Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

José Martí, sus versos sencillos en nuestros días (página 2)




Partes: 1, 2


El también conocido por los cubanos como El Apóstol, fue un político, pensador, periodista, filósofo, poeta y masón cubano, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Su movimiento literario fue el modernismo.

El 23 de enero de 1869 editó en su periódico La Patria Libre, su drama en verso, Abdala:

(.) El amor, madre, a la patria,

No es el amor ridículo a la tierra

Ni a la yerba que pisan nuestras plantas

Sino el odio invencible a quien la oprime

Es el rencor eterno a quien la ataca (.)

El 21 de octubre de 1869, a la edad de 16 años, Martí ingresó en prisión y desde allí le envió una foto a su madre con los siguientes versos escritos por él:

"Mírame, madre,

Y por tu amor, no llores:

Si esclavo de mi edad y mis doctrinas

Tu mártir corazón llené de espinas,

Piensa que nacen entre espinas flores".

Así el 15 de enero de 1871 parte rumbo a Cádiz, poco después se establece en Madrid y en ese mismo año publica El presidio político en Cuba su primera obra en prosa y en la que denuncia las atrocidades del gobierno colonial español en la Isla, y en particular muestra con horror las atrocidades que se cometieron con otro de los prisioneros: Pedro Figueredo, un niño que era sometido a trabajos forzados estando enfermo (4,5).

Durante su estancia en España, entre enero de 1871 a octubre de 1874, José Martí obtiene en Madrid y Zaragoza, los títulos de Bachiller y Licenciado en Derecho y el de Licenciado en Filosofía y Letras y escribe y publica el libro La República Española ante la Revolución Cubana y termina su drama La Adúltera. Y la obra de teatro, "Amor con amor se paga".

Durante su estancia en Zaragoza, José Martí estuvo muy activo en la vida cultural de la ciudad, colaborando con el "Diario de Avisos", acudiendo frecuentemente a tertulias, al teatro, hace amistades, se convierte en orador brillante e incluso tiene tiempo para enamorarse; lo dice en versos de manera impecable, como sólo él sabía hacerlo:

Para Aragón en España,

Tengo yo en mi corazón

Un lugar, todo Aragón,

Franco, fiero, fiel, sin saña.

Si quiere un tonto saber

Por qué lo tengo, le digo

Que allí tuve a un buen amigo,

Que allí quise a una mujer.

La mujer que menciona Martí en su poema es Blanca de Montalvo, aragonesa, que posteriormente se casaría con el doctor José Simeón Pastor. Hoy en día una placa en la calle Manifestación (conocida en el tiempo de Martí como calle Platería) de Zaragoza recuerda donde vivió el poeta.

A fines de 1874 viaja a varias ciudades europeas, entre ellas París, dónde conoce a Víctor Hugo, Augusto Vacquerie y más tarde, en un segundo viaje, a la actriz Sarah Bernhardt.

Esta época va a ser muy intensa para la vida de José Martí, viaja a Guatemala donde fue nombrado catedrático de literatura y de historia de la filosofía en la escuela normal central de ciudad de Guatemala, colabora en varias publicaciones como la revista «Universidad» y es nombrado vicepresidente de la sociedad literaria Patria y Libertad. En esos tiempos sostiene una profunda amistad con María García Granados hija del ex presidente de guatemalteco Miguel García Granados y a la que inmortalizaría en su poema, La niña de Guatemala que forma parte de sus Versos Sencillos.

El 31 de agosto de 1878 regresa a La Habana y allí comienza a trabajar en los bufetes de abogado de Nicolás Azcárate y Miguel Biondi. El 22 de noviembre nace su hijo José Francisco a quien todos conocerían después como "el Ismaelillo", por la obra que le dedicó, del mismo nombre y que marcaría una nueva manera de decir en las letras hispanoamericanas. En 1882 publica El Ismaelillo, dedicado a su hijo, y Versos Libres.

A su hijo le escribe en el prólogo de El Ismaelillo:

Hijo:

Espantado de todo, me refugio en ti.

Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti.

Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así.

Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con esos arreos de gala te me has aparecido: Cuando he cesado de verte en esa forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos han pasado por mi corazón.

¡Lleguen al tuyo!

En 1881 se establece en Nueva York, lugar donde comienza a planificar y organizar la independencia de Cuba, colaborando con los periódicos neoyorquinos The Hour y The Sun.

Ya en esta época Martí, además de resumir en su obra y acción lo más avanzado del espíritu progresista del pensamiento político cubano, Félix Varela, José de la Luz y Caballero, es además un americanista convencido en la necesidad de la unión de lo que él denominó Nuestra América, convirtiéndose indiscutiblemente en uno de los pensadores más ilustres de América y del mundo cuyo pensamiento conserva toda vigencia en nuestros días. Lo que Martí predica en su tiempo es lo que se debe lograr en éste.

En 1882 escribe la mayoría de los poemas conocidos como Versos Libres. En 1883 es redactor de La América, de la que más tarde sería su director. En 1885 publica Amistad Funesta, considerada hoy como la primera novela modernista. En 1886 trabaja sin descanso como corresponsal en Nueva York de diversos periódicos latinoamericanos como La América, El Latino Americano, La República de Honduras y La Opinión Pública de Montevideo.

El 16 de abril de 1887 se encarga del consulado de Uruguay en Nueva York, en septiembre termina la traducción de Ramona, de Helen Hunt Jackson, colabora en El Economista Americano de Nueva York y trabaja en la traducción del poema Lalla Rookh, de Thomas Moore que no ha podido ser hallada. El 25 de marzo de 1889 aparece publicada en The Evening Post, su carta de "Vindicación de Cuba" en respuesta a un artículo del The Manufacturer de Filadelfia sobre la posible compra de Cuba por los Estados Unidos. En julio de ese año aparece La Edad de Oro, revista mensual dedicada a los niños de América enteramente redactada por él y del que sólo salieron cuatro números.

Un día antes de morir, el 18 de mayo de 1895, le escribe a su amigo Manuel Mercado en un campamento cerca de Dos Ríos, la que sería su última carta, considerada su testamento político y visión premonitoria de lo que sería la política imperialista de los Estados Unidos de América en ibero América:

Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895Señor. Manuel Mercado.Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir: ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía, y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber— puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin. Las mismas obligaciones menores y públicas de los pueblos —como ese de Vd., y mío—, más vitalmente interesados en impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los imperialistas de allá y los españoles, el camino, que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América al Norte revuelto y brutal que los desprecia, — les habrían impedido la adhesión ostensible y ayuda patente a este sacrificio, que se hace en bien inmediato y de ellos.Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas; y mi honda es la de David. (...) (6-9).

VERSOS SENCILLOS: UNA DE SUS OBRAS.

A los 37 años de edad el poeta revolucionario y revolucionario poeta que fuera José Martí inició la escritura de un grupo de poemas de trascendencia inusual, escribió sus Versos Sencillos con una concisión estilística muy similar a la de su diario de campaña de los cinco años posteriores. La "prosa sencilla" de este último, nació en medio del monte cubano del que apenas había podido "saborear" sus melodías y esencias visuales. En el mes y ocho días últimos de su existencia física, había evidenciado con deleite los olores, sonidos y colores de insospechados e intrincados parajes de la campiña nacional.

De no existir esta sencillez poética de su producción literaria, ciertas confesiones íntimas no hubiesen trascendido a la posteridad. El pasado suyo más juvenil ¿y significativo? fue traído al presente de entonces —ya pasado— para integrarlo a su ética fundante. Primero con el oficio de escribano, luego con la lectura oral entre un grupo de amigos y, más tarde por un deseo personal, quiso para este la visualidad tipográfica.

En cada libro de Versos Sencillos, seguidamente de las dedicatorias a Manuel Mercado y Enrique Estrázulas, aparece el prólogo de Martí que lo encabeza y, en la línea final de este, solo existe la referencia de "Nueva York: 1891". Meses más tarde, él le daría el dato exacto de la aparición del poemario a su amigo Mercado, en una epístola del 11 de febrero de 1892: "Cómo estará mi alma de tristeza, y cuánto esfuerzo me costará escribir esta carta, lo ve V. bien, 'por ese libro mío, que está impreso desde el mismo mes en que mi hijo me dejó solo', en que para encubrir culpas ajenas se me llevaron a mi hijo: y no he tenido en estos seis meses corazón para mover la pluma. Ni cuerpo (9,10).

En efecto, de agosto de 1891 a febrero de 1892 median seis meses, y el distanciamiento con el hijo se produjo el 27 de agosto de 1891. Con la definitiva separación de Martí y Carmen Zayas-Bazán propició en él la inspiración de algún que otro poema de corte autobiográfico, juntado luego a los que estaban escritos —la mayoría— desde 1890.

De Versos Sencillos nos queda la invitación para leerlos siempre y, la posibilidad de acordarnos en el verano de cada año, de un nuevo aniversario de la primera publicación en agosto de 1891 de lo que para Martí fue un despertar poético, una reactivación de los recuerdos (11). 

En diciembre de 1890, y en una tertulia entre amigos, donde se rendía tributo al poeta cubano Francisco Chacón, Martí leyó, en público, sus Versos Sencillos, todavía inéditos que sólo se publicarían, como él mismo confesó en su prólogo, se imprimieron, en 1891, "porque el afecto con que los acogieron, en una noche de poesía y amistad, algunas almas buenas, los ha hecho público."

De profunda hondura autobiográfica, esos poemas reflejaban una especie de viaje interior por la vida del hombre, en el discurso lírico y más íntimo de su escritura.

En un contexto político e histórico surgieron los poemas de los Versos Sencillos, ese latido doloroso y desgarrado donde Cuba es protagonista de la vigilia martiana: "Y la agonía que viví, hasta que pude confirmar la cautela y el brío de nuestros pueblos; y el horror y la vergüenza en que me tuvo el temor legítimo de que pudiéramos los cubanos, con manos parricidas, ayudar al plan insensato de apartar a Cuba, para bien único de un nuevo amo disimulado, de la patria que la reclama y en ella se completa, de la patria hispano-americana."

Versos Sencillos: 1891 "La Bailarina Española"

X

El alma trémula y sola

Padece al anochecer:

Hay baile; vamos a ver

La bailarina española.

Han hecho bien en quitar

El banderón de la acera;

Porque si está la bandera,

No sé, yo no puedo entrar.

Ya llega la bailarina:

Soberbia y pálida llega:

¿Cómo dicen que es gallega?

Pues dicen mal: es divina.

Lleva un sombrero torero

Y una capa carmesí:

¡Lo mismo que un alhelí

Que se pusiese un sombrero!

Se ve, de paso, la ceja,

Ceja de mora traidora:

Y la mirada, de mora;

Y como nieve la oreja.

Preludian, bajan la luz,

Y sale en bata y mantón,

La virgen de la Asunción

Bailando un baile andaluz.

Alza, retando, la frente;

Crúzase al hombro la manta:

En arco el brazo levanta;

Mueve despacio el pie ardiente.

Repica con los tacones

El tablado zalamera,

Como si la tabla fuera

Tablado de corazones.

Y va el convite creciendo

En las llamas de los ojos,

Y el manto de flecos rojos

Se va en el aire meciendo.

Súbito, de un salto arranca;

Húrtase, se quiebra, gira;

Abre en dos la cachemira,

Ofrece la bata blanca.

El cuerpo cede y ondea;

La bata abierta provoca,

Es una rosa la boca;

Lentamente taconea.

Recoge, de un débil giro,

El manto de flecos rojos:

Se va, cerrando los ojos,

Se va, como en un suspiro...

Baila muy bien la española,

Es blanco y rojo el mantón:

¡Vuelve, fosca, a su rincón

El alma trémula y sola!

Los Versos Sencillos son un cuaderno para colorear, que digo que le regaló el Buen Dios al poeta. Pero, ¡cuidado! En ese cuaderno para colorear está toda la vida y algo más: Está la vida cuando adquiere perfil de eternidad.

"Con los pobres de la tierra."

José Martí es la tierra y esa tierra es la universalidad de su América –de nuestra América.

Con los pobres de la tierra

Quiero yo mi suerte echar:

El arroyo de la sierra

Me complace más que el mar.

Dice "la tierra" y va más allá de las fronteras. Va hacia lo mínimo que es lo máximo. Le es suficiente el arroyo de la sierra y en él encuentra un ritmo tan íntimo que, por eso, recibe en él la totalidad. La experiencia es de categoría milenaria y, por eso, es una experiencia nueva. Toisen Deshimaru pensaba que en nuestros días solamente se educa el intelecto, y no al individuo en cuanto tal. No solamente tesis, antítesis y síntesis; también hay que armonizar la totalidad y abarcar las contradicciones."

Zaragoza le da al poeta la intimidad de la provincia y de la historia, una historia que tiene dimensión de provincia con olor a río y a eternidad caminante:

Amo los patios sombríos

Con escaleras bordadas;

Amo las naves calladas

Y los conventos vacíos

Para sintetizar el mensaje lírico, Martí ha empezado por simplificar el universo de su alma, sin cercenar la vastedad de su mensaje. En la provincia zaragozana encuentra a España en el amor y el paisaje, en los símbolos históricos y en lo popular.

"Y para el cruel que me arranca."

Y para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo,

Cardo ni oruga cultivo

Cultivo una rosa blanca.

Son palabras del vivir cotidiano –acaso, salvo, oruga– enlazadas de la manera más simple. Acaso casi una enumeración. Al despedirse Martí, en el puerto de Santander, del amigo español que ha hecho en la travesía –el oficial Leandro J. de Viñegra– le dice Martí en esa conversación final de la hora de la despedida: "En La Habana estreche Ud. la mano a los que le dijeren bien de mí, y a los que le dijeren mal." Es su filosofía, pero también es su poesía. Los Versos Sencillos son el paño de Verónica donde queda el rostro de su vida cotidiana. Esa es, también la poesía. Sus palabras son casi las mismas con las que se compra un pan, con las que uno se encuentra con un compromiso o se despide hasta quién sabe cuándo; con las que uno se despierta de un sueño o se queda pensando en lo que es la soledad.

Los Versos Sencillos son como la gracia de los pintores japoneses que, sin mayor esfuerzo, en unos trazos justos, nos lo dan todo, la impresión de darnos lo más en lo menos. Una pastilla de tinta china y un poco de agua viene a ser el secreto. La gracia está en la dosificación justa, que es el camino de en medio. Martí insinúa más que dice. Su gracia está en elegir los símbolos y esta es una tarea de madurez interior. En "el corazón con que vivo" está la suprema síntesis de una realidad que no requiere de adornos. Todo es sobrio y esa impresión que no saber nada, ni falte nada, le da a ese saber nombrar, una eficacia que es el símbolo austero y rico de su simplicidad, que es elocuente desde su parquedad (12).

IDEAS DE MARTÍ.

Para un conocimiento pormenorizado, multidisciplinario, grato a los lingüistas o profesores universitarios no vacilamos en recomendar la lectura de la Edición Crítica de la Poesía Completa de José Martí realizada en el Centro de Estudios Martianos por Cintio Vitier, Fina García Marruz y Emilio de Armas, publicada en 1993 por la Editorial Letras Cubanas.

El poeta, narrador y ensayista Cintio Vitier sostiene que hasta José Martí se podía hablar de los poetas cubanos ateniéndonos, únicamente a sus versos, y aún haciendo exclusión de sus producciones dramáticas o novelescas, pero con Martí no será posible porque la poesía invade toda su palabra, ya que él es, no lirismo profesional, sino creación poética en el más vasto sentido. (La poesía está igualmente en sus crónicas, discursos, cartas, cuadernos de trabajo, diarios, apuntes).

El Cuaderno I comienza con la primera carta que Martí dirige a su madre el 23 de octubre de aquel mismo año, desde Caimito de la Hanábana, donde ayudaba como amanuense a su padre, quien entonces era Capitán Juez Pedáneo de aquella zona sur de la provincia de Matanzas. Allí leemos: "Ya todo mi cuidado se pone en cuidar mucho mi caballo y engordarlo como un puerco cebón, ahora lo estoy enseñando a caminar enfrenado para que marche bonito, todas las tardes lo monto y paseo en él, cada día cría más bríos". Sus nueve prístinos años oyen por primera vez los cantos de los "sencillos labradores", que le recordarán a doña Leonor desde España y serán la semilla de sus Versos Sencillos; por primera vez disfruta de la naturaleza cubana cantada por Heredia, desde la cariñosa altura del caballo enfrenado.

La otra lección de aquella estancia en la Hanábana será la vivencia atroz, desgarradora, del contraste, a su vez delatado por Heredia, entre "las bellezas del físico mundo" y "los horrores del mundo moral". Martí a sus nueve años vio todo el horror de la esclavitud. Esa experiencia rompió la paz infantil de su primera carta hasta llegar al poema XXX de Versos sencillos, por ello incluido también en el Cuaderno I:

El rayo surca, sangriento,

El lóbrego nubarrón:

Echa el barco, ciento a ciento Los negros por el portón. El viento, fiero, quebraba Los almácigos copudos: Andaba la hilera, andaba, De los esclavos desnudos. El temporal sacudía Los barracones henchidos: Una madre con su cría Pasaba, dando alaridos. Rojo, como en el desierto, Salió el sol al horizonte: Y alumbró a un esclavo muerto, Colgado a un seíbo del monte. Un niño lo vio: tembló De pasión por los que gimen: Y, al pie del muerto, juró Lavar con su sangre el crimen!

Se han puesto en nuestras escuelas, en las manos y los corazones de nuestros maestros y estudiantes, los Cuadernos Martianos: no para guardarlos ni exhibirlos, sino para contribuir a formar la conciencia de nuestros hombres y mujeres del siglo XXI.

Nuestra educación tiene que seguir inspirándose en la raíz martiana de esos ejemplos, tradición ya irrenunciable. Y paralelamente hay que afinar los modales, proponer satisfacciones íntimas superiores, estimular la apetencia por lo bello y lo bueno, desterrar lo vulgar y lo discriminatorio en toda esfera. No podemos imaginar maestro más completo, más integral que Martí, en quien ética, estética y patriotismo se compenetran para formar un solo mensaje. Los maestros de hoy tienen la hermosa responsabilidad de mantener en alto estas banderas.

Eugenio Florit, en sus Notas sobre la poesía en Martí, afirmó en 1952 que "desde el Ismaelillo hasta los Versos sencillos, desde los Versos libres hasta cualquier dedicatoria de retrato escrita a vuela pluma por el poeta, los hallazgos de imágenes que hacen de él, el primero de nuestros poetas, de igual modo que es el primero de nuestros prosistas".

Fidel Castro ha dicho que Martí es y será guía eterno y que su legado no caducará jamás. En la presentación de la Edición Crítica de las Obras Completas que edita el Centro de Estudios Martianos, ha subrayado que "en la medida que avanzamos hacia el porvenir se agranda la fuerza inspiradora de su espíritu revolucionario, de sus sentimientos de solidaridad hacia los demás pueblos, de sus principios morales profundamente humanos y justicieros"(13).

Martí se distinguió en el ejercicio de la obra literaria, tanto en el periodismo, como en la carta y en su discurso, medios que le sirvieron para la elaboración de sus trabajos y acciones como político, en lo que respecta al campo social y cultural.

El ideario de Martí y sus aspiraciones, destaca cómo Martí hizo del periodismo un instrumento político, intelectual y de subsistencia. En este logro de su vida, destaca Roig de Leuchsenring (1960) que Martí trabajó por muchos años como lo que hoy se pudiera calificar como "periodista profesional, y de su pluma hizo, no sólo arma de combate en su campaña separatista y americanista, sino también medio de vida, que le permitió cubrir, pobrísimamente, las más apremiantes necesidades del pan de cada día" (14).

Dejó grandes obras que constituyen por si solas una institución generadora de aprendizajes auténticos para sus lectores, es el caso de Nuestra América, contenida en sus Obras Completas, catalogadas como una de las más extensas y reales que en momento alguno haya podido surgir. Compendios que dicen de las variadas experiencias de Martí como libertador y no libertario como erróneamente ha sido llamado por algunos de sus estudiosos. Leer su significado es avergonzarse de tal equivocación (15).

Asimismo, en lo educativo, se conoce el papel de Maestro que a bien desempeñó, mediante el cual dejó su huella imborrable en quienes tuvieron la dicha de recibir su orientación personal y conocer sus obras. Fue el poder de su intelecto, acompañado de una gran habilidad de liderazgo y de características de bondad y humanidad, lo que le permitieron ocupar un sitial dentro de la sociedad latinoamericana.

Para comprender el alcance del pensamiento martiano es necesario estudiar y argumentar el acontecer del Maestro en su entorno político, destacándose como un analista de la realidad latinoamericana y norteamericana durante el período 1881-1889, actividad que cumplió por medio del ejercicio del periodismo de opinión, realizado con gran complejidad, que produjo testimonios reveladores de la admiración que despertó el Héroe por este tipo de quehacer. Entre ellos, se distingue el de José Antonio Portuondo, quien expresó: "Hay en Martí el mejor crítico de la vida americana y sus escenas norteamericanas constituyen un brillantísimo panorama de lo que era Estados Unidos". Por su parte, Manuel Pedro González, refiriéndose a Martí, dijo: "El periodismo jamás ha logrado un grado más alto de dignidad o alcanzado una meta más noble" (16).

Asimismo, se deben considerar las experiencias personales y políticas que Martí supo a bien encaminar para la consecución de su objetivo: la independencia de Cuba y de América. Se conocen sus logros y producciones, entre los que sobresalen el Partido Revolucionario Cubano y El Manifiesto de Montecristi, exponentes de su programa político en tanto que sugieren importantes propuestas sociales, culturales y éticas para la sociedad.

En relación con el pensamiento martiano sobre la economía, se subrayó la estrategia diseñada por el Maestro para lograr riqueza y bienestar en la colectividad, colocando la agricultura como prioritaria en esa búsqueda. Bien enrumbada esta concepción, en tanto que la consecuencia lógica sería la libertad política de toda la América, inspirada en los principios de universalización e independencia. Así afirmó que "La felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes" (15).

Igualmente, se registran datos que evidencian su participación social, en busca de una nueva República, capaz de fundarse en la igualdad de clases sociales, sin enfrentamientos, regida por los principios de justicia, honestidad e igualdad en libertad y humanidad, que asumiera la diversidad social y provista de una legislación avanzada. Así se demuestra cuando Martí pronuncia "Juntarse: esta es la palabra del mundo"

De igual forma, se cuenta con las vivencias del Independentista en su creencia sobre la diversidad cultural, señalando la necesidad de la liberación de los oprimidos, la irascibilidad, el amor por la identidad universal del hombre, la armonía racial y el encanto de las potencialidades del indio como representante de los grupos excluidos.

En lo que concierne al aspecto religioso es ubicado por sus indagadores como cristiano, invocando el nombre de Dios en momentos de desesperación y tristeza, lo que permite inferir que Dios y el cristianismo para nuestro Apóstol son de gran significación en lo terrestre, histórico y humano.

Se pone de relieve, también, su actuación como jurista en tanto que no se limitó a darle explicación a la ley, sino que la investigó; fue un jurista nato por ser justo y practicó la universalidad en función del equilibrio y en su lucha específica por la independencia de su patria y de América Latina.

El pensamiento martiano se manifiesta vigente en el derecho positivo, a través de la posibilidad de difundir la ley del amor como alternativa para el problema de la exclusión social, así como para el derecho uniforme en tanto trasciende las relaciones jurídicas entre los hombres del tercer milenio en un mundo que cada vez se hace más pequeño en cuanto a distancias geográficas, lingüísticas y culturales; saberes, tecnología e información.

En relación con su estilo de pensamiento como investigador, se ubica a Martí dentro de lo seres con mentes múltiples, tal como lo refiere Garnerd. Martí, en este sentido, reconoce y objeta características a distintos enfoques y maneras de investigar. Así, lo expresó en relación con el positivismo, rechazando su pretendida novedad, refutándole el objetivismo que difundía, pero reconociéndole su bondad epistemológica en la demostración de los hechos y la confianza en el papel cumplido en la ciencia. Además, expresa un pensamiento naturalista en los escritos de su diario de campaña y su arte literario manifestado en su epistolario (17).

Se ha profundizado ampliamente, en la obra de Martí, sobre las raíces de la interculturalidad, explorando en ese sentir de convivencias que descubre el Integracionista en todas las culturas, lo que le permite a cada una abrirse a las otras desde su originalidad antropológica y existencial. Su ideario humanista proporcionó grandes aportes para elaborar marcos teóricos y conceptuales que han contribuido a definir los procesos actuales en los cuales se desenvuelve el pensamiento de la filosofía intercultural.

En torno a la concepción filosófica de José Martí, se interpretan sin dificultad, algunas definiciones que el propio Martí tuviera de "filosofía" y se han analizado posiciones de algunos pensadores del género filosófico y, a su vez, investigadores del acontecer martiano. En este sentido, investigaciones, juicios y opiniones de estudiosos y seguidores de Martí ayudan en la orientación filosófica de Martí, puesto que el Maestro no puede encasillarse en una sola escuela, develándose como pensador, filósofo, activista, idealizador, idealista, amante de la naturaleza, creyente en Dios y en el cristianismo, científico, universalista, interculturalista; pero lo más resaltante es su originalidad filosófica, no creyendo en las exageraciones dogmáticas expresadas por algunas corrientes, ni tampoco identificándose con el eclecticismo, sino con un pensamiento selectivo y un método electivo, tal como se ratificó en el I Encuentro de Cátedras Martianas, celebrado en la ciudad de Santiago de Veraguas en Panamá en el año 2003.

El pensamiento de Martí, trasciende las dimensiones ontológicas, gnoseológicas, epistemológicas y lógicas de la filosofía. Es adentrarnos en espacios trascendentales que descubren nuevas fronteras del saber y permiten recrearse con diferentes conocimientos a la vez que contribuyen, mediante su transferencia, a plantearse nuevas propuestas a distintas contradicciones y debilidades del contexto real. Es también asumir un compromiso con un marco axiológico que apuesta a una mejor calidad de vida desde una concepción bioética.

Se trata pues de mirar el alcance integrador del pensamiento martiano, pero no solo por su afán humanista de unir razas y pueblos haciéndolos libres, sino por la manera transdisciplinaria de plantearse la solución de problemas y conflictos, develando una concepción holística e integradora de la vida, vista como un todo, considerando el contexto de la realidad existente y venidera.

Martí se adelantó a su época, al contemplar las incertidumbres del ser humano pensante que lo caracterizan en conductas de alta complejidad, dada de acuerdo con Barrera por los hechos, circunstancias y evidencias más amplias que pueden ser apreciadas por cada uno en su particularidad o en relación con el contexto, siempre teniendo en cuenta sus múltiples y variadas relaciones. La holística considera que todo evento debe ser apreciado en su mayor complejidad y constituye la corriente de pensamiento que orienta sobre la necesidad de apreciar los hechos y situaciones desde una comprensión amplia e integrativa (18,19).

REALIDAD CUBANA.

A Fidel lo vemos como el alma de la Revolución Cubana y de su pueblo y a Martí – como su gran guía espiritual, su gran redentor. En 1955- afirmó Fidel: "es el Apóstol el guía de mi vida y en 1980 – aseguraba ya la victoria del Maestro en Cuba, e iniciada irreversiblemente en nuestra América .Afirmó Fidel que "Martí es y será guía eterno de nuestro pueblo. Su legado no caducará jamás".

Consideramos a Fidel, una de las personalidades que con mayor profundidad ha estudiado la obra martiana y plasmado su ideario a través de la historia de la Revolución Cubana. Al respecto el destacado escritor y amigo de Cuba, Gabriel García Márquez ha señalado que José Martí es el autor de cabecera de Fidel Castro, el cual ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente sanguíneo de una revolución marxista.

Con relación al significado de la figura de José Martí, Fidel ha planteado que nuestra patria cuenta con el privilegio de poder disponer de uno de los más ricos tesoros políticos, una de las más valiosas fuentes de educación y de conocimientos políticos, en el pensamiento, en los escritos, en los libros, en los discursos y en toda la extraordinaria obra de José Martí. Y a los revolucionarios cubanos más que a nadie nos hace falta tanto cuanto sea posible ahondar en esas ideas, ahondar en ese manantial inagotable de sabiduría política, revolucionaria y humana. Según nuestro criterio, en Martí encontramos las raíces, el alma de la actual Batalla de ideas.

Fidel señala: "admiramos infinitamente a Martí por su gigantesca tarea, formando una conciencia revolucionaria en el seno de nuestro pueblo. Admiramos a Martí porque era un intelectual brillante, un hombre de extraordinaria inteligencia, poeta de exquisita sensibilidad, que consagró su talento a la lucha revolucionaria. Que consagró su vida y su pluma a esa lucha, que fue hombre de palabra y de acción. Le agradecemos y le agradeceremos eternamente lo que significó y lo que simbolizó" (20).

Fidel define a Martí como el más genial y el más universal de los políticos cubanos. Plantea que Martí nos enseñó su ardiente patriotismo, su amor apasionado a la libertad, su repudio al despotismo y su fe ilimitada en el pueblo. En su prédica revolucionaria estaba el fundamento moral y la legitimidad histórica de nuestra acción armada. Por eso es el autor intelectual del 26 de julio. La Revolución Cubana ha cumplido ese apotogema martiano de que la patria era de todos y para el bien de todos, lo cual constituye un ejemplo para el resto de los países.

Podemos interpretar el significado y contenido de las Batallas de Ideas como la obra cumbre de la espiritualidad de la Revolución Cubana, por cuanto forma parte de una importantísima estrategia de la Revolución en defensa y profundización de su política de justicia social y equidad, cuyas raíces históricas se encuentran en las anunciadas medidas en el Alegato de Fidel "La Historia me Absolverá" en el año 1953. (El problema de la tierra, la industrialización, la vivienda, del desempleo, la educación y la salud del pueblo).

A lo largo de la historia ha quedado demostrado, que de las grandes crisis han salido las grandes soluciones y de ellas han surgidos los líderes. En este caso la Batalla de Ideas surge ante el reto de perfeccionar nuestro socialismo bajo la certera guía y espíritu creativo en la búsqueda de alternativas a la solución de los problemas, de nuestro querido Fidel.

El pensamiento vivo de José Martí en cuanto al valor que este le concede a las ideas, a la lucha por el logro del bien de todos y para el bien de todos, alcanza su mayor encarnación en la vida y obra de Fidel- principal artífice de la Batalla de Ideas.

Es importante destacar que en la obra martiana consultada, no encontramos que nuestro Apóstol se haya referido al término de Batalla de ideas, Martí solamente enuncia los conceptos siguientes:

- armas para la batalla.

- batalla de la vida.

- batallas del espíritu (21,22).

José Martí constituye el autor intelectual de la Batalla de ideas, a partir de la esencia de su pensamiento, vida y obra, reflejado en la propia existencia de la Revolución Cubana y su principal líder Fidel Castro.

Consideramos la Batalla de ideas, como una obra de infinito amor y espiritualidad. Coincidimos totalmente con José Martí, cuando afirma que: "El amor es el lazo de los hombres, el modo de enseñar y el centro del mundo..! No sabe de la delicia del mundo el que desconoce la realidad de la idea y la fruición espiritual que viene del constante ejercicio del amor".

Sobre lo anterior, Gabriel García Márquez, en su trabajo: "El Fidel Castro que conozco" plantea que Fidel tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia. Precisamente es en este aspecto que consideramos que se encuentra el hilo conductor del pensamiento político- económico del Che, Martí y de Fidel Castro (23).

Es objetivo fundamental de la Batalla de ideas lograr esparcir al mundo la luz de la verdad de la Revolución Cubana frente al dominio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, donde las transnacionales de la información se encuentran al servicio del imperio, en un mundo cada vez más unipolar. Con relación a este problema, Fidel nos ha reiterado: . Nosotros tenemos que ir hacia delante con ese propósito de que la verdad de Cuba se abra paso, y haciendo, como decía Martí, porque Martí dio un gran consejo cuando dijo que "Hay que hacer lo que en cada momento corresponde hacer". Y nosotros iremos haciendo en cada momento lo que en cada momento corresponda hacer.

José Martí defendió la necesidad de ser cultos para garantizar la libertad. Ante las campañas tendenciosas del enemigo el pueblo cubano se prepara, aumenta su instrucción y su cultura para enfrentar los desafíos que le presenta un imperio que mediante un bloqueo criminal se ha propuesto rendirlo por hambre y enfermedades mediante un bloqueo genocida.

A continuación destacaremos un conjunto de consideraciones de José Martí, que constituyen, a nuestro modo de ver, su principal aporte a la Batalla de ideas, lo cual demuestra la vigencia de su pensamiento en este proceso.

En su Ensayo Nuestra América, publicado en 1891, Martí señala: "Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras (24). No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados".

.¡Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.

.Gobernante, en pueblo nuevo quiere decir creador.

.Conocer es resolver. Conocer al país y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de librarlo de tiranías. La universidad europea ha de ceder a la Universidad americana.injértese en nuestras repúblicas del mundo pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas.

.La salvación está en crear. Crear es la palabra de pase de esta generación. El vino, de plátano; y si sale agrio ¡Es nuestro vino!...

.Estrategia es política. (Al respecto Martí también destaca que política.es el arte por excelencia de convertir las ideas en realidades operantes. Hay políticas con alas de poesía).

.Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de el. Hay que dar ocasión a lo mejor para que se revele y prevalezca sobre lo peor si no, lo peor prevalece.

.Pensar es servir.

En el discurso pronunciado por Fidel en el aula magna de la Universidad de Venezuela el 3 de febrero de 1999 se aprecia la continuidad en el hilo conductor del pensamiento martiano expresado en su ensayo Nuestra América.

En este magistral discurso Fidel se detiene, con énfasis especial en el valor de las ideas, tácticas y estrategias de lucha y la confianza plena en la capacidad humana para sobrevivir. Es en este discurso donde Fidel pronuncia su célebre frase también martiana por su esencia: "Una Revolución solo puede ser hija de la Cultura y las ideas. Ningún pueblo se hace revolucionario por la fuerza. Quienes siembran ideas no necesitan jamás reprimir al pueblo" (25).

En el Ensayo: Martí y Marx en el socialismo de Cuba de los autores Armando Hart Dávalos y Raúl Valdés Vivó se destaca la interrelación dialéctica que existe entre el pensamiento martiano y de Fidel Castro en torno al contenido y significado de la Batalla de ideas. Con relación a esto Fidel plantea:

"El gran caudal hacia el futuro de la mente humana consiste en el enorme potencial de inteligencia genéticamente recibidos que no somos capaces de utilizar. Ahí está lo que disponemos, ahí está el porvenir.." (26). Pensamiento, acción, sentimiento y vocación de servicio están presentes en la naturaleza humana.

.La inteligencia se orienta hacia una ética superior y en ella están protegidos todos sin excepción. De esta forma considera Martí que la inteligencia se vincula con la bondad y la brutalidad con la maldad. (.) por cuanto el espíritu humano tiene tendencia natural a la bondad y a la cultura, y en presencia de lo alto, se alza, y en la de lo limpio, se limpia (.) (27)

Hoy Fidel traza una nueva visión de nuestro socialismo que convalida la reflexión martiana que el arte es el camino de la verdad.

.Escribió Martí que la poesía es indispensable a los pueblos dado que congrega o disgrega, fortalece o angustia, apunta o derriba a las almas y si la industria proporciona el modo de subsistir, la poesía otorga el deseo y la fuerza de la vida. Naturalmente por poesía Martí quiere decir, no solo el arte, si no toda la cultura. Fidel le llama cultura general – integral.

En la intervención de Armando Hart, Director de la Oficina del Programa Martiano, en la apertura de la Conferencia por el Equilibrio del Mundo señaló:" Hay una expresión del Apóstol a la que es necesario extraer todas las consecuencias que encierra: Ser culto es el único modo de ser libres.

.El desarrollo de los diferentes Programas de la Revolución en el transcurso de los cuatro años de la Batalla de ideas, nos demuestran el papel que en el país se le asigna a la educación (Tercera Gran Revolución Educacional) y a las relaciones entre cultura y economía. Sobre la educación el Apóstol nos habló de la necesidad de desarrollar la inteligencia a partir de la instrucción y de la formación de sentimientos de solidaridad humana.

En la intervención de Armando Hart, en la apertura de la Conferencia por el Equilibrio del Mundo, también destaca el siguiente pensamiento de Fidel:

"El gran caudal hacia el futuro de la mente humana consiste en el enorme potencial de inteligencia genéticamente recibido que no somos capaces de utilizar. Aspiramos a exaltar a los planos más altos la inteligencia y a relacionarla como señaló Martí con la bondad para el logro de la felicidad. Lo hacemos sobre el fundamento de estimular el espíritu asociativo en el que el Apóstol veía el secreto de lo humano. Proclamamos como Martí lo hizo en el poemario dedicado a su hijo, nuestra fe en el mejoramiento humano, en la vida futura y en la utilidad de la virtud" (28).

En el libro: "Diálogo sobre Martí-El Apóstol de Cuba", de los autores Daisaku Ikeda y Cintio Vitier, por parte del autor japonés se destaca que para llevar a cabo una revolución, es imprescindible unificar el corazón del pueblo, plantea que tal vez lo que Martí aspiraba a realizar, aún a costa de soportar infinidad de amarguras y de penurias, era una profunda transformación espiritual de la vida de la ciudadanía. A este proceso Ikeda lo llama "revolución humana".

.Cintio Vitier plantea: Martí es nuestro mayor "modelo de vida". Hoy es nuestro aliado en lo que llamamos una campaña nacional de espiritualidad y de conciencia".

.Nuestro Apóstol, en efecto no fue solo un líder político, sino también, un líder espiritual.

Según José Martí: "Solo las virtudes producen en los pueblos un bienestar constante y serio" (29).

..El pueblo más feliz es el que tenga mejor educado a sus hijos en la instrucción del pensamiento y en la dirección de los sentimientos (30). La Tercera Gran Revolución Educacional en Cuba tiene como objetivo lograr que nuestro país se convierta en los próximos años en el país más culto y preparado sobre la faz de la tierra.

..Es importante cultivar alimentos para nutrir al pueblo. Pero no sólo hay que nutrir al cuerpo, sino también al espíritu. Como bien dice Martí, "no solo de pan vive el hombre". La poesía es un alimento imprescindible.

"...El arte no es más que la naturaleza creada por el hombre.."J. Martí.

Por todo lo anteriormente expuesto, coincidimos con el destacado profesor japonés Ikeda, estudioso de la obra martiana – el cual con razón plantea que el pensamiento martiano es el pilar espiritual de la vida cubana. En el centro del pensamiento martiano se encuentra su concepción acerca del valor de la educación de las nuevas generaciones: "Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive: es ponerlo al nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podría salir a flote: es preparar al hombre para la vida" (31). Es sumamente interesante la interrelación que establece José Martí entre la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional, problema que hoy se debate en los círculos académicos.

FIDEL Y FORMACIÓN MARTIANA.

Para José Martí - La ley primera de nuestra República es "el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre". Hoy a la luz de la batalla de ideas, Fidel señala:

"Desde los primeros meses de la Revolución no quedó en pie una sola de las formas de expresión racistas copiadas del sur de Estados Unidos. En los últimos años, la Revolución se esmera especialmente en el esfuerzo por desaparecer las huellas que la pobreza y la falta de acceso a los conocimientos dejaron en los descendientes de los que fueron esclavizados durante siglos, y que crearon diferencias objetivas que tienden a reproducirse. Pronto no quedará ni sombra de las consecuencias de aquella terrible injusticia" (32).

La formación martiana de Fidel también se observa por las siguientes razones:

-La definición que ofrece sobre el concepto de pueblo.

-Por su autodefinición: – "Porque soy cubano que desea el bien de todos y no el de un grupo, porque queremos una patria con todos y para el bien de todos eduqué mi mente en el pensamiento martiano que predica el amor y no odio y es el Apóstol el guía de mi vida."

-Por su firmeza al plantear: "Quien siente un ideal no le importa el obstáculo que tenga por delante. Hay algo que está por encima de todas las razones: es la razón del corazón, es la razón de la fe, es la convicción de que el derecho y la justicia están con uno. Y son esos ideales los que logran prender la llama de los pueblos, de la rebeldía de los pueblos".

- Aquí estamos levantando las trincheras de ideas, pero levantando también las trincheras de piedras.

Ante las interrogantes relacionadas con la vigencia del pensamiento martiano en la Batalla de ideas se pueden realizar las siguientes reflexiones:

  • ¿Por qué definir a José Martí como autor intelectual de la Batalla de ideas?

Por llamar cada cosa por su nombre, por su visión y trascendencia en su pensamiento, es que José Martí es inspirador de muchas obras y artífice fundamental de la Batalla de ideas que libra nuestro pueblo actualmente. Por constituir a través de su pensamiento y obra el alma espiritual de la Revolución Cubana. Para nosotros, José Martí representa la cumbre de la espiritualidad de la Revolución Cubana.

La Batalla de ideas tiene como objetivos potenciar la espiritualidad, potenciar los valores inherentes al Proyecto Social Socialista Cubano. Como planteó José Martí: "Es necesario hacer de cada hombre una antorcha" (33).

Según José Martí – "Pensar es prever, es fundar, es servir". Plantea Martí – Esta guerra que se nos hace es de pensamiento, ganémosla a pensamiento, tesis sobre la cual nos ha educado, nuestro Comandante en Jefe, en los últimos tiempos.

De la misma manera que hace 50 años atrás Fidel define a Martí – Autor Intelectual del Asalto al Cuartel Moncada, nosotros hoy lo definimos como el autor intelectual de la Batalla de ideas, precisamente por la interrelación dialéctica que existe entre la esencia de su pensamiento y el contenido de la Batalla de ideas.

En la justa causa de los cinco cubanos prisioneros del imperio se manifiesta la vigencia del pensamiento martiano al referirse Martí a lo siguiente:

---"Mi porvenir es como la luz del carbón blanco, que se quema él, para iluminar alrededor."

----"El deber de un hombre está allí donde es más útil.

----"Aborrezco las falsedades de la vida, y sólo amo a quien tiene el valor de vivir en el agradecimiento y la verdad".

----"Que se ha de ser en la tierra, si ser bueno, ser inteligente, ser prudente, ser infatigable y ser sincero no lo vasta. ..."

CRÍTICA MARTIANA A LA CONFERENCIA MONETARIA DE WASHINGTON Y SU PROYECCIÓN AL ACUEDO DE LIBRE COMERCIO DEL ÁREA DE LAS AMÉRICAS (ALCA).

"Jamás, decía Martí, hubo en América, de la independencia acá, asunto que requiera más sensatez, ni obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los EE.UU., potentes, repletos de productos invendibles, y determinados a extender sus dominios en América hacen a las naciones americanas de menos poder,."

".De la tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora, después de ver con ojos judiciales los antecedentes, causas y factores del convite, urge decir, porque es la verdad, que ha llegado para la América española la hora de su segunda independencia" (35).

En ese sentido Martí nos alerta, cuando dice: "Los peligros no se han de ver cuando se les tiene encima, sino cuando se les puede evitar. Lo primero en política es aclarar y prever", de tal manera que según él: "prever es la cualidad esencial, en la constitución y gobierno de los pueblos." De aquí la unidad de que "gobernar no es más que prever" (36).

Para Martí, "la política es el arte de cambiar, para el bienestar creciente interior, los factores opuestos y diversos de un país, y de salvar al país de la enemistad abierta o la amistad codiciosa de los demás pueblos."

Por ello, Martí concibe que "los actos políticos de las repúblicas reales son el resultado compuesto de los elementos de carácter nacional, de las necesidades económicas, de las necesidades de los partidos, de las necesidades de los políticos directores."

Él decía que a "todo convite entre pueblos hay que buscarle las razones ocultas. Ningún pueblo hace nada contra su interés" (37).

Entonces, Martí nos convoca, nos exige buscar esas "razones ocultas" en el nuevo convite, que a través del ALCA, pretende realizar EE.UU.; nos propone nuevamente, analizar si existen intereses comunes, porque "si dos naciones no tienen intereses comunes, no pueden juntarse", ya que "si se juntan, chocan." En ese sentido, aquello que Martí se dio cuenta y previó cuando analizaba la Conferencia Monetaria de las Repúblicas de América en 1891 es lo que, hoy día, hay que buscar, para encontrar las "razones ocultas" que nos permitan definir que es el ALCA como unión que nos proponen los EE.UU.

Martí nos dejó los principios revolucionarios necesarios para analizar, con toda la profundidad requerida, la conveniencia o no de unirnos a EE.UU. a través del ALCA, la respuesta nos la dio él en la crítica analizada. Todo lo planteado anteriormente es la expresión del latinoamericanismo antimperialista de Martí que fue desarrollándose gradualmente ante nuevos hechos históricos.

Martí es capaz, ya en 1885, darse cuenta del expansionismo de los Estados Unidos fuera de sus fronteras, ante su desarrollo imperialista y denuncia los peligros que entraña para Cuba y América Latina dicho desarrollo al caracterizar a esa oligarquía financiera que va desarrollándose y cuáles son sus propósitos cuando afirma: "Como con piezas de ajedrez, estudian de antemano, en sus diversas posiciones, los acontecimientos y sus resultados, y para toda combinación posible de ellos, tienen la jugada lista. Un deseo absorbente les anima siempre, rueda continua de esta tremenda máquina: adquirir: tierra, dinero, subvenciones, el guano del Perú, los Estados del Norte de México." Pero además, recordemos lo siguiente: ."el pueblo que compra, manda. El pueblo que vende sirve. Entonces, hay que equilibrar el comercio, para asegurar la libertad." (38).

Los años han pasado, pero la situación planteada por Martí es prácticamente la misma: las naciones de América Latina y el Caribe siguen siendo subdesarrolladas y no podemos esgrimir más la política de libre cambio planteada por EE.UU. La consigna entonces: proteccionismo contra los países desarrollados y libre cambio entre los subdesarrollados, hasta tanto "impere en el comercio como en la política la paz igual y culta" (39,40).

CONCLUSIONES.

Finalmente, propongo designarle a nuestro José Martí el calificativo de hombre holístico, visionario de contextos complejos e integrados en sus saberes referidos a la poesía, literatura, periodismo, educación, política, economía, sociedad, cultura, religión, espiritualidad, aspectos jurídicos, investigación y filosofía, inspirado en los principios de universalidad, bondad, generosidad, democracia, comprensividad, igualdad, amistad, perseverancia, tolerancia, voluntad, ambición, eticidad y complejidad entre otros.

De igual manera, considerar el pensamiento martiano como antecedente en los estudios filosóficos postmodernos, vinculándolo con los teóricos de complejidad, tanto en su vida, obra y acción. Así como en los estilos de pensamiento que guían al investigador, mostrándose como integrador.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

  • 1.  Omaña, Balmiro. "Concepción de la poesía de José Martí." Revista Iberoamericana 146-147 (Enero-Junio 1989): 193-209.

  • 2. Mañach, Jorge. Martí el apóstol. Prólogo de Gabriela Mistral. Nueva York: Las Américas Pub. Co, 1963.

  • 3. Hodelín Tablada, Ricardo. Enfermedades de José Martí. Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2007. ISBN 978-959-11-0550-9.

  • 4. Molloy, Silvia. "His America, Our America: José Martí Reads Whitman". Spanish American Literature: From Romanticism to 'Modernismo' in Latin America. Eds. David William Foster & Daniel Altamiranda. New York & London: Garland, 1997: 257-267.

  • 5. Molina de Galindo, Isis. "El presidio político en Cuba de José Martí. Intento de un análisis estilístico". Revista Iberoamericana 54 (1962): 311-336.

  • 6. Ward, Thomas. La resistencia cultural: la nación en el ensayo de las Américas. Lima: Universidad Ricardo Palma, 2004: 140-159.

  • 7. Ward, Thomas. "Martí y Blaine: entre la colonialidad tenebrosa y la emancipación inalcanzable". Cuban Studies 38 (2007): 100-124.

  • 8. Ward, Thomas. "From Sarmiento to Martí and Hostos: Extricating the Nation from Coloniality". European Review of Latin American and Caribbean Studies 83 (October 2007): 83-104.

  • 9. José Martí: "Carta a Manuel Mercado del 11 de febrero de 1892", en Epistolario. Compilación, ordenación cronológica y notas de Luis García Pascual y Enrique H. Moreno Pla. Editorial de Ciencias Sociales y Centro de Estudios Martianos, La Habana, 1993, T. III, p. 44. (El subrayado es mío).

  • 10. Véase de Oscar Valdés Carreras: "Aquel verano de sosiego", Patria. Cuaderno de la Cátedra Martiana. Universidad de La Habana. Año I, No. 1, enero, 1988, pp. 64-75. (Al profesor Jorge Lozano mi agradecimiento por haberme hablado de este texto). Y de Carlos Ripoll: "La Guerra Chiquita y los Versos Sencillos", en José Martí: notas y estudios. Editorial Dos Ríos, Nueva York, 1999, p. 74. 

  • 11. Caridad Atencio: Recepción de Versos Sencillos: poesía del metatexto. Casa Editora Abril, 2001, p. 17. (El subrayado es mío).

  • 12. Revista de Cultura, Vol. XXI, Año 1992, Páginas 7-12.

  • 13. Álvarez, Luis (2001) BOLÍVAR. José Martí. Edición Crítica. La Habana, Cuba: Centro de Estudios Martianos.

  • 14. Roy de Leuchesenring, Emilio (1960). La república de Martí. Quinta Edición. La Habana, Cuba.

  • 15. Martí, José (1975) Obras Completas. 10. En los Estados Unidos. La Habana, Cuba. Editorial de Ciencias Sociales.

  • 16. Portuondo, José (1982) El periodista José Martí, en Martí escritor revolucionario. La Habana. Editorial Política.

