Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Darwin (página 2)

Enviado por alf83



Partes: 1, 2

5. El instinto

Muchos instintos es tan maravilloso que su desarrollo aparecerá probablemente al programa de lectura una dificultad suficiente derrocar mi teoría entera. Puedo aquí presuponer que no tengo nada hacer con el origen de las potencias mentales, más que tengo con el de la vida sí mismo. Nos referimos solamente a las diversidades del instinto y de las otras facultades mentales en animales de la misma clase. No procuraré ninguna definición del instinto. Sería fácil mostrar que varias acciones mentales distintas son abrazadas comúnmente por este término; pero cada entiende se significa qué, cuando se dice que el instinto impulsa el cuco para emigrar y para poner sus huevos en las jerarquías de otros pájaros. Una acción, que ourselves requerimos experiencia permitirnos realizarnos, cuando es realizado por un animal, más especialmente por muy joven, sin experiencia, y cuando está realizado por muchos individuos de la misma manera, sin su saber para qué propósito se realiza, se dice generalmente ser instintivo. Pero podría mostrar que ningunos de estos caracteres son universales. Una pequeña dosis del juicio o de la razón, como Pierre Huber lo expresa, viene a menudo en el juego, uniforme con los animales bajo en la escala de la naturaleza.

Frederic Cuvier y varios de los más viejos metaphysicians ha comparado instinto con hábito. Esta comparación da, yo piensa, una noción exacta del bastidor de la mente bajo el cual se realiza una acción instintiva, pero no no necesariamente de su origen. Cómo unconsciously muchas acciones habituales se realizan, de hecho no raramente en la oposición directa a nuestra voluntad consciente! Con todo pueden ser modificadas por la voluntad o la razón. Los hábitos llegan a ser fácilmente asociados con otros hábitos, con ciertos períodos del tiempo, y estados del cuerpo. Cuando están adquiridos una vez, siguen siendo a menudo constantes a través de vida. Varias otras puntas de la semejanza entre los instintos y los hábitos podían ser precisadas. Como en relanzar una canción bien conocida, así que en instintos, una acción sigue otra por una clase de ritmo; si interrumpan a una persona en una canción, o en relanzar cualquier cosa de memoria, lo fuerzan generalmente ir de nuevo a recupera el tren habitual del pensamiento; P. Huber lo encontró tan estaba con una oruga, que hace una hamaca muy complicada; para si él tomó una oruga que había terminado su hamaca hasta,por ejemplo, la sexta etapa de la construcción, y puesto le en una hamaca terminó para arriba solamente a la tercera etapa, la oruga reperformed simplemente el cuarto, el fifth, y las sextas etapas de la construcción. **time-out** si, sin embargo, uno oruga ser tomar uno hamaca componer, por ejemplo, tercero etapa, y ser poner en uno acabar hasta sexto etapa, de modo que mucho su trabajo ser ya hacer para él, lejos derivar cualquier ventaja éste, él ser mucho desconcertar, y para terminar su hamaca, parecer forzado para empezar tercero etapa, donde él tener dejar apagado, y así intentar para terminar ya acabar trabajo.

Si suponemos alguna acción habitual para heredarse y puede ser mostrado que entonces sucede éste a veces la semejanza entre cuál era originalmente un hábito y se convierte un instinto así que cercano como no ser distinguido. Si Mozart, en vez de jugar el pianoforte en tres años de viejo con maravillosamente poca práctica, había jugado una consonancia sin práctica en todos, él puede ser que sea dicho verdad para haber hecho tan por instinto. Pero sería un error serio para suponer que el mayor número de instintos ha sido adquirido por el hábito en una generación, y entonces transmitido por herencia a las generaciones que tienen éxito. Puede ser mostrado claramente que los instintos más maravillosos de los cuales nos conocen, a saber, los de la colmena-abeja y de muchas hormigas, no se habrían podido adquirir posiblemente por el hábito. Será admitido universal que los instintos son tan importantes como las estructuras corpóreas para el bienestar de cada especie, bajo sus actuales condiciones de la vida. Bajo condiciones de la vida cambiantes, es por lo menos posible que las modificaciones leves del instinto pudieron ser provechosas a una especie; y si puede ser mostrado que los instintos varían siempre tan poco, entonces no puedo ver ninguna dificultad en variaciones que preservan y continuamente que acumulan naturales de la selección del instinto a ningún fragmento que fuera provechoso. Es así, como creo, que todos los instintos más complejos y más maravillosos han originado. Mientras que las modificaciones de la estructura corpórea se presentan de, y se aumentan cerca, el uso o el hábito, y es disminuido o perdido por el disuse, así que no dudo que ha estado con instintos. Pero creo que los efectos del hábito son en muchos casos de importancia subordinada a los efectos de la selección natural de qué se puede llamar las variaciones espontáneas de instintos; - eso está de las variaciones producidas por las mismas causas desconocidas que producen desviaciones leves de la estructura corporal.

Ningún instinto complejo no se puede producir posiblemente con la selección natural, excepto por la acumulación lenta y gradual de leve, con todo provechoso numerosos, variaciones. **time-out** por lo tanto, como en caso corpóreo estructura, nosotros ought para encontrar en naturaleza, no real transitorio gradación por que cada complejo instinto tener ser adquirir para éste poder ser encontrar solamente en lineal antepasado cada especie pero nosotros ought para encontrar en colateral línea pendiente cierto evidencia tal gradación; u ought por lo menos poder mostrar que las gradaciones de una cierta clase son posibles; y esto que podemos hacer ciertamente. He estado sorprendido encontrar, teniendo en cuenta los instintos de los animales que eran pero de poco observado excepto en Europa y Norteamérica, y para ningún instinto que era sabido entre especie extinta, cómo muy generalmente las gradaciones, conduciendo a los instintos más complejos, pueden ser descubiertas. Los cambios del instinto se pueden facilitar a veces por la misma especie que tiene diversos instintos en diversos períodos de la vida, o en diversas estaciones del año, o cuando están colocados bajo diversas circunstancias, &c; en qué caso se pudo preservar el un u otro instinto por la selección natural. Y tales casos de la diversidad del instinto en la misma especie se pueden mostrar para ocurrir en naturaleza.

Una vez más como en el caso de la estructura corpórea, y conformably a mi teoría, el instinto de cada especie es bueno para sí mismo, pero nunca, por lo que podemos juzgar, no se ha producido para la exclusiva buena de otras. Uno de los casos más fuertes de un animal que realiza al parecer una acción para la planta del pie buena de otro, de las cuales me conocen, es el de los áfidos que rinden voluntariamente, como primero fue observado por Huber, su excreción dulce a las hormigas: que lo hacen tan voluntariamente, los hechos siguientes muestre. Quité todas las hormigas de un grupo alrededor de los áfidos de una docena en una muelle-planta, y previne su atención durante varias horas. Después de este intervalo, me sentía seguro que los áfidos desearían excretar.

6. Hibridismo

La visión entretenida comúnmente por los naturalistas es esa especie, cuando intercrossed, se ha dotado especialmente con esterilidad, para prevenir su confusión. Esta visión se parece ciertamente en primer altamente probable, porque la especie que vivía junta se habría podido apenas mantener distinta la tenía sida capaz libremente de cruzarse. El tema está de muchas maneras importantes para nosotros, más especialmente como la esterilidad de la especie cuando primero está cruzado, y el de su descendiente híbrido, no se puede haber adquirido, pues mostraré, por la preservación de grados provechosos sucesivos de esterilidad. Es un resultado fortuito de diferencias en los sistemas reproductivos de la padre-especie. En tratar este tema, dos clases de hechos, a un fragmento grande fundamental diferente, se han confundido generalmente; a saber, la esterilidad de la especie cuando primero estaba cruzada, y la esterilidad de los híbridos produjo de ellos. Las especies puras tienen por supuesto sus órganos de la reproducción en condiciones perfectas, con todo cuando intercrossed producen a pocos o a ningún descendiente. Los híbridos, por otra parte, tienen sus órganos reproductivos funcionalmente impotentes, como puede ser visto claramente en el estado del elemento masculino en plantas y animales; aunque los órganos formativos ellos mismos son perfectos en estructura, por lo que el microscopio revela. En el primer caso los dos elementos sexuales que van a formar el embrión son perfectos; en el segundo caso se desarrollan en absoluto, o se desarrollan imperfecto. Esta distinción es importante, cuando la causa de la esterilidad, que es común a los dos casos, tiene que ser considerada. La distinción ha estado probablemente slurred encima, debido a la esterilidad en ambos casos que eran mirados encendido como dotación especial, más allá de la provincia de nuestras potencias del razonamiento.

La fertilidad de variedades, de que está de las formas sabidas o creídas para ser descendido de padres comunes, cuando está cruzada, y además la fertilidad de su descendiente mestizo, está, referente a mi teoría, de la importancia igual con la esterilidad de la especie; para ella se parece hacer una distinción amplia y clara entre las variedades y la especie. Grados de esterilidad. - Primero, para la esterilidad de la especie cuando está cruzado y de su descendiente híbrido. Es imposible estudiar las varias memorias y trabajos de esos dos concienzudos y de observadores admirables, de Kolreuter y de Gartner, que casi dedicaron sus vidas a este tema, sin profundamente la impresión con la alta generalidad de un cierto grado de esterilidad. Kolreuter hace el universal de la regla; pero entonces él corta el nudo, para adentro diez casos en los cuales él encontró dos formas, considerado por la mayoría de los autores como distinto especie, absolutamente fértil junto, él sin vacilar los alinea como variedades. Gartner, también, hace la regla igualmente universal; y él disputa la fertilidad entera de Kolreuter diez casos. Pero en éstos y en muchos otros casos, obligan a Gartner cuidadosamente a contar los gérmenes, para mostrar que hay cualquier grado de esterilidad. Él compara siempre el número máximo de los gérmenes producidos por dos especies cuando primero está cruzado, y el máximo producido por su descendiente híbrido, con el número medio producido por ambas padre-especies puras en un estado de la naturaleza. Pero las causas del error serio aquí intervienen: una planta, ser cruzado por hibridación, se debe castrar, y, cuál es a menudo más importante, debe ser aislada para prevenir el polen que le es traído por los insectos de otras plantas. Casi todas las plantas experimentaron encendido por Gartner eran potted, y fueron mantenidas un compartimiento en su casa. Que estos procesos son a menudo perjudiciales a la fertilidad de una planta no puede ser dudado; para Gartner da en su vector sobre una cuenta de casos de las plantas que él castró, y fertilizado artificial con su propio polen, y (excepto todos los casos tales como las leguminosas, en las cuales hay reconocido un la dificultad por la mitad la manipulación) de estas veinte plantas tenía su fertilidad en un cierto grado deteriorado. Por otra parte, pues Gartner cruzó en varias ocasiones algunas formas, tales como los pimpernels rojos y azules comunes (arvensis y caerulea de Anagallis), que los mejores botánicos alinean pues las variedades, y encontrado les absolutamente estériles, podemos dudar si muchas especies son realmente tan estériles, cuando intercrossed, como él creyó.

Es cierto, en la una mano, que la esterilidad de la varia especie cuando está cruzada es así que diferente grado y gradúa lejos tan insensible, y, por otra parte, que la fertilidad de la especie pura es afectada tan fácilmente por varias circunstancias, que que todos los propósitos prácticos es el más difícil digan dónde la fertilidad perfecta termina y esterilidad comienza. Pienso que ninguna evidencia mejor de esto no se puede requerir que ésa los dos observadores más experimentados que han vivido siempre, a saber Kolreuter y Gartner, llegados diametricalmente enfrente de conclusiones en vista de algunas muy de las mismas formas. Es también la más instructiva comparar pero tengo no espacio aquí a entrar sobre los detalles que la evidencia avanzó por nuestros mejores botánicos en la pregunta si ciertas formas dudosas se deben alinear como especie o variedades, con la evidencia de la fertilidad aducida por diversos hybridisers, o por el mismo observador de los experimentos hechos durante diversos años. Puede ser mostrado así que ni la esterilidad ni la fertilidad produce cualquier cierta distinción entre la especie y las variedades. La evidencia de esta fuente gradúa lejos, y es dudosa el mismo grado que es la evidencia derivada de otras diferencias constitucionales y estructurales.

En vista de la esterilidad de híbridos en generaciones sucesivas: aunque permitieron a Gartner alzar algunos híbridos, guardándolos cuidadosamente de una cruz con cualquier padre puro, para seises o siete, y en un caso para diez generaciones, con todo él afirma positivamente que su fertilidad nunca aumenta, pero disminuye generalmente grandemente y repentinamente. Con respecto a esta disminución, puede primero ser notado que cuando cualquier desviación en estructura o la constitución es común a ambos padres, esto está transmitida a menudo un grado aumentado al descendiente; y ambos elementos sexuales en plantas híbridas se afectan ya un cierto grado. Pero creo que su fertilidad ha sido disminuida en casi todos estos casos por una causa independiente, a saber, demasiado cerca entrecruzando. He hecho así que muchos experimentos y he recogido tan muchos hechos, mostrando en la una mano que una cruz ocasional con un individuo o una variedad distinto aumenta el vigor y la fertilidad del descendiente, y por otra parte ese entrecruzamiento muy cercano aminora su vigor y fertilidad, que no puedo dudar la corrección de esta conclusión. Los híbridos son levantados raramente por experimentalists en grandes números; y como las padre-especies, u otros híbridos aliados, crecen generalmente en el mismo jardín, las visitas de insectos se deben prevenir cuidadosamente durante la estación floreciente: por lo tanto los híbridos, si están idos sí mismos, serán fertilizados generalmente durante cada generación por el polen de la misma flor; y esto sería probablemente perjudicial a su fertilidad, aminorada ya por su origen híbrido.

En la imperfección del expediente geológico
En el sexto capítulo enumeré las principales objeciones que se pudieron justo impulsar contra las visiónes mantenidas en este
volumen. Ahora han discutido la mayoría de ellas. Uno, a saber el distinctness de formas específicas, y de su que no es mezclado junto por conexiones transitorias innumerables, es una dificultad muy obvia. Asigné razones por las que tales conexiones no ocurren comúnmente en hoy bajo circunstancias al parecer más favorables para su presencia, a saber, en un área extensa y continua con condiciones físicas graduadas. Me esforcé para mostrar, eso que la vida de cada especie depende de una manera más importante de la presencia de otras formas orgánicas ya definidas, que en clima, y, por lo tanto, que las condiciones realmente que gobiernan de la vida no gradúan lejos absolutamente insensible como calor o humedad. Me esforcé, también, para mostrar que las variedades intermedias, de existir en pocos números que las formas cuál él conecta, será batida generalmente hacia fuera y exterminada durante el curso de la modificación y de la mejora adicionales. La causa principal, sin embargo, de las conexiones intermedias innumerables no ahora que ocurren por todas partes a través de la naturaleza, depende del mismo proceso de la selección natural, con el cual las nuevas variedades toman los lugares de y suplantan continuamente sus padre-formas. Pero apenas en la proporción como este proceso de la exterminación ha actuado en una escala enorme, debe tan el número de las variedades intermedias, que han existido antes, sea verdad enorme. Por qué entonces no es cada formación geológica y cada estrato llenos de tales conexiones intermedias? La geología assuredly no revela cualquier encadenamiento orgánico fino-graduado; y ésta, quizás, es la objeción más obvia y más seria que se puede impulsar contra la teoría. La explicación miente, como creo, en la imperfección extrema del expediente geológico.

En el primer lugar, debe ser considerado siempre qué clase de formas intermedias debe, en la teoría, haber existido antes. Lo he encontrado difícil, al mirar cualesquiera dos especies, para evitar de representar a me el intermedio de las formas directamente entre ellas. Pero esto es una visión enteramente falsa; debemos buscar siempre las formas intermedias entre cada especie y común pero desconocido un progenitor; y el progenitor habrá diferenciado generalmente en algunos respectos de todos sus descendientes modificados. Para dar una ilustración simple: las palomas ambas del fantail y del pouter se descienden de la roca-paloma; si poseímos todas las variedades intermedias que han existido siempre, debemos tener una serie extremadamente cercana entre ambos y la roca-paloma; pero no debemos tener ningún intermedio de las variedades directamente entre el fantail y el pouter; ningunos, por ejemplo, combinando una cola ampliada algo con una cosecha agrandada algo, las características de estas dos castas. Estas dos castas, por otra parte, tanto se han modificado, que, si no tuviéramos ninguna evidencia histórica o indirecta con respecto a su origen, no habría sido posible haberse determinado, de una comparación mera de su estructura con el de la roca-paloma, livia de la C., si habían descendido de esta especie o de una cierta forma aliada, tal como aenas de la C..

Así pues, con especie natural, si miramos a las formas muy distintas, por ejemplo al caballo y al tapir, no tenemos ninguna razón de suponer que existió el intermedio de las conexiones directamente entre ellos siempre, pero entre cada uno y un padre común desconocido. El padre común habrá tenido en su organización entera mucha semejanza general al tapir y al caballo; pero en algunas puntas de la estructura puede haber diferenciado considerablemente de ambos, incluso quizás más que diferencian de uno a. Por lo tanto, en todos tales casos, debemos no poder reconocer la padre-forma de cualesquiera dos o más especies, incluso si comparamos de cerca la estructura del padre con la de sus descendientes modificados, a menos que en el mismo tiempo tuviéramos un encadenamiento casi perfecto de las conexiones intermedias. Es apenas posible por teoría, aquélla de dos formas vivas puede ser que haya descendido del otra; por ejemplo, un caballo de un tapir; y en este caso las conexiones intermedias directas habrán existido entre ellas. Pero tal caso implicaría que había seguido habiendo una forma por un período muy largo inalterado, mientras que sus descendientes habían experimentado una cantidad extensa de cambio; y el principio de la competición entre el organismo y el organismo, entre el niño y el padre, rendirá esto un acontecimiento muy raro; para en todos los casos las nuevas y mejoradas formas de vida tienden para suplantar las viejas y no mejoradas formas.

Por la teoría de la selección natural todas las especies vivas han sido conectadas con la padre-especie de cada género, por las diferencias no mayores que vemos entre las variedades naturales y domésticas de la misma especie en hoy; y estas padre-especies, ahora generalmente extintas, en su vuelta han estado conectadas semejantemente con formas más antiguas; etcétera al revés, siempre convergiendo al antepasado común de cada gran clase. De modo que el número de conexiones intermedias y transitorias, entre toda la especie viva y extinta, deba haber sido inconcebible grande. Pero assuredly, si esta teoría sea verdad, tales han vivido sobre la tierra.

En el lapso del tiempo, según lo deducido del índice de la deposición y del fragmento de la deundación de nuestro no encontrar fósil de tales puentes de conexión infinitamente numerosos, él se pueden oponer que el tiempo no puede haber sido suficiente para tan grande una cantidad de cambio orgánico, sigue habiendo independientemente todos los cambios que son efectuados lentamente. Es apenas posible que recuerde al programa de lectura que no es geólogo práctico, los hechos que conducen la mente feebly a comprender el lapso del tiempo. Él que puede leer el trabajo magnífico de sir Charles Lyell en los principios de la geología, que el historiador futuro reconocerá como siendo producido una revolución en ciencia natural, pero no admite cómo son extensos han sido los últimos períodos del tiempo, puede inmediatamente cerrar este volumen. No que es suficiente estudiar los principios de la geología, o leer tratados especiales de diversos observadores en formaciones separadas, y marcar cómo cada autor procura, dar una idea inadecuada de la duración de cada formación, o aún de cada estrato. Podemos ganar lo más mejor posible una cierta idea del último tiempo sabiendo las agencias en el trabajo, y aprender cómo la superficie de la pista ha estado profundamente denuded, y se ha depositado cuánto sedimento. Pues Lyell tiene haber comentado bien, el fragmento y el espesor de nuestras formaciones sedimentarias son el resultado y la medida de la deundación que la corteza de tierra a otra parte ha experimentado. Por lo tanto un hombre debe examinar para se las grandes pilas de estratos sobrepuestos, y mira los rivulets el traer abajo de fango, y las ondas el desgastar lejos de los mar-acantilados, para comprender algo sobre la duración del último tiempo, los monumentos de la cual nosotros ven todos alrededor de nosotros.

La sucesión geológica de seres orgánicos
Ahora veamos con si los varios hechos y leyes referentes a la sucesión geológica de seres orgánicos acuerdan lo más mejor posible con la vista común de la inmutabilidad de la especie, o con el de su modificación lenta y gradual, la variación y selección natural. Las nuevas especies han aparecido muy lentamente, una después de otra, en la pista y en las aguas. Lyell ha mostrado que es apenas posible resistir la evidencia en esta pista en la caja de las varias etapas terciarias; y cada año tiende para llenar para arriba los espacios en blanco entre las etapas, y para hacer la proporción entre las formas perdidas y existentes más graduales. En algunas de las camas más recientes, aunque indudablemente de la alta antigüedad si es medido por años, las solamente una o dos especies esté extinto, y solamente uno o dos es nuevos, apareciendo allí para la primera vez, localmente, o, por lo que sabemos, en la cara de la tierra. Las formaciones secundarias están más quebradas; pero, como Bronn ha comentado, ni el aspecto ni desaparición del mucha especie embutida en cada formación ha sido simultánea.

Las especies que pertenecían a los diversos géneros y clases no han cambiado en la misma tarifa, o el mismo grado. En las camas terciarias más viejas algunas los shelles el vivir se pueden todavía encontrar en el medio de una multiplicidad de formas extintas. Falconer ha dado un caso llamativo de un hecho similar, porque un cocodrilo existente se asocia a muchos mamíferos y reptiles perdidos en los depósitos de sub-Himalayan. El Lingula siluriano diferencia pero poco de la especie viva de este género; mientras que la mayoría de los otros moluscos silurianos y de todos los crustáceos han cambiado grandemente. Las producciones de la pista se parecen haber cambiado en una tarifa más rápida que los del mar, de el cual un caso llamativo se ha observado en Suiza. Hay una cierta razón de creer que los organismos arriba en la escala, cambian más rápidamente que los que sean bajos: aunque hay anomalías a esta regla. La cantidad de cambio orgánico, como Pictet ha comentado, no está igual en cada formación supuesta sucesiva. Con todo si comparamos cualesquiera pero las formaciones lo más de cerca posible relacionadas, toda la especie será encontrada para haber experimentado un cierto cambio. Cuando una especie ha desaparecido una vez del cordón de la tierra, no tenemos ninguna razón de creer que reaparece la misma forma idéntica siempre. La anomalía evidente más fuerte a esta última regla es la de las " colonias supuestas " de M. Barrande, que imponen por un período en el medio de una más vieja formación, y después permite que la fauna preexistente reaparezca; pero la explicación de Lyell, a saber, que es un caso de la migración temporal de una provincia geográfica distinta, se parece satisfactoria.

Estos varios hechos acuerdan bien con nuestra teoría, que no incluye ninguna ley fija del desarrollo, haciendo a todos los habitantes de un área cambiar precipitadamente, o simultáneamente, o a un grado igual. El proceso de la modificación debe ser lento, y afectará generalmente solamente algunas especies en el mismo tiempo; para la variabilidad de cada especie es independiente de el de todos los otros. **time-out** si tal variación o individual diferencia como poder presentar ser acumular por natural selección en uno mayor o menos grado, así causar uno mayor o menos cantidad permanente modificación, depender en mucho complejo contingencia en variación ser uno beneficioso naturaleza, en libertad intercrossing, en lento cambiar físico condición país, en inmigración nuevo colono, y en naturaleza otro habitante con que variar especie venir en competición. Por lo tanto está sorprendiendo de ninguna manera que una especie debe conservar la misma forma idéntica mucho más de largo que otras; o, si cambia, debe cambiar un menos grado. Encontramos relaciones similares entre los habitantes existentes de países distintos; por ejemplo, los pista-shelles y los insectos coleopterous de Madeira han venido diferenciar considerablemente de sus aliados más cercanos en el continente de Europa, mientras que los shelles y los pájaros del infante de marina han seguido siendo inalterados. Podemos quizás entender el índice del cambio al parecer más rápido en las producciones terrestres y en más altamente ordenadas comparadas con producciones marinas y más bajas, por las relaciones más complejas de los seres más altos a sus condiciones de la vida orgánicas e inorgánicas, según lo explicado en un capítulo anterior. Cuando muchos de los habitantes de cualquier área se han modificado y se han mejorado, podemos entender, en el principio de la competición, y de las relaciones todo-importantes del organismo al organismo en la lucha para la vida, que cualquier forma que no se convirtió un cierto grado modificó y mejoró, seríamos obligados a la exterminación. Por lo tanto vemos porqué todas las especies en la misma región hacen en el último, si nosotros el mire a los intervalos suficientemente largos de la hora, se modificados, para ellos llegó a estar de otra manera extinto. En miembros de la misma clase la cantidad media de cambio, durante períodos del tiempo largos e iguales, puede, quizás, ser casi igual; pero como la acumulación de aguantar formaciones, rica en fósiles, depende de grandes masas del sedimento que es depositado en áreas del desplome, nuestras formaciones se han acumulado casi necesariamente en de par en par e irregular los intervalos intermitentes del tiempo; por lo tanto la cantidad de cambio orgánico exhibida por los fósiles embutidos en formaciones consecutivas no es igual. Cada formación, en esta visión, no marca nuevo y completo acto de la creación, sino solamente una escena ocasional, casi tomada en el peligro, en un drama siempre lentamente que cambia.

Podemos entender claramente porqué una especie cuando una vez es perdida debe nunca reaparecer, incluso si muy se repiten las mismas condiciones de la vida, orgánico e inorgánico. Para aunque el descendiente de una especie pudo ser adaptado (y ninguna duda esto ha ocurrido en casos innumerables) para llenar el lugar de otra especie en la economía de la naturaleza, y suplántela así; con todo las dos formas el viejo y el nuevo no serían idénticamente iguales; para ambos heredaría casi ciertamente diversos caracteres de sus progenitors distintos; y los organismos que diferencian ya variarían de una diversa manera. Por ejemplo, es posible, si todas nuestras palomas del fantail fueron destruidas, que los fanciers pudieron hacer una nueva casta apenas distinguible de la actual casta; **time-out** pero si padre roca-paloma ser además destruir, y bajo naturaleza nosotros tener cada razón para creer que padre-forma ser general suplantar y exterminar por su mejorar resorte, él ser increíble que uno fantail, idéntico con existente casta, poder ser levantar cualquier otro especie paloma, o aún cualquier otro establecido raza doméstico paloma, porque sucesivo variación casi cierto ser en alguno grado diferente, y recién formado variedad probable heredar su progenitor alguno característico diferencia.

7. Distribución geográfica

En la consideración de la distribución de seres orgánicos concluído la cara del globo, del primer gran hecho que pulso nos es, a que ni la semejanza ni la desemejanza de los habitantes de varias regiones se puede considerar enteramente por climatal y de otras condiciones físicas. De tarde, casi cada autor que ha estudiado el tema ha venido a esta conclusión. El caso de América solamente casi sería suficiente probar su verdad; para si excluimos las piezas templadas árticas y norteñas, todos los autores convienen que una de las divisiones más fundamentales de la distribución geográfica está ésa entre los mundos nuevos y viejos; con todo si viajamos concluído el continente americano extenso, de las partes centrales de los Estados Unidos a su punta meridional extrema, resolvemos con las condiciones diversificadas; districtos húmedos, desiertos áridos, montañas altas, llanos herbosos, bosques, pantanos, lagos, y grandes ríos, bajo casi cada temperatura. Hay apenas un clima o una condición en el viejo mundo que no se puede ser paralelo a en el nuevo por lo menos tan de cerca como las mismas especies requieren generalmente. Ninguna duda las áreas pequeñas no se puede precisar en el viejo mundo más caliente que cualesquiera en el mundo nuevo; pero éstos no son habitados por una fauna diferente de la de los districtos circundantes; para ella es raro encontrar un grupo de organismos confinados a un área pequeña, de la cual las condiciones son peculiares solamente un grado leve. A pesar de este paralelismo general en las condiciones de los mundos viejos y nuevos, cómo son diferentes son extensamente sus producciones vivas!

En el hemisferio meridional, si comparamos zonas de la pista grandes en Australia, Suráfrica, y Suramérica occidental, entre las latitudes 25 y 35, encontraremos piezas extremadamente similares en todas sus condiciones, con todo no sería posible precisar tres faunas y floras más completamente disímiles. O, otra vez, podemos comparar las producciones del sur de Suramérica de lat. 35 con las norte de 25, que por lo tanto son separadas por un espacio de diez grados de la latitud, y nos exponemos a condiciones considerablemente diversas; con todo se relacionan incomparablemente más de cerca el uno al otro que están a las producciones de Australia o de África bajo casi mismo clima. Los hechos análogos se podían dar con respecto a los habitantes del mar. Un segundo gran hecho que pulso nos en nuestra revisión general está, ese las barreras de cualquier clase, o los obstáculos de liberar la migración, se relaciona de una manera cercana e importante con las diferencias entre las producciones de varias regiones. Vemos esto en la gran diferencia en casi todas las producciones terrestres de los mundos nuevos y viejos, exceptuando en las piezas norteñas, donde la pista casi ensambla, y donde, bajo clima levemente diverso, pudo haber habido migración libre para las formas templadas norteñas, como ahora hay para las producciones terminantemente árticas. Vemos el mismo hecho en la gran diferencia entre los habitantes de Australia, de África, y de Suramérica bajo misma latitud; para estos países se aíslan casi tanto de uno a como es posible. En cada continente, también, vemos el mismo hecho; para en las caras opuestas de montaña-rangos altos y continuos, de grandes desiertos e iguale de los ríos grandes, nosotros encuentran diversas producciones; sin embargo pues los montaña-encadenamientos, desiertos, &c., no están como infranqueables, o probable haber aguantado tan de largo, como los océanos que separan continentes, las diferencias son muy inferiores grado a ésas características de continentes distintos.

Dando vuelta al mar, encontramos la misma ley. Los habitantes marinas de las orillas del este y occidentales de Suramérica son muy distintos, con extremadamente pocos shelles, los crustáceos, o los equinodermos en campo común; pero el Dr. Gunther recientemente ha mostrado a eso cerca de treinta por ciento. de los pescados están iguales en las caras opuestas del isthmus de Panamá; y este hecho ha conducido a naturalistas a creer que el isthmus estaba antes abierto. Hacia el oeste de las orillas de América, un espacio ancho del océano abierto extiende, con no una isla como halting-lugar para los emigrantes; aquí tenemos una barrera de otra clase, y tan pronto como se pase esto satisfacemos en las islas del este del Pacífico con otro y fauna totalmente distinta. De modo que se extiendan tres faunas marinas lejos que da al norte y southward en líneas paralelas no lejos de uno a, bajo climas correspondientes; pero de la separación de uno a por las barreras infranqueables, de la pista o del mar abierto, son casi enteramente distintos. Por otra parte, todavía procediendo más lejos hacia el oeste de las islas del este de las partes tropicales del Pacífico, no encontramos ninguna barrera infranqueable, y tenemos islas innumerables como halting-lugares, o las costas continuas, hasta, después de viajar concluído un hemisferio, venimos a las orillas de África; y concluído este espacio extenso satisfacemos sin faunas marinas bien definidos y distintos. Aunque tan pocos animales marinas son comunes a los tres faunas aproximados susodichos de América del este y occidental y de las islas pacíficas del este, con todo a muchos pescados extiéndase del Pacífico en el océano indio, y muchos shelles son comunes a las islas del este del Pacífico y de las orillas del este de África en casi exactamente enfrente de meridianos de la longitud.

Un tercer gran hecho, incluido en parte en la declaración precedente, es la afinidad de las producciones del mismo continente o del mismo mar, aunque en las especies ellos mismos son distintas diversas puntas y las estaciones. Es una ley de la generalidad más amplia, y casos innumerables de las ofertas de cada continente. Sin embargo el naturalista, en viajar, por ejemplo, del norte al sur, siempre pulso por la manera de la cual los grupos sucesivos de seres, específicamente distintos, aunque relacionados casi, se substituyen. Él oye de clases de cerca aliadas, con todo distintas de pájaros, notas casi similares, y ve sus jerarquías construidas semejantemente, pero no absolutamente igualmente, con los huevos coloreados casi de la misma manera. Los llanos cerca de los estrechos de Magellan son habitados por una especie de Rhea (avestruz americano del) y hacia el norte los llanos del la Plata por otra especie del mismo género; y no por un avestruz o emu, como ésos que habitan África y Australia bajo misma verdaderos latitud.

