Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Democracia y Participación Social (página 2)




Partes: 1, 2


Mínimo de seguridad jurídica;

Mínimo de seguridad económica;

Participación social en los asuntos públicos;

Elecciones de los órganos del gobierno representativo (actualmente se dan las elecciones sólo para el poder ejecutivo y poder legislativo; empero, es necesario que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sean electos por el pueblo, debido a que también conforman el Supremo poder de gobierno);

Derecho a la información relacionada con los asuntos públicos, así como de los servidores públicos;

Facultad de los gobernados para presentar iniciativas de reforma o adición de leyes primarias o secundarias, que integran el ordenamiento jurídico;

Transparencia en gestión y administración pública;

Justicia social distributiva y retributiva;

Satisfacción de la población en las demandas de bienes y servicios públicos;

Toma de decisiones democráticas;

Existencia y regulación de los grupos de presión, factores reales de poder y partidos políticos;

Desconcentración y descentralización de los asuntos públicos, en un contexto de municipalismo.

1.1.1 Democracia representativa.

La democracia representativa se da cuando la población participa, a través de sus representantes en las discusiones para la formación o creación de las normas jurídicas, estos representantes gozan de autonomía en su ejercicio laboral, para tomar decisiones sobre la implementación de una ley. "La primera equivocación de la que debemos librarnos es que democracia representativa signifique lo mismo que Estado parlamentario".[6]

En la democracia representativa las discusiones y decisiones son tomadas por un conjunto de personas que son designadas por una población, que representa los intereses generales. ".las deliberaciones que involucran a toda la colectividad, no son tomadas directamente por quienes forman parte de ella, sino por personas elegidas para este fin".[7]

Sánchez Bringas Enrique, establece que la democracia representativa ha sido consecuencia de la caída de la monarquía francesa, "En 1789, al caer la monarquía francesa, los diputados constituidos en Asamblea Nacional tuvieron la convicción de representar al pueblo".[8] La democracia concebida como el poder del pueblo se establece para el beneficio colectivo, quedando aislado el beneficio de unos cuantos; los funcionarios públicos al procurar por la satisfacción de los intereses de la población, legitiman su poder y reafirman su representatividad en las actividades del gobierno.

Entre los diputados y los ciudadanos existe un nexo causal, que le da vida a la representatividad; en los antecedentes históricos franceses podemos encontrar que los diputados acudían ante la comunidad que los designaba, para recibir instrucciones y ejecutarlas en la asamblea; sin embargo, a medida que fue creciendo la población se hizo cada vez más difícil llevar a cabo tal costumbre, por lo que se prefirió que el diputado gozara de autonomía, es decir, libertad para decidir lo que más le convenía al pueblo. "La relación existente entre los ciudadanos y los diputados que aquellos eligieron se entendió como el contrato civil de mandato".[9]

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 51 establece: "La Cámara de Diputados se compondrá de representantes de la Nación, electos en su totalidad cada tres años".[10] Como se puede observar este precepto legal no precisa el sujeto representado ni los soportes de la representación, es precaria la aportación de este ordenamiento porque no resuelve si por nación debemos entender el Estado mexicano como totalidad, el nexo cultural que identifica a los mexicanos, el conjunto de ciudadanos que componen el electorado o la población que habita en territorio mexicano. Realizando un razonamiento lógico jurídico, a través del método sistemático, se interpreta que los diputados representan a la población, mientras que los senadores representan a cada una de las entidades federativas.

1.1.2 Democracia directa.

Para Sánchez Bringas la democracia directa, ". es la forma de gobierno donde el pueblo, reunido en asamblea participa –sin intermediación alguna- en las decisiones políticas del Estado, en especial en la aprobación de las leyes".[11] La participación de la sociedad puede llevarse a cabo en los municipios, en los cuales el número de habitantes es reducido en comparación con el país; es procedente la participación social en la toma de decisiones de los gobierno municipales, cuando se presenta de manera organizada y responsable.

"El modelo se obtiene de la intervención de los ciudadanos atenienses en la aprobación de leyes y derechos; reunidos en asamblea –en la plaza pública- después de escuchar el texto del proyecto de ley o decreto, hacían uso de la palabra a favor o en contra y posteriormente votaban por su aprobación o desechamiento".[12] En los municipios, con el auxilio de la tecnología actual, es posible que la sociedad participe en las decisiones de los gobiernos; no necesariamente todas las participaciones sociales deben ser presenciales, algunas pueden exhibirse desde el lugar donde trabaja, su domicilio o cualquier otro lugar disponible de los medios adecuados y suficientes. La participación social, en los municipios modernos puede ser presencial o virtual, esta última a través de medios de comunicación sofisticados como lo son: páginas de Internet, correo electrónico o vía telefónica.

En las decisiones sobre el rumbo de los municipios y la vida de la sociedad humana, es pertinente que el criterio de los gobernantes no sea tan amplio, sino que esté limitado por la observancia constante de la sociedad, a través de su participación directa en los asuntos públicos. Es vital que los representantes del municipio tengan la actitud política para ejercer con democracia; es por ello necesario, que posean conocimientos sobre su quehacer político–administrativo, conocimientos básicos sobre las disposiciones jurídicas que regulan la administración pública municipal, contar con habilidades de dirección para conducir los grupos humanos que se encuentran bajo su mando. "En un municipio moderno, es una necesidad fundamental que los integrantes de los gobiernos municipales del Estado de México, posean conocimientos básicos y multidisciplinarios relacionados con la administración pública municipal, a efecto de que su desempeño sea pertinente con las demandas sociales vigentes".[13]

Participación social

La participación es definida "... como el proceso de involucramiento de los individuos en el compromiso, la responsabilidad y la toma de decisiones para el logro de objetivos comunes. Este proceso es dinámico, complejo y articulado, que implica diferentes momentos y niveles. Establece relaciones entre las fuerzas y los movimientos causados por estas fuerzas. Interrelaciona e interacciona con una serie de elementos estructurados conocidos y desconocidos. Es articulado porque requiere una interacción establecida y definida en la dinámica que se establece entre la sociedad y el Estado".[14] Se desprende de la cita anterior, la existencia de elementos conceptuales de la participación que son:

  • Un proceso dinámico, complejo y articulado.- Se desarrolla de manera activa en una serie de etapas que van unidas entre si, vinculando a los individuos mutuamente, y con los funcionarios públicos, en diversos momentos y jerarquías.

  • Involucramiento de los individuos.- Formar parte de manera racional y activa en la organización, colaborando en la formulación y cumplimiento de objetivos.

  • Compromiso.- Formar y mantener un acuerdo de voluntades para conseguir beneficios individuales y colectivos.

  • Responsabilidad.- Cualidad para entregar las cuentas claras sobre la administración o gestión de asuntos relacionados con la organización.

  • Toma de decisiones.- Acuerdos o decretos asumidos para alcanzar los propósitos de la organización, así como la forma de entender las relaciones sociales entre individuos, que intervienen para comprender y analizar los problemas político-sociales y proponer alternativas de solución.

  • Objetivos comunes.- Implica que el beneficio que se busca obtener mediante la gestión o acción social, sea para la colectividad de los individuos preponderantemente.

En la participación existe los aspectos siguientes: la reunión de personas para formar estructuras sociales, en la búsqueda de beneficios colectivos; la pretensión relacionada con los asuntos públicos; de forma reiterada; además, la relación entre sociedad y gobierno. La participación puede darse de diversas formas: [15]participación simple: es pasiva, en la mayoría de los casos es conducida por las instituciones públicas; la participación consultiva: es el involucramiento de la sociedad en dar respuestas en cuestionarios o entrevistas para la toma de decisiones del gobierno; participación proyectiva: es cuando se involucra la sociedad en la formulación de peticiones, sugerencias u observaciones sobre la administración pública; y metaparticipación: es cuando la sociedad se involucra en los asuntos públicos gestionando, para el mejoramiento de las condiciones de vida de la sociedad.