  • 17. Gardner, Howard (1995) Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. Editorial Paidós. Ibérica

  • 18.  Barrera, Marcos (2005) Modelos epistémicos en educación y en investigación. Caracas, Venezuela. Ediciones Fundación Sypal.

  • 19. Weil, Pierre (2000) Holística: Una nueva visión y abordaje de lo real. Santa Fe de Bogotá. Editorial San Pablo.

  • 20. Mensaje del Presidente de la República de Cuba, Fidel Castro Ruz, al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, con motivo de Batalla por la Alfabetización iniciada en Venezuela, el 20 de junio del 2003. (Español)

  • 21. Batalla de Ideas http/www.5septiembre.cu Jesús Mena (24/11/2003)

  • 22. Sitio web de preparación para la defensa Batalla de Ideas

  • 23. "El Fidel Castro que yo conozco".- Gabriel García Márquez. (Febrero 12 de 2004).

  • 24. Ensayo de José Martí "Nuestra América"- José Martí, OC. t.6, pp. 15-23).

  • 25. Fidel Castro -- Una Revolución sólo puede ser hija de la cultura y las ideas. Discurso pronunciado en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. 3 de febrero de 1999.

  • 26. 5.1. Discurso pronunciado por el Presidente de la República de Cuba, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en la Facultad de Derecho. Buenos Aires, Argentina, 26 de mayo del 2003.

  • 27. www.portaldenegocios.cl Prensa Latina. Las ideas son el más importante recurso para salvar la humanidad. Fidel 10 febrero 2003

  • 28. Intervención de Armando Hart Dávalos en la apertura de la Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo. 27 de enero del 2003.

  • 29. Sancti Espíritus, Cuba,  Sábado 28 de Febrero de 2004. José Martí en la batalla de ideas.   serviex[arroba]prensa-latina.cu

  • 30. Radio Ciudad de La Habana(Diciembre 29) http://www.islagrande.cu/

  • 31. Dialogo sobre José Martí- El Apóstol de Cuba.-Daisaku Ikeda y Cintio Vitier. CEM, La Habana, 2001

  • 32. José Martí – El autor intelectual. Fidel Castro. Centro de Estudios Martianos, 1983.

  • 33. José Martí – Nuestra América. Edición Crítica. Cintio Vitier. Centro de estudios Martianos. La Habana, 2000.

  • 34. www.cubavsbloqueo.cu Las cinco batallas que integran la Batalla de Ideas

  • 35. Fernández Retamar, R. "Nuestra América: cien años y otros acercamientos a Martí". Editorial Si-Mar s.a. La Habana. 1995.

  • 36. Augier, Ángel. "Tesis Antimperialista en la Cuna del Latinoamericanismo." Dos Congresos. Las razones ocultas. José Martí. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 1985

  • 37. Guerra Vilaboy, Sergio. "Neopanamericanismo y panamericanismo versus latinoamericanismo". Revista Cuba socialista. 3ra. Época. No. 22/200.

  • 38. Almanza Alonso, R. "En torno al pensamiento económico de José Martí", Editorial Ciencias Sociales. La Habana.1990.

  • 39. Muñoz González, R. "En torno a las concepciones martianas sobre el desarrollo socioeconómico". Editorial F. Varela. La Habana. 2002.

  • 40. Hart Dávalos, Armando. "José Martí y los desafíos de nuestro tiempo" Granma. La Habana. 28/1/2004.

ANEXOS.

VERSOS SENCILLOS:

Poesía

 

Primer Verso

I

 

Yo soy un hombre sincero

II

 

Yo sé de Egipto y Nigricia,

III

 

Odio la máscara y vicio

IV

 

Yo visitaré anhelante

V

 

Si ves un monte de espumas,

VI

 

Si quieren que de este mundo

VII

 

Para Aragón, en España,

VIII

 

Yo tengo un amigo muerto

IX

 

Quiero, a la sombra de un ala,

X

 

El alma trémula y sola

XI

 

Yo tengo un paje muy fiel

XII

 

En el bote iba remando

XIII

 

Por donde abunda la malva

XIV

 

Yo no puedo olvidar nunca

XV

 

Vino el médico amarillo

XVI

 

En el alféizar calado

XVII

 

Es rubia: el cabello suelto

XVIII

 

El alfiler de Eva loca

XIX

 

Por tus ojos encendidos

XX

 

Mi amor del aire se azora;

XXI

 

Ayer la vi en el salón

XXII

 

Estoy en el baile extraño

XXIII

 

Yo quiero salir del mundo

XXIV

 

Sé de un pintor atrevido

XXV

 

Yo pienso, cuando me alegro

XXVI

 

Yo que vivo, aunque me he muerto,

XXVII

 

El enemigo brutal

XXVIII

 

Por la tumba del cortijo

XXIX

 

La imagen del rey, por ley,

XXX

 

El rayo surca, sangriento,

XXXI

 

Para modelo de un dios

XXXII

 

En el negro callejón

XXXIII

 

De mi desdicha espantosa

XXXIV

 

¡Penas! ¿Quién osa decir

XXXV

 

¿Qué importa que tu puñal

XXXVI

 

Ya sé: de carne se puede

XXXVII

 

Aquí está el pecho, mujer,

XXXVIII

 

¿Del tirano? Del tirano

XXXIX

 

Cultivo una rosa blanca,

XL

 

Pinta mi amigo el pintor

XLI

 

Cuando me vino el honor

XLII

 

En el extraño bazar

XLIII

 

Mucho, señora, daría

XLIV

 

Tiene el leopardo un abrigo

XLV

 

Sueño con claustros de mármol

XLVI

 

Vierte, corazón, tu pena

 

 

 

FOTOS DE JOSÉ MARTÍ:

Monografias.com

Monografias.com

Casa de José Martí.

Monografias.com

José Martí: político, pensador, periodista, filósofo, poeta y masón cubano.

Monografias.com

Tumba de José Martí.

Monografias.com

Monografias.com

MONUMENTOS A JOSÉ MARTÍ.

Monumento a José Martí en Ciudad de México.

Monografias.com

Monumento a José Martí en Key West.

Monografias.com

Monumento a José Martí en el Parque Central de la Habana (primera estatua erigida en Cuba a José Martí).

Monografias.com

Estatua de José Martí en su mausoleo en Santiago de Cuba

Monografias.com

Monumento a José Martí en Plaza de la Revolución 1958

Monografias.com

DEDICATORIA.

A MIS FAMILIARES,

A MIS PROFESORES,

AL IDEARIO MARTIANO.

 

 

 

Autor:

Yainy Cabrera Suárez

Estudiante de 5to grado.

Tutor:Dra. Birsy Suárez Rivero

Especialista de primer grado en medicina interna. Profesor auxiliar

Escuela primaria "Pedro Domingo Murillo". Municipio Marianao


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • La Vida De Nelson Rolihlahla Mandela

    Nelson Rolihlahla Mandela nació en un pueblo cercano a Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918. Su padre fue consej...

  • Plauto

    Comentarios de sus Obras Literarias. Críticas Literarias. Vocabulario Literario. Plauto, el más popular de los autores ...

  • Teocrito

    Es considerado el poeta griego fundador del genero bucólico, que inspiró a numerosos autores latinos y conoció un enorme...

Ver mas trabajos de Biografias

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.