cada nación, de acuerdo con su propia cultura, esclarecer por sí misma el significado de conceptos básicos, tales como la "calidad de vida" y la "felicidad humana", en el contexto del ambiente global, esforzándose también para precisar y comprender estas nociones como son entendidas por otras culturas más allá de las propias fronteras nacionales.

2.       Identificar las acciones que garanticen la preservación y el mejoramiento de las potencialidades humanas y que favorezcan el bienestar social e individual, en harmonía con el ambiente biofísico y con el ambiente creado por el hombre.

C. Meta de la Educación Ambiental Formar una población mundial consciente y preocupada con el medio ambiente y con los problemas asociados, y que tenga conocimiento, aptitud, actitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y para prevenir nuevos. 

D. Objetivos de la Educación Ambiental Toma de conciencia. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que adquieran mayor sensibilidad y conciencia del medio ambiente en general y de los problemas.

1.       Conocimientos. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir una comprensión básica del medio ambiente en su totalidad, de los problemas conexos y de la presencia y función de la humanidad en él, lo que entraña una responsabilidad crítica.

2.       Actitudes. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir valores sociales y un profundo interés por el medio ambiente que los impulse a participar activamente en su protección y mejoramiento.

3.       Aptitudes. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir las aptitudes necesarias para resolver los problemas ambientales.

4.       Capacidad de evaluación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a evaluar las medidas y los programas de educación ambiental en función de los factores ecológicos, políticos, sociales, estéticos y educativos.

5.       Participación Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que desarrollen su sentido de responsabilidad y a que tomen conciencia de la urgente necesidad de prestar atención a los problemas del medio ambiente, para asegurar que se adopten medidas adecuadas al respecto.

E. Destinatarios El destinatario principal de la Educación Ambiental es el público en general. En este contexto global, las principales categorías son las siguientes:

1.       El sector de la educación formal: alumnos de preescolar, elemental, media y superior, lo mismo que a los profesores y a los profesionales durante su formación y actualización.

2.       El sector de la educación no formal: jóvenes y adultos, tanto individual como colectivamente, de todos los segmentos de la población, tales como familias, trabajadores, administradores y todos aquellos que disponen de poder en las áreas ambientales o no.

F. Directrices Básicas de los Programas de Educación Ambiental

1.       La Educación Ambiental debe considerar al ambiente en su totalidad - natural y creado por el hombre, ecológico, económico, tecnológico, social, legislativo, cultural y estético.

2.       La Educación Ambiental debe ser un proceso continuo, permanente, tanto dentro como fuera de la escuela.

3.       La Educación Ambiental debe debe adoptar un método interdisciplinario.

4.       La Educación Ambiental debe enfatizar la participación activa en la prevención y solución de los problemas ambientales.

5.       La Educación Ambiental debe examinar las principales cuestiones ambientales en una perspectiva mundial, considerando, al mismo tiempo, las diferencias regionales.

6.       La Educación Ambiental debe basarse en las condiciones ambientales actuales y futuras.

7.       La Educación Ambiental debe examinar todo el desarrollo y crecimiento desde el punto de vista ambiental.

8.       La Educación Ambiental debe promover el valor y la necesidad de la cooperación al nivel local, nacional e internacional, en la solución de los problemas ambientales.

Los retos de la educación ambiental hoy:

Integrar la educación ambiental en el proceso educativo no resulta una tarea fácil. Para ello, es necesario enfrentarse a una serie de dificultades que pueden llegar a parecer insuperables. Algunas de ellas son las que aparecen a continuación.

1. Educar en la complejidad. Para empezar, el propio concepto de medio ambiente es borroso, complejo y hasta difícil de definir. El medio es un sistema caracterizado por poseer un gran número de componentes de naturaleza diferente, en interacción contínua. Esto lleva a dos problemas: en primer lugar, faltan expertos que puedan ser fuente de todos los conocimientos necesarios, y en segundo lugar la propia naturaleza del conocimiento dificulta su transmisión a los alumnos. Estamos acostumbrados a poder diseccionar el conocimiento, pero si lo fundamental en el estudio del medio son las relaciones, este tipo de enfoque nos deja, en este caso, sin el propio objeto de estudio. Y está claro que conceptos tales como la Teoría Generalde Sistemas o la Teoría del Caos son bastante complejos para tratarlos en las aulas. Pero aún hay una tercera consecuencia de la complejidad: las respuestas a los problemas ambientales no son únicas, ni siquiera es posible establecer la solución óptima. Por tanto, resulta que es necesario educar sin proporcionar un objeto elaborado, sin comunicar una certeza.

2. Educar en valores. Al no existir ninguna respuesta objetivamente válida a los problemas ambientales, resulta que todas las respuestas que se den están cargadas de valor. Es decir, consciente o inconscientemente lo que se transmite es aquello que consideramos bueno desde nuestra subjetividad. En muchos casos, los valores que se van inculcando se hacen patentes, pero en muchos otros no resulta tan evidente. Por ejemplo, a la hora de afrontar el problema del agotamiento del petróleo, la búsqueda de energías alternativas es la solución más aceptada. Pero esa solución supone que es necesario buscar nuevas fuentes de energía ¿Por qué? Porque, implícitamente, consideramos que es importante mantener el sistema de desarrollo económico presente. Otras alternativas, teñidas con otros valores, podrían ser la detención del consumo energético, o la apropiación de todos los recursos por parte de los países de mayor consumo. Si la última alternativa no nos parece apropiada, ¿nos hemos parado a reflexionar qué hay detrás de la primera?

3. Educar en la acción. El marco organizativo en el que se mueve la educación es consecuencia de muchos años de enseñanza transmisiva: la organización de espacios y tiempos para la educación está perfectamente adaptada a la estructura de la lección que proponía... ¡Santo Tomás! Resulta claro que, en periodos de 50 minutos, con grupos de una treintena de alumnos hacinados literalmente codo con codo en aulas diminutas, realizar acciones ambientales como medio de educación es poco más o menos imposible. Y, sin embargo, la acción es el objetivo de la educación ambiental.

No sólo la acción de los alumnos. Nosotros, como profesores, también estamos en la responsabilidad de intervenir en ese proceso de enseñanza y aprendizaje como en un tira y afloja, para lo que tenemos el deber de actuar ambientalmente. Y una de las mejores acciones ambientales que podemos realizar es transmitir a otros nuestra experiencia, reflexionando sobre ella y abriéndonos a la crítica. Es decir, debemos afrontar el reto de que la educación ambiental supone la necesidad de investigar, desde dos perspectivas diferentes: la investigación sobre el terreno, guiando y ayudando a los alumnos en la construcción de su conocimiento, y la investigación docente, ayudando a nuestros compañeros con nuestro trabajo.

Se  han visto aspectos importantes sobre Educación  Ambiental, pero surge una pregunta ¿Se necesita en  Cuba la Educación Ambiental

Para dar respuesta a la interrogante se hará referencia a la entrevista de Edda Díaz Garcés  con la Dra  Gisela Alonso en  junio 5 del 2001 con motivo de la  celebración en Cuba del Día Mundial del Medio Ambiente. No se citarán  palabras textuales sino se dirán someramente los problemas medioambientales del país abordados por la Dra. de los que algunos han mejorado en la actualidad pero aún existen y otros ya están eliminados.

El suelo tiene un 76 por ciento de degradación  afectando la productividad.

La contaminación, saneamiento, deforestación y la pérdida de la biodiversidad  para todo esto dijo que se desarrollan programas nacionales encaminados a mejorar la situación.

La basura que se recoge, los plásticos, latas de aluminio, etc., y la tarea de los CDR en pro de recuperar las materias  primas.

También se refirió a minimizar las afectaciones que producen las industrias y el uso racional  del agua

Se le preguntó si estas medidas requerían inversiones, y dijo que  hasta cierto punto esto no dejaba de ser cierto, pero que mediante la disciplina tecnológica y el ahorro de recursos, también se obtenían resultados y textualmente dijo: "La solución de la contaminación no siempre depende de inversiones "

Quiere decir que si todo el mundo tuviera conocimientos sobre Educación Ambiental y los aplicarán se lograría proteger un poco más el medio ambiente y se amortiguarían las causas que producen el cambio climático que tanto está afectando la humanidad y que según pronósticos va aumentando paulatinamente.

En Cuba el cambio climático ha traído como consecuencia que el ecosistema ha sufrido cambios que han traído consigo grandes afectaciones en el litoral sur del occidente  donde La Habana ha estado perdiendo dos metros de tierra por año, en solo cuarenta y un años se han perdido alrededor de noventa metros de tierra, por citar alguna de  las consecuencias

En Guantánamo por ejemplo es triste ver el deterioro de  la orilla del río Guaso, independientemente que el problema se conoce y se trata de remediar.

También hay otras afectaciones al medio ambiente como los desechos de la fábrica de conservas Guaso. Otro problema son los residuos de FUEL OIL de los grupos electrógenos que se están instalando para la energía eléctrica.

