Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Las escuelas de educación familiar: vía para una interacción más efectiva con las familias (página 2)




Partes: 1, 2


A este llamado imprescindible para la atención a los escolares se suma un grupo de agentes socializadores de la educación, como son: los organismos, las organizaciones de masas e instituciones que radican en la comunidad.

Le corresponde a la escuela, agente mejor preparado, la misión vital de garantizar la unidad de las influencias educativas que se ejercen en los escolares. Dichas influencias se planifican, organizan y orientan desde el Consejo de Dirección, mediante el cual se convoca a las familias y agentes comunitarios para constituir el Consejo de Escuela. Es en este órgano donde se promueve la participación plena de los padres en la educación integral de sus hijos, en estrecha relación con la atención personalizada que realizan los maestros y especialistas.

La institución escolar labora sobre la base de una serie de normas y métodos establecidos científicamente, que permiten la acción más eficaz de los distintos factores formativos de la personalidad en los escolares. Precisamente uno de los propósitos de la relación entre la escuela y el hogar, entre el maestro y el padre, es coordinar los esfuerzos educativos, sugiriendo y enseñando a los padres cómo deben potenciar el desarrollo de sus hijos, por lo que se considera significativo trabajar con la familia.

En la escuela "Omar Antonio Bautista Ramírez" se desarrollan diferentes modalidades interventivas familiares, como son: psicoterapias, consultas psicopedagógicas, entrevistas de orientación y escuelas de educación familiar. No obstante, la práctica pedagógica demuestra que:

  • Los padres no se encuentran totalmente orientados y preparados para brindar la requerida atención educativa a sus hijos en la esfera afectivo-volitiva, lo que trae como resultado perturbaciones en el aprendizaje, las relaciones interpersonales, las formas y maneras de expresión, que afectan su comportamiento en sociedad.

  • La familia no siempre da continuidad a la labor educativa iniciada en la institución escolar por los maestros, ya sea por el nivel cultural que poseen o por déficit en el grado de aporte afectivo, dado en muchos casos por la incongruente dinámica familiar; además por el no respeto a los derechos del niño en cuanto a la asistencia a la escuela para valorar logros e insuficiencias del proceso de aprendizaje.

Es por ello que la autora, en el curso de la investigación ofrece un programa educativo de orientación familiar, mediante la realización de escuelas de educación familiar, que, en su instrumentación, favorecería la preparación de los padres, al permitirles una mejor atención, que redundará en el desarrollo integral de la personalidad de los escolares, a fin de propiciar su inmediata integración a la educación primaria politécnica general, como seres útiles a la sociedad.

El programa educativo para orientar a los padres se elabora porque se considera necesario que la escuela, para la atención a los escolares con trastornos afectivos conductuales, logre la transformación de las familias en los modos de actuación inadecuados de sus hijos, con la escuela, y que éstas, en su propio aprendizaje, propicien la integración social de sus hijos.

En nuestra sociedad socialista, la familia satisface las exigencias sociales y desempeña el papel fundamental al incidir directamente en la formación y desarrollo de sus hijos, por lo que debe jugar un papel importante desde el punto de vista preventivo.

Nuevas problemáticas económicas y sociales impactan a las familias cubanas y se han producido cambios en su funcionamiento interno. Dichos problemas afectan la educación y el bienestar de los escolares.

Debido a estos cambios que se operan en la familia actual los estudiosos de esta temática consideran que, en estos tiempos, mucho se habla de la crisis de la familia, ya que en el transcurso de estos años han cambiado las formas de hacer pareja, los estilos de autoridad, las pautas de crianza, las formas de convivencia, que tienden a sustituir los de la familia tradicional, transformándose en su tipología, estructura y composición. En la actualidad ya se habla de "las familias" y no de la familia. Pero, en contraposición con todo esto, la familia ha resistido los impactos de las transformaciones sociales.

Dentro de dichas transformaciones se encuentran: la diversificación de la tipología familiar, debido al aumento de los divorcios, segundas y terceras nupcias; dificultades con la vivienda, que han generado diversas formas de familias. Se pueden encontrar desde familias monoparentales, hasta familias de convivencias múltiples.

Se considera que esto se debe a varias causas, entre ellas las de orden socio-psicológicas (mayor nivel de realización personal de la mujer al margen de la familia y la maternidad, mayor cultura psicológica en cuanto a la anticoncepción y educación de los hijos), y causas de orden económico (dificultades de espacio y de vivienda y los ajustes socioeconómicos del período especial, resumidos en la escasez y limitación de recursos).

Según el Dr.C Castro Alegret, Pedro Luis y un colectivo de autores (2005): "(.) Los datos de nupcialidad y de divorciabilidad en Cuba han tenido una dinámica peculiar al calor de los cambios de la posición de la mujer en la sociedad cubana y en la familia"[2]. También alude a la elevada proporción de hogares con madres al frente del núcleo familiar y el aumento de las uniones consensuales.

Partiendo de este punto de vista, las familias de los escolares con trastornos afectivos conductuales, de la escuela "Omar Antonio Bautista Ramírez", no escapan de las incidencias de los factores anteriormente mencionados, porque, en el curso de la investigación, se pudieron constatar los datos que a continuación se mencionarán:

  • Los padres no están satisfechos con las condiciones que poseen las viviendas (existe hacinamiento), con predominio de familias extensas, nucleares (la gran mayoría de éstas son reconstruidas).

  • De las 9 familias que se estudian, sólo 3 escolares viven con su mamá y papá, 5 viven con sus madres y 1 vive con sus abuelos maternos, ya que su mamá vive en La Habana, lo que trae como consecuencia que se produzcan carencias afectivas por parte de la figura paterna, falta de unidad y responsabilidad para brindarles la atención educativa que necesitan sus hijos.

  • A su vez, las familias poseen bajo nivel cultural (como promedio el nivel de escolaridad es primario), bajo percápita familiar, condiciones económicas inadecuadas, pues 6 familias no tienen vínculo laboral, aspecto que incide negativamente en la economía familiar.

Según la Dra.C Arés Muzio, Patricia (2007), tras estos cambios, el concepto de familia, para algunos autores, queda definido "como la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común, que se quiere duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia"[3].

La familia es una unidad sujeta a procesos evolutivos que la obligan a continuos ajustes y pueden tener su origen en los continuos movimientos sociales procedentes del exterior, o cambios estructurales de ella misma, incluidos los cambios evolutivos de sus miembros. De hecho, la familia más funcional es aquella capaz de equilibrar el cumplimiento de sus funciones y de disponer de recursos adaptativos para enfrentar los cambios.

Los estudiosos del tema señalan un grupo de indicadores para la evaluación de la funcionalidad de la familia:

  • Presencia de límites y jerarquías claras.

  • Respeto al espacio físico y emocional de cada miembro.

  • Reglas flexibles, pero claras y precisas.

  • Capacidad de reajuste ante los cambios.

  • Posibilidad de expresar sentimientos y una comunicación clara y directa.

  • Presencia de códigos de lealtad y pertenencia sin perder la identidad y la autonomía.

  • Adecuada distribución de roles.

  • Adecuadas estrategias para resolver situaciones de conflictos.

El diagnóstico, la evaluación y la posterior orientación familiar, teniendo en cuenta estos indicadores, exigen disponer de una buena preparación, debido a que las disfunciones familiares cambian de una familia a otra. De ahí la importancia de aprender a identificarlos y saber qué hacer para intervenir en ellos.

El desenvolvimiento defectuoso de la figura paterna, debido a la ausencia física o emocional, influye en el fenómeno de la disfunción paterna y repercute de forma considerable en el desarrollo del escolar.

Utilizando tres variantes para definir el desenvolvimiento defectuoso de la figura paterna, Arés Muzio, Patricia (1990) plantea: "presencia física, rol educativo y afectividad". En cuanto a la presencia física destaca dos categorías: padres presentes y padres ausentes. Señala que el rol educativo se caracteriza como activo y pasivo, y la afectividad la valora a partir de la actividad del padre hacia el hijo y no según sus vivencias.

La presencia física está vinculada a hechos circunstanciales o situaciones objetivas, como por ejemplo: si la pareja se mantiene unida o separada; si el padre está fuera de la casa o del país, las características de su trabajo u otra razón.

Así, a partir de distintas combinaciones, la autora clasifica de diferentes formas la disfunción paternal, con el objetivo de analizar posibles características psicológicas y regularidades en cada una de ellas. Propone que desde el punto de vista operacional, se considere que existe disfunción paterna, siempre y cuando aparezca una de las variables del rol educativo y afectivo en su expresión negativa.

Numerosas investigaciones han llegado a la conclusión de que el comportamiento y actitud de los padres hacia los hijos son diversos y comprende desde una educación autoritaria, hasta la extrema permisividad; de la calidez a la agresividad; o de la sobreprotección a la despreocupación.

En relación con la línea educativa incorrecta, se pueden mencionar algunos ejemplos que se dan en los hogares: el niño criado en hogares sobreprotectores, donde se le proporciona la satisfacción exagerada de sus necesidades, se convierte en un ser egoísta, exigente y poco sociable; hogares en que todos mandan a la vez y no se ponen de acuerdo en la línea educativa a seguir, por lo que el menor no oye a nadie y halla su camino propio, o se vuelve desorientado, inseguro y confundido; la hostilidad paterna o la total permisividad, suelen generar niños agresivos y rebeldes.

También los padres irresponsables ante la actividad escolar de sus hijos, se muestran indiferentes ante el ausentismo a clases, formas de conductas incorrectas, así como ante sus aspiraciones, gustos, intereses, lo cual perjudica la formación de los escolares. Por ello los padres o tutores deben mantener un control adecuado sobre sus hijos y cumplir con su misión social tal y como aparece en el código de la familia.

Se debe señalar que existen padres con formas de conductas socialmente positivas (buenos trabajadores), pero en ocasiones no constituyen un ejemplo para sus hijos, porque no existe una relación afectiva satisfactoria, lo que provoca una conducta opuesta a la de los familiares, como expresión de rebeldía hacia los adultos.

Para actuar en consecuencia con este conocimiento, es necesario preparar de forma sistemática a los padres y familiares con quienes conviven estos escolares. Corresponde a la escuela, en especial al maestro y al psicoterapeuta por sus importantes roles en la educación, realizar un trabajo sistemático de orientación a las familias. Su vinculación con éstas debe convertirse en una tarea principal, al ser una vía importante para lograr éxitos en la corrección de los problemas de los escolares, principalmente desde las edades tempranas.

En el proceso de orientación, mediante las sesiones de escuelas de educación familiar que propone la autora, pudiera hablarse de etapas:

  • Diagnóstico integral de las familias.

  • Elaboración del programa dirigido a desarrollar con los familiares a partir de los resultados.

  • Orientación propiamente dicha desde la escuela de educación familiar.

  • Evaluación sistemática en los encuentros y en el seguimiento del psicoterapeuta y maestros sobre el comportamiento posterior de la familia.

En la etapa referida al diagnóstico integral de la preparación que tienen las familias de los escolares de la escuela "Omar Antonio Bautista Ramírez" para ejercer de forma armoniosa su rol educativo, se aplicaron diferentes métodos y técnicas de investigación y se constataron las siguientes regularidades:

  • Reiteradas inasistencias de padres a las actividades programadas por la escuela.

  • Se manifiestan en las familias, actitudes potencialmente generadoras de alteraciones psicológicas en los escolares como son: conflictos alrededor de la crianza de los hijos, referidos a diferentes situaciones de desacuerdo como escenas agresivas entre adultos en presencia del niño; autoritarismo, sobreprotección, rechazo encubierto a los escolares, permisividad excesiva, maltrato físico, falta de afecto entre algunos miembros de las familias.

  • Existen insuficiencias en las formas de control por parte de los padres, a las actividades que realizan los escolares después del horario escolar.

  • La escuela no cuenta con un programa para lograr la preparación sistemática de las familias.

  • Inexactitud en la preparación de los docentes para llevar a cabo intencionadamente la labor formativa con las familias.

Teniendo en cuenta las precisiones anteriormente señaladas, la autora pasa a otra etapa, referida a la elaboración de un programa educativo dirigido a la orientación de las familias en cuanto a su función educativa, a partir de los resultados del diagnóstico realizado.

El programa educativo de orientación familiar contiene: orientaciones metodológicas para el psicoterapeuta y los docentes; 10 sesiones de escuelas de educación familiar para tratar con los padres, y bibliografía para profundizar en los temas.

Se desarrolla por el psicoterapeuta de la escuela con apoyo de los docentes y demás especialistas, teniendo en cuenta que la reducida matrícula de los escolares permite trabajar con la totalidad de los padres.

Sensibilizar a las familias con el trabajo que se realiza en la escuela, motivándolos para que se incorporen cada vez más a las actividades que en ella se realizan; contribuir a la preparación psicopedagógica y ambiental de las mismas para lograr su formación integral y, de esta manera, pueda educar con mayor eficacia a sus hijos; propiciar la reflexión y el debate sobre las situaciones diarias del entorno familiar, creando un ambiente de amistad lleno de interrogantes, motivaciones y expectativas; elevar la cultura general integral de las familias, incluida la jurídica, en un intento de lograr una convivencia armoniosa, son los objetivos de las sesiones de escuelas de educación familiar.

Teniendo en cuenta las potencialidades y necesidades de las familias se elaboran los temas para la orientación a las mismas, sobre la base de lo que saben los padres y lo que necesitan aprender para lograr el cumplimiento adecuado de su función educativa.

Los temas se ejecutan mensualmente, como exigencia metodológica a cumplir, con un tiempo de duración no mayor de una hora. Se estructuran de manera coherente, teniendo en cuenta la prioridad que le conceden los padres a las temáticas, las cuales se presentan a continuación:

Meses

Temas

septiembre

"Todos juntos a integrarnos".

octubre

"La familia y sus funciones "

noviembre

"El apoyo de la familia a la educación escolar"

Diciembre

"Aprendiendo del amor para poder amar"

Enero

"Situaciones familiares difíciles"

febrero

"La educación en el seno del hogar"

marzo

¿Agresividad, hiperactividad e hiperquinesia?

abril

"El control de la conducta. Estímulos y sanciones"

mayo

"Disciplina, normas y límites"

junio

"Retos, pasos y logros"

Se utiliza la siguiente metodología para desarrollar las sesiones:

  • Caldeamiento emocional.

  • Síntesis o breve repaso de la sesión anterior.

  • Presentación del tema.

  • Trabajo en pequeños grupos o equipos.

  • Exposición de las conclusiones de cada uno de los equipos.

  • Evaluación.

  • Tarea para la casa.

Cada sesión es antecedida por una convocatoria. Las convocatorias se realizan en la institución escolar, se proponen diferentes mensajes en pancartas o carteles, los cuales poseen una carga emocional de manera que las familias se sientan identificadas y se movilicen en su participación.

En el transcurso de las sesiones se deben lograr relaciones dinámicas, donde los padres aprendan a plantear problemáticas y a buscar las causas de las dificultades que enfrentan sus hijos, encontrando los conflictos propios que impulsan a sus hijos a determinadas actitudes.

También se proporciona, al final de cada sesión, la bibliografía a consultar en la profundización del tema.

Para determinar si las expectativas iniciales de la familia se van cumpliendo, los maestros insertados en cada equipo realizan un registro anecdótico de las regularidades que ocurren en las sesiones, lo cual constituye una vía de evaluación de la actividad.

En la sesión de cierre, se realiza la evaluación final, que incluye la participación activa de las familias, aportarán, además, los aspectos que deberán ser mejorados en próximos cursos que se impartan.

Se toman como criterio de éxito de las Escuelas de educación familiar:

  • Asistencia y puntualidad de las familias a las sesiones.

  • Mayor acercamiento de los padres hacia la escuela y en especial a los maestros.

  • Progreso en la evaluación de la conducta que se realiza a los estudiantes en los meses de enero y mayo.

  • Proyección adecuada en la búsqueda de soluciones a los problemas que se traten en las diferentes sesiones.

  • Cambios positivos en la dinámica familiar observables en las visitas al hogar, u otros que se expongan en las sesiones de reflexión y debate en torno a las vivencias y experiencias después del conocimiento adquirido.

El programa elaborado, primeramente fue valorado por 5 especialistas del territorio con amplia experiencia en el tema, los cuales dieron criterios favorables para su implementación en la práctica educativa.

Mediante la aplicación del mismo se pudo constatar que las sesiones incidieron de forma positiva en el logro de un mejor cumplimiento de la función educativa por parte de las familias, pues se pudieron comprobar los siguientes resultados:

  • Asistieron 6 familias de forma sistemática, lo que representa un 66,6% del total.

  • Las familias demostraron motivación y aceptación hacia los temas impartidos en el 100% de la muestra, lo que se pudo percibir mediante los sentimientos de agrado y satisfacción que experimentaron hacia las orientaciones recibidas.

  • Demostraron avances en los criterios que emitieron siendo críticos y autocríticos ante situaciones negativas del funcionamiento familiar y el 100% de los que asistieron expresaron sus aspiraciones y compromisos de lograr cambios positivos en las relaciones intrafamiliares.

  • Los padres consideran que han llevado a la práctica los conocimientos adquiridos en las sesiones de escuelas de educación familiar, pues se han acercado más a los maestros para orientar a sus hijos, han comprendido la importancia de mantener una buena comunicación entre todos los miembros de la familia para resolver situaciones familiares difíciles; refieren, además, haber concientizado más las funciones familiares para poder ayudar a sus hijos.

La autora de este trabajo considera que, cuando las familias llegan a adquirir conocimientos positivos y desarrollan determinadas habilidades, pueden ser capaces de autorregular la función educativa familiar.

La preparación del psicoterapeuta y los maestros; la jerarquización de las temáticas a tratar, teniendo en cuenta las necesidades individuales y sociales; la sistematicidad en el proceso, son la garantía del éxito del trabajo de orientación a la familia.

Bibliografía

Acerca de la labor reeducativa en las escuelas para la educación de alumnos con trastornos de la conducta / Leovigildo Ortega Rodríguez . [et al. ].__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación. 1988._88p.

ARÉS MUZIO, PATRICIA. Mi familia es así.-- La Habana: Ed. de Ciencias Sociales, 1990. —194p.

___________________. Psicología de familia: Una aproximación a su estudio.__ La Habana: Editorial Félix Varela, 2007.__138p.

BELL, RODRÍGUEZ, RAFAEL. Convocados por la diversidad/ Rafael Bell. Rodríguez, Ramón López Mochín.___La Habana: Ed.

BRITO PEREA, TERESA DE J. Escuelas de educación familiar: para la vida.__ La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 2001.__47p.

CASTRO ALEGRET, PEDRO LUIS. Cómo la familia cumple con su función educativa.__La Habana: Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, 2004 .__44p.

_________________. El maestro y la familia del niño con dificultades.__La Habana: Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, 2004.__ 112 p.

Dinámica de grupo en Educación: su facilitación/ Raquel Bermúdez Morris. [et al.].__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.__45p.

Educación para la salud en la escuela/ Cirelda Carvajal Rodríguez. [et al.].__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2005.__167p.

Familia y Escuela: El trabajo con la familia en el sistema educativo/ Pedro Luis Castro Alegret. [et al.].__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2005.__328p.

FONTES SOSA, OMAR. Los trastornos afectivos conductuales: Una visión multidisciplinaria /Omar Fuente Sosa, Mevis Pupo Pupo.__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2006._199p.

GARCÍA MOREY, AURORA. Psicopatología Infantil: Su evaluación y diagnóstico.__ La Habana: Editorial Félix Varela, 2003.__211p.

GONZÁLEZ MORA, GUSTAVO TORROELLE. Aprender a convivir..__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2002.__299 p.

Manual de orientación básica para el trabajo del director de la escuela que atiende a menores con trastornos de conducta/ Moraima Orozco Delgado. [et al. ].__ La Habana Ministerio de Educación, 2007-2008._75p.

MARTÍNEZ GÓMEZ, CRISTOBAL. Para que la familia funcione bien.__ La Habana: Ed. Científico- Técnica, 2005.__168p.

Para la vida: un reto de comunicación/Gladis Abreu Suárez. [et al.].__ La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1992.__173p.

 

Autora:

M.Sc. Maricel Ramírez Espinosa

Licenciada en Educación en la especialidad de Defectología.

Coordinadora del 1.año intensivo de la carrera de Educación Especial y Jefa de la MCEAA Mención Educación Especial.

Departamento de Educación Infantil.

Resumen del currículo de la autora en relación con el tema de la publicación: la autora participó con este trabajo en el XVI Fórum de Ciencia y Técnica municipal/09, donde alcanzó la categoría de Trabajo Destacado. El mismo fue seleccionado a nivel nacional también para el Taller Internacional Especializado de Prevención Educativa que se realizará en el mes de julio/09 en el CELAEE.

Mes y año de culminación de la publicación: abril/09

Universidad de Ciencias Pedagógicas

"Carlos Manuel de Céspedes"

Isla de la Juventud. Cuba

2009

[1] Manual de orientación básica para el trabajo del director de la escuela que atiende a menores con trastornos de conducta/ Moraima Orosco Delgado.[et al.].-La Habana: Ministerio de Educación de la República de Cuba, Educación Especial, curso 2007-2008, p.5.

[2] Familia y Escuela. El trabajo con la familia en el sistema educativo/ Pedro Luis Castro Alegret.[et al.].-- La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2005.-p.241.

[3] ARéS MUZIO, PATRICIA. Psicología de familia: Una aproximación a su estudio.__ La Habana: Editorial Félix Varela, 2007.__ p.22.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.