Chávez Carapia y Quintana Guerra, definen la participación social de la forma siguiente: ". un proceso de interrelación e interacción del involucramiento de los individuos en la cooperación y la responsabilidad hacia los grupos sociales y el desarrollo de las acciones colectivas para enfrentar problemas, esquemas y política que afectan la calidad de vida de la población así como la búsqueda de repuestas y soluciones a través de la movilización y organización social. Este proceso implica también, la posibilidad de intervenir en la toma de decisiones con responsabilidad y contribuir al logro de los objetivos y metas propuestos".[16] En este sentido, se da en diferentes circunstancias de tiempo, lugar, modo y contexto; en diferentes momentos y niveles; con la facultad de los individuos para comprometerse en el ejercicio de la acción social y participar en la toma de decisiones del grupo social; existe la motivación en los integrantes del grupo; la transparencia en rendir cuentas a las acciones de otros; la participación social implica pretensiones individuales y colectivas, permite que un individuo tenga la facultad de decidir, como parte integrante de un grupo social.

En la esfera de las obligaciones, la participación social es a la vez un derecho y un deber de involucrarse y cooperar en los asuntos públicos municipales. La participación social se da en diferentes circunstancias de tiempo, lugar, modo y grado; es de tiempo cuando se da según las épocas; es de lugar según su espacio geográfico; es de modo según el procedimiento que sea utilizado; es de grado según la jerarquía de la institución o su ámbito de competencia. La participación social, representa un derecho subjetivo derivado no sólo de la norma jurídica, sino que también es un derecho intrínsecamente justo, esencialmente valido para la población para intervenir y asistir en la toma de decisiones de los gobiernos municipales. La participación social se puede presentar como un acto social y como un hecho social; en el primero existe la voluntad de los integrantes de la organización y sobre todo la "intensión" de generar beneficios a la organización o población; mientras que el segundo se realiza de manera espontánea, sin la debida planeación de la acción social.

La participación social como acto social, cuenta con elementos de existencia y validez: Los elementos de existencia del acto social son los siguientes: 1. Sujetos: son los actores sociales, como sociedad y gobierno, 2. Objeto, motivo o fin: es pretensión de la sociedad, 3. Relación social: es el vínculo o enlace que debe existir entre sociedad y gobierno, al momento llevar a cabo la acción social. Los elementos de validez del acto social son los siguientes: 1. Formalidad: son los medios o procedimientos empleado, 2. Capacidad: es la reunión de los requisitos exigidos para poseer la calidad de ser sujeto social, 3. Licitud del objeto, motivo o fin: aquello que se pretende debe ser apegado al Estado de derecho, no debe ser ilícito, 4. Ausencia de vicios de la voluntad: consiste en que no debe existir la mala fe, el error, la violencia física o psicológica, el dolo, asimismo, la extrema necesidad o ignorancia.

1.2.1 Categorías de la participación social.

En la definición de participación social de Chávez Carapia y Quintana Guerra, ". involucramiento de los individuos en la cooperación y la responsabilidad hacia los grupos sociales y el desarrollo de las acciones colectivas para enfrentar problemas, esquemas y política que afectan la calidad de vida de la población así como la búsqueda de repuestas y soluciones a través de la movilización y organización social. Este proceso implica también, la posibilidad de intervenir en la toma de decisiones con responsabilidad y contribuir al logro de los objetivos y metas propuestos".[17] Se desprenden cinco categorías fundamentales de la participación social:

  • I. Involucramiento: Es la acción activa y racional en la definición de objetivos y logros comunes a los integrantes de la organización, dentro del proceso social.

  • II. Cooperación: Es la acción social ordenada y reiterada en la consecución de objetivos cercanos.

  • III. Toma de decisiones: Es la selección de una o más alternativas, que indican el curso a seguir para conseguir propósitos de la organización.

  • IV. Compromiso: Es el acuerdo de voluntades para lograr beneficios colectivos e individuales, con la convicción de los integrantes de realizar actividades diversas.

  • V. Conciencia social: Es el acto volutivo interno que motiva para realizar ciertas actividades en la consecución de una sociedad mejor, manifestando al exterior ese deseo a través de actividades en los asuntos públicos.

La aptitud de los individuos, es un elemento primordial, que permite exigir sus derechos y el cumplimiento de las obligaciones de sus dirigentes; de no ser así se corre el riesgo de ser únicamente una masa humana conducida a voluntad de los gobiernos; lo que se traduciría como una participación social aparente. La participación social busca ser un generador de sentido de pertenencia de los individuos con su grupo; la coexistencia y corresponsabilidad con los asuntos públicos, para el mejoramiento de su entorno.

1.2.2. Características de la participación social.

Quintana Guerra, establece que: "La participación social tiene como eje fundamental la toma de decisiones y esto a su vez nos remite a un proceso más democrático...".[18] El mismo autor señala diversas características en este rubro, como son:

  • "Un alto y suficiente grado de autoestima.

  • Confianza en sí mismo para intervenir sobre otras personas.

  • Involucrarse en el entorno social donde participa y se identifica.

  • Un sentido crítico en la problemática.

  • Capacidad y conocimiento psicosociológico que permita la situación en la que los involucrados son actores.

  • Explicar y ser mediador en los conflictos mediante la negociación.

  • Comprender los conflictos como algo inherente en la convivencia social y humana.

  • Realizar proyectos en conjunto con otras personas e instituciones que tengan los mismos fines.

  • Intervenir en la toma de decisiones.

  • Manejar adecuadamente los mecanismos de participación".[19]

Por otra parte, Chávez Carapia, señala como características de la participación social, las siguientes:

  • Buscar formas de ejercicio de gobierno acorde con las necesidades, nivel y calidad de vida de la sociedad.

  • El derecho a la democracia, como forma de vida que lleva a encontrar y crear espacios de expresión, formas de representación y organización.

  • El desarrollo de una cultura democrática basada en la participación social.

  • Pone la acción social y la política al alcance de un mayor número de población alejada del poder.

  • Proporciona elementos para peticionar bienes y servicios públicos específicos y colectivos.

  • Proporciona elementos para expresar: tradiciones y cultura.

  • Construye un proceso hacia una autentica democracia.

  • Construye los mecanismos para conseguir la equidad, el bienestar social, el derecho a la calidad de vida y de los derechos humanos.

  • Genera su propio proceso dinámico.

  • Fomenta la motivación, los mecanismos y procedimientos, que les permite actuar de forma organizada a través del tiempo.[20]

En términos de lo que señalan estos autores, el talento de prestigiados políticos, académicos y la observación del objeto de estudio por parte del investigador; se desprende que dentro de los cuatro municipios que se analizan en la presente investigación, la participación social presenta las características siguientes: revela procesos tradicionales del corporativismo, obedece a un enfoque clientelar, se establece a través de la sociedad civil con tintes de neocorporatibismo, es dirigida a intereses de partidos políticos para ganar las elecciones utilizando las necesidades de la población, se da por necesidad económica y falta de servicios públicos, se desarrolla por medio de negociaciones o conflictos; asimismo, se encuentra la participación social de organizaciones no legitimadas jurídicamente, que buscan respuestas a sus necesidades sin el apoyo del Estado; sin embargo su ejercicio es incipiente y endeble.

1.2.3 Otros tipos de participación.

Con el propósito de acotar la participación social como unidad de análisis, se identificarán los diversos tipos de participación, siendo los siguientes:

  • Participación social;

  • Participación comunitaria;

  • Participación política; y

  • Participación ciudadana.

En el apartado anterior se abordó la participación social, a continuación se analizarán de forma breve y concisa los demás tipos de participaciones como son comunitaria, política y ciudadana.

1.2.3.1 Participación ciudadana

La participación ciudadana es de carácter individual, puede ser para apoyar las actividades de los gobiernos municipales o para buscar un cambio en las instituciones públicas. La participación ciudadana es pasiva y activa, es pasiva cuando la población asiste a ceremonias o actividades de apoyo en seguir campañas políticas a través de los medios de comunicación. La participación ciudadana es convencional y no convencional, la primera se refiere a las actividades aceptadas por la cultura política dominante: votar, trabajar para un partido político; la no convencional es la manifestación en grupo protestando por asuntos públicos, ya sea que su conducta sea legal o ilegal, en ambas se atenta contra el orden social de forma directa o indirecta.

La participación ciudadana es una prerrogativa que tienen los gobernados en lo siguiente: para elegir a sus representantes de dos órganos de gobierno que son los titulares del poder ejecutivo y poder legislativo; para ser sujeto pasivo o activo en el ejercicio de la administración del Estado.

La participación ciudadana es un derecho fundamental de los gobernados que sirve como apoyo a las actividades de gestión y administración de los órganos de gobierno, para efecto de eficientar su ejercicio.

La participación no existe de manera perfecta para todos los individuos y para todos los casos posibles, la forma elemental de la participación ciudadana a través del sufragio universal, constituye una parte de lo que es la democracia, a través del voto se hace posible la representación de los ciudadanos en los asuntos del Estado, bajo esta premisa la representatividad genuina es también un elemento de la democracia. Existen otras formas de participación ciudadana más allá de los votos, en las cuales los ciudadanos están dispuestos a defender sus intereses frente a los demás, es decir, la participación ciudadana es una forma de controlar y moderar el poder otorgado a los representantes políticos.

La democracia no se agota en los procesos electorales, ni los partidos políticos poseen el monopolio de la actividad democrática. El voto en la actualidad es el único medio que hace posible la representación, es preciso que en el régimen democrático existan otras formas de controlar el ejercicio del poder concedido a los gobernantes; es procedente que se observe la siguiente propuesta: que exista plena libertad de asociación de los ciudadanos para participar en los asuntos que fueran de su interés, más plena libertad de expresión, la selección de los servidores públicos con criterios de responsabilidad de sus actos ante la sociedad, a la diversidad de fuentes públicas de información, a las garantías institucionales para asegurar que las políticas del gobierno dependan de los votos y de las demás formas ciudadanas de expresar las preferencias. En las sociedades democráticas la participación ciudadana es el binomio indispensable de la representación política, ambas son necesarias para la democracia.

Existen diversas formas de participación ciudadana, por mencionar algunas tenemos las siguientes: el ejercicio del voto, las actividades que realizan los ciudadanos en las campañas políticas emprendidas por los partidos o a favor de algún candidato en particular, la práctica de actividades comunitarias o de acciones colectivas dirigidas a alcanzar un fin específico y las que derivan de algún conflicto en particular.

No es lo mismo participar para hacerse presente en la integración de los órganos de gobierno que hacerlo para influir en las decisiones tomadas por éstos, para tratar de orientar el sentido de sus acciones. Aunque la participación ciudadana se refiere a la intervención de los ciudadanos en los asuntos públicos, en tanto que portadores de determinados intereses sociales, nunca será lo mismo votar que dirigir una organización para la defensa de los derechos humanos, o asistir a las asamblea convocadas por un gobierno local que aceptar una candidatura por alguno de los partidos políticos.

La participación ciudadana supone, en cambio la combinación entre un ambiente político determinado y una voluntad individual de participar. De los matices entre estos dos elementos se derivan las múltiples formas y hasta la profundidad que puede adoptar la participación misma. Pero es preciso distinguirla de otras formas de acción política colectiva: quienes se rebelan abiertamente en contra de una forma de poder gubernamental no están haciendo uso de sus derechos reconocidos, sino luchando por alguna causa específica, contraria al estado de cosas en curso. "La participación ciudadana, en cambio, exige al mismo tiempo la aceptación de las reglas del juego democrático y la libre voluntad de los individuos que deciden participar: el Estado de derecho y la libertad de los individuos".[21]

1.2.3.1.1 Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal, México.

Es un logro importante para la vida democrática del Distrito Federal de México, la implementación de la "Ley de Participación Ciudadana, publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 17 de mayo de 2004".[22]

En Ley de Participación Ciudadana, del Distrito Federal contiene la participación ciudadana de manera formal, a tal punto que se han implementado los mecanismos para hacer viable la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, como son los siguientes: plebiscito, referéndum, iniciativa popular, consulta ciudadana, colaboración ciudadana, rendición de cuentas, difusión pública, red de contralorías ciudadanas, audiencia pública, recorridos del presidente municipal y asamblea ciudadana.

  • Plebiscito: Es una consulta a los electores para que expresen su aprobación o rechazo previo a actos o decisiones del gobierno, que a su juicio sean trascendentes para la vida pública.

  • Referéndum: Es un instrumento de participación directa mediante el cual la ciudadanía manifiesta su aprobación o rechazo sobre la creación, modificación, derogación o abrogación de leyes propias de la competencia del poder legislativo.

  • Iniciativa popular: Es un mecanismo mediante el cual los ciudadanos presentan al poder legislativo proyectos de creación, modificación, reforma, derogación o abrogación de leyes y decretos propios del ámbito de su competencia.

  • Consulta ciudadana: Es el instrumento a través del cual las iniciativas del poder ejecutivo y poder legislativo, someten a consideración de la ciudadanía por medio de preguntas directas, foros, o cualquier otro instrumento de consulta, cualquier tema que tenga impacto trascendental en los distintos ámbitos temáticos y territoriales de su competencia.

  • Colaboración ciudadana: Es la facultad de los ciudadanos para colaborar con los organismos de gobierno en la ejecución de obras o prestación de servicios públicos.

  • Rendición de cuentas: Es el derecho de la ciudadanía de recibir de las autoridades, informes generales y específicos acerca de la gestión y administración pública, y evaluar la actuación de los servidores públicos.

  • Difusión pública: Es el derecho que tienen los ciudadanos de exigir a las autoridades que presenten planes y programas, con difusión permanente y accesible acerca de las acciones y funciones a su cargo en términos de ley.

  • Red de contralorías ciudadanas: Es el instrumento de participación ciudadana que asumen el compromiso de colaborar de manera honorífica con la administración pública, para garantizar la transparencia, eficacia y eficiencia del gasto público.

  • Audiencia pública: Es un instrumento de participación ciudadana por medio del cual los ciudadanos tienen la facultad de proponer la adopción de determinados acuerdos o la realización de ciertos actos, recibir información de los órganos de la administración pública sobre sus actuaciones, presentar propuestas o quejas relacionadas con la administración pública, participar en la evaluación de los programas y actos de gobierno.

  • Recorridos del titular de la entidad: Los titulares de la administración pública dentro de su competencia deben hacer recorridos periódicos, a fin de verificar la forma y las condiciones en que se prestan los servicios públicos, el estado en que se encuentran los sitios, obras e instalaciones en que la comunidad tenga interés.

  • Asamblea ciudadana: Es el instrumento permanente de información, análisis, consulta, deliberación y decisión de los asuntos de carácter social, colectivo o comunitario; así como para la revisión y seguimiento de los planes programas y políticas públicas a desarrollarse en su ámbito de competencia.

Es procedente la aplicación de una Ley de Participación Ciudadana de esta naturaleza en los municipios de los Estados Unidos Mexicanos; debido a que tiene como objeto instituir y regular los mecanismos e instrumentos de participación y las figuras de representación; a través de las cuales los ciudadanos pueden organizarse para relacionarse entre sí y con los distintos órganos de gobierno. Es obligación de las autoridades en su ámbito de competencia, garantizar el respeto de los derechos de los ciudadanos y promover la participación ciudadana.

Para que la participación ciudadana sea efectiva, los ciudadanos deben estar en posibilidades de proponer la adopción de acuerdos o la realización de actos a los organismos públicos, presentar quejas y denuncias por la incorrecta prestación de servicios públicos o por la irregularidad de la actuación de los servidores públicos, emitir opiniones y formular propuestas para la solución de problemas de interés público o general y para el mejoramiento de las normas jurídicas o administrativas, ser informados sobre leyes, decretos y toda acción de gobierno de interés público, recibir la prestación adecuada de servicios y bienes públicos, y ser informados sobre la realización de obras y servicios de la administración pública mediante la difusión pública y el derecho a la información.

Por medio del escrutinio público, los gobiernos municipales tienen la posibilidad de:

  • a) Realizar su "Plan de Desarrollo Municipal" de manera democrática, coherente con las necesidades reales y primordiales de la población, tomando en cuenta las demandas prioritarias;

  • b) Llevar un seguimiento del proceso administrativo en la prestación de los bienes y servicios, en la construcción de obras públicas;

  • c) Evaluar los resultados de la gestión y administración pública municipal;

  • d) Lograr un gobierno incluyente, unificando la población con sus representantes.

  • e) Fomentar una cultura política democrática; ciudadanos responsables y comprometidos con los asuntos públicos de su municipio, vigilantes del orden social, la democracia, el interés general, el desarrollo sustentable y el bien común.

1.2.3.1.2 Causas de la escasa participación ciudadana.

La escala inferior de participación ciudadana en los asuntos públicos en los municipios, depende de cada caso, de las circunstancias concretas de la sociedad de que se trata, a continuación se mencionarán algunos factores implicados: [23]

  • Cultura política limitada.- La ausencia de una cultura de participación política en las comunidades, debido a su idiosincrasia del pueblo.

  • Apatía política.- La falta de interés en las cuestiones políticas, como reflejo de una desaprobación del orden originando impotencia.

  • Sentimiento de satisfacción con las circunstancias políticas imperantes.- Un gran número de ciudadanos no se decide a intervenir es porque no tiene la necesidad de hacerlo, debido a que su existencia le resulta relativamente satisfactoria.

  • Manipulación ejercida por quienes tienen el poder.- Los funcionarios públicos retienen el poder por resultar de su conveniencia, tienen el dominio de manipulación a través de la educación para evitar que se generen actitudes que tienden a poner en tela de juicio el orden establecido; por medio de la persuasión y propaganda a través de los medios de comunicación, provocan la sensación entre los gobernados de que si la situación existente no es óptima, ciertamente resulta la menos mala de entre otras posibilidades.

  • Falta de canales efectivos para expresar las demandas contenidas.- Los ciudadanos asumen una actitud de inquietud, incertidumbre e impotencia ante la imposibilidad de cambiar su situación.

Para fomentar la participación social y construir un pluralismo político, en un contexto democrático: es necesario superar los obstáculos de autoritarismo de los gobiernos municipales, educar y capacitar a la sociedad, fomentar una cultura de participación social, que la sociedad sea crítica, propositiva y responsable, con nuevas formas incluyentes de administrar y gobernar, definir una agenda de cambio político-administrativo, procesos sustentables basados en la democracia, equidad, valores, cumplir con las promesas de campaña y eliminar las prácticas demagógicas, así como la corrupción.

Las circunstancias sociales influyen en estimular o inhibir las actitudes de la sociedad en involucrarse en los asuntos públicos. "El grado y la forma de participación política de los ciudadanos están significativamente influidos por sus circunstancias sociales. Estas incluyen: cómo viven, qué tipo de barrio habitan, qué grado y tipo de educación tienen, tipos de trabajos que hacen y cuánto ganan, y las oportunidades de mejorar su modo de vida".[24]

1.2.3.2 Participación política.

La participación política se refiere al involucramiento de los individuos en las elecciones de los miembros del gobierno, es decir, en el ámbito municipal al emitir su voto en las urnas para elegir al presidente municipal, síndico y regidores. "La expresión participación política se utiliza para indicar las actividades de los ciudadanos que intentan influir en la estructura de gobierno, en la elección de autoridades o en las políticas gubernamentales".[25]

También los particulares tienen la facultad de participar en la toma de decisiones en los asuntos políticos en los municipios, haciendo uso de los procedimientos políticos, para intervenir en la esfera del poder público, en espacios abiertos a la sociedad, para efecto de que estén en posibilidad de involucrarse y participar con el gobierno municipal "La participación política es un medio y una forma de acción para intervenir en la toma de decisiones y administración de recursos, de los cuales los actores se ven mayor o menormente marginados de su control y uso".[26]

La participación política contempla la intervención en procesos electorales de las personas que tienen la cualidad de ser ciudadanos, por medio de las entidades de interés público, contribuyendo en la integración de la representación pública, al hacer posible de éstos al ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan los partidos políticos, mediante el sufragio universal, libre, secreto y directo. "Participación política: es entendida como la intervención de los ciudadanos básicamente a través de los partidos políticos, en órganos de representación como parlamentos, consejos municipales y cualquier otro tipo que represente los intereses globales de una comunidad política, u ordenamiento general como el municipio, la provincia, la región o el Estado. Por ello supone que el ciudadano participa políticamente exigiendo a los miembros de esos órganos, quienes actuando como sus representantes gobiernan o legislan en función de la ordenación global de la sociedad. Así, su diferencia con la participación ciudadana radica en que esta última remite a la vinculación entre intereses difusos y colectivos e intereses públicos".[27]

Los representantes políticos poseen un poder derivado del pueblo, éste se desprende por un lapso de ese poder inalienable, que le pertenece en esencia; a efecto de que lo ejerzan sus representantes con observancia en los valores; sin embargo, a través del tiempo se degrada el poder, si no existe involucramiento de los individuos en los asuntos públicos, a fin de controlar y modera la actuación de los representantes políticos. "La credibilidad política tiene que recurrir al poder para atraer, dominar e imponer luego se puede afirmar que el poder tiene un componente atractivo que es la credibilidad. Sin embargo el poder puede transmutar los valores morales de los que lo detentan y reorientar las condiciones socio-económicas de una comunidad o de una nación".[28]

1.2.3.3 Participación comunitaria.

La participación comunitaria busca el desarrollo de la agrupación del núcleo urbano o rural, con la intención de generar en los individuos la pretensión activa para darle solución a sus demandas de servicios o bienes públicos, así como el cumplimiento de los objetivos contenidos en los planes y programas de sus localidades. "Participación comunitaria: ha sido convencionalmente entendida en un sentido meramente de impulso asistencial de acciones que son ejecutadas por los ciudadanos y que en general están referidas a cuestiones vinculadas a su vida más inmediata. El término participación comunitaria esta a su vez vinculado con el de desarrollo comunitario, cuya intencionalidad está dirigida a fomentar la iniciativa de los propios individuos respecto de la solución de problemas y, eventualmente, a orientar su acción hacia objetivos de desarrollo previstos en los planes".[29]

De la cita anterior se desprende que el concepto de participación comunitaria contempla los elementos siguientes:

  • Impulso asistencial.- Es el conjunto de personas que están presentes en un acto público, motivadas para lograr un beneficio en su lugar de residencia.

  • Acciones ejecutadas por ciudadanos.- Son las actividades llevadas a cabo por los individuos que tienen la facultad de hacer valer sus derechos.

  • Vinculadas a la vida inmediata de los ciudadanos.- Las actividades que realizan los ciudadanos son tendientes a conseguir sus satisfactores básicos.

  • Vinculada con el desarrollo comunitario.- Las actividades que realizan los ciudadanos son tendientes a conseguir el progreso de su región.

  • Fomenta la iniciativa de los individuos.- Es generar el entusiasmo para llevar a cabo actividades relacionadas con una comunidad.

  • Solución de problemas.- Es obtener una respuesta favorable a sus necesidades.

  • Objetivos de desarrollo previstos en los planes.- Es involucrarse activamente en los asuntos públicos, para que se cumplan las metas trazadas por las autoridades.

