Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La iluminación en la fotografía

Enviado por merlyna



Indice
1. Diferentes tipos de iluminación.
2. El Color En La Fotografía
3. Material sensible, la película.
4. Estructura de un negativo en B/N

1. Diferentes tipos de iluminación.

Es bastante obvio mencionar lo importante que el la luz en la fotografía, ya que sin ella seria imposible visualizar los objetos y con esto hacer una impresión sobre la película. Raramente se fotografían objetos con luz propia, lo más normal es captar la luz que reflejan. La luz puede provenir de fuentes naturales o artificiales, y en cada caso posee una serie de características.

La luz natural es más difícil de controlar pues cambia constantemente de intensidad, dirección, calidad y color; con la luz artificial todos estos parámetros pueden controlarse, pero resulta más cara e incómoda de usar y, además, limita la extensión de la superficie iluminable.

Aparte de ser un factor físico imprescindible en el proceso fotográfico, la luz posee una función plástica de expresión y modelado que confiere un significado y un carácter tal, que muchas veces ella sola determina la calidad de una fotografía.

Los principales factores que determinan la iluminación son:
Origen: natural o artificial.

Numero de las fuentes luminosas.

Dirección o posición de la fuente respecto a la cámara y el motivo

Difusión o forma de emanar y llegar al objeto: directa, difusa, etc.

Color

 

El origen.

Determina muchas veces el resto de los factores. Se entiende por luz natural la proporcionada por el sol aunque está oculto por las nubes o tras el horizonte. La luna y las estrellas son también iluminación natural, aunque por su poca intensidad raramente se utilizan. La luz artificial puede ser a su vez continua (bombillas) o discontinua (flash).

El numero.

De las fuentes influye sobre el contraste y el modelado de la imagen. En general se recomienda utilizar el menor número posible de fuentes y emplear siempre una como luz principal. Con luz natural puede usarse, como luz secundaria o de relleno, una pantalla reflectante o un destello de flash.

El Color

Viene determinado por la longitud de onda de la luz y por el color intrínseco del objeto, con la única excepción de las sustancias fluorescentes.

La Dirección

De la luz y la altura desde la que incide tiene una importancia decisiva en el aspecto general de la fotografía. Variando la posición de la fuente, pueden resaltarse los detalles principales y ocultarse los que no interesen. De la dirección de la luz también depende la sensación de volumen, la textura y la intensidad de los colores.

Psicológicamente también pueden sugerirse tranquilidad o ambientes de atardecer si utilizamos la luz horizontalmente. Aunque las posiciones de la luz respecto al motivo y la cámara, pueden ser infinitas, todas ellas pueden incluirse en mayor o menor parte en unos de los tres tipos siguientes:


La luz frontal produce aplanamiento de los objetos, aumenta la cantidad de detalles pero anula la textura. Los colores se reproducen con gran brillantez.

La iluminación lateral destaca el volumen y la profundidad de los objetos tridimensionales y resalta la textura; aunque da menor información sobre los detalles que la luz frontal y, además, aumenta el contraste de la imagen.

El contraluz convierte los motivos en siluetas lo cual puede resultar conveniente para simplificar un tema conocido y lograr su abstracción, a ello hay que añadir, además, la supresión que se consigue de los colores.

La Difusión

Determina la nitidez del borde de las sombras y, por tanto, la dureza o suavidad de la imagen. La luz dura produce, en general, efectos fuertes y espectaculares, mientras que la suave resta importancia a las sombras y hace que sea el volumen del motivo el que domine sobre las líneas. Ambos tipos de iluminación están determinados por el tamaño y proximidad de la fuente luminosa.

La luz dura procede de fuentes pequeñas y alejadas, como el sol y las bombillas o flashes directos. La distancia y el tamaño determinan el grado de dureza. La luz dura es idónea para destacar la textura, la forma y el color; y proporciona el mayor grado de contraste.

La iluminación semidifusa procede de fuentes más grandes y próximas al objeto y, aunque produce sombras definidas, ya no tienen los bordes nítidos. La luz semidifusa destaca el volumen y la textura, pero sin sombras negras y vacías y sin el elevado contraste de la luz dura. El color resulta más apagado.

La luz suave es muy difusa y no proyecta apenas sombras. La fuente luminosa ha de ser muy extensa como un cielo cubierto, o rebotarse sobre una superficie muy grande y próxima, como el techo, pantallas, lienzos, etc. Esta iluminación es la menos espectacular de todas pero la más agradable y fácil de controlar. El control del contraste, uno de los principales problemas con que se enfrenta el profesional, queda perfectamente resuelto con este tipo de luz.

2. El Color En La Fotografía.

Concepto De Temperatura Color

Un factor importante a la hora de escoger la película es la temperatura color. Cada fuente de luz posee una temperatura color propio, la cual es percibida por las películas fotográficas. No vale la pena entrar en detalles técnicos sobre que es la temperatura color, salvo que esta se mide en grados Kelvin. A mayor grados Kelvin de temperatura color que posee la luz, más componente azul del espectro poseerá, mientras que a menor, más componente rojo. En términos simples, mientras más alta la temperatura color, más azul es la luz y mientras más baja la temperatura color, más anaranjada.

- La luz del sol posee 5500 grados Kelvin, es decir, un alto componente de azul.
- La luz de los flash electrónicos también posee 5500 grados Kelvin.
- Las áreas de sombra sin luz directa del sol poseen incluso más componente azul, llegando incluso a los 7000 grados Kelvin.
- La luz de las ampolletas corrientes y las halógenas, conocidas como luz tungsteno, poseen 3200 grados Kelvin.
- La luz de una vela posee 2000/2500 grados Kelvin.

Las películas fotográficas vienen balanceadas para una cierta temperatura color. Existen dos tipos de balance: la película luz día (5500 grados Kelvin) y las películas Tungsteno (3200 grados Kelvin). En general las películas que se venden en el comercio no especializado son luz día.

Las longitudes de onda de la luz visible oscilan entre los 400 y 700 nanómetros. La luz solar combina homogéneamente rayos de todas estas longitudes que en conjunto producen la luz blanca. Pero en realidad, las proporciones en que se combinan varían a lo largo del día, lo que implica un cambio de color en los objetos.

El color de un objeto depende de: Su constitución fisico-química, Del acabado de su superficie, De la intensidad y longitud de onda de la luz que lo ilumina.

Por ello, con luz naranja, un objeto verde aparece negro ya que esa luz carece de verde y, por tanto, no puede reflejarse sobre esa superficie aunque ésta sea verde. Este truco se utiliza mucho en cine, teatro y espiritismo.

La combinación de longitudes de onda en la luz natural varía con la hora del día debido a la diferente refracción de los rayos en la atmósfera. Al medio día todos los rayos refractan por igual y la luz aparece blanca. Las moléculas del aire dispersan parte de la luz, sobre todo las radiaciones más cortas y por ello vemos el cielo azul. Al atardecer, el sol debe atravesar un capa más gruesa de aire; El extremo rojo del espectro es, como ya vimos, el que sufre una mayor refracción, y, por tanto, los atardeceres son rojizos.

La intensidad de la luz como factor determinante del color, es únicamente una ilusión óptica debida a la peculiar fisiología de nuestra retina.

Recordemos que los receptores luminosos de la retina son de dos tipos: conos y bastones. Los bastones son mucho más numerosos y más sensibles a la luz, aunque sólo son capaces de ver en blanco y negro. Por el contrario, los conos son más escasos y menos sensibles, pero distinguen perfectamente los colores. Este es el motivo por el que la imagen parece que va perdiendo color conforme el nivel de iluminación va descendiendo, pues los conos van dejando de actuar pero continúan los bastones.

En días claros y soleados, si fotografiamos al mediodía un objeto a la sombra, veremos que las fotografías nos salen ligeramente azuladas, esto es debido a la elevada temperatura de color del cielo azul, hasta 12.000 ºK.