En la fauna la especie de pericos o cotorras está en peligro de desaparecer por la acción del hombre como todos sabemos, unas veces consiente de lo que hace y otras en la mayoría de los casos porque desconoce la Educación Ambiental

Sabemos que Cuba lucha fuertemente por cuidar el medio ambiente y está muy preocupada por el cambio climático y que exhorta a todos los países a unirse en este sentido para tratar de disminuir las causas que lo provocan y prueba de ello lo fue que nuestro país dio  su paso al frente al firmar en junio 5 de 1992 en Rio Janeiro la Convención Marco de las Naciones Unidas y luego ratificada en enero de 1994, así como la firma también del Protocolo de Kyoto en marzo de 1999 y su ratificación en abril de 2002 y se podría hablar de innumerables  programas de protección al medio ambiento que se llevan a cabo  en el país  y medidas que se aplican por contravenciones medioambientales a individuos y organismos.

CONCLUSIONES

A grandes rasgos hemos visto que el deterioro del medio ambiente es causante de muchos males que aquejan a la humanidad y por eso reviste gran importancia el conocimiento por todos los ciudadanos de la Educación Ambiental.

Es conocido el empeño del gobierno revolucionario en este sentido pero a pesar de los logros obtenidos para elevar la cultura ambiental se hace necesario incrementar la formación de una conciencia ambiental en todo el país tanto de los organismos estatales, como de masas así como del pueblo en general.

La modificación del comportamiento que se requiere necesita un 'ambiente educativo' en el medio escolar y extraescolar Se trata de hacer del medio escolar un ejemplo de lo que podría ser un medio ambiente, de la manera en que sería conveniente protegerlo, mejorarlo y sanearlo para crear al final generaciones de ciudadanos conscientes de su medio ambiente. Hacer consciente a la comunidad educativa de esta idea es fundamental para conseguir ­en y desde el centro educativo­ unas actuaciones más respetuosas con el medio ambiente. Así, el centro será un importante recurso para la educación ambiental, a la vez que un campo de acción privilegiado para ponerla en práctica.

BIBLIOGRAFÍA

·         Bedoy V., V., "Consideraciones sobre la interpretación ambiental en áreas naturales protegidas", ponencia presentada en el Encuentro de Educadores Ambientales del Occidente de México, Aguascalientes, abril, 1997.

·         Colom C., Antonio y J. Sureda Negrete, "La lectura pedagógica de la educación ambiental", en Sosa M., Nicolás (coord.), Educación ambiental; sujeto, entorno y sistema, Amaru Ediciones, Salamanca, Doc. ed/md. 49. unesco, París, 1989.

·         Freitas Soares de Moraes, Dennise, tesis de Maestría en Ciencias, con especialidad en Manejo de Medio Ambiente Integrado, pimadi, México, 1995.

·         Pérez Peña, Ofelia, Hacia una educación ambiental participativa y autogestionaria, tesis para obtener el grado de Maestría en Ciencias con Especialidad en Medio Ambiente y Desarrollo Integrado, ipn, México, 1994.

·         UNESCO, Informe, Conferencia Intergubernamental sobre Educación Ambiental, Tbilisi (urss), 1978.

  • "Educar a favor del medio". AA. VV. (1995) Postgrado de Educación Ambiental (1993-94). Vitoria-Gasteiz. Gobierno Vasco.
  • "Seminarios permanentes de educación ambiental". AA. VV. (1996) Madrid. Ministerio de Medio Ambiente.
  • "Sugerencias para la elaboración de los Proyectos Educativos de Centro desde la perspectiva de la Educación Ambiental". CEIDA-CEEP (1993) Vitoria-Gasteiz. Gobierno Vasco.
  • "Eco-auditoría escolar / Eskola Ekoauditoria". Fernández, A. (1996) Vitoria-Gasteiz. Gobierno Vasco.
  • "Principios, objetivos y desarrollo de la Educación Ambiental en la Enseñanza Primaria y Secundaria". García, J.E. y García, F. (1995) Málaga. Master en Educación Ambiental.
  • "La educación ambiental: guía práctica". Giordan, A. y Souchon, CH. (1995) Sevilla. Diada.
  • "La educación ambiental. Fundamentos teóricos, propuestas de transversalidad y orientaciones extracurriculares". Gutierrez, J. (1995) Madrid. La Muralla.
  • "Integrando la educación ambiental en el currículo de ciencias". Jiménez Aleixandre, M.P. et al. (1995) Alambique, 6, 9-17.
  • "La educación ambiental. Bases éticas, conceptuales y metodológicas". Novo, M. (1995) Madrid. Universitas.
  • "La educación ambiental como proyecto". Pardo, A. (1995) Barcelona. ICE-Horsori. 

 

 

 

Autora:

Lic. Raiza Trapote Fernández

Categoría Docente: Profesor Asistente.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.