Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Contexto histórico de los problemas socioeconómicos de Venezuela (página 2)

Enviado por Rosa Linda perez



Partes: 1, 2


• Los blancos: Constituían el grupo dominante que ejercían la máxima jerarquía en todos los órdenes. Era la clase social más fuerte y privilegiada. Se subdividían a su vez en dos grupos.

• Blancos peninsulares: Eran los nacidos en España. Ocupaban los principales cargos administrativos, judiciales y eclesiásticos.

• Blancos criollos: Eran los hijos de españoles nacidos en el nuevo mundo. Eran los dueños del poder económico y cultural. Ocuparon cargos municipales pero estaban sometidos a los peninsulares.

Los indios: eran los hombres que poblaban nuestro continente a la llegada de los españoles. Su situación de indígena lo colocaba en posición de inferioridad frente a los blancos que dominaron desde un principio. Se les mantenían como esclavos por haber sido rebeldes frente a las conquista; fueron empleados como mano de obra. Muchos vivieron dependiendo del encomendero y de las misiones.

Negros: Formaban una clase social explotada y dedicados a la producción, servicios domésticos, a la agricultura y a la minería. Constituían la casta de los esclavos traídos de África para ser vendidos en América. Llevaban una vida de penalidades: mala alimentación, trato duro y cruel y eran abandonados cuando se enfermaban.

El Capitalismo

Concepto.

Sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Aunque tiene sus orígenes en la antigüedad, el desarrollo del capitalismo es un fenómeno europeo; fue evolucionando en distintas etapas, hasta considerarse establecido en la segunda mitad del siglo XIX. Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que se convirtió en el opuesto al capitalista.

Características Fundamentales:

A lo largo de su historia, pero sobre todo durante su auge en la segunda mitad del siglo XIX, el Capitalismo tuvo una serie de características básicas:

Los medios de producción – tierra y capital- son de propiedad privada. En este contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para producir bienes y servicios destinados al consumo. La actividad económica aparece organizada y coordinada por la interacción entre compradores y vendedores (o productores) que se lleva a cabo en los mercados.

Tanto los propietarios de la tierra y el capital como los trabajadores, son libres y buscan maximizar su bienestar, por lo que intentan sacar el mayor provecho posible de sus recursos y del trabajo que utilizan para producir; los consumidores pueden gastar como y cuando quieran sus ingresos para obtener la mayor satisfacción posible. Este principio que se denomina soberanía del consumidor, refleja que, en un sistema capitalista, los productores se verán obligados, debido a la competencia, a utilizar sus recursos de forma que puedan satisfacer la demanda de los consumidores; el interés personal y la búsqueda de beneficios les lleva a seguir esta estrategia.

Bajo el sistema capitalista el control del sector privado por parte del público debe ser mínimo; se considera que existe competencia, la actividad económica se controlará a sí misma; la actividad del gobierno sólo es necesaria para gestionar la defensa nacional, hacer respetar la propiedad privada y garantizar el cumplimiento de los contratos. Esta visión decimonónica del papel del Estado en el sistema capitalista ha cambiado mucho durante el siglo XX.

Imperialismo

CONCEPTO

El término imperialismo hace referencia a la actitud, doctrina o acción que conduce al dominio de un estado sobre otro, u otros mediante el empleo de la fuerza militar, económica o política.

En sí es la práctica de dominación empleada por las naciones o pueblos poderosos para ampliar y mantener su control o influencia sobre naciones o pueblos más débiles; o forma más específica para referirse únicamente a la expansión económica de los estados capitalistas, otros eruditos lo reservan para caracterizar la expansión de Europa que tuvo lugar después de 1870.

Durante el último tercio del siglo XIX las potencias europeas y algunas extra europeas (USA y más tarde Japón) desarrollaron una política de expansión colonial acelerada que ya venía gestándose desde comienzos de siglo. Esta nueva fase del colonialismo, que recibe la denominación de imperialismo, tendía a la formación de grandes imperios y constituyó una constante fuente de conflictos que desembocaron en la 1ª Guerra Mundial.

A mediados del siglo XIX apareció otra variante, el imperialismo del librecambio. Esta modalidad perduró en este periodo pese a que el mercantilismo y la creación de imperios oficiales estaban disminuyendo de forma significativa. El poder y la influencia de Europa, y sobre todo de Gran Bretaña y Francia, se habían extendido de manera oficiosa, esto es, haciendo uso de vías diplomáticas y medios económicos, en lugar de seguir canales oficiales como la creación de colonias. Sin embargo, el imperialismo basado en el librecambio desapareció pronto: hacia finales del siglo XIX las potencias europeas habían vuelto a practicar el imperialismo consistente en la anexión territorial, expandiéndose en África, Asia y el Pacífico.

Desde que terminó la II Guerra Mundial y la mayoría de los imperios reconocidos se disolvieron, ha prevalecido lo que podríamos calificar como el moderno imperialismo económico, donde el dominio no se manifiesta de manera oficial. Por ejemplo, Estados Unidos ejerce un considerable control sobre determinadas naciones del Tercer Mundo debido a su poder económico y su influencia en algunas organizaciones financieras internacionales, tales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Del mismo modo, las potencias europeas han seguido interviniendo de forma significativa en la vida política y económica de sus antiguas colonias, por lo que han sido acusadas de practicar el neocolonialismo, que consiste en ejercer la soberanía de una nación sin que exista un gobierno colonial oficial.

JUSTIFICACIONES DEL IMPERIALISMO.

Las razones por las cuales los estados han aspirado a crear imperios a lo largo de la historia son de diversa índole, y podrían clasificarse, en términos generales, dentro de tres grupos: económicas, políticas e ideológicas.

-Los móviles económicos:

Los intereses económicos son los más habituales cuando se trata de explicar este fenómeno. Los defensores de esta concepción sostienen que las naciones se ven impelidas a dominar a otras para expandir su economía, adquirir materias primas y mano de obra, o para dar salida a los excedentes del capital y producción. La teoría más notable que vincula el imperialismo con el capitalismo es la de Karl Marx. Lenin, por ejemplo, consideraba que la expansión europea del siglo XIX era la consecuencia inevitable de la necesidad de las economías capitalistas europeas de exportar su excedente de capital. Del mismo modo, los marxistas contemporáneos explican la expansión de Estados Unidos en el Tercer Mundo basándose en imperativos económicos.

-Los móviles políticos

Las condicionantes políticos son la razón principal por la que los estados tienden a expandirse es el deseo de poder, prestigio, seguridad y ventajas diplomáticas con respecto a otros estados. El objetivo del imperialismo francés del siglo XIX era recuperar el prestigio internacional de Francia después de la humillación que supuso la derrota en la Guerra Franco-prusiana. En este mismo sentido, la expansión de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en la Europa del Este a partir de 1945 puede explicarse como una medida de seguridad: la necesidad de protegerse ante otra posible invasión desde la frontera occidental.

