Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El abuso sexual (página 2)




Partes: 1, 2


La pornografía en el abuso sexual

Entre las muchas razones que se han dado para explicar el problema complejo del abuso sexual se destaca la pornografía. Es más que un entretenimiento inofensivo, pero la verdad es que atenta contra la integridad sexual de la persona, y puede producir efectos secundarios sumamente destructivos. Pocas veces se dan a conocer los verdaderos efectos que la pornografía puede conducir a actos violentos y crímenes sexuales. Estas etapas son:

. La pornografía es una fuente estimulante pues produce en la mayoría de las personas, un intenso interés y fijación. En la primera etapa la persona quiere ver cada vez más material pornográfico. Entrar en esta primera etapa es muy fácil, ya que abunda la pornografía en revistas, periódicos, películas, video cassette y también internet. Se puede ser adicto a la pornografía, tal y como sucede con el alcohol y las drogas.

. A causa del poder adictivo de la pornografía, la persona fácilmente pasa a la segunda etapa: quiere ver material aún más explícito. La pornografía llega a ser una obsesión y la persona pierde el auto control; paulatinamente se pervierte sus gustos sexuales.

. Siempre existe el peligro de proseguir a la tercera etapa, en la cual el individuo adopta poco a poco una actitud desmoralizadora hacia el sexo en general. Lamentablemente, en esta etapa lo que es absurdo y estrafalario puede llegar a ser algo normal y aceptable, pues la pornografía ha encerrado tanto a la persona en sí misma que ya no respeta ni es sensible a necesidades ajenas; en lugar de canalizar el afecto y el amor, la sexualidad de la persona adicta a la pornografía persigue un fin puramente egoísta.

. El cuarto paso es querer "vivir" las fantasías y las imágenes creadas por la pornografía.

El adicto ha llegado al punto de ser capaz de cometer un crimen sexual. Su búsqueda sexual insaciable puede llevarlo a la violencia. Este material corrompe a la persona y puede llevarla al extremo de querer "vivir" esas fantasías, lo que constituye un grave peligro.

Muchos piensan que nunca se dejarían sugestionar tanto por la pornografía; no se dan cuenta que las imágenes excitantes de la pornografía se parecen a las drogas y al alcohol; disminuyendo rápidamente el dominio propio. ¿Cómo puedes estar seguro de que no serás presa de las poderosas y destructivas garras de la pornografía? Por eso, antes de dejarte atrapar, mejor huye de la pornografía.

En sí, la pornografía es una forma sutil de abuso sexual, pues incita al abuso de otra persona.

¿Por qué? Porque atenta contra lo normal, lo hermoso de la sexualidad que Dios diseñó para la vida privada e íntima de la pareja en el matrimonio. Los que publican la pornografía se creen con el derecho de comercializar el sexo humano. Dios nos creó hombre y mujer para que pudiéramos unir nuestras vidas en comunión placentera responsable y en el matrimonio. La pornografía distorsiona, pervierte y hace vulgar la sexualidad humana, destruyendo el propósito original que

Dios le dio. Tenemos el derecho a una vida decente y moralmente correcta, que es propia de la intimidad del matrimonio; no respetar la sexualidad es violar nuestros derechos.

La pornografía es una forma de violencia que destruye la dignidad de la persona y conduce a trágicos efectos desviados en el desarrollo emocional y moral del ser humano.

Si te encuentras arrinconado por la pornografía o conoces a alguien que tiene una sed incontrolable de tales cosas, no demores en buscar ayuda profesional. Y ante todo, pon tu problema en las manos de Dios. Reconoce que has obrado mal al buscar satisfacción sexual en la pornografía. Pídele a Dios que te ilumine y te ayude a superar esta desviación sexual.

Empieza a leer, además, la Palabra de Dios. Allí encontrarás la orientación y los valores necesarios para vivir con propósito, y para realizarte como una persona íntegra.

Todos tenemos la responsabilidad de defender los derechos sexuales del prójimo, y a los padres en especial les urge educar a los hijos, para que eviten situaciones de peligro. Estamos manejando un problema social complejo y difícil de contrarrestar. Es imposible acabar con el mal que nos rodea, pero por lo menos podemos desarrollar ciertas defensas y transmitírselas a nuestros hijos. Nuestro ejemplo de honestidad y decencia es vital.

Las víctimas del abuso sexual

Cualquier niño, de cualquier edad, incluyendo adolescentes, puede llegar a ser víctimas del abuso sexual. Por eso hay que tomar en cuenta que:

. El niño nunca es culpable del abuso sexual; en ningún momento se puede decir que el niño ha sido el seductor. La responsabilidad del abuso recae sobre el adulto.

. La mayoría de los que abusan son adultos que los niños conocen y en quienes confían.

. La mayoría de los abusos sexuales nunca llegan a denunciarse ni son detectados. Aún cuando es imposible tener estadísticas exactas, el problema es mucho más grave de lo que se quiere admitir.

. Los niños suelen callar el hecho de que son víctimas del abuso sexual; a veces temen que los van a rechazar, culpar, castigar o abandonar, o simplemente piensan que nadie les hará caso. Los varones son más propensos a guardar el secreto que las niñas.

Cuanto más cercana sea la relación familiar o amistosa del abusador, más difícil le será a niño divulgar el incidente.

Los indicios del abuso sexual

Si un niño te confía que ha sido objeto de abuso sexual, ¡créele! Es muy raro que los niños mientan acerca de algo tan grave.

También es importante recordar que en muchos tipos de abuso sexual no se ve ningún daño físico tal es el caso del manoseo, el sexo oral, y el ver literatura pornográfica. Sin embargo, cualquiera que sea el abuso, casi siempre se producen fuertes trastornos emocionales evidenciados por los siguientes síntomas:

. Pesadillas e insomnio

. No controlar la orina

. Temor a ciertos lugares y a ciertas personas

. Pérdida del apetito

. Apego exagerado o inusitado a los padres

. Regresión a una conducta más infantil, como la de chuparse el dedo.

. Cambios repentinos de conducta en el hogar, o en la escuela, descuido del aspecto personal.

. Aislamiento inusitado del mundo exterior, desgana al relacionarse con otros niños de su edad.

. Revivir el abuso con muñecas, amigos o a través de dibujos.

. Masturbación excesiva.

. Dolor, comezón, flujo de sangre, o heridas en las áreas genitales; especialmente algún derrame de la vagina (o el pené). Estos síntomas harán que la niña o niño muestre incomodidad al caminar, o al sentarse.

. Alguna enfermedad venérea, que sólo se transmite sexualmente.

En niños mayores o adolescentes, se manifiestan indicios adicionales:

. Actitud negativa hacia la vida y pérdida de confianza en sí mismo.

. Baja autoestima. La víctima adolescente no entiende lo qué está sucediendo y se pregunta: "¿Por qué a mí?." Al verse atropellada sexualmente, no puede sustentar un concepto sano y positivo de sí misma.

. Problemas de aprendizaje en la escuela. A causa de la preocupación disminuye la atención, la energía y la concentración en los estudios.

. Dificultad al relacionarse con compañeros de la misma edad. Por haber sido forzado a sentir emociones adultas, un adolescente objeto de abuso sospecha que compañeros de su misma edad no lo van a entender.

. Tendencias autodestructivas, como el uso del alcohol y drogas, e intentos de suicidio.

Tal conducta destructiva requiere atención inmediata.

. Falta de confianza o rechazo hacia otros. Debido a que personas conocidas han violado su confianza, el adolescente puede desconfiar de todo el mundo. Algunos jóvenes huyen de la casa . Actitud hostil y agresiva hacia toda persona de autoridad, pues ha tenido experiencias dolorosas con los que "supuestamente deberían cuidar de él"

. Comportamiento promiscuo. Puesto que un adulto conocido y respetado le dijo que el sexo desviado es bueno, la víctima supone que es bueno relacionarse sexualmente con muchas personas, o de su mismo sexo o del sexo opuesto. Aunque tal conducta se debe al abuso, en ningún caso se justifica la promiscuidad. Cuando un adolescente se entrega a la promiscuidad no podemos decir que esta libre de culpa porque fue víctima del abuso sexual.

. Confusión moral y espiritual. La víctima no es capaz de decir que no; se le hace difícil distinguir entre lo que es correcto y lo que le puede seguir dañando emocionalmente.

. Puede presentarse el embarazo.

Es posible que la víctima no descubra que ha sido objeto de abuso sexual como niño o adolescente hasta que llegue a ser adulto, debido a un mecanismo de defensa o negación. Sólo años más tarde se ve la huella del antiguo abuso sexual de cuando era niño.

. Usa prácticas de crianza abusiva al llegar a ser padre o madre. En tales casos hay una reacción en cadena: la víctima se convierte en un abusador. Por eso es tan importante que la víctima entienda lo que pasó para que así se recupere emocional y espiritualmente de la crisis.

. Le cuesta asumir su rol de padre/madre durante su vida adulta.

. Atraviesa dificultades sexuales, emocionales y espirituales, ya que no ha podido dejar atrás la confusión, la angustia y el dolor que sintió en el pasado.

Las víctimas no sólo muestras señales externas de abuso sexual; también albergan muchas

"heridas internas". A la persona abusada sexualmente se le ha despojado de lo que todo ser humano más necesita: ternura, intimidad, amor y el sentimiento de confianza y seguridad en el propio hogar. La persona abusada pierde la capacidad de disfrutar del contacto íntimo pues siempre sospecha que habrá explotación sexual.

Los Indicadores del Abuso Sexual

Los síntomas físicos:

. Enfermedad venérea o las infecciones genitales inexplicadas

. Sangrar vaginal o anal

. La herida al área genital

. Roto, manchado, o mancha de sangre de ropa interior

. Dificultad en sentar o para andar

. Magulla y otros signos de restricción

. Pérdida de peso

La conducta del perpetrador:

. La mayor esta con demasiado medicina

. El cuidador no permite el anciano para ser sólo con visitantes

. No permite permitir a visitantes para ver a la persona más vieja

Los síntomas emocionales:

. El temor de está solo con cuidadores

. Los cambios repentinos en la conducta

. La agitación o enoja

. La confusión

. La depresión

. La conducta se asoció con la demencia tal como, mecer, morder, y chupar

Cómo ayudar:

. Proporciona apoyo emocional imparcial

. Proporciona la protección del abusador

. Proporciona el cuidado médico

. Proporciona los remedios legales si deseado por la víctima

. La prueba para ayudar a la víctima recobra un sentido del control y el poder personal en su vida

Maltrato y abuso sexual

CAPÍTULO II

Maltratos y abusos

Actualmente vivimos un periodo donde se comienza a estudiar el problema de los efectos de la violencia, sea ésta del tipo que sea, sobre las personas y, dentro de este problema, el abuso sexual sobre menores es tan sólo un problema más, particular, acotado y con sus propias connotaciones y características.

El primer motivo para la represión legal del abuso sexual sobre menores es que existe una evidencia clínica creciente de que el abuso sexual durante la infancia afecta verdaderamente al desarrollo psicológico ulterior del adulto.

La hipótesis del abuso sexual como "trauma" dentro del desarrollo evolutivo del niño ha adquirido peso específico durante los últimos años. En este sentido, Mullen et al., demuestran que existen secuelas en las víctimas infantiles que les afectará en su desarrollo adulto y que son:

· Declive del status socioeconómico

· Problemas sexuales crecientes

· Propensión a percibir a sus parejas como poco cariñosas e hipercontroladores

Mullen también asegura en su artículo que existen otros factores de deprivación y desventaja asociados al abuso sexual y que, por tanto, sería inadecuado realizar intervenciones terapéuticas centradas exclusivamente en el trauma sexual. Esto es completamente coherente con los datos que aportó: "Las reacciones de las víctimas son mucho más complejas y multidimensionales, y se trate del tipo de abuso que se trate, y en su conjunto, tan sólo el 50% de los niños nos informarán de alguna consecuencia para su salud mental a largo plazo".

Aunque a veces se tiende a hablar del maltrato infantil como concepto global y éste se suele definir como "el tratamiento extremadamente inadecuado que los adultos encargados de cuidar al niño le proporcionan y que representa un grave obstáculo para su desarrollo", se podrían establecer diferentes tipos, cada uno con características propias.

Maltratos

1. Maltratos físicos: la violencia física implica la existencia de actos físicamente nocivos contra el niño. Queda definida por cualquier lesión infligida (hematomas, quemaduras, lesiones en la cabeza, fracturas, daños abdominales o envenenamiento, administración a un lactante de las dosis de sedantes correspondientes a un adulto o bien drogas alucinógenas, ...). Las lesiones producidas requieren atención médica. La negligencia física también estaría incluida aquí e implicaría un fallo del progenitor en cuanto a actuar debidamente para salvaguardar la salud, la seguridad y el bienestar del niño. Incluye el abandono alimenticio, la falta de cuidados médicos, o bien la ausencia de una suficiente protección del niño contra riesgos físicos y sociales.

¿CÓMO SE VEN?

Presentan una o más lesiones inexplicables: moretones antiguos y recientes. Quemaduras por cigarrillos, agua caliente, o artefactos eléctricos como la plancha o ladrillos calientes. Siempre se daña al niño, y ay diferentes grados de maltrato físico: Desde una palmada violenta hasta la muerte. Fracturas producidas en diferentes momentos o fracturas múltiples provocadas en una sola vez. Heridas en la boca, labio u ojos. Rasguños y arañazos en rostros y extremidades.

En casos extremos, el agresor puede producir lesiones físicas que causan la muerte: puñaladas, asfixia, hemorragias internas por desgarro de órganos (pulmones, intestinos, hígado)

¿QUÉ CONDUCTA TIENEN?

Son temerosos con sus padres. Desconfiados con los adultos. Inquietos cuando otros niños lloran. Conductas extremas: Muy agresivos o bien distraídos y ausentes. Presentan problemas en el rendimiento escolar. Dicen que han sido golpeados por sus padres.

2. Maltrato emocional: Es aquel que se produce a través de expresiones de desprecio o de rechazo hacia niño, o a través de insulto o amenazas. También mediante mensajes destructivos: no sirves para nada, eres un inútil, un estúpido, no te quiero. El maltrato emocional afecta profundamente al niño, y no permite que su personalidad desarrolle adecuadamente.

Persistente falta de atención a las necesidades psicológicas del niño (seguridad, afecto), por parte de los adultos encargados de su cuidado. Incluye: falta continuada de disponibilidad psicológica e interés hacia el niño, falta repetida de respuesta a las conductas iniciadas por el niño,.

Si nos guiamos por esta definición de abuso sexual, hay que destacar un primer elemento: los abusos sexuales distan de ser algo objetivo, es decir, dependiendo del contexto social donde se den serán vividos como abusos o no. El único tabú universal es el tabú del incesto y proviene prácticamente del nacimiento del hombre como especie. Según esta prohibición, los hombres de la tribu no pueden tener contacto carnal con las mujeres de su familia.

Este último tipo de maltrato, el abuso sexual, es el que se produce fundamentalmente contra las niñas, distribuyéndose de forma inversa en los demás tipos de maltrato.

Existen otras clasificaciones de tipos de maltrato, por ejemplo la realizada por Henry Kempe en su libro "Síndrome del niño maltratado", en el cual establece cuatro subtipos:

¿CÓMO SE VEN?

Tienen problemas de lenguaje y en formas de expresarse, tartamudea, o bien manifiesta una conducta muy infantil para su edad. Este es uno de los maltratos más difíciles de identificar, porque no puede ser determinado a simple vista, como si ocurre en cambio del maltrato físico.

¿QUÉ CONDUCTA TIENEN?

  • Pueden ser muy agresivos, violentos y destructores.

  • Pueden presentar problemas de sueño o pesadillas.

  • Tienen problemas para presentar con otros niños

  • Pueden manifestar miedos excesivos, sentimiento de tristeza o ideas reiteradas y exageradas sobre una cosa.

  • También pueden presentar conductas extremas: son muy conformistas y pasivos o bien muy agresivos o exigentes.

3. Maltratos sexuales: implican la explotación de niños mediante actos tales como incesto, abusos y violación. Los abusos sexuales se definen como la implicación de niños y adolescentes dependientes e inmaduros en cuanto a su desarrollo, en actividades sexuales que no comprenden plenamente y para las cuales son incapaces de dar un consentimiento voluntario o que violan los tabúes sociales o los papeles familiares. Incluyen:

- Pedofilia: supone el contacto sexual, no violento, de un adulto con un niño, y puede consistir en manipulaciones, exhibiciones de genitales, o contactos buco-genitales. La edad del niño suele oscilar entre los dos años y el comienzo de la adolescencia.

- Incesto: corresponde a individuos con personalidades psicopáticas y sexualidad indiscriminada, que consideran a sus hijos como objetos, siendo frecuentemente violentos (relación materno/paterno-filial). Se puede iniciar a la edad de uno o dos años y continuar hasta la adolescencia.

- Proxenetismo: explotación de menores con fines lucrativos por parte de individuos con o sin parentesco con ellos (p. ej.: la prostitución infantil).

- Violación: es un abuso sexual violento, sin consentimiento por parte del menor.

4. Maltratos institucionales: se pueden definir como "cualquier legislación, programa, procedimiento, actuación u omisión procedente de los poderes públicos, o bien derivada de la actuación individual del profesional o funcionario de las mismas. Comporta abuso, negligencia y detrimento de la salud, la seguridad, el estado emocional, el bienestar físico, la correcta maduración o que viole los derechos básicos del niño y de la infancia". También como institución, nos referimos a los medios de comunicación ya que tienen la suficiente fuerza como para poder modificar, aleccionar y formar hábitos en la población en general y también en la infancia.

A diferencia de los otros tipos de abusos cometidos contra el niño, en la variedad institucional, no es necesario el contacto directo entre el niño y las personas que van a dictar las disposiciones, normativas, etc., que pueden constituir malos tratos. Detrás de una mesa de despacho también se puede ser responsable de malos tratos. Tampoco hay que olvidar que el profesional o funcionario también pueden actuar directamente sobre el niño y producir un mal trato. Hay dos diferencias fundamentales: mientras que en el maltrato familiar aparecen síntomas evidentes a corto plazo o desde el momento de la agresión, en el maltrato institucional son raras las manifestaciones a corto plazo, provocándose las alteraciones a medio y largo plazo.

En el tema de los abusos sexuales infantiles, al igual que en todos los demás temas tabúes, existen numerosas creencias erróneas. A continuación apuntaré las más comunes, las cuales, de forma más o menos consciente, contribuyen a ocultar el problema, así como a tranquilizar a quienes no desean afrontarlo:

· Muchas personas piensan que los abusos sexuales no existen o son muy infrecuentes y, sin embargo, la frecuencia es muy elevada.

· La mayor parte de las personas creen que los agresores son personas con graves patologías o con desviaciones sexuales y, sin embargo, casi todos los abusos sexuales son cometidos por sujetos aparentemente normales.

· Es usual creer que si los abusos sexuales ocurrieran en nuestro entorno inmediato, nos enteraríamos. La realidad es que la mayor parte de los casos de abusos sexuales no son conocidos por las personas más cercanas a las víctimas y estas tienden con mucha frecuencia a ocultarlos.

· Se suele creer también que los abusos sexuales a menores sólo ocurren en ambientes muy especiales, asociándolos con la pobreza, baja cultura, etc. Aunque es posible que en determinados ambientes sean más frecuentes, los datos confirman que están presentes en todas las clases sociales, zonas geográficas, etc.

· Es también muy frecuente la tendencia a creer que los niños, cuando los cuentan, no dicen la verdad o que están fantaseando. Por el contrario, cuando un niño dice que ha sido objeto de estas conductas, prácticamente siempre dice la verdad y, por consiguiente, debemos creerle.

· También parecería razonable creer que si la madre de un niño se enterara de que su hijo ha sido objeto de un abuso sexual, no lo consentiría y lo comunicaría a alguien o lo denunciaría. Sin embargo, la realidad nos demuestra que si el agresor es un miembro de la propia familia, bastantes madres reaccionan ocultando los hechos.

· Otro error consiste en creer que en la actualidad hay más abusos a menores que antes, lo que pasa es que ahora son estudiados.

· Tampoco es correcto creer que los agresores son casi siempre familiares o casi siempre desconocidos. Los agresores pueden tener relaciones de muy diversos tipos con la víctima y no conviene hacer simplificaciones erróneas.

Los abusos sexuales contra niños se cobran al año un número desconocido de víctimas. No podemos arrancar las raíces de los abusos sexuales contra los niños, pero lo que sí podemos hacer es, a través de programas de prevención y tratamiento, educar al público sobre los peligros de estos abusos sexuales y sobre la necesidad de denunciar dichos abusos y los intentos de abuso.

Estos programas de prevención pasan, en primer lugar, por educarnos a nosotros mismos como padres o futuros padres, a nuestros hijos y a los profesionales que les rodean sobre los peligros y las consecuencias de los abusos sexuales. Esto será vital porque la experiencia demuestra que los niños alertados sobre la posibilidad de ser atacados sexualmente están mejor preparados para protegerse de ello que los que no son conscientes de dicho peligro. Además, tendrán más probabilidades de revelar un incidente que los niños que sólo reconocen vagamente lo que les ha ocurrido.

En segundo lugar, los padres deben crear un ambiente en el que los niños sean libres de comunicar y discutir cualquier situación que les haga sentirse incómodos, y de revelar cualquier ataque sexual que hayan podido sufrir. Se ha de romper la barrera de silencio que rodea a este delito porque únicamente cuando se es consciente de la gravedad del problema y de sus consecuencias, disminuirán los sentimientos de culpabilidad y vergüenza que suelen experimentar las víctimas de este tipo de delitos. Solo entonces se romperá el silencio y dejarán de considerarlo un profundo y oscuro secreto.

5. Maltrato por descuido: Todo enfoque integral del maltrato de menores debe tener en cuenta las diversas normas y expectativas del comportamiento de los padres en las distintas culturas del mundo. La cultura es el acervo común de creencias y comportamientos de una sociedad y sus ideas acerca de cómo deben conducirse las personas. Entre esas ideas están las que definen qué actos omitidos o cometidos podrían constituir maltrato y descuido.

En otras palabras, la cultura ayuda a definir los principios que por lo general se aceptan en relación con la crianza y el cuidado de los niños.

Las diferentes culturas tienen reglas distintas acerca de cuáles prácticas de crianza son aceptables. Algunos investigadores han señalado que los criterios sobre la crianza de los niños en diversas culturas quizá diverjan a tal grado que resulte sumamente difícil alcanzar un consenso sobre qué prácticas implican maltrato o descuido No obstante, las diferencias en cuanto a cómo definen las culturas lo que constituye maltrato tienen más que ver con el énfasis en aspectos particulares del comportamiento de los padres.

Parece que muchas culturas concuerdan en que no se debe permitir el maltrato de menores y, en este sentido, prácticamente hay unanimidad en lo concerniente a las prácticas disciplinarias muy duras y el abuso sexual.

¿CÓMO SE VEN?

Están sucios, tienen hambre, usan ropa inapropiada, tienen problema nutricional.

Los niños que sufren maltrato por descuido frecuentemente tienen accidente: caídas, quemaduras, inioxiocciones, extravíos en la calle.

En ocasiones desarrollan enfermedades que pudieron prevenirse.

¿QUÉ CONDUCTA TIENEN?

Dice que nadie se preocupa por él. Está cansado, no mantiene la atención, se duerme. Mendiga o roba, usa drogas. Abandona la escuela para estar en la calle.

Al no estar atendidas sus necesidades, tienen dificultad para asistir a la escuela.

La deserción escolar puede ser una consecuencia de maltrato por descuido.

6. Maltrato infantil: Puede producirse mediante golpes, insultos o abusos. Es toda agresión producida al niño por sus padres, hermanos, familiares y otras personas a pesar que se ha hecho con la intención de disciplinarlo.

El abuso sexual de mayores

Los individuos percibieron para ser especialmente vulnerable o un objetivo potencialmente fácil es escogido para el trato injusto por perpetradores de asalto sexual.

Los mayores a menudo caen en esta categoría a causa de los factores siguientes:

. La fragilidad física o la habilidad disminuida para defender a sí mismo

. La dependencia en la ayuda de otros (por ejemplo, manejando, limpieza pesada, la asistencia médica, etc.)

. Las rutinas previsibles

. Viviendo solo o en un hogar de ancianos

. La demencia o deterioros cognoscitivos

Los adultos no son necesariamente menos susceptibles a delitos sexuales como ellos se envejecen. El abuso sexual es motivado no por deseo sexual, pero por un deseo para ejercer el poder y el control sobre otros y para humillar y menospreciar a la víctima. Podemos llegar a ser más vulnerables al abuso como nosotros nos envejecemos. Vejez y deterioro disminuyen el poder personal con lo cual aumentando el riesgo del abuso. Consecuentemente, personas mayores e individuos incapacitados son los objetivos del abuso sexual. Los mayores pueden ser abusados ambos dentro y fuera el hogar. Sin embargo, es más probable que mayores serán abusados en sus propios hogares.

Abusos

Abuso y la explotación de las personas mayores generalmente son caídas en uno de dos categorías:

El Abuso doméstico:

Abuso Doméstico es definido como el abuso de un anciano por alguien con una relación familiar a esa persona.

El perpetrador es generalmente un esposo, el niño, o el amigo que reside con la persona más vieja.

El Abuso institucional:

Abuso Institucional es definido como el abuso de una persona más vieja que reside en una facilidad del cuidado, en el hogar de ancianos, o en hogar de grupo.

Alguien que es pagado por proporcionar el cuidado para ese mayor perpetra generalmente el abuso.

Los factores tales como la lealtad, el amor o la repulsión a menudo mantienen a víctimas de reportar. En muchos casos, la persona abusada es completamente dependiente sobre el abusador y tiene miedo quejarse para el temor de represalia. Algunos mayores pueden sentirse avergonzados por informar ese abuso ocurre a causa de limitaciones físicas o mentales. Aún más, algunos residentes de hogar de ancianos no pueden revelar los casos del abuso porque ellos no quieren cargar sus familias. Por estas razones, el abuso continúa y es imprescindible que otras personas miren para señales de alerta y notifiquen aplicación de la ley si ellos advierten cualquiera de los indicadores siguientes del abuso.

Consejos y medidas de seguridad para mayores

CAPÍTULO III

Consejos

Evite el aislamiento:

La mayoría de los abusadores son personas que usted sabe. Ellos utilizan su aislamiento o la dependencia su ventaja. Aliente y mantenga el contacto con otros (por ejemplo. amigos, miembros de iglesia, enfermeras visitantes, el servicio de guardería de adulto, etc.) Las más personas que están en el contacto con usted, el mejor.

No se calle:

En el primer signo del abuso potencial o la conducta inadecuada, hable a lo que he pasado. No sea un objetivo fácil. Si alguien le hace incómodo o asustado, pide ayuda inmediatamente.

Tenga cuidado quién tiene acceso a su hogar:

Nadie tiene un derecho de que se siente en peligro, inclusive sus niños o nietos. Limite el acceso a su hogar a esos usted confía completamente.

Medidas

. No de información personal por teléfono

. No lo hace obvio si usted vive sólo

. Varía su rutina. No sea demasiado previsible

. Ha confiado a amigos & tenga a su familia alrededor

. Mantiene sus puertas y las ventanas cerradas

. No abre su puerta a alguien usted no sabe ni se siente incómodo

. Evita andar solo, especialmente de noche

. Lleva a su misma en una manera segura y alerta

. No tenga miedo para hacer una escena si usted se siente amenazado o espantado

Prevención, recuperación y conclusión

CAPÍTULO IV

Prevención

Al hablar del abuso sexual, el padre inevitablemente se angustia, temiendo en lo que le podría pasar a su hijo. Con la intención de ayudarte en tus actitudes como padre te brindamos estas indicaciones:

1.- Para la Familia

Es importante que mantengas una familia sana, en la que todos los miembros se llevan bien y donde existe una comunicación franca y abierta a todos los niveles. Así se evitarán maltratos y abusos. Todo hogar requiere algo más que salud física para enfrentarse a la vida con fortaleza, propósito y sensibilidad.

Una familia sana:

. Desarrolla la confianza mutua mediante la comunicación.

. Sabe darse apoyo; los miembros tratan de servirse mutuamente con amor.

. Ejerce el respeto mutuo y acepta que cada miembro necesita privacidad.

. Tiene un buen sentido del humor y sabe recrearse.

. Comparte las tareas del hogar

. Enseña la diferencia entre el bien y el mal.

. Promociona la unidad y mantiene tradiciones familiares.

. Reconoce sus problemas y busca ayuda cuando la necesita.

. Reconoce que necesita a Dios y le da valor a la educación cristiana, a la oración y a la adoración.

Sin lugar a duda, cuando la familia funciona así, hay buena comunicación y mucha unidad entre todos los miembros. Dios, en Su infinito amor, diseñó la familia para que fuera el lugar idóneo en el cual todos podemos crecer y desarrollar un propósito y esperanza en la vida.

Reflexiona: ¿Cuándo fue la última vez que examiné mis relaciones familiares? ¿Estamos desarrollando la armonía y el bienestar para poder tener una familia sana?

2.- Para los Niños.

Así como enseñamos a nuestros hijos a que cruce la calle tomando las debidas precauciones, así debe ser con la educación sexual. Con una buena orientación, ellos tomarán precauciones y evitarán situaciones en las que podría haber riesgo de abuso sexual.

Es preferible que los niños aprendan sobre la vida de una manera natural y con tranquilidad, en términos apropiados para su edad y en el seno del hogar. Recuerda que el modelo de cómo vives con tu pareja le comunicará muchísimo a tus hijos, el significado de la compresión, el amor, y de la fidelidad; la importancia de la privacidad e intimidad de la relación sexual de un hombre y una mujer. ¡No podemos subestimar el valor de una buena relación de pareja para la educación sexual de nuestros hijos!

Sin embargo, a medida que van creciendo los niños, les enseñamos los nombres de sus ojos, manos y pies, pero a veces no les decimos cómo se llaman las partes íntimas de sus cuerpos.

Esta omisión puede confundirlos con respecto a algo que Dios ha diseñado para que sea hermoso. De todas formas alguien le explicará a tus hijos lo que es el sexo. La pregunta es: ¿quién?, ¿cómo? y ¿cuándo? Si tu no informas a tus hijos, ellos serán más propensos al abuso sexual, porque alguien les podría decir, "todos los niños hacen esto" y ellos no sabrán cómo defenderse. Pide a Dios que te dé la sabiduría y que te conceda un tiempo propicio para abordar el tema. Recuerda, si un niño es lo suficientemente mayor como para preguntar, será lo suficientemente maduro como para recibir una explicación en términos que él pueda comprender y manejar.

Necesitas velar amorosamente por tus hijos sin sobreprotegerlos. Ellos necesitan aprender a usar la libertad y a la vez conocer los peligros que los rodean.

Las siguientes reglas pueden ayudarte como padre en esta difícil tarea:

. Mantente informado en cuanto al paradero de tus hijos, con quienes están y qué están haciendo.

. Conocer bien a todos los adultos con quienes tus hijos tienen contacto.

. Enseñarles a tus hijos que siempre tiene el derecho de decir: "¡NO!" si alguien les pide que hagan algo que los hace sentir incómodos; aunque se trate de un familiar o amigo de la casa, pueden y deben decir que no.

. Mantén una buena comunicación con tus hijos y cada día entiéndete mejor con ellos, la buena comunicación en el hogar es fundamental.

. Dales a tus hijos una educación de carácter preventivo acerca del abuso sexual.

Aconséjales, para que discutan contigo cualquier problema o pregunta que tengan, y en especial para que no guarden ningún secreto. Hazle caso a tus hijos, escúchalos y sé tolerante con ellos aún cuando tengas que dedicarles más tiempo.

Sé afectuoso con ellos y enséñales a expresar amor, ternura, compasión y paciencia.

. Recuerda, es tu responsabilidad proteger a tus hijos del abuso sexual. Ellos están bajo tu cuidado y tienen el derecho a una vida libre de amenazas y daños. Juntos, padres, hijos, amigos y conocidos debemos velar por su bienestar integral.

La clave para proteger a nuestros hijos es mantener una comunicación abierta y honesta con ellos en todo, no sólo en lo referente al abuso sexual. Así tus hijos sabrán que pueden acudir a ti para hacer cualquier pregunta sin que tú te burles de ellos a los rechaces. Aparta un tiempo cada día para conversar con tus hijos; pregúntales lo qué sienten, y escucha con atención. No es recomendable enseñarle al niño a obedecer ciegamente a todo adulto. Al contrario dile a tu hijo si un adulto le pide algo que él no le gusta, o le parece "raro", está bien decir: "¡NO!".

Tampoco conviene forzar a un niño a abrazar o a besar a un "tío" o a otra persona si el niño no quiere hacerlo. Tales exigencias comunican el siguiente mensaje implícito: "Mis mayores exigen que me someta a cosas que son desagradables o incómodas para mi". El niño que capta un mensaje así no se sentirá protegido o respaldado por su padre: tampoco sentirá el afecto paternal.

Recuerda, casi siempre el niño es abusado por alguien que conoce bien; además, los abusadores tiene frecuente contacto con literatura pornográfica.

Para que los niños puedan evitar situaciones de abuso sexual, damos a continuación una lista de recomendaciones, que los padres deben compartir con los hijos. Pero recuerda, antes de darles estas instrucciones, cerciórate de que tú mismo las cumplirás.

Las recomendaciones son:

. "Mantén la puerta cerrada con la llave cuando estés solo(a). Nunca le abras la puerta a una persona conocida, y mucho menos, a un extraño, si no tienes nuestro permiso explícito para dejar entrar a esa persona".

. "Cuando estés solo(a) y suene el teléfono, y el que llama pregunta por nosotros, dile que no podemos atenderle por el momento y que más tarde le devolveremos la llamada".

. "Si vas por la calle y alguien, conocido o desconocido te ofrece un regalo o te invita a su casa, nunca aceptes, simplemente tienes que decir: "No, gracias". Luego corre a la casa,

o a algún lugar donde puedas pedir la ayuda de otros".

. "Cuando alguien – joven o adulto, hombre o mujer, persona conocida o desconocida, familiar o amigo – trate de tocarte alguna parte de tu cuerpo de modo que te sientas raro(a) o incómodo(a), debes alejarte cuanto ante de esa persona. Si estamos cerca, debes llamarnos en seguida. Pero si estas solo(a), busca la ayuda de otro persona conocida".

. "Siempre debes decirnos cuando te sucede algo extraño. No tengas miedo de contarnos todo. Te vamos a creer y te ayudaremos. Tú eres muy importante para nosotros y te amamos muchísimo".

. "Si alguien, incluso una persona conocida, te dice que no debe contarle nada a tu papá o mamá porque ellos se enojarán, o porque es un secreto, no debes creerle. Tus padres nunca se enojarán si tu les dices la verdad y les cuentas la verdad".

Explica a tus hijos lo que significa que alguien "los toque bien", "los toque mal" o "los toque de una forma incómoda", por ejemplo:

. "Cuando a alguien te toca bien te sientes bien; como cuando tu mamá te abraza, o cuando tu papá te lleva de la mano, cuando acaricias a tu perro. Cuando te tocan mal, uno se siente mal o adolorido; como cuando un amigo te pega, o te dan un puntapié en la escuela. Si te tocan de forma incómoda o rara tal vez puedes empezar sintiéndose bien, pero luego te siente mal o extraño por dentro; por ejemplo si estas sentado(a) en las piernas de alguien y luego ese persona te toca lugares que no te gusta, ya que para ti estos lugares son personales e íntimos. O si alguien te pide que lo toques en algún lugar que te asusta o te sientes mal de hacerlo".

Discute estas cosas con tus hijos. Enséñales que vengan a contártelo en seguida y que ellos siempre tiene el derecho de decir que "¡NO!". Explícale al niño que Dios le dio un cuerpo bueno y hermoso, y que ese cuerpo es de él, Dios no quiere que nadie toque el cuerpo de un niño de una forma incómoda. Tampoco es Su voluntad que un niño se exhiba de una forma incómoda delante de un adulto.

Sólo podemos entablar una conversación sobre un tema tan delicado con nuestros hijos si ya tenemos una comunicación abierta y sincera con ellos. Nunca podremos estar con ellos las 24 horas del día, pero si los aconsejamos sabiamente, nuestros hijos aprenderán a defenderse y a cuidarse aunque no estemos presentes.

Todas estas medidas preventivas para proteger a nuestros hijos del abuso sexual son sumamente importantes, y sería un descuido muy grave no ponerlas en práctica.

Sin embargo, tenemos que admitir que estas medidas no son perfectas, porque no hay nadie libre de corrupción en este mundo. Además las fuerzas del mal son más astutas y más poderosas que nosotros. Por eso no confiemos solamente en un método para prevenir el abuso sexual. Aún más importante es encomendar a nuestros hijos al cuidado de Dios, nuestro Padre Celestial, y confiar ante todo en Su protección. Aunque nosotros no podemos proteger perfectamente a nuestros niños, Dios si puede. Como dice la Biblia: "Nunca se dormirá, El que te cuida, El nunca duerme... El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege de todo peligro. El protege tu vida. El Señor te protege en todos tus caminos, ahora y siempre"

Otra verdad bíblica que nos tranquiliza cuando estamos perturbados debido a la posibilidad del abuso sexual es la enseñanza de que Jesucristo es nuestro Buen Pastor. En cierto sentido, el niño es como una oveja: es vulnerable y débil, a veces se desorienta y se extravía, sin embargo, al estar bajo la protección del pastor, la oveja está segura. De la misma manera, nuestros niños también están protegidos cuando confiamos en Jesús, nuestro Buen Pastor. Podemos afirmar, junto con un creyente en la Biblia "aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Seño, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza".

Es innegable que el abuso sexual es uno de los "valles más oscuros" de la maldad humana. Para un padre que ama a sus hijos, quizás es el peligro más espantoso y horroroso que se pueda imaginar. Tal vez opines que un Dios bueno nunca debería permitir que un niño sufra un daño tan grave. Sin embargo, el Buen Pastor no promete acabar con todos los "valles oscuros". Lo que promete es protección hasta en los "valles más oscuros". Al fin y al cabo, esta promesa vale hasta más que nuestras estrategias preventivas, porque sólo Dios lo conoce todo y puede estar en todas partes. Oremos constantemente, pues, para que el Señor siempre libre a nuestros hijos del abuso sexual. Confiemos también en nuestro Buen Pastor, el mejor protector de nuestros niños.

2.- Para los adolescentes.

Muchas de las indicaciones dadas para alejar al niño del peligro del abuso sexual sirven también para proteger al adolescente, siempre y cuando los adoptemos y comuniquemos en una forma acorde a la edad y madurez del joven.

Entre los aspectos que puedes recalcar con ellos mencionamos.

. Inculca en ellos una actitud positiva hacia el cuerpo como un hermoso don de Dios; diles que el hombre íntegro, cuerpo y alma están hechos a imagen y semejanza de Dios. La escritura también dice que el cuerpo del cristiano es "templo del Espíritu Santo" y que debemos "honrar a Dios en el cuero" (1ra de Corintios 6:19-20). Si Dios valora tanto nuestros cuerpos, el adolescente nunca debe tolerar que alguien se meta con su cuerpo y lo use de una manera pervertida.

. Enseña a los jóvenes al igual que a los niños que si alguien los toca de una manera que les resulte desagradable, ellos tienen derecho a decirle a esa persona que deje de hacerlo. Y si esa persona no les hace caso, ¡deben buscar ayuda! El adolescente puede decir, "¡No!", de varias maneras.

. Mediante la postura de su cuerpo. Cuando diga que no, debe enderezar su espalda y sus hombros, y mantener su cabeza en alto.

. Usa la expresión de tu cara. Si sonríes al decir que no, el agresor no sabrá si ese "no" es necesario.

. Mediante el contacto visual directo. Que mire directamente a los ojos de la persona al decirle que no.

. Mediante el tono de voz, que diga "¡No!" con voz fuerte y firme. Que insista si es necesario.

. Mediante un el movimiento de la cabeza al decir que no, para que no haya duda acerca de lo que quiere decir.

. Mediante advertencias. El joven debe decirle al agresor. "si usted no se detiene, se lo contaré a alguien y buscaré ayuda".

. Instruye a los jóvenes, para que puedan distinguir entre un buen contacto y un contacto dañino; entre caricias de amor e intimidad y caricias de aprovechamiento.

. Recuerda a los jóvenes que las familias no tienen secretos. Que cuando alguien los toca indebidamente y luego dice "no se lo digas a nadie", ellos no deben hacerles caso.

. Informarles que la privacidad de todos los miembros de la familia debe respetarse.

Desarrolla límites claros y bien definidos con ellos para que no haya confusión.

. Diles que eviten estar solos con alguien que actúa de una forma sospechosa, aunque se trate de un familiar o adulto conocido. Aconséjales a que hablen contigo si observan cualquier conducta sexual incómoda o rara; si ven que un amigo o amiga acompaña a una persona cuya conducta parece sospechosa; o si se sienten incómodos al estar solos con alguien.

. Siempre ten en cuenta que el abuso sexual no es ni la culpa ni la responsabilidad del joven, sino del adulto abusador.

. Y sobre todo, procura fortalecer la autoestima y la fe del adolescente asegurándole que para Dios, él o ella es muy especial. Dile lo siguiente: "Escucha lo que Dios te dice en la Biblia": "Yo te llamé por tu nombre, eres mío, te aprecio; eres de gran valor y yo te amo...

Para salvar tu vida entrego hombres y naciones. No tengas miedo, pues yo estoy contigo". Perteneces a tu amoroso Creador quien ha hecho mucho por ti. El te ama. Por eso envió a Su único Hijo a este mundo, para que muriera en la cruz por tus pecados. El también promete protegerte hasta en los momentos más peligrosos.

No importa cuánto te hiera o decepcione la gente, a Dios siempre le importas. El te creó con "honor y dignidad", leemos en la Escritura. Por eso, trátate a ti mismo con dignidad y exige que los demás también te traten con respeto, aunque todavía no seas mayor de edad. No dejes que nadie hiera tu cuerpo. Busca ayuda cuando te sientas solo(a) y confundido(a). Si alguien trata de aprovecharse de ti rechaza su seducción con firmeza, pero no te dejes llevar por el odio y el rencor. Aunque lo natural es que sientas mucha repugnancia por la persona que trato de hacerte daño, recuerda que Cristo una vez dijo que debemos perdonar a un pecador hasta setenta veces siete Jesús no sólo lo dijo; también lo puso en práctica, al decir en la cruz, "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen".

Recuerda, Jesucristo también fue víctima, no del abuso sexual, pero de muchas otras injusticias.

Por eso, el entiende perfectamente cuando temes que van a abusar sexualmente de ti y El podrá fortalecerte en los momentos críticos. Confía plenamente en El y siempre pide que te resguarde de todo mal. Al hacerlo, comprobarás que Jesucristo es tu mejor Amigo y Guía en la vida".

Recuperación

1.- ¿Qué hacer al descubrir el abuso sexual?

La mayoría de los casos de abuso sexual desapercibidos y lamentablemente no son tratados:

. Si sospechas de abuso, piensa primero en la víctima. Recuerda: La víctima no tiene la culpa de lo que le ha pasado. Bríndale toda tu confianza y apoyo. En el momento oportuno, habrá que enfrentar al abusador y denunciarlo ante otros familiares o las autoridades competentes. La confianza es importante para la víctima, pero el silencio a la larga no ayuda a nadie. Puedes estar protegiendo al abusador, a costa de la víctima.

. No niegues el problema. Debes creerle al niño, aún si es difícil. En estos casos los niños no inventan.

. Controla tus emociones. Mantén la calma. Trata de no alterarte o perder el control. El miedo y el desespero son reacciones normales pero pueden asustar al niño. Infórmale al niño que no están enojados con él o ella, sino que sientes gran frustración ante la situación. Nunca culpes, ni castigues o avergüences al niño.

. Ofrece apoyo emocional. Dile al niño que él no tiene la culpa y que tiene toda la razón al hablar. Trata de tranquilizarlo diciéndole que está seguro contigo y que no le pasará nada por haber denunciado el incidente. Deja que el niño haga preguntas. Contéstale en términos sencillos.

. Consigue información. Averigua los pormenores del incidente. ¿Durante cuánto tiempo ha estado ocurriendo el abuso sexual? Si el abusador es conocido, búscale ayuda inmediatamente. Si la persona fue un desconocido, trata de conseguir una descripción de su aspecto físico, ropa, automóvil, nombres de organizaciones y de personas que puedan ofrecerte ayuda.

. Consigue asistencia médica. Ponte en contacto con un médico para tratamiento de los posibles daños físicos. Luego consigue a un consejero que tenga experiencia en la materia.

. Ora por las víctimas. Puedes usar la siguiente oración como un modelo: Amado Jesús, cuando pienso en las víctimas del abuso sexual, siento dolor, porque están sometidos a una situación que causa hasta confusión y angustia. Líbralos Señor de esta dificultad tan dañina, para que puedan regresar a una vida normal de dignidad, en la que son respetados por los demás. No los desampares, guíalos a recobrar un propósito positivo en la vida. Amén.

. Comparte el amor de Dios con ellos de forma concreta, invitándolos a confiar en

Jesucristo, de quien recibirán el consuelo y la fortaleza para recuperarse y volver a enfrentar la vida con dignidad. Es importante que tu puedas vivir lo que dices.

2.- Si eres una víctima.....

Si estás sufriendo algún abuso sexual o físico, debes hacer algo; ¡AHORA MISMO! Necesitas contárselo a alguien inmediatamente y continuar contándolo hasta que consigas la ayuda que necesitas. Sé insistente. Cuéntaselo a un familiar, a un maestro, a un líder juvenil o adulto, a un amigo mayor que respetes, a un pastor o un sacerdote, o a la policía.

Recuerda:

. No seas ingenuo(a) creyendo que puedes resolver el problema solo(a).

. No te sientas obligado a guardar el secreto.

. La ley está de tu lado.

. No confíes en las promesas del abusador, cuando te diga: "No lo volveré a hacer".

. Tanto tú como el abusador necesitan ayuda. El abuso sexual trastorna la personalidad entera de la víctima, sus valores, su crecimiento y su concepto de sí mismo. ¡Busca ayuda, tanto emocional como espiritual!. Necesitas orientación para poder superar el abuso, pues no es fácil volver a tener una actitud sana y positiva hacia la vida después de sufrir el abuso sexual.

Dios te creó para vivir en paz y armonía con todos. El jamás quiere que nadie sea víctima del abuso sexual, como tampoco quiere que existan asesinatos, robos, violaciones, etc.

Lamentablemente todos desobedecen de muchas maneras los mandamientos de Dios, y tratamos de vivir según nuestros antojos. Tan grave es el pecado humano que, según la Biblia, cuando Dios contempla la tierra, exclama: "Todos se han ido por mal camino; todos por igual se han pervertido. ¡Ya no hay quien haga lo bueno! ¡No hay ni siquiera uno!

A nuestro padre celestial le duele que tu hayas sufrido encarne propia la perversión de otro ser humano, y ten por seguro que Dios es justo, El no pasará por alto el atropello que has sufrido sino que castigará, de la manera que El en su sabiduría disponga. Entretanto, acude a Jesucristo, el Hijo de Dios y el Salvador del mundo. Sólo Cristo perdona tus pecados y los de todo el mundo. Cristo puede reconstruir tu vida. Tienes una vida entera por delante y Dios ha planificado para ti muchas bendiciones. Has sufrido un golpe terrible pero no tienes que pasar el resto de tu vida triste y amargada.

Dios quiere sostenerte en Sus brazos, consolarte y sanar tus dolorosas heridas. Quiere que confíes en Jesucristo y en el amor que tiene por ti, aún cuando hayas sufrido tan penoso abuso.

Y sobre todas las cosas, El puede y quiere darte una nueva esperanza y un nuevo propósito en la vida para que recuperes el entusiasmo y la alegría de vivir. Toma este mensaje de esperanza y ponlo en práctica.

3.- Si eres un abusador.....

Abusar de los niños es una maldad terrible. Quizás fuiste víctima del abuso cuando niño o adolescente. Quizás no puedes controlarte y lo haces aunque no quieres hacerlo, pero de todos modos no puedes justificarte. Necesitas cambiar y rehacer tu vida para tu propio bienestar y para que no le hagas daño a más niños. Pero no te engañes tienes un problema muy grave, y sólo no vas a poder solucionarlo. Aunque sea vergonzoso, busca ayuda profesional y también confiésale tu situación a

Dios.

Dile que no hallas cómo parar de pecar. Si oras así con franqueza, Dios no te rechazará, pues El entiende que todo ser humano es, como dice la Escritura, un "esclavo" del pecado, y precisamente por eso envió a Su Hijo Jesucristo al mundo. Cristo murió hasta por tu pecado terrible. Él te perdona si confiesas tu error y en atención a Su promesa: "al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja será perdonado" Cristo también dijo: "Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa y nueve .. que no necesitan convertirse"

Es cierto que cuando otros averigüen que has sido abusador te considerarán un monstruo o un degenerado. Tu situación no será fácil, pero consuélate con la certeza de que estás haciendo lo correcto y que Dios estará contigo.

Quizás, como pesa sobre ti una gran culpa y vergüenza, te sentirás tentado a rehuir de tu problema. Sería natural que una vez más trates de justificarte o que trates de borrar tu culpa con el alcohol, las drogas o las mentiras, o negando que tienes un problema. Pero estas falsas

"soluciones" sólo agravarán tu situación. Como abusador sexual necesitas la liberación que sólo

Dios puede darte. No puedes tan sólo "modificar" tu conducta; necesitas una forma de actuar completamente nueva. Este cambio comienza cuando te pones en las manos de Jesucristo. Tú has sido esclavo de querer satisfacer equivocadamente tus apetitos sexuales, pero Cristo nos ofrece libertad del pecado. En el bautismo, El nos da una nueva vida; nos da la fuerza de Su muerte y de Su resurrección. En las Sagradas escrituras leemos que en el bautismo "lo que antes éramos fue crucificado con Cristo, para que el poder de nuestra naturaleza pecadora quedara destruido y ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado" (Romanos 6:6). Confía pues, en Aquel que puede cambiar tu vida. Si has sido bautizado, date cuenta que ya has recibido poder para vivir de una manera nueva. Dios Mismo, el Espíritu Santo está en ti. Lee también la Biblia, para que Dios pueda actuar cada día más en ti. Busca además ayuda profesional y espiritual. Todos necesitamos el apoyo de otras personas que creen en Cristo y especialmente tú, debido al pecado que has cometido y a las tentaciones tan fuertes que has sufrido.

Al confesar tu pecado, al creer que Dios te ha perdonado gracias a la muerte de su Hijo en la cruz, y al poner tu vida en las manos de Jesucristo para que cambies ya has tomado los pasos fundamentales hacia una nueva vida. Sin embargo, no sería realista darte a entender que tu fe en Cristo hará que desaparezcan todos tus problemas de la noche a la mañana. La Biblia nos dice que el cristiano es una nueva criatura, pero también, lleva consigo su vieja naturaleza pecaminosa hasta el fin de sus días. Por eso, todo creyente tiene que luchar contra sus malos deseos; no se convierte en un "ángel" puro como por arte de magia. En tu caso, seguramente tendrás que luchar duramente contra el deseo de reincidir en el abuso sexual de niños y adolescentes. Por eso

Dios hace la advertencia: Esta lucha es importante; tómale en serio. Pero aliéntate con el pensamiento de que Cristo "es un gran guerrero" que lucha a tu lado.

Otro consuelo para ti es que Dios, aunque no nos libra de la luchas, sí nos da alivio en medio de ellas. Como dijo Jesucristo: Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y Yo los haré descansar. Acepten mi yugo que les pongo, y aprendan de Mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso

Quizás el mal uso de tu sexualidad está tan profundamente arraigado en tu manera de ser que no sabes cómo vas a hacer para superar tu tendencia hacia el abuso sexual. Pero Cristo quiere que sepas que, como dice la Biblia, "para Dios no hay nada imposible"

El te dice que aprendas de Él, en lugar de tratar de luchar solo. Al tomar tal consejo encontrarás descanso. No te sentirás tan angustiado por tu debilidad y por tu gran pecado, porque estarás dejando que el nuevo Guía de tu vida tome el timón de tu existencia.

Debido a la seriedad de tu problema, te convendrá tener muchas fuentes de apoyo.

Comprométete a recibir el asesoramiento de un profesional, preferiblemente de tu mismo sexo, para que puedas compartir abiertamente tus sentimientos, y tu pasado; con una persona que tiene experiencia con el problema del abuso sexual involúcrate en una iglesia cristiana; busca el apoyo de Dios. La oración es muy importante, pídele a Dios que te de fortaleza siempre y que Él bendiga tus planes para cambiar.

Conclusión

DIOS sabe que debido al pecado humano el mundo está lleno de conflictos. Aún así, en ningún momento nos abandona. Le duele ver cómo las víctimas sufren. También se compadece de los que abusan sexualmente de otros.

El mensaje del amor de Dios puede hacer renazca incluso la más golpeada de las relaciones. A pesar de las dolorosas realidades de nuestro mundo convulsionado y trastornado, y de nuestro carácter rebelde y débil, Dios sale a nuestro encuentro con el poder del perdón en Cristo. Su amor es incondicional, Dios sigue ofreciéndonos reconciliación y la oportunidad de volver a ser una persona íntegra. Las "malas noticias", tales como el abuso sexual, no tiene que opacar la buena noticia de Jesucristo y de la nueva vida que El nos da. Increíblemente por horribles que sean nuestros pecados, y los del mundo, la compasión de Dios no se extingue. Cuando confiamos en Cristo, nuestra relación con Dios es de reconciliación, esperanza y renovación. Y con la ayuda de Dios, también puede haber reconciliación, esperanza y renovación entre la víctima, el abusador y toda la familia.

Reconciliación: El proceso de reconciliación incluye el arrepentimiento, el perdón, un cambio de comportamiento y la formación de nuevas relaciones. El arrepentimiento en los casos de abuso sexual suele manifestarse en una carta que el abusador escribe, en la cual admite su culpa. Luego del arrepentimiento viene el perdón; la víctima llega hasta el punto de perdonar al abusador. Sin embargo, no se puede apresurar el proceso. Quizás el abuso fue de larga duración. Quizás el abusador todavía no ha empezado a recuperarse. El perdón clama por un cambio de comportamiento. Una vez que haya cambiado el comportamiento, existe la posibilidad de reconstruir la relación entre el niño(a) o adolescente abusado y el adulto abusador.

Aprenderán a tratarse sanamente, sin manipulaciones y sin sexo.

Esperanza: Un ambiente de esperanza contribuye mucho a reparar las relaciones dañadas.

¡Qué importante es tener la certeza de que las cosas pueden mejorar! Y tal esperanza no es una ilusión, porque Cristo ha resucitado. Si Dios es capaz de resucitar un cadáver, tanto más podrán revivir las relaciones que se han echado a perder debido al abuso sexual. La esperanza es de vital importancia porque a veces pasa tiempo antes de que el problema se resuelva completamente. Si los miembros de la familia tienen esperanza, también tendrán paciencia si la recuperación del abusador es lenta y tiene altibajos.

Renovación: A veces familias con heridas muy profundas, logran completar el proceso de la reconciliación y renace en ellos la esperanza basada en el poder del amor de Dios. Sin embargo, todavía dudan de que puedan volver a aceptarse; no ven cómo se podría renovar una relación tan dañada. Sin embargo, en la Biblia leemos "todo es posible para el que cree"

Con el amor incondicional de Dios como fortaleza, el espíritu de una familia abatida por el abuso sexual puede renovarse de una manera bella e increíble.

Ley y reglamento contra el abuso sexual

Capítulo v

Ley y reglamento

Artículo 1. Las disposiciones de esta Ley son de orden público e interés social y de observancia general en el Distrito Federal.

Artículo 2. La aplicación de la presente ley corresponde a los órganos que integran la Administración Pública del Distrito Federal en el ámbito de su competencia.

Artículo 3. En todo lo no previsto por esta Ley, serán de aplicación supletoria las disposiciones normativas de los Tratados que en la materia haya suscrito el Estado Mexicano, el Código Penal para el Distrito Federal, Código de Procedimientos Penales para el Distrito Federal, la Ley de los Derechos de las Niñas y Niños en el Distrito Federal y demás ordenamientos jurídicos aplicables.

Artículo 4. Los principios rectores de esta Ley son:

I. El respeto a la dignidad de humana;

II. La libertad y la autonomía;

III. La equidad; la justicia y la lucha en contra de la pobreza;

IV. El acceso a la justicia pronta y expedita;

V. La protección, seguridad y apoyo ala (sic) víctima;

VI. La perspectiva de género;

VII. El interés superior de niños, niñas y adolescentes, y

VIII. La corresponsabilidad que asegura la participación y responsabilidad de la familia, órganos locales de gobierno y sociedad en general en la atención de las víctimas o posibles víctimas de las conductas materia de la Ley.

Artículo 5. De manera enunciativa, más no limitativa, conforme a la presente Ley las víctimas tienen IX derechos:

Artículo 6. Para los efectos de esta Ley, se entiende XVIII derechos.

Artículo 7. Corresponde al Jefe de Gobierno.

Artículo 8. Corresponde a la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal

Artículo 9. Corresponde ala (sic) Procuraduría.

Artículo 10. Corresponde a la Secretaria de Seguridad Pública.

Artículo 11. Corresponde a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México:

I. Desarrollar análisis y estudios respecto de la problemática que implica la trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil, poniendo énfasis en la educación como uno de los factores fundamentales en la prevención de las conductas previstas en la Ley;

II. Formular líneas de investigación que permitan ir perfeccionando la política de la Administración Pública en la trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil;

III. Desarrollar en las instalaciones educativas a su cargo las campañas y acciones que se hayan contemplado en el Programa, y

IV. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Articulo 12. Corresponde a la Secretaria de Turismo del Distrito Federal:

I. Difundir en su sector la política de la Administración Pública en materia de trata de personas, abuso sexual y explotación sexual comercial infantil y turismo sexual;

II. Impulsar una campaña en el sector turismo que exhiba los delitos previstos en esta Ley como prácticas proscritas en la Ciudad de México;

III. Emitir el Protocolo a partir del Programa que elabore la Comisión y apruebe el Jefe de Gobierno;

IV. Incorporar a sus programas de capacitación turística para prestadores de servicios turísticos y servidores públicos la problemática implícita en los delitos previstos en esta Ley;

V. Establecer convenios con las autoridades competentes, a efecto de que los prestadores de servicios de transporte aéreo y terrestre que tengan como destino el Distrito Federal informen a sus usuarios acerca los fines y alcances de la Ley;

VI. Ejecutar las atribuciones que le concede la Ley con cargo a los recursos del Fondo Mixto de Promoción Turística del Distrito Federal, y

VII. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Articulo 13. Corresponde ala (sic) Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del Distrito Federal.

Articulo 14. Corresponde a la Secretaría de Educación del Distrito Federal en coordinación con las instancias locales y federales competentes:

I. Establecer convenios con centros educativos públicos y privados del Distrito Federa (sic) y organizaciones civiles y sociales para implementar acciones de prevención y en su caso erradicación de los delitos de trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil;

II. Crear protocolos internos claros y precisos en los centros educativos para inhibir y prevenir el abuso sexual de menores de edad;

III. Proponer en los centros educativos la implementación de mecanismos eficaces para prevenir, detectar y evitar los delitos previstos en la Ley;

IV. Implementar pláticas en materia de abuso sexual para los padres de familia, así como para los menores de edad con lenguaje apropiado a su edad, en todos los centros educativos del Distrito Federal al inicio de cada ciclo escolar;

V. Capacitar, en el marco de su competencia, a todo el personal laboral de los centros educativos en el Distrito Federal en materia de detección a las posibles víctimas de abuso sexual infantil.

VI. Procurar que los inmuebles de los centros educativos públicos y privados del Distrito Federal tengan amplia visibilidad al interior de sus aulas y de cualquier otro lugar que de encontrarse cerrado, los menores puedan ser vistos desde el exterior;

VII. Establecer medidas de seguridad a la entrada de las escuelas a efecto de que las personas ajenas a la institución sean plenamente identificables, y

VIII. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Artículo 15. Corresponde a la Secretaría de Salud del Distrito Federal:

I. Elaborar modelos psicoterapéuticos especializados de acuerdo al tipo de victimización que tenga por objeto la atención integral de la víctima;

II. Elaborar programas de asistencia inmediata, previos, durante y posteriores al proceso judicial que incluyan capacitación, orientación y, en el caso de los mexicanos, ayuda para la búsqueda de empleo. Así como para dar seguimiento durante todas las etapas del procedimiento y proceso jurídico - penal, civil y administrativo, con especial referencia a la obtención de la reparación del daño;

III. Llevar el registro de las organizaciones civiles que cuenten con estos modelos para la atención de las víctimas.

IV. Fomentar que las organizaciones civiles realicen todos los programas para el tratamiento de las víctimas y en materia del normal desarrollo psicosexual de las personas.

V. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Artículo 16. Corresponde al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal:

I. Realizar una investigación estadística que será actualizada periódicamente.

II. Atender los casos que remita la Secretaria de Educación del Distrito Federal en donde existan indicios de abuso sexual infantil;

III. Procurar todas las necesidades de los menores de edad extranjeros o que (sic) no tengan o no se localice a sus familiares y hayan sido víctimas del abuso sexual o explotación sexual comercial infantil;

IV. Solicitar la tutela de las niñas y niños en situación que hayan sido víctimas de los delitos previstos en esta Ley, y

V. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Articulo 17. Corresponde a las Delegaciones:

I. Brindar toda la asesoría jurídica que las asociaciones de padres de familia, organizaciones civiles y a la población en general que la requiera para ejercer los derechos a que se refiere esta Ley;

II. Participar en la elaboración del Programa de acuerdo a los lineamientos que establezca la Comisión;

III. Implementar procesos de capacitación de su personal en materia de prevención y detección de los delitos previstos en la Ley;

IV. Colaborar en la investigación que se haga en tomo (sic) a las problemáticas previstas en la Ley;

V. Difundir el Programa en su demarcación territorial y en su caso, ejecutar las acciones que se deriven del mismo;

VI. Coordinarse con la Procuraduría en las verificaciones administrativas implementadas a establecimientos cuando exista información relativa a la comisión o posible comisión de los delitos previstos en esta Ley, y

VII. Las demás que se establezcan en esta Ley, su Reglamento o en el Programa.

Articulo 18. Corresponde al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal:

Articulo 19. La Comisión Interinstitucional es la instancia encargada de la coordinación de las acciones entre los órganos que integran la Administración Pública para prevenir y erradicar la trata de personas, el abuso sexual y explotación sexual comercial infantil y garantizar la protección y atención de las víctimas.

Artículo 20. La Comisión será integrada por:

I. El Jefe de Gobierno, quien la presidirá;

II. El Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, nombrará a un representante del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal;

III. La Procuraduría, quien tendrá a cargo la coordinación ejecutiva y sustituirá al Jefe de Gobierno en sus ausencias;

IV. Los titulares de las Secretarías de Gobierno, Desarrollo Social, Seguridad Pública, Trabajo y Fomento al Empleo, Salud, Educación, Turismo, Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal, Instituto de la Juventud del Distrito Federal;

V. Tres representantes de organizaciones de la sociedad civil relacionadas con los derechos humanos de las victimas de trata de personas, abuso sexual y explotación sexual comercial infantil, y

VI. Tres expertos académicos vinculados con el tema de trata de personas.

Artículo 21. La Comisión interinstitucional tendrá XXI facultades

Artículo 22. La Comisión se reunirá para evaluar y fortalecer los mecanismos de coordinación en los términos que establezca sus Normas de Operación.

Artículo 23. El desarrollo de las atribuciones concedidas en la presente Ley, atenderá al Programa, el cual constituirá el instrumento rector en la materia de prevención de los delitos de trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil, así como en la de protección y atención a las víctimas de los delitos indicados.

Artículo 24. El Programa contendrá VIII derechos

Artículo 25. La Comisión en el diseño del Programa deberá contemplar como mínimo II rubros.

Artículo 27. La Comisión Interinstitucional contemplará VII medidas de atención y protección a las víctimas.

Artículo 28. En todos los casos de trata de personas, abuso sexual y explotación sexual comercial infantil, el juez acordará las medidas de protección pertinentes para que se le prohíba permanentemente al ofensor tener cualquier tipo de contacto o relación con la víctima. Para prevenir que la víctima y testigos sufran mayores daños o que resulten perjudicadas las partes interesadas, se adoptarán las medidas provisionales que se requieran.

Artículo 29. El Agente del Ministerio Público y los Jueces que conozcan de los delitos de trata de personas, abuso sexual y explotación sexual comercial infantil, además de lo previsto en el Código Penal y en el Código de Procedimientos Penales para el Distrito Federal.

Artículo 30. El Ministerio Público o el Juez que conozca de asuntos relacionados con los delitos de trata de personas, abuso sexual y explotación sexual comercial infantil, emitirán acuerdo ordenando a las víctimas o testigos que sean extranjeras o de otras Entidades de la Federación que permanezcan en el Distrito Federal, remitiendo copia del acuerdo a las autoridades competentes para que coadyuven en su cumplimiento.

Artículo 31. A fin de facilitar el traslado o repatriación de toda victima de la trata de personas que carezca de la debida documentación, las autoridades del Distrito Federal celebrarán los convenios correspondientes con las Autoridades Federales competentes para formular y ejecutar acciones y estrategias a fin de que las víctimas de este delito cuenten con un retomo (sic) protegido a su lugar de origen o a aquel en donde tengan su residencia permanente. Asimismo, los organismos autónomos y las organizaciones de la sociedad civil podrán colaborar con las autoridades para que los procesos se lleven a cabo de acuerdo con lo previsto en los ordenamientos aplicables en la materia. Evitando en todo momento la criminalización de la víctima.

Artículo 32. La sociedad podrá participar activamente en la planeación, programación, implementación y evaluación del Programa y en las acciones que se deriven del mismo.

Artículo 33. La Administración Pública, para cumplir los objetivos y metas del Programa, podrá firmar convenios de colaboración con organizaciones civiles o grupos de ciudadanos organizados para la ejecución de proyectos y acciones de prevención o protección.

Artículo 34. Con el fin de fomentar la participación de la ciudadanía se podrá promover la constitución de fondos de financiamiento, en los que tanto la Administración Pública como organizaciones civiles, organizaciones sociales, instituciones académicas, grupos empresariales y agencias de cooperación concurran con recursos de todo tipo para el desarrollo de proyectos en la materia.

Artículo 35. Los habitantes del Distrito Federal tienen en el marco de la presente Ley, y sin perjuicio de las consignadas en otros ordenamientos jurídicos, los siguientes derechos y obligaciones:

I. Prevenir y erradicar la trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil;

II. Participar en las campañas de prevención, difusión, informativas, de sensibilización y defensa a que hace referencia la presente Ley;

III. Colaborar en las acciones tendientes a detectar a las personas que hayan sido víctimas de los delitos previstos en esta Ley, a los posibles autores materiales del hecho; a las personas que tengan tendencias psicosexuales que atentan contra el libre desarrollo psicosexual de las personas, los lugares que sirven de contexto a estas conductas antijurídicas y las causas que las generan;

IV. Denunciar ante las autoridades competentes cualquier hecho violatorio de las disposiciones de la presente Ley;

V. Dar parte al Ministerio Público de cualquier indicio sobre si alguna o algunas personas son víctimas de los delitos de la trata de personas, el abuso sexual y la explotación sexual comercial infantil;

VI. Hacer del conocimiento de la autoridad los lugares en donde se practique la explotación sexual comercial infantil;

VII. Solicitar a los órganos jurisdiccionales competentes que dicten las medidas provisionales pertinentes a fin de proteger a la víctima, y

VIII. Suministrar a la Administración Pública los datos necesarios para el desarrollo de la investigación estadística en la materia.

Anexos

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

 

 

 

Autor:

Segundo Mundaca Guerrero


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.