Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estudio de las fobias humanas y su relevancia en la sociedad actual (página 3)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


El sistema nerviosos autónomo regula la actividad de los músculos lisos, del corazón y de algunas glándulas. Casi todos los tejidos del cuerpo están inervados por fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo, distinguiéndose dos tipos de fibras: las viscerosensitivas (aferentes) y las visceromotoras y secretoras (eferentes). Las neuronas de las fibras sensitivas se reúnen en los ganglios espinales, mientras que las fibras eferentes forman grupos esparcidos por todo el cuerpo, en los llamados ganglios autonómicos. Estos ganglios dividen las vías nerviosas en dos secciones denominadas pre-gangliónicas y post-ganglionicas, siendo diferentes las fibras que constituyen dichas vías. Las fibras pregangliónicas son fibras mielinizadas, mientras que las fibras postgangliónicas son amielínicas.

La función del sistema nervioso autónomo es la regular la función de los órganos, según cambian las condiciones medioambientales. Para ello, dispone de dos mecanismos antagónicos, el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático

El sistema nervioso simpático es estimulado por el ejercicio físico ocasionando un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca, dilatación de las pupilas, aumento de la respiración y erizamiento de los cabellos. Al mismo tiempo, se reduce la actividad peristáltica y la secreción de las glándulas intestinales. El sistema nervioso simpático es el responsable del aumento de la actividad en general del organismo en condiciones de estrés.

Por su parte, el sistema nervioso parasimpático, cuando predomina, reduce la respiración y el ritmo cardiaco, estimula el sistema gastrointestinal incluyendo la defecación y la producción de orina y la regeneración del cuerpo que tiene lugar durante el sueño.

En resumen, el sistema nervioso autónomo consiste en un complejo entramado de fibras nerviosas y ganglios que llegan a todos los órganos que funcionan de forma independiente de la voluntad. En un gran número de casos, los impulsos nerviosos de este sistema no llegan al cerebro, sino que es la médula espinal la que recibe la señal aferente y envía la respuesta.

Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático

SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO

Las fibras preganglionares de la división simpática se originan de los niveles torácico y lumbar de la médula espinal y casi inmediatamente terminan en ganglios situados en la proximidad de la médula espinal. Por lo tanto, en este sistema las fibras pregangliónicas son cortas, mientras que las posgangliónicas que contactan con los órganos son largas. El simpático es especialmente importante durante situaciones de emergencia y se asocia con la respuesta de lucha o huida. Por ejemplo inhibe el tracto digestivo, pero dilata las pupilas, acelera la frecuencia cardiaca, y respiratoria.

SISTEMA NERVIOSO PARASIMPATICO

Está formado por pares craneales incluyendo el nervio vago y fibras originadas de niveles sacros de la médula espinal. Por lo tanto, este sistema frecuentemente se denomina la porción cráneo-sacra del SNA. En la división parasimpática las fibras pregangliónicas son largas y las postgangliónicas son cortas ya que los ganglios están en la proximidad o dentro de los órganos.

El sistema parasimpático está relacionado con todas las respuestas internas asociadas con un estado de relajación, por ejemplo provoca que las pupilas se contraigan, facilita la digestión de los alimentos y disminuye la frecuencia cardiaca.

Referencias:

Azcoaga, J.E. et al., Avances en Neurología, Editorial Científica Interamericana, 1981.

Snell, R., Neuroanatomía Clínica, Editorial Médica Panamericana, 1999.

Leiguarda, R.C. et al., Neurología, Biblioteca de Medicina - Semilogía-Patología-Cínica, Editorial El Ateneo, 1992.

Deutsch S., Deutsch A., Understandig the Nervous System, IEEE Press, New York, pp:394, 1993.

Las Fobias

Ya con una base sólida respecto a los componentes que permiten el correcto funcionamiento del sistema nervioso, ahora nos avocaremos al estudio de las fobias pertenecientes al ser humano, en relación con la anatomía y fisiología del sistema nervioso.

________________________________________________________________________________________

El miedo es un conjunto de sensaciones que se ponen en marcha ante situaciones que suponen una amenaza para nosotros. La reacción de miedo ha sido clave para la supervivencia de los humanos a lo largo de la historia y continua siéndolo. Sentir miedo cuando vemos como un tigre hambriento corre hacia nosotros es adaptativo, nos hace correr y tratar de ponernos a salvo. Si no existiera la reacción de miedo, probablemente la raza humana habría desaparecido hace tiempo.

Pero, ¿en qué consiste la reacción de miedo? Cuando vemos un peligro real que supone una amenaza para nosotros se pone en marcha un mecanismo que prepara al organismo para hacer frente a la situación, es decir, se producen un gran número de cambios corporales que "nos preparan para la acción" como es el aumento de la tasa cardiaca, la respiración, sudoración, contracciones estomacales, etc. Esta reacción pone a nuestra disposición todos los recursos energéticos disponibles para afrontar la situación, escapando o afrontándola.

La Fobia es una forma especial de miedo que no es tan útil para nosotros (no es adaptativa. La reacción de miedo fóbico se diferencia del miedo adaptativo porque:

  • I. Es desproporcionado o no existe una amenaza real

Tener miedo a las palomas, por ejemplo, tiene poco sentido si nos paramos a pensar cuál es el daño real que puede hacernos ese inocente animal (que más bien tendría que ser él quien nos tendría que tener fobia a nosotros) .

  • II. Está fuera de nuestro control voluntario

Por mucho que tratemos de razonarlo, cuando aparece el objeto temido sentimos una reacción de miedo que "no podemos controlar"

  • III. Provoca que tratemos de evitar la situación o el objeto temido o lo soportemos con gran malestar

Seguramente una persona con fobia a las palomas no pisaría la Plaza de Armas por nada del mundo

  • IV. Es desadaptativo

El miedo fóbico, lejos de salvaguardarnos de un horrible peligro, no nos deja disfrutar o suponen un obstáculo en nuestra vida diaria (pensemos en un jugador internacional de fútbol con fobia a volar, o en el ejecutivo que tiene fobia a hablar en público.

  • V. Persiste a lo largo del tiempo

El miedo fóbico no desaparece con el paso del tiempo por aburrimiento, de hecho, suele hacerse cada vez más potente si no se realiza ningún tipo de afrontamiento.

Aunque los miedos y las fobias son bastante comunes en la población general, un alto porcentaje de las personas que los padecen, no suelen buscar ayuda profesional. Desde el punto de vista psicopatológico (observación de las causas y naturaleza de las enfermedades mentales), se debe establecer la distinción conceptual entre el "miedo" y la "fobia".

Mientras el miedo es una perturbación angustiosa del estado de ánimo ante una amenaza concreta, conocida, externa y no originada por un conflicto, el término "fobia se utiliza para denotar reacciones de miedo intensas acompañado de conductas evitativas hacia situaciones (reales o anticipadas) u objetos que no suelen producir daño y a los que la mayoría de las personas pueden enfrentar sin dificultades. En el caso de la fobia, la evitación se produce porque al quedar fuera de contacto con el objeto o situación fóbica, el miedo desaparece y con él la ansiedad.Marks (1969) señaló ciertos requisitos para conceptuar a las fobias, tales como:

Miedo desproporcionado en función del carácter amenazante de la situación, o sea, claramente superior al esperable dadas las circunstancias.

  • Evitación de la situación temida debido al miedo.

  • Conciencia de parte de la persona de la inexistencia de una posible explicación lógica del fenómeno, es decir, del carácter irracional del mismo.

  • Imposibilidad de controlarlas voluntariamente.

  • Causan cierto grado de sufrimiento o malestar.

Para entenderse como tales, se debe tener en cuenta la presencia en la persona de la sensación de miedo y no sólo el componente del escape, ya que aunque no se produzca la evitación propiamente dicha, el simple deseo de hacerlo o de tolerar la situación fóbica a expensas de un alto grado de malestar y ansiedad, es suficiente para hablar de una fobia.AnsiedadLa ansiedad es un estado emocional desagradable que tiene una causa menos clara y a menudo se acompaña de cambios fisiológicos y del comportamiento similar a los causados por el miedo. A causa de estas similitudes, a veces se usan los términos ansiedad y miedo de forma indistinta.

La ansiedad es una respuesta al estrés, como la interrupción de una relación importante o verse expuesto a una situación de desastre con peligro vital. Una teoría sostiene que la ansiedad puede también ser una reacción a unos impulsos reprimidos, agresivos o sexuales, que amenazan con desbordar las defensas psicológicas que normalmente los mantienen bajo control. Por lo tanto, la ansiedad indica la presencia de un conflicto psicológico.

La ansiedad puede aparecer súbitamente, como el pánico, o gradualmente a lo largo de minutos, horas o días. La duración de la ansiedad puede ser muy variable, desde unos pocos segundos hasta varios años. Su intensidad puede ir desde una angustia apenas perceptible hasta un pánico establecido.

La ansiedad actúa como un elemento dentro de un amplio rango de respuestas de acomodo que son esenciales para la supervivencia en un mundo peligroso. Un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones potencialmente peligrosas. En la mayoría de los casos, el nivel de ansiedad de una persona experimenta cambios apropiados e imperceptibles a lo largo de un espectro de estados de conciencia desde el sueño hasta la vigilia, pasando por la ansiedad y el miedo y así sucesivamente. En algunas ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad funciona incorrectamente o es desbordado por los acontecimientos; en este caso puede presentarse un trastorno por ansiedad.

La gente reacciona de forma diferente ante los acontecimientos. Por ejemplo, a algunas personas les encanta hablar en público mientras que a otras les da pavor hacerlo. La capacidad de soportar la ansiedad varía según las personas y puede ser difícil determinar cuándo se trata de una ansiedad anormal. Sin embargo, cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se la considera como un trastorno. La ansiedad puede ser tan estresante e interferir tanto con la vida de una persona que puede conducir a la depresión. Algunas personas tienen un trastorno por ansiedad y una depresión al mismo tiempo. Otras desarrollan primero una depresión y luego un trastorno por ansiedad.

Clasificación de las Fobias

FOBIAS ESPECIFICAS

Las fobias específicas son miedos irracionales y patológicos a objetos o situaciones muy concretos. La persona con una fobia específica sufre un temor muy intenso ante la presencia o la anticipación del objeto o situación fóbica. Generalmente, las personas con fobias concretas reconocen que el miedo que siente es excesivo y que no responde a una amenaza real, pero que sin embargo, "no lo pueden controlar".

Existen numerosos tipos de miedos, de hecho, podemos encontrarnos con los miedos más comunes como el miedo a volar o el miedo a los ascensores hasta los más desconocidos y extraños como el miedo a los espejos.

Fobias a aspectos del ambiente natural: son miedos a todo tipo de aspectos de nuestro ambiente como el miedo a las tormentas, al agua y el más frecuente, el miedo a las alturas.

Fobias situacionales: son miedos a estar en determinadas situaciones, los más frecuentes son:

  • Miedo a volar en avión

  • Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados

  • Miedo a las alturas

  • Brontofobia: Miedo a las tormentas

Otras Fobias: temores a asfixiarse, vomitar, temores a los globos, temor a los espejos, y un largo etc.

Generalmente, las fobias específicas se van a mantener toda la vida sino se realiza un adecuado . En la mayoría de los los casos la persona va a vivir con el miedo tratando de evitar el objeto o situación temida cuando sea posible. Si lo que teme es algo poco frecuente como serpientes o ratones, probablemente la persona no tendrá dificultades en convivir con su fobia sin apenas molestias. Sin embargo, en otras ocasiones, cuando el objeto o la situación temida son frecuentes y necesarios para la vida de la persona la fobia puede ser un importante obstáculo y generar graves consecuencias para la persona– pensemos en una persona con miedo a los ascensores que trabaja en un décimo piso o en una persona que vive en un pueblo aislado y tiene miedo a los coches –. Incluso, en los casos más graves, la fobia se puede agravar con la presencia de crisis de ansiedad o ataques de pánico ante la presencia del objeto o situación fóbica.

FOBIA SOCIAL

Entendemos por fobia social, un miedo intenso que caracteriza a las distintas personas que la padecen, incapacitándolos para enfrentar situaciones sociales. Estas últimas generan un alto grado de ansiedad que se traduce en un sentimiento de angustia y/o pánico. Así, estas personas comienzan a evitar compromisos sociales, sirviéndose de excusas que consigan este propósito: "...no puedo ir porque estoy enfermo...".

Quien padece de fobia social tiene la idea de que las otras personas son muy competentes en público y que él o ella no lo son. Pequeños errores que cometa podrán parecerle mucho más exagerados de lo que en realidad son. Se sienten muy avergonzados por ruborizarse y piensan que todas las personas lo están mirando, también puede tener miedo de estar con personas que no sean las más allegadas. Su miedo puede ser más específico, como el sentir ansiedad si se tiene que dar un discurso, hablar con un jefe o alguna otra persona con autoridad, o bien aceptar una invitación. La fobia social más común es el miedo a hablar en público.

Las situaciones sociales que tienden a ser evitadas son:

* Hablar con personas desconocidas

* Beber o comer en lugares públicos (temor a atragantarse)

* Hablar por teléfono mientras se es observado

* Orinar en un baño público

* Ingresar a un ambiente (restaurante, salón de clases, etc.) cuando ya hay personas sentadas

* Rendir exámenes orales

* Resistir a vendedores insistentes

* Hacer una conquista sexual

* Mirar a los ojos a personas muy conocidas

Se diagnostica fobia social cuando la conducta evitativa o la resistencia a enfrentar estas situaciones interfiere con la actividad laboral o educativa del afectado.

Las personas que padecen fobia social les preocupa mucho el hacer el ridículo delante de los demás, y se sienten muy ansiosas antes de enfrentarse a la situación que temen. Se encontrarán con anterioridad revisando, con gran detalle, todas aquellas cosas que le pueden poner en un apuro. Cuando se encuentren con gente se sentirán aún más ansiosas, y pueden llegar a ser incapaces de decir o hacer lo que deseen. Una vez que todo acaba, se preocuparán sobre lo que ha pasado, de nuevo en gran detalle, y desearán haber hecho las cosas de forma diferente. De alguna forma es una profecía auto cumplida. Se preocupan tanto de parecer preocupado, que realmente parecen preocupado. Su preocupación es su peor enemigo.

Existen dos tipos de fobia social:

Generalizada:

Hace referencia a la preocupación que un fóbico social presenta ante la situación de convertirse en el centro de la atención de los demás en cualquier lugar en que se encuentre con otras personas. Se encontrará a sí mismo preocupado de que todo el mundo lo mire y se da cuenta de lo que hace. Puede tener miedo de que le presenten a otras personas y se preocupará incluso por el comer o beber en público. Probablemente se le hará difícil entrar en las tiendas o restaurantes. Puede sentirse tan avergonzado por tener que desvestirse en público, que no querrá ir a la playa. También es posible que le sea difícil enfrentarse a su jefe o a sus colegas o compañeros de trabajo, incluso cuando realmente debería hacerlo.

Las fiestas suelen presentar problemas particulares. Muchos vacilaríamos ligeramente antes de entrar en una habitación abarrotada de gente, pero las personas que tienen fobia social puede resultarles casi imposible el entrar en la misma.

Específica:

Consiste en la fobia a situaciones sociales muy concretas, pero no a todas las situaciones. Es decir, puede sentirse incapacitado para comer en público, pero no para hablar delante de los demás, caminar por la calle, etc.

Causas de la fobia social

La Organización Mundial de la Salud (OMS), identifica algunos factores que podrían ser la causa del desorden.

Algunas investigaciones apuntan a una pequeña estructura cerebral llamada la amígdala, que puede estar relacionada con los síntomas de la fobia social. Se cree que la amígdala es uno de los centros cerebrales que controla la respuesta al miedo.

Estudios en animales sugieren que la fobia social podría ser heredada. De hecho, los investigadores identificaron recientemente un gen en los ratones que afecta el aprendizaje del miedo.

Una línea de investigación está explorando la base bioquímica que pudiera tener el desorden.

Otros especialistas exploran la idea de que una alta sensibilidad a la desaprobación puede estar basada en causas hormonales o tener raíces psicológicas

También se hacen pruebas sobre la influencia del ambiente en el desarrollo de la fobia social. La gente que la padece puede adquirir el miedo al observar el comportamiento y las consecuencias de las acciones de otros, un proceso llamado aprendizaje por observación o modelado social.

AGORAFOBIA

La Agorafobia es el trastorno fóbico que peores consecuencias tienen para la vida de la persona que lo sufre, debido a las limitaciones que va a conllevar. La característica fundamental de la agorafobia es el miedo intenso e irracional hacia los lugares públicos de los que puede ser difícil escapar a un lugar seguro u obtener ayuda en caso de sufrir una situación embarazosa como una crisis de ansiedad.

Generalmente, la persona teme salir a la calle especialmente si no va acompañada. Este temor a los espacios públicos se va a traducir en un intenso miedo a cosas como utilizar el transporte público, estar en un parque, acudir a cines, iglesias o conciertos. Este temor suele estar acompañado de una desproporcionada preocupación por las sensaciones corporales de ansiedad (palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo, etc.)

