Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estrategia para el mejoramiento medioambiental en la comunidad montañosa Los Horneros (página 2)




Partes: 1, 2


Estas restricciones han determinado que muchas regiones montañosas permanezcan como áreas protegidas, conservando la integridad y la herencia cultural, la variedad biológica con un alto grado endémico. A causa de su aislamiento, las poblaciones que viven en las áreas de montaña a menudo sufren dificultades económicas y pobreza que pueden llegar a resultar en un manejo deficiente de sus recursos naturales e influencias negativas externas sobre la economía local y la herencia cultural. Sin embargo a pesar de su fragilidad y condiciones difíciles, los ecosistemas de las montañas pueden también ser flexibles y ofrecer óptimas oportunidades en favor del desarrollo sostenible. (Estrategia Ambiental Nacional).

Existe consenso en afirmar que la principal causa del deterioro del medio ambiente mundial se debe fundamentalmente a los estilos de vida que el hombre a lo largo de existencia ha venido desarrollando de manera incompatible con el cuidado del medio ambiente. (Estrategia Ambiental Nacional).

La comunidad internacional ha llegado a comprender que el deterioro de los recursos naturales pueden a mediano o largo plazo hacer insostenible el desarrollo económico alcanzado por la humanidad. La idea de que el crecimiento económico y la conservación del medio ambiente pueden y deben ser compatibles queda reflejada en el término "Desarrollo Sostenible" el cual se convierte entonces en un reto que se debe enfrentar por la humanidad si se pretende mantener la especie humana sobre el planeta. (Estrategia Ambiental Nacional).

Aproximadamente el 10% de la población mundial depende de los recursos de las montañas. Un porcentaje mucho mayor se sirve de distintos recursos de las montañas, en particular el agua. Las montañas constituyen una reserva de diversidad biológica y especies en peligro. (Estrategia Ambiental Nacional).

La comunidad Los Horneros del municipio Guisa no está exenta de lo anteriormente expuesto pues existen una serie de factores que están contribuyendo a la degradación del medio ambiente y se necesita la integración de todos los factores para contrarrestar estas acciones lo que no se ha podido lograr por la falta de conciencia ambientalista de los pobladores.

En esta comunidad la principal actividad productiva está asociada al cultivo del café, en el cual se sustenta gran parte de la economía de la región, incidiendo en el bienestar y condiciones de vida de las familias cafeteras. Posee un ecosistema de gran biodiversidad, recursos hídricos y riqueza paisajística de la cual forman parte variados y ricos escenarios naturales poco reconocidos y valorados desde las perspectivas de la educación ambiental y el desarrollo sostenible.

La población no ha asumido aún la responsabilidad y el respeto por un ambiente sano y productivo, esto se refleja en la explotación irracional e indiscriminada de los recursos naturales, en el manejo inadecuado de los residuos sólidos de la despulpadoras incidiendo en la contaminación del río y el deterioro de la cantidad y calidad del agua para el consumo humano y actividades productivas.

Otros problemas que están afectando en la actualidad son la degradación de los suelos y pérdida de la diversidad vegetal en áreas aledañas al río, debido a las fuertes crecientes del mismo, sin embargo la acción del hombre o de los comunitarios por mitigar estos daños han sido muy pobres, pues hay una serie de medidas como plantar en estas áreas especies que sean adaptables a la situación creada y sirvan como barreras, entre otras, también hay pérdida de la diversidad vegetal en los cafetales debido a la limpia, la contaminación de la aguas por la despulpadora provocando la pérdida de la diversidad vegetal y animal del río, como resultado del levantamiento realizado en la zona solo se cuenta con unas 25 especies de plantas melíferas de las más de 200 reportadas, la tala indiscriminadas por parte de los pobladores ha provocado la pérdida de las especies endémicas, entre otras.

Es por ello que en este trabajo nos proponemos realizar una estrategia para la capacitación integral en el mejoramiento medioambiental en esta comunidad Los horneros planteándonos como:

Problema

Insuficiente cultura ambiental que poseen los pobladores de la comunidad Los Horneros que imposibilita la identificación y actuación sobre los problemas ambientales que afectan su calidad de vida.

Hipótesis

Si se establece una estrategia de capacitación sustentada en los principios ambientalistas, entonces los pobladores participarían en el mejoramiento de la problemática ambiental de la comunidad.

Objetivo General

Elevar el conocimiento ambientalista de los pobladores de la comunidad montañosa Los horneros a través de la capacitación.

II. REVISION BIBLIOGRAFICA

2.1 Educación Ambiental

En su desenvolvimiento teórico y su implementación práctica, la educación ambiental tiene ya una larga trayectoria.

La Educación Ambiental es un proceso educativo permanente encaminado a preparar al hombre para la vida, enseñarlo a utilizar racionalmente los recursos, satisfaciendo las necesidades actuales y preservando condiciones favorables para las futuras generaciones. (Balmaceda, 2004).

Previamente ha quedado planteado el carácter estratégico que la educación ambiental tiene en el proceso hacia el desarrollo sostenible. Sin embargo, es evidente que la acción educativa, por sí sola, no es suficiente para responder al reto ambiental. "Para contribuir con eficacia a mejorar el medio ambiente, la acción de la educación debe vincularse con la legislación, las políticas, las medidas de control y las decisiones que los gobiernos adopten en relación al medio ambiente humano". (UNESCO), citado por Martínez Huerta (2007)

La Ley 81 cubana de 1997 define la educación ambiental como un proceso continuo y permanente que constituye una dimensión de la educación integral de todos los ciudadanos orientada a que en la adquisición de conocimientos, desarrollo de hábitos, habilidades, capacidades y actitudes, y en la formación de valores se armonicen las relaciones entre los seres humanos y de ellos con el resto de la sociedad y la naturaleza, para propiciar la orientación de los procesos económicos, sociales y culturales hacia el desarrollo sostenible preservando condiciones favorables para las futuras generaciones.

Una de las medidas que todo el mundo invoca, como panacea, para cambiar el comportamiento humano es la educación. Hoy, en día, la educación ambiental; ya que la otra, la integral, o educación al uso no parece haber funcionado, tampoco, en este sentido. Si bien, ésta por su carácter integral debería de implicar aquella, la ambiental, así como la correspondiente al resto de los ámbitos educables del ser humano, Porque ¿cómo puede considerarse integral una educación que no atiende al ser humano completo? Es más, ¿cómo puede darse una educación general y básica si no es una educación para la vida? Y ésta no es sino educación ambiental, según ha definido en otro lugar  (Martín-Morelo, 1995).

No obstante parece que algo hay de cierto en que las supuestas medidas educativas, si se aplicaran, supondrían cambios importantes en el comportamiento humano para con el medio ambiente. Hay quien llega a entender que la educación es "la clave de la calidad de los recursos humanos (King Schneider, 1992), también, parece cierto que la educación ambiental no se desarrollará a corto plazo, porque entraña un cambio profundo de valores, que chocan frontalmente con la cultura del consumismo, exclamando coherencia entre aquellos  y su puesta en práctica.

Según Valdés (1997), la educación ambiental, como proceso educativo para cada individuo, las familias, las comunidades, la sociedad y el Estado debe reorientarse para contribuir al logro del desarrollo sostenible mundial. La educación ambiental es un excelente proceso que, satisfactoriamente enfocado, programado, ejecutado y evaluado en los distintos grupos y sectores de nuestras sociedades, puede renovar y estimular los procesos políticos, económicos, sociales y culturales de nuestros países para contribuir a minimizar la pobreza, el analfabetismo, la falta de educación, carencia de servicios de salud y otros problemas globales contemporáneos, incluyendo los problemas del medio ambiente mundial.

Al respecto, se evidencia que se necesita hoy más que nunca una voluntad e interés de una política por los Gobiernos y los Estados que logre priorizar el desarrollo de la Triada: protección del medio ambiente, desarrollo sostenible y educación ambiental como parte de la vida política, económica, social e histórica-cultural de cada nación, para elevar la calidad de vida y el bienestar del desarrollo humano.

En este sentido, el Gobierno y el Estado cubanos asumen una posición de principios, y se encuentran trabajando sostenidamente por lograr un desarrollo económico sostenido y ambientalmente sustentable, el que demanda en enfoque global y multifacético que tome en consideración la aguda crisis económica de los países en desarrollo. Además, se necesita materializar en la práctica que los recursos financieros, tecnológicos, científico-técnicos, deben provenir de los países desarrollados, sobre la base de su mayor responsabilidad en el proceso de degradación global ambiental.

Hicks (1982), plantea que la educación ambiental no es una materia placentera, pues implica tópicos controvertidos. El propósito mismo de la educación ambiental no puede conseguir su función si no inca el diente a tópicos calientes política e ideológicamente. La educación ambiental efectiva no es una materia simpática. Entraña conflicto, controversia e incertidumbre en sus propios huesos.

El cometido de la educación ambiental queda implícito en el propio concepto que con palmaria claridad emana de la Estrategia Internacional de Educación Ambiental (ISEE-1987)

2.1.2 Objetivos de la educación ambiental. (Definidos en el Seminario Internacional de Educación Ambiental de Belgrado. 1975)

  • 1. Conciencia: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que adquieran mayor sensibilidad y conciencia del medio ambiente en general y de los problemas conexos.

  • 2. Conocimientos: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir una comprensión básica del medio ambiente en su totalidad, de los problemas conexos y de la presencia y función de la humanidad en él, lo que entraña una responsabilidad crítica.

  • 3. Actitudes: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir valores sociales y un profundo interés por el medio ambiente que los impulse a participar activamente en su protección y mejoramiento.

  • 4. Aptitudes: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a adquirir las aptitudes necesarias para resolver los problema ambientales.

  • 5. Capacidad de evaluación: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a evaluar las medidas y los programas de educación ambiental en función de los factores ecológicos, políticos, económicos, sociales, estéticos y educacionales.

  • 6. Participación: Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que desarrollen su sentido de responsabilidad y a que tomen conciencia de la urgente necesidad de prestar atención a los problemas del medio ambiente, para asegurar que se adopten medidas adecuadas al respecto.

 Estos objetivos implican que la educación es, sustantivamente, educación, que cifra su énfasis en la necesidad hoy perentoria de utilizar los recursos medioambientales con racionalidad,  justicia y sabiduría con vista a proteger la vida en el planeta. Los objetivos de la educación ambiental no se pueden definir sin tener en cuenta la realidad ecológica, social y económica de la comunidad en la que se pretenden conseguir.

Para adecuar los objetivos a los grupos y a los individuos hay que tener en cuenta los medios con vista a la percepción y comprensión de los factores biológicos, físicos, sociales, económicos y culturales que interactúan en el espacio conformando el medio.

Los propios objetivos de la educación ambiental no se pueden entender sin la adecuada comprensión de la problemática medioambiental en su compleja gama de interdependencias globales; pues aquellos han de enfocarla. Más la educación ambiental, que cualquier actividad que se precie de ser educativa, habrá de tener en cuenta el contexto concreto  (bio-psico-socio-cultural) así como las características que conforman el medio físico en el espacio y tiempo en que se produce. (Martín, 1995)

2.2 El desarrollo de la educación ambiental.

Dentro de las múltiples medidas que se han adoptado internacionalmente para salvar nuestro hábitat, se encuentra el desarrollar la educación ambiental en niños, jóvenes y población en general, la cual reviste particular importancia, porque se plantea que constituirá la plataforma que hará posible la efectividad de cualquier esfuerzo en el cuidado y protección del medio ambiente. (Suárez et al. 2007).

En la Cumbre de la Tierra realizada en Río de Janeiro, Brasil, (1992) se emitieron varios documentos, entre los cuales es importante destacar la Agenda 21 la que contiene una serie de tareas a realizar hasta el siglo XXI. En la Agenda se dedica un capítulo, el 36, al fomento de la educación, capacitación, y la toma de conciencia; establece tres áreas de programas: La reorientación de la educación hacia el desarrollo sostenible, el aumento de la conciencia del público, y el fomento a la capacitación.

Paralelamente a la Cumbre de la Tierra, se realizó el Foro Global Ciudadano de Río 92. En este Foro se aprobaron 33 tratados; uno de ellos lleva por título Tratado de Educación Ambiental hacia Sociedades Sustentables y de Responsabilidad Global el cual parte de señalar a la Educación Ambiental como un acto para la transformación social, no neutro sino político, contempla a la educación como un proceso de aprendizaje permanente.

En Cuba, se aprobaron en 1997, la Ley 81 Marco del Medio Ambiente, La Estrategia Nacional Ambiental (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, 1997). y la Estrategia de Educación Ambiental las cuales constituyen una plataforma que sustenta la preparación de la sociedad para enfrentar los complejos procesos de desarrollo del país para este milenio.

Tomando como elemento básico para la gestión ambiental comunitaria, el principio de que "Los problemas Globales se generan a partir de la suma de todos los problemas locales" se infiere entonces que la solución de los problemas ambientales, ya sean de carácter mundial, regional o territorial, comienzan con las soluciones locales y en la que está presente de manera protagónica la acción comunitaria. (Estrategia Ambiental, 1997)

Pero para lograr un accionar eficiente de los actores comunitarios es necesario que se produzcan cambios de mentalidad y se creen patrones de conductas sostenibles, de manera que las personas sean más conscientes de los efectos del medio ambiente sobre su bienestar general, (lo cual se complementa en lo natural, espiritual, cultural, valores morales etc.) así como que puedan valorar no solamente los aspectos ecológicos, sino desarrollar habilidades de pensar crítica y creativamente para evaluar las causas de la degradación ambiental y contribuir a la construcción de una realidad más integrada, un conocimiento más comprensivo, donde se garantice el deber del hombre con el medio, los demás hombres y con él mismo. (Estrategia Ambiental, 1997)

La educación ambiental debe priorizarse dentro de este contexto como generalizadora de un sistema de valores morales encaminados a proteger el medio, tanto natural como cultural y lograr un ambiente sano, y una calidad de vida digna, saludable, feliz y de respeto hacia el resto de las especies vivas, posibilitando su desarrollo ya que no es concebible una conducta humana que destruya la naturaleza, porque a partir de esta destrucción se está también destruyendo el propio hombre.

La Educación es de importancia crítica para promover el Desarrollo Sostenible y aumentar la capacidad de las poblaciones para abordar cuestiones ambientales y de desarrollo.Para ser eficaz, la educación en materia de medio ambiente y desarrollo debe ocuparse de la dinámica del medio físico y biológico, y del medio socioeconómico y el desarrollo humano ( que podría comprender el desarrollo espiritual ), integrarse a todas las disciplinas y utilizar métodos académicos y no académicos y medios efectivos de comunicación. (Agenda 21).

Este proceso educativo comunitario debe conducir también a fortalecer los sentimientos de la identidad cultural cubana, a través del cuidado de nuestro patrimonio, de nuestros recursos y de nuestra soberanía.

El trabajo educativo comunitario debe caracterizarse por el respeto a la diversidad de tradiciones culturales, y de su autonomía traducido en la determinación de sus propias necesidades y de la forma de solucionar sus problemas.

De singular importancia resulta la introducción de la dimensión ambiental en la formación de niños y jóvenes, los que en una inmensa mayoría están vinculados a la escuela, y de cuya formación depende su actuación en el futuro.

Es por eso que tanto en las escuelas como en las universidades se deberá trabajar por introducir y perfeccionar la dimensión ambiental en los procesos educativos, a partir del establecimiento de las necesidades que plantea la problemática ambiental nacional, en correspondencia con los principales planes de desarrollo económico social del país, promoviendo la incorporación de un sistema de conocimientos, hábitos, habilidades comportamientos y valores, coherente con estas necesidades y mediante la cooperación de los colectivos pedagógicos de todas las disciplinas, por grado y años de las carreras.