-Los móviles ideológicos

La tercera explicación se centra en los móviles ideológicos o morales. De acuerdo, algunos países se ven impulsados a extender su influencia para difundir sus valores políticos, culturales o religiosos. Uno de los factores que propiciaron la constitución de los Imperios Británico y Francés fue la idea de que era responsabilidad del "hombre blanco" civilizar a los pueblos "atrasados". La expansión alemana que tuvo lugar durante el gobierno de Adolfo Hitler se basaba en gran medida en la creencia en la superioridad inherente a la cultura alemana. El deseo de Estados Unidos de "proteger al mundo libre" y el interés de la antigua Unión Soviética por "liberar" a los pueblos de la Europa del Este y del Tercer Mundo son también un ejemplo de este tipo de imperialismo.

El imperialismo como respuesta a condicionantes externos

Por último, otras teorías explican el imperialismo basándose en las circunstancias políticas de las naciones más débiles, en lugar de enfatizar los móviles de las naciones poderosas. La interpretación que ofrecen señala que es posible que las potencias más fuertes no tengan intención de expandirse, pero que se ven obligadas a hacerlo debido a la inestabilidad de otras naciones; los compromisos con los imperios del pasado son la causa de nuevas acciones imperialistas. La colonización de casi la mitad de África e Indochina por parte de Francia, la conquista de la India emprendida por Gran Bretaña y la colonización rusa de Asia central en el siglo XIX son ejemplos clásicos de este tipo de imperialismo.

Las Consecuencias del Imperialismo

Los efectos del imperialismo suelen girar en torno a los aspectos económicos, dado que esta perspectiva es la que prevalece en los debates sobre sus posibles móviles. La polémica surge entre aquellos que creen que el imperialismo implica explotación y es la causa del subdesarrollo y el estancamiento económico de las naciones pobres, y los que alegan que, pese a las ventajas que proporcionó esta situación a las naciones ricas, también las naciones pobres se beneficiaron, al menos a largo plazo. Es difícil decantarse por una u otra concepción por dos motivos: de un lado, no se ha llegado a un consenso sobre el sentido del término explotación; y de otro, no es fácil separar las causas internas de la pobreza de una nación de las que son de índole internacional. Lo que resulta evidente es que el efecto del imperialismo ha sido desigual: unas naciones han obtenido mayores ventajas económicas que otras de su contacto con potencias más ricas. India, Brasil y otros países en vías de desarrollo incluso han comenzado a competir económicamente con sus antiguas metrópolis. Por ello, sería aconsejable examinar la repercusión económica del imperialismo atendiendo a cada caso en particular.

Las consecuencias políticas y psicológicas del imperialismo son igualmente difíciles de determinar. Este fenómeno ha demostrado ser destructivo y creativo a la vez: ha destruido instituciones tradicionales y formas de pensar, y las ha sustituido por las costumbres y mentalidad del mundo occidental, ya se considere esto un beneficio o un perjuicio.

El imperialismo en Venezuela

El comienzo del siglo XX venezolano es fundamentalmente rural. El campo era mucho más importante que las ciudades. Sin embargo esta dinámica se ve trastocada con la aparición del petróleo. El estallido del pozo petrolero , engendra en Venezuela un nuevo movimiento. Comienza un fenómeno de migración interna, la población emigra del campo a las ciudades. Los margariteños –por ejemplo- se desplazan hacia Maracaibo y a los campos petroleros en búsqueda de una vida mejor.

La vida petrolera venezolana –como lo explica Miguel Otero Silva en su novela "Casas Muertas"- implicó el desarrollo de pueblos que conocen el salvajismo y los goznes que la civilización ofrece. Se institucionaliza la prostitución, los hábitos de vida tradicional se ven alterados y una nueva dinámica invade al país. Finalizada la extracción petrolera muchos de estos pueblos se sumergen en el tedio de días infinitos en donde los hombres no tienen empleos ni posibilidades de desarrollo.

La explotación petrolera en la época gomecista en Venezuela fue desenfrenada. Los banqueros poseían doble sistema de almacenaje y mucho era el petróleo que ilegalmente era enviado de contrabando a los Estados Unidos. A esto se añaden los precios exiguos del oro negro.

Marcos Pérez Jiménez 1953- 1958

El Gobierno de Marcos Pérez Jiménez que duro cinco años, entre el 2 de diciembre de 1952 y el 23 de enero de 1958, se caracterizo por ser un régimen de tipo personalista y dictatorial, en el que los abundantes ingresos del fisco se utilizaron principalmente en la ejecución de un amplio programa de obras publicas, así como en la dotación de los recursos necesarios a las fuerzas policiales y militares que le permitieran mantenerlo en el poder. Esto último lo logro mediante la represión de las actividades políticas y sindicales, por una parte, y a través de la persecución y encarcelamiento de sus adversarios, por la otra.

Durante el Gobierno de Marcos Jiménez los ingresos fiscales se duplicaron al pasar de Bs.: 2.534 millones en 1953, a Bs. 5.405 millones en 1957, por el hecho de haber aumentado en mas del doble los ingresos procedentes de la industria petrolera, llegando a representar los mismos el 71% de los ingresos fiscales en 1957. De estos cuantiosos recursos que el país recibió en esa época, mas de la mitad fueron destinadas a los gastos de seguridad y defensa del régimen dictatorial, y a la construcción de obras publicas.

Durante la Dictadura Pérez Jimenista la economía mecanizo las actividades agrícolas provocándose un crecimiento favorablemente de las actividades agrícolas e industriales, al mismo tiempo que se expandido el mercado interno.

Esto ultimo se logro principalmente por el considerable aumento de las inversiones publicas y privadas, aunque desde el punto de vista social los resultados obtenidos no fueron halagadores, sobre todo por el incremento de la migración del campo a las ciudades que la Motivada por un aumento de la demanda mundial del hidrocarburos, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, la producción petrolera de Venezuela se duplico entre los años 1945 y 1951.

Por su parte, la cantidad de barriles de petróleo extraídos durante el Gobierno de Pérez Jiménez, siguió la tendencia alcista, al pasar de 1,8 millones de barriles diarios en 1957. Esto se tradujo en un aumento considerable de las exportaciones, así como en un sustancial incremento de los ingresos fiscales, los cuales se canalizaron de nuevo a la economía a través del gasto público. Durante el régimen Pérez jimenista, específicamente en los años 1956 y 1957, se otorgaron nuevas concesiones a las compañías petroleras internacionales, de acuerdo a la ley de Hidrocarburos de 1943.

Según este instrumento legal las empresas que recibían concesiones tenían derecho a explotar durante cuarenta años los recursos de hidrocarburos que se encontraron en el área asignada, pagándole al Estado unos impuestos especiales, aparte del impuesto sobre la renta por los ingresos que obtuvieron la empresa concesionaria.

A los efectos de dar a conocer la forma como se otorgarían las nuevas concesiones petroleras, el Ministro de Minas e Hidrocarburos Edmundo Luongo Cabello convoco una reunión del Consejos Superior de la Producción, en la que participaron representantes de los diversos sectores económicos y de la prensa. Comenzó su exposición el Ministro Luongo Cabello, señalando en esa reunión realizada el 11 de enero de 1956, las razones técnicas y económicas que sustentaban la decisión del Ejecutivo Nacional en cuanto al otorgamiento de nuevas concesiones.

En ese sentido destaco que a través de esta política se podría mantener a la industria petrolera nacional en la jerarquía mundial que tenia para ese momento, al mismo tiempo que se aumentarían las reservas probadas de hidrocarburos por las nuevas exploraciones que hicieran las compañías concesionarias, ya que al ritmo de producción de la época las reservas petroleras del país duraban menos de catorce años.

Por otra parte, el Ministro Loungo evalúo la participación que había tenido el Estado en los beneficios originados por la explotación de hidrocarburos durante el lapso 1943-1954, indicando que se habían recibido Bs. 12.300 millones, mientras que la utilidad neta de la industria en ese lapso había ascendido a Bs. 9.700 millones, lo que representaban un 56% para el gobierno y un 44% para las compañías petroleras, superando la relación 50-50 que había estipulado la reforma petrolera de la Junta Revolucionaria de Gobierno en diciembre de 1945. Una vez decidido el otorgamiento de nuevas concesiones, las empresas petroleras recibieron en el lapso 1956-1957 un total de 821.091 hectáreas para ser exploradas y explotadas, resultando las del Lago de Maracaibo las mas productivas.

Por su parte, el gobierno de Pérez Jiménez percibió en esos mismos años por concepto de impuesto de exploración, e inicial de explotación un monto de Bs. 3.116 millones, pagados por las empresas Creole, Shell y Mene Grande, así como por diez compañías petroleras internacionales adicionales.

El otorgamiento de nuevas concesiones petroleras durante los años 1956-1957 acentúo la dependencia de la economía venezolana del exterior, según lo confirma J.L. Salcedo Bastardo: "la dependencia venezolana del extranjero y del petróleo se acentúa; la importación de mercancías crece sin parar, Venezuela cambia su aceite por bienes perecederos y suntuarios en gran medida. La corrupción administrativa favorece el saqueo del país; el régimen sirve a las apetencias foráneas y en ellas encuentra, recíprocamente, su mayor base de sustentación".

Rómulo Gallego Betancourt 1958-1963

La obra efectiva de la administración del presidente Betancourt muestra muchos aspectos resaltantes en los cuales destacan: La ley de Reforma Agraria estableció como objetivo centra transformaciones de la estructura agraria del país. Para lograr esto último, así como la incorporación de la población rural al desarrollo económico, social y político de la nación, la mencionada en su primer artículo estableció la sustitución del sistema latifundista por un sistema de propiedad, tenencia y explotación de la tierra basado en su equitativa distribución, conjuntamente con asistencia integral a los productores del campo.

Por otra parte, la Ley de Reforma Agraria garantiza el derecho de propiedad privada de la tierra basándose en el principio de la función social que la misma debe cumplir, por lo que aquellas tierras que sean trabajadas no están sujetas a ser expropiadas a menos que en el lugar de las dotaciones o regiones circunvecinas no existan, o sean insuficientemente o inapropiadas, tierras baldías u otras propiedades rústicas pertenecientes a entidades publicas. A fines de dar cumplimiento a todas las previsiones de la Ley de reforma Agraria se creo el Instituto Agrario nacional, en su carácter de Instituto Autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Cría.

Se creo por decreto del Presidente Betancourt de fecha 19 de abril de 1960. LA CORPORACIÓN VENEZOLANA DEL PETRÓLEO (CVP): como una empresa nacional del Ministro de Minas e Hidrocarburos. De acuerdo al estatuto de la CVP, esta empresa estaba por objeto la exploración, explotación, refinación y transporte de hidrocarburos, así con compra, venta y permuta de los mismos en cualquier forma, dentro o fuera del país.

A medida que el estado fue aumentando su participación en los beneficios derivadas de la industria petrolera, la nación venezolana iba ganando en conocimientos acerca del negocio los hidrocarburos, al mismo tiempo que se fue desarrollando una conciencia nacionalista. Con marco de referencia se planteo la necesidad de que el Estado participara directamente en la de su principal recurso, tal como lo contemplaba la Ley de Hidrocarburos de 1943, de que la actividad exploratoria de las empresas privadas extranjeras había disminuido consecuencia de la política de no más concesiones anunciada por el Gobierno Nacional. En vista de lo anterior se decidió la creación de la empresa estatal Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) por el Decreto N. 260 del 19 abril de 1960, para que explorara, explotara, refinara y transportara hidrocarburos, o se dedicara a la compra, venta y permuta de los mismos en cualquier forma, dentro o fuera del país.

Por otra parte, se le daba a la CVP la atribución de promover otras empresas en el capital de dichas empresas. En cuanto a sus características básicas, la CVP tendría personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente del Fisco Nacional, adscrita al Ministerio de Minas e Hidrocarburos y con domicilio en la ciudad de Caracas, aunque podría establecer dependencias en cualquier lugar del territorio nacional que considerara necesario. Sin embargo, la CVP se dedico principalmente al mercado domestico de productos derivados del petróleo y a la distribución de gas en la zona metropolitana, ocupándose en reducida escala de la exploración y del comercio internacional, actividades claves para el desarrollo de la industria petrolera nacional, convirtiéndose en subsidiaria de la casa matriz Petróleos de Venezuela, S.A. el 30 de agosto de 1975, en el marco de la nacionalización de la industria petrolera.

Además también fue creada la Corporación Venezolana de Guayana, el 29 de diciembre de 1960, como Instituto Autónomo Adscrito a la Presidencia de la República. De acuerdo al estatuto orgánico del desarrollo de Guayana, el progreso económico y social de esta rica zona de Venezuela, que comprendía el Estado Bolívar y el Territorio Federal Delta Amacuro (actualmente Estado delta Amacuro) estaría a cargo de la CVG, como ente rector de la región Guayana. No obstante los logros mas importantes de este Gobierno, en cuanto a materia Petrolera, se refieren a la creación de la empresa estatal Corporación Venezolana del Petróleo (CVP), la política de no mas concesiones, y los esfuerzos realizados para la creación de la organización de piases exportadores de petróleo (OPEP).

Raúl Leoni 1964-1969

Hasta el año 1966 las empresas petroleras declaraban sus ingresos, a los fines del pago del impuesto sobre la renta, con base en el precio de realización, o sea, el precio efectivo de venta percibido por las compañías. En vista de que este ultimo precio estaba por debajo del prevaleciente en el mercado internacional, el Gobierno de Leoni decidió cambiar el sistema de fijación de precios del petróleo, introduciendo los precios de referencia a los efectos fiscales, los cuales se determinarían de común acuerdo con las empresas petroleras.