Liderazgo

Liderazgo es la influencia que ejerce una persona sobre otra en un momento dado, dirigidas por medio de un proceso de comunicación, para lograr una meta concreta. En el liderazgo existen dos partes una que se subordina y otra que domina, es un acto aceptado por ambas partes, en donde interviene el reconocimiento, interés o necesidad.

En el liderazgo se ejecutan acciones que otros sujetos quieren compartir, estos se vuelven seguidores de aquel para lograr el fin común propuesto, no es sencillo tener este atributo, sin embargo se debe aspirar a conseguirlo o acercarse lo más posible.

Para ejercer un gobierno municipal con liderazgo se debe tener conocimiento de sí mismo, es decir debe conocer sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas; conocer ampliamente lo relacionado al ambiente legal y administrativo del municipio; así como conocer acerca de sus colaboradores. Debe tener un espíritu de servicio, un sentimiento institucional, actitud positiva, su interés particular y de sus familiares deben ser posteriores a los fines del municipio; es fundamental que un gobierno municipal conozca su personal y despierte en ellos la confianza y respeto, así como en el resto de la sociedad.

Es importante poseer ciertos atributos, como integrantes del gobierno municipal, para contar con mejores posibilidades de desempeño y mejor forma del ejercicio de poder público. "Entre los atributos que caracterizan al servidor público podemos señalar los siguientes: vocación, carácter humanístico, constancia y permanencia, espíritu creativo, tradición, nivel profesional".[30]

Los gobiernos municipales de los Estados Unidos Mexicanos, deben tener un valor inquebrantable sustentado en el conocimiento de la administración pública y su desempeño; tener seguridad en sí mismos, tomar las decisiones de forma precisa; realizar los planes y programas municipales con la participación de sus colaboradores, así como con la participación social, para que sea realmente un gobierno democrático, como lo establece la constitución federal, su trato con los demás debe ser amable, comprensivo y causar simpatía en sus colaboradores como en toda la comunidad; tener la convicción de que el presidente municipal es el responsable de la administración pública municipal bajo su gobierno; no centralizar funciones sino que delegarlas de manera inteligente a sus empleados y colaboradores; es por ello necesario que se allegue de personal calificado; debe procurar el trabajo en equipo, que el desempeño de la administración pública municipal sea colaborativa. Estos no son factores determinantes de los resultados finales, pero es una condición indispensable para la obtención de la eficiencia.

El gobierno municipal, deberá disponer de sólidas capacidades en el campo de la conducción de grupos humanos. Gran parte de su tarea ha de tener contenidos de trabajo de liderazgo de grupo. Su eficiencia en ese papel definirá en alta medida los resultados finales de su actividad. A un con adecuadas capacidades en materia jurídica si estas facultades no van acompañadas de las condiciones necesarias para la dirección de recursos humanos, tendrá serias dificultades para alcanzar las metas que debe cumplir.

1.3.1 Habilidades de dirección.

Las habilidades de dirección son las técnicas personales que debe poseer un servidor público municipal que está al frente de un grupo de personas, para desempeñar de forma adecuada su trabajo, con profesionalismo encaminado a dar lo mejor de sí y los que se encuentren relacionados con la administración pública municipal, en donde se busca el cumplimiento del Plan de Desarrollo Municipal.

Un gobierno municipal se enfrenta a diversos tipos de problemas entre ellos, dirigir un grupo de personas que se encuentran bajo su mando, que no siempre comparte los mismos ideales, así como las distintas demandas de la sociedad; para hacer frente a tales cuestiones debe tener la habilidad suficiente para dirigir a su personal e identificar los problemas y establecer planes estratégicos para lograr la eficiencia, eficacia y coherencia en el desempeño de sus responsabilidades.

Los gobiernos municipales de los Estados Unidos Mexicanos, se tienen que allegar de las habilidades de dirección siguientes: Liderazgo, acción directiva, motivación, comunicación efectiva, trabajo en equipo, capacidad de negociación, entre otros.

  • Liderazgo: El gobierno municipal debe ejecutar acciones que la sociedad quiera compartir, todos participan y colaboran para lograr el fin común propuesto.

  • Acciones directivas: El gobierno municipal que más que con palabras conduce con acciones es capaz de cautivar a los integrantes de su administración pública. Un gobierno municipal no triunfa únicamente por sus nobles propósitos, por sus inteligentes planes, por sus conocimientos o sus habilidades; triunfa por las acciones que emprende en ejercicio de su gobierno; a través de las acciones se da cumplimiento a los planes y programas municipales; emprender acciones adecuadas conduce a lograr resultados adecuados.

  • Motivación: Es la energía interna que los integrantes del gobierno municipal deben poseer, para llevar a cabo la acción o ejecución del Plan Municipal de Desarrollo a efecto de prestar los bienes y servicios públicos con calidad y conseguir los fines del municipio.

  • Comunicación efectiva: Es un proceso en el que intervienen los integrantes del gobierno municipal con capacidad de emisión y recepción, que de manera externa transmiten y reciben uno o más mensajes, ya sea de forma unilateral o bilateral. El mensaje debe ser entendido de manera segura, a efecto de que crear mayor influjo. El gobierno municipal no sólo debe preocuparse por enviar adecuadamente los mensajes y de utilizar los medios idóneos para hacerlos llegar a su equipo de trabajo, sino también poner interés en la expresión y exposición de los mensajes que recibe.

  • Trabajo en equipo: Es la actividad que debe realizar el gobierno municipal en conjunto, organizado y compañerismo de un grupo de personas unidas por un objetivo común; es la suma de aptitudes y lograr resultados óptimos; es imprescindible dejar a un lado el partido político del que se procede y demás intereses ajenos al bien común.

  • Capacidad de negociación: La negociación es el diálogo entre los integrantes del gobierno municipal y demás personas que se relacionan, para buscar y resolver por si mismas el o los asuntos que suscitaron un conflicto, dialogando e intentando convencer y persuadir a la otra parte para llegar a un acuerdo.

Toma de decisiones

Tomar decisiones implica identificar y seleccionar una alternativa, de dos o más existentes, para resolver un problema concreto. Se necesita una actividad intelectual, en que la voluntad se exterioriza al tomar un curso de acción u omisión sobre una actividad de la cual se tiene la competencia legal. "... la decisión no es el comienzo, sino el resultado de un trabajo muy fino y amplio realizado por el cerebro".[31]

La toma de decisiones se encuentra relacionada con el pasado, presente, futuro y todas las circunstancias que intervienen de manera directa o indirecta en el asunto que se aborda. No es un acto aislado, sino que repercute en otros ámbitos que se vinculan con la esfera de gestión en que se actúa. "La expresión toma de decisiones no debe ser un factor hipnotizador: es el acto final de un proceso muy ramificado y el comienzo de otro".[32]

En la administración pública municipal la toma de decisiones por parte del gobierno municipal, involucra la situación económica, política y social de los funcionarios públicos y de la población en general, de la época en que se actúa y de futuras generaciones. Este acto administrativo es trascendente para dirigir el rumbo de los municipios y de la sociedad humana que lo habita. "En el sistema funcional, la toma de la decisión no es un mecanismo o acto aislado, sino que constituye una etapa en el desarrollo del comportamiento orientado hacia una finalidad".[33]

No se puede tomar una decisión en general, sin dirigirla hacia alguna actividad, aun determinado resultado positivo; la motivación comienza el proceso de selección en la memoria; de la experiencia anterior, de todo lo que en la vida estuvo ligada con la satisfacción de la motivación; el camino concreto será elegido en dependencia de la situación. Las decisiones de los gobiernos municipales obedecen a cumplir con los fines de los municipios, que son los objetivos comunes de la población, la búsqueda del bien común.

