Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Comportamiento de brotes debidos a Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA)




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Materiales y métodos
  3. Análisis y discusión de los resultados
  4. Referencias

Comportamiento de brotes debidos a enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) en la Provincia de Camagüey en el período 2000-2008

Resumen

Para estudiar la influencia de los alimentos, y su procedencia, en los brotes de ETA de etiología bacteriana en Camagüey, se procesó la información recogida en la Sección de Microbiología Sanitaria del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología "Mártires de Pino Tres" correspondiente al período 2000-2008.

De los 233 brotes reportados, 187 (80,25%%) se estudiaron a partir de alimentos, y en 173 se aislaron bacterias capaces de provocar ETA. Los brotes, en su mayoría, se produjeron en viviendas y otros centros (unidades gastronómicas, comedores obreros, etc.). El 50% de los productos contaminados procedía de fábricas. Los principales alimentos involucrados fueron: embutidos, productos de repostería y elaborados a partir de carnes.

Introducción

Las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA) constituyen uno de los problemas de salud que más afectan a la población humana. Aunque su incidencia global resulta difícil de estimar, solamente en el año 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró 1,2 billones de episodios de diarreas y 2,2 millones de muertes atribuibles al consumo de alimentos o aguas contaminadas. Lo más alarmante es que 1,8 millones de estas muertes comprendieron a niños menores de cinco años (García, 2006).

En los países industrializados el porcentaje de personas afectadas por ETA cada año es superior al 30% de la población. En Estados Unidos de América se producen 76 millones de casos que obligan a la hospitalización de 325 000 casos y, pese a ello mueren alrededor de 5 000 afectados cada año (WHO, 2002; Hidalgo, 2005). En los países en vías de desarrollo por lo general las estadísticas no son fiables pues los datos publicados sólo representan una parte del número verdadero de casos (Adams y Moss, 1997). Por ello, aunque los sistemas nacionales de información en salud han mejorado, aun no se puede precisar cuantas personas contraen toxiinfecciones alimentarias en una región específica, información indispensable para alcanzar mejor eficacia en los sistemas de prevención y control de estas enfermedades (WHO, 2002).

La gran contradicción estriba en que, mientras los reportes sobre ETA se mantienen esporádicos, o simplemente no se realizan, los brotes alcanzan proporciones masivas (WHO, 2002).

El control sanitario en la preparación de alimentos es determinante para reducir los factores de riesgo que influyen en la transmisión de enfermedades por alimentos para proteger la salud del consumidor. Los criterios microbiológicos ofrecen a la industria alimentaria y a los organismos reguladores las directrices para controlar los sistemas de elaboración de alimentos (Doyle et al., 2001).

En Cuba, durante el año 2006, se reportaron 471 brotes provocados por alimentos; de ellos, 31,9% se produjo en los hogares y el 13,1% en población abierta (más de una vivienda), el 21,6% correspondió a escuelas, en tanto que el 16,9% ocurrió en comedores obreros (Castro, s.a). Los principales alimentos asociados a dichos brotes correspondieron a carnes y productos cárnicos, y de ellos el 65,4% fue de carnes de aves y sus derivados; el 12,1% a carnes de bovinos y el 21,6% a carnes de porcinos. No se precisó el 0,1%. Los dulces con cremas y cakes (10,9%) y las ensaladas con mayonesa casera (10,6%) fueron los alimentos vinculados a una gran parte de los brotes (Castro, 2006).

La capacitación del personal involucrado en las ETA que, más allá de higienistas, microbiólogos y epidemiólogos, mucho incide en los manipuladores y personal que contacta de forma directa con los alimentos, ha sido una estrategia que ha rendido buenos resultados en el país, ya que dicho personal adquiere la motivación y conocimientos necesarios con la finalidad de mantener buenos hábitos y conductas en los procesamientos de los alimentos (Legomín et al., 1998; Caballero et al., 2002, 2004).

En base a lo expuesto, y asumiendo que las enteritis y otras enfermedades diarreicas, adquiridas y transmitidas por esta vía, se encuentran entre las cinco primeras causas de mortalidad en los países de América Latina y el Caribe (WHO, 2002) el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) "Mártires de Pino Tres" decidió estudiar la influencia del tipo de alimento, y su origen, en las ETA de etiología bacteriana en Camagüey, a partir de los brotes reportados a esa entidad durante el período 2000-2008.

Materiales y métodos


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda