Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Proceso histórico geográfico de la conformación del espacio territorial de Venezuela (página 2)

Enviado por Nelson Màrquez



Partes: 1, 2

Los primeros habitantes de lo que es hoy el territorio de Venezuela no eran indios en el sentido de la palabra, eran indígenas que de acuerdo a la lengua que hablaban se les clasificó en tres grandes grupos: Caribes, Arahuacos y Timotes-Cuicas. Estaban organizados en tribus y algunos de ellos lograron el desarrollo de la agricultura. Se mantenían en el mismo lugar; y por eso se les llamó sedentarios; otros tenían una vida errante, de recolectores y cazadores; se les llamó nómadas. Sus antepasados eran originarios de la Región Central de Suramérica y se localizaban en las zonas costaneras de Paria y Borburata; También en los alrededores del Lago de Maracaibo.

Otras oleadas migratorias provenientes del Oeste de Suramérica y América Central por una parte, y de la cuenca amazónica por la otra, dieron origen a los principales núcleos de pobladores indígenas, en lo que luego sería territorio de los indios caribes en el Litoral Central de las Costas de Venezuela.

A partir del remoto arribo de los españoles al Nuevo Mundo, es cuando se comienza a conocer la historia de las poblaciones indígenas por las crónicas enviadas a España por los historiadores, ya que en los viajes posteriores a la conquista, llegaron muchos cronistas, misioneros, historiadores, enciclopedistas, geógrafos, ingenieros, marinos y escritores, que en general han descrito o registrado información acerca de la configuración geográfica del Nuevo Mundo, donde vivía la población pre-colombina.

Los conquistadores no conocían nada sobre ellos, ni la forma de vivir ni sus costumbres. A esos pobladores Cristóbal Colón los llamó indios, porque los confundió con los nativos de la India. Todos esos habitantes del nuevo mundo fueron perturbados en su hábitat por la llegada de la conquista.

Las sociedades de indígenas que habitaban las regiones del Norte de Venezuela y la Cuenca del Lago de Valencia en los tiempos de la conquista entre los años 1500 y 1600, se dedicaban trabajos a la agricultura y a la elaboración de piezas de alfarería a de una gran calidad estética.

Origen y confirmación del nombre nacional

"Bajamos a tierra y encontramos una población fundada sobre agua, como Venecia; eran cerca de cuarenta y cuatro habitaciones grandes, en forma de cabañas, sostenidas sobre palos muy gruesos, con sus puertas de entrada a modo de puentes levadizos......"

Américo VESPUCIO, miembro de la

Expedición Alonso de Ojeda (1499)

"Llamóse a esta provincia de Venezuela, por la similitud que tiene con Venecia una población que está en el medio del Lago de Maracaibo, puesta sobre el agua encima de una peña llana...."

Juan LOPEZ DE VELAZCO, miembro de la

Expedición Alonso de Ojeda (1499)

 

 

Autor:

La historia del nombre de Venezuela es desde entonces la historia de la tierra que lo lleva, y de sus habitantes, que van adquiriendo a través de un largo y accidentado proceso histórico, el nombre de venezolanos.

En sus comienzos era un nombre más dentro de los millares de nombres nuevos que las circunstancias del descubrimiento hicieron brotar sobre las tierras y aguas del Nuevo Mundo ¿por qué se mantuvo y no naufragó? Lo que hoy se llama Venezuela puede llamarse con igual o mayor derecho Coquivacoa, Bacoa, Curiana, Coro, Paria, Guayana, Caracas, etc. El mismo nombre de Venezuela estuvo, al menos en dos ocasiones a punto de zozobrar. ¿a qué se debe esta excepcional fortuna?

El nombre de una colectividad no nace de una imposición personal o arbitraria. Para que subsista necesita el consenso de las generaciones. A una persona se la asigna un nombre, al nacer o bautizarla, y lo normal es que le acompañe a través de toda su existencia, oscura o gloriosa. Los nombres de la tierra son un producto de la historia, a la vez que una elaboración y una expresión de su destino. ¿Cómo se entretejieron el destino y el nombre de Venezuela?

El mantenimiento de nuestro nombre se debe, en primer lugar, a que la integración del país se produjo bajo la creciente hegemonía de la gobernación de Venezuela, que tenia a Caracas por capital. Y en segundo lugar, a una larga y lenta labor de selección a través de la cual unos nombres se desvanecieron y otros triunfaron. Las vacilaciones respondían a un oscuro y oculto sentido estético a través de los siglos la colectividad se sintió poco a poco identificada con su nombre encarnada en el. De todos los nombres posibles, y a través de vicisitudes, vacilaciones y azares, triunfó el más hermoso, hasta hacerse consustancial con el país y sus hombres ¡Venezuela!

Ángel ROSENBLAT

Origen de las fachadas geo-históricas de Venezuela

Las provincias iniciales de Venezuela dependían de la Real Audiencia de Santo Domingo (excepto los territorios andinos hasta Mérida, cuyos poblados fueron fundados desde Pamplona). Pasan a depender del Virreinato de Nueva Granada que fue creado en 1717, disuelto en 1723 y reinstaurado en 1739. En 1777, se crea la "Capitanía General" de Venezuela, que comprendía las provincias de Caracas, Maracaibo (que incluye los territorios andinos), Cumaná, Guayana, Margarita, Trinidad y Barinas, esta última de reciente creación. El territorio consistía en un archipiélago de soberanías independientes unas de otras. Desde 1786, la sede del Gobierno se situaba en la provincia de Caracas. En 1798 la provincia de Trinidad fue ocupada por los ingleses.

 En el siglo XVIII las provincias venezolanas lograron alcanzar una cierta importancia debido a la producción agrícola y pecuaria. Por la aplicación del mercantilismo monopolista, la monoproducción va a caracterizar gran parte de la economía para la exportación. Es así como durante los siglos XVI y XVII la principal actividad fue la ganadería. En contraste en el siglo XVIII fue la producción de cacao la que va a desarrollarse para ser posteriormente superada por la producción del café en el siglo XIX.

Durante los siglos XVI, XVII y una buena parte del XVIII el territorio de Venezuela estaba conformado por un archipiélago de soberanías aisladas unas de las otras, en los cuales los centros poblados jugaban una función administrativa y política. El territorio dependía del Virreinato de la Nueva Granada y estaba compuesto de cinco provincias: "Nueva Andalucía" al oriente, Venezuela en la región central, Maracaibo al Occidente, Guayana al sur del río Orinoco y Margarita, la isla al nor-este.

Los primeros poblados del territorio habían sido fundados en las costas y sobre las montañas andinas. Según las anotaciones del historiador Arráiz Lucca, durante el siglo XVI el conquistador español fundó en esta Tierra de Gracia alrededor de 24 ciudades, durante el XVII cerca de 120, y en el XVIII un número aproximado a 240, de modo que el proceso urbano nacional se consolidó a lo largo de los 300 años del período en que Venezuela fue una provincia de la corona española. Tras la fundación de Cumaná en el oriente, desde el núcleo de El Tocuyo en centro occidente partieron los fundadores de las ciudades de occidente (y del centro como Valencia), mientras otro nodo de la misma zona occidental, desde donde también salían contingentes fundacionales, fue Pamplona desde Nueva Granada. Antes del año 1600, las ciudades principales de la Venezuela de hoy, salvo pocas excepciones, ya habían sido instauradas (Arráiz Lucca, 2006).

Fachada andina

Vecinos al señorío arawako, los pueblos conocidos como timote habitaban la cordillera andina desde por lo menos los siglos VIII y X de la era cristiana. Culturalmente, tenían muchas afinidades con las antiguas poblaciones arawakas que habitaban los valles subandinos del estado Lara, incluyendo la utilización del regadío y el cultivo en terrazas. A diferencia de aquellos, sus poblados estaban constituidos por casas fabricadas con piedras, levantadas sobre terrazas o terraplenes artificiales como era también común en las etnias indígenas del norte de Colombia. Los pueblos timote tuvieron un desarrollo jerárquico político-religioso muy elevado. El gobierno de las aldeas estaba en manos de un mohan o sacerdote que ejecutaba funciones religiosas y administrativas, existiendo asimismo templos construidos en madera donde residían deidades relacionadas con la agricultura.

Anualmente, los aldeanos hacían peregrinaciones a dichos templos para ofrecer tributos a las divinidades y solicitar consejo a los mohanes sobre el éxito de sus cosechas. Tanto los timote andinos como los kaketío de Lara y Falcón mantenían relaciones de intercambio con sus parientes del norte del lago de Maracaibo, quienes, a su vez, servían como intermediarios comerciales con las etnias tairona. En el sur del lago, ríos como el Zulia y el Catatumbo funcionaban también como importantes avenidas para el tránsito de personas y mercancías desde y hacia la cuenca del río Magdalena. A su vez, las etnias caribes y arawakas del sur del lago mantenían relaciones de intercambio con las etnias indígenas del norte de Santander y con las timote de la cordillera de Mérida. Fue a partir de esta compleja red de relaciones sociales e intercambios comerciales, como se consolidó la fachada andina venezolana.

Fachada amazónica

Otros grupos humanos agroalfareros vinculados con las antiguas culturas andinas del actual Perú, Kotosh y Chavín, se movieron a lo largo de las numerosas avenidas fluviales de la cuenca del Amazonas, y llegaron hasta las bocas del

Orinoco tres mil años antes de ahora, fundando grandes poblados en la actual Barrancas del Orinoco. La alfarería de Barrancas, una de las más hermosas de Venezuela y del continente, representa una propuesta de expresión naturalista visual de la ideología y la cosmogonía de las antiguas poblaciones arawakas orinoquenses. Al mismo tiempo, en 3.000 años antes de ahora, otras poblaciones agroalfareras comenzaron a asentarse en el Bajo Caroní, donde para 10.000 y 7.000 años antes del presente ya estaban ubicados grupos de antiguos recolectores cazadores.

Estas nuevas poblaciones parecen haber estado asociadas con la aparición del arte rupestre representativo y la expresión gráfica de las ideas. Es de allí donde se inicia, posiblemente, la expresión gráfica de las ideas pintadas o grabadas sobre los muros de cuevas y abrigos rocosos o sobre las afloraciones de grandes piedras a lo largo y en la confluencia de los ríos guayaneses. Esta compleja red de migraciones humanas e influencias culturales, así como de relaciones sociales e intercambios comerciales, permitió la consolidación de la fachada amazónica venezolana.

Fachada caribeña

Los arawakos orientales, los barranqueños, y los occidentales, los pueblos larenses de Camay, se encontraron en el Orinoco Medio hacia 2700 años antes de ahora, fusionándose y dando nacimiento a una nueva y fuerte cultura mestiza. Presionados por los pueblos caribes provenientes al parecer de la amazonia, los portadores de aquella migraron hacia la región de Paria donde se mezclaron a su vez con antiguas poblaciones de recolectores pescadores que ya habían descubierto la agricultura de plantas tropicales hacia 4.400 años antes de ahora y -lo más importante- habían abierto las rutas de navegación de alta mar en el Caribe, llegando hasta las Grandes Antillas.

De este otro mestizaje surgió un nuevo proceso civilizatorio; las poblaciones arawakas originaras del noreste de Venezuela se expandieron hacia las Pequeñas y Grandes Antillas, llevando consigo el conocimiento de la agricultura tropical, la alfarería y la vida sedentaria. Consecuencia de este proceso civilizatorio caribeño fue el desarrollo de vigorosas sociedades jerárquicas como la Taína, las cuales caracterizan la fase final de la historia pre-colonial de Puerto Rico, República Dominicana. Haití y Cuba, fundamento de la fachada caribeña venezolana.

La integración de las regiones y las ciudades en el territorio

Es en 1728 cuando las provincias son agrupadas en una unidad económica nacional por la acción llevada a cabo por la Compañía Güipuzcoana. En 1777 el territorio se integra como una unidad política por la creación de la "Capitanía General de Venezuela", y desde 1786 Caracas es la sede central del gobierno, gracias a la estratégica localización cerca de los fértiles valles de Aragua y de los puertos centrales. Sin embargo había una ausencia casi total de vías de comunicación, y la producción era exportada por los puertos de Maracaibo, Coro, Puerto Cabello, La Güaira, Cumaná y Angostura.

En 1811, tras la declaración de independencia, el gobierno adopta la estructura federativa de las provincias impuesta por la realidad geográfica histórica reforzando la función administrativa y política de los poblados existentes.

A partir de 1819 Bolívar promueve la integración de los territorios que eran de la Capitanía General de Venezuela con los del Virreinato de la Nueva Granada en una gran república, Colombia, la cual sólo existirá hasta 1830. A partir de esa fecha, las provincias venezolanas, aún muy aisladas entre ellas, van a constituirse bajo el gobierno central asentado en Caracas. Pero en 1864 se impone el principio federal creándose veinte estados autónomos.

Durante la guerra civil federal, las desventajosas condiciones de los llanos implicó una movilización importante de la población hacia las zonas montañosas de los Andes, donde prosperaban los cultivos de café. La capital del país y la región central desplegaban por esa época una gran actividad por el progreso de la economía agrícola y minera. Allí se instalaban las actividades comerciales y bancarias indispensables como marco de las actividades de producción orientadas hacia la exportación. Pero el proceso de integración no se realiza, porque no se promueve la construcción de vías para enlazar las regiones. El programa de obras públicas impulsado en el gobierno de Guzmán Blanco en el interior del país se basaba fundamentalmente en la apertura y acondicionamiento de la red carretera. Destaca la reparación de la vía que enlazaba Caracas con el oriente y la ampliación de caminos que partiendo de Puerto Cabello, en ese momento el primer exportador de café y el segundo en actividad comercial después de La Guaira, van a enlazarlo con importantes zonas centrales productoras del grano (San Felipe, Valencia, Nirgua).

Entre las obras ejecutadas por Guzmán Blanco encontramos la promoción de la educación, la expansión de los servicios públicos para el desarrollo urbano, la ampliación de la red telegráfica ya existente en 1872, la instalación de los primeros teléfonos y del cable submarino, que permitirá—reforzando con ello el control político—rapidez y eficacia de las actividades administrativas.

Desde 1886, con el objeto de modernizar el transporte en Venezuela, Guzmán ofrece ventajosas condiciones a las compañías para la construcción de vías férreas. Antes de 1900 serán puestas en funcionamiento ocho líneas entre las cuales dos de ellas enlazarán Caracas y Valencia. Las otras van a enlazar puertos y zonas productoras agrícolas y mineras.

Entre 1888 y 1908 la actividad en el territorio de Venezuela se fundaba en economía de puertos, que funcionaban como polos donde se asentaban las casas de comercio orientadas hacia los mercados de exportación. Por otra parte, los puertos eran los centros de distribución de las mercancías (provenientes de los países industrializados) que eran consumidos en los principales centros urbanos de las regiones productoras. Estas regiones jerárquicas en orden de importancia eran:

- la Región Andina y del Estado Zulia al oeste del país donde la producción se basaba en el café y el ganado. La distribución se realizaba desde Maracaibo hacia los Estados Unidos y Europa...

- la Región Central, ensamble que reunía las tierras tradicionalmente más fértiles del país en los alrededores de Caracas, Valencia y sus puertos: La Guaira y Puerto Cabello. La producción era la más diversificada, porque además de café y ganado, se producía cacao, caña de azúcar y cobre en las minas de Aroa. En los alrededores de Caracas y Valencia, se encontraban las principales actividades artesanales (oficios de tejidos de algodón y las tenerías de cueros), que constituían las primeras manifestaciones de la actividad manufacturera agrícola...

- La Región de Guayana y del Sur-Este, donde Ciudad Bolívar el puerto fluvial sobre el Orinoco en el sitio de Angostura era el distribuidor del ganado y del cuero que provenía de los llanos. La región concentraba la riqueza minera y la importante extracción de oro en las minas de El Callao era objeto del contrabando hacia la isla de Trinidad y de allí hacia París y Londres.

- La región Oriental de Carúpano que era el principal centro de comercio del cacao. Pero también los depósitos de asfalto y las minas de carbón en Guanoco y en Naricual eran objeto de explotación por parte de una empresa norteamericana, y un conjunto de compañías inglesas y francesas.

Entre 1910 y 1916 se construyen ocho importantes vías que vienen a reemplazar los imprácticos caminos y así se puedan desplazar los automóviles norteamericanos que ya circulaban en Caracas. La principal era "La Gran Carretera Central del Táchira", enlazando las zonas más alejadas al Oeste del país, donde las comunicaciones con el centro del país se realizaban por la navegación marítima y lacustre a través de Maracaibo. Las otras eran las vías que enlazaban Caracas a Valencia, a La Guaira, a Charallave y a Guatire, Maracay a Ocumare en la costa central, Turmero a Ortiz que facilitaba las comunicaciones entre importantes centros de producción agrícola y pecuaria. Al Este la vía Maturín-Caño Colorado: las comunicaciones entre el Este y el centro se realizaban por la vía marítima y fluvial a través de los puertos de Ciudad Bolívar, Caño Colorado, Carúpano, Cumaná y Puerto La Cruz, con el puerto La Guaira. Otras vías eran mejoradas y una docena estaban en construcción, entre otras: Valencia-Puerto Cabello, Cumaná-Cumanacoa y Coro- Barquisimeto.

La red de ferrocarriles también había sido objeto de mejoría y ampliación por la construcción de las líneas: Puerto Cabello-Valencia, Caracas-Santa Lucia y Santa Bárbara- El Vigía. En 1921 Venezuela contaba con cerca de 1.000 kilómetros de vía férrea con 12 líneas principales, entre las cuales la más larga y la más importante por su tráfico era la que enlazaba Caracas-Valencia, gracias a la expansión alcanzada por la cría de ganado y el cultivo del algodón en los valles de Aragua.

A partir de 1917 la explotación petrolera va a configurar la "economía de enclave" por la instalación de las compañías extranjeras actuando en la extracción de materias primas, surgiendo entonces núcleos de población (los campamentos petroleros) aislados de las estructuras urbanas existentes cuyo acceso estaba vedado al común de los pobladores. La importancia de los puertos centrales fue momentáneamente eclipsada por la actividad portuaria de Maracaibo y Puerto La Cruz (al oeste y al este) como principales exportadores del petróleo. Por otra parte un porcentaje elevado de los ingresos petroleros eran invertidos en la construcción de infraestructuras y servicios en los centros urbanos, notablemente en la capital de la República. Finalmente toma definición la red de caminos del país.

Encontramos así impulso al proceso de urbanización en la dotación urbana que se traduce por el descuido de las necesidades de los sectores rurales así como por la marginalización de la agricultura debido al empuje de la industria petrolera e excepción de los llanos centro-occidentales del Estado Portuguesa donde comenzaba a aplicarse una agricultura moderna recuperando tierras de alta calidad productiva. Entretanto, grandes sectores de población se movilizaban fundamentalmente hacia la capital y las ciudades centrales, las regiones petroleras del Este y del Oeste y hacia la región agrícola centro-occidental.

El período 1940-1950 se caracteriza por el impulso en la construcción de infraestructura fundamentalmente en el centro del país, lo que trajo como consecuencias:

- el establecimiento de las bases que van a contribuir y acentuar los procesos de urbanización y la localización industrial...

- el acaparamiento de las inversiones en el centro del país y en otras aglomeraciones urbanas atrayendo hacia ellos importantes contingentes de población rural.

Durante los años cuarenta el crecimiento de ciertas ciudades en el país que muestran tasas de crecimiento, parecidas a las de la Zona Metropolitana de Caracas (Barquisimeto, Maracaibo, San Cristóbal, Barcelona, Puerto La Cruz, Cumaná, Ciudad Bolívar). Es la etapa en que produce la implantación de las primeras industrias internas de bienes de consumo. Pero durante los años cincuenta, Caracas se convierte en una aglomeración dinámica en la formación de mercados urbanos, por lo que se sumirá en un crecimiento más acelerado que el de las otras regiones del país, lo que implicó a su vez la formación espontánea de amplios sectores de barrios pobres.

Por otra parte las industrias se localizan cerca de los mercados de consumo de las grandes ciudades del centro, y próximas a los puertos centrales que representaban la fuente de las materias primas (productos importados semiterminados) necesarios para su funcionamiento. Se asiste así a la recuperación de La Guaira y Puerto Cabello, que se tornan los extremos de un eje central inicio de una conurbación que van a integrar las ciudades de Caracas-Maracay-Valencia. Allí se concentraba el 81% de las empresas industriales del país. Esta región, que representa el 3% del territorio nacional, concentraba en la década de los setenta aproximadamente el 33% de la población total. Es por tanto que podemos aplicar la definición del modelo centro-periferia: un centro caracterizado por un ritmo dinámico de crecimiento, alrededor del cual una periferia, generalmente estancada.

Este fenómeno de concentración de una industria dependiente del extranjero en el centro del país no se traducía en un efecto integrador de la economía ni actuaba como elemento integrador de otras regiones al desarrollo industrial. Es por eso que en el momento en que la industria venezolana se torna cada vez más dependiente, aumentan los efectos desequilibrantes en el territorio, la sociedad, la economía. Son esos los efectos de la economía capitalista en los países de la periferia dependiente, cuando caen bajo el dominio económico de los países que constituyen los centros de poder de la metrópoli.

Se puede constatar una relativa importancia de algunos centros de crecimiento en las ciudades que han tenido una cierta función en la conformación histórica hasta mediados del siglo XX (Maracaibo en el occidente, Barquisimeto en el centro occidente, Barcelona- Puerto La Cruz en el oriente) y el esfuerzo desplegado por el Estado para el desarrollo de Ciudad Guayana (centro urbano formado por la integración de Puerto Ordaz y San Félix, en la ribera del río Orinoco, al sur oriente).

Conclusión

La población venezolana está caracterizada por un conjunto aglutinado de razas, producto de un proceso de mestizaje que exhibe rasgos muy propios. Su carácter y valor intrínseco debe ser entendido como una variedad de costumbres, rostros y colores que han sido moldeados por aspectos históricos, geográficos y dinámicos.

Los indicios del primer hombre que habitó el territorio de Venezuela datan de 16.000 años. Esta población habría llegado por el Sur, desde la región del Amazonas, por el Oeste desde los Andes y por el Norte, desde el Caribe.

Según estudios antropológicos se distinguen nueve áreas culturales:

  • Andes venezolanos con los Timoto-Cuicas.

  • Caribes occidentales con los Pemones, Bobures y Motilones.

  • Cuenca del lago de Maracaibo con los Goajiros

  • Arahuacos occidentales que comprendian los Caquétios de Falcón, Lara y Yaracuy y se extendian en el Sur de los llanos.

  • En Lara los Jirarajaras-Ayamán y los Gayones

  • Los Caribes del oriente desde la peninsula de Paria hasta Borburata

  • En los Llanos y Delta del Orinoco los Waraos

  • Los Otomanos, Guanos, Taparitas y Yaruros en la desembocadura del Apure al Orinoco.

  • En la Guayana venezolana, al Sur del Orinoco los Caribes nómadas.

A partir de allí. El proceso histórico geográfico de la conformación del espacio territorial de Venezuela ha presentado cambios que vienen desde la época del descubrimiento hasta nuestros días y entre ellos tenemos la mayor concentración de la población hacia el norte del país, este desequilibrio obedece a la concentración en esa zona de las actividades económicas, administrativas, y culturales que emplean mayor fuerza de trabajo.

A nivel regional, la costa de la cordillera central con tan solo el 3,14% del territorio concentre el 38,29% de la población venezolana para 1990. Solo dos regiones, la Zuliana y la citada anteriormente, que disponen de las fuerzas productivas mas importantes de la nación y solo suman el 10,1% de la superficie, comprendían en 1990 el 50,1% de la población total del país. En estas dos regiones la densidad supera los 500 habitantes por Km2.

Bibliografía

AUTODIDÁCTICA BARDA.

Métodos de Estudio e Investigación

Apéndice Especial de la República Bolivariana de Venezuela

ZAMORA Editores

(No precisa la fuente de sus datos)

(Pág. IX del Apéndice Especial)

VENEZUELA Y SUS RECURSOS.

Una geografía visualizada por LEVI MARRERO,

Ediciones Cultural Venezuela, Primera Edición 1964,

Editorial Mediterráneo Diego de León, 39 Madrid.

(Pág. 16)

REFERENCIAS ELECTRONICAS:

Arraiz Lucca, tomado de:

Universidad y Desarrollo en Venezuela. (Pág. 117)

(ver. Jugo 2009).

Titulo: Universidad y Desarrollo en Venezuela

Introducción y Parte I El Desarrollo (Páginas consultadas: 47, 117 hasta 127)

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.