Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Accidentes pediátricos por quemaduras en el curso de la realización de vaporizaciones domesticas (página 2)




Partes: 1, 2


Como los niños son pequeños, una taza de líquido caliente puede dañar una porción grande de su cuerpo. Un niño expuesto a un líquido caliente a 140 grados Fahrenheit (60 grados centígrados) por solo unos segundos, presentará quemaduras de tercer grado y probablemente tenga que ser atendido en el hospital.4, 5

El niño es de por sí un paciente complejo por sus características propias, en unos casos por la inmadurez de sus órganos de acuerdo a su edad, y otros por las características de éstos, y si le agregamos una lesión de tanta envergadura como es una quemadura, hacen del niño quemado un paciente mucho más grave que el adulto con igual superficie corporal. 6

En la actualidad la vaporización terapéutica continúa siendo una de las principales indicaciones en las edades pediátricas y a los servicios de Caumatología continúan llegando niños con escaldaduras provocadas por este método, por lo que nos vimos motivado para la realización de este trabajo que tiene como objetivo fundamental determinar el comportamiento de las quemadura ocurridas en el curso de la realización de vaporizaciones domestica terapéuticas en pacientes pediátricos atendidos en el Servicio de Cirugía Plástica y Caumatología del Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech" de la ciudad de Camagüey en el quinquenio 2003-2007.

Objetivos

General:

Determinar el comportamiento de las quemaduras ocurridas en el curso de la realización de vaporizaciones domésticas terapéutica en pacientes pediátricos atendidos en el Servicio de Cirugía Plástica y Caumatología del Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech" de la ciudad de Camagüey en el quinquenio 2003-2007. .

Específicos:

1-Caracterizar la muestra según grupos de edades y sexo.

2-Determinar la profundidad de las lesiones en relación con la edad.

3-Distribuir los pacientes estudiados de acuerdo con el índice cubano de pronóstico.

4- Relacionar la edad con la forma de producción de la lesión.

5- Precisar el estado al egreso de los pacientes en relación con los diferentes grupos de edades.

Diseño Metodológico

Se realizó un estudio observacional descriptivo transversal con el objetivo de determinar el comportamiento de las quemaduras ocurridas en el curso de la realización de vaporizaciones domésticas terapéutica en pacientes pediátricos atendidos en el Servicio de Cirugía Plástica y Caumatología del Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech" de la ciudad de Camagüey en el quinquenio 2003-2007.

Universo:

El universo de estudio estuvo conformado por 213 pacientes los cuales fueron atendidos de forma hospitalizada o ambulatoria en el Servicio de Cirugía Plástica y Caumatología, por quemaduras en el curso de la realización de vaporizaciones domésticas.

La muestra coincidió con el universo pues todos los pacientes cumplieron con los criterios de inclusión de la investigación.

Criterios de inclusión:

-Pacientes menores de 18 años.

-Pacientes con diagnostico de quemaduras ocurridas en el curso de la realización de vaporizaciones domésticas terapéutica.

Criterio de exclusión:

-Pacientes que no están registrados en los datos de las Historias Clínicas (HC).

Procedimiento:

Los datos fueron obtenidos a partir de las historias clínicas, hojas de cargo de la especialidad, cuerpo de guardia y en las consultas externas especializadas, lo cual constituyo la fuente secundaria de la investigación y de las cuales se extrajeron los datos y se colocaron en el formulario (anexo 1) el cual recoge las variables a evaluar: edad, sexo, profundidad de la lesión, extensión de la lesión, índice de gravedad, pronóstico y el estado al egreso de los pacientes.

Recolección de la información. La misma se realizó a través de las encuestas realizadas, a partir de las cuales se sirvió la base de datos para el procesamiento.

Procesamiento de la información:

Para el procesamiento de la información se utilizó una Microcomputadora IBM compatible, en la cual se creó una base de datos con el paquete estadístico SPSS versión 11.5 Windows como pruebas de estadística descriptiva, se realizó distribuciones de frecuencias en valores absolutos y por cientos mediante tablas de distribución de frecuencia.

Los resultados fueron expresados en textos y tablas para los cuales se utilizó el Programa Microsoft Word y Excel respectivamente.

Se tuvo en cuenta los aspectos éticos para la realización de esta muestra, pues se mantuvieron en anonimato los nombres de los pacientes.

Operacionalización de las variables.

  • 1- Edad: Variable cualitativa ordinal. Según grupos de edades referidas en H.C.

Escala:

Menor de 1 año

1 a 4 años

5 a 9 años

10 a 15 años

  • 2- Sexo: es una variable cualitativa nominal dicotómica. Según sexo biológico referido en H.C.

Escala:

Masculino y Femenino.

  • 3- Profundidad de la lesión: Variable cualitativa nominal politómica que según lo referido en las HC

Escala

Quemaduras dérmicas A y AB

Quemaduras hipodérmicas B

  • 4- Índice pronóstico: Variable cualitativa nominal politómica que según lo referido en las HC.

Escala

Leves, menos grave, grave, muy grave, crítico y crítico extremo.

5-Forma de producción de la lesión: Variable cualitativa nominal politómica que según lo referido en las HC.

Escala

Caída en el recipiente, Colisión con el recipiente, Volteo del recipiente encima y otras.

6- Estado al egreso hospitalario: Variable cualitativa nominal dicotómica que según lo referido en las HC.

Escala

Vivos

Fallecidos

Control semántico:

Clasificación cubana de pronóstico de vida. Realizada por el profesor Harly Borges Muiño. Para su ejecución se procede de la siguiente manera:

  • Se ha establecido una constante para cada tipo de lesión según su profundidad.

Profundidad

K (constante)

Dérmicas A

0.34

Dérmicas AB

0.50

Hipodérmicas B

1.00

  • Se determina el por ciento de superficie corporal quemada que corresponde a cada tipo de lesión según la profundidad y se multiplica por la constante que le corresponde.

  • Se suman los resultados del cálculo anterior y el valor resultante se ubica según la clasificación cubana de pronóstico y se establece el mismo.

Índice de gravedad

Pronóstico de vida

0.1 – 1.49

Leve

1.5 – 4.99

Menos grave

5.0 – 9.99

Grave

10 – 19.99

Muy Grave

20 – 39.99

Crítico

40 o más

Crítico extremo

De acuerdo con esta clasificación los lesionados considerados como leves, menos graves y graves, no deben morir; las posibilidades de muerte en los muy graves son del 25 % de los casos, en los críticos son del 75 % y en el caso de los críticos extremos se prevé la muerte para todos los pacientes, aunque esto no significa que por condiciones especiales se pueda salvar alguno.

Resultados

Accidentes pediátricos por quemaduras en el curso de la realización de vaporizaciones domésticas.

Tabla 1. Distribución de los pacientes acorde a la edad y el sexo. Hospital Provincial Universitario "Manuel Ascunce Doménech". Camagüey, quinquenio 2003-2007.

Grupos de

Sexo

 

 

edades

Masculino

Femenino

Total

(años)

No.

%

No.

%

No.

%

< 1

46

21,6

24

11,27

70

32,87

1-4

44

20,66

33

15,49

77

36,15

5- 9

25

11,73

14

6,57

39

18,3

10-18

20

9,39

7

3,29

27

12,68

Total

135

63,38

78

36,62

213

100

Fuente: Historia Clínica

En la tabla 1 se expresa la relación entre el sexo y los grupos de edades, se observa que los pacientes menores de 1 año, 70 pacientes para el 32,87%, y los de 1 a 4 años, 77 pacientes para el 36,15% son predominantes. Por otro lado se encontró un predominio del sexo masculino con 135 pacientes para un 63,38 %.

Tabla 2. Distribución de los pacientes según la profundidad de las lesiones.

Grupos

Profundidad de las lesiones

 

 

Edades

(años)

Dérmicas

(A-AB)

Hipodérmicas

Total

No.

%

No.

%

No.

%

< 1

67

31,45

3

1,42

70

32,87

1-4

73

34,27

4

1,88

77

36,15

5- 9

37

17,37

2

0,93

39

18,3

10-18

25

11,75

2

0,93

27

12,68

Total

202

94,84

11

5,16

213

100

Fuente: Historia Clínica

La relación existente entre la profundidad de la lesión y los grupos de edades se expresan en la tabla 2 donde se observa que el 94,84% de los pacientes (202 pacientes), fueron portadores de quemaduras dérmicas A y AB, siendo a la vez predominantes en los grupos de edades de menores de un año y de 1 a 4 años.

Tabla 3. Distribución de los pacientes acorde al Índice cubano de pronóstico.

Índice Pronóstico

No.

