Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio (Venezuela) (página 2)

Enviado por Aly Davis Prez



Partes: 1, 2, 3


  Por ello el interés por realizar una investigación con el objetivo de comparar la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio. Igualmente, se considera importante la temática de la ventaja competitiva, ya que es una característica que le permite a la empresa eludir la competencia directa de los rivales y poder de esta forma obtener unos rendimientos superiores a la media del sector. La empresa puede buscar esos rendimientos superiores apoyándose en una ventaja en costos o en una ventaja diferenciadora.

Con relación a las farmacias de autoservicio, cabe destacar que la estrategia de supervivencia en este tipo de negocios es la eficiencia en la estructura de costos, la multiplicidad de ofertas para atrapar a los consumidores, estar dispuestos a trabajar corrido y más de las ocho horas reglamentarias, mantener inventarios bajos de alta rotación y el ofrecimiento de servicios y productos conexos a la actividad farmacéutica. De esta forma se presenta una investigación tipo de campo con carácter descriptivo, cuyo objetivo general es estudiar comparativamente la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico (Caso de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto).

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

Las organizaciones, en su evolución histórica, han adoptado una filosofía orientada hacia el cliente y en busca de satisfacer plenamente todas sus necesidades se ha recurrido a distintos métodos competitivos. La diferencia por la entrega de un mejor servicio al cliente se está tornando difícil, todas las organizaciones actuales están teniendo cambios en este sentido para favorecer su consolidación y permanecer firmes en los mercados cada vez más competitivos.

Por consiguiente, el mejoramiento de la satisfacción del cliente a través de la calidad de productos y en servicios, incluyendo todo lo que esto implica, son prioridades como nunca antes. La preocupación por estas materias es un rasgo común en prácticamente todas las economías que se preparan conscientemente en favor de sus consumidores y cumpliendo las demandas y exigencias de los nuevos mercados. La globalización y los nuevos pensamientos en el ámbito económico tienen inevitables consecuencias en el mundo empresarial, en los mercados y en el consumidor, estos factores hacen cada vez más competitivo los escenarios.

Por otro lado, el desarrollo tecnológico permite innovaciones productivas y de servicios sin precedentes, la creatividad ha desplazado sus límites y se ve cómo emergen nuevos productos y nuevos mercados en todas partes del mundo. De esta forma, las empresas de calidad persiguen y a veces hasta crean sus propios mercados, satisfaciendo necesidades individuales lo que permite a la organización alcanzar su máximo potencial creando valores. Cambiar de un enfoque de mercados a uno de consumidor también evidencia que el producto o servicio por sí mismo, es una muestra simple y estática del ambiente en operación. Sobre este particular, Mora (2006), señala que: En un principio la satisfacción se utilizó como un instrumento de ventas y, luego con el correr del tiempo y la evolución de los mercados tomó parte fundamental dentro de la empresa llegando hoy a pensarse que "el cliente es el mayor activo y parte fundamental de la empresa" (p. 1).

De acuerdo con esto, puede decirse que la calidad de atención al cliente es un proceso encaminado a la consecución de la satisfacción total de los requerimientos y necesidades de los mismos, así como también atraer cada vez un mayor número de clientes por medio de un posicionamiento tal, que lleve a éstos a realizar gratuitamente la publicidad persona a persona.

En este sentido, todas las empresas están cambiando sus intereses estratégicos, están incrementando su capacidad para poder satisfacer cada vez mejor a sus clientes, se puede afirmar que el éxito de una empresa inserta en un ambiente de competencia, está condicionada a la capacidad que ésta tiene de satisfacer las expectativas de sus clientes, todo lo cual, demanda la optimización del producto o servicio, del sistema productivo y del grado de organización de la empresa.

La gestión empresarial ha estado basada hasta ahora en la búsqueda de la competitividad en el interior de la organización, considerándose la eficiencia de la producción como la principal fuente de ventaja competitiva. Como consecuencia de ello, los variables costo y precio han sido de vital importancia en la gestión. De acuerdo con, Porter, citado por Codas (2006), la ventaja competitiva es: Una característica que le permite a la empresa eludir la competencia directa de los rivales y poder de esta forma obtener unos rendimientos superiores a la media del sector. La empresa puede buscar esos rendimientos superiores apoyándose en una ventaja en costos o en una ventaja diferenciadora (p. 12).

Por consiguiente, una compañía tiene ventaja competitiva cuando cuenta con una mejor posición que los rivales para asegurar a los clientes y defenderse contra las fuerzas competitivas. Existiendo muchas fuentes de ventajas competitivas: elaboración del producto con la más alta calidad, proporcionar un servicio superior a los clientes, lograr menores costos en los rivales, tener una mejor ubicación geográfica, diseñar un producto que tenga un mejor rendimiento que las marcas de la competencia.

La estrategia competitiva consiste en lo que está haciendo una compañía para tratar de desarmar las compañías rivales y obtener una ventaja competitiva. La estrategia de una compañía puede ser básicamente ofensiva o defensiva, cambiando de una posición a otra según las condiciones del mercado. En el mundo las compañías han tratado de seguir todos los enfoques concebibles para vencer a sus rivales y obtener una ventaja en el mercado.

En tal sentido, los clientes constituyen el elemento vital de cualquier organización. Sin embargo, son pocas las organizaciones que consiguen adaptarse a las necesidades de sus clientes ya sea en cuanto a calidad, eficiencia o servicio personal. Es por ello, que los directivos deben mejorar la calidad del servicio que ofrecen a sus clientes, ya que no es cuestión de elección: la vida de la organización depende de ello.

Frente a este planteamiento estratégico surge el modelo de calidad total que hace trabajar a toda la organización en la búsqueda de la satisfacción del cliente. En este orden de ideas, Wilson (2005), menciona entre las ventajas de enfocarse hacia el cliente, las siguientes: (a) ganar su confianza y fidelidad; (b) protección contra la competencia; (c) adaptación a los cambios de las necesidades del consumidor; (d) capacidad para retomar posiciones de mercado perdidas; (e) rentabilidad a largo plazo.

Es significativo considerar que la satisfacción del cliente depende del valor percibido en el producto o servicio con respecto a las expectativas que tenía. El lograr una mayor satisfacción del cliente podrá conseguirse bien mejorando el producto o servicio prestado o bien generando expectativas más realistas. Sin embargo, la satisfacción del cliente no es estática sino dinámica: evoluciona a lo largo del tiempo por diversas causas. Son las organizaciones excelentes, obsesionadas por deleitar a sus clientes, quienes a largo plazo consiguen su fidelización.

Por consiguiente, es importante que la organización recoja información de los clientes en dos momentos diferentes: a priori, sus necesidades y a posteriori, el grado en que ha conseguido satisfacerlas. Por ello, un marketing orientado al cliente, coordinado y atento a las acciones de la competencia, es esencial para alcanzar tanto la satisfacción del consumidor como el éxito de la organización. Por lo tanto, la identificación del grado de satisfacción del consumidor con respecto al producto ofrecido, resulta fundamental a la hora de hacer un balance del desempeño de la empresa. En tal sentido, la medida de satisfacción representa un mecanismo de retroalimentación para la gerencia, que le permitirá tomar medidas adecuadas para el desarrollo futuro del mercado.

De esta forma, mediante estrategias de atención al cliente, es posible conocer el uso que le da a los productos, su propensión a la compra, las actitudes y valores que lo caracterizan y obviamente, tanto sus variables demográficas como las de nivel socioeconómico; lo que le permite al negocio contar con insumos para formular nuevas estrategias y mantener un alto nivel de competitividad en el mercado.

Consecuentemente, es fundamental para el prestigio de una empresa que las personas encargadas de la relación con los clientes manejen adecuadamente los problemas que pudieran presentarse en algún momento. Saber cómo enfrentarlos y la manera de resolverlos son claves para mantener la fidelidad de los clientes. Uno de los mayores problemas en la atención al cliente es la falta de tiempo y recursos para causar esa imagen y sensación positiva. El autoconocimiento y la expresión no verbal facial, resultan estrategias imprescindibles para conseguir, con la mayor brevedad y economía de tiempo posible, la satisfacción del cliente.