Los precios de venta del petróleo en los mercados internacionales se determinaron en la década de los años 60, debido a un conjunto de factores, entre los que se pueden mencionar, el surtimiento de nuevos exportadores como el caso de la Unión Soviética, y la competencia por parte de otras fuentes de energía, así como las presiones ejercidas por algunos países productores para aumentar sus exportaciones. Esta situación tuvo efectos desfavorables en la economía venezolana al disminuir los ingresos del fisco por concepto de impuesto sobre la renta pagado por las empresas petroleras, el cual se calculaba en base a los ingresos declarados por las minas, utilizando a tales efectos, el precio de realización o precio de venta al que efectivamente se colocaba nuestro petróleo en los mercados internacionales.

Sin embargo, este precio fue objetado por el Gobierno aduciendo que estaba por debajo del precio real del mercado, por lo que se efectuaron reparos a las declaraciones de rentas de las compañías concesionarias, correspondientes a varios años anteriores a 1966. Las empresas petroleras por su parte, aceptaron pagar el Fisco Nacional las cantidades convenidas para compensar los impuestos adeudados, acordándose al mismo tiempo con el gobierno, la utilización de un sistema de precios de referencia a los efectos fiscales.

Según este nuevo sistema de fijación de precios del petróleo, adoptado en 1966 durante el Gobierno de Leoni, los precios a los que las compañías petroleras calcularían sus ingresos a los efectos del pago del impuesto sobre la renta, para el lapso 1967-1971, serian los precios acordados con el Ejecutivo Nacional, siempre y cuando el precio reportado de venta fuera inferior al precio de referencia. En caso de que vendiera efectivamente a un precio mayor al de referencia, se utilizaría ese precio de realización a los efectos fiscales.

Rafael Caldera 1969-1974

Entre los puntos mas resaltantes que en el panorama general se deben señalar como de envergadura en esta gestión oficial, están:

* En política comercial petrolera se logro un mejor trato para el petróleo venezolano y el aumento del precio por barril. Además aprobó la fijación unilateral de los precios del petróleo y en 1971, entra en vigencia la ley por la cual se reserva el estado la industria de gas natural. Las concesionarias habían aminorado la actividad petrolera en Venezuela y ampliado sus operaciones en el Medio Oriente y piases Africano. (En 1970, la producción de petróleo se redujo a 1.086.3 millones de barriles).

Rafael Caldera denuncio el tratado Comercial de Venezuela con los Estados Unidos en un momento de decaimiento de la economía. Se producen dos devaluaciones del signo monetario.

* La aplicación de una política de desarrollo en las diversas junio de 1969, se crearon 8 Regiones Administrativas.

* Implantación de una política de realizaciones, mediante el cumplimiento del IV Plan de la Nación.

* Se busco una reorientación del gasto público, a la vez que se propiciaron mejores condiciones de vida para los venezolanos.

* Se esforzó la ejecución de obras públicas, tales como: carreteras, autopistas, aeropuertos, edificaciones escolares, sanitarias y hospitalarias.

* Se establecieron los mecanismos beneficios y necesarios para adecuar la política fiscal y monetaria a las necesidades reales del momento.

* Como política de comercio en lo que respeta al comercio interior, se trato de nivelar los precios de los artículos de primera necesidad, en relación a lo percibido por sueldos y salarios, mediante instrumentos de regulación y fiscalización.

* Se impulsaron las exportaciones y se aplico debidamente la relación de términos de intercambio, de una manera efectiva cuyo resultado positivo fue el aumento del saldo activo de la balanza de pagos, de Bs. 84 millones en 1970 a Bs. 267 millones en el año 1972.

* Se establecieron los incentivos y ayudas necesarios para el desarrollo de las diferentes regiones del país.

* Se aúpo la industrialización en sus mas variadas ramas.

* En política exterior, se mantuvieron relaciones diplomáticas y comerciales con todos los piases, sin distingas de ideologías.

* Se firmo el "Protocolo de Puerto Espino" relacionado con nuestra reclamación sobre el territorio de la Guayana Esquiva.

* La total amnistía que se concedió al principio del gobierno copeyano trajo la tranquilidad a la familia venezolana.

Carlos Andrés Pérez 1973-1978

Entre los puntos más resaltantes que en el panorama general se deben señalar en esta gestión tenemos que en 1.974 el 22 de marzo se creo la Comisión Presidencial de Revisión, la cual tenía como finalidad analizar las diferentes opciones para lograr la nacionalización de la principal industria del país, el petróleo.

La nacionalización de la industria petrolera se realizo el 1 ero de enero de 1.976, lográndose de forma armoniosa y bien planificada. A través de la ley Orgánica que Reserva al estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos, quedando extinguidas a partir de esta fecha todas las concesiones anteriormente otorgadas.

Es así como la empresa Petróleos de Venezuela, S.A. debió asumir como empresa pública holding, la dirección y el control de la industria petrolera venezolana, garantizándole el funcionamiento a compañías exceconcesionarias. A estas ultimas se les pago una indemnización de 4.348 millones de los cuales 3.854 se pagaron en bonos y el resto en efectivo, firmándose al mismo tiempo convenios de asistencia técnica, por medio de los cuales se recibiría asesoria permanentemente en todas las fases de esta actividad.

Petróleos de Venezuela , S.A. o casa matriz de la industria petrolera nacionalizada , tuvo que enfrentar desde el comienzo la paralización de las actividades de exploración e inversión, ya que las empresas concesionarias habían descuidado esos aspectos claves de la industria desde hacia varios años, ante la proximidad del termino del régimen de concesiones.

Por otra parte se decreto el V Plan de la Nación, el cual contemplaba los lineamientos esenciales del desarrollo económico y social de la Republica para el lapso que abarcaba el mismo plan y contemplaba unos objetivos estratégicos a lograrse en aproximadamente dos décadas. Este nuevo concepto en materia de planificación surgía a partir del aumento de los precios del petróleo de finales de 1.973 y principios de 1.974 al mismo tiempo que estaba influido por la nacionalización de la industria petrolera.

Luis Herrera Campins 1978-1983

La economía venezolana durante la presidencia de Herrera Campins evoluciono desfavorablemente, al haber disminuido la producción al mismo tiempo que se aceleró la inflación y el endeudamiento externo, conjuntamente con la fuga de capitales. En ese comportamiento influyeron un conjunto de factores de origen externo e interno, poniéndose en evidencia una serie de contradicciones en materia política económica, lo que contribuyo a crear un clima de incertidumbre y desconfianza poco propicio para la recuperación del ritmo de crecimiento de las actividades económicas.

Durante el gobierno de Luis Herrera Campings se inició un reajuste de la economía, luego del redimensionamiento que experimentaron todas las variables económicas durante la presidencia de Pérez, una de esas variables que tuvo influencia determinante en la explicación del paso del crecimiento acelerado de la economía al estancamiento y la recesión fue la inversión privada, la cual disminuyó sustancialmente desde 1.978 hasta 1.983, debido principalmente a la fuga de capitales que se produjo en esos años .

En cuanto a las obras materiales, resaltan la construcción del primer tramo del metro de Caracas, del Complejo Cultural Teresa Carreño, las cuales fueron inauguradas en 1.983, año en el que se conmemoro con numerosos actos públicos el bicentenario del natalicio del Libertador Simon Bolívar.

Jaime Lusinchi 1983-1988

La estrategia seguida por el gobierno del Presidente de la República Jaime Lusinchi para recuperar la economía venezolana, consistió básicamente en negociar el refinanciamiento de la deuda externa del país. A esos efectos, el Presidente Lusinchi adopto un paquete de medidas económicas por medio de las cuales nuevos tipos de cambio para el bolívar, se decretaron medidas de austeridad para la administración pública, y se aumento el precio de la gasolina. De igual forma, para atenuar los efectos de estas medidas en la población de escasos recursos, se tomaron una serie de decisiones de tipo compensatorio

Una de las principales preocupaciones del gobierno del Presidente de Jaime Lusinchi fue la de resolver el problema derivado del vencimiento masivo, concentrado y aparente de la deuda externa venezolana. Con el fin de lograr un clima apropiada para poder refinanciar esa deuda y aligerar las pensiones que la misma sobre la economía del país, el Presidente Lusinchi tomo una serie de medidas económicas de gran demanda el mismo día de su toma de posesión el 8 de febrero de 1984, asegurando el que Venezuela pagaría hasta el ultimo centavo de deuda externa.

Por otra parte, el Presidente Lusinchi, tomo una decisión sin precedentes cual fue la destitución por decreto al Presidente del Banco Central de Venezuela Leopoldo Díaz Bruzual, por considerarlo un factor de perturbador para la puesta en marcha de políticas económicas y financieras requeridas para enfrentar la crisis económica que atravesaba el país . A continuación con el Presidente Jaime Lusinchi emitió un conjunto de decretos durante los tres primeros meses de un gobierno con el fin de lograr el retorno la confianza en la economía del país, factor este que había originado serios inconvenientes en el gobierno anterior. De igual forma el congreso Nacional decreto en junio de 1984, la Ley Orgánica a que autorizaba por un año, para adoptar medidas por el interés publico.

Este instrumento legal, conocido como ley habilitante le daba poderes especiales al Presidente de la República para imponer los urgentes correctivos necesarios para recuperar progresivamente a la economía venezolana, fuertemente afectada por políticas, económicas erradas e incoherentes tomadas por la administración anterior, según lo expresado en la exposición de motivos de la mencionada ley. Debido a que las decisiones en materia económica tomadas en los primeros meses del Gobierno de Lusinchi, afectaban a los sectores de menores recursos, se decretaron un conjunto de medidas compensatorias de tipo social para atenuar esos efectos.

Con el fin de anunciar la estrategia a seguir para recuperar la economía venezolana, el Presidente Jaime Lusinchi convoco al Palacio de Miraflores, el 24 de febrero de 1984, a todos los representantes de la vida nacional. En esa oportunidad, el Presidente de la República afirmo: "Requisito básico de esta estrategia dirigida a superar la crisis es la definición de orientaciones claras por parte del gobierno, y el establecimiento de un clima de confianza basado en el entendimiento y la compresión y en el esfuerzo productivo mancomunado de gobierno, trabajadores y empresarios".

Aun cuando no se puede negar que el Gobierno del Presidente Lusinchi tuvo que enfrentar serias dificultades económicas, al haberse reducido los precios petroleros a la mitad en 1986, sin embargo, en los dos años siguientes han debido tomarse una serie de medidas de ajuste, según el criterio del Banco Central de Venezuela y de algunos organismos internacionales, que de haberse aplicado, hubieran impedido que el año 1988 concluyera con graves desequilibrios internos y externos en la economía venezolana.

Carlos Andrés Pérez 1988-1993

La segunda Presidencia de Pérez se inicia instrumentando medidas económicas de acuerdo con la estrategia del Fondo Monetario Internacional.

Se aspira a la transformación de una economía venezolana mixta en una economía de mercado que permita un crecimiento económico apoyado en la sustitución de importaciones tradicionales principalmente del petróleo.

El estado se encontró en la necesidad de abandonar el intervencionismo económico y social que realizaba apoyado en la renta petrolera comercial tendiente a incentivar la producción nacional y la aplicación de una política arancelaria que favorecía las importaciones y así crear la competencia.

La aplicación de las medidas económicas desata la especulación y el desabastecimiento, caída del salario real y subida de precios sin aumento del salario. Los efectos devastadores de las medidas económicas condujeron al estallido social desorganizado del 27 de febrero de 1.989, y a dos intentonas golpistas en 1.992.

Controlados los brotes golpistas y subversivos siguió la intranquilidad política, ya que en diciembre de 1.992 algunos dirigentes de partidos de oposición introdujeron en la Corte Suprema de Justicia una acusación contra el Presidente Pérez por uso indebido de la partida secreta y en Mayo de 1.993, la corte declaro que había meritos para enjuiciar al Presidente y este fue suspendido de sus funciones.

Ramón J. Velásquez 1993

Fue designado por el Congreso para que gobernase el país con carácter interino hasta la finalización del periodo de Pérez. Para facilitar sus funciones el Congreso aprobó una ley habilitante mediante la cual el Presidente tendría facultades extraordinarias para decretar sobre materia económica y fiscal, con el propósito de activar la economía del país la cual estaba altamente contraída.

Rafael Caldera desde 1993

El hecho mas resaltante durante la segunda presidencia de Rafael Caldera en materia petrolera ha sido la elaboración del Plan de Negocios que ha estructurado Petróleos de Venezuela (PDVSA) para los próximos 10 años, y el cual contempla la apertura petrolera, la cual es un hecho, al ser adjudicados en el mes de junio importantes yacimientos a inversionistas extranjeros, luego de un fructífero proceso de subasta.

Entre los principales planes de apertura se encuentran los convenios operativos para la reactivación de los campos, las ganancias compartidas y las asociaciones estratégicas.

Hasta el momento bajo el esquema de convenios operativos 25 empresas están explotando 14 campos marginales, las asociaciones estratégicas pondrán en funcionamiento 5 refinerías en el área de José (Anzoátegui), y en cuanto al esquema de ganancias compartidas con exploración a riesgo , se ofertaron 10 áreas de las cuales fueron otorgadas ocho.

