Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Historia política de España en la primera mitad del siglo XIX

Enviado por Papini, Aimore



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. La invasión francesa
  3. Guerra de la Independencia española
  4. El Rey "Deseado"
  5. Regencia de Espartero
  6. Reinado de Isabel II
  7. Independencia de las Naciones en Hispanoamérica
  8. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

La guerra de la Independencia española fue la primera de las guerras nacionales de liberación y una guerra de signo romántico.  Pero, además, a lo largo de ella, tuvo lugar una revolución política, aspecto de la llamada "Revolución burguesa", desarrollada en otras partes de Europa y América en la misma época.  Los precedentes hemos de buscarlos en el siglo XVIII.  Europa sufrió entonces grandes cambios: aumento de población, ante todo con importancia cada vez mayor de la burguesía, tanto en riqueza como en cultura.  Va a ser necesario que los estados se adapten a un nuevo tipo de sociedad.  Los reyes de entonces, que practicaban el despotismo ilustrado, inician las reformas. 

También España ha cambiado.  La población ha aumentado;  nobleza y clero han disminuido, aunque conservan gran influencia.  Los nobles, confundidos a veces con la burguesía y aún con el pueblo con el que luego colaborarán en la guerra, y el clero de las ciudades y del campo toman parte en las inquietudes políticas que siguieron. 

La burguesía aumenta en número y poder;  de ella saldrá la minoría "ilustrada" con ánimo de reformar el país, en pugna con la mayoría que se resiste a que se ataque a las antiguas tradiciones.  Artesanos y labradores siguen formando parte de la mayoría.  Su nivel ha mejorado algo, pero sigue todavía muy bajo, tanto económica como culturalmente.  El estallido de la Revolución Francesa y el temor al contagio de las ideas revolucionarias frena y paraliza las reformas comenzadas.  Pero la necesidad de cambios está en el ánimo de todos, o casi todos.  En estas circunstancias tienen lugar la invasión francesa y la guerra de la independencia que aquélla provoca.

La invasión francesa

Napoleón estableció en 1804 el Imperio Francés y se coronó emperador. Esto confirmó sus ambiciones de extenderse más allá de los límites de la Francia de los Borbones y, en 1805, se reanudaron las Guerras Napoleónicas. En los dos años siguientes venció a Austria, Prusia y Rusia, y se convirtió en el dueño de la mayor parte de Europa. Gran Bretaña se mantuvo en guerra contra él, segura de su control sobre el mar tras la destrucción de la flota francesa, aliada de la española, en 1805 en la batalla de Trafalgar. Napoleón se dispuso entonces a aplicar un bloqueo comercial sobre Gran Bretaña, conocido como el Sistema Continental, que consistía en un bloqueo sobre las mercancías británicas con el propósito de arruinar el poderoso comercio de Gran Bretaña, lo que en cierta medida le llevó a realizar acciones que serían fatales para el Imperio: las invasiones de España y Rusia.

Ni Portugal ni los Estados Pontificios se plegaron al bloqueo continental impuesto a Inglaterra. El contrabando británico se filtraba desde Portugal, aliado de Inglaterra desde siempre, desde diversos puntos del Mar Negro, Danubio arriba, desde los Estados Pontificios y Toscana, desde el mar Báltico y desde el mismo puerto de Hamburgo, frente a la isla de Heligoland, «el pequeño Londres». 

Los aduaneros, sorprendidos por los abundantes entierros que se celebraban en Hamburgo, descubrieron que los féretros estaban llenos de azúcar y tejidos.  La noche del 17-18 de octubre de 1810 el ejército francés hizo una requisa general en la ciudad de Francfort y en 234 establecimientos se encontraron mercancías inglesas. 

Para que las aduanas funcionaran bien Napoleón ocupó la Pomerania sueca en el Báltico y los puertos de la vieja Liga Hanseática; mandó tropas a Toscana y a los Estados Pontificios, a pesar de las protestas de Pío VII.  Incluso los mismos aliados protestaban y Luis Bonaparte, rey de Holanda, olvidó que era un Bonaparte menor y se quejó por la ruina que el bloqueo ocasionaba al comercio holandés.

Napoleón necesitaba el apoyo lusitano para contener el poder británico sobre el Atlántico.  Al no obtenerlo decidió invadir el reino de los Braganza.  Un pequeño ejército francés, al mando del mariscal Junot, y de acuerdo con las autoridades españolas, ocupó rápidamente el país y obligó a sus monarcas a huir a Brasil (noviembre 1807).

Guerra de la Independencia española

A fines del siglo XVIII España era un país con doce millones de habitantes en la que la Meseta iba perdiendo su valor demográfico y económico en valor de la periferia.  Los ministros reformistas de Carlos III habían iniciado un desarrollo armónico del país que a partir de 1760 coincidió con la coyuntura europea de alza de precios.  La vieja Meseta ganadera vio diminuidos sus privilegios en beneficio de la agricultura (abolición de la Ley de Posesión en 1788, supresión del servicio y montazgo en 1796) y aunque el problema jurídico de la posesión de la tierra quedaba por resolver, Carlos III había conseguido la autorización de Roma para desamortizar un séptimo de las tierras de la Iglesia, gran latifundista del momento.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda