Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El Docente Universitario como Líder Transformacional (página 2)




Partes: 1, 2


Lo expuesto hasta ahora evidencia la importancia que dentro de las instituciones universitarias tiene el docente como líder quien ha de ser un profesional preparado y crítico pero sobretodo debe poseer habilidades y conocimientos necesarios que le permitan crear espacios para la participación, y fomento de la acción comunitaria.

Una función esencial de la organización universitaria es la preparación para la integración social, en el aquí y en el ahora de la sociedad, ha sido objeto de un cambio en la visión educativa. El hombre demanda una atención más individualizada; de tal forma que esta función de integración social de la universidad, será redefinida en procura de garantizar una formación académica de calidad, sostenida en la calidad total.

Al respecto Vilchez (2.005) señala que: .. "la universidad debe integrarse de manera efectiva a todos los procesos surgidos en el ámbito comunitario.". (p. 17). Ello conduce a un desempeño de los diferentes actores que intervienen en el proceso de enseñanza, orientado hacia la promoción e integración social, dando a la universidad un rol protagónico en la promoción y vinculación del espacio comunitario.

Visto así, el nuevo rol de la universidad se define como eje conductor de un trabajo de cara a la comunidad, transformando lo que esta le provee, exhibiendo un liderazgo docente compartido precisando el empleo de enfoques pedagógicos y andragógicos, generando acciones de participación y acercamientos con la diversidad de actores claves, quienes en un proceso de comunicación abierta, establecerán en la universidad, la idea de un centro del quehacer comunitario.

Obviamente que esta noción de universidad como comunitaria, promueve y requiere el desempeño de un desempeño docente constructivo hacia el entorno universitario y comunitario, el cual se ha de sustentar en la acción comunitaria que promueva el docente. En este orden de ideas el rol del docente universitario ha de ser la promoción de la integración universidad-comunidad, inspirado en el fortalecimiento de un sistema democrático que promueva las capacidades y potencialidades de todos los miembros de la comunidad, estimulando entre ellos la producción de esfuerzos para lograr las metas de integración.

En opinión de Yus (2.004): . "es preciso definir un espacio ecológico de intercambio, logrando el éxito de la universidad como agente socializador, ampliando su ámbito a toda la comunidad". (p. 104). Esta idea conduce a señalar que la universidad necesita abrirse a la vida, empaparse de su realidad y fundamentar toda su acción en esa realidad cotidiana. Lo expuesto define una situación de desempeño del docente universitario, en vínculo con la acción comunitaria; es decir, la condición ideal es integrar a la comunidad, la cual aún requiere mucho intento por hacer. Tal situación es la situación problemática que orienta la realización del presente estudio orientado a establecer la gestión del docente universitario, como promotor de la acción comunitaria, en el fortalecimiento de la integración universidad-comunidad.

La problemática así visualizada, deriva las siguientes interrogantes:

-¿Qué líneas de acción comunitaria se insertan en el desempeño del docente universitario?

-¿Qué características definen el desempeño del docente universitario como líder transformacional?

-¿Qué importancia tiene la universidad para la proyección de la acción comunitaria en el fortalecimiento del liderazgo transformador del docente?

Ahora bien y en función de las interrogantes surgidas se plantean como Objetivo General: Analizar el desempeño del docente universitario como promotor de la acción comunitaria en el fortalecimiento del liderazgo transformacional y como Objetivos Específicos: Describir las acciones del docente universitario como promotor de la acción comunitaria, caracterizar el reempeño académico del docente universitario como promotor de la acción universitaria y establecer la importancia del desempeño del docente universitario como promotor de la acción comunitaria.

Cabe destacar que la presente investigación se justifica, ya que en el contexto popular, específicamente el de la comunidad, como toda construcción humana, es siempre dinámico, cambiante, sustentado en múltiples dimensiones y factores donde no resulta difícil que una misma cosa, sea causa y efecto al mismo tiempo. Ello supone una realidad compleja, la cual no es sencillo aprehender y menos aún, transformar.

Claro está que siempre se ha constatado el enorme esfuerzo de los habitantes de las comunidades por dar respuestas a sus problemas, y prueba de ello es la multiplicación de proyectos que se desarrollan a partir de la organización y participación comunitaria, definido actualmente como el poder popular. Tal cometido requiere la incorporación del entorno universitario, promoviendo la interacción y participación sistemática de todos los actores que interactúan, en la solución de problemáticas comunes de la escuela y comunidad.

Por todo lo expuesto, el estudio cobra importancia por cuanto se orienta a promover la acción comunitaria, desde la perspectiva del desempeño docente universitario como promotor de la referida acción, dando importancia al fortalecimiento de su liderazgo transformacional.

Incluye además un aspecto muy importante que es mejorar la operatividad de la universidad a través de su consolidación como elemento de existencia de una identidad institucional sólida, compartida por todos los miembros y que permita su flexibilización en el proceso integracionista con el entorno comunal. Así la universidad se acerca a su entorno comunal. Así la universidad se acerca a su entorno social donde tienen lugar una confluencia de saberes que potencian la organización universitaria y abren espacios de integración y búsqueda de soluciones comunes; y en esta perspectiva, la metodología utilizada ubica la investigación en un estudio monográfico de tipo documental de carácter analítico, con un diseño descriptivo, donde se caracterizan los aspectos relevantes del tema de estudio, la misma se apoya en el paradigma socio-crítico, bajo una perspectiva holística, donde según Hernández (1.999) "el paradigma socio-critico es el que identifica un potencial para el cambio y tiene como finalidad analizar la realidad de una manera crítica" (p 149).

Atendiendo a Hernández (1.999) se define la investigación documental como "un estudio sobre los antecedentes de investigaciones similares, así como teorías existentes relacionadas con el problema que se investiga. Es un aspecto significante en cualquier investigación de campo o experimental". (p. 10). Según esta concepción la investigación planteada es documental, porque básicamente se trabajará con la revisión de investigaciones anteriores efectuadas, así como literaturas especializadas sobre el tema.

Así mismo ésta investigación es descriptiva de acuerdo a sus características. Al respecto Valbuena (2.004) caracteriza la investigación descriptiva como "aquella que describe sistemáticamente los hechos y características de una población o áreas de interés, con datos y en forma precisa. Reutiliza en el sentido literal de describir situaciones o eventos". (p. 32).

La investigación tiene como alcance todo lo relacionado a los factores que incluyen el Liderazgo del Docente Universitario y la promoción de la acción comunitaria, en las instituciones de educación superior y en el sector público, donde se han realizado estudios sobre el tema y se da básicamente el problema en su totalidad. Así mismo, en toda investigación el tiempo es la mayor limitación que afecta al investigador, así como una razón particular como es la ubicación geográfica del centro universitario de estudios, en Valle de la Pascua, alejados de los centros universitarios por excelencia, los cuales se encuentran bien dotados de material de apoyo y bibliográficos relativos al tema; por lo tanto esta investigación responde a una monografía insertada en la modalidad de investigación documental y bibliográfica centrada en la indagación y recolección de información actualizada y pertinente para enfocarla en la interpretación y adaptación al ámbito de estudio y es descriptiva de acuerdo a sus características.

Al respecto Valbuena (2.004), caracteriza la investigación descriptiva como "aquella que describe sistemáticamente los hechos y características de una población o área de interés, con datos y en forma precisa. Se utiliza en el sentido literal de describir situaciones o eventos". (p. 32).

Según esta concepción, la investigación planteada es documental es documental, porque básicamente se trabajará con la revisión de investigaciones anteriores efectuadas. Así como literaturas especializadas sobre el tema.

Igualmente, Ramos (2.003), define la investigación documental o bibliográfica como aquella que tiene por objeto el estudio de los fenómenos a través de los documentos elaborados por el hombre social a través del tiempo. Sus usos principalmente son la etapa preparatoria de toda investigación donde hay que investigar antecedentes del problema en estudio. (p. 28).

Estos conceptos son reforzados por lo planteado por Barvaresco (2.002) cuando define la investigación documental como aquella que: "Constituye prácticamente la investigación que da inicio a casi todas las demás por cuanto permite un conocimiento previo, o bien el soporte documental o bibliográfico vinculante al tema objeto de estudio." (p. 26).

En el referido contexto conceptual, en el presente estudio, para obtener información se realizó una investigación bibliográfica y minuciosa de las fuentes bibliográficas y documentales, tales como textos, trabajos de investigación, revista especializada, artículo de prensa, entre otros, con miras de tener acceso a la información y sí con bases firmes, elaborar la reconceptualización, del ideal del Liderazgo docente universitario y del desarrollo personal del participante, que debe caracterizar las instituciones de educación superior, con fines de logro de las metas que les han sido planteadas.

CAPÍTULO I

Marco teórico

La función primordial de la educación es la de sostener y consolidar un patrón de vida valorado por una sociedad. De esta manera se comprende es una institución social de primera magnitud que provee las fundamentaciones sobre las que descansa la identidad de un pueblo, es entonces uno de los elementos coadyuvantes al establecimiento de la sociedad moderna. El fortalecimiento de un aparato escolar que sirve a las demandas de un proceso social cada vez más complejo se ve reflejado el crecimiento y diversidad de las opciones educativas.

El rol de desempeño por el docente universitario en este contexto ha sido trascendental; si bien la universidad puede ser entendida como el ámbito donde se produce la interacción entre educadores y estudiantes, esta puede ser observada como una organización que ha ido transformando gracias a las innovaciones introducidas por todos sus actores con amplias perspectivas. En este orden de ideas Heller 1.998 plantea:

"Es nuestra responsabilidad rescatar el significado y trascendencia de la labor educadora dentro de un mundo informatizado, en el cual el real ejercicio de valores universales libertad, derechos humanos, solidaridad, sentido lúdico de la existencia, sensibilidad ética y estética, dependerá en gran parte de la comunicación armónica con los demás y con el universo en general". (pág. 117).

De la cita se desprende, la urgencia de retomar el rol del docente como líder, para lo cual debe preparar de una manera integral y en sintonía con las demandas de la sociedad actual, por lo tanto se hace necesario reflexionar acerca del carácter de la profesión docente, tomando en cuenta sus múltiples connotaciones; así se puede indagar en torno a la socialización y el origen social del educador, pero en intima conexión con esto hay que ubicar su status profesional y comparando con otras profesiones.

De igual manera, es necesario disertar sobre el liderazgo del educador, respecto a su papel dentro del aula y en su entorno social, que es mucho más amplio y se extiende a las relaciones por él establecidas con la comunidad educativa (educadores, alumnos, padres y representantes) y con el medio donde está ubicado su lugar de trabajo.

Por todo lo anterior se debe considerar que la finalidad y esencia del liderazgo en la docencia no es crear individualmente fortalezas, sino provocar que estas se realicen a través del potencial humano que se encuentra en todo el grupo. Toda labor de liderazgo se manifiesta en la creación y mantenimiento de un equipo integrado, motivado, sinérgico y ético, que viva y que haga vivir valores, con una alta orientación a resultados.

El Liderazgo Transformacional en la Educación

Los roles del docente, considerados desde una múltiple e innovadora perspectiva, cambian sustancialmente con relación a la perspectiva tradicional. El docente aquí no se limita a explicar las unidades temáticas curriculares, sino que asume una serie de papeles que trasciende su papel convencional centrado en su lección magistral.

 

El docente desempeña en el contexto universitario una serie de funciones repartidas a lo largo del proceso de enseñanza y aprendizaje donde comienza planificando las tareas y termina desempeñando una verdadera labor de liderazgo donde las relaciones docente-alumno cobran nuevo sentido y se inscriben en un marco educativo diferente en el que se hacen visibles la afinidad de intereses, el ajustes de estilos académicos, la confianza mutua, la acomodación estratégica e incluso las habilidades y conocimientos extra-académicos.

El conjunto de papeles y tareas desempeñadas por el docente en esta nueva concepción de líder transformacional viene ocupando a muchos autores que de una u otra manera contribuyen con sus aportes al mejoramiento del desempeño de la labor del docente. Algunos de ellos se presentan a continuación:

Junkins J. (2000) plantea que entre las propiedades nacionales de hoy, la educación es, claramente, el problema individual más grande. Ella afecta todo lo que hacemos trátese de las expectativas de la próxima opulencia de la actual, en tal sentido plantea: "Los problemas de la vivienda, de las drogas, de los índices de criminalidad y todo lo demás están todos interrelacionados con ella, que nos resulta imposible resolverlos a menos que le demos solución al problema de la educación" (p. 273). Así mismo el autor también señala:

"La Educación te permite mirar al mundo que te rodea, y decidir donde vas a ejercer tu influencia". Tiene que ve con la elección de carrera. Pero más que eso, te ayuda a conocer que cuestiones te interesan y alrededor de cuales de ella vas a organizar tu vida. La oportunidad que tiene una persona de influir sobre la calidad de su vida y de la de otros sólo llega con la capacidad de contribuir legítimamente a la sociedad en general. (p. 273)

Por otro lado Wilson B. (2003) destaca:

"La empresa entrenará si la escuela educa profundamente. De modo que las herramientas más importantes que un nuevo empleado pueda traer a su cargo son aprender a aprender, solución de problemas y destrezas de comunicación. La empresa no necesita una fuerza laboral dócil y sumisa. Necesitamos solucionadotes de problemas, pensadores claros, solucionadotes de conflictos y comunicadores excelentes. ¿Cómo adquieren los trabajadores tales conocimientos?

En ambos casos los autores dejan ver el papel fundamental de la educación para transformar las situaciones que afectan la sociedad actual, a través de un liderazgo efectivo, formando ciudadanos verdaderamente comprometidos con la sociedad donde se desenvuelvan y encaminados a contribuir efectivamente con su desarrollo. En tal sentido cabe señalar lo planteado por Gram. P. (2003):

Creo que el propósito de la educación es proporcionar a los jóvenes la capacidad de ser más de lo que pensaron que podrían ser. La educación es una de las pocas activadoras humanas que de verdad tiene el potencial para ampliar las posibilidades de la gente. Los educadores tienen que dar a los niños las destrezas para que se creen un futuro que sea más de lo que no puede esperar para ellos. La meta de los líderes de la educación es preparar a los niños para destinos pocos comunes (p. 281)

 

Considerando estas afirmaciones, el desafío es una nueva forma de hacer universidad, ósea, que sea algo más que un espacio físico, que pueda transformarse en una verdadera organización de aprendizajes cuya modalidad de gestión se sitúe a directivos, docentes y alumnos como reales protagonistas del que hacer pedagógico, donde se perciba a la escuela como una comunidad viva, dinámica e innovadora.

El Docente Universitario como Líder Transformacional

La educación y el aprendizaje no pueden estar al margen de la sociedad en la que viven los que enseñan y aprenden. Sería, por tanto, ilusorio diseñar una innovación educativa y transformacional al margen de las creencias, valores y expectativas de la sociedad sobre la acción humana, en este momento concreto de la historia humana.

Si se busca el rasgo que caracteriza hoy a todas las empresas, instituciones y organismos, públicos y privados, nacionales e internacionales, es el de la calidad total. Y si este denominador común se he convertido en una exigencia colectiva a la hora de diseñar y evaluar cualquier iniciativa social, con mucha más razón debe ser tenida en cuenta a la hora de diseñar cualquier tipo de innovación educativa.

De esta forma, si se quiere proceder con rigor a la hora de encontrar los nuevos rumbos de la educación para este milenio, se deberá tener en cuenta los tres paradigmas: la función directiva del paradigma educativo (la educación centrada en el estudiante que aprende), la función formal del paradigma psicológico (el aprendizaje como construcción de significado) y la función axiológica del paradigma social (el aprendizaje de calidad). La interacción de estos tres enfoques permitirá diseñar con garantías de éxito nuevas direcciones para la educación del siglo XXI.

De los tres modelos de interpretación del aprendizaje actualmente existentes: el aprendizaje como adquisición de respuestas, el aprendizaje como adquisición de contenidos, y el aprendizaje como construcción de significados, los expertos se inclinan por el último, y en realidad es el que está influyendo realmente en la investigación y la práctica educativa actual (Beltrán, 1.993).

Los rasgos del docente en una perspectiva constructivista y la función axiológica del paradigma social son:

  • Promueve la autonomía y la iniciativa del estudiante.

  • Diseña tareas relacionadas con la construcción del conocimiento como clasificar, analizar, predecir y crear.

  • Las respuestas del estudiante son las que dirigen el contenido de las lecciones, cambian las estrategias instruccionales y alteran el contenido de las clases,

  • Indaga sobre la comprensión de los estudiantes antes de compartir sus propias comprensiones de esos conceptos.

  • Estimula la curiosidad del estudiante planteando preguntas inteligentes, abiertas, y animando a los estudiantes a generar nuevos conocimientos.

En tal sentido y considerando que el docente actual es ante todo un formador. Su misión es promover el aprendizaje, fomentar cambios favorables en las tendencias del comportamiento y estimular el desarrollo de las potencialidades latentes en sus alumnos. Es necesario que persiga cambios cualitativos notables que permitan el desarrollo integral del individuo. Corresponde al docente tomar las providencias necesarias para fomentar los aspectos formativos de la educación. En tal sentido, Robbins S. (2.003) afirma:

 

Que los Docentes asuman la responsabilidad que tienen antes la praxis educativa; esto se logra sobre la base de su ejercicio pedagógico intencionando a formar su ciudadano transformador de una sociedad, consustanciada con la cultura popular de su pueblo y del mundo, con el quehacer de la plástica, la música, la cultura popular, la artesanía, el deporte y la recreación; el cambio educativo comienza por el maestro como generador de aprendizajes significativos. (P. 14)

Lo anterior significa que el docente de hoy debe ser diferente, comprometido efectivamente con su significativa función dentro del quehacer educativo, con una gran compresión social y competente para enfrentar el reto de la novedad con estrategias y que faciliten la interiorización de aprendizajes permanentes y significativos Asimismo, Diez (1994), sostiene al referirse a los docentes como líderes:

 

Ellos en su carácter de líderes, deben ejecutar dos tipos de funciones: unas académicas y otras administrativas entre las cuales se encuentran, asignar las labores del grupo, recalcar la importancia del desempeño y el cumplimiento de los plazos de la planificación escolar, orientar el proceso de aprendizaje, diseñar las políticas institucionales. y promover las relaciones interpersonales (p.7).

Los aspectos que señala el autor, van más allá de la visión personal del docente para adentrarse en el contacto, en la interacción con los alumnos, dentro del contexto del aula. Las interacciones interpersonales pueden considerarse, desde una concepción social y socializadora de las actividades educativas escolares, como el tipo de relación que articula y sirve de eje central a los procesos de construcción de conocimiento que realizan los alumnos en esas actividades.

CAPITULO II.

El basamento teórico del estudio, se nutre de los principios establecidos en la teoría de la Acción Comunitaria, liderazgo transformacional, aspectos que definen el poder comunal en el aquí y ahora del docente universitario. En este capítulo se abordará la acción comunitaria.

Teoría de la Acción Comunitaria

Según Habeemas (1994). "La comunidad en sentido estricto no puede pensarse sin el concepto de un sentido comunicado, compartido por diversos sujetos". Los significados idénticos no se forman en la estructura intencional de un sujeto solitario situado frente a su mundo. Los conceptos básicos no pueden entenderse si no es pensándolos conjuntamente con el empleo de expresiones simbólicas por los sujetos capaces de lenguaje y acción.

El mismo autor expresa que como ingrediente de la acción comunitaria también las manifestaciones lingüísticas tienen carácter de acción. De tal forma que al ejecutar actos de habla como mandatos, preguntas, descripciones o advertencias, se participa de una práctica human común. La comunidad que es un consenso sobre reglas devenidas de hábitos. Es por eso que se consideró pertinente asumir estos planteamientos como teoría de entrada.

Así, cuando se ingresa a una comunidad con lengua desconocida; a través de las interacciones se observan las reglas y cuando se abandona virtualmente el papel de observador y se toma parte, esta participación con éxito es el único criterio de si su comprensión es acertada o no. Del mismo modo, el autor plantea que en la acción comunitaria se dan situaciones y actos en los que los integrantes de grupos dialogan para ponerse de acuerdo, llegar a consenso en las situaciones ideales de habla en las cuales deben cumplirse situaciones triviales y no triviales.

En las triviales los participantes potenciales en un discurso deberán tener la misma oportunidad de emplear actos de habla y de hacer interpretaciones, afirmaciones, recomendaciones, dar explicaciones, justificaciones igual que problematizar, opinar o refutar las pretensiones o validez de ellas, de tal maneta que a la larga ningún prejuicio quede sustraído a la sistematización y a la crítica.

En las condiciones no triviales; para el discurso sólo se permiten habitantes que en el contexto de acción tengan iguales oportunidades de emplear actos de habla para expresar sentimientos, actitudes y deseos, así como también emplear actos de habla regulativos, es decir, de mandar y oponerse, de permitir y prohibir, de hacer y retirar promesas, de dar razón y explicarlas. De esta manera se garantiza la igual distribución formal, de las oportunidades de abrir una discusión y proseguirla.

Vista así, la estructura de la comunicación por la que se caracteriza la situación ideal de habla, excluye distorsiones sistemáticas y garantiza en especial el libre paso entre la acción y el discurso y dentro del discurso, el libre paso entre los distintos niveles del discurso.

En la acción comunitaria, también el trabajo grupal es un aspecto fundamental. Al respecto Giulicni (2.004), se refieren al grupo "como un conjunto de dos o más personas que entran en contacto voluntario, estableciendo una relación de proximidad y una interacción que produce cambios en cada uno de los individuos" (p. 30). Igualmente, a nivel de los grupos de aprendizaje el proceso sinérgico acrecienta su efectividad cuando al analizar una situación de aprendizaje se produce un intercambio y confrontación de experiencias que sumando los resultados son superiores al esfuerzo individual.

El citado autor, expresa que son muchos los beneficios que se pueden conseguir a partir del trabajo en grupo, entre los cuales destacan: (a) reducir la dependencia respecto a una sola figura de autoridad; (b) alentar la franca participación de ideas; (c) estimular la mayor participación del grupo; (d) aumentar la seguridad individual dentro de un grupo extremadamente competitivo; (e) suministrar el máximo rendimiento en un período breve; (f) contribuye a asegurar un clima no evaluativo; (g) brinda a los participantes visibilidad inmediata de las ideas que se está formulando; (h) fomenta cierto grado de responsabilidad por las ideas entre los miembros del grupo, ya que han sido formuladas internamente y no impuestas desde el exterior; (i) tiende a ser agradable y autoestimulante.

Sin embargo, es conveniente enfatizar sobre la formación del mediador del grupo. El gerente educativo como mediador del grupo es la figura central dentro del mismo. Requiere de formación teórica que le permite desenvolverse con grupo de diferentes características y condiciones, para establecer los mecanismos de comunicación entre los colectivos de ciudadanos y ciudadanas y los alumnos.

El mediador es aquel que diagnostica y prevé estados deseables para otros, constituye y usa un claro y preciso lenguaje en la facilitación del desarrollo cognitivo de otros, facilita una estrategia global a través de la cual los individuos se moverán ellos mismos hacia estados más deseados, mantiene la fe en el potencial para el movimiento continuo hacia estados más autónomos de pensamientos y conductas y posee una creencia en su propia capacidad para servir como un propio catalizador autorizado para el crecimiento de otros.

Por ello el campo de acción de un gerente educativo es bastante amplio, debe dar respuestas al ¿por qué?, al (¿qué?) y al (¿Cómo?) del proceso educativo. A nivel macro de la respuesta al por qué surge de la urgencia de satisfacer necesidades socioeconómicas, políticas, tecnológicas y culturales de acuerdo a lo establecido en los planes de desarrollo; el que se refiere a la introducción de mejoras en el sistema educativo, para adecuarlo al requerimiento del país y que se orientan a la integración escuela-comunidad.

En la perspectiva adoptada, fines u objetivos de la acción son estados anticipados hacia los cuales dirige el actor o actores su conducta en situaciones concretas. El actor es un sistema empírico de acción, individuo o colectividad como unidad social, que constituye un punto de referencia para el análisis de los modos de su orientación y de sus procesos de acción con respecto a los objetos.

Entendiéndose por objeto todo aquello que proporcione posibilidades y alternativas e impone limitaciones en los modos de gratificación de las necesidades y logros de los objetivos del actor o de los actores. Los objetos pueden estar representados por metas, recursos, condiciones, medios, obstáculos o símbolos apreciados o no; tener diferentes significaciones para diferentes actores y orientar la acción de los mismos.

En cuanto al desenvolvimiento del actor en la comunidad, la visión del desarrollo local se plantea como un proceso de transformación de la sociedad. Caracterizada por una expansión productiva de los actores locales para el logro de un mejoramiento de la calidad de vida. De esta forma, los actores locales se convierten en fuerza capaz de exigir, construir, reconstruir y conquistar la satisfacción de las necesidades.

El gerente educativo como actor local en el ámbito de una comunidad específica delimitada en un espacio geográfico, genera procesos organizativos en los cuales los miembros de las comunidades pueden hacerse actores y negociar en función de sus intereses y desarrollar planes formativos que les proporcionen herramientas para el diseño, formulación y ejecución de proyectos, además debe asumirse como poder local.

Blanco (2.004) expresa que "asumirse como poder local para las comunidades, es su fuerza de expresión, proposición presión y negociación. (p. 30)". Además, esta misma autora plantea que el privilegio local no lleva a ignorar lo nacional. A este nivel se convierte en prioridad el responder a políticas que den un marco legal y legitimen las iniciativas locales, trabajar a nivel local, es trascender de lo local hacia propuestas y acciones más generales, es proyectar la fuerza lograda en las comunidades para influir en ámbitos más amplios de la sociedad o del país.

En cuanto a la institución universitaria como espacio de participación comunitaria, el docente universitario, no debe limitarse sólo a las propuestas emanadas de entes rectores, en relación al cumplimiento de objetivos muchas veces desencarnados de la realidad, objetivos que tienden a la reproducción y no a la producción del conocimiento, sino que debe estar abierto a leer la realidad; a asumir en equipo los problemas de la universidad y de la comunidad en la cual está inserta en concordancia con los problemas del barrio en general y del país.

De tal forma que los proyectos educativos no estén aislados ni reservados sólo a un grupo privilegiado del sector, sino que el docente guíe a los demás actores en la búsqueda de caminos para el mejor desarrollo del proceso formativo y el crecimiento de la comunidad a través de participación. En el desarrollo integral, la participación, la participación es un proceso activo en el cual las personas tienen la libertad de compilar y reflexionar sobre su propia realidad, involucrándose y responsabilizándose por realizar cambios concretos hacia el desarrollo de su comunidad, pero la meta es similar: que la gente llegue a ser capaz de reconocer y resolver sus propios problemas.

Así, en la acción comunitaria de los espacios educativos el producto de la interacción puede conducir a diferentes salidas: los sujetos pueden aceptarla posición dominante, expresando su resistencia. Pueden establecer consensos con diferentes puntos de vista coincidentes o divergentes compromisos entre posiciones opuestas y manifestar la resistencia.

Capítulo III

El Docente Universitario en la Acción Comunitaria

En primer lugar, una de las principales funciones del docente universitario en el proceso de motivación; es comenzar con la puesta en práctica de esta nueva filosofía. Es importante que este tema atenta a como va llevándose a cabo en los diferentes departamentos procesos de la organización para la motivación institucional y dentro de los líderes, debe funcionar como guía y así atender las dudas de los estudiantes y fomentar la comunicación de estos.

El principal objetivo de una mejora en la comunicación y motivación es romper con las barreras ínter departamentales, logrando un aceleramiento en la misma para poder cumplir con los objetivos de la empresa con mayor rapidez, sin tener problemas durante el proceso. Una forma de alcanzar estos objetivos es fomentar la motivación para el trabajo, tanto en grupo como en equipo. Esta es una forma de motivar al personal a que se sienta más apoyado por sus compañeros, y por lo tanto mejor consigo mismo.

De igual manera el adiestramiento consiste en aprendizaje de las aptitudes que se pueden tener para cumplir con la realización de un trabajo, en pro de lo colaborativo y cooperativo, fomentando la capacitación motivacional, consiste en la formación del individuo para realizar el trabajo, el objetivo de los mismos es habituar y motivar al líder institucional, al trabajador de alguna tarea para lograr un objetivo, para que en caso que surja algún tipo de complicación el empleado se sienta (y de hecho se encuentre) en condiciones de solucionarlo. De esta forma habrá mayor productividad y mayor rapidez por parte del trabajador.

Las acciones para lograr el adiestramiento motivacional: la recopilación de datos, su organización, el generamiento de información y luego con todo eso se podrá llegar a la toma de decisiones para solucionar el problema, luego de haber enunciado algunas alternativas y haber elegido la más apta.

En primer lugar la capacitación y el adiestramiento que los líderes de una institución o empresa deben darle a sus empleados son constantes en lo que respecta a los nuevos métodos de enseñanza y los adelantos tecnológicos que pueden facilitar las tareas y mejorar la forma en la que se realiza la misma, es necesario y muy importante. También es esencial brindarle al personal un mejor y más cómodo lugar donde reunirse, ya sea para tomar sus descansos o para seguir programando actividades, es importante que exista un lugar para cada tarea, ya que de esta forma una no interferirá con la otra. Además es importante que el personal cuente con todo el material de motivación que necesita para realizar su tarea y opinamos que eso debe ser brindado por la organización, visualizando además la realidad social del contexto comunitario.

El Encargo social de las Universidades. Características de las Universidades del Siglo XXI

Las Instituciones de la Educación Superior son Instituciones Sociales que tienen la función de mantener, desarrollar y preservar la cultura de la sociedad, que sin ser la única que lleva a cabo esa labor, si es la fundamental. Para preservar o mantener la cultura, la sociedad necesita formar ciudadanos que como trabajadores se apropien de esa cultura y la apliquen, que además la enriquezcan mediante la creación y la promuevan. De ahí se concluye que es un sistema de procesos con características propias que satisfacen el encargo social de mantener, desarrollar y promover cultura.

El encargo social surge de las necesidades de desarrollo de la sociedad donde la institución de la Educación Superior da respuesta, desde los procesos que en ella se desarrollan: Docencia, Investigación y Extensión.En estas Instituciones están integradas al quehacer social y deben influir decisivamente en todos los cambios de acción de la sociedad, es decir, en la producción, los servicios, incluyendo el arte, los deportes, entre otros, además de que se deben ocupar de la formación y superación permanente de los cuadros de dirección de la sociedad, así como los procesos de investigación y creativos en general. Todos esos procesos con una marcada orientación de extensión, es decir, de influir decisivamente en el progreso de la sociedad, la que la formó y a la cual se debe.

Los procesos universitarios se convierten en la vía más eficiente y sistemática que la sociedad contemporánea escoge para la conservación, desarrollo y promoción de la cultura.

Al definir el encargo social de una Institución educativa se debe:

1- Hacer un análisis del contexto social nacional, internacional y local desde el punto de vista económico- social, cultural, demográfico y administrativo.2- Definir uno o varios objetos de transformación de ese contexto que determinará la misión de la Institución.

3- Estructurar los objetivos en términos de cambio de cada uno de los procesos de docencia, extensión e investigación definiendo también el encargo de cada uno de los procesos.

4- Determinar la visión de la Institución a partir de estos objetivos.

5- Rediseñar las estructuras institucionales.

Estos enfoques deben tener en cuenta los problemas presentes en las instituciones de Educación Superior actualmente, como son- Poca integración de estas con el medio social.

- La no-integración de lo académico, lo productivo y lo investigativo.

- La estrechez del perfil del egresado.

- La insuficiente presencia de la lógica de la ciencia.

- La asistematicidad de los procesos.

- Explosión de matricula.

- Falta de relación entre el pregrado y el postgrado.

No obstante estos problemas, los organismos internacionales señalan las características que deben prevalecer en estas Instituciones para el siglo XXI, entre las que podemos señalar:

1- Las Universidades deben formar parte de un Proyecto Nacional de Desarrollo Humano Sostenible.

2- Debe ser forjadora de ciudadanos conscientes y responsables, dotados de cultura humanística y científica, capaces de seguirse formando por sí mismo.

3- Edificada sobre bases académicas y administrativas flexibles que propicien las relaciones ínter y multidisciplinarias.

4- Donde Docencia-Investigación y Extensión se integren en un solo quehacer aplicándose a la solución de problemas sociales.

5- Integrada a las grandes redes telemáticas, académicas y científicas: "Universidad Invisible o Electrónica" de nivel mundial.

6- Debe constituir por derecho propio el lugar de la sociedad donde se permite el florecimiento de la más clara conciencia de la épocaEs decir, las Universidades del Siglo XXI den constituir el lugar de la sociedad en la cual, la innovación, la imaginación y la creatividad tengan su morada natural.

Retos de las Universidades ante las tendencias mundiales actuales

Las Universidades para poder cumplir con su encargo social y acercarse de alguna manera al modelo de Universidad a que se aspira en el siglo XXI, debe asumir determinados retos que les permita convertirse en ese lugar de la sociedad donde verdaderamente florezca la más clara conciencia de la época.

La relación Economía Social- Universidad se expresa mediante múltiples regularidades que se concretan en los modos de actuación universitarios para satisfacer las necesidades de estas empresas solidarias.

El desarrollo y fortalecimiento de estas empresas solidarias genera una necesidad social, un problema social, los cuales deben encontrar solución mediante la acción de los egresados universitarios, los cuales deben estar preparados, mediante el dominio de ciertas habilidades profesionales, para dicha solución.

El dominio de esas habilidades se debe producir durante la formación misma del estudiante, mediante el desarrollo de valores socioeconómicos durante la formación profesional.

Estos problemas en la consolidación de la Economía Social se debe canalizar desde la Universidad y refractarse en sus procesos específicos: docente, investigativo y extensionista. En lo docente a través de lo expresado anteriormente (formación de valores solidarios) y mediante la actividad de superación postgraduada. En lo investigativo a través de proyectos de investigación- desarrollo y en lo extensionista, a través de proyectos comunitarios.

Los problemas que le son inherentes a la Economía Social y el Cooperativismo deben de formar parte del curriculum del estudiante universitario, ya que una vez que esto se concrete en los procesos universitarios, obtendremos egresados capaces de resolver problemas profesionales sociales, porque se forma resolviendo esos problemas.

Como se ha señalado durante todo el trabajo una de las debilidades que presenta la consolidación de la Educación Cooperativa lo constituye el hecho de que la misma carece de fundamentos pedagógicos que la sustenten y le impriman un carácter sistémico, continuo y entre esos retos que debe asumir la universidad se puede plantear:

  • 1. Oportunidad de educación para todos: Si la educación estuviera al alcance de todos los miembros de la sociedad, habrá entonces mayores posibilidades de desarrollo para la misma.

  • 2. Formar de acuerdo con la realidad de cada uno, pero con responsabilidad social; Se debe tener en cuenta las posibilidades sociales de cada uno de los educando, por eso el proceso educativo debe volcarse a la persona que educa.

  • 3. Orientar para una formación profesional: En la etapa actual, el desarrollo de las fuerzas productivas ha puesto en las universidades el reto de formar profesionales más integrales. La presencia de programas y planes de estudio que no tributen a una formación profesional acorde a las necesidades, frena el papel de las Universidades como agente de cambios sociales.

  • 4. Educación permanente: Los procesos universitarios deben permitirle al individuo una formación que pueda serle útil durante toda su vida, que le permita favorecer la continua integración de la sociedad que se encuentra en constante transformación y este pueda aportarle a las demandas sociales como recurso humano más capacitado.

  • 5. Desarrollo del espíritu creativo: La universidad a través de su propia dinámica debe formar ciudadanos con espíritu creativo a fin de dar respuesta al desarrollo social y para llevar a cabo las modificaciones que den como resultado formas más eficientes de producción y servicios.

  • 6. Formación Económica: La sociedad actual está sumida de profundos y vertiginosos cambios que tienen su base en los resultados de la Revolución Científico-Tecnológica contemporánea.

  • 7. Formación para el Trabajo en Grupos: La Educación tiene un carácter eminentemente social y socializador, de ahí quesos procesos exigen que su actividad formadora se base en el trabajo grupal que permita la interdependencia, propósitos y esfuerzos comunes.

  • 8. Crecimiento respeto por el hombre: La educación no debe en ningún momento convertir al que se educa en esclavos de prejuicios culturales, ni insertado en ella como pieza insignificante de un conjunto teórico.

Capítulo IV

Conclusiones y Recomendaciones

El rol del docente universitario no es único, sino múltiple y cambia en la medida en la cual cambia la perspectiva o el enfoque que orienta el proceso académico. Específicamente el rol del docente universitario desde una perspectiva transformacional implica la responsabilidad de explorar y propiciar todas las posibilidades comunicativas del grupo, siendo un líder intelectual, con visión crítica, habilidades y conocimientos necesarios para crear y facilitar espacios para la participación y el cambio, en el contexto de la acción comunicativa.

Cuando un educador, en este caso universitario, toma conciencia de este saber, es capaz de asumir una postura amplia, comprendiendo la concepción de hombre y mundo con la orientación según la cual, la universidad posee un rol de formar ciudadanos distintos, planteando un modelo que responde a las realidades socio económicas de las comunidades, incluyendo las funciones ideológicas.

Ante estas ideas concluyentes el entorno social inmediato a la universidad, debe promover la interacción y participación, siendo el docente líder comunal en la solución de problemas. Debe ser un docente mediador interpersonal, que facilite el diálogo y la construcción conjunta de alternativas válidas.

Fomentar desde su rol como docente universitario y líder transformacional una identidad institucional sólida, compartida por todos los miembros de la comunidad universitaria, expresada en el fortalecimiento de sus relaciones con la comunidad, y desarrollo del currículo y rescate de la memoria y rescate de la memoria histórica y del acervo cultural, con marco de interacción necesario, para acercar a la universidad con su entorno, donde tiene lugar una confluencia de saberes que potencian y abre espacios de acción comunitaria.

Referencias Bibliográficas

Albornoz, O. (1.997).Sociología de la Educación. Edit. E.B.V.C.

Beltrán L. (1.993) Estudio del docente líder educativo, una percepción de directores y docentes del Distrito Federal. Tesis de Grado, I.U.P.C. de Caracas, Venezuela.

Blanco, L. (2.004). El Gerente Educativo en la integración escuela-comunidad. Proyecto de Investigación no publicado. Universidad Rómulo Gallegos, San Juan de los Morros.

Chiavenato (1.995). Liderazgo organizacional. México. Mc Graw Hill.

González, L. (1.995). Proyecto Aprender a Vivir. Alauda- Anaya. Madrid.

Guliani, A. (2.005). Investigación, Gerencia y Excelencia en el quehacer comunitario. Ediciones UPEL. Maracay

Haberlas, T. (1.984). Teoría de Acción Comunitaria. Ediciones Kapeluz: Madrid.

Heller, M. (1.998). El Arte de Enseñar con todo el Cerebro. Edit. Biosfera. Tercera Edición. Caracas.

Hernández y otros (1.999). Metodología de la Investigación. Ediciones Panapo. Caracas.

Ley Orgánica de Educación y su Reglamento. (1.999). Gaceta Oficial 2635. Caracas.

Mirabal, J. (2.002). Programa de Asistencia Técnica a docentes en el desempeño del Rol Promotor Social en el trabajo comunitario. Proyecto de investigación. No publicado. Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Caracas.

Morroy y Torres (1.995) Educación, la Fragmentación del Dominio y el Postmodernismo. New Cork

Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Proyecto Educativo Nacional (2.001). Caracas

Poleo, J. (2.000). Integración Escuela-Comunidad como herramienta efectiva para la resolución de problemas educativos. Tesis de grado No publicado. Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Caracas

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1.999)

Ramírez, T. (1.992). ¿Cómo hacer proyecto de investigación? Caracas

Robbins, S. (2.003). Comportamiento Organizacional. Séptima Edición.

Saavedra, I. (2.006). Vinculación escuela-comunidad. Proyecto de investigación No Publicado. Universidad de Carabobo. Valencia

Sthephen, J. (1.990). Investigación y Evaluación. California. San Diego.

Stoner (1.983). Administración. México. Prentice Hall Latinoamericana

Tamayo (1.997): El Proceso de Investigación.

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2.006). Manual de Trabajos de Grado, de Maestría y Tesis Doctorales. Caracas, Venezuela.

Valbuena (1.999) Manual de Investigación. Venezuela: Sypal.

Vílchez, L. (2.005). Los Nuevos Contextos Sociales

Universidad Nacional Experimental "Simón Rodríguez". (1.983). Metodología de la investigación. Caracas. Autor.

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2.002). Encuentro d Educación Comunitaria. Barquisimeto.

Yus, R. (2.004). Hacia una educación Global desde la Transversalidad. Alauda-Anaya. Madrid.

Wilson (2.003) La Educación de Valores y Virtudes en la Escuela. Teoría Proactiva. Editorial Morillo. México

 

 

 

Autor:

Edel Luis Herrera


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.