Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Álvaro Reynoso (1829-1888): sus investigaciones y aportes en el campo de la medicina, la fisiología y la bioquímica (página 2)




Partes: 1, 2


Este sabio cubano a los 27 años de edad era reconocido como genio en toda Europa. Múltiples fueron los reconocimientos y distinciones recibidos que avalan sus aportes a la ciencia.

Merecen ser destacados sus investigaciones y aportes en el campo de la medicina, la fisiología y la bioquímica dado que son poco difundidos:

Durante su época de estudiante en la Facultad de Ciencias y en la Escuela de Medicina de la Universidad de París (1848-1856), Reynoso trabajó en el laboratorio de investigaciones químicas del profesor Theóphile Jules Pelouze, bajo su guía científica, inició y concluyó una serie de investigaciones químicas y bioquímicas que le dieron amplio renombre en el mundo de las ciencias. Todas fueron publicadas en anales y revistas de reconocido prestigio científico

Cuando solo tenía 20 años de edad (1849) publicó un trabajo de gran interés: "Nuevo procedimiento para el reconocimiento del Iodo y del Bromo". Ese mismo año publicó otro trabajo titulado: "Observaciones sobre la dosificación de la cal". En 1850, publicó dos folletos, uno denominado, "Notas sobre las diversas combinaciones nuevas del amoníaco con los cianoferruros y en particular con los cianoferruros de níquel", el otro titulado, "La acción de las bases sobre las sales y en particular sobre los arsenitos". Al año siguiente (1851), vio la luz el trabajo "Nota sobre la preparación de los ácidos metálicos".

Relacionado con sus investigaciones en medicina fisiológica, publicó en 1851, "Nota sobre la presencia del azúcar en las orinas", incluido en los Comptes rendus de la Academia de Ciencias de París. En 1852, "La presencia del azúcar en las orinas de los histéricos y epilépticos". En 1853, en colaboración con M. Michéa publicó el trabajo "Nota sobre la presencia de azúcar en la orina de los epilépticos". El propio año, el folleto "Memoria sobre la presencia de azúcar en las orinas y la relación de este fenómeno con la respiración", producto de sus numerosas observaciones sobre la enfermedad conocida como diabetes mellitus. Elaboró y presentó una novedosa teoría, que le hizo merecedor de un premio de la Academia de Ciencias de Paris y el elogio de los fisiólogos más notables de su época. Esta teoría de Reynoso aunque no tiene vigencia en nuestros días, estimuló nuevas investigaciones por otros científicos. Reynoso tuvo el honor de ser el primer cubano que investigara científicamente la diabetes. En los textos, revistas que abordan lo relacionado con esta enfermedad, consultados por las autoras no existe referencia a los aportes realizados por el científico cubano Álvaro Reynoso.

En 1854 el trabajo "Memoria sobre la presencia de sangre en la orina de las personas sometidas a la inhalación de medicamentos anestésicos", mereció un premio de 500 francos en el concurso de Medicina y Cirugía de la Academia de Ciencias de Paris y el elogio de su secretario Flourens; ese mismo año fue publicado un folleto con los resultados de una investigación sobre toxicología titulado" Experiencias de interés para la historia sobre el envenenamiento por el Curare", donde las experiencias aportadas por Reynoso fueron aprobadas por una comisión de académicos designada al respecto. En 1855, publicó un folleto "Investigaciones naturales, químicas y fisiológicas sobre el Curare, sustancia con que los salvajes americanos emponzoñaban sus flechas".

El 8 de septiembre de1856, presentó su tesis de grado para obtener el título de Doctor en Ciencias con el trabajo titulado "Investigaciones sobre la formación del éter", insertado en los Annales de Chimie et de Physique, de París. Reynoso no solo fue brillante en su examen de química, pues en el examen de física, formalidad requerida para recibir el doctorado, también tuvo éxito. La edición de la tesis de Reynoso recibió una amplia acogida en los círculos científicos de Francia y España.

En 1857 al producirse una discusión sobre el embalsamamiento de cadáveres en la Academia de Ciencias de París, en su sesión de 13 de julio, Reynoso presentó un trabajo titulado "Noticias sobre el embalsamamiento practicado por los indios americanos". Publicado en los Comptes rendus del propio año y en un folleto, editado en París. Luego publicado en los Anales y Memorias de la Real Sociedad Económica de Cuba. Otro trabajo de Reynoso aparecido en el primer número de los Anales y Memorias de la Real Sociedad Económica de Cuba fue "Apuntes sobre las sustancias alimenticias". Trabajo relacionado con la alimentación del hombre y las consecuencias de ésta en su desarrollo fisiológico.

En septiembre de 1857 fue designado catedrático de Química Orgánica en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, eximido de presentarse a oposición en reconocimiento a su valiosa labor científica. Recibió el honor de ser nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, en mérito a sus valiosos aportes científicos. Igual nombramiento le otorgó la Real Academia de Historia de España.

El doctor cubano Rolando García Blanco, refiere en su libro Cien Figuras de la Ciencia en Cuba, que Reynoso "rechazó el nombramiento de catedrático de Química Orgánica de la Facultad de Ciencias, de la Universidad Central de Madrid, para asumir en 1858, la Cátedra Especial de Química Aplicada a la Agricultura y a la Botánica, de la Escuela General Preparatoria de La Habana" (3). Resulta evidente la voluntad de Reynoso de regresar a Cuba y de esa forma contribuir al desarrollo de la agricultura, con los conocimientos adquiridos durante sus estudios científicos en Francia. Convirtió al Instituto de Investigaciones Químicas en una de las primeras estaciones agronómicas del mundo y puso a disposición de éste todo el conocimiento y el equipamiento de laboratorio traído desde Francia.

Las visitas a las bibliotecas y museos de artes y ciencias de las ciudades más importantes del continente europeo, enriquecieron de tal modo su cultura, que pocos en Cuba y en el exterior podían comparársele.

A su regreso a La Habana, el 25 de febrero de 1858, trajo consigo su biblioteca particular, considerada una de las más valiosas, especializada en ciencias del país, la cual había enriquecido con libros raros y toda la literatura científica de la época. Entre sus libros más preciados se encontraba una colección de tesis de medicina de la Universidad de París, formada por 392 voluminosos libros que contenían más de 8000 tesis. A esta biblioteca eran solicitados ejemplares por científicos de renombre internacional en esa época. La fama de la biblioteca de Álvaro Reynoso trascendió tanto que hasta el presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, acostumbraba a solicitarle libros en calidad de préstamo. Reynoso donó la biblioteca a la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, de la que era Socio de Mérito.

Un aspecto poco conocido de la vida de Reynoso, es que al llegar a Cuba en el año 1858, y observar que el embalsamamiento de cadáveres era deficiente y muy costoso, se dedicó a estudiar una fórmula química que detuviera el proceso de descomposición orgánica y resultara más económico que los procedimientos corrientes. Como resultado de sus estudios e investigaciones el 6 de octubre de 1859 se publicó en un diario de la capital una nota relativa al fallecimiento del joven Ramón Creza, donde se consignaba que su cadáver había sido embalsamado con el líquido- invención del químico Álvaro Reynoso.

Una vez en Cuba, demostró sus intenciones de contribuir al desarrollo de los estudios de Química. Solicita la Cátedra de Química aplicada a la agricultura y la botánica, en la Escuela General Preparatoria de la Habana. Inicia las clases el 3 de octubre de 1858 y el 4 de diciembre retoma sus investigaciones sobre el cultivo de la caña de azúcar.

En 1858 Reynoso comenzó la publicación de la transcripción hecha por él en Madrid, de los manuscritos del padre benedictino Martin Sarmiento, escogiendo el fechado en 1761 titulado "Origen y antigüedad de las bubas o sífilis". Desmintió así los falsos argumentos sobre el origen de dicha enfermedad.

Por Real Orden, en julio de 1859, el doctor Álvaro Reynoso es nombrado director del Instituto de Investigaciones Químicas de La Habana, en sustitución del profesor Casaseca. Se cumplían así las aspiraciones de quien fuera su maestro.

Imposible que la obra de Reynoso fuera viable en la república neocolonial, en la que nuestro país se convirtió en un apéndice económico y político de los EE.UU., subdesarrollado, con una estructura caracterizada por el latifundio, el analfabetismo y el bajo nivel cultural de las grandes masas. Sus estudios constituyeron una severa crítica a la esclavitud y a las condiciones de un país colonizado; Ponen de manifiesto su lucha por tratar de superar esas condiciones. Por ser Cuba un país eminentemente agrícola.

Los intereses monopolistas del gobierno norteamericano, frenaron el desarrollo científico y tecnológico alcanzado durante el siglo XIX. Los principios agronómicos del eminente científico cubano Álvaro Reynoso solo lograron plena relevancia con el triunfo de la Revolución en 1959. Hasta entonces su Ensayo sobre el cultivo de la caña de azúcar era más conocido y estudiado en otros países, que en Cuba.

En tierra cubana, entregado a la experimentación y divulgación científica acerca de diferentes cultivos como tabaco, arroz, maíz y café, este científico de talla universal vivió sus últimos años en condiciones de extrema pobreza. Enfermo de tuberculosis y abandonado, a las 6:30 de la tarde del 11 de agosto de 1888, dejó de existir en su casa del Cerro, tenía entonces 58 años de edad.

"La ciencia cubana de hoy se vincula con la ciencia del pasado, en la que Álvaro Reynoso ocupa sitio prominente, profundiza en sus raíces, estudia y destaca sus legítimos valores", (7). Conocidos son los logros de la Tarea Álvaro Reynoso llevada a cabo por el Ministerio de la Industria Azucarera, en todo el país lo cual ha permitido elevar el nivel de preparación técnica y cultural de los trabajadores de este importante sector de la economía nacional.

José Martí, citado por Francisco Díaz Barreiro, al referirse a Reynoso planteó: "Hay en la juventud de hoy la misma energía que conquistó lauros imperecederos a la juventud de que era digno, en la ciencia y en la justa fama europea, el ilustre químico, el cubano Álvaro Reynoso", (1). Martí hace referencia al científico cubano, respetado y admirado por los más destacados hombres de ciencia de su época y a la valía de la juventud cubana de hoy y de todos los tiempos. Resulta de gran importancia para la formación integral de los futuros profesionales de las ciencias médicas el conocimiento de la labor de éste destacado científico cubano.

Bibliografía y notas utilizadas

1- Cardellá, L. Bioquímica. Ed. Pueblo y Educación. Tomo IV. Capítulo. 75. p. 1035- 1039. La Habana, 1999.

2- Díaz Barreiro, Francisco. Selección de textos: Álvaro Reynoso. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1984.

3- _____________. Álvaro Reynoso: La polémica de la esclavitud. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales, 1987.

4- García Blanco, Rolando. Álvaro Reynoso Valdés. En: Cien figuras de la ciencia en Cuba. Rolando García Blanco. /et- al /. Editorial Científico –Técnica. La Habana, 2002

5- López Sánchez, José. Ciencia y Medicina: historia de la medicina. Editorial Científico Técnica. La Habana, 1986.

6- _____________. Ciencia y Medicina: historia de las ciencias. Editorial Científico Técnica. La Habana, 1986.

7- San Miguel, Raúl. Mito de las Ciencias Cubana. La Habana, 2004.

8- Robles Martínez- Pinillo, Julio Alberto. Generalidades de la Diabetes Mellitus. Ediciones El Abra. Isla de la Juventud, 2002.

9- Revista Cubana de Medicina. Volumen 26 No. 7

10- Revista Cubana de Medicina. Volumen 26 No. 8

11- Revista Panamericana de Salud pública. Volumen 10 No. 5 Noviembre 2001(Número Especial sobre Diabetes)

12- Varela Pérez, Juan. Álvaro Reynoso: Científico que se adelantó a su tiempo. La Habana, 2007.

Biografía de los autores.

Lic. Carmen Arias Martínez: realizó sus estudios primarios en la escuela Jesús Menéndez de su provincia natal. La enseñanza secundaria en la ESBEC Batalla de Palo Seco y el preuniversitario en el IPUEC José Maceo ambos en la Isla de la Juventud. Realizó sus estudios universitarios en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona de Ciudad de la Habana donde se graduó en el año 1990 como Licenciada en Educación en la Especialidad de Química. Actualmente labora en la Facultad de Ciencias Médicas de la Isla de la Juventud como profesora de Bioquímica y Jefe de Departamento de Formación General. Categoría docente: Instructor. Ha participado en diferentes eventos científicos tales como: Pedagogía, en calidad de autora; Forum de Ciencia y Técnica, como jurado y como ponente con resultados relevantes; Mujer Creadora; Talleres El Hombre la Naturaleza y el Medio Ambiente como jurado y tutora de trabajos premiados; Primer Congreso de Tecnología de la Salud y en el evento territorial Universidad 2010. Se encuentra cursando la Maestría en Docencia Universitaria.

Lic. Mercedes Valdés Pérez. Realizó sus estudios primarios en la escuela Fabián Fernández Riera en la Isla de la Juventud. La enseñanza secundaria en la ESBEC Batalla de Palo Seco y en la ESBEC Cristóbal Labra Pérez al terminar 9º grado optó por la carrera de Enfermería, la cual cursó en el Politécnico de la Salud Giovanni Ardizzone en la Isla de la Juventud. En 1988 se gradúa de Técnico Medio en Enfermería y posteriormente realiza la licenciatura en Enfermería en el Instituto Superior de Ciencias Médicas Victoria de Girón en Ciudad de la Habana. Actualmente labora en la Facultad de Ciencias Médicas de la Isla de la Juventud como profesora de Preparación para la Defensa. Categoría docente: Instructor. Ha participado en Jornadas Científico Pedagógicas, Forum de Ciencia y Técnica; Mujer Creadora, Taller de Desastres, curso de Derecho Internacional Humanitario (DIH). Se encuentra cursando la Maestría en Atención Integral al Niño.

 

Enviado por:

Jara

Autoras:

Carmen Arias Martínez

Mercedes Valdés Pérez

Cuba, Isla de la juventud.

Febrero del 2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • La Vida De Nelson Rolihlahla Mandela

    Nelson Rolihlahla Mandela nació en un pueblo cercano a Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918. Su padre fue consej...

  • Plauto

    Comentarios de sus Obras Literarias. Críticas Literarias. Vocabulario Literario. Plauto, el más popular de los autores ...

  • Teocrito

    Es considerado el poeta griego fundador del genero bucólico, que inspiró a numerosos autores latinos y conoció un enorme...

Ver mas trabajos de Biografias

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.