Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Violación sexual (página 2)




Partes: 1, 2, 3


El Código Penal antiguo contemplaba que el agente quedara exento de pena si contrae matrimonio con la ofendida, prestando ella su libre consentimiento después de restituida al poder de sus padres o tutor.

El Código Penal actual, ha anulado esta exención considerado que siempre existía el delito, este debe ser sancionado aplicando las normas respectivas del Código Civil que para tal efecto se ha modificado.

  • II. ETIMOLOGÍA

La palabra violación proviene de la voz latina violatio-onis; que denota la acción y efecto de violar. En términos actuales y según la Real Academia de la Lengua es una modalidad del delito contra la libertad sexual consistente en el acceso carnal con otra persona, sea por vía vaginal, anal o bucal, cuando ocurre alguna causa destinada a anular la voluntad de la víctima tal como el uso de la fuerza o de la intimidación.

  • III. DEFINICIÓN DE LA VIOLACIÓN

Escriche, define a la violación como la violencia que se hace a una mujer para abusar de ella contra su voluntad.

En esa definición prevalece el concepto originario de la violencia como sinónimo de fuerza, pero según Arrilas Bas, ese concepto se amplia de la doctrina de la violencia presunta y se concreta por Carrara, cuando define la violación como el conocimiento carnal de una persona ejercido contra su voluntad mediante el uso de la violencia verdadera o presunta. Analizando la definición de Carrara, se observa que la esencia del delito que nos ocupa descansa en la falta de consentimiento dela víctima, sometida a la violencia sexual y por lo tanto, que esa falta de conocimiento es condición esencial para que pueda configurarse el delito.

A todo esto especialistas en Derecho Penal y en Medicina Legal peruanos definen la violación, especificando que esta ocurre cuando el acceso carnal es con una persona contra su honestidad (pudor, decoro, decencia) y contra su libertad, empleando fuerza o grave intimidación contra su voluntad o por encontrarse privada temporal o permanentemente de sentido (conciencia), por enajenación mental, anestesia, desmayo o sueño.

Por otro lado, el delito de violación carnal, según Maggiore, consiste en obligar a alguno a la unión carnal, por medio de la violencia o amenazas.

Fontan Balestra considera, en acepción más amplia, a la violación como el acceso carnal logrado contra la voluntad de la víctima. Para Soler, el delito violación, es el acceso carnal con persona de uno u otro sexo ejecutado mediante violencia real o presunta.

Por violación debemos entender la cópula realizada en persona de cualquier sexo, por medio de la vis absoluta o de la vis compulsiva (violencia física o violencia moral) Se comete violación yaciendo con la mujer en cualquiera de los casos siguientes:

  • Cuando de usare la fuerza de intimidación.

  • Cuando la mujer se hallare privada de razón o de sentido por cualquier causa.

  • Cuando fuera menor de catorce años cumplidos aunque no concurriera ninguna de las circunstancias expresadas anteriormente.

1. CONCEPTOS BÁSICOS

1.1 Abuso Sexual

Es toda conducta o comportamiento que atenta contra los derechos básicos fundamentales de las personas: A la vida, la libertad, la integridad y la dignidad humana. Se manifiesta con conductas agresivas, temporales, o permanentes que buscan lesionar, humillar, degradar, expresar dominio o presión sobre una persona o personas que se encuentran o se colocan en condiciones de inferioridad. Esta asume muchas formas: físicas y psíquicas, por ejemplo cuando alguien:

  • Le obliga a tener relaciones sexuales a la fuerza.

  • Utiliza el chantaje en la escuela, en la casa y/o en el trabajo para conseguir favores sexuales.

  • Le hiere físicamente durante el acto sexual, agrede sus genitales, usa objetos o armas a nivel intravaginal, anal y oral.

  • Le obliga a tener sexo con otras personas o le obliga a que vea a otras personas tener relaciones sexuales.

  • Le hostiga sexualmente en la calle, en el trabajo, en la casa, en la escuela, en el colegio o en la universidad.

  • Le obliga al sexo cuando no está completamente consciente, sin consentimiento o cuando tiene miedo.

En el abuso sexual el agresor generalmente es conocido y aprovecha su condición de parentesco, amistad o relación laboral con la víctima.

1.2 Asalto Sexual

Se caracteriza por el uso de la violencia y el control de la situación mediante la utilización de la fuerza. El agresor o agresores utilizan armas e intimidación. Se comete frecuentemente en lugares aislados o aprovechando la ausencia de vigilancia En la mayoría de los casos el agresor es desconocido. Puede ser premeditado o casual. El premeditado se caracteriza porque ha sido previamente planeado; la casual se presenta cuando en la comisión de un delito las circunstancias de control se prestan para llevar a cabo la realización de un delito sexual.

La violación, es un delito dependiente de instancia privada. Se inicia por denuncia de la persona ofendida o sus representantes legales. No obstante ello, si se está investigando otro hecho y de lo actuado surge la manifestación espontánea de la víctima o representantes legales, el acto ya ha dejado de ser dependiente de instancia privada para pasar a ser público; por lo tanto, debe proseguirse la instrucción agregando esta caratulación, o testimoniándose, según el caso.

Por lo general, en estos eventos casi siempre se carece de testigos presenciales, y la prueba debe hacerse por otros medios. Por ello hay que actuar con mucha minuciosidad a efectos de documentar detalles, que en conjunto nos pueden llevar a reunir la prueba compuesta o de indicios.

Entre estas diligencias es de vital importancia la declaración amplia y detallada de la víctima. Recordar que no es parte, y si su declaración coincide con otras circunstancias o elementos de prueba, su valor puede ser fundamental importancia para dictar sentencia.

1.3 Inspección Ocular

Tratar de documentar si en el lugar se observan manchas de esperma o sangre, o si existen signos de haberse producido lucha. En algunos casos el delito ocurre en un lugar privado al que la víctima no ha podido tener acceso y al que ha sido llevada con engaño, violencia o amenaza. Si es coincidente el detalle de este sitio por parte de la víctima con la inspección ocular realizada, tendremos documentado un indicio de gran valor. Las manchas de esperma o sangre deben ser levantadas y secuestradas para las correspondientes pericias, al igual que con prendas, toallas u otros efectos que puedan hallarse con las mismas manchas.

1.4 Informes Médicos

Debe solicitarse que el médico examine a la víctima e informe si presenta signos de desfloración. Si es así, desgarros que presenta, en qué hora u horas se determina y tiempo probable o cierto de haberse producido (reciente, varios días, antigua data, etc.). En su caso, signos evidentes de desfloración anal. Si denota indicios de enfermedad infecto contagiosa, determinará su naturaleza y gravedad. Si presenta evidencia de embarazo. Si se constata presencia de esperma, y, de ser afirmativo, secuestrarla y envasarla para su posterior examen. Si presenta lesiones informará categóricamente, y con la amplitud posible, carácter de las mismas, y con qué instrumentos o en qué forma se pudieron producir. Desarrollo físico e intelectual y, en consonancia con ello, edad que aparenta la víctima.

De hallarse detenido o no ser habido el presunto imputado, proceder a su examen médico a los fines de determinar sí presenta signos de lesiones que pudieran tener relación con el hecho investigado. Son frecuentes los "arañazos" y arrancamiento de cabellos.

1.5 Secuestros

Serán objeto de secuestro los elementos mencionados en la inspección ocular, así como las ropas manchadas o rotas de la víctima y del imputado cuando fuere posible. Con ellos se realizarán los reconocimientos y pericias respectivos, luego de lo cual quedarán como pertenecientes a la causa.

  • IV. ESTUDIO CENTRADO EN EL AGRESOR

El estudio del agresor debe de abarcar, tanto en lo referente a la esfera psíquica como a la física, así como el estudio analítico de diferentes muestras que se tomen para realizar comparaciones con resultados obtenidos de las muestras procedentes de la víctima.

1. TIPOS DE VIOLADOR

  • Violador Común

Estudio sobre el tópico demostraron que el criminal común es alguien con orientación heterosexual pero con antecedentes de cometer sus necesidades sin importarle lo que suceda con los demás. Su problema principal es de conciencia.

  • Violador Furioso

Es un individuo sin antecedentes de conducta antisocial pero que maneja mal la frustración y tiene problemas de aceptarse a así mismo.

Su orientación sexual es normal pero algo le sucede cuando se enoja o frustra y no puede soportarlo. La violencia sexual es contra alguien que lo conoce y suele arrepentirse del acto. Comete se acción en un momento de psicosis aguda y no comprende la naturaleza ni las consecuencias de su conducta en ese momento, pero si lo hace al desapareces la crisis.

  • Violador Inmaduro

Se le considera a un individuo con detención de la maduración psíquica, tal vez por retraso mental y un comportamiento infantil en las situaciones sexuales.

d) Violador Parafílico

Tiene una orientación sexual muy particular. Siente atracción por los niños y en ocasiones no tienen otros problemas antisociales.

Corresponde a la serie de desviaciones de la conducta sexual o parafilias. Otras anormalidades sexuales o parafilias de este tipo son la zoofilia y necrofilia (ésta última encuentra placer sexual con cadáver, pero esto es algo que descubre, no lo elige).

2. ESFERA FÍSICA

Debe de comenzar con el estudio de las ropas que portaba en el momento de la comisión de la agresión, ya que las mismas pueden presentar manchas o vestigios similares a los que presentaba la víctima que son derivados de la perpetración del presunto delito en el lugar de los hechos: manchas de tierra, barro, restos vegetales, etc. A veces incluso pueden aparecer manchas procedentes de la víctima como sangre en el caso de que ésta tuviese heridas o procedentes del periodo menstrual.

En lo que se refiere al plano corporal, propiamente dicho, podemos encontrar huellas que evidencien la existencia previa de lucha durante la cual la victima se ha defendido. Estas consisten principalmente en arañazos que pueden afectar a diferentes partes del cuerpo.

Mención especial merece la eventual existencia de lesiones por mordedura en el pene, en los casos de violaciones por la vía bucal. No debe olvidarse el estudio de los genitales en busca de signos de enfermedades venéreas: gonorrea, chancro luético, etc.

3. ESFERA PSÍQUICA

Es preciso proceder a un examen completo de las funciones psíquicas que de ello va a depender el juicio de imputabilidad que se derive, con las consiguientes repercusiones en la responsabilidad y aplicación de penas.

Las posibles combinaciones de estados patológicos mentales y de intoxicaciones en el agresor y victima son enormes. Por lo tanto es imposible hacer un repaso puntual de todos ellos, por lo que como resumen cabe decir que habría que realizar una cuidadosa valoración individualizada de cada uno y poner en una relación de comparación los resultados.

En cuanto a las patologías o trastornos más frecuentes en los agresores, hemos de señalar la baja incidencia de enfermedad mental en sentido estricto. Lo más frecuente de encontrar entre los violadores son los trastornos de la personalidad, o utilizando una terminología más clásica las psicopatías, y dentro de éstos destaca por su frecuencia el trastorno antisocial (psicópata desalmado) quizá seguido, aunque a distancia, del trastorno esquizoide.

Un factor así mismo muy frecuente de encontrar es la intoxicación, principalmente la derivada de la ingestión de bebidas alcohólicas. Otros tóxicos también a tener en cuenta son todos aquellos que ejercen una acción estimulante como por ejemplo es la cocaína.

Es bastante habitual que exista una combinación de ambos: trastorno de la personalidad más tóxico, ya que éste pone de manifiesto o "dispara" los rasgos caracterólogicos con mayor facilidad.

El alcoholismo crónico es probablemente la causa más frecuente de la violación-incesto, aunque ésta, en muchas ocasiones, se comete en estados agudos de intoxicación etílica.

También merece una atención especial los retrasos mentales, de los cuales se ha dicho que tienen una libido exagerada aunque este aserto es bastante discutible.

  • V. LEGISLACIÓN EN EL PERÚ

Nuestra legislación contempla el Delito Contra la Libertad Sexual en el Código Penal vigente, cuya modificación en este aspecto se debe a la Ley 28251, el que modifica los artículos 170 al 183.

Artículo 170.- El que con violencia o grave amenaza, obliga a una persona a tener acceso carnal por vía vaginal, anal, bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna delas primeras vías, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años.

La pena será no menor de ocho, no mayor de quince años e inhabilitación conforme corresponda:

  • 1. .Si la violación se realiza a mano armada y por dos o más sujetos.

  • 2. .Si para la ejecución del delito se hay prevalido de cualquier posición o cargo que le de particular autoridad sobre la víctima, o de una relación de parentesco por ser ascendente, descendente o hermano, por naturaleza o adopción o afines de la víctima.

  • 3. .Si fuere cometido por el personal perteneciente a las Fuerzas Armadas, Policía Nacional del Perú, Serenazgo, Policía Municipal o Vigilancia Privada, en ejercicio de su función pública.

  • 4. .Si la víctima tiene entre catorce y menos de dieciocho años.

  • 5. .Si el autor tuviere conocimiento de ser portador de una enfermedad de transmisión sexual.

Artículo 171.- El que tiene accesos carnal con una persona por vía vaginal, anal o bucal, o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las primeras vías, después de haberla puesto en estado de inconsciencia o en la imposibilidad de resistir, será reprimido con una pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de diez años.

Cuando comete este delito de sus profesión, ciencia u oficio, la pena será privativa de la libertad no menor de ocho ni mayor de doce años.

Artículo 172.- El que tiene acceso carnal con una persona por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, conociendo que sufre anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia, retardo mental o que se encuentra en la incapacidad de resistir, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte ni mayor de veinticinco años.

Cuando el autor comete delito abusando de su profesión, ciencia u oficio, la pena será privativa de la libertad no menor de ocho ni mayor de doce años.

Artículo 173.- El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un menor de edad, será reprimido con las siguientes privativas de la libertad:

  • .Si la víctima tiene menor de siete años, la pena será cadena perpetua.

  • .Si la víctima tiene siete años a menos de diez, la pena será no menor de veinticinco ni mayor de treinta años.

  • .Si la víctima tiene diez años a menos de catorce, la pena será menor de veinte ni mayor de veinticinco años.

Si el agente tuviera cualquier posición, cargo o vínculo familiar que le de particular autoridad sobre la víctima o le impulse a depositar en él su confianza la pena será no menor de treinta años para los supuestos previstos en los incisos 2 y 3.

Artículo 174.- El que, aprovechando la situación de dependencia, autoridad o vigilancia tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o introduce objetos o partes del cuerpo or alguna de las dos primeras vías a una persona colocada en un hospital, asilo u otro establecimiento similar o que se halle detenido o recluida o interna, será reprimida con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años e inhabilitación de dos a cuatro años , conforme al artículo 36 inciso 1, 2 y 3.

A. El Acceso Carnal

El Código Penal hace referencia expresa a tres posibles vías en el proceso carnal, equiparándolas: la vía vaginal, la anal y la bucal.

a) Vía Vaginal

Implica la penetración del pene en la cavidad vaginal, no siendo necesario que sea completa ni que se produzca la eyaculación. Los signos físicos que podemos encontrar van a depender básicamente de tres tenores: la existencia de un himen íntegro (virginidad), la edad de la víctima y la resistencia u oposición.

En el caso de que exista un himen íntegro y la edad de la víctima se encuentre en el periodo de adolescencia o madurez, el signo que encontraremos es el de desfloración.

El himen es una membrana que se localiza en la unión vulvo - vaginal de carácter incompleto (deja casi siempre una luz a la cavidad vaginal), que se rompe con las primeras relaciones sexuales, si bien existen otras causas de desgarros y cualquier elemento que se introduzca en la vagina y que venza la elasticidad del mismo provocará su rotura. El borde libre del himen, el que delimita la luz vaginal, normalmente no es del todo regular teniendo pequeñas hendiduras u ondulaciones que no deben confundirse con los auténticos desgarros.

Existen diversos tipos de hímenes. Según su morfología pueden ser: semilunares, anulares, labiados, etc. Otros han sido llamados atípicos por su escasa frecuencia: biperforados (dejan dos orificios a la cavidad anal), cribiformes (dejan varios y pequeños orificios).

Cuando en una mujer adulta o adolescente virgen se producen las primeras relaciones sexuales, el himen se rompe (hay casos en que esto no ocurre debido a la existencia de un himen llamado complaciente).

La rotura himeneal se acompaña de dolor y hemorragia, que si no hay previamente una patología sanguínea sobre la coagulabilidad nunca es de consideración. La rotura es más frecuente que sea múltiple (en diversos lugares de la membrana), por lo que clásicamente y a efectos meramente descriptivos se utiliza la referencia a una esfera de reloj por lo que se habla por ejemplo de rotura a las 8 y a las 4, lo cual indicaría un desgarro en la posición n° 8 y del n°4 correspondientes a las horas de ese reloj imaginario.

En ocasiones no se produce la rotura del himen a pesar de que éste se encuentre íntegro. Esta eventualidad se da en los casos de los llamados hímenes complacientes que por su riqueza en fibras elásticas, permiten el paso sin que se produzcan desgarros del mismo. La exploración de estos hímenes no está exenta de riesgo, ya que durante su exploración es posible que se pueda ocasionar su rotura, siendo necesario en todo caso su acreditación, para lo cual algunos autores proponen como medida el que sea posible el tacto vaginal bidigital.

La rotura completa del himen, es decir, la existencia de desgarros que llegan hasta el borde adherido a la pared vaginal, es la norma con la penetración del pene. Esto sirve para el diagnóstico diferencial con las muescas o marcas congénitas que no suelen llegar al borde adherido, además éstas tienen contornos más redondeados y con una separación de los bordes más amplia. La luz de Wood puede servimos para diferenciarlos, ya que en el caso del desgarro, el tejido cicatricial de los bordes se diferencia nítidamente del resto del himen, signo éste que no aparece en las escotaduras o muescas.

Cuando se procede al reconocimiento precoz y en el caso de que haya existido la rotura del himen, encontraremos en éste los desgarros que muestran sus bordes sangrantes y tumefactos, sin embargo, en el plazo de unos 3 a 4 días se produce la cicatrización (si no han existido complicaciones como problemas por coagulopatías o procesos infecciosos) y a partir de esa fecha ya no es distinguible la data de la rotura y por lo tanto del acceso camal, permaneciendo además la membrana con la misma morfología para el resto de la vida, ya que la cicatrización se produce en cada borde independientemente (a diferencia de lo que ocurre en el resto de los tejidos en los que la cicatrización se produce estableciendo puentes que unen los bordes).

La edad de la víctima es un factor muy importante a la hora de encontrar lesiones en la región genital, ya que hasta que no se haya alcanzado la pubertad, el desarrollo de los genitales tanto externos como internos no permite la cópula normal.

Clásicamente se han establecido tres periodos cronológicos: en niñas menores de seis años, el coito es imposible, pues el ángulo subpúbico es muy agudo. Entre los seis a doce años es posible la cópula, pero debido a la desproporción de los genitales entre agresor (si es adulto) y víctima, casi siempre se acompaña de lesiones de cierta consideración como la rotura del periné o del tabique recto-vaginal. A partir de los doce años es raro que existan lesiones genitales, dándose casi exclusivamente como signo la rotura del himen en caso de ser virgen.

Otra circunstancia que puede determinar la existencia de lesiones sobreañadidas a la rotura himeneal es la brutalidad con que se realice el coito, si bien esto en mujeres adultas no suele entrañar lesiones importantes, aunque en niñas de 6-12 años es un factor importante.

b) Vía Bucal

La utilización de esta vía no deja huellas en la cavidad bucal a excepción de la presencia de esperma que de todas formas es difícil su instalación, aunque siempre se debe proceder a realizar una toma de muestra para su análisis.

c) Vía Anal

El ano es el orificio en el que termina la parte distal del tubo digestivo. Tiene una forma circular cuando está dilatado, mientras que en reposo está completamente cerrado y reducido a una pequeña hendidura. De ella y en dirección radial parten una serie de pliegues que se exageran cuando se contrae el esfínter y desaparecen con su dilatación.

El ano dispone de dos esfínteres: uno externo que es de carácter voluntario y otro interno que es involuntario, que son los responsables del cierre y apertura del ano.

La exploración del ano requiere una postura determinada que se ha llamado de "plegaria mahometana" por remedar la posición que adoptan los mahometanos cuando oran. También se aconseja la posición genu-pectoral.

Dado el carácter contráctil voluntario del esfínter externo, existirán siempre lesiones ante un coito anal no consentido en el que la víctima oponga resistencia, no así si existe dilatación del esfínter.

Las lesiones que podemos encontrar van desde las fisuras, excoriaciones hasta las auténticas roturas del esfínter, éstas sobre todo vienen condicionadas por la desproporción de los órganos genitales del agresor respecto del tamaño del ano del agredido. Se suele producir la llamada parálisis antiálgica del esfínter. Las lesiones cursan con dolor, escozor, sobre todo, al defecar o deambular, evolucionan hacia la curación en el curso de unos siete días en el caso de las lesiones leves.

Cuando los coitos anales son repetidos es posible encontrar una pérdida de tono del esfínter, signo habitual en algunos homosexuales pasivos por lo que siempre es recomendable la práctica de un tacto anal y en el caso de sospecha de rotura del esfínter un estudio electromiográfico.

Por último es necesario en ocasiones el examen mediante rectoscopio a fin de visualizar la parte interna del ano y la porción distal del ano.

  • VI. ESTUPRO

Se define como el acto carnal con una mujer virgen mayor de catorce años y menor de dieciocho, empleando el engaño. En nuestro Código Penal vigente, se contempla el acto análogo, se hace referencia al engaño y a la edad de la ofendida.

Hoy en la actualidad es llamado seducción.

Artículo 175.- El que, mediante engaño tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o introduce objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos vías a una persona de catorce y menor de dieciocho años será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años.

Se considera condición necesaria para considerar estupro, que la ofendida haya sido virgen antes del acto sexual. La ley no considera ni menciona la honestidad de la ofendida. Es el caso típico de seducción, en que la mujer por engaño no rechaza el acto ni opone resistencia para la realización del mismo, o sea que participa activamente.

  • VII. SUJETOS DE VIOLACIÓN

Es oportuno señalar que la mujer puede ser sujeto activo del delito de violación, ya que este se consuma no sólo por cópula, sino que por introducción de cualquier elemento o instrumento distinto del órgano viril, ya sea por vía anal o por vía vaginal.

Desde luego, la mujer también puede intervenir como sujeto activo de la violación cuando coadyuva deforma física a que el sujeto pasivo sea violado, o cuando este se logre por intimidación que éste infundida por la mujer.

A efecto de explicar lo anterior, podemos suponer que una mujer podría ejercer violencia moral, mediante amenaza de daño a un hombre y lograr que éste yaciese con ella, lo que al menos en el nivel de hipótesis constituiría violación.

Otra situación contemplada en el nuevo dispositivo, que guarda íntima relación con los asertos anteriores, se refiere al sujeto pasivo, el cual puede ser cualquier persona, sin importar su sexo, edad o condición.

La ley no hace distingos de ninguna naturaleza en cuanto a la condición del sujeto pasivo, de ahí que una prostituta puede ser violada porque el interés o bien tutelado es la libertad sexual, del cual ella no ha sido privada por el hecho de ejercer la prostitución.

  • VIII.  TIPOS DE VIOLACIÓN

1. La violación sexual dentro del matrimonio

Sobre esta cuestión existen pareceres encontrados en la doctrina penal. Algunos autores se pronuncian por la impunidad de la violación sexual en el matrimonio argumentando que quien se casa pierde o ve disminuida su libertad sexual respecto a su cónyuge, el cual ante la negativa de su pareja de mantener relaciones sexuales tendría expedito el camino de la violencia o la intimidación para lograr el acceso carnal. Esta postura podría encontrar amparo en el Artículo 289 del Código Civil, norma que consagra como deber de los cónyuges el hacer vida en común.

Si bien la regla de excluir de sanción penal en caso de violación sexual dentro del matrimonio puede aceptarse excepcionalmente su castigo cuando, por ejemplo se utiliza la violencia o intimidación para lograr actos sexuales contra natura (penetración anal) con la víctima o ésta se opone a fin de evitar el contagio de un mal, una enfermedad venérea, sida, o finalmente cuando el ejercicio de la fuerza se dirige a lograr un acto sexual en un ligar que por las circunstancias, costumbres o pudor del sujeto pasivo (cónyuge) resulta inadecuado, por ejemplo un automóvil, un ascensor, un baño público.

2. Violación en Multíparas y meretrices

Médicamente es casi imposible determinar lesiones genitales producto de violación en mujeres que han tenido parto vaginal o que se dedican a la prostitución.

De encontrarse lesiones recientes o otras agregadas el médico se limitará a describirlas evitando dar el diagnóstico de violación pues existe la posibilidad que las haya auto producido la víctima con el objeto o extorsión.

Estos "falsos atentados sexuales" lo mismo que los flujos diversos en niñas "vírgenes" no deben ser olvidados jamás por el perito que extremará precauciones clínicas en el laboratorio para su correcto diagnóstico.

3. Violación de un varón

En estos casos, el diagnóstico es aún más difícil que en el sexo femenino. Tiene valor relativo algunos signos, pero ellos desaparecen por lo cual el examen para ser útil debe realizarse en los primeros días de ocurrido el hecho.

Hay por lo pronto signos generales de violencia cuando se ha usado de la fuerza. Localmente puede comprobarse pequeñas lesiones anales y perianales. Estos son: relajación del esfínter anal con incontinencia fecal, deformación infundibuliforme del ano por el reflejo producido por el dolor, erosiones del orificio, desgarradura de la mucosa rectal en la línea media hacia delante cerca del rafe en forma triangular, lesión descrita por Wilson Johnston y confirmada por Lacassagne y Dbiere, en cadáveres experimentalmente. Pueden coexistir signos generales de violencia cuando ha existido la fuerza.

4. ABUSO SEXUAL EN MENORES

Es la explotación sexual de un niño por un adulto, un adolescente o un niño de más edad y se define como la participación del menor en actividades sexuales para las cuales no está preparado y por lo tanto no puede dar consentimiento. El abuso sexual no necesariamente implica relación sexual o la fuerza física, en muchos casos los niños y las niñas pueden ser sobornados(as), presionados(as) o amenazados(as) verbalmente para que realicen actos sexuales. Las actividades sexuales pueden incluir:

- Penetración oral, vaginal o anal; Caricias; Exhibicionismo; Producción de pornografía; Prostitución

- Estimulación oral o manipulación de los órganos genitales

El abuso sexual puede generar daño ano-genital o ser acompañado por otras señales de abuso físico como hematomas o de negligencia como anti-higiene. Las víctimas de un abuso sexual normalmente experimentan efectos a largo plazo en su bienestar psicológico y social y son vulnerables a ser nuevamente víctimas en un futuro. Generalmente son manipulados para que mantengan el incidente en secreto.

Características del Menor Abusado.

Comportamientos

Las reacciones varían según la edad, madurez emocional, naturaleza del incidente, duración de la presión, historia del menor. El menor puede demostrar: Querer estar solos, Pesadillas, Desconfianza en los demás, Llanto injustificado, Mostrar miedo de ir a la casa o al colegio, Mostrar miedo a los padres o a los adultos, Actitudes extremas (hiperactividad recogimiento), Expresar sentimientos de pena y culpabilidad, Dibujar cuerpos humanos distorsionados, Manifestar comportamientos agresivos contra ellos mismos o contra los demás miembros de la familia. Tener enuresis (presencia de orina involuntaria en el día o en la noche asociado con un sentimiento de miedo) y encopresis (presencia de materia fecal involuntaria en el día o en la noche asociado con un sentimiento de miedo). Mostrar comportamientos pseudo-maduros. Desmejorar su desempeño académico. Manifestar comportamientos de provocación sexual. Abusar sexualmente a un hermano, amigo u otro menor. Práctica de masturbación compulsiva. Volverse promiscuo sexualmente. Embarazarse o huir. Uso de drogas o alcohol. Intentos de suicidio

Señales Físicas:

Dificultad para sentarse o caminar. Dolor, hinchazón o picazón en el área rectal o genital. Dolor al ir al baño. Contusiones, mordeduras, magulladuras, heridas o cortadas en el área genital. Hemorragia o secreciones en el área rectal o genital. Enfermedades transmisibles sexualmente.

5. MUJERES EMBARAZADAS Y LA VIOLENCIA SEXUAL

Se merece una mención especial el caso de las mujeres embarazadas que fueron victimas de la violencia sexual.

En el Perú son numerosos los casos de mujeres que fueron sometidas a violencia sexual; por otro lado, abundan los casos de las mujeres embarazadas a consecuencia

De la violencia sexual sufrida a manos de individuos desquiciados, luego que se vieron obligadas a asumir un embarazo no deseado en otras palabras forzoso, implicando así un trauma psicológico, físico que le va quedar marcada para toda su vida que va ha dificultar su buen desempeño en el transcurso de su vida .

A ello va unido los casos de las mujeres que abortan para evitar ese embarazo y cuyas vidas se ponen en riesgo permanente.

Debe tenerse en cuenta que en el Perú el aborto esta penado (articulo 114 de código penal), por lo tanto, estas operaciones se realizan clandestinamente, con el riesgo que esto implica para la vida de la madre.

  • 1. .Informar de inmediato a la agencia del Ministerio Público de la jurisdicción.

  • 2. .La víctima debe examinarse inmediatamente.

  • 3. .Obténgase permiso escrito con testigos para los siguientes pasos:

  • Examen físico.

  • Obtención de especímenes.

  • Fotografías.

CAPITULO II:

SIGNOS MÉDICOS LEGALES DE LA VIOLACIÓN

  • I. ESTUDIO CENTRADO EN LA VÍCTIMA

Antes de describir los diferentes hallazgos y estudios que se pueden realizar en la víctima de una violación, es necesario hacer algunas consideraciones.

 

Ante la existencia de un delito, en general, es preciso buscar las pruebas encaminadas precisamente a demostrarlo. De esta manera se puede acreditar la perpetración del mismo, pues de no lograrlo, si no existe el delito no existe responsabilidad ni culpabilidad penal.

 

El delito de violación no escapa a esta premisa general e incluso es de esos delitos en los que una adecuada labor pericial, y sobre todo una buena coordinación de todos aquellos profesionales que por una u otra razón van a intervenir ante un caso de violación, resulta de capital importancia para la aportación de pruebas fehacientes y en muchas ocasiones irrefutables no sólo de la existencia del delito sino incluso de identificación del autor.

 

La violación de una persona (masculina o femenina) es uno de los más graves atentados que se pueden cometer contra una persona, ya incide en una esfera (la sexual) que pertenece, en nuestra cultura, a la más profunda intimidad. La víctima en estos casos tiene una gran gama de sentimientos: odio, rabia, impotencia, deseos de justicia, pero también de asco y repugnancia.

 

La mayoría de las personas violadas refieren sentirse sucias, lo que les lleva a cambiarse de ropa y lavarse. Estas maniobras pueden hacer desaparecer pruebas que son definitivas para la acreditación de la violación. De ahí la importancia de que las primeras personas que intervengan, que suelen ser policías o ginecólogos, tengan en cuenta estos extremos e inviten a la víctima a no lavarse ni a desaparecer la ropa o lavarla hasta que se hayan tomado las muestras oportunas.

 

El hecho que se produce con relativa frecuencia es que la víctima acude al hospital, en muchas ocasiones, acompañada por la policía. En el hospital es reconocida por el ginecólogo de guardia. Tras el examen ginecólogo, la víctima y en ocasiones, la policía, dan por finalizadas las pruebas de carácter médico y la víctima se ducha, se cambia de prendas las destruye o lava las que portaba en el momento de la agresión sexual. Esto es un error, la finalidad del ginecólogo hospitalario es examinar a la víctima. El algunas ocasiones incluso realiza toma de muestras de fondo saco vaginal, pero el estudio de las mismas se limita a detectar la presencia de espermatozoides, siendo esto un estudio incompleto. Existe otra función muy importante que es la búsqueda de evidencias de violación que no se pueden limitar a la existencia de lesiones ginecológicas, ya que en muchas ocasiones éstas faltan y no por ello se puede concluir que no ha habido una violación. Esta misión le compete al médico forense que por su formación está capacitado para tal cometido.

Con estas competencias diversificadas lo que se consigue es "marear" a la víctima, la cual va pasando de unos departamentos a otros (policía, hospitales, juzgados, etc.) debiendo soportar los mismos interrogatorios, las mismas exploraciones médicas, etc. con el consiguiente y lógico malestar que esto supone, sobre todo después de haber sufrido una agresión sexual.

 

Por todo ello y en lo que respecta a las labores médicas, los pasos que se deben de dar serían los siguientes: una vez conocida por quien sea (policía, hospital, etc.) la existencia de una violación, la víctima debe de ser reconocida inmediatamente por un médico forense, cuando aún no se ha cambiado de ropa ni lavado, debido a que las huellas de la agresión sexual puede que permanezcan, y si es así, es posible recogerlas para su estudio.

 

En aquellos lugares donde el médico forense disponga de los medios necesarios para proceder a un reconocimiento de estas características, la víctima debiera desplazarse a una clínica forense. De esta manera se obviaría el paso por el hospital. Sólo en los casos de lesiones importantes sería necesario el traslado al hospital, siendo el médico forense quien indicase tal necesidad.

 

En los casos en que el médico forense no dispusiera de los medios necesarios para realizar el reconocimiento, la víctima debería ser trasladada al hospital más próximo acudiendo también con el médico forense, para que conjuntamente con el ginecólogo procedieran al reconocimiento cada cual con su función específica.

 

Con este proceder se evitaría que la víctima fuese examinada en varias ocasiones, limitándose a un solo reconocimiento, entendiendo por tal todo el proceder médico habitual: anamnesis, exploraciones, toma de muestras, etc.

  • II. VIOLACIÓN POR VÍA VAGINAL

Es necesario disponer para el reconocimiento de una presunta violada del siguiente instrumental mínimo: mesa ginecológica, espéculos vaginales de diversos tamaños, lámpara de luz dirigible, luz de Wood, hisopos y frascos estériles, frigorífico, hervidor, un peine, sobres y en general material de curas: vendas, gasas, jeringas y agujas, bateas, etc.

Asimismo, es aconsejable que al menos el examen ginecológico sea practicado en presencia de otro perito. En algunos casos, sobre todo si se trata de una menor, es mejor realizar la exploración en presencia de algún miembro de la familia.

  • 1. LA EXPLORACIÓN FÍSICA

La exploración física de la presunta víctima de violación comienza con una inspección al igual que en cualquier especialista médica asistencial, pese a que la medicina forense tiene esta naturaleza. Así, se podrá observar la actitud de la examinada, su hábito constitucional, su talla, su desarrollo muscular, todo ello con el fin de buscar elementos indiciarios de posibilidad de resistencia. Interesa estudiar en seguida los signos macroscópicos de violencia externa, tanto recientes como antiguos. Para ello es clásico dividir el cuerpo en tres zonas o áreas:

  • Zona Genital: Incluye genitales externos, periné y área anorrectal.

  • Zona Paragenital: Comprende la zona abdominal infraumbilical, monte de venus, raíz de muslos y zonas glúteas.

  • Zona Extragenital: Abarca el resto de las regiones topográficas. Dentro de esta zona es importante destacar el examen en cabeza, mamas, muñecas y piernas.

Consideramos que el examen físico debe iniciarse en la zona extragenital, continuar en la paragenital y terminar en la genital.

Es muy mala técnica así lo entendemos iniciar el examen por la zona genital, o sea, a la inversa; pues en ese caso la presunta víctima será colocada en una situación incómoda lo cual a menudo redundará en un examen falto de su colaboración y por ende, muy difícil y hasta entorpecido.

En ningún caso, el perito debe olvidar que realiza un peritaje en una persona que ha tenido una vivencia muy sui generis, que además no es un delincuente, sino la víctima presunta de un delito. Es de buen criterio no tener a la examinada, en ningún momento, completamente desnuda. Inicialmente, se debe examinar el hemicuerpo inferior; y finalmente, el estudio ano rectal estando la persona en posición ginecológica, para realizar el examen ginecológico y, a en posición de plegaria mahometana

Conforme apunta Bonnet, las distintas lesiones que se pueden encontrar en el delito de violación son:

Extragenitales:

  • Contusiones del cuero cabelludo.

  • Hematomas del rostro.

  • Hematomas del cuello.

  • Excoriaciones unguenales en rostro, labios, mamas o pezones.

  • Contusiones por mordeduras en el rostro, cuello, tórax y mamas.

  • Hematomas en el nivel de la pared abdominal, muslos, rodillas o piernas.

  • Signos de estrangulamiento manual o con lazo.

  • Signos de compresión toracoabdominal.

  • Manchas de sangre:

El grupo sanguíneo de una persona es permanente, no cambia desde su nacimiento hasta la muerte, y es así por consiguiente que en muchos casos se puede establecer si la sangre analizada podría corresponder a la víctima, al imputado, o sencillamente, ser de ser otra persona.

Cuando se trata de sangre proveniente de la vagina, se puede determinar si es menstrual (cuando presenta células uterinas, células vaginales pavimentosas, protozoarios hongos y bacterias) o bien procedente de esa zona por violencia (hay presencia de vello pubiano y células vulgares). Estos detalles son muy importantes en la investigación de los delitos de violación, de su tentativa o abuso deshonesto.

  • Manchas de Esperma

Las manchas de esperma son de gran importancia en el caso de perpetración de delitos sexuales tales como la violación, su tentativa, estupro y abuso deshonesto, actos que son seguidos a veces por el homicidio.

En los hechos recientes, el esperma puede hallarse por lo general en los órganos genitales o ano de la víctima, o bien en distintas partes de su cuerpo, y los rastros se encuentran, según el caso, en estado semilíquido, adhesivo, incoloro y de olor alcalino, o bien en forma de escamas o películas muy quebradizas de color claro, ello de acuerdo y según al tiempo transcurrido entre la eyaculación y el acto investigado.

También su hallazgo se produce por lo general en las ropas (casi siempre interiores) de la víctima e imputado, de cama, toallas, pañuelos, géneros diversos (que pudieron haber sido utilizados para limpiarse por la víctima o el imputado), braguetas del pantalón, y en menos ocasiones en medias, zapatos, el piso o paredes. Casi siempre presentan una coloración blanco-grisácea o bien amarillenta, apergaminada, y, especialmente en las telas absorbentes, una forma de mapa, mientras que en los tejidos no absorbentes adquieren un dibujo similar a los rastros que dejan los caracoles a su paso.

Paragenitales:

  • Contusiones o desgarros perineales.

  • Contusiones o desgarros vesicales.

  • Hematomas pubianos.

  • Hematomas de la cara interna de los muslos.

  • Lesiones diversas en las zonas glúteas.

Genitales:

  • Contusiones o desgarros de la vulva, horquilla y fosa navicular.

  • Desgarros del himen.

  • Contusiones o desgarros de la vagina.

  • Contusiones o desgarros de los fondos del saco útero-vaginal.

  • Contusiones o desgarros anales.

  • Levantamiento y remisión:

Por razones obvias, las manchas de esperma en los cuerpos, especialmente de la víctima, deben ser levantadas por el médico. Por lo general, en vagina y ano se procede previamente a un lavado con suero fisiológico, que luego se recoge y se envasa convenientemente en tubos de ensayo o frascos de vidrio, limpios, sin ninguna otra sustancia, y en lo posible se remiten con urgencia al laboratorio. Para todo esto debe tenerse en cuenta lo que manifiesta la víctima, ya que son diversas las formas de actuar en estos delitos de acuerdo al grado de degeneración que reviste el autor del hecho y la parte del cuerpo en donde prefiere eyacular. En ocasiones eligen hacerlo en la cabeza, entre los cabellos. Si así fuere, entendemos que es preferible cortarlos en su parte manchada y remitirlos al laboratorio, también convenientemente envasados en tubos de ensayo o frascos de vidrio.

A fin de evitar la destrucción del espermatozoide, las prendas secuestradas con manchas que se presumen de esperma deben ser manipuladas convenientemente, evitando en lo posible los dobleces en esas partes. Las grandes, tales como sábanas, se acondicionarán convenientemente sin ser cortadas en sus partes maculadas; es decir, se remitirán completamente enteras. La mejor forma de embalaje es colocarla entre dos cartones duros, procediendo luego a envolverla en lo posible con papel madera de buena consistencia. Cuando estuviere aún húmeda, se la dejará secar previamente a su embalaje, a temperatura ambiente.

Cuando por el tamaño ello no fuera posible y la mancha ya se hallare seca, se procederá a sacarla mediante el suave raspado de un cuchillo o elemento similar, y se dispondrá en tubos de ensayo o frascos de vidrio para su remisión al laboratorio.

  • Identificación de antígeno P-30:

Recientemente, se ha estudiado un antígeno denominado P-30, el cual tiene la particularidad de identificar con mucha precisión el semen, ya que es específico del sexo masculino, relativamente estable, se detecta fácilmente de manera confiable y sigue una declinación regular poscoito.

Este antígeno se ubica en la próstata, inclusive en el hombre vasectomizado. Su proporción se eleva en tumores prostáticos y en sus metástasis.

El P-30 proporciona una evidencia confiable de la presencia de semen, a pesar de la ausencia de zoospermos.

  • Clasificación de las lesiones encontradas

En la profunda investigación bibliográfica realizada, ningún autor ha considerado necesario apuntar en el peritaje medico-legal efectuado un hecho que adquiere relevancia y por consiguiente trascendencia no sólo diagnóstica medico-legal, sino también psiquiátrica y jurídica; o sea, la clasificación que hacemos de las lesiones encontradas en las víctimas.

Al respecto, cabe clasificar a las lesiones en dos grupos:

  • Lesiones necesarias

  • Lesiones innecesarias.

  • Lesiones necesarias: En esta denominación se incluye todas las lesiones, ya sean genitales, paragenitales o extragenitales, que deben indefectiblemente ser ocasionadas a la víctima de este ilícito para poder cometer el mismo. Ejemplo de llo son los estigmas ungueales provocados en muñecas y en ambos hombros, con la finalidad de sujetar a la víctima para accederla; o bien hematomas de cuero cabelludo, equimosis del cuello o lesiones en mamas o piernas producidas para asustar, vencer o ablandar a la víctima, que inicialmente ofrece resistencia física ante el intento de acceso carnal. También podemos agregar las diferentes lesiones contusas provocadas en la raíz de muslos al intentar separarlos. Todas estas lesiones permiten tener una idea sobre lo que verdaderamente acaeció en los casos de las violencias que se desarrollan en forma común.

  • Lesiones innecesarias: En esta clasificación se incluye todas aquellas lesiones que por su mecanismo productor, por su jerarquía y por su finalidad no debieron producirse para lograr la comisión del delito. Ellos por ser tal tipo que evidencian la personalidad del delincuente o delincuentes. En todos los casos, son lesiones que evidencian el sadismo del autor o autores, la intención de agregar al simple delito una serie de componentes psicopáticos, más precisamente sexo páticos. En estos casos hemos visto en forma frecuente que lo que ahora el autor o autores, es el simple acceso carnal, la immissio penis y no existe la immissio seminis.

Desde el interrogatorio realizado más la comprobación de las lesiones innecesarias existentes, tales situaciones permiten tener un perfil aproximado de la personalidad patológica del autor o autores el delito, aún antes de su individualización.

  • 2. HIMEN

El estudio del himen adquiere extraordinaria importancia, ala par que invalorable trascendencia médico-legal y jurídica en los peritajes, de tal forma que aquí se le considerará una barrera anatómica y frontera jurídica del delito de violación, habida cuenta de que , si no se pasa a través del himen o el lugar que debiera ocupar el mismo, no se está frente a una immissio penis, pero si se atraviesa dicha válvula se configurará el principal elemento jurídico en el delito de violación: el acceso carnal.

El término himen proviene del latín himen, y este a su vez del griego hemén vocablo que significa membrana. De ahí el error de algunos autores, como Mata, Casper entre otros que lo denominan membrana himen.

2.1. Histología del himen

Conforme explica Maximow Bloom, el himen es un repliegue de la mucosa con tejido conectivo en su interior y epitelio pavimentoso estratificado en ambas caras.

2.2. Tipos de Himen

Respecto a los tipos de himen, Hofman sostenía: por lo pronto el que examine con método el estado del himen, lo que es relativamente fácil de hacer en a las niñas, se convencerá de que esta membrana presenta mucha variedad tanto en su forma como en sus otras propiedades. Por tal razón se procede a clasificar al himen en:

  • a) Himen frecuentes

  • Anular o circular

  • Semilunar o falciliforme o en herradura

  • Labiado : bilabiado

  • Trilabiado

  • Tetralabiado

  • Multilabiado

  • b) Himen infrecuentes

  • Imperforado

  • Septados o en bandeleta-Única completa

  • Multiseptados o en bandeleta.-Única completa

  • Septados o en bandeleta-Imcompleta

 

Otra forma de clasificación del himen y expuesta por la cátedra es la siguiente:

  • Himen no desflorado:

  • Por la forma de su orificio:

  • Con un solo orificio:

  • Anular o circular

  • Labiado o bilabiado

  • Semilunar o falciforme

  • Franjeado

  • Otras formas

  • Con dos o más orificios:

  • Tabicado, septado o biperforado

  • Con doble membrana (dos orificios por membrana)

  • Cribiforme

  • Sin orificio o imperforado

  • Por su elasticidad:

  • Dilatable o complaciente

  • Dilatado

  • Según el tamaño de la abertura del orificio himeneal:

  • Orificio pequeño: hasta 1 cm de diámetro.

  • Orificio mediano: mayor de 1 cm a 1,5 cm de diámetro.

  • Orificio grande: mayor de 1,5 cm de diámetro.

  • Himen desflorado:

  • Con desfloración reciente

  • Con desfloración antigua

2.3. Ubicación de las Lesiones

Clásicamente, en las lesiones himeneales se acostumbra considerar al himen dentro de un cuadrante horario (y por extensión al ano, también). Así, describiremos la exacta ubicación, apuntando, por ejemplo, desgarro completo de reciente data en hora cinco, escotadura congénita en hora siete, o equimosis de la pared himeneal en hora seis y once.

2.4. Examen del Himen - Pericia Médico Legal

 

Aparte de las consideraciones de forma normal, anomalías o defectos congénitos, deformaciones, elasticidad o rigidez del himen, al perito le interesa efectuar el examen en relación a las alteraciones sufridas como consecuencia del acto sexual al que fue sometida la agraviada.

 

Cubiertas todas las exigencias y requisitos de ley previos al examen, la persona que va a ser examinada pasará a una sala ginecológica donde con la presencia de una enfermera procederá a aligerarse de ropa, ponerse en condiciones de ser examinada, asistida por la enfermera (imprescindible su presencia), la que preparará convenientemente a la agraviada para el examen.

 

Los médicos legistas, necesariamente en número de dos, practicarán el examen en forma metódica y minuciosamente siguiendo un protocolo. Primero, los órganos sexuales externos y zonas vecinas, con el propósito de descubrir la presencia de lesiones, excoriaciones, equimosis, heridas o secreciones tanto normales como anormales. Posteriormente, pasarán al examen propiamente dicho de la vulva y el himen. Frente a los genitales expuestos y cómodamente colocado el observador, procederá a traccionar con cierta intensidad, con los dedos índice y pulgar de cada mano, los labios menores hacia fuera, exponiendo de esa manera toda la superficie del himen, siguiendo la dirección de las manecillas del reloj, comparativamente, buscará lesiones, desgarros, erosiones, fisuras tanto de la horquilla como de la misma membrana himeneal. Interés especial prestará de borde libre del himen.

 

Los desgarros o lesiones que pudieran encontrarse en la membrana del himen pudieran ser recientes o antiguos.

3. DIAGNOSTICO DIFERENCIAL ENTRE ESCOTADURA Y DESGARRO.

Por sus particularidades, interesa estudiar, previo examen, el borde libre del himen. De esta manera, se podrá saber si se está o no en presencia de un desgarro o desgarros himeneales; pero de tenerse en cuenta que existe una formación himeneal congénita, la llamada muesca, denominada escote simétrico congénito por Hofmann.

3.1. Escotadura Congénita

 

Von Hoffmann refiere que las escotaduras son frecuentes, y se encuentran generalmente en la mitad superior del himen y rara vez en la inferior. Este autor apunta que por su gran número de observaciones realizadas en cadáveres de niñas, se ha convencido de que principalmente las escotaduras se encuentran en el punto del himen den que el tercio superior se une al medio, siendo además simétricas en la mayoría de los casos.

 

Los bordes de la hendidura congénita son, sin excepción, regulares; no pueden yuxtaponerse por falta de tejido himeneal, contrario lo que ocurre con los desgarros y, esta propiedad constituye un signo de identificación entre muesca y desgarro.

 

El epitelio de revestimiento de las escotaduras es el mismo que del himen (o sea, plano estratificado), de aquí la uniformidad de apariencia en la observación entre dichas incisuras y el resto del himen. Esto también se puede verificar a la visión colposcópica y si se quiere diferenciarlo de un desgarro, la observación de una sala oscura con la luz de Wood permitirá corroborar la uniformidad epitelial en membrana y muescas y el aspecto cicatrizal, distinto del anterior en el desgarro.

3.2. Desgarro o Laceración Himeneal

 

Es clásico aceptar que el desgarro se ubica en cualquier lugar del cuadrante himeneal. Diversos autores que se ocuparon de la cuestión han querido demostrar que los desgarros se ubican con especial predilección, según sea la particular forma o tipo de bilabiado de desgarro por arriba y bajo en la comisura de los labios, de modo que los mismos permanecen intactos y resultan así dos grandes colgajos verticales, uno a cada lado.

 

El estudio de la profundidad del desgarro resulta interesante, y cabe resaltar que en la casi totalidad de los casos se trata de desgarros completos, o sea, se extienden desde el borde libre hasta el borde de implantación del himen. En pocas oportunidades -muy contadas- puede tratarse de los llamados desgarros incompletos.

III. VIOLACIÓN POR VÍA ANAL

1. Síntesis Anatómica

Para referirnos a la anatomía del ano, seguiremos los criterios de Testut y Latarjet. Estos autores refieren que el ano es un simple orificio en el que termina por su parte inferior el tubo digestivo. En anatomía aplicada se añaden a este orificio algunas partes, que, sin precedente propiamente, le son inmediatas: por arriba, la parte más inferior del recto, que lo preceden, y por abajo, la zona cutánea que le sigue y lo rodea. Comprendido así el ano, se convierte en un verdadero conducto de 15 a 20 milímetros de longitud, o según se ha dicho, en una especie de hilera a través de la cual son exprimida, durante la defecación, las heces acumuladas en la ampolla rectal.

 

El esfínter interno del ano, concéntrico con el esfínter externo, situado por fuera de él, mide de 3 a 6mm de grueso. Por arriba se fusiona, sin línea de demarcación muy clara, con los últimos fascículos musculares de la ampolla rectal. Hacia abajo termina en las márgenes del ano. Además de estos dos músculos, hay fibras lisas en dirección longitudinal, que descienden unas entre los dos esfínteres y otras en el grosor mismo de uno o del otro de estos músculos y que terminan en la cara profunda de la piel del ano.

2. Examen de la zona anorrectal

 

Para realizar el examen de la zona, la persona por examinar deberá estar en posición de "plegaria mahometana".

 

Tal como hemos venido sosteniendo, Kvitko, estamos convencidos de que la actitud que ofrece una persona ante el examen debe tomarse como un dato más, pero de ninguna manera aceptamos que por sí misma permita llegar a conclusión alguna. Recordemos que en medicina legal, toda conclusión implica el sustento de una base científica, avalada por datos objetivos, comprobados y comprobables; pero de ninguna manera, un dato de trascendencia subjetiva puede inducir y llegar a determinar o influir en un diagnóstico.

3. Lesiones

 

Es de fundamental importancia dejar claramente establecido que el coito por vía anorrectal no consentido determina, en todos los casos sin excepción, lesiones de mayor o menor jerarquía.

 

Precisamente en el caso de violación por vía anorrectal, es posible determinar, sin temor a equivocarse, si se trata de una relación que no contó con el consentimiento de la víctima, debido a que es completamente distinto el resultado del coito por esta vía del que se logra por vía anterior o vaginal en casos de violación.

 

Por ello, cuando encontramos estas lesiones en el reconocimiento anorrectal, podremos concluir con certeza que el coito ha sido no consentido, sin interesar los antecedentes de la víctima, ya que incluso puede ser un homosexual, quien, al resistir la penetración con la contracción esfinteriana, solo podrá ser accedido si median las referidas lesiones.

 

Además de los signos de violencia señalados en líneas anteriores, encontramos lo que denominamos parálisis antálgica esfinteriana. Se trata de una dilatación del esfínter, que puede tener un diámetro de 1, 2 y hasta 2.5 cm, que se evidencia frecuentemente, provocada a por el intenso dolor originado en las lesiones existentes.

 

En casos de lesiones recientes, se puede apreciar en los bordes libres del himen, zonas de congestión, inflamación, fisuras o desgarros que siendo observados en un primer tiempo pueden presentar restos de sangrado o coágulos. Lo expuesto anteriormente suele observarse en forma inmediata a la acción sexual en la virgen y como todo proceso tiene una duración de 8 a 10 días, tiempo en el cual por los mecanismos de reparación y cicatrización actúan, las lesiones tienden a curar y dar la apariencia de lesiones antiguas dificultando el cálculo del tiempo en que fueron producidos. Es de aclarar, que las lesiones en el borde del himen no cicatrizan afrontando los bordes desgarrados, sino en forma independiente, formando retracciones de los colgajos o mamelones.

Luego de realizadas las maniobras necesarias para el examen, el perito consignará en forma sistemática y ordenada, los resultados de su examen, los hallazgos y afines y los consignará en el mismo oficio en el que se solicito el acto pericial, entregando a las autoridades correspondientes para continuar el trámite de rigor.

IV. PERITAJE E INFORME MEDICO EN CASO DE VIOLACIÓN SEXUAL

La violación sexual, constituye la casuística mayor dentro de los peritajes solicitados. El diagnóstico hay que hacerlo en base al examen de la víctima, debiendo relacionarse al del acusado y condiciones del hecho. (Palma Guevara, Roberto y Otros).

1. Examen de la víctima

 

Es lo más importante, tanto en un hecho reciente cuanto en un acontecimiento pasado. Observaremos primero, en caso que la víctima sea del sexo femenino, que es el signo más valioso de inexistencia de coito, pero no es valor absoluto (himen complaciente, himen resistente, coito vestibular).

 

2. Datos en el Informe (Informe Pericial)

El perito en su informe deberá tener en cuenta:

  • a) Desfloración reciente

Será reciente cuando los bordes de las carúnculas están edematizadas congestionadas e incluso con restos de sangre. Se denomina reciente cuando su laceración está dentro de los últimos 8 a 10 días a la fecha del examen. La cicatrización puede retrasarse por la frecuencia repetida de coitos o infección de los bordes lacerados.

Monografias.com

  • b) Desfloración antigua

Se refiere cuando las laceraciones o desfloración ha sido producida más de 10 días a la fecha del examen. Las carúnculas presentan fibrosis. No existirá edema resto de sangre, etc., como en la desfloración reciente. Los bordes rotos son de color roja nacarado.

¿Dónde--? Debe precisarse la localización de la lesión o lesiones del himen. Para ello se utiliza la esfera del reloj, por ser referencia universal.

Debemos indicar que el término DESFLORACIÓN indica que la membrana himenial o su depresión en la abertura (que normalmente presenta), llega hasta la base del vestíbulo, dato de tenerlo en cuenta para evitar errores con futuras anómalas consecuencias judiciales.

Monografias.com

  • c) Horquilla

Es la unión posterior de los labios menores, que en casos de relación coital se lacera, presentando sangrado y/o equimosis siendo necesario anotar su estado en el Informe pericial.

  • d) Fosita Navicular

Es una pequeña depresión situada debajo de la horquilla, visto mejor en las nulíparas vaginales (que no hayan tenido parto vaginal), en algunas multíparas cuyo anillo vaginal es muy elástico.

En esta depresión u horquilla, debe obtenerse un frotís-muestra para examen microscópico ulterior de semen o espermatozoides, dato que complementaría el Informe Pericial.

  • e) Rafe

Zona de unión entre horquilla (genitales) y el ano; que de igual manera puede sufrir desgarro en una violación forzada.

  • f) Lesiones Anales

Es necesario consignar en el informe pericial la existencia o no de laceraciones o rotura del orificio anal. En caso de violación de un menor (masculino) es imprescindible hacer el examen minucioso del ano, anotando sus laceraciones que cuando son antiguas, son casi imposibles de observar. Debe observarse si ha habido laceración a nivel del rafe.

  • g) Lesiones Corporales diversas

Signos de actos de violencia edemas, equimosis, rasguños, pelos (especialmente púbicos), o laceraciones en muslos, abdomen, brazos, cara, etc., que coadyuven a determinar la agresión sexual y poder brindar mejor ayuda al proceso judicial.

Podrán también presentarse lesiones (heridas) intencionales de sujetos perversos y sobre todo sadistas.

La ausencia de signo de violencia no excluye la violación, pues puede haber existido intimidación u otro método usado por el violador (engaño, inconsciencia o ser la víctima alienada, etc.) lo cual no puede pasar desapercibido por el perito.

3. RESUMEN

DATOS DEL INFORME MÉDICO PERICIAL:

CASO DE VIOLACIÓN FEMENINA

  • Tipo de abertura himeneal (orificio)

  • Rotura himeneal (desfloración)

  • ¿reciente? (dentro de los 10 días)

  • ¿antigua) (posterior a 10 días)

  • ¿dónde? (lugar según horario de reloj)

Manchas Obstetriciales

En casos de aborto criminal, infanticidio o simulación de parto, tiene fundamental importancia el estudio de las denominadas "manchas obstetriciales" producidas por: líquido amniótico, meconio, vernix caseoso o unto fetal o sebáceo.

Estas manchas generalmente se encuentran localizadas en prendas de vestir, ropa de cama, toallas, colchones, pañales, etc., adoptando formas y coloraciones características para cada sustancia.

Líquido Amniótico

Es de reacción alcalina, color amarillo claro o amarillo verdoso; a veces claro y limpio verdoso; a veces claro y limpio manchas extensas que varían entre un color amarillo claro y violeta, con un ribete grisáceo acentuado que endurece la tela y tiene un olor desagradable.

Al microscopio se hallan células epiteliales de tipo pavimentoso o poliédricas, granulaciones grasas y vellos y pelos fetales que son pequeños, incoloros, no pigmentados desprovistos de canal medular y puntiagudos con un diámetro que alcanza apenas las 30 micras.

Vérnix o unto fetal

Sustancia blanquecina grasosa o untuosa producto de la secreción de glándulas sebáceas que cubren la superficie corporal del feto, mayormente en los pliegues axilares e inguinales. Contiene células descamadas de la epidermis fetal aglutinadas por una sustancia oleosa. Las manchas que ocasionan son grandes y presentan un color grisáceo o blanquecino.

Microscopía

Se macera la mancha con agua destilada ligeramente glicerinada. Se raspa la superficie de la tela observándose al microscopio numerosa células epiteliales pavimentosas o poliédricas de 20 a 25 micras de diámetro, transparente sin núcleo, irregularmente poligonales con bordes limpios.

Bajo influencia del ácido acético las células epidérmicas palidecen y son más fácilmente visibles. Además se observarán numerosos pelos fetales o lanugo.

Meconio

Se trata del contenido intestinal del feto. Lo corriente es que lo expulsa 6 a 12 horas después que nace. Si el feto sufre lesiones o fallece estas manchas aparecen durante el período expulsivo (mayormente si el feto está en presentación podálica).

El término de VIRGINIDAD, relacionado al himen, creemos ser apócrifo y fútil, hemos indicado que está frágil membrana se puede romper por cualquier leve traumatismo directo o quizá no romperse. Creemos que la virginidad de la mujer está contenida en su personalidad: manera de ser, de actuar, responsabilidad, escala de valores (La persona humana es la conjunción de estructuras: biológica, psicológica, social y ético metafísico). De allí que VIOLACIÓN es = "contra la voluntad" y DESFLORACIÓN = rotura del himen.

Frecuentemente van acompañadas de sangre, heces, Vérnix y líquido amniótico.

Al estado fresco es una pasta viscosa de color verde oscuro y debido al contenido de pigmentos biliares, es inodoro. Si está seco se presenta en forma de costras de color mate, muy friables.

Manchas de esperma

En criminalística los indicios tienen una enorme importancia y mediante pruebas de laboratorio contribuyen a la comprobación científica de un hecho delictuoso. Siempre el delincuente deja huellas, lo que se denomina "tarjeta de visita". Puede haber sangre, calostro (secreción o esperma). Esperma es la secreción producida por los órganos del aparato genital masculino que por lo general contiene espermatozoides.

El elemento fundamental en la identificación de esta secreción es el hallazgo de espermatozoides. Las características macroscópicas (que requiere ser confirmadas por examen microscópico) son:

Color y aspecto

Al estado fresco: líquido filante blanco, lechoso, ligeramente amarillento y que al desecarse se torna de color amarillo. Colocado en placa tiene un aspecto heterogéneo con pequeños grumos. A 37°C lo transforma en líquido y homogéneo.

Opacidad

Es opaco y se hace más transparente al licuarse por calentamiento.

Olor

"Sui generis", recuerda a la lejía.

Con la práctica lo frecuente es hallarlo en estado seco:

  • Sobre la piel forma débiles películas brillantes de aspecto barnizado.

  • Sobre las telas o papel higiénico: toma el aspecto de "mapa geográfico" de bordes limpios, irregulares, color grisáceo "almidonado" al tejido.

Es de importancia examinar las prendas íntimas, ropa de cama, pañuelos, ropa interior de la víctima o "macerando" la mancha en suero fisiológico o raspando la mancha u obteniendo muestra (extendido) de secreción vaginal o manchas sospechosas de región perineal para ulterior examen en laboratorio. Para la maceración de la mancha, se toma esta o sus fracciones colocándola en una luna de reloj con el líquido de maceración (suero fisiológico, agua destilada). También en manchas secas puede detectarse con una fuente de luz ultravioleta portátil pues son fluorescentes bajo estos rayos.

 

4. QUE DEBE HACER EL MÉDICO FORENSE EN CASO DE ESTUPRO O DE VIOLACIÓN

Es necesario examinar cuidadosamente los genitales de la víctima. Esto se debe hacer con delicadeza y tacto. No hay que añadir otro trauma al ya sufrido. De ser posible, la paciente deberá ser examinada por una médica o por el médico legista acompañado por una enfermera que la comprenda y aliente.

 

El médico no debe hacer el examen ginecológico sin asistencia de una enfermera o de alguna persona que haga sus veces. Evitará con esto posibles acusaciones de parte de la examinada, de sus parientes o de sus conocidos.

4.1 Reconocimiento de ruptura reciente del himen

  • Por desgarro de sus bordes, cuando son producidos por contacto sexual son dos, o tres veces mas, pero característicamente asimétricos. El himen normal, puede tener escotaduras pero éstas no llegan a la base y son generalmente simétricas.

  • Hay sangrado y presencia de pequeños coágulos. Puede haber edema, equimosis o ambos en los labios menores y en la pared vaginal cercana. Raramente se observa himen elástico, que puede permitir la cópula repetidamente sin romperse. Se le llama himen distensible.

Monografias.com

  • Hechos Importantes en el Estupro

  • El esperma puede identificarse en la vagina varios días después del coito, por lo menos alrededor de cinco días, aún más en casos de estupro y homicidio

  • Se encuentra esperma después del contacto vaginal.

  • La piel de los glúteos y de los muslos está frecuentemente contaminada con semen, después del coito.

  • Un himen puede quedar intacto aunque haya habido contacto sexual, cuando se usan tapones que causan dilatación del anillo himeneal.

  • Se puede identificar esquema en el canal vaginal aunque la persona se haya practicado lavados vaginales.

  • Puede identificarse esperma en muestras de la cavidad oral aún después de tomar líquidos, hacer gárgaras o lavarse los dientes.

  • La piel o pelos contaminados con semen, puede ser la única prueba de estupro.

  • La determinación de fosfatasa ácida debe hacerse en todos los caos de estupro, ya que puede ser la única prueba de presencia de semen.

  • El trauma en genitales externos es extremadamente rato.

  • Las mamás son frecuentemente manipuladas por el estuprador, con la boca, de ahí que se deben practicar extensiones para obtener saliva.

  • El tiempo en el que se efectuó el ataque depende de la historia de la víctima, examen físico, motilidad de los zoospermos, hallazgos de esperma en cavidades o en la piel, correlacionadas con la historia de coito, baño y defecación.

Identificación de antígeno P-30

Recientemente se ha estudiado un antígeno designado P-30, que parece ser el marcador ideal para la detección del semen, ya que es específico del sexo masculino, relativamente estable, se detecta con facilidad en forma confiable y sigue una declinación regular poscoito.

 

El antígeno se halla en la próstata, incluso en el hombre vasectomizado

Se encuentra elevado en tumores prostáticos y en sus metástasis. El P-30 proporciona una evidencia confiable de la presencia del semen, a pesar de la ausencia de zoospermos.

4.3. Procedimientos que debe seguir el médico tras la violación

 

El médico legista o sus ayudantes deben redactar una historia minuciosa de la presunta violación, que incluye:

  • Fecha y hora del ataque

  • ¿Cómo se origino?

  • Sitio y ambiente en el cual se llevó a cabo.

  • ¿Cuántas personas participaron en el ataque?

  • Características físicas del violador, edad, altura, peso aproximado, cicatrices y tatuajes, defectos físicos, indumentaria.

  • Si el violador usó la fuerza, ¿utilizó únicamente las manos?

  • ¿Utilizó cuerdas, alambres o un cinturón?

  • Armas utilizadas para infringir las lesiones.

  • Objetos encontrados en las cavidades u orificios del cuerpo.

  • Lubricantes, polvos u otras sustancias utilizadas.

  • Si el violador tenía alguna característica o en la voz, en el lenguaje usado o en sus movimientos.

  • ¿Robo algo a la víctima? Dinero, ropa interior.

Esta información es indispensable para identificar al violador.

4.4. Historia Médica

 

El médico legista debe plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿El violador intentó hacer coito anal o cunnilingus?

  • Si practicó fellatio ¿La ofendida expectoró semen?

  • ¿Utilizó la boca para explorar los senos u otras partes del cuerpo?, ¿orejas, cuello, etc.?

  • ¿La obligó a tocar sus genitales con las manos?

  • ¿Escupió en sus genitales o usó algún tipo de lubricante?

  • ¿Alcanzó la vagina por detrás o en posición frontal?

  • ¿Piensa la víctima que el violador experimentó orgasmo?

  • ¿Utilizó preservativo?

  • ¿Se bañó, se duchó o se lavó la boca después del ataque?

  • ¿Cuándo fue la última vez que la víctima practicó el coito voluntario?

  • ¿Cuándo defecó?

  • ¿Esta la víctima tomando anticonceptivos o utilizando artefactos intrauterinos?

  • ¿Cuándo fue su última regla?

4.5. Exploración Física (Ya visto anteriormente)

  • Cualquier evidencia de trauma aunque sea mínima, en cualquier parte del cuerpo, debe documentare y fotografiarse. Las escoriaciones y contusiones pueden revelar acciones bruscas o intenciones del violador, objetos utilizados para causar daño o someter a la víctima, como armas punzocortantes, cuerdas y alambres. Las lesiones deben situarse en el área anatómica y describirse cuidadosamente. El médico legista debe sugerir el tipo de la herida, por ejemplo, mordedura, huellas de uñas (en caso de estrangulación), contusiones por puñetazo de ligadura.

  • Examen de los genitales

  • La vagina, cerviz, perineo y recto deben examinarse minuciosamente en busca de lesiones. Todo tipo de material extraño debe recogerse para examen subsecuente.

  • Los labios, dientes e interior de la boca deben examinarse en busca de lesiones traumáticas.

  • Cabellos, pelos del pubis y piel se examinan en busca de semen.

  • La ropa de la víctima se retiene para examen de pelos, fibras, sangre y manchas de semen. Se investigará la proteína específica del semen (P-30) y la fosfatasa ácida.

4.6. Especímenes para ser enviados al Laboratorio

 

Se utilizan aplicadores estériles con una extremidad cubierta de algodón. Se insertan en la vagina durante un minuto o más, hasta lograr saturarlos con fluido vaginal. De ahí se hacen frotis, se tiñen y se buscan zoospermos; otros aplicadores se colocan en tubos de ensayo estériles para cuantificar fostatasa ácida, detectar tipos serológicos y para estudios bacteriológicos. Con tinción de Papanicolaou se pueden encontrar zoospermos 15 días después del asalto.

 

Algunos informes señalan identificación hasta 10 días después. En casos de violación y homicidio, el intervalo puede ser de meses, dependiendo de la preservación del cuerpo. Si la víctima tuvo relaciones sexuales algunas horas antes del estupro, la motilidad espermática puede ser importante.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.