La ansiedad anticipatoria es característica de la agorafobia. La persona suele sentir un intenso miedo solo con pensar en la posibilidad de salir a la calle. Esto hace que vaya restringiendo su actividad y limitando su movilidad cada vez más, es decir, cada vez le cuesta más salir de su casa. Es frecuente que las personas de su entorno se hagan cargo de todas las tareas que supongan salir a la calle y, generalmente, la persona pierde su trabajo si lo tenía centrando toda su actividad dentro de su casa.

Todo esto conlleva una evitación a las situaciones fóbicas que no va a desaparecer con el paso del tiempo, es decir, el miedo fóbico a los espacios públicos se va a perpetuar en el tiempo si no se realiza una adecuada intervención psicológica.

Debido al padecimiento por el que suelen pasar las personas con agorafobia, es frecuente que traten de afrontarlo consumiendo ansiolíticos o alcohol, agravando en muchos casos la situación. En los casos más graves se puede complicar seriamente derivando en estados depresivos que van a conllevar aún más sufrimiento para la persona.

Tipos de Fobias

*Ablutofobia:Miedo a lavarse o bañarse. Hasta hace unos años solía pensarse que era un claro síntoma ligado a la adolescencia.

*Acarofobia:Miedo a las picaduras de insectos o los insectos que pican. Las personas que sufren de este trastorno pueden sufrir la ilusión de que insectos diminutos (ácaros) han infectado su piel.

*Acerofobia:Miedo a los ácidos.

*Acluofobia:Miedo a la oscuridad.

*Acrofobia:Miedo a las alturas. Este miedo suele presentarse en situaciones típicas tales como las de asomarse a un balcón, estar en un mirador elevado o junto a un precipicio. Al igual que otras fobias, genera fuertes niveles de ansiedad en aquellos individuos que la sufren, quienes buscarán evitar la situación temida. Los especialistas tratan ésta y otras fobias con ejercicios de "habituación".

*Acusticofobia:Miedo a los ruidos.

*Aeroacrofobia:Miedo a los lugares abiertos y altos.

*Aerofobia:Miedo a volar en aviones por temor a que estos se accidenten. Más conocida como "miedo a volar", esta fobia afecta muchísimo la vida de aquellos que dependen de volar ya sea por trabajo o por cuestiones familiares. Aún cuando el avión sea estadísticamente el medio de transporte más seguro, aún cuando continuamente las empresas aéreas se esmeran por mejorar la seguridad y el confort de sus pasajeros, hay muchas personas que sufren una sensación de inseguridad dentro del avión, llegando a convertirse en miedo o ansiedad, antes o durante el vuelo. Existen diversos grados de aerofobia. De hecho, se calcula que sólo el 5% de los pasajeros abordan el avión sin temores de ningún tipo. Normalmente, muchas personas experimentan una ligera inquietud al subirse al avión, y ésta suele disiparse después del despegue. En otro grupo, es posible realizar los viajes con alguna ayuda, ya sea la de un acompañante o bien ingiriendo previamente ansiolíticos. Finalmente, hay casos de personas cuya fobia les impide realizar un viaje de este tipo. Cuando tienen la necesidad de hacerlo, la fobia empieza a afectar su calidad de vida.Hay distintos caminos por los que alguien pueda generar una fobia de este tipo:

- Una persona con vida normal, sin otros trastornos de ansiedad o sociales, que presenta de repente un miedo desproporcionado a volar. En este caso se habla de fobia específica.

- Una persona que sufre de claustrofobia (ver), y que experimenta este temor al verse confinado al espacio del avión.

- También hay personas que padecen de Trastorno de Pánico con agorafobia, y lo que les aterra es no poder bajar del avión para aliviarse llegado el caso.

- Finalmente, existen personas con trastorno de ansiedad generalizada, que siempre se preocupan en forma desmedida y esperan lo peor de cada situaciónPara ayudar a estas personas, existen determinados cursos que enseñan a superar este miedo. Uno de los consejos que se da es conocer el funcionamiento del avión, él por qué de los ruidos que se escuchan –especialmente durante el despegue.

*Aeronausifobia:Miedo a votimar por de marearse en el avión.

*Afenfosfobia:Miedo a ser tocado. También se la conoce como hafefobia. Se trata de una exageración aguda de la tendencia normal de las personas a proteger el propio espacio, se siente como un temor a la contaminación o a la invasión, incluso extendida hacia personas que la persona fóbica conoce bien. En ocasiones, la fobia se extiende únicamente a las personas del sexo opuesto, acercándose entonces a la fobia al acoso sexual, o sea, la llamada contreltofobia o agrafobia.

*Agateofobia:Miedo a la locura. También se conoce como dementofobia o maniafobia.

*Agirofobia:Miedo a las calles ó a cruzar la calle, por temor a ser atropellado.

*Agliofobia:Miedo a experimentar dolor.

*Agorafobia:Miedo a los lugares abiertos de los que no sea posible huir inmediatamente a un lugar considerado "seguro" a juicio del fóbico. Se trata de la fobia más común, por la que más personas realizan una consulta. El agorafóbico teme todo aquel lugar donde no se sienta "seguro" o no pueda "recibir ayuda". El que presenta este tipo de trastorno suele refugiarse en su hogar y rara vez sale, ya que en esas ocasiones experimenta una gran ansiedad. Ésta es una fobia que suele presentarse con más frecuencia en las mujeres que en los hombres.La ansiedad puede ser disparada por encontrarse entre multitudes, por tener que realizar viajes cortos o largos. Los síntomas característicos son el temor a estar solo, el temor a estar en un lugar del que sea difícil salir, el temor a perder el control en un lugar público, sentimiento de indiferencia o de abandono por parte de los otros (el fóbico suele aislarse), sentimiento de abandono, idea de que el propio cuerpo o el ambiente son irreales, ansiedad o ataque de pánicos.

*Agrafobia:Miedo al abuso sexual.

*Agrizoofobia:Miedo a los animales salvajes.

*Aicmofobia:Miedo a las agujas.

*Ailurofobia:Miedo a los gatos. La persona con esta fobia no soporta tener cerca uno de estos animales.Es una fobia muy común. Durante la Edad Media, los gatos eran asociados a lo sobrenatural, las brujas y al demonio. Hay una creencia que dice que los gatos pueden predecir el tiempo, dándole un aspecto sobrenatural al gato. En algunos casos, la fobia se limita a los gatos negros –que se creían que eran brujas transformadas-. Frente a un gato, las personas con ailurofobia pueden comenzar a sudar, tener dificultades respiratorias e incluso tener un ataque de pánico. Mucha gente sufre de este tipo de fobia y se siente incomprendida, ya que los gatos son animales normalmente inofensivos y gran cantidad de gente disfruta con su compañía. El miedo puede remontarse a una mala experiencia con un gato en la primera infancia, una edad impresionable donde un pequeño rasguño de un animal que intentaba defenderse de las manecitas inquietas del niño lo deje a éste marcado sensiblemente. Como otras fobias, este trastorno suele corregirse utilizando métodos tales como la hipnosis y la Programación Neurolingüística.También se conoce como elurofobia .

*Albuminurofobia:Miedo a las enfermedades renales.

*Alektorofobia:Miedo a las gallinas. Esta fobia normalmente se restringe a las gallinas y pollos vivos, pero algunas veces puede extenderse a los huevos o bien a los pollos ya cocidos. Muchas veces, personas con esta fobia creen que los pollos no son benignos, sino conspirativos y dispuestos a atacar al hombre, teniendo siempre un ojo sobre ti al estar cerca de ellos. Tienen miedo de atacar a un pollo por miedo de las represalias que estos animales pudieran tomar. Una medida simple que se puede tomar para ayudar a un familiar o amigo con esta fobia, es a partir de un inocente huevo duro: cuando duerma, esconderlo en algún lugar de la casa, y unos días después, gentilmente enseñarle que lo tuvo cerca todo este tiempo y nada le ha sucedido.

*Algofobia:Miedo al dolor.

*Alliumfobia:Miedo al ajo. En algunas leyendas sobre vampiros, se les atribuye esta fobia a esas criaturas.

*Allodoxafobia:Miedo a las opiniones.

*Altofobia:Miedo a las alturas similar al vértigo.