%

Leve

103

48.35

Menos Grave

64

30.04

Grave

18

8.45

Muy Grave

24

11.26

Crítico

3

1.40

Crítico extremo

1

0.50

Total

213

100

Fuente: Historia Clínica

El índice de gravedad relacionado con la edad se detalla en la tabla 3, donde se puede observar que los considerados como Leves, 103 pacientes, 48,35% y menos grave, 64 pacientes, 30,04% son los grupos de índice predominante, lo cual está en relación con la superficie lesionada y el carácter predominante de la lesión A y AB.

Tabla 4. Distribución de los pacientes según la edad y la forma de producción de la lesión.

Grupos

Caída en el recipiente

Colisión con el recipiente

Volteo del recipiente encima

edades

Otras

Total

(años)

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

< 1

58

27,23

0

0

0

0

12

5,64

70

32,87

1-4

28

13,15

32

15,03

10

4,69

7

3,28

77

36,15

5- 9

5

2,35

21

9,86

11

5,15

2

0,94

39

18,3

10-18

3

1,41

12

5,63

9

4,23

3

1,41

27

12,68

Total

94

44,14

65

30,52

30

14,07

24

11,27

213

100

Fuente: Historia Clínica

En la tabla 4, se expresa la relación entre la forma de producción de la lesión y los grupos de edades. Se observa que la mayoría de los pacientes sufrió su lesión al caer sobre el recipiente que contenía el agua caliente (94 pacientes), para un 44,14 % con predominio en los menores de 1 año, 58 pacientes para 27,23 % , seguido de la colisión con el recipiente, 65 pacientes para el 30,52 % en este caso existió un predominio de los pacientes comprendidos en el grupo de 1 a 4 años, 32 pacientes para 15, 03 %, seguido del volteo del recipiente encima del paciente con un 14,07 %, otras causas como la caída del recipiente del pedestal, o la introducción de miembros dentro del agua caliente fueron en menor número.

Tabla 5. Distribución de los casos acorde a la edad y el estado al egreso hospitalario

Grupos

Estado al egreso

 

 

edades

Vivo

Fallecido

Total

(años)

No.

%

No.

%

No.

%

< 1

69

32,4

1

0,47

70

32,87

1-4

76

35,68

1

0,47

77

36,15

5- 9

39

18,3

0

0

39

18,3

10-18

27

12,68

0

0

27

12,68

Total

211

99,06

2

0,94

213

100

Fuente: Historia Clínica

El estado al egreso hospitalario se muestra en la tabla 5 donde se observa que del total de los pacientes atendidos dos resultaron egresados fallecidos para el 0,94%, las causas fueron imputadas a la sepsis generalizada en un paciente menor de 1 año y en un paciente en el grupo de 1 a 4 años de edad y el 99,06 % egresó vivo.

Discusión

Los accidentes ocurren influenciados por patrones predecibles basados en la edad, el sexo, la hora del día, la estación del año, entre otros. 1

El hecho de que las edades predominantes en este estudio sean los grupos menores de 1 año y hasta los 4 años, puede estar en relación con el grado de cooperación del paciente a la realización de la vaporización o de su propia intranquilidad y de que el sexo masculino sea el predominante esta en relación con las características de este sexo en cuanto a su docilidad e hiperquinesia propia, (El niño hiperquinético sufre accidentes con mayor frecuencia), Coruh A. y colaboradores encontraron en un estudio realizado en Turquía desde1996 a 2002 que las lesiones por quemaduras en niños, mayormente se presentaron en las edades comprendidas de 0 a 6 años, sin duda la edad constituye un factor de riesgo importante resultados similares a los encontrados en este trabajo y que además coinciden con otras bibliografías consultadas.1, 8-11

La mayor parte de los pacientes atendidos fueron portadores de quemaduras dérmicas, siendo a la vez predominantes en los grupos de edades de menores de un año y hasta 4 años. Se considera que la causa es atribuible a que el vapor de agua generalmente genera lesiones de segundo grado, salvo excepciones como es el caso de zonas especiales de piel fina o debida a edades tempranas donde sucede la misma contingencia. La quemadura hipodérmica causada por vapor de agua o agua caliente se debe fundamentalmente al tiempo de exposición al agente, y a la capacidad del tejido afectado par conducir el calor, coincidiendo estos resultados con lo planteado por otros autores.12-14

El pronóstico del paciente quemado depende de múltiple factores, entre ellos el agente causal de la quemadura, la extensión y la profundidad de la lesión térmica, su localización y el manejo que haya recibido. Depende de la temperatura del líquido y del tiempo de exposición, además del espesor de la piel en determinado lugar del cuerpo. El vapor de agua fluye a presión a una temperatura de unos 400°C, posee un índice de conducción calorífica 5,000 veces mayor que el aire seco, por esta razón, éste agente es capaz de producir lesiones muy graves, incluyendo quemaduras térmicas de las vías aéreas, desafiando la capacidad disipadora de calor del árbol bronquial. 15

En esta investigación se encontró un predominio de lesiones que presentaban un índice de gravedad de leve y menos grave según la clasificación cubana de pronóstico, lo cual está en relación con la superficie lesionada y el carácter predominante de la lesión dérmica A y AB, predominando las dérmicas superficiales grado II. Las quemaduras dérmicas A lesionan hasta la capa papilar de la dermis, estas son rosadas, claras, decolan, muy dolorosas y forman ampollas por presentar plasmorrea. Manifestándose por la presencia de vesículas y flictenas, superficie húmeda, eritema e hipersensibilidad. Por lo regular epitelizan en el curso de diez a catorce días sin dejar cicatrices hipertróficas residuales se describe en su aspecto clínicos en varios bibliografías. 7

Los grupos de edades guardan relación con ello, independientemente que en los pacientes de menor edad por razones ya explicadas, pueden producirse lesiones de mayor envergadura en extensión, profundidad y lógicamente en índice pronóstico. Dejando esa lesiones de tal extensión despigmentación y piel apergaminada como secuelas más frecuentes.7

Se debe destacar que de forma general los niños menores de 4 años tuvieron el mayor número de víctimas en relación con la forma de producción de la quemadura, siendo los pacientes de menor edad los más expuestos a las caídas en el recipiente y colisión con el mismo. En la investigación otras causas que estuvieron implicadas en la forma de producción de la lesión fueron caída de un recipiente de un pedestal y la introducción de miembros dentro del agua. Todo ello está relacionado con la dinámica del método que lleva implícito la negligencia, la imprudencia y el peligro potencial, coincidiendo con la bibliografía consultada. 16-18

El niño, mientras más pequeño más riesgo presenta, por lo que a medida que aumenta la edad es más maduro en todas sus funciones, sistemas y en el medio en que se desarrolla. 6

El agua a una temperatura de 66°C puede causar una quemadura de segundo grado en 1.5 segundos, en 49°C solo requiere de 5 minutos. 19

El escaso número de fallecido encontrados en este estudio basa su explicación en que en la mayoría de las víctima la profundidad de las lesiones sólo comprometían en su mayoría la dermis superficial, además las mismas no eran tan extensas que pudieran ensombrecer el pronósticos de estos pacientes, sin embargo dos pacientes egresaron fallecidos las causas fuero imputadas a sepsis generalizada en los cuales la extensión, profundidad, índice de gravedad y edad de los mismos constituyeron condicionales deletéreas en la evolución del paciente quemado concordando con lo planteado por diferentes autores consultados respecto a estas condicionales. 20- 24

Unas de las mayores causas de mortalidad por sepsis en los pacientes quemados es la tromboflebitis supurativa, entidad que constituye un estado séptico generalizado y causa embolia séptica secundaria, con muy elevada mortalidad. La aparición de pus al exprimir el sector distal de la vena cateterizada es signo patognomónico y requiere resección inmediata y amplia de todo el trayecto venoso afectado, dejando abierta la herida. 25-26

La sepsis es responsable del 50-60% de las muertes de los pacientes quemados a pesar de los avances en la terapia antimicrobiana. La sepsis en el quemado, usualmente es secundaria a bronconeumonía, pielonefritis o a infección invasiva a partir de la herida. 18

Los gérmenes más comúnmente encontrados son el estreptococo B hemolítico , durante los primeros cinco días, seguido por el estafilococo Áureos y los gérmenes Gram negativos , después de la primera semana post quemadura Pseudomona aeruginosa ,Proteus, Klebsiella, Enterobacter y E Coli . La infección puede ser invasiva o no invasiva de acuerdo al grado de penetración del germen en los tejidos sanos vecinos al área quemada .Se diagnostica sepsis de la quemadura cuando se encuentra valores superiores de 10 - 5 colonias de gérmenes por gramos de tejidos sanos vecinos al área quemada. Cuando el número de bacterias en la herida excede 100.000 microorganismos por gramo de tejido, el riesgo de infección es elevado, la sobrevivencia de los injertos es pobre y el cierre de la herida se retarda. 17

La infección puede invadir el torrente circulatorio produciendo bacteriemia o septicemia. La bacteriemia puede producir sepsis con sus fatales consecuencias.

El fallo multisistémico y orgánico es un final común que lleva a la muerte tardía (5 a 10 días) a los pacientes quemados. 18

La infección es promovida por la pérdida de la barrera epitelial, la desnutrición inducida por la respuesta hipermetabólica y por la inmunosupresión generalizada, debido a la liberación de agentes inmunoactivos, a partir de la herida. 13

 La relación existente entre la forma de producción de la lesión y los grupos de edades da una idea del cuidado que se debe tener en la manipulación del niño a la hora de realizarles el proceder terapéutico, Se debe destacar que de forma general los niños menores de 4 años tuvieron el mayor número de víctimas en relación con la forma de producción de la lesión por quemadura, los pacientes de los menores grupos de edades son los que están más expuestos a las caídas en el recipiente y colisión con el mismo. Todo ello está relacionado con la dinámica del accidente que lleva implícito la negligencia, la imprudencia y el peligro potencial, resultados similares a los encontrados en la bibliografía consultada.16, 17, 25-29

Conclusiones

  • Los grupos de edades que predominaron en este estudio fueron los menores de 1 año y el grupo comprendido de 1 a 4 años, siendo el sexo masculino el más afectado.

  • Las quemaduras dérmicas A y dérmicas AB predominaron en los grupos de edades menores de 1 año y en el de 1 a 4 años de edad.

  • De acuerdo al índice cubano de pronóstico predominaron los pacientes clasificados como leves y menos graves

  • La caída en el recipiente y la colisión con el recipiente fueron los modos de producción más frecuentes, en los grupos de edades menores de 1 año y en el de 1 a 4 años de edad.

  • La mayoría de los pacientes egresaron vivos, encontrándose ubicados en el grupo de 1 a 4 años de edad.

Recomendación

Incrementar la labor de promoción de salud en cuanto a la profilaxis de las quemaduras en la edad infantil, desarrollando labores educativas con los padres en la utilización de este proceder terapéutico ya que el mismo constituye una causa importante de quemaduras en la edad pediátrica.

Referencias Bibliográficas

  • 1. Valdés Pacheco Everardo, Ferrer Liranza Nancy, Ferrer Liranza Amed. Accidentes en los niños: un problema de salud actual. Revista Cubana de Medicina  General Integral (La Habana) 1996; 12.

  • 2. Quemaduras. Folletos de instrucciones.2007. Disponible en:http://www.kidshealth.org/parent/en_espanol/seguridad/burns_esp.html

  • 3. Wallis BA, Turner J, Pearn J, Kimble RM. Scalds as a result of vapour inhalation therapy in children. Burns. Oct. 2007.

  • 4. Cuidando la Salud de su Hijo. Texas Children"s Center for Childhood Injury Prevention. 2004. Disponible en: http://www.class.uh.edu/comm/chcc/Spanish/Prevenci%F3n%20de%20escaldaduras%20y%20quemaduras.pdf

  • 5. Kendrick D, Coupland C, Mulvaney C, Simpson J, Smith SJ, Sutton A, Watson M, Woods A. Home safety education and provision of safety equipment for injury prevention. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Jan 24;(1):CD005014.

  • 6. Salisbury RE. Manual de Tratamiento en las quemaduras. La Habana: Ediciones Revolucionarias; 1986.

  • 7. Borges MH, García RR. Manual de procedimientos de diagnóstico y tratamiento en Caumatología y Cirugía Plástica. La Habana: Pueblo y Educación, 1984; T 1: 58.

  • 8. Sakallioglu AE, Basaran O, Tarim A, Türk E, Kut A, Haberal M. Burns in Turkish children and adolescents: nine years of experience. Burns. 2007 Feb;33(1):46-51.

  • 9. Akita S, Nakagawa H, Tanaka K, Hirano A. Burns. Analysis of pediatric burns in Nagasaki University from 1983 to 2002. 2005 Dec; 31(8):1041-4.

  • 10. Coruh A, Gunay GK, Esmaoglu A. A seven-year burn unit experience in Kayseri, Turkey: 1996 to 2002. J Burn Care Rehabil. 2005 Jan-Feb;26(1):79-84.

  • 11. Mukerji G, Chamania S, Patidar GP, Gupta S. Epidemiology of paediatric burns in Indore, India. Burns. 2001 Feb;27(1):33-8.

  • 12. Simon PA, Baron RC. Age as a risk factor for burn injury requiring hospitalization during early childhood. Arch Pediatr Adolesc Med. 1994 Apr;148(4):394-7.

  • 13. Seguridad contra Incendios y Quemaduras - Cómo Identificar Situaciones de Alto Riesgo. Disponible en: http://www.terra.com/salud/articulo/html/sal8737.htm

  • 14. Tarim A, Nursal TZ, Basaran O, Yildirim S, Türk E, Moray G, Haberal M. Scalding in Turkish children: comparison of burns caused by hot water and hot milk. Burns. 2006 Jun; 32(4):473-6.

  • 15. Drago DA. Pediatrics. Kitchen scalds and thermal burns in children five years and younger. 2005 Jan ; 115(1):10-6.

  • 16. Komolafe OO, James J, Makoka M, Kalongeolera L Epidemiology and mortality of burns at the Queen Elizabeth Central Hospital Blantyre, Malawi. Cent Afr J Med. 2003 Nov-Dec; 49(11-12):130-4.

  • 17. Chien WC, Pai L, Lin CC, Chen HC Epidemiology of hospitalized burns patients in Taiwan. Burns. 2003 Sep; 29(6):582-8.

  • 18. Türegün M, Celiköz B, Nisanci M, Selmanpakoglu N. An extraordinary cause of scalding injury in childhood. Burns. 1997 Mar;23(2):170-3.

  • 19. Ballona R, Chacon O, Zaldivar E, Kikushima I. Manifestaciones cutáneas del maltrato infantil, Dermatol Pediatr Lat 2003; 1(1):24-29

  • 20. Winfield RD, Chen MK, Langham MR Jr, Kays DW, Beierle EA Ashes, Embers, and Coals: Significant Sources of Burn-Related Morbidity in Children. J Burn Care Res. 2008 January/February;29(1):109-113.

  • 21. Bernard SJ, Paulozzi LJ, Wallace DL; Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Fatal injuries among children by race and ethnicity--United States, 1999-2002. MMWR Surveill Summ. 2007 May 18;56(5):1-16.

  • 22. O'Mara MS, Chapyak D, Greenhalgh DG, Palmieri TL. End of life in the pediatric burn patient. J Burn Care Res. 2006 Nov-Dec;27(6):803-8.

  • 23. Zámecníková I, Stetinský J, Tymonová J, Kadlcík M Burn injury in children. Acta Chir Plast. 2005;47(1):13-5.

  • 24. Chadová L, Bouska I, Toupalík P. Lethal burn trauma in children. Acta Chir Plast. 2000;42(2):60-3.

  • 25. Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, eds. Rosen"s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 5th Ed. St. Louis, Mo.: London: Mosby; 2002:801-813.

  • 26. Townsend, Jr., CM, ed. Sabiston Textbook of Surgery. 17th Ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2004:570-591.

  • 27. Roberts JR, Hedges JR, eds. Clinical Procedures in Emergency Medicine. 4th Ed. Philadelphia, PA: Saunders; 2004:749-766.

  • 28. Valdés Lazo F, Hernández Sánchez M, Bonet Gorbea M. Identificación de prioridades de investigación de accidentes. Taller Nacional 15-19 de julio 2002. La Habana: MINSAP/INHEM; 2002.

  • 29. Programa Nacional para la prevención de accidentes en menores de 20 años (monografía en línea). 2003. Disponible  en: http://aps.sld.cu/bvs/materiales/programa/maternoinfantil/programapreve.pdf.  

 Acceso: 5 de marzo de 2006.

 

 

 

 

 

 

Autor:

Ariel Castañeda Rodríguez

Estudiante de 3er año de Medicina Alumno ayudante en Cirugía Plástica y Caumatolog?a

Yadira Moya Corrales

Estudiante de 3er año de Medicina Alumno ayudante en Cirugía Plástica y Caumatolog?a

Evelyn Alvarez Acosta

Estudiante de 3er año de Medicina Alumna ayudante en MGI

Tutor: Dr. Orlando Rodríguez Hernández

Especialista de primer grado en Cirugía Plástica y Caumatología

Hospital Provincial Clínico Universitario Docente

"Manuel Ascunce Doménech"

Camagüey.

Año 50 de la Revolución


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.