Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Práctica de un Sondeo Eléctrico Vertical y su interpretación




Partes: 1, 2

 

  1. Objetivos
  2. Revisión de bibliografía
  3. Ubicación
  4. Materiales
  5. Metodología
  6. Resultados
  7. Conclusión
  8. Bibliografía

Introducción

El siguiente reporte corresponde a un informe del Sondeo Eléctrico Vertical (SEV) realizado en el campo experimental "El Ranchito" de la Universidad Autónoma Chapingo en el área aledaña al pozo "Xaltepa", realizado por los alumnos de sexto grado de la carrera de Ingeniero en Irrigación.

El Sondeo Eléctrico Vertical intenta distinguir o conocer las formaciones geológicas que se encuentran en profundidades mediante algún parámetro físico este método es muy antiguo pero se sigue utilizando debido a su sencillez y la relativa economía del equipo necesario. Su principal finalidad es averiguar la distribución vertical en profundidad de las resistividades aparentes bajo el punto sondeado a partir de medidas de la diferencia de potencial en la superficie.

Para estos estudios se apoya de dispositivos electroditos tales como los de Wenner y Schlumberger, este últimos es más utilizado debido a las ventajas que este presenta.

La profundidad de penetración de la corriente eléctrica depende de la separación de los electrodos inyectores AB. Si la distancia entre los electrodos AB aumenta, la corriente circula a mayor profundidad pero su densidad disminuye. Por medio de este estudio se conoce la forma, la composición y las dimisiones de las estructuras que se encuentran en el subsuelo a partir de la superficie terrestre. La profundidad de investigación ha sido considerada sinónimo de la profundidad de penetración de la corriente, sin embargo, el efecto de una capa en los potenciales o campos observados en superficie no dependen únicamente de la densidad de corriente que la atraviesa.

Las aplicaciones más comunes de estos estudios son:

  • Estudios para la localización de aguas subterráneas.

  • Investigaciones tectónicas para la búsqueda de petróleo.

  • Estudios para investigaciones geológicas.

  • Estudios para la localización y cubicación aproximada de materiales de construcción.

  • Estudios de cimentación para ingeniería civil.

  • Localización de diversos materiales minerales.

Objetivos

  • Realizar un Sondeo Eléctrico Vertical (SEV) para conocer el procedimiento de ejecución por el arreglo de Schlumberger.

  • Identificar la naturaleza de los materiales mediante la resistividad.

  • Determinar la profundidad probable a la que se encuentra el acuífero.

  • Conocer el funcionamiento y el manejo del equipo de prospección geoelectrica (Terrameter SAS 300B).

  • Procesar en interpretar la información obtenida en la fase de campo mediante el programa de computo RESIX PLUS 2.45

Revisión de bibliografía

El Sondeo Eléctrico Vertical es una herramienta ampliamente utilizada por su sencillez y la relativa economía del equipo necesario. El objetivo de este estudio es delimitar capas del subsuelo obteniendo sus espesores y resistividades; y finalmente tratar de identificar el tipo de roca de acuerdo con su resistividad. Un SEV puede realizarse sobre cualquier combinación de formaciones geológicas, pero para que la curva de resistividad aparente sea interpretable, el subsuelo debe estar representado por capas horizontales y homogéneas. En muchos casos la realidad se acerca lo suficiente a esta restricción teórica como para que los resultados sean aprovechables; en otros casos el procedimiento no es aplicable.

El agua pura es muy poco conductora a causa de su muy reducida disociación. La resistividad del agua destilada es de unos 105 Wm por lo que puede considerarse como aislante. Las aguas que se encuentran en la naturaleza presentan, sin embargo, conductividad apreciable, pues siempre tienen disuelta alguna sal, generalmente NaCl. Así las aguas de lagos y arroyos de alta montaña varían entre 103 Wm y 3´103 Wm, las aguas subterráneas tienen resistividades de 1 a 20 Wm, y las aguas marinas tienen una resistividad de unos 0,2 Wm. Si la resistividad de las rocas dependiese únicamente de los minerales constituyentes, habrían de considerarse como aislantes en la inmensa mayoría de los casos, puesto que el cuarzo, los silicatos, la calcita, las sales, etc., lo son prácticamente. Sólo en el caso de que la roca contuviese minerales semiconductores en cantidad apreciable, podría considerarse como conductora, es decir, sólo lo serían las menas metálicas. Afortunadamente, todas las rocas tienen poros en proporción mayor o menor, los cuales suelen estar ocupados total o parcialmente por electrolitos, de lo que resulta que, en conjunto, las rocas se comportan como conductores iónicos, de resistividad muy variable según los casos. La resistividad de las rocas puede variar en margen amplísimo en función del contenido en agua, de la salinidad de ésta y del modo de distribución de los poros. La Figura 2.1 presenta un gráfico de los márgenes de variación más comunes en algunas rocas y minerales. La fisuración, impregnación en agua salada, etc., pueden extender estos límites.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda