Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Acciones del sendero luminoso en el Perú durante la década de 1980-1990 (página 2)

Enviado por ISAAC MARTINEZ



Partes: 1, 2


CAPÍTULO I

Contexto geohistórico del Perú entre 1980-1990

El Perú, oficialmente la República del Perú, es un país situado en el lado occidental de Sudamérica. Está limitado por el norte con Ecuador y Colombia, por el este con Brasil, por el sureste con Bolivia, por el sur con Chile, y por el oeste con el Océano Pacífico. Posee una compleja geografía dominada principalmente por las elevaciones de la Cordillera de los Andes y las corrientes del Pacífico, que le configura climas y paisajes tan ampliamente variados.

Este país como el resto de Latinoamérica ha sufrido cambios importantes y acciones terroristas en el trascurso de su historia, los cuales han logrado repercusiones significativas en el aspecto económico, político y sociocultural del país. Ciertamente, durante la década de 1980, el Perú enfrentó en una fuerte crisis económica y social, debido al descontrol del gasto fiscal, una considerable deuda externa y la creciente inflación junto con el conflicto armado interno, acentuada por la aparición de los grupos terroristas de inspiración comunista que pretendían instaurar un nuevo Estado mediante la lucha armada, como Sendero Luminoso primero y el MRTA después. Por ende, el terrorismo obtuvo una respuesta represiva excesiva de las fuerzas armadas, la policía primero y el ejército después. Los combates entre ambos bandos significó la muerte de cerca de 70 mil personas entre combatientes, campesinos y citadinos.

  • Aspecto Económico

La mayoría de los peruanos vivían de los servicios, de la explotación y exportación de los recursos naturales o de la agricultura. Las políticas de industrialización realizados en los 50 y 60 y sobre todo los 70, basados en la sustitución de importaciones, tuvieron un efecto poco notable, en gran medida debido a la fuerte crisis económica de finales de los 80 y la aplicación de una drástica política de apertura neoliberal en los 90. A partir de 1983 la caída de los precios de los metales inició una preocupante crisis económica, reflejada en las dificultades para el pago de la deuda externa y un fuerte aumento de la inflación y la devaluación del sol. Por ende, la economía padeció de hiperinflación, mientras declinaba el rendimiento per cápita, y para mediado de los 80s, Perú estaba marginado del apoyo del FMI y del Banco Mundial, debido a sus grandes atrasos en la deuda.

Cabe destacar, que son numerosas las causas del surgimiento de la crisis en económica durante los años ochenta, incluso, la económica externa mantuvo relación con la situación económica del Perú. Según Calderón (1995);

"La situación que vive la región Latinoamérica es el producto de la simbiosis entre un cierto proceso de integración de la economía internacional que data de la segunda guerra mundial, que generó fuertes mecanismos de transnacionalización, y de los distintos dinamismos de desarrollo capitalista que vivieron los países de la región". (Pp.21).[1]

Ciertamente, la crisis en América Latina es heterogénea y vasta, pues expresar el agotamiento de modelos de desarrollo capitalista atrasado y deforme, basado en la asociación entre el capital financiero internacional, los estados nacionales y los procesos de industrialización que afectan el conjunto de relaciones sociales.

En el mismo orden de idea, Calderón (1995) anuncia que,

"La crisis ha tenido la propiedad de revelar con claridad el alto grado de interdependencia asimétrica entre la economía y la política de los capitalistas centrales y de las sociedades periféricas, en donde es posible observar la cada vez menor autonomía de las ultimas con respecto a las primeras". (Pp.21).[2]

Legalmente, la Constitución Peruana de 1979, en el aspecto económico, "encierra una propuesta liberal capitalista clásica. A parte de señalar el carácter privado y la inviolidad de la propiedad, postula una economía social del mercado, la libertad de comercio e industria y el pluralismo empresarial". (Meyer, 1989. Pp. 179).[3]

En cuanto a la producción agrícola de 1981, solo el 2.7% de toda la inversión se realizó en las tierras altas: más del 90% se dedicó a la costa ó a la selva. El porcentaje de inversión publica total, en 1982 fue de solo el 1%, a pesar del aumento del 3% de la población. Por otro lado, una consecuencia de la crisis económica peruana (1980-1990) es también, la pérdida de las inversiones extranjeras en el país; En el plano de las inversiones españolas en América Latina, si bien estas se incrementan, en la década de los 80, el Perú no aparece aun como un alternativa segura, el retorno del Perú a la democracia no fue un elemento suficiente para traer inversión… una de las razones que contribuyeron a esta escasa relación económica fue la aparición del fenómeno terrorista y la crisis económica del país.

Finalmente, la crisis entró en su fase más crítica a finales de la década, durante el primer gobierno de Alan García Pérez, cuando el Perú llega a una fuerte crisis económica debido al descontrol del gasto fiscal y la consiguiente hiperinflación que llegó a un máximo de 7.649% en 1990, mientras que Sendero Luminoso ya había incursionado en las grandes ciudades del país.

En medio de una creciente impopularidad termina su primer gobierno Alan García, siendo elegido en las elecciones de 1990 Alberto Fujimori, que desde el inicio de su mandato encontró una fuerte oposición en el Congreso por parte de APRA y del FREDEMO.

  • Aspecto Político

El Perú a partir de 1980 retornó a la democracia luego de la revolución de las fuerzas armadas. Lamentablemente junto con esto apareció la amenaza terrorista, que sometió al país por los siguientes veinte años. Los subsiguientes gobiernos democráticos de Fernando Belaúnde y Alan García no pudieron responder adecuadamente frente a esta amenaza. Pero para mediados de la década de 1990, durante el gobierno de Alberto Fujimori se pudo contener la amenaza terrorista.

Según Araya (1995) el sistema político en el Perú va regido da la siguiente característica:

"A diferencia de Ecuador y de manera similar a Colombia, Perú presenta en su desarrollo político uno de los casos más agudos de la violencia en Latinoamérica pese a que el país inició un transición hacia la democracia en los inicios de los ochenta, después de un largo periodo de control directo del poder por parte de los militares, los cuales denominaron los años setenta". [4]

Ciertamente, con el establecimiento del gobierno de Francisco Morales Bermúdez comenzó una transición gradual a la democracia. Un paro nacional en julio de 1977 llevó a que el gobierno convocara a una asamblea constituyente para el año siguiente. Esta asamblea fue presidida por el líder del Partido Aprista Peruano, Víctor Raúl Haya de la Torre. Esa asamblea culminó con la elaboración de la constitución de 1979, la cual presentaba varios cambios con respecto a su antecesora, como la separación entre el Estado de la Iglesia Católica, la igualdad de derechos para hombres y mujeres, el voto de los analfabetos y mayores de 18 años; y la responsabilidad social del Estado.