2.3 Educación ambiental para el desarrollo sostenible.

La educación ambiental se considera un modelo teórico, metodológico y práctico que trasciende el sistema educativo tradicional y alcanza la concepción de medio ambiente y de desarrollo.

Exige de una concepción integral sobre los procesos ambientales y de desarrollo; se concibe la educación ambiental como una educación para el desarrollo sostenible, que se expresa y se planifica a través de la introducción de la dimensión ambiental en los procesos educativos.

Tenemos que construir una Educación Ambiental adecuada a nuestro contexto, a nuestras condiciones concretas, que se base en las potencialidades únicas que ofrece nuestro modelo socioeconómico, y en el carácter avanzado de nuestro sistema educativo, para contribuir a alcanzar en el menor plazo posible niveles de desarrollo sostenibles.

Nuestras instituciones científico-recreativas, tales como museos, jardines botánicos, acuarios, parques zoológicos, entre otras, exhiben una larga experiencia en el desarrollo de programas educativos dirigidos a niños, jóvenes y población en general sobre el conocimiento y protección de la flora y la fauna, el patrimonio cultural, y otros elementos importantes del medio ambiente.

Se ha distinguido la labor de maestros y profesores en el desarrollo de una intensa actividad extradocente y extraescolar, vinculada al conocimiento y protección de la Naturaleza, como continuadores de la obra de maestros cubanos desde el siglo pasado, de los que fue su máximo exponente nuestro Héroe Nacional José Martí y que nos legaron una ética muy arraigada de respeto y protección de la naturaleza.

Por otro lado, también es parte de la política educacional cubana el desarrollo de fuertes vínculos de la escuela/universidad con la comunidad, lo que contribuye a educar a los niños y jóvenes en el respeto a sus mayores, en el cuidado de la propiedad social, y la protección de la naturaleza.

En el ámbito de la educación formal, desde hace varios años se han venido introduciendo institucionalmente elementos relacionados con el medio ambiente en programas de asignaturas de diferentes niveles, sobre todo en aquellas cuyo objeto de estudio están vinculados a los sistemas naturales, y con mayor énfasis en el nivel primario.

En la Educación Superior también se vienen haciendo esfuerzos, sobre todo en las carreras cuyos perfiles están vinculados a los recursos naturales, y en particular en algunos centros de formación de docentes y se han obtenido significativos resultados en la investigación vinculada a la solución de problemas ambientales.

En el ámbito de la Educación Informal se hacen esfuerzos por sistematizar la transmisión de mensajes que contribuyan a estimular el cuidado y protección del medio ambiente y a establecer relaciones humanas armónicas en el barrio y la comunidad, a través de los sistemas de información y divulgación.

Si bien han sido importantes estos logros, es importante también reconocer que todavía no se han explotado todas las potencialidades y que es preciso ampliar mucho más el espectro temático del contenido de la educación ambiental, a partir de reformulaciones conceptuales y metodológicas que nos coloquen a la altura del grado de avance de nuestro sistema educacional en el resto de las esferas.

III. Estrategia Ambiental Provincial / Granma / 2006-2010

3.1 Caracterización de los principales problemas ambientales territoriales diagnosticados.

Los principales problemas que deben ser priorizados en la formulación de una estrategia nacional los siguientes:

- La ausencia de un accionar coherente y sistemático que integre los esfuerzos institucionales nacionales tanto gubernamentales como de las organizaciones de masas y otras no gubernamentales.

- La ausencia de conocimientos y de una conciencia ambiental de los tomadores de decisiones, sobre la interdependencia entre sus decisiones/acciones y los procesos naturales, socioeconómicos y culturales, y su impacto sobre los procesos de desarrollo y la calidad de vida de la población.

- Una insuficiente preparación teórica y práctica desde el punto de vista pedagógico y científico-técnico para acometer la introducción de la dimensión ambiental en los procesos educativos y de la dimensión educativa en los procesos de desarrollo, con una concepción de interdependencia medio ambiente-desarrollo y por consiguiente con un carácter interdisciplinario.

- Un insuficiente tratamiento de la problemática ambiental en los planes de estudio de los distintos tipos y niveles de la educación, reducido en lo fundamental al estudio de la naturaleza y de los recursos naturales desvinculados de los procesos sociales y de desarrollo.

- La ausencia en unos casos y en otros, del suficiente y adecuado tratamiento de la problemática ambiental con un carácter integral por parte de la mayoría de las instituciones científico- culturales-recreativas, así como por instituciones gubernamentales y no gubernamentales dirigido al gran público en general, así como a grupos sociales específicos y en particular a las comunidades.

- Una escasa disponibilidad y acceso a la información especializada en general y en particular la pedagógica.

- La insuficiente divulgación ambiental desarrollada por los medios masivos de comunicación, dados por la escasez de espacios dedicados a la problemática medio ambiente-desarrollo, así como por la ausencia de la incorporación de la dimensión ambiental al resto de la programación. Asimismo es frecuente un inadecuado tratamiento desde el punto de vista conceptual y técnico de la información.

A partir de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en 1992, en que quedaron definidos nuevas metas y nuevos elementos conceptuales, se ha llevado adelante en nuestro país un proceso de adecuación de la política nacional de medio ambiente, a partir de modificaciones de nuestra Constitución y materializado en un reordenamiento de la estructura institucional del Estado con el objetivo de fortalecer su capacidad, en función del tránsito hacia niveles de desarrollo sostenibles.

Este proceso, del que ha formado parte la elaboración de la nueva Ley Marco sobre Medio Ambiente y de la Estrategia Nacional Ambiental, constituye un elemento medular en la política de reformulación de las acciones nacionales en esta esfera y como una consecuencia lógica se complementa ahora con la Estrategia Nacional de Educación Ambiental, como elemento consustantivo a esta política y como el instrumento clave que contribuirá a la reorientación de la Educación hacia el Desarrollo Sostenible.

3.1.2 Principales Problemas Ambientales de la Provincia que coinciden con los del País.

La provincia de Granma enmarca los mayores niveles de contaminación por concepto de residuales líquidos, sólidos y gases tóxicos, emanados sin depuración alguna en cuatro grupos significativos:

  • 1 La degradación de los suelos.

  • 2 El deterioro del saneamiento y las condiciones de vida en los asentamientos humanos.

  • 3 La contaminación de las aguas terrestres y marinas.

  • 4 La deforestación.

  • 5 La pérdida de la diversidad biológica.

  • 6 La contaminación atmosférica.

  • 7 La carencia de agua.

El manejo racional de los recursos naturales, y las prácticas de políticas de equidad y justicia social, son responsabilidades históricas que tiene la humanidad en su vínculo con el medio ambiente al que pertenece.

Grupo 1: Residuales Agropecuarios

Grupo 2: Residuales Domésticos

Grupo 3: Residuales industriales

Grupo 4: Desechos sólidos

En Granma predominan ecosistemas muy frágiles y vulnerables, entre los que se encuentran: el área montañosa de la Sierra Maestra, la llanura de la Cuenca del Cauto, zonas costeras, sistema de manglares y arrecifes coralinos, donde se manifiestan diversos procesos antrópicos. Entre las causas principales que han provocado la pérdida de diversidad biológica en nuestra provincia se encuentran:

. Empleo de prácticas inadecuadas en ecosistemas frágiles como en el humedal Delta del Cauto, (área de la Camaronicultura), la propia Cuenca del Cauto, y en la Sierra Maestra.

. Cambio del uso del suelo.

. Empleo de prácticas inadecuadas de pesca, cosecha y preparación de los suelos para la agricultura.

. Sobreexplotación de los recursos pesqueros.

. Presencia de actividades ilícitas como la caza y la pesca furtivas, así como el comercio de especies amenazadas y otros recursos de la naturaleza.

. La degradación y contaminación del suelo, las aguas y la atmósfera.

. La introducción de especies exóticas de la flora y la fauna que sustituyen o afectan el funcionamiento de los ecosistemas y especies nativas.

. El cambio climático, con la consecuente agudización de los períodos de seca.

. Los incendios forestales.

. Carencia de indicadores efectivos y de los procesos e instrumentos de monitoreo necesarios para su desarrollo e implementación.

. No se dispone en muchos casos de líneas base adecuadas para la determinación de las tendencias de la pérdida de diversidad biológica y la recuperación que se logre mediante la aplicación de las medidas pertinentes.

. Vacíos notables en el conocimiento de importantes grupos taxonómicos, especialmente de nuestra fauna, así como de los microorganismos; con la consecuente incapacidad para la toma de medidas necesarias para su conservación y uso sostenible.

. Mecanismos insuficientes para el otorgamiento de los permisos que autorizan los usos de especies de protección especial y especies exóticas.

. No todas las especies de la flora y fauna silvestre que son objeto de uso, cuentan con planes de manejo y estudios que avalen su uso sostenible.

. Lentitud en el proceso de aprobación por las instancias nacionales, de las áreas protegidas propuestas.

3.2 Misión de la Estrategia Ambiental

"Establecer los principios generales en los que se basa el quehacer ambiental dentro del territorio granmense, caracterizar los principales problemas ambientales presentes en éste y proponer las vías e instrumentos para su prevención, solución o mitigación, con vista a mejorar la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales así como alcanzar las metas de un desarrollo económico y social sostenible"

3.3 Visión:

La provincia de Granma se convierte en uno de los territorios del país que logra avanzar más notablemente en la solución de sus principales problemas ambientales identificados, propiciándose de esta forma un significativo acceso a más altos niveles de sostenibilidad en su desarrollo socioeconómico.

Políticas:

. Considerar como objetivo estratégico la atención integral a las necesidades materiales, espirituales, culturales y ambientales del ser humano.

. Potenciar la gestión ambiental destinada a encontrar aquellas soluciones más efectivas a los problemas existentes y desarrollar acciones preventivas que eviten el surgimiento de otros nuevos.

. Fortalecer la dimensión ambiental en la toma de decisiones y en las políticas, programas y planes de desarrollo económico y social en el nivel sectorial, territorial y local.

. Aplicar consecuentemente el concepto de uso sostenible de los recursos naturales renovables, asegurando la utilización de sólo aquella parte que no ponga en peligro la capacidad de restauración natural de éstos y el limitado poder de asimilación de desechos del ambiente.

. Aplicar consecuentemente el concepto de uso sostenible de los recursos no renovables.

. Concentrar esfuerzos en los principales problemas ambientales en el territorio y en zonas con mayor deterioro ambiental.

. Propiciar la necesaria coordinación, voluntad y determinación del Gobierno y el Partido, así como de una cooperación intersectorial en la solución de los problemas identificados.

. Dar solución a los problemas ambientales partiendo de una proyección de la Ciencia y la Tecnología del territorio hacia estos problemas.

. Propiciar la formación de una conciencia ambiental en la población, en decisores y técnicos de diferentes ramas de la economía.

3.4 Objetivos de la presente estrategia:

1. Realizar un diagnóstico de la situación ambiental que presenta la provincia de Granma, identificando los principales problemas que le afectan, así como sus tendencias hasta el año 2010, teniendo en cuenta los escenarios que se puedan presentar al finalizar el horizonte temporal previsto.

2. Delinear las acciones estratégicas y táctico - operativas necesarias para posibilitar la preservación del medio ambiente territorial, la solución o mitigación de los principales problemas que le afectan y la efectiva puesta en práctica de los instrumentos establecidos para ejercer la política y gestión ambientales en la provincia.

Para desarrollar una proyección estratégica más objetiva y con mayores probabilidades de éxito, es conveniente tener en cuenta los elementos prospectivos del sector de que se trate.

Para poder materializar de manera efectiva los objetivos, metas y acciones que se proponen en la presente estrategia ambiental territorial, es necesario tener en cuenta el siguiente Escenario Probable:

"Se mantienen e incluso empeoran en muchas regiones del mundo, las amenazas al medio ambiente, en el marco del fortalecimiento de los procesos globalizadores y de la degradación y escasez de recursos naturales.

Se mantienen los patrones inadecuados de producción y consumo en el mundo capitalista desarrollado, reflejados entre otros aspectos en los procesos de industrialización.

Las principales fuentes de financiamiento para enfrentar los anteriores desafíos provienen principalmente de fondos nacionales o derivados de convenios con ONGS y con el sistema de la ONU.

Los fenómenos naturales y desastres se suceden cada vez con mayor frecuencia a nivel planetario y Cuba no escapa como archipiélago vulnerable a dichos eventos. Lo anterior se ve reflejado en ciclos prolongados de sequía, mezclados con períodos de lluvias torrenciales y ciclones tropicales cada vez más intensos y repetitivos.

El fenómeno de la sequía incide negativamente sobre los suelos y reservas de agua subterránea y provoca síntomas de procesos de desertificación en diversas zonas del país, sobre todo en la parte oriental.

Cuba fortalece sus principios de desarrollo sostenible y su capacidad de enfrentamiento a los retos que entrañan las amenazas al planeta, para lo cual se basa esencialmente en las ventajas del sistema social y económico socialista."

3.5 Oportunidades y amenazas

Existen Factores del entorno que constituyen Oportunidades que deben aprovecharse y Amenazas que deben ser tenidas en cuenta para neutralizarlas al máximo posible.

Entre las principales Oportunidades se encuentran:

  • 1 Existencia de un grupo importante de instituciones, empresas y organismos que poseen especialistas y demás personal altamente preparado en las disciplinas vinculadas al Medio Ambiente.

  • 2 Fortalecimiento gradual de la toma de conciencia sobre la necesidad del cuidado del medio ambiente, puesto de manifiesto en directivos, trabajadores y pueblo en general.

  • 3 Amplio proceso de transformaciones socioeconómicas en el territorio, aparejado a un fuerte proceso inversionista, que pone a prueba la capacidad de gestión ambiental de entidades y organismos.

  • 4 Exigencia estatal para la aplicación consecuente de lo dispuesto en la legislación ambiental general, sectorial y/o territorial.

Las principales Amenazas existentes son las siguientes:

  • 1 Difícil situación económica por la que atraviesa el país, agravada por los efectos de la guerra económica que nos impone el imperialismo yanqui.

  • 2 Maridaje de la Unión Europea con los intereses imperiales de EE.UU. ha provocado la ruptura de históricas relaciones de cooperación e intercambio beneficioso.

  • 3 Falta cultura en el sistema empresarial en cuanto a la aplicación de sistemas de gestión de calidad, incluyendo lo concerniente a las ISO 14000.

  • 4 Aún se observan violaciones en el cuidado del medio ambiente por parte de entidades estatales y ciudadanos.

Atendiendo a los factores claves – tanto propios del sistema ambiental territorial como del entorno que rodea a este último y realizando un análisis situacional, se avizora el siguiente Problema Estratégico General:

"Si sobre el territorio de la provincia continúa incidiendo la difícil situación económica antes mencionada, no podremos aprovechar convenientemente la existencia de un grupo importante de instituciones, empresas y organismos que poseen especialistas y demás personal altamente preparado en las disciplinas vinculadas al Medio Ambiente; el fortalecimiento gradual de la toma de conciencia sobre la necesidad del cuidado del medio ambiente, puesto de manifiesto en directivos, trabajadores y pueblo en general; el amplio proceso de transformaciones socioeconómicas en el territorio; así como la exigencia estatal para la aplicación consecuente de lo dispuesto en la legislación ambiental general, sectorial y/o territorial".

IV. La dimensión ambiental en la educación

4.1 La dimensión ambiental en la educación formal

1.- Introducir la dimensión ambiental con un carácter interdisciplinario en los planes de estudio, programas, libros de texto del Sistema Nacional de Educación.

2.- Introducir la dimensión ambiental con un carácter interdisciplinario, en los modelos del profesional, planes de estudio en sus componentes académico, laboral e investigativo, así como en los Planes de Ciencia y Técnica del Sistema Nacional de Educación Superior.

3.- Promover la introducción de la dimensión ambiental en los Programas de Educación de Postgrado.

4.- Organizar programas de postgrado sobre medio ambiente y desarrollo y educación ambiental.

5.- Introducir la dimensión ambiental en la actividad extradocente, extraescolar y de extensión universitaria.

6.- Introducir la dimensión ambiental en los planes de superación de los profesores, incluyendo la organización de cursos básicos de educación ambiental dirigidos a todos los tipos y niveles de la educación en el país

7.- Introducción de la dimensión ambiental en las actividades que vinculan la escuela con la comunidad

8.- Facilitar el flujo de información sobre la problemática ambiental como elemento básico para los procesos de introducción de la dimensión ambiental.

9.- Incorporar la investigación pedagógica de la educación ambiental en los planes de ciencia y técnica de la educación superior.

4.2 La dimensión ambiental en la educación no formal

1.- Promover la introducción de la dimensión ambiental en la actividad de los centros científico-recreativos y científico-culturales.

2.- Promover la introducción de la educación ambiental en la gestión de las instituciones y centros especializados vinculados a la promoción de la cultura, el deporte y la recreación.

3.- Desarrollar programas y proyectos educativos comunitarios, orientados a contribuir a la promoción de modos de vida sanos y relaciones de convivencia armónicas entre las personas y con su entorno natural, histórico-cultural y construido en general.

4.- Promover programas y proyectos comunitarios dirigidos a capacitar a las comunidades para participar de forma efectiva en la solución de sus problemas de forma autóctona y autogestionada.

5.- Promover la vinculación de las comunidades a actividades docentes, científicas y culturales que contribuyan a elevar su calidad de vida.

6.- Promover el intercambio entre líderes comunitarios de organizaciones gubernamentales, políticas y de masa y otras no gubernamentales, para contribuir a fortalecer la capacidad de participación de sus organismos y organizaciones en la solución de problemas locales.

7.- Promover por los organismos e instituciones gubernamentales, las organizaciones políticas y de masa y otras organizaciones no gubernamentales, promoverán proyectos comunitarios y programas educativos y divulgativos que contribuyan a la vinculación del medio ambiente con el desarrollo desde la perspectiva de su sector.

4.3 La dimensión ambiental en los procesos de comunicación y divulgación

Existen diferentes vías que pueden brindar información específica sobre la Educación Ambiental, como las que ofrecen los medios de comunicación social, es indiscutible que la comunicación personal resulta fundamental, ya que los canales interpersonales tienen mayor nivel de credibilidad y, por ello, influyen más directamente sobre el pensamiento de los destinatarios. Balmaceda (2004)

1.- Promover la introducción de la dimensión ambiental en la programación de los medios de comunicación masiva, orientada al desarrollo de valores y cambios de comportamientos que favorezcan el tránsito hacia el desarrollo sostenible.

2.- Promover el establecimiento de espacios de radio, televisión y cine y de la prensa plana para abordar la problemática y la política ambiental nacional y local, y estimular el nivel de compromiso social con las soluciones.

3.- Organizar eventos y talleres para el intercambio de experiencias y la búsqueda de soluciones alternativas entre los profesionales y los tomadores de decisiones de los medios tanto a nivel local y nacional.

4.- Promover la introducción de la dimensión ambiental en los planes de divulgación y propaganda de los órganos y organismos gubernamentales, de las organizaciones políticas y de masas y demás organizaciones no gubernamentales, así como la organización de jornadas para estimular la participación en la solución de los problemas priorizados.

V. PRINCIPIOS EN QUE SE SUSTENTA EL TRABAJO AMBIENTAL

1. Coadyuvar al desarrollo económico y social sobre bases sostenibles.

2. Concentración de los esfuerzos en los principales problemas ambientales del país, sin descuidar los problemas locales y sus prioridades.

3. Perfeccionar los mecanismos económico-financieros que permitan enfrentar los principales problemas ambientales actuales y las necesidades del desarrollo.

4. Concertación de las acciones en torno al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en su calidad de rector de la política ambiental.

5. Participación activa de todos los actores sociales, tanto en el nivel central como local, sobre la base de una acción coordinada, fundada en la cooperación y la corresponsabilidad.

6. Proyección de la ciencia y la tecnología cubana en función de contribuir a la solución de los principales problemas ambientales.

7. Desarrollo de una innovación tecnológica ambientalmente segura, que contribuya además, a la competitividad internacional de nuestros productos.

8. Formación de una conciencia ambiental, que profundice en las acciones de educación, divulgación e información ambiental.

9. Perfeccionamiento de la legislación ambiental y el logro de su cumplimiento real, eficaz y sistemático; incluyendo los regímenes de responsabilidad administrativa, civil y penal.

10. Perfeccionamiento y desarrollo de nuevos instrumentos de gestión ambiental.

11. Sustentar el trabajo ambiental sobre la base de la concertación, la cooperación y la coordinación entre las autoridades ambientales y los diferentes organismos sus uniones de empresas y empresas en los territorios.

12. Desarrollo de una activa política ambiental internacional, y procurar niveles efectivos de cooperación y de concertación de las acciones.

VI. Legislación ambiental.

6.1 Objetivo específico:

. Profundizar en la aplicación de la Ley, a fin de proseguir en la consolidación de un ordenamiento legal ambiental eficiente y eficaz, como objetivo estratégico esencial en el desempeño de la gestión ambiental.

Meta:

1. Se conocen y emplean, por parte de nuestra ciudadanía, los instrumentos legales con los que cuenta el país para proteger el medio ambiente

Principales Acciones:

. Participar en el completamiento del marco jurídico ambiental, fundamentalmente en aquellas áreas en que se identifican vacíos.

. Trabajar sistemáticamente con el conjunto de normas técnicas ambientales del país, introduciendo enfoques preventivos.

. Incrementar la divulgación y uso de los instrumentos legales con los que cuenta el país para proteger el medio ambiente

. Aplicar el proceso de armonización entre la legislación ambiental y el resto de las esferas del ordenamiento jurídico.

VII. Licencia ambiental.

7.1 Objetivo específico:

. Utilizar las disposiciones jurídicas para el otorgamiento de las licencias y establecer

Procedimientos ágiles y efectivos para la emisión y control de las mismas.

Metas:

1. Se logra la sinergia entre las diferentes licencias ambientales que se otorgan para una misma actividad.

2. Se controlan todos los requisitos impuestos en las licencias ambientales otorgadas.

Principales Acciones:

. Armonizar y lograr la sinergia entre las diferentes licencias ambientales que se otorgan para una misma actividad.

. Controlar todos los requisitos impuestos en las licencias ambientales otorgadas.

Principales aportes que se esperan

  • Con este trabajo se pretende elevar la conciencia ambiental y disciplina que garantice la conservación del medio ambiente en los montañeses de la comunidad Los Horneros.

BIBLIOGRAFIAS

  • 1. Al Gore (1993): La Tierra en juego: Barcelona: Emecé.

  • 2. Balmaseda Meneses, María de Jesús (2004). La interpretación ambiental patrimonial en el entorno escolar: una alternativa para la educación ambiental no escolarizada y comunitaria. En Curso Pre-evento Internacional de Educación ambiental, ISP Félix Varela».Santa Clara. 2004.

  • 3. Castro Ruz, Fidel (1992). Discurso pronunciado en Río de Janeiro por el Comandante en Jefe en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. (Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado).

  • 4. Cumbre de la Tierra. Río de Janeiro, Brasil, (1992), Agenda 21.

  • 5. Espinosa Llorens, Ma. del Carmen. Crisis ambiental, Sociedad y Educación. En Ecología y Sociedad. Edit. C.E.N.I.C. Ciudad Habana 1996.

  • 6. Estocolmo, 5 al 16 de junio de 1972. Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente.

  • 7. Estrategia ambiental Nacional. Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente., CITMA. 1997.

  • 8. Estrategia Ambiental Provincial / Granma / 2006-2010.

  • 9. FAO. Alianza para las Montañas Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (26 de agosto - 4 de septiembre de 2002, Johannesburgo, Sudáfrica) respecto a las montañas, y un significativo producto del Año Internacional de las Montañas (2002).

  • 10. Gaceta Oficial de la República de Cuba. Ley 81 del Medio Ambiente. No. 7, 11 de Julio, 1997. Pág. 47 – 68.

  • 10. Hicks, D. (1982). Teaching World Studies. London: Logman.

  • 11. King, A y Schneider, B. (1992): "La primera revolución global". Informe del Consejo al Club de Roma. Barcelona: círculo de lectores.

  • 12. Leiva Reyes, Osvaldo. (s/f). La educación ambiental y calidad de vida del hombre de montaña. Junio 2008 disponible en http://bibliotecavirtual.clacso. org.ar/ar/libros/lasa98/LeivaReyes.pdf.

  • 13. Martín Morelo, F.(1995): "Educación ambiental a la acción". Conferencia en arenas de S. Pedro (inédita).

14.Martínez Huerta, José Félix (2007. Fundamentos de la Educación Ambiental. Consultado junio/2008. Disponible en http://www.unescoeh.org/ ext/manual/html/fundamentos.html

  • 15. Normativa jurídica y técnica en materia de protección del medio ambiente vigente en el país. Legislación Ambiental Principal. Artículos 11 y 27 de la Constitución de la República de Cuba y Ley 81/97 Ley del Medio Ambiente.

  • 16. Schinner, B. F. (1973): Más allá de la libertad y la Dignidad. Barcelona: Fontanella.

  • 17. Suárez et.al., 2007. Revista Futuros No. 17, 2007 Vol. V. Consultado junio 2008. Disponible en http://www.revistafuturos.info.

  • 18.  Valdés. V, Orestes (1997). La educación ambiental colabora en el respeto de la biodiversidad y las áreas protegidas. Monografias.com S.A.

 

 

Autora:

Tania Lambert García

Universidad de Granma, Bayamo, Granma, Cuba


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.