El duplicar la producción petrolera implica la apertura petrolera y su respectivo impacto sobre la economía el cual ha sido analizado desde tres ámbitos:

* En la balanza de pagos: se considera que el grueso de la producción es para la exportación, por lo tanto los ingresos por exportaciones en 10 años serán cercanos a los 200 millones de dólares resaltando que en 1996 estuvo cerca de los 18.500 millones.

* El ingreso fiscal petrolero va a crecer al crecer la producción

* La inversión domestica: es importante que se produzca una recomposición del gasto con incremento en la generación de infraestructura que permita atender el deterioro de la planta física nacional que depende del gobierno.

La internacionalización le da mucha estabilidad al ingreso petrolero de Venezuela, ya que al estar verticalmente integrado, en cuanto cae el precio del crudo aumentan los márgenes de refinación y cuando aumentan los precios del crudo disminuyen los mercados de refinación. CONCLUSIÓN

La historia permite determinar cómo ha evolucionado Venezuela en materia político-petrolera durante cada periodo presidencial desde 1908 hasta la fecha, además de involucrar las diferentes ampliaciones transitorias por las que la economía minera y petrolera ha pasado.

Por otro lado, se considera relevante mencionar que los periodos de mayor auge del petróleo se observaron durante el mandato de los presidentes Guzmán (ampliación de concesiones y enronquecimiento estatal), C.A.P. (nacionalización) y Rafael Caldera (apertura petrolera).

El advenimiento del petróleo constituye al hecho económico más trascendente dentro de la historia económica del país.

El Petróleo destaca como factor fundamental que sustenta y dinamita la economía nacional en sus diversas áreas y sectores. Por esta razón el desarrollo económico venezolano presentó con características sobresaliente una estrecha correlación entre la expansión del sector petrolero y el crecimiento interno bruto.

El déspota posee la tierra, esclaviza a los hombres y controla el comercio. Además persigue y sentencia a muerte a todo aquel que trata de competir con el producto de sus tierras. Los primeros treinta años de la democracia punto fijita tuvieron en el movimiento estudiantil al principal protagonista del conflicto social. Sin lugar a dudas, fue en las universidades en donde se concentró la oposición al bipartidismo adeco-copeyano. En un contexto social en el cual los sectores obreros y campesinos permanecieron por décadas en pasividad debido al férreo control sindical que el partido Acción Democrática ejercía sobre esos sectores, los movimientos estudiantiles representaron con sus luchas a los sectores que le hicieron oposición al punto fijismo.

La derrota de la izquierda en sus intentos derrocar al gobierno de Betancourt, conllevó que esa izquierda se concentrara en universidades. Habiendo perdido sus vínculos orgánicos con sectores obreros y campesinos, los partidos de izquierda parecieron conformarse con "hacer trabajo político" en universidades. A esto ayudó la misma estructura social venezolana, en la cual existe un grueso sector de clases medias, que desde la llamada generación de 1928 jugó un papel determinante en los acontecimientos políticos del país.

Luego de los 60, ya no se podía aceptar que los participantes en las protestas fueran individuos anómicos e irracionales, como habían defendido los seguidores de las teorías sobre la sociedad de masas; los nuevos investigadores habían descubierto que se trataba de individuos racionales, bien integrados a la sociedad, miembros de organizaciones, y que en sus acciones de protesta estaban impulsados por objetivos concretos, valores generales, intereses claramente articulados y cálculos racionales de estrategia (Pérez, 1993: 162).

Los cambios estructurales en el sistema capitalista han permitido la insurgencia de movimientos sociales distintos al tradicional enfrentamiento burguesía-proletariado o terratenientes-campesinos. La aparición de importantes sectores de clases medias favoreció el desarrollo de movimientos estudiantiles, profesionales, feministas, pacifistas y ambientalistas, entre otros.

Durante el período democrático, la estructura económica continuó dependiendo de la renta Petrolera, y los planes desarrollistas inspirados en la política de industrialización vía sustitución de importaciones, no pasaron de ser buenos deseos que nunca se cristalizaron, como se pudo Comprobar amargamente a comienzos de la década de los 80, con el estallido de la crisis que Se desencadenó el viernes negro de febrero de1983. Los lazos de la dependencia se Prolongaron y se fortalecieron, gracias a la penetración de las compañías multinacionales y al carácter puramente declarativo de las medidas nacionalistas formuladas por los gobiernos que se sucedieron. Los partidos políticos alcanzaron a partir del 58.

La economía de Venezuela

En un trabajo de 1980. B. Mommer calculó cuidadosamente el trabajo en horas que hay en un barril de petróleo y lo comparó con la cantidad de horas de trabajo contenida en los bienes que obtenemos por él en el mercado internacional [2]. La relación es en general superior a 4. Es decir, el país, debido a que en su territorio hay petróleo, recibe por lo menos el producto de 4 horas de trabajo por cada una que da. Puede ser mucho más (8 ó 9) en épocas de precios altos. Dicho sin eufemismos: somos un país parasitario en trabajo. Si, dejando de lado la simplificación marxista de que el valor es producido sólo por el trabajo, tenemos en cuenta que en la formación del valor interviene la capacidad científica, tecnológica y organizativa, que importamos dando muy poco en retribución, la diferencia es aún mayor. Cuando un venezolano formado en el país gracias a esa renta que recibimos del exterior se queda en el exterior contribuyendo al desarrollo de otro país que se ahorra su formación, o cuando científicos venezolanos hacen, gracias a las facilidades que se les dan, una contribución científica que beneficia más a otros países que al nuestro, o cuando un empresario que ha acumulado dinero en el país lo envía al exterior, esto puede considerarse, desde un punto de vista internacional, desapasionado y objetivo, como una pequeña compensación de aquella continua asimetría en el intercambio. Es duro, pero esencial, reconocer esta verdad.

El otro punto básico de nuestra economía es que esa renta petrolera entra exclusivamente al gobierno y en forma de divisas, es decir de capacidad de importar. Esto, dejando ya de lado la cuestión del parasitismo, parece justo nacionalmente. El dueño de recurso petrolero sería el pueblo de la nación y el producto obtenido por él debe ser administrado por el gobierno que lo representa. Desde la nacionalización se ha discutido y peleado por decidir si una parte de esa renta le corresponde distribuirla a la empresa que lo extrae. Ésta, gracias a su eficiente organización y superior conocimiento, se independizó mucho del estado accionista y se convirtió en un nuevo centro de reparto. En el 2003 el estado controló la empresa a costa de reducir su eficiencia. Con el tiempo puede que se independice otra vez. Es una tendencia de la gerencia de toda gran empresa.

En la práctica la administración de todos nuestros gobiernos ha sido un reparto de la renta petrolera misma y de los impuestos al trabajo nacional privado, cuyo mantenimiento depende fuertemente de la capacidad de importar y de las subvenciones directas e indirectas generadas por aquella renta. Esto ha dado un poder extraordinario al gobierno y una gran intensidad a la lucha para entrar en él (y antes en PDVSA), es decir para entrar lo más alto posible en la pirámide de repartidores.

Este sistema, que llamamos rentismo distribucionista ha pasado por varias modalidades. Brevemente: Militar autocrático (Gómez, 1928-1935); militar institucional (López y Medina, 1936-1945); político exclusivista (Betancourt y Gallegos, 1945-1948); militar dictatorial (Pérez Jiménez, 1949-1957); político multipartidista centralizado (políticos del pacto de Punto Fijo, con un intento, al final, de descentralización, 1958-1998); militar populista centralizado (Chávez, 1999) hasta el presente. Este último gobierno ha llegado a controlar totalmente a la empresa petrolera y la distribución de divisas, potencialmente, a toda la economía y ha elevado al máximo el reparto de la renta. Todos estos sistemas rentistas de reparto han tenido rasgos comunes:

1. Han buscado apoyo político usando el reparto de la renta petrolera.

2. Han formado un aparato de distribución (pirámide de reparto), por vinculaciones entre funcionarios, socios, familiares, clientes políticos, militares, banqueros y empresarios protegidos.

3. Como consecuencia de esto, aunque hayan comenzado por un reparto más equitativo, han hecho al consolidarse la pirámide, un reparto muy desigual, produciendo enormes diferencias de ingreso y por tanto grandes diferencia de riqueza, nivel de vida, información, oportunidades y poder.

4. Cuando el sistema de reparto ha durado un tiempo el sistema se ha transformado en un aparato de apropiación, apropiándose cada vez más, distribuyendo cada vez menos en su base y aumentando la desigualdad. Nuestros estudios [3] muestran que esta transformación es una evolución inexorable de todo sistema de reparto y sucede a pesar de las buenas intenciones de algunos dirigentes. El aparato de reparto crece hasta absorber todos los recursos dentro de sí mismo.

5. Otra consecuencia (confirmada por la historia de las modalidades mencionadas) es que, cuando el sistema de reparto se ha transformado en uno de apropiación, se vuelve cada vez más exclusivo, deja afuera a más y más parte del pueblo. El gobierno que lo comanda, acusado de corrupto, queda en peligro de caer. Si es sustituido por un nuevo sistema de reparto de distinta gente y de igual carácter rentista, queda condenado a igual evolución. No puede resolver el problema de la pobreza.

6. Por último la otra característica básica es su absoluta dependencia del consumo petrolero mundial. Si se desarrollaran fuentes de energía alternativas todo el sistema decaería o colapsaría. La historia de casos semejantes muestra que es peligroso depender de un atraso científico particular. Este suele ser transitorio. Y el parasitismo no se tolera mucho tiempo.

7. Las oscilaciones del precio petrolero producen ciclos: gran reparto que se construye en las subidas y endeudamiento estatal y devaluación para proseguir el reparto en los descensos.

No hay aquí espacio para discutir las consecuencias sociales y políticas del rentismo distribucionista. Los más notables son: Arbitrariedad en los proyectos y trabajos que se desarrollan; pugnacidad política (si tu recibes más yo recibo menos); irrespeto a la propiedad (se supone mal habida); despilfarro, el país no quiebra aunque la política económica sea arbitraria e ineficiente; corrupción generalizada, inevitable en los sistemas de reparto; productividad baja pues se recibe mucho dando poco; centralización política, que facilita la apropiación al repartir y dificulta el control por los de la base de la pirámide. No todo es negativo. Han habido progresos notables en educación, salud, obras públicas, instituciones, investigación y hasta 1992 en la producción privada. Han habido también intentos de descentralización (1992-1998). Todas estos progresos han estado subordinados a proyectos de reparto que los distorsionan. Lo más grave es que todo ese progreso en instrucción y desarrollo empresarial no ha logrado una economía independiente. Cuando el desarrollo producido ha sido suficiente (la llamada siembra de petróleo) ni los receptores de la renta ni sus distribuidores han sido capaces de pasar a la etapa de cosechar lo producido mediante un proceso de selección y exigencia que acompañe, cada vez más rigurosamente, al reparto y la protección. Sembrar sobre lo sembrado arruina las posibilidades de una economía independiente.

Tampoco podemos extendernos aquí en las salidas de esta situación recurrente. Se trata de desmontar el sistema de reparto y lograr flexibilidad tecnológica. Implica un esfuerzo de todos y a largo plazo para irnos autoeducando, ir reduciendo el parasitismo petrolero y el distribucionismo clientelar. Es esencial que todos vean la realidad de esta trampa en que hemos caído y sus peligros. Ver que el ingreso petrolero (menos de 40$ mensuales por persona para pagar todos los bienes y servicios, incluidos los estatales) no basta, aunque se duplique, para mantenernos a todos ni siquiera a un nivel miserable y que ese ingreso bajará a largo plazo mientras la población crece. Hay que ver que toda dádiva o protección debe dignificarse exigiendo por contrato una contrapartida en producción y capacitación. Hay que acercar el pueblo a los que toman las decisiones, alentando las iniciativas mediante la participación, la información y la descentralización. Recuperar los talentos y capitales emigrados y excluidos dándoles oportunidades de trabajo e inversión. Controlar a la empresa estatal petrolera desde afuera mediante la competencia con otras nacionales y extranjeras. No controlarla lleva al autoritarismo de sus gerentes. Subordinarla al estado para extraer la máxima renta lleva a su degradación en una productora de crudo contratadora de transnacionales. Activar y proteger la economía privada, pero exigir, por contrato, productividad y exportaciones. Integrar las empresas grandes con redes de empresas menores. Comenzar la diversificación de exportaciones sin tener en cuenta las imposiciones del FMI y la OMC. Tomar conciencia de que en el mundo comienza la era del conocimiento. Nuestro futuro dependerá de lo que sepamos en cantidad y calidad. Abandonar la pelea política. Todo debe hacerse sin excluir a nadie. Al país no le sobran recursos humanos y la recuperación requiere de la dedicación, capacitación y acuerdo de todos.

El consumo como política que produce bienestar y a la vez genera pobreza

La pobreza y la gobernabilidad en América Latina son temas de obligatoria reflexión hoy en día , sobre todo donde esta ha crecido escandalosamente en los últimos años , dejando estragos que han sido ignorados por falta de sensibilidad o de ética , pero que aun así ; por razones políticas el mencionados aspecto no se debe perder de vista. Se define a la pobreza como la carencia de lo necesario para el sustento de la vida.

Otra definición podría ser: la dificultad de los seres humanos para atender las necesidades que le brindan bienestar material y espiritual para tener una vida digna en su medio; las principales necesidades son: alimentación, salud, vivienda, educación, transporte, seguridad social, participación, información y trabajo, algunas de estas son un medio para satisfacer necesidades materiales, pero también son a nuestro juicio una necesidad espiritual, es el caso de la participación, la información, el trabajo y la educación.