Debido al poder "acomodador" de nuestros ojos, al utilizar película normal para luz de día, DL ó "DAYLIGTH", si fotografiamos a la luz de una bombilla casera obtendremos fotografías anaranjadas por más que a nosotros nos siga pareciendo que esa luz es blanca. Esta película tiene equilibrados los colores químicamente para dar blanco solamente con luz de 5.500 ºK.

Existe otro tipo de película para focos de estudio, llamada T, ó DE TUNGSTENO que se fabrica para dos temperaturas de color diferentes, la A equilibrada para luz 3.400º, y la

Tungsteno B, equilibrada para 3.200ºK. Estas dos películas están calibradas para los sistemas de iluminación más usados en estudio. Lógicamente, si usamos algunas de estas películas en exteriores, obtendremos una dominante azulada en todas las fotografías. Dado que cualquier desviación de más de 100 ºK resulta perceptible en una copia, ni con película Daylight, ni con Tungsteno podremos equilibrar con precisión el color con luz de cualquier otro tono. Para solucionar esto, el fotógrafo lo que hace es utilizar filtros azules, de distintas densidades, para aumentar la temperatura de color de la fuente luminosa, o de color ámbar para disminuirla. De esta manera, para fotografiar a la luz de una bombilla se utiliza un filtro azul, aunque muchas veces la tonalidad cálida que ofrece esa iluminación, puede ser muy adecuada para ciertos temas.

La medida de la temperatura de color se realiza en fotografía con un aparato llamado termocolorímetro. Es muy caro, así que en la práctica, siempre que no podamos recurrir directa o indirectamente a la luz del sol, emplearemos algún tipo de iluminación artificial cuya temperatura de color conozcamos de antemano.

3. Material sensible, la película.

La historia de los materiales sensibles corre pareja a la de la fotografía. Desde las engorrosas placas de vidrio de antaño, hasta las actuales películas en color de alta resolución, el avance ha sido extraordinario. Sin embargo, ambas mantienen básicamente una estructura similar, formada por un soporte y una emulsión fotosensible. Hoy en día, una película en color puede llevar hasta quince capas de colorantes, copulantes, "bandas basureras", recubrimientos antiabrasivos, antihalo, etc.

Por lo general, las personas que solamente utilizan una cámara fotográfica en los acontecimientos familiares, suelen pensar que la película es un "ser" inteligente, capaz de reproducir fielmente, todo que estas personas quieren que "salga" expuesto por arte de magia. Además, debe "compensar" todos los errores que ellos cometan. O sea, cuando reciben el "rollo" que mandaron a revelar, se encuentran con que, de las 36 exposiciones realizadas, solo "salieron" diez, mal encuadradas, con cabezas cortadas, lavadas, oscuras... (etc.). La película fotográfica, es la encargada de reproducir fielmente la información que nosotros le enviamos a través del objetivo.

La película fotográfica

La película fotográfica fue inventada por George Eastman (el fundador de la empresa Kodak) en el año 1885. Es un soporte de celuloide (*1) que contiene, en uno de los lados, una emulsión con "haluros de plata" (o sales) sensibles a la luz. Para formar la imagen, estos "insectos" son iluminados por medio del objetivo con una mayor o menor intensidad.

Esto cambia la estructura química de los que han sido expuestos, y al revelarse, entre otras cosas, son eliminados todos los haluros que han quedado sin exponerse. De esta manera queda dibujada una imagen en la película. Si esta tiene los tonos invertidos (lo oscuro que originalmente es oscuro sale claro y lo claro sale oscuro), la llamaremos negativo, de la otra manera, si los tonos son "reales" la llamaremos diapositiva, (para los amigos, "diapo").

Características De Las Películas

Según el diámetro de los haluros, aumenta o disminuye la sensibilidad de la película. (Que a propósito, estos son los culpables de que los negativos salgan con grano). Una película es más sensible cuando tiene haluros de mayor diámetro. Para poder normalizar las sensibilidades de las películas, en Alemania se crea la norma DIN(*2) y en Estados unidos se crea la norma ASA(*3) dedicada a este tema. La norma ISO (*4) fue la ultima en llegar, y es una fusión de las normas DIN y ASA. Cada tres pasos de DIN, se duplica él numero ASA y la sensibilidad de la película:

DIN & ASA = ISO (En valores enteros).

DIN

ASA

DIN

ASA

DIN

ASA

10

8

19

64

28

500

11

25

20

80

29

640

12

12

21

100

30

800

13

16

22

125

31

1000

14

20

23

160

32

1250

15

25

24

200

33

1600

16

32

25

250

34

2000

17

40

26

320

35

2500

18

50

27

400

36

3600

Ese fue el motivo por el cual durante años se utilizo películas de valores intermedios (22 DIN/125 ASA). Hoy en día, se utiliza solamente la norma ISO de valores enteros.

Las películas de menos de 100/21 ISO, son consideradas lentas. Se continúan utilizando en casos muy específicos, como cuando necesitamos realizar ampliaciones muy grandes, partiendo de negativos pequeños (35mm). Su grano fino y alta definición, hace que se llegue a ampliaciones de 40 X 50 cm. sin problemas. Las películas de sensibilidad comprendida entre 100/21 y 400/27 ISO, se consideran de mediana velocidad. Tienen una excelente relación Velocidad-Grano fino, que las convierten en ideales para la mayoría de las situaciones.

Por ultimo, las películas de una sensibilidad mayor a 400/27 ISO, se consideran rápidas. Su alta sensibilidad permite congelar imágenes en movimiento, en situaciones muy pobres de iluminación, aun utilizando aberturas de diafragma muy pequeñas. Estas películas no conviene utilizarlas cuando es necesario realizar grandes ampliaciones con una alta definición, ya que el grano que veremos, echar a perder la imagen, (mas que grano, veremos piedras), a no ser que busquemos ese efecto (en fotografía todo es valido).

La elección de la película a utilizar, queda a criterio-necesidad de cada uno. Si necesitamos utilizar la iluminación natural, recomiendo usar película de 400/27 ISO todo el tiempo (a pesar de lo que muchos fotógrafos opinan), ya que el grano que hoy tiene esta película es el mismo que tenia una película de 100/21 ISO, allá por los años 80. (Esto lo aclaro, por la cantidad de textos que hay diciendo: "Las películas rápidas de 400 ASA tienen mucho más grano que...").

Las diferentes clases de películas.
Las películas se diferencian por el resultado final que entregan. Estas pueden ser:
Negativo Blanco y Negro.
Negativo Color.
Diapositiva Blanco y Negro(*5).
Diapositiva Color.
Películas Infrarrojas.
Estas a su vez, pueden tener distintas sensibilidades.
La película negativa Blanco y Negro.

La película blanco y negro tiene tanta historia como las cámaras fotográficas. Hoy en día, sigue vigente en el campo artístico y aficionado, por ser una emulsión muy flexible. Es muy fácil de revelar, lo que permite que el proceso sea realizado por cualquier aficionado en su casa. No me voy a cansar de sugerir a todo aficionado, que se arme un laboratorio casero blanco y negro, en cualquier rincón de la casa. La calidad documental de esta película es fantástica y, a los que nos gusta hacer experimentos, nos permite crear de una manera alucinante. Si realmente quieres sentirte fotógrafo, piénsalo... Tener un laboratorio blanco y negro en nuestra casa no cuesta más dinero que una cámara fotográfica.

4. Estructura de un negativo en B/N

En esencia, un negativo en blanco y negro consta de al menos 4 capas:

La primera y más externa, es la capa antiabrasiva , formada derivados de la laca, que protege la emulsión de roces y arañazos.

Bajo ella se encuentra la capa fotosensible formada por una emulsión de gelatina y microcristales de haluro de plata. La distribución y el tamaño de los cristales determina la calidad de una película, su rapidez y su poder de resolución.
El soporte, ocupa la mayor parte de la sección de un film; su composición varía dependiendo del uso a que está destinada la película. Las características ideales de un soporte son: transparencia, estabilidad química, térmica y dimensional, consistencia, dureza, etc.
Los soportes más utilizados son derivados de la celulosa (o celuloides), el acetato y el poliester.
La capa antihalo, el la última en el sentido en que discurre la luz, se emplea para evitar la reflexión de la imagen en la cara posterior de la película.
Si no existiese esta capa, un rayo de luz muy fino que atravesase la emulsión y el soporte, podría rebotar en la cara trasera y volver a la emulsión, dando lugar al difundirse a un halo negruzco que difuminaría lo que tendría que ser solamente un punto. Lleva un colorante que absorbe la luz y puede luego fácilmente eliminarse durante el revelado.

Asimismo, la capa antihalo evita el abarquillamiento de la película debido a las tensiones que sufre la emulsión.

La película negativa Color.
La película negativa color, fue presentada al mercado por Kodak en el año 1942 (la película Kodacolor). Desde esos tiempos a hoy, ha evolucionado en calidad y velocidad, pero el sistema de base se conserva. La popularidad de esta película es total, aunque no tanto en el ambiente artístico, ya que su proceso de copiado es muy complejo para realizarlo "manualmente", exceptuando casos especiales. Una vez revelada la película, se procede a su copia; si bien el sistema de copiado es similar al blanco y negro, debe realizarse un filtrado de los tonos del negativo para eliminar las dominantes de color. Estas dominantes, hacen que las partes blancas de la escena fotografiada aparezcan, según el caso, amarillentas, rojizas o azuladas. Todas las películas color del mercado son de buena calidad. Si cuando se manda a revelar un negativo color, se notan ciertas irregularidades en los tonos, hay que probar mandando a copiar el mismo negativo a otro lugar y comparar los resultados. Hay que tener en cuenta que hasta el mejor "Minilab" puede fallar en el filtrado o puede tener los reveladores "CANSADOS".

Cualquiera de estos motivos, hacen que las copias salgan "lavadas" o simplemente feas. Si tu interés es el de llegar a revelar película color en su casa (cosa que me parece bárbaro), conviene primero incursionar por el revelado blanco y negro, para conseguir un poco de practica, ya que el proceso de revelado color es mas critico.

La diapositiva blanco y negro

La diapositiva blanco y negro se obtiene por lo general, de la misma película que se utiliza para el negativo. Esta diapo, se utiliza mucho cuando se necesita realizar proyecciones en blanco y negro para mostrar documentaciones.
Hay una película diapositiva blanco y negro de Agfa, pero no se ha introducido de lleno en el mercado. Para saldar esta falta, se han creado procesos alternativos para conseguir diapositivas, partiendo de películas blanco y negro convencionales. Si te animas a revelar un negativo en tu casa, podes también revelar diapositivas sin el menor esfuerzo y con los mismos elementos.

La diapositiva color

La primera película color de la historia, fue la diapositiva Kodacrome, introducida por Kodak al mercado en el año 1936. Hay dos clases de diapo color, las compensadas para utilizarse con luz solar (día) y para utilizar con luz de tungsteno o artificial. Lo más común es utilizar la película de luz de día, y de ser necesario, compensar la temperatura del color con una serie de filtros.

La película diapositiva es muy utilizada en el campo profesional, ya que brindan una mayor calidad en comparación con las películas negativas color. Por este motivo, muchos fotógrafos la utilizan como "MASTER" u original, y las reproducen según la necesidad, convirtiéndola en negativo blanco y negro o color. Para utilizar este tipo de película es necesaria cierta experiencia, ya que el menor error de exposición hace que el fotograma se aclare o oscurezca, y no hay una segunda oportunidad de corrección como sucede con los negativos en el momento del copiado (lo mismo pasa con el filtrado de la temperatura del color).

Las películas infrarrojas.

Las películas infrarrojas, son películas que están preparadas para detectar parte del espectro luminoso, que el ojo humano no detecta. Esto en principio puede parecer fascinante, pero lo único que varia en una copia realizada con esta película y otra realizada con película convencional, es que los colores o tonos aparecen falseados (nada mas).

Esta película puede conseguirse en tres sabores: Color, Monocromo y Diapositiva.
Hay que tener cuidado al utilizar estas películas, ya requieren cierta técnica particular, por ejemplo al enfocar el objetivo, hay que realizar una pequeña corrección de índice infrarrojo.