*Amathofobia:Miedo al polvo que se acumula sobre los muebles

*Amaxofobia:Miedo a conducir un automóvil. Se trata de una fobia propia de los conductores, quienes se sienten incapaces de sentarse frente al volante del vehículo. Se dice que la sufre aproximadamente el 33% de los conductores, en mayor o menor grado (sólo un pequeño porcentaje resulta profundamente afectado, al punto de ser completamente incapaz de conducir). Se caracteriza por producir sudores, taquicardia, respiración agitada o entrecortada, temblor, malestar estomacal, mareos, cefaleas, vértigo y otros síntomas propios de la ansiedad. Puede estar provocada por secuelas postraumáticas de haber vivido un accidente de tránsito, o bien por malas experiencias durante el aprendizaje. Ya sea por miedo de estar en un accidente de tránsito o por considerarse incapaces de enfrentar el tránsito automotor, la vida de las personas que padecen esta fobia se ve afectada. Muchos manifiestan sentirse frustrados por depender de los demás a la hora de trasladarse de un sitio a otro, o bien se sienten seguros solamente al conducir en la autoescuela junto al instructor, pero una vez obtenido el registro dejan de conducir y en consecuencia, sus temores aumentan.En ocasiones solicitan ayuda a psicólogos quienes, al no poseer necesariamente los conocimientos sobre manejo vehicular, no pueden ayudarlos satisfactoriamente, lo mismo sucede frente a conductores experimentados a los que se les solicita ayuda, pero que no poseen los conocimientos psicológicos para auxiliar al paciente con la fobia.Para tratar este tipo de fobia y lograr que el paciente consiga conducir un automóvil sin sentir temor, existen programas basados en la psicología cognitivo conductual. Siguiendo planes de tratamiento en varios pasos, las personas que padecen esta fobia pueden mejorarse y llevar una vida normal.

*Ambulofobia:Miedo a caminar. Esta fobia es común entre la gente que ha sufrido recientemente una lesión en las piernas, ya sea una fractura o una parálisis severa que los ha mantenido inmovilizados durante un tiempo significativo. Las sensaciones que experimenta el paciente cuando se le requiere que camine, incluyen falta de aliento, mariposas en el estómago, sudor, etc.La ambulofobia se soluciona ayudando al paciente a recobrar la confianza y reasegurando que él o ella ya está bien. La fisioterapia también juega un rol importante en los pacientes con ambulofobia.¿Cómo puede uno mismo sobreponerse a la ambulofobia?- Inhalar profundamente- Contar hasta 5 mientras se inhala, y hasta 5 mientras se exhala.- (Una vez que se haya acostumbrado a contar) mantener pensamientos felices mientras se camina.- Cuando esté solo, camine y mire alrededor cómo está caminando.

*Amicofobia:Miedo a los arañazos o de rascarse.

*Amnesifobia:Miedo a la amnesia; esto es, la pérdida de la propia memoria producto de enfermedad o accidente.Se trata del miedo a sufrir amnesia, que es una condición de pérdida de la memoria, normalmente temporaria, que puede ser detonada tanto por traumas físicos como psicológicos. Los pacientes que sufren de amnesifobia temen perder su memoria y no ser capaces de recordar nada, desde nombres hasta actividades cotidianas. Esta extraña condición en general se encuentra en gente de edad avanzada cuando empiezan a experimentar los primeros signos de la amnesia. La cura de esta fobia está basada en generar confianza al paciente, reasegurándole lentamente que él o ella no experimentarán amnesia en ninguna de sus formas. Esto puede llevar un tiempo y muchas dudas por parte del paciente, pero la única solución es que recobre su confianza.

*Anablefobia:Miedo a mirar hacia arriba.

*Ancrofobia:Miedo al viento o a las corrientes de aire. También se la conoce como anemofobia.

*Androfobia:Miedo a los hombres. Se trata del miedo o la aversión morbosa a las personas de sexo masculino, probablemente causado por un evento traumático en edad temprana ya sea con un hombre o con un niño. Quienes la sufren experimentan ansiedad incluso cuando se den cuenta de que ellos no representen una amenaza real.

*Anginofobia:Miedo a contraer anginas, atragantarse o ahogarse.

*Anglofobia:Miedo a los ingleses, a lo relacionado con Inglaterra y la cultura inglesa.

*Angrofobia:Miedo a enojarse o a la antipatía.Se trata del miedo a enfadarse o de ser molestado. Este problema a menudo disminuye la calidad de vida, ya que la gente que lo sufre experimenta ataques de pánico, respiración entrecortada, palpitaciones irregulares, transpiración, náuseas y sentimientos de miedo, si bien cada paciente experimenta la androfobia a su manera y puede tener diversos síntomas.Si bien existen drogas poderosas que se prescriben para esta fobia, muchas veces los efectos secundarios o los síntomas de su retiro pueden ser severos. Además, hay que tener en cuenta que las drogas no "curan" la angrofobia ni ninguna otra fobia. En el mejor de los casos suprimen temporalmente los síntomas con la interacción química. La mayoría de las terapias de la angrofobia suelen llevar meses o años, y exponen al paciente en muchas ocasiones con su miedo.

*Anquilofobia:Miedo a la inmovilidad producto de estar enyesado.

*Antlofobia:Miedo a ser víctima de una inundación.

*Antrofobia:Miedo a las plantas con flores. También se la conoce como antofobia.

*Antropofobia:Miedo a las personas y a la sociedad.Suele experimentarse como un miedo a ser aplastado por las muchedumbres, y es relativamente común. Se le considera una variante de la claustrofobia.

*Anuptafobia:Miedo a no contraer nunca matrimonio y por lo tanto, quedarse soltero.

*Apeirofobia:Miedo al infinito.

*Apifobia:Miedo a las abejas o a las avispas.También conocido como melisofobia, el miedo a las abejas o a ser picado por ellas es muy común entre las personas. Mucha gente ha sido picada por una abeja, o bien tiene familiares, amigos o conocidos que hayan sufrido una de estas picaduras. Los niños pueden ser picados al molestar una abeja mientras juegan afuera. La picadura es bastante dolorosa y la irritación que produce puede durar varios días, así que el miedo moderado a las abejas es bastante natural.Pero un miedo excesivo a las abejas en los adultos suele estar asociado a la falta de conocimiento. El público en general no se da cuenta de que las abejas sólo atacan para defender a su colmena, o bien al ser aplastadas accidentalmente, y de que una abeja solitaria en medio del campo no representa una amenaza. En los Estados Unidos, muchas de las picaduras atribuidas a las abejas son en realidad producidas por avispas.Un miedo irracional a las abejas puede afectar la ecología, debido a que las abejas son polinizadores naturales, y la gente que mata abejas o destruye intencionalmente sus colonias contribuye a dañar el medio ambiente. Por otro lado, cada vez resulta más difícil para los criadores instalar sus criaderos debido a las quejas de la población al respecto.Desde hace unos años este miedo ha ido creciendo debido a rumores sobre "abejas asesinas", popularizados por series televisivas, noticieros sensacionalistas o películas de horror. En realidad, las muertes que en los Estados Unidos han causado las abejas africanas desde que fueron introducidas, no superan el número de los muertos al ser picados por serpientes venenosas, así que difícilmente puedan ser consideradas una plaga. La apifobia es además una de las zoofobias más comunes en la infancia. Los adultos suelen controlar mejor esos temores. Lo mejor para ayudar a los niños es proporcionarles conocimiento y hacerles entender que sus temores son básicamente fundados.

*Apotenmofobia:Miedo a las amputaciones.

*Aracnofobia:Miedo a las arañas. También se la conoce como aracnefobia.Se trata de una fobia muy común, probablemente la más extendida en cuanto a las fobias a los animales. Diferentes personas lo experimentan en diversos grados. En los casos más serios, el pánico puede ser detonado incluso al ver la fotografía de una araña. Las reacciones de las personas que sufren de aracnofobia resultan exageradas para los demás, e incluso para los mismos afectados. Éstos procuran mantenerse apartados de los sitios en donde pueden encontrarse arañas, o donde han visto telas de araña. Al ver una araña de lejos, no podrán entrar en la zona, al menos no sin un importante esfuerzo por sobreponerse al pánico. Los síntomas incluyen sudoración, respiración rápida, taquicardia y náuseas. Este miedo a las arañas puede llegar a afectar la vida del fóbico al determinar el lugar donde elige vivir, los destinos para las vacaciones y el tipo de actividades en el tiempo libre. Como muchas otras fobias, la aracnofobia puede curarse realizando tratamiento psicológico. Lo más habitual es la utilización de métodos que que exponen gradualmente al fóbico al animal que lo aterroriza. Sin embargo, algunos optan por métodos de choque, donde la exposición es intensa y se realiza de manera súbita.

*Araquibutirofobia:Miedo a las cáscaras de los cacahuates y la manteca de maní se peguen al paladar.

*Aritmofobia:Miedo a los números y la matemática.

*Arsonfobia:Miedo al fuego y a los incendios.

*Asimetrifobia:Miedo a la asimetría.

*Astenofobia:Miedo a desmayarse o a debilitarse.

*Astrapofobia:Miedo a los rayos y truenos de las tormentas. También se conoce como astrafobia.

*Astrofobia:Miedo a las estrellas y al espacio sideral.

*Ataxiofobia:Miedo a la descoordinación muscular o ataxis.

*Ataxofobia:Miedo al desorden o a la desprolijidad.

*Atazagorafobia:Miedo a ser olvidado, o ignorado, o a olvidar.

*Atefobia:Miedo a las ruinas o a las reliquias antiguas.

*Atelofobia:Miedo a la imperfección.

*Atiquifobia:Miedo a fracasar, a equivocarse o cometer errores.Si bien todas las personas presentan en algún grado el temor al fracaso, debe recordarse que por tratarse de una fobia estamos hablando de un miedo extremo e irracional. Las fobias impiden que las personas lleven una vida plena, y en este aspecto, el miedo al fracaso resulta en una fobia particularmente paralizante, ya que quienes la sufren dejan de involucrarse en actividades en las que temen fracasar. Incluso se la ha vinculado con el miedo al éxito, debido a que los fóbicos inconscientemente boicotean sus posibilidades. De esta manera, la misma fobia puede producir aquello que causa el temor.Muchas veces, las causas de esta fobia pueden remontarse a padres o hermanos muy exigentes durante la infancia, o a haber sufrido vergüenza y humillación como producto de un fracaso menor. A medida que avanza el tiempo y la persona va estructurando su personalidad, el miedo al fracaso se va fortaleciendo. Para colmo, nuestra cultura hace un culto a la perfección tanto en la imagen, como en las relaciones, en la carrera, etc. Si bien la perfección es sólo una ilusión, el fóbico siente que no puede descansar hasta haberla alcanzado.El tratamiento a esta fobia es principalmente a través de técnicas de autoayuda y de motivación. Según fóbicos recuperados, la mejor manera de superar la fobia es enfrentar aquello a lo que se le teme gradualmente. Además, asumir que el fracaso es un paso necesario si se desea alcanzar el éxito.

*Atomosofobia:Miedo a las explosiones y las armas atómicas.

*Aulofobia:Miedo a las flautas.

*Aurofobia:Miedo al oro, a los objetos hechos de este metal precioso.

*Aurorafobia:Miedo a las auroras boreales.

*Autodisomofobia:Miedo que tiene un olor desagradable.

*Autofobia:Miedo a estar solo, o bien al miedo a sí mismo.Se trata de un sentimiento anormal y persistente de soledad, de estar solo. Los que padecen esta fobia sufren aunque puedan darse cuenta de que encontrarse solos no les significa ninguna amenaza. Pueden preocuparse por no ser amados o porque los ignoren. Asimismo, también pueden manifestar temor a los extraños, los ruidos de origen desconocido, o la posibilidad de tener un problema de salud.La autofobia también se denomina al miedo irracional a uno mismo, un intenso terror que no tiene fundamentos.Muchas personas con autofobia desarrollan relaciones de pareja codependientes, que no les proporcionan felicidad sino sufrimiento, como forma de evitar la soledad.

*Automatonofobia:Miedo a los muñecos de ventrílocuo, las criaturas animadas, los muñecos de cera y en general todo aquello que representa falsamente a un ser vivo.

*Automisofobia:Miedo a estar sucio o a mancharse.

*Aviatofobia:Miedo a volar. También se conoce como aerofobia o aviofobia.

*Bacilofobia:Miedo a los microbios debido a las enfermedades que éstos puedan transmitir.

*Bacteriofobia:Miedo a las bacterias, y a contraer enfermedades por su causa.Las personas que padecen esta fobia tienden a pensar que las bacterias se alojan en cualquier sitio: la comida, la ropa, su cama, el agua que beben, etc. Cualquier situación donde la persona considere posible ensuciarse o contaminarse detona la ansiedad y el nerviosismo extremo, la respiración entrecortada o el sudor. Incluso pueden llegar a tener pensamientos de que las bacterias las devoren vivas. También le temen a las enfermedades asociadas a las bacterias. Normalmente la aparición de esta fobia puede deberse a malas experiencias pasadas. Durante situaciones de epidemias, es común que las personas desarrollen algún grado de bacteriofobia.Se trata de una condición muy común, y se reconoce en las personas que manifiestan obsesión por la limpieza, especialmente de los utensilios de cocina, o bien aquellos que lavan repetidamente su ropa antes de ponérsela. Esta fobia habitualmente se asocia al trastorno obsesivo compulsivo y al lavado repetitivo de manos.

*Balistofobia:Miedo a los mísiles y/o a las balas.

*Barofobia:Miedo a la fuerza de gravedad.Algunas personas sufren este extraño miedo de que la gravedad va a aplastarlos hasta matarlos. Este temor resulta exacerbado al subirse a ascensores o a escaleras mecánicas. Dentro de los ascensores, las personas con barofobia experimentan ansiedad, respiración pesada o entrecortada.Los juegos en los parques de atracciones generan una ansiedad similar. Las personas con esta condición se niegan a subirse a estas atracciones y sufren si se los obliga a hacerlo. La aparición de la barofobia puede deberse a malas experiencias pasadas en una montaña rusa, una escalera mecánica o un ascensor. Esta fobia puede tratarse lentamente, asegurando al paciente su confianza en sí mismo. Algunos tratamientos exitosos incluyen la hipnosis, la terapia cognitivo conductual, el uso de realidad virtual y los antidepresivos.

*Basofobia:Miedo a andar y caerse, y una inhabilidad para permanecer de pie.Se trata de una incapacidad para caminar o para estar de pie por temor a caerse. Suele afectar a las personas que recientemente sufrieron la rotura de un hueso o la inmovilidad de una pierna. La persona no se considera capaz de sostenerse en pie o de andar. La fisioterapia puede ayudar al paciente a ganar confianza y a lentamente superar sus temores, y animarse a volver a caminar. Es importante que su familia y sus seres queridos le den seguridad y confianza durante el tratamiento para que puedan volver a caminar sin experimentar ansiedad.

*Bathofobia:Miedo a la profundidad. Los que experimentan esta fobia la sufren aunque se den cuenta de que no existe peligro real de caerse al lugar profundo. El miedo puede detonarse ante un callejón largo y oscuro, un pozo, una laguna profunda o un lago. No hay razones específicas para que esta fobia afecte a alguien, pero puede deberse al misterio de la oscuridad y las profundidades.

*Batmofobia:Miedo a los peldaños de las escaleras o bien a las pendientes abruptas.

*Batofobia:Miedo a las alturas o a estar cerca de edificios altos.

*Batracofobia:Miedo a batracios, como ranas, salamandras, etc.

*Belonefobia:Miedo a las agujas y los alfileres. También se conoce como aicmofobia.Se trata de un trastorno bastante común, ya que cerca de un 10% de la población lo padece en algún grado. Las personas que experimentan esta fobia muestran miedo hacia objetos punzantes o cortantes, tales como las agujas, los cuchillos, las jeringas, las sierras o serruchos, las navajas o cualquier otro elemento que pudiera provocar heridas con sangre. A esta fobia se asocian la hemofobia (miedo a la sangre) y la traumatofobia (miedo a las heridas).Si bien es normal que una persona experimente temor al verse atacada con un objeto punzante, o incluso al ver una escena de ataque en una película, esto no es más que la reacción del cuerpo ante una situación desagradable, de emergencia o peligro. Pero quienes sufren de belonefobia sufrirán ansiedad incluso en situaciones en que los objetos no representen una amenaza, como al tener que ir a un laboratorio para hacerse un examen de sangre, o bien al ver a alguien en la cocina manipulando un cuchillo. En casos extremos, las personas evitarán ver esos objetos y se rehusarán a manipularlos.Las personas con esta fobia tienen grandes dificultades para asistir a las consultas médicas, ya que temen recibir inyecciones, o incluso al dentista ya que temen a que sus instrumentos puedan herir las encías. Las embarazadas con belonefobia también manifiestan muchas dificultades al momento de recibir las anestesias para el parto.Los síntomas de estos pacientes pueden incluir los desmayos o desvanecimientos, el sudor en las palmas, mareo, palidez, náuseas, vértigo al ver la aguja. Se dice que puede tener componentes genéticos, ya que muchas veces estos fóbicos tienen en su familia a alguien con la misma fobia.