En estos mismos llanos del la Plata vemos el agouti y el bizcacha, animales que tienen casi los mismos hábitos que nuestras liebres y conejos, y perteneciendo al mismo pedido de roedores, pero visualizan llano un tipo americano de estructura. Ascendemos los picos altos de la Cordillera, y encontramos una especie alpestre del bizcacha; miramos a las aguas, y no encontramos el castor o el musk-rat, sino el coypu y el capybara, roedores del tipo SURAMERICANO. Innumerable otros casos podían ser dados. Si miramos a las islas de la orilla americana, no obstante mucho ellos puede diferenciar en estructura geológica, los habitantes son esencialmente americano, aunque pueden ser todas las especies peculiares. Podemos mirar de nuevo a últimas edades, según lo mostrado en el capítulo pasado, y encontramos tipos americanos entonces el prevalecer en el continente americano y en los mares americanos. Vemos en estos hechos un cierto enlace orgánico profundo, a través del espacio y del tiempo, concluído las mismas áreas de la pista y del agua, independientemente de condiciones físicas. El naturalista debe ser opaco quién no se conduce a investigar cuál es este enlace.

La continuación de la distribución geográfica
Como los lagos y los río-sistemas son separados de uno a por las barreras de la pista, él pudo haber sido pensada que las producciones dulces no se habrían extendido extensamente dentro del mismopaís, y que el mar es al parecer una barrera más formidable del alambique, que él nunca habría extendido a los países distantes. Pero el caso es exactamente el revés. Tenga no sólo muchas especies dulces, perteneciendo a diversas clases, un rango enorme, sino que las especies aliadas prevalecen de una manera notable a través del mundo. Al primero recoger en las aguas dulces del Brasil, mano recuerdo sentir mucha sorpresa en la semejanza de los insectos dulces, shelles &c., y en la desemejanza de los seres terrestres circundantes, comparada con las de Gran Bretaña. Pero la vasta potencia de producciones dulces conserva, yo piensa, en la mayoría de los casos sea explicada por su que se convierte cupo, de una manera altamente útil a él, para las migraciones cortas y frecuentes de la charca a la charca, o de secuencia a la secuencia, dentro de sus propios países; y el defecto a la dispersión amplia seguiría de esta capacidad como consecuencia casi necesaria. Podemos aquí considerar solamente algunos casos; de éstos, algo del más difícil de explicar es presentada por los pescados. Fue creído antes que la misma especie dulce nunca existió en dos continentes distantes de uno a. Pero el Dr. Gunther ha mostrado últimamente que el attenuatus de Galaxias habita Tasmania, Nueva Zelandia, las islas de Falkland, y el continente de Suramérica. Esto es un caso maravilloso, e indica probablemente la dispersión de un centro antártico durante un período caliente anterior. Este caso, sin embargo, es rendido en que sorprende un cierto grado menos por la especie de este género que tiene la potencia de cruzarse por algunos espacios considerables de los medios desconocidos del océano abierto: así hay una especies comunes a Nueva Zelandia y a las islas de Auckland, aunque separadas por una distancia de cerca de 230 millas. En el mismo de los pescados wi dulce continente del rango a menudo extensamente, y como si capriciously; para adentro dos río-sistemas colindantes algo de la especie puede ser igual, y algo enteramente diferente. Es probable que son transportados de vez en cuando por qué se puede llamar los medios accidentales. Así pesca todavía vivo no son caídos muy raramente en las puntas distantes por torbellinos; y se sabe que el ova conserva su vitalidad por un tiempo considerable después del retiro del agua. Su dispersión se puede, sin embargo, atribuir principalmente a los cambios en el nivel de la pista dentro del período reciente, haciendo los ríos fluir en uno a. Los casos, también, se podían dar de esto que ocurría durante las inundaciones, sin ningún cambio del nivel. La diferencia amplia de los pescados en las caras opuestas de la mayoría de los montaña-rangos, que son continuos, y que por lo tanto deben a partir de un período temprano haber prevenido totalmente el inosculation de los río-sistemas en las dos caras, conduce a la misma conclusión. Algunos pescados dulces pertenecen a las formas muy antiguas, y en tales casos habrá habido hora suficiente para los grandes cambios geográficos, y por lo tanto hora y medios para mucha migración. Por otra parte, varias consideraciones ha conducido al Dr. Gunther recientemente a deducir que con los pescados las mismas formas tienen una resistencia larga. La lata de los pescados de agua salada con cuidado esté acostumbrada lentamente para vivir en agua dulce; y, según Valenciennes hay apenas un solo grupo de el cual confinan al agua dulce, de modo que una especie marina que pertenecía a un grupo dulce pudiera viajar lejos a lo largo de las orillas del mar, y podrían a los miembros, él son probables, se adaptan sin mucha dificultad a las aguas dulces de una pista distante.

8. Afinidades mutuas de seres orgánicos

Morfología: Embriología:
La clasificación rudimentaria de los órganos A PARTIR del período más alejado de la historia de los seres orgánicos del mundo se ha encontrado para asemejarse grados descendentes, para poderlos clasificar en grupos bajo grupos. Esta clasificación no es arbitraria como agrupar de las estrellas en constelaciones. La existencia de grupos habría estado de una significación más simple, si habían cabido a un grupo exclusivamente para habitar la pista y otra el agua; uno a alimentar en la carne, otro en la materia vegetal, etcétera; pero el caso es extensamente diferente, porque es notorio cómo los miembros de uniforme el mismo subgrupo tienen comúnmente diversos hábitos. En los segundos y cuartos capítulos, en la variación y en la selección natural, he procurado mostrar que dentro de cada país es extensamente el extenderse, haber difundido mucho y común, ésa es la especie dominante, perteneciendo a los géneros más grandes en cada clase, que varían la mayoría. Las variedades, o las especies incipientes, así producido, en última instancia se convierten en nueva y distinta especie; y éstos, en el principio de la herencia, tienden para producir la otra nueva y dominante especie. Por lo tanto los grupos que son grandes ahora, y que incluyen generalmente muchas especies dominantes, tienden para ir encendido a aumentar de tamaño. Procuré más lejos mostrar que de los descendientes que varían de cada especie que intenta ocupar tanto y como diversos lugares como posible en la economía de la naturaleza, él tiende constantemente para divergir en carácter. Esta última conclusión es utilizada observando la gran diversidad de las formas que, en cualquier área pequeña, vienen en la competición más cercana, y por ciertos hechos en la naturalización.

Procuré también mostrar que hay una tendencia constante en las formas cuáles están aumentando de número y están divergiendo en carácter, a suplantar y a exterminar preceder, menos divergente y menos formas mejoradas. Solicito al programa de lectura dar vuelta al diagrama que ilustra la acción, según lo explicado antes, de estos varios principios; y él verá que es el resultado inevitable, eso que los descendientes modificados que proceden a partir de un progenitor se rompen para arriba en subordinado de los grupos a los grupos. En el diagrama cada carta en la línea más suprema puede representar un género incluyendo varias especies, y el conjunto de los géneros a lo largo de esta forma superior de la línea juntos una clase, porque todos se descienden a partir de un padre antiguo, y, por lo tanto, han heredado algo en campo común. Pero los tres géneros en la mano izquierda tienen, en este mismo principio, mucho en campo común, y forman a una secundario-familia, distinta de ésa que contiene los dos géneros siguientes en la mano derecha, que divergieron de un padre común en la quinto etapa de la pendiente.

9. La recapitulación y la conclusión

Como este volumen entero es un argumento largo, puede ser conveniente al programa de lectura hacer los hechos y las inferencias principales recapitular abreviadamente. Que mucho y las objeciones serias se pueden avanzar contra la teoría de la pendiente con la modificación con la variación y la selección natural, yo no niegue. Tengo me esforcé para darles su fuerza completa. Nada al principio puede aparecer más difícil de creer que eso los órganos y los instintos más complejos ha sido perfeccionada, no por los medios superiores a, aunque análogo con, razón humana, sino por la acumulación de variaciones leves innumerables, cada uno buena para el poseedor individual. Sin embargo, esta dificultad, aunque apareciendo a nuestra imaginación insuperably grande, no puede ser considerada verdadera si admitimos los asuntos siguientes, a saber, que todas las partes de la organización y de los instintos ofrecen, por lo menos, las diferencias individuales que hay una lucha para la existencia que conduce a la preservación de desviaciones provechosas de la estructura o del instinto y, pasado, que las gradaciones en el estado de la perfección de cada órgano pudieron haber existido, cada bueno de su clase. La verdad de estos asuntos no puede, yo piensa, se dispute. **time-out** él ser, ninguno duda, extremo difícil incluso para conjeturar por qué gradación mucho estructura tener ser perfeccionar, más especial entre quebrado y dejar grupo orgánico ser, que tener sufrir mucho extinción, pero nosotros considerar tan mucho extraño gradación en naturaleza, que nosotros ought para ser extremo cauteloso en decir que cualquier órgano o instinto, o cualquier entero estructura, poder no tener llegar en su actual estado por mucho graduado paso de progresión. Hay, él se debe admitir, los casos de la dificultad especial opuestos a la teoría de la selección natural; y uno del más curiosa de éstos es la existencia en la misma comunidad de dos o tres castas definidas de trabajadores o de hormigas femeninas estériles; pero he procurado mostrar cómo estas dificultades pueden ser dominadas.

Con respecto a la esterilidad casi universal de la especie cuando primero está cruzado, que forma tan notable un contraste con la fertilidad casi universal de variedades cuando está cruzada, debo referir al programa de lectura a la recapitulación de los hechos dados en el final del noveno capítulo, que se parecen a mí concluyente mostrar que esta esterilidad no es no más una dotación especial que la incapacidad de dos clases distintas de árboles que se injertarán juntos; pero eso que es fortuita en las diferencias confinadas a los sistemas reproductivos del intercrossed especies. Vemos la verdad de esta conclusión en la diferencia extensa en los resultados de cruzar las mismas dos especies recíproco, - es decir, cuando una especie primero se utiliza como el padre y entonces como la madre. La analogía de la consideración de plantas dimorfas y trimorphic conduce claramente a la misma conclusión, porque cuando las formas se unen ilegítimamente, rinden pocos o ningún germen, y su descendiente es más o menos estéril; y estas formas pertenecen a la misma especie indudable, y diferencian de uno a en ningún respecto excepto en sus órganos y funciones reproductivos.

 

 

Autor:


Alfredo Jaramillo

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.