Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Disfemia o tartamudeo (página 2)

Enviado por Roco C.



Partes: 1, 2


La segunda y tercera fases son provocadas en gran parte por la reacción del paciente ante su propia tartamudez y frente a la reacción de los demás.

La tartamudez, a su vez, se manifiesta de diferente manera según personas y situaciones.

Tipos de disfemias

Hay varios tipos de disfemias:

Tartamudez inicial: Tiene lugar entre los 3 y los 4 años. No todos los niños la pasan, aunque se considera normal su padecimiento dentro del desarrollo comunicativo.

Tartamudez propiamente dicha: Aparece entre los 7 y los 10 años. Es la disfemia propiamente dicha, la patológica. Por parte de la sintomatología asociada, encontramos en primer lugar las manifestaciones lingüísticas, que son: uso de muletillas verbales; perífrasis y lenguaje redundante; alteraciones sintácticas y frases incompletas; y abuso de sinónimos. Luego están las manifestaciones conductuales, que son: retraimiento y logofobia (por el rechazo social que experimentan los tartamudos); reacciones de angustia y ansiedad a la hora de comunicarse; conductas de evitación en situaciones comunicativas; manifestaciones emocionales de diverso tipo (rubor, timidez, etc.)

Luego están las manifestaciones corporales y respiratorias, que son: sincinesias corporales (movimientos corporales involuntarios); alteraciones en la musculatura facial (tics, crispación, gestos, etc.); hipertensión de los músculos articualtorios y laríngeos y corporales; alteración fonorrespiratoria (incoordinación entre la actividad de inspiración y la de expiración); y respuestas psicogalvánicas (sudoración, palidez, etc.)

Diferentes tipos de tartamudez

Existen varios tipos de tartamudez, entre los que se incluyen los siguientes:

Tartamudez Del Desarrollo

Es el tipo más común de tartamudez que afecta a los niños. A medida que desarrollan los procesos del habla y el lenguaje, es posible que los niños no logren pronunciar todos los sonidos.

Tartamudez Neurogénica

La tartamudez neurogénica también es un trastorno común y se produce debido a problemas de comunicación entre el cerebro, los nervios y los músculos.

Tartamudez Psicogénica

Se cree que la tartamudez psicogénica se origina en el área del cerebro responsable del pensamiento y el razonamiento, y puede presentarse en personas que padecen una enfermedad mental o que hayan experimentado angustia o estrés mental excesivo. Sin embargo, aunque es posible que la tartamudez provoque problemas emocionales, generalmente no se la asocia con ellos.

Clasificación de la tartamudez

En cuanto a la clasificación, hay tres tipos de tartamudez (de la propiamente dicha, según la anterior clasificación):

  • Tartamudez tónica: Se caracteriza por la interrupción total del habla durante cierto tiempo (espasmo o inmovilización muscular), produciéndose a continuación una emisión repentina de la expresión verbal.

  • Tartamudez clónica: Se trata de repeticiones involuntarias, bruscas y explosivas de una sílaba o grupo de sílabas durante la emisión verbal.

  • Tartamudez tónica - clónica: Se dan las características de las dos anteriores. Es la más frecuente.

Tipos de tartamudeo

  •  TARTAMUDEO POR REPETICIONES:

Este tipo de tartamudeo consiste en la repetición persistente y frecuente de sonidos, sílabas o palabras como por ejemplo: "t-t-t-t-tiene", "mi-mi-mi- mi papa". Estas repeticiones solo se considerarán problemáticas cuando se conviertan en un estilo del habla del niño, es decir, cuando aparezcan con una frecuencia excesiva.

  •  TARTAMUDEO POR BLOQUEOS:

Este tipo de tartamudeo se caracteriza porque el niño se traba con las palabras, es decir, parece como si le costara "sacar" el sonido de las palabras. Esto suele ir acompañado de una intensa gesticulación, fuerza en los labios y en la mandíbula que le permiten finalmente "expulsar" el sonido deseado. Es frecuente que el niño busque otras palabras alternativas para decir lo mismo y evitar las palabras más problemáticas. Pueden también optar por tomarse una pausa al hablar, respirar con fuerza para intentar nuevamente pronunciar el sonido problemático. En español los bloqueos aparecen con mayor frecuencia en palabras que empiezan con las siguientes consonantes: "b", "c", "d", "g", "m", "n", "p", y "t".

  •  TARTAMUDEO POR PROLONGACIONES:

En este caso el tartamudeo aparece por un exceso de duración de los sonidos de algunas palabras. Las consonantes en las que es más frecuente prolongar el sonido en español son: "f", "y", "l" y "s".

Estos tres tipos de tartamudeo pueden aparecer de forma aislada o, como es más frecuente, de forma combinada. A pesar de estas divisiones, es difícil encontrar a dos niños con un tartamudeo igual. Esto es debido sobre todo, a la importancia del contexto o situación donde el niño está hablando y las emociones asociadas a ello.

Y otros artículos de Guía de Psicología relacionados lo denominan:

Trastornos del lenguaje en la infancia

Hablamos de trastornos del lenguaje cuando un niño no desarrolla con normalidad las habilidades de comunicación y la capacidad del lenguaje. Hay diferentes tipos: disfasias, dislalia y tartamudez.

Tartamudez Infantil

La tartamudez en un trastorno que aparece a edad temprana y que consiste en la falta de fluidez adecuada en el habla. En la mayoría de los casos tiende a desaparecer con la edad, pero en otros puede persistir hasta la edad adulta.

Causas de la tartamudez

El comienzo del tartamudeo va a coincidir con una etapa de amplio desarrollo del lenguaje, y por ello, parece que la tartamudez vendría por dificultades en la adquisición de las habilidades del lenguaje.

Parece existir una relación importante entre padecer este trastorno del lenguaje y tener antecedentes familiares con la misma dificultad en la infancia. Esto hace pensar en ciertos factores biológicos o genéticos que podrían influir en el inicio del trastorno. Entre los factores biológicos que se han relacionado con este problema encontramos:

Diferencias en la lateralización del lenguaje: parecen existir diferencias en la forma de lateralizar el lenguaje entre los no tartamudos y los tartamudos, de modo que en los primeros se daría una mayor lateralización del habla hacia el hemisferio cerebral derecho que en los segundos, en los que predomina la lateralización izquierda.

FACTORES ETIOLÓGICOS

Los factores etiológicos de la tartamudez pueden ser:

1) La herencia

2) Trastornos neurológicos asociados de diverso orden

3) Trastornos de leteralización

4) Trastornos de la estructuración temporoespacial

5) Trastornos del lenguaje en los tartamudos

6) Disfunción de los circuitos de control del habla

7) Problemas psicológicos

Por parte de los factores etiológicos (etiología multifactorial), podemos destacar que se descarta cualquier anomalía orgánica; influye la herencia (los antecedentes familiares causan la enfermedad en el 30% de los casos); el sexo (se da más en hombres); la lateralidad contrariada (personas que eran zurdas y les obligaron a escribir con la mano derecha); retroalimentación auditiva demorada; trastornos de personalidad y respuesta a la ansiedad; falta de coordinación entre los sistemas respiratorio y fonatorio; y el aprendizaje.

Diferencias en el procesamiento auditivo

Dificultades en el procesamiento motor, es decir, problemas con la coordinación muscular en la producción del movimiento corporal, que afectaría también al habla.

A pesar de todo ello, presentar dificultades con la fluidez del habla entre los dos y los cinco años de vida es relativamente frecuente, y en la mayoría de los casos el problema desaparece con la edad. Por esto, es fundamental centrarse en los factores que pueden mantener el problema a largo plazo.

El mantenimiento de la falta de fluidez en el habla a largo plazo se relaciona con factores sociales o del entorno. Se ha planteado que una alta exigencia de los padres y una actitud negativa e incorrecta hacia los errores del niño pueden agravar las dificultades en el habla del niño.

La excesiva atención hacia los errores y las correcciones pueden estar aumentando el temor y la ansiedad del niño hacia el habla. El retraimiento y ansiedad social, la baja autoestima y la escasez de habilidades sociales pueden convertir una dificultad ocasional y temporal en un trastorno persistente.

Es así que tenemos los diferentes trastornos del habla:

  • A. Dislexia:

Retraso específico de la lectura. La dislexia es un trastorno del aprendizaje que se caracteriza por un déficit de la capacidad lectora debido a dificultades para descifrar el texto escrito causando problemas de compresión.

  • B. Discalculia:

Trastorno del Cálculo en la infancia. La Discalculia, o trastorno de aprendizaje del cálculo, consiste en la dificultad específica en el proceso de aprendizaje del cálculo en la infancia.

  • C. Trastornos del Aprendizaje en la Infancia.