*Bibliofobia:Miedo a los libros. Este término puede ser utilizado, no en cuanto su valor de fobia propiamente dicho, sino para significar una aversión a la lectura (lo que cualquier alumno de escuela puede experimentar a la hora de sentarse a hacer los deberes). Sin embargo, si de fobia se trata, debe tenerse en cuenta que consiste en un miedo extremo, que produce ansiedad, palpitaciones e inclusive miedo a la muerte, aún cuando el fóbico sea consciente de que los libros son objetos inofensivos.

*Blenofobia:Miedo a las cosas de consistencia viscosa.Quienes padecen esta condición suelen temer al lodo, a la clara del huevo, a animales como los peces, serpientes, caracoles y babosas, a tocar las sustancias viscosas o a sentirlas sobre su cuerpo. Piensan que esta sustancia puede llegar a sofocarlos. La fobia es atribuida a malos incidentes en el pasado con una sustancia de estas características, y produce los consabidos efectos de ansiedad (respiración entrecortada, sudor, nerviosismo, etc.). La recuperación se basa en reasegurar progresivamente la confianza del paciente.

*Bogifobia:Miedo al Hombre de la Bolsa (en inglés, "Bogeyman"), o bien a los duendes o espectros.

*Bolsefobia:Miedo a los bolcheviques y comunistas en general.

*Botanofobia:Miedo a las plantas, árboles y flores.Este temor a toda clase de plantas, ya sea de interior o de exterior, puede ser detonado, en los casos más severos, incluso por la imagen de las plantas en el televisor o en una película. En ocasiones, las personas con botanofobia temen que las plantas puedan consumir demasiado oxígeno. Otras veces, experimentan alergia a algún tipo de planta y en consecuencia desarrollan el temor. Incluso pueden estar ligadas las supersticiones de que dejar una flor o una planta en la habitación de alguien que duerme puede atraer a los malos espíritus.Esta fobia genera altos niveles de estrés entre quienes la padecen, así como diversos síntomas de ansiedad.La neurolingüística explica la aparición de esta fobia a partir de una mala experiencia con plantas en la primera infancia, lo que puede haber generado una asociación inconsciente entre las plantas y el malestar. Este problema puede tratarse tanto con drogas como con un tratamiento que acerque progresivamente las plantas al paciente, reasegurándole que son inofensivas.

*Bromidrosifobia:Miedo al olor corporal propio o ajeno. También se conoce como bromidrofobia.

*Brontofobia:Miedo a los rayos y truenos de las tormentas.Las personas que la padezcan sufrirán aunque puedan darse cuenta de que los truenos no constituyen una amenaza hacia su integridad física. Alguien con esta fobia estará alarmado tanto antes como durante las tormentas. Si se encuentran al aire libre durante una tormenta eléctrica, padecerán los síntomas de la ansiedad, mientras que si están dentro de la casa, es posible que tiendan a esconderse bajo la cama, detrás del sofá, en los armarios, etc.Durante los meses de verano, cuando son más frecuentes las tormentas eléctricas, personas con brontofobia se obsesionan por mirar el pronóstico meteorológico, y elige permanecer adentro de su casa cuando hay tormentas anunciadas, o incluso cuando empiezan a formarse nubes negras en el cielo. Dependiendo el grado de la fobia, estas personas experimentan temor a medida que se acercan los meses de verano. Esto se debe a que son conscientes de que su vida cotidiana se verá interrumpida: en algunos casos extremos se les dificulta asistir al trabajo y continuar con sus actividades rutinarias.

*Bufonofobia:Miedo a los sapos. Esta fobia es muy común en niños pero también la padecen algunos adultos. Tienden a pensar que los sapos crecerán y pueden llegar a devorarlos. Cuando la persona afectada ve un sapo, experimenta mariposas en el estómago y ansiedad. Para reponerse, es necesario que al fóbico se le restaure la confianza y de a poco llegue a comprender que sus temores son infundados.

*Cacofobia:Miedo a la fealdad, a las personas feas y a lo feo en general.

*Caetofobia:Miedo al pelo y a los seres peludos.Quienes la sufres suelen temer a los cabellos humanos o bien al pelo de los animales. Suelen mantenerse apartados de las personas con cabellera abundante y se comportan en forma extraña al permanecer cerca del cabello de alguien. También puede ocurrir que teman a sus propios cabellos, que desarrollen odio a sí mismos y que intenten sacarse los vellos de su cuerpo. Habitualmente se sienten incómodos al mirarse al espejo por esta misma razón. Esta fobia suele deberse a un mal incidente relacionado con los cabellos que les haya acontecido cuando niños. Al acercarse a personas con cabello, experimentan por ello incomodidad y la sensación de tener mariposas en el estómago.

*Cainofobia:Miedo a fallar o a ser vencido.

*Cainolofobia:Miedo a las novedades. También se conoce como cainotofobia.

*Caliginefobia:Miedo a las mujeres hermosas. Todos los años esta fobia produce molestias e incomodidades en la vida de muchos individuos. Puede causar ataques de pánico y apartar a los fóbicos de sus seres queridos y de sus compañeras de trabajo. No hay que confundirla con simple timidez (si bien puede estar relacionada con la misma) ni mucho menos con ginefobia (miedo a las mujeres en general) ni misoginia (desprecio a las mujeres). Quienes la padecen presentan los típicos síntomas de una fobia, a saber falta de aliento, respiración entrecortada, sudoración excesiva, náuseas y mareos. El miedo puede ser detonado incluso por fotografías y películas. Habitualmente, esta fobia está causada por una mala experiencia en el pasado relacionada con una mujer hermosa, y que de esta manera el cerebro la asocie con una situación de peligro.

*Carcinofobia:Miedo al cáncer, a contraer esta enfermedad. También se conoce como cancerofobia.Si bien cualquier persona puede tener en mayor o menor grado cierto temor o recelo ante la enfermedad mortal que es el cáncer, en el caso de quienes padecen esta fobia se trata de un miedo muy antinatural, ya que demostrarán temerle a cualquier síntoma físico negativo. Un simple mareo y las personas ya se obsesionarán con que padecen de cáncer.Si bien la enfermedad no es contagiosa, los carcinofóbicos sienten que si están en contacto con estas personas compartirán su padecimiento. Al estar junto a un enfermo, experimentan falta de apetito y frecuentes necesidades de lavarse, ya que creen que el cáncer puede diseminarse por el cuerpo como si se tratara de polen. El dolor de cabeza es el principal síntoma asociado con esta fobia. Los fóbicos incluso asocian este síntoma de su miedo con cáncer mismo. Es irónico que un miedo agudo a perder la salud haga que estos pacientes sufran aún más. Las terapias para curar esta fobia pueden ser muy largas.Esta fobia se asocia con el miedo a la muerte, si bien en el caso de los carcinofóbicos es especialmente a la muerte como resultado del cáncer. Suelen desarrollar conductas tales como evitar los cigarrillos y la exposición al sol, debido a que las enciclopedias médicas advierten que pueden ser factores cancerígenos y que, efectivamente, la prevención es la mejor medicina. Incluso pueden llegar a hacer consultas médicas frecuentes para asegurarse de que no padecen la enfermedad.Una posible ayuda para estos pacientes es la Programación Neurolingüística como una forma de autoayuda.

*Cardiofobia:Miedo a padecer enfermedades del corazón.Se define como un desorden de ansiedad de las personas que se caracteriza por quejas reiteradas de dolor de pecho, palpitaciones cardíacas y otras sensaciones somáticas acompañadas por el temor de tener un ataque cardíaco y morir. Las personas con cardiofobia focalizan su atención en su corazón cuando experimentan estrés y agitación, perciben su función de manera fóbica y continúan creyendo que sufren por un problema orgánico del corazón sin importancia de lo que digan testeos médicos que den negativo. Para reducir su ansiedad, buscan reasegurarse continuamente, hacen uso excesivo de las facilidades médicas y evitan las actividades que pueden despertar sus síntomas. La relación entre la cardiofobia, la fobia a las enfermedades, ansiedad de salud y desorden de pánico es discutida.

*Carnofobia:Miedo a la carne.

*Catagelofobia:Miedo a hacer el ridículo, o bien a ser ridiculizado.

*Catapedafobia:Miedo a saltar, tanto de lugares altos como bajos.

*Catisofobia:Miedo a tomar asiento.Este miedo puede afectar a aquellas personas que desarrollan alguna actividad relacionada con el dolor y con sentarse. Aquellas personas que han sido rehenes o bien han sufrido torturas habiendo sido obligadas a sentarse sobre clavos, objetos agudos, carbones encendidos, etc., a menudo temen volver a sentarse. Recolectan todo el trauma asociado con esta etapa y comienzan a temer a estar sentados. A veces, el miedo a sentarse se debe a algún castigo en los días de escuela, o temor a verse con sobrepeso, o incluso puede ser una indicación de alguna otra fobia como sentarse delante de una elite de gente influyente. La catisofobia se caracteriza por la sudoración, la respiración pesada o entrecortada, la ansiedad, etc.