Las decisiones pertinentes que se toman en la administración pública municipal serán de beneficio para la comunidad, en sentido contrario se puede decir que las decisiones equivocadas por parte de los Ayuntamientos de los municipios causarán daños o perjuicios para la población. "... la sociedad no organizada en la trama corporativa no contó con posibilidades reales de influir en las decisiones ni de otorgar apoyo a cambio de un trato privilegiado en los asuntos públicos".[34]

"Mientras que para el hombre moderno la libertad significa una esfera de no interferencia regulada por la ley, para el antiguo significaba el derecho a tener voz en el proceso colectivo de toma de decisiones. Así pues, lo que para los antiguos era la acción, la capacidad de hacer, para los modernos es la pasividad, un no hacer de un sujeto distinto al ciudadano: el Estado".[35] El mundo se encuentra en constante cambio, no siempre se va en línea recta, sino que también se retorna al pasado; el término revolución no es un camino al futuro, sino girar sobre el perímetro de una esfera.

Cuando en el curso de evolución de una sociedad cambia la fuerza relativa de los grupos sociales que la componen, al adquirir fuerza el pueblo en comparación con sus gobernantes, se presenta la posibilidad de institucionalizar tal fuerza otorgando oportunidades de poder y decisión, por ser un factor real de poder. La capacidad de los gobernantes ante tal situación demuestra que conocen los cambios sociales y las relaciones de poder. "Las élites francesas se convirtieron en prisioneras de las instituciones, de la etiqueta y del ceremonial, y no se percataron de los cambios a su alrededor hasta que las clases inferiores tomaron por asalto los monopolios estatales".[36]

1.4.1 Proceso de toma de decisiones.

La toma de decisiones guarda cierta complejidad, dependiendo del evento y la percepción que se tenga del problema u oportunidad; sin embargo, Tizcareño Díaz señala ocho procedimientos o etapas que comprenden el proceso de toma de decisiones, las cuales consisten en lo siguiente:

  • Identificación del problema: El proceso de toma de decisiones empieza con la presencia de un problema en el ámbito municipal. Antes que el gobierno municipal caracterice en algo como un problema, es necesario que esté consciente de que existe una discrepancia, que existe apremio para actuar y que cuentan con capacidad necesaria para solucionarlo.

  • Identificación de criterios: Una vez que se tiene identificado el problema de la esfera de competencia municipal, se debe identificar los criterios de decisión importantes para resolver ese problema, lo que significa que los integrantes del gobierno municipal deben determinar lo que es pertinente para tomar una decisión. En esta etapa es tan importante lo que se identifica como lo que no, de esta forma si no se selecciona una característica particular como criterio pertinente, dicho criterio se considerará improcedente.

  • Asignación de ponderaciones a los criterios: No todos los criterios identificados son igualmente importantes, por lo que el gobierno municipal quien toma decisiones debe ponderar cada elemento a fin de asignarle la prioridad correcta en la decisión. Un procedimiento que puede seguirse para ponderar criterios es el de conceder al criterio más importante una ponderación de 10, y a continuación asignar las ponderaciones de todos los demás tomando como base ese estándar. En contraste con un criterio que se le haya dado una ponderación de 5, el factor más alto de todos tendría que ser doblemente importante.

  • Desarrollo de alternativas: En esta etapa se requiere que el gobierno municipal elabore una lista de las alternativas viables con las que se podría resolver el problema. No se pretende evaluar las alternativas, sino únicamente relacionarlas y mencionarlas.

  • Análisis de alternativas: Después de identificar las alternativas deben analizar críticamente cada una de ellas, para lo cual deben aplicarse los criterios y ponderaciones previamente establecidas.

  • Selección de una alternativa: En esta etapa se lleva a cabo el acto decisorio, escoger la mejor alternativa de las que aparecen en la lista y que han sido evaluadas conforme a los criterios y ponderaciones en la lista. Determinados todos los factores pertinentes para la decisión, se ponderan correctamente y se identifican las alternativas viables; se escoge la alternativa que arroje la ponderación más alta.

  • Implementación de la alternativa: Esta etapa incluye el hecho de comunicar la decisión en cabildo, a las personas involucradas en el problema y en la solución y lograr que se comprometan a ponerlas en práctica. Si los servidores públicos y sociedad participan en el proceso decisorio, las probabilidades de que apoyen, los resultados serán mayores, que si sólo se les ordena lo que deben hacer.

  • Evaluación de la eficacia de la decisión: Esta última etapa del proceso de toma de decisiones consiste en evaluar el resultado de la decisión ejecutada por el gobierno municipal, para constatar que el problema ha sido realmente resuelto mediante la alternativa elegida e implementada, conforme las etapas correspondientes, y de no obtener los resultados previstos puede obligar al gobierno municipal a reiniciar el proceso con los efectos consiguientes en costo y acentuación del problema que puede generar repercusiones de mayor trascendencia.[37]

1.4.2 Participación social en la toma de decisiones.

Los integrantes del gobierno municipal, para tomar óptimas decisiones en el ejercicio de su cargo público, deben poseer información confiable, oportuna y bien considerada, sobre las actividades que están facultados a desempeñar. Stephen P. Robbins y Mary Coulter señalan que: "La información inexacta, incompleta, excesiva o tardía, suele perjudicar gravemente el rendimiento...".[38]

El Ayuntamiento, como institución pública tiene que considerar la información como un recurso de suma importancia para la toma de decisiones, los posibilita para visualizar diversas alternativas y elegir la mejor, para decidir con mayor certeza.

La información es la materia prima que utiliza la inteligencia del gobierno municipal, reconociendo la mejor alternativa existente; aquella representa su marco de referencia para llevar a cabo sus actividades con apego no sólo a los sentimientos, sino también a la razón. En las situaciones complejas se requiere mayor información sobre el fenómeno en cuestión, así se detentará un conocimiento de calidad y los riesgos se reducen a su mínima expresión. "Los mandantes o principales supervisan también a los mandatarios o agentes para garantizar que la información proporcionada sea fidedigna".[39]

Los gobiernos municipales tienen que allegarse de información no únicamente desde su gabinete, sino que también consultar a la sociedad sobre las necesidades primordiales a la que se enfrentan y fomentar la participación en la implementación y ejecución de los planes de desarrollo municipal. En la medida que los gobiernos municipales investidos de autoridad dirijan su actividad al cumplimiento de los fines de los municipios, como lo es el bien común, están en la calidad de ejercitar el poder de mando, de no ser así, sólo se representan a sí mismos pero no a la población del municipio.

Para que los miembros de los Ayuntamientos municipales tomen decisiones eficaces, necesitan tener información antes, durante y después de la toma de decisiones; estas informaciones pueden fluir a través de la participación social, así como de los servidores públicos. "... en la vida moderna, se requieren mecanismos de colaboración social organizada, para satisfacer eficazmente los anhelos de bienestar y justicia, cada día más vehementemente expresados y exigidos por las mayorías".[40]

En un municipio democrático, la mayoría de los integrantes de la sociedad deben decidir sobre el curso de acción que debe tomar la administración pública; los representantes políticos deben respetar las opiniones de la mayoría de los ciudadanos. "Por lo que respecta a la modalidad de la decisión la regla fundamental de la democracia es la regla de la mayoría, o sea la regla con base en la cual se consideran decisiones colectivas y por tanto obligatorias para todo el grupo las decisiones aprobadas al menos por la mayoría ...".[41]

La sociedad tiene que estar organizada necesariamente para estar en posibilidades de participar en la toma de decisiones de los gobiernos municipales, a efecto de no entorpecer el buen funcionamiento de la administración pública municipal. "En cada sistema político" ... "la división entre la minoría organizada y la mayoría desorganizada es una constante".[42]

Los cambios políticos se han realizado como respuesta a las demanda de mayor pluralidad y espacios de participación social. La participación social con relación a su papel en los procesos político-administrativos da lugar a juicios valorativos siguientes:

  • Estimula la discusión pública de los asuntos que requieren de una decisión política.

  • Permiten la organización y expresión de intereses que afectan a diversos conjuntos de la población.

  • Permiten a los gobiernos municipales, quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones, escuchar diversos puntos de vista y allegarse de información amplia y detallada.

  • Generan un equilibrio entre intereses diversos.

  • Imponer el interés general ante los intereses particulares o mezquinos.

  • El empleo de métodos legítimos que fortalezcan el sistema político.

  • Distribución del poder, evitando el excesivo poder en perjuicio de la colectividad.

  • Fomenta la negociación y adopción de medidas aceptadas por la generalidad. Con argumentos convencer a quienes tienen la posibilidad de tomar decisiones, de que las demandas colectivas que se presentan, tienen los fundamentos para ser la determinación más adecuada.

  • Evaluar la percepción de la población sobre las políticas públicas o gubernamentales. Generando una retroalimentación del sistema político que permite reorientar o reafirmar algunas acciones de los gobiernos municipales.

  • La inclusión de la sociedad sobre las decisiones de los asuntos públicos, fortalece la estructura de la democracia que sostiene la capacidad a debatir.

  • Fomenta formas modernas de racionalización en la esfera pública.

  • Reestructura la vida comunitaria.

  • Provoca transformaciones en el sistema político.

  • Las acciones colectivas[43]ciudadanas motivan y generan consecuencias de interés general.

  • Se fomenta una cultura de participación social en los municipios.

Conclusiones

En una democracia se identifican los elementos constitutivos siguientes: Libertad de los gobernados; igualdad de derechos y obligaciones de las personas que se encuentran en las mismas circunstancias; mínimo de seguridad jurídica; mínimo de seguridad económica; participación social en los asuntos públicos; elecciones de los órganos del gobierno representativo (actualmente se dan las elecciones sólo para el poder ejecutivo y poder legislativo; empero, es necesario que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sean electos por el pueblo, debido a que también conforman el Supremo poder de gobierno); derecho a la información relacionada con los asuntos públicos, así como de los servidores públicos; facultad de los gobernados para presentar iniciativas de reforma o adición de leyes primarias o secundarias, que integran el ordenamiento jurídico; transparencia en gestión y administración pública; justicia social distributiva y retributiva; satisfacción de la población en las demandas de bienes y servicios públicos; toma de decisiones democráticas; existencia y regulación de los grupos de presión, factores reales de poder y partidos políticos; desconcentración y descentralización de los asuntos públicos, en un contexto de municipalismo.

Participación social es un proceso dinámico de interrelación del involucramiento de las personas en la cooperación y la responsabilidad hacia los grupos u organizaciones sociales y el desarrollo de las acciones colectivas para enfrentar problemas que afectan la calidad de vida de la población, así como la búsqueda de soluciones a través de la movilización y organización social. Este proceso implica también, la posibilidad de intervenir en la toma de decisiones con responsabilidad y contribuir al logro de los objetivos y metas propuestos. En este sentido, se da en diferentes circunstancias de tiempo, lugar, modo y contexto; en diferentes momentos y niveles; con la facultad de los individuos para comprometerse en el ejercicio de la acción social y participar en la toma de decisiones del grupo social; existe la motivación en los integrantes del grupo; la transparencia en rendir cuentas a las acciones de otros; la participación social implica pretensiones individuales y colectivas, permite que un individuo tenga la facultad de decidir, como parte integrante de un grupo social.

En la esfera de las obligaciones, la participación social es a la vez un derecho y un deber de involucrarse y cooperar en los asuntos públicos municipales. La participación social se da en diferentes circunstancias de tiempo, lugar, modo y grado; es de tiempo cuando se da según las épocas; es de lugar según su espacio geográfico; es de modo según el procedimiento que sea utilizado; es de grado según la jerarquía de la institución o su ámbito de competencia. La participación social, representa un derecho subjetivo derivado no sólo de la norma jurídica, sino que también es un derecho intrínsecamente justo, esencialmente valido para la población para intervenir y asistir en la toma de decisiones de los gobiernos municipales. La participación social se puede presentar como un acto social y como un hecho social; en el primero existe la voluntad de los integrantes de la organización y sobre todo la "intensión" de generar beneficios a la organización o población; mientras que el segundo se realiza de manera espontánea, sin la debida planeación de la acción social.

La participación social como acto social, cuenta con elementos de existencia y validez: Los elementos de existencia del acto social son los siguientes: 1. Sujetos: son los actores sociales, como sociedad y gobierno, 2. Objeto, motivo o fin: es pretensión de la sociedad, 3. Relación social: es el vínculo o enlace que debe existir entre sociedad y gobierno, al momento llevar a cabo la acción social. Los elementos de validez del acto social son los siguientes: 1. Formalidad: son los medios o procedimientos empleado, 2. Capacidad: es la reunión de los requisitos exigidos para poseer la calidad de ser sujeto social, 3. Licitud del objeto, motivo o fin: aquello que se pretende debe ser apegado al Estado de derecho, no debe ser ilícito, 4. Ausencia de vicios de la voluntad: consiste en que no debe existir la mala fe, el error, la violencia física o psicológica, el dolo, asimismo, la extrema necesidad o ignorancia.

Para fomentar la participación social y construir un pluralismo político, en un contexto democrático: es necesario superar los obstáculos de autoritarismo de los gobiernos municipales, educar y capacitar a la sociedad, fomentar una cultura de participación social, que la sociedad sea crítica, propositiva y responsable, con nuevas formas incluyentes de administrar y gobernar, definir una agenda de cambio político-administrativo, procesos sustentables basados en la democracia, equidad, valores, cumplir con las promesas de campaña y eliminar las prácticas demagógicas, así como la corrupción.

En las decisiones sobre el rumbo de los municipios y la vida de la sociedad humana, es pertinente que el criterio de los gobernantes no sea tan amplio, sino que esté limitado por la observancia constante de la sociedad, a través de su participación directa en los asuntos públicos. Es vital que los representantes del municipio tengan la actitud política para ejercer con democracia; es por ello necesario, que posean conocimientos sobre su quehacer político–administrativo, conocimientos básicos sobre las disposiciones jurídicas que regulan la administración pública municipal, contar con habilidades de dirección para conducir los grupos humanos que se encuentran bajo su mando. En un municipio moderno, es una necesidad fundamental que los integrantes de los gobiernos municipales del Estado de México, posean conocimientos básicos y multidisciplinarios relacionados con la administración pública municipal, a efecto de que su desempeño sea pertinente con las demandas sociales vigentes.

El gobierno municipal, deberá disponer de sólidas capacidades en el campo de la conducción de grupos humanos. Gran parte de su tarea ha de tener contenidos de trabajo de liderazgo de grupo. Su eficiencia en ese papel definirá en alta medida los resultados finales de su actividad. A un con adecuadas capacidades en materia jurídica si estas facultades no van acompañadas de las condiciones necesarias para la dirección de recursos humanos, tendrá serias dificultades para alcanzar las metas que debe cumplir.

En un municipio democrático, la mayoría de los integrantes de la sociedad deben decidir sobre el curso de acción que debe tomar la administración pública; los representantes políticos deben respetar las opiniones de la mayoría de los ciudadanos. Por lo que respecta a la modalidad de la decisión la regla fundamental de la democracia es la regla de la mayoría, o sea la regla con base en la cual se consideran decisiones colectivas y por tanto obligatorias para todo el grupo las decisiones aprobadas al menos por la mayoría.

La sociedad tiene que estar organizada necesariamente para estar en posibilidades de participar en la toma de decisiones de los gobiernos municipales, a efecto de no entorpecer el buen funcionamiento de la administración pública municipal. En cada sistema político la división entre la minoría organizada y la mayoría desorganizada es una constante, la sociedad humana que habita en los municipios debe organizarse necesariamente, para que sus derechos sean respetados y este en posibilidades de controlar el poder del gobierno.

Bibliografía

Andrade Sánchez, Eduardo, Introducción a la ciencia política, Ed. Harla, México, 1970.

Bobbio, Norberto, El futuro de la democracia, Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2003.

Cadena Hinostroza, Cecilia, Administración pública y procesos en México, Ed. Porrúa, México, 2005.

Chávez Carapia, Julia del Carmen (b), Participación social: retos y perspectivas, Ed. UNAM, Plaza y Valdes, México, 2006.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, Artículo 3, Ed. Sista, México, 2008.

Conway M., Margaret, La participación política en los Estados Unidos, Ed. Gernika, USA, 1988.

Couprie, Dirk. Anaximander in context, new studies in the origins of greek philosophy, Ed. State University New York Press, USA, 2003.

De La Madrid Hurtado, Miguel, Estudios de derecho constitucional, Ed. Porrúa, México, 1986.

Del Castillo, Arturo, La corrupción: un indicador de la rendición de cuentas, Ed. ASF, México, 2003.

Estrada Saavedra, Marco, Participación política, Ed. Plaza y Valdés Editores, México, 1995.

Held, David. La democracia y el orden global, Ed. Paidós, España, 1997.

Held, David. Modelos de democracia, Ed. Alianza, México, 1992.

Instituto Federal Electoral. La organización ciudadana en la defensa y el ejercicio de los derechos civiles y políticos, Ed. IFE, México, diciembre de 2000.

Isaiah, Berlin citado por Rossell Mauricio. Congreso y gobernabilidad en México, Ed. Miguel Ángel Porrúa, México, 2000.

Laguna Barrera Gelacio. Revista universitaria paraninfo, del Centro Universitario UAEM Zumpango, Año 6, Nº 13, México, Abril 2007.

Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal, Ed. Sista, México, 2008.

Meyer, Lorenzo, citado por Mosca, Gaetano. La clase política, Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2004.

Monique, Lions. Diccionario jurídico mexicano, Ed. IIJ, Porrúa, 10ª edición, México, 1997.

Pérez Fernández, Bernardo, Deontología jurídica, Ed. Porrúa, México, 2004.

Piotr K., Anojin. Psicología y la familia de la ciencia, Ed. Trillas, México, 1987.

Robbins, Stephen P. y Coulter, Mary, Administration, Ed. Prentice Hall, 4ª edición, México, 1999.

Sánchez Bringas, Enrique. Derecho constitucional, Ed. Porrúa, 10ª edición, México, 2006.

Tizcareño Díaz, Luis R., Administración pública habilidades directivas para, Tesis para obtener el grado de Maestro en Administración Pública en el IESAP, México, 2003.

Trilla, Jaume y Novella, Ana, Educación y participación de la infancia, Ed. OEI, Revista Ibero Americana, N° 26, Mayo – Agosto 2001.

Acciones Colectivas: Es un proceso de coordinación de interacciones hacia intereses comunes a través de movilización organizada de recursos y habilidades estratégicas. Por medio de la organización se construye, articulan, restringen y orientan las acciones e intereses generales.

 

 

 

 

Autor:

Dr. Gelacio Laguna Barrera

Dr. en A. P. Gelacio Laguna Barrera

Datos del Autor:

El suscrito es oriundo del municipio de Zumpango, Estado de México; ha estudiado una Licenciatura en Derecho con "Mención Honorífica", Maestría en Administración Pública con "Mención Honorífica", Doctorado en Administración Pública con "Mención Honorífica"; además diversos diplomados de posgrado como son: Derecho Civil, Derecho Penal, Juicio de Amparo, Criminalística, Documentos Cuestionados, Innovación Curricular por Competencia. Es catedrático de la Universidad Autónoma del Estado de México y trabaja como Abogado con "alta calidad profesional"; E-mail = .

El presente trabajo ha sido realizado en el lugar: Estado de México, en fecha: julio del 2009.

[1] Monique, Lions. Diccionario jurídico mexicano, Ed. IIJ, Porrúa, 10ª edición, México, 1997, p. 892.

[2] Held, David. Modelos de democracia, Ed. Alianza, México, 1992, p. 16.

[3] Couprie, Dirk. Anaximander in context, new studies in the origins of greek philosophy, Ed. State University New York Press, USA, 2003, p. 02.

[4] Held, David. La democracia y el orden global, Ed. Paidós, España, 1997, p. 23.

[5] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, Artículo 3, Ed. Sista, México, 2008, p. 2.

[6] Bobbio, Norberto, El futuro de la democracia, Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2003, p. 52.

[7] Ídem.

[8] Sánchez Bringas, Enrique. Derecho constitucional, Ed. Porrúa, 10ª edición, México, 2006, pp. 344 - 345.

[9] Ídem.

[10] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 51, Op. cit., p. 69.

[11] Sánchez Bringas, Enrique, Op. cit., pp. 343 y 344.

[12] Ibid, p.345.

[13] Laguna Barrera Gelacio. Revista universitaria paraninfo, del Centro Universitario UAEM Zumpango, Año 6, Nº 13, México, Abril 2007, p. 95.

[14] Chávez Carapia, Julia del Carmen, Participación social: retos y perspectivas, Ed. UNAM, Plaza y Valdes, México, 2006, p. 11.

[15] Trilla, Jaume y Novella, Ana, Educación y participación de la infancia, Ed. OEI, Revista Ibero Americana, N° 26, Mayo - Agosto 2001.

[16] Chávez Carapia, Julia, Luis, Op. cit., p. 24.

[17] Ídem.

[18] Chávez Carapia, Julia, Op. cit., p. 127.

[19] Ibid, p. 128.

[20] Ibid, pp. 38.

[21] Instituto Federal Electoral. La organización ciudadana en la defensa y el ejercicio de los derechos civiles y políticos, Ed. IFE, México, diciembre de 2000, p. 17.

[22] Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal, Ed. Sista, México, 2008.

[23] Andrade Sánchez, Eduardo, Introducción a la ciencia política, Ed. Harla, México, 1970, p. 80.

[24] Conway M., Margaret, La participación política en los Estados Unidos, Ed. Gernika, USA, 1988, p. 29.

[25] Ibid, p. 13.

[26] Estrada Saavedra, Marco, Participación política, Ed. Plaza y Valdés Editores, México, 1995, p. 115.

[27] Chávez Carapia, Julia del Carmen, Op. cit., p. 99.

[28] Ibid. p. 42.

[29] Ibid. p. 98 y 99.

[30] Pérez Fernández, Bernardo, Deontología jurídica, Ed. Porrúa, México, 2004, p. 127.

[31] Piotr K., Anojin. Psicología y la familia de la ciencia, Ed. Trillas, México, 1987, p. 385.

[32] Ídem.

[33] Id.

[34] Cadena Hinostroza, Cecilia, Administración pública y procesos en México, Ed. Porrúa, México, 2005, p. 16.

[35] Isaiah, Berlin citado por Rossell Mauricio. Congreso y gobernabilidad en México, Ed. Miguel Ángel Porrúa, México, 2000, p. 41.

[36] Ibid, p. 49.

[37] Tizcareño Díaz, Luis R., Administración pública habilidades directivas para, Tesis para obtener el grado de Maestro en Administración Pública en el IESAP, México, 2003, pp. 143 y 144.

[38] Robbins, Stephen P. y Coulter, Mary, Administration, Ed. Prentice Hall, 4ª edición, México, 1999, p. 618.

[39] Del Castillo, Arturo, La corrupción: un indicador de la rendición de cuentas, Ed. ASF, México, 2003, p. 12.

[40] De La Madrid Hurtado, Miguel, Estudios de derecho constitucional, Ed. Porrúa, México, 1986, p. 130.

[41] Bobbio, Norberto, El futuro de la democracia, Op. cit., p. 15.

[42] Meyer, Lorenzo, citado por Mosca, Gaetano. La clase política, Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 2004, p. 29.

[43] Acciones Colectivas: Es un proceso de coordinación de interacciones hacia intereses comunes a través de movilización organizada de recursos y habilidades estratégicas. Por medio de la organización se construye, articulan, restringen y orientan las acciones e intereses generales.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.