Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Evaluación de las combinadas cosechadoras de caña de azúcar para las condiciones explotativas de Venezuela (página 2)




Partes: 1, 2


Mayor tiempo de cosecha, con el correspondiente aumento del tiempo en el uso de los servicios de personal a destajo.

Menor tiempo disponible para prestar servicios de cosecha mecanizada a otras personas que lo requieran.

Detrimento en la calidad de la caña por efectos de una cosecha inadecuada y retrasada, lo que implica una disminución del precio de venta y calidad de materia prima.

Disminución de los beneficios económicos de las empresas, interfiriendo en el establecimiento de una actividad rentable, sostenible y sustentable.

Tomando en cuenta lo antes expuesto, las medidas que generalmente se aplican para mejorar el proceso de cosecha, se limitan a considerar por otro lado los aspectos siguientes: la experiencia y destreza del operador, la longitud de los tablones, la disminución del tiempo de traslado y de mantenimiento o reparación de las máquinas involucradas en la zafra, y en general, al estado de funcionamiento de la máquina.

Una vez realizadas las revisiones bibliográficas pertinentes se estima que la valoración de las condiciones técnicas-organizativas de la cosecha presenta dificultades y su garantía se sustenta por una parte en la necesaria capacitación, organización y control, como proceso de la cosecha.

Materiales y métodos

Para la realización de la investigación se realiza una adecuada revisión bibliográfica con el, objetivo de conocer el estado del arte en particular la existencia de metodologías de evaluación de máquinas similares, se particulariza las más adecuadas para las condiciones de Venezuela de ahí el aporte esencial del trabajo, A través del criterio de expertos se someten a valoraciones las metodologías estudiadas.

Se resume la documentación consultada relacionada con varios aspectos de las combinadas cosechadoras de caña de azúcar, desde su inicio, evolución hasta los métodos de evaluación de su desempeño. Un detallado estudio de esta documentación ha permitido redactar el estado actual del problema. A consideración se abordan los elementos característicos de cada aspecto a evaluar en correspondencia con la práctica internacional. Se aplican los métodos teóricos de análisissíntesis, induccióndeducción y el análisis histórico –lógico en la evolución de los métodos de pruebas de máquinas en su evolución en el tiempo.

Discusión de los resultados

Breve Reseña Histórica

La sociedad comienza con la aparición del hombre, quien se diferencia de los animales por su capacidad de razonar y por tanto de fabricar y emplear instrumentos de trabajo. Es decir, que el trabajo lo ideó el hombre para satisfacer sus necesidades y a su vez, el trabajo influye en el hombre porque lo impulsa a buscar nuevas ideas tanto de trabajo como de organización social. Esa interacción constante, permitió al hombre pasar del empleo de objetos naturales (lianas, palos y piedras) a la fabricación de elementos de trabajo. Con el paso del tiempo las herramientas de trabajo se fueron perfeccionando en beneficio de la actividad productiva del hombre, que se vio en la necesidad de independizarse de las bondades que le brindaba gratuitamente la naturaleza a través de la recolección de frutos silvestres y la cacería, y comenzar a cultivar plantas y domesticar animales, dando origen a la agricultura.

Con la organización de las sociedades y las mejoras introducidas por el hombre en la agricultura, se fueron ampliando tanto el número de especies como las áreas cultivadas y se origina el proceso de selección y adaptación de variedades con mejores perspectivas de rendimiento y resistencia a plagas y enfermedades, que se ajustaran a la cultura y condiciones de ciertas localidades, que luego condujo al avance constante en técnicas de producción y elaboración de herramientas y productos.

Con el avance de las ciencias y en especial, el auge de la química, se comienza a intervenir en la agricultura de forma contundente, y con la introducción de los abonos químicos en la agricultura, se dio un giro contundente al comercio de los productos, relegando a un segundo plano los abonos naturales.

Posteriormente, aparece el tractor como nuevo actor en la producción agrícola mundial, el cual desde su incursión hasta nuestros días, ha impulsado la mecanización de las diversas labores culturales del agro, y como consecuencia, al aumentar el rendimiento y la eficiencia de éstas, el rumbo se dirigió a la agricultura intensiva y esta última hacia los monocultivos.

Se inician entonces los grandes avances tecnológicos seguidos de investigaciones científicas rigurosas y profundas, que si bien es cierto tuvieron un impacto positivo en el aumento de la producción agrícola a nivel mundial en la lucha contra el hambre, no menos cierto es que han deteriorado considerablemente el ambiente, obligando a la humanidad entera, a la búsqueda e implantación de acciones ecológicas tendientes a revertir el daño ambiental. Se mejoró la eficiencia en la producción, reduciendo costos, aumentando rendimientos, y en especial apoyados en la floreciente industria metal-mecánica y agroquímica.

Posteriormente aparecen los estudios y carreras científicas orientadas hacia el mercadeo y administración eficiente de la agricultura, que inducen al sistema productivo agropecuario mundial a ser competitivo y sacar el máximo provecho de las empresas agrícolas, desarrollando al máximo ritmo posible a la industria productora de maquinaria y equipos agrícolas y la tecnificación de paquetes productivos de los diferentes rubros, generando la necesidad de desarrollar nuevas variedades de alta producción.

Origen y Evolución de las Combinadas Cosechadoras de Caña de Azúcar

Las primeras cosechadoras surgen con para mecanizar la recolección de granos, la cual se realizaba de forma manual con utensilios rudimentarios. Las labores de cosecha manual consistían en el corte del cultivo con ayuda herramientas afilada, el amontonamiento del cultivo en pequeños bloques, y posteriormente el transporte en carretones hasta el sitio de la trilla, para separar el grano de la paja, con ayuda de los tradicionales molinos de piedra tirados por tracción de sangre.

Estas operaciones a través del tiempo se fueron mecanizando y las primeras máquinas aparecieron en 1834 y se llamaron guadañadoras. Posteriormente surgen las primeras segadoras-agavilladoras, que cortaban el cultivo y lo amontonaban en el suelo. Luego, surgieron las aventadoras, las segadoras-atadoras y las trilladoras. A partir del año 1890 aparecen las primeras cosechadoras que realizaban por sí mismas las operaciones de siega, trilla, separación y limpieza del grano por sí solas. Inicialmente eran máquinas accionadas con motores de vapor o arrastradas por animales de tiro, hasta que en el año 1938 aparece en los Estados Unidos la primera cosechadora integral autopropulsada con motores de gasolina.

Actualmente existe una gran variedad de marcas y modelos de cosechadoras de diferentes cultivos, que se ofertan en el mercado, generalmente conformadas por elementos muy similares y varían poco entre las diferentes marcas. En los últimos años se ha experimentado una importante evolución en el mundo de las cosechadoras, adecuándolas por aproximaciones sucesivas a las condiciones y características de la mayoría de las explotaciones de una gran variedad de cultivos.

Investigaciones sobre evaluaciones de combinadas cosechadoras de caña de azúcar.

En el trabajo de investigación denominado "El diagnóstico técnico y su pertenencia en la teoría de la fiabilidad en las máquinas cosechadoras de caña KTP", Zaldívar (2000), demuestra la relación entre la teoría y práctica de los fundamentos del mantenimiento predictivo con la teoría de la Fiabilidad a partir de la aplicación de un sistema de pruebas diferenciadas, en una muestra de máquinas KTP-2 y KTP-2M en varias campañas.

Se destaca, derivado de estas pruebas, el Proyecto General de la Fiabilidad para la etapa explotativa, mediante el cual se valoran índices que permiten relacionar las actividades del mantenimiento con la previsión de fallos, así como de la organización de las piezas de repuesto a partir de la aplicación del Diagnóstico Técnico. Los fundamentos tratados constituyen para el momento novedades así como del cálculo de las piezas a través del Método Probabilístico General que relaciona índices de consumo de las piezas con factores económicos. Sin embargo, se considera importante y actual perfeccionar el proyecto introduciendo los nuevos conocimientos de la confiabilidad operacional y la reingeniería de procesos para aquellas áreas influyentes en la organización de la cosecha.

(Suárez, Rodríguez y Márquez, 2006), en su trabajo "Determinación y análisis de los principales índices de explotación de las cosechadoras de caña CAMECO", establecieron y analizaron veintiún índices de explotación y veinticinco características entre el área sembrada y calidad de corte, utilizando una metodología comprendida en dos partes fundamentales:

  • Evaluación de la máquina para un volumen de trabajo determinado (llenar una o varias vasijas con un control estricto de todos los indicadores), y

  • Evaluación de la máquina en la explotación, mediante turnos de control con un desglose de los problemas inherentes a la propia cosechadora y los problemas ajenos (organizativos, condiciones climáticas, etcétera).

En líneas generales, los investigadores determinaron desperfectos mecánicos en el corta-cogollos y el ventilador primario de las cosechadoras CAMECO. Finalmente, las conclusiones de la investigación se basan principalmente en:

  • El rendimiento promedio de las máquinas varía entre 27,96 y 41,54 t/há en función del tiempo limpio, productivo, operativo, de turno y de explotación, valores que se consideran bajos ante las características de las cosechadoras.

  • La baja productividad de la máquina es consecuencia del pobre rendimiento del área.

Cabe destacar que en la publicación no se aporta información sobre las conclusiones referidas a otros parámetros que alcanzaron a evaluar y que son de importancia, entre los que figuran:

  • Control de la masa cosechada.

  • Funcionamiento de los mecanismos de limpieza y regulación de corte.

  • Medición de la velocidad y los tiempos de viraje de todos los medios.

  • Control de la rotación de los medios de transporte asociados a la máquina.

  • Los coeficientes de explotación.

Según las investigaciones de (Díaz y Rodríguez, 2006) realizadas acerca del comportamiento de la fiabilidad de las combinadas KTP-2M en la cosecha de Saccharum officinarum (Caña de azúcar) y las pérdidas que ocasionan, toman en cuenta los principales índices de explotación de las cosechadoras KTP-2M, donde consideran como variables importantes: rendimiento, coeficiente de disponibilidad técnica, costos totales por máquina, índices de rotura y productividad horaria, a través del método foto-cronometraje en jornadas de trabajo de 12 h, durante diez días, en tres bloques de caña (21, 24 y 72). Sin embargo, se considera importante tener en cuenta además los índices de mantenibilidad y reparabilidad. En esta investigación se llegó a las siguientes conclusiones: a) Que la estructura organizativa existente en la brigada de corte mecanizada no garantiza los niveles productivos planificados debido a las roturas producidas, y b) La necesidad de incrementar en un 70 por ciento el tiempo productivo, afectado por una organización no coherente del eslabones de la cosecha, pues se dejan de cosechar 17.13 t/h.

Metodologías existentes dirigidas a la evaluación de combinadas cosechadoras de caña de azúcar

Entre las principales metodologías conocidas en el mundo científico dirigidas a la evaluación de Maquinas y/o equipos agrícolas se encuentran las siguientes:

  • Norma Cubana: NC 34-37 (1985): Metodología para la obtención, análisis y evaluación de los índices de la efectividad tecnológico-explotativa de las máquinas agropecuarias y forestales, sometidas a pruebas estatales.

  • Norma ): Equipment for harvesting -- Combine harvesters -- Test procedure.

  • Boletín de Servicios Agrícolas de la FAO. Principios y Prácticas de Prueba y Evaluación de Máquinas y Equipos Agrícolas (1 de 2).

A continuación se describen brevemente cada una de ellas:

Norma Cubana 34-37(1985):

Esta norma establece la metodología para la obtención, análisis y evaluación de los índices de la efectividad tecnológico-explotativa de las máquinas agropecuarias y forestales, sometidas a pruebas estatales, la cual se divide en dos partes fundamentales:

  • La evaluación de la nueva máquina durante todo el volumen de trabajo según el programa de pruebas

  • La evaluación comparativa de la nueva máquina con la máquina en explotación que se lleva a cabo mediante turnos de control.

Esta metodología, como se establece en la misma norma: "se basa principalmente en la cronografía, es decir, toma de los tiempos en diferentes condiciones y operaciones de la máquina, que tiene lugar en las diferentes actividades que se realizan durante las operaciones para la cual fue diseñada la misma."

Norma ISO 8210 (1989): Equipment for harvesting - Combine harvesters - Test procedure:

Esta norma internacional, cuyo título en español es: Equipo para la cosecha – Cosechadoras – Procedimiento de Pruebas, especifica un procedimiento de ensayo para cosechadoras, aplicable a todos los tipos de cosechadoras.

El procedimiento de prueba especificado en la norma se refiere a la medición y pruebas de combinadas cosechadoras, para su uso en varios cultivos. La norma indica la terminología y métodos que se utilizarán para medir características importantes de las combinadas incluyendo pruebas funcionales: realizadas durante un largo período en que la facilidad de operación, la facilidad de ajuste, la tasa de trabajo y las características generales de funcionamiento puede ser evaluado y, las de pruebas de capacidad: ejecutadas en ciertas ocasiones para la determinación de las pérdidas de cosecha y las características de capacidad.

Esta norma contiene disposiciones referenciadas con base en otras normas internacional actualmente en vigencia.

Boletín de Servicios Agrícolas de la FAO. Principios y Prácticas de Prueba y Evaluación de Máquinas y Equipos Agrícolas (1 de 2):

La FAO, tal como se expresa en el prólogo de este mismo boletín, decidió que un panel de sus expertos en Ingeniería Agrícola, discutiera sobre los aspectos asociados a las pruebas y evaluaciones de maquinaria agrícolas, con el fin de generar dos boletines: uno dirigido a las estaciones de prueba y evaluación, y otro, dirigido a los gobiernos, planificadores, empresarios y administradores de centros de prueba y evaluación.

El manual se divide en dos secciones: a) Principios y Prácticas y b) Procedimientos de Prueba, y está dirigido a enfocar los procedimientos desarrollados para probar y evaluar maquinaria agrícola y los criterios para probar tecnología orientada a pequeños agricultores, mediante una guía de los aspectos del desempeño de una máquina que pueda ser evaluado y los procedimientos para un rango de equipos.

Consideraciones teóricas de la propuesta de metodología para la evaluación de las cosechadoras de caña de azúcar

La efectividad económica y técnica de las máquinas depende de la rigurosidad de los experimentos que se realicen a nivel de campo y talleres experimentales donde se obtiene la información necesaria para comprobar las soluciones que se derivan de los estudios teóricos y prácticos logrados tanto por métodos matemáticos, bancos de pruebas aceleradas, y de la propia explotación todas estas acciones deben conllevar la toma decisiones gerenciales.

Para perfeccionar el diseño de las cosechadoras de caña, es necesario cumplir con las exigencias que se proponen de la evaluación en la explotación donde se presentan los mejores índices de calidad, fiabilidad y económicos demostrados por la práctica.

La valoración los índices de calidad, fiabilidad, económicos y ergonómicos de las cosechadoras, aunque se realizan primeramente mediante métodos teóricos, no son de mucha utilidad a la hora de proceder a la evaluación y selección de la mejor máquina, a pesar de contarse con una adecuada información previa. La práctica ha demostrado que la valoración más efectiva de estos índices, durante la etapa de desarrollo de la máquina, se consigue con el empleo de métodos experimentales y de pruebas técnico–explotativa. Por lo que se infiere que para obtener información experimental que permita tomar decisiones gerenciales se selección es necesario realizar varios tipos de evaluaciones en condiciones reales de explotación.

En la actualidad, se realizan algunas investigaciones en máquinas de la producción seriada, modificadas o adquiridas en el exterior. Se ejecutan partiendo de la documentación suministrada por el fabricante.

A partir de los indicadores que se desea comprobar, se elabora el proyecto de investigación, que recoge las diferentes tareas que se deben tener en cuenta para proponer la metodología de evaluación de las cosechadoras de caña de azúcar a partir de las condiciones venezolanas, se proponen en la metodología de referencia el programa de pruebas con cada una de las evaluaciones necesarias.

De forma general, las evaluaciones que se realizan son las siguientes:

  • Peritajes Técnicos

  • Tecnológico –Explotativa

  • Productividad

  • Fiabilidad

  • Ergonómica

  • Económica

En la actualidad no existe un sistema integrado de evaluaciones que permita realizar una investigación general de la máquina y menos para características particulares a la hora de poder decidir sobre un modelo determinado de equipos, por tanto se ha pretendido establecer una metodología única como aporte necesario e importante para el estudio del comportamiento de las máquinas.

A pesar de los avances logrados en la organización de las cosechas cañeras aun a nivel internacional se presentan a decir de Lebeque, F y Pino (2006) problemas que frenan la realización exitosa de las pruebas de las máquinas cosechadoras como son los siguientes:

  • Ausencia de las fundamentaciones técnicas para la organización de las pruebas en cosecha, donde participen de manera activa el cliente y las entidades encargadas del diseño y construcción de los nuevos prototipos.

  • Falta de definición de los índices de calidad, fiabilidad y económicos específicos para las cosechadoras de caña y las diferentes etapas donde deberán ser evaluados los mismos.

  • No existe un sistema integrador de pruebas, donde de manera científica se plantee la secuencia a seguir en las mismas.

  • Existe problemas organizativos que atentan contra la búsqueda de soluciones a partir de los resultados obtenidos en las pruebas, así como en la veracidad de los resultados de algunas de ellas.

Por lo antes expuesto se considera de que es necesario elaborar una metodología para la realización de la evaluación de estas máquinas, que agrupe de forma coherente los principales indicadores a evaluar, para poder tomar decisiones mejores concebidas y a la vez poder tramitar la misma con el órgano de normalización nacional con vistas a poderla establecer como una norma nacional.

Metodologías existentes para las evaluaciones de las cosechadoras de caña de azúcar.

Peritaje técnico de las máquinas cosechadoras de caña.

Esta evaluación se realiza según la norma cubana NC - 34 - 41:87; en este documento se especifica que la misma deberá realizarse en una superficie que cumpla con las condiciones preestablecidas, efectuándose durante y después de la cosecha, con el objetivo de conocer aquellos conjuntos y accesorios de las máquinas que de una manera u otra han presentado dificultades.

Para la realización del peritaje técnico debe tenerse en cuenta, sobre todo, los siguientes aspectos:

  • ? Documentación técnica de la máquina.

  • ? Instrumentos y medios de medición verificados.

Los Índices más importantes a evaluar serán:

a. Transportabilidad.

b) Tecnológicos.

c) Parámetros geométricos (constructivos y funcionales).

d) Presión específica de los neumáticos sobre el suelo.

e) Ergonómicos.

f) De seguridad.

Metodología para la evaluación tecnológico explotativa.

Esta metodología está basada en la Norma Cubana NC-34-37:85, referida a la "Metodología para la evaluación tecnológico explotativa".

Los índices tecnológicos- explotativos ofrecen la información de cuan efectivo resulta el comportamiento de las máquinas durante la prueba, pues se obtienen a partir de los tiempos logrados del cronometraje que analiza el balance entre el tiempo principal y el resto.

Junto a esta relación se obtienen datos acerca de cómo garantizar los aseguramientos para la cosecha y la manera de organizar y preparar el personal para realizar las tareas que se derivan del diseño de la prueba.

Las máquinas combinadas a experimentar se someten a los ensayos de explotación con el objetivo de:

  • Llevar su construcción hasta el nivel de fiabilidad dado en la tarea técnica.

  • Determinar la preparación de la máquina para los ensayos estatales durante los ensayos que realiza la fábrica productora de máquinas combinadas.

  • Evaluación previa de la fiabilidad y determinación de la preparación de la máquina para su producción en serie.

La evaluación tecnológico explotativa comprende dos partes fundamentales:

  • Evaluación de la nueva máquina durante todo el volumen de trabajo según el programa de pruebas.

  • Comparación de la nueva máquina con la existente en la explotación, que se lleva a cabo mediante turnos de control.

Para desarrollar convenientemente este aspecto, se presentan los coeficientes de explotación que serán objeto de análisis.

  • Coeficiente de pases de trabajo

  • Coeficiente de servicio tecnológico

  • Coeficiente de mantenimiento técnico

  • Coeficiente de seguridad tecnológica

  • Coeficiente de seguridad técnica

  • Coeficiente de utilización del tiempo productivo

  • Coeficiente de utilización del tiempo explotativo

Productividad

Los índices de productividad expuestos en las normas técnicas relacionadas ofrecen la visión de la eficiencia de las máquinas en el turno de trabajo. Se relacionan en ellos la producción total obtenida respecto a los tiempos calendariados en el árbol general de tiempo internacionalmente establecido.

Expresan los índices como patrones de referencia para las posteriores valoraciones económicas.Con base en los datos primarios del cronometraje procesados, por tipo de labor y para cada máquina durante el período de prueba se determinan los siguientes índices.

  • Productividad por hora de tiempo limpio

  • Productividad por hora de tiempo operativo

  • Productividad por hora de tiempo productivo

  • Productividad por hora de tiempo turno sin fallos

  • Productividad por hora de tiempo de explotación

  • Tiempo general de la prueba

Índices de Fiabilidad

Los índices de fiabilidad relacionan el comportamiento de la variable fallo en el tiempo, permiten además conocer la manera de cómo se restituye la capacidad de trabajo de la máquina ante un fallo, identificándose su tipo y relevancia. Los índices de fiabilidad más característicos como interés del producto resultan los índices completos pues analizan la disponibilidad técnica y confiabilidad real, como parámetros más difundidos internacionalmente.

Para el cálculo de los mismos se analizan con profundidad los tiempos T41 y T42 referenciados en la norma cubana 34-37, así como la norma cubana 92-31, ambas se complementan a la hora de poder realizar una valoración objetiva del comportamiento de las máquinas en la explotación, considerando a estas máquinas como artículos reparables. Para el estudio de la fiabilidad es necesario contar con una adecuada información que permita su correcto procesamiento y la toma de decisiones acerca de los métodos de mantenimiento y reparación a aplicar.

En la norma cubana vigente NC 92-31: 80, aparecen las formulaciones de estos índices, sin embargo, la práctica ha demostrado que para los explotadores de las máquinas es más ilustrativa una muestra de estos, por la facilidad de su cálculo y de las respuestas que se obtienen, ya que son más factibles de interpretar, estos son los siguientes:

  • Tiempo medio de restablecimiento de la capacidad de trabajo.

  • Tiempo medio de mantenimiento técnico.

  • Coeficiente de Reparabilidad.

  • Coeficiente de Disponibilidad Operativa.

  • Disponibilidad de cada equipo, suponiendo en el cálculo que el tiempo necesario para reparar tiende al tiempo no operativo entre fallas y que el tiempo medio entre fallas es mucho mayor que el tiempo medio para reparar.

  • Cálculo de la Confiabilidad Real.

Índices de Conformidad del Operador

La utilización de las máquinas obedeciendo a las regularidades de la preservación del medio ambiente y en especial su impacto en los hombres, forman parte de los requisitos de diseño que se deben cumplir desde la etapa de la tarea técnica, de igual forma durante la explotación se requiere para el operador y personal de apoyo a la cosecha contar con determinadas medidas de seguridad y protección.

Por lo antes expresado, no es ocioso incorporar índices ergonómicos a la hora de realizar la evaluación de las máquinas y equipos donde se incorporen análisis del confort, seguridad acústica, polvo, vibraciones, maniobrabilidad, acceso a los órganos de control de la máquina entre otros, los que junto a los demás índices señalados contribuyen a la competitividad y comercialización de las máquinas.

Estas evaluaciones se realizarán según las normas cubanas NC - 19-01-22, NC - 19-01-03, NC - 19-01-04 y la NC - 19-01-05; los parámetros más importantes a evaluar son:

Ergonómicos: expresan la interrelación hombre-máquina-medio ambiente:

De Higiene: Toman en cuenta el nivel de vibraciones y ruido (máximo permitido 85 DB), las condiciones micro-climáticas (temperatura: 32 °C, velocidad del aire: 1,0 a 3,0 m/s; humedad relativa: de 70 a 90%) y los niveles de polvo y toxicidad

Antropométricos: determinan la correlación del puesto de trabajo (cabina) con la forma, dimensiones y masa corporal del operario. Además, se valora la distribución y operatividad de los mandos.

Fisiológicos: caracterizan la correlación de la máquina con las posibilidades de fuerza, velocidad, etc. del operario.

Sicofisiológicos: valoran las posibilidades visuales, auditivas y táctiles del hombre.

Evaluación de los índices económicos

La factibilidad económica forma parte de la política comercial establecida por el fabricante, de la cual se abroga el usuario la posibilidad de aceptar o no el producto. Durante las pruebas los índices económicos establecen la relación costo beneficio de la máquina así como datos de interés como los grados de limpieza de la cosecha, el costo de la producción, salarios y valoraciones sobre los recursos disponibles involucrados en la cosecha.

Los índices económicos son sin dudas importantes y necesarios a la hora de tomar la decisión de seleccionar una máquina así como de su perfeccionamiento.

Las evaluaciones a las máquinas siguen un orden lógico de realización que va desde la etapa de investigación y desarrollo de los prototipos hasta la puesta en explotación de la nueva máquina. A partir de la tarea técnica, se definen los índices económicos y financieros de cada propuesta, lo cual exigirá una revisión de los costos y las ganancias proyectadas para descubrir si satisfacen los objetivos y los volúmenes de producción que debe alcanzar la máquina.

La máquina más ventajosa será aquella que establezca una minimización de los gastos en la ejecución de una unidad de producción (Zorca, A. 2000).

Los principales índices para la valoración de los índices económicos son:

  • Valor de la producción

  • Costo de producción

  • Costo unitario de producción

  • Costo de explotación son los gastos en que se incurre durante la explotación de la máquina (salarios, combustibles, lubricantes, aceites, etc.)

  • Costo de investigación gastos en que se incurrió durante el proceso de investigación.

  • Precio unitario valor de venta de la máquina.

  • Ganancia neta

  • Período de recuperación de los gastos (año): es el tiempo que se tarda en recuperar los gastos, teniendo en cuenta la ganancia neta.

  • Efecto económico anual (Eca).

  • Efecto neto: es el ahorro que se logra al fabricar algunas partes componentes de la máquina sin necesidad de realizar importaciones.

  • Efecto por la disminución de las pérdidas en cosecha

Efecto por el aumento de la calidad de la cosecha.

Conclusiones

  • 1. Mediante la investigación realizada hasta el presente, puede comprobarse que existen deficiencias en la forma de realizar las evaluaciones a las combinadas cosechadoras de caña, tales como.

  • 2. El sistema planteado en el trabajo permite efectuar la evaluación integral, con énfasis en la flexibilidad, facilidad y ajustados a las condiciones de explotación en Venezuela.

  • 3. La Comisión Venezolana de Normas Industriales COVENIN, debería ser la entidad rectora para las evaluaciones integrales de las máquinas, que satisfagan las necesidades de los productores.

Bibliografía

  • 1- Boletín de Servicios Agrícolas de la FAO. Principios y Prácticas de Prueba y Evaluación de Máquinas y Equipos Agrícolas (1 de 2).

  • 2- Díaz P. Andrés L. y Rodríguez E. Frank L. "Análisis del comportamiento de la fiabilidad de las combinadas KTP-2M en la cosecha de Saccharum officinarum (Caña de azúcar) y las pérdidas que ocasionan". Universidad de Pinar del Río. Cuba. 2006.

  • 3- Norma Cubana: NC 34-37 (1985): Metodología para la obtención, análisis y evaluación de los índices de la efectividad tecnológico-explotativa de las máquinas agropecuarias y forestales, sometidas a pruebas estatales.

  • 4- Norma ISO 8210 (1989): Equipment for harvesting -- Combine harvesters -- Test procedure.

  • 5-  NC 19-01-03. Aire de la zona de trabajo. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1980.

  • 6- NC 19-01-04. Ruido. Requisitos generales higienico-sanitarios. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1980

  • 7- NC 19-01-05. Vibraciones generales. Requisitos higienico-sanitarios. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1980.

  • 8- NC 34-37. Metodología para la evaluación tecnológica explotativa. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1985

  • 9- NC 34-41. Metodología para la realización del peritaje técnico. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1987

  • 10- NC 34-48. Metodología para la realización de la evaluación energética. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1988.

  • 11- NC 34-47. Metodología para la determinación de las condiciones de prueba. La Habana Comité Estatal de Normalización. 1988.

  • 13- Pino J. "Sistema Integral de Pruebas a las cosechadoras cañeras". Tesis de Master. Universidad de Holguín. 2006

  • 14- Suárez P., Rodríguez Y. y Márquez, K. "Determinación y análisis de los principales índices de explotación de las cosechadoras de caña CAMECO". Revista Ciencias Técnicas Agropecuarias. Vol. 15. No: 4. 2006

  • 15- Zaldivar, Mario. "El diagnóstico técnico y su pertenencia en la teoría de la fiabilidad en las máquinas cosechadoras de caña KTP". Universidad de Holguín. Cuba 2000.

 

 

 

 

 

 

Autor:

Ing. Gaetano Iani Paheco

Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora UNELLEZ. Km. 4. Carretera Vía Manrique. Teléfonos: (58)0258- 4331813.

Mario Clemente Zaldívar Salazar Ph.D

Profesor Titular

Asesor en la Dirección de Posgrado .MES.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Ingenieria

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.