Cabe citar a Meyer (1989), que anuncia las modificaciones que dicta la Constitución de 1979:

"El sistema político que estableció la asamblea constituyente es el de la democracia participativa, que aparece formulada como un simple mecanismo para elegir gobernantes cada cinco años… se otorga el voto a los analfabetos y la eliminación de toda restricción a la existencia de los partidos políticos. En la estructura de los poderes del Estado, donde se observan los cambios significativos. La constitución fortalece al ejecutivo sobre el Congreso, otorgándole al presidente el derecho a la observación o voto legislativo, se le da mayor poder en materia presupuestaria."(Pp.179)[5]

Sin embargo, con un pobre crecimiento económico y un sistema de distribución de la riqueza absolutamente desigual, con una cultura política atrasada y marcada por autoritarismo, asentado sobre profundas desigualdades étnicas y con una sociedad totalmente desarticulada y fragmentada, no debe sorprender que hasta 1980 únicamente se produjera dos sucesiones constitucionales, la primera en 1942 y la segunda en 1945. En este contexto puede sorprender que el país transitara a la democracia en 1980 logra afirmar dicho proceso en las elecciones de 1985.

En cuanto a las características del gobierno democrático de Fernando Belaunde; muchas de las reformas más radicales del Gobierno Militar son derogadas, como devolver los medios de prensa a sus legítimos propietarios. El gobierno generó muchas expectativas entre la población, ya que se trataba del retorno a la democracia.

Se rodeó de un equipo económico liberal, liderado por Manuel Ulloa, director del diario Expreso y ministro de economía de su gobierno, que desplazó a varios de los antiguos dirigentes de Acción Popular. Las reformas económicas propuestas, sin embargo, no pudieron ser aplicadas en su mayor parte.

De igual forma, en ese mismo año el grupo terrorista maoísta Sendero Luminoso declaró, en el departamento surandino de Ayacucho, la guerra al Estado peruano. Este grupo se encontraba dirigido por Abigaíl Guzmán –tema que será expuesto en el siguiente capítulo-. En consecuencia, la reacción del presidente fue lenta y dubitativa. Ante la escalada terrorista, nunca se diseñó una estrategia antiterrorista, sino simplemente se declaró el Estado de Emergencia y envió a las Fuerzas armadas a combatir a los subversivos. El hecho agravó el conflicto, pues los militares se entregaron a una brutal campaña represiva que costó -igualmente- miles de vidas. A pesar de las acusaciones de violaciones a los derechos humanos que llegaban, el gobierno de Beláunde no pudo frenarlas y generalmente toleró estos hechos.

Según Chossudovsky (2002), "desde que comenzó su participación en las cuestiones civiles durante los sesenta y setenta, Sendero evoluciono como organización clandestina durante el gobierno de Beláunde y consiguió controlar y establecer una administración paralela en algunas regiones de selva Sierra". (Pp.255)[6]

Por otra parte, en 1985 surgen unas nuevas elecciones presidenciales donde ponen por primera vez en el poder al Partido Aprista. Alan García es elegido Presidente del Perú tras la renuncia del político izquierdista y alcalde de Lima Alfonso Barrantes a una segunda vuelta. Con mayoría en ambas Cámaras del Parlamento, los primeros años de su gobierno se caracterizan por un Populismo de Estado centrada en arriesgas medidas económicas que trajeron una situación de aparente bonanza.

De igual forma, durante su gobierno se promueve la lucha contras las organizaciones terroristas, pues, el año de 1986 es uno de los más violentos de su presidencia: el ejército sofoca una rebelión en un penal de Lima, en la que perdieron la vida cerca de 300 amotinados. La desmesurada represión tuvo mayor repercusión internacional por producirse en vísperas del XVII Congreso de la Internacional Socialista.

También, se produce un escándalo al descubrirse que Victor Polay Campos, antiguo miembro del Partido Aprista y entonces el máximo líder del MRTA escapa de prisión junto a miembros de la cúpula de dicho movimiento. La construcción de un sofisticado túnel intensifica los rumores que señalan a miembros del partido de gobierno como autores de dicho escape.

Araya (1995), se refiere al final del gobierno de Alan García de la siguiente manera:

"García fue acusado de corrupción, que incluía apropiación de fondos del Estado. Su gobierno igual que el de su antecesor se desprendió a tal punto, que el APRA se convirtió en un partido pequeño, por lo que en 1990 la lucha electoral fue entre Alberto Fujimori y el popular escritor Mario Vargas Llosa; ninguno de los dos pertenecientes a ninguno de los partidos tradicionales. Fujimori triunfó y gobierna para el periodo de 1990-1994". (Pp.285)[7]

En concordancia con lo anterior, en las elecciones de 1990, Alberto Fujimori derrota al candidato favorito Mario Vargas Llosa. El oficialista Luis Alva Castro, a pesar de la gran impopularidad del gobierno, obtiene cerca del 20% del electorado, dándole al APRA importante presencia en el Parlamento.

El 5 de abril de 1992, el Congreso de la República fue disuelto por el entonces Presidente de la República Alberto Fujimori, citando como justificación la falta de voluntad política del Congreso y la crítica situación militar entre el Estado y Sendero Luminoso. Este hecho marcó un quiebre constitucional en el país y para algunos se trató de un golpe de Estado dado con el apoyo del ejercito, por el del Fujimori se convirtió en un gobernante autoritario que intentó perpetuarse en el poder a través de la consolidación de una autocracia corrupta. Sin embargo, para gran parte de la población en ese entonces, el cierre del Congreso era necesario para luchar contra el terrorismo y contra la corrupción.

  • Aspecto Sociocultural

El proceso electoral de Perú en 1980 será de especial importancia para la mujer peruana, que por primera vez se perfila como un potencial político significativo. En 1956, cuando se le concedió el voto, las circunstancias políticas y sociales, principalmente, eran distintas. A consecuencia de la reforma encabezada por los militares en 1968, algunas características de la estructura socioeconómica, basada principalmente en la agricultura y la minería, fueron afectadas. El campesinado peruano, conformado también por gran porcentaje de mujeres, vio por primera vez, en más de 150 años de vida republicana, cambiar sus posibilidades de participación en la vida política del país.

El diario El País en el artículo publicado el 20/01/1980 (La mujer peruana ante las elecciones de 1980, Cecilia Bustamante) afirma que:

"Los militares peruanos no pudieron llevar más adelante su proyecto de cambio, condicionados por factores externos e internos, entre los que no se puede dejar de señalar la crisis internacional de 1974-1975 y los desajustes consecuentes a medidas internas, como la reforma agraria y educacional, entre otros. En 1978 se instaló la Asamblea Constituyente, que presidió el fundador del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre, fallecido recientemente".[8]

Conformada por representantes de todas las tendencias políticas del país, entre las que el 30% perteneció a diferentes sectores de la izquierda, esta Asamblea redactó una nueva Constitución que reemplaza a la de 1933. En ella se persiguió incorporar algunas de las más importantes reformas que lograra el Gobierno del general Juan Velasco Alvarado. En lo que a las mujeres concierne, ha sido de suma importancia la aprobación del voto para los analfabetos. El status de la mujer, dentro de una sociedad profundamente clasista y conservadora como ha sido la peruana, estaba marcado por actitudes tradicionales, discriminadoras y machistas.

Por otro lado, la guerra interna en el Perú trajo efectos de manera desigual a hombres y mujeres. Un 20% de las víctimas (muertos y desparecidos) fueron mujeres. Las diferentes posiciones sociales y roles de género de varones y mujeres fueron una condición importante de su participación en el conflicto armado y produjeron efectos específicos en cada uno de ellos. Las mujeres, por el hecho de serlo, fueron víctimas singulares de un conjunto de delitos y atentados contra su dignidad y sus DDHH que difieren de aquellos infligidos a los varones.

Finalmente, el rol social femenino en la familia determinó que las mujeres fueran afectadas por la desaparición y muerte de sus familiares: esposos, hijos, padres y hermanos en manos del PCP-SL y/o de las fuerzas del Estado. Ellas, se hicieron cargo de la búsqueda de familiares, de las denuncias y reclamos de justicia.

CAPÍTULO II

El Sendero Luminoso

El Sendero Luminoso (cuyo nombre oficial dice ser Partido Comunista del Perú - Sendero Luminoso, PCP-SL), es una organización terrorista peruana de tendencia maoísta. La meta de Sendero Luminoso era reemplazar las instituciones burguesas peruanas con un régimen revolucionario campesino comunista, presumiblemente iniciándose a través del concepto maoísta de la Nueva Democracia. Desde la captura de su líder, Abimael Guzmán Reynoso, en 1992, sólo ha tenido actuaciones esporádicas. La ideología y las tácticas de Sendero Luminoso han tenido influencia sobre otros grupos insurgentes de corte maoísta como el Partido Comunista de Nepal y otras organizaciones afiliadas al Movimiento Revolucionario Internacional.

  • Orígenes del Sendero Luminoso

Según González (1990) el Sendero Luminoso "se define por su decidido rechazo a la legitimidad estada, de hay que también rechace el "crecimiento parlamentario" de la izquierda, que con su participación en el sistema político favorece su movimiento". (Pp.365)[9]

El movimiento revolucionario llamado Sendero Luminoso nació en la sierra del Perú, en un lugar caracterizado por el atraso económico y la marginalidad. En este país latinoamericano la modernización e industrialización fueron procesos que se desarrollaron exclusivamente en la zona costera del país; mientras en esa área se vivía un proceso de desarrollo debido, entre otras cosas, a la incorporación de mano de obra asiática, la sierra y la selva se sumergían en la pobreza auspiciada por un sistema de explotación de los indígenas por los caciques locales o gamonales.

Inicialmente, en la década de los años sesenta, los campesinos del Perú iniciaron un proceso de invasión de tierras que culminó con la promulgación en 1969 de una nueva Ley de Reforma Agraria. A partir de entonces, los gamonales se convirtieron en personajes del pasado. Su lugar fue ocupado por profesionales de las capas medias, comerciantes locales, narcotraficantes e incluso líderes indígenas que por primera vez llegaron a ocupar cargos públicos. En general, la nueva ley promovió un cambio de propietarios, pero no de estructuras de propiedad. Esto quiere decir que la distribución desigual de las tierras contra la que habían luchado los campesinos se mantuvo y, junto con ella, el descontento y la .

Sendero Luminoso nace de las cenizas de otros intentos revolucionarios. En los años sesenta, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, conocido como MIR, y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) —inspirados en la Revolución Cubana— se concentraron en entrenar a un pequeño grupo de combatientes porque consideraban que las acciones de una "vanguardia revolucionaria" llevarían a una rebelión local que podría desatar a su vez una revolución social generalizada. Sin embargo, lo anterior no sucedió. La lucha del MIR y del ELN no logró el apoyo de los campesinos, ya que no parecía haber nada en ella que hiciera posible la identificación de los indígenas con el discurso de los guerrilleros.

A raíz de este fracaso, Sendero Luminoso planteó una forma distinta de lucha basada en la revolución campesina proveniente de China. Al parecer, el Perú fue el país latinoamericano en el que este movimiento asiático tuvo un mayor impacto. La razón por la cual el proceso revolucionario de un país tan lejano como China fue tan importante en la consolidación de Sendero Luminoso, radica en las similitudes entre las condiciones que se vivían en ambos países. En el Perú, al igual que en China, la población era mayoritariamente campesina. En China la división entre el campo y las ciudades era semejante a la polarización en el Perú entre la costa y la sierra y en ambos casos existía un abismo que se reflejaba en todos los ámbitos de la vida.  

Así Sendero Luminoso adoptó las ideas del maoísmo sobre la guerra popular prolongada. En un primer momento, se replegó en la clandestinidad para lograr la solidificación y cohesión ideológica entre sus miembros. Una vez hecho esto, emprendió en el año de 1980 la movilización armada.

ECKSTEIN (2001) se refiere al origen del movimiento guerrillero cuando afirma que:

"Sendero Luminoso inició su lucha armada en 1980 contra un gobierno elegido y considerado democrático en opinión de la mayoría. Sendero tilda de "fascista" y "reaccionarios" a todos los gobiernos pasados y actuales del Perú, pero prácticamente todos los demás analistas encuentran muchas diferencias entre esos gobiernos y consideran que algunos de ellos han sido reformistas y progresistas. Sendero Luminoso, que afirma ser maoísta, se ha negado a trabajar con los grupos marxistas del país e incluso ha asesinado a funcionarios de estos partidos y de grupo social democráticos…" (Pp.76). [10]

Entonces, el Sendero Luminoso se ha convertido desde su fundación en le mas formidable instrumento de violencia y de desestabilización democrática del Perú, ya que a diferencia de la gran mayoría de los movimientos guerrilleros latinoamericanos, nunca ha negociado ni tratado con el gobierno civiles.

Cabe destacar, que el Sendero Luminoso primero estableció una base en la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, donde Guzmán enseñaba filosofía. La universidad había sido recientemente reabierta luego de haber estado cerrado casi cincuenta años, y muchos de los nuevos estudiantes adoptaron la ideología radical de Sendero Luminoso. Entre 1973 y 1975, Sendero Luminoso obtuvo el control de los consejos estudiantiles de las universidades del Centro en Huancayo y La Cantuta, y desarrolló una presencia significativa en la Universidad Nacional de Ingeniería y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (la más antigua de América), ambas en Lima. Algún tiempo después perdió varias elecciones estudiantiles en las universidades, incluyendo la de San Cristóbal de Huamanga, y Guzmán decidió abandonar las universidades para reconsolidar el partido.

En concordancia con lo anterior, Cuevas (2006) afirma que:

"S.L no salió de la nada, sino de una Universidad en una de las regiones mas pobres del Perú. Sendero, que llego a "cercas" de Lima y sus barriadas, no resultó ser un grupo armado propiamente indígena. En una sociedad crecientemente anónima, con el tejido social tradicional destruido, Sendero pudo reclutar entre sectores sociales en la pobreza extrema…" (Pp.98)[11]

  • Principales Acciones

En le momento en que el Perú llamó a elecciones por primera vez en doce años en 1980, Sendero Luminoso era uno de los pocos grupos izquierdistas que no tomaron parte y, en vez de ello, optaron por iniciar una lucha armada en las provincias norteñas del departamento de Ayacucho. En consecuencia, El 17 de mayo de 1980, en la víspera de las elecciones presidenciales, Sendero Luminoso quemó las ánforas y las cédulas de votación en el pueblo ayacuchano de Chuschi. Este fue el primer acto de guerra llevado a cabo por Sendero Luminoso. Sin embargo, los autores del hecho fueron capturados rápidamente, nuevo material electoral fue llevado a Chuschi, las elecciones se llevaron a cabo sin mayor incidente y éste recibió muy poca atención en la prensa peruana.

Gomes (2005) se refiere al acto terrorista en Ayacucho, cuando anuncia lo siguiente:

"La guerra de las urnas electorales en el distrito de Chuschi de Ayacucho el 17 de mayo de 1980 marcó la opinión de Sendero por alejarse del proceso democrático, asumiendo una acción típica de guerrilla que profundizó y expandió sistemáticamente, particularmente en los Departamentos de Ayacucho y Huancavelica, desconcertando al principio a las fuerzas policiales que no dieron la importancia debida" (Pp.61-62).[12]

Siguientemente, en abril de 1982, un grupo de senderistas tomaron por asalto la cárcel de la ciudad de Ayacucho, matando algunos efectivos policiales y liberando a varios senderistas detenidos en dicho establecimiento penitenciario. Este ataque fue el primer ataque estratégico de Sendero Luminoso y causó la primera reacción desmedida por parte de la Policía Nacional que, en venganza, atacó el Hospital de la misma ciudad y asesinó a senderistas internados en dicho nosocomio. Por ende se considera, que esté hecho da inicio a la practica terrorista del grupo armado, ya que se comienza la planificación y estudio de los ataques posteriores.

Gomes (2005), describe el segundo ataque del Sendero Luminoso cuando afirma lo siguiente:

"Casi dos años después de Chuschi, Sendero atacó la cárcel de Huamanga para libertar con éxito compañeros que hay estaban detenidos. En respuesta, la policía (en ese tiempo "Guardia Republicana") entró en el hospital de la ciudad y ejecutó a sangre fría a tres senderistas internados horas antes para tratamiento de lesiones provocadas por los mimos civiles (la tortura ya era práctica común en las cárceles). La prensa presento a Sendero como victima de la brutalidad policial" (Pp.62).[13]

Este episodio hizo evidente el hecho de que Sendero Luminoso representaba una amenaza para el Estado Peruano, el gobierno declaró en Estado de Emergencia todo el departamento de Ayacucho, disponiendo restricciones en los derechos civiles y políticos y otorgando el control a las Fuerzas Armadas. Como respuesta a la agresión, los militares organizaron una represión igual de violenta que acarreó muchas víctimas. La Comisión de la Verdad señaló que ello se debió principalmente a la fractura social existente en el país y en el hecho de que, para los militares, ser campesino era sinónimo de ser senderista. Así, tuvieron lugar hechos represivos que asolaron comunidades campesinas enteras.

Por su parte, Sendero Luminoso continuó su lucha armada desde las zonas rurales e inició una temporada de aniquilamiento de autoridades civiles y políticas y todo vestigio de autoridad estatal. Asimismo asesinó a supuestos soplones, pobladores a quienes se les acusó de enviar noticias y apoyo logístico a los militares. En casos como el del pueblo ayacuchano de Lucanamarca, estas matanzas aniquilaron prácticamente a toda la comunidad. Sin embargo, Nasi (2007) se refiere a los contraataques de Sendero Luminoso, anunciando que:

"Durante la etapa mas brutal de la contrainsurgencia, cualquier ataque guerrillero a un pueblo rural era inevitable seguido de una represión masiva y sistemática en contra de los civiles de esa misma aldea por parte de la fuerza militar (El supuesto del ejercito era que si se había producido un ataque, era porque había colaboradores de la guerrilla en los pueblos)".[14]

Por ende, se puede decir que esta fue unas de las razones tomadas por el grupo guerrillero para expandir los centros de ataques, es decir, realizar ataques no solo en zonas rurales si no también en zonas urbanas; ciertamente, a partir de 1983 (el año de mayor número de víctimas) y en los siguientes años, los ataques de Sendero Luminoso no se limitaron al campo. Se perpetraron ataques contra infraestructura en las ciudades de Huancayo, Huancavelica, Cerro de Pasco, Huánuco, Andahuaylas, Abancay, Ayacucho y Lima. Así empezaron los ataques a las líneas de alta tensión que causaron apagones dejando a ciudades enteras sin energía eléctrica. Las estrategias de Sendero Luminoso incluían además la colocación de coches-bomba frente a objetivos estratégicos como fueron en 1985 el Palacio de Gobierno y el Palacio de Justicia. Asimismo, en diversas ciudades del interior del país, llevó a cabo paros armados durante los cuales los senderistas tomaban el control de la ciudad y se suspendían todas las actividades productivas. Esto según el artículo publicado en la Web. (http://es.wikipedia.org/wiki/Sendero_Luminoso#Inicio_de_la_Guerra).

Finalmente, se presenta el siguiente recuadro, el cual destaca las acciones con mayor relevancia del llamado grupo Guerrillero Sendero Luminoso:

PRINCIPALES ACCIONES DE SENDERO LUMINOSO EN EL PERÚ

FECHA

DESCRIPCIÓN

Mayo de 1980

Sendero Luminoso inicia la lucha armada en el poblado andino de Chuschi, departamento de Ayacucho, y se alza en armas contra el gobierno con la quema de actas electorales durante las elecciones presidenciales de ese año.

Diciembre 1985

Estalla el primer coche bomba de Sendero en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Febrero 1992

Ataque a la residencia del embajador estadounidense. Mueren tres policías.

Mayo 1992

Ataque contra el centro comercial Camino Real, donde muere un civil y los daños materiales suman 14 millones de dólares. Un mes después un ataque a la sede del Canal 2 de televisión deja cinco civiles muertos.

Julio 1992

Los ataques alcanzan su punto más alto con la explosión de dos coches bomba en el distrito limeño de Miraflores, dejando un saldo de 20 muertos, unos 250 heridos y 20 millones de dólares en daños materiales.

12 de setiembre de 1992

Abimael Guzmán, fundador y máximo líder ideológico, es capturado con otros seis líderes en una vivienda de un distrito de Lima. Un mes después Guzmán es sentenciado a cadena perpetua por un Tribunal Militar

Octubre 1993

Fujimori anuncia ante la ONU la capitulación de Guzmán y muestra una carta donde solicita al gobierno peruano el inicio de las conversaciones de paz y pide el cese al fuego de la facción disidente de Sendero Luminoso.

Octubre 1993

Rebeldes de una facción disidente de Sendero Luminoso desconocen la propuesta de cese al fuego y el pacto de paz entre Guzmán y el gobierno peruano, y anuncian que continuarán con su plan de ataque.

Mayo 1995

Ataque a un hotel de Lima con 5 muertos y 20 heridos. Dos meses después un enfrentamiento entre rebeldes y el ejército deja 16 soldados y 20 rebeldes muertos.

Julio 1999

Captura del líder de la facción disidente de Sendero Luminoso, Oscar Ramírez, alias "Feliciano".

Marzo del 2002

Sendero Luminoso hizo detonar un coche bomba cerca de la embajada de Washington en Lima, dejando 10 muertos, días antes de la visita del presidente estadounidense George W. Bush. En agosto, tres rebeldes fueron capturados y acusados de ser los responsables del atentado.

9 junio 2003

Rebeldes de Sendero Luminoso secuestra a 71 empleados de la argentina Techint del campamento de Toccate, que opera el proyecto de gas de Camisea, en la selva del departamento de Ayacucho, a 600 kilómetros al sudeste de Lima.

10 junio- 2003

Empleados son liberados sanos y salvos por las fuerzas combinadas de policías y militares, según el gobierno.

Elaborado por los autores (M.A)

Fuente: www.noticias.terra.com: Principales acciones de Sendero Luminoso en Perú, Lima, 11-JUNIO-2003.

Para finalizar, es necesario citar a Gomes (2005) quien se refiere a las consecuencias de las acciones de Sendero de la siguiente manera:

"A pesar de considerar al Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso, o PCP-SL, como elemento central y el que originó el conflicto ("Frente a la guerra destacada por el PCP-SL, el Estado tuvo el derecho y el deber de defenderse")-, la CVR reconoce que la organización terrorista fue responsable por no más que un 57.7% del total de muertos y desaparecidos, tocándole un 28.7% a los paramilitares y 8.5% a las Fuerzas Armadas (los demás 9.1% son casos no identificados o crímenes comunes). (Pp.61)[15]

  • Guerrilleros o Revolucionarios

Inicialmente, el grupo sendero luminoso se representa con una ideología maoísta, considerada, como el Pensamiento Mao Tse Tung, también llamado Marxismo-Leninismo-Maoísmo (MLM), que representa una variante del comunismo (o continuación del leninismo) derivada del pensamiento político de Mao Zedong (1893-1976). Por ende, se considera que el movimiento estuvo regido hacia un interés comunista, logrando difundirse en poblados del Perú.

Sin embargo, Silva (2002) manifiesta que:

"Lo que hizo SL, más de su ideología y de su voluntad explicita, fue sacar a la luz publica, nacional e internacional la discusión sobre el futuro de una sociedad determinada, es este caso: Perú una sociedad corroída y tambaleante con todavía rasgos semifeudales… la crisis del populismo y de las formas económicas, sociales, políticas y estadales que produjo, potenció la débil y limitada estrategia del senderismo" (Pp.237).[16]

Por otro lado, SL no se inscribe en "los últimos coletazos" de los movimientos armados con ambiciones "de izquierda" en América Latina y el Caribe, ni guarda comparación, siquiera con movimientos guerrilleros que se produjeron en el Perú a finales de los años setenta, en relación con la Revolución Cubana. Sobre sus pocos aspectos sobresalientes de larga duración, SL tiene el de haber sido tan peculiar como lo puede ser la sociedad peruana. (Cuevas, 2006, Pp.97).[17]

Del mimo modo, hecho como el asesinato de los capataces de las granjas colectivas controladas por el estado y comerciantes acomodados que eran impopulares entre los campesinos pobres de las zonas rurales, produjo el apoyo de los campesinos a las acciones de Sendero Luminoso y alguna simpatía por su lucha, principalmente en los departamentos de Ayacucho, Apurímac y Huancavelica. Sin embargo, sólo una pequeña minoría de campesinos adoptó entusiastamente el pensamiento maoísta y la doctrina Sendero.

En el mimo orden de idea Eckstein (20001) afirma que:

"A mediado de 1982 un periodista preguntó, en Ayacucho, a "todos los que quisieran conversar", si creían o no que Sendero Luminoso era un movimiento campesino y si con el apoyo de la población". Según el periodista, la respuesta fue prácticamente unánime: "Es un movimiento apoyado por los campesinos más jóvenes. Los más viejos están resignados con su suerte, pero apoyan a sus hijos". Además, en los primeros años del decenio de 1980, un jefe de policía de Ayacucho calculó que "el 80% de los ciudadanos de Ayacucho simpatizan con Sendero Luminoso". Durante 1982 la mayor parte de los campesinos de la región se negó a informar sobre la presencia de senderistas en las cercanías, a los incluso proveyeron de alimentos y techo" (Pp.76)[18]

Se considera, que el Senderista sin duda alguna representó el movimiento insurreccional más hermético, y bien organizado de América Latina. Aunque Cuevas (2006) asegura que fue "el movimiento insurreccional más cruel y más misterioso de América Latina" (Pp.91). [19]

Este grupo maoísta no es considerado por todos los autores como un movimiento en pro de los campesinos del Perú, también asignado el titulo de terroristas por parte de los Estados Unidos, por sus coches bombas y asesinatos de autoridades casi a diario para tratar de implantar el comunismo en 1980 y mitad de la década de 1990.

Ciertamente, Sánchez (2005) se refiere al movimiento como terrorista cuando dice que "la aparición de SL como movimiento guerrillero armado, luego de dieciocho años de militancia, no violenta resultó ser una sorpresa, frete a un contexto de democracia y desmovilización de la izquierda armada" (Pp.157).[20]

Por ende, la ideología y metodología terrorista del movimiento plantearon un enorme reto para un gobierno que, inicialmente, se limitó a una respuesta policial. En consecuencia, Díaz (1991), se refiere a las acciones tomadas por el Estado frente a las acciones de SL, como equivocadas, pues "no es un guerrilla romántica ni revolucionaria del Che Guevara, ni el joquísimo guerrillero de los años setenta que tenía planteamientos racionales, intelectuales y establecía rupturas con el sistema. Sendero Luminoso es el grupo "populista", absolutamente mesiánico y totalitario". (Pp371).[21]

Finalmente, Ruíz (2005) se refiere a los métodos de los senderistas como terroristas que:

"han llamado su expresión más cabal cuando detonaron un coche-bomba un calle de Lima (Miraflores, 16-julio-1992), hubo 20 muertos y más de cien heridos. Igualmente detonaron otro coche (17-julio-1992) en un barrio popular (Villa de SALVADOR, Lima) afectando a más de 400 viviendas". (Pp.162)[22]

CAPÍTULO III

Acciones finales y en el siglo XXI

A la par que su zona de influencia fue abarcando una mayor área en el Perú, Sendero Luminoso enfrentó serios problemas. Su doctrina maoísta no obtuvo respuesta en la población y su accionar violento le arrebató la simpatía que en algún momento le mostraron algunos sectores de la población.

Muchos campesinos mostraron desacuerdo con el accionar y el pensamiento de Sendero Luminoso debido a su falta de respeto por la cultura indígena y sus instituciones, en el afán que tenía de iniciar la revolución mediante el olvido de las costumbres ancestrales andinas. Pero sobre todo, el principal punto contra su popularidad lo constituían los juicios populares que ejecutaban en los pueblos, donde los senderistas asesinaban a los "enemigos de la revolución" mediante degollamientos, estrangulación, lapidación e incluso la hoguera.

  • El Movimiento se Desvirtúa

Durante la década de los ochenta, Sendero Luminoso avanzó por todo el territorio peruano. Sin embargo, lo hizo utilizando estrategias violentas. Los enfrentamientos entre este grupo y las fuerzas del Estado provocaron una guerra civil que destruyó el tejido social del Perú.

Las primeras víctimas fueron las autoridades locales: gobernadores, tenientes y alcaldes fueron asesinados por ser parte del viejo Estado. A éstos le siguieron miles de familias de campesinos y pobladores. En este contexto marcado por la violencia se produjo un éxodo masivo del campo a la ciudad, que provocó un debilitamiento del apoyo que la población rural le había dado al grupo revolucionario.

Según un informe de la Asociación pro Derechos Humanos y del Centro de Asesoría Legal, por efectos directos de los grupos terroristas SL y el MRTA, perdieron la vida 26,829 personas, se registraron más de 4,000 niños muertos o lisiados, 55,000 huérfanos y 238 desaparecidos a nivel nacional. Además los subversivos son responsables de haber dejado a más de 131,700 menores en estado de orfandad.

De igual forma, el asesinato de autoridades civiles y políticas representativas del presidente de la República, a manos de los terroristas cobró 593 víctimas entre ellos 4 prefectos, 11 sub prefectos, 86 gobernadores, 167 tenientes gobernadores, 13 fiscales, 70 jueces de paz, 164 alcaldes, 25 tenientes alcaldes, 30 agentes municipales y 23 regidores. En Ayacucho se registró la mayor cantidad de muertos con 128 víctimas, seguido de Junín con 83, Puno con 63 y Lima con 63. Siendo estas una de las consecuencia más importantes del grupo armado.

En 1992 Abimael Guzmán, el líder de Sendero, fue capturado. Esta detención produjo un giro radical e inesperado en el proceso de violencia política del país, pues la actitud triunfalista pasó a las fuerzas del Estado. Un año después de su arresto, Guzmán y otros miembros encarcelados promovieron la firma de un tratado de paz; sin embargo, un sector senderista se opuso a dicho acuerdo y continuó con la lucha armada.

Por su parte el gobierno peruano, si bien logró sofocar al movimiento, no hizo nada por modificar las causas que le dieron origen. Las condiciones de los indígenas no han mejorado y los problemas más graves que aquejan a la población siguen sin ser resueltos. En la sierra del Perú la marginalidad y la pobreza se viven en carne propia todos los días.

  • Impacto en la Sociedad

Sendero Luminoso conmovió profundamente a la sociedad peruana y marcó la historia contemporánea de este país. Se calcula que aproximadamente 60 mil personas murieron, por lo menos 500 mil fueron desplazadas de sus hogares y cerca de 3 mil siguen desaparecidas. [23]

Ciertamente, el terrorismo cobró un total de 300 profesionales asesinados entre ellos 21 religiosos, 7 abogados, 17 administradores, 2 catedráticos, 5 contadores, 11 enfermeros, 92 ingenieros, 5 médicos, 127 profesores y 13 periodistas. El departamento de Ayacucho fue el más afectado con 96 casos, seguido por Junín con 40, Lima con 39, Huancavelíca con 26 y Ancash con 24.

La mayor escalada subversiva en relación al costo social se dio durante los años 1983 y 1984, años previos a las elecciones presidenciales, siguiéndole el año 1989, coincidentemente también un año anterior a las elecciones presidenciales; lo que indica la clara vocación de los grupos subversivos de frustrar las elecciones democráticas del país con su slogan y consigna "Elecciones No, Guerra Sí".

Si bien es necesario reconocer el lado cruento de este movimiento, también es importante señalar que "la guerra llevó a los peruanos a percatarse de ese Perú profundo sumido en la miseria, que durante siglos ha permanecido olvidado y al margen de las políticas gubernamentales. Ese Perú que durante siglos ha sido víctima del autoritarismo, la injusticia, la muerte, la explotación…" [24]

A pesar de ello, los problemas más graves siguen sin ser resueltos. Actualmente, el Perú tiene una de las poblaciones más pobres de América Latina. En términos generales, el 55% de la población vive en pobreza extrema, sin contar con los servicios básicos de vivienda, salud y educación. En ese sentido podríamos decir que en este país la revolución quedó pendiente.

  • Final y Acciones en el Siglo XXI

Las consecuencias de los actos terroristas por parte del grupo senderista, fueron reflejadas poco tiempo después de 1982, pues, tantos los asesinatos anteriormente mencionados como los paros armados y la hostilización en pequeños mercados y pequeños comerciantes con la finalidad de aislar Lima y causar desabastecimiento ya que, como organización maoísta, se oponía firmemente a todo tipo de capitalismo fueron motivo de motivo de molestia y rechazo para los campesinos de las zonas. Es por esa orientación que también pensaban que la revolución debía darse del campo a la ciudad pero, debido a su baja popularidad en el campo, su salto a la ciudad se adelantó. Entre otras maniobras, Sendero Luminoso prohibió el ejercicio político en las zonas que controlaba, las manifestaciones religiosas y el consumo de alcohol. A finales de los años 1980, casi todo el espectro político peruano, incluso los políticos de izquierda marxista, no compartían la filosofía de Sendero Luminoso y rechazaban la revolución izquierdista que ésta organización armada estaba aplicando. Así, enfrentado a una población hostil (y que empezaba a organizarse para hacerle frente) las acciones de Sendero Luminoso empezaron a fallar. Las Rondas Campesinas se empezaron a organizar en distintos departamentos para hacer frente a los comandos senderistas y empezaron a recibir apoyo de las Fuerzas Armadas y del gobierno del presidente Fernando Belaúnde Terry a pesar que sus primeras acciones se dieron incluso en 1983. Esta nueva administración inició una reestructuración en la lucha antisubversiva dando privilegio a los trabajos de inteligencia que empezaron a lograr importantes capturas de cabecillas de la organización. Finalmente, en 1992, durante la primera administración del presidente Alberto Fujimori, El Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo (DINCOTE) comenzó a investigar varias residencias en Lima dado que agentes sospechaban que los terroristas estaban usándolas como albergues. Una de estas residencias, en el vecindario de Surquillo, había estado operando como un estudio de baile. Agentes del GEIN investigaban periódicamente la basura sacada de la casa, que supuestamente estaba habitada por una sola persona, la bailarina Maritza Garrido Lecca, pero pronto notaron que había más basura de la que una sola persona podía producir. Posteriormente los agentes descubrieron tubos de cremas de medicamento usado para el tratamiento de la psoriasis, una enfermedad que se sabía que tiene Guzmán. El 12 de septiembre de 1992, el Grupo especial de Inteligencia GEIN irrumpió en la residencia de Surquillo. En el segundo piso de la casa, encontraron y arrestaron a Guzmán y a otros ocho líderes senderistas, incluyendo a Laura Zambrano y Elena Iparraguirre (compañera consensual de Guzmán). Este hecho inspiró la novela de Nicholas Shakespeare The Dancer Upstairs, "el piso de arriba de la bailarina"). Guzmán fue juzgado por una corte militar de jueces encapuchados bajo las provisiones adoptadas por el gobierno de Fujimori. Después de un juicio de tres días, Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua y encarcelado en la prisión de la base naval en el Callao, (cerca de Lima), en donde continúa aún. Posteriormente, se dice que Guzmán negoció con el ayudante presidencial Vladimiro Montesinos recibir ciertos beneficios a cambio de poner fin a las actividades militantes de Sendero Luminoso. Guzmán apareció varias veces en la televisión peruana y en 1993 declaró públicamente la paz con el gobierno peruano. Esta declaración dividió el movimiento y levantó preguntas sobre el futuro de la organización. Algunos lo aceptaron como un signo de derrota, otros sostuvieron que era un argumento falso hecho bajo presión. Por otra parte, a pesar que la organización virtualmente ha desaparecido, una minúscula facción de Sendero Luminoso, denominada Proseguir continúa esporádicamente activa en la región de los ríos Ene y Apurímac en la zona andina oriental. Se cree que esta facción consiste de tres compañías conocidas como Norte o Pangoa, Centro o Pucuta, y sur o Vizcatan. De acuerdo con el gobierno peruano, la facción consiste de alrededor de 100 militantes de otras unidades regionales de Sendero Luminoso que fueron desactivadas. El gobierno señala que Proseguir actúa en alianza con narcotraficantes. Proseguir ha sido responsabilizado por el inicio de una actividad guerrillera el 2003. El 9 de junio del 2003 un grupo senderista atacó un campo militar en Tocate, provincia de La Mar, Ayacucho y tomó como rehenes a 68 trabajadores de la empresa argentina Techint y tres policías. Esta empresa estaba trabajando en el Proyecto Camisea, un gasoducto que llevará gas natural desde el departamento de Cusco a Lima. Las fuerzas del gobierno han tenido éxito en capturas de algunos miembros de la facción. Así en abril del 2000 se capturó al comandante José Arcela Chiroque, alias "Ormeño", y en julio del 2003 se capturó a Florentino Cerrón Cardozo, alias "Marcelo". En noviembre de ese mismo año, Jaime Zuñiga, alias "Cirilo" o "Dalton", fue arrestado luego de una escaramuza donde cuatro senderistas murieron y un oficial militar fue herido.22 Fuentes oficiales señalan que "Cirilo" tomo parte en el planeamiento del secuestro de los trabajadores de Techint y también habría liderado una emboscada contra un helicóptero del ejército en 1999 donde murieron cinco soldados. Para finalizar, con todos los arrestos y contraataque Sendero Luminoso continúa existiendo en el Perú. El 22 de diciembre del 2005, Sendero Luminoso emboscó una patrulla policial en el departamento de Huánuco, asesinando ocho oficiales. Más tarde ese mismo día, el Presidente Alejandro Toledo declaró el estado de emergencia en ese departamento. el 19 de febrero del 2006, la policía peruana mató a Héctor Aponte, de quien se creía que era el comandante responsable del asesinato de los policías.27 Luego de esa muerte, el ministro del interior dijo que creía que Sendero Luminoso sería derrotado definitivamente. En Octubre de 2006, Abimael Guzmán y su compañera sentimental, Elena Iparraguirre, fueron condenados a cadena perpetua por la Sala Penal Nacional de Terrorismo de Perú. Otros diez miembros de la cúpula de Sendero Luminoso sufrieron condenas en ese mismo juicio de entre 25 y 35 años. Aunque todos ellos fueron absueltos del delito de apología del terrorismo, el magistrado dispuso que la cúpula en su conjunto debiera pagar 1.118 millones de dólares en concepto de reparación civil.

Bien lo refleja el ataque en el año 2008l (10 de octubre de 2008), cuando Sendero Luminoso realizó un ataque contra un convoy militar en el que murieron 19 personas, doce de ellas militares, además de un desaparecido y 11 heridos, en lo que se consideró el peor atentado desde hacía una década. El ataque se produjo en Tintaypunco, provincia de Tayacaja. Sendero Luminoso atacó el convoy con una carga explosiva para, después, disparar con armas de larga distancia a la línea de vehículos.

Consideraciones finales

En todo lo antes expuesto presenta una perspectiva general de los factores más influyentes de la guerrilla en América latina, es especial, las acciones realizadas por el grupo guerrillero Sendero Luminoso en el Perú (1980-1909), considerando que, el surgimiento de los movimientos terroristas en el Perú en las zonas mas deprimidas del país, pueda deberse a las siguientes razones:

  • En estas regiones existen poblaciones que viven en el más completo abandono por parte del Estado, permitiendo que no exista ningún control ni orden.

    Las escasas vías de comunicación permitía que estos poblados puedan ser controlados por organizaciones terroristas, desarrollando sus políticas de adoctrinamiento.

    Le permitía a los terroristas un amplio campo de batalla para poder afrontar al Estado, ya que conocían mejor el terreno.

  • Concebir en un principio a estos movimientos como simples delincuentes, mafiosos o abigeos y no como un problema social que se produjo por la escaza presencia del Estado y el centralismo imperante en el país.

Finalmente, las acciones del senderismo produjeron una fuerte crisis económica y política en el territorio peruano, así mismo, afecto de forma directa las relaciones del país con entes internacionales. De igual forma, mucho mas importante están los resultados violentos, pues, ocurrió el asesinato de autoridades civiles y políticas representativas del presidente de la República, a manos de los terroristas cobró 593 víctimas Siendo estas una de las consecuencia más importantes del grupo armado.

Referencias

Araya, C: Historia de América en perspectiva Latinoamérica, Lima, EUNED, 1995.Pp.285Calderón, F.: Movimientos sociales y políticos (La década de los ochentas en Latinoamérica), Siglo XXI, 1995. Pp.21.CUEVAS, M.: Violencia en América Latina y el Caribe, México, Edit. UNAM, 2006, Pp.97.CHOSSUDOVSKY, M.: Globalización de la pobreza y nuevo orden mundial, 2002. Pp. 255.Diario El País: La mujer peruana ante las elecciones de 1980, España, 20-01-1980.DÍAZ, R.: Entre dos Océanos, México, Siglo XXI, 1991. Pp.371.ECKSTEIN, S.: Poder y protesta popular: Movimientos sociales latinoamericanos, México, Siglo XXI, 2001. Pp.76.GOMES, V.: Guerra en los Andes, Lima, Edit. Abya Yala, 2005. Pp.61.-62.González, P.: El Estado en América latina, México, Siglo XXI, 1990. Pp.365.MEYER, L.: Los sistemas políticos en América Latina, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1989. Pp. 179.NASI, C.: Cuando callan los fusiles: impacto de la paz negociada en Colombia y en Centroamérica, Colombia, Edit. Norma, 2007.RUIZ, R.: Entre la memoria y la justica, México, UNAM, 2005. Pp.162.SÁNCHEZ, R.: Seguridad en construcción en América Latina, Colombia, Universidad del Rosario, 2005. Pp.157.SILVA, A.: Control Social, Neoliberalismo y derecho penal, Lima, UNMSM, 2002.Pp.237.

SENDERO LUMINOSO [Articulo en línea]. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Sendero_Luminoso#Siglo_XXI [Consulta: 2008 diciembre 10].Movimientos terroristas: Sendero Luminoso y MRTA [Articulo en línea]. Disponible: http://www.monografias.com/trabajos16/terrorismo-peru/terrorismo-peru.shtml#conce. [Consulta: 2009 enero 30].Sendero Luminoso [Articulo en línea]. Disponible: http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/siglo_xx/latinoamerica/sendero_luminoso/sendero_1.htm [Consulta: 2009 enero 15].

 

 

 

 

 

 

Autor:

Isaac Martínez

Jenny Abreu

Profesor: Suzuky Gómez

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Pedagógica Experimental LibertadorInstituto Pedagógico de Miranda

"José Manuel Siso Martínez"Sede: La Urbina

La Urbina, Febrero de 2009

[1] Calderón, F.: Movimientos sociales y políticos (La década de los ochentas en Latinoamérica), Siglo XXI, 1995. Pp.21. [2] IDEN. (1). [3] MEYER, L.: Los sistemas políticos en América Latina, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1989. Pp. 179. [4] Araya, C: Historia de América en perspectiva Latinoamérica, Lima, EUNED, 1995.Pp.285 [5] MEYER, L.: Los Sistemas Políticos en América Latina, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1989. Pp. 179. [6] CHOSSUDOVSKY, M.: Globalización de la pobreza y nuevo orden mundial, 2002. Pp. 255. [7] IDEN. [8] Diario El País: L a mujer peruana ante las elecciones de 1980, España, 20-01-1980. [9] González, P: el estado en América latina, México, Siglo XXI, 1990. Pp.365. [10] ECKSTEIN, S.: Poder y protesta popular: Movimientos sociales latinoamericanos, México, Siglo XXI, 2001. Pp.76. [11] CUEVAS, M.: Violencia en América latina y el Caribe, México, Edit. UNAM, 2006. Pp.98. [12] GOMES, V.: Guerra en los Andes, Lima, Edit. Abya Yala, 2005. Pp.61.-62. [13] IDEN(12). [14] NASI, C.: Cuando callan los fusiles: impacto de la paz negociada en Colombia y en Centroamérica, Colombia, Edit. Norma, 2007. [15] GOMES, V.: Guerra en los Andes, Lima, Edit. Abya Yala, 2005. Pp.61. [16] SILVA, A.: Control Social, Neoliberalismo y derecho penal, Lima, UNMSM, 2002.Pp.237. [17] CUEVAS, M.: Violencia en América Latina y el Caribe, México, Edit. UNAM, 2006, Pp.97. [18] ECKSTEIN, S.: Poder y protesta popular: Movimientos sociales latinoamericanos, México, Siglo XXI, 2001. Pp.76. [19] IDEN (17) CUEVAS, M.: Pp.91. [20] SÁNCHEZ, R.: Seguridad en construcción en América Latina, Colombia, Universidad del Rosario, 2005. Pp.157. [21] DÍAZ, R.: Entre dos Océanos, México, Siglo XXI, 1991. Pp.371. [22] RUIZ, R.: Entre la memoria y la justica, México, UNAM, 2005. Pp.162. [23] Carlos Tapia, "El número de víctimas mortales" en: http://www.rioabiertoperu.org/boletin/25/el_numero_de_victimas_mortales.htm (consultado en mayo del 2008).

[24] María del Carmen Vázquez, El discurso de Sendero Luminoso. Análisis de sus conceptos políticos y míticos, Tesis de Maestría, México, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 1998.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.