Los trastornos del aprendizaje suponen el retraso en la adquisición de aprendizajes escolares básicos como son la lectura, escritura y el cálculo numérico. Según el area afectada hablaremos de dilexia, disgrafía o discalculia.

Diagnóstico de la tartamudez

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, el diagnóstico de la tartamudez también pueden incluir lo siguiente:

  • Antecedentes detallados del desarrollo del trastorno

  • Evaluación de las habilidades del lenguaje y el habla por parte de un logopeda

Cómo controlar los problemas del habla normales del desarrollo:

Es importante recordar que cada niño desarrolla el habla sólo cuando está listo para hacerlo. Si su hijo manifiesta problemas del habla, consulte al médico y solicite una evaluación del niño. A continuación se enumeran algunas sugerencias que podrían resultar beneficiosas para ayudar con las dificultades normales del habla de su hijo y para evitar que desarrolle los problemas de la tartamudez verdadera:

Anime a su hijo a que converse con usted acerca de temas sencillos y entretenidos en un lugar donde él se sienta a gusto.

Intente que la conversación sea divertida o haga de ella un juego.

No interrumpa a su hijo mientras habla, aun si comete errores o le resulta difícil hacerlo.

No le pida que repita algo que usted no haya comprendido. Intente descifrarlo y continúe con la conversación.

No lo obligue a practicar determinados sonidos o palabras, ya que hará que el niño se sienta incómodo con respecto a su habla.

No le pida a su hijo que hable más lentamente, sólo lo frustrará. En cambio, intente conversar con él en un lugar tranquilo y silencioso, y hable en forma pausada para que el niño lo imite.

Pida a otros adultos que no corrijan el habla de su hijo y no hable acerca de los problemas del habla del niño en su presencia.

Escuche atentamente a su hijo.

No complete sus frases, espere a que él diga las palabras.

Si el niño decide hablar acerca de su tartamudez, hágalo abiertamente.

Evite pedirle que hable frente a otras personas.

Las Dificultades Del Habla Más Graves

  • Tartamudea después de los 5 años de edad

  • Teme hablar o no habla

  • Existen antecedentes familiares de tartamudez

  • Tiene 18 meses de vida y todavía no pronuncia palabras

  • Tiene más de 2 años de edad y las personas todavía no logran comprender lo que dice

  • Tiene más de 3 años de edad y las personas todavía no logran comprender alrededor de la mitad de lo que dice

  • Sigue repitiendo palabras o frases después de seis meses y luego de seguir las recomendaciones anteriores

Tratamiento de la tartamudez en la infancia

La intervención en el tartamudeo va a ser más eficaz cuanto antes se intervenga en el tratamiento. Si la tartamudez ya ha tenido años de evolución se consolidará en mayor medida las dificultades en la fluidez del habla y los problemas asociados con esto serán más. Por ello, cuanto antes se intervenga más eficaz, rápidos y duraderos serán los resultados del tratamiento.

El tratamiento de la tartamudez irá precedido de una evaluación completa del niño y de las características de su tartamudez. Con esta información se estructurará un programa individualizado y adaptado al caso concreto en el que aparecerán los siguientes aspectos:

En primer lugar se indicará la necesidad de aceptar el problema tanto por los padres como por el niño. Se indicará a los padres que hablen abiertamente del problema con su hijo para no convertirlo en un tabú que genere más ansiedad.

Se le enseñarán al niño las habilidades necesarias para afrontar posibles burlas de compañeros consiguiendo que el niño afronte el problema con la menor ansiedad posible.

Enseñar la respiración diafragmática de forma pausada y practicarla todos los días hasta que el niño la domine.

Ejercicios de repetición progresiva, primero de vocales, después monosílabas, palabras, frases y finalmente párrafos. Estos ejercicios van a facilitar la adquisición de la habilidad para controlar el aire que se espira al hablar y evitar así las repeticiones y bloqueos propios del tartamudeo.

Las habilidades que se le enseñan al niño en las sesiones terapéuticas serán practicadas, paralelamente, en el ambiente cotidiano del niño y siguiendo las instrucciones del terapeuta. Por ello, es fundamental la colaboración activa de los padres, e incluso, de los profesores para conseguir que el niño ponga en práctica lo aprendido en las sesiones.

Necesidades educativas

En cuanto a las necesidades educativas especiales de los niños con dificultades en la fluidez verbal, son: necesidad de relajación muscular corporal y de los músculos articulatorios para adquirir fluidez en el habla; necesidad de reducir la ansiedad social; necesidad de lograr la coordinación de la conducta respiratoria; necesidad de hacer atribuciones cognitivas adecuadas y positivas (cambiar pensamientos del tipo "fracasaré al intentarlo" por "puede mejorar mi habla); y necesidad de aprender a ralentizar la emisión de palabras y a enfatizar la articulación de los fonemas para lograr claridad en el lenguaje verbal.

En cuanto a la respuesta educativa, por parte del proceso metodológico estarían los métodos reflexivos (aprender a hablar de manera analítica, autoobservándose mientras se habla), y los métodos diversivos (distraer la atención de la persona sobre su manera de hablar y disminuir la logofobia) Además de esto, en la disfemia hay que hacer psicoterapia e intervención logopédica (intervención de la hipertonía corporal y de los músculos fonatorios); intervención en la respiración e intervención en la fluidez, ritmo de la emisión verbal.

El porcentaje de tartamudos se eleva alrededor de un 1% de la población general. Para la mayoría de los autores, este porcentaje difiere según el sexo y se admite que es más frecuente en muchachos que en muchachas.

Tratamiento psicológico desde la orientación conductual de la tartamudez

Yates (1970 y 1975), clasifica los distintos métodos usados en terapia de conducta segùn tres categorías: la de "error de retroalimentación", "tartamudeo como aprendizaje" y la "reducción de la ansiedad". Vamos a comentar cada una de ellas para ver su éxito y fundamentos.

SEGUIMIENTO

En la terapia de seguimiento (también llamada de ECO) se intenta que una persona tartamuda, siga repitiendo las palabras que dice otra persona que está leyendo un texto.

ENCUBRIMIENTO

En esta técnica se somete a ruido blanco (un ruido que comprende una amplia gama de tonos) mientras está leyendo o hablando. Se supone (Yates, 1970 y 1975) que el ruido a alta intensidad atenùa la retroalimentación conducida a través de los huesos.

HABLA RÍTMICA

Brady (1968, 1971), ha sido uno de los autores que más se ha preocupado de enfrentar los problemas de modelado y generalización del habla. Considera que el metrónomo es un buen método para conseguir cambiar el patrón de habla tartamuda, pues presenta entre otras ventajas el ser ligero y manejable. Considera asimismo, cuatro etapas en el tratamiento. En la primera, se le enseña al sujeto cómo utilizar el metrónomo, y de esta forma eliminar en gran medida el tartamudeo. En segundo lugar, se incrementa la tasa de habla, diciendo en cada golpe de metrónomo una unidad de habla más larga. En la tercera y cuarta etapa, utiliza un metrónomo miniaturizado e intenta que se manifiesta en mayor medida. Por ùltimo, y una vez demostrada la capacidad del sujeto en utilizar el nuevo patrón de habla en distintas situaciones, se intenta ir dejando de utilizar, poco a poco, el metrónomo.

TÉCNICAS OPERANTES

Siguiendo la hipótesis del tartamudeo como aprendizaje operante, Richard y Mundy (1965), utilizaron recompensas como el helado en niños, así como puntuar más alto en una gráfica, para reducir el tartamudeo en terapia. Los padres eran administradores del refuerzo, y los resultados fueron positivos.

TIEMPO FUERA

En esta técnica, cuando los sujetos tartamudean, la situación terapéutica permite que se encienda una luz roja durante diez segundos, y en este tiempo no se puede hablar. La base teórica de esta técnica es el supuesto de que el TF es una consecuencia aversiva; sin embargo, Adams y Popelka (1971), afirman que sus tartamudos los encontraron relajante. No está, pues, claro cuál es el fundamento de esta técnica. Probablemente se perciba de muchas maneras y puede ser que cada sujeto vea una de ellas como principal.

Otras técnicas utilizadas han sido la retroalimentación auditiva demorada (RAD) y la desensibilización.

El tratamiento específico para la tartamudez será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La gravedad del trastorno

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas para la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es concentrarse en volver a aprender a hablar o eliminar las formas incorrectas de hacerlo. Aunque no existe una cura para la tartamudez, una intervención precoz puede evitar que se convierta en un problema para toda la vida. Se recomienda efectuar una evaluación del habla y el lenguaje en los niños que evidencian tartamudez o esfuerzo asociado con el habla durante un período superior a seis meses. A veces se utilizan medicamentos y dispositivos electrónicos para tratar la tartamudez.

 

 

 

Autor:

Rocío C.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.