Se será menos pobre en la medida en que se satisfagan estas necesidades. Dependiendo de la concepción que se tenga de la pobreza, se han producido métodos de medición, que describen el fenómeno desde distintas ópticas, con bastante frecuencia sin entrar en explicaciones sobre las causas o asomando explicaciones superficiales.

La pobreza es un fenómeno complejo y multidimensional, pero tiene a nuestro juicio una causa estructural: la desigual distribución de los ingresos del estado.

El Banco Mundial, CEPAL citado por Romero (2002), define a la pobreza como la carencia de recursos materiales para tener condiciones de vida que la sociedad considera básicas. Otros autores van más allá e incorporan "carencia de capacidades".

La pobreza puede des¬com¬po¬nerse en cada lugar en diversos factores (algunos relacionados directa¬mente con la desigualdad, otros no tanto) que funcionan como una especie de polinomio y que van desde lo estrictamente individual a lo global o viceversa. Desde esta última perspectiva, podemos considerar el empobrecimien¬to como el resultado de un sistema (el sistema mundial) cuyos procesos están formados, a su vez, por subsistemas desiguales entre sí (Estados, multinacionales, organizaciones) que, a su vez, actúan como sistemas para ulteriores subsistemas desiguales (clases, grupos, institucio¬nes) y así sucesivamente hasta alcanzar el nivel del sistema de la personali¬dad.

El crecimiento económico no es necesariamente re-distributivo, ni necesariamente alivia la pobreza. Pero una efectiva intervención estatal puede hacer que sus frutos se distribuyan mejor entre los diversos grupos sociales, aminorando la pobreza y reduciendo la concentración del ingreso. El bajo crecimiento económico, en cambio, aunque reduzca la concentración del ingreso, genera más pobreza, agravando todos los males de la sociedad.

Dicho pues de manera convencional: el crecimiento económico es condición necesaria, más no suficiente, para la lucha contra la pobreza. Aquellas políticas que, buscando mayor equidad, pongan en riesgo el crecimiento, producen un balance neto negativo, en lo relativo a la equidad: los efectos re-distributivos que producen se ven más que compensados por los devastadores efectos del bajo crecimiento, y hunden a la sociedad en un círculo vicioso de bajo crecimiento y pauperización.

Es un hecho real que estamos inmersos en una economía crecientemente globalizada, que está cambiando las formas de hacer negocios e interrelacionarse en el mundo. El desarrollo del Internet, el abaratamiento relativo de las comunicaciones y la reducción de los costos de transporte han ocasionado un crecimiento sin precedentes de los flujos de capitales y de comercio de bienes y servicios.

A veces, por ignorancia y otras veces por motivaciones políticas, los gobiernos que procuran el desarrollo distribuyendo mejor la riqueza por medio de la Inversión Social son llamados "populistas". Las políticas sociales pueden producir, en amplios grupos humanos tradicionalmente excluidos de la sociedad capitalista, la magia de convertirlos, además de consumidores, en ciudadanos, en actores sociales productivos y en promotores de proyectos de toda índole.

El tema de la pobreza y la gobernabilidad en Venezuela hoy en día es bastante complejo, en mi opinión; este es un país que ha roto con todos los esquemas explicativos, su análisis requiere de enriquecimiento teórico que está por construirse, esto nos obliga a reflexionar.

La República Bolivariana de Venezuela es un país con abundante recursos, incluso ingentes yacimientos de petróleo que eran el pilar de su economía, se ha visto sacudida en los últimos decenios por episodios de inestabilidad política, crisis económicas y profundas divisiones en la sociedad; sufre un empobrecimiento progresivo de su población ya que los largos años de retroceso económico agravan terriblemente la pobreza, que tiene raíces tradicionales e históricas.

La pobreza y extrema pobreza es un fenómeno que tiene muchas dimensiones, por lo que no existe una única manera de definirla, la mayor parte de las veces, se ha definido la pobreza como la incapacidad de una familia de cubrir con su gasto familiar una canasta básica de subsistencia. Este enfoque metodológico clasifica a las personas como pobres o no pobres.

Los medios de comunicación, controlados por las grandes empresas de la economía del mercado, desempeñan un papel esencial, en tanto mantienen el control y la influencia en el comportamiento social de los individuos determinando y condicionando sus "libertades" de consumo.

Bibliografía

1. Analítica (2001) "Políticas económicas neoliberales no contribuirán al desarrollo de nuestros países" en Informe de relatoría del III Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas de Desarrollo. [En línea]. Caracas, Venezuela, disponible en: www.analitica.com. [Accesado el 18 de Julio de 2008].

2. Baptista, A., (2006) El relevo del capitalismo rentístico. Hacia un nuevo balance de poder. Caracas, Venezuela. Fundación Empresas Polar.

3. Chávez, H., (2003) Venezuela promueve la transformación de la estructura económica y social. Alo Presidente Nº 203. Caracas, Distrito Capital.

4. Djkki, S. y A. Incerto, (1997) Efectos de las políticas económicas y sociales sobre los niveles de pobreza en Venezuela (1989-1993). Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. Universidad Central de Venezuela (UCV).

5. Giordani, J., (2004) Hacia una Venezuela productiva. Caracas, Venezuela. Ministerio de Planificación y Desarrollo.

6. Giordani, J., (2007) La transición venezolana, y la búsqueda de su propio camino. Caracas, Venezuela. Vadell Hermanos Editores C. A.

7. Guerra, J., (2004) La política Económica en Venezuela 1999-2003. Caracas, Venezuela. Universidad Central de Venezuela (UCV).

8. Monaldi, F., (2004) Instituciones Políticas y Políticas Públicas en Venezuela: Un Análisis de Jugadores con Veto. Caracas, Venezuela. Departamento de Economía, Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Bibliografía.

Martínez. N, Piar. (1971). Geografía Económica de Venezuela. Cuarta Edición. Editorial Cobo. Caracas-Venezuela.

Tutor Interactivo. (20069. Enciclopedia General Para la Enseñanza. Tomo 3. Editorial Océano. España.

Jiménez G, Morella. (2002). Historia de Venezuela. Editorial Básica 1 Ca. Caracas-Venezuela.

García, Carolina. El capitalismo y el imperialismo – Trabajo publicado en Monografias.com (http://www.monografias.com/trabajos/capimperial/capimperial.shtml)

Rivero, Luisana. Evolución histórica de la economía petrolera en Venezuela – Trabajo publicado en Monografias.com (http://www.monografias.com/trabajos64/evolucion-economia-petrolera-venezolana/evolucion-economia-petrolera-venezolana.shtml)

 

Autoras:

Carmen Aljorna

Dilia Ávila

Eunice Lima

Rosa Linda Pérez

Área de Postgrado

San Juan de los Morros – Estado Guárico

Maestría en Educación Superior: Mención Desarrollo Comunitario

Economía Social y Participativa

República Bolivariana de Venezuela

Universidad "Rómulo Gallegos"

El Consejo, Marzo 2009


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.