Particularmente en el mercado farmacéutico, las nuevas propuestas apuntan a tiendas o farmacias de conveniencia, lo que en Estados Unidos se conoce como "drog store", lugares amplios que funcionan bajo el concepto de autoservicio, donde el consumidor puede encontrar desde su medicina hasta helados.

Aunque surgen como un servicio relacionado con la salud, estas tiendas fortalecen su propuesta con una amplia variedad de productos, además de los servicios médicos, ofreciendo atractivos descuentos al público. Lugares que se han convertido en puntos de encuentro, donde los clientes pasan tanto tiempo viendo y escogiendo productos como en un supermercado.

Bajo este concepto han surgido Farmatodo, Farmahorro, Locatel, Farmacias Saas, Farma Plus y Provemed, cuyo éxito ha servido de ejemplo para la aparición de otras iniciativas en la región capital, central y en el interior del país como: Megamedic, FarmaOfertas, Farmacity, FarmaRed y Ofermed, entre otras. Algunos de estos proyectos se han quedado en el camino, en parte por los embates de la recesión económica que atentaron contra sus inicios y también porque la prueba en el mercado no les fue muy favorable, como son los casos de Medimax y las farmacias de la red de salud Rescarven.

El negocio de las cadenas de farmacias muestra una salud estable en medio de la debacle económica, ante la caída del poder adquisitivo de la población y frente a las fallas en inventario de algunas medicinas. No obstante, en Venezuela existen aproximadamente 5 mil 700 farmacias. La mayor concentración está en el área metropolitana de Caracas, unos 1400 establecimientos entre cadenas y particulares, según datos aportados por el presidente de la Federación de Farmacias de Venezuela, Edgar Salas Jiménez. Se trata de cifras muy altas, teniendo en cuenta el volumen de la población nacional, calculado en 25 millones y medio de habitantes de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística.

En este sentido, la pelea por la preferencia del consumidor hace que cada día innoven en servicios. Por ejemplo, Locatel y Promeved han incorporado la afiliación como mecanismo de descuento a través de una tarjeta de identificación. Otras han incorporado productos con marcas propias de misceláneos, y líneas exclusivas de cosméticos y cuidado personal a bajos precios, así como cajeros automáticos en red, autofarmacia, turnos permanentes las 24 horas y pedidos vía Internet.

No obstante, es importante destacar que en muchas farmacias del país y la región no se aplican estrategias de servicio al cliente en la que se realice un seguimiento para ver si la solución ofrecida se ha cumplido en los términos aceptados por el cliente. Por tanto, la problemática central de este trabajo está referida a la importancia de contar con estrategias y servicios de atención al cliente para lograr en éste su satisfacción y retención, pues de lo contrario el cliente no será consecuente en la adquisición de los productos en la misma farmacia de autoservicio, buscando una mejor atención en otro sitio; lo que directa e indirectamente incide en la ventaja competitiva del negocio.

Considerando los argumentos planteados, surge el interés por efectuar una investigación con el propósito de estudiar comparativamente la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio ubicadas en la ciudad de San Juan de los Morros, Estado Guárico; seleccionando como caso de estudio Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto. La primera de éstas tiene como misión, contar con un equipo de personas motivadas a dar lo mejor de sí, orientadas a brindar un servicio que satisface a sus clientes sustentándose en un sistema de gestión de calidad y el mejoramiento continuo de sus procesos, con criterio de rentabilidad y permanencia en el tiempo. Por su parte, Farmacia La Coromoto, busca lograr la satisfacción al cliente en términos de confianza, precio justo de sus medicamentos, evacuación con prontitud de sus dudas, siendo siempre su primer interés la salud integral del paciente.

Sobre la base de los planteamientos anteriores, surge el interés por estudiar comparativamente la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio en San Juan de los Morros, Estado Guárico, Caso de Farmacias Saas y Farmacia La Coromoto; esto debido a que de no realizarse un servicio de buena calidad en la atención al cliente, puede surgir en la organización alejamiento de éstos hacia otras entidades, es decir, baja en el aspecto de competitividad, decaen las metas, métodos y programas utilizados para el logro de un nivel gerencial, surgen problemas en cuanto a la tecnología, recursos humanos y técnicas administrativas, lo cual trae consigo una disminución en la productividad de la farmacia.

Evidentemente, ambas empresas están centradas en la atención al cliente, de allí la importancia de comparar las estrategias y procesos empleados por ambas farmacias en la dispensación y asesoramiento al cliente en relación a la satisfacción que experimentan éstos. Por consiguiente, el desarrollo del trabajo está orientado a dar respuestas a las siguientes interrogantes:

¿Cómo es la atención al cliente en las farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico?

¿Qué ventaja competitiva en base a la atención al cliente tienen Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto, en San Juan de los Morros, Estado Guárico?.

¿Cuál es el nivel de satisfacción del cliente en las farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico?

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Estudiar comparativamente la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico (Caso de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto).

Objetivos Específicos

1. Diagnosticar la atención al cliente en las farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico.

2. Identificar la ventaja competitiva en base a la atención al cliente de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto en San Juan de los Morros, Estado Guárico.

3. Determinar el nivel de satisfacción del cliente en las farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico.

Justificación de la Investigación

Aunque a menudo se escucha  hablar  de la importancia  de la atención  al cliente, éste todavía es un concepto ajeno a muchas empresas. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, en un mundo globalizado, la oferta de productos y servicios proviene de todas partes del mundo en cantidades tales que el cliente posee amplia disponibilidad de alternativas  para la selección de su mejor proveedor.

En este contexto la atención al cliente toma una relevancia vital, al punto de que puede llegar a ser una de las pocas herramientas diferenciadoras  entre productos y  servicios de similares características. Por consiguiente, en toda organización, la calidad de la atención al cliente está directamente relacionada con su éxito. Escuchar, entender, estar predispuesto  a ofrecer soluciones, respetar, ayudar, apreciar y recordar al cliente son algunas de las actitudes que hacen a  una buena atención al cliente.

Estas consideraciones, permiten entender que el cliente es el núcleo en torno al cual debería girar siempre la política de cualquier empresa. Superadas las teorías que sitúan el producto como eje central, se impone un cambio radical en la cultura de las empresas hacia la retención y fidelización del cliente, concebido éste como el mayor valor de las organizaciones y ante el que se supeditan todos los procesos, incluidos los referentes a la fabricación y selección de los productos y servicios que se ofertan y, por supuesto, la relación con el cliente.

Dentro de este contexto, la realización de una investigación que tiene como propósito estudiar comparativamente la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico, (caso de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto); se considera importante y se justifica, debido a los siguientes aportes:

A nivel social, debe tenerse en cuenta que el servicio al cliente tiene hoy día una importancia enorme debido al aumento de la competencia entre las empresas, ya que  los clientes exigen cada vez mejor servicio, por tanto, el ofrecer un producto  de calidad ya no es suficiente.

Otro punto importante es que la tecnología está prácticamente al alcance de  todos los fabricantes y puede ser fácilmente copiada o implementada en productos con similares prestaciones, por tanto lo que distingue a una empresa de otra es precisamente el valor agregado del producto que oferta, dentro del cual el servicio es uno de los factores más definitorios.

A nivel administrativo, en este estudio se toma en cuenta la idea que un buen servicio al cliente es una herramienta  potente y muy importante del marketing actual. Su correcto desempeño permite al oferente vender con beneficio. Brindar un buen servicio al cliente posibilita difundir la imagen de cualquier empresa y la suya propia, obtener  información adecuada del mercado  y apoyar la publicidad  y/o promociones de ventas que la empresa realiza.

A nivel teórico, esta investigación recopiló y profundizó en el análisis de los elementos bibliográficos relacionados con la problemática planteada; particularmente el enfoque de la Ventaja Competitiva, en el cual se entienden las características detectadas en un producto que le dan cierta superioridad sobre sus competidores inmediatos. Estas características o atributos pueden ser de naturaleza variada y referirse al mismo producto (el servicio de base), a los servicios necesarios o añadidos que acompañan al servicio de base, o a las modalidades de prestación de servicios, de distribución o de venta propios del producto.

Metodológicamente, el estudio contribuye con la definición operacional de las variables e indicadores asociados a los objetivos que persigue la investigación. Asimismo, se considera significativo el diseño de nuevos instrumentos de recolección de datos que podrán servir de referencia a futuros investigadores que se interesen por la temática indagada.

Alcances

Los alcances de esta investigación están relacionados con el estudio comparativo de la satisfacción al cliente como ventaja competitiva en farmacias de autoservicio de San Juan de los Morros, Estado Guárico (caso de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto). Por consiguiente, se definió el proceso de gestión de la atención al cliente en estas compañías,  como un conjunto de actividades desarrolladas con orientación al mercado, encaminadas a satisfacer las necesidades de los clientes e identificar sus expectativas actuales, que con una alta probabilidad serán sus necesidades futuras, a fin de poder satisfacerlas llegado el momento oportuno.

Por tanto, a nivel práctico, los alcances de la investigación se ajustan al diagnóstico de las estrategias y procesos relacionados con la atención y satisfacción al cliente; en base al cual los autores caracterizaron la ventaja competitiva tanto de Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto, identificando las fortalezas y debilidades que poseen ambas compañías, desde la perspectiva del propio cliente.

Limitaciones

Una de las principales limitaciones de la presente investigación está asociada con el hecho que los datos de la realidad fueron recabados sólo en Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto, por lo que los resultados no pueden hacerse extensivos a otras empresas de autoservicio del mismo ramo.

Igualmente, debe considerarse que las encuestas realizadas por los autores se llevaron a cabo bajo el criterio de muestreo intencional, por lo que el análisis de los resultados pudo estar influenciado por la óptica de los clientes que se tomaron como muestra de estudio, y de su apreciación en particular en relación con la atención recibida en una u otra farmacia, lo que otorga un margen de subjetividad a la realización de la investigación.

MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la Investigación

Los antecedentes constituyen una síntesis conceptual de las investigaciones o trabajos realizados sobre el problema planteado; en este sentido, seguidamente se reseñan los resultados y conclusiones de investigaciones que sirvieron de base para el desarrollo del presente estudio, partiendo desde los más antiguos hasta los más recientes.

Al respecto, Martínez y Mosquera (2002), efectuaron un trabajo titulado Lineamientos de un Programa de Mercadeo Dirigido a la Satisfacción de Clientes de la Empresa Inversiones Fátima C.A., ubicada en Valle de la Pascua, Estado Guarico.

En el cual reseña que la mercadotecnia es un proceso social de satisfacción de deseos que incluye a los individuos y organizaciones, las cuales deben centrarse en determinar y satisfacer las necesidades del cliente, combinando los esfuerzos del mercado en una forma coherente y consistente. Por esto, el objetivo fundamental de la siguiente investigación fue realizar un estudio de campo de carácter descriptivo y base documental, donde la población estuvo conformada por todos aquellos clientes que asistieron a dicha empresa, donde fue seleccionada una muestra de 25 personas.

La estrategia metodológica utilizada es fundamento principal en la recolección de información y análisis de los datos, donde la base diagnostica se cumplió mediante visitas a la empresa seleccionada y con la aplicación de un cuestionario a los usuarios de la empresa. Dicho instrumento fue validado a través de juicio de expertos y su confiabilidad se determino mediante el coeficiente Alfa de Cronbach. Para analizar los datos obtenidos de la aplicación del instrumento se utilizó la tabulación de datos mediante el uso de cuadros, la estadística descriptiva en porcentaje simple representada en gráficos de barras.

Los resultados demostraron la existencia de factores que influyeron en la satisfacción del cliente, siendo estos los referentes a la distribución, calidad de los productos, fijación de precios y promoción. En función de lo que se pudo determinar en cuanto al desempeño de la gerencia de mercadeo de la empresa Inversiones Fátima, C.A. y el grado de calidad y competitividad de sus productos, se recomienda la implementación de programas de mercadeo para alcanzar excelentes niveles de satisfacción de los usuarios en lo que a estas estrategias se refiere y continúe colocándose en una buena posición en la preferencia del consumidor.

De acuerdo con el estudio anteriormente citado, se observa la importancia de poner en práctica adecuadas estrategias de mercadotecnia, pues esta área está vinculada estrechamente a la satisfacción del cliente, lo que además de generar la preferencia de los usuarios y consumidores, permite generar una alta ventaja competitiva, tal como se investiga en el presente estudio.

Igualmente, Haddad y Rivas (2003), desarrollaron un estudio en la Universidad de Carabobo denominado Influencia de la Publicidad en el Desarrollo de las Ventajas Competitivas de la Empresa en el Mercado Global. El objetivo de la investigación fue realizar un estudio descriptivo con la finalidad de analizar la influencia de la publicidad en el desarrollo de las ventajas competitivas de la empresa de productos extranjeros de consumo masivo en el mercado global.

En dicho estudio se consideraron aspectos como la publicidad como proceso de comunicación, la publicidad y su repercusión en la segmentación, diferenciación y posicionamiento del producto en el mercado, la publicidad como proceso económico, la publicidad en la generación de ingresos y utilidades, los efectos económicos de la publicidad, la publicidad internacional y la publicidad global, alcances y limitaciones de la publicidad en el mercado global, la agencia publicitaria como organización creativa y comunicativa en la difusión del mensaje publicitario, el desarrollo de ventajas competitivas de la organizaciones y la influencia de la publicidad.

En la estrategia metodológica se utilizó un cuestionario estructurado y una entrevista no estructurada con la finalidad de lograr la obtención de datos primarios mediante la aplicación de los respectivos instrumentos. El cuestionario diseñado, se aplico vía Internet a las agencias publicitarias de mayor prestigio de la Región Central y Caracas, la entrevista se aplicó a expertos en el área de la publicidad que permitieron recoger las primeras evidencias para delimitar el problema de la investigación.

Entre las conclusiones a las que se llegó se puede mencionar que la publicidad se constituye en una alternativa de gran alcance para que los productos de consumo masivo puedan realmente entrar en el mercado global, en una forma competitiva a través de una estrategia de diferenciación, garantizando de esta manera el impacto de gran beneficio a los agentes económicos que participan en la misma, de tal forma que se traduzca en inversión en términos de los objetivos que el empresario desee alcanzar.

Las agencias publicitarias siendo agentes de carácter económico, tienen una fortaleza importante para asumir el reto que implica dar respuesta a los procesos de globalización, a través de la publicidad como un medio definitivamente determinante para lograr la diferenciación y el poder hacer competitivos los productos de consumo masivo, lo que implicará una cobertura mayor de los mercados beneficiando otros agentes económicos, como son empresas y al consumidor permitiéndole evaluar las alternativas de consumo para tomar decisiones que le permitan satisfacer sus necesidades.

Aunque el estudio reseñado se realizó en el contexto de las ventajas competitivas de la empresa en el mercado global, a diferencia de las empresas que se seleccionan en la presente investigación (Farmacia Saas y Farmacia Coromoto) que buscan posicionarse en un ámbito local (San Juan de los Morros), se refleja la importancia de programar estrategias significativas a nivel de mercadeo para obtener beneficios económicos que garanticen el funcionamiento de éstas.

Asimismo, Guevara y Palma (2004), llevaron a cabo un trabajo que tiene por nombre Estudio de Competitividad de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Carabobo. Caso Análisis: Sector Plástico, Valencia, Estado Carabobo. La investigación tuvo como objetivo analizar los factores que inciden en la competitividad de las pequeñas y medianas empresas del sector plástico en Carabobo. Para ello se realizó una revisión teórica referida a la competitividad de las empresas, basándose fundamentalmente en el modelo planteado por Porter (Diamante Porteriano), con el objeto de establecer los determinantes de la competitividad aplicados en las pequeñas y medianas empresas de plástico en el Estado Carabobo.

El estudio fue realizado bajo la modalidad de diagnóstico descriptivo, documental. Para lo cual se revisó la documentación pertinente al tipo de estudio con la finalidad de conocer lo antes expuesto, se concluyó que las Pymes del plástico en Carabobo, enfrentan problemas que afectan directamente el desempeño de sus actividades limitando su eficiencia operativa y por lo tanto su capacidad competitiva.

Como se denota, el estudio antes citado resalta la importancia de tener en cuenta las variables que influyen en la competitividad empresarial; siendo una de estas la satisfacción al cliente, tal como se enuncia en este trabajo de investigación en el caso de su vinculación con la ventaja competitiva en dos farmacias de la ciudad de San Juan de los Morros.

También para la Universidad de Carabobo, Velásquez (2003), desarrolló un trabajo titulado Estrategias Empresariales para el Desarrollo de la Competitividad de las Pequeñas y Medianas Empresas de Sector Plástico del Estado Carabobo. En el mismo, plantea que la competitividad en estos tiempos se presenta definitivamente como un fenómeno sistemático, caracterizado por un proceso inagotable de innovación y un mejoramiento continuo en los procesos tanto administrativos como de producción; bajo un enfoque (complementado por supuesto con las Teorías Evolucionista de Innovación, los aportes de Porter y de la Oficina Internacional del Trabajo), es que se sustenta el desenvolvimiento de esta investigación, la cual busca estudiar básicamente cómo se desarrollan distintas estrategias de naturaleza tanto internas como externas dentro del sector ya mencionado.

Un indicador de que se esté gestando un cambio radical en la visión de muchos gerentes de las Pymes del sector plástico carabobeño, es la apertura a la implantación de estrategias de cooperación, la cual es fuente de oportunidades y generadoras de ventajas competitivas; en un contexto donde las condiciones de la economía son prácticamente desfavorables para este tipo de empresas, la decisión de trabajar aisladamente es definitivamente inconcebible. Por otro lado resulta de suma importancia que las Pymes estén orientadas en la búsqueda de nuevos paradigmas y trayectorias tecnológicas que potencien su crecimiento, al mismo tiempo que se estructuren cimientos cognoscitivos que se esparzan por todo el sector, creando un ambiente pujante hacia nuevas metas u objetivos.

Por lo tanto se intenta contrastar las distintas posiciones (recogidas en entrevistas) de los gerentes de las Pymes con respecto a la implantación y participación de distintas estrategias, de las cuales se derivarían su potencial competitivo dentro del sector.

Al respecto, Barreto (2006), en esta investigación Caso Empresa Marinera S.A. Estrategias de Crecimiento y Ventaja Competitiva. Con base en los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera de Administración de Comercio Exterior y del Diplomado en Internacionalización de empresas, en especial el módulo de Política de Empresa dictado por el profesor Manuel Alfonso Garzón Castrillón PhD, aplicado en la construcción de Estrategias de Crecimiento y de la Ventaja Competitiva.

El trabajo se fundamentó en investigaciones exhaustivas del mercado de los productos de la Pesca y Acuacultura, realizados por CENIACUA, e investigaciones publicadas en la página web de AGROCADENAS; y datos en su mayoría cualitativos proveídos por Marinera.

El propósito de este trabajo fue abrir oportunidades para el desarrollo de decisiones estratégicas para Empresa Marinera S.A., en los diferentes campos de aplicación al interior de la empresa y como referencia para el desarrollo del sector. Para efectos del trabajo investigativo, los nombres de personas y marcas que se mencionaron dentro del mismo, fueron cambiados a petición de los directamente involucrados. En el caso de Marinera, la ausencia de una dirección a largo plazo mantuvo a la empresa a la saga de sus competidores.

En este sentido, se recomendó: (a) suprimir el servicio de procesamiento a terceros, ya que no agrega valor para los consumidores ni para la empresa; (b) la empresa puede aprovechar sus alianzas estratégicas con proveedores extranjeros para apalancarse en el corto plazo importando productos de alto valor agregado; (c) establecer conexiones con el sistema universitario para adelantar investigación y desarrollo tecnológico no sólo en los alimentos de valor agregado, sino también para integrarse verticalmente hacia atrás con la innovación para el desarrollo del recurso pesquero y acuícola.

Los aportes del estudio antes reseñado a la presente investigación se evidencian en la importancia de construir el crecimiento empresarial y la ventaja competitiva como base para la definición de estrategia corporativa, ya que a través de ella las empresas identifican su propósito, actuación y su objetivo general. Sin esto, cualquier estrategia competitiva que se intente implementar serán intentos aislados de supervivencia del negocio, pero no garantizan una posición de liderazgo en el mercado.

Como se observa, el conjunto de trabajos presentados como antecedentes de la investigación permiten subrayar, a grandes rasgos, que la importancia de la satisfacción al cliente está arraigada en toda empresa que quiera calidad, productividad y competitividad en el mercado, estos problemas deben ser abordados, a modo de ser corregidos a través de alguna herramienta de gestión. Además, las metodologías, conclusiones y sugerencias aportadas por los estudios permiten orientar el abordaje del presente estudio comparativo en Farmacia Saas y Farmacia La Coromoto de San Juan de los Morros, Estado Guárico.

Bases Teóricas

En la actualidad, las empresas u organizaciones modernas necesitan más que antes de la mercadotecnia para lograr objetivos muy importantes, como: lograr un determinado nivel de satisfacción en sus clientes, una "x" participación en el mercado, un determinado crecimiento, un "x" retorno sobre la inversión, entre otros.

Sin embargo, la implementación de las diferentes actividades de la mercadotecnia y el uso de sus diferentes recursos necesita de una adecuada administración, por lo que es fundamental que todo mercadólogo conozca en qué consiste la administración de la mercadotecnia y cuáles son las diferentes fases que la componen, con la finalidad de que esté mejor capacitado para planificar, organizar, dirigir y controlar todas las actividades que desarrolle y los recursos que emplee para el logro de los objetivos establecidos, de manera eficiente y eficaz.

La mercadotecnia, según Peralta (2005), como área genérica para desarrollar este trabajo de investigación, representa uno de los pilares donde descansa la administración de las organizaciones, sean éstas de cualquier tipología, grandes o pequeñas, públicas o mixtas; todas éstas deben acomodarse a su entorno: su mercado. McCarthy (2001), la describe así como la realización de aquellas actividades que tienen por objeto cumplir las metas de una organización al anticiparse a los requerimientos del consumidor o cliente y al encausar un flujo de mercancías aptas a las necesidades y los servicios que el productor presta al consumidor o cliente.

La mercadotecnia, según Kotler y Keller (2006), "es aquella actividad humana dirigida a satisfacer necesidades, carencias y deseos a través de procesos de intercambio" (p. 13). Por su parte, Stanton (2003), define la mercadotecnia como "un sistema global de actividades de negocios, proyectados para planear, establecer el precio, promover y distribuir bienes y servicios que satisfacen deseos de clientes actuales y potenciales" (p. 12).

Asimismo la Asociación Americana de Marketing (2001), define la mercadotecnia como "el desempeño de las actividades económicas cuyo fin es dirigir el flujo de los bienes y servicios del productor al consumidor" (p. 1). Ya para 1999, un concepto recientemente acuñado, Carl, citado por Peralta (2005), cuya idea es "la razón social y económica de una empresa en la satisfacción de las necesidades y deseos del cliente, al mismo tiempo que se cumplen los objetivos de la empresa" (p. 12).

En realidad se pueden considerar tantas definiciones como autores o estudiosos de la mercadotecnia existentes, tales como Philip Kotler, contemporáneo de Lamb, pero con una visión más encaminada hacia la mercadotecnia de productos. Stanton, quien para 1973 todavía encaminaba el esfuerzo de la mercadotecnia solamente en dirección del beneficio empresarial. Pero en el mundo competitivo de hoy en día es necesaria una mentalidad orientada hacia el cliente. La última década enseñó una lección de humildad a las empresas de todo el mundo. Las empresas no pueden seguir ignorando sus competidores, a los mercados y a las necesidades de sus clientes.

Por ello, conocedores de asumir una posición teórica general y firme, se puede resaltar lo más significativo de las formulaciones de McCarthy (2005); proclive a anticiparse a los requerimientos del cliente quien a su vez, según Charles Lamb, debe ser satisfecho en sus más imperiosas necesidades, con tal de satisfacer las necesidades propias de la empresa. Kotler y Keller (2006), también mencionan aquello, pero será necesario encaminar la postura hacia los servicios (más que a los productos) ofrecidos por las empresas.

Aún así, en muchos lugares existen demasiadas mercancías o servicios a la caza de un número reducido de clientes. Los mercados mundiales están inundados de acero, computadoras, productos agrícolas, automóviles, turismo, banca y muchos otros productos y servicios. Algunas empresas tratan de expandir su mercado, pero la mayoría está compitiendo para aumentar su participación actual. Por tanto, hay ganadores y perdedores. Los perdedores son aquellos que no aportan nada especial al mercado. Kotler y Keller (2006), consideran que si no se es capaz de aportar nada especial a un mercado, no se pertenece a él. Los ganadores son los que analizan cuidadosamente necesidades, identifican oportunidades y crean ofertas valiosas para grupos de clientes, objetivo que la competencia no puede igualar.

Por ello, tras este análisis, es necesario introducir los elementos de mercadotecnia en empresas de servicio, de cualquier tipología, sobre todo en aquellas que, como en los bancos, su existencia se debe exclusivamente a sus clientes. Por ello para este tipo de instituciones, el servicio al cliente debe ser fundamental, en perfecta y sincronizada armonía, con la avenencia de un sistema. En este entendido, se considera a la organización como un sistema en interacción con su medio, atendiendo que el término "Sistema" se refiere a la totalidad de sus elementos interrelacionados y que abarca una amplia gama de actividades.

Bajo el enfoque sistémico entonces, la empresa es vista como sistema abierto, está compuesta de elemento humano, técnico, económico, entre otros, relacionados entre sí mediante un conjunto de actividades. El servicio al cliente en las organizaciones por ello, también debe ser considerado bajo este enfoque, para completar esa gama de actividades que irán en pro de sus objetivos.

Satisfacción de las Necesidades del Cliente

En la época previa a la revolución industrial, Alexander (2006), reseña que "el artesano tenía un contacto directo con el cliente. Los productos que él elaboraba eran entregados directamente al consumidor" (p. 1). El cliente de manera natural podía retroalimentar al fabricante y expresarle su sentir sobre el producto que había adquirido. Así mismo, el artesano por la dinámica que generaba la interacción con el usuario de sus productos, podía fácilmente, recopilar información sobre los deseos, frustraciones y preferencias de sus clientes sobre los bienes que él elaboraba.

La retroalimentación entre el fabricante y el cliente era continua. Cada vez, el productor no podía acercarse más a lograr una mayor satisfacción de sus clientes. De una manera sencilla, el comercio de aquellos tiempos fomentaba este acercamiento.

Con el pasar del tiempo, con el advenimiento de la revolución industrial, esta relación íntima entre fabricante y consumidor, se fue rompiendo. Por la masificación de la producción, aparecieron los "canales de distribución". Estos sistemas se convirtieron en intermediarios entre el productor y el consumidor y por ende rompieron el acercamiento histórico que existía entre éstos dos elementos.

Con el pasar de los siglos, la separación se fue acentuando. El fabricante, para conocer las necesidades de sus clientes, dependía exclusivamente de la información que le suministraba el distribuidor. Recién en las últimas cuatro décadas, es que se le ha empezado a prestar una seria atención a la "satisfacción del cliente". Una de las disciplinas que inicialmente empezó a tocar el tema, fue el área de investigación de mercados abanderada por Kotler.

Posteriormente, el área de mercadeo, se centró en temas como psicología del consumidor y estrategias / producto mercado. En occidente, la mayor influencia para hacer reflexionar a las empresas sobre la importancia de las necesidades de los clientes ha sido a partir de los años sesenta con el movimiento de calidad total. Todos los gurús tales como: Deming, Jurán, Crosby, Conway y Tanembaun, citados por Alexander (2006), han sido enfáticos en hacer mucho hincapié en la importancia del tema del cliente.

Hoy en día, las empresas amenazadas por la competencia extranjera y las nuevas reglas de juego que ha generado en el comercio exterior la globalización, tienen que vender productos y/o servicios, más que nunca, que satisfagan los requerimientos de sus clientes para así poder mantenerlos y hacerse, como consecuencia, más competitivas y ser eficaces en su funcionamiento.

De acuerdo con el autor antes citado, se entiende por eficacia "la habilidad que tiene la empresa de poder producir productos y/o servicios que exige el mercado" (p. 2). Muchas veces en las empresas, se cae en la falacia de creer que se conocen los requerimientos de los clientes, al efectuar encuestas que en esencia sólo miden qué tan bien opera su sistema de ventas. Este enfoque es sumamente miope ya que la esencia es averiguar que es lo que el cliente desea que la empresa y no qué tan eficientemente es el sistema de ventas de la organización suplidora.

Es importante señalar que la mercadotecnia encierra la satisfacción de las necesidades del cliente como elemento impulsor de ésta, por ello debe ser importante hacer referencia a este término, analizándolo estrechamente, para cimentar aún más esa posición señalada y en cuyo tenor descansa además, la "Trilogía de Investigación e Hipótesis". En este entendido, primeramente se examina el significado de necesidad. Para Kotler y Keller (2006), por ejemplo, "la necesidad humana es el estado en el que se siente la carencia de algunos satisfactores básicos" (p. 15).

Por su parte, McClelland, citado por Medina (2007), asume que una necesidad "es un motivo natural por el que un individuo precise, requiera o demande algo" (p. 1). Como se observa, este concepto, resalta como indicación de que "algo" de lo que está en busca un cliente puede ser "algo" de lo que tiene una empresa para satisfacerlo.

Otros autores han ido más allá, investigando y descubriendo el significado de las necesidades, tales como Maslow (1991), quien incluso creó una teoría de las necesidades, induciendo que: "una persona estará motivada, conforme trate de satisfacer sus necesidades". Para ello, Maslow jerarquizó las necesidades de los individuos en cinco tipos: (a) necesidades fisiológicas; (b) necesidades de seguridad; (c) necesidades de pertenencia; (d) necesidades de estima y (e) necesidades de autorrealización.

La jerarquía de necesidades de Maslow o Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su trabajo de 1943 Una teoría sobre la motivación humana, posteriormente ampliada. Maslow formuló una jerarquía de las necesidades humanas y su teoría defiende que conforme se satisfacen las necesidades básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados. La jerarquía de necesidades de Maslow se describe a menudo como una pirámide que consta de cinco (5) niveles: los cuatro primeros niveles pueden ser agrupados como necesidades del déficit (Deficit needs); el nivel superior se le denomina como una necesidad del ser (being needs).

La diferencia estriba en que mientras las necesidades de déficit pueden ser satisfechas, las necesidades del ser son una fuerza impelente continua. La idea básica de esta jerarquía es que las necesidades más altas ocupan la atención sólo una vez se han satisfecho necesidades inferiores en la pirámide. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento hacia arriba en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía. En términos de economía se usaba mucho este método de jerarquización, hasta que se simplificó en una sola "felicidad".

De acuerdo a la pirámide de necesidades de Abraham Maslow, una persona pasa por distintos niveles de necesidades. La persona necesita satisfacer una necesidad previa para poder ascender a otro nivel, de lo contrario no podrá concentrarse en lo que hace por tener necesidades insatisfechas. Las necesidades mencionadas por Maslow (1991), son:

1. Necesidades fisiológicas: la necesidad de agua, comida, vestido, sexo y sueño.

2. Necesidades de seguridad: la necesidad de protección contra cualquier amenaza.

3. Necesidades de pertenencia y afiliación: la necesidad de amistad, amor y afiliación o pertenencia a grupos.

4. Necesidades de autoestima: la necesidad de estatus, de estímulo propio para que otros respeten a la persona.

5. Necesidades de autorrealización: la necesidad de realizarse a sí mismo, maximizando el uso de las propias habilidades, destreza y potencial.

Si se analiza la perspectiva de Maslow, las personas tendrán motivos para satisfacer cualquiera de las necesidades que le resulten más predominantes o poderosas, en un momento dado. Necesidad para Maslow (1991), es "la carencia de algo que impide llevar una vida fructífera" (p. 54).

Alemán (2001), indica que ejemplos de cómo la mercadotecnia ataca estas necesidades serían:

1. Los anuncios de comida rápida de McDonald's o Kentucky Fried Chicken.

2. La publicidad para vender teléfonos celulares, seguros de vida y alarmas para el automóvil.

3. Los anuncios de alcohólicos anónimos y los grupos para "platicar" en Internet (chats).

4. La venta de servicios de Internet, cámaras digitales y computadoras personales.

5. El ofrecimiento de educación avanzada o técnica usando lo último en tecnología y computación. La enseñanza de idiomas, el deporte comercializado.

Al respecto Herzberg (1995), otro autor estudioso de las necesidades y, aplicando el concepto de Maslow, también induce que las necesidades, son un elemento en lo que satisfacerlas será gratificante no sólo para el individuo, sino para los de su entorno, en este caso menciona a la organización. Seguros de entender este concepto, se hace imprescindible comprender también lo que significa el término satisfacción. Satisfacción, (del latín satis = bastante + facere = hacer) -aunque definido por la Real Academia Española (2006), como "el estado que resulta de la realización de lo que se pedía o deseaba" (p. 123), debe ser entendido específicamente en nuestro análisis relacionado con la mercadotecnia o el servicio al cliente.

Ahora bien, con lo señalado se puede deducir que cada institución, especialmente las de servicio, pueden brindar un tipo de satisfactores que vengan a colmar las expectativas de sus clientes, no precisamente satisfaciendo las necesidades básicas enunciadas por Maslow (1991), sino aquellos intereses o factores, de los cuales se pueden carecer con la competencia e incluso con la misma organización, en la que sin embargo, es posible descubrir las necesidades y entregar sus satisfactores.

Por ejemplo en los bancos; las necesidades de los clientes se verán reflejadas por los requerimientos económicos, pero también se vislumbrarán por la demanda de un adecuado servicio, fluida información, comodidad, rapidez, autorrealización, entre otros. Para las cuales, deben existir como satisfactores, las diferentes operaciones que se realizan en estas instituciones.

En el caso de las farmacias, según un estudio realizado por la empresa Factor Humano, citada por la Revista Producto (2002), las personas que asisten a las farmacias del este de Caracas lo hacen conociendo el producto que necesitan y buscan rapidez en el servicio, mientras aquellos que recurren a estos locales en el centro y el oeste de la ciudad utilizan la compra de medicamento para conversar con aquellos que también están en la farmacia. Es el momento de socializar; no se quiere pagar rápido, sobre todo cuando las personas son de edad avanzada, que utilizan este tiempo para conversar hasta con el propio farmacéutico, quien llega a conocer los pormenores de la vida familiar del consumidor.

Domínguez, presidente de la Cámara de Farmacias de Venezuela, citado por Producto (2002), destaca que las grandes cadenas de farmacias entendieron la necesidad de enfocarse en las necesidades de cada cliente. Para ello han puesto en marcha distintas actividades, como la realización de cursos y talleres para que el personal atienda de la manera más eficiente los requerimientos de cada paciente.

De acuerdo con lo anterior, se denota que en cada contacto de un paciente/cliente con la farmacia se pone en juego la calidad del servicio. En esos breves minutos cada cliente confronta sus expectativas y necesidades de servicio con la experiencia efectivamente vivida o percibida. Por ello en Farmacias Saas y Farmacia La Coromoto, es preciso orientar todos los esfuerzos del personal de ventas en la satisfacción del cliente, conociendo sus necesidades y diferenciando claramente entre "cliente" y "comprador circunstancial".

Medición de la Satisfacción de los Clientes

De acuerdo con Alexander (2006), las empresas deben invertir el tiempo y esfuerzo en efectuar "mediciones de la satisfacción de sus clientes", analizar e interpretar adecuadamente la información recolectada y tomar acciones pertinentes para acentuar lo que se está haciendo bien y corregir lo que está generando insatisfacción en los clientes. La "medición de la satisfacción de los clientes", conlleva a utilizar un enfoque metodológico para no caer en subjetividades y tomar acciones no adecuadas. La empresa, para implantar las mediciones, debiera seguir los siguientes pasos metodológicos que expone Alexander (2006):

1. Identificación de sus clientes. Aquí se deben ubicar los clientes actuales y es recomendable también incluir a los desertores (pueden proporcionar información valiosa).

2. Establecimiento del método de muestreo a utilizar. Se debe tener una muestra estadísticamente representativa de la población a investigar.

2. Identificación de los requerimientos de los clientes. En esta etapa se debe entrevistar a una muestra de los clientes y utilizando el "método del incidente crítico" averiguar que es lo que el cliente desea de la empresa suplidora. Los requerimientos de los clientes no son solamente las especificaciones del producto. Son mucho más abarcan todos los deseos y expectativas que tienen los clientes frente a la organización suplidora.

4. Elaboración del cuestionario. Los "requerimientos de los clientes" una vez analizados y categorizados, se convierten en las variables a medir en un cuestionario que se debe confeccionar. Aquí se debe tener cuidado con la escala a utilizar, la cual debe ser sencilla y muy fácil de entender.

5. Implantación del pretest. El cuestionario elaborado es mejor administrarlo en pequeña escala a una muestra de los clientes. El objetivo es identificar la fiabilidad y validez de la prueba.

6. Administración del cuestionario. La prueba confeccionada debe ser administrada por personal debidamente entrenado. La receptividad del cliente es importante para asegurar objetividad en la información a recolectar.

7. Análisis e interpretación de los datos. Una vez captada la información se debe proceder a analizarla gráficamente para facilitar su comunicación en la organización. Este análisis debe llevar a identificar las dimensiones sujetas a mejorar y las que deben acentuarse por estar causando satisfacción.

8. Acción correctiva. La investigación realizada no debe quedar en un simple ejercicio académico de buenas intenciones. Como ya se mencionó, la empresa tiene que iniciar acciones concretas como consecuencia de la medición de la satisfacción del cliente.

De acuerdo con los pasos anteriores, se evidencia, que no hay manera de aumentar la eficacia de las empresas si no se elaboran productos y/o servicios que satisfagan las expectativas de los clientes. Para lograr una eficacia organizacional se tiene que orientar todo el esfuerzo de la empresa a satisfacer a plenitud las necesidades de los clientes. Eso solo podrá hacerse en la medida que el suplidor de una manera serie y organizada mida la satisfacción de sus clientes, de manera periódica y tome las acciones pertinentes. Toda esta actividad debe ser un esfuerzo contante de nunca acabar, de allí la importancia que en Farmacia Saas y Farmacia la Coromoto implementen mecanismos orientados a medir la satisfacción del cliente con miras a determinar la ventaja competitiva.

La Ventaja Competitiva

La ventaja competitiva constituye una característica que le permite a la empresa eludir la competencia directa de los rivales y poder de esta forma obtener unos rendimientos superiores a la media del sector. La empresa puede buscar esos rendimientos superiores apoyándose en una ventaja en costos o en una ventaja diferenciadora.

De acuerdo con la Enciclopedia Libre Wikipedia (2007), la ventaja competitiva no existe, per se, hay que construirla. Las variables indispensables para construir una ventaja competitiva se refieren a las ganas, conocimientos, capital, tecnología, habilidades o destrezas para producir y distribuir bienes y servicios con el mayor valor agregado posible para el consumidor. La ventaja competitiva (VC) puede expresarse de la siguiente manera:

VC = Ganas+Conocimientos+Capital+Tecnología+Habilidades

Donde:

Las Ganas. Constituyen el motor motivador para emprender y realizar cualquier actividad; por ejemplo, la visión de ser economista requiere de las ganas para lograrlo. Las ganas deberían ser consideradas como el principal factor de producción. En realidad, si una persona no tiene ganas no produce. Un heredero billonario puede heredar todos los factores de producción tradicionales y en cantidades billonarias, pero, si no tiene ganas, todos los factores se deteriorarán hasta perderlos totalmente.

El Conocimiento. Es la razón natural para entender lo que se quiere realizar y el cómo lograr esa realización (estudiando y preguntando). La información sola no sirve para nada si no se incorpora al conocimiento. Drucker (2004), llamó la atención de los economistas pidiendo una teoría económica que coloque el conocimiento en el centro de la producción de la riqueza. En realidad, no se puede aumentar la productividad sin conocimiento. Con el conocimiento, las máquinas sirven al trabajador y no al contrario, como sucedía en el siglo pasado.

El Capital. Es necesario para la puesta en marcha de cualquier emprendimiento y para adquirir la tecnología requerida. Anteriormente, el capital llegó a pesar 50% o más en un negocio. Los ganaderos capitalistas antioqueños todavía utilizan la propuesta de aportar el ganado a un finquero que no tiene el capital para surtir su finca con el compromiso que las utilidades se repartirán por partes iguales: negocio "al partir", dicen los antioqueños. Es decir, está otorgándole un peso del 50% al factor capital. El finquero o hacendado aporta la tierra, la mano de obra, su tiempo y algunos insumos tales como la sal y las desparacitaciones del ganado y sus conocimientos, por el restante 50% de las utilidades que arroje el engorde y venta del ganado al final de la ceba.

No obstante lo anterior, con la competencia financiera internacional, el capital ha ido perdiendo ese lugar de privilegio del que gozó desde la época de los Rothchild del siglo XIX. Lo que si es creciente es que un empresario con ganas y con conocimientos, consigue fácilmente el capital que requiere a través de la banca de inversión, cuya misión es juntar el capital con los conocimientos y las ganas.

La Tecnología. Según la Enciclopedia Libre Wikipedia (2007), la tecnología es la aplicación de los conocimientos a través del uso de máquinas y equipos (tecnologías duras) o de procesos y procedimientos (tecnologías blandas), con el fin de reducir costos, aumentar la productividad, mejorar la calidad, la eficiencia y la efectividad en el mercado. Cuando se necesita transferencia de tecnologías es necesario recordar las llamadas "4 Aes" de la transferencia tecnológica: Acceso, Asimilación, Adaptación y Aplicación de la tecnología.

Primero hay que cerciorarse si hay acceso. Las llamadas tecnologías de punta o últimos avances tecnológicos no son accesibles, según sea el caso. Las tecnologías genéricas no tienen barreras.

Segundo, si se logra acceder a la tecnología deseada hay que entender cómo funciona, asimilar sus usos y sus limitaciones.

Tercero, normalmente se debe adaptar la tecnología adquirida al medio en que va a ponerse en funcionamiento.

Finalmente, una vez se haya adaptado al medio, se aplica a la función o funciones de producción deseadas. La tecnología constituye un elemento más de competitividad, pero no la garantiza por sí sola.

Las Habilidades o Destrezas. Se adquieren con la capacitación y la práctica. Las habilidades sólo se desarrollan mediante la repetición de la misma labor y esto requiere, una vez más, de las ganas de hacerlo. Si se logra aumentar las habilidades, se debe, entonces, aumentar la productividad. Las habilidades deben conducir al mejoramiento continuo del proceso, del producto y del servicio. Los japoneses llaman al proceso de mejoramiento continuo Kaizen. Las empresas estadounidenses usan "satisfactores" distintos al salario para motivar el desarrollo de habilidades que conduzcan a aumentos de productividad.

En la práctica, los empresarios deben utilizar las ventajas comparativas de una ubicación adecuada (ventajosa) con mano de obra calificada y barata y construir sus propias ventajas competitivas para aventajar a sus rivales en el mercado mediante la creación de valor al cliente al menor precio posible con la mejor calidad posible, la máxima cantidad posible y el mejor servicio posible.

- El logro de una ventaja competitiva es el objetivo buscado por la Estrategia competitiva.

- La ventaja competitiva se logra desarrollando, adquiriendo, manteniendo o aumentando Fuentes de ventaja competitiva.

- Para ser realmente efectiva, una fuente de ventaja competitiva debe ser: difícil de imitar, única, posible de mantener, netamente superior a la competencia, aplicable a variadas situaciones

Ejemplos de características de compañía que pueden constituir una fuente de ventaja competitiva:

- Orientación al cliente, valor de la vida del cliente.

- Cualidad superior del producto.

- Contratos de distribución de largo período.

- Valor de marca acumulado y buena reputación de la compañía.

- Técnicas de producción de bajo coste, liderazgo en costos.

- Posesión de patentes y copyright.

- Monopolio protegido por el gobierno.

- Equipo profesional altamente cualificado.

La lista de ventajas competitivas potenciales es muy larga. Sin embargo, hay quien opina que en un mercado tan cambiante no existen realmente ventajas competitivas que se puedan mantener durante mucho tiempo. Se dice que la única ventaja competitiva de largo recorrido es que una empresa pueda estar alerta y sea tan ágil como para poder encontrar siempre una ventaja sin importar lo que pueda ocurrir.

Las Estrategias Competitivas

En 1980, Michael E. Porter, Profesor de la Harvard Business School, citado por el Centro de Servicio de Desarrollo Empresarial (2006), publicó su libro Competitive Strategy que fue el producto de cinco años de trabajo en investigación industrial y que marcó en su momento un hito en la conceptualización y práctica en el análisis de las industrias y de los competidores. Porter describió la estrategia competitiva, como las acciones ofensivas o defensivas de una empresa para crear una posición defendible dentro de una industria, acciones que eran la respuesta a las cinco fuerzas competitivas que el autor indicó como determinantes de la naturaleza y el grado de competencia que rodeaba a una empresa y que como resultado, buscaba obtener un importante rendimiento sobre la inversión.

Aunque cada empresa buscaba por distintos caminos llegar a ése resultado final, la cuestión residía en que para una empresa su mejor estrategia debería reflejar que tan bien había comprendido y actuado en el escenario de las circunstancias que le correspondieron. Porter identificó tres estrategias genéricas que podían usarse individualmente o en conjunto, para crear en el largo plazo esa posición defendible que sobrepasara el desempeño de los competidores en una industria. Esas tres estrategias genéricas fueron: (a) el liderazgo en costos totales bajos; (b) la diferenciación; y (c) el enfoque.

El liderazgo en costos totales bajos. Esta fue una estrategia muy popular en la década de los 70´s, debido al concepto muy arraigado de la curva de experiencia. Mantener el costo más bajo frente a los competidores y lograr un volumen alto de ventas era el tema central de la estrategia. Por lo tanto la calidad, el servicio, la reducción de costos mediante una mayor experiencia, la construcción eficiente de economías de escala, el rígido control de costos y muy particularmente de los costos variables, eran materia de escrutinio férreo y constante. Los clientes de rendimiento marginal se evitaban y se buscaba la minimización de costos en las áreas de investigación y desarrollo, fuerza de ventas, publicidad, personal y en general en cada área de la operación de la empresa.

De acuerdo con el Centro de Servicio de Desarrollo Empresarial (2006), "si la empresa tenía una posición de costos bajos, se esperaba que esto la condujera a obtener utilidades por encima del promedio de la industria y la protegiera de las cinco fuerzas competitivas" (p. 40). En la medida en que los competidores luchaban mediante rebajas de precio, sus utilidades se erosionaban hasta que aquellos que quedaban en el nivel más próximo al competidor más eficiente eran eliminados. Obviamente, los competidores menos eficientes eran los primeros en sufrir las presiones competitivas.

Lograr una posición de costo total bajo, frecuentemente requería una alta participación relativa de mercado (se refiere a la participación en el mercado de una empresa con relación a su competidor más importante) u otro tipo de ventaja, como podría ser el acceso a las materias primas. Podría exigir también un diseño del producto que facilitara su fabricación, mantener una amplia línea de productos relacionados para distribuir entre ellos el costo, así como servir a los segmentos más grandes de clientes para asegurar volumen de ventas.

Como contraprestación, implementar una estrategia de costo bajo podría implicar grandes inversiones de capital en tecnología de punta, precios agresivos y reducir los márgenes de utilidad para comprar una mayor participación en el mercado. Por aquella época, la estrategia de liderazgo en costo bajo fue el fundamento del éxito de compañías como Briggs & Stratton Corp., Texas Instruments, Black & Decker y Du Pont.

La diferenciación. Una segunda estrategia era la de crearle al producto o servicio algo que fuera percibido en toda la industria como único. La diferenciación se consideraba como la barrera protectora contra la competencia debido a la lealtad de marca, la que como resultante debería producir una menor sensibilidad al precio. Diferenciarse significaba sacrificar participación de mercado e involucrarse en actividades costosas como investigación, diseño del producto, materiales de alta calidad o incrementar el servicio al cliente.

Sin embargo, esta situación de incompatibilidad con la estrategia de liderazgo de costos bajos no se daba en todas las industrias y había negocios que podían competir con costos bajos y precios comparables a los de la competencia. Compañías que se distinguieron en su momento por adoptar alguna forma de diferenciación fueron: Mercedes-Benz (diseño e imagen de marca), Caterpillar (red de distribución) y Coleman (tecnología), entre muchas otras.

El enfoque. La tercera estrategia, consistía en concentrarse en un grupo específico de clientes, en un segmento de la línea de productos o en un mercado geográfico. La estrategia se basaba en la premisa de que la empresa estaba en condiciones de servir a un objetivo estratégico más reducido en forma más eficiente que los competidores de amplia cobertura. Como resultado, la empresa se diferenciaba al atender mejor las necesidades de un mercado-meta específico, o reduciendo costos sirviendo a ése mercado, o ambas cosas. The Martin-Brower Co., uno de los grandes distribuidores de alimentos en los Estados Unidos, fue un ejemplo en la adopción de la estrategia de enfoque cuando en su época, limitó su servicio solamente a las ocho principales cadenas de restaurantes de comida rápida (Hoy sólo le distribuye a McDonald´s).

Las tres estrategias genéricas de Porter, citado por el Centro de Servicio de Desarrollo Empresarial (2006), eran alternativas, maneras viables de enfrentar a las fuerzas competitivas. La empresa que fallara en desarrollar su estrategia en por lo menos una de éstas directrices, quedaba atrapada en el centro, como la empresa C de la figura, situada en una posición estratégica extremadamente pobre (una empresa con precio alto para productos percibidos como de baja calidad). Porter describía a éste tipo de empresa con fallas en su participación de mercado, en su inversión de capital y con limitada capacidad de maniobra para ejecutar la estrategia del bajo costo, de la diferenciación o del enfoque.

La Empresa L tiene precio y calidad bajos. La Empresa M tiene precio y calidad altos. La Empresa C está atrapada en el centro pues la mayoría de los clientes se preguntarán por qué deben comprarle a C cuando pueden obtener mejor calidad al mismo precio de la Empresa M, u obtener (más o menos) la misma calidad de los productos de C y a menor precio comprándole a L. Como entre L y M el espacio es grande, la situación de C podría complicarse aún más si aparece un nuevo competidor que llegue a ocupar el espacio vacío, atacando además a L y M o si uno de los competidores actuales se mueve hacia una estrategia de línea completa.

En este sentido, Porter (1998), "reconoce para las nuevas circunstancias del mercado, la inestabilidad de estas tres estrategias genéricas y la necesidad de modelos más dinámicos para concebir la ventaja competitiva" (p. 12).

Las tres estrategias genéricas aquí esbozadas, pertenecen a los modelos estáticos de estrategia que describen a la competencia en un momento específico. Fueron útiles cuando en el mundo los cambios se daban lentamente y cuando el objetivo era sostener una ventaja competitiva. La realidad es que las ventajas sólo duran hasta que nuestros competidores las copian o las superan. Copiadas o superadas las ventajas se convierten en un costo. El copiador o el innovador sólo podrá explotar su ventaja, durante un espacio de tiempo limitado antes que sus competidores reaccionen. Cuando los competidores reaccionan, la ventaja original empieza a debilitarse y se necesita una nueva iniciativa.

Evidentemente, si en farmacias de autoservicio como Farmacia Saas o Farmacia La Coromoto de San Juan de los Morros, desean generar una ventaja competitiva, deben emplearse distintas estrategias, como por ejemplo la diferenciación de productos, que supone incurrir en mayores costos para lograr una distinción frente a la competencia, a través de la capacitación de sus trabajadores, mejorando la calidad del servicio farmacéutico, y ofreciendo productos de calidad a precios más bajos.

Al mejorar las expectativas de vida, y sus preferencias frente a los productos farmacéuticos, las personas son aun más exigentes al momento de elegir dónde y qué comprar. Por esto resulta conveniente la diferenciación de productos, con el fin de satisfacer plenamente al cliente, dándole a entender a éste, que sus productos son de muy alta calidad.

El Autoservicio

El autoservicio, en palabras de Salen (1993), es "una modalidad de venta que permite reducir el costo de la mano de obra en la explotación del establecimiento y, al consumidor, acercarse directamente a los productos, con los que se posibilita la venta por impulso" (p. 19).

De acuerdo con la Enciclopedia Libre Wikipedia (2008), "una tienda de autoservicio es, a diferencia de las tiendas departamentales, un tipo de tienda donde el cliente puede hacerse, al menos en teoría, de sus propias mercancías para comprarlas o adquirirlas" (p. 1). Existen tiendas de autoservicio de todos tamaños, las hay desde las más pequeñas como las de tipo Waldo's Mart donde vende sus mercancías a dólar al igual que otras tiendas de todo a un precio, como existen también las grandes cadenas de tiendas de autoservicio manejados por los grandes corporaciones como por ejemplo, Wal-Mart, Home Depot, Lowe's, Sodimac, Comercial Mexicana, Gigante, Chedraui, Carrefour, Makro y Auchan, entre otros.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Propuesta de comercialización para "Baby Shampoo Natural"

    Filosofía de laboratorios Clarox C.A. Estudio de mercado. Mezcla del producto. Estrategia de precios. Estrategia de cana...

  • Mercadotecnia

    Administración de la mercadotecnia. Producción. Venta. Mercadotecnia Social. Para empezar podemos definir la mercadotec...

  • Campaña Publicitaria

    Análisis De La Situación. Estrategias de la campaña. Responsabilidad gerencial dentro de la empresa en el manejo de medi...

Ver mas trabajos de Marketing

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.