Los diferentes formatos de películas:
El formato de película, es simplemente el tamaño máximo de fotograma que expone la cámara en la película. Existen cinco formatos básicos de película, con sus respectivas variantes:

Gran formato: 9x12 - 13x18 - 18x24 o más. (Cm.)
Formato medio: Película 120 y 70mm: 6x4,5 - 6x6 - 6x7 y 6x9. (cm.) 127: 4x4 (cm.)
Paso universal: Película 135: 24x36mm.(Más común) y 18x24mm.(medio cuadro)
Formato Pocket: Película 110: 13x17mm.
Miniformato: Película Minox: 8x11mm.

Los diferentes formatos que existen de película, es una muestra latente de la evolución de las películas fotográficas. El permanente mejoramiento y aumento de sensibilidad, contribuyo a que grandes aparatos fotográficos orientados a los profesionales, quedaran minimizados a lo que son hoy en día. Si bien los grandes sistemas no fueron abandonados, fue cambiando el mercado al que estaban orientados. Hoy en día, utilizar una cámara de formato mayor o menor, queda a criterio / necesidad del fotógrafo, mientras que otros años, un trabajo mas o menos profesional requería como mínimo una cámara de formato medio.

Como conservar las películas por largos periodos

Todas las películas fotográficas tienen una vida útil limitada. Las películas blanco y negro resisten normalmente algo mas que las películas color, pero para que conserven sus propiedades inertes, debemos seguir las siguientes recomendaciones:

Guardarla en un lugar fresco y oscuro.

Una vez expuesta, revelarla inmediatamente.

Nunca debemos conservar la película en lugares muy calurosos, por ejemplo en la guantera de un auto, ya que el calor acelera el envejecimiento de la misma. Para conservarla en casa, podemos guardarla en el refrigerador, (yo use película vencida durante mucho tiempo sin ningún problema) pero cuidado: Si guardamos película en el refrigerador, es necesario que este dentro de algún compartimento hermético (puede ser un tupperware) para que la humedad no llegue a depositarse sobre la misma. Cuando necesitemos usarla, debemos sacarla del refrigerador, esperar que se normalice la temperatura de la misma, y recién retirarla de "tupper". Nunca debe utilizarse sin normalizar la temperatura, ya que se condensara una humedad muy perjudicial en las paredes de la película (similar a lo que sucede con las botellas de gaseosa, que son retiradas del refrigerador en verano). Una vez expuesta, todas las películas deben revelarse de inmediato. Cuando haya que cargar o descargar la cámara, debemos evitar los rayos directos del sol. De ser necesario, por ejemplo en la playa, podemos hacer sombra con nuestro propio cuerpo.

Como conservar los negativos.

Los negativos fotográficos son elementos muy frágiles, cuanto menos los toquemos mejor. Nunca hay que enrollar negativos enteros, ya que corremos el riesgo de que se peguen entre sí. Para almacenarlos, hay que cortarlos (con cuidado) cada 4 o 5 fotogramas. Lo mas recomendado para el cuidado es realizar copias de contactos de todos los negativos, cosa de no tener que buscar por todo un rollo, el fotograma a copiar.
En cuanto al almacenamiento, se recomienda que se compre portanegativos. Estos además de protegerlos, permiten encontrar fácilmente el fotograma buscado. Nunca exponer los negativos durante largos periodos a la luz del sol, y tratar de evitar el calor y la humedad.

Diseño y comunicación visual
Escuela nacional de artes plásticas unam
"Historia de la Fotografía, Desde sus orígenes a nuestros días",
Autor: Beaumont Newhall.
Editorial: GUSTAVO GILLI.
El libro guía de la fotografía.
Autor: Michael Busselle.
Editorial: SALVAT.
Manual completo de fotografía.
Autor: Lovell, Ronald P.
Editorial: CELESTE .
Enciclopedia encarta 2000
Microsoft

  

 

 

Autor:


Jimenez Colin Fabiola


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda