Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Centros de rehabilitación para adicciones (página 2)

Enviado por Cecilia Garca



Partes: 1, 2


Un adicto puede ser dependiente, ya sea emocional, física o fisiológicamente, dependiendo de las drogas usadas. Sus intensos deseos le conducen a conseguir por cualquier medio la droga. Satisfacer su deseo se convierte en la mayor prioridad del adicto, incluso al costo de perder todo aquello que alguna vez fue importante: empleo, hogar, amigos y familia.

La adicción a las drogas es una dependencia obsesiva a una droga legal o ilegal. Las drogas pueden incluir medicación prescrita, drogas ilegales y alcohol. Aunque un adicto puede usar más de una droga, usualmente esta persona tiene una "droga de preferencia": su adicción más fuerte a vencer.

Pese a esto hay que saber diferenciar lo que es la dependencia de lo que puede llegar a ser un hábito.

Hábito: estado que resulta del consumo repetido de la droga. Existe el deseo de tomarla por el placer y el bienestar que produce, pero no es un deseo compulsivo. Posiblemente se puede presentar una tendencia a aumentar la dosis, pero el individuo es capaz de controlar su relación con ésta.

Dependencia: es la situación provocada por el consumo continuado de una droga (compulsivo), que obliga a seguir tomándola para sentir sus efectos psicofísicos o para cortar el malestar que supone su privación (síndrome de abstinencia).

Características de un adicto

La anomia del adicto, le promueve pobreza en la identidad, falta de límites, confusión y miedo respecto de la realidad que lo circunda, trastornos en el manejo de la agresión y perversión de los valores que guían el propio accionar.

Podríamos decir que la problemática del adicto se refleja en la falta de un proyecto de vida que le brinde o que esté sostenido por identificaciones. Esta falta la suplirá con la droga, pegándose a la etiqueta de "drogadicto", siendo ésta la única que lo representa.

La cotidiana realidad muestra que los adictos suelen padecer una amplia gama de trastornos psicológicos, como estados de ánimo negativo e irritabilidad, actitudes defensivas, pérdida de autoestima e intensos sentimientos de culpa.A pocos escapa que la adicción suele conllevar la aparición de multitud de síntomas físicos incluyendo trastornos del apetito, úlcera, insomnio, fatiga, más los trastornos físicos y enfermedades provocadas por cada sustancia en particular.Los adictos a drogas, con frecuencia se ven envueltos en agresiones, desorden público, conflictos raciales, marginación, etc. Y cuando se comienza a necesitar más a las drogas que a las otras personas, pueden arruinarse o destruirse las relaciones íntimas y perderse las amistades.En ese contexto se puede dejar de participar en el mundo, abandonar metas y planes, dejar de crecer como persona, no intentar resolver constructivamente los problemas y recurrir a más drogas como "solución".El abuso de las drogas puede también perjudicar a otros, dado que el dinero con que son pagadas las drogas puede privar a la familia de satisfacciones vitales como comida o ropa.

Así las cosas, la relación con la familia, amigos o pareja se altera, aparecen discusiones frecuentes, la comunicación se interrumpe, y hay pérdida de confianza, alejamiento y toda una secuela de alteraciones en la convivencia.Y como conseguir y usar la droga se ha vuelto casi más importante que ninguna otra cosa, los adictos se vuelven egoístas, y no les importa nadie más que ellos mismos.De la misma forma en que se comportaría el organismo cuando tiene sed o hambre al faltarle el agua o el alimento necesario, así se comporta el cerebro del adicto con respecto a la droga. El centro instintivo del cerebro es el que le avisa al adicto que necesita la sustancia con la que ha establecido una dependencia. Así surge el afán del adicto por satisfacer su deseo tan fuerte. De modo que el deseo de consumir droga es un mensaje urgente de supervivencia para el adicto (consume o muere).

El adicto no controla la droga. Es la droga la que controla al adicto. La droga altera el funcionamiento sistema nervioso central y produce cambios en los estados de ánimo y en el comportamiento normal de la persona.

Ninguna droga puede hacerse psicológicamente atractiva, sin que hayan ocurrido estos cambios físicos en la actividad celular del cerebro, los cuales- resultan de, y contribuyen a- el uso repetitivo y creciente de la sustancia.

El desequilibrio químico en el cerebro, que es la enfermedad como tal, lo causa la perdida creciente de neurotransmisores, sustancias químicas que nos provocan todo tipo de emociones. Los neurotransmisores se pierden porque la droga bloquea los receptores o los emisores  que debieran recibirlos, y así impide que los neurotransmisores sean  reasimilados por la célula que lo produjo. Esa mecánica constituye la parte biológica de la enfermedad.

Un dato interesante de saber es, que el efecto emocional intenso de la droga, no es resultado de la droga en sí, sino del exceso de neurotransmisores, que asaltan en mayor cantidad a las pocas neuronas que no están bloqueadas por la droga.

A nivel mental la enfermedad afecta de la siguiente manera: el cerebro no llega a percibir claramente la relación entre el consumo de la droga y las consecuencias negativas que le produce.

El cerebro racional se convence a si mismo de que es lógico responder a la necesidad de drogarse, porque la droga le causa enorme alivio de la ansiedad y de la angustia, además de que le borra todo sentido de culpa. Pero como aparte de eso, le produce tantas lagunas mentales en las que se reprime, o definitivamente se olvidan los comportamientos vergonzosos, la persona solo relaciona el recuerdo del consumo, con las memorias de placer y no con ninguno de los aspectos desagradables que le trae como resultado.

En fin que la locura del adicto no es lo que hace cuando esta bajo el efecto de la droga, sino el que nunca por sí mismo llegara a darse cuenta de que la droga es la causante de sus problemas.

La locura del adicto es el permiso que se dará una y otra vez de volver a consumir, a pesar de las claras evidencias de que su vida se esta deteriorando por culpa del consumo.

La parte mental de la enfermedad, consiste pues en un sofisticado sistema de autoengaño, de negación de la realidad y de justificación para volver una y otra vez al consumo.

El deterioro físico y moral se hace evidente con el paso del tiempo. Cuando la conciencia del adicto comienza a advertir que algo anda mal, ha generado para ese entonces tantos sentimientos de culpa y remordimientos, ya  porque se ha hecho a si mismo y a otros, tantas promesas de controlar su adicción que terminan en rotundo fracaso, ya porque su conducta inmoral logre hacer que se odie a si mismo, que le asalta la inevitable angustia en la que siente que es mejor no haber nacido ni existido nunca. Es este el momento en el que toca el fondo emocional tan horrible en el que la vida pierde todo sentido; y si llegado a este punto, no se produce la intervención necesaria para salvarlo, la enfermedad puede llegar a ser fatal.

Los adictos buscan a personas que compartan sus valores y rituales relativas a la adicción que sufren. De esta manera se evita la incomodidad de confrontación o cuestionamiento y se refuerza la negación. El grupo de uso se convierte en un fuerte componente de la vida social de la persona. El comportamiento tribal separa a los adictos incluso de otros adictos considerados como realmente enfermos. Este aislamiento selectivo puede transformar mucho la psiquis de la persona quien encuentra apoyo a su estilo de vida adictivo, causando además conflictos familiares que pueden llegar a ser muy severos.

Las relaciones familiares se deterioran mientras proceso adictivo avanza. La codependencia resultante termina promoviendo el desarrollo de la adicción. Por otro lado el significado que la familia tiene en el bienestar emocional del adicto disminuye y el adicto invierte cada vez menos energía en las relaciones familiares y más en su grupo de uso.

Centros de rehabilitación

Características de los centros de rehabilitación

El objetivo de la rehabilitación es el de permitir el crecimiento personal y el desarrollo de una personalidad autónoma y franca, que pueda vivir contenta y satisfecha sin droga y que sea perfectamente capaz de reintegrarse y reinsertarse socialmente.

El tratamiento para la adicción consiste en una serie de intervenciones de ayuda para el adicto estructuradas de tal manera que resultan útiles para promover y apoyar la recuperación de una persona afectada por la adicción hacia una mejor calidad de vida.

Cada persona es un ser humano diferente con distintas situaciones de vida y distintas necesidades. Por esta razón cada tratamiento es individualizado de manera que se adecue lo mejor posible a las características contextuales de cada persona.Aparejar la persona que va a tratarse con el tratamiento adecuado es un factor clave en el éxito final del tratamiento.

La consulta inicial, la evaluación, el diagnóstico, la intervención y el tratamiento en sí mismos son partes de un proceso que no esta fracturado en etapas sino que forma parte de un continuo de atención. Comprender esta realidad es importante para poder tomar las decisiones pertinentes en cada momento del proceso.

Existen diferentes maneras por las que las personas acuden a los centros de rehabilitación. En general concurre por sí mismo a solicitar ayuda, casi siempre con la adicción ya avanzada, otra posibilidad es que un familiar o amigo lo lleve y la otra es que sea mandado por el juzgado para su rehabilitación.

Principalmente hay dos grandes ramas en relación con las diferentes formas de rehabilitación:

  • 1. Grupo de admisión cumple pautas

  • 2. Grupo de autoayuda sin pautas

Existen tres grandes tratamientos diferentes además de los centros de rehabilitación

  • 1. Ambulatorios: Estos tratamientos son para adolescentes y adultos debiendo concurrir pocas veces a la semana dividiéndose en: Grupo terapéutico, Grupo Multifamiliar y Grupo de proyecto de fin de semana.

  • 2. Centros de día: Es él más completo de los cuatro. Los pacientes son divididos en grupos teniendo que ir al centro en la semana. Allí reciben un apoyo terapéutico, realizando diferentes actividades, desde talleres hasta charlas.

  • 3. Grupo autoayuda: Son los casos que no pueden o no quieren ingresar en los otros grupos. Van pocas veces por semana y generalmente son dirigidos por operadores que fueron adictos, bajo el control de los especialistas del centro.

Hay que remarcar que cada paciente tiene su propio tiempo de recuperación. Otro paso importante es la reinserción general del paciente. Desde el centro se ubica a la persona en alguna actividad para que no sea traumática la vuelta a la sociedad.

Además realiza un pedido a familiares o amigos para que formen una red de gente que no tengan problemas con las adicciones y puedan ayudar al paciente a olvidar de su adicción.

Integra dentro de los objetivo los centros de rehabilitación la prevención, orientación, asistencia, rehabilitación, investigación y docencia sobre uso de drogas.

Las tareas que se desarrollan en éstos lugares se encuentran a cargo de un equipo profesional interdisciplinario: trabajadores sociales, psicólogos, médicos, terapeutas familiares, profesores en diversas especialidades y coordinadores de grupo, dirigidos por lo general por un Consejo Directivo.

Centros en Moreno

CENTRO PROVINCIAL DE ATENCION DE LAS ADICCIONES (CPA)

El C.P.A es una entidad dependiente del Ministerio de la Salud de la Provincia de Buenos Aires. Su función es la de prevención y asistencia de las adicciones, en forma gratuita para toda la población del partido.

El personal que trabaja en éste centro está conformado por dos administrativas, una profesional psicopedagoga y un profesional médico psiquiatra. El trabajo se realiza con modalidades de entrevistas de orientación y diversas actividades con distintas Instituciones comunitarias. Se trabajan distintos programas que desde el Ministerio de Salud Provincial llegan a través de la Región Sanitaria, con supervisión de la misma.

SECRETARIA DE PROGRAMACION PARA LA PREVENCION DE LA DROGADICCION Y LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRAFICO (SEDRONAR)

La Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) es el organismo responsable de coordinar las políticas nacionales de lucha contra las drogas y las adicciones. Apoya su gestión sobre dos conceptos claves: la reducción de la demanda de drogas y la reducción de la oferta de drogas.Reducción de la demanda de drogas

1. En materia de Prevención, diseña, ejecuta y supervisa programas y planes de carácter nacional, referentes a la prevención y la capacitación de agentes de la comunidad, en la temática del uso indebido de drogas y alcohol y sus consecuencias, en todo el ámbito del país, con el consenso y la cooperación y de organismos gubernamentales y no gubernamentales.2. En materia de Asistencia, procura facilitar la ayuda y rehabilitación de personas que abusan o dependen de drogas, y que, carentes de recursos adecuados, no podrían acceder al tratamiento o recuperación que merecen. Para ello dispone de un Centro de Consulta y Orientación, que no sólo asesora a quien lo solicite, sino que también otorga becas para tratamiento en instituciones registradas y supervisadas por la Secretaría, especializadas en adicciones.

FUNDACIÓN QUIERO VIVIR

Es una institución reconocida en Moreno, en el tratamiento de la problemática de la adicción a sustancias psicoactivas, con alta calidad de servicios ofrecidos en el proceso de resocialización; que reflejara en el beneficio por el individuo, la familia y la comunidad.

Ofrece un método de tratamiento integral dirigido a la reeducación de personal que abusan de las sustancias psicoactivas, coordinado por un equipo interdisciplinario; en aras del crecimiento personal que conlleve a mejorar su condición psicosocial y espiritual.Bajo la exigencia de abstenerse de cualquier sustancia que altere el estado normal del organismo.

Más allá de los centros de rehabilitación hay una función del asesor que vale la pena enfatizar: ayudar a los padres redefine su rol con el hijo de una manera saludable. ¿Por qué es necesario esto? Porque cuando un chico abusa de sustancias y la confusión llega a presentarse en la vida familiar, es previsible que, en algún grado, se produzca un cambio de papeles que sea negativo. En lugar de que el hijo se adapte a las demandas saludables de su sistema familiar, es el sistema familiar el que tiende a adaptarse al funcionamiento insalubre del hijo. En lugar de que los padres puedan iniciar e implementar los términos constructivos dentro de los cuales se supone que el hijo vivirá, la situación se vuelve cada vez más reactiva y son los padres los que se adaptan a los términos destructivos propuestos por el hijo.

En este punto, el asesoramiento puede ayudar a restablecer una paternidad constructiva alrededor del chico abusador de sustancias. ¿Por qué es esto tan importante? Porque es muy difícil para un joven o una muchacha que actúa de un modo enfermizo conseguir salud en un sistema familiar cuyo modelo refuerza sus propias conductas enfermizas. Cuando los padres están ayudando a reemplazar esta confusa, inconsistente y permisiva conducta, con actitudes firmes y constructivas, el hijo se encuentra con un conjunto de reglas y expectativas saludables entre las que puede elegir para vivir.

Proceso de Rehabilitación

Características de los diferentes métodos de tratamiento

El tratamiento puede definirse, en general, como una más intervención estructurada para tratar los problemas de salud y de otra índole causados por el abuso de drogas y aumentar u optimizar el desempeño personal y social. Según el Comité de Expertos de la OMS en Fármacodependencia, el termino "tratamiento" se aplica al "proceso que comienza cuando los usuarios de sustancias psicoactivas entran en contacto con un proveedor de servicios de salud o de otro servicio comunitario y puede continuar a través de una sucesión de intervenciones concretas hasta que se alcanza el nivel de salud y bienestar mas alto posible.

Los servicios y posibilidades de tratamiento pueden comprender la desintoxicación, terapia de sustitución y mantenimiento y/o terapias y asesoramiento psicosociales. El tratamiento también tiene por objeto reducir la dependencia de sustancias psicoactivas y mitigar las consecuencias negativas para la salud y las relaciones sociales del consumo de esas sustancias o relacionadas con este.

En los últimos años se han hecho esfuerzos concretos por establecer servicios de tratamiento integral. Esos servicios constituyen la integración de distintos métodos de tratamiento, encaminados a ayudar a las personas a lograr una abstinencia duradera.

Tratamientos ambulatorios:

Se entiende por tratamiento ambulatorio aquellas intervenciones en las cuales los pacientes permanecen temporalmente en las unidades de tratamiento, dedicando el resto del tiempo a actividades en sus trabajos o en sus casas. Existen modalidades donde las intervenciones se extienden por varias horas al día (modalidades matinales etc.), y otras donde las personas permanecen hasta doce horas en el tratamiento y que se conocen como hospitalización de día. Otras intervenciones están diseñadas para que los pacientes asistan solamente unas horas al día o a la semana, por lo tanto les permiten permanecer más tiempo en sus casas y oficios, o iniciar la búsqueda de trabajo o de estudio.

Dadas las características de las intervenciones ambulatorias éstas son de bajo costo y de fácil acceso, ya que las personas no se ven obligadas a internaciones prolongadas ni a interrumpir sus trabajos o estudios. Además, el paciente está en permanente interacción con el medio y su familia (si la hubiere), características que hacen de las intervenciones ambulatorias un espacio que incluye no sólo las estrategias de tratamiento propiamente tal, sino que también debe dar respuesta a las contingencias que se originan de las relaciones que el paciente establece con su medio y su familia. Desde esta perspectiva el tratamiento ambulatorio facilita que el individuo aprenda habilidades para desempeñarse en el mundo, en la medida que éste permanece en él.

Se describirá un modelo de tratamiento ambulatorio como una alternativa a optar. Este modelo se diseñó con una duración de doce meses, aproximadamente, en los cuales los primeros seis meses son de actividades fundamentalmente terapéuticas, y los siguientes seis meses son de control y de consolidación del individuo.

La modalidad de tratamiento implementada tiene como características: ser voluntaria, ambulatoria y multidisciplinaria, lo que tiene como ventajas el manejo del problema adictivo en el contexto donde éste se origina y se mantiene. Esto facilita que el paciente conserve sus relaciones familiares y sociales, permite que la labor de inserción social sea hecha durante todo el proceso terapéutico y no solamente al final de éste y además, permite intervenir en las diferentes áreas problemáticas de la persona.

Un programa ambulatorio debe permitir que el paciente y su familia superen los problemas asociados con el consumo de drogas. Para cumplir con esta finalidad las estrategias de tratamiento deben prestar asistencia social, atención médica psiquiátrica, intervenciones de psicoterapia individual y de familia, estrategias de control del consumo y de trabajo grupal.

Centros de día:

Los centros de días generalmente son centros públicos y gratuitos de planes Municipales, están organizados con el fin de prestar la atención más adecuada a las características personales de cada usuario. Visto el diagnóstico y el grado de adicción, se fija un proceso terapéutico específico que se aplica y se revisa periódicamente para adaptarlo a las nuevas situaciones surgidas.

La atención a la familia se considera una cuestión importante y se adapta a su estructura, características y necesidades, para darle un apoyo que se considera esencial y mejorar la calidad de la convivencia en todo el ámbito familiar.

El objetivo fundamental de la rehabilitación consiste en fomentar que los sujetos adquieran y utilicen aquellas habilidades y competencias necesarias para vivir, aprender, relacionarse con otros y trabajar en su medio social particular, permitiendo así lograr el máximo nivel de autonomía e integración social de cada caso concreto. Esta integración social, no quiere decir recuperación total, implica convivir y asumir esas deficiencias consecuentes a largos internamientos.

En la mayoría de los centros de días los procesos de trabajo pasan por las siguientes fases:

1. Asesoramiento e información. En función de la situación de la persona, sus expectativas y demandas se le ofrece información sobre aspectos relacionados con las drogodependencias en general, el proceso que puede seguir en el Centro de Día u otras entidades a las que puede dirigirse, etc.

2. Valoración y diagnóstico. A través de varias entrevistas, los profesionales realizan un estudio de la situación de la persona en diferentes aspectos: social, psicológico, formativo y laboral. También se valoran otros aspectos como la motivación, la actitud ante los cambios que debe afrontar o los apoyos con los que puede contar (familia, amistades, etc.).

Después de realizar esta valoración, el equipo técnico analiza los aspectos a trabajar con la persona y diseñan un plan de intervención. A continuación, el profesional de referencia y la persona interesada debaten este plan y lo consensúan. Este plan es el denominado itinerario Personalizado de Inserción.

3. Itinerario Personalizado de Inserción. Se trata del conjunto de acciones (formativas, psicológicas, laborales, sociales, etc.) que establecen de mutuo acuerdo la persona interesada y el profesional para llegar al objetivo marcado. Una vez consensuado este plan, se ponen en marcha las diferentes acciones, y ahora si comienza el proceso de rehabilitación de las adicciones.

Grupos Autoayuda:

Un grupo de autoayuda es un conjunto de personas que tienen un problema común y buscan mejores formas de manejar su situación, hablando entre sí y ofreciéndose apoyo. Con reglas claras que lo hace un lugar especialmente apropiado para escuchar con toda atención y para expresarse con la confianza del respeto y resguardo de todo asunto personal que se comenta, el grupo de autoayuda se hace un medio poderoso y constructivo para que las personas se ayuden al participar.

A lo largo de la vida del grupo se genera una manera de pensar y una forma de hacerle frente a la problemática específica que se aborda, mediante ideas, formas de respuesta y todo lo que se ha ido encontrando en común. Se construye así un medio social especializado, para que cada uno pueda aprender, al compartir abierta y libremente todo lo relacionado con una misma situación de vida.

Por el carácter personal de lo que se llega a tratar, se establece un acuerdo de cuidado mutuo. Lo que se dice en el grupo, se queda en el grupo. Pero lo que se aprende, sin detalles personales, es necesario compartirlo y difundirlo. Este acuerdo de secreto y resguardo frecuentemente es nombrado anonimato. Implica un pacto o contrato con el que cada nuevo integrante se compromete a reservarse todos los detalles personales de lo que los otros comparten. Es posible así generar una situación de respeto para que todos puedan hablar libremente. Es mediante este acuerdo que se hace posible la ayuda mutua en el grupo de autoayuda.

En el grupo de autoayuda, los participantes narran sus vivencias y describen lo que les ha sido útil. Para lograr soluciones y un cambio personal, se comparten asuntos propios del tema que en el grupo se trabaja, pero también todo lo relacionado y necesario de hablar y trabajar. Se dice que hay que repasar y hablar los problemas del uno al mil y luego del mil al uno,  hasta ver y reconocer su fondo, cambiar su sentido y así encontrar el propio camino.

Cada quien habla todo lo que necesita aclarar para sí, y esto se hace útil para otros. Hay la oportunidad de escuchar con atención, para reconocerse y transformarse. Las experiencias que se narran pueden abrirles caminos a otros. Es entonces que se encuentra apoyo, sin las desventajas de la crítica, la valoración moral y los consejos. Quien habla lo hace para sí mismo. Quien escucha toma lo que le sirve solamente.

A esto se le dice autoayuda, porque cada integrante tiene un compromiso personal con su propio proceso. Al acudir asume un papel activo en la superación de su situación de vida. Pero siendo en grupo, se trata de un espacio social para aprender y ejercitar formas de ser y actuar. Los participantes ponen al centro su propia experiencia, como materia prima para el trabajo. Se ejercitan ahí modos de relacionarse socialmente, para manejarse mejor internamente y en la vida social, con respecto de una situación o problema común. Por este motivo el proceso es de ayuda mutua.

Cada grupo define reglas y características propias y específicas, mismas que enfocan la actividad hacia una misma tarea y objetivos. Se buscan lugares y horarios de reunión convenientes.

Gradualmente, se establece una filosofía y forma de trabajo propia. Esto suele conocerse como la "autonomía" del grupo. Las normas se difunden mediante consignas, frases e ideas que se repiten, especialmente a los integrantes de reciente ingreso.

Una tarea constante en todo grupo de autoayuda es buscar nuevos integrantes. Siendo permanente y sin fecha de terminación, el ingreso de nuevos participantes es esencial para su funcionamiento, además de ser el motivo por el que existe. Son quienes van llegando que renuevan la actividad productiva y constructiva. Hacen revivir el trabajo con respecto a la tarea y tema del grupo. Por eso algunos participantes se encargan especial y cuidadosamente de recibir e informar a cada nuevo integrante o persona interesada.

Lo óptimo es contar con un espacio de reunión gratuito, sin sacrificar la autonomía e independencia del grupo. Como un servicio para la comunidad, empresas y escuelas llegan a facilitar espacios de reunión, cuando se trata un grupo de autoayuda. Para solicitar un espacio de reunión, es importante indicar con claridad cada cuándo, y durante cuanto tiempo se reúne el grupo; sus características y objetivos; el número esperado de participantes; etcétera.

Procesos de los centros de rehabilitación

Mientras que la recuperación es el proceso mediante el cual el adicto detiene su uso y produce cambios positivos en su estilo de vida, el tratamiento se define como una serie de actividades estructuradas que se utilizan con el fin de ayudar al adicto a reconocer y detener la adicción activa; así como promover y mantener la recuperación sostenida.Es necesario clarificar la relación entre estos dos procesos que actúan de manera armónica y coordinada.La recuperación es para toda la vida y su objetivo es el de mejorar la calidad de vida del adicto en recuperación.El tratamiento esta delimitado a un período de tiempo, aunque podría ser necesario varias sesiones de tratamiento a lo largo de la vida del adicto. El objetivo del tratamiento es poder asistir al paciente a lograr su recuperación.La intervención familiar es un procedimiento dirigido a poder ayudar al adicto a tomar la decisión de entrar en recuperación. Esta intervención debe ser guiada por un profesional entrenado y se basa en el poder de la familia como grupo de presión positiva.Es recomendable asesorarse con un profesional de la adicción que está entrenado en esta área y cumpla con los requisitos para poder ser de ayuda.Por otro lado, hay que guardar cuidado y prudencia pues, siempre hay un sector de farsantes que se aprovechan de la desesperación de las familias que sufren de la adicción para engañar con falsas promesas o "curas" mágicas.No existen "curas" rápidas o mágicas; el simple hecho de proponerlas denota un desconocimiento craso del tema. Además esa actitud es precisamente el centro de la dinámica mental de la adicción: la búsqueda obsesiva del arreglo rápido, la sustancia mágica, la persona, lugar o cosa que nos "arreglará" la vidaEl tratamiento de las adicciones debe ser integral, sistémico y estratégico abordando la mayor cantidad de niveles posible: personal, familiar, laboral, social, etc.; y se debe tener en cuenta a la persona de manera integral y completa.Los cambios psicosociales son el foco donde la mayor cantidad de energía de tratamiento se invertirá, pues es allí donde la posibilidad de cambio constructivo es mayor.Las diferentes herramientas terapéuticas pueden y deben ser usados de manera integral y teniendo en cuenta las necesidades especiales de cada persona, pero nunca como substituto del tratamiento psicosocial.No existen tratamientos mejores que otros sino que cada persona tiene necesidades distintas y cada modalidad de tratamiento ofrece posibilidades distintas. Cada plan de tratamiento individual debería basarse en la severidad del proceso adictivo, las características individuales de la persona y la situación de funcionamiento psico-social en ese momento.

Los centros de rehabilitación se caracterizan por brindar un tratamiento bastante estructurado, de aquí las etapas del tratamiento: a) Desintoxicación: etapa de estabilización

La desintoxicación es la etapa inicial e intensiva del tratamiento. En esos programas se administra a los drogodependientes un tratamiento de desintoxicación bajo supervisión médica. El síndrome de abstinencia que se puede desarrollar al suspender el uso de una droga variara según la droga de que se trate.

Los síntomas generales comunes son la necesidad imperiosa de consumir la sustancia, ansiedad, inquietud, irritabilidad, insomnio y falta de concentración.

Los adictos a psicoestimulantes, en particular anfetaminas y cocaína, también pueden necesitar supervisión médica durante la fase aguda de abstinencia que se presenta después de la cesación del consumo de la droga. Aunque no manifieste síntomas físicos directos de abstinencia (si no se administra un agonista para aliviar el malestar), la persona puede llegar a sufrir graves problemas psicológicos (incluso psicosis inducida) y trastornos del sueño que pueden aliviarse con medicación adecuada.

El objetivo principal de los programas de desintoxicación es lograr la abstinencia en la forma más segura y cómoda posible.

La desintoxicación no constituye, por si misma, un tratamiento de rehabilitación y muy rara vez se logra ayudar prestando a los pacientes el apoyo necesario para mantener los resultados y metas logrados anteriormente. Puede comprender llamadas telefónicas periódicas y visitas programadas y no programadas o sin consulta previa. Además de los servicios de postratamiento ofrecidos por el programa estructurado, también se puede alentar a los participantes a pasar a formar parte de grupos de autoayuda y ofrecerles servicios de apoyo y de orientación generales en la comunidad, de ser necesario. Hasta el momento no se ha evaluado formalmente la eficacia de esa clase de servicios, si bien en general se reconoce su valor y se intenta promoverlos. Naturalmente, un entorno familiar y comunitario propicio también contribuirá a la recuperación de las personas que han recibido tratamiento por abuso de drogas.

La desintoxicación no constituye, por si misma, un tratamiento de rehabilitación y muy rara vez se logra ayudar a los pacientes a lograr una abstinencia duradera. La desintoxicación es, más bien, la primera etapa de los programas de tratamiento encaminados a posibilitar la abstinencia y la recuperación.

Los servicios de desintoxicación en régimen ambulatorio o en la comunidad son indicados cuando se considera que las personas con trastornos inducidos por sustancias pueden abstenerse de consumirlas sin salir de la comunidad. Por lo general la desintoxicación se inicia en el centro que ejecuta el programa o en el domicilio del paciente con un periodo de estabilización en el que se administran sustancias de sustitución. Después de ese periodo de estabilización, se va reduciendo gradualmente la dosis a lo largo de un periodo que fluctúa entre algunas semanas y varios meses. En ese periodo se puede alentar al paciente a recibir asesoramiento, tratamiento medico y otros servicios de apoyo. En muchos aspectos, en líneas generales, algunos de esos programas pueden compararse, con los programas de mantenimiento ambulatorios o en la comunidad.

Las personas con trastornos inducidos por sustancias y vinculados a un síndrome o a síntomas de abstinencia, que muy probablemente no podrán abstenerse de las drogas si permanecen en la comunidad y que por lo tanto necesitaran un entorno supervisado y controlado por facultativos, pueden ingresar en un programa de interacción o residencial a corto plazo. En la mayoría de esos programas se pasa de una etapa de desintoxicación a una etapa bastante breve de prevención estructurada de recaídas, asesoramiento y educación con la perspectiva de remitir a la persona a otro servicio. Cabe observar que algunas de las personas que se están absteniendo de consumir drogas sufren otros problemas físicos y psicológicos (que pueden influir en la administración del tratamiento del estado de abstinencia de drogas o de alcohol), de modo que los programas de interacción a corto plazo pueden constituir una oportunidad propicia de descubrir o tratar esos problemas.

b) Rehabilitación: etapa de prevención de recaídas

En la etapa de rehabilitación o de prevención de recaídas se atiende a las necesidades de las personas que han concluido un programa de desintoxicación, o que, habiendo desarrollado dependencia, no presentan síntomas de privación que exijan que se sometan a la etapa anterior de tratamiento. Los programas de prevención de recaídas o de rehabilitación tienen por objeto cambiar el comportamiento de los pacientes para que puedan poner freno al deseo de consumir sustancias. En esa etapa se aplican intervenciones psicosociales y farmacológicas.

Programas en la comunidad o ambulatorio: Estos programas ofrecen un plan de atención psicoterapéutica o de asesoramiento general. El plan se suele configurar en función de las necesidades de cada participante con arreglo a un método de gestión de casos. El método esta basado en la determinación inicial y continua, por parte de un clínico o una persona especializada, de los problemas, recursos personales, apoyos sociales y factores de tensión existentes. Ese análisis da lugar al establecimiento de un conjunto de metas individuales de tratamiento que la persona ha de alcanzar, cuyo cumplimiento se verifica y examina periódicamente en el curso del tratamiento. La gestión de casos abarca también funciones de enlace y la remisión a otros servicios auxiliares de apoyo que necesite el participante, así como a otros programas especializados pertinentes.

En muchos países, la mayoría de los consejeros utilizan técnicas cognitivo conductuales y motivacionales centradas en el usuario y ofrecen un tratamiento cuya duración oscila entre una intervención breve de una a tres sesiones y un programa estructurado de varios meses de duración.

En muchos países existen programas estructurados ambulatorios sin drogas. En los programas más intensivos se espera que los participantes asistan cuatro o cinco días por semana varias horas por día. Se trata de ayudarles a comprender y reconocer mejor su comportamiento en relación con el consumo de drogas con miras a mitigar las consecuencias negativas de este y a evitarlo. Además, las sesiones de asesoramiento y educación individuales y en grupo pueden girar en torno a cuestiones relacionadas con el VIH/SIDA, las relaciones familiares, la formación profesional, la reinserción laboral, el apoyo en materia de vivienda y asuntos jurídicos.

Los servicios de asesoramiento planificado ofrecen programas estructurados, con determinación de necesidades, planes de tratamiento y metas claramente definidos y exámenes periódicos, a diferencia de los servicios de orientación e información, apoyo inmediato y asesoramiento no programado. Los programas en la comunidad pueden ofrecerse como alternativa a los programas de rehabilitación residencial o como etapa posterior a estos.

Programas de rehabilitación residencia:.Hay programas de rehabilitación residencial a corto y a largo plazo. Los programas de corto plazo suelen incluir un plan de desintoxicación en la primera etapa y duran de 30 a 90 días. Los programas de largo plazo por lo general no comprenden la abstinencia con supervisión médica y duran de seis meses a un año. El modelo mas común de rehabilitación residencial a largo plazo es la "comunidad terapéutica".

Los servicios de rehabilitación residencial tienen varias características en común: vida comunitaria con otros adictos en recuperación; asesoramiento individual y en grupo para prevenir recaídas; gestión de los casos en forma individual; desarrollo de la capacidad para enfrentar la vida cotidiana; formación y experiencia laboral; servicios de vivienda y preinstalación, y apoyo al postratamiento.

Por lo general se usa una metodología análoga a la de los grupos de ayuda mutua como Narcóticos Anónimos y Cocainómanos Anónimos. Algunos de esos programas disponen de hogares intermedios o de transición, que son espacios colectivos semiindependientes situados generalmente cerca del lugar en que se administra el programa residencial principal. En esos hogares se ofrece al grupo la posibilidad de prepararse para regresar a la comunidad y, al mismo tiempo, se le sigue dando el apoyo institucional que necesita.

Programas de sustitución y mantenimiento. Si bien el objetivo principal de la mayoría de los programas de rehabilitación es la abstinencia, se pueden prescribir sustancias de sustitución como la metadona y la buprenorfina, con fines de mantenimiento, a las personas con dependencia de opioides. Con frecuencia se administra tratamiento de mantenimiento a las personas que han fracasado reiteradamente en los programas encaminados a lograr la abstinencia.

En los programas de mantenimiento se administra una sustancia de sustitución en dosis adecuadas y estables durante varios meses y, en ciertos casos, durante años. Es importante considerar la prescripción de sustancias al paciente en la comunidad como plataforma de las intervenciones de asesoramiento psicosocial que se han de aplicar en combinación con los programas de mantenimiento.

En la mayoría de los programas de mantenimiento se ofrece un plan de sesiones periódicas programadas de asesoramiento con determinado profesional, conjuntamente con el acceso a grupos de autoayuda, atención primaria o medica de otra índole y apoyo de promoción social.

En el Reino Unido y en Australia se ha despertado cierto interés por determinar la conveniencia y los efectos de administrar dexanfetamina a ciertos consumidores adultos dependientes de anfetaminas que no presentan una psicopatológica grave. No se han reunido pruebas suficientes para determinar el acierto de esa práctica, ni se conocen bien las características de los adictos a los que podría convenir esa clase de farmacoterapia.

Farmacoterapia antagonista: Cuando la persona dependiente ya no consume drogas (es decir, se ha desintoxicado totalmente), puede recibir una medicación antagonista (naltrexona) como parte del tratamiento continuado de prevención de recaídas. Ese antagonista bloquea los receptores opiaceos en el cerebro y neutraliza los efectos de la heroína o de toda sustancia que pudiera consumir la persona. La prescripción de naltrexona (que no plantea riesgo de abuso) puede formar parte del tratamiento ambulatorio continuado y se puede combinar con terapia familiar (aunque puede iniciarse en un entorno residencial tras la desintoxicación). Se administra medicación diariamente durante varios meses como mínimo, con lo cual se bloquean los efectos de los opiaceos (Medicamento que se usa para tratar el dolor. Contiene opio o una sustancia elaborada con opio -como la morfina-) y, por consiguiente, se promueve la recuperación a largo plazo ayudando a la persona a seguir absteniéndose de consumir drogas. Cabe destacar la importancia de la participación del cónyuge y de la familia para lograr que el paciente cumpla el tratamiento.

En las investigaciones se ha comprobado que el tratamiento con naltrexona no siempre se cumple y que hay una tasa elevada de deserción. No obstante, cuando los pacientes están muy motivados o son muy cumplidores, la naltrexona suele ser muy eficaz, lo que indica la importancia de estudiar las características del paciente para administrarle el tratamiento que más le convenga.

Se han hecho grandes esfuerzos por encontrar antagonistas de la cocaína; sin embargo, no se ha comprobado empíricamente la eficacia de ningún bloqueador de receptores de esa sustancia.

c) Postratamiento

En algunos programas estructurados hay un periodo de tratamiento menos intensivo, denominado postratamiento, después que el paciente ha concluido el programa principal. El postratamiento se puede limitar a un mes, o se puede prolongar hasta mucho después de haberse terminado el tratamiento, y tiene por objeto seguir prestando a los pacientes el apoyo necesario para mantener los resultados y metas logrados anteriormente. Puede comprender llamadas telefónicas periódicas y visitas programadas y no programadas o sin consulta previa.

Además de los servicios de postratamiento ofrecidos por el programa estructurado, también se puede alentar a los participantes a pasar a formar parte de grupos de autoayuda y ofrecerles servicios de apoyo y de orientación generales en la comunidad, de ser necesario. Hasta el momento no se ha evaluado formalmente la eficacia de esa clase de servicios, si bien en general se reconoce su valor y se intenta promoverlos. Naturalmente, un entorno familiar y comunitario propicio también contribuirá a la recuperación de las personas que han recibido tratamiento por abuso de drogas.

Diseño trabajo de campo

El trabajo de campo en ésta monografía se llevo a cabo principalmente por dos grandes aspectos:

  • las encuestas

  • la entrevista

Modelo de la encuesta

1-¿Conoces algún centro de rehabilitación?

SI Monografias.comNO Monografias.com

¿Cuáles?.................................................................................

……………………………………………………………...

2-¿Crees que son necesarios los centros de rehabilitación?

SI Monografias.comNO Monografias.com

¿Porque?..............................................................................

………………………………………………………….....

3-¿Consideras que los centros de rehabilitación dan resultados?

SI Monografias.comNO Monografias.com

¿Porque?.............................................................................

……………………………………………………………

4-¿Conoces a alguien que esté en algún tratamiento de rehabilitación?

SI Monografias.comNO Monografias.com

5-¿Conoces a alguien ya rehabilitado/recuperado?

SI Monografias.comNO Monografias.com

Si contestas que si, ¿De qué tipo de droga?........................

………………………………………………………........

6-¿Qué ideas podrías aportar a los centros de rehabilitación?

…………………………………………………………………..

Cabe señalar antes del desarrollo de ésta sección la definición de lo que es una encuesta. La definición de "encuesta" enfoca a la misma como un método que consiste en obtener información de las personas encuestadas mediante el uso de cuestionarios diseñados en forma previa. El método de encuesta es un cuestionario estructurado que se da a una muestra de la población y está diseñado para obtener información específica de los entrevistados.

Consideramos de un aporte muy importante realizar encuestas para nuestro proyecto, ya que de ésta forma podríamos obtener datos cuantitativos acerca de los conocimientos que hay a nivel social sobre los centros de rehabilitación, y con esto poder obtener mayor información para realizar la monografía.

Las encuestas fueron realizadas a través de un cuestionario simple y conciso, sobre la base de un cuestionario concreto diseñado en forma previa.

Por otro lado, hay que definir de ante mano lo que es una entrevista. Una entrevista es un hecho que consiste en un diálogo entablado entre dos o más personas: el entrevistador o entrevistadores que interrogan y el o los entrevistados que contestan. Una entrevista no es casual sino que es un diálogo interesado, con un acuerdo previo y unos intereses y expectativas por ambas partes.

Consideramos importante para nuestro trabajo el utilizar ésta técnica ya que nos es de mucha importancia los datos que pudiéramos obtener al realizar ésta entrevista.

La persona entrevistada fue una psicóloga social, Alicia González, que trabaja en el centro provincial de atención de las adicciones de moreno. Como bien remarcamos antes, la entrevista fue dada por un acuerdo entre el grupo de investigación (Cecilia García, Pamela Nievas, Florencia Hermozo y Jacqueline de los Santos) y la señora. Para ésta entrevistas contamos con un cuaderno, donde fuimos anotando los datos relevantes de la entrevista, y por otro lado, también contamos con un grabador, con el cual fue grabada absolutamente toda la entrevista.

Éste es un medio por el cual obtenemos información importante sobre los centros de rehabilitación realizando una serie de preguntas, muchas de ellas fueron pensadas con anticipación y otras fueron surgiendo en el transcurso de la entrevista.

Entrevista

Lugar: Centro provincial de atención de las adicciones de Moreno (CPA)

Fecha: Miércoles 1 de octubre de 2008

Entrevistado: Alicia González

Ocupación: Psicóloga Social especialista en familias y adolescentes

Entrevistadoras: Cecilia García, Pamela Nievas, Florencia Hermozo, Jacqueline de los Santos

-¿Qué función cumple el Centro provincial de atención de las adicciones de Moreno (CPA)?

Los tratamientos son ambulatorios:

  • Orientación para familiares: en caso que el adicto no se presente, capacitan a la familia.

  • Entrevistas individuales: son entrevistas que se hacen con el adicto a solas, con un especialista a cargo.

  • Casa de mediodía: se realizan 3 veces a la semana con diferentes actividades rotativas (teatro, artesanías, etc.)

-¿Cómo se dirigen las personas hacia el lugar?

La mayoría asisten por la familia, en esos casos son acompañados por algún integrante de la familia, ya que decidieron en conjunto asistir al tratamiento. Por otro lado hay personas que las mandan la justicia y asisten obligatoriamente ya que son menores y no pueden cumplir con una condena, en cambio, los que asisten por cuenta propia no lo hacen por obligación.

-¿Cómo son los tratamientos?

Los tratamientos dependen del nivel de la adicción y de lo que el adicto hace en su vida cotidiana, si concurre al colegio se trata de trabajar con este en horarios contrarios. Por ejemplo, si el chico va a la escuela por la mañana, en ese caso concurriría al centro por la tarde. Si el chico no trabaja, no estudia, no tiene ninguna actividad, se lo deriva a la casa de mediodía en donde va a a estar más tiempo. En el caso de que el adicto vaya a la escuela y tenga una familia que lo contenga, se lo deriva al grupo de comunidad, denominado comúnmente "grupo autoayuda"

-¿Se considera un centro de día el centro provincial de atención de las adicciones de moreno?

Se considera un centro de atención a las adicciones, las personas que concurren no se internan, solamente asisten durante el día

-¿Le transmiten a la sociedad información a cerca de las adicciones?

Este lugar se basa en la prevención, por eso mismo es que hacemos intervenciones comunitarias a escuelas, salas de primeros auxilios, sociedades de fomento, etc.

Observación

La entrevista como ya bien está dicho, fue realizada en Centro provincial de atención de las adicciones de Moreno (CPA).

El CPA está instalado en una oficina en el partido de Moreno, es un lugar amplio, el edificio esta en muy estados, condiciones de higiene buenas.

Con respecto a la organización, hay una falta de personal, y no le pueden otorgar la atención necesaria a cada persona. Un ejemplo claro fue el nuestro, para poder realizar la entrevista ya previamente acordada tuvimos que esperar 40 minutos.

En cuanto a la difusión de la información, el lugar está lleno de carteleras, afiches, referidos al consumo de sustancias adictivas, a las enfermedades de transmisión sexual y a la diferencia de géneros.

En el CPA no había mecanismo de vigilancia, es un lugar abierto a cualquier persona.

La entrevista fue cómoda, fluida; la relación del entrevistador-entrevistado fue muy cálida. Cabe remarcar que Alicia González, la entrevistada, es especialistas en adolescentes y supo muy bien como tratarnos y hacernos sentir cómodas.

Conclusión

La primera hipótesis que hicimos es verdadera ya que en el transcurso del trabajo fuimos conociendo distintos tipos de centros de rehabilitación con distintos tratamientos. Pudimos reconocer que no todos los tratamientos son iguales y que todos dieron resultados óptimos para la rehabilitación.

Un claro ejemplo es el de centro provincial de atención de las adicciones de moreno (CPA). Éste es un centro de día, con diferentes actividades, donde asisten más de 100 personas a la semana. Con ayuda de especialistas y voluntad logran recuperarse. Con éste ejemplo podemos refirmar nuestra primera hipótesis.

La segunda hipótesis hasta el momento es verdadera ya que en el transcurso del trabajo no tuvimos ningún ejemplo claro de una rehabilitación sin un tratamiento y un profesional de por medio. Reafirmamos ésta hipótesis, ya que en general la sociedad no le da la importancia que se merece a una persona con problemas, en éste caso, a una persona con problemas con las adicciones, y por eso se lo deja de lado. Esto hace que a su vez, el adicto se vaya haciendo más grave, sin tener la contención necesaria e imprescindible para lograr una recuperación.

Por éste mismo motivo reafirmamos que es necesario el acompañamiento de un adicto a través de un profesional y una institución.

Con todo lo investigado consideramos que a nivel social hay una escasa divulgación sobre los centros de rehabilitación de las adicciones, y mas aún es escasa la divulgación sobre los problemas que causan las diferentes sustancias adictivas. Creemos que hace falta más intervención del Estado en promover ésta temática, y por sobre todas las cosas, que los medios de comunicación masivos den a conocer éstos centros de adicciones totalmente gratuitos.

La evaluación del trabajo que realizamos es buena, trabajamos en grupo, ordenadamente. No hubo conflictos internos, ni tampoco movimientos de los integrantes en el grupo de trabajo.

Lo más difícil de éste trabajo resulto ser el marco teórico, ya que no es de fácil acceso la información acerca de los centros de rehabilitación, con respecto a esto, cabe señalar que en los medios de comunicación, tanto como Internet, revistas o diarios, no se divulga mucho éste tipo de información, y por éste mismo motivo fue la parte mas dificultosa del trabajo.

El trabajo nos costó bastante porque fue la primera monografía que hacíamos en el colegio de forma grupal, muchos aspectos del trabajo lo dejamos para realizar a último momento, y justamente por eso, se complicó bastante el finalizar el trabajo.

Anexo

Centro de Rehabilitación para Adictos en Buenos Aires

-Nota periodística publicada en Mayo de 2007

-Tema: Derechos Humanos y Sociales. Integración social

Plan de Atención Integral sobre el Consumo y Dependencia del PACO

El Poder Ejecutivo de la Ciudad envió a la Legislatura porteña un proyecto de ley que crea el Plan de Atención Integral sobre el Consumo y Dependencia de la Pasta Base Cocaína –PBC- o PACO, elaborado por un equipo interministerial compuesto por los ministerios de Derechos Humanos y Sociales, Salud, Educación y Gobierno.

El miércoles 20 de diciembre, el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, acompañado por los ministros del área, presentó esta nueva propuesta en la ex clínica Dussau, en Independencia al 900, donde funcionará el centro de rehabilitación que prevé el proyecto de ley.

El Plan establece dos líneas de trabajo: una basada fundamentalmente en la prevención del consumo; y la otra dirigida a la asistencia de los consumidores de esta sustancia, ya sea sola o en combinación con otras drogas.

En lo que se refiere a la prevención, se propone ordenar la gestión del Estado sobre tres ejes: la prevención comunitaria, la familiar y la educativa. Para ello, se formará a los líderes comunitarios para que actúen como promotores sociales con capacidad para detectar e intervenir tempranamente en el consumo de la droga. Asimismo, se realizarán acciones de difusión masiva y periódica, y se desarrollarán programas y proyectos de comunicación social para la sensibilización de la problemática del consumo de PBC en la comunidad.

En el ámbito educativo, la norma prevé la capacitación y formación de docentes y alumnas/os de escuelas primarias y secundarias acerca de las consecuencias que provoca el consumo y la dependencia de esta droga. Además, establece la generación de ámbitos de concientización y reflexión con grupos familiares.

Se implementarán gradualmente las siguientes medidas de asistencia integral para usuarios de PACO:

• la creación de un centro de internación especializado en la atención integral de usuarias/os de PBC, que funcionará en la ex clínica Dussau, ubicada en Av. Independencia al 900;• se incorporarán equipos profesionales para la atención primaria de los consumidores de PBC en los Cesac, durante las 24 horas;• la implementación de sistemas de admisión y derivación, que permitan la atención inmediata del consumidor;• la creación de centros de emergencia social, que funcionarán como espacios de integración social, en el proceso de rehabilitación y seguimiento de los consumidores. Estos centros cubrirán 5 regiones sanitarias y atenderán situaciones de crisis, las 24 horas mediante sistemas de orientación permanente;• la conformación de equipos de unidades móviles con personal especializado y capacitado para atender a los usuarios al PBC.

Bibliografía

Libros

  • La rehabilitación en adicciones,

De Pedro Camacho Ramírez

  • Adicción: Prevención, rehabilitación, crecimiento personal,De Pierce Della Luna, Victor.

  • Investigación de Mercados Un Enfoque Práctico,

De Malhotra Naresh.

Sitios Webs

  • www.adicciones.org

  • www.publispain.com/drogas

  • www.dedrogas.com

 

 

 

 

 

Autor:

Pamela Nievas

Cecilia García

Jacqueline de los Santos

Florencia Hermozo

Espacio curricular:

Proyecto de metodología de la investigación

Docente:

Cecilia Casalá

Año: 2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.