*Catoptrofobia:Miedo a los espejos. También conocida como eisoptrofobia, se trata de una clase especial de miedo en el cual la gente teme mirar a los espejos. Temen mirar a los ojos en los espejos grandes, especialmente los de cuerpo entero o espejos mayores. Las personas que sufren de catoptrofobia evitan pasar por delante de los espejos. También evitan mirarse a sí mismos en los espejos. Aún se está investigando si el miedo es a los espejos en sí o bien a la imagen de la persona fóbica al reflejarse en ellos.Los síntomas pueden ser entre un leve rechazo a los espejos a tener ataques de pánico. La catoptrofobia se caracteriza porque sus individuos sufren de respiración entrecortada o pesada, sudoración, ansiedad, etc. Mantenerse alejado de los espejos es algo que no pueden evitar, por lo tanto es importante para la persona el considerar posibles opciones de tratamiento disponibles para la cura de esta fobia.Los pacientes pueden temerle a los espejos por una variedad de razones, normalmente por algún viejo trauma emocional involucrando a los espejos, pero también por superstición: miedo a ser observado a través de los espejos, o de que los espejos sean una puerta hacia lo sobrenatural o una ventana hacia otro mundo. Estos temores también son comunes. Asimismo, algunos fóbicos temen a los espejos debido a su baja autoestima y el hecho de evitar verse y juzgarse a sí mismos puede llegar a construirse gradualmente como una aversión a los espejos, incluso una vez que se ha superado la baja autoestima.

*Centofobia:Miedo a las cosas o ideas nuevas.

Se trata del temor a las nuevas ideas, y se relaciona con la neofobia, o sea, el temor a las nuevas cosas o experiencias. La definición de centofobia incluye el miedo a aceptar ideas nuevas o de otras personas, por temor a que se cambie el entorno conocido, las ideas preestablecidas y la ideología dominante.

*Ceraunofobia:Miedo a los rayos y truenos. También se conoce como astrafobia.

*Chamainofobia:Miedo a la fiesta de Halloween.Halloween es una festividad celebrada alrededor del mundo de muchas maneras únicas, y puede ser un gran momento para disfrutar de los dulces y los festejos con las familias y los amigos. Muchos niños participan de Halloween cada año disfrazándose con trajes de monstruos y visitando casas embrujadas. Los adultos también disfrutan de fiestas, eventos y ofrecen obsequios a los niños que piden "dulce o truco" en su recorrido en busca de golosinas por las casas del vecindario.Sin embargo, muchas personas sufren una verdadera fobia de Halloween, y todas aquellas cosas relacionadas con los miedos de esa noche de terror. Algo de este temor puede estar relacionado con un desorden de ansiedad social, las fobias a las arañas, serpientes y otros animales "que dan miedo", o la fobia a los lugares oscuros. Halloween puede ser un momento estresante para muchas personas simplemente por el alto nivel de ansiedad que es promocionado. Si bien esto es divertido para muchas personas, para otros puede ser un desafío el superarlo, ya que se sienten de verdad incómodas. Esta incomodidad puede crecer hasta volverse un verdadero ataque de pánico o ansiedad a gran escala, y llevar a futuros ataques si no se lo maneja con cuidado. Los síntomas de la fobia a Halloween incluyen sudoraciones, náuseas, sentimientos de amenaza y respiración rápida. Esta persona puede sentirse muy desorientada e incluso desvanecerse como resultado de ello.Esto puede tener un impaqcto en su calidad de vida, y conducir a otros problemas en el camino. Las personas con chamainofobia pueden evitar situaciones sociales de celebraciones o fiestas, se rehusarán a ayudar con la decoración o incluso a tocarla, y pueden retraerse a otras actividades cuando se sientan incómodos. La aracnofobia es muy común durante esta época particular del año. Las personas que ya temen a las arañas, serpientes y otros animales pequeños pueden presentar signos de fobia a Halloween. Durante esta celebración, hay más oportunidades que nunca para decorar y adornar las casas y objetos con arañas de plástico, serpientes de juguete, telas de araña y otros insectos y animales como parte del decorado. Esto puede ser muy estresante para los niños pequeños en particular, y si ya padecen de una fobia a los objetos de juguete como estos animales, esto puede conducir a una experiencia aún más intensa de fobia a Halloween.Es importante identificar algún patrón de comportamiento y condiciones de una fobia durante Halloween. A veces es simplemente cuestión de permitir que la persona supere gradualmente su condición por sí mismos mediante la exposición frecuente a los lugares u objetos, mientras que en otras oportunidades puede requerirse de un terapeuta para superarlo. En cualquiera de los casos, la fobia a Halloween puede ser tratada fácilmente con el enfoque apropiado. Es importante comprender que puede estar ligada a otras fobias como a los insectos, los lugares oscuros y la ansiedad social también.

*Cheimafobia:Miedo a sentir frío.

También se conoce como cheimatofobia, frigofobia o criofobia.

*Chemofobia:Miedo a los productos químicos, a trabajar con ellos.Muchas personas temen a los químicos porque solamente escuchan noticias de ellos en los medios, y éstos sólo transmiten noticias al respecto cuando producen algo malo, muerte y destrucción. Así, no van a anunciar que cada día millones de toneladas de químicos se usan con mucha seguridad para fabricar desde microchips de computadora hasta gaseosas, sino que el derrame de un tanque dejó salir "productos químicos potencialmente dañinos". De hecho, los productos químicos artificiales no tienen por qué ser más peligrosos que los que existen de por sí en la naturaleza.Sin embargo, las personas con chemofobia suelen creer que los productos "naturales" son buenos y los "químicos" son malos. Muchas veces el término no se aplica necesariamente a una fobia sino al prejuicio en contra. Sin embargo, sí existen casos de fobia, en los que se teme que los productos químicos causan cáncer y temen utilizar pesticidas y otros productos. Una acepción pocas veces utilizada es chemofobia como temor a estudiar química.

*Chirofobia:Miedo a las manos.

*Cianofobia:Miedo al color azul.

*Ciberfobia:Miedo a los ordenadores y a trabajar con ordenadores.Este término fue acuñado en 1985 para expresar temor o ansiedad hacia las nuevas tecnologías en computación. Aproximadamente el 55% de las personas experimentan cierto resquemor con respecto a los ordenadores, y el 36% de los usuarios considera que sus habilidades son insuficientes. Se relaciona a la ciberfobia con la tecnofobia, esto es, el miedo a la tecnología.Algunas de las típicas reacciones de la gente que padece ciberfobia es rehusarse a hacer sus tareas, a utilizar tecnología ordenadores, a hacer back up de programas de computación o guardar documentos, a cerrar los programas o a limpiar los discos duros.Una manera que los expertos encontraron para sobreponerse a la ciberfobia es el propio diseño de estas tecnologías. Es importante considerar la interfase de cada usuario y desarrollar una estrategia para su interacción con los ordenadores. Otros métodos para sobreponerse a la ciberfobia son: la diseminación de información a los usuarios sobre las fobias, el entrenamiento y la educación, el uso de tecnologías tales como la realidad virtual, la terapia virtual, tutoriales online y multimedia, y el hacer y vender tecnología a prueba de fallos. Véase también logicomecanofobia.

*Cibofobia:Miedo a la comida o a comer.En algunos casos, la aversión a comer es consecuencia de previas molestias o dolores gástricos. Es decir, como el enfermo ha experimentado náuseas, dolor abdominal o vómitos luego de la ingesta de alimentos reiteradas veces, se resiste a comer. La inadecuada alimentación consecuente conlleva a la pérdida de peso. Es un síntoma que puede encontrarse tanto en enfermedades psiquiátricas como ser consecuencia de diferentes patologías orgánicas. Se la relaciona con trastornos alimentarios tales como la anorexia.

*Ciclofobia:Miedo a las bicicletas o a andar en bicicleta.

*Cimofobia:Miedo a las olas o a los movimientos ondulatorios.

*Cinofobia:Miedo a los perros o a la rabia que éstos pudieran transmitir.Muchas personas desarrollan un temor hacia los perros.. El hecho de que se trate de animales de presa domesticados, y los crecientes casos reportados por los medios de ataques de caninos pueden hacer crecer este miedo. Un estudio de 1992 sobre el miedo a los perros en niños y adultos demostró que los ataques reales por parte de los perros no hacen diferencia en que una persona tema o no a estos animales. Por el contrario, exposiciones tempranas e inofensivas a los perros suelen prevenir la aparición de cinofobia. Los niños pequeños son más susceptibles de adquirir el miedo a los perros simplemente porque hay más cosas que los asustan: los perros hacen ruido y movimientos bruscos que pueden asustar a muchos niños. Los psicólogos pediátricos explican que una exposición gradual a los perros puede prevenir la ocurrencia de miedo irracional a los perros al mismo tiempo que les enseñan el alerta saludable del peligro potencial de animales desconocidos.Mucha gente amante de los perros siente que la fobia a estos animales es "ridícula", pero de hecho es bastante común. En muchos casos, no ha habido un evento desencadenante, sino que el temor se desarrolla por un número de motivos que van desde que se lo fomente socialmente hasta la mera ignorancia. El miedo puede darse hacia todos los perros o sólo hacia cierta raza, color o tamaño.Muchas veces la familia de la persona con la fobia se la exacerba, ya que la fobia puede ser una forma de llamar la atención. Una vez que la fobia de alguien no gana la atención querida, suele desaparecer. Ignorar la fobia de nuestro ser querido es muchas veces la mejor manera de lidiar con ella. Por ello, no es bueno evitar encontrarse con los perros mientras se está con el fóbico, ya que de esa manera nunca aprenderá a lidiar con ellos.

*Cionofobia:Miedo a la nieve. También se conoce como quionofobia.

*Cipridofobia:Miedo a las prostitutas o a contraer enfermedades venéreas. También se conoce como ciprifobia, ciprianofobia o ciprinofobia.

*Claustrofobia:Miedo a permanecer en un espacio cerrado.Esta fobia puede ser consecuencia de una mala experiencia (como por ejemplo, haberse quedado encerrado en un espacio cerrado) o también indirectamente (por escuchar relatos de personas a las que les haya sucedido algo parecido). Las personas que padecen de este miedo a los espacios cerrados (se estima que entre un 2 y un 5% de la población) suelen evitar en consecuencia los ascensores, el metro, los túneles, las habitaciones pequeñas, hasta las puertas giratorias les pueden presentar dificultades, así como también el uso de equipos para técnicas de diagnóstico médico como el TAC. No temen al espacio cerrado en sí mismo, sino a las posibles consecuencias negativas por encontrarse en este lugar. Por ejemplo, temen quedarse encerrados para siempre o a morir asfixiados, debido a que creen que no hay suficiente aire en espacios cerrados. Asimismo, muchos espacios pequeños y cerrados implican poca libertad de movimientos, lo que hace que las personas claustrofóbicas se sientan muy vulnerables.Al anticipar que van a entrar, o al ingresar a un espacio cerrado, quienes sufren esta fobia experimentan una ansiedad intensa y síntomas tales como falta de aire, mareo, palpitaciones, etc. Los fóbicos tienden a evitar los espacios cerrados, a los cuales describen con la sensación de estar atrapados sin una salida.Se puede reconocer que una persona sufre de claustrofobia si presenta algunas de las siguientes conductas: al entrar a un cuarto, chequea dónde están las salidas, se sitúa cerca de ellas y se siente incómodo si las puertas o las ventanas están cerradas; evita conducir o entrar a un automóvil durante la hora pico de tráfico; evita usar el ascensor y escoge las escaleras, aunque sean muchos pisos; en una fiesta llena de gente, elige situarse cerca de las salidas; siente pánico si se cierra una puerta en la habitación donde está.La claustrofobia se trata con psicoterapia, técnicas de relajación y visualización, terapia cognitiva del comportamiento y en algunos casos medicamentos, como los antidepresivos o los ansiolíticos.Algunos especialistas relacionan la claustrofobia con la agorafobia (miedo a los espacios abiertos) ya que las consideran dos caras de la misma moneda. En ambas fobias, quienes las padecen reconocen que sus temores son irracionales, pero no pueden controlarlos. Los síntomas de ansiedad experimentados son similares. Y en ambos casos, la solución a la fobia comienza por enfrentar los propios temores.

*Cleinofobia:Miedo al encierro. También se conoce como clitrofobia.

*Cleitrofobia:Miedo a permanecer encerrado en un lugar.

*Cleptofobia:Miedo a ser robado, o a robar.

*Climacofobia:Miedo a las escaleras, ya sea a subirlas o bien a caer por ellas.El miedo de quienes padecen esta fobia es a subir escaleras, o bien a caerse de ellas. La climacofobia está relacionada con la acrofobia, el miedo a las alturas, mucha gente teme a las escaleras altas por miedo a caer desde una gran altura. Esta fobia suele aparecer cuando alguien ha tenido una mala situación o un evento traumático que involucre escaleras (por ejemplo, el ver a alguien caerse, haber perdido a un ser querido por una caída). Se considera que se trata de una fobia social ya que más allá de que el individuo comprenda y los otros le aseguren que no hay peligro de caerse por las escaleras, aún así entran en pánico. Sin embargo, algunos consideran que la climacofobia es una fobia específica porque el ver escaleras puede causar pánico –este tipo específico es la batmofobia. Como en cualquier fobia, los síntomas varían de persona a persona, dependiendo de su nivel de miedo. Los síntomas de la climacofobia típicamente incluyen ansiedad extrema, sentimiento de amenaza y cualquiera relacionado con el pánico, tales como respiración entrecortada, respiración agitada, taquicardia, sudoración excesiva, náuseas, sentir la boca seca, incapacidad de articular palabras u oraciones y temblor. Es posible tomar medicamentos para controlar la climacofobia, pero debe recordarse que éstos pueden conllevar efectos secundarios severos. Se recomienda para tratar esta fobia tratamientos tales como la hipnoterapia, la psicoterapia o la programación neurolingüística.

*Clinofobia:Miedo a ir a la cama.La clinofobia es el miedo a acostarse en la cama o a irse a dormir. Aquellos que la experimentan sufren de ansiedad aún cuando comprenden que no existe amenaza para su bienestar en el hecho de ir a dormir. De cualquier modo, ya sea porque temen que haya íncubos o porque les preocupa mojar la cama, permanecen despiertos y suelen presentar insomnio. Esto a la larga puede resultar en una verdadera amenaza para la salud de la persona. Algunos sujetos que padecen esta fobia asocian el acostarse con la muerte. Un ejemplo es la tradiconal oración "Si muriera antes de despertar…" y el miedo de ser sepultados vivos (tafofobia). La serie de películas "Pesadilla" explora este tema, atribuyendo a los sueños el significado de una amenaza real de muerte, y dando a los personajes una razón válida para evitar el sueño.Como todos los miedos y las fobias, la clinofobia tiene su origen en la parte inconsciente de la mente, como resultado de un mecanismo de defensa. Esto significa que en el pasado del fóbico existe un evento en particular que asocia el acostarse con un trauma emocional. Mientras que el catalizador original puede ser un miedo de algún modo vinculado a la vida real, la condición en sí puede ser provocada por una variedad de eventos inofensivos, tales como una película, la televisión o bien el ser testigo de una experiencia traumática vivida por otro. El inconsciente del hombre asocia habitualmente emociones con situaciones, muchas veces de una manera errada debido a su propia complejidad.El miedo a acostarse puede llegar a generar los siguientes síntomas: sensación de sofocación, vértigo, sequedad en la boca, sudoración excesiva, náuseas, temblores, aumento de la frecuencia cardíaca, incapacidad de hablar o de pensar de manera clara, miedo a morir, enloquecer o perder el control, sensación de alejamiento de la realidad o un fuerte ataque de pánico. La mayor parte de las personas que sufren esta fobia resultan sorprendidas de descubrir que no son las únicas sino que se trata de una fobia sorprendentemente común, pero no tan conocida. Los adultos que la sufren comprenden que sus temores son irracionales, a menudo intentan afrontarlos o piensan hacerlo, pero la condición de miedo les causa ataques de pánico o ansiedad.Una aproximación a este problema ha sido intentado por la psicología energética, la cual quiere ofrecer diversas soluciones a disfunciones del tipo emocional como es la clinofobia. Se basa en el concepto de que "la causa de todas las emociones negativas es una rotura en el sistema energético del cuerpo". No pone entonces la atención en factores tales como las ideas, las costumbres o las creencias, que pueden jugar un rol pero son consideradas simples ramificaciones, mientras el sistema energético es la "raíz". Al contrario de otras alternativas de tratamiento, esta contribución ha reportado un resultado positivo en el 80% de los casos con un número reducido de sesiones.


Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.