Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estudio de un brote hídrico en una comunidad de la provincia de Camagüey, Cuba (página 2)




Partes: 1, 2


2- Inspección higiénica-sanitaria del lugar.

3- Indagación, u obtención, de información acerca del procedimiento de elaboración, almacenamiento y transporte de los alimentos y materias primas sospechosas así como otros aspectos de interés.

4- Toma de muestras a las personas afectadas consistentes en coprocultivos, vómitos y otras, de acuerdo a los síntomas que se presenten.

Criterios de inclusión

Se definió como caso la persona entrevistada que presentó diarrea, o dos o más de los siguientes síntomas clínicos: cólicos, vómitos, fiebre, náuseas, escalofríos y decaimiento.

Procesamiento de los datos

Los datos se recogen en tablas y se determina su valor porcentual. No se entendió pertinente aplicar análisis estadísticos.

Resultados y discusión

En octubre de 2008 se produjo un brote de gastroenteritis en una comunidad de la ciudad de Camagüey que afectó a 567 personas (9,3% de la población) (Tabla 1). De inmediato el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) "Mártires de Pino Tres" de esta ciudad, movilizó a sus especialistas.

Se encuestó a 409 personas (72,1% del total de afectados). Pudo establecerse que se trataba de un brote hídrico debido al consumo de aguas del acueducto. Las aguas procedentes de las redes de suministro público en ocasiones se asumen como potables, aspecto que induce a descartar el posible origen hídrico de los brotes (Godoy et al., 2003). No obstante, estos mismos autores han reportados excepciones debidas a deficiencias en los niveles de cloración.

En el caso que nos ocupa la contaminación se produjo a consecuencias de un empalme erróneo con una red de residuales domésticos realizada en esos días.

Tabla 1: principales datos de la comunidad afectada

Monografias.com

El estudio realizado a partir de las muestras de agua colectadas (18), mostró que las causas del brote eran biológicas, no químicas. Las mismas resultaron positivas a más de 2 400 NMP de coliformes fecales. De 15 muestras se aisló Aeromonas hydrophila, y de las 3 restantes Aeromonas jandae.

El agua residual doméstica en los países industrializados difiere de aquella propia de países en vías de desarrollo, entre otras, por sus contaminantes. En el primer caso predominan los contaminantes químicos, mientras que en los segundos son los microorganismos patógenos. Esta diferencia se destaca al estudiar las causas de mortalidad: en los países industrializados pues, las enfermedades infecciosas y parasitarias no figuran entre las principales causales, como sucede en las regiones en desarrollo, al punto de constituir las principales causas de mortalidad en niños menores de cinco años (¿Se puede aplicar un mismo enfoque a dos realidades diferentes?, s.a).

A su vez, en los brotes de etiología biológica, los agentes causales también han ido variando con el tiempo y el grado de desarrollo. Así, coincidiendo con una mejora generalizada de los sistemas de control y desinfección del agua, se ha producido una disminución de los casos de etiología bacteriana y un incremento de los brotes por otros agentes, como protozoos y virus. Este cambio se ha puesto de manifiesto en países con una buena tradición en la investigación de este tipo de problemas, como sucede con los del Reino Unido (Furtado et al., 1998).

Al producirse la unión de aguas de residuales domésticos con las suministradas por el acueducto, pese a su tratamiento, el mismo resultó insuficiente para neutralizar la carga de gérmenes coliformes de las primeras, de ahí las cifras obtenidas. La presencia de dos especies del género Aeromonas, es una consecuencia de dicho error, dado su hábitat en ambientes acuáticos y su fauna (Swartz, 1998; Mongue et al., 2000; González et al., 2004; Albarado et al., 2005), no es extraño que deriven de las aguas utilizadas para la preparación de pescados, una de las fuentes principales en la dieta camagüeyana. De acuerdo a FoodNet, Salmonella, Campylobacter y Shigella están entre los diez principales agentes responsables de las ETA en Estados Unidos, selección que incluye también a Vibrio no O1 y a Aeromonas (Mead et al., 1999).

En un estudio para determinar la frecuencia de Aeromonas spp. en enfermedades gastrointestinales, realizado en una emergencia pediátrica del estado Sucre, del total de muestras analizadas se obtuvo un porcentaje de positividad de 24,60% y 12,50% correspondió a Aeromonas spp. Las especies identificadas fueron A. caviae, A. hydrophila y A. sobria; Aeromonas caviae fue la más frecuente (50,00% de las especies aisladas) (Albarado et al., 2005).

En otra investigación, encaminada a determinar la importancia de Aeromonas como agente diarreogénico en niños menores de 5 años, así como comparar su frecuencia con la de otros enteropatógenos, desarrollada en el Instituto de Medicina Tropical "Daniel A. Carrión", entre 1998 y 1999, Aeromonas resultó la bacteria más aislada entre los enteropatógenos, sobre todo en niños menores de 2 años durante el verano; Aeromonas caviae resultó la especie más frecuente (Guevara et al., 2002).

Cada día los reportes de las especies de Aeromonas relacionadas con enfermedades de transmisión hídrica se incrementan a nivel internacional y nacional. En Cuba se han encontrado elevados porcentajes de aislamientos en muestras clínicas, en su mayoría a partir de heces fecales de pacientes con enfermedades diarreicas agudas, prevaleciendo A. hydrophila, A. caviae y A. trota (Fernández et al., 2002; Silva et al., 2002; González et al., 2004). También se ha reportado su presencia, asociada con el género Vibrio, en diferentes tipos de aguas en las que han prevalecido: A. hydrophila, A. veronii biovar sobria y A. caviae (González et al., 2004). Aeromonas hydrophila se ha relacionado a enfermedades en peces, anfibios y humanos. Estos últimos la adquieren a través de heridas o por la ingestión de aguas o alimentos con una alta carga del microorganismo. Los alimentos más vinculados a ETA son: pescados y mariscos, aunque también se ha aislado de carnes rojas y de aves (González et al., 2004). En las propias provincias orientales de Cuba, sobre todo en Santiago de Cuba, se han reportado brotes (23) en el período 2004-2006, de ellos 15 debidos a aguas y 8 a alimentos (Castro, s.a). En Camagüey también ha provocado brotes de ETA y se le ha aislado de productos derivados de pescados, huevos y de alimentos elaborados a partir de frutas, vegetales y proteínas combinadas (sopas, potajes, harina de maíz, etc.) (Barreto et al., 2009).

La composición de la muestra encuestada, de acuerdo a edades y sexo se resume en la Tabla 2. La mayor afectación correspondió a los comprendidos en edades entre 19 y 44 años; en tanto que los comprendidos entre 0 y 4 años y a partir de los 65 años.

Tabla 2: Composición de la muestra encuestada

Monografias.com

En la investigación de un brote hídrico que afecto a un grupo de turistas en la República Dominicana, Hernando et al. (2007) encontraron que la edad promedio fue 29 años, y el 62% eran mujeres. En el brote que nos ocupa, el grupo etáreo más afectado también involucra esa edad, en tanto que los comprendidos entre 0-4 años y los de la tercera edad fueron los menos comprometidos. Estos resultados demuestran, de una parte, el efecto que sobre la población han tenido los diversos medios masivos en lo relativo a los cuidados que se han de tener con el consumo de agua, que debe estar hervida, o debidamente clorada, en especial en esas edades extremas (Hernández et al., 2008; Barreto et al., 2009). Pese a lo cual, existen ciudadanos que se "sienten inmunes" al respecto, o confían ciento por ciento en la eficiencia de los tratamientos que se da al agua suministrada por el acueducto, pese a que, como ya se ha manifestado, siempre implican un riesgo (Godoy et al., 2003). En tal sentido, resulta interesante cómo dentro del grupo más afectado predominan las mujeres (57%) (Tabla 2). Aunque en el estudio realizado por Hernando et al. (2007) también prevalece el sexo femenino, en nuestro caso entendemos que más que una predisposición de éstas, influye el hecho de una mayor exposición al ser muchas de ellas amas de casa, o ser las que cocinan.

El procesamiento de las encuestas puso de manifiesto la presencia de diversas manifestaciones clínicas, entre las que prevalecieron las diarreas (Tabla 3).

 

Tabla 3: Síntomas declarados por los encuestados

Síntomas predominantes

No. Afectados

%

Diarreas

318

77,7

Cólicos

144

35,2

Vómitos

115

28,1

Fiebre

77

18,8

Náuseas

69

16,8

Cefalalgia

11

2,6

Decaimiento

11

2,6

Escalofríos

10

2,4

Se ha constatado que microorganismos del género Aeromonas son capaces de provocar infecciones intestinales y extraintestinales en animales de sangre fría y caliente y en humanos. La diarrea es la más frecuente manifestación clínica, que varía desde una gastroenteritis aguda, con diarrea profusa, fiebre, dolores abdominales y cólicos con vómitos, similar a una disentería o una diarrea más leve, siendo los síntomas similares a los de otros enteropatógenos bacterianos gramnegativos (Janda y Abbott, 1999). En otro estudio se refiere que los principales síntomas fueron: diarrea (82%), fiebre (69%), dolor de cabeza (64%) y escalofríos (57%), con una duración media de 4 días (Hernando et al., 2007). Justamente, esos son los síntomas predominantes en la muestra encuestada (Tabla 3).

El lamentable error que originó este brote hídrico, gracias a la efectividad de los sistemas de detección y la rápida atención médica, no provocó la pérdida de vidas humanas.

Referencias

Aguiar, PH., de Sola, F., Cepero, JA. 1998. Agua y Salud. Vol. 3, No. 2 Marzo 27, 1998 ISSN 1028-4338. Disponible en el URL: http://www.bvs.sld.cu/uats/rtv_files/rtv0298.htm. Consultada el 3 de marzo de 2009.

Albarado, L., Samper, I., Guzmán, M. 2005. Aeromonas spp. como agente causal de síndrome diarreico agudo en niños menores de 6 años de edad. ISSN 0075-5222 versión impresa. Kasmera v.33 n.1 Maracaibo jun. 2005. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid= S0075-52222005000100002&script=sci_arttext. Consultada el 3 de marzo de 2009.

Barreto, G., Sedrés, M., Rodríguez, H., Guevara, G: Comportamiento de los Brotes debidos a Enfermedades Trasmitidas por Alimentos (ETA) en la Provincia de Camagüey en el período 2000-2008. http://www.monografias.com/trabajos66/enfermedades-transmision-alimentos/enfermedades-transmision-alimentos.shtml

Castro, A. s.a. Enfermedades transmitidas por alimentos y su prevención. MINSAP. UNICEF.

Fernández A, Bravo L, Ramírez M, Castañeda N, Cabrera R. 2002. Identificación en especie de cepas pertenecientes a    la familia Vibrionaceae. Revista Latinoamericana de Microbiología Suplemento. 44 (4):248.

Furtado C, Adak GK, Stuart JM, Wall PG, Evans HS, Casemore DP. 1998. Outbreaks of waterborne infections intestinal disease in England and Wales, 1992-1995. Epidemiol Infect. 212:109-19.

Godoy, P., Borull, C., Palá, M., Caubet, I., Bach, P., Nuín, C., Espinet, L., Torres, J., Mirada, G., 2003. Brotes de gastroenteritis por agua potable de suministro público. Gac Sanit. 17 (3): 204-209.

González, MI., Torres, T., Chiroles, S. 2003. Calidad microbiológica de aguas costeras en climas tropicales. Rev Cubana Med Trop. 3 (4). Disponible en el URL: http://www.medioambiente.cu/revistama/4_03.asp. Consultada el 3 de marzo de 2009.

González, MI., Torres, T., Chiroles, S., Valdés, M., Domínguez, I. 2004. Aeromonas sp.: patógenos emergentes a considerar en aguas. ISSN: 1683-8904. Año 4, No. 6, 2004. Disponible en: http://www.medioambiente.cu/revistama/6_06.asp. Consultada el 3 de marzo de 2009.

González, MI., del Puerto, C. s.a. Sistema de vigilancia de Vibrio cholerae en aguas de cuba. Disponible en el URL: http://www.bvsde.paho.org/bvsaidis/caliagua/mexico/02300 e08.pdf. Consultada el 3 de marzo de 2009.

Guevara, JM., Huamaní, C., Zerpa, R., Valencia, E., Guevara, JM., Anaya, M. 2002. Aeromonas en la diarrea aguda de niños  menores de 5 años. Anales de la Facultad de Medicina Universidad Nacional Mayor de San Marcos. ISSN 1025 – 5583 Vol. 63, Nº2 – 2002. Disponible en: http://sisbib.unmsm.edu.pe/BvRevistas/anales/v63_n2/aeromonas _diarrea.htm. Consultada el 3 de marzo de 2009.

Hernández, RI., Barreto, G., Rodríguez, H., Guevara, G. 2008. Presencia de Shigella spp. Y resistencia al ácido nalidíxico en la provincia de Camagüey, Cuba. Disponible en el URL: http://www.monografías.com/trabajos59/shigellaspp-resistente-acido-nalidixico-cuba/ shigellaspp-resistente- acido-nalidixico-cuba.shtml. Consultada el 3 de marzo de 2009.

Hernando, V., Herrera, D., Hernández, G., Varela, C., de Mateo, S. 2007. Brote de gastroenteritis en turistas: limitaciones de información y respuesta. Gac Sanit. 21 (3): 247-249.

Janda JM, Abbott SL, 1999. Unusual food-borne pathogens. Listeria monocytogenes, Aeromonas and    Edwarsiella species. Clin Lab Med. 19: 553-82.

Mead, P.S., Slutsker, L., Dietz, V., McCaig, L.F., Bresee, J.S., Shapiro, C., Griffin, P.M., Tauxe, R.V. 1999. Food-related illness and death in the United States. Emerg. Infect. Dis. 5: 607-625.

Monge, R.; Arias, E.; Utzinger, D. 2000. Presence of Aeromonas and Plesiomonas shigelloides in fresh vegetales. Rev. Biomed. 9 (3). 176-180.

Organización Mundial de la Salud (OMS). 2004. La OMS publica una revisión de las guías para la calidad del agua potable con el fin de prevenir brotes epidémicos y enfermedades relacionados con el agua. Comunicado de prensa OMS/67 21 de septiembre de 2004. Disponible en el URL: http://www.bvsde.ops-oms.org/bvsacg/e/guiasoms3.pdf. Consultada el 3 de marzo de 2009.

¿Se puede aplicar un mismo enfoque a dos realidades diferentes? s.a Disponible en el URL: http://www.bvsde.ops-oms.org/bvsaar/fulltext/gestion/capitulo1.4.pdf.

Consultada el 3 de marzo de 2009.

Silva M, Selva AL, Sablón V, Díaz M, Escalante T. 2002. Aeromonas, retrospectiva de este microorganismo emergente    en la Provincia Las Tunas. Revista Latinoamericana de Microbiología Suplemento. 44 (4): 267.

Swartz, M. 1998. Enfermedades infecciosas. Tomo I. Cuarta edición. Editorial Benett. Argentina. Cap. 72: 1010-1032.

Valdés, L. 2000. Pobreza y enfermedades emergentes y reemergentes. MEDISAN. 4 (1): 39-50.

Valiente, C. 2005. Grado de riesgo sanitario en acueductos y su impacto en la salud de la población costarricense Revista Evolución. 3 (1). Disponible en el URL: http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/aya/valiente.pdf. Consultada el 3 de marzo de 2009.

World Health Organization. WHO Highlights Global Impact of Unsafe Water. Reuters Health Information. 2001. Disponible en: http://id.medscape.com/reuters/prof/2001/03/ 03.23/20010322publ002.html. Consultada el 3 de marzo de 2009.

WHO/UNICEF. Global Water Supply and Sanitation. Assessment 2000 Report. 2001 Disponible en: http://www.who.int/docstore/water_sanitation_health/globassessment/ foreword1.html. Consultada el 3 de marzo de 2009.

 

 

 

Autor:

M.C. Martha Sedrés Cabrera*;

Dra. Herlinda Rodríguez Torrens**;

Dr.C. Guillermo Barreto Argilagos**;

Dr.C. Guillermo Guevara Viera**;

Tec. Roberto Varona Peralta*.

* Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) "Mártires de Pino Tres" de Camagüey.

** Centro de Estudio para el Desarrollo de la Producción Animal (CEDEPA). Facultad de Ciencias Agropecuarias. Universidad de Camagüey.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.