Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Auditoria de la calidad con la aplicación de la norma ISO 19011 (página 2)

Enviado por Karen Rivas



Partes: 1, 2, 3


Determinar las prácticas de una auditoria de calidad.

Plantear el proceso de aplicación de un programa de auditoría de calidad.

JUSTIFICACION E IMPORTANCIA

En el mundo actual la calidad es de suma importancia en las organizaciones. Las grandes empresas se hacen más competitivas dentro de su ramo y cada vez adoptan más estrategias a fin de garantizar el éxito.

Estas organizaciones están adoptando herramientas de optimización, basadas en las nuevos enfoques gerenciales (gestión estratégica y modelos de medición de gestión, en las Teorías de Calidad y de Gestión del Servicio, a fin de alcanzar el éxito a corto, mediano y largo plazo con el propósito de establecerse metas que permitan el alcance de los Planes Estratégicos del Negocio, enfocados al cumplimiento de la Misión, Visión , , Valores etc., elementos que conjugados comprometen tanto a empleados como supervisores a la identificación con la organización, a través un sentimiento de compromiso para alcanzar los objetivos de la misma.

Por esta razón es importante hacer auditorías de calidad para demostrar la conformidad con las normas establecidas en la ISO 19011.

Para los futuros Licenciados en administración es muy importante adquirir conocimientos sobre la auditoría para que ello le permita detectar si hubiese desviaciones significativas a corregir, mejorar e informar para aplicar acciones preventivas y correctivas.

 

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACION

Con relación a la problemática estudiada, observamos que este tema ha sido objeto de investigaciones previas, que sirvieron de aporte para el desarrollo de este proyecto. Una de dichas investigaciones se muestra a continuación:

Espinoza Francisco Jaimes Angélica. "2006". Tesis de grado. "Estudios de los lineamientos establecidos para los sistemas de auditorias de la ISO 9000-2000, basado en la norma Covenin ISO 19011-2002".

Concluyendo que el éxito de una auditoria depende en gran parte de la competencia del equipo auditor y la cual se traduce en la capacidad que tenga para demostrar sus conocimientos y habilidades referentes al sistema, de allí la gran importancia de la correcta escogencia del mismo.

De igual manera concordamos con sus opiniones y adicionalmente se podría decir que no solo la competencia de auditor es importante, y que la auditoria no se centra solo en observar y determinar las no conformidades; sino lo que busca es dar respuestas a soluciones de mejora a la alta gerencia sobre la aplicación en la practica de su política de calidad.

Aracelis Andrade y Narcibel Torres, "2005". Tesis de grado. "Calidad total y productividad en las organizaciones".

Concluyendo que la auditoria garantiza que el sistema de calidad sea evaluado o examinado eficientemente y a su vez poder detectar las fallas que tenga el sistema para así implementar las acciones pertinentes al caso.

Con respecto a esto se puede agregar que las auditorias de calidad son necesarias para verificar que las empresas cumplen con los requisitos preestablecidos por las normas de Gestión de calidad.

RESEÑA HISTORICA (1)

Las primeras manifestaciones de auditorías se ubican muy atrás en el tiempo, por lo que podemos señalar que es tan antigua como la propia historia de la humanidad.

Esta actividad auditora como actividad de control de la actividad económica-financiera de cualquier institución, surge en el momento mismo en que la propiedad de unos recursos financieros y la responsabilidad de asignar estos a usos productivos, ya no están en manos de una misma y única persona, como ocurre en cualquier institución de cierto tamaño y complejidad.

Fue entonces cuando, como consecuencia del desarrollo extraordinario de las sociedades anónimas como forma jurídica de empresa, surgió la necesidad de que la información contable facilitada a los accionistas y a los acreedores, respondiera realmente a la situación primordial y económica-financiera de la empresa.

La auditoría como profesión fue reconocida en Gran Bretaña por la ley de sociedades en 1862, en la que se establecía la conveniencia de que las empresas llevaran un sistema contable y la necesidad de que afectaran una revisión independiente de sus cuentas. La profesión del auditor se introdujo en los Estado Unidos de América hacia 1900 y años más tarde en América Latina.

(1) J.M JURAN Y FRAN M. GRYNA. MANUAL DE CONTROL DE CALIDAD. 4ª EDICION, VOLUMEN II MC GRAE HILL

En esta época que la ubicamos en la mitad del siglo XIX, los objetivos de la auditoría eran fundamentalmente dos: la detección y prevención de errores.

Con el devenir del tiempo y en una época más reciente surge la auditoría operacional o de gestión, la auditoría gubernamental y la auditoría administrativa.

En los últimos tiempos surgen ya auditorías más específicas como la auditoría social, la auditoría informática y auditoría ambiental.

Las primeras aplicaciones generales de auditoría de calidad de alta dirección se hicieron en Japón poco después de la segunda guerra mundial muchas empresas japonesas tenían dificultad para vender sus productos en accidente. La principal razón era la baja calidad.

Para poner las cosas peor, occidente tenía desde hace tiempo atrás la idea de que los productos japoneses eran crónicamente malos. Hacerlos vendibles y dar vuelta a la reputación de su calidad nacional exigió cambios revolucionarios, cambios que solo podían realizarse con el personal de liderazgo de alta dirección. Un elemento fundamental de esta orientación fueron las auditorías de la calidad dirigidas por aquellas.

Varias décadas después, muchas empresas de occidente, también se enfrentaba con la necesidad de hacer cambiar revolucionarios en su enfoque de calidad. Estos cambios no eran solo cuestión de mejorar la conformidad a las políticas y los objetivos.

El concepto de inspección mediante terceras personas no es nuevo. Por ejemplo, la verificación de barcos por Lloydis Register of Shopping empezó hace dos siglos. Rennie, Morris y Blackburn (1979) describen como el enfoque ha cambiado de una comprobación mediante ensayo y examen de componentes en determinados estudios de la fabricación, a la evaluación del sistema de calidad, más inspecciones periódicas del producto final.

La valoración por una tercera persona es, con frecuencia, asociado a una "certificación" formal y a veces, unida a una lista de valoraciones aprobadas o a la emisión de un símbolo de una marca.

La norma internacional ISO 19011, ha sido preparada conjuntamente por el comité técnico ISO/TC 176, Gestión y aseguramiento de la calidad, Sub. Comité 3, Tecnologías de apoyo y el Comité Técnico ISO/TC 207 Gestión ambiental, Subcomité 2, Auditoría ambiental e investigaciones ambientales relacionadas. Esta primera edición de la norma ISO 19011 anula y reemplaza a las normas ISO 10011-1:1990, ISO 10011-2:1991, ISO 10011-3; 1991, ISO 14010:1996, ISO 14011:1996 E ISO 14012:1996.

En enero del 2002 se llevó a cabo en Vancouver-Canadá la reunión final de este grupo responsable y se decidió que el documento pasará al status de "final Draft internacional Standard"

Esta norma proporciona orientación sobre la gestión de los programas de auditoría, la realización de auditorías internas o externas de sistemas de gestión de calidad y/o ambiental, así como la competencia y la evaluación de los auditores.

FUNDAMENTOS TEORÍCOS

  • 1- AUDITORÍA (2)

La palabra Auditoría viene del latín AUDITORIUS, y de esta proviene auditor, que tiene la virtud de oír, y el diccionario lo considera revisor de cuentas colegiado pero se asume que esa virtud de oír y revisar cuentas está encaminada a la evaluación de la economía, la eficiencia y la eficacia en el uso de los recursos, así como al control de los mismos.

La Auditoría puede definirse como «un proceso sistemático para obtener y evaluar de manera objetiva las evidencias relacionadas con informes sobre actividades económicas y otros acontecimientos relacionados, cuyo fin consiste en determinar el grado de correspondencia del contenido informativo con las evidencias que le dieron origen, así como establecer si dichos informes se han elaborado observando los principios establecidos para el caso».

Por otra parte la Auditoría constituye una herramienta de control y supervisión que contribuye a la creación de una cultura de la disciplina de la organización y permite descubrir fallas en las estructuras o vulnerabilidades existentes en la organización.

Es la investigación, consulta, revisión, verificación, comprobación y evidencia aplicada a la Empresa.

Es el examen realizado por el personal cualificado e independiente de acuerdo con Normas de Contabilidad; con el fin de esperar una opinión que muestre lo acontecido en el negocio; requisito fundamental es la independencia.

(2) http://www.wikilearning.com/curso_gratis/la_auditoria-el_concepto_de_auditoria/12650-3

De la definición podemos deducir los siguientes aspectos:

a) Existe un Sistema de Calidad previamente establecido.

b) Se cumple el Sistema de Calidad.

c) El sistema es adecuado.

Como condición previa a la auditoria es necesario que existan unas reglas de juego conocidas por ambas partes, auditor y auditado, que afectan a la empresa. Estas reglas consisten en las normas ISO de la serie 9000.

Las auditorias de Calidad pueden ser internas o externas, y no necesariamente tienen que cubrir la totalidad del Sistema de una vez, sino que pueden cubrir elementos del mismo. La independencia se asegura mediante auditores que no tengan responsabilidad directa sobre el área auditada y preferiblemente trabajando en colaboración con personal relevante de la misma.

Aunque auditorias y auditores son sinónimos de evaluación y evaluadores, debe considerarse que la auditoria es un examen de una actividad simple, elemento, departamento, etc., mientras que una evaluación se refiere a un conjunto de auditorias o a una auditoria que abarque todo el Sistema de Calidad.

  • 2- OBJETO Y AMPLITUD DE LA NORMA ISO 19011

Esta Norma Internacional proporciona orientación sobre los principios de auditoría, la gestión de programas de auditoría, la realización de auditorías de sistemas de gestión de la calidad y auditorías de sistemas de gestión ambiental, así como sobre la competencia de los auditores de sistemas de gestión de la calidad y ambiental.

Esta norma es aplicable a todas las organizaciones que tienen que realizar auditorías internas o externas de sistemas de gestión de la calidad y/o ambiental o que gestionar un programa de auditoría.

La aplicación de esta Norma Internacional a otros tipos de auditorías es posible en principio, siempre que se preste especial atención a la identificación de la competencia necesaria de los miembros del equipo auditor.

3- TIPOS DE AUDITORIA (3)

Existen varias formas de clasificar las auditorias: del Sistema de Calidad, del Proceso, del Producto, que a su vez pueden ser Internas o Externas y también pueden ser De Adecuación o De Cumplimiento.

  • Auditorias del Sistema de Calidad

Las auditorias del Sistema de Calidad de una empresa son una actividad que se realiza para comprobar, mediante el examen y la evaluación de evidencias objetivas, que el Sistema de Calidad es adecuada y ha sido desarrollada, documentada y efectivamente implantada de acuerdo con los requisitos especificados.

  • Auditoria de Calidad del proceso

La auditoria de Calidad del proceso consiste en el examen sistemático e independiente de los elementos de un proceso para determinar si las actividades y los resultados relativos a la Calidad satisfacen a las disposiciones previamente establecidas y si estas disposiciones se llevan a cabo efectivamente y son aptas para alcanzar los objetivos.

  • Auditoria de Calidad del Producto

La auditoria de Calidad del producto consiste en la estimación cuantitativa del cumplimiento de las características requeridas en el producto.

  • Auditorias Internas

Es importante para la empresa comprobar la efectividad de su Sistema de Calidad, siendo la propia empresa quien investiga sus propios sistemas, procedimientos y actividades para cerciorarse que son adecuados y que se cumplen.

(3) http://www.analizacalidad.com/auditorias.pdf

Proporcionan información de si sus políticas están siendo cumplidas, de si los sistemas son tan eficientes y efectivos como deberían ser y si se precisa algún cambio. Pueden establecer una línea de comunicación por toda la compañía y convertirla en un gran elemento motivador.

  • Auditoria externa

Es la auditoria desarrollada por una empresa sobre sus propios suministradores o subcontratistas, o que realiza un cliente sobre ella.

  • Auditorias por Tercera Parte

Es la auditoria externa efectuada por un organismo independiente de las partes, que verifica la efectividad del Sistema de Calidad y el cumplimiento de las normas internacionales de Calidad (ISO).

Tiene varias ventajas, ya que al estar hecha por alguien independiente y con credibilidad, es probable que los clientes decidan no efectuar otras auditorias, con el consiguiente ahorro económico y de tiempo para ambas partes (cliente y suministrador).

  • Auditoria de Adecuación

Es también conocida como auditoria del Sistema o auditoria de dirección. Es una labor de despacho, que determina si el Sistema de Calidad documentado mediante el Manual de Calidad, sus procedimientos asociados, instrucciones de trabajo y registros, cumplen adecuadamente con los requisitos de una Norma, y si proporciona evidencias objetivas de que el sistema ha sido diseñado para ello.

  • Auditoria de Cumplimiento

Es la auditoria por la cual se trata de determinar el nivel de implantación del Sistema de Calidad.

  • 4- CARACTERISTICAS DEL PROGRAMA DE AUDITORIA (5)

El programa de Auditoría, envuelve en su elaboración todo lo que será realizado durante el proceso de la Auditoría.

Por esta razón tiene un campo de acción tan dilatado que requiere evidentemente una disciplina mental y una capacidad profesional apreciable.

El carácter de flexibilidad del programa de Auditoría, aconseja en la práctica no detenernos en minucias exageradas, siendo preferible la elaboración de planes o programas de ámbito más general, dejándose las particularidades para ser estudiadas en cada oportunidad por los responsables de su ejecución.

Junto con cada plan se debe hacer un cronograma de trabajo con el nombre de los responsables de su ejecución.

Entre las características que debe tener el programa de Auditoría, podemos anotar:

1. - Debe ser sencillo y comprensivo.

2. - Debe ser elaborado tomando en cuenta los procedimientos que se utilizarán de acuerdo al tipo de empresa a examinar.

3. - El programa debe estar encaminado a alcanzar el objetivo principal.

4. - Debe desecharse los procedimientos excesivos o de repetición.

5. - El programa debe permitir al Auditor a examinar, analizar, investigar, obtener evidencias para luego poder dictaminar y recomendar.

6. - Las Sociedades Auditoras, acostumbran tener formatos pre- establecidos los cuales deben ser flexibles para que puedan ser adecuados a un determinado tipo de empresa.

(5) http://www.geocities.com/miguelalatrista/ELPROGRAMADEAUDITORIA.htm

7. - El programa debe ser confeccionado en forma actualizada y con amplio sentido critico de parte del Auditor.

  • 5- VENTAJAS DEL PROGRAMA DE AUDITORIA (6)

Es la experiencia del Auditor, el que se encarga de dar las pautas y aspectos necesarios e importantes a ser tomados en el programa de Auditoría que elabora para poder realizar un trabajo Profesional determinado.

El programa de Auditoría bien elaborado, ofrece las siguientes ventajas:

1. - Fija la responsabilidad por cada procedimiento establecido.

2. - Efectúa una adecuada distribución del trabajo entre los componentes del equipo de Auditoría, y una permanente coordinación de labores entre los mismos.

3. - Establece una rutina de trabajo económico y eficiente.

4. - Ayuda a evitar la omisión de procedimientos necesarios.

5. - Sirve como un historial del trabajo efectuado y como una guía para futuros trabajos.

6. - Facilita la revisión del trabajo por un supervisor o socio.

7. - Asegura una adherencia a los Principios y Normas de Auditoría.

8. - Respalda con documentos el alcance de la Auditoría.

9. - Proporciona las pruebas que demuestren que el trabajo fue efectivamente realizado cuando era necesario.

(6) http://www.geocities.com/miguelalatrista/ELPROGRAMADEAUDITORIA.htm

  • 6- PRINCIPIOS DE AUDITORIA

La auditoria se caracteriza por depender de varios principios. Éstos hacen de la auditoría una herramienta eficaz y fiable en apoyo de las políticas y controles de gestión, proporcionando información sobre la cual una organización puede actuar para mejorar su desempeño.

La adhesión a esos principios es un requisito previo para proporcionar conclusiones de la auditoría que sean pertinentes y suficientes, y para permitir a los auditores trabajar independientemente entre sí para alcanzar conclusiones similares en circunstancias similares.

Los principios siguientes se refieren a los auditores.

6.1- Conducta ética: el fundamento de la profesionalidad

La confianza, integridad, confidencialidad y discreción son esenciales para auditar.

6.2- Presentación ecuánime: la obligación de informar con veracidad y exactitud

Los hallazgos, conclusiones e informes de la auditoría reflejan con veracidad y exactitud las actividades de la auditoría. Se informa de los obstáculos significativos encontrados durante la auditoría y de las opiniones divergentes sin resolver entre el equipo auditor y el auditado.

6.3- Debido cuidado profesional: la aplicación de diligencia y juicio al auditar

Los auditores proceden con el debido cuidado, de acuerdo con la importancia de la tarea que desempeñan y la confianza depositada en ellos por el cliente de la auditoría y por otras partes interesadas. Un factor importante es tener la competencia necesaria.

Los principios que siguen se refieren a la auditoría, la cual es por definición independiente y sistemática.

6.4- Independencia: la base para la imparcialidad de la auditoría y la objetividad de las conclusiones de la auditoría

Los auditores son independientes de la actividad que es auditada y están libres de sesgo y conflicto de intereses. Los auditores mantienen una actitud objetiva a lo largo del proceso de auditoría para asegurarse de que los hallazgos y conclusiones de la auditoría estarán basados sólo en la evidencia de la auditoría.

6.6- Enfoque basado en la evidencia: el método racional para alcanzar conclusiones de la auditoría fiable y reproducible en un proceso de auditoría sistemático

La evidencia de la auditoría es verificable. Está basada en muestras de la información disponible, ya que una auditoría se lleva a cabo durante un período de tiempo delimitado y con recursos finitos. El uso apropiado del muestreo está estrechamente relacionado con la confianza que puede depositarse en las conclusiones de la auditoría.

La orientación dada en los capítulos restantes de esta Norma Internacional está basada en los principios establecidos anteriormente.

  • 7- EL PROGRAMA DE AUDITORIA (7)

El programa de Auditoría, es el procedimiento a seguir, en el examen a realizarse, el mismo que es planeado y elaborado con anticipación y debe ser de contenido flexible, sencillo y conciso, de tal manera que los procedimientos empleados en cada Auditoría estén de acuerdo con las circunstancias del examen.

El Programa de Auditoría, significa la tarea preliminar trazada por el Auditor y que se caracteriza por la previsión de los trabajos que deben ser efectuados en cada servicio Profesional que presta, a fin de que este cumpla íntegramente sus finalidades dentro de la Normas científicas de la Contabilidad y las Normas y Técnicas de la Auditoría.

El programa de Auditoría o plan de Auditoría, es el resultado que se desea obtener, la línea de conducta a seguir dentro de los principios y preceptos de la Auditoría.

(7) http://www.geocities.com/miguelalatrista/ELPROGRAMADEAUDITORIA.htm

El programa de Auditoría, es la línea de conducta a seguir, las etapas a franquear, los medios a emplear.

Es una especie de cuadro anticipado en el cual los acontecimientos próximos se han previsto con cierta precisión, según la idea que uno se ha formado de ellos.

El método a emplearse en la elaboración del plan o programa de Auditoría, según apreciación de los Contadores Públicos Colegiados que se dedican a la Auditoría, debe ser preparado especialmente para cada caso, ya que no existen dos casos de Auditoría exactamente iguales, así como es imprescindible dar a cada Programa de Auditoría la autonomía necesaria.

En la preparación del programa de Auditoría se debe tomar en cuenta:

  • Las Normas de Auditoría.

  • Las Técnicas de Auditoría.

  • Las experiencias anteriores.

  • Los levantamientos iniciales.

  • Las experiencias de terceros.

El hecho de no existir una norma patrón para la elaboración del plan o programa de Auditoría, no excluye la existencia de normas generales que se aplican a todos los casos y que constituyen los fundamentos de la técnica de la Auditoría en un determinado sector.

Lo que no se debe perder de vista es que el programa de Auditoría debe ser una guía segura e indicadora de lo que deberá ser hecho y posibilite la ejecución fiel de los trabajos de buen nivel Profesional, que acompañe el desarrollo de tal ejecución.

Un programa de Auditoría, es un procedimiento de revisión lógicamente planeado.

Además de servir como una guía lógica de procedimientos durante el curso de una Auditoría, el programa de Auditoría elaborado con anticipación, sirve como una lista de verificación a medida que se desarrolle la Auditoría en sus diversas etapas y a medida que las fases sucesivas del trabajo de Auditoría se terminen.

El programa de Auditoría, deberá ser revisado periódicamente de conformidad con las condiciones cambiantes en las operaciones del Cliente y de acuerdo con los cambios que haya en los principios, normas y procedimientos de Auditoría.

Al planear un programa de Auditoría, el Auditor debe hacer uso de todas las ventajas que le ofrecen sus conocimientos Profesionales, su experiencia y su criterio personal.

Monografias.com

Figura 1- Diagrama de flujo del proceso para la gestión de un programa de auditoria.

7.1- Objetivos y amplitud de un programa de auditoria.

7.1.1- Objetivos de un programa de auditoría

Deberían establecerse los objetivos de un programa de auditoría para dirigir la planificación y realización de las auditorías.

Estos objetivos pueden basarse considerando:

a) prioridades de la dirección,

b) propósitos comerciales,

c) requisitos del sistema de gestión,

d) requisitos legales, reglamentarios y contractuales,

e) necesidad de evaluar a los proveedores,

f) requisitos del cliente,

g) necesidades de otras partes interesadas, y

h) riesgos para la organización.

7.1.2- Amplitud de un programa de auditoría

La amplitud de un programa de auditoría puede variar y estará influenciada por el tamaño, la naturaleza y la complejidad de la organización que se audite, así como por lo siguiente:

a) el alcance, el objetivo y la duración de cada auditoría que se realice;

b) la frecuencia de las auditorías que se realicen;

c) el número, la importancia, la complejidad, la similitud y la ubicación de las actividades que se auditen;

d) las normas, los requisitos legales, reglamentarios y contractuales, y otros criterios de auditoría;

e) la necesidad de acreditación o de certificación /registro;

f) las conclusiones de las auditorías previas o los resultados de una revisión de un programa de auditoría previo;

g) cualquier aspecto idiomático, cultural y social;

h) las inquietudes de las partes interesadas; y

i) los cambios significativos en la organización o en sus operaciones.

7.2- Responsabilidades, recursos y procedimientos de un programa de auditoria.

7.2.1- Responsabilidad del programa de auditoria. (8)

La responsabilidad de la gestión de un programa de auditoría debería asignarse a una o más personas con conocimientos generales de los principios de la auditoría, de la competencia de los auditores y de la aplicación de técnicas de auditoría. Estas personas deberían tener habilidades para la gestión, así como conocimientos técnicos y del negocio pertinente para las actividades que van a auditarse.

Aquellos a los que se ha asignado la responsabilidad de gestionar el programa de auditoría deberían:

a) establecer los objetivos y la amplitud del programa de auditoría,

b) establecer las responsabilidades y los procedimientos, y asegurarse de que se proporcionan recursos,

c) asegurarse de la implementación del programa de auditoría,

d) asegurarse de que se mantienen los registros pertinentes del programa de auditoría, y

e) realizar el seguimiento, revisar y mejorar el programa de auditoría.

7.2.2- Recursos del programa de auditoría

Cuando se identifiquen los recursos para el programa de auditoría, deberían considerarse:

a) los recursos financieros necesarios para desarrollar, implementar, dirigir y mejorar las actividades de la auditoría,

b) las técnicas de auditoría,

c) los procesos para alcanzar y mantener la competencia de los auditores, y para mejorar su desempeño,

(8) http://www.itescam.edu.mx/principal/sylabus/fpdb/recursos/r43891.PPT#270,26,Diapositiva 26

d) la disponibilidad de auditores y expertos técnicos que tengan la competencia apropiada para los objetivos particulares del programa de auditoría.

7.2.3- Procedimientos del programa de auditoría

Los procedimientos del programa de auditoría deberían tratar lo siguiente:

a) la planificación y elaboración del calendario de las auditorías;

b) el aseguramiento de la competencia de los auditores y de los líderes de los equipos auditores;

c) la selección de los equipos auditores apropiados y la asignación de sus funciones y responsabilidades;

d) la realización de las auditorías;

e) la realización del seguimiento de la auditoría, si es aplicable;

f) la conservación de los registros del programa de auditoría;

g) el seguimiento del desempeño y la eficacia del programa de auditoría; y

h) la comunicación de los logros globales del programa de auditoría a la alta dirección.

Para organizaciones pequeñas, las actividades anteriormente descritas pueden tratarse en un único procedimiento.

7.3- Implementación del programa de auditoría

La implementación de un programa de auditoría debería tratar lo siguiente:

a) la comunicación del programa de auditoría a las partes pertinentes;

b) la coordinación y elaboración del calendario de las auditorías y otras actividades relativas al programa de auditoría;

c) el establecimiento y mantenimiento de un proceso para la evaluación de los auditores y su continuo desarrollo profesional,

d) asegurarse de la selección de los equipos auditores;

e) la provisión de los recursos necesarios para los equipos auditores;

f) asegurarse de la realización de las auditorías de acuerdo con el programa de auditoría;

g) asegurarse del control de los registros de las actividades de la auditoría;

h) asegurarse de la revisión y aprobación de los informes de la auditoría, y asegurarse de su distribución al cliente de la auditoría y a otras partes especificadas; y

i) asegurarse del seguimiento de la auditoría, si es aplicable.

7.4- Registros del programa de auditoría

Los registros deberían conservarse para demostrar la implementación del programa de auditoría y deberían incluir lo siguiente:

a) registros relacionados con auditorías individuales, tales como:

  • 1. planes de auditoría,

  • 2. informes de auditoría,

  • 3. informes de no conformidades,

  • 4. informes de acciones correctivas y preventivas, e

  • 5. informes del seguimiento de la auditoría, si es aplicable.

b) resultados de la revisión del programa de auditoría;

c) registros relacionados con el personal de la auditoría que traten aspectos tales como:

  • competencia del auditor y evaluación desempeño

  • selección del equipo auditor, y

  • mantenimiento y mejora de la competencia.

Los registros deberían conservarse y guardarse con la seguridad apropiada.

7.5- Seguimiento y revisión del programa de auditoría

La implementación del programa de auditoría debería seguirse y revisarse a intervalos apropiados para evaluar si se han cumplido sus objetivos y para identificar las oportunidades de mejora. Los resultados deberían comunicarse a la alta dirección.

Deberían utilizarse indicadores de desempeño para el seguimiento de características tales como:

  • la aptitud de los equipos auditores para implementar el plan de auditoría,

  • la conformidad con los programas y calendarios de auditoría, y

  • la retroalimentación de los clientes de la auditoría, de los auditados y de los auditores.

La revisión del programa de auditoría debería considerar, por ejemplo:

a) los resultados y las tendencias del seguimiento,

b) la conformidad con los procedimientos,

c) las necesidades y expectativas cambiantes de las partes interesadas,

d) los registros del programa de auditoría,

e) las prácticas de auditoría alternativas o nuevas, yf) la coherencia en el desempeño entre los equipos auditores en situaciones similares.

CAPÍTULO III:

Marco Metodológico

Este trabajo se encuentra enmarcado en una investigación de tipo clasificatoria la cual es fundamentalmente una tarea de categorización, consistente en agrupar objetos discriminándolos, dentro de un conjunto, en una serie de subconjuntos, esta discriminación se hace de acuerdo con ciertas similitudes, características, cualidades o propiedades en común.

También estará enmarcada en una Investigación descriptiva mediante este tipo de investigación, que utiliza el método de análisis, se logra caracterizar un objeto de estudio o una situación concreta, señalar sus características y propiedades. Combinada con ciertos criterios de clasificación sirve para ordenar, agrupar o sistematizar los objetos involucrados en el trabajo indagatorio. Al igual que la investigación que hemos descrito anteriormente, puede servir de base para investigaciones que requieran un mayor nivel de profundidad.

Este trabajo se realizará empleando consultas y documentación obtenidas en Internet, folletos y guías.

CAPÍTULO IV:

AUDITORÍA SEGÚN LA NORMA

Monografias.com

Figura 2- Visión global de las actividades típicas de auditoria.

8- INICIO DE LA AUDITORÍA

8.1- Designación del líder del equipo auditor

Aquéllos a los que se ha asignado la responsabilidad de gestionar el programa de auditoría deberían designar un líder del equipo auditor para cada auditoría específica.

Cuando se realiza una auditoría conjunta, es importante alcanzar un acuerdo entre las organizaciones auditoras antes del comienzo de la auditoría sobre las responsabilidades específicas de cada organización, particularmente en relación con la autoridad del líder del equipo designado para la auditoría.

8.2- Definición de los objetivos, el alcance y los criterios de auditoría

Dentro de los objetivos globales de un programa de auditoría, una auditoría individual debería estar basada en objetivos, alcance y criterios documentados.

Los objetivos de la auditoría definen qué es lo que se va a lograr con la auditoría y pueden incluir lo siguiente:

a) la determinación del grado de conformidad del sistema de gestión del auditado, o de parte de él, con los criterios de auditoría;

b) la evaluación de la capacidad del sistema de gestión para asegurar el cumplimiento de los requisitos legales, reglamentarios y contractuales;

c) la evaluación de la eficacia del sistema de gestión para lograr los objetivos especificados,

d) la identificación de áreas de mejora potencial del sistema de gestión.

El alcance de la auditoría describe la extensión y los límites de la auditoría, tales como ubicación, unidades de la organización, actividades y procesos que van a ser auditados, así como el período de tiempo cubierto por la auditoría.

Los criterios de auditoría se utilizan como una referencia frente a la cual se determina la conformidad, y pueden incluir políticas, procedimientos, normas, leyes y reglamentos, requisitos del sistema de gestión, requisitos contractuales o códigos de conducta de los sectores industriales o de negocio aplicables.

El cliente de la auditoría debería definir los objetivos de la auditoría. El alcance y los criterios de auditoría deberían definirse entre el cliente de la auditoría y el líder del equipo auditor, de acuerdo con los procedimientos del programa de auditoría. Cualquier cambio de los objetivos, del alcance o de los criterios de auditoría debería acordarse por las mismas partes.

Cuando se va a realizar una auditoría combinada, es importante que el líder del equipo auditor se asegure que los objetivos, el alcance y los criterios de auditoría sean apropiados a la naturaleza de la auditoría combinada.

8.3- Determinación de la viabilidad de la auditoría

La viabilidad de la auditoría debería determinarse teniendo en consideración factores tales como la disponibilidad de:

a) la información suficiente y apropiada para planificar la auditoría,

b) la cooperación adecuada del auditado, y

c) el tiempo y los recursos adecuados.

Cuando la auditoría no es viable, debería proponerse al cliente de la auditoría una alternativa tras consultar con el auditado.

8.4- Selección del equipo auditor

Cuando la auditoría se considera viable, se debería seleccionar un equipo auditor teniendo en cuenta la competencia necesaria para lograr los objetivos de la auditoría. Cuando hay un solo auditor, éste debería desempeñar todas las tareas aplicables al líder del equipo auditor.

En el momento de decidir el tamaño y la composición del equipo auditor, se debería considerar lo siguiente:

a) los objetivos, el alcance, los criterios y la duración estimada de la auditoría;

b) si la auditoría es una auditoría combinada o conjunta;

c) la competencia global del equipo auditor necesaria para conseguir los objetivos de la auditoría;

d) los requisitos legales, reglamentarios, contractuales y de acreditación/certificación, según sea aplicable;

e) la necesidad de asegurarse de la independencia del equipo auditor con respecto a las actividades a auditar y de evitar conflictos de intereses;

f) la capacidad de los miembros del equipo auditor para interactuar eficazmente con el auditado y trabajar conjuntamente; y

g) el idioma de la auditoría y la comprensión de las características sociales y culturales particulares del auditado.

Estos aspectos pueden tratarse bien a través de las habilidades propias del auditor o a través del apoyo de un experto técnico.

El proceso de asegurar la competencia global del equipo auditor debería incluir los siguientes pasos:

  • a) La identificación de los conocimientos y habilidades necesarias para alcanzar los objetivos de la auditoría; y

  • b) La selección de los miembros del equipo auditor de tal manera que todo el conocimiento y las habilidades necesarios estén presentes en el equipo auditor.

Si el conocimiento y habilidades necesarios no se encuentran cubiertos en su totalidad por los auditores del equipo auditor, se pueden satisfacer incluyendo expertos técnicos. Los expertos técnicos deberían actuar bajo la dirección de un auditor.

Los auditores en formación pueden incluirse en el equipo auditor, pero no deberían auditar sin una dirección u orientación.

Tanto el cliente de la auditoría como el auditado pueden requerir la sustitución de miembros en particular del equipo auditor con argumentos razonables basados en los principios de la auditoría.

Ejemplos de argumentos razonables incluyen situaciones de conflicto de intereses (tales como que un miembro del equipo auditor sea un antiguo empleado del auditado, o que le haya prestado servicios de consultoría) y un comportamiento previo no ético. Estos argumentos deberían comunicarse al líder del equipo auditor y a aquéllos con la responsabilidad asignada para la gestión del programa de auditoría, quienes deberían resolver el tema con el cliente de la auditoría y el auditado antes de tomar alguna decisión sobre la sustitución de los miembros del equipo auditor.

8.5- Establecimiento del contacto inicial con el auditado

El contacto inicial para la auditoría con el auditado puede ser informal o formal y debería realizarse por aquéllos a los que se les ha asignado la responsabilidad de gestionar el programa de auditoría o por el líder del equipo auditor.

El propósito del contacto inicial es:

a) establecer los canales de comunicación con el representante del auditado,

b) confirmar la autoridad para llevar a cabo la auditoría,

c) proporcionar información sobre las fechas y la duración propuestas y la composición del equipo auditor,

d) solicitar acceso a los documentos pertinentes, incluyendo los registros,

e) determinar las reglas de seguridad aplicables al lugar,

f) hacer los preparativos para la auditoría, y

g) acordar la asistencia de observadores y la necesidad de guías para el equipo auditor.

  • 9- Revisión de la documentación

Antes de las actividades de auditoría in situ, la documentación del auditado debería ser revisada para determinar la conformidad del sistema, según la documentación, con los criterios de auditoría. La documentación puede incluir documentos y registros pertinentes del sistema de gestión e informes de auditorías previas. La revisión debería tener en cuenta el tamaño, la naturaleza y la complejidad de la organización, así como los objetivos y el alcance de la auditoría. En algunas situaciones, esta revisión puede posponerse hasta el inicio de las actividades in situ, si esto no perjudica la eficacia de la realización de la auditoría. En otras situaciones, puede realizarse una visita preliminar al lugar para obtener una visión general apropiada de la información disponible.

Si se encuentra que la documentación es inadecuada, el líder del equipo auditor debería informar al cliente de la auditoría, a aquéllos a los que se ha asignado la responsabilidad de gestionar el programa de auditoría y al auditado. Debería decidirse si se continúa o suspende la auditoría hasta que los problemas de documentación se resuelvan.

  • 10- Preparación de las actividades de auditoría in situ.

10.1- Preparación del plan de auditoría

El líder del equipo auditor debería preparar un plan de auditoría que proporcione la base para el acuerdo entre el cliente de la auditoría, el equipo auditor y el auditado, respecto a la realización de la auditoría. Este plan debería facilitar el establecimiento de los horarios y la coordinación de las actividades de la auditoría.

El nivel de detalle proporcionado en el plan de auditoría debería reflejar el alcance y la complejidad de ésta. Los detalles pueden diferir, por ejemplo, entre auditorías iniciales y las posteriores y también entre auditorías internas y externas. El plan de auditoría debería ser suficientemente flexible para permitir cambios, tales como modificaciones en el alcance de la auditoría, que pueden llegar a ser necesarios a medida que se van desarrollando las actividades de auditoría in situ.

El plan de auditoría debería incluir lo siguiente:

a) los objetivos de la auditoría;

b) los criterios de auditoría y los documentos de referencia;

c) el alcance de la auditoría, incluyendo la identificación de las unidades de la organización y unidades funcionales y los procesos que van a auditarse;

d) las fechas y lugares donde se van a realizar las actividades de la auditoría in situ;

e) la hora y la duración estimadas de las actividades de la auditoría in situ, incluyendo las reuniones con la dirección del auditado y las reuniones del equipo auditor;

f) las funciones y responsabilidades de los miembros del equipo auditor y de los acompañantes;

g) la asignación de los recursos necesarios a las áreas críticas de la auditoría.

Además, el plan de auditoría debería incluir lo siguiente, cuando sea apropiado:

h) la identificación del representante del auditado en la auditoría;

i) el idioma de trabajo y del informe de la auditoría, cuando sea diferente del idioma del auditor y/o del auditado;

j) los temas del informe de la auditoría;

k) preparativos logísticos (viajes, recursos disponibles in situ, etc.);

l) asuntos relacionados con la confidencialidad;

m) cualquier acción de seguimiento de la auditoría.

El plan debería ser revisado y aceptado por el cliente de la auditoría y presentado al auditado antes de que comiencen las actividades de la auditoría in situ.

Cualquier objeción del auditado debería ser resuelta entre el líder del equipo auditor, el auditado y el cliente de la auditoría. Cualquier revisión al plan de auditoría debería ser acordada entre las partes interesadas antes de continuar la auditoría.

10.2- Asignación de las tareas al equipo auditor

El líder del equipo auditor, consultando con el equipo auditor, debería asignar a cada miembro del equipo la responsabilidad para auditar procesos, funciones, lugares, áreas o actividades específicos. Tales asignaciones deberían considerar la necesidad de independencia y competencia de los auditores, y el uso eficaz de los recursos, así como las diferentes funciones y responsabilidades de los auditores, auditores en formación y expertos técnicos. Se pueden realizar cambios en la asignación de tareas a medida que la auditoría se va llevando a cabo para asegurarse de que se cumplen los objetivos de la auditoría.

10.3- Preparación de los documentos de trabajo

Los miembros del equipo auditor deberían revisar la información pertinente a las tareas asignadas y preparar los documentos de trabajo que sean necesarios como referencia y registro del desarrollo de la auditoría. Tales documentos de trabajo pueden incluir:

1. listas de verificación y planes de muestreo de auditoría, y

2. formularios para registrar información, tal como evidencias de apoyo, hallazgos de auditoría y registros de las reuniones.

El uso de listas de verificación y formularios no debería restringir la extensión de las actividades de auditoría, que pueden cambiarse como resultado de la información recopilada durante la auditoría.

Los documentos de trabajo, incluyendo los registros que resultan de su uso, deberían retenerse al menos hasta que finalice la auditoría. Aquellos documentos que contengan información confidencial o de propiedad privada deberían ser guardados con la seguridad apropiada en todo momento por los miembros del equipo auditor.

11- Realización de las actividades de auditoría in situ. (9)

11.1- Realización de la reunión de apertura

El auditor líder debe iniciar la auditoria con una reunión de apertura. En esta reunión se debe contar con la presencia del Director General y del Representante de la Dirección. En esta reunión el auditor líder debe confirmar el alcance y el plan de la auditoría a realizarse.

Se debería realizar una reunión de apertura con la dirección del auditado o, cuando sea apropiado, con aquellos responsables para las funciones o procesos que se van a auditar. El propósito de una reunión de apertura es:

a) confirmar el plan de auditoría,

(9) http://www.colpos.mx/cordoba/varios/Auditor%EDa%20Interna.pdf

b) proporcionar un breve resumen de cómo se llevarán a cabo las actividades de auditoría,

c) confirmar los canales de comunicación, y

d) proporcionar al auditado la oportunidad de realizar preguntas.

11.2- Comunicación durante la auditoría

Dependiendo del alcance y de la complejidad de la auditoría, puede ser necesario llegar a acuerdos formales para la comunicación entre el equipo auditor y con el auditado durante la auditoría.

Los miembros del equipo auditor deberían consultarse periódicamente para intercambiar información, evaluar el progreso de la auditoría y reasignar las tareas entre los miembros del equipo auditor según sea necesario.

Durante la auditoría, el líder del equipo auditor debería comunicar periódicamente los progresos de la auditoria y cualquier inquietud al auditado y, cuando sea apropiado, al cliente de la auditoría. Las evidencias recopiladas durante la auditoría que sugieren un riesgo inmediato y significativo (por ejemplo: para la seguridad, el medio ambiente o la calidad) deberían comunicarse sin demora al auditado y, si es apropiado, al cliente de la auditoría.

Cualquier inquietud relacionada con un aspecto externo al alcance de la auditoría debería registrarse y notificarse al líder del equipo auditor, para su posible comunicación al cliente de la auditoría y al auditado.

Cuando las evidencias disponibles de la auditoría indican que los objetivos de la misma no son alcanzables, el líder del equipo auditor debería informar de las razones al cliente de la auditoría y al auditado para determinar las acciones apropiadas. Estas acciones pueden incluir la reconfirmación o la modificación del plan de auditoría, cambios en los objetivos de la auditoría o en su alcance, o la terminación de la auditoría.

Cualquier necesidad de cambios en el alcance de la auditoría que pueda evidenciarse a medida que las actividades de auditoría in situ progresan, debería revisarse con el cliente de la auditoría y aprobarse por él y, cuando sea apropiado, por el auditado.

11.3- Papel y responsabilidades de los guías y observadores

Los guías y observadores pueden acompañar al equipo auditor, pero no forman parte del mismo. No deberían influir ni interferir en la realización de la auditoria.

Cuando el auditado designe guías, éstos deberían asistir al equipo auditor y actuar cuando lo solicite el líder del equipo auditor. Sus responsabilidades pueden incluir las siguientes:

a) establecer los contactos y horarios para las entrevistas;

b) acordar las visitas a partes específicas de las instalaciones o de la organización;

c) asegurarse de que las reglas concernientes a los procedimientos relacionados con la protección y la seguridad de las instalaciones son conocidos y respetados por los miembros del equipo auditor;

d) ser testigos de la auditoría en nombre del auditado; y

e) proporcionar aclaraciones o ayudar en la recopilación de la información.

11.4- Recopilación y verificación de la información

Durante la auditoría, debería recopilarse mediante un muestreo apropiado y verificarse, la información pertinente para los objetivos, el alcance y los criterios de la misma, incluyendo la información relacionada con las interrelaciones entre funciones, actividades y procesos. Sólo la información que es verificable puede constituir evidencia de la auditoría. La evidencia de la auditoría debería ser registrada.

La evidencia de la auditoría se basa en muestras de la información disponible. Por tanto, hay un cierto grado de incertidumbre en la auditoría, y aquéllos que actúan sobre las conclusiones de la auditoría deberían ser conscientes de esta incertidumbre.

La figura 3 proporciona una visión general del proceso, desde la recopilación de la información hasta las conclusiones de la auditoría.

Monografias.com

Figura 3- Visión general de proceso desde la recopilación de información hasta la conclusiones de la auditoria.

Los métodos para recopilar información incluyen:

*Entrevistas

*Observación de actividades y

*Revisión de documentos

11.5- Generación de hallazgos de la auditoría

La evidencia de la auditoría debería ser evaluada frente a los criterios de auditoría para generar los hallazgos de la auditoría. Los hallazgos de la auditoría pueden indicar tanto conformidad como no conformidad con los criterios de auditoría. Cuando los objetivos de la auditoría así lo especifiquen, los hallazgos de la auditoría pueden identificar una oportunidad para la mejora.

El equipo auditor debería reunirse cuando sea necesario para revisar los hallazgos de la auditoría en etapas adecuadas durante la misma.

La conformidad con el criterio de auditoría debería resumirse para indicar las ubicaciones, las funciones o los procesos que fueron auditados. Si estuviera incluido en el plan de auditoría, se deberían registrar los hallazgos de la auditoría individuales de conformidad y sus evidencias de apoyo.

Las no conformidades y las evidencias de la auditoría que las apoyan deberían registrarse. Las no conformidades pueden clasificarse. Éstas deberían revisarse con el auditado, para obtener el reconocimiento de que la evidencia de la auditoría es exacta y que las no conformidades se han comprendido. Se debería realizar todo el esfuerzo posible para resolver cualquier opinión divergente relativa a las evidencias y/o los hallazgos de la auditoría, y deberían registrarse los puntos en los que no haya acuerdo.

11.6- Preparación de las conclusiones de la auditoría

El equipo auditor debería reunirse antes de la reunión de cierre para:

  • a) revisar los hallazgos de la auditoría y cualquier otra información apropiada recopilada durante la auditoría frente a los objetivos de la misma,

b) acordar las conclusiones de la auditoría, teniendo en cuenta la incertidumbre inherente al proceso de auditoría,

c) preparar recomendaciones, si estuviera especificado en los objetivos de la auditoría, y

d) comentar el seguimiento de la auditoría, si estuviera incluido en el plan de la misma.

11.7- Realización de la reunión de cierre

La reunión de cierre, presidida por el líder del equipo auditor, debería realizarse para presentar los hallazgos y conclusiones de la auditoría de tal manera que sean comprendidos y reconocidos por el auditado, y para ponerse de acuerdo, si es necesario, en el intervalo de tiempo para que el auditado presente un plan de acciones correctivas y preventivas. Entre los participantes en la reunión de cierre debería incluirse al auditado y podría también incluirse al cliente de la auditoría y a otras partes. Si es necesario, el líder del equipo auditor debería prevenir al auditado de las situaciones encontradas durante la auditoría que pudieran disminuir la confianza en las conclusiones de la auditoría.

En muchos casos, por ejemplo, en auditorías internas en pequeñas organizaciones, la reunión de cierre puede consistir sólo en comunicar los hallazgos de la auditoría y las conclusiones de la misma.

Para otras situaciones de auditoría, la reunión debería ser formal y las actas, incluyendo los registros de asistencia, deberían conservarse.

Cualquier opinión divergente relativa a los hallazgos de la auditoría y/o a las conclusiones entre el equipo auditor y el auditado deberían discutirse y, si es posible, resolverse. Si no se resolvieran, las dos opiniones deberían registrarse.

Si está especificado en los objetivos de la auditoría, se deberían presentar recomendaciones para la mejora. Se debería enfatizar que las recomendaciones no son obligatorias.

  • 12- Preparación, aprobación y distribución del informe de la auditoría

12.1- Preparación del informe de la auditoría

El líder del equipo auditor debería ser responsable de la preparación y del contenido del informe de la auditoría.

El informe de la auditoría debería proporcionar un registro completo de la auditoría, preciso, conciso y claro, y debería incluir, o hacer referencia a lo siguiente:

a) los objetivos de la auditoría;

b) el alcance de la auditoría, particularmente la identificación de las unidades de la organización y de las unidades funcionales o los procesos auditados y el intervalo de tiempo cubierto;

c) la identificación del cliente de la auditoría;

d) la identificación del líder del equipo auditor y de los miembros del equipo auditor;

e) las fechas y los lugares donde se realizaron las actividades de auditoría in situ;

f) los criterios de auditoría;

g) los hallazgos de la auditoría; y

h) las conclusiones de la auditoría.

El informe de la auditoría también puede incluir o hacer referencia a lo siguiente, según sea apropiado:

i) el plan de auditoría;

j) una lista de representantes del auditado;

k) un resumen del proceso de auditoría, incluyendo la incertidumbre y/o cualquier obstáculo encontrado que pudiera disminuir la confianza en las conclusiones de la auditoría;

l) la confirmación de que se han cumplido los objetivos de la auditoría dentro del alcance de la auditoría, de acuerdo con el plan de auditoría;

m) las áreas no cubiertas, aunque se encuentren dentro del alcance de la auditoría;

n) las opiniones divergentes sin resolver entre el equipo auditor y el auditado;

o) las recomendaciones para la mejora, si se especificó en los objetivos de la auditoría;

p) los planes de acción del seguimiento acordados, si los hubiera;

q) una declaración sobre la naturaleza confidencial de los contenidos; y

r) la lista de distribución del informe de la auditoría.

12.2- Aprobación y distribución del informe de la auditoría

El informe de la auditoría debería emitirse en el período de tiempo acordado. Si esto no es posible, se debería comunicar al cliente de la auditoría las razones del retraso y acordar una nueva fecha de emisión.

El informe de la auditoría debería estar fechado, revisado y aprobado de acuerdo con los procedimientos del programa de auditoría.

El informe de la auditoría aprobado debería distribuirse entonces a los receptores designados por el cliente de la auditoría.

El informe de la auditoría es propiedad del cliente de la auditoría. Los miembros del equipo auditor y todos los receptores del informe deberían respetar y mantener la debida confidencialidad sobre el informe.

12.3- Finalización de la auditoría

La auditoría finaliza cuando todas las actividades descritas en el plan de auditoría se hayan realizado y el informe de la auditoría aprobado se haya distribuido.

Los documentos pertenecientes a la auditoría deberían conservarse o destruirse de común acuerdo entre las partes participantes y de acuerdo con los procedimientos del programa de auditoría y los requisitos legales, reglamentarios y contractuales aplicables.

Salvo que sea requerido por ley, el equipo auditor y los responsables de la gestión del programa de auditoría no deberían revelar el contenido de los documentos, cualquier otra información obtenida durante la auditoría, ni el informe de la auditoría a ninguna otra parte sin la aprobación explícita del cliente de la auditoría y, cuando sea apropiado, la del auditado. Si se requiere revelar el contenido de un documento de la auditoría, el cliente de la auditoría y el auditado deberían ser informados tan pronto como sea posible.

12.4- Realización de las actividades de seguimiento de una auditoría

Las conclusiones de la auditoría pueden indicar la necesidad de acciones correctivas, preventivas, o de mejora, según sea aplicable. Tales acciones generalmente son decididas y emprendidas por el auditado en un intervalo de tiempo acordado y no se consideran parte de la auditoría. El auditado debería mantener informado al cliente de la auditoría sobre el estado de estas acciones.

Debería verificarse si se implementó la acción correctiva y su eficacia. Esta verificación puede ser parte de una auditoría posterior.

El programa de auditoría puede especificar el seguimiento por parte de los miembros del equipo auditor, que aporte valor al utilizar su pericia. En estos casos, se debería tener cuidado para mantener la independencia en las actividades de auditoría posteriores.

  • 13- ATRIBUTOS PERSONALES

Un auditor debería ser:

a) ético, es decir, imparcial, sincero, honesto y discreto;

b) de mentalidad abierta, es decir, dispuesto a considerar ideas o puntos de vista alternativos;

c) diplomático, es decir, con tacto en las relaciones con las personas;

d) observador, es decir, activamente consciente del entorno físico y las actividades;

e) perceptivo, es decir, instintivamente consciente y capaz de entender las situaciones;

f) versátil, es decir, se adapta fácilmente a diferentes situaciones;

g) tenaz, es decir, persistente, orientado hacia el logro de los objetivos;

h) decidido, es decir, alcanza conclusiones oportunas basadas en el análisis y razonamiento lógicos; y

i) seguro de sí mismo, es decir, actúa y funciona de forma independiente a la vez que se relaciona eficazmente con otros.

13.1- Conocimientos y habilidades

13.1.1- Conocimientos genéricos y habilidades de los auditores de sistemas de gestión de la calidad y de sistemas de gestión ambiental

Los auditores deberían tener conocimientos y habilidades en las siguientes áreas.

a) Principios, procedimientos y técnicas de auditoría: para permitir al auditor aplicar aquéllos que sean apropiados a las diferentes auditorías y para asegurarse de que las auditorías se llevan a cabo de manera coherente y sistemática. Un auditor debería ser capaz de:

-aplicar principios, procedimientos y técnicas de auditoría,

-planificar y organizar el trabajo eficazmente,

-llevar a cabo la auditoría dentro del horario acordado,

-establecer prioridades y centrarse en los asuntos de importancia,

-recopilar información a través de entrevistas eficaces, escuchando, observando y revisando documentos, registros y datos,

-entender lo apropiado del uso de técnicas de muestreo y sus consecuencias para la auditoría,

-verificar la exactitud de la información recopilada,

-confirmar que la evidencia de la auditoría es suficiente y apropiada para apoyar los hallazgos y conclusiones de la auditoría,

-evaluar aquellos factores que puedan afectar a la fiabilidad de los hallazgos y conclusiones de la auditoría,

-utilizar los documentos de trabajo para registrar las actividades de la auditoría,

-preparar informes de auditoría,

-mantener la confidencialidad y la seguridad de la información, y

-comunicarse eficazmente, ya sea con las habilidades lingüísticas personales o con el apoyo de un intérprete.

b) Documentos del sistema de gestión y de referencia: para permitir al auditor comprender el alcance de la auditoría y aplicar los criterios de auditoría. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar:

-la aplicación de sistemas de gestión a diferentes organizaciones,

-la interacción entre los componentes del sistema de gestión,

-las normas de sistemas de gestión de la calidad o ambiental, los procedimientos aplicables u otros documentos del sistema de gestión utilizados como criterios de auditoría,

-reconocer las diferencias y el orden de prioridad entre los documentos de referencia,

-la aplicación de los documentos de referencia a las diferentes situaciones de auditoría, y

-los sistemas de información y tecnología para la autorización, seguridad, distribución y control de documentos, datos y registros.

c) Situaciones de la organización: para permitir al auditor entender el contexto de las operaciones de la organización. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar:

-el tamaño, estructura, funciones y relaciones de la organización,

-los procesos generales de negocio y la terminología relacionada, y

-las costumbres sociales y culturales del auditado.

d) Leyes, reglamentos y otros requisitos aplicables pertinentes a la disciplina: para permitir al auditor trabajar con ellos y ser consciente de los requisitos aplicables a la organización que se está auditando. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar:

*los códigos, leyes y reglamentos locales, regionales y nacionales,

*los contratos y acuerdos,

*los tratados y convenciones internacionales, y

*otros requisitos a los que se suscriba la organización.

13.1.2- Conocimientos genéricos y habilidades de los líderes de los equipos auditores

Los líderes de los equipos auditores deberían tener conocimientos y habilidades adicionales en el liderazgo de la auditoría para facilitar la realización de la auditoría de manera eficiente y eficaz. Un líder del equipo auditor debería ser capaz de:

  • planificar la auditoría y hacer un uso eficaz de los recursos durante la auditoría,

  • representar al equipo auditor en las comunicaciones con el cliente de la auditoría y el auditado,

  • organizar y dirigir a los miembros del equipo auditor,

  • proporcionar dirección y orientación a los auditores en formación,

  • conducir al equipo auditor para llegar a las conclusiones de la auditoría,

  • prevenir y resolver conflictos, y

  • preparar y completar el informe de la auditoría.

13.1.3- Conocimientos específicos y habilidades de auditores de sistemas de gestión de la calidad

Los auditores de sistemas de gestión de la calidad deberían tener conocimientos y habilidades en las siguientes áreas.

a) Métodos y técnicas relativas a la calidad: para permitir al auditor examinar los sistemas de gestión de la calidad y generar hallazgos y conclusiones de la auditoría apropiados. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar

  • la terminología de la calidad,

  • los principios de gestión de la calidad y su aplicación, y

  • las herramientas de gestión de la calidad y su aplicación (por ejemplo: control estadístico del proceso, análisis de modo y efecto de falla, etc.).

b) Procesos y productos, incluyendo servicios: para permitir al auditor comprender el contexto tecnológico en el cual se está llevando a cabo la auditoría. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar

  • la terminología específica del sector,

  • las características técnicas de los procesos y productos, incluyendo servicios, y

  • los procesos y prácticas específicas del sector.

13.1.4- Conocimientos específicos y habilidades de auditores de sistemas de gestión ambiental

Los auditores de sistemas de gestión ambiental deberían tener conocimientos y habilidades en las siguientes áreas.

a) Métodos y técnicas de gestión ambiental: para permitir al auditor examinar los sistemas de gestión ambiental y generar hallazgos y conclusiones de la auditoría apropiados. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar

  • la terminología ambiental,

  • los principios de gestión ambiental y su aplicación, y

  • las herramientas de gestión ambiental (tales como evaluación de aspectos/impactos ambientales, análisis del ciclo de vida, evaluación del desempeño ambiental etc.).

b) Ciencia y tecnología ambiental: para permitir al auditor comprender las relaciones fundamentales entre las actividades humanas y el medio ambiente. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar

  • 1. el impacto de las actividades humanas sobre el medio ambiente;

  • 2. la interacción de los ecosistemas,

  • 3. los medios ambientales (por ejemplo: aire, agua, suelo),

  • 4. la gestión de los recursos naturales (por ejemplo: combustibles fósiles, agua, flora y fauna), y

  • 5. los métodos generales de protección ambiental.

c) Aspectos técnicos y ambientales de las operaciones – para permitir al auditor comprender la interacción de las actividades, productos, servicios y operaciones del auditado con el medio ambiente. Los conocimientos y habilidades en esta área deberían contemplar

  • 1. la terminología específica del sector;

  • 2. los aspectos e impactos ambientales;

  • 3. los métodos para evaluar la importancia de los aspectos ambientales;

  • 4. las características críticas de los procesos operativos, productos y servicios;

  • 5. las técnicas de seguimiento y medición; y

  • 6. las tecnologías para la prevención de la contaminación.

13.2- Educación, experiencia laboral, formación como auditor y experiencia en auditorías

13.2.1- Auditores

Los auditores deberían tener la educación, experiencia laboral, formación y experiencia como auditor siguientes:

a) Deberían haber completado una educación suficiente para adquirir los conocimientos y habilidades.

b) Deberían tener experiencia laboral que contribuya al desarrollo de los conocimientos y habilidades. La experiencia laboral debería ser en una función técnica, de gestión o profesional que haya implicado el ejercicio del juicio, solución de problemas y comunicación con otro personal directivo o profesional, compañeros, clientes y/u otras partes interesadas.

Parte de la experiencia laboral debería ser en una función donde las actividades realizadas contribuyan al desarrollo de conocimiento y habilidades en:

  • el área de gestión de la calidad para auditores de sistemas de gestión de la calidad, y

  • el área de gestión ambiental para auditores de sistemas de gestión ambiental.

c) Deberían haber completado formación como auditor que contribuya al desarrollo de los conocimientos y habilidades. Esta formación podría ser proporcionada por la propia organización a la que pertenece la persona o por una organización externa.

d) Deberían tener experiencia en auditorías en las actividades. Esta experiencia debería haber sido obtenida bajo la dirección y orientación de un auditor con competencia como líder del equipo auditor en la misma disciplina.

13.2.2- Líder del equipo auditor

Un líder del equipo auditor debería haber adquirido experiencia adicional en la auditoría para desarrollar los conocimientos y habilidades. Esta experiencia adicional debería haberse obtenido actuando como líder del equipo auditor bajo la dirección y orientación de otro auditor competente como líder del equipo auditor.

13.2.3- Auditores de sistemas de gestión de la calidad y ambiental

Los auditores de sistemas de gestión de la calidad o de sistemas de gestión ambiental que deseen llegar a ser auditores en la segunda disciplina

a) deberían tener la formación y experiencia laboral necesaria para adquirir los conocimientos y habilidades para la segunda disciplina, y

b) deberían haber realizado auditorías que cubran el sistema de gestión en la segunda disciplina bajo la dirección y orientación de un auditor competente como líder del equipo auditor en la segunda disciplina.

Un líder del equipo auditor en una disciplina debería cumplir las recomendaciones anteriores para llegar a ser líder del equipo auditor en la segunda disciplina.

13.2.4- Niveles de educación, experiencia laboral, formación como auditor y experiencia como auditor

Las organizaciones deberían establecer los niveles de educación, experiencia laboral, formación como auditor y experiencia como auditor que un auditor necesita para lograr los conocimientos y habilidades adecuados para el programa de auditoría, aplicando los pasos 1 y 2 del proceso de evaluación.

La experiencia ha mostrado que son adecuados para auditores que realizan auditorías de certificación o similares. Dependiendo del programa de auditoría, pueden ser apropiados niveles superiores o inferiores.

Tabla 1- Ejemplo de niveles de educación, experiencia laboral, formación como auditor y experiencia en auditorias para auditores que realizan auditorias de certificación o similares.

PARÁMETRO

AUDITOR

AUDITOR EN AMBAS DISCIPLINAS.

LÍDER DEL EQUIPO AUDITOR

 

Educación

 

 

Educación secundaria

 

Igual que para el auditor

 

 

Igual que para el auditor

 

Experiencia laboral total

 

 

5 años

 

Igual que para el auditor

 

 

Igual que para el auditor


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Desarrollo Organizacional

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.