Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La depresión como consecuencias de la infertilidad en mujeres (página 2)




Partes: 1, 2


Justificación

La infertilidad es un trastorno que tiene una incidencia notable en la población en general. Esta condición médica, constituye una causal directa en la incidencia de los trastornos del estado de ánimo. Esto se refleja en el hecho, ampliamente comprobado de que una de cada cuatro mujeres infértiles se deprimen.

En el desarrollo de este trastorno, influye la percepción cultural sobre la infertilidad, y es la mujer quien presenta más problemas asociados a esto. Muchas mujeres, no consideran la posibilidad de enfrentar problemas para concebir un hijo o lograr un embarazo. Cuando se enfrentan a esta realidad, surgen una serie de conflictos emocionales, entre los que se destaca la depresión.

La depresión afecta aproximadamente a 121 millones de personas en todo el mundo. De este total, las mujeres representan entre el 33 al 50 por ciento. Este trastorno puede causar serias consecuencias en la vida de un individuo. En el peor de los casos la depresión puede conducir al suicidio, un trágico acontecimiento que acaba con la vida de aproximadamente 850 mil personas al año.

En este trabajo investigativo se pretende ampliar el conocimiento acerca de la depresión que surge a raíz de un diagnóstico de infertilidad en la mujer. Que sirva de apoyo informativo, para que pueda afrontar la infertilidad con los conocimientos básicos. De forma tal que pueda orientarse en caso de presentar trastornos depresivos.

Planteamiento del problema

La infertilidad es un acontecimiento estresante en al vida de la mujer, este problema afecta su proyecto de vida de forma inesperada. Generalmente, creando en ella una serie de conflictos emocionales que son agravados por las presiones sociales y familiares. Siendo una de las consecuencias más comunes de las mujeres infértiles, sufrir depresión en algún momento de este proceso. Por lo tanto nos hemos propuesto resolver la siguiente interrogante:

¿Qué es la infertilidad y como influye esta en el desarrollo de la depresión en mujeres infértiles?

Objetivos

Objetivo general:

Conocer el porqué la infertilidad provoca en el ámbito emocional de la mujer la depresión y su forma de enfrentarlo en la actualidad.

Objetivos específicos:

  • Informar sobre que es la Infertilidad.

  • Investigar las causas de la Depresión en mujeres infértiles.

  • Explicar en que consiste la Depresión y como puede detectarse.

  • Ofrecer información sobre métodos para hacerle frente a la Depresión y la Infertilidad.

Diseño metodológico

Tipo de estudio:

El presente trabajo es una recopilación documental apoyada en testimonios de pacientes con problemas de infertilidad, que presentaron o están presentando un cuadro depresivo. Es un estudio que utiliza el conocimiento de forma aplicada y que lo expone en un nivel descriptivo.

Recolección de información

  • como primer paso, se realizo la revisión de las fuentes (libros, artículos de revistas científicas, enciclopedias, sitios web de facultades médicas, ETC.)

  • se registro en fichas esta información, delimitándose por temas y registrando los datos del auto y de las fuentes de publicación.

  • Luego, se procedió a clasificar la información y a organizarla según el tema: cronología y especificidad

  • Se elaboro una encuesta de preguntas abiertas para recolectar las experiencia de mujeres que hubiesen pasado por el diagnostico de infertilidad y que hubiesen presentado síntomas depresivos.

  • Se realizo un cotejo de la información encontrada en las fuentes formales y las respuestas de nuestras entrevistadas.

Resultados

Aspectos Médicos

Antecedentes

La infertilidad no es un problema nuevo del siglo XX., sino que por el contrario existe desde la antigüedad. El culto a la fertilidad ha sido, en todas las sociedades prehistóricas, un acto central de gran importancia para la supervivencia de todo el pueblo. Por lo tanto, la preocupación por la falta de descendencia no es un tema actual, como tampoco lo son sus consecuencias y sus tratamientos.

Los discípulos de Hipócrates realizaban un tratamiento basado en brebajes; existen templos y monasterios de todos los tiempos y religiones famosas por su relación con deidades de la fertilidad. A través de los remedios vegetales, alimentación, las aguas, la magia, etc., se ha tratado la infertilidad. En definitivo, desde la antigüedad el deseo de descendencia ha sido muy fuerte y se han buscado remedios de todos los tipos. Los problemas de fertilidad tienen una gran importancia tanto familiar como socialmente desde siempre.

Parte de la cronología mas destacada en materia de descubrimientos en esta área es la siguiente:

  • A) TERAPIA HORMONAL

  • El primer tratamiento conocido con terapia hormonal sustitutiva data de 1896, año en el que una mujer con ooforectomía y síntomas de climaterio fue eficazmente tratada mediante la administración oral de extracto de tejido ovárico bovino.

  • B) FERTILIZACION IN - VITRO

  • El 27 de Julio de 1978, nace en Cambridge la pequeña Louise Joy Brown, por medio de una técnica de Fertilización In Vitro y Transferencia Embrionaria (FIV/TE). Este éxito fue el resultado de las brillantes investigaciones de los doctores Thibault, Steptoe y Edwards, quienes transformarían radicalmente la realidad de miles de

  • parejas con problemas de esterilidad en todo el mundo.

  • En 1894 en el país de Costa Rica., con los ginecólogos Gerardo Escalante López y Delia Ribas Valdés, empezaron a desarrollar la técnica de fertilización

 

  • Es en el año 1985, que en Argentina (Buenos Aires), ocurre el primer nacimiento por FIV/TE.

  • C) TRANSPLANTE DE OVARIO

  • Margaret Lloyd-Hart, una bailarina estadounidense de 30 años que padecía una menopausia precoz por culpa de la extirpación terapéutica de ambos ovarios, ha recibido el primer trasplante del mundo de dicha glándula sexual. La operación, efectuada en Nueva York en febrero 1999, ha sido posible gracias a las investigaciones del médico británico Roger Gosden, considerado el mayor experto actual en biología reproductiva.

  • 13 nov de 2008 tercera Una mujer a la que se le había realizado el primer transplante mundial de un ovario completo dio a luz a una bebé en un hospital de Londres, según informó hoy la BBC.  La mujer de 39 años concibió a la niña de forma natural, tras haber recibido un ovario de su hermana gemela

Datos Estadísticos

  • El doctor Ricardo Pommer dice que en la población mundial las causas de la infertilidad en las parejas se debe a un 33% por causas femeninas, un 33% por causas masculinas y por un 34% por causa mixta.

  • Dentro las investigaciones que realizo la Organización Mundial de Salud (OMS) en Chile dice que hay un 15% a 20% de parejas infértiles. Según datos a conocer en el Congreso de la Sociedad Española de la Infertilidad, dice que la infertilidad aumento alarmantemente en los últimos 10 años, hoy hay entre un 15 % a un 18% de parejas españolas que no son fértiles.

Las investigaciones realizadas por las junta de asesores de babycenter en Agosto del 2006, que alrededor del 10% de las parejas en edad reproductiva en los Estados Unidos tendrá dificultad para concebir.

Solo el 22.2% de origen femenino, un 16,7% corresponderían a causa mixta, un 14% a causa desconocida

El Instituto Valenciano de Infertilidad ( IVI) y Concibe – Centros de Reproducción a nivel nacional informa que se calcula que en México el 80% de las parejas identifican sus problemas de infertilidad después de 4 años .

La Doctora Adriana Ibarreche, gerente medico de área de infertilidad en Organon Mexicana comentó:

 

"De acuerdo a las estadísticas recientes los casos de infertilidad se han incrementado notablemente. Hace 20 años se diagnosticaban apenas un caso de cada 10 a 15 parejas, mientras que en la actualidad se tienen cifras de que una de cada seis parejas son diagnosticadas con problemas de concepción".

Percepción cultural

Desde épocas muy antiguas, la fertilidad humana ha sido un tema lleno de misterios y tabúes que inquietaron al ser humano en todas las civilizaciones. La búsqueda de respuestas a sus diversas cuestiones, se ha dado a lo largo de la historia y conforme a los conocimientos con los que se cuenta en cada momento. En siglos pasados se consideró que la persona infértil era siempre la mujer.

Así mismo la fertilidad fue y es vista como una bendición y la infertilidad como una maldición. Esta no solo repercutía en el plano biológico, sino también en la vida social e individual de la persona y la pareja. En Egipto se consideraba a la infertilidad como una causa para disolver el matrimonio, en la India, prescribían las Leyes de Manú (IX., 81) que "la mujer estéril se reemplazará al cabo de ocho años"; y en la antigua China, la infertilidad de la mujer  es decir la "esterilidad que le impidiera dar hijos al marido"- era causa de repudio marital (Libro de los Ritos Dadai, escrito durante la dinastía Han del Oeste, 206 a.N.E.). Actualmente en diversas sociedades se considera a la infertilidad como un obstáculo para cumplir la función reproductiva y socialmente esperada en la vida del hombre y la mujer. En una consulta realizada por "saludymedicinas.com.mx", la Dra. María Luisa Rodríguez Hurtado, catedrática en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que la capacidad de procrear es vista, culturalmente como algo que:

"nos hace mas o menos valiosos, y a veces se tiene la impresión de que la maternidad y paternidad son nuestra única finalidad. Esto es absurdo, ya que hay muchas otras cualidades que nos hacen apreciables como seres humanos, pero es verdad que se trata de una idea muy arraigada y de la que se deriva una gran presión social".

¿Cuando se detecta?

Gran parte de las mujeres actualmente planifican cuándo tendrán a sus hijos y por lo general es después de terminar sus estudios que buscan estabilidad económica y emocional para así enfocarse en la formación de su familia. Es en este momento que dejan de usar métodos anticonceptivos con su pareja y se encamina a embarazarse. Si no lo logran después de un tiempo, acuden al medico. Y es allí en donde, por lo general, puede enterarse de que presenta problemas para concebir. Es mas frecuente que sea ella quien busque al medico ya que la cultura machista bloquea al hombre para hacerlo parte de este problema.

Definición:

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española relaciona el termino "infertilidad" con "esterilidad" y lo define biológicamente como la incapacidad de un macho para fecundar o la incapacidad de la hembra para concebir.

The American Society for Reproductive Medicine define la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductor que afecta a la capacidad corporal para desempeñar la función básica de la reproducción.

Según la enciclopedia médica de Medline[1]la infertilidad es "la incapacidad para quedar embarazada después de 12 meses de relaciones sexuales (coito) sin protección". Sin embargo El Consejo Internacional de Difusión de Información [2]sobre Infertilidad hace énfasis en una pareja considerándola infértil si:

  • No han concebido después de más de 12 meses de mantener relaciones sexuales sin protección, o después de 6 meses si la mujer tiene más de 35 años de edad. La duración reducida para mujeres de más de 35 años se debe al rápido decline de la fertilidad a partir de esa edad, por lo que debería solicitarse ayuda más rápidamente.

  • No puede llevarse el embarazo a término.

Clasificación

Existen 2 formas en que se puede clasificar la infertilidad:

Infertilidad primaria: se refiere a aquellos individuos que no han logrado un embarazo o no han sido capaces de llevarlo a término.

Infertilidad secundaria: se refiere a individuos que sí han logrado terminar un embarazo y tener un hijo, sin embargo presentan problemas para tener otro.

Cabe mencionar que la infertilidad ya sea primaria o secundaria es la consecuencia de una o más enfermedades. Las causas de la infertilidad abarcan factores tanto físicos como emocionales que de una manera u otra afectan la esfera emocional de la persona.

Etiología

A. Entre las causas más frecuentes de la infertilidad femenina, están:

  • Ciertos trastornos hormonales

Algunos impiden la maduración de óvulos, el crecimiento de los folículos dentro del ovario o, la ovulación.

  • Problemas en los ovarios

Por ejemplo: el síndrome de ovario poliquístico en el cual los ovarios están cubiertos con múltiples quistes que son pequeños sacos no cancerosos. Esto impide que se produzca una cantidad de hormonas suficientes para la maduración de los óvulos.

  • Por daños o por la obstrucción de las trompas de Falopio

Esto impide el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide.

  • Por padecer endometriosis

Consiste en la inflamación del tejido interior del útero. Esta condición impide la implantación del huevo fecundado.

  • Por tener moco cervical excesivamente espeso

Este hecho dificulta el desplazamiento de los espermatozoides hacia el útero y trompas. Este problema se puede deber a infecciones cervicales, traumatismos durante el parto, cirugías previas o por la secreción en el fluido cervical de anticuerpos que inactivan a los espermatozoides.

  • Por padecer o haber padecido alguna enfermedad de transmisión sexual como la gonorrea.

  • Por el consumo excesivo y prolongado de pastillas anticonceptivas. Por padecer problemas inmunológicos.

B. Entre las causas más frecuentes de infertilidad masculina están:

Normalmente los hombres producen por lo menos 20 millones de espermatozoides por cada mililitro de semen. Cuando el número es menor el hombre es considerado de alto riesgo para la fertilidad.

  • La falta de movilidad de los espermatozoides

Hace que el desplazamiento por el útero y las trompas de Falopio, sitio en donde se produce la fecundación del óvulo, sea dificultosa. Esto disminuye a la posibilidad de que se efectúe la fecundación.

  • Producción de espermatozoides defectuosos

Estos no son capaces de penetrar la capa externe del ovulo. Haciendo a su vez imposible la fecundación.

  • Insuficiencia o nula producción de esperma,

Por lo general es ocasionado por problemas en los testículos o la obstrucción de conductos, problema conocido como varicocele.[3]

  • Por impotencia sexual o insuficiencia de potencia en la eyaculación.

  • Por problemas del sistema inmunológico u otras enfermedades, entre las que destacan algunas de transmisión sexual.

  • Por adicción a drogas o alcoholismo

Diagnostico y tratamiento: Infertilidad por factor femenino

Al hablar de infertilidad por factor femenino se hace énfasis en la incapacidad de concebir o llevar un embarazo a término debido a uno o más problemas específicos de la mujer. Este factor constituye

Pruebas Diagnosticas

Para realizar un diagnóstico adecuado de la infertilidad en el caso de la mujer, los médicos normalmente comienzan por obtener su historial médico referente a su ciclo menstrual, enfermedades pasadas, enfermedades transmitidas sexualmente, cirugías, si ha usado drogas o se encuentra expuesta a agentes químicos[4]Además, se le deben realizar ciertos exámenes, entre los que figuran:

  • Físico general: evaluación del estado de salud.

  • Examen pélvico: evaluación del tamaño, forma, posición y condición de los órganos reproductivos.

  • Papanicolau: recolección de mucosa de la vagina y del cuello uterino para un examen microscópico para determinar si está saludable.

  • Detección de enfermedades de trasmisión sexual: la frecuencia de estas condiciones, muchas veces sin síntomas, y su potencia para dañar el tracto reproductivo dan mucha importancia a estos exámenes.

  • Examen de orina completo: Este examen del tracto urinario averigua la posibilidad de infecciones, diabetes u otras condiciones médicas.

  • Análisis de sangre: este examen puede incluir un conteo sanguíneo completo, evaluación del tiroides, averiguación de glucemia, evaluaciones inmunológicas y también exámenes de niveles hormonales.

  • Ecografía transvaginal: antes se usaba la ecografía abdominal para la cual se requería tener la vejiga llena de líquido. Actualmente se usa progresivamente más la ecografía vaginal ya que con ésta las imágenes de los ovarios y el útero son más grandes y claras que con la abdominal, al situarse la sonda más cerca de los tejidos. Otra ventaja adicional es que es necesaria ninguna preparación especial para realizarla.

  • Evaluación inmunológica: se examinan los anticuerpos en la sangre para determinar si existe algún fenómeno inmunológico que sea responsable de la infertilidad.

  • Test postcoital: se toma una muestra del moco cervical de la vagina después del coito y se examina la presencia de esperma activa, la receptividad hormonal del moco y la posibilidad de infección. El examen es fácil y no causa dolor.

  • Biopsia endometrial: una pequeña muestra de tejido es tomada del fondo del útero (endometrio) para obtener evidencia de ovulación. Se hace durante la segunda mitad del ciclo menstrual. A veces causa calambres y manchas de flujo vaginal sanguinolento. En algunos casos se hace al mismo tiempo que se hace una laparoscopía.

  • Histerosalpingografía: este procedimiento es ambulatorio y se hace tan pronto termina la menstruación. Se inyecta un colorante radiopaco por el cuello hacia el interior del útero y las trompas de Falopio para delinear la cavidad del útero y muestra la condición de las trompas en los rayos X. Generalmente la paciente puede mirar en una pantalla mientras se lo hacen. Este procedimiento usualmente causa calambres.

  • Histeroscopía: se hace sólo o al mismo tiempo que se hace la laparoscopía; permite el médico reconocer efectivamente la cavidad del útero para examinar su forma y para determinar si existe cualquier anormalidad tales como fibroides o pólipos.

  • Laparoscopía: este procedimiento quirúrgico permite el médico observar directamente los ovarios, el exterior de las trompas de Falopio y el útero por medio de un instrumento insertado por una pequeña incisión hecha abajo del ombligo. En muchos casos se hace bajo anestesia general y no es ambulatorio. Este es usualmente el último procedimiento diagnóstico que se hace.

  • Hidrotubación: se pasa una tintura que es soluble en agua por las trompas de Falopio al mismo tiempo que se hace la laparoscopía. El médico puede observar directamente si la tintura fluye fácilmente desde las trompas hacia el interior de la cavidad pélvica.

Es esencial contar con la historia médica completa de la paciente y un examen físico de ambos miembros de la pareja para eliminar cualquier duda.

Tratamientos

Los tratamientos de la infertilidad pueden parecer complicados e intimidantes, pero en realidad muchas de las técnicas utilizadas para mejorar las posibilidades de un embarazo exitoso son bastante simples. A fin de reducir el estrés, que puede afectar negativamente la eficacia de los tratamientos de la infertilidad, es importante que los pacientes obtengan la mayor cantidad de información posible sobre las causas de la misma y los tipos de tratamientos disponibles. Estos se dividen en dos categorías principalmente: una consiste en lograr la fertilidad por medio de medicamentos o cirugía y la otra en utilizar tecnologías de reproducción asistida[5]

Algunos tratamientos son:

  • Inducción de la ovulación

Este método incluye la administración de medicamentos para la infertilidad a fin de inducir la ovulación. Este es especialmente útil para las mujeres con ciclos menstruales irregulares.

Algunos medicamentos:

El citrato de clomifeno

Las gonadotropinas

  • Fertilización in-vitro (FIV)

La fertilización in-vitro es un proceso de reproducción asistida llevado paso a paso, por medio del cual múltiples huevos son recuperados de los sacos existentes en los ovarios (folículos), fertilizados con esperma en laboratorio, hasta lograr por cultivo los primeros embriones que luego serán transferidos para su implantación en el útero.

En este tratamiento generalmente se utilizan dos tipos de hormonas, una para la estimulación del crecimiento de folículos múltiples en el ovario. y otra para suprimir la producción orgánica natural de la hormona luteinizante.

  • Inseminación Intrauterina (IIU)

La Inseminación intrauterina (IIU) es uno de los métodos más simples de reproducción asistida. En las mujeres que no ovulan regularmente, la IIU puede combinarse con la técnica de inducción de la ovulación con gonadotrofina (tales como la hormona folículo estimulante FSH).

La Inseminación intrauterina es un tratamiento que consiste en la introducción de esperma dentro del útero al momento de la ovulación. La IIU puede utilizarse en casos de infertilidad masculina o cuando no pueden hallarse causas evidentes de la infertilidad de la pareja

  • Transferencia intratubaria de gametos (GIFT)

La GIFT difiere de la FIV dado que los huevos recolectados del ovario son transferidos de regreso a las trompas de Falopio casi en forma inmediata luego de la recolección (junto con una pequeña muestra de esperma). Los médicos sólo tienen tiempo de examinar los huevos, seleccionar no más de tres y agregarles esperma antes de reubicar la combinación dentro de las trompas. Por ende, a diferencia de la FIV, la fertilización no tiene lugar en el laboratorio, sino en su entorno natural

Aspectos Psicológicos

6.2.1 Antecedentes

La infertilidad se ha llegado a considerar de muy diversas maneras: como deshonra, como inferioridad, como maldición o castigo de Dioses, e incluso en Egipto, se considero como una causa para la disolución del matrimonio

En los 70" a partir de los trabajos de Menning[6]se ha estudiado y descrito el impacto que tiene en la pareja la condición de infertilidad. Estos estudios ponen mayor énfasis en describir e interpretar las consecuencias psicológicas de la infertilidad profundizando en la descripción de la experiencia emocional de las personas que sufren esta condición.

Según un estudio realizado por la Dra. Rosario Domínguez & Cols, de la década del 80" en adelante, la mayoría de las publicaciones sobre la infertilidad son consistentes en señalar que la perturbación emocional es más una consecuencia de la infertilidad que una causa de la misma[7]

Así mismo, varios estudios revelan que el 10% de las parejas que sufren infertilidad están expuestos a un nivel intenso de estrés que los hace susceptibles a presentar cuadros depresivos y otras alteraciones emocionales. Cabe mencionar que los estudios psicológicos o psiquiátricos sobre el tema se han enfocado principalmente en mujeres infértiles.[8] [9]

En distintos países como Inglaterra, Australia y Estados Unidos se ha recomendado e incorporado la disponibilidad de la conserjería psicológica en clínicas de infertilidad. Sin embargo en Latinoamérica esta es una experiencia en desarrollo cuyo avance depende del país y el centro que se tome como referencia.[10] .

En 1999, Newton y colaboradores[11]desarrollaron, el "inventario de problemas asociados a infertilidad". Este esta compuesto por 5 escalas:

  • Aspectos sociales

  • Aspectos sexuales

  • Relación de pareja,

  • Rechazo a la vida sin hijos

  • Necesidad de hijos.

Estas escalas permiten evaluar la intensidad y cualidad de la respuesta emocional de cada persona contribuyendo a la orientación el trabajo del psicólogo.

Al parecer el estudio de la infertilidad y sus consecuencias psicológicas ha llamado la atención de muchos investigadores a través del tiempo. Pero aún así, falta mucho que descubrir acerca de esta temática.

Efecto de la Infertilidad en el Estado de Animo

La infertilidad, desde su diagnostico hasta el tratamiento y resultados ( ya sean positivos o negativos), representa una de las experiencias mas difíciles a la cual una persona puede enfrentarse durante su vida. Esta acarrea una serie de sentimientos y emociones que generan en la persona una crisis emocional, cuya superación dependerá en gran parte de su formación cultural, educación, madurez emocional e información sobre el tema.

A continuación se describirán paso a paso las situaciones que se generan durante este proceso, desde el deseo de tener un hijo hasta los resultados de un tratamiento, de esta manera la mujer puede tener una perspectiva general del problema.[12]

  • a) El deseo de tener un hijo

Desde que el hombre comenzó a socializar y a organizarse en unidades familiares, los hijos forman parte del crecimiento de estas unidades, así como también la continuidad de las mismas. Un hijo significa constancia a través del tiempo y es un miembro adicional que hará de los sueños familiares una realidad. En la actualidad, el momento de tener descendencia puede escogerse con plena libertad, ya que se cuenta con conocimientos y métodos que controlan la natalidad. En el inicio de un matrimonio, esto es un factor que demora el conocimiento de la existencia de la infertilidad en la pareja, ya que muchos escogen evitar la concepción durante los primeros meses o años de unión matrimonial. Cuando estas parejas deciden concebir, y suspenden el uso de estos métodos, pasa por lo menos un año antes que se enteren que algo anda mal.

  • b) Visita al medico

La pareja preocupada decide ir al médico, (generalmente es la mujer quien decide ir). Empiezan una serie de exámenes que pueden ser incómodos e invasivos, pero que son necesarios para poder saber lo que está ocurriendo y a qué se enfrentan.

La reacción emocional en estos casos es la ansiedad, y la inestabilidad del estado de ánimo

  • c) El diagnostico

El diagnóstico es el comienzo de todo un proceso y está destinado a revelar si hay o no un problema. Es el establecimiento de una relación causa – efecto y/o la identificación del problema en sí. Una vez que se inicia el proceso de diagnostico, la pareja es sometida a una montaña rusa de emociones, en el ir y venir del consultorio del medico. Realizan distintos exámenes para saber cuál es el problema.

Y cuando las sospechas se hacen reales, la primera respuesta es la negación. La mente se rehúsa a esta posibilidad, es un shock que produce sentimientos de pena, impotencia y angustia.[13]

  • d) La Búsqueda de soluciones y la Comunicación

Ante todo esto es muy importante la comunicación que tiene la pareja con el médico, es decir el médico debe explicar bien en qué consiste el problema y si la pareja tiene o no alternativas de tratamiento y cuales son. Si las tiene se analizan las posibilidades existentes, dependiendo del problema y las posibilidades económicas. Es importante tener claro las características del método elegido, sus consecuencias y efectos secundarios, conocer cual es la situación del tratamiento facilita la toma de decisiones.

El Diálogo entre la pareja debe ser muy clara y directa, y debe estar enfocada en la búsqueda de soluciones y no en encontrar un culpable. Esto es un punto que pocas veces lo aborda el profesional a cargo del diagnostico o tratamiento.

  • e) Tratamiento

Identificar el problema y someterse a tratamiento es el paso más importante y de mayor desgaste para las mujeres quienes se enfrentan a malestares físicos como dolores abdominales, las inyecciones y molestares hormonales y también entra en juego cambios la relación sexual con pareja que se torna un acto controlado y organizado en vez de placentero como solía ser. Todo gira a un entorno de la esperanza del embarazo en un ambiente agotador y desgastante. Todos estos factores afectan paulatinamente no de inmediato, pero si su estado de ánimo, provocando estrés, ansiedad o depresión.

  • f) Los resultados del tratamiento

 

En este punto el ambiente se encuentra dominado por el estrés y la ansiedad y los que existen 2 posibilidades: un resultado positivo y otro negativo. De ser positivo la pareja solo le resta seguir al pie de la letra las indicaciones del medico. Si resulta ser negativo y el tratamiento fracaso la esperanza se desvanece y pasa por un luto que en realidad que en realidad solo ellos comprenden, sentimientos como rabia, frustración y desesperanza hacen el proceso aun más doloroso. En este punto la comunicación continua siendo importante.

Distintos estudios han demostrado que las mujeres con problemas de infertilidad que se someten a programas y tratamientos de reproducción asistida, presenta niveles mas elevados de depresión. Si se decide empezar un nuevo tratamiento es recomendable tomar un tiempo para retomarlo pues la toma de dediciones apresuradas puede ser un inconveniente y el desgastes emocionales altísimos.

Depresión

Uno de los principales trastornos emocionales asociados a la infertilidad es la depresión. En la mujer infértil esta surge a raíz de la experiencia negativa por la cual pasan y un sin número de emociones que en conjunto la conllevan a caer en este estado. [14]

Al referirnos a trastornos mentales y emocionales existen dos clasificaciones internacionales importantes que aparecen en el Manual diagnostico y estadístico de los tratamientos mentales (DSM-IV) y la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), la primera es promocionada por la Asociación Americana de Psiquiatría (AAP) y la segunda por la Organización Mundial de la Salud, en estas clasificaciones la depresión aparece dentro de la categoría de Trastornos de humor (afectivos) y le denominan episodio depresivo.

Según el DSM IV los trastornos de humor se caracterizan por "una alteración en el humor o la afectividad principalmente en el caso de la depresión y la euforia. Muchos de estos trastornos son recurrentes y su inicio suele estar relacionado con acontecimientos o situaciones estresantes".

Según esta clasificación se considera que las características fundamentales de un episodio depresivo típico son:

  • Humor depresivo.

  • Perdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas.

  • Disminución de vitalidad que reduce su nivel de actividad.

  • Cansancio exagerado incluso luego de un esfuerzo mínimo.

Definición

Etimológicamente la palabra depresión proviene del latín "depressus" que significa abatido o derribado.[15]

En el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española el termino depresión aparece como "un síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquica, a veces con factores vegetativos". En algunos sitios webs de instituciones de la salud se pueden encontrar otras definiciones entre ellas:

The National Institute of Mental Health (NIMH) describe a la depresión como "una enfermedad que afecta el organismo principalmente el cerebro, el ánimo y la manera de pensar", haciendo énfasis en que un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza.

La "Organización Mundial de la Salud" define a la depresión como un trastorno mental presentado con el estado de ánimo deprimido, perdida de interés o de placer, sentimientos de culpa o baja autoestima, sueño perturbado, baja energía y falta de concentración.

Tipos de depresión

La depresión según los diagnósticos que se apliquen puede ser de diferentes tipos y darse por distintas razones.[16] A continuación presentaremos las depresiones más comunes y sus características:

 

  • a) El Trastorno Depresivo Mayor:

Se manifiesta por una combinación de síntomas que interfieren con la capacidad para trabajar, estudiar, dormir, comer, etc. Es decir, es un tipo de depresión que incapacita y altera la vida del paciente.

  • b) La Distimia:

La distimia, un tipo de depresión menos grave, incluye síntomas crónicos (a largo plazo) que no incapacitan tanto, pero sin embargo interfieren con el funcionamiento y el bienestar de la persona. Muchas personas con distimia también pueden padecer de episodios depresivos severos en algún momento de su vida.

  • c) Depresión Doble:

Esta es una complicación de la distimia. Los síntomas empeoran con el paso del tiempo y los pacientes sufren un episodio de trastorno depresivo mayor escondido tras la depresión crónica.

También llamado enfermedad maniaco-depresiva es una alteración de los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Quienes la sufren pasan alternativamente de la euforia o "manía" a la depresión, llegando a necesitar, en ocasiones, la hospitalización. Los cambios de estado de ánimo pueden ser dramáticos y rápidos, pero más a menudo son graduales. Cuando una persona está en la fase depresiva del ciclo, puede padecer de uno, de varios o de todos los síntomas del trastorno depresivo. Cuando está en la fase maníaca, la persona puede estar hiperactiva, hablar excesivamente y tener una gran cantidad de energía. Este trastorno, no es tan frecuente como los anteriores y si la manía se deja sin tratar puede empeorar y convertirse en un estado psicótico (El paciente pierde temporalmente la razón).

  • e) Trastorno Afectivo Estacional:

El trastorno afectivo estacional (SAD) se caracteriza por episodios anuales de depresión en otoño o invierno, que remiten en primavera y verano. En estas épocas pueden ser sustituidos por fases maníacas. Otros síntomas incluyen fatiga, tendencia a comer exceso (particularmente hidratos de carbono), a dormir invierno. Es importante destacar que los cambios estacionales suelen a todas las personas y que no por ello se debe confundir con una depresión estacional.

  • f) Trastorno Disfórico Premenstrual.

El síndrome de depresión severa, irritabilidad, y tensión que precede a la menstruación se conoce como trastorno disfórico premenstrual (PDD o PMDD) (también llamado trastorno disfórico luteínico tardío). Este trastorno suele afectar a un porcentaje mínimo de las mujeres (entre un 3 y un 8%) y su diagnóstico depende de la presencia de cinco síntomas típicos de la depresión severa, que aparecen durante la mayoría de ciclos menstruales, y que empeoran aproximadamente una semana antes del período menstrual y desaparecen después.

Diagnostico

El DSM IV considera los siguientes criterios para el diagnostico de un episodio depresivo mayor:

  • A) Presencia de cinco (o más) de los siguientes síntomas durante un período de 2 semanas, que representan un cambio respecto a la actividad previa; uno de los síntomas debe ser 1 estado de ánimo depresivo o 2 pérdida de interés o de la capacidad para el placer.

  • 1. Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi cada día según lo indica el propio sujeto (p. Ej., se siente triste o vacío) o la observación realizada por otros (p. Ej., llanto). En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.

  • 2. Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi cada día (según refiere el propio sujeto u observan los demás).

  • 3. Pérdida o aumento importante de peso sin hacer régimen (p. Ej., un cambio de más del 5 % del peso corporal en 1 mes), o pérdida o aumento del apetito casi cada día.

  • 4. Insomnio o hipersomnia casi cada día.

  • 5. Agitación o enlentecimiento psicomotor casi cada día (observable por los demás, no simplemente el sentimiento subjetivo de inquietud o lentitud).

  • 6. Fatiga o pérdida de energía casi cada día.

  • 7. Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casi cada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por el hecho de estar enfermo).

  • 8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi cada día (ya sea una atribución subjetiva o una observación ajena).

  • 9.  Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse

B) Los síntomas no cumplen los criterios para un episodio mixto.

C) Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D) Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o una enfermedad médica (p. Ej., hipotiroidismo).

E) Los síntomas no se explican mejor por la presencia de un duelo (p. Ej., después de la pérdida de un ser querido), los síntomas persisten durante más de 2 meses o se caracterizan por una acusada incapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad, ideación suicida, síntomas psicóticos o enlentecimiento psicomotor.

Relación entre Infertilidad y depresion

Diversos estudios han comprobado la estrecha relación existente entre un diagnóstico de infertilidad y desarrollo de episodios depresivos. Es bien conocido que las mujeres se deprimen con mas facilidad que los hombres y algunos estudios que apoyan la noción del impacto de la infertilidad en la función psicológica de la persona han demostrado que la incidencia de depresión en mujeres infértiles es el doble de la observada en la población femenina general (Aghanwa, H.S., Dare, F.O. & Ogunniyi, 1999; Beutel & Cols, 1999; Lukse & Vacc, 1999)

Domar, , Friedman, & Zuttermeister en un estudio indican que las mujeres infértiles presentan niveles de depresión y ansiedad equivalentes a otros problemas de salud/ enfermedad como el sida, el cáncer o alteraciones cardiovasculares. Las estadísticas muestran que en el 50 % de las parejas que tienen problemas de infertilidad,  tienen depresión

Otros estudios enfatizan la importancia del tratamiento de la depresión y el apoyo psicológico principalmente tratándose de mujeres que se someten a programas de reproducción asistida (Miranda C & Cols, 1996; Chiva H & Cols, 1997; Beutel & Cols., 199; Dommar & Cols, 1999).

Factores que afectan el estado de ánimo de la mujer infertil

Según el DSM IV un episodio depresivo se puede iniciar por distintas razones que abarcan desde problemas personales hasta psicosociales los cuales pueden ser temporales o permanentes, sin embargo mientras más vivencias negativas se experimenten mayor será el efecto que ocasione en la persona.

Mark R. y Arnold R. [17]confirman que diversos estudios han comprobado que las mujeres tienden a sufrir depresión el doble o el triple de veces más que los hombres. Ante esto se han presentado diferentes tipos de explicaciones psicosociales entre las más importantes están:

  • La discriminación social que impide que las mujeres adquieran dominio por autoaserción.

  • Las imágenes estereotipadas de hombres y mujeres que generan en la mujer un conjunto de valores clásicos femeninos inculcados.

En el caso de la infertilidad la mujer piensa, siente y actúa en forma distinta que el hombre. Las mujeres experimentan un grado de stress más elevado ante el diagnostico de infertilidad incluso aun cuando ella no es la del problema. Esto se debe posiblemente a un complejo de inferioridad física y a la opinión externa a la familia.

Así mismo experimentan un mayor número de emociones negativas como la soledad, culpa y rabia, además tienden a perder la concentración y experimentar alteraciones en la relación sexual, de pareja y bienestar propio.[18]

A lo largo del tiempo se ha enfatizado la importancia de la maternidad en el rol de mujer en la sociedad y la infertilidad se ha visto como una desgracia que derrumba su proyecto de vida. Igualmente otras creencias provocan que las mujeres infértiles se sientan devaluadas, menos mujeres, inútiles, incompetentes e incompletas.[19]

A todos estos sentimientos que afectan su autoestima se le suman la pena y vergüenza que surgen a raíz de presiones familiares y sociales que no hacen mas que generan angustia y desesperanza convirtiendo a la mujer infértil en su propia enemiga pues llega a perder la confianza en si misma.

Es así como la mujer infértil se ve afectada por sus emociones y la depresión en distintos ámbitos de su vida:

Ámbito Laboral:

  • Su rendimiento disminuye notoriamente pues su autoimagen se daña.

  • Falta de concentración

  • Desinterés por ir a laborar.

  • Continuas faltas durante el proceso de diagnóstico o tratamiento

Ámbito Social:

  • Se aísla paulatinamente de sus amigos y familiares para evitar preguntas sobre su problema.

  • Siente culpa al sentir envidia y celos por saber o ver a una mujer embarazada.

Ámbito Personal:

  • Manifiesta desgano y falta de motivación para realizar actividades que hacia de forma habitual.

  • Decaimiento total

  • Cambios de humor

  • Perdida de apetito sexual

  • Preguntas como Porque yo, Porque a mi se convierten en un cuestionamiento diario

Entre todas estas afectaciones, se destacan dos trastornos emocionales que van ligados a la infertilidad y que según el DSM IV son factores predisponentes para el desarrollo de un episodio depresivo, estos son la ansiedad y el stress:

  • La ansiedad: esta se genera fundamental por el deseo de tener hijos que lleva a la búsqueda de soluciones y respuestas positivas.

  • Stress: esta es una respuesta normal ante la presión social y familiar que se presenta y también la presión personal a la que nos sometemos a nosotros mismos.

En adición a este medio diagnostico los especialistas también cuentan con escalas de auto reportes. Entre ellas estan la del CES-DC y esta la de W.Zung (ver anexos B y C)

Tratamiento de la depresión

La depresión no es un simple estado de ánimo triste, ni un estado del cual la persona en este caso la mujer pueda sobreponerse sólo con voluntad. Sin un tratamiento los síntomas pueden durar semanas, meses o años. Los medicamentos antidepresivos no generan hábito ni crean dependencia, pero su uso debe estar supervisado por el médico.

Afortunadamente los trastornos depresivos son de los más tratables de la psiquiatría. Como afirma el doctor y académico Luis Risco, subdirector de la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile, una persona que sufre de depresión y que es adecuadamente tratada, debiera tener un buen pronóstico.

Actualmente existen muchas alternativas terapéuticas, sin embargo es casi impensable un tratamiento de la depresión sin psicofármacos, entre los cuales los antidepresivos son fundamentales.

La Organización Mundial de la Salud reconoce la atención primaria como un medio fiable con que se puede diagnosticar y tratar la depresión. A excepción de los casos complicados que deben ser referidos a la psiquiatra, debido a la posibilidad de un suicidio.

El tratamiento más eficaz de los trastornos depresivos es el tratamiento combinado, es decir, la administración simultánea de tratamiento psicológico y de tratamiento farmacológico. La OMS afirma que tiene una efectividad del 60% al 80% en donde los pacientes mejoran en su primer esquema terapéutico.

Al usar tratamiento farmacológico, es necesario comenzar con la dosis efectiva mínima e ir haciendo ajustes necesarios durante el transcurso del tratamiento. Los ajustes deben hacerse tomando en cuenta la respuesta al fármaco y los avances en la psicoterapia.

Tratamiento farmacológico

Tratar una depresión farmacológicamente generalmente tiene que ver con el consumo de grageas, donde entre los antidepresivos, la fluoxetina es una de las más populares. Llamada la "píldora de la felicidad. Este fármaco pertenece a la familia de antidepresivos inhibidores de recapturación de serotonina. Estas grageas son parte de la llamada segunda generación de fármacos contra este tipo de patología, cuyos resultados pretenden la disminución de los efectos secundarios

La médico psiquiatra de Clínica Dávila, Magda Vercellino Bertucci, afirma que la fluoxetina "actúa aumentando la concentración del neurotransmisor (serotonina) en la sinapsis. La serotonina es conocida como la molécula de la felicidad, ya que su presencia en adecuados niveles y en determinadas zonas del cerebro, permite que la persona tenga la sensación de bienestar".

Normalmente los antidepresivos necesitan de algún tiempo para alcanzar su potencial, es decir, que sus efectos nos son inmediatos, sino que su acción es lenta. Entonces, el paciente deberá tener paciencia, porque ellos necesitan alcanzar un nivel de concentración en la sangre. Una vez iniciado el tratamiento; se comienzan a notar las mejoras en 3 o 4 semanas. Como por ejemplo: una mejor calidad de sueño y una disminución de la tensión y ansiedad, Aunque en algunas personas la mejora no se nota hasta después de 6 o 8 semanas.

No todos los pacientes deprimidos requieren tratamiento farmacológico, primero se debe diferenciar la depresión clínica, de la tristeza o la angustia. De acuerdo con la intensidad de los síntomas, el médico debe decidir entre un manejo ambulatorio u hospitalario. De aquí la necesidad de un buen diagnóstico.

Tratamiento Psicológico

Muchas formas de psicoterapia, incluso algunas terapias a corto plazo (10-20 semanas), pueden ser útiles para los pacientes deprimidos. Las terapias "de conversación" ayudan a los pacientes a analizar sus problemas y a resolverlos, a través de un intercambio verbal con el terapeuta. Algunas veces estas pláticas se combinan con "tareas para hacer en casa" entre una sesión y otra.

 

Los profesionales de la psicoterapia que utilizan una terapia "de comportamiento" procuran ayudar a que el paciente encuentre la forma de obtener más satisfacción a través de sus propias acciones. También guían al paciente para que abandone patrones de conducta que contribuyen a su depresión o que son consecuencia de su depresión.[20]

Métodos de afrontamiento

Conocer los sentimientos que surgiran

Aunque cada mujer responde de forma distinta a la infertilidad dependiendo de cual sea su situación, la forma en que la afronte dependerá de sus recursos para enfrentar los problemas y su personalidad.[21]

Para que la tarea de afrontamiento de infertilidad le resulte más fácil, la siguiente información le permitirá observar las reacciones que usted tiene ayudándole a entender mejor su experiencia ya que por lo general la noticia es inesperada y la información sobre lo que significa tener un problema d e infertilidad es escasa.

Afrontar y superar la infertilidad necesita un esfuerzo físico y psicológico de su parte y por lo tanto es importante conocer cuales son estas emociones que surgirán debido a este problema.[22]

1. Shock:

Este es el primer sentimiento que surge ante un diagnostico de infertilidad pues luego de planificar durante años el llegar a tener un día un hijo y saber que tiene problemas para hacerlo desmorona sus planes de vida de repente y eso es impactante y difícil de aceptar.

2. Negación:

Si piensa: "No es posible que esto me este pasando a mi, el diagnostico puede estar mal" y niega su problema en vez de afrontarlo puede llegar a ser perjudicial pues esto le impide ver la realidad si se prolonga excesivamente.

3. Culpa:

La culpabilidad es muy común en estos casos, se piensa que se fue castigado o esta es la consecuencia de comportamientos anteriores, actividades sexuales anteriores o por algún aborto voluntario del pasado. Otras veces se siente culpable de privar a su pareja de poder tender hijos y no ofrecerle lo que tanto desea.

4. Desesperanza:

La desesperanza esta relacionada con la depresión y se da por los altos y bajos del ciclo de emociones que produce la infertilidad y sus tratamientos.

5. Rabia:

Esta es resultado del stress por el que se atraviesa y las pérdidas sufridas, además la incomprensión de los demás y el sentimiento de vergüenza ante la envidia y rabia que aparece al ver parejas con hijos o embarazadas.

6. Soledad:

Sentirse solo en esta situación es muy común y hace el afrontamiento más difícil. Muchas de las recomendaciones que se pueden recibir como "relájate, no pienses en eso y quedaras embarazada" te hacen sentir incomprendida y decides alejarte de tus amigos y familiares que no te entienden para evitar un mayor sufrimiento.

7. Depresión:

La perdida de poder tener un bebe y la ilusión de tener una relación con un niño, junto a la presión e incomprensión de familiares y amigos hacen de la depresión una respuesta común a la infertilidad.

¿Qué hacer?

  • Aunque el shock emocional dura poco tiempo se recomienda no dar paso a la autocompasión ni la desesperanza y buscar ayuda de profesionales que puedan aconsejarle el tratamiento mas adecuado a su problema.

  • No se culpe, no niegue estos sentimientos puede explicárselo a alguien a quien le tenga confianza, aproveche sus energías para luchar contra cualquier obstáculo y conseguir lo que ha propuesto.

  • Antes que todo se debe aceptar la situación, buscar la tranquilidad propia y tomar una actitud activa en la resolución el problema y positiva en la consecución de pasos a seguir. Pensar que cada intento fallido es un paso hacia la solución final y cada intento nuevo les acercara mas hacia el final

  • Escoja a alguna persona con quien compartir los sentimientos y dificultades por las que pasa. Utilice su experiencia para ayudar a personas que pasan por el mismo problema.

  • No permita que la infertilidad tome control de su vida. Acuerde un tiempo en el día para hablar del tema con su pareja, de esta manera se deja el tema abierto evitando la sensación de que el problema es dominante en su vida.[23]

  • Manténgase ocupada, practique técnicas de relajación especialmente si se encuentra en periodo de espera del resultado de al algún tratamiento de infertilidad.

  • Platique con su pareja la manera en que le gustaría dar la información a las demás personas.

  • El apoyo psicológico puede ser un mecanismo de ayuda, tanto individualmente como en pareja. Los profesionales de la salud mental, colaboran con la pareja en la toma de decisiones y ayudan a afrontar las posibles reacciones directamente relacionadas con el problema de esterilidad o con otras áreas.

  • Utilice la experiencia propia para ayudar a otras personas que se encuentren en una situación igual o parecida. De esta manera se valora todo lo que se ha aprendido durante el tiempo dedicado a buscar una solución al problema de esterilidad.

  • Evite tener información y pensamientos negativos que la lleven a un mal estado de ánimo.

  • Vuelva a sus actividades habituales, apóyese en su compañero par ano centrar sus intereses en el problema de infertilidad..

-Es habitual que determinadas situaciones como las vacaciones y los cumpleaños supongan un estrés adicional por el hecho de recordar el paso del tiempo y con ello la falta de hijos.

-Otra dificultad que se plantea pueden ser las visitas a los médicos. Ver mujeres embarazadas en la consulta y enfrentar resultados negativos en los tests. En la pareja se plantea la posibilidad de abandonar el tratamiento. Generalmente, muchas mujeres estériles viven el comienzo de cada ciclo menstrual como un suceso traumático[24]

Conclusiones

  • La infertilidad es la consecuencia de una o más enfermedades que afectan la capacidad de concebir. Este problema origina una serie de trastornos emocionales en la persona afectando su esfera emocional. Los principales trastornos emocionales asociados a la infertilidad son: la ansiedad, el estrés y la depresión.

  • Cuando la infertilidad provoca en la esfera emocional de la mujer el desarrollo de un episodio depresivo, por lo general se debe al estrés y ansiedad a la que esta se enfrenta, así mismo las presiones familiares y sociales la hacen sentir, moralmente devaluada y personalmente inútil, afectando gravemente su autoestima. Su sentido de autoeficacia decae totalmente y se siente marginada.

  • La depresión es de 2 a 3 veces mas frecuente en las mujeres que en los varones, sus características más comunes son: humor depresivo, pérdida de interés o placer, fatiga, cansancio exagerado y en algunos casos perdida de la autoestima.

  • Para una mujer tener problemas de infertilidad acarrea graves consecuencias en su vida. En el ámbito laboral, también se ve afectada, por su falta de concentración y desinterés. Pues sus pensamientos y energía están enfocados en su problema y le resta motivación para involucrarse. en actividades que antes realizaba habitualmente

  • El desconocimiento o falta de información sobre el tema de la infertilidad provocara en una mujer trastornos o emociones negativas mas fuertes, por lo tanto mientras mas recursos informativos tenga mayor será su capacidad para afrontar el problema de forma positiva y así mismo podrá obtener un diagnostico correcto que la lleve a escoger el tratamiento que mas le favorezca según su caso. La ignorancia sobre el tema demora la realización de un diagnostico y el inicio del tratamiento.

Recomendaciones

Estableciendo ya la correlación entre infertilidad y depresión; y conociendo las devastadoras concecuncias de esta ultima, se hace necesarias la búsquedas de soluciones. Esta búsqueda incluye tanto soluciones a las crisis como a la prevención de la misma. Diversos autores han emitido recomendaciones que son útiles en la investigación de las consecuencias de la infertilidad, como de la depresión. Entre las recomendaciones más importantes, tenemos:

A nivel personal:

  • Dejar el tema de la infertilidad abierto

  • Dedicar un momento determinado del día par hablar sobre las experiencias relacionadas a la infertilidad.

  • Procure evitar tener información fehaciente y pensamientos negativos que la lleven a un mal estado de ánimo.

  • Si cree que necesita ayuda psicológica no dude en buscarla.

  • Utilice su experiencia para ayudar a otras personas.

  • Relájese

A nivel de pareja:

  • Hablar con su pareja la forma en como le gustaría dar la información a los demás.

  • Preparen respuesta a las preguntas inesperadas que puedan hacerles sus amigos, familiares y compañeros de trabajo.

  • Proyecten hacia el futuro.

  • Hagan planes del ciclo del tratamiento. En caso contrario, discutan sobre otras posibilidades de paternidad.

  • Reafirmen los intereses habituales, no se centren solo en el problema de infertilidad.

  • Comuníquense abiertamente. Las dudas y los mensajes difíciles de descifrar, son motivo de más estrés.

  • Enfóquese en la relación. A menudo se abandona a la pareja, lo que provoca frecuentes rupturas.

A nivel medico:

  • Mantenga una buena comunicación con el medico.

  • No dude en preguntar lo que desee saber acerca del tema

  • Los profesionales de salud mental le ayudaran en la toma de decisiones y a afrontar reacciones relacionadas con este problema.

 

 

 

 

Autor:

Lezly Dos Santos Orovio

Daniela Montalvan Balladares

Adriana Montalvan Balladares

Jorge Fernando Marín Molina

Tutor: Dra. Carolina Herdocia Moncada

Leon, Nicaragua 2009

COLEGIO MI MUNDO

Monografias.com

[1] Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. y los institutos nacionales de salud.

[2] The International Council on Infertility Information Dissemination; http://www.inciid.org/

[3] Es una dilatación de las venas a lo largo del cordón que sostiene los testículos de un hombre (cordón espermático)..

[4] The Hormone Foundation; http://www.hormone.org/

[5] The hormone foundation; http://www.hormone.org/

[6] Menning BE. The emotional needs of infertile couples. Fertil Steril 1980; 34: 313-9.

[7] Domínguez Rosario & Cols; Estudio descriptivo de los aspectos emocionales asociados a la infertilidad y su tratamiento; Revista chilena de obstetrician y ginecologia; http://www.scielo.cl/scielo.php ?pid=S0717-75262002000100004&script=sci_arttext#8

[8] Oddens B, Tonkelaar I, Niuwenhuyse H: Psychosocial experiences in women facing fertility problems a comparative survey. Hum Reprod 1999; 14(1): 255-61.

[9] Domínguez R: Hombres y mujeres frente a la infertilidad. Bol Soc Chil Fert 2000.

[10] Domínguez V. Rosario, Psicóloga, Unidad de Medicina Reproductiva Departamento de Obstetricia y Ginecología, Clínica Las Condes- Chile; Psicología e Infertilidad ( Resumen), enero 2002.

[11] Newton CR.& Cols; The Fertility Problem Inventory : measuring infertility perceived stress. Fertil Steril.; Volume 72, Number 1, July 1999 , pp. 54-62(10)

[12] Lange Diego Dr.; Aspectos psicológicos de la pareja infértil; http://www.monografias.com/trabajos65/psicologia-pareja-infertil/psicologia-pareja-infertil.shtml

[13] http://www.zocalo.cl/infertilidad/

[14] Moreno Rosset, C. ANSIEDAD Y DEPRESIÓN: PRINCIPALES TRASTORNOS ASOCIADOS A LA INFERTILIDAD. I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero - 15 de Marzo 2000, Conferencia 28-CI-F: [30 pantallas]. Disponible en:  http://www.psiquiatria.com/congreso/mesas/mesa28/conferencias/28_ci_f.htm

[15] Mendez Sebastian, Depresion; http://www.innatia.com/s/c-combatir-la-depresion/a-definicion-de-depresion.html

[16] National Institute of Mental Health de EE.UU; http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/tipos-de-depresi-n.shtml

[17] Rosenzweig. Mark R, Leiman Arnold R., Psicologia Fisiológica; pág. 664-668

[18] Oddens, B.J., Den Tonkelaar, I. & Nieuwenhuyse, H. (1999). Psychological experiences in women facing fertility problems: a comparative survey. Human Reproduction, 14, 255-61

[19] Lange Diego Dr.; Aspectos psicológicos de la pareja infértil; http://www.monografias.com/trabajos65/psicologia-pareja-infertil/psicologia-pareja-infertil.shtml

[20] NIMH; http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/psicoterapias.shtml

[21] Bringhenti, & Cols, G.B. (1997). Psychological adjustment of infertile women entering IVF treatment: differentiating aspects and influencing factors. Acta Obstet. Gynecol. Scand., 76, 431-

[22] Domínguez Rosario & Cols, Estudio descriptivo de los aspectos emocionales asociados a la infertilidad y su tratamiento; Revista chilena de obstetricia y ginecología; Santiago  2002; http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-75262002000100004&script=sci_arttext

[23] Lange Diego Dr.; Aspectos psicológicos de la pareja infértil; http://www.monografias.com/trabajos65/psicologia-pareja-infertil/psicologia-pareja-infertil.shtml

[24] http://www.zocalo.cl/infertilidad/


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.