Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comunicación, enseñanza y aprendizaje de la palabra de Dios (página 3)




Partes: 1, 2, 3, 4


Ahora la persona quiere obedecer a Dios en todo y ajustar su vida a lo que quiere Dios de ella. Eso quiere decir que le tiene una profunda confianza a L Palabra de Dios y muchos deseos de aprender las enseñanzas de La Biblia. No tiene ningún pero ante el conocimiento y la obediencia de los principios bíblicos que le obliguen a cambiar sus patrones y modelos de vida. Está dispuesta a acabar con todo aquello que le había mantenido separada de Dios, Hechos 19:19 "los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron"; Efesios 4:25-32 "En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre…y renovaos en el espíritu de vuestra mente…desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo…, airaos, pero no pequéis…, el que hurtaba no hurte más, sino trabaje; ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca,… quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia" 1. 1 de Pedro 3:1-7) "Mujeres estad sujetas a vuestros maridos,… vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. .. Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil… para que vuestras oraciones no tengan estorbo" 1.

c.- La persona recibe un poder liberador que la ayuda a tener victoria sobre el mal:

El Espíritu Santo habita en la persona y eso le da un poder inmenso para vencer la tentación y la persecución. El Espíritu Santo la dota con algún don o dones (1 de Corintios. 12:7) para servir a Cristo en la iglesia. Ese poder es un anticipo del goce y la herencia que recibirá en el cielo (Efesios 1:14)

3.- Cambio de actitudes a través del cambio de conceptos:

Las actitudes también se cambian a través del cambio de conceptos. La enseñanza de La Palabra de Dios debe producir un cambio de los conceptos humanos y carnales hacia Dios, hacia La Biblia, hacia la iglesia, hacia la gente y hacia uno mismo.

4.- Cambio de actitudes a través de experiencias:

A través de acercarse en forma práctica a Dios, La Biblia, la iglesia y la gente con una óptica bíblica, cambiamos las actitudes hacia ellos. La enseñanza cristiana debe enfocarse en el cambio de actitudes hacia:

-Dios.

-Uno mismo.

-La familia.

-La Iglesia.

-Los no creyentes:

.Del círculo familiar.

.Del círculo de trabajo

.Del círculo social:

.Los violentos.

.Los encarcelados.

.Los enfermos.

-Otros grupos religiosos.

-Otros grupos sociales.

El programa de enseñanza o currículo de una iglesia de Cristo debe abordar poco a poco y a medida de las posibilidades de la iglesia local los temas anteriores y trabajar sobre ellos en los procesos de enseñanza – aprendizaje.

Técnicas y métodos de la enseñanza bíblica

El progreso y desarrollo de la Iglesia está en la enseñanza de La Palabra de Dios. Por ello la iglesia tiene la necesidad de transmitir el evangelio y la doctrina de Jesucristo en su pureza bíblica, y ello requiere que las personas que transmiten La Palabra de Dios tengan su corazón y su vida en ella. Juan Antonio Vásquez Corado5 aporta las siguientes técnicas y métodos para la enseñanza de La Palabra:

A.- TÉCNICAS DE ENSEÑANZA:

1.- Foro

2.- Simposio

3.- Mesa redonda

4.- Panel

5.- Conferencia o exposición oral

6.- Discusión de grupo o discusión colectiva

7.- Preguntas y respuestas y más

B.- CÓMO ENSEÑÓ JESÚS:

Jesucristo es el mayor ejemplo de Maestro, por eso es muy importante conocer las técnicas que Él utilizaba para enseñar a las multitudes y a sus discípulos; fue a estos últimos a quienes, por La Palabra, modificó e impactó sus vidas, al punto que ellos posteriormente expandieron el Evangelio. Veamos algunos aspectos de cómo enseñaba el Señor:

1.- Con autoridad:

Enseñar La Palabra con autoridad es persuadir a la gente para vida eterna, haciendo que reflexione y practique lo que usted enseña basado en La Biblia. El señor Jesucristo no solamente daba discursos, él daba órdenes y sus discípulos aprendían, no para acrecentar su conocimiento, sino para obedecer y adquirir una nueva forma de vida.

"Y cuando Jesús terminó estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas" (Mateo 7:28-29); Marcos 1:22. La Biblia indica que las multitudes se maravillaban de la enseñanza del Señor "porque les enseñaba con autoridad" 1.

La enseñanza debe ser transmitida con la autoridad otorgada por el Señor Romanos. 13:1 (RVA) "Someteos toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas" 1; esto no significa que la enseñanza se debe transmitir para imponerla a los oyentes, sino que se debe exponer para que cada cual reciba lo que el Señor le quiere enseñar, Lucas. 11:46 (RV 1909) "Y él dijo: ¡ay de vosotros también, intérpretes de la ley! Porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis".

La autoridad no se debe utilizar para condenar, maldecir, golpear o destruir, porque se causan graves daños al corazón de los oyentes y naturalmente, se crea resistencia y rechazo a escuchar La Palabra de Dios. La Biblia declara que debemos utilizar la autoridad para edificar y no para destruir, 2 Corintios. 10:8 "Porque aunque me gloríe algo más todavía de nuestra autoridad, la cual el Señor nos dio para edificación y no para vuestra destrucción, no me avergonzaré" 1. 13:10 "Por esto os escribo estando ausente, para no usar de severidad cuando esté presente, conforme a la autoridad que el Señor me ha dado para edificación, y no para destrucción" 1 .

2.- Enseñaba correctamente

Correcto, es algo que no tiene error o se hace según las reglas establecidas. Muchas veces se comete el error de no preparar adecuadamente la enseñanza o prédica que se trasladará al pueblo de Dios, por falta de tiempo o dedicación u otras razones, dando lugar a errores bíblicos, de interpretación, doctrinales y más.

Enseñar correctamente toma mayor importancia cuando en la congregación hay creyentes que no saben leer, porque ellos son muy susceptibles a creer todo lo que se expone desde un púlpito por no tener la capacidad educativa para comprobar con La Biblia lo que escuchan.

En Mateo 22:16 (RV 1960) se lee que aún los enemigos del Señor comprendían que Él enseñaba correctamente el camino de Dios. "Y le enviaron a él los discípulos de ellos, con los Herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres amador de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te curas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres; la palabra griega utilizada para traducir verdad es "aletheia" que también significa: correctamente. Por esta razón los ministros y expositores debemos esforzarnos para trasladar correctamente la enseñanza, Eclesiastés 12:10 (RVA) "Procuró el predicador hallar palabra agradables, y escribir rectamente palabras de verdad".

3.- Viviendo La Palabra y luego enseñándola:

En el libro de los Hechos 1:1 al 2, leemos: "El primer relato que escribí, Teófilo, trató de todo lo que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, hasta el día en que fue recibido arriba, después de que por el Espíritu Santo había dado instrucciones a los apóstoles que había escogido." (LBLA)

Debemos aprender del Señor que primero ponía por obra La Palabra y luego la enseñaba, Jeremías 1:12 (RV 1960) "Y me dijo Jehová: bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra". Esta forma de vida era una herramienta poderosa porque Él no tenía nada de que avergonzarse para predicar, 2 Ti. 2:15 "Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad" 1, y eso le daba solvencia y poder delante de Dios, Mateo 17:5 (RV 1960) "Mientras Él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a Él oíd"; véase también Marcos. 9:7; y de las potestades espirituales para enseñar con libertad el Evangelio, Mateo 8:29) "Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?" 1.

4.- Bendiciendo:

Los versos de Mateo 5:2-3, son el ejemplo de que cuando el Señor Jesús abría su boca para enseñar, expresaba bendiciones; es decir que, enseñando bendecía. "Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo: bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos" 1, léase también del 3 al 12. El propósito de la enseñanza es bendecir a los oyentes, es expresar bienaventuranzas, felicidad y éxito en todos los aspectos de su vida, y no maldecirlos como lo hizo Jacob sobre Israel, Deuteronomio 27:13 al 26 (LBLA).

5.- Con Parábolas:

El Señor Jesús utilizaba frecuentemente las parábolas para enseñar, por ejemplo leemos en Marcos 4:2-3 "Y les enseñaba por parábolas muchas cosas, y les decía en su doctrina: oíd: he aquí, el sembrador salió a sembrar…"1.

La palabra "parábolas" se traduce de "parabole" que significa: figura y comparación; indica colocando una cosa al lado de otra. Se utiliza en varios sentidos, por ejemplo: Generalmente: Marcos 4:30 "Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemos?" 1. He. 11:19 "Pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado también le volvió a recibir" 1. En el sentido de imagen, figura, símbolo, equivalente y tipo. Específicamente: una parábola, es decir, una historia corta bajo la que algo más es figurado o en que lo ficticio se usa para representar e ilustrar lo real.

Los ejemplos, figuras, comparaciones, símbolos, equivalentes y tipos, son herramientas muy valiosas que deben ser utilizadas para la enseñanza de La Palabra de Dios, ya que permiten al expositor explicar muchas cosas con un solo ejemplo. Este aspecto es confirmado científicamente porque se ha comprobado que los niños aprenden más, mejor y más rápido con figuras.

Por ejemplo:

a. En el Evangelio de Mateo capítulo 13 leemos varias parábolas que el Señor utilizó para enseñar del Reino de Dios.

b. En Romanos 5:14, La Biblia indica que Adán es figura de Jesucristo, y por eso en Adán encontramos características de la vida y la obra de nuestro Señor Jesucristo.

c. En Hebreos 9:23 leemos que el Tabernáculo construido por Moisés era únicamente figura o ejemplo del Tabernáculo que le mostraron en los cielos.

6.- Con preguntas:

En el Evangelio de Marcos 11:17 leemos cómo el Señor utilizaba las preguntas para enseñar: "Y les enseñaba diciendo: ¿No está escrito que mi Casa, Casa de oración será llamada por todas las naciones? Y vosotros la habéis hecho cueva de ladrones..." 1

Es muy útil plantear preguntas a los oyentes respecto del tema que se expone, porque permite que ellos se involucren, participen, presten mayor atención, se interesen en comprender la enseñanza; también es una forma de medir el nivel de comprensión de la enseñanza que tienen las personas.

7.- Siendo humilde:

En Lucas 4:31 leemos que el Señor descendió a Capernaum, ciudad de Galilea, y les enseñaba los sábados. Este pasaje nos muestra por lo menos dos puntos importantes de la enseñanza.

a. El primero punto está en la frase que dice "el Señor descendió", porque nos habla que quien enseña debe ser humilde para tener presente que La Palabra no es de sí mismo sino del Señor, que la unción no es propia sino del Espíritu Santo y que la doctrina es aprendida de Dios y/u otros ministros.

b. Debemos ser como la boca de Dios, (Jeremías 15:19 RV 1960) "Por tanto, así dijo Jehová: si te convirtiereis, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos" y en consecuencia la enseñanza producirá arrepentimiento en los que no viven de acuerdo a lo que Dios les pide, y también producirá consuelo en los que han estado sufriendo.

En Juan 7:16 (RV 1960) vemos la humildad del Señor Jesús cuando les respondió a los judíos diciéndoles: "Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió".

8.- Repitiendo la enseñanza:

En Marcos 10:1 leemos "Levantándose de allí, Jesús se fue a la región de Judea y al otro lado del Jordán; y se reunieron de nuevo las multitudes junto a El, y una vez más, como acostumbraba, les enseñaba" (LBLA). En la parte final del verso se indica "y una vez más, como acostumbraba, les enseñaba". Uno de los aspectos del que nos habla este pasaje es la "repetición de la enseñanza".

La Biblia muestra que el Señor Jesucristo repetía las enseñanzas para asegurarse de que sus discípulos la comprenderían y no la olvidarían (Mateo 17:22; 20:18; 26:2, 24, 45-46).

Es necesaria la repetición de la enseñanza para que sea comprendida y memorizada por las personas. Esto es un seguro para que los oyentes no sean engañados por doctrinas extrañas.

Por eso vemos que La Biblia repite en los evangelios cuatro veces la vida de Jesús, de manera que vemos el interés del Señor para que sus hijos aprendan y comprendan su Palabra.

También el apóstol Pablo indicaba: "Además, hermanos, alégrense de estar unidos al Señor. A mí no me molesta repetirles lo que ya les había escrito, y a ustedes les hace bien que lo repita" (Filipenses 3:1. BLA).

9.- Estando en la Casa de Dios:

En el Evangelio de Juan 8:2 (RV 1960) leemos "Y por la mañana volvió al Templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba". La expresión "volvió al Templo" nos habla de que la persona que enseña o predica La Palabra debe estar en comunión con Dios en oración, alabanza, adoración, la lectura, estudio o meditación de La Palabra; porque es en la comunión con Dios que recibirá el alimento para la congregación, ya sea palabra de consolación, exhortación, confrontación, etc.

Fue precisamente por la falta de la comunión con el Señor que Saúl terminó consultando a la pitonisa. Lo que muestra el peligro que se corre cuando no se tiene comunión con Dios, porque el cristiano puede terminar aprendiendo y enseñando doctrinas de las tinieblas.

Nuevamente el verso de Juan 7:16; RV 1960) en donde el Señor Jesús expresa: "Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió." Es un ejemplo de comunión con el Padre, porque enseñaba lo que había escuchado de Él, como está escrito "Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo". (Juan 8:26 RV 1960).

10.- Con libertad:

Las personas con el privilegio de transmitir la enseñanza o prédica debemos ser perfeccionados en ello. De ahí que muchas veces, dependiendo de las culturas, congregaciones y caracteres, se tengan moldes, limitaciones o ataduras para transmitir La Palabra de Dios.

Hay congregaciones en donde se considera correcto tener una actitud muy serie al transmitir la enseñanza o prédica; sin embargo, La Biblia nos muestra que debemos tener libertad y ser libres al exponer La Palabra de Dios, mayormente cuando sabemos que "El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad" 1 (2 Corintios 3:17).

C.- MÉTODOS DE ENSEÑANZA:

Un método es un conjunto de procedimientos para lograr un fin; es el camino para llegar a un fin determinado; es el conjunto de momentos y técnicas lógicamente coordinados para dirigir el aprendizaje del alumno. Los métodos de enseñanza se enfocan en lograr el aprendizaje en el alumno y se pueden clasificar por:

1.- En la forma de razonamiento:

a.- Método Deductivo: Cuando el asunto estudiado procede de lo general a lo particular. El maestro presenta conceptos o principios, definiciones o afirmaciones, de las cuales van siendo extraídas conclusiones y consecuencias, o se examinan casos particulares sobre la base de las afirmaciones generales presentadas. La técnica expositiva sigue, generalmente, el camino de la deducción, porque casi siempre es el profesor quien va presentando las conclusiones.

b.- Método Inductivo: Cuando el asunto estudiado se presenta por medio de casos particulares, sugiriéndose que se descubra el principio general. La técnica del redescubrimiento se inspira en la inducción. La aceptación de este método estriba en partir de la conclusión final y ofrecer al alumno los elementos que originan las generalizaciones y se lo lleva a inducir; con la participación de los alumnos es evidente que es un método activo por excelencia.

c.- Método analógico o comparativo: Consiste en establecer comparaciones para luego deducir conclusiones por semejanza. Por ejemplo, la biografía de grandes hombres puede inculcar actitudes e ideales de vida mediante la analogía.

2.- En la coordinación de la materia:

a.- Método Lógico: presenta los elementos desde el origen hasta la actualidad, en orden de antecedente y consecuente, obedeciendo a una estructuración de hechos que va desde lo menos a lo más complejo. Este método es aplicado en adultos.

b.- Método psicológico: sigue un orden de acuerdo a los intereses, necesidades y experiencias del alumno. Este método responde a la edad evolutiva del alumno, se ciñe más a la motivación del momento que a un esquema rígido previamente establecido. Todo indica que es más natural presentar los temas de estudio a partir de lo psicológico hasta alcanzar lo lógico.

3.- En la concretización de la enseñanza:

a.- Método Simbólico o verbalístico: en este método, el lenguaje oral y escrito adquieren importancia decisiva, pues son los únicos medios de realización de la clase. Un exclusivo procedimiento verbalístico no es recomendable, porque termina por cansar y luego desinteresar a los alumnos debido al esfuerzo que comporta tratar de reproducir con la imaginación lo que el profesor va diciendo.

b.- Método Intuitivo: consiste en llevar la clase a cabo teniendo a vista las cosas tratadas o sus sustitutos inmediatos. Este método trata de enseñar a través de la experiencia directa, aunque es casi siempre difícil, ya que a veces no se tienen todos los recursos a disposición. Los elementos intuitivos pueden ser utilizados a través de: material didáctico, experiencias, trabajos en oficinas, visitas, excursiones, proyecciones, cuadros, etc.

4.- En la sistematización:

a.- Método Rígido: no permite flexibilidad, no dan oportunidad de espontaneidad. Esta rigidez, además, es consecuencia de los programas, y de la actitud del maestro en dar toda la información, sin antes evaluar si es pertinente o no.

b.- Método Semirígido: permite cierta flexibilidad, se adapta las condiciones reales. Cuando el esquema del tema lo permita, se puede adaptar al medio social que nos rodea.

c.- Método ocasional: aprovecha la motivación del momento, como también los acontecimientos importantes del medio. Son aceptadas las sugerencias de los alumnos y las ocurrencias del profesor en el momento presente, son las que orientan los temas de las clases. A veces es necesario utilizarlo, ya que es preferible, muchas veces, abordar un asunto no programado, traído a colación por los alumnos a insistir en el desarrollo del tema planeado.

5.- En las actividades de los alumnos:

a.- Pasivo: Se acentúa la actividad del profesor, y el alumno adopta una actitud pasiva. El profesor es transmisor del saber. Se desarrolla a través de: dictados, lecciones marcadas en el libro de texto y luego decirlas de memoria, preguntas y respuestas memorísticas.

b.- Activo: Se tiene en cuenta el desarrollo de la clase contando con la participación del alumno. El profesor es orientador, guía, incentivador. En este caso, el método se convierte en mero recurso de activación e incentivo del educando para que sea él quien actúe, física o mentalmente, un auténtico aprendizaje, se desenvuelve sobre la base de la realización de la clase por parte del alumno. Las técnicas que favorecen este método son: interrogatorio, argumentación, trabajos en grupo, debates y discusiones, etc.

6.- En la relación entre el profesor y el alumno:

a.- Individual: Es el destinado a la educación de un solo alumno.

b.- Colectivo: Cuando hay un profesor para varios alumnos, tomando en cuenta siempre la individualidad de cada alumno.

c.- Recíproco: Se encamina a los alumnos para que le enseñen a sus condiscípulos.

7.- En la aceptación de lo enseñado:

a.- Dogmático: Impone al alumno observar sin discusión lo que el profesor enseña, en la suposición de que eso es la verdad. La mejor forma de concretización se lleva a cabo a través de la exposición tradicional, en la cual no existe preocupación por la búsqueda de la verdad, ni tampoco por el razonamiento y la reflexión, la única meta es la transmisión de un conocimiento.

b.- Heurístico: Incita a los alumnos a comprender antes de fijar, con justificaciones o fundamentaciones lógicas y teóricas presentadas por el profesor e investigadas por el alumno, a quien se le cede el derecho de discordar o de exigir los fundamentos indispensables para que el asunto sea aceptado como verdadero.

Recordemos que el método de enseñanza es quien da sentido de unidad a todos los pasos de la enseñanza y del aprendizaje. Los métodos se aplican mediante técnicas coordinadas lógicamente, llamadas técnicas de enseñanza-aprendizaje, que nos ayudan a concretizar un momento de la lección; por eso representa la manera de hacer efectivo un propósito bien definido de la enseñanza. Un método de enseñanza necesita echar mano de una serie de técnicas, por lo que se puede decir que el método se hace efectivo a través de las técnicas, aunque casi todas las técnicas pueden asumir, en un momento dado, el aspecto de un método en función de la extensión que tengan. Así también, de acuerdo a la amplitud de la aplicación de un método, puede ejercer la función de técnica.

D.- ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LA VERDADERA DOCTRINA:

1.- Es conforme a la piedad:

1 Timoteo 6:3-4 "Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales" 1.

2.- Es sana:

Tito 2:1 "Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina" 1.

3.- Es pura:

Tito 2:7-8 "…preséntate tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence y no tenga nada malo que decir de vosotros" 1. Cuando no se sigue o no se tiene una base doctrinal sana se corre el peligro de dar lugar a espíritus engañadores, doctrinas de demonios y vientos de doctrinas que conducen a la perdición; léase también Efesios 4:14.

4.- Se basa en La Biblia:

La base de toda enseñanza o predicación debe ser La Biblia y únicamente La Biblia, porque está escrito: "Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra" 1. (2 Timoteo 3:16-17); por eso es lamentable que en los púlpitos se cambié La Biblia por humanismo, doctrinas de hombres, paganas, etc.

No es correcto fundamentar las enseñanzas o prédica en experiencias personales, alabanzas, sueños, etc., porque La Biblia contiene el mensaje que Dios quiere trasladar a su pueblo, porque "Todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza" 1, (Romanos 15:4).

Constantemente vemos en La Biblia que la predicación y la enseñanza que provienen del Señor tienen su cimiento en La Biblia (Hechos 13:49; 15:35; 16:32; 19:10; 1 Pedro 1:25)

5.- Debe ser con doctrina:

La Biblia dice: "el que enseña, en doctrina", mostrándonos que toda enseñanza debe coincidir con lo escrito en La Biblia y concordar con la doctrina expuesta por los apóstoles"; es decir que, el ministro o maestro no debe trasladar enseñanzas que contradigan el contexto bíblico y lo expuesto por su autoridad, por muy inspirador o hermoso que se escuche, (1 Timoteo 6:3-4), porque se da lugar a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, 1 Timoteo 4:1 "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios…"1.

6.- Debe ser para enseñar:

La Biblia en Romanos 12:6-8 traduce "el que enseña, úselo en la enseñanza" 1; es decir que las personas con el conocimiento de La Palabra de Dios, no deben utilizarlo para engrandecerse a sí mismo, ni hacer sentir mal a los que escuchan y no saben, ni rivalizar con otras personas para ver quien sabe más; sino que se debe enseñar para que el Pueblo de Dios sea edificado y conozca más al Señor y su Palabra.

Las personas pueden enseñar con doctrina, discurso ordenado, didáctica y más, pero si carecen el don de enseñanza, no se obtendrán los resultados que Dios desea, porque la enseñanza será solamente un traslado de conocimiento; sin embargo, si al enseñar tenemos doctrina, discurso ordenado, didáctica y el don de enseñanza, entonces sí estamos siendo vasos útiles en las manos de Dios y estamos educando, por La Palabra, la nueva vida de los que oyentes y esa enseñanza influenciará permanentemente su conducta, para transformarlos cada vez más a la imagen de nuestro Señor Jesucristo.

En el libro de los Hechos 18:24-26 leemos: "Llegó entonces a Efeso un judío que se llamaba Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en Las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor, y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente a Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando lo oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios" 1. En este caso vemos el ejemplo del cristiano que enseña sin tener el don de enseñanza. Apolos es el ejemplo del cristiano que tiene doctrina, discurso ordenado, didáctica, etc., pero no tiene el don de enseñanza porque no tenía el bautismo con el Espíritu Santo, pero Priscila y Aquila, representan a los cristianos que tienen doctrina, discurso ordenado, didáctica y el don de enseñanza, y por ello le enseñan el camino de Dios con mayor exactitud.

7.- Debe ser explicada y aclarada:

Quien enseña debe dedicarse a explicar y darle el sentido bíblico de lo que significa el pasaje que expone. Esta necesidad se hace más evidente cuando se enseña a diferentes grupos de personas, porque no se puede enseñar de la misma forma a niños que a jóvenes, adultos o ancianos, y aún es diferente enseñarle a los mismos grupos de personas de diferentes culturas.

A los niños hay que enseñarles con juegos, dibujos, juguetes, etc., a los adolescentes se les debe enseñar de manera que la exposición les sea atractiva y que los rete a entregar su juventud al Señor. Los adultos por su experiencia en la vida y su madurez, no tienen las mismas necesidades que los jóvenes, y la forma de enseñar a los ancianos es diferente porque tienen necesidades diferentes.

En Lucas 24 leemos cómo el Señor Jesús les abrió el entendimiento a sus discípulos para que comprendieran las Escrituras (Lucas. 24:44 al 45).

8.- Debe ser constante:

En Nehemías 8:18 se lee que Esdras leía día tras día el libro de La Ley de Dios. Esto indica que la enseñanza debe ser un proceso constante en las congregaciones; un fácil ejemplo lo vemos en las escuelas, donde el alumno debe asistir diariamente, cierta cantidad de horas para ser enseñado. Por esta razón hay Iglesias donde existe el departamento de Discipulado, que enseña y delega a personas para transmitir la enseñanza en los hogares.

9.- No poner cargas sobre los oyentes:

En los versos nueve al doce se lee que Nehemías, Esdras y los levitas que enseñaban decían a todo el pueblo: "no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley. Y les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen aparejado; porque día santo es a nuestro Señor; y no os entristezcáis, porque el gozo del Señor es vuestra fortaleza"1. Esto muestra que la persona que enseña no debe poner cargas sobre el pueblo.

Leemos en Lucas 11:45 al 46: "Y respondiendo uno de los doctores de la ley, le dice: Maestro, cuando dices esto, también nos afrentas á nosotros. Y él dijo: ¡Ay de vosotros también, doctores de la ley! Que cargáis á los hombres con cargas que no pueden llevar; mas vosotros ni aun con un dedo tocáis las cargas" 1, en donde el Señor confrontó a los escribas porque con la interpretación y enseñanza que daban, ponían cargas sobre el pueblo que ellos no se atrevían a mover con un dedo.

10.- La invocación a Dios:

En Nehemías 9:4, leemos que los levitas: "Se levantaron luego sobre la grada de los levitas, Jesúa y Bani, Cadmiel, Sebanías, Buni, Serebías, Bani y Quenani, y clamaron en voz alta al Señor su Dio" 1. Esto nos muestra la necesidad de depender de Dios para obtener el alimento celestial, al estudiar La Palabra. La dependencia de Dios es una garantía para el expositor y los oyentes, porque hará que el expositor busque, clame y llore delante de Dios para pedir el alimento espiritual. Un ejemplo de esto lo vemos en Éxodo 16:15 "Y viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto? Porque no sabían qué era. Entonces Moisés les dijo: es el pan que Jehová os da para comer" 1, porque los israelitas debían salir diariamente a recoger su alimento, el mana, figura de la Palabra de Dios.

Preparación y presentación de la palabra de Dios

"Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad…"1 (2 Timoteo 2:15). Para que la enseñanza sea efectiva, es necesario que quien la imparte, ya sea escrita o verbalmente, sea una persona idónea y apta para enseñar, recordando que aunque estamos en una etapa de formación, la sangre de Jesucristo ya nos hizo aptos para toda buena obra. Juan Chacón3 colabora con aspectos importantes al respecto.

A.- PROPÓSITO DE LA ENSEÑANZA:

La enseñanza tiene el propósito de instruir y formar; por eso el orden y la preparación de un tema es de suma importancia. Veamos algunos aspectos básicos:

B.- LA PREPARACIÓN DEL TEMA:

Los mensajes pueden brotar de la mente del enseñador por la inspiración del Espíritu Santo, como si fuera por medio de un telégrafo, pero lamentablemente esto no se repite con mucha frecuencia.

Las enseñanzas frecuentemente se obtienen bajo la iluminación del Espíritu santo y generalmente conllevan horas de estudio, lectura, oración y escritura de La Palabra de Dios. Esto, quizá, porque el Señor quiere hablarnos a nosotros primero.

1.- Herramientas para la Elaboración del tema:

La fuente más productiva es La Biblia, a la cual el maestro dedicará el tiempo para el análisis cuidadoso de párrafos, capítulos y libros. Un maestro que dedica su tiempo a La Palabra de Dios será un hombre o mujer nutrido espiritualmente, además tendrá los elementos necesarios para la elaboración del tema que llenara las necesidades espirituales de sus condiscípulos. Existen otras fuentes que pueden ser útiles en esta tarea y estas pueden ser: Los diccionarios, auxiliares bíblicos, compendios, etc. Pero estos no deben suplantar el estudio de La Palabra de Dios. Los libros, folletos y temas de algunos expositores son buenos para obtener información, pero no para imitarlos o creerlos en su totalidad sino, deben analizarse a la luz de La Palabra, para poder tomar lo bueno y desechar lo malo.

2.- El texto Base:

La palabra texto se traduce del latín "Textus" que significa tejido, esto denota un orden lógico de palabras para trasladar una idea, pensamiento o un discurso. En la enseñanza, el texto es la base para su arreglo y desarrollo. De lo anterior podemos definir el texto como el pasaje de las escrituras, sea breve o extenso del cual el enseñador deriva su material a estudiar para formar un tema.

Veámoslo de la siguiente manera:

a.- El texto proporciona el tema o el nombre del tema a estudiar y enseñar.

b.- El texto es la raíz de la cual se derivara el tema y los textos usados a lo largo del el tema.

Aunque no todas las personas tienen interés de escudriñar los textos que amparan lo que decimos o escribimos es necesario citarlos, porque siempre van a haber discípulos (que serán futuros maestros) que querrán saber cuales son las bases de lo que escribimos. Y esto les confirmara:

c.- Que nuestro objetivo no es guiarlo con nuestra sabiduría o por lo que dijo un predicador famoso.

d.- Corroborará que lo que estamos transmitiendo es una enseñanza basada en La Palabra de Dios.

e.- Les inspirará confianza.

f.- Además, esto ayuda o sirve de guía al que expone o escribe el tema, a que no divague en asuntos que son ajenos al mismo o a la escritura.

3.-Cómo elaborar un tema:

El tema debe tratar de un mismo asunto aunque tenga varias ramificaciones, por ejemplo: si el tema central a desarrollar es la salvación, puede dividirse de la siguiente manera:

La Salvación

a.- Salvos por gracia, (Efesios 2:8).

b.- Salvos por misericordia, (Tito 3: 5).

c.- Salvos de la ira venidera, (Romanos5.9).

d.- Salvos del pecado, (Tito 2:1-5).

Como podemos darnos cuenta aunque estamos exponiendo distintos ángulos de la salvación no nos estamos saliendo del tema central, pero si tratamos de enfocar varios asuntos ajenos al tema solo provocaremos confusión.

4.- Formas de elaborar y escribir un tema o asunto:

Habacuc 2:2; LBLA "El Señor me contestó: Escribe en tablas de barro lo que te voy a mostrar, de modo que pueda leerse de corrido". Citaremos tres tipos de temas, más comunes: 1. el expositivo, 2. el textual, 3. el temático.

a.- El tema tipo expositivo:

Es aquel que trata de presentar y exponer La Palabra de Dios paso a paso. Esta clase de tema puede basarse en un capitulo o parte de un capitulo o se puede basar en historias, parábolas bíblicas. Ejemplo de un tema expositivo:

Cómo ser pescador de hombres

Lucas 5:2-11

INTRODUCCION

DESARROLLO

i.- EL SEÑOR DEBE DE ESTAR EN NUESTRA BARCA. (Lucas 5:2)

• El señor nos enseña cuando le permitimos subir a nuestra barca, El comienza a enseñarnos.

. Alejarse de lo terrenal: Lo primero que recomienda el Señor a Pedro es alejarse de las cosas terrenales y navegar en aguas profundas.

ii.- EL SEÑOR INDICA DÓNDE ECHAR LA RED. (LUCAS 5:4):

• La duda: Pedro confía en sus propias fuerzas, porque es un pescador profesional, y antes de obedecer antepone su experiencia.

• Oír la voz de Dios: Cuando confiamos en su Palabra, en su guianza y no en nuestra experiencia obtenemos el fruto deseado.

iii.- DEBEMOS COMPARTIR LA PESCA. (Lucas 5:7):

• Trabajar con nuestros compañeros: el trabajo en la obra debe de hacerse en equipo, solamente así alcanzaremos almas para Dios.

iv.- DARLE LA GLORIA A DIOS CUANDO TRIUNFAMOS. (Lucas 5:8)

Reconocimiento: debemos de entender que el trabajo que realizamos no es en nuestras fuerzas sino en el poder de Dios.

v.- CONVICCIÓN PARA REALIZAR LA OBRA DE DIOS (Lucas 5:11):

• Dejarlo todo: cuando entendieron que el Señor fue el que los llamó y comprendieron que estando con el no les iba a faltar nada, dejándolo todo lo siguieron.

CONCLUSIONES:

b.- El tema tipo textual:

Este se diferencia del tema expositivo porque se utiliza solamente un texto de la palabra de Dios para su desarrollo. Un solo versículo es el eje sobre el que gira toda la enseñanza, de donde se derivará todo el tema y sus incisos o divisiones (por eso se llama textual). Veamos un ejemplo del tema textual.

Los recorridos de Jesús:

Mateo 9:35.

INTRODUCCION

DESARROLLO

i.- RECORRIA LAS CIUDADES Y LAS ALDEAS ENSEÑANDO:

. Enseñaba sobre el reino de Dios, Mateo 21:43.

. Enseñaba sobre el reino de los cielos, Mateo 4:17.

ii.- RECORRIA LAS CIUDADES Y LAS ALDEAS PREDICANDO:

. Predicaba las buenas nuevas, Lucas 4:43.

. Predicaba sobre la salvación, Lucas 19.9.

iii.- RECORRIA LAS CIUDADES Y LAS ALDEAS SANANDO TODA ENFERMEDAD

. Dio vista a los ciegos, Marcos.10:52.

. Sanó a la mujer con flujo de sangre, Mateo.9:20-22.

. Sanó al paralítico de Betesda, Juan.5:8-9.

CONCLUSIONES:

c.- El tema tipo temático:

En este tema, la enseñanza surge del versículo que se toma como base, pero su desarrollo es independiente del mismo. Las divisiones o incisos de este tema surgen de otros textos, conectados únicamente al titulo que designa el texto base. Ejemplo:

Esperando al Señor:

1 Tesalonicenses 4:16-17.

INTRODUCCION

DESARROLLO

i.- ESPERAMOS SER TRASLADADOS. 1Co.15:51-52.

. La novia del señor será arrebatada.

. La novia se casará con el señor, Apocalipsis.19:7.

ii.- ESPERAMOS SER PRESENTADOS A EL. Efesios.5:27.

Como una iglesia: santa, gloriosa, sin mancha, sin arruga.

iii.- ESPERAMOS SER CORONADOS. AP.3:11.

. Corona de justicia, 2 Ti 4:8.

. Corona de vida, Santiago 1:12.

. Corona de gloria, 1Pe.5:4.

CONCLUSIONES

En este tipo de temas nos damos cuenta que el titulo es el hilo del tema porque no se puede divorciar de su desarrollo; en otras palabras, el desarrollo no es independiente del titulo o nombre del tema y por eso se llama temático porque trata de un tema especial.

Después de que usted haya estudiado estas tres clases de temas o enseñanzas, estará en la capacidad de estructurar uno propio, con su titulo, subtítulos, e incisos. Aunque los ejemplos presentados aquí solo son bosquejos, usted como enseñador debe explicar con buena redacción y de una manera amplia cada inciso, sin hacer especulaciones sino usando bases bíblicas. Para esto se requerirá del estudio de La Biblia en general, pero específicamente de los textos relacionados con el inciso que se está desarrollando o explicando (para esto se sugiere una concordancia). Si usted lo hace de esta manera, obtendrá la destreza y la habilidad práctica que sumadas a la unción del Espíritu, lo transformarán en un hombre o mujer idónea para enseñar a otros.

5.- El cuerpo del tema escrito se compone de:

a.- La Introducción:

Es de vital importancia que el tema a desarrollar tenga una introducción, en la cual se debe de presentar un panorama global y resumido del tema en sí y con el propósito de despertar el interés por lo que se va a exponer verbalmente y escrito. La introducción no debe de ser muy extensa, pues para eso tenemos el desarrollo para hacer énfasis en lo que tenemos que trasladar.

b.- El desarrollo:

Es la explicación del tema en sí y consta de subtítulos, incisos, o divisiones etc.

c.- El propósito:

Se llama así el fin que se desea alcanzar con la enseñanza. Puede escribirse o solamente meditarse.

d.- La conclusión:

Esta es una breve recopilación de los puntos presentados, y tiene como objetivo que el discípulo reaccione en una actitud de meditación positiva al terminar de escuchar o leer el tema.

e.- La exposición verbal:

Amos 7:15 "Y Jehová me tomó de detrás del ganado y me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo Israel"1. La enseñanza a diferencia de la predicación, debe de llevar un orden específico; en el cual debemos ordenar nuestro material y nuestro tiempo, acorde a los puntos que debemos trasladar, por ejemplo si nuestro tema trata de diez puntos debemos de dividirlos por el tiempo que tenemos para disertar. En el caso que la disertación dure sesenta minutos nos permitiría tener seis minutos por cada punto, incluyendo la introducción y la conclusión.

f.- Terminar la enseñanza:

Debemos de ser cuidadosos de no gastar nuestro tiempo en un solo punto porque nos desviamos del fin que perseguimos que es enseñar. En la enseñanza de La Palabra de Dios, se deben de hacer trazos para terminarla, porque si no, puede convertirse en una predicación. Debemos de tomar en cuenta, que en algunos tipos de enseñanza, es válido poner ejemplos cortos de la vida diaria; para hacer reflexionar al oyente y para evitar la monotonía. No debemos hacer parecer la enseñanza bíblica como una cátedra informativa sino formativa.

g.- Id y haced discípulos:

Esta es la parte complementaria de la gran comisión. Algunos anhelan enseñar a multitudes y eso es un buen deseo, pero una forma de enseñarles a multitudes es cuando formamos discípulos, un ejemplo de eso lo vemos en el señor Jesucristo; el formó doce discípulos y hoy día el evangelio lo ha oído casi todo el mundo.

Por eso es una insensatez menospreciar la cantidad de discípulos que te escuchan y debes prepararte bien para dar una buena enseñanza porque a través de ellos, aunque sean pocos, les estas enseñando a multitudes.

C.- TIPOS DE MENSAJES:

Existen diferentes tipos de mensajes y debemos conocer las diferencias entre ellos, para no mezclarlos indiscriminadamente y confundir a los oyentes.

1.- Discurso devocional:

Este es un mensaje corto, sencillo que apela a los sentimientos más profundos de los oyentes, requiere que el predicador tenga elevación espiritual al entregarlo o no tendrá el efecto positivo esperado. El mensaje devocional incluye una porción bíblica pero no entra en el estudio intensivo de la misma. Este tiende a ser un tanto informal y su aplicación es directa a la vida de los oyentes, incluye anécdotas, testimonios historias de la vida real, biografías etc. Tiene como propósito estimular a los creyentes a vivir la vida cristiana más dedicadamente; aviva su fe, los mueve a la adoración, los fortalece ante la tentación, aumenta el celo para servir al señor, etc.

2.- Discurso evangelístico:

Este es dirigido a las personas inconversas y trata de la exposición de las verdades elementales del evangelio de cristo, con el propósito que el oyente se de cuenta de su pecado y puede buscar el perdón. Este debe de ser sencillo porque el oyente no está acostumbrado a escuchar mensajes complicados. Pueden narrarse historias bíblicas o de la vida práctica, que demuestren y convenzan de la verdad presentada. Al hablar de: "Por cuanto todos pecaron", se podrá presentar una estadística del crimen, cuantos presos hay en el país y la degeneración que vive el hombre, que no conoce a Dios. Datos específicos darán fuerza a ese tipo de mensaje.

3.- Discurso doctrinal:

Enseña principios básicos de las escrituras para que los oyentes sepan lo que deben creer y porqué lo deben creer. Pablo a través de La Biblia enseño doctrina: sobre el pecado, el juicio, la ley, la justificación, la vida del espíritu, salvación por gracia, el hogar ideal, la reconciliación, etc.

Las enseñanzas doctrinales son necesarias en todas las congregaciones y un buen maestro hará estos mensajes interesantes y de mucha edificación espiritual sin salirse del tema. Para impartir de este tipo de discurso, se recomienda hacerlo con los creyentes más fieles y consagrados (Discípulos), porque no toda la congregación comprende la importancia y el impacto que tienen sobre su vida y por ello se muestran desinteresados. Es necesario invitarlos y hacerlos discípulos.

D.- HABLAR EN PÚBLICO:

(1 Corintios 2:6-7 "Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo que perecen. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria" 1. Cuando hablamos con los que ya entienden mejor el mensaje de Dios, hablamos con sabiduría. Pero no empleamos la sabiduría humana como la emplean la gente y los gobernantes de este mundo. El poder que ellos tienen está condenado a desaparecer.

Nosotros enseñamos el mensaje con palabras inteligentes que vienen de Dios. Exponer un tema, no se limita a tomar la palabra y "soltar" un discurso; sino, consiste en establecer una comunicación efectiva con los oyentes, en la que seamos capaces de transmitir un mensaje edificante.

Exponer un tema, es una oportunidad que debemos aprovechar ya que se nos está dando el privilegio de sembrar la semilla de La Palabra en el corazón de los oyentes. Por esa razón, las exposiciones verbales hay que prepararlas a conciencia, lo que implica no limitarse a elaborar un tema escrito, sino hay que ensayar el orden en que se va a exponer.

1.- La manera en que se expongan y transmitan las ideas juega un papel fundamental:

a.- El expositor tiene que conseguir que los oyentes se interesen por lo que les va a decir y esto exige tener algunas nociones sobre técnicas de la comunicación.

b.- Una cosa es conocer una materia y otra muy distinta es saber hablar de la misma. Al exponer de una manera atractiva se consigue captar la atención de los oyentes para no aburrirlos; es necesario aportar cosas interesantes, sugerentes, convincentes, etc.

c.- Cuando se va a hablar sobre un tema hay que dominarlo. En el momento en el que tome la palabra deberá tener un conocimiento sobre el mismo muy superior del que tiene el público.

d.- Uno debe evitar hablar sobre un tema que apenas domine ya que correría el riesgo de no edificar a nadie. Para no fallar en lo anterior, se sugiere estudiar el tema en detalle, antes de exponer.

2.- Miedo a hablar en público:

Éxodo 4:10-12 Moisés dijo al Señor: "¡Ay, Señor, nunca he sido hombre de fácil palabra: ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua". El Señor le respondió: "¿Quién dio la boca al hombre? ¿Y quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar"1.

El público no es el enemigo, sino, al contrario, son personas que consideran que el expositor puede aportarles algo y que no van a perder el tiempo escuchándole, por eso acuden a escuchar. Tener miedo de hablar en público es algo natural, por lo que uno no debería de considerarse una persona débil e insegura, cuando esto ocurre.

Hay que analizar el miedo que a uno le invade y descubrir las causas que lo originan. Uno se dará cuenta de que gran parte de este miedo, no obedece a motivos lógicos sino es un miedo de hacer el ridículo, de que se rían de uno, de tartamudear, etc. Este miedo hay que rechazarlo y llenarnos de valor, que surge por el amor a Dios y a los oyentes.

Otro tipo de miedo, obedece a situaciones adversas que pueden presentarse (quedarse en blanco, no saber contestar a una pregunta, que no funcione el proyector, etc.). Frente a este tipo de miedo lo que hay que hacer es tomar todas las medidas posibles para reducir al mínimo las posibilidades, por ejemplo, llevando fichas de apoyo, preparando el discurso a conciencia, verificando previamente que el proyector funcione correctamente, etc.).

A veces preocupa pensar que el público pueda darse cuenta del miedo que uno tiene (sudores, temblor en el habla o en las piernas, cara demacrada, etc.), pero es muy difícil que esto ocurra:

a.- Son reacciones físicas que uno siente intensamente pero que apenas son percibidas por terceros. Además, en el caso de que así fuera, el público pensaría que son reacciones muy naturales, que a ellos mismos les podrían ocurrir.

b.- La mejor forma de combatir el miedo es con una adecuada preparación: hay que trabajar y ensayar la exposición con rigurosidad. Conforme pasa el tiempo y adquirimos experiencia no tendremos necesidad de ensayar, pero al principio es fundamental hacerlo.

c.- Cuando se domina la presentación se reducen las posibilidades de cometer errores; esto genera confianza y disminuye el nivel de ansiedad.

d.- Antes que llegue el momento de la exposición uno debe autoministrarse tranquilidad, paz, especialmente en los momentos iniciales de la misma. Si uno consigue sentirse cómodo al principio, es posible mantener esta línea durante el resto de la exposición.

e. Suba al estrado con tranquilidad, sin prisa; mire al público unos instantes mientras se le saluda, ajustar el micrófono, organizar las notas... y comience a hablar despacio.

f.- En todo caso, un cierto grado de nerviosismo puede que no venga mal, ya que permite iniciar la intervención en un estado de cierta agitación, de mayor energía.

E.- PRESENTACIÓN DEL MENSAJE:

Salmo 119:130 LBLA "Exponer tus palabras es dar luz y abrir la inteligencia de los sencillos".

En primer lugar hay que seleccionar el tema de la exposición. Esto nos lo indica quien nos hace la invitación o puede que uno tenga libertad para elegirlo.

Definido el tema, hay que determinar las ideas clave que se quieren transmitir y sobre las que va a girar toda la exposición Una vez seleccionadas las ideas clave, hay que buscar argumentos con que ilustrarlas o ejemplificarlas. Para ello lo mejor es dar rienda suelta a la imaginación e irlas anotando a medida que vayan surgiendo.

Hay que dar tiempo a la imaginación; las ideas surgen inesperadamente. Una vez que se dispone de una lista de posibles argumentos hay que seleccionar los más relevantes.

Hay que tener presente que en un discurso la capacidad de retención que tiene el público es limitada y que difícilmente va a ser capaz de asimilar demasiados conceptos.

Tratar de apoyar las ideas clave con muchos argumentos a lo único que lleva es a que el público termine sin captar lo esencial. Se utilizarán, datos, ejemplos, citas, anécdotas, notas de humor aunque el tema sea muy serio.

1.- Estructura de la prédica:

La prédica no debe ser leída, debe emplearse un lenguaje claro y directo, frases sencillas y cortas. Hay que facilitarle al público su comprensión.

Independientemente del tema que se vaya a tratar, hay que esforzarse para que el discurso resulte atractivo, novedoso, ágil, bien fundamentado, interesante.

Debe resaltar la idea de la brevedad (el público lo agradece). La brevedad no implica que el discurso tenga que ser necesariamente corto, sino que no debe extenderse más allá de lo estrictamente necesario (ir "al grano", evitar rodeos que tan sólo dificultan la comprensión y terminan aburriendo).

El Expositor tiene que ser capaz de ir al núcleo del asunto. Es preferible centrarse en un solo mensaje que quede claro, que abordar distintas ideas que al final sólo produzcan confusión.

Una última observación: Un toque de humor, sabiamente administrado, no está reñido con la seriedad ni con el rigor (además, ayuda a acercarse a la audiencia).

La estructura de una prédica se divide en:

a.- La introducción:

La introducción plantea el tema que se va a abordar y la idea que se quiere transmitir. Es una parte fundamental del discurso. Al iniciar la exposición el orador se "juega" el conseguir o no la atención del público. Si la introducción resulta interesante, atractiva, novedosa, sugerente, y si el orador parece preparado, agradable, entusiasta, entretenido, es posible captar la atención del público. Si por el contrario, el orador no consigue en la introducción "enganchar" al público, a medida que avance el discurso le va a resultar cada vez más difícil lograrlo.

Si en la introducción la voz resulta monótona, no se oye bien, no queda claro de qué se va a hablar, la imagen del orador resulta indiferente, etc., es muy fácil que la mente del público empiece a viajar en diferentes direcciones. La presentación tiene que ser breve, se trata simplemente de introducir el tema que se va a tratar; ya habrá tiempo más adelante para desarrollarlo.


Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.